INFORMACIÓN DE LA ANCTL

15 Jun

 

 

LITERATURA

 

Como todos los miércoles, hoy vamos a presentarle el capítulo II del libro Vida y Lidia del Toro Bravo del escritor José Carlos Arévalo Díaz de Quijano,  para dar continuidad a la lectura del mismo. Esperamos resulte de su agrado.

 

 

II LIDIA y SACRIFICIO DEL TORO

El toreo, versos inconexos

zversos 153

El toreo, versos inconexos

Hay que volver al principio de los principios. Al momento inicial en que un hombre y un toro se miran frente a frente, a ese instante decisivo, cuando el hombre sabe, y el toro también, que un paso más y la embestida será como un disparo. También intuyen el hombre y el toro que algo más de espera puede tomarse como desestimiento, pero les subyace una duda: ¿será atacado el primero que vuelva la cara?

 

Entonces, el hombre mira más fijo al toro que jamás perdió la concentración de su mirada. Ve sus ojos impenetrables, su movimiento de orejas, el temblor de sus músculos en torno a los corvejones. Y sin saber por qué, movido por un instinto irreprimible, se engalla, desenfunda lentamente su capa, y lo llama: ¡jé, toro!

 

La línea recta de la embestida se dispara. El hombre la espera. Y cuando entra en su jurisdicción -los terrenos del hombre-, la capa se muestra a los ojos y la mirada del bovino se embebe en ella, mientras el hombre juega los brazos y la línea recta se hace curva, como si la libertad de embestir del toro se hubiera sometido a la soberanía del torero.

 

En el trance estalla una sorpresa con aura de milagro, y si esa primera suerte hubiera tenido un testigo, una exclamación la habría acompañado: el “ole”, que es la voz del toreo. ¿Se había resuelto la cuadratura del círculo? La recta se ha hecho curva; la agresión, sumisión; la violencia, cadencia; la cornada previsible, danza sedosa: contemplada por su autor, que se goza en la sorpresa, pues sin gustarse a sí mismo, sin desdoblarse, sin ser al tiempo actor y espectador, no hay toreo, no hay arte consciente. Y todo ello porque el miedo ha sido vencido por el valor y la inteligencia se ha impuesto al instinto. Dice la primera máxima del toreo: torear es hacer la suerte. O sea, que el azar del cite deriva en el hacer del toreo, aunque ya en el cite, por adecuada colocación y exactitud de la llamada, este implícito el toreo, sin que por ello pierda su porción de apuesta: nunca se sabe a ciencia cierta cómo va a reaccionar el toro.

 

Hace años, el bibliotecario del Monasterio de la Virgen de Guadalupe me envió la reproducción de un azulejo de dicho monasterio, datado en el siglo XVI, en el que un mozo lancea a la verónica a un toro. ¿Se veroniqueaba en 1600? Yo había oído que este lance lo había inventado Joaquín Rodríguez “Costillares”, casi dos siglos después, un rumor en verdad no avalado por ningún historiador, probablemente inducido por lo bien que toreaba el sevillano. Siempre ha sido así: ni Gaona invento la gaonera, ni Chicuelo la chicuelina, ni Manolete la manoletina. Eran suertes en desuso, olvidadas, y legitimadas por sus restauradores debido a la perfección con que las ejecutaban. Puede ser que inventar sea copiar, si la copia mejora el original.

 

La verónica es el lance original, la primera suerte del toreo, cronológica y tauromáquicamente. Riguroso y desvergonzado hallazgo del lenguaje taurino, así se la denomina porque en ella retrata el toro, por primera vez en la lidia, el rostro de su embestida. En efecto, la verónica describe en toda su dimensión los tres tiempos del toreo: cite, embarque y remate, un trayecto donde el toro expresa todas las cualidades o defectos de su bravura. En la verónica se ve de verdad, por primera vez, lo que el toro lleva dentro.

 

O sea, que el toreo es muy antiguo. Coexiste con el empeño -alarde de valor- durante todo el siglo XVIII. Por ejemplo, el sevillano Lorenzo Manuel, que enseño a torear al chiclanero Jose Cándido en la primera mitad de esa centuria, no fue conocido sino por haber inventado el salto al trascuerno, suerte más deportiva que torera. Son coetáneos los norteños Leguregui, el Licenciado de Falces y Martincho de los andaluces Palomos, Francisco Romero y Manuel Bellón. Este último, apodado El Africano, compatibiliza el toreo a pie con el de a caballo, como harán los hermanos Avila en México durante el siglo XIX. En el ruedo se hacen presentes los perros ante toros agresivos que se niegan al toreo, y el jarrete sustituye a la espada cuando el manso se tapa y hace imposible la suerte suprema. Ya a finales del siglo ilustrado se han definido los tres tercios, y uno sucede al otro en el mismo orden que ahora, pero los protagonistas de cada uno permanecen en la arena durante toda la lidia. No es extraño ver el quite de un picador a uno de a pie, ni su acoso a un toro que rehúye la muleta; los rehileteros por allí andan con sus palos en mano y los capeadores jamás abandonan el ruedo -repito, fueron Joselito y Belmonte quienes impusieron la soledad del matador durante la faena de muleta-. Pero de los tres tercios preponderaba el primero, por extensión y variedad.

 

El primer caballo de picar apenas difiere del caballo para torear de los caballeros en plaza. Sin defensa alguna, salvo la mano izquierda y las piernas de su jinete, es un caballo que se mueve en la suerte. Tanto con el toro que ataca en rectitud, al que da el pecha antes del embroque y evita con la grupa -si el toro es bravo, lo común era que se parara al sentir el hierro-, como con el toro al que hay que buscar de adentro afuera en una especie de sesgo, o como en la inverosímil suerte a caballo levantado o como en la utópica suerte del señor Zahonero, en la que el caballo da una autentica verónica al toro, el puyazo sucede en un instante, amén de que la puya es muy chica, lo que se traduce en muy liviano castigo. De ahí que la suerte de varas durara mucho, que los puyazos fueran muchos y que los toros -agresivos y por lo general poco bravos- fueran de un caballo a otro y no hubiera demasiada mortandad equina. La suerte se practicaba ya con la vara de detener pero había poco que detener.

zversos 156

Digo todo esto para argumentar por qué la suerte de varas dio origen, u ocasión, al toreo de capa y como con este engaño, procedente del vestido, se inicia la invención del lenguaje de la tauromaquia: el toreo. Y aquí conviene precisar los dos conceptos: tauromaquia es la técnica que hace posible el toreo, y este es la forma de decir la tauromaquia. En consecuencia, hay diestros dueños de un toreo singular y con una tauromaquia ajena, heredada del acervo común, y hay toreros que inventan, o evolucionan, la tauromaquia. Mas volvamos adonde estábamos. Con motivo de quites y colocaciones del toro frente al caballo, los de a pie inventan los primeros términos -vocablos- del idioma taurino. Los norteños Leguregui, Martincho y Falces aportan el lance a la navarra, que recuerda la danza del espatadanzari, y, probablemente, sea similar a la chicuelina a la antigua; los Palomos sevillanos, el galleo -quien haya visto el acoso de un gallo sobre el gallinero comprenderá lo apropiado de la denominación-; Pepe-Hillo acopla estos lances en movimiento al toreo de espaldas; y en el lance a la verónica, el primero que exige al toro una larga bravura, destacan la elegancia de Costillares, la gracia de Hillo y la hondura de Pedro Romero.

 

La muleta ya había sido inventada, dicen que por Francisco Romero, abuelo de Pedro, el torero de Ronda: era una prótesis -de ahí su nombre- añadida a la capa, lo que facilitaba el embarque de la embestida en la suerte de matar. Esta herramienta, que se convertirá en fundamental durante el siglo XX, a partir de la revolución belmontina, apenas desarrolló la inventiva de los toreros los cien años precedentes. Era lógico, tras la larga suerte de varas y el tercio de banderillas, el animal llegaba a la muerte apenas sin embestida. Prácticamente, sólo cabía ejecutar bien la estocada, suerte emocionante por su nobleza geométrica -tirarse sobre los cuernos del toro, incluso cuando se practicaba a la media vuelta-, y porque aquel toro, ya agotado, había desarrollado en exceso su instinto defensivo. Se empezó a practicar en la suerte de recibir, o sea provocando la embestida del toro. Y después, cuando éste comenzó a ser (mas bravo y se rompía más en los caballos y se terminaba parando de tanto entregarse al toreo, al volapié, manera en la que el torero embiste al toro. Existían, por supuesto, el pase natural, para semitorear, pues el toro era de corta embestida y a esta se la remataba por alto, o con el pase de pecho, para deshacer la reunión entre toro y torero.

 

En esta fase previa, el toreo eran versos sueltos, fonemas inconexos coreados uno a uno por el ole; de un gran peligro letal, porque la medicina de entonces dejaba al torero a la intemperie. Había emoción, relámpagos de arte, pero no había sintaxis, el toreo no tenía aun capacidad de discurso. Aunque si algo muy fundamental que, desde entonces, ha acompañado a los toreros en el ruedo, la impronta de cada uno de ellos en un juego merodeado por la muerte.

 

El libro, VIDA Y LIDIA DEL TORO BRAVO  a la venta en la

Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia

Leibnitz Num 47 piso 3

Col. Anzures

11590 Deleg. Miguel Hidalgo

CD MX

5254 5858

5254 8137

5250 1943

COSTO $500.00

 


 

CARTELES DE MÉXICO

Se suman una novillada a la jornada taurina

Por: Redacción | Foto: mapio.net
Miércoles, 15 de Junio del 2016 | México, D.F.

Además de los festejos que se celebrarán este fin de semana en distintas plazas de México, también habrá toros en Cadereyta de Jiménez, donde se va a llevar a cabo una novillada de selección en esta localidad situada a unos 35 kilómetros de la ciudad de Monterrey.

En este festejo actuarán Óscar de León, Guillermo Guerra, Baruch Arreola, Jesús Sotomayor, Alejandro Rodríguez y el aspirante a novillero Abraham Silva Galán, quienes lidiarán cinco novillos de La Playa y un eral de Santa Elena, respectivamente.

La novillada está programada a las 16:30 horas.

 

 

Anuncian el cartel de Altzayanca

Por: Álvaro Sánchez | Foto: Archivo
Miércoles, 15 de Junio del 2016 | Tlaxcala, Tlax.

Como sucede año tras año, Altzayanca población de la serranía tlaxcalteca, situada a 25 kilómetros al noreste de Huamantla, celebra la feria anual en honor a su patrono Santiago Apóstol, donde no pueden faltar los festejos taurinos siendo hoy precisamente que fue dado a conocer el cartel para una corrida de toros.

IMG_8448

Fue la síndico Luz María Aragón quien hizo el anuncio oficial del cartel acompañada por la coordinadora Claudia Ivete becerril. La corrida tendrá lugar en la plaza de toros La Morenita el 23 de julio a partir de las 16:00 horas con la participación de los matadores José Luis Angelino, Angelino de Arriaga y el joven yucateco Michelito Lagravere con un encierro de Brito.

José Luis ha toreado ahí desde novillero y su hermano Joaquín fue el triunfador del año pasado; por su parte Michelito hará su presentación frente a ese público en lo que es conocida también como la Feria del Pulque.

IMG_8509

Luz María Aragón mencionó que siendo ya una tradición desde hace más de 25 años se efectuará la tradicional Atltzayancada a partir de las 12:00 horas, con toros en la calle, para lo cual se contará con el apoyo a la seguridad pública por parte de la Policía Municipal, Estatal y elementos del ejército.

Como lo manifestó Luis Mariano Andalco, Director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino, para dicho evento se empezará a aplicar la Ley de Festejos que hace tiempo fue enviada al Congreso del Estado para su aprobación.

 

 

Los novillos de Coaxamalucan para Pachuca

Publicado por Redacción el 14/6/2016

Fueron presentados los novillos de la ganadería de Coaxamalucan, propiedad de Rafael González Bocardo, que serán lidiados este domingo en el festejo del día del padre en la Monumental Vicente Segura de Pachuca, Hidalgo.

En el cartel se anuncia a Héctor de Ávila, Javier Castro y Roberto Muraoka.

No.6 “Campirano”

No.9 “Chemón”

No.12 “Gallo Viejo”

No.13 “Cuate”

No.16 “Prieto”

No.21 “HG”

 

 


 

 

NOTICIAS DE MÉXICO

 

EN AGOSTO SE REALIZARPAN LAS SEGUNDAS JORNADAS VETERINARIAS EN GANADO BOVINO DE LIDIA

La Universidad Autónoma de Querétaro a través de su Facultad de Ciencias Naturales y de la Asociación Nacional de Veterinarios Taurinos de México llevará a cabo las Segundas Jornadas Veterinarias en Ganado Bovino de Lidia, los días 18 y 19 de agosto del año en curso.

Para mayores informes contactar al MVZ Urso Dávila Montero, coordinador académico de las jornadas. Email: mvzdavila@hotmail.com o en el cel: (52 1) 44 24 65 17 69

JORNADAS VETERINARIAS.jpg_large

 

 


 

 

Niños de la Amanc entregan reconocimiento a Gobernador de Tlaxcala

MGZ-tlx-01-itdt-cancer-006-All
Redacción / Pyartetaurino

Niños y jóvenes que están integrados en la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer de Tlaxcala A.C. (Amanc), entregaron un reconocimiento al Gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, por su apoyo a la fiesta brava y a los sectores vulnerables a través del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino (Itdt), con lo cual se organizó una corrida de toros el pasado 26 de marzo, la llamada “Corrida de la Gloria”.

Con este festejo en el participaron los matadores tlaxcaltecas José Luis Angelino, Uriel Moreno “El Zapata” y Sergio Flores, quienes lidiaron toros de De Haro, que en este 2016 celebra 50 años de existencia, se reunieron fondos que fueron destinados al fortalecimiento de la atención de los menores que padecen esta enfermedad y que son de escasos recursos.

En este encuentro celebrado en el salón Rojo de Palacio de Gobierno, la presidente de esta fundación en la entidad, Alma Edith Sarmiento Vivero, expresó al Jefe del Ejecutivo su gratitud y reconocimiento a su sensibilidad, pues con este recurso, de aproximadamente 70 mil pesos, les fue posible cubrir el pago de rentas del inmueble donde se da albergue a los menores con cáncer que acuden a sus terapias en el Hospital Infantil de Tlaxcala (HIT).

Estos recursos también sirvieron para cubrir el pago de agua y luz, así como la compra de medicamentos que no cubre el Seguro Popular y la dotación de despensas para beneficio de los niños y sus familias.

“A nombre de los niños, de los papás y de los que formamos parte de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer agradecemos su apoyo Señor Gobernador”, expresó Edith Sarmiento.

Por su parte, González Zarur ratificó su interés por trabajar en favor de los grupos vulnerables, a fin de que en Tlaxcala el desarrollo y bienestar sea una realidad para todos.

Asimismo, enfatizó que las acciones de su Gobierno se centran en otorgar a los tlaxcaltecas el acceso a un derecho universal que es la salud.

“En estos más de cinco años hemos logrado avanzar, ya que hemos trabajado en favor de la mayoría de los tlaxcaltecas, pues lo que buscamos es ofrecer un servicio de calidad y calidez a los pacientes con cáncer”, remarcó el Mandatario.

González Zarur abundó que a lo largo de su administración se capacitó al personal del HIT en materia de prevención y atención de este padecimiento, y se han puesto en marcha diversas actividades para concientizar a la población sobre la importancia de la detección temprana de esta enfermedad.

Como resultado de este trabajo, Tlaxcala es la sexta entidad con mejor nivel de sobrevivencia de infantes detectados con cáncer a tiempo y que recibieron tratamiento a través del sistema estatal de salud pública, de acuerdo la información del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia.

En este sentido, el Gobernador puntualizó que el trabajo del sistema de salud público se fortalece con el apoyo de instituciones como Amanc, ya que contribuyen de una manera altruista a nobles tareas, como en este caso el apoyo a menores y sus familias quienes se encuentran en situación precaria.

“Mi reconocimiento al trabajo que realiza esta asociación y sobre todo los felicito a ustedes por ser tan valientes y por ser unos grandes guerreros. Estoy seguro que van a vencer en la batalla y este Gobierno va a seguir colaborando con esta labor, porque la salud y la felicidad de la niñez tlaxcalteca es primero”, sostuvo el Mandatario.

Como parte de este evento, González Zarur recibió de manos de quienes integran y son beneficiarios de Amanc una estatuilla de bronce con forma de un toro, elaborado por el escultor Manuel Flores Padilla.

Al término de la ceremonia protocolaria, el Jefe del Ejecutivo dejó de lado la formalidad y convivió con los menores, a quienes abrazó afectuosamente y les expresó su solidaridad, y de igual manera lo hizo con sus familiares.

En este evento estuvieron presentes los secretarios de Salud y de Turismo y Desarrollo Económico, Alejandro Guarneros Chumacero y Kathya Torres Vázquez, respectivamente, así como el titular del Itdt, Luis Mariano Andalco López, y el matador José Luis Angelino.

 


 

 

La Academia Taurina de Aguascalientes recibe equipamiento

Publicado por Redacción el 13/6/2016

La Secretaría de Desarrollo Social a través de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes, hicieron la entrega de equipamiento para los alumnos.

Estos fueron recibidos por los directivos y alumnos con gran entusiasmo y agradeciendo todo el apoyo que se les ofrece para seguir aprendiendo esta profesión.

En este evento estuvo presente el Director de Educación, Cultura Física y Deporte del Municipio de Aguascalientes El Dr. Manuel Aceves Rubio, acompañado por el Director Jorge Delgado Evodio , maestros y directivos.

Cerca de 60 alumnos estuvieron presentes en la entrega que se entregaron por grupo recibiéndolos con alegría cada maestro de grupo.

La entrega constó de 5 aparatos de entrenamiento, 2 para matar y 3 para banderillear , juegos de pares de Banderillas y juegos de cuernos de entrenamiento que estarán a disposición del alumnado.

Se les recuerda que los entrenamientos son de lunes a viernes de 4.30 a 7.00 de la tarde

Cualquier información al teléfono 449 910 23 90 Ext. Academia Taurina

 

 


La Vicente Segura gana importancia

Carlos Yarza

Fuente: Televisa Deportes

Julio Uribe. Foto: AP

La semilla sembrada por la familia Uribe da resultados y la plaza de Pachuca va ganando importancia tarde a tardeAdvertisment

PACHUCA, México, 15, Jun. 2016.- Hace seis años el ganadero Julio Uribe, junto con su familia tomaron las riendas de la plaza Vicente Segura, de Pachuca, lo que fue un reto importante, ya que la mencionada plaza era considerada una plaza difícil, la cual pensar llenarla era algo casi imposible.

La plaza pachuqueña solo funcionaba en el mes de octubre en torno a la feria de San Francios, a raíz de que el ganadero Uribe la maneja, el coso ha tenido mayor actividad y lo más importante es que ha incrementado sus entradas hasta el punto en que su tendido se ha visto lleno ya en varias ocasiones.

Este domingo la plaza vivirá su tercer festejo de este 2016, y será una novillada para festejar el día del padre, festejo que será a las 13:00 horas y en el cual se lidiarán novillos de Coaxamalucan, para Héctor Gabriel, Javier Castro y Roberto Muraoka.

TD.com platicó con el ganadero y empresario Julio Uribe respecto al festejo y al trabajo realizado en Pachuca.

Ganadero, el trabajo en Pachuca está dando resultados y una plaza que solo funcionaba en un mes específico al año, hoy día prácticamente tiene actividad todo el año, “Así es mi estimado Carlos, hay buena afición en Pachuca y sus alrededores pero no pueden ser aficionados de un mes al año y por eso estamos tratando de dar mínimo diez festejos al año”.

Este será el tercer festejo  de este 2016, y se apuesta por los novilleros para festejar a los  papas, “Exacto arrancamos con la corrida benéfica, sigue la de Pablo Hermoso, Joselito y Roca Rey, que por cierto se quedó gente afuera, y ahora empezamos con las novilladas para dar oportunidad a los que empiezan”.

Se lidia una novillada de Coaxamalucan, “La novillada está fuerte, arriba de 400 kilogramos de una ganadería que funciona y tres jóvenes que prometen mucho”.

El domingo la novillada será al medio día. “Por el tema de las lluvias y del día del padre el festejo empieza a la una de la tarde”.

Previo a octubre y la tradicional feria pachuqueña, que más habrá, “Si funciona la novillada quisiéramos dar otros dos festejos en agosto y septiembre, en la feria de octubre dar 5 festejos, uno cada domingo de ese mes y que Dios reparará; suerte para todos”.

 


 

Historia

Apuntes de Julio Bonilla

Por: Francisco Coello Ugalde | Foto: Archivo
Miércoles, 15 de Junio del 2016 | Ciudad de México

Conviene recordar en estos tiempos, que hubo, como origen de todas las cosas, una serie de personajes quienes se encargaron de encauzar por el sendero más apropiado, la que con el tiempo fue labor del cronista taurino, tarea nada fácil, si para ello se requiere de un cultivo permanente, entre otros muchos aspectos, de la técnica, la estética, o la historia. Del mismo modo, cada personaje fue forjando un estilo que dejaba notar fundamentalmente ese definido perfil, garantía esencial en su impronta.

Y esa vertiente del periodismo taurino en México surge en forma tardía con respecto a la que ya era toda una realidad en España, misma que al paso de todo el siglo XIX se consolida en expresiones tan acabadas como “La Lidia”, por ejemplo. Sucede que en nuestro país no se cultivó ese quehacer, sobre todo a partir de los grandes contrastes derivados de la independencia, pues no hayamos plumas que apostaran por tales quehaceres, salvo aquellos autores que, en oposición al espectáculo, encontraron condiciones para diseminar sus ideas y reflexiones.

La que podría considerarse primera referencia en términos de crónica taurina, fue escrita en 1850 por un español. Me refiero a Joaquín Jiménez y que firmaba sus escritos como El Tío Nonilla. Dos años después, se publica en “El Orden” otra crónica, tan completa como aquella, aunque con una mayor cantidad de elementos que permiten entender la urgencia por darle a esta labor un sustento teórico rebasado en buena medida por aquellas puestas en escena que demandaban plumas que lo retrataran, que lo explicaran todo.

Así pasaron los años, hasta que llegado el de 1884, se puso en marcha un proyecto denominado “El Arte de la Lidia”, cuyo primer número salió a la luz el 9 de noviembre, siendo su primer “Redactor” Catarino Chávez. Su nombre no nos dice gran cosa, pero el empeño que construía a partir de ese momento iba a ser determinante en la orientación de al menos dos generaciones de aficionados.

Apuntaba “El Redactor en Jefe”: “Venimos a llenar un vacío en el periodismo nacional. La gente se divierte, y a todas partes a donde ella vaya, irá el cronista, el amigo, el fiel narrador con su contingente de laboriosidad, a darle cuenta de los espectáculos en donde se reúne lo más granado de nuestra sociedad, donde haciendo a un lado los pesares y contratiempos de la vida, se entrega el mortal a la alegría, a la expansión y al placer, encerrado en los límites de la decencia y de la moral. Nuestro programa no puede ser más claro: “Vamos a los toros, vamos al teatro, al circo, a las excursiones de recreo, al baile, en suma, a donde se goza. Allí estará vuestro cronista que respetuosamente os saluda”.

Hermosa y evocadora “declaración de principios” la que se propuso quien luego firmaba esas crónicas como “Plutón”. No pasó mucho tiempo para que la estafeta quedara bajo el control de Julio Bonilla Rivera, esto a partir del 12 de abril de 1885. El papel de Bonilla fue contundente, pues además de dar continuidad a un espacio en el que por fin se dejan escuchar las voces del conocimiento taurino, logró mantener casi en forma permanente la presencia de aquel semanario. Lo interesante en la labor de quien firmaba sus apuntes como “Recortes” es que creó, alrededor de todo este medio periodístico, una “Agencia Taurina”, la primera que funcionó con ese objetivo en la ciudad de México. En efecto “El Arte de la Lidia”. Revista taurina y de espectáculos, también dedicaba su atención al teatro, al circo, las carreras de caballos, etc. De ahí que fue importante establecer un medio apropiado para administrar noticias (e intereses) surgidas a partir de estos entretenimientos.

Así que Julio Bonilla y su “Agencia” transitaron desde 1885 y hasta comienzos de 1909, cuando nuestro personaje muere varios días después, luego de ser atropellado por un tranvía, en vano intento, pues ese mismo transporte lo conduciría a la plaza de toros.

Aquel recorrido enfrentó una serie de inconvenientes, como algunas prohibiciones a las corridas de toros en la última década del siglo XIX. Esto trajo consigo la necesidad de que el propio “Recortes” encontrara otros espacios, ya que dejaba de circular el semanario, hasta el punto de que los consiguió. En ese sentido, se pueden encontrar infinidad de columnas con la rúbrica de “Agencia Taurina” en “El Chisme”, “El Correo Español”, “El Demócrata”, “El Diario del Hogar”, “El Imparcial”, “El Jueves” y hasta en publicaciones españolas como “El Enano”, “La Lidia”… Dicha cobertura permitió que subsistiera aquel ejercicio periodístico, fundado en la columna fundamental de su propia “Agencia”, la cual y no podía ser la excepción, comenzó a tener copias, con el mismo sistema de funcionamiento, que pretendieron desplazarlo.

Pero aquellos que procuraron el intento, se dieron cuenta que era en vano pues la labor de quien viera la luz en Jalapa, Veracruz, fue consistente, férrea hasta el punto de dejar un legado que fue articular a una prensa que se afirmaba como la parte responsable de la proyección de cultura taurina hacia diversos sectores de aficionados que entendieron la importancia de la tauromaquia. Para ello fue necesario que sucediera la reanudación de las corridas de toros en la ciudad de México. Fue necesario que arribaran a este país en forma masiva un conjunto importante de toreros hispanos que impusieron el toreo de a pie, a la usanza española y en versión moderna. Por eso, se impusieron.

También quedó atrás una serie de representaciones del toreo híbrido –lo mismo a pie que a caballo-, detentadas en lo fundamental por Ponciano Díaz y sus huestes, quienes al tener en frente semejante “reconquista vestida de luces” reconocieron que era necesario abandonar ese toreo aborigen, nacionalista y legitimar así aquella nueva etapa que comprendió el apoyo de una difusión que sólo pudieron lograr otros tantos periódicos, además de “El Arte de la Lidia”.

Y precisamente cuando por las circunstancias ya conocidas tuvo que desaparecer dicha publicación, es porque los aficionados de hace poco más de un siglo, ya tenían perfectamente asimilado el toreo en su condición más avanzada, interpretado entre otros toreros por Rodolfo Gaona, parteaguas de dos épocas, donde por un lado recibe la enseñanza del clasicismo en potencia, con Lagartijo y Frascuelo a la cabeza, gracias a Saturnino Frutos “Ojitos”, su maestro. Y por otro, con un “Indio Grande” listo ya para encabezar esa modernidad taurómaca que terminaría por remontarlo a sitio de privilegio.

Por todas estas razones es que Julio Bonilla y “El Arte de la Lidia” deben ser vistos como puntales de una nueva época, misma que hoy vivimos en su condición más evolucionada.

 

 


 

 

NOTICIAS DE ESPAÑA

 

En el aeropuerto de Almería

Óscar Chopera entrega a Pablo Iglesias el Informe Económico de ANOET

“Le he dicho: Soy aficionado a los toros y me gustaría que leyera esto con atención. Para hablar de la Tauromaquia es importante estar bien informado”, afirma el empresario acerca de su singular y oportuno obsequio al dirigente de Unidos Podemos
Por Ángel Berlanga
Más artículos de este autor

El empresario Óscar Chopera, presidente de ANOET, ha entregado esta tarde a Pablo Iglesias, dirigente de la coalición Unidos Podemos que concurre a las elecciones generales del próximo 26 de junio, el Informe Económico elaborado por la patronal de empresarios taurinos con un ruego: “Léalo a conciencia, por favor”. Así lo ha confirmado a este medio el propio Óscar Chopera.

El encuentro, completamente fortuito, se ha producido en el aeropuerto de Almería: “Se ha producido a la salida del avión -explica Chopera-. Yo tenía varias copias del informe en el maletín y me he acercado a él para entregarle una en mano. Se lo he dado y conmigo ha sido muy educado. Le he dicho: “Soy aficionado a los toros y me gustaría que leyera esto con atención. Para hablar de la Tauromaquia es importante estar bien informado”. Él me ha dado las gracias y no hemos hablado nada más, pero pienso que sí que lo va a leer”.

El informe, titulado “Los toros en España: un gran impacto económico con mínimas subvenciones”, fue presentado a comienzos de la presente temporada y en él se radiografía la realidad económica del sector, presentada al público de forma rigurosa y contundente. El estudio, entre otros muchos datos de importancia, subraya que la actividad taurina genera 1.600 millones de euros de impacto en toda España y recuerda que, por cada euro ingresado, el toreo genera 2,8 euros de impacto, o sea, más del doble.

 


 

CICLO DE NUESTRA SEÑORA DE BEGOÑA

Ponce, Juli, Talavante, Manzanares, Castella…, en una gran feria de Gijón

La empresa Circuitos Taurinos presenta las combinaciones de un abono que se celebrará del 10 al 15 de agosto y que consta de seis espectáculos
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

Zúñiga: “Gijón volverá a ser un referente en el panorama taurino nacional”

La empresa Circuitos Taurinos ha presentado este miércoles los carteles de la Feria Taurina Nuestra Señora de Begoña de Gijón 2016. El ciclo, que se celebrará del 10 al 15 de agosto, constará de cuatro corridas de toros, una novillada con picadores y una corrida de rejones, con las siguientes combinaciones:
Miércoles 10 de agosto. Novillada con picadores. Novillos de Zacarías Moreno para Aitor Darío El Gallo, Pablo Aguado y Luis David Adame.
Jueves 11. Corrida de toros. Toros de La Quinta para Fernando Robleño, Manuel Escribano y Joselito Adame.
Viernes 12. Corrida de rejones. Toros de Pallarés para Andy Cartagena, Diego Ventura y Leonardo Hernández.
Sábado 13. Corrida de toros. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández para Julián López El Juli, Miguel Ángel Perera y Cayetano.
Domingo 14. Corrida de toros. Toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, Sebastián Castella y Alejandro Talavante.
Lunes 15. Corrida de toros. Toros de El Capea para Juan José Padilla, El Fandi y José María Manzanares.
El acto ha tenido lugar en el Real Club Astur de Regatas y ha sido presentado por el escritor y periodista Andrés Amorós. En el mismo evento se ha homenajeado a Juan Antonio Ruiz Espartaco, como reconocimiento a su carrera artística.

La presentación ha contado además con la presencia de Jesús Martínez Salvador, concejal de Turismo, Deportes, Festejos y Juventud del Ayuntamiento de Gijón.

El empresario Carlos Zúñiga (hijo) ha afirmado que Gijón “volverá a ser un referente en el panorama taurino nacional con unos carteles muy rematados en los que están presentes todas las figuras del toreo actual y ganaderías de primer nivel con variedad de encastes: dos corridas de Santa Coloma (La Quinta y Pallarés), Domecq y Murube”.

El autor del cartel de este año es el gijonense Noël Herrero.

 


 

 

Joselito: «Que me llamen asesino no me insulta, no lo soy»

Ha publicado su segundo libro, «Los toros explicados a mi hija» (Espasa). Es Joselito en estado puro para desmontar la corriente animalista a fuerza de puros argumentos animalistas. «Vivimos en una sociedad enferma, no queremos pensar», dice

15 de junio de 2016. 07:59h Patricia Navarro, @PatriciNavarro

Joselito
Connie G. Santos

José Miguel Arroyo «Joselito» es matador de toros, ahora en el retiro, y ganadero, de bravo y manso. Conocedor al milímetro del campo y las normas que se establecen en él. Tan alejado del mundanal ruido que cuando vuelve a Madrid, de donde es, se le nota raro. Empezamos a charlar. Va encajando piezas.

–¿Por qué explicarle los toros a su hija?

–En realidad no se lo he explicado, la moraleja del libro es que he respetado a mi hija para que tome sus decisiones. Creo que si me hubiera sentado a hablar con ella había obtenido el resultado contrario.

–¿Ha leído el libro?

–No, todavía no.

–¿Antitaurina o no le gustaban los toros?

–Antitaurina no, pero no le gustaban. Yo creo que cuando me pegó en Nimes el golpazo en la cadera, que ella era muy pequeña, y vio la tensión de mi mujer al enterarse y el tiempo en el hospital… Creo que aquello le dejó una sensación mala.

–Sí le vio en su regreso hace dos años en Istres…

–Sí, pero al final le obligas a dejar de estar con los amigos y llevarse tres o cuatro días fuera de casa, pero se sentía orgullosa después de la corrida. Aunque mi hija es como yo, si le preguntas, de primeras es un no y luego ya va reflexionando.

–Usted es matador de toros retirado, pero ahora mismo es ganadero. ¿Es curioso que un animalista le pueda cuestionar?

–Yo soy animalista. Y algunos de los que me tratan de bárbaro son los mismos que tienen una mascota en casa a la que coartan su libertad y con la que mantienen una relación autoritaria: el animal caga y mea cuando su dueño decide. ¿Y eso es ser defensor de los animales? A lo mejor son tan salvajes como yo, o más.

–¿Desconocemos las leyes del campo y las propias leyes entre los animales?

–Desconocemos cómo viven los animales y por qué viven. Por ejemplo, la leche no viene en un tetrabrick. La vida de una vaca son cinco partos, porque a partir del quinto empiezan a reducir la cuota de leche y ya no interesan y hay que sacrificarla. Hasta ese momento se la lleva a revientacalderas, eso es una superproducción y cuando deja de interesar se la mata. O un ternero de una vaca de leche vive en cautividad, se les mete en un jaulón y cuando crecen al cebadero, siempre en sitios angostos. Los filetes no vienen en bandejas ni se cogen de los árboles, pero qué ocurre, ¿hay animales de primera y de segunda?

–¿Cree que todas estas corrientes son una moda?

–Creo que es algo insensato; el otro día veía en televisión un anuncio de comida para gatos castrados. ¿De verdad se promociona castrar a los gatos? ¿Esto es normal?

–El libro parte de la dureza de la vida como forma de entendimiento de la vida.

–Si la cosa más bonita del mundo, que es el nacimiento, empieza con extrema dureza… Somos una sociedad enferma, no queremos pensar, queremos que todos sea fácil, gracioso y cuando nos hacen pensar, no queremos. Ésa es la reflexión: hay que pensar y plantearse las cosas, pero no desde el desconocimiento.

–¿Será una moda pasajera o la evolución de la sociedad?

–Es muy fácil que sea la evolución cuando nos están taladrando todo el rato con el mismo mensaje. Al final, cala.

–¿Saben explicar lo suyo?

–No tiene explicación. El tema es que hay que conocerlo. Saber los entresijos. La emoción es muy íntima y personal. De pronto algo te manda un mensaje y te encanta o no. Una vez viendo un cuadro yo estaba alucinado y llegó uno a explicarlo y me fastidió mi momento mágico. Había mil cuadros y ése fue el que me volvió loco. Esas cosas pasan con el arte y eso no se explica.

–¿Qué siente cuando le llaman asesino?

–Me da igual, como si me llaman rubio, no lo soy, o alto, tampoco me insultas. Asesino, diga usted lo que quiera, yo no lo soy.

–¿Qué es un toro para usted?

–Muchas cosas. Tu amigo, tu enemigo, tu confidente, el que te puede dejar ser creativo, el que te puede quitar todo. Puede ser lo mejor y lo peor.

–¿Le veremos en los ruedos?

–(Se hace un silencio muy largo, como si no encontrara las palabras)… No creo.

–Ay, ese silencio.

–He toreado cinco becerras en el campo… Me he quitado esa mala sensación que me dejó la vaca que toreé en un tentadero en Talavera (a primeros de enero)… Este año, que se cumplen los 30 de alternativa, sí, tenía idea de haber toreado en Málaga.

–¿Y qué ocurrió?

–Esa vaca jodió todo (la de Talavera). Si no hubiese existido a lo mejor estaba preparándome hoy para torear en Málaga. Y la cosa es que luego vi vídeos y la cosa no salió tan mal como la sensación que tenía, pero yo qué sé.

–¿Se cura el veneno?

–Sí, pero hay brotes. Yo estaba curado hasta hace dos años. No había sentido la llamada y de pronto venga, venga y venga.

–¿Se es igual de feliz sin torear?

–Sí, aunque distinto. La sensación que tienes cuando te has sentido con un toro es incomparable.

–¿Le veremos entonces en 2017?

–(Ríe). No sé, no sé. Es que ya no hay números redondos. Era este año.

–¿Y los necesita?

–Sí.

–Igual una llamada…

–Igual. Quién sabe.

 


 

Hacia una nueva concepción del toro con trapío y con casta

Los “armarios” no sirven: se necesitan al menos cuatro años para rectificar el camino

La bella estampa de un toro arrancándose al caballo. (Juan Pelegrín/Las Ventas)
Especialmente a raíz de las experiencias vividas en la última feria de San Isidro, se abre paso una nueva concepción del toro de lidia, que se aleja apresuradamente de esos “armarios” que sobrepasaban con creces los 600 kilos pero que luego están vacíos de todo contenido por dentro. Ni un gramo de casta, ni un gramo de poder y de bravura. Sin embargo, a ese toro de construcción desproporcionada no se llegó por casualidad: hacia ese modelo se fue empujando a no pocos criadores, aunque en ello se tuvieran que llevar por delante la tipología propia de su encaste. Cuando hoy se abre paso, y con buen criterio, una concepción diferente, conviene ser conscientes que el cambio no se realiza de un año para otro: el ganadero necesita un tiempo para modificar su rumbo.

Actualizado 15 junio 2016

Redacción. Servicio de Documentación

Los “armarios” ya no valen. De forma especial a raíz de la pasada experiencia de la feria de San Isidro, la conclusión se ha hecho prácticamente unánime: no es la hora de reeditar al buey Apis. Casos como las corridas de Pedraza de Yeltes o de Parladé, han desbordado el vaso de los razonable. Sin embargo, así como ha quedado clara esa línea roja del toro grande ande o no ande, resulta más dificultoso diseñar a lo que debe venir a sustituirle, en buena medida por la confusión que de hecho se da entre el trapío y el volumen, una confusión aún mayor cuando se le añaden conceptos como la casta y la bravura.

Y resulta problemático hacerlo porque a los ganaderos se les ha ido empujando, con exigencias desorbitadas, a apostar por el animal de los 600 kilos. Aquello que no sobrepasara lo que ahora se entiende como límites razonables, tenía problemas en los reconocimientos y luego un sector de la afición se posicionaba a la contra. Son los daños colaterales nacidos de la dichosa “tablilla”, entre otras causas.

Pero no es menos verdad que los abusos cometidos bajo la capa del “toro armónico” tiene también su tanto de culpa. El concepto en sí mismo de “toro armónico” puede ser muy saludable y oportuno; el problema radica en cómo y bajo qué características se lo definen los taurinos.

En ese sentido, entre una mayoría de profesionales decir “toro armónico” es tanto como hablar de ese toro bajo agujas, que no esté construido “cuesta arriba” y de cara no ofensiva, eso que definen como “que quepa en la muleta”. Tales elementos luego, en la práctica, derivan en el toro sin el debido trapío y sin remate, al que a ultima hora se le meten con calzador 50 kilos de más para pasar el fielato de la “tablilla” de turno. Es la dura realidad.

Un caso paradigmático en esta materia: el denominado “toro de Sevilla”, tan denostado como ha estado en los últimos tiempos por algunos sectores, para los que ese tipo no era más que una forma eufemística de encubrir al toro sin el debido trapío. Dicho directamente: esta forma de argumentar tiene mucho de mito.

En realidad, en Sevilla lo que la afición pide es ese toro que responda a las señas morfológicas de su encaste, no ese otro toro fuera de tipo que todo lo fía a la romana. Hay que ser ciegos para no advertir que quienes se sientan en los tendidos maestrantes disfrutan con el toro en toda su pujanza y que admiran la construcción de un animal que, con los componentes indispensables del trapío, presente una estampa que sea bella. Deducir de ahí que lo que se trata es de echar al ruedo un toro sin respeto, sin cuajo, ni remate, es llegar a una conclusión equivocada.

Pero de la misma forma debe reconocerse que se trata de una concepción de la que en ocasiones se aprovechan los entresijos taurinos cuando pretenden lidiar, y que muchas veces la permisividad de los equipos presidenciales dejan colar de forma vergonzante en los chiqueros. A este respecto, se han podido leer interpretaciones incluso pintorescas. Una llamó mucho la atención: la polémica –dijeron en su día– sobre eso que ellos entendían falsamente como el “toro de Sevilla” se acabaría si se redujera el tamaño del ruedo maestrante, porque con un menor espacio referencial se notaría menos la diferencia. No deja de ser una boutade monumental.

Y es que la armonía en el toro de lidia es otra cosa. Es, para empezar, que el animal responda a las características propias de su encaste, algo que paso a paso se ha ido perdiendo; entre unos y otros se ha forzado a no pocos ganaderos a criar otro toro, no el propiamente suyo. Pero, además, no resulta ajeno a esa armonía los grados de casta y de raza que deben esperarse de un toro bravo; luego tendrán mejor o peor condición, pero cuando se aguan los elementos intrínsecos a la bravura se da un paso más hacia el abismo. Sin embargo, por ahí nos hemos ido deslizando a la búsqueda de lo que Carlos Núñez llamó no hace mucho “el toro predecible”, que era, de paso, el que con mayor facilidad se vendía. Y eso es cosa bien distinta.

No se trata de volver sobre historietas de otros tiempos, pero quienes veían toros hace 50 años, o quienes han tenido la curiosidad de acudir a la prensa taurina de aquella época, saben como el comportamiento, por ejemplo, de un toro encastado –de un utrero también–, daba un juego de los que hoy añoramos. Como lo más natural era necesario que fueran tres veces al caballo y llegaban al último tercio dispuestos a dar guerra. Lo más opuesto a la realidad actual, cuando antes de ponerlos en el caballo hay ya que advertirle al picador que cuanto antes levante el palo.

Pero en aquellos tiempos también, en la “tablilla” se informaba que su peso cumplía los requisitos básicos reglamentarios, que en la práctica son los mismos de ahora. Y nadie se escandalizaba porque una corrida tuviera de promedio 480 kilos. El aficionado lo que valoraba no eran los kilos, sino el tipo, la casta, la fortaleza, la bravura, en fin.

El único y verdadero misterio radicaba en que dentro llevaban muchas dosis de casta y su criador mantenía vivas sus propias señas de identidad. El problema para su lidiador no eran ni los kilos, ni el volumen; era la casta.

Como no cabe ir de ingenuos, en las décadas inmediatas se pasó de esta normalidad al abuso, cuando ya no se ponía en valor ni la edad de las reses, entre otros elementos nocivos. Hubo en esta época incluso una organización de ganaderos que pedía que se admitieran como toros las reses al cumplir los 3 años[1]. Coincidencia o no, la verdad es que cronológicamente fue entonces cuando algunos valientes levantaron la voz.

Al principio, encontraron hasta un punto animadversión en los colegas, como le ocurrió a Antonio Bienvenida[2] cuando hizo su rotunda denuncia sobre la integridad de la Fiesta, que tanto ruido formó. Pero entonces no se jugueteaba –al menos, no tanto como ahora– con la genética, sino que el alivio se buscaba en la manipulación de las astas. Pues pese a todo, el toro íntegro y el que no la era sacaban a pasear su casta.

De forma bastante natural la reacción para recuperar la integridad, además de la vigilancia de las astas –que se comprueba bastante ficticia, a tenor del ninguneo que unos y otros, incluida la autoridad, hacen del Laboratorio especializado de Canillas–, lo que era más llamativo, lo que estaba más a mano y con menos riegos comerciales, pasaba por modificar el tamaño y el peso. A eso se añadió lo que hoy ya es casi una costumbre: lidiarlos de cinqueños, que siempre añade un plus de presencia. En el fondo, en gran número de casos ese concepto tan taurino de “la cabeza de la camada” ha ido perdiendo todo valor, para igualarlos a todos por arriba. No hay más que recorrer algunos pueblos de los alrededores de Madrid –eso que tan feamente denominan “el valle del terror”– para comprobarlo.

En paralelo, para adaptarlo al mito del “toreo moderno”, se les baja demasiados enteros sus grados de casta y de raza, de poder, en suma. Y hoy nos encontramos que esos ”armarios” – muchos de ellos de los de dos puertas– no contienen nada en su fondo.

Como si la historia fuera un tren que da vuelta y vueltas en un circuito cerrado, ahora la maquina de cabeza vuelve a pasar por la estación de salida: buscar el toro en su trapío natural, no en la versión de “a tanto el kilo”, pero encastado y con raza. Sin embargo, ese camino de regreso no puede improvisarse: después de años de empujar a los ganaderos hacia aquellos otros conceptos del toro que “pide la afición”, los criadores no pueden, aunque quieran, dar un brusco viraje en seco, necesitan de al menos cuatro años para implantar esos otros criterios del toro en su tipo, con trapío y con casta. ¿Qué hacen entre tanto con las cuatro o cinco camadas que ya tienen en el campo?

Es lo que suele ocurrir cuando se anda toqueteando la genética en razón de las modas del momento. Un toro no es como un mueble de Ikea, que se monta y se desmonta, y que cuando se deteriora lo más económico es tirarlo y comprar uno nuevo. La crianza del toro de lidia tiene sus tiempos propios, como exige de muchas probaturas en el campo para no arruinar un encaste. Nada de eso se improvisa de hoy para mañana. Pero es lo cierto que algún día habrá que comenzar a trabajar en esa línea. Hoy puede ser un buen momento.
________________

[1] En estos términos se pronunció hace 50 años el Grupo de Criadores de Toros de Lidia, como deja constancia escrita el semanario “El Ruedo”, que publicaba en su número 1.150 fechado el 28 de junio de 1966, una crónica a página entera que titulaba: “Un toro se puede lidiar como tal a los tres años, y hay que dar carta de naturaleza a esta realidad”. Opinión recogida en el Grupo de Criadores de Toros de Lidia, que acaba de estrenar nuevos locales”.

[2] La denuncia la realiza por primera vez Antonio Bienvenida en una conferencia-coloquio pronunciada en la Escuela Oficial de Periodismo, de Madrid, de la que da cuenta el diario ABC en su edición del 13 de diciembre de 1952. Años después Vicente Zabala analizó aquella denuncia en una crónica titulada “Antonio Bienvenida denuncia el fraude del afeitado de los toros”, que vio la luz también en ABC el 28 de marzo de 1976.

 






 

Una respuesta to “INFORMACIÓN DE LA ANCTL”

  1. Ignacio Bravo Mena junio 16, 2016 a 17:03 #

    Hola: Yo de nuevo. Nunca he sabido porque en algunas ganaderías además de herrar con un número, también le asignan unas o una letra, ¿ Me podrían ayudar explicándome ? Muchas gracias y hay que seguir haciendo afición pues nos están comiendo el mandado.Saludos y un abrazo .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: