NOTICIAS TAURINAS


 

Noticias Taurinas en México

 

Definen la novillada de feria en Caxuxi

Sara Edith reaparecerá tras una cornada sufrida en enero

Quedó definido el cartel para este lunes 17 de julio en la tradicional novillada de la Feria de Nuestra Señora del Carmen, en Caxuxi, Hidalgo, luego de la corrida de toros que tendrá lugar un día antes, el domingo 16.

El cartel queda integrado por los novilleros Francisco Martínez, Rafael de Alejandría, Sara Edith, Joselito Sainz y Baruch Arreola, para despachar cuatro ejemplares de Huichapan y uno de Xajay.

Esta novillada marcará la reaparición de Sara Edith, luego del percance que sufriera en enero pasado dentro del festival taurino de feria de la localidad mexiquense de San Pablo Tecalco, herida que le propinó un novillo de Gonzalo Iturbe y que le afectó algunos nervios.

Justamente en la plaza “El Carmen”, de Caxuxi, Sara debutó como novillera, lo que tuvo lugar apenas el año pasado. Cabe señalar que recién terminó la torera su carrera en Ciencias de la Comunicación.

 


 

El comentario de Juan Antonio de Labra

…Las cornadas casi siempre son errores de los toreros, y aunque…

Andrés Roca Rey ha caído herido una vez más. Ahora ha sido Pamplona el escenario que se suma a la lista de plazas donde ha sufrido algún percance. De esta manera, se ha visto interrumpido, nuevamente, el paso triunfal de su temporada 2017.

 

Hacía mucho tiempo que un novillero no llegaba a matador con vitola de figura, quizá desde hace veinte años, cuando El Juli se convirtió en ídolo tras el indulto de “Feligrés”… y nunca más se bajó del carro de los triunfadores. Bueno, no sólo eso, sino que ha tirado del mismo desde entonces con una capacidad de aguante impresionante. Vamos, que podríamos catalogarlo como un “ultramaratonista del toreo”.

 

Al maestro madrileño no lo castigaron los toros con tanta furia en esos primeros años, y salvo la fuerte cornada de Sevilla del año 2014, de la que tuvo que ser reoperado, el resto de sus percances no han revestido gravedad, por fortuna.

 

La herida de la cara y la cornada que le pegaron en Calahorra a finales de agosto del 99, fueron las primeras de una prolongada actividad que no ha tenido tantas interrupciones, y eso que en los años más fructíferos llegó a sumar más de cien corridas por temporada.

 

Roca Rey no había hecho tanto ruido antes de presentarse como novillero en Las Ventas, y a partir de su puerta grande de 2015, se proyectó al doctorado con mucha categoría y no ha parado de torear, siempre con la misma actitud.

 

Sin embargo, el peruano se ha ido “al hule” con mucha frecuencia, por desgracia. Una fisura en una muñeca, la pérdida de piezas dentales, dos severas -y preocupantes- conmociones cerebrales, además de varias cornadas, son el caro tributo que se ha visto obligado a pagar para convertirse en figura del toreo.
¿Temeridad? ¿Exceso de confianza? ¿Torpeza? Las cornadas casi siempre son errores de los toreros, y aunque las consideren sus “medallas”, tratando así de recordarlas como condecoraciones, la memoria del cuerpo es sabia. Está alojada en lo más profundo del ser humano. A veces ni siquiera hace falta ser consciente de que existe para que se manifieste con naturalidad.  Y por eso dicen que el valor se escapa por el hoyo de las cornadas.

 

La pregunta es inevitable: ¿Acaso es posible salir a arrear todas las tardes y con todos los toros, no obstante que algunos no valgan para conseguir triunfos trascendentes? Roca Rey ha hecho una apuesta muy riesgosa siguiendo una profunda vocación. La actitud del limeño es encomiable; es más, debe ponerse como ejemplo a todos aquellos que quieran ser toreros.

 

Pero si un valor tan importante y una entrega tan pura no se fundamentan en la inteligencia, no hay cuerpo que resista una carrera de larga duración, de esas que convierten a un hombre en “torero de época”. Ya va siendo hora de que Roca Rey se ponga a pensar en ello.

 


 

 

UN PAR DE MOCHA OREJAS

Publicado por Bardo De La Taurina el 13/7/2017

UN PAR DE MOCHA OREJAS

[Bardo de la Taurina]Jesús Enrique Colombo, directo de triunfar en San Isidro viene a Cinco Villas y le mocha dos peludas a su enemigo y abate la Puerta Grande, vuela a Pamplona, a la feria más festiva de España y con la misma llave dupla vuelve abrir el portón…

…baja a Madrid se planta y a todo pulmón se acredita una oreja de esas que valen en euros, ante esos hechos contundentes surgen preguntas; ¿Por qué en un país infinitamente más boyante que Venezuela en número de ganaderías, de toreros y de plazas, no tenemos un novillero que esté arrasando en cuanto albero se planta?, la otra ¿vendrá a la nova temporada novilleril que se celebrara en la Plaza México?, y otra ¿quién le parara el alto?, la primera pregunta hasta se podría ampliar al rubro de los matadores incluyendo en la comparación lo que está haciendo el peruano Andrés Roca Rey, mas que una respuesta, mi menda propondría a los empresarios así como se hacen limpia de corrales con la frialdad de los iglúes hacer una objetiva selección de los toreros que tienen patas pa’ gallos y darle a ellos los toros que van a invertir en otros jóvenes no agraciados, teniendo con ello mayores posibilidades que les cuajen los toreros que mañana les pueden redituar y ojala que los empresarios ganen lana, porque si no en lugar de toreros van a traer a quien les baje la cortina.

La otra es de esperarse que a estas horas, ya los firmantes del embudo de concreto, tengan más que firmado a Colombo, ya que es obligatorio traerlo, que si no lo hacen a la afición no le va a parecer y cómo anda tan arisca si no ven a este en la inauguración se van a pintar de colores desde en denantes, referente a quien le puede dar la pelea, la tarea ya se las hicieron los taurinazos Marco Sirvent & Domínguez Cobián así que telefonazo a José María Pastor y a Francisco Martínez, los novillos pues pa’ que garanticen en edad, trapío, bravura los de San José o los del Grullo irían en caballo de hacienda.

Y solo decirles a los toreros que ahora que está tan de moda eso de las evaluaciones, pa’ el serial que se va a dar en Cd. Satélite, quedó vacante un puesto, que servirá entre otras cosas, pa’ ver que apoderado anda más a las vivas y a cuales los coletudos les tendrán que pegar un toque de atención, sin descartar que también la empresa traiga fina la mira de acuerdo al gusto de los que van a pagar, que no es lo mismo que a consecuentar.

 


 

Efemérides: El debut de Jerónimo en La México

Tuvo lugar hace 20 años, el 13 de julio de 1997

Jerónimo debutó en la Plaza México el 13 de julio de 1997, tarde en la que dejó una gratísima impresión a los aficionados que se dieron cita para una novillada en la que se anunciaba a Julián López El Juli”, en su segunda tarde en el embudo de Insurgentes, y a César Castañeda.

La entrada en los tendidos de La México fue realmente buena, en gran medida motivada por la repetición del joven madrileño, que había estado sensacional semanas antes.

Con 34 novilladas toreadas llegó Jerónimo a este compromiso, desde su debut novilleril el  6 de agosto de 1995 en Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala. De negro y oro, su tarjeta de presentación ante el novillo “Castellano”, de De Santiago, fueron unos mecidos lances a la verónica y, acto seguido, un quite por gaoneras.

Ya manifestaba Jerónimo un especial sentimiento al desenvolverse en el ruedo y esa caraterística fue la que impactó al público, aunado a su muy mexicana interpretación del toreo. La espada impidió el triunfo ante este novillo, pero en cambio dio una aclamada vuelta al ruedo junto al ganadero.

Y es que con la muleta brindó series impregnadas de aroma y variedad, emocionándose primero para después emocionar a unos sorprendidos espectadores.

No pudo el poblano terminar la lidia de su segundo, pues sufrió una fea voltereta y quedó conmocionado, de tal forma que fue ingresado a la enfermería y ya no salió, dejando a la afición con la “miel en los labios”. A este novillo lo liquido César Castañeda.

Jerónimo se ganó la repetición y semanas después pudo triunfar en La México, al cortarle las dos orejas a un estupendo novillo de la ganadería de Huichapan. Su carrera como novillero fue exitosa e incluso tuvo la oportunidad de actuar en Europa, donde debutó en 1998 llegando a torear dos novilladas en Francia y seis en España.

Sobrino nieto del gran Jorge Aguilar “El Ranchero”, recibió la alternativa el 6 de febrero de 1999, teniendo como escenario la plaza “El Relicario” de Puebla. Llevó como padrino a Enrique Ponce y el testigo fue el tlaxcalteca Rafael Ortega, delante del toro “Editor”, de Lebrija.

Luego de la alternativa, ratificó el doctorado en La México un 12 de diciembre de 1999, llevando como padrino al ibérico Miguel Báez “Litri” y, como testigo, a Enrique Ponce, con toros de la ganadería de Xajay. El ejemplar de la ceremonia llevó por nombre “Marco Polo”.

 



 

 

Noticias Taurinas en España

 

FERIA DE SAN FERMÍN

Pamplona: Talavante, la oreja; y Ferrera, la faena

Talavante paseó el único trofeo de un festejo en el que Ferrera -volteado aparatosamente- malogró con la espada el trasteo de mayor sabor de la feria

Por Redacción APLAUSOS

 

Pocas virtudes tuvo el desclasado primero de Cuvillo, de fea y basta morfología. Lo lidió Ferrera con solvencia, pero sin lucimiento por la deslucida condición del astado. Ferrera, que banderilleó con facilidad, anduvo torero con la muleta pero sin poder ligar los muletazos. Mató con habilidad.

Una oreja le cortó Talavante al segundo de la tarde gracias en gran parte a la estocada, algo desprendida, pero que tuvo un rápido efecto. Antes, Alejandro intentó aplicarle temple y mano baja a un toro con una embestida un punto áspera y poco enclasada. Mejor estuvo en las primeras tandas al natural, de poco ajuste pero sí de trazo largo y mandón. Sobre la diestra se mostró el toro muy rebrincado y la faena no acabó de tomar vuelo. La estocada fue clave para la concesión de la oreja.

Se justificó Ginés Marín frente al deslucido tercero, un toro que protestó en el caballo y que se quedó crudo y sin picar, algo que acusó en la muleta con una embestida tosca y soltando la cara. Lo intentó Marín sin opciones.

Interesante e importante resultó la faena de Antonio Ferrera al cuarto, un toro que embistió con prontitud y transmisión, sacando fondo de bravo. Faena muy completa en los tres tercios: bonito el quite por delantales rematado de una media sabrosa y buen tercio de banderillas con un par al quiebro emocionante. Se puso a torear al natural de primeras tras ver lo bien que embistió el toro al capote largo y poderoso de Montoliu por ese pitón. Expresión y profundidad tuvieron los naturales, pitón por donde se encontró más a gusto el torero. Abrochó con un final sobre la diestra sin el estoque. Mató de media estocada arriba y cuando fue a descabellar, sufrió una fuerte voltereta. Hubo petición que fue desatendida por el palco de manera injusta. Vuelta para el torero y bronca al presidente.

El quinto tuvo más movilidad que clase. A pesar de ello, Talavante logró sacarle faena, mostrándose muy por encima del animal y aprovechando esa movilidad para ligar los muletazos. Bien el torero en una faena en la que, sin ser rotunda, la espada le dejó sin premio y sin puerta grande.

El sexto embistió siempre a media altura, pero al menos se movió y obedeció a los engaños. Bien en la brega Carretero. Se puso a torear sin probaturas Ginés Marín, que ligó las series por ambos lados sin que terminara de explotar la faena por la falta de ritmo y de humillación del animal. Más a gusto al natural el extremeño, que mató de una gran estocada.

Pamplona, jueves 13 de julio de 2017. Feria de San Fermín. Toros de Núñez del Cuvillo. Nobles, con movilidad aunque faltos de clase en líneas generales. Destacó el bravo 4º por su buen juego, el mejor de todos.

Antonio Ferrera, silencio y vuelta al ruedo tras petición y aviso;

Alejandro Talavante, oreja y silencio; y

Ginés Marín, silencio en ambos.

Entrada: Lleno.

 

 

La revolera

Por Paco Mora
Por Paco Mora

Ferrera, naturalidad y sentimiento

Decía Picasso que la inspiración te tiene que coger pintando. En el toreo ocurre lo mismo. Y de la inspiración brota el sentimiento. Y a partir de ahí todo es arte y lo demás trabajo, mejor o peor hecho, pero trabajo al fin y al cabo. Y si ese arte está impregnado de naturalidad, temple y armonía, estaremos hablando de Antonio Ferrera en la penúltima de los “sanfermines”, que convierten Pamplona en una Fiesta única en el mundo. El “extremeño de oro” del toreo actual ha sembrado el ruedo pamplonica de torería. Todo lo que ha hecho con capote y muleta en el segundo toro de su lote, ha tenido tal sabor que ha proclamado su faena como la mejor de todo lo que llevamos de este San Fermín de 2017.

Medido, tranquilo, sin una crispación, el toreo de Ferrera ha rezumado calidad y cadencia, tanto sacando a los toros del caballo toreando por alegrías, como llevándolos con la pañosa con suavidad de seda en una interpretación de puro cante grande. Si a mí me dicen hace diez años que vería al torero de Tornay y Ellauri toreando así, no me lo creo ni harto de vino. Lo que demuestra que de toros no entenderán ni las vacas, como decía don Álvaro, pero de toreros; el que se crea profeta es que es más tonto que Abundio, que iba a vendimiar y se llevaba uvas de postre. ¡Qué torero!

Talavante y Marín han trabajado bien, extrayendo de sus adversarios el máximo de lo poco que tenían como material de lucimiento. Ginés Marín apunta con la tizona maneras de auténtico matador de toros, y con las telas se desenvuelve con serenidad y empaque. Hay que seguir viéndolo. Sin echar las campanas al vuelo, pero con mucha atención. Y de Talavante hay que decir, porque es de justicia, que sigue firme en el empeño de buscar la perfección de su personal toreo.

El encierro de Núñez del Cubillo se ha movido, que no es poco, pero ha evidenciado, excepto el cuarto, la tendencia de echar la cara arriba. En fin, la tarde se ha llamado Antonio Ferrera.

 


 

OBITUARIO

Fallece el torero catalán Enrique Molina Castro

Contaba con 82 años de edad y fue una figura muy ligada a la Fiesta en Cataluña, formando para de su Escuela de Tauromaquia

Por Redacción APLAUSOS

Este miércoles 12 de julio ha fallecido en la localidad de Lloret de Mar el matador de toros Enrique Molina Castro a los 82 años de edad, víctima de una grave enfermedad que sufría desde hacía tiempo.

Aunque nació en la población granadina de Alhama de Granada (25 de abril de 1935), a los 12 años se trasladó a Barcelona con sus padres, siendo allí donde despertó su vocación por los toros, formándose en sus inicios en la escuela de Pedro Basauri “Pedrucho”. Como novillero tuvo cierta popularidad, sobre todo gracias a ese cartel que alcanzó fama y que completaban José María Clavel y Fermín Murillo, que recorrió muchas plazas españolas, entre ellas Las Ventas, donde se presentaronel un 19 de marzo de 1952, lidiando novillos de Isaías y Tulio Vázquez. Tres novilleros de gran predilección por la afición catalana y que fueron apoderados conjuntamente por el periodista José María Villapecellín.

El 6 de septiembre de 1959 tomó la alternativa en la plaza de Sant Feliu de Guixols, de manos de Enrique Vera y en presencia de Carlos Corpas, con ganado de Núñez Guerra. No tuvo la suerte esperada como matador y cuatro años después, un 22 de septiembre de 1963, decidió retirarse. Dos años más tarde volvería a los ruedos vistiendo la plata, a las órdenes del diestro Luis Segura. Se retiró definitivamente en 1987, aunque estuvo muy ligado a la Fiesta. Formó parte de la Escuela de Tauromaquia de Catalunya e incluso ayudó a la torera catalana Elisabeth Piñero. En su última época fue asesor taurino de la Monumental de Barcelona. El funeral tendrá lugar mañana viernes en la capital catalana.

La redacción de APLAUSOS nos sumamos al dolor de la familia del torero fallecido. D.E.P.

 


 

 

La Revolera

Por Paco Mora
Por Paco Mora

El artista de los “Niños toreros”

 

Con él se me ha marchado otro amigo. Enrique era el artista de “los tres niños toreros” de Villapecellin. Los otros dos, el hábil banderillero José María Claver y el recio muletero Fermín Murillo, alcanzaron más nombradía y tuvieron mayor recorrido en la profesión que el ahora fallecido. Conocí primero a Murillo en Albacete, la ciudad en la que me crié y en la que Fermín pasó en su adolescencia un par de años. Al baturro, un mozallón fuerte y alto para los muchachos de nuestra época, lo trajo a la ciudad manchega Lucinio Cuesta, primer apoderado de Juan Montero, y en el Cuerpo de Aviación hizo la “mili” como voluntario para quitarse el compromiso de encima cuanto antes, para evitarle el parón de dos años en el momento más inoportuno de una carrera que Lucinio intuía larga y provechosa.

Con los años, no muchos, Fermín y yo nos reencontramos en Barcelona, cuando Murillo, recién alternativado, era novio de la hija del comandante Bello, aragonés como él, destinado en el Gobierno Militar de la capital de Cataluña. Allí, en el Café Atlántico, propiedad de Joaquín Carrasco, uno de los mejores aficionados que he conocido en mi vida, me presentó Fermín a Enrique Molina. Era un hombre de una educación y una bonhomía apabullante. Y nuestra amistad duró toda la vida. La última vez que nos encontramos fue en la finca de El Pizarral, adonde se celebraba un tentadero y después un almuerzo que duró toda la tarde, en cuya sobremesa cantó Maruja Garrido, que vino desde Cataluña junto a Molina y una serie de aficionados de una peña de la que este formaba parte y que tenía su sede frente a la Monumental de Barcelona.

Muchas veces he pensado en lo que podría haber sido de aquellos “niños toreros” si Villapecellin no los hubiera estrellado prematuramente, con una exagerada novillada de Molero Hermanos, en Las Ventas de Madrid. De todos modos, con Enrique Molina ha muerto un torero tocado por la varita magica del arte y un hombre bueno y cabal.

 


 

VALENCIA

Xàtiva anuncia su feria a pesar de no contar con la autorización del Ayuntamiento

Ampliar

Xàtiva anuncia su feria a pesar de no contar con la autorización del Ayuntamiento

El consistorio no responde a los requerimientos presentados por la empresa organizadora de los festejos taurinos de agosto y ésta entiende su ausencia de respuesta como silencio administrativo positivo que piensa utilizar en su favor

Por Ángel Berlanga

 

La vuelta de los toros a la localidad valenciana de Xàtiva sigue en el aire. La empresa organizadora de la próxima feria taurina de agosto, comandada por Carlos González, presentó ayer los carteles pero confesó estar a expensas de que el Ayuntamiento setabense -dirigido por un tripartito formado por PSOE, Compromís e Izquierda Unida- otorgue la autorización necesaria para poder celebrar los festejos programados. La empresa confía en que terminará por conceder los permisos ya que, en caso de no hacerlo, podría estar incurriendo en un posible delito de prevaricación con las consiguientes acciones judiciales que el sector taurino pondría en marcha.

“El empresario Carlos Sánchez lleva desde junio del año pasado pidiendo permisos para poder dar toros en Xàtiva. Lleva una decena de requerimientos y peticiones presentados por registro de entrada y el Ayuntamiento no ha tenido siquiera la decencia de contestar a ninguno de ellos, cuando está obligado a hacerlo en un plazo máximo de tres meses”, explica Pepe Calatayud, portavoz de la peña taurina Punteret de Xàtiva y participante en el acto de presentación de carteles de este miércoles.

“El modo de proceder del consistorio pasa por callarse y dejar que pase el tiempo. Pero la ley contempla que si no contesta a los requerimientos en ese plazo máximo de tres meses, se impone la figura del silencio administrativo positivo y, por tanto, se supone que podríamos dar toros. Pero, a pesar de ello, seguimos necesitando unos permisos que aún no nos han dado”, explica Calatayud, que añade: “Los contratos con toreros y ganaderos están firmados, pero si la estrategia del Ayuntamiento pasa por darnos la autorización cuando apenas falten unos días para celebrarse los festejos y así complicarnos más aún la vida, que sepan que el empresario piensa demandarles por lucro cesante y trasladar a octubre los mismos festejos. Además, llegado el caso, tampoco sería una mala solución dado que apenas hay toros en España en esas fechas y tendríamos más tiempo para poder promocionar y difundir mejor los festejos”.

POLÉMICA CONSULTA
Según comenta Pepe Calatayud, el Ayuntamiento está escudándose en el resultado de la polémica consulta que llevó a cabo el pasado año, en el que el “NO” a los toros ganó por menos de ochenta votos de diferencia. Pero, de momento, “no se atreven a plasmarlo por escrito porque saben que aquella votación no tenía valor legal. No había ni urnas, era vía telemática y el consistorio no contó con los aficionados a los toros para nada. Únicamente se limitaron a darnos el resultado cuando se hizo el recuento. Aunque quisieran venderla como vinculante en su momento, aquella encuesta no puede ser vinculante porque sólo tiene valor estadístico, nunca legal. Así que si se les ocurre contestarnos por escrito esgrimiendo que el resultado de la consulta es el motivo por el cual no quieren concedernos los permisos, van a meterse en un buen lío porque vamos a utilizar todos los medios judiciales que tengamos a nuestro alcance para lograr que se haga justicia”.

La otra vía que podría estar manejando el consistorio para poner trabas a la celebración de los festejos es alegar que el coso no se encuentra en buenas condiciones. “¿Cómo no va a estarlo? ¿El año pasado sí lo estaba y éste no? Es de vergüenza, quieren buscarnos las vueltas en todo con tal de cargarse la Fiesta. Es todo una mentira y queremos desmontarla”, exclama indignado Calatayud; aunque, en realidad, tal y como él mismo recuerda, “el Ayuntamiento ya tiene el lío encima porque si hace cumplir la ley, debe permitirnos dar toros y defraudará a sus votantes; y si no nos permite dar toros, estará incumpliendo la ley con las consiguientes sanciones que de ello derivararán”, concluye.

LOS CARTELES DEL CICLO
La programación dada a conocer consta de tres festejos, programados para los días 16, 17 y 18 de agosto. Se trata, por este orden, de una novillada sin picadores, una exhibición de recortadores y una corrida de toros con reses de Palha para Sánchez Vara, Román y Jesús Duque.

 

 


 

La Pincelada del Director, por José Luis Benlloch

Teruel y Pamplona, dos ferias con sentimiento

Teruel y Pamplona, dos ferias con sentimiento

Por Redacción APLAUSOS

 

Si esto fuese una crónica viajera, que no tiene por qué no serlo, camino de Pamplona en el mapa taurino aparece Teruel con su Feria del Ángel. Parada y fonda. El Torico en lo más alto, los pañuelicos rojos que te meten en ambiente, su jamón D.O. que mejora el cartel por días, valencianos y más valencianos por las calles y las peñas vaquilleras a las que se les echa de menos en la plaza, petándolo todo. Hay que recuperarlas sí o sí. No es necesario recordar que Teruel es menos universal que Pamplona, en realidad ha tenido que reivindicar su existencia a golpe de eslogan publicitario y aún sabiendo que existe queda lejos de la exposición mediática que supone San Fermín, pero es feria igualmente entrañable y festiva y sus gentes la viven a pulmón libre. Este año, a más a más, fue un todo cargado de sentimientos. Y ya saben, dame un sentimiento, una historia que toque el corazón, y levantaré una feria. Un sentimiento y un empresario que bien la gobierne, claro. Esta edición tenía el sentimiento y el empresario, el recuerdo de Víctor Barrio, un año de su mitificación, me cuesta escribir muerte, y Alberto García empeñado en rescatar la plaza de su pueblo. Ahora sólo falta la tercera pata del banco: que la Administración apoye.

En la apertura ferial, viernes, hubo truenos y lluvia, cielo cárdeno y amenazante, buena entrada, homenajes y silencios de respeto, hasta dos, a la memoria de Víctor Barrio y de Fandiño, toros de Julio de la Puerta con más fachada que fondo y un resultado artístico muy dispar. Gozo por una excelente faena de Paco Ureña, que va cuajando en un gran torero. Disgusto del mismo Ureña en su segundo, que dio muestras de estar reparado de la vista e hizo imposible el lucimiento. Torerísimo por momentos Varea, que todo seguido se difuminó en unas lagunas que tendrá que evitar si no quiere lastrar su futuro. Y sin suerte esta vez Padilla.

A la misma hora en Pamplona, Román se jugó la vida frente a los toros de Cebada Gago. En realidad volvió a nacer si tenemos en cuenta cómo le cogió, le sacudió y corneó su primero sin más consecuencias que el destrozo indumentario. ¡Que se vuelva a bautizar! Ni que decir que con ese y con su segundo estuvo valentísimo, que se ganó al público, que cortó una oreja y que ni uno ni otro le hicieron perder la sonrisa. Lo pude seguir en directo, milagros de la ciencia, desde la plaza de Teruel mientras las cuadrillas discutían si era milagro o ciencia que un toro de Julio de la Puerta tuviese la vista clara por la mañana y nublada por la tarde. ¡Pícaros!

Ponce sublimó el toreo y le quitó una velocidad a la lidia en Teruel. Todo surgió despacito, muy despacito… deslumbrante. Diría que eterno y joven. Es la sensación que quedó cuando remataba su segunda faena de rodillas con aires novilleriles

El sábado, día grande, fue escenario de una excelente tarde de toros en la que Ponce sublimó el toreo y le quitó una velocidad a la lidia. Todo surgió despacito, muy despacito… deslumbrante. Diría que eterno y joven. Es la sensación que quedó cuando remataba su segunda faena de rodillas con aires novilleriles. Por eso la plaza se puso en pie y lo celebró con alborozo. Luego, cuando acabó la vuelta al ruedo, le aclamaron al grito de ¡torero, torero! El maestro cuajó una tarde de pura excelencia. Su primera faena nació desde el dominio absoluto. Dominio de los tiempos, del escenario, de la distancia y de las alturas, también de las emociones que a cualquiera atenazan y a él estimulan, con mucho temple, por momentos a cámara lenta, por los dos pitones en muletazos que terminaban muy al final, allá donde rompen las olas y la fuerza del toro se hace playa. Lo aderezó todo con golpes de inspiración, con ese toreo por abajo que interpreta elegante y exclusivo. Mató de media fulminante y al usía le pareció que aquello en Teruel no valía más de una oreja. Otra oreja le concedió en su segundo por una faena más buscada, de más esfuerzo ante un toro noble y remiso. Los alardes finales de rodillas enardecieron al respetable y el presidente, que había establecido la tarifa plana, volvió a considerar que aquello valía otra oreja aunque una faena y otra se pareciesen entre sí como una pera y un tomate. Nada a tener en cuenta, no cabe el enfado después de ver torear como se vio torear a Ponce en Teruel.

Morenito, por su parte, no se quiso quedar atrás y toreó con mucha reunión y muy asentado en los dos, con gusto y sentimiento. También cortó una oreja de cada toro aunque si repasamos la historia de la plaza, por bastante menos dieron mucho más, pero para entonces ya estábamos en el reino de la tarifa plana. Haga lo que haga, una oreja. O ninguna. Que se lo pregunten a Curro Díaz, el menos afortunado en el sorteo, que logró perlas preciosas pero sueltas, pidieron para él la oreja del quinto y aunque no se la dieron dejó la impronta de su toreo artístico. Los toros de Adolfo, nobles e interesantes. Hubo brindis al cielo y a los compañeros, muchas emociones sueltas, Inma Vilchez le dedicó una copla a Barrio muy sentida antes de que las cuadrillas rompiesen la formación y al final ni Ponce ni Moreno se fueron en hombros porque a la autoridad le pareció poco bagaje artístico lo sucedido. Ni en Madrid.

Garrido armó la marimorena al estilo Pamplona: las rodillas al suelo, la distancia corta, el corazón grande y la ambición desbocada. A punto estuvo de abrir la puerta grande

Y el domingo Pamplona. Otra feria con sentimiento, de las que te tocan el corazón. Otra fiesta, otro toro, otra pasta, pasta de la que da moral a los toreros, otro mundo, si me apuran otra ética, otra manera de hacer en los despachos. Al llegar me hablan del valor de Román, santa palabra, de la templanza de Pepe Moral que es otra fórmula santa para ser gente en el toreo. La corrida del Puerto fue dura. Nada fácil, al contrario, sobre todo si se quiere torear bonito y limpio como se pide hoy en día. Con esa alzada, esos pitones y ese carácter, el toreo de hoy es una quimera. Si que te roce la muleta es un pecado, no hay cielo posible. Aún así Curro logró pasajes preciosos, Ureña -como en Teruel- asentó sus reales y siguió avanzando y Garrido se topó con un imposible de lo más agrio para debutar y se vino arriba con el famoso Huracán de la carrera matinal al que armó la marimorena al estilo Pamplona: las rodillas al suelo, la distancia corta, el corazón grande y la ambición desbocada. A punto estuvo de abrir la puerta grande. De momento la segunda unidad -si me permiten el palabro deportivo-, los jóvenes, crecen en San Fermín. Ahora tienen la palabra los mayores.

 


 

MUNDOTOROLIVE Con los toros de Miura

 

El último encierrillo, En Vivo

13/07/2017 21:16 Los toros de Miura han sido conducidos a los Corrales de Santo Domingo donde partirán hacia el Coso de la Misericordia.

 


 

HERIDOS Ya camina por la habitación

Roca Rey recibirá el alta el fin de semana

13/07/2017 11:46

oca Rey fue prendido al entrar a matar en el sexto toro I SERGIO RECUERO

MUNDOTORO > Madrid

Andrés Roca Rey recibirá el alta en las próximas 24 ó 48 horas, después de su cogida el pasado martes al entar a matar al sexto toro de la tarde. Según informa el Dr. Ángel Hidalgo el diestro peruano ‘presenta una evolución clínica favorable y el aspecto de la herida es correcto permaneciendo afebril’.

Muestra de esta evolución favorable ayer comenzó a dar sus primeros pasos ‘sin problemas aunque con molestias lógicas en relación con el tipo lesión’.

 

 

 


 

Pobre de mí

Este país es el mismo y es otro, y en esto sí que no hay retorno

Dos toros de la ganadería de Jandilla durante el quinto encierro de los Sanfermines 2017.rn rn
Dos toros de la ganadería de Jandilla durante el quinto encierro de los Sanfermines 2017. Villar López EFE

Igual que el fútbol se la traía al pairo, a mi padre le privaban los toros. Los toros en la tele, exactamente, porque a la plaza solo se permitía ir de lustro en lustro, al considerar que semejante dispendio en su persona podría restarle el pan y los libros a sus hijos. Así, de Fallas al Pilar, no había corrida que mi padre no viera en casa salvo duelo, boda, comunión o bautizo. Qué morriña, aún lo estoy viendo. Despatarrado en su orejero de patriarca ibérico, cualquiera le quitaba el sitio, dándole cuartelillo a un cubata de Larios y a medio kilo de pipas al tiempo que les cantaba instrucciones precisas a diestros, cuadrillas y monosabios. A mí nunca me gustó lo que veía, pero me lucía tanto verle contento que, cuando se jubiló de acarrear guiris del avión al aeropuerto y viceversa, la que suscribe, a la vez que una matrícula en una universidad de mayores para que pudiera aprender lo que le robó la posguerra, le regaló una suscripción a Canal Plus para que pudiera ver todos los festejos del calendario. No le dio tiempo. Una fibrosis asesina le fue secando los alveolos hasta convertirlos en estropajos de aluminio y le dejó amarradito a una bomba de oxígeno hasta que un día, demasiado pronto, se acabó lo que se daba.

A mí, ya digo, nunca me gustó lo que veía, pero me arrebató lo que escuchaba. Ese entrar al trapo, ese crecerse en el castigo, ese salir a hombros, ese estar para las mulillas. Ese léxico, esa liturgia, ese nombre exacto y bellísimo para cada asunto. Todo eso hasta que le vi los cuernos al toro. Y olí su sangre y sus heces y oí su aliento de bestia y sus estertores de muerte y se me revolvió el estómago para siempre. Hoy, en casa, nadie ve corridas y a mis hijas los toros les horrorizan sin pretexto. En esto, como en tantas cosas, el cambio se ha producido intramuros. Mañana es el Pobre de mí. Pues eso, pobre de mí de querer sentar cátedra. Pero me temo que este país es el mismo y es otro y en esto sí que no hay retorno.

 


 

 

María José Campanario ingresada en un hospital psiquiátrico

La mujer de Jesús de Ubrique en el peor momento de su vida

L.R.G.
María José Campanario
Gtres

María José Campanario estaría atravesando uno de los momentos más complicados de su vida. Tras varios ingresos a causa de la fibromialgia que le fue diagnosticada este año, la mujer de Jesulín de Ubrique ha visto mermada su salud siendo finalmente ingresada en un centro de salud mental, informa EP.

Tal y como han anunciado en Sálvame, María José se encuentra ingresada en psiquiatría convirtiéndose en el personaje con el que ayer se especulaba desde el plató de Telecinco. El motivo sería una fuerte depresión que llevaría arrastrando durante varios años y que sumada a la enfermedad crónica han lapidado a la dentista en un profundo malestar.

Aunque hace escasos días María José celebraba su victoria judicial frente a María Patiño, confesando que recurrirá con la intención de conseguir más dinero, sus fuerzas se han debilitado llegando a necesitar ayuda de un especialista y con graves consecuencias.

La mujer de Jesús Janeiro permanece desde este lunes en el Hospital Psiquiátrico Clínica El Seranil en Benajarafe, Málaga, tal y como ha apuntado Kiko Hernández. Campanario se encuentra en tratamiento y descansando con el apoyo de su familia, que atraviesa uno de los momentos más complicados de los últimos tiempos después de una grave mental.

Las últimas publicaciones de María José en Instagram alertaban de que no estaría pasando por su mejor momento, hasta el punto de cerrar las redes sociales, de las que se ha alejado con el fin de una pronta recuperación.

 


 

 

La vida en blanco y rojo: Bar Fitero

Los de Victoriano del Río dejaron nueve contusionados pero ningún corneado, en un atropellado encierro de 2.17 minutos.

Andar por Pamplona los días sanfermineros requiere una hoja de ruta gastronómica. Todos sabemos que beber desatadamente sin mojar es un principio de insensatez. De ahí que desde el almuerzo después del encierro hasta la recena, cada momento de los brillantes días de julio en la capital navarra, sea una excusa para visitar una cocina bizarra, bastante tradicional y que nos calienta el estómago para permitirnos alargar la fiesta. Son muchas las casas de postín que llenan los manteles estos días de fiesta, caso de los estrellados Michelín, Europa o Rodero, sin olvidar al lugar predilecto de la burguesía, como es Alhambra. Potxas, ajoarriero, estofado y txuleta, son el menú clásico sanferminero.

Pero de todos los fogones y tabernas, elegimos por entrañable, auténtico y genial, la barra del Fitero. En plena milla de oro de Estafeta, despacha un frito delicioso, tal vez el mejor del mundo, y un gracejo de servicio que no tiene parangón en Pamplona. Javier Vinacua, hermano por derecho, nos masajea el espíritu cada aperitivo de mediodía con almeja, ostra, percebe y otras profundidades de la mar, tortillas y un majestuoso pincho, los que riega con sus interpretaciones del vermú, espumosos y una cerveza bien tirada, cosa rara en Pamplona.

La libertad es un acto que nos realiza, sea para beber, comer en la calle, como en Fitero, o para correr el encierro. Esa embarazada que deseaba poner en riesgo a su futuro hijo y a su propia vida nos invita a reflexión. Más allá de normas, la libertad es un precio insobornable. Tanto como elegir este bar navarro como lugar de destino vacacional. Las Maldivas son una horterada comparado con el Fitero. Es nuestra casa y la de todos los joteros, caminantes y esa inagotable cuadrilla de amigos de aquí y de fuera, de la patrona Ester y de la bellísima Carriquiri Arantxa, el futuro está garantizado con Dani y con la promesa de amistad y bonhomía de Javier y de su gente. Sentarse en el callejón del Fitero cada mañana sanferminera, es una pasaporte a la alegría de vivir.

 








 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: