Noticias Taurinas ANCTL

6 Jun

 

 

 

Novillo No 13 para Pachuca 19 de junio

 

 

 

 

 

Paola San Román corta dos orejas en Uluapa

Por: Redacción | Foto: Archivo
Sábado, 04 de Junio del 2016 | México, D.F.

La matadora queretana Paola San Román obtuvo un triunfo de dos orejas, al igual que el español Lama de Góngora, en la localidad de Uluapa, Hidalgo, donde tuvo verificativo una corrida mixta en la que reapareció el novillero Patricio Ochoa, de Morelia, que paseó una oreja del ejemplar que lidió.

El resultado:

Uluapa, Hgo.- Corrida mixta de feria. Dos toros de Marrón y uno de Pepe Garfias, así como un novillos de Gonzalo Martínez, de juego variado.

Lama de Góngora: Dos orejas
César Ibelles: Palmas.

Paola San Román: Dos orejas.

El novillero Patricio Ochoa: Oreja.

 


 

 

Héctor Crespo triunfa en Atizapán

Por: Redacción | Foto: Cortesía Alfredo Flórez
Domingo, 05 de Junio del 2016 | México, D.F.

La penúltima vacada celebrada hoy en Atizapán de Zaragoza tuvo como triunfador a Héctor Crespo, que cortó la única oreja concedida a lo largo de un festejo en el que fueron homenajeados los fotógrafos Tomás Vega y Mario Torres “Mayito”, por su entrega a la Fiesta.

El resultado es el siguiente:

Atizapán de Zaragoza, Méx.- Plaza “Gabriel de la Torre”. Un tercio de entrada en tarde agradable. Vacas de distintas ganaderías hidalguenses, buenas en su conjunto.

Aldo Lucio Camacho: Ovación.

Gustavo Mosqueda: Ovación.

José Luis Pérez: Silencio.

Héctor Crespo: Oreja.

Alejandro Guerrero: Ovación.

Incidencias: Los fotógrafos recibieron sendos reconocimientos. Tomás Vega por sus 60 años y Mario Torres por el medio siglo de actividad en los toros. Asimismo, al finalizar el paseíllo se tributó un minuto de aplausos a la memoria del matador Rodolfo Rodríguez “El Pana”, fallecido recientemente.

 


 

 

2da vacada en Tlaxcala

Publicado por Ángel Sainos el 3/6/2016

Ante un cuarto de entrada en la Plaza de Toros El Ranchero Aguilar de Tlaxcala, se llevó a cabo la segunda vacada de escuelas taurinas.

Se lidiaron 6 vacas grandes de la ganadería de Santo Tomás, desiguales en juego y destacando la 3a y la 6a.

Sebastián Soriano / Oreja
José Alberto Ortega / Oreja
Curro Recoba / Vuelta
Raymundo Solís / Oreja
Alfonso Zamora / Ovación
Enrique Rodríguez “El Penco” / Ovación

Detalles:
Al termino del paseíllo se guardó minuto de silencio en la memoria de “El Pana”.

 


 

Tauromaquia: El torcido destino de El Pana

Por: Horacio Reiba | Opinión
Lunes, 06 de Junio del 2016 | Puebla, Pue.

Guadalajara y Apizaco acompañaron el féretro de El Pana hasta sus plazas de toros para rendirle un último tributo. En la corrida isidril del jueves 3, en Las Ventas, se guardó un sentido minuto de silencio por el torero recién fallecido. Rodolfo Rodríguez González es el quinto matador de toros mexicano muerto como consecuencia de un percance ocurrido en el ejercicio de su profesión. Y, con 64 años, el más veterano de esa lista trágica.

Su muerte estuvo envuelta en un crudo patetismo: el mes de agonía, la debatible diligencia médica para reanimarlo dos veces –tras sendos paros respiratorio y cardiaco–, alargando la agonía de un hombre plenamente consciente, que sabía irreversible la tetraplejía a que lo condenó el violento volteo de “Pan Francés”, aquel castaño capacho de Guanamé, en la modesta placita duranguense de Ciudad Lerdo, y, finalmente, la humanitaria postura de no revivirlo tras el tercer y definitivo paro que se adoptó en el hospital tapatío donde este 2 de junio, un mes y un día después de su cogida, acabaron los días del tormentoso y atormentado espada. Humanitaria decisión, acorde del todo con los valores subyacentes a la tauromaquia, ese canto a la vida entonado al filo de la muerte.

Asombra, no obstante, la brutal indiferencia de los medios nacionales –el Esto, la relativa excepción– ante el trágico final de la pintoresca historia de El Brujo de Apizaco, rica en los avatares y vicisitudes más diversos, como corresponde al torero contracultural por excelencia, cuya misma heterodoxia supuso una fulgurante llamarada de luces y sombras, efímera y alguna vez fétida pero también alucinante y forzosamente ilusionante en tiempos de atroz atonía taurina.

Repudiado por la cátedra, frenado en su desbocada belicosidad y recurrentes exabruptos por los mandamases del negocio taurino en México, emergido de las tinieblas para escenificar en la Monumental cazuela una tarde histórica el día de su presunta retirada, protagonista alternativamente victorioso y derrotado de una larga lucha contra los demonios del alcohol y su tenaz inquina al poder. Dicen que, ya en el lecho último, había solicitado con la ardiente vivacidad que siempre tuvo en la mirada que le permitieran morir en paz, sin excluir al hacerlo alguna ráfaga de humor de su particularísimo sello. Si así fuera, qué bueno que encontró receptores sensibles a tan justa petición. La que al clausurar una vida aventurera y singular le abría las puertas de otra, serenamente integrada al cosmos.

Y qué triste que la noticia de su muerte haya sido noticia del día y objeto de tratamiento especial en países como Francia, España, Colombia, Perú e incluso Estados Unidos e Italia, pero no en México, donde la desdeñosa indiferencia y superficialidad de nuestros medios impresos y audiovisuales ilustra lo muy poco que importa y significa ya la tauromaquia para los responsables de tales órganos informativos. Reflejo –pero también una de las causas– de la precipitada desaparición del toreo del imaginario colectivo de este país.

Un oficio peligroso

De cerca de 400 víctimas humanas con registro en los anales de este juego mortal, los matadores de toros suman apenas medio centenar. Si descontamos las desgracias ocurridas cuando la ceremonia de la alternativa aún no estaba regulada, la cifra constatable se reduce a unos 40, aunque, razonablemente, haya que añadir a este recuento a ciertos espadas antiguos tan emblemáticos como José Cándido Expósito –el primero de ellos que perdió la vida en el ruedo (El Puerto de Santa María, 1771)–, Pepe Hillo –Joseph Delgado, que le dictó a su tocayo De la Tixera la primera Tauromaquia que se publicó, antes de sucumbir en las astas de “Barbudo”, de Peñaranda de Bracamonte (Madrid, 10-05-1801)–, el también mítico Curro Guillén, cuya muerte fue objeto de sentidos romances, (Ronda, 1820), y sin duda el cordobés Pepete, José Rodríguez y Rodríguez, tío abuelo de Manolete y primera víctima de un toro de Miura (Madrid, 1862). Apodo trágico éste de “Pepete”, pues los otros dos matadores que lo heredaran murieron por cornada: José Rodríguez Lavié (Fitero, 1899), y José Claro (Murcia, 1910).

Si somos puntillosos, al martirologio de diestros con alternativa tal vez haya que restar a los dos que habían renunciado a tal categoría cuando fueron alcanzados por la Parca: Félix Merino (Úbeda, 1927) y Manolo Montoliú (Sevilla, 1992).

Los más recientes

En el último tercio del siglo XX perdieron la vida los matadores José Mata (Villanueva de los Infantes, 1971), José Falcón (Barcelona, 1974), Francisco Rivera “Paquirri” (Pozoblanco, 1984), José Cubero “Yiyo” (Colmenar Viejo, 1985) y el maestro colombiano Pepe Cáceres (Sogamoso, 1987). De ellos, los tres últimos militaban en la primera fila, como otras celebridades, caídas también en poblaciones pequeñas, como Joselito El Gallo (Talavera de la Reina, 1920), Ignacio Sánchez Mejías (Manzanares, 1934) o Manuel Rodríguez “Manolete” (Linares, 1947).
Cinco mexicanos. Como ya se dijo, El Pana ha sido el quinto matador mexicano que un día entró en una plaza de toros para caer herido de muerte sobre sus arenas.

El primero fue Ernesto Pastor Lavergne, nacido en Ponce, Puerto Rico, de padre mexicano y madre francesa (06-04-1893). Criado y hecho torero en nuestro Distrito Federal, era novillero puntero en España cuando Joselito El Gallo le dio la alternativa (Oviedo, 17-09-19) para convertirlo en su último ahijado antes de la tragedia de Talavera. Se la confirmó en Madrid el 30 de mayo siguiente Agustín García Malla en presencia de Paco Madrid, cartel poco acorde con sus méritos de torero elegante y dominador. Y luego de una triunfal temporada invernal en El Toreo –donde brilló al lado de los Gaona, Silveti y Sánchez Mejías– recibiría, en el propio coso madrileño de la carretera de Aragón, la cornada que lo llevo a la tumba, infligida por “Bellotero” del Marqués de Villagodio (05-06-21). Una muerte anacrónica, pues la herida habría sanado sin problemas de existir entonces los antibióticos.

Armando Pérez Gutiérrez –”Carmelo Pérez” en los carteles– ha sido el único genuino revolucionario del toreo nacido en México (Texcoco, 1908-Madrid, 1931). El hermano de Silverio irrumpió de golpe como el novillero sensación de 1929 y fue precipitadamente llevado a la alternativa… y a la tumba, cuando aún carecía de medios para defender su arriesgado estilo del ímpetu de las encastados astados de su tiempo.

Cagancho lo doctoró dos veces en un lapso no mayor de siete meses, primero en Puebla –renunció a esa alternativa– y más tarde en El Toreo de la Condesa (03-11-29). El 17 de noviembre, “Michín”, de San Diego de los Padres, lo cogió de salida y se encarnizó de tal manera con el cuerpo inerme de Carmelo que le produjo siete cornadas, de las cuales la que le perforó la pleura no sanaría nunca. Se repuso penosamente y hasta volvió a torear, pero una neumonía relacionada con aquella herida gravísima finalmente le causó la muerte en una modesta pensión madrileña, el 18 de octubre de 1931.

Pocas manifestaciones de duelo tan multitudinarias ha vivido la ciudad de México como la que acompañó hasta el panteón Modelo los restos de Alberto Balderas, cogido y muerto el día anterior (29-12-40) por “Cobijero” de Piedras Negras. Contaba 30 años al morir, diez de alternativa (19-09-30: Morón de la Frontera, por Manolo Bienvenida con “Hocicudo” de Guasalest) y era de las primeras figuras del país y del elenco de la temporada 1940-41 cuya quinta corrida anunció la alternativa de Andrés Blando de manos de “El Torero de México”, que era como se conocía a Alberto. El toro fatal pertenecía a Carnicerito, el testigo, y Balderas intervino aleatoriamente entre el segundo y el último tercio de su lidia.

Por último, el propio José González “Carnicerito de México”, jalisciense de Tepatitlán, basaba su tauromaquia en alardes temerarios –sus pares en tablas gozaron el prestigio de lo inexplicable– y, habiendo sido doctorado en Murcia por Domingo Ortega con ganado de Miura (13-09-32), era ya un veterano escaso de contratos cuando le tocó cumplir el último de ellos, en Villa Vicosa, Portugal, el 14 de septiembre de 1947. Esa tarde, el toro “Sombreiro”, de Oliveira Irmaos, séptimo del festejo, le partió la femoral al pasarlo de muleta. Precariamente atendido pese a los desvelos de Conchita Cintrón, que figuraba en el cartel de la tarde fatal, falleció al día siguiente.

Españoles muertos en México

Pese a la escaso peligro y poder que tradicionalmente se ha atribuido en España a las reses del campo bravo nuestro, por lo menos tres matadores iberos –más un nutrido contingente de subalternos y aspirantes– ha perdido la vida por cornada en plazas mexicanas. Son éstos Bernardo Gaviño (Texcoco, 1883), Juan Jiménez “El Ecijano” (Guadalajara, Durango, 1899) y Antonio Montes (México, Distrito Federal, 1907).

Penosa caminata por el panteón taurino ésta a que nos ha llevado el deceso de El Pana, tal vez el último héroe romántico de una tauromaquia huérfana.

 


 

 

Buen lunes. Iniciemos la semana con 11 pm en con y

 


 

El indomable Rodolfo, hasta al final

03 de junio de 2016. 14:47h

Juan Antonio de Labra.

Después de luchar por su vida, Rodolfo Rodríguez “El Pana” ha muerto. Y con esta muerte ha nacido una leyenda. El final de su vida marca una historia a la que pronto se añadirá la pátina del tiempo, y al cabo de los años su recuerdo será motivo de añoranza, de nostalgia.

Es quizá El Pana el último de los románticos; un torero nacido de las profundidades del barro tlaxcalteca, esa tierra de guerreros; un hombre con talento al que las garras del alcoholismo destrozaron para verlo más tarde resurgir de entre sus simbólicas cenizas, la de los puros que se fumaba.

Y esta vida truculenta, marcada por el desaliento y la perdición, como tantas otras en los países como México, que aún viven atrapados en la pobreza, es el mejor ejemplo de una vocación en la que la fiesta de los toros, como tantas veces antes, supuso una ventana abierta a la ilusión de ser alguien.

Tan genial como lenguaraz, lo que sin duda le granjeó muchos problemas, El Pana se ganó un lugar en el corazón de los aficionados más sensibles, aquellos que comprenden el toreo como un hermoso ejercicio del espíritu y que se desbordan cuando esa magia sucede delante de un toro.

Como aquella inolvidable “tarde del milagro” en la que El Pana se despedía de los ruedos y que se convirtió en la resurrección de un torero provocativo y genial, capaz de levantar pasiones, de exacerbar la emoción del toreo hasta las lágrimas. Esa tarde del 7 de enero de 2007 en La México dio siete vueltas al ruedo llevando en su corazón la alegría de los desamparados, de los humildes, de todos los que han sufrido injusticias en el toreo. Y en el brillo de sus ojos se reflejaba la peculiar malicia del que ha tocado fondo, del que ha descendido a las tinieblas del averno y, de pronto, en una tarde luminosa de toros, renace para tocar la gloria.

Quizá el toque más original de su tremenda personalidad, era ese gusto por desdoblarse en dos personas, como afirman los siquiatras. Uno era Rodolfo, el alcohólico procaz, bruto; el otro, El Pana, el torero creativo, el artista de arrebato sentimental. Rodolfo siempre habló de El Pana en tercera persona, y este detalle le confería un sello muy especial a su forma de ser. Él lo sabía, y lo disfrutaba.

Por eso cuando El Pana “murió” en la plaza de Ciudad Lerdo, al quedar tetrapléjico, ya no tenía ningún caso que Rodolfo siguiera con vida, y menos esa que le deparaba el destino, que se quedó a mirarlo con serenidad y recelo desde el rincón más cruel de la pequeña habitación del hospital donde estaba postrado.

 


 

 

La montera está cumpliendo 181 años

6 de junio de 2016/Adiel Armando Bolio
iconogaleria

Uno de los implementos más bonitos del singular atuendo del torero es, sin duda, la montera, tocado, sombrero o gorro que los espadas lucen en el paseíllo, durante el primero y segundo tercio, y hasta a veces en el tercero, pero que igualmente dejan en prenda a algún personaje querido o público por la faena que realizarán en la última parte de su labor en el ruedo.

De la misma manera, con carácter simbólico, montera en mano, el espada brinda el quehacer a toda la concurrencia a la plaza de toros y es aquí donde ese implemento tan bello, tan querido y tan torero sufre de maltrato por sus propios poseedores al lanzar o aventar de manera brusca y grosera a la arena dicho tocado, descomponiendo así el trabajo de auténticos artesanos que se dedican por horas a hacer la montera y que la verdad sea dicha no es nada barata por la forma, la medida y todo el material que se utiliza para crearla.

Bien pues esta, la montera, en este 2016 está cumpliendo, con todas sus variaciones, 181 años desde que el célebre diestro gaditano Francisco Montes “Paquiro” realizara diversas modificaciones al traje de luces, añadiéndola a la indumentaria del torero, es decir, en el año 1835, durante el siglo XIX, sustituyendo así al bicornio de alguaciles y de otros oficiales autorizados a ejecutar muertes, además de la redecilla que se utilizaba en el cabello.

Existen muchos materiales con los que se confecciona una montera, entre ellos la morilla y el hilo, pero habitualmente era hecha de astracán con una cubierta interior de tafetán, de ahí precisamente la diferencia que pueda haber en el costo de su manufactura.

¿Quién era Francisco Montes “Paquiro?

Al respecto de la montera, recordemos quien ha sido en la historia del toreo el famoso diestro Francisco Montes “Paquiro” gracias a los libros. Fue un torero chiclanero, de Chiclana de la Frontera (Cádiz), España, nacido el 13 de enero de 1805. Innovador en su momento, además de que algunos entendidos lo consideran un puntal sobre el que se ha apoyado el toreo en su evolución a lo largo de las décadas. Llegó a escribir un libro en 1836 sobre la tauromaquia y estableció algunos aspectos estéticos que se mantienen desde entonces.

Se dice de “Paquiro” que toreando en Bilbao en una ocasión echó el resto para aprovechar lo poco que tenía aprovechable un toro que le tocó en suerte. Al finalizar la faena los subalternos le animaron diciendo que se había pasado de honrado, que allí nadie sabía de toros y que bastante había hecho. “Paquiro” contestó que entre tanta gente seguro que en la plaza de Bilbao aquella tarde había algún entendido, a lo que los otros no tuvieron más remedio que contestar: “Sí, alguno habrá”. Y entonces el maestro apuntilló, “para ese he toreado yo”, dijo convencido.

Capaz de lo mejor y de lo peor, volvió a los ruedos para conseguir dinero tras pasar un tiempo retirado, como ha ocurrido con otras muchas figuras del toreo, aunque ya no estaba en las condiciones óptimas. Y así, en 1850, un toro de nombre “Rumbón” le corneó en una pierna y acabó con su carrera y meses después con su vida a causa de los problemas derivados de aquella herida.

“Paquiro” en realidad se llamaba Francisco y uno de sus apellidos era Montes. Y en honor a él y a su apellido Montes, se llama así la montera que se ponen los toreros en la cabeza. “Paquiro” entonces quería dotar de belleza y elegancia a los toreros y por ello abogó por el uso de un gorro especial para torear, abandonando así la redecilla en el cabello que se usaba hasta entonces.

Las primeras monteras no eran como las actuales, eran más grandes y altas y con borlas en los laterales y listones para sujetarla, pero fueron su origen. También fue “Paquiro” el que introdujo el traje de luces con lentejuelas y alamares para buscar esa vistosidad, prestancia y elegancia que él pretendía en la indumentaria de un torero de verdad.

La montera en la poesía

Finalmente, el gran poeta guanajuatense y añorado don Abraham Domínguez Vargas (q.e.p.d.) así se expresaba del tocado torero en su creación llamada “Mi Montera”:

“Para ti, cristiana blanca, mi montera/ Tu, rosa blanca encendida, te brindo el toro o mi vida ¡paralelas!/ En un volapié la suerte, pitón o espada en la muerte que se aferra en los olés de eufonía o revuelos de alegría sin querencia/ Levantarán ovaciones las puntas de los pitones que se encelan para encontrar procelosos en un sembrado de rosas, mi montera”.

Es así como hemos querido rendir un homenaje más que cariñoso y lleno de respeto a la montera en sus ya 181 años de haberse creado y gracias a esa innovadoras ideas del célebre Francisco Montes “Paquiro”, esperando que quienes actualmente tienen la fortuna de ser toreros la cuiden y la respeten más, sabiendo que en ella, inmersa en un brindis, va empeñada su labor en el ruedo. ¡Va por ustedes señores!

Fotos: Emilio Méndez

 

 


 

INFORME Más de 620.000 entradas vendidas

06/06/2016 18:36
En San Isidro se vendieron más de 620.000 entradas

Se cortaron 30 orejas y hubo 8 Puertas Grandes

4 toreros cayeron heridos de diferente consideración

MUNDOTORO > Madrid

ENCUESTA Mejor torero y mejor toro en la feria

Los decides tú

06/06/2016 18:40

Triunfador y mejor toro de San Isidro 2016

*Obligatorio

¿Quién ha sido el triunfador de San Isidro?

José María Manzanares
David Mora
Roca Rey
López Simón
Leonardo Hernández
Alejandro Talavante
Paco Ureña
Andy Cartagena
Sergio Galán
Enrique Ponce
Juan Bautista
Morenito de Aranda
Lea Vicens
Luis David Adame
Juan de Castilla

¿Cuál ha sido el mejor toro de San Isidro? *

‘Malagueño’, de Alcurrucén
‘Dalia’, de Victoriano del Río
‘Camarín’, de Baltasar Ibán
‘Alevín’, de Victorino Martín
‘Tabernero’, de Miura
‘Venturoso II’, de Montealto
‘Chocolatero’, de El Ventorrillo
‘Holandero’, de Pedraza de Yeltes
‘Matamoscas’, de Domingo Hernández
Malaguito’, de Puerto de San Lorenzo

 

 

 


LA GUERRE DES MONDES

Plus rien ne sera comme avant. Les changements profonds exigés par une partie de la société espagnole depuis les élections du 20 décembre dernier, ont pour objet de mettre un terme à ce que ce Tiers-État moderne, habilement instrumentalisé par les activistes de Podemos, qualifie des privilèges de la «caste». Podemos, pour ceux qui l’ignoreraient, est un parti politique né sur la vague des « indignés », construit avec beaucoup d’habileté par une poignée d’économistes et politicologues anti système, longtemps financés par le régime chaviste du Vénézuela, voire par Téhéran selon l’Unité Centrale de Délinquance Économique et Fiscale (UDEF) de la Police espagnole. Ce qui expliquerait, selon divers médias espagnols, le refus de Podemos de s’associer au pacte anti Jihadiste proposé par le PP à tous les partis espagnols, après les attentats parisiens.

L’Espagne, donc, abonnée à un bipartisme mesuré depuis la transition démocratique de 1978, découvre le même type de situation que la France de 1789, quand, instrumentalisé par la bourgeoisie, le peuple décida d’en finir avec l’Ancien Régime. Au premier rang des privilèges qu’il conviendrait d’abolir pour améliorer la condition de ce tiers état moderne, se trouve bien sûr la corrida. Et il serait dangereux de penser que les décisions qui seraient éventuellement prises en Espagne n’auraient aucune incidence en France.

Ces décisions dépendent aujourd’hui de la majorité gouvernementale qui émergera d’une représentation nationale éclatée entre quatre partis principaux, les deux partis de gouvernements traditionnels, PP et PSOE, ne pouvant à eux seuls former un gouvernement, faute de disposer d’une majorité absolue. Mais aucun des deux ne peut non plus obtenir cette majorité absolue en s’alliant seulement avec son partenaire le plus proche idéologiquement : l’ultra gauche de Podemos pour le PSOE, le centre droit de Ciudadanos pour le PP. Voire même PSOE et Ciudadanos au sein d’une alliance démocrate chrétienne moins clivante qu’avec le PP. Pour faire simple, l’Espagne découvre aujourd’hui les charmes de la IVème République dont la France se débarrassa en entrant dans la Vème avec la Constitution de 1958 qui instaura le système majoritaire à deux tours, injuste en ce qu’il implique une sous représentation des partis minoritaires, mais garant de stabilité en favorisant la confection de majorités de gouvernement. Une IVème République célèbre pour son instabilité politique qui faisait la part belle aux petits partis souvent nécessaires pour boucler des majorités parfois hétéroclites.

Depuis que les élections municipales, grâce à l’appui du PSOE, ont confié diverses grandes villes à l’ultra gauche dont Podemos a su catalyser l’émiettement traditionnel en une multitude de groupuscules inaudibles, les attaques n’ont pas manqué, et, à son habitude, le secteur taurin espagnol a répondu tard et en ordre dispersé. De même qu’en 2005, quand les velléités d’interdiction en Catalogne apparurent chez les indépendantistes les plus radicaux qui voyaient dans cette mesure un coup symbolique porté à la Nation, le secteur taurin a préféré faire le dos rond en espérant qu’il ne s’agissait que d’épiphénomènes isolés ne portant préjudice qu’au voisin. On sait aujourd’hui où l’autisme dont il fit preuve en 2005 face au glissement irrémédiable de la Catalogne nous a menés et il n’est pas inutile de rappeler qu’en France, à la même époque, c’est en prenant conscience de la gravité de la situation, que l’ONCT fut créé.

Ceci dit, à quoi peut-on s’attendre dans les prochains mois ? Au pire, si, comme il semble en avoir l’intention, le secrétaire général du PSOE se lance dans une alliance tous azimuts dans laquelle on retrouverait Podemos et Ciudadanos, mais aussi les partis indépendantistes basques et catalans, tous – sauf Ciudadanos – favorables à l’interdiction des corridas au nom du bien-être animal, une loi très restrictive n’est pas à exclure. Au mieux, pour lui et pour l’Espagne, le PSOE renoncerait à cette aventure dans laquelle il perdrait son âme, et accepterait plutôt le pacte de gouvernement que lui propose le PP, avec Ciudadanos, afin de faire face au risque de troubles graves que fait peser le procesus indépendantiste de la Catalogne sur le pays entier. En pareil cas, le statu quo actuel serait préservé. Jusqu’à quand ? Bien malin qui pourrait le dire, dans le contexte de grande instabilité idéologique qui exacerbe les confrontations et favorise le populisme.

Un populisme qui distille son poison dans les rues de Nîmes depuis deux jours et pour deux jours encore, où le radicalisme anti tout compte bien se mettre en scène, à l’occasion du procès de Rodilhan qui pourrait réserver de juteuses surprises à l’audience.

André Viard

 


 

 

Toros

Los toros tienen un impacto de 414 millones en la Comunidad de Madrid

La media de espectadores que acudieron por día a San Isidro en 2015 fue de 20.976 espectadores

ABC.ESEMadrid – 04/06/2016 a las 01:52:23h. – Act. a las 16:39:12h.

La Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet), junto al Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, ha presentado un informe económico y estadístico de la actividad taurina, en el que concluye que los toros generaron un impacto de 414 millones de euros en 2015 en toda la región.

Ese cifra se extrae a través de un procedimiento matemático llevado a cabo por Mar Gutiérrez López, secretaria técnica de Anoet, con los datos oficiales facilitados por el Centro de Asuntos Taurinos, todos procedentes del ejercicio de 2015, informa Efe.

Según el informe, el impacto directo de los toros en la Comunidad de Madrid es de 120 millones de euros, mientras que el impacto indirecto en el turismo, hostelería y transportes, además de otros sectores intermedios relacionados indirectamente con la tauromaquia, asciende a 232 millones.

Gutiérrez señala además que el impacto inducido que se produce sobre el nivel de renta de los trabajadores y profesionales contratados incide también sobre la economía al incrementar la capacidad de compra y ahorro de los mismos en 62 millones.

El estudio analiza también el número de festejos taurinos celebrados en 2015: un total de 942 espectáculos en 116 municipios, es decir en el 65 % de las localidades de la región.

Esta cifra supone un 5 % menos con respecto a 2014, pero, aunque haya decrecido el número de espectáculos, el informe recoge que durante 2015 ocho poblaciones se han sumado a la organización de festejos en comparación con el ejercicio anterior. Anoet achaca ese ligero retroceso en la actividad taurina al reajuste municipal tras la elecciones municipales de 2015.

También hay lugar a un análisis sobre los partidos políticos que gobiernan en los municipios donde hay toros, con un 50 % del PP, un 30 % del PSOE, un 14 % de grupos independientes, un 5 % de Podemos y un 1 % de Ciudadanos.

Las poblaciones donde no se dan festejos taurinos corresponden en un 44 % a gobiernos del PP, un 24 % del PSOE, un 12 % de grupos independientes, otro 12 % de Podemos y un 8 % de Ciudadanos.

El periodista económico Juanma Lamet, presente también en la presentación de este informe a los medios, en Las Ventas, hizo una comparativa a cerca de la afluencia de público a los toros con el de otras disciplinas culturales o deportivas.

En la Feria de San Isidro del año pasado se registró una media por tarde de 20.976 espectadores, un 88 % del aforo de Las Ventas, a pesar de que la ocupación media durante toda la temporada baja hasta el 61 %.

Con estos datos, Lamet asegura que los toros tienen más ratio de ocupación que los hoteles, que albergan alrededor de un 68,5 % de media durante el segundo mes más fuerte del año para el sector como es el de mayo.

Para Lamet la media de gente que va a los toros por San Isidro casi triplica a la del baloncesto e, incluso, a la de muchos estadios de fútbol, la única excepción del Santiago Bernabéu, que tiene un promedio de ocupación del 89 % de las 81.000 localidades con las que cuenta.

Por Las Ventas pasan cada año 920.000 personas, una cifra, para Lamet, mayor que toda la afluencia a la danza en toda España; el teatro, en cambio, cuenta con casi el doble de espectadores más, sin embargo, su recaudación anual es menor, 96,1 millones frente a los 120 que genera de impacto directo el toreo, añadía finalmente el periodista.

 

 

El toro bravo, rey del día Mundial del Medio Ambiente

La ganadería de lidia, ejemplo de sostenibilidad y pura ecología, celebra todos los días esta festividad. Fotos de ABC, agencias y del twitter de distintas divisas, como García Jiménez, Alcurrucén, Victorino, El Pilar, Miura, Conde de la Maza, Carlos Núñez…

 

 


 

 

Manzanares, premio Taurodelta al triunfador de la feria y a la mejor faena

5 de junio de 2016 – Nota de prensa

José María Manzanares ha obtenido el premio Taurodelta al triunfador de la feria de San Isidro y a la mejor faena del ciclo tras las votaciones producidas al término del festejo celebrado esta tarde. El Jurado ha decidido conceder los siguientes premios:

Triunfador de la feria: José María Manzanares
Mejor faena: José María Manzanares
Mejor novillero: Luis David Adame
Mejor rejoneador: Leonardo Hernández
Torero revelación: Andrés Roca Rey
Mejor estocada: José María Manzanares
Mejor picador: Juan Bernal, en la cuadrilla de El Cid.
Mejor brega de subalterno: César del Puerto, en la cuadrilla de Alberto Aguilar
Mejor par de banderillas: David Adalid, en la cuadrilla de José Carlos Venegas
Mejor ganadería: Victoriano del Río
Mejor toro:, Malagueño, nº 1, de la ganadería de Alcurrucén, lidiado el 24 mayo.

Votaron 24 de los 31 miembros del jurado formado al efecto.
Actuó como secretario José María Baviano, Director de Comunicación de Taurodelta.

Taurodelta
Foto: Juan Pelegrín

 

 


 

 

La revolera

San se acabó

Por Paco Mora
Más artículos de este autor

En la corrida del “the end” se ha lidiado un encierro de Miura, de los cuales solo uno -el primero bis- ha sido francamente posible y muy bien aprovechado por Rafaelillo, que en ocasiones le ha corrido la mano incluso con verticalidad en la figura, temple y cadencia.

Punto final del serial de San Isidro 2016, que ha durado más que un matrimonio a disgusto. Un mes largo en el que ha habido de todo como en botica, pero muchos más toreros que toros. En cuanto a los cornúpetas ha destacado “Malagueño” por encima de todos y a cierta distancia algún toro suelto de otras ganaderías, y como corrida más completa ha destacado la de Victoriano del Río, con la que se coronó José Mari Manzanares. Pero ningún toro de los lidiados llegó a la dimensión del mencionado de Alcurrucén.

En la corrida del “the end” se ha lidiado un encierro de Miura, de los cuales solo uno -el primero bis- ha sido francamente posible y muy bien aprovechado por Rafaelillo, que en ocasiones le ha corrido la mano incluso con verticalidad en la figura, temple y cadencia, de tal modo que el burel parecía de cualquiera otro hierro menos del de Zahariche. Los otros cuatro han hecho honor a la tradición de la casa y ha sido tarea harto difícil darles a ninguno de ellos dos pases seguidos. Sobre el “zamacuco” de Valdefresno, un auténtico búfalo, que salió en cuarto lugar, bien podría haber dicho el murciano: “Yo no he venido aquí a luchar contra los elementos”. Era feo a más no poder, mansurrón, y se naneaba en sus evoluciones por el ruedo como Oliver Hardy en las películas de celuloide rancio.

Javier Castaño fue recibido y despedido por la cátedra madrileña con sendas y merecidas ovaciones. La primera fue como la medalla de sufrimientos por la Patria, en reconocimiento a su capacidad y espíritu de sacrificio para vencer su dura enfermedad, y al valor de comparecer en Madrid la segunda vez que se vestía de luces tras la difícil curación. La ovación de despedida ha significado un claro premio a su entrega, valor y honestidad profesional ante material tan poco adecuado para una reaparición en la Universidad Central del Toreo. Pérez Mota tuvo tan poca suerte como quienes esperaban su triunfo. Y el torero de plata Fernando Sánchez colocó dos pares de banderillas con un perfumazo a torería que atufaba. Y san se acabó…

 

 

La pincelada del director

Alcaldada en Xàtiva

Por José Luis Benlloch
Más artículos de este autor

La noticia negra de la semana ha sido la alcaldada de Xàtiva y el tratamiento sesgado que le han dado algunos medios,“Prohíben los toros en la Fira de Xàtiva”, ha sido el titular más utilizado o al menos la conclusión que se saca de las noticias que se han publicado. Y no es cierto. No los han prohibido porque no tienen facultad para prohibir aunque sí ganas. Sencillamente han montado una consulta, no dicen referéndum porque entonces sería una ilegalidad, pero sí lo quieren vender políticamente como tal. Una consultamuy cocinada sin ningún tipo de garantía sobre su limpieza; convocada y ejecutada por los partidarios de una de las opciones; realizada exclusivamente por internet, lo que supone neutralizar a un sector de la población de más edadal que se considera más favorable a la celebración de festejos taurinos;consulta resuelta con una participación mínima por mucho que hayan presumido de todo lo contrario,apenas ha votado un veinticinco por ciento del censo en el que incluyeron los mayores de dieciséis años; con una diferencia final en contra de los toros todavía más insignificante, podía considerarse un empate técnico, de 79 votos; y un planteamiento confusoque mezclaba la celebración de festejos taurinos y la elección de la Reina de las fiestas. Por todo ello no pueden prohibir los toros ni decir que Xàtiva está contra los toros.

Tras semejante montaje lo que sí pueden hacer,y se supone que harán desde el Ayuntamiento, es no arrendar la plaza de toros y por tanto evitar la celebración de festejos taurinos sin que estos estén prohibidos; y lo que han hecho ya es una demostración fantástica de manipulación y cinismo, queriendo disfrazar de democrática una decisión unidireccional o caciquil, una alcaldada en los términos que tanto se reprobaban no hace tanto.

Y no convendría olvidar que la plaza se construyó por suscripción popular para dar toros y que posteriormentefue cedida al Ayuntamiento; que la tradición taurina de Xàtivaes más que centenaria; que los festejos se hacen sin subvención; y que los toros están protegidos por la Constitución española vigente. A lo peor todo este despropósito, ese desficasi, es por eso mismo.

 

 

SEMANA GRANDE

Enorme expectación en Illumbe

Las colas dan la vuelta a la plaza en el primer día de apertura de taquillas
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

El coso cubierto de Illumbe en San Sebastián ha abierto este lunes sus taquillas y lo ha hecho envuelto en una enorme expectación. Las colas generadas por los aficionados que quieren entradas para presenciar el abono donostiarra daban la vuelta a la plaza y las líneas telefónicas para solicitar localidades han llegado a colapsarse.

Sin duda la presencia de José Tomás, combinada con la de otras figuras como Hermoso, Juli, Ponce, Manzanares, Castella o Talavante han servido de revulsivo para movilizar a una afición que dispone de abonos desde 52,50 euros.

 


 

 

Corrida de Perera en TVE

Perera destoreando con el toro ya afligido

La tele y el peligro

La imagen que se dio pertenece a una fiesta superficial y con gato encerrado, olor a after en pitones y demasiada facilidad en un espectáculo que debería mostrar lo difícil que es ser torero y ganadero y el mérito que tiene ponerse delante de un toro que puede matar.

Por Fran Pérez
Más artículos de este autor
Lunes 06 de junio de 2016, 20:27h

¿De verdad es para estar contentos? Venga, no me creo que el sector taurino lance las campanas al vuelo y crea que es un éxito que el sábado Miguel Ángel Perera pusiera al frente de TVE a 850.000 personas. No quiero quitarle méritos. La causa era loable y levantar el share de la tarde del sábado, de la alicaída y políticamente presa televisión pública, no es difícil. Ese espacio de tiempo que ocupó la corrida de Asprona normalmente está ocupado por el cine más que visto y repetido de barrio. La gente estaba deseando ver una cosa nueva que no fuera Paco Martínez Soria con la gallina.

Seamos sinceros, la retransmisión de este espectáculo tan light por la pequeña pantalla no es que sea lo mejor para la Fiesta. Que nadie equivoque la causa, por los niños con síndrome de down con la imagen. La imagen que se dio pertenece a una fiesta superficial y con gato encerrado, olor a after en pitones y demasiada facilidad en un espectáculo que debería mostrar lo difícil que es ser torero y ganadero y el mérito que tiene ponerse delante de un toro que puede matar.

Y a pesar de la facilidad y el todo a favor para el torero, éste se encargó de mostramos que 2016 no va a ser su temporada. Éxito es que 850.000 personas aguantaran semejante bodrio y aburrimiento y no se fueran a la calle a pasar la tarde del sábado.

Pero es que ya, la corrida nació sin expectación, sin emoción y sin ningún argumento que hiciera que una persona se quedara frente al televisor o que acudiera a la plaza de toros. Por cierto, una entrada lamentable.

La entrada debe ser el principio básico para la retrasmisión de una corrida de toros en abierto. No se puede mostrar el tendido vacío porque es darle argumentos en bandeja a los indeseables antitaurinos que no respetan. Por las redes sociales se pudo comprobar como más de uno aprovechaba el cemento de los tendidos para atacar sin cuartel a la Fiesta.

No llego a entender cómo el sector taurino puede ser tan torpe y tirarse piedras a su propio tejado. Dejamos pasar oportunidades de oro, de enganchar a la gente y de mostrar nuestra fuerza. Parece como si ahora se tenga que saquear el barco para que los que vengan después no tengan nada que recoger.

Los profesionales taurinos, todos los profesionales taurinos, “todos” deberían ser conscientes de que hay cierto tipo de corridas al año que deberían darse en abierto. Cueste lo que cueste, cediendo lo que haya que ceder. ¿Cómo queremos que se nos dé una espacio en la sociedad, si somos nosotros los que nos cerramos a ella? Las corridas del día de San José en Valencia, Domingo de Resurrección en Sevilla, San Isidro y Beneficencia en Madrid, San Fermín en Pamplona y dos o tres acontecimientos más de tirón, con ternas atractivas (alejados de las encerronas cansinas de toreros) con toros bien presentados tal y como salieron del vientre de su madre, deberían ser una religión y un honor para los toreros torearlas para que todo el mundo las pueda ver. Siempre habrá algún antitaurino que se queje, pero de entre todos los espectadores a lo mejor ganamos a alguien que decida interesarse por esta Fiesta, se replantee abonarse a un canal de pago para seguir todas la corridas o incluso quiera acercarse a una taquilla y comprar una entrada para ir a los toros.

La tele a mí me hizo aficionado. Y eso que comprobé la dureza de la Fiesta. Lejos de escandalizarme y poner el grito en el cielo, aprecié la profesión de torero y la gran verdad que esconde. Aquel 1 de mayo del 92 murió un torero pero su corazón hizo que muchos nos reconvirtiéramos en aficionados. Ahora dile a tu sobrino que se aficione con la borrica con la lengua por el suelo, dando pena y el torero diciéndole que pase por el trapo rojo.

Perder el peligro está matando a la Fiesta. El peligro era el criadero de la afición. Por eso, de vez en cuando, un Saltillo no hace daño, y si es en abierto con una figura del toreo delante que le plante cara, recuperaremos el tiempo perdido.

 


 

 

Conchi Ríos se hará matadora de toros el 9 de junio

14 mujeres se doctoraron en los últimos 20 años, pero solo destacó Cristina Sánchez

Cuando se hace muy poco se cumplieron ya 20 años de la alternativa en Nimes de Cristina Sánchez, pese a su juventud la más veterana del escalafón femenino, en esas dos décadas 13 mujeres han alcanzado el doctorado en Tauromaquia y en una semana lo hará la número 14: Conchi Ríos. Aunque en escalafones inferiores si son frecuentes las mujeres que intenta la aventura del toreo –hoy no hay Escuela que no tenga alumnas, incluso destacadas– la realidad es que luego no se han cumplido aquellas palabras de Curro Romero cuando doctoró a Cristina: “El toreo es caricia y quién mejor para eso que una mujer”. Entre otros factores, mucho ha influido la cerrazón del mundo del toro, poco dado históricamente a asumir los cambios de los tiempos.
Actualizado 2 junio 2016

Redacción. Servicio de Documentación

Para el próximo 9 de junio, día de la fiesta autonómica de Murcia, se anuncia en la plaza de Cehegín la alternativa de Conchi Ríos, con Manuel Díaz “El Cordobés” como padrino y Antonio Puerta de testigo, ante reses de Gualmena. En la era moderna será la mujer número 14 que accede al grado de matador de toros.

De esa cifra, cinco alternativas –seis con la próxima de Cehegín– tuvieron lugar en Europa: una en Nimes y el resto en diferentes plazas de España, en tanto 9 tuvieron lugar en México. De ellas, contando ya a Conchi Ríos, siete tienen nacionalidad española, seis son mexicanas y otra de Perú.

Con todo, si nos referimos a la época moderna a estas matadoras de toros hay que unir el nombre de la colombiana Morenita de Quindío, que se doctoró en México en 1968, diez años después se presentó en España y que ya ha fallecido.

El caso de Conchi Rios

La murciana Conchi Ríos (Murcia, 1991) tiene ya, pese a su juventud, un largo historial desde que vistió por primera el traje de luces en marzo de 2007 y debutó con picadores en Granada en junio de 2009. En su haber tiene una Puerta Grande en Las Ventas, tras cortarle las dos orejas –la primera mujer que lo conseguía– a uno de sus novillos la noche del 10 de julio de 2011, cuanto actuaba con dos nombres que ahora suenan mucho en el escalafón: Jiménez Fortes y López Simón, con reses de José Cruz.

Pero a raíz de Madrid, cuando había que rentabilizar el éxito, una sucesión de cornadas –Nimes, Tudela, Murcia…– y los cambios en su gestión profesional, la fueron apartando de la primera línea. Y de hecho, en los últimos años apenas ha toreado.

De hecho, la última temporada con un número significativo de festejos fue la de 2012, cuando actuó en 18 festejos, cortando 14 orejas. En las restantes temporadas su nombre no aparece ya en los escalafones novilleriles. Su último festejo data del pasado mes de marzo, un festival en la localidad granadina de Baza, donde cortó tres orejas.

Un escaso numero de oportunidades

Pero salvo el caso de Cristina Sánchez, que realizó temporadas completas incluyendo incluso la plaza de Madrid, una vez accedido al grado de matadoras de toros sus actuaciones han sido contadas. En España, puramente esporádicas, como cuando algunos años a Mari Paz Vegas la contratan para la feria de Málaga. Sandra Moscoso no ha vuelto a vestir de luces desde su doctorado

En América, sobre todo en las plazas de México, tienen una mayor aceptación, tanto alternando con matadores como en carteles exclusivamente femeninos. De hecho, la Monumental de Ciudad de México ofrece un par de oportunidades fuera de la temporada grande, aunque la mayoría de las oportunidad se localizan en la periferia de los Estados.. Incluso el pasado 15 de mayo Lupita López actuó por primera vez en la historia como única espada en la lidia de seis toros –en esta ocasión, del hierro de Brito– en la plaza de Tepotzotlán, en el Estado de México.

Pese a esta reducida actividad rara es la Escuela Taurina que no tiene a más de una chica entre sus alumnos. En la actualidad hay una cordobesa, Rocío Romero, que viene entrando en las novilladas que se organizan con los aspirantes más destacados y ya ha actuado en lo que va de año en 9 festejos.

Una constante histórica

Pero esta realidad no es nueva: viene siendo una constante histórica desde la primera vez que la mujer accede a un ruedo, que se remonta en sus orígenes a los siglos XVII y XIX, cuando en las primeras reglamentaciones se contempla la posibilidad de que la mujer acceda a las profesiones de los ruedos. Pero debe reconocer que las actuaciones de las señoritas toreras casi se circunscribían a las mojigangas, en la que constituían la principal atracción de numerosos espectáculos taurinos populares.

Hasta que en los primeros años del siglo XIX, con la llegada a España del rey francés José Bonaparte, se prohíben. Sin embargo, por congraciarse con el pueblo permitió determinadas actuaciones. Es lo que se cuenta, por ejemplo, de una dama asturiana, Teresa Alonso, que rejoneó dos novillos en Madrid el 28 de julio de 1811. En las épocas posteriores siguieron las modificaciones reglamentarias a favor y en contra del toreo femenino

Tras el caso de la famosa Juanita Cruz, en la década de los años 30, que acabó actuando en el exilio de México, ya en la España contemporánea fue la alicantina María de los Ángeles Hernández –en los carteles, Ángela– quien consiguió romper en 1974 la prohibición legal hasta entonces vigente. Pero no fue precisamente edificante el uso que de la nueva norma se hizo en un principio, con la llegada meramente oportunista de toreras procedentes de la farándula que brillan más por su aspecto que por la seriedad de sus lances. No le hicieron ningún favor al toreo.

De hecho, hubo que esperar a que llegara Maribel Atiénzar, que tuvo ambiente y profesionalidad, y, posteriormente a la aparición de las Escuelas de Tauromaquia en los años ochenta, que realmente fue lo que cambió el panorama de aprendizaje del toro y el acceso de la mujer.

Y entre ellas, el momento cumbre lo protagoniza años después Cristina Sánchez, destacada alumna de la escuela taurina de Madrid, novillera con proyección, alternativa de lujo, confirmación en Madrid y en la Monumental de Insurgentes y a la que incomprensión de sus compañeros forzó a la despedida, que se produjo en Las Ventas, en la última corrida de la Feria de Otoño de Madrid de 1999. Perdimos así a la mujer que con más fundamento ha realizado el toreo; ganamos, en cambio, una excelente comentarista de toros, que tan buena labor didáctica realiza fundamentalmente a través de la televisión manchega.

Fue precisamente Cristina Sánchez quien hizo matadora de toros en 1997 a Mari Paz Vega, con Antonio Ferreras de testigo y en la plaza de Cáceres. Se mantiene la malagueña en activo, en una lucha de la que sobre todo llama atención su capacidad por no dejarse llevar por el desánimo, quizás porque en América encuentra la comprensión que en España se le niega muchas veces.

Un suspiro duró la trayectoria en España de la toledana Raquel Sánchez, cuya carrera profesional ha discurrido básicamente por tierras americanas, México y Venezuela, en particular. Pero siguieron saliendo nuevas aspirantes, casi todas procedentes de las Escuelas Taurinas Pero con caballos y cierta proyección sólohan estado, primero Sandra Moscoso y ahora Conchi Rios. Moscoso se doctoró en septiembre de 2010, pero luego ha tenido un reducido número de actuaciones, aunque como novillera llegó a tener bastante ambiente; la murciana Ríos llegó a ser la primera mujer que cortaba dos orejas a un novillo en Las Ventas, luego entró en una etapa dubitativa, hasta que ahora decide dar el paso a alternativa.

El escalafón

Con alternativa comprobada y fehaciente, en los tiempos contemporáneos se registran catorce alternativas de mujeres, si se incluye ya el caso inminente de Conchi Ríos. La relación de las que existe prueba documental fehaciente es la siguiente:

En Europa

Cristina Sánchez (Madrid): 23 de mayo de 1996 en Nimes, Francia, de manos de Curro Romero y ante la presencia de José María Manzanares, con el toro “Poca Barba” de Alcurrucén. Aunque ya retirada, en la actualidad es tanto por antigüedad de alternativa como por estadísticas quien encabeza el escalafón femenino.

Mari Paz Vega (Málaga): En corrida Goyesca, el 29 de septiembre de 1997 en Cáceres, España, siendo el padrino Cristina Sánchez y el testigo Antonio Ferrera, con el astado “Carpintero” de José Luis Marca.

Raquel Sánchez (Toledo): 27 de mayo de 2005 en Toledo, España, con el apadrinamiento de Eugenio de Mora y el testimonio de Manuel Amador.

Sandra Moscoso: Ubrique (Cádiz): el 29 de septiembre de 2010, de manos de Finito de Córdoba y con Juan José Padilla de testigo, ante toros de Teresa Osborne.

Milagros Sánchez, “Milagros del Perú”: el 20 de abril de 2013 en la plaza de Moralzarzal. otorgada por Joselu de Torrecera, en presencia de Esaú Fernández, con toros de Buenvista.

En América

Raquel Martínez (Tijuana): 20 de septiembre de 1981 en Tijuana, Baja California, llevando como padrino a Rogelio Leduc y de testigo a Adrián Romero, con el astado “Tecate” de Trincheras.

Maribel Atienzar (Albacete): 28 de noviembre de 1981 en Pachuca, Hidalgo, siendo padrino Ernesto San Román “El Queretano” y testigo Raquel Martínez, con ejemplares de Pepe Garfias.

Lola de España (María Dolores Velásquez Álvarez) (Natural de Barcelona): El 19 de enero de 1986, toros en la plaza Sol y Sombra, del distrito municipal de La Victoria, de Lima, de manos del matador peruano Daniel Palomino y de testigo César Caro.

Marbella Romero (Morelia): 15 de diciembre de 2007 en Morelia, Michoacán, de manos de Rafael Ortega y ante la presencia de Isaac Chacón, con el toro “Juan Diego” de Pepe Garfias

Hilda Tenorio. (Michoacan): el 28 de febrero de 2010 en la Plaza México, de manos de Manolo Mejía y con Ruiz Manuel de testigo, con toros de Autrique.

Lupita López (Yucatan). El 13 de marzo de 2011 , en la Plaza México, de manos de Mari Paz Vega y con Hilda Tenorio como testigo, con toros de La Punta y de Jesús Cabrera.

Karla de los Angeles.(Puebla, México): el 28 de diciembre de 2014, en la plaza México, de manos de Hilda Tenorio y en presencia de Lupita López, con toros de Guadiana.

Paola San Román (Queretaro): 16 de mayo de 2015, en la plazA de Morelia, de manos de Edgar García “El Danby” con Javier Conde de testigo, con toros de Carranco.

Pero a este grupo de matadoras de toros de la era moderna hay que unir el nombre de Bertha Trujillo “Morenita de Quindío” (Armenia, Colombia, 1928), fallecida en Cali en noviembre de 2011. Su alternativa se produjo el 12 de mayo de 1968 en Comalcalco (Tabasco), de manos de José Ramón Tirado y ante la presencia de su esposo, también colombiano, Marco Gómez, con el toro “Presumido” de Trincheras. Llegó a torear en España, donde debutó el 15 de Mayo de 1975 en la plaza de San Sebastián de los Reyes, donde hizo el paseíllo con Manolo Ortiz y José Ortega Cano.

Otras alternativas no comprobadas

Aparecen dos más. En un caso corresponde a la popular Ángela Hernández, cuyo mérito principal, ya referido en párrafos anteriores, fue conseguir en 1974 la derogación de la norma que en España impedía la actuación de mujeres en el ruedo. Pero sobre su alternativa solo constan unos datos imprecisos, dados por ella misma en una entrevista periodística, en la que afirmaba que se la había otorgado Manolo Martínez en 1979 en una plaza mexicana, que no identifica.

Por otro lado, existen algunos datos, asimismo, de una alternativa concedida en Toluca (México) por Silverio Pérez, en una fecha imprecisa entre los años 50 y 60, a Rosa Bertha Martínez “La Faraona”, torera que se prodigó por los Estados mexicanos y en los Estados Unidos.

 






 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: