Noticias Taurinas


 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias taurinas en México

 

La Plaza México presenta una temporada de lujo

Javier Sordo habló de la importancia de los 11 primeros carteles

Tauroplaza México dio a conocer los once primeros carteles de la Temporada Grande 2018-2019 en el ruedo del coso de Insurgentes, donde el gerente operativo, Mario Zulaica, dio a conocer los primeros carteles de una campaña cuya fase inicial está comprendida entre el domingo 11 de noviembre y el domingo 13 de enero.

En esta concurrida velada sorprendió la contratación de Andrés Roca Rey y Diego Urdiales, así como el doblete de Sergio Flores y la presencia de Diego Ventura y Enrique Ponce en la corrida inaugurlal, que fueron algunas de las noticias más celebradas por la gante que acudió al evento que tuvo lugar en el ruedo del coso de Insurgentes.

Después de que Mario Zulaica, el Director Taurino, reveló cada una de las combinaciones, cedió la palabra al ganadero y empresario Javer Sordo Madaleno, quien agradeció el apoyo de don Alberto Bailleres González, su socio en la empresa, y a los diversos matadores que se juegan la vida y señaló la relevancia entre toro y torero como fuente de valores. En su intervención también mencionó la variedad y el equilibrio de los carteles, según se puede apreciar en el video que acompaña esta nota.

Las carteles son las siguientes:

Domingo 11 de noviembre. Dos toros de Villa Carmela para rejones y seis de Barralva para el rejoneador Diego Ventura, Enrique Ponce, Octavio García “El Payo” y Luis David.
Domingo 18 de noviembre. Toros La Estancia para Ignacio Garibay, que se despide, Sebastián Castella y Diego Silveti.
Domingo 25 de noviembre. Dos toros de Reyes Huerta para rejones y cuatro de Arturo Gilio (de encaste Domecq), para el rejoneador Andy Cartagena, Arturo Macías y Leo Valadéz.
Domingo 2 de diciembre. Toros de Xayay para Diego Urdiales, Octavio García “El Payo” y Sergio Flores.
Domingo 9 de diciembre.  Toros de Santa Bárbara para Jerónimo, Antonio Ferrera y Juan Pablo Sánchez.
Miércoles 12 de diciembre. Corrida Guadalupana. Toros de  diversas ganaderías para Morante de la Puebla, Joselito Adame, Sergio Flores y Andrés Roca Rey.
Domingo 16 de diciembre. Toros de Boquilla del Carmen  para la despedida de  Juan José Padilla, Arturo Saldivar y Fermín Espinosa “Armillita”.
Domingo 23 de diciembre. Corrida de banderilleros. Toros de Barralva para Alfredo Ríos “El Conde”, que se despide, Uriel Moreno “El Zapata” y José Luis Angelino.
Domingo 30 de diciembre. Corrida de rejones. Toros Enrique Fraga para Jorge Hernández Gárate, Emiliano Gamero y Andrés Rozo, los Forcados Mazatlecos y los Forcados Amadores de Montemor (Portugal).
Domingo 6 de enero. Toros de Rancho Seco para Fabián Barba, Ernesto Javier “Calita” y Diego Sánchez.
Domingo 13 de enero. Toros de San Mateo para Federico Pizarro, que se despide, Fermín Rivera y Gerardo Adame.

 

Mario Zulaica mencionó que se encuentran a la espera de concretar la segunda parte de esta temporada, pretenden captar público nuevo y llenar la plaza en varias ocasiones en el presente ciclo. De igual manera, se notificó que el sábado 27 de octubre termina el canje del derecho de apartado.

Los carteles de esa segunda parte de la campaña se van a confeccionar con las ganaderías y e el elenco que están pendientes, como el caso de Julián López “El Juli” o Los Encinos, y se buscará dar oportunidad a los que hayan triunfado en la primera parte, tal y como se hizo el año pasado, con el fin de incentivar la rivalidad y premiar a los toreros mexicanos más destacados.

 

 

El Tablon de Fiesta en Hidalgo 

18/10/2018

 

Para el próximo martes 30 de octubre en la población de El Tablón se llevará a cabo un festival de feria en honor a San Judas Tadeo a las 16:00 horas.

En el cartel están anunciados Manolo Mejía, Alejandro Martínez Vértiz, Manolo Sánchez Mejías y Diego Garmendia, quienes lidiarán novillos de la ganadería de La Paz.

 

Los Adame reajustan agenda en GDL

Con la finalidad de fortalecer las agendas de los toreros anunciados

A través de un boletín de prensa, la empresa Espectáculos Taurinos de México dio a conocer algunos ajustes para las presentaciones tanto de Joselito como de Luis David Adame en la plaza de toros Nuevo Progreso de Guadalajara, para la próxima temporada que está por comenzar, es por ello que sus respectivas administraciones informaron lo que sigue:

Domingo 21 de octubre, toros de Villa Carmela para Antonio Ferrera, Octavio García “El Payo” y Luis David Adame.
Domingo 11 de noviembre, toros de San Miguel de Mimiahuápam para Juan José Padilla, Sebastián Castella y Joselito Adame.

 

Asimismo, se pide la comprensión de los aficionados, en el entendido de que si alguno no se encontrara de acuerdo con los cambios anunciados, tiene derecho a pedir reembolso de su boleto, de acuerdo a lo estipulado con el reglamento taurino vigente de la ciudad.

 


 

 


 

Mario del Olmo Sánchez: arquitecto de la vida

…La arquitectura y la tauromaquia, su afición, tlaxcalteca por…

Dentro de la arquitectura encontramos palabras o expresiones que nos invitan a la reflexión sobre la construcción de la vida y nuestro ser. Una de ellas es Genius Loci expresión cuyo origen proviene de la época romana y se definió en un inicio como el espíritu protector de un lugar.

Por su parte, el poeta inglés Alexander Pope lo estableció como un principio importante en el diseño de paisaje, adaptando los diseños al contexto en que se ubican. De ahí que se entienda que cada quien adecua su bosquejo ante el espacio habitable y el tiempo en el que se encuentra, yendo más allá de simples cosas materiales, percibiendo su espacio, ayudando a dar solidez y soporte al proceso de nuestro existir.

En esa búsqueda de cimentar su persona, el arquitecto Mario Cesar del Olmo Sánchez encontró en Tlaxcala ese espacio habitable y halló el contexto que permitiera la dualidad entre su profesión, la arquitectura y la tauromaquia, su afición. Tlaxcalteca por adopción, Mario Del Olmo comenzaría a edificar su identidad, siendo en un tentadero en la ganadería de Zotoluca y a invitación de su amigo Hugo García Méndez González, donde tendría su primer contacto con la tauromaquia. A partir de ese momento, comenzaría la relación Del Olmo-Tlaxcala, Tlaxcala- Del Olmo.

En su anhelo por ser torero, busco el consejo de alguien que estuviera cerca del medio, encontrando en el matador Jorge Aguilar “El Ranchero” su principal mentor. Su caminar como torero le llevo a participar en 16 festejos de luces y sumar muchos festivales, como aficionado practico, con la misma ilusión de sus inicios. Las andanzas del señor Mario del Olmo en este mundo, le permitiría conocer a personajes del medio, con quienes compartió alegrías y pesares, propias de esta actividad. De entre ellos los matadores de toros Antonio Sánchez “Porteño”, Rodolfo Rodríguez “El Pana”, Gabino Aguilar, Raúl Ponce de León, Miguel Villanueva, el novillero Jorge Riveroll entre otros

Pero no solo toreros, también forjo una estrecha amistad con ganaderos de lidia como Raúl González, Romárico González, Darío González, Felipe González padre e hijo, Mariano y Daniel Muñoz, Manuel De Haro, José Velázquez, José González Dorantes, Manuel González, Mariano y José Antonio González Zarur, Hugo García Méndez González, Gonzalo Iturbe, Julián Hamdam por mencionar algunos, obteniendo conocimientos acerca de la crianza y manejo del ganado bravo, permitiéndole acrecentar su amor por el toro de lidia.

Los caminos de la vida le llevaron por el rumbo de la arquitectura, donde asentaría aún más las bases de su persona y compaginar con su profesión, su pasión por la fiesta de los toros. Dentro de la Trayectoria profesional del arquitecto Mario del Olmo destaca: sub-director de proyectos del CAPAFCE, jefe de proyectos del DDF, Jefe de proyectos del arquitecto, Pedro Ramírez Vázquez, sub-director de apoyo técnico del senado de la republica, auditorio de la Guelaguetza en la ciudad de Oaxaca. También ha impartido conferencias en escenarios como el Palacio de Bellas Artes, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional.

Su labor como arquitecto en pro de la tauromaquia se vio reflejado en recintos como: plaza de Toros “Monumental Apizaco” (hoy llamada Rodolfo Rodríguez “El Pana”). Apizaco, Tlaxcala, plaza de Toros “Monumental Villahermosa”. Villahermosa, Tabasco, plaza de Toros “Coroneo”, Coroneo, Guanajuato y la plaza de Toros “Antonio Velázquez” del Restaurante Arroyo. Ciudad de México.

Pero su trabajo no solo ha sido en plazas de toros, también en haciendas de ganaderías de bravo como De Haro, Brito, Julián Hamdam, El Grullo, José Velázquez entre otras… aportando con ello un granito de arena a una actividad que tantas satisfacciones le ha dado.

Tlaxcala como tierra fructífera, permitiría a Mario del Olmo Sánchez no solo hacer grandes amistades, también sería el paisaje donde diseñó el contexto de su vida, echando raíces y formando una familia compuesta por cuatro hijos, dos varones y dos féminas. Los dos varones, Mario y Mariano heredaron de su padre su desbordante afición, llegando a incursionar en el difícil arte del toreo, como matadores de toros.

El trato afable y el amor por la fiesta brava, revestiría la figura de Mario César del Olmo Sánchez, permitiéndole construir un entorno único, ganándose la admiración y respeto de todo quien tiene oportunidad de conocerle. Por ello, su figura será motivo de un homenaje por parte de Gobierno del Estado, a través de Secretaria de Turismo, Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Patronato de Feria Tlaxcala, Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino y el Gremio Taurino de la entidad el próximo 3 de noviembre, en la corrida donde están anunciados Jerónimo, Angelino de Arriaga y Gerardo Sánchez (que toma la alternativa), lidiando reses de la debutante San Miguel del Milagro, propiedad del matador en retiro Raúl Ponce de León.

Un homenaje, más que merecido, a quien ha entregado cuerpo y alma a su pasión y cuyas acciones le han permitido considerarle un arquitecto de la vida.

 



 

 

Noticias taurinas en España

 

NOTICIAS Durante su ponencia en Murcia

‘Propongo reducir la sangre en los espectáculos taurinos’

19/10/2018 17:00

Joaquín Moeckel, durante su discurso en Murcia I MUNDOTORO 

MUNDOTORO > Madrid

Joaquín Moeckel ha propuesto reducir la sangre en los espectáculos taurinos. Aboga por limitar el número de estocadas, descabellos y/o puntillas a 2 o 3. Establecer igualmente a modo de estudio para su valoración, la utilización del perno de descabello cautivo en la lidia como sistema más efectivo de muerte del toro.

El célebre abogado sevillano realizó estas declaraciones en su ponencia en el II Congreso Internacional de Tauromaquia que se celebra en Murcia, e incidió en que se reduzca la dualidad legislativa que choca entre la libertad de empresa que debe existir y ordena la Directiva 123/2006 (Bol Kestein) y la excesiva norma jurídica que pretende regular la lex sería de la lídia y la actividad taurina  pues eso estaría directamente enfrentado a la creación artística libre

Otras de las reformas que propuso Moeckel es la posibilidad de que los carteles puedan estar abiertos por un joven espada sin respetar la antigüedad de la alternativa, aunque sólo sea los dos primeros años como matador.

Terminó su charla diciendo aquello de: ‘si yo fuera un dictador prohibiría todas las corridas de toros, como no lo soy no me pierdo ni una’.

 

 

Joaquín Moeckel: «La mejor defensa de la Fiesta no es la jurídica, sino la de la afición, la pureza y el toro»

MurciaActualizado:

Preguntas y respuestas, cuestiones y reflexiones. De todo hubo en la brillante conferencia del letrado Joaquín Moeckel, que acaparó la atención de todos los asistentes al II Congreso Internacional de Tauromaquia.

El abogado disparó (y respondió) preguntas como estas para abrir boca en Murcia:

«¿Es deseable que las Comunidades regulen? Sí, porque eso indica que los toros toros importan. ¿Es conveniente? Unas veces sí y otras no: depende en qué Comunidad, su proximidad… Dos reglamentos distintos en el pueblo de Extremadura que choca con el de Andalucía es un poco ridículo». No faltaron las cuestiones del querer (a la Fiesta): «Si abogas porque haya un reglamento taurino pero por otra aprietas para impedir la celebración…. Eso es un “me queréis con la boca pero no con el corazón”».

Moeckel fue más allá y ahondó en el «choque frontal de difícil solución entre las normativas de la Unión Europea que hablan de libertad de empresa, mientras en España tenemos un exceso normativo».

Y siguió con preguntas de esta guisa, con la gente sin pestañear:

¿Se puede regular el arte? ¿Alguien se imagina a un comisario diciendo en una ópera si se ha desafinado o no? ¿Por qué ese exceso de celo taurino?

¿Hasta qué punto podemos llegar a la autorregularización? ¿Por qué el fútbol se puede autorregular y los toros no? ¿Puede ser el indicio de que podamos copiar cosas de nuestra muy amada Francia?

¿Es necesario que un grupo de tres o cuatro veterinarios para ver un toro mientras que solo hay un médico para antender a una población flotante?

¿Nos están llevando a un animalsimo en el que se trata mejor a los animales que a las personas? Una vez leí un acta veterinaria que decía que el toro estaba triste. Y yo dije: pues se le habrá muerto la madre…

Y tras las preguntas lanzó mensajes en corto y por derecho, a modo de mandamientos para quienes los quiera oír y aplicar:

-Debemos expulsar el exceso de normativa taurina.

-Por encima de la ley, está el arte, que no puede regularse milimétricamente.

-Un exceso de normativas taurinas choca frontalmente con la normativa europea de libertad de empresa.

-Ni se pueden poner los toros por decreto ni se pueden quitar por decreto.

-No es cuestión de todos. Es cuestión de toros.

-Me parecen fenomenal las manifestaciones antitaurinas siempre que no insulten y sean desde el respeto. Ello ejercen su libertad y yo la mía de ir a los toros.

-El ataque no son las personas que nos increpan, el ataque animalista es mucho más sibilino y organizado.

-El Tribunal Constitucional dio pistas al colectivo antitaurino de cómo atacar a la Fiesta. No había nada que celebrar.-

-Los animales no tienen derechos, porque no son sujetos de obligaciones. Yo tengo derechos porque tengo obligaciones.

-El discurso del bienestar animal no lo compro: he visto personas que hablan a los animales y les preguntan si tienen hambre, si están solitos… Y a 20 metros han visto a un mendigo entre cartones y ni le han mirado. No compro ese discurso de supremacía moral. –

Moeckel también puso una especie de «basta» a distintas defensas manidas de la Fiesta. «Hay que cambiar el discurso, ese de que somos muchos y de que damos muchos puestos de trabajo, de que los toreros se juegan la vida. Todo eso es muy rancio. No tengo que justificar que me gusta la Fiesta. La única ley que protege la Fiesta es la afición, la pureza y el toro en la plaza». Y un zasca: «La mejor defensa no es la jurídica, sino la calidad del espectáculo». También, entre las caras de sorpresa, comentó un polémico tema: ¿Por qué un novel no puede abrir cartel y evitar eso de “da la alternativa para no abrir?

Moeckel abogó por cambiar la mentalidad, el discurso y tanta justificación frente a los antis. «Pierdan los complejos». Y remató: «El toro es la cuna de la libertad entre las libertades. Si yo fuera un dictador aboliría todas las corrdias, como no lo soy, no me pierdo ni una». A lo Pérez de Ayala. Un abogado del siglo XXI para la Fiesta del siglo XXI.

 

 


 

TELEVISIÓN Este sábado, en La 2 de TVE

La emotiva despedida de Padilla, en ‘Tendido cero’

19/10/2018 13:05

Este sábado en La 2 de TVE I MUNDOTORO

MUNDOTORO > Madrid

‘Tendido Cero’ vivió en Zaragoza junto a Juan José Padilla su intensa jornada de despedida. La mañana junto a su familia y allegados, las emociones, sus reflexiones y la tarde triunfal con que culminó el cierre de su campaña de adiós de los ruedos españoles, quedan recogidos en un amplio reportaje.

Junto a la despedida de Padilla, la Feria del Pilar ocupará otros apartados en la sección La Crónica, la lidia en solitario de seis toros por parte de El Juli y el Olé estará dedicado a las faenas de Manzanares y Alejandro Talavante quién al terminar su actuación anunció su retirada temporal de los ruedos.

También se detallará lo sucedido en el final de la temporada en Las Ventas donde hubo dos caras: la cornada muy grave sufrida por Rubén Pinar y el brillante éxito del mexicano Isaac Fonseca al alzarse con el certamen “camino hacia Las Ventas“. Los aficionados y abonados de la Monumental madrileña se pronunciarán sobre la intención de Plaza 1 de sortear los carteles para la próxima feria de San Isidro.

Otros aspectos de la actualidad se detendrán en la denominada corrida total celebrada en Illescas donde Alberto Aguilar se cortó la coleta y el festival a beneficio de la Hermandad de la Macarena que tuvo lugar en Sevilla. En este festejo se presentó Manolo Vázquez, nieto de quién fuera gran figura que precisamente se retiró un 12 de octubre en la Maestranza. Treinta y cinco años después esa tarde perteneciente a la mejor historia de esta plaza ocupa la sección De Memoria con testimonios del torero de San Bernardo a los pocos días de cortarse la coleta.

El espacio se cerrará con un recuerdo del pintor, escritor y escenógrafo Eduardo Arroyo fallecido esta semana, quién sintió por los toros una de sus grandes pasiones.

 


 

 

MÉXICO Comenzará el próximo 11 de noviembre

Una temporada muy grande

19/10/2018 08:17

Así fue la presentación de la Temporada Grande I TAUROPLAZA MÉXICO

MUNDOTORO > Madrid

Diez corridas de toros y una corrida Guadalupana componen la primera parte de la Temporada Grande, presentada por Mario Zulaica en medio de una gran expectación, y que contó con la sorpresa de la presencia de Andrés Roca Rey, que además estará en el cartelazo del 12 de diciembre junto a Morante de la Puebla, Joselito Adame y Sergio Flores.

Diego Ventura, Enrique Ponce, Diego Urdiales y Antonio Ferrera son algunos de los españoles anunciados en esta primera parte del serial, junto con la despedida de Juan José Padilla, que será el domingo 16 de diciembre junto a Arturo Saldivar y Fermín Espinosa ‘Armillita’.

Desde la empresa se anunció que ya se está trabajando en la segunda parte de esta Temporada Grande, para la que esperan también llenar la plaza en varias ocasiones.

Domingo, 11 de noviembre; Diego Ventura, Enrique Ponce, Octavio García “El Payo” y Luis David. (Villacarmela y Barralva)

Domingo, 18; Ignacio Garibay, Sebastián Castella y Diego Silveti. (La Estancia)

Domingo, 25; Andy Cartagena, y a pie Arturo Macías y Leo Valadéz. (Reyes Huerta y Arturo Gilio)

Domingo, 2 de diciembre; Diego Urdiales, Octavio García “El Payo” y Sergio Flores. (Xayay)

Domingo, 9; Jerónimo, Antonio Ferrera y Juan Pablo Sánchez. (Santa Bárbara)

Miércoles, 12; Corrida Guadalupana; Morante de la Puebla, Joselito Adame, Sergio Flores y Andrés Roca Rey. (Varias ganaderías por designar)

Domingo, 16; Juan José Padilla, Arturo Saldivar y Fermín Espinosa “Armillita”. (Boquilla del Carmen)

Domingo, 23; Alfredo Ríos “El Conde”, Uriel Moreno “El Zapata” y José Luis Angelino. (Barralva)

Domingo, 30; Jorge Hernández Gárate, Emiliano Gamero y Andrés Rozo, con los Forcados Mazatlecos,  Portugeses y los Amadores de  Montemar. (Enrique Fraga)

Domingo, 6 de enero; Fabián Barba, Ernesto Javier “Calita” y Diego Sánchez. (Rancho Seco)

Domingo, 13; Federico Pizarro, Fermín Rivera y Gerardo Adame. (San Mateo)

 


 

MURCIA

Ponce: “La cultura de un pueblo no se decide con unas papeletas”

El valenciano defiende la fiesta de los toros en la inauguración del II Congreso Internacional de Tauromaquia

Por Redacción APLAUSOS
viernes 19 de octubre de 2018

 


 

FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

Emilio de Justo por Paco Ureña en Lima

Ampliar

Emilio de Justo por Paco Ureña en Lima

El torero extremeño confirmará su alternativa en Acho el próximo 11 de noviembre

Por Redacción APLAUSOS
jueves 18 de octubre de 2018

 

La empresa gestora de la plaza de toros de Lima (Perú) ha anunciado que Emilio de Justo cubrirá la baja de Paco Ureña en la próxima Feria del Señor de los Milagros.

De esta forma, el torero de Torrejoncillo confirmará su alternativa en el bicentenario coso de Acho, donde actuará el próximo domingo 11 de noviembre junto a Alfonso de Lima y Álvaro Lorenzo lidiando astados del hierro peruano de El Olivar. De Justo, tras convertirse en la gran revelación de la temporada en Europa, suma de esta forma su primera fecha en la campaña americana.

 


 

Los españoles que van a los toros están más interesados por la cultura que la mayoría

El 9,5 por ciento de la población están interesados en los festejos taurinos

Solo 289 mujeres están inscritas en el Registro de Profesionales Taurinos frente a los más de 10.000 hombres

Los toros serían el tercer espectáculo cultural, según las estadísticas del Ministerio analizadas en el II Congreso Internacional de Tauromaquia

 

MurciaActualizado:

Para los amantes de los datos, muchos y muy significativos se pusieron sobre la mesa en “La Tauromaquia en la sociedad española del siglo XXI“, la ponencia que estrenaba la segunda jornada del II Congreso Internacional de Tauromaquia en Murcia, organizado por esta Comunidad y el Ministerio de Cultura.María Angeles Pérez Corrales, directora de Estadísticas Culturales en el Ministerio, dio a conocer los últimas cifras analizadas, las de la temporada 2017.

Vayamos por partes:

Festejos en plaza: 387 corridas (una más que en 2016), 115 festejos de rejones y 220 novilladas.

Profesionales registrados en 2017: 825 matadores, 826 novilleros con caballos, 2.404 sin picadores, 416 rejoneadores, 2.972 banderilleros, etc.

Por sexo: en el total de profesionales (10.959), solo 289 son mujeres.

Los resultados indican que en 2016 el número total de profesionales inscritos en el Registro General era de 10.692 profesionales. De ellos, 276, el 2,6% eran mujeres, frente al 97,4% de hombres. Por lo tanto, el pasado año hubo un ligero crecimiento. Si se consideran las categorías profesionales, 823 se correspondía en 2016 con matadores de toros, el 7,7% del total; 3.168 novilleros con o sin picadores, el 29,6%; 405 rejoneadores, el 3,8%; 2.918 banderilleros y picadores, el 27,3%; 180 toreros cómicos, el 1,7%, y 3.198 mozos de espada, que representa el 29,9% del total de inscritos en el Registro.

La encuesta realizada por el Ministerio, a través de un muestreo a 16.000 personas mayores de 15 años con la fórmula de la entrevista directa, se incluye en el Plan Estadístico Nacional.

Pérez Corrales, que se refirió -como indicamos en líneas superiores- a la temporada 2017, destacó un porcentaje: el 9,5 por ciento de la población va a espectáculos taurinos. También se puso de relieve que el aficionado a los toros prefiere la televisión a internet: el 17% frente al 1,4 por ciento.

Las tasas de participación son mayores en varones que en mujeres.

Según los datos extraídos por el Ministerio de Cultura, los toros serían el tercer espectáculo cultural de España en vivo (por delante el teatro y la música actual), con la salvedad de que en el resto hay muchas más entradas regaladas.

Razones por las que los encuestados que no asisten a los toros dicen no ir: “no les interesa, es caro, poca oferta en su zona”. Esas son las barreras principales de asistencia, seguidas por “escasa información y no tener con quien ir”.

En la interante exposición de Pérez Corrales, se habló de las encuestas “cruzadas”. Se incidió en el perfil cultural del espectador taurino, interesado más por otras temáticas de nuestra cultura que otros ciudadanos que no asisten a los toros. Así, si en la población general va el 34,4 por ciento a museo, la tasa de asistencia es mayor entre aquellos que van a los toros, con el 40,5 por ciento. Lo mismo en visitas a monumentos: del 42 al 57%; lectura, del 62,2 al 65,8%; teatro, del 23 al 31%; ópera, del 2,6 a la 4,6; ballet, del 7 al 10; cine, del 54 al 58; música, del 24 al 34.

“Somos entonces un poco más cultos que los demás”, se escuchó al finalizar la ponencia, moderada por Gonzalo Bienvenida y en la que también intervinieron Borja Cardelús y Jesús Muñoz. El director de la Fundación del Toro de Lidia aseguró que en España “no sabemos hacer guerras culturales” y el periodista de Teseo se refirió a la transformación del arte en publicidad para hacer campañas atractivas con el fin de atraer más público a las plazas.

 


 

II Congreso Internacional de Tauromaquia

Los toros son el tercer espectáculo de masas tras los museos y los conciertos

Los aficionados tienen una mayor participación cultural que el resto de los ciudadanos

Pinturas de Velázquez y Murillo en la exposición ‘El reencuentro con Velázquez’, celebrada en Sevilla. Paco Puentes

Los espectáculos taurinos son el tercer espectáculo de masas tras la asistencia a museos y conciertos de música actual, según los datos recogidos por el Ministerio de Cultura, y que ha expuesto María Ángeles Pérez Corrales, directora de la División de Estadísticas de este departamento, en el II Congreso Internacional de Tauromaquia, que se desarrolla en Murcia.

Los festejos taurinos ocuparían el tercer puesto entre los espectáculos culturales que se celebran en directo; quedan excluidos, de este modo, el fútbol, considerado como un evento deportivo, y el cine, al que no se asiste en directo. Uno y otro cuentan con un mayor número de espectadores que los toros.

Asimismo, los asistentes a espectáculos taurinos registran un mayor consumo de productos culturales que el resto de los ciudadanos.

Los datos estadísticos de Cultura, basados en 16.000 encuestas que se realizan cada cuatro años, señalan que el 9,5 por ciento de los españoles acude alguna vez a un espectáculo taurino reglado, y asciende al 17 por ciento los que los siguen por medios no presenciales, fundamentalmente la televisión y, en menor medida, internet.

Los asistentes a museos supondrían el 23,2%, y el 24,5% quienes acuden a conciertos, tanto de música clásica como moderna. El número de espectadores de los toros es superior a los que de ópera, danza, zarzuela, ballet, danza y circo.

De cualquier modo, Pérez Corrales destacó, además, que los aficionados a los toros manifiestan un mayor interés cultural que el resto de los ciudadanos en otras manifestaciones artísticas como las citadas anteriormente.

Otros datos estadísticos referidos a la temporada de 2017 señalan que se celebraron 387 corridas de toros, una más que el año anterior; 220 novilladas con caballos, 20 más que en 2016, y 155 espectáculos de rejoneo, 17 menos.

Dos de cada cinco corridas se celebraron en Andalucía o Madrid, comunidades seguidas por Castilla-La Mancha y Castilla-León.

En el registro de profesionales taurinos figuran inscritas 10.959 personas, de las cuales solo 289 (2,6%) son mujeres, la mayoría de ellas dedicadas al rejoneo.

Esta mesa redonda, dedicada a la tauromaquia en la sociedad del siglo XXI, también contó con la participación de Borja Cardalús, director general de la Fundación del Toro de Lidia, y Jesús Muñoz, representante de Teseo, empresa de comunicación taurina.

Cardalús contó los aspectos fundamentales del Plan Estratégico de la fundación para promocionar y defender la fiesta de los toros, basados en la necesidad de una mayor conexión social y en el grave problema que supone el animalismo, “una corriente que pretende suplantar el humanismo”, según sus palabras.

Consideró que, además, este movimiento supondrá “un holocausto cultural, económico y ecológico”, y concluyó que “en esta guerra nos jugamos nuestra identidad y manera de ser como sociedad”.

El representante de Teseo afirmó que el objetivo de su empresa es “la normalización de la tauromaquia en la sociedad”, y animó a romper moldes en la comunicación taurina y hacerlo sin complejos”.

 

 


 

 

Análisis de la temporada de la Maestranza

Sevilla, el año que se indultó a “Orgullito”

 

El Juli con el ganadero Justo Hernández, después del indulto de “Orgullito”

El Juli escaló una de las cumbres de su vida taurina cuajando y logrando el perdón de la vida de un gran toro de Garcigrande en la pasada Feria de Abril. En Primavera brilló la ausencia de Morante, que esperó hasta San Miguel para su reencuentro con la plaza de la Maestranza. El coso del Batarillo acogió un total de 28 funciones, en las que actuaron 27 matadores de toros, 3 rejoneadores, 20 novilleros con picadores y 18 aspirantes en el ciclo de promoción.. En la temporada en las taquillas lució hasta en cinco ocasiones el cartel de “No hay billetes”. Todo ello lo analiza con acierto @ardelmoral en este informe.

Actualizado 19 octubre 2018

Álvaro R. del Moral, El Correo de Andalucía

El festival del pasado día 12 supuso el cierre sentimental de la temporada 2018 en la plaza de la Maestranza. El largo clarinazo que marcaba el final de aquella tarde inolvidable –por lo que pasó en el ruedo y fuera de él- también sentenciaba un año en el que, como en botica, ha habido de todo. Hablamos de una temporada que tuvo que aguardar las estrategias de Morante –esperó a San Miguel para su doble cita sevillana- para poner en pie su verdadera columna vertebral: la Feria de Abril. Pero el diestro de La Puebla ya había escenificado antes su compromiso maestrante después de la falsa o estratégica retirada del año anterior. Lo hizo llevándose a Ramón Valencia hasta su casa de La Puebla para que estampara su firma sobre la mesa de despacho que perteneció a Gallito. El empresario cogió la carretera pensando que aún podía convencerlo para estar en abril. Pero no pudo ser…
Morante dejó llegar la Feria del Caballo de Jerez para iniciar su particular campaña de la mano de Manolo Lozano. Para entonces, el ciclo abrileño ya había entrado en la historia gracias al indulto de ‘Orgullito’, el célebre toro de Garcigrande que embistió con bravura ‘posmoderna’ en el capote y la muleta del mejor Juli. Son las cosas del toreo. El diestro madrileño había bajado a su propio infierno hace algo más de un lustro, en esta misma plaza y con un toro de Victoriano del Río que le infirió una de las cornadas más graves de su vida. La providencia quiso que fuera un animal de otro de sus hierros predilectos, cinco primaveras después, el que le elevara al cielo en una grandiosa actuación que ya forma parte de los anales del coso. Pero es que El Juli se encontró esa misma tarde con otro ejemplar de altísima nota al que cortó dos orejas un punto desmesuradas para un trasteo algo más tibio.

 

El siguiente matador del palmarés abrileño fue José María Manzanares pero… ¿Qué le pasa a Josemari? En primavera se acercó a sus mejores fueros con un excelente ‘cuvillo’ al que toreó de forma excepcional aunque, eso sí, dejando la impresión de guardarse algo dentro. Esa misma impresión volvería a repetirse con otro toro de nota, el mejor del decepcionante envío de Juan Pedro Domecq, al que cuajó sin clamor y mató de cine. Se llevó tres orejas para Alicante pero, posiblemente, puede y debe estar mejor tal y como demostraría hace casi tres semanas en la Feria de San Miguel. El alicantino, ahora sí, estuvo cerca de sus mejores fueros y rozó la Puerta del Príncipe. Aún le queda un tranquito para recuperar su mejor ser. Se le sigue esperando.

El tercer triunfador del ciclo abrileño, otro año más, es Pepe Moral. Ya había cortado una oreja a la corrida de Las Ramblas -un festejo desambientado y varado en tierra de nadie- gracias a su excelso toreo al natural. Pero salió resuelto a triunfar en la miurada sorteando, además, el mejor lote del envío. Se llevó dos orejas que estuvieron a punto de ser tres. A partir de ahí, su papel volvió a cotizar al alza. ¿Y qué decir de Roca Rey? El paladín limeño salió revalorizado de Sevilla por Abril preparando su papel de gran triunfador de la temporada española. Pero Roca aún tenía una última tarde en San Miguel que se acabó convirtiendo en decepción. El impresentable y podrido encierro de Matilla escogido para la ocasión –la ganadería charra ya había encallado en primavera- impidió el triunfo que venía buscando el joven matador limeño para redondear su año. El asunto escoció, y mucho. Aún sigue coleando.

Ferrera, el gran triunfador de 2017, anduvo cerca de llevarse otro trofeo esbozando su nueva versión manierista que, visto lo visto, ha sido menos rentable que ese clasicismo natural que enamoró el año anterior. Cuidado… Detengámonos en el extraño caso de Talavante: gustaron las bonitas faenas que endulzaron el mal trago de los toros de Matilla en abril; desesperó la incompetencia absoluta con la que despachó la de Garcigrande y enamoró su gran trasteo al tercer ‘cuvillo’ que le sirvió de desagravio. Hace algunos días ha anunciado su retirada por tiempo indefinido. ¿Estará en Sevilla en 2019?

Pero hay más cosas buenas que contar de la Feria de Abril, como la proyección que anuncia Pablo Aguado, entregado, templado y natural con un buen lote de Torrestrella. Lo confirmaría fuera de Sevilla en las pocas oportunidades que le han dado y lo rubricaría en el otoño madrileño. Merece estar bien colocado el próximo año. Tampoco hay que olvidar el trofeo que se llevó Ponce sin terminar de despeinarse con un buen ‘garcigrande’; dejemos también en el cuadro de honor abrileño la versión más genuina de El Fandi; el arte y ensayo de Curro Díaz o los esfuerzos de Ginés Marín. Menor entidad, ésa es la verdad, tuvieron los trofeos obtenidos por Bolívar o Garrido aunque tampoco hay que olvidar el que le pidieron con fuerza a Padilla, que protagonizó una apoteósica despedida del coso sevillano en su comparecencia septembrina.

Poco más hay que contar de la temporada de los matadores en el coso maestrante. Cadaval tomó la alternativa en un cartel de lujo pero enseñando progresos. En el limbo se quedaron toreros como Lama, Serna, Adame, Perera o Román, que resultó herido. También hay que mencionar la mala suerte de Escribano o los esfuerzos de Luque en la decepcionante corrida de Victorino. Mucho menos recuerdo dejaron Javier Jiménez, El Cid o Castella aunque será mejor olvidar las actuaciones de Juan Bautista –otro de los toreros retirados este año- y, sobre todo, la de López Simón. Ah, y Morante: cumplió las dos tardes de San Miguel dejando aislados paisajes con figuras. Pero no le embistió ni uno solo de los cuatro toros que despachó. No nos olvidamos de los rejones. La empresa programó un festejo de mero relleno que hizo brillar aún más la ausencia de Diego Ventura, que se marchó a Espartinas el mismo día y a la misma hora para encerrarse con seis toros. Puede, debe y tiene que volver a Sevilla.

Aún hay sitio y tiempo para un apresurado repaso ganadero, empezando por las decepciones. La peor corrida fue la de Matilla, que volvió a fracasar sin paliativos en septiembre provocando un gran escándalo en una de las tardes que más y mayor expectación habían despertado; un único ejemplar -de muy buena nota- salvó la de Juan Pedro en abril que sí lidió una gran corrida de toros en septiembre. En la Feria también fallaron los esperados encierros de Jandilla y Victorino. A partir de ahí se pueden reseñar ejemplares sueltos dentro del desigual envío de Victoriano del Río; también sirvieron tres de Las Ramblas; dos en la de Torrestrella; hasta tres en la ganadería debutante de La Palmosilla; tres o cuatro en la noble corrida de El Pilar; dos excelentes toros en el serio encierro de Fuente Ymbro y un nobilísimo cuarto miura. Dejamos aparte Garcigrande y Cuvillo. Se acercaron al ideal del toro de Sevilla

 

DE LAS NOVILLADAS

La empresa programó seis novilladas picadas en las tardes de los domingos de mayo y las noches de los jueves de junio que dejaron un sabor más agrio que dulce. La primera en golpear fue la ganadera sevillana Rocío de la Cámara que lidió un estupendo encierro que sumó excelente presentación y buen juego que puso en evidencia a la terna que lo estoqueó. Hay que tirar de notas para recordar que David Salvador cortó una oreja y, a su manera, salvó los muebles en medio del suspenso general.

La misma canción se iba a repetir el domingo 28 de mayo. La novillada se había anunciado de Guadaíra pero acabó siendo remendada borrada del mapa por los tres novillos que lidió Fuente Ymbro. Hubo uno excelente, otro de auténtica revolución y un tercer ejemplar potable que dejaron cacareando y sin plumas a Ángel Sánchez, Carretero y Téllez.

Las tornas cambiaron, para bien, el día del Corpus. Era, sobre el papel, el cartelito de mayor alcurnia pero el pobre acabó echando la pata a los ricos. Hablamos del ecijano Ángel Jiménez, felizmente renacido a la profesión, que supo enhebrar la calidad expresiva de su toreo a una renovada raza de novillero antiguo. Se llevo una oreja de peso y marcó el nivel más alto de este ciclo de novilladas picadas. Silvera se curró ese día otro trofeo, apoyado en la contudencia de su espada. Cadaval, que volvió en septiembre para hacerse matador con absoluta dignidad, mostró mejor y mayor disposición que otras tardes. Ah, los novillos del Parralejo sirvieron…

En el cuarto festejo llegó la nocturnidad, también un frío inesperado. Hay que anotar la entrega y las ganas de hacer las cosas bien de Calerito pero la novillada de Dolores Rufino fue un áspero bocado que dejó al descubierto la escasa preparación de Jesús Muñoz. Pacheco, que completaba la terna, mostró oficio pero no dejó huella. Mucho más entretenido fue el quinto festejo: Gustó la solvencia de García Navarrete, agradaron las formas de Carlos Ochoa y cayó de pie Daniel de la Fuente, muy jaleado por los suyos, en su debut con caballos. Quedaba la sexta novillada: los novillos de Partido de Resina dieron poquísimo juego…

Aún hubo una séptima novillada como prólogo a la feria de San Miguel en la que estaba cantada la presencia del ecijano Ángel Jiménez para llenar el primer casillero en blanco que había dejado la empresa en marzo. Se le sumaron Juan Silva ‘Juanito’ y Francisco de Manuel, que no barajaron demasiadas opciones con el encierro de Talavante que se había reseñado. Eso sí, el portugués Juanito enseñó calidad y disposición.

 

CICLO DE PROMOCIÓN

No hay que olvidar que las noches de los jueves del mes de julio. A la final llegaron El Primi, de Cañada Rosal y presentado por la Escuela de Sevilla, como el rondeño Pablo Páez. Completaba el cartel el toledano Juan José Villa ‘Villita’, que se presentaba por el centro ‘Yiyo’ de la Comunidad de Madrid. Habían cortado otros trofeos en los festejos clasificatorios el extremeño Manuel Perera y el valenciano Borja Collado, que reunió méritos para sumarse a esa final que se llevó de calle Villita por capaz, compuesto, resolutivo y entregado.

 

La temporada 2018 en cifras y datos

La empresa Pagés, comandada por Ramón Valencia, ha organizado 28 festejos en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla durante la temporada 2018. De ellos, 15 fueron corridas de toros, 1 corrida de rejones, 7 novilladas con picadores, 4 novilladas sin caballos y 1 festival a beneficio de las obras asistenciales de la Hermandad de la Macarena, que queda fuera de los cómputos oficiales. Ése fue el único festejo, además del habitual ciclo de promoción del mes de julio, que se organizó fuera del abono presentado en marzo por la empresa.

En esta campaña han actuado un total de 27 matadores de toros en la plaza de la Maestranza. Fueron Antonio Ferrera, José María Manzanares, Roca Rey, Curro Díaz, Pepe Moral, Román, Javier Jiménez, Lama de Góngora, Pablo Aguado, Luis Bolívar, Joselito Adame, Rafael Serna, Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, Manuel Escribano, Daniel Luque, Enrique Ponce, Julián López ‘El Juli’, Sebastián Castella, Juan Bautista, López Simón, José Garrido, Ginés Marín, Juan José Padilla, Manuel Jesús ‘El Cid’, David Fandila ‘El Fandi’, Morante de la Puebla y Alfonso Cadaval, que tomó la alternativa en la feria de San Miguel después de actuar como novillero en el abono.

El elenco de novilleros con picadores anunciados en el abono –veinte en total- lo formaron Toñete, David Salvador, El Adoureño, Ángel Sánchez, Diego Carretero, Ángel Téllez, Ángel Jiménez, Emilio Silvera, Alfonso Cadaval –antes de su doctorado otoñal-, Miguel Ángel Pacheco, Jesús Muñoz, Juan Pedro García ‘Calerito’, García Navarrete, Carlos Ochoa, Daniel de la Fuente, Curro Durán, Kevin de Luis y Aquilino Girón además de Juan Silva ‘Juanito’ y Francisco de Manuel que con Ángel Jiménez –único novillero que repitió en el abono– formaron el cartel de la novillada que había quedado en blanco para abrir la feria de San Miguel.

El elenco de actuantes se completa con los rejoneadores Sergio Galán, Andrés Romero y Lea Vicens, además de los 18 novilleros sin picadores que participaron en las tres novilladas clasificatorias del ciclo de promoción de nuevos valores del mes de julio. Fueron Fernando Gandullo (Escuela de Camas), Álvaro López (Sanlúcar de Barrameda), Alejandro Cano (Escuela Linense), Primitivo López ‘El Primi’ (Escuela de Sevilla), Juan José Villa ‘Villita’ (Escuela Yiyo), Jorge Martínez (Escuela de Almería), Curro Jurado (Dos Hermanas), Carlos Enrique Carmona (Madrid), Cristóbal Ramos ‘Parrita’ (Murcia); Manuel Martín (Escuela de Salamanca), Pablo Páez (Escuela de Sevilla) y Jesús García (Fundación El Juli). El triunfador fue Villita, que llegó a la final junto a El Primi y Páez.

Toca abordar el apartado ganadero. En las corridas de toros se lidiaron toros de las siguientes ganaderías advirtiendo que algunas de ellas lo hicieron bajo dos y hasta tres hierros distintos: Victoriano del Río y Toros de Cortés; Las Ramblas, Torrestrella, La Palmosilla; Hermanos García Jiménez, Olga Jiménez y Peña de Francia; Victorino Martín; Garcigrande y Domingo Hernández; Núñez del Cuvillo, El Pilar; Jandilla y Vegahermosa; Juan Pedro Domecq, Fuente Ymbro y Miura. La de rejones fue de Fermín Bohórquez.

En las novilladas picadas saltaron al ruedo reses marcadas con los siguientes hierros: Rocío de la Cámara, Cortijo de la Sierra; Guadaíra remendada con tres reses de Fuente Ymbro; El Parralejo, Dolores Rufino, López Gibaja, Partido de Resina y Alejandro Talavante. En las novilladas de promoción del mes de julio fueron estoqueados sendos encierros de Villamarta, Carlos Núñez, Cayetano Muñoz y Jandilla.

En el apartado de trofeos (recordamos que se excluye el festival) se llegaron a cortar 36 orejas. De ellas, 21 fueron en corridas de toros; 4, en el espectáculo de rejones; 5, en las novilladas picadas y 6, en las sin picar. Los toreros más orejeros fueron El Juli, que cortó cuatro orejas incluyendo los dos trofeos simbólicos del indulto de ‘Orgullito’. Ha sido el único matador que ha abierto la Puerta del Príncipe en todo el año. Cuatro orejas son también las que cortó José María Manzanares y tres las logradas por el matador palaciego Pepe Moral. Les siguen, con dos orejas en el esportón, Alejandro Talavante, Roca Rey, el rejoneador Andrés Romero y el novillero sin picadores Juan José Villa ‘Villita’.

 

Un único trofeo lograron los diestros Pablo Aguado, Luis Bolívar, Enrique Ponce, José Garrido, El Fandi y Juan José Padilla; los rejoneadores Sergio Galán y Lea Vicens; y los novilleros David Salvador, Ángel Jiménez, Emilio Silvera, García Navarrete y Kevin de Luis además de los novilleros sin picadores El Primi, Pablo Páez, Borja Collado y Manuel Perera.

 

Si hablamos de vueltas al ruedo hay que reseñar que de las 22 totales, 9 se dieron en una corrida de toros; 6 en las novilladas picadas y 7, en las sin picar. El matador de toros Curro Díaz llegó a dar dos. Y una sola vez recorrieron el anillo Ferrera, Escribano, Garrido, El Juli, Padilla, Manzanares y Cadaval; los novilleros David Salvador, Ángel Téllez, Ángel Jiménez, Miguel Ángel Pacheco, Daniel de la Fuente y Juanito además de los aspirantes Fernando Gandullo, Alejandro Cano, Jorge Martínez, Curro Jurado, Carlos Enrique Carmona, Jesús García y Antonio Muñoz.

 

De la misma forma hay que recordar que el cartel de ‘no hay billetes’ se colgó hasta en cinco ocasiones.

 

►Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía”, se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/

http://elcorreoweb.es/toros/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENTREVISTA CON JOSÉ LUIS BENLLOCH

López Gibaja, 25 años de un sueño

Ampliar

López Gibaja, 25 años de un sueño

Celebran un cuarto de siglo como ganaderos de bravo. Antonio llega a la entrevista con un jeep desmilitarizado que utiliza para bregar con el ganado y da un toque cinematográfico a las escenas de campo. Los López Gibaja son una familia madrileña de Alcobendas, donde los abuelos de Antonio, labradores…

Por José Luis Benlloch
jueves 18 de octubre de 2018

 

Oliva de Plasencia, Cáceres. Las calles se retuercen con encanto abriendo paso al coche. Se siente la paz urbana tan añorada en las grandes urbes. Una carreterilla lleva a las ruinas romanas del Arco de Cáparra, esa es la dirección que nos indican.

-¿Los Baldíos, por favor?….

-Todo seguido. No hay equívoco.

Y no lo hubo. Poco después dos pilarones de granito marcan la entrada. Ganadería de Antonio López Gibaja seguido de la reseña completa de la misma, el hierro, la antigüedad, la divisa… todo esculpido en piedra, nos sitúa definitivamente. Un cuidado carril nos conduce a un segundo pórtico. ¡Oooh…! No he visto cosa parecida. Cuatro monumentales columnas de granito, recias y magníficas, unidas por unas rejas de hierro forjado, frenan y atraen a la vez. La fastuosa columnata franquea la entrada final a Los Baldíos, finca de antigua tradición en la cría del bravo. Semejante pórtico en medio de la rusticidad campera de la zona no tiene por menos que sorprender al recién llegado. Cuatro columnas rematadas con vistosos capiteles y otras tantas cabezas de toros esculpidas para la ocasión, en realidad dos toros y dos cabestros fundidos en bronce, obra del abulense Nacho Martín, de impresionante trapío, advierten de la singularidad del lugar.

Los Baldíos perteneció hasta 1996 a Luciano Cobaleda, ganadero de los célebres patas blancas y desde tiempo inmemorial está partida en dos por el Camino de Santiago, que transcurre entre sus cercados y conduce a los peregrinos a la mismísima plaza compostelana del Obradoiro

Este año en Los Baldíos están de celebración. El patriarca de la casa cumple veinticinco años en la apasionante aventura de criar toros bravos. Hemos quedado con Antonio López Rivas, su hijo, desde 2009 responsable principal de la aventura, que nos recibe solícito. Llega con un jeep desmilitarizado, tiene una colección, que utiliza para bregar con el bravo y da un toque cinematográfico a las escenas de campo. Los López Gibaja son una familia madrileña, de Alcobendas, donde los abuelos de Antonio, labradores, tenían ganado manso y de labor. Del manso, cuando llegó el momento oportuno, pasaron a criar caballos cartujanos, ilusión en la que continúan dedicados con gran reconocimiento en el sector. Él mismo es juez internacional de Caballos de Pura Raza Española, PRE. Y sin dejar los pura sangre arrancaron con el bravo y en ello continúan. Veinticinco años ya dedicados a esa quimera: que embistan bravos y nobles, la cuadratura del círculo.

Los Baldíos tiene su punto de contradicción con su denominación. Y es que no cabe tierra menos baldía ni mayor aprovechamiento del territorio, doscientas cincuenta hectáreas, cuidadas, equipadas, cultivadas y gestionadas ganaderamente al máximo nivel. No hay un palmo de territorio desaprovechado. La prueba más evidente durante esta visita son los herbazales que verdean todos los cercados y sobre todo los lomos de las vacas, lustrosas y gordas como cochinos que se mueven parsimoniosas y hartas ante nuestra presencia. La historia ganadera de estos predios va mucho más allá de los López Gibaja aunque hayan sido ellos quienes los hayan puesto en el punto actual. Los Baldíos perteneció hasta 1996 a Luciano Cobaleda, ganadero de los célebres patas blancas, y desde tiempo inmemorial está partida en dos por el camino de Santiago, que transcurre entre sus cercados y conduce a los peregrinos a la cita con el apóstol. Unos mojones con la concha del peregrino y flechas amarillas jalonan el camino y acreditan que estamos en la Vía de la Plata, la que lleva hasta la mismísima plaza compostelana del Obradoiro.

En manos de los López Gibaja, Los Baldíos fueron sometidos a una transformación radical. Los nuevos ganaderos trajeron la luz y el agua, dicho sea coloquialmente, que son los primeros lujos de una finca ganadera, lujos imprescindibles, cabría añadir, que la ponen en valor. En realidad implantaron la infraestructura necesaria para asegurar algo tan fundamental como el agua al margen de los caprichos que dicte la providencia meteorológica. Un depósito monumental, la envidia del entorno, con sus veinte metros de altura, es además un referente visual para no perderte entre los encinares. Me cuenta Antonio que aquella atalaya almacena 150.000 litros de agua que mediante la maquinaria necesaria le arranca a la tierra a 200 metros de profundidad y llega por su peso a todos los cercados, cada uno con sus bebederos automáticos y pesebres perfectamente pensados con una cubierta y una plataforma de hormigón que protege a los ganados del barro en las épocas de lluvia.

La vacada la forman doscientos largos de vacas y nueve sementales que se los echa el día de la Virgen de La Paz, patrona de Alcobendas, y los retira el 31 de mayo, con un gran éxito como se desprende del noventa por ciento de parición que alcanza cada año

Si le añadimos su buen suelo y su buen techo, en realidad tierra mollar y un encinar sano, se comprenderá su buen cartel entre las fincas de bravo. Todo en Los Baldíos denota amor a los ganados y buena cartera. Las cercas de forja y las paredes de piedra son un buen ejemplo de ello. Cinco años tardaron los obreros llegados de Ahigal en completar el perímetro piedra a piedra con una simetría y un cuido propios de otra época. No solo se ocuparon de la fachada, en las tripas de Los Baldíos se fue racionalizando todo y de cada uno de los enormes cercados originales Antonio mandó que hicieran cinco, partición que hace el manejo de los ganados más operativo y fácil. “Todos están comunicados por pasos canadienses”, me hace reparar el ganadero.

“Hemos hecho una buena temporada. A nuestros novillos les han cortado orejas en Madrid, Sevilla y Murcia… pero ahora quiero disfrutar de la ganadería y entiendo que el sitio para ello está en el mundo de las novilladas, sin renunciar a los buenos escaparates”

En la actualidad la vacada la forman doscientas quince vacas, una cantidad suficiente para poder estar en las ferias y a la vez tener la ganadería muy controlada. Doscientos largos de vacas y nueve sementales que se los echa el 24 de enero, día de la Virgen de La Paz, patrona de Alcobendas, y los retira el 31 de mayo, con un gran éxito, como se desprende del noventa por ciento de parición que alcanza cada año, cifra de la que Antonio se muestra especialmente satisfecho.

LA JABONERA ÚNICA

El jeep se mete en el hato de vacas. Cuidadosamente, con tacto y temple, como quien no quiere la cosa, Antonio maniobra para ir buscando el posado de las más guapas y de las más significativas y las deja a disposición de la cámara de Arjona y de la Moleskine en la que tomo notas. Una jabonera, la única de la camada de esa capa, se sale de ojo. La vaca, presumida como niguna, que se deja retratar con la rastra, tiene su historia particular. Llegó a Los Baldíos como un empeño personal de Antonio, al que le gustaba ese pelo y no lo veía en su casa ni lograba que entrase en ninguno de los lotes que iba adquiriendo cada año, hasta que en una de las compras en lo de Lola Domecq aprovechó el trato para llevarse la jabonera. “La jabonera o ninguna”, planteó, y se la regalaron. “Era añoja y estaba sin tentar”, recuerda. La toreó Varea cuando le apoderaba Santiago López y fue extraordinaria. Como ese año tocaba la U para nombrar las becerras aprobadas, lo tuvo fácil, le puso Única de nombre.

Las hay también coloradas, mulatonas y negras como moras en una representación cromática exacta del encaste Domecq, la mayoría de ellas con el hierro de El Torero y las más jóvenes con la AL de casa. Están en los cercados más amplios, lo que permite que se hagan las remolonas y huidizas ante las cámaras. Las grullas, que al parecer ya hace tiempo que se enteraron de la calidad y la abundancia de las bellotas de Los Baldíos, acuden en bandadas y acaban de darle un recurso animado a las fotos de Arjona. Se lo deben decir entre ellas: ¡El jalo bueno está en Los Baldíos! y algo parecido deben pensar las cigüeñas que desde las torres que les han instalado parecen hacer guardia en la plaza en los días de tentadero.

EL TRATO

La historia estrictamente ganadera de la casa comenzó en 1993 con la compra de parte de la ganadería de El Álamo, propiedad de Manolo Hurtado, que por aquel entonces estaba formada con vacas de núñez a las que los Gibaja añadieron sementales del Marqués de Domecq y posteriormente un jandilla hijo de Bienvenido. No fue una mala combinación, pero los gustos de los toreros y cierta desigualdad en el juego que daban en la plaza frenaba la ansiada velocidad de incorporación a las ferias e invitaba a un cambio. Así que cuando en 2009 Antonio hijo se hace cargo directamente de la ganadería varió la fórmula de una manera radical, eliminó cualquier referencia núñez y se fue a comprar a vacas y sementales a El Torero.

-Aquel encaste primero me daba muy desigual, salían bravos, sí, saltaban toros muy buenos, pero también otros que no me gustaban y quise centrarme en un origen único para buscar la regularidad y que los toreros supiesen lo que había en casa.

Entre los toros que le dieron satisfacción hasta entonces me recuerda a Marqués, premiado en 2013 como el más bravo en la corrida concurso de Zaragoza y una corrida muy seria lidiada en Alicante en 2014 que sería la última de ese encaste. Decidido a cambiar la línea, la compra de la ganadería tal y como está compuesta en la actualidad fue progresiva. Desde 2009 a 2016, todos los años compraban vacas y sementales contrastados y esto, que era una ventaja y aseguraba el tiro, tenía también su desventaja, duraban poco.

-En total en ese tiempo nos trajimos unas ciento sesenta madres y quince sementales con intención de abrir líneas.

En el arranque de la temporada buscaba escaparates, plazas de responsabilidad que le diesen la visibilidad que le permitiese avanzar. “Quiero apostar, quiero jugar” y ahora sin renunciar a nada quiere anteponer el disfrute al avance

Todas las vacas que llegaron a Los Baldíos llevaban el hierro de El Torero, la gran mayoría de ellas de Lola Domecq y una mínima parte de sus hermanos María y Salvador. Se las trajo de todas las edades, unas elegidas en la tienta, otras recomendadas por la ganadera para que tuviese de todas las líneas y también las hubo que entraron en el acuerdo porque sencillamente le entraron por el ojo al comprador. Antonio se muestra agradecido con la casa madre por el trato que recibió.

-Sí, les estoy agradecido.

-Serían caras.

-Caras también fueron, pero me ayudaron.

Ahora lleva siete años tentando en Los Baldíos con lo puro Domecq y se muestra especialmente ilusionado y orgulloso por haber podido aprobar hijos de los primeros que aprobó, lo que significa que la obra comienza a tener carácter y responsabilidad propia. El diseño del hierro, una A y una L fusionadas, las iniciales de la casa y la divisa, roja, gualda y roja, los colores de la bandera nacional, obedecen a un deseo personal y patriótico del ganadero. La antigüedad la adquirió en Madrid, 12 de marzo, en la primera novillada con picadores que se celebró este siglo en Las Ventas, plaza en la que desde entonces ha comparecido reiteradamente todos los años.

La andadura pública de López Gibaja con la nueva línea comienza en Alicante la temporada 2013 en los festejos menores, en los que lidia con gran éxito un lote que iba a tentar en casa buscando simiente. “Me preguntó Lloret si tenía erales y le dije que los que me quedaban los quería tentar para machos, me convenció, se los vendí y fueron extraordinarios”.

Y fue en la temporada de 2015 en Cuenca, con Fandiño y Escribano mano a mano, donde lidió su primera corrida completa del nuevo encaste. En 2016 lidia un corrida de toros en Zaragoza por San Jorge, en 2017 en Valdemorillo y en 2018 en Colmenar Viejo, donde logró el premio “Tierra de toros” que se concede al ejemplar más bravo de la feria.

La temporada de la celebración ha sido “bonita e importante” en palabras del ganadero, que apunta que ha lidiado más ejemplares que nunca y en plazas de gran relieve, Madrid, Sevilla, Murcia, Colmenar y ahora Valencia en una novillada sin picadores: “Estoy contento. En Madrid les cortaron dos orejas, en Sevilla una y en Murcia cinco, además del premio que le dieron al toro de Colmenar como el más bravo… Estoy contento”.

Eliminado el cruce de núñez, la ganadería actualmente es puro domecq por la vía de Toros de El Torero

En el arranque de la temporada que ahora acaba me decía que buscaba escaparates, plazas de responsabilidad que le diesen la visibilidad que le permitiese avanzar. “Quiero apostar, quiero jugar”, me decía, y ahora, sin renunciar a nada, me cuenta que quiere anteponer el disfrute al avance y ha decidido que la apuesta sea en el territorio de las novilladas.

-Quiero disfrutar la ganadería y ahora mismo entiendo que el sitio para ello está en el mundo de las novilladas sin renunciar a los buenos escaparates.

Arquitectura y confort ganadero

Las instalaciones de Los Baldíos han logrado casar espectacularidad y funcionalidad. La plaza amplísima, como para celebrar corridas de toros; el embarcadero diseñado con perfecto conocimiento de las querencias para simplificar al máximo las operaciones y cubierto para escapar de los rigores del sol o las inclemencias de la lluvia; una casa vestuario para los toreros que no desentonaría de los que se llevan en la Champions League, en la que no faltan las duchas, la calefacción, los refrescos, los cargadores de móviles, mesas para masaje y relax… Todo ello en un paraje embellecido por varias torres coronadas por otros tantos nidos de cigüeñas. Nunca nadie dijo que el campo debería ser incómodo.

Fotos: ARJONA

 









 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s