Noticias Taurinas ANCTL

26 May

 

 

La pasividad tauromaca, alebresta a los depredadores

Publicado por Bardo De La Taurina el 26/5/2016

[Bardo de la Taurina] Que patético resulta la no actitud de bravura que debería de existir entre quienes profesan el culto a la Fiesta Brava, que va desde los ganaderos y toreadores a los alquiladores de cojines, teniendo como eje a quienes la sostienen que son los aficionados con el pago de sus entradas y quienes están como el ‘Chinito no’más milando’.

Por eso la fiesta está anoréxica, porque los taurinos hemos permitido que los operadores de este negocio, quienes solo ven por su interé$ que es la marmaja, degraden la esencia que lo es el Toro, con alguna excepción como la de Santiago Cuautalpan y quizás algunas otras. El caso que hoy nos debería de concientizar es el de; ¿hasta dónde se les ha permitido a los depredadores boca bajear a la Fiesta Brava?, con nuestras sumisiones incomprensibles como esa de ‘Demostremos a los ‘antis’ que los taurinos somos gentes decentes, educadas, gentiles y hasta muy monos’, dejemos que bloqueen los accesos a las plazas, que nos destruyan los automóviles en los que llegamos a nuestro espectáculo, que nos intoxiquen con los olores nauseabundos que se desprenden de sus fiambres, que tengamos que ver sus tetas flácidas, desorientadas y pintarrajeadas con cátsup, sigamos haciéndole a los decentes mientras los enemigos con pancartas, mensajes de texto y viva voz nos escupen en la cara que somos unos desalmados, ignorantes, insensibles y asesinos, expresiones éstas que vierten los anarquistas de alquiler que sirven a los partidos políticos del color que les convenga, y aquí es oportuno soslayar que estos maléficos nada tienen que ver con quienes se preocupan por dar habitad, alimentación, higiene, salud y cariño a los animalitos domésticos.

Pero la tolerancia tiene un límite y se debe respetar, mas cuando se trasgrede azufrosamente como lo fue usando al matador de Apizaco caído y en su nombre le endilgaran una retórica de falacias contra la propia fiesta incluyendo el arrepentimiento por haberla ejercido y subrayan que él dijo que no tuvo el valor pa’ haberla dejado y rematan con el supuesto pedimento de perdón, desde luego todo ello imposibles de haber sido expresado por el torero empezando por su estado físico y por su convicción, pasión y amor a lo que fue su vida activa, no transcribiré el comunicado por que quienes membretan unos tales ‘Gladiadores por la paz’, un Alexander Garín Rojas que en sí, deben de ser la coraza de Leonardo Anselmi el enemigo número uno del arte de la taurina, quienes lo que buscan es escaparate y difusión y como quien debiera demandar por difamación está imposibilitado no sé si las porras, los grupos, las cofradías, las redes sociales o los aficionados, se manifestarán enérgicamente y con acciones dejando de lado el Manual de Carreño, en lo que a mi concierne solo expresar con ira que lo que hicieron los mercenarios no tuvo madre, pues solo unos hijos de la chingada como ellos serían capaces de usar falsamente y enlodar a un ser humano que se halla fuera de combate de esa manera repudiable, putrefacta y cobarde.

Y esto hay que tomarlo como una alerta más, porque esa pandilla ya asesinó a la tradición circense a pesar de que muchos de los animales fueron condenados a la desaparición, ahora continúan con la Fiesta de Toros y si consiguen aniquilarla totalmente irán por la fiesta nacional de la Charrería, seguirán con las simbólicas Peleas de Gallos y no descarten autoridades que ese símbolo patrio en el que una águila lidia con una serpiente brava también sea atacado en prejuicio de la historia de un país llamado México.

 


 

Muy buena reunion que organizaron esta vez en Hidalgo con y su señora

 

Tuvimos el honor d contar con la presencia del Gobernador del Estado del en nuestra 4 Reunion

, un estado orgulloso de su tradición hacendaria, es sede de la 4ta. Reunión Anual de

 


 

 

El nuevo multifuncional coso de la ciudad de Puebla será inaugurado en Agosto

25 de mayo de 2016/Adiel Armando Bolio

Como es de todos sabido, el pasado jueves 5 de este mes se dio la última corrida de toros en la historia de casi 28 años del coso “El Relicario” de la ciudad de Puebla, cuando en mano a mano actuaron, con ganado de Campo Real, los diestros Eulalio López “Zotoluco”, quien por cierto en tal ocasión se despidió de esa afición, y Joselito Adame.

Según se indica, el destino de esta plaza de toros también llamada de “Los Fuertes” era el de ser derrumbada para que por órdenes del gobierno estatal se construyera un hotel en su lugar, al tiempo que en el predio que componen los remozados estadios de futbol “Cuauhtémoc” y de béisbol “Hermanos Serdán”, además de un centro deportivo de alto rendimiento, ya se levanta imponente en un 75 por ciento de su hechura lo que será el Centro de Espectáculos de Puebla, es decir, el nuevo concepto de una plaza de toros para usos múltiples, según nos lo hizo saber el diestro retirado, ganadero y empresario taurino Arturo Gilio.

Este coso techado entonces que está por ser terminado, tendrá capacidad para 8 mil 500 espectadores en festejo taurino y para 10 mil en eventos deportivos y artísticos, siendo agosto el mes para abrir el escenario con un concierto y será hasta noviembre siguiente cuando se ponga en marcha para festejos taurinos, sobre todo aprovechando que entonces ya hay diestros importantes extranjeros en nuestro país.

La intención en lo taurino es que la temporada sea de noviembre a mayo, de ahí que se pretenda el montaje de cinco corridas de toros y dos novilladas pero además existe el propósito de que se pueda incrementar el número de funciones taurinas. Por cierto, será la próxima semana cuando se defina cuál será el nombre oficial de este flamante Centro de Espectáculos de Puebla.

El Coliseo Yucatán

Por lo que se refiere a otro Coliseo, el de Yucatán, ubicado en Mérida, nos dice Arturo Gilio que aunque su espacio de temporada taurina es de noviembre a febrero, todo parece indicar que la dupla que está manejando ya el coso Monumental meridano, es decir, Casa Toreros y “Toros Yucatán”, serán las empresas que manejen igualmente el Coliseo.

El Coliseo Centenario

Y en cuanto a la restauración del Coliseo Centenario de Torreón, Coahuila, luego de que sufriera un incendio en el techo el pasado 26 de febrero, nos comenta Arturo Gilio que el remozamiento está siendo de manera completa, tanto de techo como de palcos, su arcada, la fachada y otros detalles que lo harán verse totalmente diferente y entonces en septiembre próximo pueda ser reabierto al público con un concierto musical.

Y en cuanto al aspecto taurino en el estado de Coahuila, se hizo saber que de los nueve amparos que ya existen en contra de la prohibición de la Fiesta Brava dos de ellos ya están dentro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, esperando que lo que se desprenda de ella sea de total beneficio para la fiesta de los toros coahuilense.

 


 

Han caído en cuenta que los estados donde se han lanzado leyes prohibitivas a los toros son de los más violentos de México? Mich, Gro, Coah.

 

No es coincidencia, Coah, Gro y ahora Michoacán lanzan prohibiciones como distractores. O no? Me queda claro, qué violentos son los antis

Pero si la postura de los políticos antis es electorera, mostremos nuestra fuerza en las urnas, verán los miles de aficionados que existen

Sólo La México llena les representan 50 mil votos en contra, de eso no se dan cuenta. Votemos por lo menos 50 mil en contra

 

 


 

El comentario de Juan Antonio de Labra (audio)

Por: Juan Antonio de Labra | Opinión
Jueves, 26 de Mayo del 2016 | México, D.F.

La triste desgracia que vive El Pana ha servido para que algunas aves carroñeras de ciertos medios sin escrúpulos, se dejen sentir volando alrededor del Brujo de Apizaco. Y en días recientes una página web llamada Denunciasmx.com ha tenido la osadía de publicar una entrevista apócrifa en la que el torero se arrepiente de su profesión y hasta pide perdón.

Se trata de una grave mentira inventada y firmada por el redactor Alexander Garín Rojas, que además se ha atrevido a poner palabras en boca del torero, generando con esta aberración una gran molestia en muchas personas.

En primer lugar, es preciso recordar que El Pana no puede hablar. Una cosa es que esté consciente, mueva los ojos, inclusive los labios, pero no puede emitir su voz porque tiene una traqueostomía, y por ese pequeño orifico, situado en la base de su garganta, está conectado a un ventilador que le permite oxigenar bien los pulmones.

Pero lo más grave no es que se haya publicado este texto por firmada por Garín Rojas, sino que Leonardo Anselmi, la cabeza visible del antitaurinismo mundial, replique una falacia de esta envergadura extraída de la página web mexicana, convirtiéndose así en un cómplice de una calumnia tan delicada.

Una vez más se demuestra la forma de actuar de los antitaurinos, cuyos argumentos en contra de la Fiesta están plagados de invenciones, como ésta que se le ha ocurrido publicar a Garín Rojas, lo que se traduce en un hecho deshonesto que sólo habla de esa forma de pensar tan retorcida aquellos que atacan a la tauromaquia de manera sistemática.

Bien valdría la pena organizar una conferencia de prensa con la presencia, a fin de contrarrestar este embuste tan grotesco, y demostrarle a quienes quieran escucharlo, que El Pana en ningún momento ha afirmado frases como las que le han imputado.

Porque “el que calla, otorga”, como dicen los abogados, y aunque Rodolfo siga tendido en su cama del área de terapia intensiva del Hospital Civil de Guadalajara, alguien de su familia, o los médicos que lo atienden, enviaran un mensaje claro y distinto al que se quiere hacer creer a la opinión pública.

Y urge hacerlo antes de que esta entrevista fantasma de la autoría de Alexander Garín Rojas se convierta en carnita para los medios internacionales, sobre todo ahora que la nota ya cuenta con la bendición de Leonardo Anselmi, el argentino ecologista y vegano que trabaja sin cesar bajo el mismo esquema, y que también se aprovecha de alguien que no puede hablar o defenderse, como El Pana.

Hay que dar la cara por Rodolfo, a costa de lo que sea.

 

 


 

INFO CNOG 43 CONARGEN aINFO CNOG 43 CONARGEN bINFO CNOG 43 CONARGEN c

 

INFO CNOG 44 Yucatán aINFO CNOG 44 Yucatán b

 


 

 

boletín fundación zotoluco

TauroArte hace donativo a Fundación Zotoluco

IMG_9159-1

 

Esta tarde en las instalaciones de la Fundación Zotoluco que atiende a niños con discapacidad visual, la empresa TauroArte con la asistencia de Alejandro Hinojosa y Ricardo Montaño quienes están al frente de ella, hicieron entrega de equipo de computo.

IMG_9115-1

En un recorrido por las instalaciones el Matador Eulalio López “Zotoluco” explicó a los empresarios los métodos de enseñanza que ocupan en dicha Fundación que tiene ya seis años de existencia y en donde se imparten diversas clases para desarrollar sus habilidades de lenguaje y comunicación, matemáticas y de convivencia través de la danza, talleres de música y hasta robótica pero sin duda una de las más importantes es su clase de computación en donde los niños a través de un programa especializado aprenden a usar tan importante e indispensable artefacto “Sus clases de computación no son con un teclado personalizado en sistema braille sino con uno tradicional con la finalidad de que se adapten perfectamente a la vida cotidiana”. expresa Zotoluco.

IMG_9125-1

Una ardua labor que Zotoluco y su esposa Leticia encabezan con ayuda de personal altamente calificado y en una casa donde cuentan con las herramientas necesarias y en donde sobretodo se respira un ambiente familiar que hace que los más de treinta niños que asisten todos los días y de edades que van desde los dos a los trece años generen confianza en sí mismos gracias a las enseñanzas y cariño que se les brinda; los niños llaman cariñosamente al Matador “Lalo”, muy pocos de ellos saben de su profesión pero sienten el afecto e identifican el momento en el que llegan saludándolo cariñosamente. El ejemplo de Zotoluco es una de las más claras muestras de lo que la Tauromaquia brinda a la sociedad de una manera pura y desinteresada.

IMG_9079-1

“Lo que queremos es que la ceguera no les impida ser independientes y conforme vayan creciendo formen parte de la sociedad”.

 

Eulalio López.

 


 

 

MetroCDMX ‏@MetroCDMX
Presentación de música flamenca en #Azcapotzalco #L6.

 

 


 

 

Haz que tu voz sea escuchada por los futuros constituyentes de la 29 Mayo 16:30 hrs.

capote

 


 

 

La revolera

Romance de valentía de Padilla

Por Paco Mora
Más artículos de este autor

Padilla no dio un paso atrás ni para tomar impulso en ninguno de sus dos toros. Reconocimiento absoluto de Madrid a un torero de la época de bronce del toreo, que habría puesto en un brete al Espartero, a Frascuelo y al Algabeño, por citar a tres valientes de leyenda.

Puede que los lances de capa de Padilla no tengan el colorido del Ave del Paraíso ni los flecos de su muleta vuelen con la gracia de los ángeles del cielo, pero el día que su madre lo parió bien pudo decir: “Ahí va un hombre de una pieza”. El primer “galafate” de su lote le propinó un tantarantán, al colocar un par de banderillas, del que salió maltrecho, dolorido y con una brecha en la sien izquierda que le sangraba espectacularmente. La Virgen de Montetoro, patrona de Menorca, que lleva al cuello le hizo un quite de lujo con su manto. No pasó al taller de reparaciones hasta que sangrando profusamente terminó con el marrajo de marras.

Salió de la enfermería, en la que el doctor García Padrós terminó el trabajo que había comenzado la Virgen arriba citada, para lidiar al cuarto. Recuperado el aliento, se la jugó sin trampa ni cartón con su segundo metiéndose en el bolsillo al público de Las Ventas. Larga y cerrada ovación para el romance de auténtica valentía que protagonizó Padilla en sus dos toros, en los cuales no dio un paso atrás ni para tomar impulso. Reconocimiento absoluto de Madrid a un torero de la época de bronce del toreo, que habría puesto en un brete al Espartero, a Frascuelo y al Algabeño, por citar a tres valientes de leyenda.

Fandiño no tuvo materia prima (léase toros) con que recuperar el favor del que fue su público, pese a su esfuerzo y voluntad, condiciones que tampoco le faltaron a Garrido con similar resultado. Y es que los de Parladé fueron seis mulos encornados que casi todos sobrepasaron en mucho los seiscientos kilos. Y cuando los toros tienen ese peso y carecen de la casta necesaria para moverlos, el sainete está asegurado.

Los ganaderos se están equivocando, haciendo caso de determinados críticos y de ciertos grupos autodenominados toristas, y han sacado el toro de tipo. Y, repito como ayer; el sebo, las chuletas y los solomillos no sustituirán nunca a la bravura y la casta.

 


 

La pincelada

Dolor: Renatto Mota, El Pana, Tordesillas…

Por José Luis Benlloch
Más artículos de este autor

Por mucho que a muchos aficionados no nos guste el Toro de la Vega, ese decreto supone un vuelta de tuerca más en el asedio a que nos tienen sometidos. Derribada la trinchera de Tordesillas con el disfraz de un falso evolucionismo, ahora hay que preguntarse cuál será su próximo objetivo.
Que nadie se confíe, que nadie la olvide. La parca maldita que siempre acecha, se llevó por delante a Renatto Motta en una de esas plazas donde la previsión y los medios médicos dejan su espacio a la locura de los jóvenes, la misma parca que mantiene al borde del precipicio vital a El Pana tiñó de tragedia los últimos días de la temporada americana. Es evidente que no hay toro chico, ni plaza amable, ni riesgo controlado, como tampoco la gloria va aparejada a la fortuna. En ese territorio me emocionó que el toreo de alto copete se detuviese en Las Ventas, aunque fuese por un minuto, evocando a Renatto. Le ha costado la misma vida pero lo consiguió, una ovación cerrada, un padrenuestro, un minuto de recogimiento y emoción, unanimidad por una vez en los tendidos de la catedral… No será consuelo para sus padres pero desde la pasión juvenil, la misma que le llevó a aceptar un contrato donde no había enfermería ni medios, aquellos aplausos le debieron saber a gloria y victoria, ¡Madrid rendido, al fin! Las Ventas, en pie, respetuosa y en paz, reconoció a un chavalín que dejó la vida por el toro. Fue un remanso de paz en su honor, una tregua en esa guerra diaria que se vive en Las Ventas donde se discute todo, donde todo siempre enfada a alguien, incluidas las tardes de éxito, incluidas grandes faenas, incluido, en una antología de lo absurdo, que un torero intente dejarse crudo un toro porque quiere jugarse la vida de verdad.

TORDESILLAS.- Casi a la vez pero muy alejados de esos tintes épicos, más bien con aires de vergonzosa rendición, puro filibusterismo, la Junta de Castilla y León, donde no hace tanto dijo digo, ahora ha dicho Diego, le ha metido un lanzazo, quieren que definitivo, al Toro de la Vega anunciando por decreto que queda prohibido ¡cómo les gusta prohibir a unos y otros! la muerte de los toros en los festejos populares. En realidad se trata de una victoria, otra más, de los animalistas extremos, así los ha calificado la Fundación del Toro de Lidia, que siguen avanzando en su hoja de ruta prohibicionista frente a la Tauromaquia. Por mucho que a muchos aficionados no les guste, no nos guste el Toro de la Vega, ese decreto supone un vuelta de tuerca más en el asedio a que nos tienen sometidos. Derribada la trinchera de Tordesillas con el disfraz de un falso evolucionismo, ahora hay que preguntarse cuál será su próximo objetivo. La situación, además, abre una nueva brecha social en la población… El Ayuntamiento de Tordesillas (PSOE) piensa defender la tradición y buscarle las vueltas al decreto. Ya ven, la derecha prohíbe lo que protegió y la izquierda defiende lo que ataca en otros lugares. Que alguien me compre ese lío.

 


 

FERIA DE SAN ISIDRO

El palizón de Padilla

El jerezano fue prendido cuando banderilleaba al toro que abrió plaza y hubo de ser atendido en la enfermería de una brecha en la cabeza
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

FOTOS DE JAVIER ARROYO DEL PERCANCE

 

 


 

CORRIDA DEL CORPUS

Triunfal tarde en Toledo

Pleno de Ponce con cuatro orejas, a hombros junto a El Juli -dos trofeos- y Álvaro Lorenzo, que paseó tres apéndices
Por Julio César Sánchez
Más artículos de este autor

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE FRAN JIMÉNEZ


Fotos: FRAN JIMÉNEZ

Abrió plaza un toro muy noble que no anduvo sobrado de fuerza. Ponce realizó una faena templada y basada por el pitón derecho. Dejó el valenciano la muleta en la cara del de Garcigrande, tirando de él con elegancia. Mató de entera ligeramente desprendida. Dos orejas.

Otro par de trofeos paseó del cuarto tras una faena que pareció ejecutada a cámara lenta ante un toro tan noble como medido de fortaleza. Realizó todo muy despacio, en la cara y fuera de la cara del toro. Le sonó un aviso antes incluso de entrar a matar. Mató de una entera algo desprendida.

El segundo fue un toro blando, que tuvo nobleza y calidad. Faena más lograda por el pitón derecho, firme y mandón El Juli aunque también falto de toro. Entera algo trasera. Oreja.

Salió arrancado El Juli en el quinto, espoleado sin duda por el gran triunfo de Ponce. Quitó por lopecinas y el toro, más encastado que sus hermanos, dejó al madrileño exhibir su cara más poderosa. Lo mejor, algunas fases en las que alargó la embestida más allá de la intención inicial del toro. Entera trasera. Oreja.

Álvaro Lorenzo le cortó las dos orejas al tercero. Rayó a gran nivel con el capote, tanto en el recibo como en el quite. Lances muy mecidos. Con la muleta ejecutó una faena meritoria porque el toro duró apenas dos tandas. Tiró de él con firmeza y temple y se arrimó en el tramo final. Pinchazo, voltereta y estocada entera algo desprendida. Dos orejas. El público, volcado con su paisano.

El sexto fue un toro más parado. Firme y decidido anduvo Lorenzo, sin solo atisbo de duda. Arrimón final. Estocada entera arriba. Oreja.

Toledo, jueves 26 de mayo de 2016. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández (5º). Enrique Ponce, dos orejas y dos orejas; El Juli, oreja y oreja; y Álvaro Lorenzo, dos orejas y oreja. Entrada: Más de tres cuartos.

 


 

FERIA DEL CORPUS

La capacidad de El Fandi y el sentimiento de Talavante enamoran en Granada

Tres orejas cada uno de un encierro de Cuvillo que contó con al menos tres toros buenos
Por Mª Dolores Martínez
Más artículos de este autor

El granadino suma su puerta grande número 45 de 48 posibles y a punto estuvo de cortar un rabo del cuarto. Manzanares logró tocar pelo en el quinto.
GALERÍA FOTOGRÁFICA DE GLEZ. ARJONA


Lo de El Fandi frente al que rompió plaza fue un canto a la capacidad, variedad e inspiración. Manejó el capote con soltura en dos largas, un afarolada, verónicas de rodillas y de pie, chicuelinas y un quite por lopecinas al que unió su suficiencia con los rehiletes en un tercio que remató con su genuino par al violín. Dosificó con inteligencia y condujo con esmero la nobleza del toro en una labor que inició de hinojos y planteó sobre las dos manos. Los molinetes de rodillas dieron paso a una última fase más encimista que acabó de calentar al tendido. Se le concedió una oreja y se le pidió otra con mucha fuerza tras una estocada casi entera.

La plaza ya era un hervidero, con el público en pie, cuando El Fandi paró a su oponente tras un sensacional tercio de banderillas, con el epílogo del dos en uno. Tan dominador y tan capaz se mostró el granadino en un impresionante redondo de rodillas y en series de mucho mando y largura por los dos pitones que el toro, muy noble, se batió en retirada a tablas tras verse vencido. Cuando El Fandi se fue detrás de la espada como una exhalación la plaza era un clamor. Se le pidió con muchísima fuerza el rabo, que la usía le negó con sonora bronca del respetable. El Fandi suma esta tarde su puerta grande número 45 de 48 posibles. Había brindado esta labor al antiguo presidente del coso Florencio Perez, presente en el callejón.

El otro gran momento de la tarde vino de la mano de Alejandro Talavante en el sexto. Un toro de mucha calidad y fijeza al que saludó con primorosas verónicas y media desmayada. Se sintió el extremeño, bajó la mano, quebró la cintura y se enroscó al astado en naturales interminables y muletazos con la diestra de mucho sentimiento, salpicados de inspirados cambios de mano. Las bernardinas y el acertado colofón con la espada, donde el toro defendió hasta el último suspiro su bravura, le valieron las dos orejas.

El jabonero que hizo tercero tuvo una enorme dulzura pero llegó con las fuerzas justas a la muleta. La quietud y verticalidad del saludo y el quite por gaoneras de Talavante volvieron a ser sus señas de identidad desde que su labor con la muleta arrancó con ayudados en el centro del anillo hasta las manoletinas que instrumentó a modo de cierre mirando al tendido. Supo darle las pausas que pedía su oponente y su capacidad de improvisación, sus cambios de mano y su pulso firme para trazar los muletazos y que no se le viniera abajo el astado acabaron de redondear una actuación de crédito. Una oreja tras pinchazo y estocada entera así lo reconoció.

El segundo fue devuelto y en su lugar saltó al ruedo un sobrero de Luis Algarra que estuvo a la defensiva y protestó en el prometedor inicio de faena de Manzanares con la diestra. Acabó cantando la gallina cuando se echó la muleta a la izquierda y tuvo que apostar el alicantino por la querencia, junto a toriles, para someterlo. Se le fue abajo la mano con la espada.

El trofeo para Manzanares no se escapó en el quinto, con el que encontró mejor material en cuanto a franqueza pero el impedimento del poco recorrido. Aunque las series no podían tener ni el ritmo ni la continuidad deseadas, todo lo que logró construir el alicantino tuvo el sello de la calidad, el temple y el sentimiento. El toro llegó justo al último tercio tras haber sufrido una voltereta. La espada voló más certera esta vez y logró hundirla tras pinchazo.

Granada, jueves 26 de mayo de 2016. Toros de Núñez del Cuvillo y Luis Algarra (2º bis). Corrida bien presentada. Mejores primero, cuarto y sexto. El segundo de Manzanares se quebrantó en una voltereta, por eso llegó justo al último tercio. El Fandi, oreja con petición de la segunda y dos orejas con fortísima petición de rabo; José María Manzanares, palmas tras aviso y oreja; Alejandro Talavante, oreja y dos orejas. Entrada: Más de tres cuartos de plaza.

 


 

Toros

El PACMA, ahora a por el Toro Enmaromado y el Torito del Alba de Benavente

La organización entiende que vulneran el Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Castilla y León

Pitarroso, el Toro Enmaromado de Benavente de este año – EFE

ABC.ESZamora – 26/05/2016 a las 17:33:34h. – Act. a las 17:36:13h.

El Partido Animalista (PACMA) estudia emprender acciones legales contra los organizadores de los espectáculos denominados «Torito del Alba» y «Toro Enmaromado» de Benavente (Zamora) por entender que vulnera el Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Castilla y León, que en su artículo 19 prohíbe «herir, pinchar, golpear, sujetar o tratar de cualquier otro modo cruel a las reses».

A tal efecto, el colectivo ha documentado ambos festejos en los que, tal y como denuncia a través de un comunicado recogido por Europa Press, se aprecian diversas irregularidades, como la presencia de menores en el recorrido o personas en estado de embriaguez, algo prohibido también en el artículo 10 del citado Reglamento.

Una vez lograda la prohibición de la muerte del astado protagonista cada año del «Toro de la Vega» de Tordesillas (Valladolid), el PACMA centra ahora su campaña en los festejos celebrados este miércoles en la villa benaventana, el «Torito del Alba» por la mañana, consiste en amarrar con una cuerda a una pequeña vaquilla, de apenas dos años y en esta edición con el nombre de «Burlera», para ser paseada y zarandeada por las calles del pueblo, y, ya por la tarde, el «Toro Enmaromado», este año de nombre «Pitarroso», conducido sujeto por una cuerda durante casi dos horas por las calles de Benavente.

 


 


TOROS / FERIAS TAURINAS

José Tomas regresa a San Sebastián

26/05/2016

El torero de Galapagar toreará en la plaza de toros de Illumbe el próximo 14 de agosto en la Semana Grande Donostiarra

 


 

 

 

Programa de mano del 27 de mayo,20ª de abono
26 de mayo de 2016 – Previo festejos

Toros de EL PILAR para EL FANDI, DAVID MORA y LÓPEZ SIMÓN.
Viernes, 27 de mayo, 7 de la tarde. 20ª de abono.

Cuarenta y ocho horas después de hacer su primer paseíllo en la Feria, regresa el madrileño Alberto López Simón, la gran revelación de la pasada temporada al salir nada menos que tres veces a hombros de esta plaza. Luego llevó a cabo una fenomenal campaña, con triunfos incontestables que lo han catapultado a la cima del toreo. También cumple su segundo compromiso otro madrileño, David Mora, quien hace tan solo unos días reapareció en Madrid tras su gravísimo percance en este ruedo en 2015 abriendo la Puerta Grande en una emocionante tarde. Encabeza la terna el granadino David Fandila ‘El Fandi’, que ocupa el primer puesto del escalafón no solo en número de festejos sino también de trofeos. En 2012 cortó una oreja en San Isidro. Del campo charro llegan seis hermosos toros de la acreditada ganadería de El Pilar, de encaste Domecq-Aldeanueva.

Ilustración de portada:
Alfredo Campos Monreal. Concurso de carteles Taurodelta 2016.

 

El Fandi

Nació en
Granada, el 13 de junio de 1981.

Debut con picadores:Santa Fe (Granada), el 14 de abril de 1998.
Alternativa: Granada, el 18 de junio de 2000.
Confirmación: 17 de mayo de 2002.
Estadísticas 2015
Hizo el paseíllo en 79 ocasiones. Cortó 117 orejas y 6 rabos. Indultó dos toros

Reseña

28/5/2015 Tarde sin historia; el banderillero Domingo Valencia, herido
20/5/2015 Abellán y Escribano saludan en la corrida de la Prensa
21/5/2014 Quinta oreja en cinco tardes para Juan del Álamo
16/5/2014 Saludos para Adame y Fandiño en la octava
29/5/2013 Escasos detalles en una tarde plomiza
13/5/2013 Buena imagen de David Galván en su confirmación
9/6/2012 ‘El Fandi’ remonta la tarde cortándole una oreja al sexto
29/5/2012 Buena faena de Perera al sexto; Aparicio se corta la coleta
11/6/2011 ‘El Fandi’ animó la tarde; Miguel Abellán, herido
27/5/2011 Otra buena tarde de Arturo Saldívar
4/6/2010 Buena tarde de ‘El Fandi’ que se queda cerca de algún trofeo
26/5/2009 Oreja que sabe a poco para Daniel Luque
13/5/2009 Oreja heroica y cogida para Luis Bolívar
8/6/2006 Abellán corta una oreja
23/5/2006 Matías Tejela corta una oreja
12/5/2006 Sebastián Castella corta una oreja

A pesar de ser campeón de España en categoría juvenil, David Fandila Marín decidió colgar los esquíes y enfundarse la taleguilla. Cambió las pistas por los ruedos y el 26 de septiembre de 1995 se vistió de luces por primera vez en Armilla (Granada) para tres años después debutar con picadores en otro pueblo de la comarca, Santa Fe, para lidiar utreros de Manuel Vidrié en unión de Juan Contreras y Juan Torres.
Adquirió notable popularidad tras su presentación como novillero en Las Ventas el 30 de abril de 1999 tras cortar una oreja de un novillo de Paco Ojeda con Rafael de Julia y David Vilariño. Llaman poderosamente la atención sus portentosas facultades en el tercio de banderillas y especialmente su par al violín. La temporada siguiente recibió la alternativa en la Feria de El Corpus de su tierra, de manos del maestro Manzanares que le cedió el toro “Elegante” de García Jiménez en presencia de El Juli.
En sus primeros años como matador depuró su concepto y adquirió oficio y recursos de la mano de Santiago López para en la Feria de San Isidro de 2002 confirmar el doctorado en una terna de banderilleros conformada por Luis Francisco Esplá, que le cedió el toro “Acorralado” de Carriquiri, y Antonio Ferrera. Cortó una oreja del sexto. Con su popularidad en alza y de la mano de la Casa Matilla, en los últimos años lidera el escalafón de matadores y la gente acude a las plazas al reclamo de su espectáculo en banderillas.
En 2014 completó una temporada llena de éxitos, con 75 festejos toreados, en los que cortó 159 orejas y 9 rabos. Indultó dos toros. La pasada temporada repitió el número de festejos y actuó en Las Ventas dos tardes en San Isidro, con las corridas de Jandilla y de Victoriano del Río.

 

David Mora

Nació en
Madrid, el 5 de febrero de 1981.
Debut con picadores
Móstoles (Madrid), el 14 de septiembre de 2001
Alternativa:
Borox (Toledo), el 31 de agosto de 2006.
Confirmación:
El 9 de mayo de 2009.
Estadísticas 2015
No toreó

Reseña

24/5/2016 Puerta Grande en la vuelta de David Mora con un ‘alcurrucén’ de vuelta al ruedo
20/5/2014 Suspendido el festejo por las cogidas de los tres matadores
9/5/2014 El valor de Silveti y el oficio de Luque en un flojo arranque ganadero
8/6/2013 Tarde anodina para el cierre de los festejos a pie
21/5/2013 Vuelta al ruedo para David Mora
10/5/2013 Nazaré cerca de puntuar en una tarde difícil
6/10/2012 Iván Fandiño corta una oreja en una tarde interesante
5/6/2012 David Mora abre la Puerta Grande en la primera de Arte y Cultura
11/5/2012 Sólo una estocada de Uceda Leal
1/4/2012 Fandiño aprovecha las únicas embestidas de la tarde
1/10/2011 Fandiño corta una oreja; los toreros se imponen a una floja corrida
15/8/2011 David Mora cuaja una gran tarde y corta una oreja que sabe a poco
19/6/2011 Una oreja para David Mora en la primera tras las ferias
1/6/2011 David Mora sobresale entre el vendaval y el mal juego de los toros
23/5/2010 Ovación para López Chaves en una gran corrida de Celestino Cuadri
1/5/2010 Meritoria oreja para Iván Fandiño
14/6/2009 Vueltas al ruedo para Sergio Aguilar y David Mora
9/5/2009 Oreja para “El Capea”; Abellán, herido
24/5/2006 Vuelta al ruedo con fuerza de Talavante
1/5/2006 Presentación sin suerte de “Currito” y David Esteve

Con un aprendizaje a la antigua usanza, David Mora se sirvió de las capeas para adquirir los conocimientos necesarios delante del toro y no fue hasta los veinte años cuando debutó con los del castoreño en Móstoles, para lidiar utreros de Felipe Navas junto a Juan de la Reina y Juan de la Vega.
Se presentó en Las Ventas el 14 de septiembre de 2003 lidiando un encierro de Alejandro Vázquez y su buena actuación se tradujo en varios paseíllos en esta plaza, aunque las oportunidades en otros cosos de relevancia fueron contadas.
En la localidad toledana de Borox tomó la alternativa el 31 de agosto de 2006 al cederle Enrique Ponce la lidia y muerte de “Peludo”, de Alcurrucén, en presencia de Sebastián Castella. En 2009 confirmó la alternativa en Madrid y cortó una oreja a un toro de Miura en Bayona. Al año siguiente obtuvo dos orejas de un toro de Escolar en Vic Fezensac y otra en Pamplona de un astado de Dolores Aguirre. En 2011 protagonizó una campaña espectacular.
Tan fulgurante ascensión arrancó en San Isidro, donde sin cortar orejas dio un toque de atención que le sirvió para hacer de nuevo el paseíllo el 19 de junio, donde cortó un trofeo de un ejemplar de Martín Lorca al que hay que sumar el obtenido el siguiente 15 de agosto, de un astado de Montalvo. En 2012 cosechó éxitos en casi todas las plazas en las que estuvo anunciado, sobre todo en Madrid, donde salió a hombros el 5 de junio, con toros de Valdefresno. También cortó una oreja en la feria de Sevilla y seis en su encerrona en solitario en Aranjuez, en corrida a beneficio del banderillero Vicente Yangüez El Chano.
El 20 de mayo de 2014, al recibir a su primer ejemplar de El Ventorrillo, sufrió una gravísima cogida en Madrid, en una corrida en la que alternaba con Antonio Nazaré y Fortes y que hubo de suspenderse tras la muerte del segundo por estar los tres matadores heridos. Esa tremenda cogida le ha mantenido alejado de los ruedos durante casi dos años. Reapareció en Vistalegre el pasado 21 de febrero, en mano a mano con Fortes y salió por la Puerta Grande tras desorejar a su primero de Parladé. Hoy vuelve a Las Ventas.

 

López Simón

Nació en
Barajas (Madrid), el 26 de noviembre de 1990.
Debut con picadores
Barcelona, el 2 de mayo de 2010.
Alternativa:
Sevilla, el 26 de abril de 2012.
Confirmación
14 de mayo de 2013.
Estadísticas 2015
Hizo el paseíllo en 27 ocasiones. Cortó 53 orejas y 4 rabos. Indultó dos toros.

Reseña

25/5/2016 ‘El Juli’ saluda la única ovación de la tarde
2/10/2015 Tercera Puerta Grande de 2015 para López Simón
24/5/2015 López Simón, por la puerta grande de Madrid
2/5/2015 Morenito por la Puerta Grande; López Simón, dos orejas y herido; Ángel Teruel, herido
13/4/2014 Buena tarde de López Simón; Fortes, herido grave; tres avisos para Galván
15/8/2013 Oreja para Juan del Álamo; Lamelas, herido
14/5/2013 Solvencia de la terna con una complicada corrida de El Puerto
23/5/2011 Sergio Flores destaca en una novillada interesante
30/4/2011 Orejas para Escribano y el debutante López Simón

Antiguo alumno de la Escuela de Tauromaquia de Madrid, el arranque del madrileño fue precoz y triunfal. Un esperanzador inicio como becerrista y novillero sin caballos –finalista de la Escuela de Madrid en 2009 y Zapato de Plata de Arnedo en 2010- le llevaron a debutar con picadores en Barcelona, bajo la protección del empresario Tomás Entero, junto a Jesús Fernández y Conchi Ríos, para lidiar un encierro de María del Carmen Camacho. Cortó esa tarde al sexto novillo la primera de las 59 orejas que jalonaron su primera temporada con los del castoreño, un año exitoso que incluyó su presentación en plazas como Málaga o Sevilla, aparte de un final de curso para enmarcar, con triunfos en San Sebastián de los Reyes, Guadarrama, Moralzarzal, Zaragoza y, sobre todo, Arnedo, donde se hizo con el preciado Zapato de Oro.
Al año siguiente toreó tres tardes en Madrid y cortó una oreja a un novillo de Palla, y salió por la puerta grande de las ferias de novilladas de Navacerrada, Villaseca de la Sagra –cortó seis orejas- Arganda del Rey y Arnedo. En 2012 tomó la alternativa en la feria de Sevilla de manos de Morante y con el testimonio de Manzanares. Esa tarde obtuvo una oreja del toro de la ceremonia aunque resultó herido a la hora de matar, lo que le impidió lidiar al sexto. Confirmó la alternativa en la feria de San Isidro el 14 de mayo de 2013, con el abrazo de El Cid y el testimonio de Daniel Luque, con toros de Puerto de San Lorenzo.
La temporada 2014, una buena actuación en Madrid el 13 de abril, sin trofeos, no le valió para entrar en las grandes ferias, aunque sí sumó numerosos trofeos. Pero el año 2015 fue el de la explosión profesional, después de sumar seis orejas y tres Puertas Grandes consecutivas en Las Ventas, a cambio de dos cogidas, una de ellas grave, triunfando allí donde se anunciaba. Una grave cornada en Albacete no le impidió volver sin demora a los triunfos. Ha empezado el año saliendo por la puerta grande en diez de las doce tardes que ha actuado.

 

El Pilar   

Propietario
Ganadería El Pilar S.L.
Representante
D. Moisés Fraile Martín.
Divisa
Verde y blanca.
Señal
Hendido en ambas.
Fincas
Puerto de la Calderilla, Tamames (Salamanca).
Antecedentes
Al dividirse en 1948 la ganadería de don Alicio Cobaleda Marcos, una parte de ella se adjudicó a su hija doña Eusebia Cobaleda Gajate, esposa de don Bernardino García Fonseca, quien adoptó para anunciar su ganadería la denominación de Castraz de Yeltes. En 1980 cedió la ganadería a su hijo, don José Luis García Cobaleda, quien anunció a su nombre y la aumentó con vacas adquiridas a la ganadería de su padre, don Bernardino García Fonseca. En 1986 fue adquirida por don Antonio Pérez Tabernero, quien anunció La Rivera.
En 1987 compraron la ganadería don Moisés y doña María del Pilar Fraile Gómez, quienes eliminaron todo lo anterior y la formaron con vacas y sementales de Aldeanueva, propiedad de don Domingo Matías Bernardos y con origen Fonseca – Domecq.
Procedencia
Domecq Díez.
Antigüedad
30 de junio de 1991.
Estadísticas
La pasada temporada lidió en 17 festejos 78 reses a las que cortaron 38 orejas. Un novillo lidiado por Roca Rey en Captieux (Francia) el 7 de juniofue premiado con vuelta al ruedo.
Lidió en Las Ventas el 22 de mayo una corrida estoqueada por Juan José Padilla, José María Manzanares (oreja del quinto) y Miguel Ángel Perera.

Árbol genealógico

 

El encaste
ENCASTE DOMECQ DÍEZ
El fundador de esta estirpe de ganaderos, Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, compró a principios de 1930 la ganadería del Duque de Veragua a Manuel Martín Alonso, quien se había hecho con el hierro ducal dos años antes.
Juan Pedro hizo caso de las recomendaciones que le dio el también ganadero Ramón Mora Figueroa y entre 1930 y 1931 adquirió al Conde de la Corte cuatro sementales, Llorón, Carabello, Chucero y Bodeguero, así como dos puntas de vacas.
Tras el fallecimiento del fundador, en 1937, se encargó de la ganadería su hijo, Juan Pedro Domecq y Díez, quien añadió reses de Mora Figueroa, con sangre Conde de la Corte y García Pedrajas, ambas de origen Parladé.
Los toros de este encaste suelen ser bajos de agujas, finos de piel y de proporciones armoniosas. Las encornaduras tienen un desarrollo medio, pudiendo crecer en forma de gancho o gatillo (engatillados). El cuello es largo y descolgado, el morrillo bien desarrollado y no tanto la papada. Los pelos predominantes son negros, colorados, castaños y tostados. Pueden aparecer los jaboneros y ensabanados por la influencia de la casta vazqueña.
En cuanto al comportamiento, este encaste conserva la cualidad de ir a más. Se arranca pronto y lo hace galopando, con alegría y fijeza en los trastos de torear. Dado que el legado de Juan Pedro Domecq y Díez terminó en 1975, algunos de los muy numerosos criadores que le compraron ganado han conseguido desarrollar un tipo de toro con características físicas y de comportamiento diferentes, según la personalidad y loa criterios de cada uno de ellos.

Taurodelta
Departamento de Comunicación de Taurodelta

 


 

 

Mientras antis prometen la luna el toro garantiza la Tierra        🐮    🌾

   

 

 


 

 

Ni hacer la noria, ni dejar de someter al toro

Cruzarse, cargar la suerte, ligar las series: historia de una evolución natural del arte del toreo

Belmonte, Chicuelo, Marcial Lalanda, Domingo Ortega, Rafael Ortega: un nuevo concepto del toreo

Desde que Manuel Jiménez “Chicuelo” mató en Madrid un “gracialiano” que atendía por “Corchaito”, torear cargando la suerte o hacerlo en línea , y además ligar las series, dejó de ser un dilema,. Siguiendo la sabia doctrina que dictaron José y Juan, el el sevillano demostró que era posible al jugar los brazos y las piernas construir el toreo moderno, basado en cargar la suerte, llevar al toro hasta detrás, formar un ramillete compacto de muletazos y todo ello con arte, con estética. Se puso fin a una polémica que duró más de un siglo, girando siempre a la interpretación que se diera a la forma de citar y la forma de hilvanar un pase con el siguiente. Sin embargo hoy observamos que a la vez que se reclama ese “crúzate”, los tendidos crujen cuando el torero hace una noria continua.
Actualizado 26 mayo 2016
Redacción. Servicio de Documentación

De forma periódica, en Las Ventas llegan unos días en los que desde el tendido sale más de una voz al grito de “crúzate”, o de otros de íntima correlación que desembocan en ese mandato fundamental que se concreta en “cargar la suerte”. Podría decirse, a vuelapluma, que el primero de estos conceptos guarda relación con la forma en que el torero se coloca para iniciar una suerte, en tanto el segundo se refiere a la manera concreta de cómo la realiza, en un proceso en el que no son facilmente disociables el uno del otro.

Hay que reconocer, por lo demás, que suelen ser un reproches éstos que se dedican a unos toreros determinados, no a la generalidad de los que abusan de ese otro toreo en línea, o con la suerte descargada, o las dos cosas a la vez. No es ésta ninguna novedad, que ya a finales del siglo XIX podían leerse polémicas de similar porte en la prensa de la época.

De forma un tanto –más bien un mucho– contradictoria con estas peticiones que reclaman ortodoxia, en nuestros días ha crecido exponencialmente las preferencias del público por las series tan ligadas de muletazos que, a la postre, no forman más que una especie de rueda alrededor de la figura del torero, que de modo necesario acaba situado al hilo del pitón y metido en el costillar de su enemigo.

Don José María de Cossío en su enciclopédica obra de “Los Toros” definía el término “cargar la suerte” de una forma bastante difusa, acogiéndose al criterio de Pepe Hillo: “Cargar la suerte es la acción de torear el diestro de perfil, alargando los brazos y teniendo los pies en la mayor quietud para llamar al toro y hacerle la suerte a un lado”. Y cuando se busca la voz “cruzarse” de forma muy escueta el académico dice: “Atravesarse el diestro en la suerte hacia el cuerno contrario del de su dirección; es decir, hacia el derecho si de derecha a izquierda, hacia el izquierdo, si es de izquierda a derecha”.

Pero no todos los autores ni todos los toreros han dado el mismo significado, ni la misma relevancia, a ese término tan taurino de “cargar la suerte”, o de ese pariente tan próximo que ese “cruzarse con el toro”.

El concepto de cargar la suerte

No hace mucho, en aquella magnífica entrevista de José L. Benlloch le hizo a “El Juli” en “Aplausos” en el pasado mes de marzo, hubo unas palabras del torero que levantaron su polémica. Era cuando afirmaba: ”Cargar la suerte para mí es que el peso del cuerpo esté sobre la pierna de salida. Si está atrás no importa siempre que estés descargando en ella. Si es así, lo que hace es que el muletazo sea más redondo y más largo, que también es cualidad importante”[1] .

El torero de Velilla de San Antonio no es el único ni el primero que en la historia ha pensado así. Guillermo Sureda, en su magistral “Tauromagia”, aseguraba que ya sea adelantando la pierna ya retrasándola, “en ambas posturas están aficionados buenos y profesionales buenos. De modo que, en principio –amigo lector- y sea cual sea su opinión sobre lo que ahora nos ocupa y preocupa, las cosas no están tan claras como a simple vista puede parecer. ¿Cargar la suerte constituye una ventaja o significa la indispensable rúbrica para un toreo de calidad?”[2].

Incluso Pepe Hillo, en su “Tauromaquia, o ciencia del toreo”, deriva hacía una interpretación mucho más simple: “Cargar la suerte (tiempo central) es aquella acción que hace el diestro con la capa, cuando sin menear los pies, tuerce el cuerpo de perfil hacia afuera, y alarga los brazos cuanto puede”.

Se trata, pues, de una cuestión que viene de largo y que podría unirse más que a una evolución del modo de interpretar el arte del toreo, a una forma diferente de adaptarse a las características del propio toro bravo. Se atribuye a Ricardo Torres “Bombita” ser precursor de esta nueva de entender el toreo, cuando se va pasando de forma paulatina de un “toreo de expulsión”, esto es: dirigiendo la embestida hacia fuera de la suerte para separarlo del cuerpo del torero, hacia aquella otra del “toreo de reunión”, cuando se busca ante todo que el toro discurra en su viaje en torno a la figura del torero.

Pero en la concepción de “Bombita” el adelantar o no la pierna contraria iba siempre en relación con las condiciones del toro; incluso llega a considerar como propio de ese adelantar la pierna cuando se trate de toros broncos y fieros, porque acentuaba el efecto necesario que suponía el alargar los brazos en el manejo de las telas.

De hecho, todo este debate procede de la época en la que tanto el toro como el toreo comienzan a atemperarse y su eje central pasa porque el torero se quede quieto mientras dirige la embestida de su enemigo. En las crónicas de comienzos del siglo XX ya se ponía en valor el hecho que el torero adelantara la pierna contraria, por entender que al tener el compás abierto le resultaba más complejo tener que rectificar si el animal se le vencía al llegar a su jurisdicción. Sin embargo, lo que para Don Modesto era un mérito, para F. Bleu resultaba tanto como una ventaja.

El gran cambio del toreo

Se comprueba en los Anales de la Tauromaquia, como es bien sabido, que fueron Joselito y Belmonte los que acabaron en gran medida con esta disparidad de criterios. Frente a lo que venía siendo ya la clásica del “citar, cargar y rematar”, Belmonte impone su propia trilogía, la del “parar, templar y mandar”. Ahí se encuentra el núcleo central de la revolución belmontista. Como bien estudió don Luis Bollaín[3], el objetivo ya no era que el toro pasara de largo, sino que pasara alrededor del torero, que además debería ser capaz de realizar las suerte con lentitud y a ser posible con arte, con sentido estético.

Observa en un magnífico trabajo al respecto José Morente[4] –un bloguero de obligada lectura–, que tanto “Gallito” como Belmonte “toreaban con el compás abierto como lo hacia Bombita y antes lo había hecho Guerrita. Pero Juan paraba y templaba y José ligaba el toreo en redondo. Importante precisión: Ambos sacan la pierna de salida pero no hacia el frente (de donde viene el toro) sino más bien hacia atrás (hacia donde va el toro)”.

Aunque se haya tardado en reconocerle todos sus méritos, la conjunción perfecta de estas ideas belmontista la plasma unos años más tarde Manuel Jiménez “Chicuelo”. En España fue con el toro “Corchaito”, con el hierro de Graciliano Pérez Tabernero, un 24 de mayo de 1928 y en Madrid; luego, antes y después, en otras muchas ocasiones. Pero de la tarde de “Corchaito” se pudo escribir que “Chicuelo” “con esos magistrales naturales ligados en redondo sin cambiar de posición se adentró en una nueva dimensión artística y circular. A partir de ahí todos sus compañeros le imitaron y aún hoy todavía lo hacen”, como ha escrito Ignacio de Cossío, quien añade: “un toreo basado en la ligazón, en la vertebración entre un pase y otro para que la faena de muleta tomara cuerpo, de tal manera que ya no consistía en preparar el toro para la estocada, sino en crear arte, belleza, encadenando cada muletazo en una secuencia infinita y constante”.

Al recoger aquel acontecimiento, Federico M. Alcázar en las páginas de “El Imparcial” escribió que “Chicuelo realiza con el toro “Corchaito” la faena más grande del toreo”. Y añade: “¿Cómo toreó Chicuelo? Como nunca se ha toreado”. Y más adelante detalla: “lo grandioso, lo indescriptible, lo que arrebata al público hasta el delirio, es cuando el torero, ¡el torero!, ejecuta cuatro veces el pase en redondo girando sobre los talones en un palmo de terreno. Es algo portentoso, de maravilla, y de sueño. Suave, lento, el toro va embebido, prendido, sugestionado, describiendo los círculos en torno al artista, que permanece inmóvil en el centro”.

Sin embargo, una descripción más precisa, incluso más apasionada, de esa nueva forma de entender el toreo se localiza dos años antes en “El Universal”, de México, en la crónica que firma Enrique Guarner relativa a su actuación en la capital azteca, la tarde que compartió cartel con Juan Silveti en 1926. “No hubo en el maravilloso muleteo –escribe el cronista– un solo detalle de chabacanería, ni un desplante relumbrón, ni siquiera un tocamiento de testuz, ni tampoco vueltecitas de espaldas y sonrisas al público. No, lo que hubo fue mucho arte, mucho valor y mucha esencia torera. Lo que hubo fueron 25 pases naturales. Todos ellos clásicamente engendrados y rematados provocando con la pierna contraria, dejando llegar la cabeza del toro hasta casi tocar al lidiador y en ese momento, ¿me entienden señores?, en ese momento desviar la cabezada mientras el resto del cuerpo del toro seguía su viaje natural y pasaba rozando los alamares de la chaquetilla…. Yo juro que en los veinte años que tengo de ver toros, jamás me había entusiasmado como ahora[5]”.

En adelante este discurso siguió vivo, incluso con más fuerza, aunque las explicaciones de orden técnico se vayan matizando. Resultan de gran interés a este respecto las apreciaciones que realiza Marcial Lalanda[5], con una concepción tan distinta del toreo a la de “Chicuelo”, cuando recordaba al referirse a estas cuestiones que “cada lance tiene su distancia justa, para que el toro tenga su acometida. A partir de ahí el torero ha de parar, templar, mandar y cargar la suerte. Incluso una serie de pases no debe confundirse con esa noria en la que el toro no ve lo que embiste y el torero ha citado y está situado en la pala del pitón. Debe estar de frente o un poco oblicuo, pero a la distancia precisa”. Para el torero de Rivas-Vaciamadrid resultaba fundamental ese “cargar la suerte” entendido como adelantar la pierna contraria, de hecho, se lamentaba que “hoy, por desgracia, lo habitual es lo contrario: descargar la suerte, echar la pierna atrás”.

Aún más contundente al respecto fue Domingo Ortega, en su célebre conferencia del Ateneo de Madrid titulada “El arte del toreo”[7], cuando afirmaba que “los aficionados tienen mucha culpa por no haber seguido fieles a las normas clásicas: Parar, Templar y Mandar. A mi modo de ver, estos términos debieron completarse de esta forma: Parar, templar, cargar, y mandar; pues posiblemente, si la palabra cargar hubiese ido unida a las otras tres desde el momento en que nacieron como normas, no se hubiese desviado tanto el toreo”.

Y en aquella misma conferencia el maestro de Borox afirmó de manera rotunda: “Cargar la suerte no es abrir el compás, porque con el compás abierto el torero alarga, pero no se profundiza; la profundidad la toma el torero cuando la pierna avanza hacia el frente, no hacia el costado”.

De alguna forma es la tesis que años después asumió, por ejemplo, el gran Rafael Ortega, tan rotundo como era su toreo, cuando sentenciaba que “en mi concepto lo más puro es dar medio pecho, con el compás abierto lo justo –ni mucho ni poco– para cargar la suerte apoyando el peso sobre la pierna contraria”[8].

Las nuevas formas de entender el toreo

Pero en épocas más próximas estas tesis han ido evolucionando. De hecho, llamaba la atención Pepe Alameda cómo, por ejemplo, el maestro “Antoñete” toreaba en líneas paralelas con el toro; de esta forma, la suerte no la cargaba adelantando la pierna de salida, sino quebrando la cintura para hacer gravitar el peso del cuerpo sobre aquella[9]. Con otras palabras, viene a aproximarse a la tesis que hoy sostiene “El Juli”.

Sin embargo, este debate se complica un tanto cuando en nuestros días a todos esos elementos más clásicos del parar, templar, cargar y mandar viene a unirse otro nuevo, aunque en realidad desde la innovación de “Chicuelo” en su estricto sentido no es realmente nuevo: lo novedoso radica en la mayor exigencia con la que hoy se pide. Se trata de ligar las series de una forma muy compacta, sobre la base de dejar el menor tiempo y distancia posible entre un muletazo y el siguiente. Se reduce en tanto la distancia y el tiempo que en la práctica ambos desaparecen.

Llegados a este punto hay que volver sobre la concepción que tenía Marcial Lalanda, cuando denunciaba algo que hoy se ve con gran frecuencia en el ruedo: en ese intento de extralimitar la ligazón de una serie, al final se llega a confundir una serie ligada de pases “con esa noria en la que el toro no ve lo que embiste y el torero ha citado y está situado en la pala del pitón”.

Bajo de un punto de vista puramente técnico, esta forma de desenvolverse, que hoy levanta pasiones en los tendidos, no puede fundamentarse en cumplir al pie de la letra de los cuatro elementos que eran fundamentales para “Chicuelo” o para Domingo Ortega sobre el buen torear. Ni siquiera en una adaptación libre del torero. Es, sencillamente, otra cosa, que va mucho más allá de ese pausar los muletazos para cumplir la reglas de la ortodoxia.

Desde la concepción de Antoñete o de El Juli, en cambio, cuando la suerte se carga también con el quiebro de la cintura –siempre que la pierna de salida siga siendo la que sustenta al torero–, puede resultar más posible hasta un cierto punto cohonestar ambas posturas: los cuatro mandamientos clásicos y la exigencia del público actual. En el fondo, porque si se cumplen las cuatro reglas no cabe en simultáneo buscar –como tantos hacen hoy en día– tapar hasta físicamente la salida al toro para que así describa la referida noria en una especie de refundación del movimiento continuo. Pero si se siguen los criterios de la ortodoxia, no se debe adulterar el criterio más propio del toreo si al construir una serie se le concede al animal su forma de embestir, ocupando el torero el lugar y la posición que le corresponden de modo natural
_________________________

[1] José L. Belloch. “El Juli un paso más allá”. Aplausos nº 2006.
[2] Guillermo Sureda. “Tauromagia”, Espasa Calpe, 1978.
[3] Luis Bollaín, “El “parar, templar y mandar”, sigue en la brecha”. El Ruedo, 28 de marzo de 1967.
[4] José Morente, “Cargar la suerte”, tres entregas en:
http://larazonincorporea.blogspot.com.es
[5] Enrique Guarner, El Universal, México DF, 26 de octubre de 1926.
[6] Marcial Lalanda y Andrés Amorós, “La Tauromaquia de Marcial Lalanda”. Espasa Calpe1988.
[7] Domingo Ortega, “El arte del toreo”, Ateneo de Madrid,29 de marzo de 1950.
[8] José L. Ramón. “Todas las suertes por sus maestros”. Espasa Calpe, 1998.
[9] José Alameda. “Historia verdadera de la evolución del toreo”. Bibliófilos Taurinos de México, 1985.

 

 

MADRID: Vigésima del abono de San Isidro

Una pregunta para la ciencia: ¿con tal volumen y alzada un toro permite la lidia moderna?

Las contadas embestidas del 5º las aprovechó bien Fandiño (Juan Pelegriín/Las Ventas)

La inmensa –por tamaño, no por calidad– corrida de Parladé, nos lleva a preguntarnos si no nos estamos pasando al confundir trapío con volumen y báscula, que en el fondo son elementos secundarios respecto a la bravura y la casta. Como otras veces, en la práctica lo que se ha comprobado es que con esa construcción anatómica los toros difícilmente embisten como exige la lidia moderna. Desde luego, la emoción y el riesgo, consustanciales a la Fiesta, no se mide al peso, sino por otros parámetros muchos más complejos para el propio torero; se pide por su capacidad para desarrollar con las características de la casta brava y por la sostenibilidad de sus propias facultades físicas. De nada de eso hubo es tarde, en la que los toreros se justificaron dignamente.

Actualizado 27 mayo 2016
Redacción

MADRID. Vigésima del abono de San Isidro. Tres cuartos de entrada: el 87,7% de las localidades de pago. Toros de Parladé, con alzada, caja y bien comidos: 609 kilos de promedio, cuatro –3º, 4º, 5º y 6º– generosamente cinqueños; de mal juego, con clase el 5º hasta que se paró. Juan José Padilla (de grana y oro con cabos negros), ovación tras un aviso y gran ovación. Iván Fandiño (de verde esmeralda y oro), silencio tras un aviso y ovación. José Garrido (de teja y oro), silencio tras un aviso y silencio tras un aviso.

Pues sí, éstos también forman parte del traído y llevado monoencaste domecq, pero alguno se apresurará a matizar: “pero estos forman parte de la minoría rebelde”. Ya se sabe que Juan Pedro Domecq lleva la vacada de este hierro con otros criterios diferentes que la que lidia nombre propio. Y tan diferentes, que no se parecen en nada.

Pero a partir de ahí se abrirá el debate de si con toros de semejante alzada, ese volumen y, sobre todo, esos kilos, puede hacerse el toreo moderno y, en particular, cabe atender a los deseos de los espectadores, que apuestan por faenas de metraje, exigen que a todos los toros se les pueda bajar la mano y que lleguen hechos un pimpollo cuando el torero se perfile con la espada de matar. Sabios tiene la ciencia veterinaria –que para lo taurino en España cuenta con un magnifico nivel– para ilustrarnos al respecto. Pero con la simple lógica del profano y partiendo de las reglas vulgares de la física, resulta difícil compaginar todos esos elementos.

De hecho, la experiencia de tantas tardes de toros dice que estos que son no ya grandullones, sino grandísimos, luego no soportan en su esqueleto los kilos que admite su caja, les cuesta un sufrimiento sostener las embestidas humilladas –si es que tienen alguna– y con antelación dimiten de su oficio en una plaza: van y se paran. A mayor abundamiento, en el caso que nos ocupa más de la mitad del lote de Parladé estaba a punto de que definitivamente se le pasara el arroz, camino como iban de superar en un suspiro los seis años. Y antes y después del Guerra ya se decía que la edad era un factor condicionante en relación la lidia. Vamos, que no es una de cuatro heterodoxos de hoy en día.

Pero tampoco era lo que se dice una corrida a la antigua usanza. Los de hoy tenían, claro está, su punto de fiereza, aunque luego tuvieran mayores o menores capacidades para manifestarla. Pero contaban, a diferencia de épocas pasadas, con ese fondo común de la bravura, aunque fuera poco pulida. De lo que carecían, a vista de tendido, era de las condiciones físicas necesarias para poder desarrollar, en bueno o en malo, todo ese fondo; su estado más natural era pararse y defenderse. Como una corrida de toros nunca ha sido concurso de belleza para toros guapos –que los de hoy estaban bien hechos– prudente sería que criadores, lidiadores y publico en general, con y sin graduación, volvieran a pensar si lo que manda son los toros al por mayor o el toro íntegro capaz de sacar a pasear cuanto de bueno y de malo tenga en su casta brava.


La cogida de Padilla

Aunque parezca casi políticamente incorrecto elogiar a Padilla, hoy debe reconocerse que ha estado hecho un tío de los pies a la cabeza. Se la ha jugado sin trampa ni cartón, sin ningún género de ventajismo. Su primero le cogió de una forma brutal por mantener el tipo en un comprometido par de banderillas, del que a Dios gracias salió sólo con magulladuras y el enorme topetazo. Y tuvo bemoles de volver a coger otro par y clavarlo arriba. Su faena no podía ser lucida, con el mastodonte de Parladé con la cara por la nubes y media arrancadas; pero tuvo hombría y hasta lo mató por arriba, antes de pasar a que lo recompusieran en la Enfermería.

Salió para dar lidia al 4º y se mostró mucho más que entonado, porque hubo momentos de calidad. Hasta que al concluir la tercera serie el animal echó el freno total y ya no hubo modo.

Una vez que se deshizo del 2º, que tenía malas ideas, a Iván Fandiño le quedaba su último cartucho en esta feria. Un pavo que, sin embargo, fue el único que regaló algo de calidad en sus embestidas, en especial por el pitón izquierdo. El de Orduña se puso firma a aprovecharlas, pero al de Parladé le dio saltar en sus adentros el relés que avisaba de que había llegado la hora de la suspensión de actividad. La cumplió al pie de la letra. Y todos nos quedamos sin ver si este “Jarrito” –que era como una cristalería entera– podría haberle dado opción a Fandiño para volver a centrarse con los toros. Seamos sincero: en esta ocasión el torero llegó hasta donde materialmente pudo llegar, e incluso un paso más; hoy no toca la copla del bache.


Torero lance de José Garrido

Los cinqueños que le correspondieron a José Garrido tenían más alzada que él: andaban más o menos a la altura de las tablas. Pero el extremeño no se amilanó ante aquellos “pivot”. Puso, sobre todo, cabeza, pero puso además mucha decisión, aun a sabiendas que el camino emprendido no conducía a nada. En el lenguaje de los taurinos modernos se diría que “se ha justificado”. En realidad, lo que hizo fue comportarse como un torero que es muy hombre.

 






 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: