NOTICIAS TAURINAS


 

Resumen Taurino del fin de semana

 

Gutiérrez corta dos orejas en el festival de AGS

Aguascalientes, Ags.- Plaza Monumental. Festival por el XXXI aniversario del trabajador textil. Un tercio de entrada, en tarde agradable. Novillos de Rosas Viejas, manejables en términos globales.

Israel Téllez: Oreja.

Cristian Ortega: Vuelta.

Mario Aguilar: Palmas.

Gerardo Adame: Oreja.

Nicolás Gutiérrez: Dos orejas.

El novillero José María Hermosillo: Oreja.

Incidencias: Hermosillo abrió plaza pues tenía que viajar a la Ciudad de México, ya que torea mañana. Tras el paseíllo se rindió un minuto de aplausos a la memoria del maestro Miguel Espinosa “Armillita”. Fue entregado a los toreros y ganaderos un reconocimiento por parte del consejo empresarial textil y de la confección.

 

 

López Chaves triunfa en Tlaxcala      

Tlaxcala, Tlax.- Plaza “Ranchero” Aguilar. Media entrada, en tarde agradable. Seis toros de La Soledad, de regular presencia y poco juego. Pesos: 497, 500, 508, 490, 501 y 483 kilos. Domingo López Chaves: Ovación, oreja y oreja en el que mató por Angelino. Jerónimo: Ovación tras petición y silencio. José Luis Angelino: Palmas en el único que mató. Incidencias: Angelino sufrió un fuerte golpe al recibir al 5o. en los medios y resultó conmocionado, de tal forma que y ya no pudo lidiar al ejemplar, para luego recuperar la consciencia y ser trasladado al Hospital General para ser sometido a estudios. Destacó Pedro López en varas.

 

Parte médico de José Luis Angelino

Publicado por Comunicado el 11/11/2017

Parte médico de José Luis Angelino

EL matador José Luis Angelino resultó herido la tarde de hoy en Tlaxcala, Tlaxcala.

 

 

 

 

 

Hermoso sale a hombros en Teocaltiche

Teocaltiche, Jal.- Plaza “El Renacimiento”. Dos toros de Marrón (2o. y 5o.), para rejones, de buen Juego. Uno de Las Huertas (1o.), noble. Uno de La Venta de Romero (4o.), con poca fuerza. Dos dos Arroyo Zarco (3o. y 6o.), de buen juego.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas y palmas.

El rejoneador Santiago Zendejas: Vuelta y silencio tras tres avisos.

Leo Valadez: Palmas en su lote.

Incidencias. Se rindió un minuto de aplauso en memoria del reciente fallecimiento del maestro Miguel Espinosa “Armillita”.

 

 

 

Francisco Martínez corta dos orejas

San Diego de la Unión, Gto.- Novillada de feria. Lleno en tarde agradable. Novillos de Autrique, buenos en su conjunto. El rejoneador Roberto Silva: Silencio. Manolo Gaona: Ovación. Francisco Martínez: Dos orejas. Sara Edith: Oreja.
Inciencias: Los Forcados de Querétaro realizaron una buena pega y fueron llamados a dar una vuelta al ruedo.

 

 

 

El Galo triunfa en su encerrona

Mérida, Yuc.- Lienzo charro de la Feria de Ixmatkuil. Lleno en tarde agradable. Novillos de San Salvador, de juego desigual. André Lagravere “El Galo”, en solitario: Oreja, vuelta, oreja y dos orejas.

 

 

 

El triunfo del sentimiento      

Ciudad de México.- Plaza México. Sexta y última novillada con picadores. Unas 2 mil personas en tarde fresca, con algunas ráfagas de viento. Novillos de Las Huertas, bien presentados y buenos en general, de los que destacó el 4o. Pesos: 441, 435, 427, 439, 430 y 442 kilos.

José María Hermosillo (grana y oro): Silencio tras aviso y dos orejas.

Juan Padilla (azul marino y oro): Silencio tras tres avisos y silencio tras aviso.

Héctor Gutiérrez (rosa mexicano y oro): Silencio y  palmas.

Incidencias: Sobresalió en banderillas Diego Martínez, que saludó en el 4o. Tras el paseíllo, se rindió un minuto de aplausos a la memoria del maestro Miguel Espinosa “Armillita”.

 

“El esfuerzo trae recompensas”: Hermosillo

Una entrevista con el novillero triunfador de La México

Ofrecemos una entrevista de audio con el novillero triunfador de la temporada en la Plaza México, el hidrocálido José María Hermosillo, charla en la que comparte sus sensaciones luego de cortarle las dos orejas a un buen ejemplar de Las Huertas.

 

 

Luis David indulta un toro en Guadalajara      

Guadalajara, Jal.- Plaza “Nuevo Progreso”. Cuarta y última corrida de la primera parte de la temporada 2017-2018. Tres cuartos de entrada en tarde espléndida. Dos toros de Marrón para rejones (1o. y 4o.) y cuatro de Villa Carmela, de los que destacó el 3o., que fue indultado. Se llama “Maestro”, número 93, negro entrepelado, bragado corrido, con 530 kilos. Pesos: 535, 495, 530, 520, 535, 540.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y pitos.

Ginés Marín (burdeos y oro): Vuelta tras petición y silencio.

Luis David Adame (verde manzana y oro): Vuelta tras indulto y silencio.

Incidencias: Los toros fueron bautizados con nombres alusivos a Miguel Espinosa “Armillita”, al que se le rindió un homenaje póstumo mediante la lectura de una emotiva semblanza, que estuvo a cargo de Jorge López de los Reyes. Por iniciativa de la peña “Mal de Montera”, durante el sorteo se develó un mosaico para recordar el 50 aniversario de la plaza, que se cumplió el pasado 4 de febrero. Adame dio una vuelta al ruedo con el ganadero de Villa Carmela.

 

 



 

Noticias Taurinas en México

 

Macías se reencuentra con la afición en una clase práctica

Publicado por Comunicado el 12/11/2017

Macías se reencuentra con la afición en una clase práctica

En el marco de las Fiestas taurinas del Señor del Encino 2017, a invitación del Ayuntamiento de Aguascalientes y la Secretaria de Economía Social y Turismo Municipal, a través de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes, el matador de toros Arturo Macías impartió una clase práctica.

La explanada del Museo Guadalupe Posa fue el escenario donde se reunieron una gran cantidad de personas, entre ellas se encontraban: niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, que pusieron atención a cada una de las palabras y consejos que les dijo el matador Arturo Macías.

Este evento sirvió también para que Macías, les diera las gracias a todos y cada uno de los aficionados que estuvieron ahí presentes, por las muestras de cariño, apoyo y solidaridad, que tuvieron para él, después del percance el 21 de octubre en la Monumental de Aguascalientes.

El diestro hidrocálido, dio un recorrido por su trayectoria taurina, les contó desde que era un chaval con sueños e ilusiones de ser torero, hasta sus grandes triunfos en las plazas más importantes del país y el extranjero, tocó también el tema de los percances que ha sufrido y las satisfacciones que le ha dejado dedicar su vida a la fiesta brava.

Luego, de manera clara y explicando de forma sencilla, les mostró todas y cada una de las partes de las que consta un traje de luces, les dio un recorrido por la historia de la tauromaquia, siguió enseñándoles como usar el capote y la muleta; la técnica que se debe de emplear para realizar trazos estéticos y que gusten al público.

Para finalizar la clase práctica los alumnos de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes y las personas en general tuvieron la oportunidad de convivir con Arturo Macías; aprovecharon el momento para pedirle fotos, autógrafos y los que sueñan con llegar a ser matadores de toros no perdieron la ocasión de decirle que les diera algún consejo.

 

 


 

Espuerta: Saber torear

Equilibrio entre sus conocimientos técnicos y posibilidades artísticas

Me da mucho gusto reaparecer con mi columna de El Heraldo de México en este portal para reflexionar, en esta ocasión, sobre las características humanas y taurinas del desaparecido Miguel Espinosa “Armillita”.

Sofocado, presa de la agitación llegó Miguel a la presentación del DVD que contiene películas de su infancia y de su etapa como novillero, filmadas por su padre, el inolvidable maestro Fermín. Jadeando, pidió unos minutos para recuperarse, antes de hablarle al público hidrocálido sobre esta joya de la filmografía taurina. No tuvo fuerzas para destapar una botellita de agua y me pidió ayuda. Cuando al fin se pasó dos tragos, le volvió el alma al cuerpo y recuperó la clásica tonalidad roja de su cara. “¡Venga el arte, camarón!”, le gritaban en la Plaza México, donde tuvo todo tipo de actuaciones a lo largo de 26 años, entre 1979 y 2005. Había engordado descomunalmente quien algún día fue delgado como un abrecartas. Era el viernes 21 de abril. Le quedaban 199 días de vida.

El lanzamiento de dicho DVD fue, junto con su incipiente restaurante Casa Miguel, la última motivación de Miguel Espinosa. “Gracias a Dios me siento bien de salud y el restaurante está agarrando cartel. Estoy haciendo cada vez mejores guisos: paella, callos y fabada”, me decía con gran ilusión en uno de sus últimos mensajes de Whatsapp, sin imaginar que la muerte llegaría repentinamente la madrugada del 6 de noviembre pasado en un pequeño cuarto ubicado encima del establecimiento, ajeno al ambiente campirano del cercano rancho de Chichimeco.

Miguel fue un hombre simpático, mordaz, irónico, generoso y bohemio. Nervioso, siempre se frotaba las uñas y se pasaba la lengua por los labios. Toreaba con lentitud, pero hablaba con inentendible rapidez. “¡Barájamela más despacio, Miguel!”, le decía, pidiéndole una “traducción” a sus trabalenguas. Cuando se sentía a gusto, lanzaba una estentórea carcajada a la primera provocación. A menudo me escribía mensajes para opinar sobre la corrida que estaba viendo a través de la televisión, sin tentarse el corazón para juzgar el desempeño de  los toreros. Entre nosotros había una gran confianza, pero nunca me atreví a hacerle alguna sugerencia o comentario sobre la vida que llevaba. Estaba reventándose a sí mismo y eso me apenaba profundamente. Miguel se fue dejando, dejando…

Como torero, hay que ubicarlo como una de las más importantes figuras mexicanas de los últimos cuarenta años. Recordamos especialmente la faena que le hizo al toro “Arte Puro” de Torrecilla, con el que estuvo valiente a carta cabal, allá por el mes de marzo de 1979 en la Plaza México. Carlos León tituló en rima su crónica del día siguiente en Novedades: “Miguelito, heroico y majo, cortó oreja a un marrajo”.

Con el paso de los años, sin perder la pureza de su concepto, Miguel fue dosificando la garra con la que había logrado someter a aquel burel del campo zacatecano, pero su interpretación fue ganando en técnica, asentamiento y solera. Y todo por una sencilla razón: sabía torear.

Dueño de una técnica impecable, supo embarcar las embestidas con toques suaves, sin desmesura, para luego llevarlas toreadas con temple y mando. Brindó a las series de muletazos un alto contenido estético. Logró un equilibrio entre sus conocimientos técnicos y sus posibilidades artísticas. Su mano izquierda se convirtió en referente obligado cada vez que se hablaba de toreo bueno. Alcanzó altos niveles de desenvoltura y distinción con su pase natural, difícil de perfeccionar porque se ejecuta con la muleta desarmada y por ende menos rígida que cuando se dibuja un derechazo. Además, fue añadiendo regusto a sus diferentes ediciones del pase del desdén.

Efectivo estoqueador, salía con limpieza de los cruces, aunque también es cierto que dejó escapar muchas orejas de peso en tardes importantes por errar con la toledana.

Torero de gran clase, siempre tuvo la onza y la cambió cuando quiso, cuando anduvo de vena, apostando por un toreo interior, no por esporádico menos bello, pasando por alto la presión de quienes le demandábamos una mayor regularidad. Sobran ejemplos para hablar sobre la expectación que puede llegar a despertar el arte que se brinda a cuentagotas.

Miguel Espinosa “Armillita” tuvo un concepto diáfano del toreo, respaldado por la grandeza de su dinastía. Como amigo, en verdad lo voy a extrañar.

 


 

retwitteó

Los pañuelos del juez de Plaza en México

1 pañuelo blanco 👉 1 oreja

2 pañuelos blancos 👉 Dos orejas

1 pañuelo verde 👉Dos orejas y rabo

1 pañuelo verde a petición de indulto quiere decir que este es concedido

1 pañuelo durante la lidia👉 Toro devuelto

 

 


 

Leopoldo de la Rosa indicó que le gusta

Dos orejas para José María Hermosillo que cuajó una faena de calidad al novillo “Pirata”, de Las Huertas, aplaudido en el arrastre.

 

 


 

DESDE EL TENDIDO

Polo de la Rosa

| 10/11/2017

Estaba en la redacción de noticieros de TV Azteca un lunes por la tarde. Preparaba algunos de los contenidos para el espacio denominado Hechos, cuando me informaron que tenía una llamada. Al atender escuché la voz de Efrén Acosta, varilarguero de confianza de Miguel Espinosa “Armillita  Chico”:

-El Matador quiere hablar con usted, me dijo.

Su voz reflejaba inquietud y un dejo de tristeza.

-Estamos en el hotel Fiesta Americana de Reforma. Lo veo en el lobby.

Acudí esa misma noche y al llegar Efrén me acompañó al salón que estaba en el primer piso: Ahí se encontraba Miguel. Estaba solo en  una mesa. Al llegar a su lado se levantó y nos dimos un abrazo.

El domingo previo había actuado en la Monumental México y el resultado fue poco favorable.

-Me han tratado de forma muy injusta, dijo el menor de la dinastía del Maestro “Armillita”.

-He sido siempre un profesional y dado lo mejor como torero y como persona y la manera como se comportó el público me ha dolido y mucho, subrayó Miguel.

Los ojos se le rasaron de lágrimas y no pudo contener el llanto.

“Armillita” había sumado un sinfín de tardes exitosas con un toreo siempre caracterizado por la capacidad artística del diestro de Aguascalientes. Muchas faenas de enorme profundidad y con su sello personalísimo a través de toreo natural excepcional, estilo muy del gusto de la plaza de la colonia Nochebuena que lo encumbró como uno de sus toreros favoritos. Tardes triunfales, orejas, rabos, sin embargo, la etapa final tuvo contrastes muy fuertes para el Maestro aquicalidense.

-Apenas pisé el ruedo saliendo de cuadrillas y se me fueron encima, me dijo profundamente triste. Qué pasa, los toros no contribuyen o son a contra estilo. Pero el público no lo entiende .

Charlamos varias horas, con una profunda reflexión de lo que sería su futuro: decidió realizar una campaña de despedida y cerrar su brillantísima carrera con un festejo de despedida en la plaza Monumental de Aguascalientes.

La personalidad y rasgos de los toreros llegan a ser totalmente diferentes de los seres humanos comunes. Y en el caso de los artistas, su comportamiento es aún más sorprendente.

Ya sabemos la historia, los datos personales y curriculares del querido Miguel. También que la última fase de su existencia fue a contra corriente. Sin embargo y más que nunca puedo afirmar que es ya un inmortal de la Fiesta de toros universal y que supo lidiar con “el de negro” como lo hizo con la vida misma,aún a pesar de que la existencia tiene más cambios de lidia que los astados.

El sábado 4 de noviembre estuve con un grupo de aficionados y amigos a las afueras de la plaza Monumental de Aguascalientes y justo a un lado de la escultura dedicada a Miguel.

Unas horas después dejó de existir físicamente para trascender en tiempo y forma.

Gloria eterna, Maestro. Experiencia singular, única, verte torear, conocerte, tratarte y admirarte.

 


 

Jerónimo se suma a cartel benéfico en Puebla.

Por: Boletín de Prensa | Foto: Colaboración Especial
| 11/11/2017

La administracion del matador Jerónimo dio a conocer que el diestro charro esta acartelado para torear el festival del 18 de Noviembre en la Plaza portátil que se coloca junto a La Estrella de Puebla.

El matador esta motivado a ayudar a las personas afectadas por el sismo del 19 de septiembre y para quienes se destinarán las ganancias del festejo.

En este cartel de lidiaran ejemplares de Reyes Huerta y uno de La Joya. Con esto se le da un tinte mucho más poblano al festejo que tiene una gran causa.

 


 

José Mauricio con compromisos por delante… MOTIVADO

Publicado por Everardo González el 13/11/2017

José Mauricio con compromisos por delante... MOTIVADO

[Everardo González] Motivado con la nueva administración llevada por Alejandro Peláez, pero más por estar enfrente de los toros, es como se encuentra el matador de toros capitalino avecindado en San Luis Potosí José Mauricio, quien en puerta ya tiene dos festejos.

El torero charro está anunciado el 18 de noviembre en Puebla, en donde habrá de tomar parte en un festival benéfico para los damnificados del temblor.

El otro compromiso en la agenda de José Mauricio es 19 diciembre en Ixtlahuaca, en donde calzará el terno de luces.

Durante mi carrera, cada compromiso es importante, ahora con mi apoderado cada festejo lo tomo como una revancha personal, para de esta forma seguir demostrando que quiero un lugar importante en la fiesta y para ello no hay otro camino más que el triunfo’.

En breve la mancuerna Mauricio-Peláez darán a conocer más fecha, las cuales están por concretar.

 

 


 

Campamento Taurino Revolucionario 2017

Publicado por Comunicado el 13/11/2017

Campamento Taurino Revolucionario 2017

Los días 18, 19 y 20 de noviembre, en la ganadería de Corlomé, se llevará a cabo el evento taurino llamado Campamento Taurino Revolucionario.

La intención con este tipo de eventos, es generar y facilitar una inolvidable experiencia a los nuevos o declarados aficionados taurinos, a través de su acercamiento a la raíz de la fiesta brava: el campo bravo y el origen del toro de lidia, mediante actividades lúdicas, técnicas, ilustrativas y extremas.

El costo del boleto es de $2,300 por persona, que incluye toda la alimentación durante los 3 días, todos los servicios necesarios para estar cómodamente durante la estancia, bebibas no alcohólicas, el show flamenco, la paella y el derecho a participar en todas las actividades, incluyendo las 2 tientas de becerras.

El matador de Aguascalientes Fabián Barba será el invitado especial del Campamento Taurino Revolucionario, que se realizará en la ganadería jalisciense de Corlomé, tan sólo a 40 minutos de la capital
hidrocálida.

El destacado y reconocido torero de Aguascalientes no sólo convivirá con los asistentes al Campamento, sino que también les impartirá una charla taurina, les brindará una clase de toreo de salón y será el
director de lidia de una tienta a campo abierto, en la que también participarán todos aquellos que se animen.

Barba tiene un especial cariño a la ganadería de Corlomé, pues justamente en esa dehesa fue donde inició su carrera taurina, contando siempre con el apoyo del ingeniero Sergio Lomelí, propietario del fierro jalisciense.

Para este importante evento ya se han registrado casi una veintena de aficionados de diferentes partes del país, pero este miércoles será el último día para inscribirse, pues hay cupo limitado y quedan pocos
lugares.

El evento, además de contar con las charlas taurinas, los entrenamientos, las visitas a los potreros y la sana convivencia taurina, tendrá como colofón un show flamenco del grupo hidrocálido “La Solera”, y una deliciosa paella para todos.

Para mayores informes, comunicarse vía whatsapp al teléfono (81) 26-28-06-79 o visitar la página de Facebook www.facebook.com/campamentostaurinos

 

 



 

 

Noticias Taurinas en España

 

Teocaltiche

13/11/2017 11:12

Teocaltiche  I CRV 

CRV > México

No hay nada de indigno en lo que es natural. Por más que una visión ‘civilizada’ de la Tauromaquia desplace o rechace al toreo en el pueblo, éste seguirá siendo verdad. Teocaltiche. Pueblo y raza y gente. Sombreros, cinturones de hebilla ancha, botas a lo vaquero, cerveza fría, tequila, micheladas, papas y papas, cecina con picante y limón, y todo lo que se pueda comer y beber en un tendido, es decir, en el día de fiesta del pueblo. El día grande, con las procesiones donde se pasea el recuerdo del indígena de estas tierras bravas, México, y la Virgen llegada de otra tierra brava, España.

Esta cultura que hace collera lo pagano y lo católico, el allá y el acá sin complejos, con la naturalidad de lo cotidiano, donde el sentido de pertenencia a la tierra hermana al rico y al pobre al paso de sus santos, gigantes y cabezudos, banderas y danzas, es cultura del pueblo. Con toros, no existe mayor dignidad que esta fiesta. Por verdadera, por sentida, por pura. Llamamos ‘gache’ a tanta verdad porque se nos hizo mentira todo lo que no tenga el oropel fausto y fatuo de la ciudad y su feria de fuste.

En este pueblo y en esta plaza, donde dicen que anida el narco, donde dicen que la fiesta es de tamaño menor, el toreo tiene la grandeza de su raíz popular y cultural que ha unido con invisible lazo, las tierras y culturas de España y México. Huele a tacos de puestos en valles empinadas, al perfume de las mujeres que se visten con sus mejores vestidos para acudir a los toros con el calor como de verano, huele a pueblo, a diversión, a risas, tragos, abrazos, huele a fiesta.

A ratos se mezcla lo infantil con lo rudo, lo estrambótico con lo cabal, lo inverosímil con lo real. Un realismo mágico, popular de colores no inventados aún, de olores que precisarían otros diccionarios para escribirlos, de una narrativa mestiza, siendo el mestizaje el orgullo cultural que ha movido al mundo. Teocaltiche. La fiesta en el pueblo. Inocente. Pura. Con la dignidad de la cultura no impostada. Teocaltiche. Ejemplo y paradigma de que el pueblo no dejará que le arranquen de sus vidas su cultura del toro.

 


 

LIMA Segunda corrida del Señor de los Milagros

Fernando Roca Rey y Juan del Álamo cortan una oreja

13/11/2017 02:18

Video Juan del Álamo y Fernando Roca Rey cortaron oreja I AFICIÓN PERÚ

LUIS MIGUEL LEÓN – AFICIÓN PERÚ > Lima

Fue tarde de matices. Y de constataciones. Como por ejemplo que Fernando Roca Rey no era un comparsa. Ni en el cartel ni en la feria. Que su hermano sea el torero más importante que nunca dio Perú no opaca ni su nombre ni su trayectoria y así lo demostró con una actuación reivindicativa en todos los tercios que dejó bien alto su nombre… y su apellido. Sin suerte Adame que tuvo que sortear además un auténtico regalito del desigual encierro de La Viña y El Olivar, a Juan del Álamo el mejor animal del envío le sirvió para decir que hay que seguir contando con él. Sus muletazos sobre la mano derecha y la manera de irse detrás del acero son propios de quien aún no ha dicho su última palabra.

Fernando Roca Rey se fue a portagayola a saludar al primero, de La Viña, un toro que aunque tendió a protestar dejó hacer muchas cosas al torero nacional, que anduvo variado y versátil en todos los tercios porque incluso el de banderillas lo cubrió con brillantez. Arrancó faena en los medios con pases cambiados por la espalda y luego corrió la mano con criterio y pulso sobre el pitón derecho. Le dio tiempos al toro para que se oxigenara y de uno en uno, con el toro a menos, extrajo naturales de buen dibujo, pero con el animal a menos faltó la llama de la emoción. Después de una estocada entera de rápido efecto saludó una cálida ovación tras una tímida petición.

Salió suelto el cuarto de El Olivar, pero Fernando Roca Rey lo fijó con muy buenas verónicas. Quitó por lopecinas rematando con larga de rodillas y volvió a parear con acierto, destacando el último, al quiebro, citando de rodillas. El toro tuvo buena condición pero medida fortaleza. Hubo series sobre ambas manos con ligazón, y buenas formas, todo aderezado con actitud y carácter. Cerró por bernadinas de mucho ajusto antes de agarrar un estoconazo. La oreja, demostró que no vino a pasar la tarde.

No hizo cosas buenas de salida el tercero, de La Viña. Tampoco dio facilidades en el último tercio, porque echó la cara arriba y se defendió con mal estilo. Juan del Álamo, vistas las condiciones del astado, decidió abreviar. El sexto de El Olivar fue el toro de más calidad, sobre todo por el pitón derecho. Lo saludó con brillantez Del Álamo y Jarocho destacó en banderillas. Empezó su faena por bajo el salmantino que ligó una gran serie de derechazos después. Por ese lado surgieron los mejores pasajes de una faena enfibrada y sincera, de mucha fluidez y continuidad. Cerró su labor reuniéndose por manoletinas y tras una gran estocada cortó una oreja de ley.

El segundo, de El Olivar, resultó noble pero le faltó fuerza y pujanza. Del saludo de Adame sobresalió un precioso remate flexionando la rodilla y soltando la punta del capote. Quitó por chicuelinas y tafalleras, brindó al público y se sacó el toro a los medios, pero el animal enseguida sacó la bandera blanca. Acortó distancias el mexicano, y en ese terreno la faena llegó más al público. Pero no era toro de triunfo. Adame saludó al quinto de La Viña con unas ceñidas verónicas pero enseguida el toro cantó su condición. Un animal peligroso y complicado que se quedó siempre a mitad de muletazo y estuvo a punto de echar mano al torero en alguna ocasión. Solucionó la papeleta con oficio el hidrocálido que se dobló con pases de castigo antes de finiquitarlo.

Hierro La Viña, Paiján – Perú Plaza de toros de Acho. Segunda corrida de la Feria del Señor de los Milagros. Algo más de media plaza. Toros de La Viña (1º, 3º y 5º), y El Olivar, de variada presencia y juego. Nobles, aunque faltos de fuerza y raza primero, segundo y cuarto. El sexto fue el de más calidad. Complicados tercero y quinto. Hierro de El Olivar - Perú
Fernando Roca Rey, ovación tras leve petición y oreja
Joselito Adame, silencio y silencio
Juan del Álamo, silencio y oreja

 


 

IMÁGENES Fernando Roca Rey dio la cara en Acho

No era comparsa

13/11/2017 11:55 El hermano mayor de Andrés Roca Rey reclamó su sitio con dos actuaciones muy convincentes.

 


 

‘La vida sigue en la manga de lo cotidiano, pero las heridas no han cicatrizado…’

12/11/2017 12:54

La vida sigue en la manga de lo cotidiano, pero las heridas… I CRV

C.R.V. > México

No encuentro solución a la fuerza cabrona de la naturaleza. Apenas llego a CDMX a la espera de un vuelo hacia el estado de Jalisco, tierra madre del tequila milagroso y ahora madre tierra de toros, y por todas partes está el eco de la tragedia. Muchos días después la vida sigue en la manga de lo cotidiano pero las heridas no han cicatrizado. Supuran silenciosas lágrimas de los que lo han perdido todo, a sus gentes, a sus casas, con la maldición de apenas podré rezarles.

México no es ese país alejado donde una vez batalló Cortés y anduvo en roces político carnales con la Malinche. No es el País de El Chapo ni de los gringos ni del gabacho ni de los narcos y su violencia de Tarantino. México es llegar y ya. Esperar a que este país tan joven vaya creciendo mientras encaja sus huesos nuevos con dolor y esperanza y la alegría que tiene todo lo nuevo. No olvidemos que a esta tierra de acá nosotros dimos en llamarla el Nuevo Mundo.

Hace pocos días enterraron a Miguel Armillita, un torero cabal y a su aire, hidrocálido y mexicano y por aquí ya comienzan a preguntarme, las gentes que al azar me reconocen, que qué onda con Miguel. Pues un grande de una sangre grande. Por eso ETMSA le va dedicar festejos en Aguas y en La Temporada de La México. Y qué onda con el señor Puigdemont. Hasta aquí me persigue el circo de ese payaso cateto y nada viajado ni leído que creyó en la ínsula Barataria de un falso Quijote que, por supuesto y según TV3, se llamaba Jordi y no Alonso. Desde acá. En este mundo tan grande donde otro aneurótico como Trump trata de hacer un muro de más de 3000 kilómetros con México, afirmo que odio las fronteras. Ese nacionalismo basado en el azar de que me nacieron aquí o allá es una razón sin razón alguna.

Comienzo a pensar cómo será la temporada en La México. Cómo será la corrida en el día de la Guadalupana, 12D. Qué gritaran de bueno y de nuevo esas gentes en la plaza. Cómo recibirán con los brazos y las gargantas a los toreros, JT incluido. Cómo será el mano a mano de los números uno Juli / Adame. En fin. Cómo de nuevo y desde siempre serán las corridas en todo el país, Mérida la temporada en la bruma de los ecos de un terremoto que no ha tenido cojones para acabar con la fe de este país. (eso sí. El café…).

 


 

“Lo importante es que los toros embistan”, afirma

El Juli, ante su doble compromiso en la Plaza México: 'La competencia será máxima'
(Foto: Arjona)

El Juli, ante su doble compromiso en la Plaza México: “La competencia será máxima”

El madrileño inaugura este domingo por vez primera en su carrera la Temporada Grande y forma parte del macrocartel a beneficio de las víctimas del terremoto

Por Ángel Berlanga

Si un par de citas están especialmente marcadas en rojo en el calendario invernal de El Juli son las de los próximos días 19 de noviembre y 12 de diciembre en la Plaza México. El madrileño, que inaugurará este domingo la Temporada Grande en el embudo de Insurgentes, forma también parte de la corrida monstruo de ocho toros y ocho toreros organizada a beneficio de los damnificados por los últimos terremotos que han asolado la región azteca. El objetivo, pues, pasa por llenar los 45.000 asientos de la Monumental y socorrer a los ciudadanos de un país que tanto significado tiene en la vida de El Juli. “México es mi segunda casa y va a ser un evento histórico, inolvidable”, subraya el madrileño en el segundo extra de matadores de la edición impresa de APLAUSOS.

El Juli alternará con tres compatriotas -Pablo Hermoso de Mendoza, José Tomás y Manzanares- augurándose algo más que una simple pugna hispano-mexicana: “Lógicamente entre nosotros, aun siendo compatriotas, la competencia será máxima, pero también lo será con los mexicanos. Cuando se juntan ocho toreros en una plaza la presión aumenta, sobre todo si se cuenta con un solo toro. Son días bonitos, en los que lo importante es que los toros embistan y cada uno tengamos un mínimo de opciones para demostrar nuestra tauromaquia porque luego la suerte es muy caprichosa, te sale un toro con el que no puedes hacer nada y te quedas vacío; pero ojalá ese día embistan porque son ocho tauromaquias y creo que, además, todas distintas”.

Previo a esa gran cita aguarda el mano a mano del próximo domingo con Joselito Adame en la inauguración de la Temporada Grande: “Es la primera vez que voy a torear en la corrida de apertura”, admite el madrileño, quien avanza también que sumará en América un número de contratos similar al de estos últimos años: “Torearé siete, ocho o nueve corridas a lo sumo. Volveré a México en enero e iré a Colombia, que es otro país que ahora más que nunca necesita del apoyo de todos”, concluye.

 


 

Leer una noticia

Por Carlos Ruiz Villasuso
Por Carlos Ruiz Villasuso

Delito de odio y cyberodio

Por Carlos Ruiz Villasuso

 

Tenemos un objetivo jurídico de primer orden: lograr que los públicos de la Tauromaquia seamos vistos ante la ley como un colectivo. Hemos dado un paso importante pero ya muy estéril: las demandas particulares para los que la Fundación ha puesto a sus abogados sin interés alguno. Hago esta distinción: demanda particular/demanda como colectivo, porque lo segundo tiene unas consecuencias sociales, legales y penales que nos posicionarían en un lugar más protegido que el desprotegido actual. Insisto en este punto porque ha de quedar claro qué podemos hacer ante los insultos, vejaciones y persecuciones que sufrimos los públicos de la Tauromaquia.Hasta hace poco no se hacía nada. Con la Fundación, al menos, se ha logrado que sus abogados trabajen para aquellas personas que son insultadas y vejadas. Pero quiero que quede claro un asunto esencial: la Fundación pone abogados a disposición de un particular o particulares (por ejemplo, un familiar de Víctor Barrio o del niño Adrián) y son éstos los que se querellan. Ni la Fundación ni otra institución tienen la capacidad legal para demandar, a no ser que la insultada sea ella. De esta forma, las agresiones continuadas en tiempo y espacio contra las gentes de la Tauromaquia, se considera en los tribunales como asuntos privados. Y un fallo favorable no tiene otro alcance que una multa de pocos euros. Si se falla a favor del insultado, claro.

El artículo 510 del Código Penal castiga con prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses a aquellos que incitan a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía. Y, pregunta: ¿los públicos de toros no somos acaso un colectivo permanente en tiempo y espacio (siglos y siglos) con nuestra propia liturgia, cultura, creencia, sentido de pertenencia a algo…? Es evidente que sí. Pero, es más, la mujer de Víctor Barrio, el padre de Adrián, Fandiño, otro torero, un aficionado, el que firma este artículo, no somos atacados, insultados y perseguidos por ser esposa, madre, padre, abogado, fontanero o periodista, sino por el común denominador de pertenecer al grupo taurino. A un colectivo, el taurino. Este argumento no tiene fisura alguna por su evidencia. Y es evidente que somos un colectivo para los propios agresores, para la sociedad en general, para la Ley de forma directa (Tauromaquia igual a Patrimonio Cultural. Cultura igual a colectivo) pero no en la defensa de nuestros derechos en los tribunales de justicia.

Tenemos la obligación urgente de trabajar en los tribunales con argumentos y pruebas irrefutables jurídicas, históricas y actuales, de que somos un colectivo y que somos atacados y discriminados por razón de ser colectivo. De esta forma podremos aplicar la ley de otra forma, con el delito de incitación al odio, muy bien definido y muy bien protegido en el artículo del Código Penal antes citado. Pero aún hay más.

Las redes sociales posibilitan el delito de forma veloz y continuada. El ordenamiento penal español ya ha concretado las conductas de stalking, también denominado “acecho” o “acoso predatorio”, definiendo concepto y características, con una referencia a las diferencias con otras modalidades de acoso. En España la ley concreta el stalking, y su nueva modalidad, el cyberstalking (acoso estratégico, constante, oculto, masificado en las redes), por presentar particularidades respecto al stalking tradicional y constituir un fenómeno creciente en la sociedad actual con las redes sociales. Animo a la Fundación al estudio del delito de incitación al odio (colectivo) y al estudio del nuevo artículo 172 del Código Penal que tipifica el stalking, y estudiar las sentencias (y jurisprudencias) que existen en EEUU y otros países europeos sobre lo que ya queda tipificado como delito: cyberstalking.

 


 

a página de Manolo Molés

Por Manolo Molés
Por Manolo Molés

Los inviernos perdidos

Por Manolo Molés

 

Cataluña había caído en manos de unos pocos que interpretan la historia según sus sueños. Ese sentirse distintos al resto y con una identidad propia que nada tiene que ver con el resto del país. Y por ese camino errado han estado a punto de dinamitar un país llamado España. Entre partidos antisistema disfrazados de independientes se montaron la película de la desconexión de España. Era como hundir una de las regiones más ricas de este país. Pero eso les importaba nada. Ellos tenían su camino errado, pero lo tenían. Despegarse de todo lo español y la primera putada fue para los toros, para borrarlos de su idílico país de los sueños. Y cambiaron el toro por un burro. Y un montón de borricos llevaron a Cataluña al borde del abismo; y a Balañá a darle más pelas por doblar las pelis en catalán y de paso a que cerrara la plaza. De cine, debió pensar don Peret. El primer leñazo fue para nosotros. Luego mil putadas, pese a no encontrar apoyo en ningún país y una revuelta y una votación de cómic y un odio y una estupidez entre El Algarrobo y sus compañeros. El del flequillo y otra prenda, la Presidenta de esa jaula de grillos que era y fue el Parlament de Catalunya.El toro que desbarató el disparate llevaba marcado el número 155, de la ganadería galaica de un tal Rajoy, con Rivera de mayoral y Sánchez, que echó una mano a última hora aunque andaba pegando molinetes antes de quedarse quieto. Y se acabó la vaina que dirían en América. Por cuarta vez la proclamación de un sueño republicano se le echa al corral a los tergiversadores de la historia. Acostumbrados a travestir la realidad incluso en los colegios daban por gran nación a Cataluña cuando en la historia de este país nadie cuenta que durante ocho siglos fue invasión árabe y que luego los reinos que devolvieron el país y los nativos fueron Castilla, León, Navarra y Aragón. Y en Aragón y bajo esas cuatro barras de sangre estaba el reino de Valencia, el condado de Barcelona, las Baleares… pero afortunadamente no han logrado acabar su disparate de arruinar una tierra y una gente. Y ahora las urnas decidirán. Vaya tropa y que hablen los votos.

LA LUCHA DE FRANCIA Y AMÉRICA Y LO DORMIDOS QUE ESTAMOS AQUÍ

No logro convencer a José Luis Benlloch para que disfrute de la América taurina. El domingo en la radio le puse tres cebos para que se anime porque sé que le iba a emocionar cómo aman la Fiesta en aquellos países. Por ejemplo, lo de Colombia, la misma que se agarró al honor de César Rincón para gritar que había mucho más en ese hermoso país que la guerrilla y el narco. Como Otoya y su gente intentan, y están consiguiendo, que Cali vuelva a ser la feria más grande de América. Como la gente de la capital, con Negret a la cabeza, han logrado borrar la prohibición taurina del alcalde Petro, y han vuelto a abrir la plaza posiblemente más madrileña de todo el continente. O esa labor de Juan Carlos Gómez, llenando todos los días un plazón que es Manizales, todo el dinero para un hospital y cuidando a los jóvenes a un precio muy módico y sentándolos en la sombra, desde la fila ocho para arriba y son más de mil doscientos chavales que harán futuro. Y ha inventado algo fantástico: todo aquel que tenga su primer empleo tiene derecho a una rebaja muy fuerte. Ya pagará más cuando en ese, o en otro empleo, vaya subiendo en categoría y pasta. Y quien lo tiene más áspero es Medellín. El bueno de Tobón, en esta bellísima ciudad que fue patria del cártel de la droga más duro de Colombia, el de Pablo Escobar. Todo ha cambiado pero al fin siempre vamos de extremo a extremo. Y ahora políticos “animalistas” ponen palos en la rueda del carro de la celebración de eventos taurinos. Aun así, la feria de La Macarena ya tiene los carteles en la calle.

Le contaba a Benlloch cómo luchan en estos países y lo dormidos que estamos nosotros. Francia se ha cargado ya a los antitaurinos a base de multas y de mandarlos a un kilómetro para que insulten. Y han desaparecido. En América (donde también hay una reacción que ve con menos gusto lo de los españoles “conquistadores”) ya hay trabas no fáciles de solventar. Pero yo amo más a Colombia porque me emociona cómo defienden la Fiesta como cosa suya. Que lo es; y se la llevamos nosotros. Tenemos que aprender de Francia con la corrida integral y la victoria sobre los antis callejeros o de despacho. Aprender de América para los que siguen amando algo que llevaron allí los españoles.

PERDEMOS EL TIEMPO Y SEGUIMOS CON LOS BRAZOS CRUZADOS

Aquí estamos más dormidos. Y perdemos el tiempo y los inviernos y seguimos con los brazos cruzados. Y cada cual va a lo suyo. En este país sólo se ponen de acuerdo para despedir a los muertos. Pero no donde hay que dar vida y señales. ¿Cuántos apoderados quedan que no sean empresas? ¿Cuántos encastes hemos perdido? ¿Qué promociones hay para que la gente joven vaya a la plaza a una buena localidad? Por eso le decía a José Luis, ven a ver cómo se crían los toros a tres mil metros de altura entre las cordilleras y las palmeras de cera, entre el azul del cielo y el cierzo de los montes. Por aquí pasaron en buena hora aquellos locos iluminados que descubrieron el nuevo mundo y lo llenaron de toros bravos. Por eso siguen peleando. Y aquí cada invierno es otra siesta. Y no es lo mismo roncar que estar al loro, que diría don Enrique Tierno Galván.

 


 

El toreo, a la palestra en Osuna

Pepe Luis Vázquez, Pablo Aguado y Rafael Serna, juntos en el Círculo Taurino de la localidad sevillana

Por Redacción APLAUSOS

 

Fotos: EDUARDO PORCUNA

El Salón de Actos de la Casa de la Cultura de Osuna (Sevilla) acogió el pasado viernes con lleno absoluto una charla-coloquio final de temporada. En esta ocasión, los diestros sevillanos Pepe Luis Vázquez, Pablo Aguado y Rafael Serna expresaron sus inquietudes acerca del momento que atraviesa la Fiesta, desgranando lo más destacado de sus respectivas temporadas así como el modo en que afrontan la próxima campaña. El coloquio, moderado por nuestro compañero Juan Belmonte, contó también con la presencia de Cristóbal Gallardo, presidente del Círculo Taurino de Osuna, y del concejal de Cultura y Festejos, Manuel Rodríguez.


 

La taberna donde Ernest Hemingway y Ava Gardner se aficionaron al vino de Valdepeñas

El fundador de Casa Paco, Francisco Morales, fue un gran aficionado a los toros y en su taberna se juntaron toreros, políticos y artistas

Casa Paco se ha ganado la confianza y el cariño de muchos madrileños – BELÉN RODRIGO

MadridActualizado:

El matrimonio formado por Francisco Morales Esteban y Rosario Aragoncillo Tabernero abrió en 1933 Casa Paco, una taberna que ya existía en Madrid desde el año 1890, situada en la Plaza de Puerta Cerrada, muy próxima a la Plaza Mayor. La pareja se había conocido en Naharros (Cuenca) cuando Francisco pasó un tiempo en su tierra natal antes de hacer la mili en África. Él había salido de su pueblo a los 10 años, para trabajar en la capital, en diferentes lugares como camarero, y tras el servicio militar regresó a Madrid. A los pocos meses de abrir ambos su propio negocio comenzó la Guerra Civil. «Mi madre se quedó trabajando y mi padre al frente, al estar en Madrid le tocó ir al bando republicano», recuerda su hijo Francisco, más conocido por Paquito. Nunca se ha hablado del conflicto bélico en su casa, «y mi padre nunca se interesó por la política, tanto él como mi madre eran muy trabajadores y con mucho esfuerzo lograron levantar este local», añade Paquito, ya jubilado. Ahora es uno de sus cuatro hijos, David, quien está al frente del negocio.

Esta casa empezó a ganar fama por la carne, procedente de Galicia, «lo cual antes era difícil de encontrar». Rosario fue aprendiendo a cocinar y «lo hizo de maravilla y mi padre hacía de todo». Francisco Morales era un gran apasionado de los toros y logró que su restaurant fuese frecuentado por grandes toreros como Curro Romero o Paco Camino. «Imagino que a través de sus amistades en el mundo de los toros mi padre logró que visitasen su taberna y fue ganando fama entre los toreros», afirma Francisco, quien trabajó junto con su hermana Rosario al lado de sus padres. «Cuando era pequeño estaba siempre aquí, mirando, y me mandaban de botones para varios recados. Y ya con 18-19 años me puse a trabajar con ellos», recuerda. Su padre era muy amigo del representante de la marca Philips y cuenta que eran ellos los que organizaban en un garaje la fiesta de esta empresa en Navidad, llevando los pellejos de vino. Otro hito famoso del fundador fue el hecho de conseguir permiso junto con Serafín Guillén, anticuario de El Rastro, para celebrar el «entierro de la sardina» cuando los carnavales estaban prohibidos.

Tercera generación

Su hijo David comenzó a trabajar en la taberna con 21 años. «No quise estudiar y me quedé aquí, primero era para un par de meses y ya han pasado muchos años. Al principio fue duro, es un trabajo esclavo, pero es muy bonito, conoces a mucha gente», afirma a ABC David Morales. Todavía recuerda cuando siendo un chaval dio la mano al Rey Don Juan Carlos. En las paredes de Casa Paco hay una foto de ese día, donde está su abuelo con el Rey, «creo que fue dos días antes del Golpe de Estado». Y también colgadas por todo el clocal se encuentran imágenes de toreros y de otros artistas que han pasado por allí. David recuerda que su abuelo era una persona muy buena y muy querida. «En este barrio había muy pocos restaurantes y le conocía todo el mundo. Yo entraba en las tiendas y no pagaba nada, pedía que lo apuntasen a la cuenta de mi abuelo», comenta divertido. Su abuelo era muy amigo de Lina Morgan, «me llevaba siempre a ver sus funciones. Junto con Amparo Rivelles y Enma Peneda fueron tres clientas muy amigas de esta casa», añade.

La lista de comensales famosos es muy amplia, entre ellos Ava Gardner y Ernest Hemingway, quienes se aficionaron al vino de Valdepeñas, Samuel Bronston, Palomo Linares, Conchita Montes, Francisco Rabal y Fernando Fernán Gómez. «También Fran Sinatra y Julio Iglesias». Además se han rodado anuncios y películas en esta casa. Pero no solo rostros conocidos entran en esta taberna que con los años se reformó y amplió aunque conserva muchos elementos originales como el mostrador de madera de nogal y los azulejos, algunos de ellos protegidos por Patrimonio. «Aquí sirvo a clientes del barrio que me conocen desde pequeño, llevan viniendo muchas décadas», afirma David. «Y cada vez vienen más jóvenes, este tipo de locales tienen su atractivo, así como turistas», puntualiza. Ya no se habla de toros como antes, «quizás porque las nuevas generaciones no viven el mundo del toreo como antiguamente», reflexiona David. Y no hay televisión, «me enfadaría mucho los días que perdiese el Madrid», añade.

Detalle del mostrador en madera de nogal
Detalle del mostrador en madera de nogalB.Rodrigo

En la barra son conocidos los pinchos de chicharrones, roquefort o queso manchego que acompaña a la caña (1,3 euros), o al chato de vino (un euros). Para acompañar la bebida se pude sobre todo raciones de callos y de jamón ibérico. En el restaurante, los callos, el pincho manchego, el cocido y el entrecot de vaca son los platos más demandados por los comensales. El precio medio de una comida o cena ronda los 30/35 euros por persona. David está esperando la autorización municipal para poder abrir una terraza en la calle, que le daría más vida. Aunque en esta casa no falta el movimiento, sobre todo los fines de semana y los festivos, que reciben muchas visitas.

 


 

¿Merece el ‘catedrático’ Enrique Ponce el Premio Nacional de Tauromaquia?

El torero reúne méritos para ello; pero no más que Curro, El Viti o Paco Camino, por ejemplo

Enrique Ponce, a hombros, el pasado 2 de junio, en Las Ventas. JAVIER LIZÓN EFE

Unánime ha sido la ovación recibida por el torero Enrique Ponce al ser galardonado con el Premio Nacional de Tauromaquia por un jurado elegido por el Ministerio de Cultura. Parece, sin duda, que le sobran méritos para ello tras una densa y larga trayectoria que lo ha convertido en una figura que cuenta con el beneplácito de la afición, aunque no todos comulguen con su tauromaquia.

Enrique Ponce es, además, una persona que cae bien; educado, discreto, sencillo, encantador, hijo y padre cariñoso y amante esposo. “Un regalo del cielo”, contesta Paloma Cuevas cuando le preguntan por su marido.

Un hombre, también, con estrella, pues solo así se puede calificar a quien la vida le ha permitido protagonizar tantas tardes de gloria, emocionar a tantos públicos, mantenerse durante 27 años —y los que le quedan— en el podio de los elegidos, y, lo que es casi un milagro, que solo haya visitado en muy contadas ocasiones las enfermerías de las plazas.

Ningún torero ha protagonizado una temporada excepcional que justifique este galardón

Vamos, que en estos tiempos tan políticamente correctos dudar sobre la idoneidad del premiado sería considerado una herejía que habría que castigar con la hoguera. Solo escribir la pregunta pone los vellos de punta: ¿merece el ‘catedrático’ Enrique Ponce el Premio Nacional de Tauromaquia?

Sí, hombre, sí; claro que sí. Como lo merecen otros, y, quizá, con más méritos; ahí están los casos de Curro Romero, Santiago Martín El Viti y Paco Camino, por poner solo tres ejemplos, de meritísimas trayectorias y evidente influencia en la tauromaquia del último medio siglo; y quién podría dudar a estas alturas que el premio lo merece la memoria de Víctor Barrio e Iván Fandiño, que dieron su vida por esta ‘locura’.

No hay que olvidar que los premios son, a veces, caprichosos, y dependen del criterio de un jurado —como es el caso— heterogéneo, variopinto, siempre bienintencionado, pero no por ello acertado, y que, además, decide deprisa y corriendo —la reunión no suele durar ni dos horas— tras unos brevísimos turnos de defensa de las propuestas presentadas, algunas de ellas extrañísimas.

Quizá, el error original está en la Orden ministerial que regula la concesión del premio, que en su artículo segundo dice textualmente que “el Premio Nacional de Tauromaquia está destinado a reconocer la labor meritoria de una persona, entidad o institución durante la temporada española de 2017 en el ejercicio de las diferentes actividades y manifestaciones de la Tauromaquia a que se refiere el artículo 1 de la Ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural, propiciando con ello la difusión de los valores culturales de esta. En casos excepcionales, debidamente motivados, también podrá otorgarse como reconocimiento a una trayectoria profesional”.

Ponce, en la corrida Picassiana, celebrada el pasado 16 de agosto en Málaga. J.R. LOZANO

En base a esta disposición, ningún torero hubiera merecido el premio este año, pues ni un solo integrante del escalafón ha protagonizado una temporada redonda y excepcional; ni siquiera Ponce, que salió a hombros de Las Ventas en una tarde envuelta en la polémica, fue el triunfador con todo merecimiento en la feria de Bilbao, y no ha tenido empacho en demostrar su enorme valía -demasiadas tardes- ante animales elegidos con mimo, de muy escasa fortaleza y tan nobles como tontos.

Ojalá Ponce cambie el uniforme de enfermero de animales tan nobles como tontos y se anuncie con toros de verdad

Así, el jurado decide por unanimidad conceder el galardón a Enrique Ponce “por una brillante temporada, en la que ha alcanzado éxitos incontestables en las principales ferias taurinas”, y, a continuación, parece que le traiciona el subconsciente y añade que “continuando así una trayectoria excepcional de más de 27 años como gran figura del toreo”.

En dos palabras, que la temporada del torero premiado ha sido brillante, pero no para ser merecedora de un premio de tan supuesta enjundia; y, quizá por eso, el jurado se ve obligado a apelar a su “trayectoria excepcional”. Pero aclarado ha quedado que si hablamos de carreras largas y extraordinarias, ahí están, en el otoño de sus vidas, las de Curro, El Viti y Camino, y no son los únicos.

Y un apunte más: ¿para qué sirve y a qué obliga el Premio Nacional de Tauromaquia?

Sirve para satisfacer el ego personal de un triunfador y no obliga a nada; es decir, que su utilidad es vana. Y alguna debiera tener en las difíciles circunstancias que padece la fiesta de los toros.

Con motivo de la más que discutible salida a hombros de Enrique Ponce de la plaza madrileña, este blog tituló en el mes de junio que “Una auténtica figura (y Ponce lo es) hubiera renunciado a la puerta grande”; hoy afirma que un torero en activo galardonado con el Premio Nacional de Tauromaquia debe ser ejemplo y referente de una fiesta íntegra y comprometida con la pureza y la emoción.

Un “premio nacional” debe renunciar a seguir siendo el mejor enfermero del escalafón, y enfrentarse a toros de verdad, fieros y encastados, con los que sueña la afición. En fin, que a Ponce le sobran méritos para exponer en el salón de su casa tan preciado galardón, y reúne conocimiento y calidad para liderar un espectáculo que no sabe adónde va.

Pues que lo demuestre; ojalá su carrera tarde en marchitarse, y ojalá antes de que recoja el premio decida cambiar el uniforme de enfermero jefe por el del torerazo que es y se anuncie con los toros que de verdad interesan.

 









Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: