INFORMACIÓN DE LA ANCTL

19 Oct

 

 

#MÉXICONIЯUAT

NOTICIAS DE MÉXICO

 

Celebran “Partido de la hermandad” en Tlaxcala

Por: Redacción | Foto: TauroPasión
Miércoles, 19 de Octubre del 2016 | Ciudad de México

foto_noticia27155

Toreros tlaxcaltecas cambiaron el ensayo en los ruedos por una cancha de futbol, en un partido llamado de la hermandad de la familia taurina con la prensa local, encuentro que ganaron los primeros tres goles a cero con anotaciones del matador Angelino de Arriaga, así como de los novilleros Manolo Astorga y Rafael Soriano.
El “Partido de la hermandad” convocado por el Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino que dirige Luis Mariano Andalco López, se llevó a cabo en la cancha de la Unidad Deportiva Prospero Cahuantzi, de la localidad de Santa Ana Chiautempan, a la cual se dieron cita los matadores Uriel Moreno “El Zapata”, José Luis Angelino y Angelino de Arriaga, becerristas, novilleros, apoderados y subalternos.
Por parte de la prensa local, en el partido previo a la feria de Tlaxcala que inicia el día 28 de este mes, asistieron El Sol de Tlaxcala, La Jornada de Oriente, 385 grados, Tv Tlaxcala, Radio Tlaxcala, FM Centro, Síntesis Tlaxcala, Gentetlx y Línea de Contraste, entre otros.
De esta forma, el Instituto Taurino continúa realizando actividades que fomenta, no sólo la Fiesta Brava, sino la sana convivencia.

 

 


 

 

Tiempo Taurino – Manolo Martinez.

 

 

 


 

 

Historia: Homenaje a El Tío Carlos

Por: Francisco Coello Ugalde | Foto: Archivo
Miércoles, 19 de Octubre del 2016 | Ciudad de México

El nombre de Carlos Septién García (Querétaro, 15 de enero de 1915-Monterrey 19 de octubre de 1953) se vincula al de un personaje entregado al oficio del periodismo, mismo que desempeñó desde temprana edad, siguiendo quizá el ejemplo de Joaquín García Icazbalceta al escribir a mano ejemplares como El Tiliche, El Chinito o El Escolapio.

Del mismo modo se le relaciona con el hecho de que ya formado en el oficio, fundó un 15 de octubre de 1941 la revista La Nación. Una semana de México. Septién hizo suyo el nombre de tal publicación impulsada por el Partido Católico Nacional justo en los tiempos en que lo dirigía Eduardo J. Correa (esto entre 1912 y 1914). De ahí el nexo político de influencia panista con los viejos círculos católicos, mismos que se mantuvieron vigentes tras el terrible accidente aéreo en el que perdió la vida, pues existiendo ya la Escuela de Periodismo de la Acción Católica Mexicana esta fue re-nombrada Escuela de Periodismo Carlos Septién García.

El Tío Carlos, uno de los seudónimos de Septién García tenía claro que el oficio del periodismo era un “parlamento diario de los pueblos”. Y tan contundente fue su afirmación que luego se materializó en un libro cuyo título fue: El quehacer del periodista: obra antológica. Carlos Septién (compilación, selección, introducción y notas de Adrián García Cortés en 1979). También fue autor de Testimonio de España, publicado en Madrid hacia 1955, El rumor del estilo (Querétaro, 1989), y desde luego sus dos obras dedicadas a los toros: Crónicas de toros (tanto la edición de 1948 como otra que puede considerarse extensión de la anterior y que, con una variante en su título –Crónicas taurinas- se dio a conocer en 1991). También se tiene ubicada otra publicación cuyo título es “Manolete. Pureza, silencio y ascensión. Texto de Carlos Septién García de 1997.

El Quinto, otro de sus alias, impone un estilo que no se parece al de ninguno otro y, para que hoy sirva de modelo o referente, no ha habido quien le alcance, ni siquiera por casualidad. Y vaya que nuestro país ha contado con figuras notables como Carlos María Bustamante, José Joaquín Fernández de Lizardi, Manuel Payno, Guillermo Prieto, Amado Nervo, Manuel Gutiérrez Nájera y otros que dejaron impronta como tal lo hizo Septién mismo.

Sus crónicas son referente del buen hacer en oficio que hoy día se considera altamente peligroso. Dichos textos eran como lo son y siguen siendo las grandes obras: bien construida, bien cimentada y además con una carga de elementos literarios que terminaron por señalarse como resultado de una descripción de hechos enriquecida hasta el punto del gozo en donde no encuentro otra razón que remitir los amables lectores a uno de mis trabajos, denominado “Silverio Pérez y Tanguito, sin eufemismos” (véase: https://ahtm.wordpress.com/2015/12/02/silverio-perez-y-tanguito-sin-eufemismos-iv/).

Y es que con la obra de Carlos Septién tenemos suficiente para una revisión del toreo entre dos décadas que concentraron la denominada “época de oro y de plata del toreo mexicano”. El amplio despliegue de conocimientos, no solo en lo taurino. En la literatura, incluso en la cultura universal si cabe tan amplia como denodada afirmación concebida en su oficio, hicieron de cada escrito un auténtico trabajo de altos vuelos en donde bien vale la pena un nuevo esfuerzo por concentrar todo el quehacer que, en lo taurino realizó desde 1941 y hasta 1953. Considero que en los dos volúmenes ya citados –Crónicas de Toros y Crónicas Taurinas- se realizó una selección de textos. Sin embargo, y como ha sucedido en trabajos que han podido reunir obras completas, por ejemplo la de Guillermo Prieto, estamos frente a la posibilidad de ubicar un caudaloso despliegue de otros tantos materiales que vendrían a ser aquí y ahora, el gran reconocimiento a una de las personalidades del periodismo durante el siglo XX.

Evidentemente la escuela que lleva su nombre es y sigue siendo uno de los propósitos por formar generaciones de periodistas que, bajo la sombra espiritual de Septién García, logren dar continuidad a tan noble ejercicio. Mucho se agradecerá también el hecho de que entre los nuevos profesionales que forma tal institución aparezca algún heredero que de lustre a la crónica taurina hoy día tan mermada, pues necesitamos en verdad elementos que dejen esa estela de conocimientos tal cual se deja una “pica en Flandes”.

Por aquellas fechas, tras ocurrir el terrible accidente aéreo en el que perdió la vida nuestro personaje, otro importante periodista, Manuel García Santos, ya adelantaba el hecho de que Carlos Septién era heredero en línea directa de periodistas taurinos tan notables como José de la Loma “Don Modesto” o Alejandro Pérez Lugín “Don Pío”. En su notable apunte, el que fue director de El Ruedo de México escribía:

“Un corazón. Eso era Carlos Septién. Un corazón que latía al impulso de nobles ideales y sólo se movía en una directriz: La que marcaba su conciencia de caballero y de cristiano. Y ese corazón ha dejado de latir y ya su sístole y su diástole no moverán la mejor pluma que tuvo México en el área de la crónica taurina.

“Eso es lo que nos llena de dolor y de luto en estas fechas. El que ese corazón se haya paralizado. Un corazón que conocimos por sus escritos –ya dice el Eclesiastés que al árbol se le conoce por sus frutos-, y contra el que una mañana estrechamos el nuestro. Aquella mañana en que mi hijo Pedro hizo la observación de que el Lic. Carlos Septién, ¡una columna del periodismo mexicano! tenía los zapatos rotos…”

Nunca mejor concebido tal reconocimiento de periodista a periodista.

 

 


 

 

“El Glison” ofrece terapia que desarrolló contra el dolor

De SOL y SOMBRA.

Las experiencias cercanas a la muerte y los difíciles momentos que tuvo que enfrentar para sobrevivir, hicieron que Jorge de Jesús Gleason Berumen, “El Glison”, comenzara a aplicar una técnica de meditación para aliviar el sufrimiento y cambiar los pensamientos negativos por positivos.

Durante 25 años, desde el accidente que le cambió la vida en 1988, inició un aprendizaje sobre la meditación que lo llevó a desarrollar una terapia de liberación emocional que ha seguido practicando no sólo en él, sino en otras personas.

“El Glison” llegó a radicar a la Ciudad de Mérida hace tres semanas, porque considera es el entorno ideal para concluir un libro que comenzó a escribir hace cinco años sobre sus terapias y porque aquí reapareció como torero luego de aquella trágica cornada del 7 de noviembre de 1987 que casi lo mata.

Relata que ya le habían dicho que tenían que cortarle la pierna gangrenada, pero no se rindió y viajó a Monterrey, donde el médico Romeo García lo salvó de la amputación, pero tenían que hacerle curaciones tres veces al día sin ninguna clase de anestesia ni analgésico.

Cuenta que la herida era enorme, a carne viva, y el dolor era insoportable.

Una amiga lo contactó con una persona que le enseñó a meditar para aprender a manejar los cuadros exacerbados de dolor. Le enseñaron a meditar, a relajarse, a no enfocarse en el sufrimiento, y cuando salió del hospital comenzó a estudiar y aprender sobre este tema, ante lo útil que le resultó.

Desde entonces dice que no ha dejado de aprender, pues en cada sesión de terapia de liberación emocional que ofrece aprende de la persona que atiende.

Cuenta que estudió mucho, asistió a cursos, leyó numerosos libros, y fue así como desarrolló la técnica que hoy maneja.

Confiesa que la vida de un torero es de altibajos, de triunfos y fracasos, de aplausos y abucheos, de excesos en los que tienen cabida el alcohol, las drogas, muchas mujeres, y estos vaivenes de la vida le hicieron experimentar en carne propia el sufrimiento emocional y entender que hay que sanarse desde adentro.

El libro que prepara es una guía para aprender su técnica de meditación; incluirá testimonios de los casos que atienda en la Ciudad de Mérida.

Dice que muchos lo tachan de loco, pero está dispuesto a demostrar que la terapia que ofrece funciona y que cura en una sola sesión.

Iris Ceballos Alvarado – Diario de Yucatan.

Contacta al Glison:

Quienes deseen contactarlo pueden llamar al  movil 55-14-19-83-31

 


 

 

cvfy0kwusaagoma-jpg-large

 

 


 

 

OPINIÓN

Sentir la vida

Rafael Cué
La Fiesta Está Viva
RAFAEL CUÉ
18.10.2016

En esta vida estamos de paso, en esto sí que podemos estar de acuerdo, lo que es realmente trascendental es la forma y la manera en la que pasamos por ella. En el toreo la vida está marcada por la constante experimentación real de la posibilidad de morir; el miedo, ese sentimiento atroz que se apodera del cuerpo y que sólo algunos son capaces de dominarlo con la mente, nunca de olvidarlo, pero sí de dominarlo. Esto es el valor, saber que la muerte se encuentra en cada embestida del toro, que a la vez genera en el torero el inmenso placer de dominar al astado y convencerlo para juntos crear formas, ritmos y movimientos que embelesen la vida de los aficionados.

La emoción del toreo es una de las mas intensas que el ser humano puede expermientar, ya sea de forma práctica (el torero) o pasiva activa (el espectador). La absoluta verdad del espectáculo le otorga este factor de “único” al arte del toreo. ¿Por qué nos emociona el toreo? Me lo vengo preguntando desde hace ya mucho tiempo.

¿Cuánto de verdad hay en el toreo? Lo hay todo, la verdad absoluta en la majestuosidad del toro, de su apasionante crianza y el misterio de la bravura, de su impresionante capacidad de crecerse al castigo, de llevar con honor su esencia al embestir con todo el poder de su cuerpo tras la suavidad del capote, y con gran nobleza entregarse al mando de las yemas de los dedos de los toreros que se olvidan del cuerpo para sentir el toreo.

Tanto poder entregado a la suavidad de una tela, extensión del alma de quien viste de luces y se juega la vida, encontrando en el coqueteo con la muerte la esencia de su vida. Esta sublime emoción genera sensaciones de gusto, de contagio por la belleza de imágenes efímeras convertidas en esculturas eternas guardadas en la mente y en el corazón de los aficionados que fueron tocados por Dios para contar con esa sensibilidad especial de percibir el arte del toreo. Poetas y pintores, músicos y escultores, han intentado con sus herramientas interpretar el arte del toreo en sus disciplinas. El toreo genera arte, el toro veneración, y el torero admiración.

Quienes no lo perciben o no lo sienten, se arrancan los cabellos buscando una explicación, lanzando acusaciones atroces contra los que sentimos y gozamos la cultura de la tauromaquia.

Defender una pasión con valor y entregarse a un estilo y forma de ver la vida, hoy en pleno siglo XXI parece una osadía. Es ridículo, sentir la vida es un privilegio, la sensibilidad hacia la belleza, la admiración al toro y a su origen, su crianza y su capacidad de compenetrarse al ritual de la vida y la muerte como representación de la vida misma… No verlo es obviar la ignorancia. Toda vida tiene muerte, no hay eternidad en este mundo.

Los taurinos no somos pocos, es momento de llevar con orgullo nuestra forma de sentir la vida a través de los valores de la tauromaquia. El mundo se ha enriquecido culturalmente con esta forma de vivir, con esta forma de amar a los animales, de protegerlos, de respetarles su esencia. La humanización de las mascotas y de los animales viene de la mano de una campaña oculta por parte de la industria “mascotera”, que se alimenta de la bizarra relación entre el ser humano actual y los animales de convivencia.

El toreo es la más pura representación de la vida, de sus momentos, de su drama, de su belleza y de su tragedia. La inteligencia del hombre se impone ante el poder de la naturaleza, representada por el toro, su fuerza, su instinto y su superioridad inminente contra el torero en un enfrentamiento frente a frente. Este choque se transforma en arte, en equilibrio. Los que así lo vemos, sigamos fieles a nuestras costumbres y principios.

Twitter: @rafaelcue

 


 

 

Mexico Bravo ‏@MexicoBravo
Les compartimos el enlace a la videoteca de Proyecto40 con el el programa anterior:

 

https://t.co/I0qLhqYtgM

 

 

 

Mexico Bravo ‏@MexicoBravo
Reprograma tu televisión este 25 de octubre, @Proyecto40 en la CDMX 40.1, y en el resto de la república 1.2

 

 

juanantoniohernandez ‏@eltoreroazteca 13 oct.
#TauromaquiaParaTodosProhibidoProhibir #TauromaquiaParaTodosProhibidoProhibir #TauromaquiaParaTodosProhibidoProhibir

 

 

 


 

 

NOTICIAS DE ESPAÑA

 

El TC debate ya la prohibición de los toros en Cataluña

Los magistrados afrontan en el pleno de esta semana la primera deliberación sobre el proyecto de sentencia que podría devolver la Fiesta a Cataluña

Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

El pleno del Tribunal Constitucional debate desde ya y por primera vez la sentencia sobre el recurso presentado por el Partido Popular en relación a la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. Los magistrados del Alto Tribunal afrontan, por tanto, la primera deliberación sobre la cuestión, un hecho que no se produjo en el anterior pleno celebrado hace quince días.

Según publica este miércoles el diario La Vanguardia, ha habido diversos contactos informales entre los magistrados, de los que puede desprenderse que existe un consenso mayoritario para anular la decisión del Parlament. El debate en este pleno -continúa la citada información- permitirá comprobar si es posible extender ese acuerdo mayoritario en busca de la unanimidad, un hecho que parece complicado puesto que un sector del TC discrepa sobre una parte sustancial de la resolución referida al valor cultural e interés social de la Tauromaquia.

De todos modos, que el proyecto de sentencia figure en el orden del día del pleno de esta semana hace pensar que la resolución puede estar cerca. Aunque no existe unanimidad sobre la cuestión en el Tribunal Constitucional, ello no es obstáculo para que se someta definitivamente a votación.

 


 

 

Alvaro Domecq, Los Alburejos

 

 

 


 

 

La Pincelada del Director, por José Luis Benlloch

Tres pilares y un ejemplo

Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

Talavante, exultante en su poderío y su creatividad, Morante viajó de la ribera del escándalo que provocó su torera inhibición al éxtasis de una inspiración que nadie esperaba y Padilla fue héroe empeñado en vencer al destino que nos quieren imponer los bárbaros animalistas. Ponce esculpió el toreo con la limpieza de un ingeniero y el sentimiento de un artista.

Era el tiempo del Pilar. La última de primera. No defraudó. Se cumplieron las expectativas. Y más. Fundamentalmente porque la feria acabó en los cielos. Literariamente, plaza llena, público feliz, exaltado hasta el agotamiento de tanto vaivén emocional, grandes faenas, muestrario de estilos, Talavante, exultante su poderío y su creatividad, Morante en estado puro, viajando de orilla a orilla, de la ribera del escándalo que provocó su torera inhibición al éxtasis de una inspiración que nadie esperaba… Y bien bien pudo acabar en el mismo cielo literalmente, por fortuna no fue así aunque motivos hubo para ello, cuando Padilla se fue a la puerta de chiqueros siguiendo la estela de ese maldito/bendito tuit -por sus hechos les conoceréis- contra el niño Adrián que ha convulsionado el mundo ¡Yo ofrezco mi vida por el toro. ¿Y vosotros?… que acuñó Cayetano horas antes. El toro, en la tumultuosa arrancada de su irrupción, le marcó con la punta bruñida del pitón ese galón negro que luce Padilla para subrayar delante del mundo la dura autenticidad de este arte. Nos temimos lo peor y felizmente pasó lo mejor, Padilla volvió al ruedo tras largos minutos, más de una hora de incertidumbre, lo hizo revestido de la fuerza propia de un Hércules, cual héroe empeñado en vencer al destino que nos quieren imponer los bárbaros animalistas, y escribió una página, otra, pura épica, de las que tendrán lugar de honor entre las grandes leyendas del toreo. Y por si alguien pregunta, aclaro, en momentos así me importan un carajo los cánones y los estilismos.

Por si todo aquello fuera poca prueba para los corazones, ahora toca indignación, en ese estado de éxtasis apareció el presidente queriendo sumarse a la fiesta por la gatera de no se sabe bien qué rigor. Bobo. Y no merece más atención salvo recordar que la reincidencia en el desafuero de tan importante palco hace pensar en el contagio. No importó demasiado. Los tres espadas se fueron por su pie de la plaza, en procesión, con sus cuadrillas, exhaustos después de haberse vaciado, en profunda comunión con un público feliz y también exhausto, yo lo estaba, con apenas fuerzas y menos ganas para abandonar sus localidades. Esas sensaciones sólo se dan en una plaza de toros. Eso nos salva, la posibilidad de volver a vivir momentos así, nos salva de tanta necedad animalista.

No fue la única página gloriosa de la Feria del Pilar. Días antes un joven mediterráneo con veintisiete años de alternativa, esculpió el toreo con la limpieza de un ingeniero y el sentimiento de un artista. No es literatura, es realismo. Un Ponce, transmutado en un Miguel Ángel del toreo, se superó a sí mismo en una faena en la que manejó muchos resortes, entre ellos el de la precisión, ni fuerte ni flojo, para que aquel medio toro de Juan Pedro acabase sujetando la gran obra hasta parecer toro de vuelta al ruedo; el de la inspiración, fue trasteo o mejor, obra de imaginación y mucha creatividad, siempre leal a los cánones, respetuoso con la norma, diría que ejemplar pero novedoso; y el de la ambición sin límites en un quiero y quiero insaciable, que le inmuniza ante cualquier riesgo de caducidad y le asegura un lugar en el Olimpo de los dioses de varias épocas, fue Ponce en estado puro. Luego la espada le frenó la apoteosis final. Nada que pudiese disimular su exhibición, lo justo para que piense que la obra no está rematada y vuelva un año más.

Tres pilares, Ponce, Morante y Talavante y un ejemplo para el mundo, Padilla. El toreo resiste y gana la batalla de Zaragoza. Ese puede ser el resumen de una feria que se recordará mucho tiempo, pero las grandes obras no deberían ensombrecer otros pasajes de buen nivel. Lo de Cayetano tuvo el mérito de la emoción y fue como el desencadenante de lo mucho bueno que tuvo la feria. Adame siguió sumando, Mora rearmó de razones su reaparición, Ginés Marín mantuvo en alto su guión de futuro, Younes creció y mucho… Todo sucedió en una feria que parece haber consolidado su recuperación. A los grandes hitos artísticos hay que sumarle grandes entradas, el otro soporte de la Tauromaquia, el mejor referéndum ahora que tanto se llevan los referéndums. Días de cuatro llenos, cerca de cuarenta mil personas en una jornada total, madrugada, mañana, tarde y noche a plaza llena, hablan por sí mismo de una salud a prueba de desconsideraciones y viejas experiencias. Con todo ello Zaragoza ha roto el asedio de los anti y de las malas prácticas. El productor Casas tiene mucha responsabilidad en el éxito, buena noticia para Madrid.

POSDATA.- El tuit contra Adrián, una oda del odio y la violencia, se ha vuelto contra sus emisores, ha vuelto a poner en claro quién es quién en esta guerra de fango y falsedades a las que nos quieren arrastrar. Ellos mismos se eutanasiarán.

 

 


 

 

A los triunfadores de 2016

Talavante, Roca Rey, Ventura, Cuvillo…, Premios Commodore

Los trofeos Mayte de Madrid saltan de nuevo a escena con una renovada versión
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

El jurado de los Premios Commodore, presidido por la empresaria Rocío Gandarias, ha fallado este mediodía los galardones de la temporada taurina 2016. Son estos:

-Premio al triunfador de la temporada 2016: Alejandro Talavante.

-Premio al joven valor: Andrés Roca Rey.

-Premio al mejor rejoneador: Diego Ventura.

-Premio al mejor novillero: Luis David Adame.

-Premio a la ganadería más completa: Núñez del Cuvillo.

El jurado también ha determinado, de manera unánime, que el premio a la “trayectoria profesional” se conceda a Victorino Martín Andrés, por toda una vida dedicada al toro bravo y en el año que se cumple el cincuenta aniversario de la primera vez que lidió con su nombre.

Habrá también un reconocimiento al fomento de la tauromaquia y, de manera excepcional, una mención especial al torero fallecido Víctor Barrio.

El trofeo es una escultura hecha por el artista Fernando Oriol de manera expresa para los Premios Commodore 2016.

El jurado, presidido por Rocío Gandarias, está compuesto por Juan Tomás Gandarias, Lucio Blázquez, Pedro Trapote, Mauricio Álvarez de las Asturias Bohorques y Silva -duque de Gor-, José María Echevarría -marqués de Villagodio-, Manuel Molés, Paco Aguado, Carlos Ruiz Villasuso, Federico Arnás, José Luis Ramón, Íñigo Crespo, Patricia Navarro, Rosario Pérez, Vicente Zabala de la Serna, Marco Antonio Hierro, Carlos Ilián, Sixto Naranjo, Miguel Ángel Moncholi y Juan Diego Madueño.

El próximo mes de noviembre el nuevo Espacio Commodore acogerá la versión renovada de los premios taurinos “Mayte”, que durante varias décadas fueron los más prestigiosos de la sociedad madrileña.

 


 

Curro Díaz y Nano de Jerez, mano a mano en la Fundación Cajasol

La edición número 39 de estos encuentros se celebrará el próximo martes 25 octubre a las 20:30
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

la Fundación Cajasol retoma la celebración de su ciclo de los “Mano a mano” con un acto que tendrá como protagonistas a torero Curro Díaz y al cantaor Nano de Jerez, que abordarán el tema “El toro y el cante”. 

La 39 edición de estos encuentros, donde se indaga sobre las conexiones culturales y sociales de la Fiesta de los toros, tendrá lugar el martes 25 de octubre a las 20:30 horas en la Sala Antonio Machado de la Sede de la Fundación Cajasol, entrada por la Calle Chicarreros, 1 de Sevilla.

Como en anteriores ocasiones, el acto será presentado por el periodista y director de “Toromedia” José Enrique Moreno.

 

 


 

 

DECLARACIONES Ventura explica sus planes

‘He decidido no torear este año en América’

19/10/2016 17:57

Su última tarde en México fue en 2012

‘Varias empresas han tenido intención de contratarme, pero no es el momento’

Diego Ventura, en su última tarde en La México | TOROMEDIA
MUNDOTORO > Madrid

‘Este año decidí no torear en América… En 10 días contraigo matrimonio y solo deseo centrarme en mi familia‘. Con estas palabras Diego Ventura ha aclarado los rumores y las dudas sobre su comparecencia o no en la campaña americana 2016-2017.
En su perfil de twitter, Ventura agradeció las muestras de cariño y el interés para conocer los detalles de un posible retorno a la República Mexicana. Si bien añadió que ‘mi vuelta a México será muy pronto‘ y que ‘varias empresas tuvieron intención de contratarme‘, negó su presencia por el anuncio de su boda.

 

El jinete hispano-luso puso el punto y final en Jaén y con triunfo, a su temporada 2016, en la que ha sumado 38 festejos -36 de ellos en Europa-, con multitud de éxitos y un total de 77 orejas y 7 rabos.
Su última tarde en México tuvo lugar en 2012, el 26 de febrero en el coso de Insurgentes, donde cortó una oreja, en el remate a una campaña larga por la geografía azteca.

 


 

 

OPINIÓN Artículo de C.R.V.

Yunamierda

19/10/2016 09:16

‘Por decencia y decoro se exige un apunte explicativo dejando claro que, en este caso, el ofendido poco puede perseguir’

‘Insistiremos, en otra argumentación jurídica, que, con los requisitos de la ley 63/2003 de 30 de diciembre, los públicos de toros somos un colectivo que está siendo perseguido por razón de sus convicciones’

‘Echo de menos en la nota aclaratoria de la Fundación del Toro de Lidia un ‘ánimo’ y un ‘gracias’ a Vicente y miles de vicentes que se van a seguir retratando en taquilla’

 

El abogado Vicente Balaguer que denunció los twets I EL MUNDOlinea-punteada-firma1
C.R.V. > Madrid

Una jueza de Paterna rechaza en el reconocimiento por falta de trapío, la denuncia interpuesta por el ciudadano Vicente Balaguer contra un malformado ideológico, violento, delincuente y basurero, por el tristemente famoso tuit sobre la muerte de Víctor Barrio. Dice la juez que no observa delito de odio o incitación a la violencia y que, máximo, pudiera darse el caso de ser constitutivo de delito de injurias o vejación injusta grave. Y que, por tanto, sólo el ofendido y/o los herederos del torero muerto pueden querellarse. Con todos mis respetos. Yunamierda. Así, todo junto. Veamos. Dice el auto de sobreseimiento que

– ‘no exhorta a la población a cometer actos de odio o violencia contra un colectivo’

-manifestándose una opinión por parte de quien lo remite que, pudiendo constituir una injuria o vejación injusta grave, solo puede ser perseguida por el ofendido o sus herederos.

Por delante un asunto que quema las tripas al más templado y que, lamentablemente, nadie ha querido observar, criticar, señalar o denunciar. Lo de que sea ‘perseguida por el ofendido’ me parece una mierda muy grande.

Aquí todo el mundo se calla, pero hay que poner los puntos sobre las ies. Leer en un auto sobre un torero muerto lo de ‘perseguida por el ofendido’, constituye una falta de respeto, una insensibilidad, un desafuero que, por sí solo, incita a quien lo lee a decir: yunamierda. Si lo que sucede es que se está citando jurispridencia o texto legal al pie de la letra, por decencia y decoro se exige un apunte explicativo, dejando claro que, en este caso, el ofendido poco puede perseguir. Porque yo puedo pensar que la jueza es una antitaurina que usa redacción para mofarse de un torero muerto. Aunque no tenga razón, da pie de forma objetiva a pensarlo y a comentarlo. Bastaba con poner que ‘en el caso que nos ocupa, sólo los herederos…’.

Me da la impresión de que todo el auto tiene esta misma medida de sensibilidad. Es lamentable que, ante un caso cuya repercusión social evidente, demostrable, contrastable, virulenta y violenta entre dos ‘colectivos‘, que creó debates plenos de insultos y amenazas entre gentes de un lado y de otro (colectivos) se diga que ese tipo de contenidos ‘no incita a cometer actos de odio o violencia contra un colectivo’. Si de verdad la jueza lo cree así, es que está en fuera de juego, que no está en este mundo o estaba ausente cuando, durante días y días, el odio, las amenazas (incluidas las de muerte) y los enfrentamientos verbales, fueron noticia destacada en medios.

Días en los que bastaba una chispa para provocar un enfrentamiento físico, que no sucedió porque los anti taurinos animalistas se abstuvieron de salir a la calle o saltar a los ruedos. Fechas después, en Zaragoza pudieron recibir una paliza severa unos tipos que, salvaron literalmente el pellejo, porque en las camisetas se leía ‘Adrián, te vas a curar’, sin que se pudiera saber jamás que lema había en las camisetas cubiertas. Me pregunto entonces si su señoría necesita a heridos graves de sangre o quizá algo más irreversible para caer en la cuenta a que estamos asistiendo a un reiterado delito de odio que está incitando a grupos sociales a el frentismo y a la violencia. Sólo que, hasta el momento, el de la tauromaquia está haciendo un favor a sociedad y jueces: es pacífico. No usa la violencia. ¿Hasta cuándo? Porque si no lo es, es porque el colectivo odiado y vejado siempre pone la otra mejilla.

Vamos con la cuestión de fondo. Desde mundotoro insistiremos, una y otra vez, en otra argumentación jurídica, la que, con los requisitos de la ley 63/2003 de 30 de diciembre, los públicos de toros somos un colectivo que está siendo perseguido por razón de sus convicciones. Es decir, lo que no recononoce la jueza. Somos un colectivo que, desde hace muchos años, en la calle, en las propias plazas de toros, en sus casas, en sus móviles, en las redes sociales, está siendo acosado por razón de sus convicciones: la tauromaquia.

Un colectivo que ha hecho gala de una limpieza de manos tan pulcra, que jamás hubo violencia de su parte, siendo más en número. Pero los sucesos de Valencia con la pedrada en la frente a una señora de edad avanzada, los golpes, porrazos, agresiones, puñetazos, escupitajos, los de Tordesillas, las manifestaciones con insultos y amenazas a pocos metros de las plazas los días de corrida, los de tantos lugares, son, diga lo que diga este auto, una situación espacio temporal de violencia contra un colectivo. Demostrable y contrastable.

Pero, al parecer se necesita un riachuelo de sangre o algo más para que este asunto sea admitido como lo que es.
Dicho esto, sigo animando a lo siguiente. Uno, a no tener miedo y a no callarse. Y a hacer uso coherente y acertado, descriptivo, pacífico, pero puntual y oloroso, de la palabra castellanísima ‘mierda’, con el ‘Y una’ por delante.

Animo a que sigan las denuncias, muchas, de todas partes y agradezco personalmente la iniciativa de este ciudadano al que ahora le toman por tonto.

No sólo no lo es, sino tiene bemoles, sentimientos y mi respeto. Animo a que todos y cada uno de los que puedan hacerlo, denuncien. A ver si es cosa o no de un colectivo.

Por estas razones, echo de menos en la nota aclaratoria de la Fundación del Toro de Lidia un ‘ánimo’ y un ‘gracias’ a Vicente y miles de vicentes que se van a seguir retratando en taquilla para financiar la lucha que se dirige desde esa entidad. A los que llenaron Valladolid para lograr la ansiada financiación, que también se llaman Vicente. A los casi seis millones de lectores de mundotoro, que también se llaman Vicente.

Comprendo que hayan tenido que aclarar que su demanda es correcta y que sigue adelante. Lo entiendo. Pero lo que no entiendo del todo es que su bufete de abogados esté en el mismo terreno de juego de la jueza. Es decir, que mantenga una estrategia en la que nosotros mismos, el bufete Cremades (los abogados de la Fundación) no nos consideramos como colectivo. Así las cosas, dejemos claro al público que todas las demandas y querellas que se interponen en actos parecidos, no tiene como querellante o demandante a la Fundación, sino a sujetos individuales (el padre de Adrián, la esposa de Barrio…) y que sus abogados, Cremades, son los abogados ‘particulares’ de estas personas. Para que se tienda mejor: en este caso y en el Adrián, la Fundación es como Vicente.

Con esta asunción o sumisión a la idea de la jueza: los públicos de toros no somos un colectivo, quien actúa es cada violentado en particular y no la entidad que debe representar socialmente al toreo, la Fundación del Toro de Lidia. Nuestra opinión es que el despacho de Cremades debería trabajar de pleno en demostrar en tiempo y forma que somos lo que somos: un colectivo perseguido por razón de sus convicciones. Sólo de esta forma la Fundación podrá alcanzar lo que persigue desde su creación, y lo que de verdad necesita el toreo: un estatus de entidad de protección y desarrollo de todos, de toda la tauromaquia. Porque, de facto y con esta estrategia de su bufete, hasta ahora, la Fundación no puede querellarse en nombre de nadie en estos asuntos de impacto social tan evidentes.

Para finalizar, no estaría de mas que Fundación y todas las demás instituciones del toreo, aficionados incluidos, se molestaran en leer el auto de la jueza. Y que opinaran al respecto. Y No estaría mal que dieran su opinión mesurada y con buen timbre sobre el auto de la jueza que nos dice que rechaza por falta de trapío la demanda de Vicente, que es uno de los nuestros, argumentando que la demanda la ponga el muerto. Sigamos calladitos porque una jueza de Paterna lo haga así. Sigan calladitos toreros, ganaderos, empresarios, aficionados, … Así nos va. Lamentablemente algunos somos excesivamente desmesurados y apasionados y estamos aquí para decir ‘yunamierda’. No sabemos si en nombre de todo el colectivo de gentes del toro, pero si en nombre de un colectivo de unos seis millones que nos leen.

 

 


 

 

Ganaderia de Yerbabuena, Nuestro Campo Bravo

 

 

 








 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: