INFORMACIÓN DE LA ANCTL

28 Jun

 

 

CARTELES EN MÉXICO

 

Actividad taurina semanal

Por: Bernarda Muñoz | Foto: Archivo
Martes, 28 de Junio del 2016 | Ciudad de México

Arranca el mes de julio y presentamos la actividad taurina para la presente semana en escenarios de nuestra geografía nacional, con festejos que tendrán lugar los días sábado, domingo y lunes, con la continuación de las vacas en Tlaquepaque y otros escenarios.

Sábado 2


Tlaquepaque, Jal.- Plaza “El Centenario”. Tercera vacada
.

PABLO MORENO DIVISA ROJO,BLANCO Y VERDEVacas de Pablo Moreno para

Ricardo Soto, Octavio López, Manolo Martínez, Jorge Orona, Ana Paola Hernández y Luis Fernando Bringas.

 

 

 

 

Huamantla, Tlax.- Plaza “La Taurina”. Festival taurino benéfico.

VICENCIO DIVISA AZUL MARINO,BLANCO Y ROJONovillos de Vicencio para el rejoneador

Diego Lecumberri y los Forcados de Teziutlán, Federico Pizarro, Uriel Moreno “El Zapata”, Jerónimo, Hilda Tenorio y el novillero Emilio Macías.

 

 

 

 

Domingo 3

Zempoala, Hgo.- Corrida de feria. Lienzo Charro.

CAMPO GRANDE DIVISA MORADO, ORO Y ROJOToros de Campo Grande para

José Luis Angelino, José Mauricio, Israel Téllez y Miguel Ángel Roldán.

 

 

 

 

Tlaxcoapan, Hgo.- Festival.

ESPIRITU SANTO DIVISA NEGRO, BLANCO Y ROJONovillos de Espíritu Santo para

Alejandro Martínez Vértiz, Rodrigo Merino, Pablo Soberanes y Pablo Labastida.

 

 

 

 

Lunes 4

San Pedro Xalostoc, Méx.- Corrida de feria.

LA GUADALUPANA DIVISA TABACO Y AZUL CELESTE aToros de La Guadalupana para

Eulalio López “Zotoluco”, Alejandro Martínez Vértiz y Juan Pablo Llaguno.

 

 

 

 


 

 

 

LITERATURA

 

Este día vamos a presentarles el artículo publicado por nuestro amigo y colaborador Juan Antonio de Labra en la revista México Ganadero, Órgano Oficial de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas.

Esperamos sea de agrado.

 

zmex gan 130

Ante los peligros de la “liberación animal”

Por Juan Antonio de Labra

En estos tiempos revueltos, donde el capitalismo global y la manipulación de las mentes es uno de los objetivos de los grandes grupos del poder trasnacional, la fiesta de los toros está recibiendo una serie de ataques sistemáticos desde los distintos frentes que utilizan las consignas antitaurinas con un fervor inusitado, y hasta agresivo, sin detenerse a pensar que el toro de Lidia es un animal que recibe los mejores cuidados antes de su sacrificio en la plaza, y que la prohibición de las corridas acabaría con uno de los seres más especiales del planeta.

 

Solo falta ver la calidad de su vida en el campo desde que nace en ranchos, cuya infraestructura permite custodiar su alimentación, sanidad y desarrollo físico, para comprender ese importante trabajo de selección que se puede equiparar a la producción de una buena cosecha de vino, ya que no resulta exagerado comparar el cuidado –y la pasión también- que se pone en ambas actividades, ahí donde el toque emocional de la crianza de la vid y del toro bravo proviene de la sensibilidad del hombre y sus gustos particulares.

 

Los taurinos estamos desacostumbrados a argumentar a favor de la fiesta, porque quizá nunca antes nos pasó por la cabeza que íbamos a ser sometidos a un “bullyng” tan severo, en el que hasta nos han tachado de “psicópatas”, y eso no se vale.

zmex gan 132

En las ideas del filósofo francés Francis Wolff hemos encontrado excelentes argumentos para reflexionar más a fondo al respecto de la existencia del toro de Lidia y su relación con la naturaleza y el hombre, mismos que están contenidos en ese magnífico ensayo titulado “50 razones para para defender las corridas de toros”, publicado en el año 2011, y que se puede descargar en un documento de PDF gratuitamente en Internet. Merece la pena leerlo con detenimiento, sobre todo aquellos indiferentes que no tienen una opinión certera sobre esta controversial materia y que sabrán apreciarlo sin prejuicios de ninguna índole.

 

A lo largo de las paginas de este brillante trabajo, Wolff establece ideas claras sobre esos puntos que generan más polémica, como el manido argumento antitaurino de la “tortura” del toro, cuando, ciertamente, el objetivo de la corrida no es hacer sufrir a un animal. Además, y aunque parezca increíble, el toro es capaz de generar una considerable cantidad de beta-endorfinas durante su lidia, una hormona encargada de bloquear los receptores del dolor. Por eso decimos que “se crece al castigo”, y reacciona atacando y no huyendo, como lo haría un perro al sentirse herido, por ejemplo.

 

En otro de los apartados del libro, Wolff expone log motivos ecológicos de la fiesta, resumidos en cuatro apartados: 1) Una de las ultimas formas de ganadería extensiva; 2) Un ecosistema único; 3) Defensa de la biodiversidad y, 4) Respecto de la naturaleza del animal.

 

Estos argumentos no tienen desperdicio, en virtud de que abren un vasto horizonte argumental que debería generar una sólida defensa del toro de Lidia desde la plataforma animalista, que muchas veces suele contradecir sus postulados porque vive sujeta a una propaganda que está subvencionada por las empresas multinacionales que se dedican a comercializar todos los productos que hoy día invaden el mercado de las mascotas, y a las que enriquece una legislación que favorezca su negocio acerca de la forma de crianza del toro de Lidia, que se traduce en una ganadería extensiva, donde el ganado dispone de un envidiable número de hectáreas para su crianza, aquellas que componen áreas verdes protegidas en contra del cultivo masivo o a la industrialización, como ocurrió en Tlaxcala cuando se construyó la Ciudad Industrial Xicoténcatl en los potreros de la histórica ganadería de Piedras Negras, y donde se menguó la existencia de muchas especies.

 

Otro de los esclarecedores argumentos de Wolff es que, de la totalidad de bovinos que viven en las ganaderías de Lidia, solo el 6 por ciento muere en el ruedo, y todo se resume a considerar la corrida de toros como “la practica humana que debe respetar más y mejor las condiciones naturales de la vida de los animales que viven bajo la dominación humana”.

zmex gan 133

Esto quiere decir que ese pequeño porcentaje es el que justifica la existencia de una actividad cultural lícita que genera puestos de empleo y derrama económica en distintas direcciones, además de que representa un ritual que nos confiere identidad como pueblo, y que forma parte de la idiosincrasia de los mexicanos.

 

La costumbre de celebrar acontecimientos religiosos y civiles con corridas de toros, heredada de los españoles, data de 1526. Y resulta curioso observar que tras consumarse la Independencia de México, tres siglos después, esta práctica no desapareció por ser considerada una costumbre “española”, sino que ya había enraizado en el gusto de los mexicanos, que las conservamos como algo nuestro hasta el día de hoy.

 

Por otra parte, hemos olvidado que la población rural ha ido disminuyendo, a la par que la gente se ha ido a vivir a las ciudades, que cada vez están más pobladas. Se trata de una forma de “progreso” que nos ha alejado de la vida silvestre, ahí donde el sacrificio de los animales es visto con normalidad porque tiene el lógico aliciente de proveer de alimento al hombre.

 

Aunque en las ciudades no se presencie la muerte de los animales que nos comemos a diario, no significa que no exista; por el contrario, existe, y de una manera lógica e inevitable.

 

El toro de Lidia legitima su vida peleando por ella en un ruedo, delante de un torero, y muere con la dignidad que no conocen los bovinos de abasto que son abatidos todos los días en los rastros de las ciudades, sin nombre ni fama, para que horas más tarde podamos elegir en el supermercado un filete de res empaquetado, precioso y aséptico, olvidando quizá que es una parte del cuerpo de la vaca que fue sacrificada para servirla a la hora de la comida.

 

En cambio, el hecho de “exhibir” en público esta otra muerte, la del toro en la plaza, parece horrorizar a aquellas personas que no tienen la sensibilidad para comprender el espectáculo. Y eso es algo tan respetable, como el pensar que también nosotros merecemos un respeto reciproco por acudir a los toros.

 

En este conjunto de sugerentes reflexiones, el pensador galo afirma que hoy se trata de prohibir la fiesta de los toros y, al mismo tiempo, se pregunta: ¿Y mañana contra qué la tomarán? ¿Qué inocente placer será descrito como perverso, la caza deportiva, la pesca con caña? Eso ya está. ¿Y entonces?, la producción de foie gras ya esta prohibida en varios países; el Parlamento californiano votó incluso en el 2004 una ley prohibiendo su comercialización.

 

¿Y mañana? ¿Habría primero que “desaconsejar vivamente” el consumo de carne y de pescado (por razones supuestamente morales, se entiende) para después autorizar su consumo solo bajo ciertas condiciones para, finalmente, decidir prohibirlo? ¿Y pasado mañana “desaconsejar” la Ieche, el cuero, la lana… porque suponen explotación animal? ¿Y por qué no la miel o la seda producida gracias a la invención por parte de los chinos de una mariposa, el Bombyx mori? ¿Hasta dónde irá la obsesión de nuestro “Bien” y la locura prohibicionista?”.

 

Es el momento de exigir libertad para seguir siendo lo que somos, para tener una identidad propia como aficionados a los toros, para educar a nuestros hijos según los criterios y valores morales que nos enseñaron nuestros padres, nuestros abuelos, con los que aprendimos que la corrida representa el sacrificio ritual de un ser que lucha hasta la muerte y de un hombre libre que elige expresar sus sentimientos sin importar perder la vida con tal de conseguir su realización personal. De este bello encuentro, emana el toreo como una manifestación artística que conmueve a quienes sabemos apreciarla.

 

Y por ello la corrida es deliberadamente anacrónica. Ahí radica uno de sus mayores valores: exponer la realidad tal como es, sin ninguna hipocresía. Ahí donde el toro es el creador de una filosofía de vida que representa los mejores valores de un humanismo sincero y sencillo, cada vez más lejano de lo políticamente correcto, de las supuestas sociedades “civilizadas” en la que la liberación animal es algo bien visto.

 


 

 

NOTICIAS DE MÉXICO

 

Derecho de piso

Rafael Cué
La Fiesta Está Viva
Rafael Cué

05:00 AM

Torero

Manuel Escribano es un torero sevillano de 32 años y como todos y cada uno de los toreros que llegan o no a triunfar, su historia está fundamentada en la incontrolable vocación de aquellos que nacen con la convicción de ser toreros, sin lugar a dudas la profesión más difícil del mundo.

Con tan sólo 9 años se puso por primera vez delante de una becerra y desde aquel 1993 su vida la ha dedicado a ser torero. A los 14 entró a la Escuela Taurina de Sevilla y debutó en Francia. Con 18 años se presentó como novillero en Las Ventas de Madrid. En 2004 tomó la alternativa y pasó los duros primeros años de doctorado casi en el anonimato. Fue hasta 2013 cuando el destino le ofreció una oportunidad única; digo “destino” porque Manuel sustituyó al Juli en una tarde de mucha expectación, pues el madrileño lidiaría Miuras. Cayó herido de gravedad El Juli días antes en la misma feria sevillana de abril, Manuel lo supo, era su tarde y el destino le premió además con un buen toro de Miura al que le cortó dos orejas. El sacrificio, entrega a su profesión y dedicación absoluta a su vocación le rendían frutos.

Desde esa tarde el sevillano no ha hecho más que triunfar: tres años de tener mayor presencia en las ferias y alternando con toreros importantes. Manuel se arrima, y fuerte, los toros le han cobrado con sangre su paso por el máximo nivel del toreo. Una cornada penetrante de vientre lo tuvo en las puertas de la muerte hace un par de años.

En 2015 vino a México y confirmó su alternativa toreando espléndidamente un buen toro de La Punta. Tuvo actividad a principios de este año en distintas plazas de la República, gustando mucho al público mexicano.

Arrancó la temporada española con triunfos y mostrando cada vez más sitio, gusto y entrega en el ruedo. Su carácter, carisma y personalidad caen bien, además de ser un muy buen torero. Llegó de nuevo abril y Escribano estaba por méritos propios anunciado en dos tardes en Sevilla, la primera el día 13 resultó histórica por el indulto del toro “Cobradiezmos”, de la ganadería de Victorino Martín; uno de los toros más bravos que se han lidiado, no sólo en Sevilla sino en el mundo entero. Manuel supo otra vez estar a la altura y triunfar con ese gran toro. Tarde de apoteosis para la consolidación del sevillano, que tiene además una gran cualidad, sabe torear a todos los encastes del mundo del toro.

Avanzaba la temporada y los triunfos seguían, la responsabilidad crecía, pero la alegría de este hombre por ocupar un lugar de privilegio en la tauromaquia también aumentaba, lo mismo que su capacidad y formas de ejecutar e interpretar este arte.

“Madroño”, un toro del mismo encaste que “Cobradiezmos”, sólo que de la ganadería de Adolfo Martín, primo de Victorino, marcó la trayectoria de Manuel; salió en cuarto lugar en la Feria de Alicante, la brisa mediterránea y el verano en sus comienzos fueron el marco ideal para una tarde de toros. Escribano estuvo formidable con “Madroño”, lo cuajó con el capote, lo banderilleó con lucimiento y le instrumentó una artística faena de muleta al torearlo muy despacio, aprovechando las buenas condiciones de bravura y nobleza del astado. Con el triunfo en la mano, montó la espada y se fue derecho para asegurar las orejas, el toro en certero derrote prendió a Manuel en la ingle y desde el momento que cayó a la arena se pudo dimensionar la gravedad de la cornada por la cantidad de sangre que tiñó de rojo el terno rosa y oro.

Brutal cornada en el Triángulo de Scarpa, de 12 a 14 centímetros, con arrancamiento completo de la vena femoral y de safena interna; evisceración de testículo izquierdo con pérdida de superficie escrotal; cuadro hemorrágico severo con shock hipotérmico. Pronóstico muy grave.

Así, en un segundo todo dependía ya de la pronta respuesta de los médicos y de la voluntad de Dios. ¡Qué duro es el toreo!

Pese a la gravedad Manuel se recupera, es un hombre sumamente fuerte físicamente, perfectamente bien preparado, cuya fortuna pese al percance le sigue permitiendo estar en este mundo.

Los toreros están dispuestos a morir en el ruedo. Son muy fuertes. Sus cornadas, lejos de darnos lástima, a los taurinos nos dan orgullo, ellos son un ejemplo, unos héroes; al contrario de las personas que celebran cuando un torero cae herido, lo cual habla de lo más bajo a lo que puede llegar el ser humano: humanizar a los animales y deshumanizar a sus semejantes.

Ya lo he escrito, estamos mal, muy mal, la intolerancia es el mayor problema de esta sociedad.

Twitter: @rafaelcue

 

 


 

 

Hoy: Martes Editorial en Faena con el colega a las 20 hr por 1000 AM y Óyelo!

 


 

Compara diputada del PRI a menores que practican la tauromaquia con “niños sicarios y niñas prostitutas” como parte de su rechazo a la fiesta brava

Luego de la marcha en favor de las corridas de toros y para elevar a rango de patrimonio cultural inmaterial las peleas de gallos, el jaripeo y la cherrería efectuada el sábado pasado, la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rosa María de la Torre Torres, comparó a un niño que practica la tauromaquia con “un niño sicario o una niña prostituta”, al destacar que el tema de la libertad de oficio encuentra sus límites en ciertos derechos.

 

En entrevista con distintos medios de comunicación locales, reconoció lo nutrido de la protesta efectuada el fin de semana anterior, aunque opinó que “cada vez es mayor el número de personas que está en contra de la tortura animal”, además calificó como “maniquea” la estrategia de esconder la defensa de la práctica de la tauromaquia detrás de la charrería, práctica sobre la cual aseveró no tener nada en contra.

 

“A qué edad es lícito enseñar a un niño a disparar un arma? A qué edad es bueno enseñar a un niño a insensibilizarse ante el sufrimiento de otro ser vivo? Eso es ético? A qué edad es bueno inmiscuir a un niño en un ambiente como el de los jaripeos y las peleas de gallos”, cuestionó.

 

Cuestionada sobre sí no se está legislando con “el estómago” debido a su evidente rechazo a la fiesta brava, la parlamentaria agregó que no se encuentra a favor de una postura abolicionista sino que su postura es bastante “mediana” sobre impedir la entrada a estos espectáculos a menores de edad; sin embargo sostuvo que si siguiera lo que le dictan su estómago y su ética prohibiría esta actividad en el estado de Michoacán.


 

 

NOTICIAS DE ESPAÑA

 

BURGOS Buena corrida de Bañuelos

Padilla y Garrido, en hombros

28/06/2016 21:14
Padilla y Garrido se repartieron cinco orejas en la cuarta de San Pedro

Destacó la calidad y la alegría del primer toro de Antonio Bañuelos

Hierro de Antonio Bañuelos – España Coliseum de Burgos. Cuarta de la Feria de San Pedro. Más de tres cuartos de plaza. Toros de Antonio Bañuelos, bien presentados, de buena condición. Nobles. Destacó la calidad y alegría del primero, que fue un gran toro. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Juan José Padilla, dos orejas y oreja
El Fandi, silencio en ambos
José Garrido, oreja en ambos

 


 

 

ARTÍCULO DE C.R.V.

¡Qué guay!

28/06/2016 17:32

‘¡Qué guay!’ I Rockolinea-punteada-firma1
C.R.V. > Madrid

Voltaire, al contrario que el Marqués de Sade, afirmó que ‘el exceso de placer no es placer’. Sade quería más sobre más, mucho encima de lo excesivo, pues su finalidad era lograr placer a través del dolor del otro: sadismo. Voltaire pretendía la distinción de lo sublime. La excelencia sobre lo vulgar, la excepcionalidad frente a lo común. El exceso vulgariza, trivializa, ningunea, malforma. Deforma como el exceso de luz, que, como afirmaba Octavio Paz, es como un exceso de sombra. Mucha luz impide ver bien. Mucha información impide informar bien.

Hay una tendencia al exceso de contar y de mostrar. Pareciera que estar informado fuera una especie de directo sin fin, un ‘reality’ continuado de piezas para ser mostradas una y otra vez. Si a este exceso le sumamos una necesidad casi angustiosa de reciente creación, el vértigo o la necesidad de un más y más a gran velocidad, nos da una suma que es exceso más velocidad. Una locura. Mucho y muy rápido convierte al lector o al espectador, en un ser desinformado y pasa a ser un ‘voyeur’, un mirón. Pero uno no se informa mirando, sino viendo.

Más de una vez me he declarado en profundo desacuerdo con las prácticas de comunicación o información de algunos jefes de prensa de los toreros. Estar en desacuerdo, opinar distinto respecto a cómo ha de tratarse una información para que ejerza su mayor y mejor impacto, no significa otra cosa que eso: estar en desacuerdo.

Supongo que no habrá linchamiento por ello. No lo estoy porque los excesos y las ansias de vértigo han derivado en la vulgarización de cuestiones tan esenciales como es la sangre de los toreros. Una y otra vez, desde hace años, recién salido un torero de una cornada que causó impacto en los públicos, recibimos, casi en menos de veinticuatro horas, varias fotos del herido en la cama del hospital con fingida o real sonrisa, o rodeado de un grupo de amigos o al lado del doctor con sonrisa a media asta. Y ese exceso y ese vértigo, ha matado la importancia comunicativa de una cornada grave.

Hemos llegado a usar la expresión de ‘no tiene nada’ para alguien a quien le arrancan los testículos de cuajo. En los últimos tiempos, hemos traducido de forma perversa y derrochadora, uno de los escasos magníficos lugares comunes que tenía el toreo: ‘Ellos son de otra pasta’, por un cálculo inhumano y de comunicación devastadora que consiste en calcular el tiempo para el regreso a los ruedos. Y lo considero, como comunicador y periodista, un irracional y peligroso ejercicio de paradoja anti-comunicativa: creyendo que esos contenidos dan más importancia, se la están quitando.

Un tipo en la UCI no puede estar al lado de un móvil. Aunque no fuera un torero, no puede estarlo. Y si lo está, no se enseña, porque no hace falta, no añade nada, no es información sino un exceso que hace ver que lo muy grave no lo es. Una UCI es una capilla post-cornada, la zona en sombra del subsuelo de los coliseos, donde se recuperaba el gladiador, la sombra bajo el árbol alejado de todos para que el escudero limpiara las heridas del héroe tras la batalla. Una UCI es eso. Y la hemos convertido… ¿en qué? En un lugar de fotos de sonrisas con pulgares hacia arriba. Una zona guay.

Esta forma de mucho sobre mucho y a gran velocidad es decirle a la sociedad que el parte que ponía ‘muy grave’ era exagerado. Que una sangría no lo es, que las carnes abiertas producen sonrisas, que el dolor sólo es un tiempo escaso y que sangre vale menos que el devaluado gasoil. Y, además de vulgarizar, estamos mintiendo. Mi experiencia profesional me anima a afirmar que no hay nada más falso que esas fotos (con el pie de foto, ya habla, ya come, ya dice, ya caga o ya mea- con perdón) pues en las cornadas hay un después diseñado para una montaña rusa donde surgen abismos de estados de ánimo pesimistas, de lágrimas, de dudas, de dolor, de ira. Y no me cabe la menor duda de que esa historia humana y nada guay es la que mejor comunicaría a los públicos. Porque son de otra pasta, pero son de carne y hueso.

Esa idea anticomunicativa de mostrar mucho y rápido, se pervierte aún más haciéndonos creer que todo lo que sucede a ese tipo que rozó la muerte por segundos, es guay. Es de otra pasta. Se recupera así, plas. Creen que comunicar es saciar al otro. La saciedad es una precipitación: algo se condensa, echa raíces en mí, me fulmina. Colmo, acumulo, pero no me detengo. No hago pensar. Poner en valor. Reflexionar. Ver. No mirar, ver.

Umberto Eco afirmó que ‘el exceso de información provoca amnesia’. Cierto. A la tercera pieza o foto del pulgar hacia arriba, ya hicimos que se olvide la sangre en el ruedo. Y, eso es malo para la sangre, peor que una infección en la carne partida. Poco a poco, exceso a exceso, lo estamos logrando. Vulgarizar, banalizar, pervertir. Del ‘son de otra pasta’ hemos pasado al son ‘muy guays’.

Este medio ha sido criticado muchas veces por mostrar heridas, imágenes duras de cicatrices, costuras… Lo seguiremos haciendo. Porque es informativamente coherente con el después de un parte técnico que dice ‘muy grave’. Porque no hay photoshop ni nada guay en ese rastro de crueldad que está en el cuerpo, porque es real y es cierto, es humano y es heroico, es lo que los demás jamás seríamos capaces de aguantar porque si, es cierto, ‘son de otra pasta’.

Pero, sobre todo, porque esa imagen que repele a las miradas que buscan lo guay, incitan a detenerse un tiempo. A ver. Tener el valor de verlas, no de mirarlas. Y, estoy convencido que quien las ve unos segundos, sabe que existe y existirá en ese cuerpo y en esa mente un futuro próximo de montaña rusa de sensaciones, risas al pie de cobardías, lágrimas de valentía y todas esas contradicciones humanas de las que se alimentan los héroes desde tiempos remotos.

 


 

 

COBERTURA Te contaremos la cita al minuto

La encerrona de Morante en Lisboa, al detalle

28/06/2016 19:36
Hemos preparado una cobertura especial para el festejo

Morante de la Puebla I MUNDOTORO
MUNDOTORO > Madrid

Morante de la Puebla, en solitario, en Campo Pequeno, con toros de Zalduendo. Y con la voz de Diego El Cigala. Se acerca uno de los grandes acontecimientos de la temporada en Lisboa, y Mundotoro se vuelca para que lo vivas de primera mano. Será el próximo 30 de junio, y hemos preparado una cobertura en directo que para que no te pierdas ni un solo detalle.
Nuestro compañero Francisco Morgado nos contará al detalle lo que ocurra en el coso lisboeta durante un festejo que no es un festejo cualquiera. Así lo atestigua el tirón que ha tenido la cita en la taquilla, desde su anuncio: el cartel con Morante provocó una subida del 30% en la venta de abonos.


 


José Tomás tendrá una calle en Estepona

El madrileño reside en la localidad malagueña desde hace una década
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

El Pleno de la Corporación del Ayuntamiento de Estepona aprobó este martes la propuesta para dedicar una calle a José Tomás. La iniciativa nace de una petición vecinal registrada en el Ayuntamiento, que argumenta la vinculación que tiene el diestro con la localidad en la que lleva residiendo más de una década.

El teniente de alcalde del área Económica, Manuel Aguilar, defendió la propuesta destacando la importancia de José Tomás en la tauromaquia actual. Aguilar destacó también la parte más humana y solidaria del torero que ha dado en repetidas ocasiones “muestras de su preocupación por las injusticias, comprometiéndose con distintas causas a través de la Fundación que lleva su nombre. Además, en Estepona, su ciudad de adopción, ha colaborado con numerosas asociaciones benéficas”, sostuvo el edil.

 

 





 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: