Noticias Taurinas ANCTL

24 May

 

 

 

TORREÓN DE CAÑAS PRESENTE EN LA CUARTA REUNIÓN ANUAL DE HACIENDAS DE MÉXICO

TOREONTENTADERO

Texto : Marysol Fragoso
Fotos: Humbert y J. Uribe Curm

Enclavada en la localidad de Almoloya en el estado de Hidalgo, se ubica la hacienda de Cuautlatilpan que a su vez asienta la ganadería de toros de lidia, Torreón de Cañas, propiedad de Don Julio Uribe Barroso y de su hijo Julio Uribe Cum, quienes asisten este 23 y 24 de mayo a la Cuarta Reunión Anual de Haciendas de México, la cual ha estado encabezada por el gobernador de la entidad, Francisco Olvera Ruíz.

En ese evento el mandatario estatal comentó entre otras cosas que durante el siglo XIX, Hidalgo fincó su economía en las haciendas mineras y pulqueras; sin embargo, también aceptó que con el reparto agrario pos revolucionario, se les quitó la posibilidad de seguir siendo productivas.

Dijo que ahora las ex haciendas son verdaderos monumentos al trabajo de toda una generación de mexicanas y mexicanos; por lo que es una gran satisfacción verlas conservadas y preservadas.
Cabe señalar que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informa de la existencia documentada de aproximadamente 2 mil 500 ex haciendas en el país; aunque reveló que algunos investigadores calculan hasta 7 mil inmuebles de este tipo en México.

389

Cabe señalar que el rancho donde se ubica la ganadería hidalguense de Torreón de Cañas, trabaja con diseños de sustentabilidad y ecología; mientras que los potreros se observan los toros de encaste Parladé vía Domecq; sangre brava que sus propietarios eligieron hace más de una década para empezar su andadura ganadera, por medio de vacas y sementales de Jaral de Peñas.

TORREONTORO1

124

 

 


 

 

Raquítica jornada taurina semanal

Por: Bernarda Muñoz | Foto: Archivo
Martes, 24 de Mayo del 2016 | Méxicoi, D.F.

imag001

 

Inmersos ya en la época del año en la que baja la actividad taurina en territorio mexicano, la jornada taurina para la presente semana luce ciertamente raquítica y, de momento, sólo son cinco festejos los que aparecen anunciados en la recta final de este mes de mayo.

Miércoles 25:

Xalmonto aPuruándiro, Michoacán.- Festival benéfico.

Novillos de Pablo de Haro para:

Paco Dóddoli, Juan Chávez, Pepe López, Jorge Sotelo, Rodolfo Chávez y Alejandro Corona.

 

 
Sábado 28

HUICHAPAN DIVISA ORO Y AZUL MARINO aQuerétaro, Qro.- Plaza “Provincia Juriquilla”. Corrida a la usanza charra.

Toros de Huichapan para

José Díaz Quinto, Gerardo Adame y Juan Pablo Llaguno.

 

 

 

 

COYOTEPEC DIVISA ROJO, AMARILLO Y VERDECORTINA PIZARRO DIVISA MARINO, TABACO Y GUALDATlaxcala, Tlax- Plaza Jorge “El Ranchero” Aguilar. Corrida benéfica.

Toros de Coyotepec y Cortina Pizarro para

Jerónimo, José Luis Angelino y Jorge Sotelo.

 

 

 

 

MARCO GARFIAS NARANJA,ROJO Y NEGRO aTetepango, Hgo.

Novillos de Marco Garfias para

Héctor de Ávila, Pepe Medina, Luis Manuel Castellanos y Manuel Gaona.

 

 

 

 

Domingo 9

ATENCO DIVISA AZUL CELESTE Y BLANCOAtizapán de Zaragoza, Méx.- Cortijo “San Juan”. Segunda vacada de oportunidad.

Vacas de Mexicapan para

Víctor Barrientos, Ángel Gabriel, Emmanuel Llamas, José María Romero, Juan Islas y Enrique Rodríguez.

 

 


 

Jornada taurina en España y Portugal

 

25/05/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Toros de Jandilla y Vegahermosa para

El Juli, Miguel Ángel Perera, Alberto López Simón

 

 

25/05/2016 Granada (Granada) España –

Toros de Ángel y Juan Antonio Sampedro para

Rivera Ordóñez Paquirri, Cayetano

 

 

26/05/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España –

Novillos de Alejandro Talavante para

Pablo Aguado, Rafael Serna, Alfonso Cadaval

 

 

26/05/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Toros de Toros de Parladé para

Juan José Padilla, Iván Fandiño, José Garrido

 

 

26/05/2016 Granada (Granada) España –

Toros de Núñez del Cuvillo para

El Fandi, José María Manzanares, Alejandro Talavante

 

 

26/05/2016 Toledo (Toledo) España –

Toros de Garcigrande y Domingo Hernández Martín para

Enrique Ponce, El Juli, Álvaro Lorenzo

 

 

27/05/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Toros de El Pilar para

El Fandi, David Mora, Alberto López Simón

 

 

27/05/2016 Granada (Granada) España –

Toros de Toros de El Torero para

Enrique Ponce, Sebastián Castella, Andrés Roca Rey

 

 

27/05/2016 Córdoba (Córdoba) España –

Toros de Núñez del Cuvillo para

Morante de la Puebla, El Juli, Alejandro Talavante

 

 

28/05/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Toros de José Benítez Cubero para

Rui Fernandes, Sergio Galán, João Moura (hijo)

 

 

28/05/2016 Granada (Granada) España –

Toros de El Freixo para

Morante de la Puebla, El Juli, Alberto López Simón

 

 

28/05/2016 Córdoba (Córdoba) España –

Toros de Fuente Ymbro, Jandilla, Núñez del Cuvillo, Garcigrande, Torrestrella y La Palmosilla para

Finito de Córdoba

 

 

28/05/2016 Coruche (Santarem) Portugal –

Toros de Casa Prudêncio, Vale do Sorraia, Santa María, Mario y Hdros. de Manuel Vinhas, Hdros. de José Francisco Varela Crujo, Carlos Fale Filipe y Toros de Sobral (antes Hdras. de Bohórquez) para

Sonia Matías, Ana Batista, Antonio Joao Ferreira, Manuel Dias Gomes

 

 

29/05/2016 Ledesma (Salamanca) España –

Toros de El Pilar para

Sebastián Castella, Alberto López Simón

 

 

29/05/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Toros de Hdros. de Baltasar Ibán Valdés para

Iván Vicente, Alberto Aguilar, Víctor Barrio

 

 

29/05/2016 Moita de Ribatejo (Setúbal) Portugal –

Toros de Los Espartales para

Paulo Caetano, Diego Ventura, João Moura Caetano

 

 

29/05/2016 Granada (Granada) España –

Toros de Castillejo de Huebra para

Sergio Galán, Diego Ventura, Leonardo Hernández

 

 

29/05/2016 Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) España –

Toros de Torrealta para

El Juli, Alejandro Talavante, Andrés Roca Rey

 

 

29/05/2016 Almeirim (Santarem) Portugal –

Toros de Murteira Grave para

João Salgueiro, Antonio Ribeiro Telles (I), João Telles, João Salgueiro da Costa

 

 

29/05/2016 Córdoba (Córdoba) España –

Toros de Fermín Bohórquez para

Pablo Hermoso de Mendoza, Manuel Manzanares, Lea Vicens

 

 

29/05/2016 Azambuja (Santarem) Portugal –

Toros de Herdade de Camarate, Soc. Agro-Pecuária Gregório Oliveira, Hnos. Dias, Hdros. de José Francisco Varela Crujo, Joao Ramalho y De Santiago para

Luis Rouxinol, Tito Semedo, Sonia Matías

 

 

30/05/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Toros de Adolfo Martín Andrés para

Rafael Rubio Rafaelillo, Sebastián Castella, Manuel Escribano

 

 

30/05/2016 Aranjuez (Madrid) España –

Toros de Victoriano del Río Cortés, Alcurrucén y Garcigrande para

Morante de la Puebla, El Juli

 

 

30/05/2016 Ledesma (Salamanca) España –

Toros de Puerto de San Lorenzo para

López Chaves, José Garrido, Andrés Roca Rey

 

 

31/05/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Toros de José Joaquín Moreno de Silva para

Sánchez Vara, Alberto Aguilar, José Carlos Venegas

 

 

31/05/2016 Hellín (Albacete) España –

Toros de Aguadulce para

Curro Díaz, Sergio Serrano, Fortes

 

 


 

 

La mentira y la demagogia de Leonardo Anselmi

image

Los Nazis tambien fueron grandes animalistas.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

Deben de ser días muy difíciles en el campamento de los antitaurinos estimado lector. Usted se preguntara a que me refiero con esta afirmación, pues a que uno de sus principales líderes morales, el argentino (con aires catalanes) Leonardo Anselmi se ha ido de boca en su Twitter y ha posteado un tuit en donde ha exhibido toda su cobardía y su calidad humana, al poner en boca del Maestro Pana, un torero que lamentablemente se encuentra parapléjico y dependiente de un respirador artificial y que apenas puede hablar en estos momentos, unas palabras falsas llenas de odio y de una bajeza que nos demuestran que este canalla argentino y sus secuaces no tienen escrupulos.

Anselmi ha utilizado un portal de dudosa reputación como  http://www.denunciasmx.com para darle RT a una nota falsa que ha firmado un tal Alexander Garín Rojas, que en caso de no ser un seudónimo de Anselmi, tiene sin duda los mismos escrúpulos que el argentino.

Aquí esta otra prueba de que este tipo es una pesima persona y un mentiroso, además de que tiene engañados a muchisima gente con sus ataques a la fiesta brava y con esto me refiero también a la opinión publica y patrocinadores:

image

Sabiendo -porque tan tonto no es- que la noticia no tenía ningún fondo ético o moral y que la fuente mentía, aún así el argentino se dio el lujo de burlarse de un hombre en las condiciones en que se encuentra el Pana.

Yo me preguntó: ¿Acaso entre más animalistas son estos fanáticos menos humanos se vuelven?

La verdad Anselmi, no se vale ser tan “animal”. Con esto queda demostrado una vez más la gran mentira con la que quiere construir Anselmi su corriente animalista amanerada y falsa contra la fiesta brava.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

 

 


 

 

Dos vacadas mas en Tlaxcala

Publicado por Comunicado el 24/5/2016

En días pasados el joven empresario Marco Moreno, director del Centro de Formación Taurino del matador Uriel Moreno “El Zapata”, dio a conocer los carteles para la segunda y tercera vacadas en la plaza Jorge “Ranchero” Aguilar de la bella ciudad de Tlaxcala.

Este proyecto es apoyado por el Instituto de desarrollo taurino del estado que dirige el contador Luis Mariano Andalco, cabe recordar que la primera vacada tuvo gran aceptación y convocó un público entusiasta que apoyó en todo momento a los jóvenes toreros que brindaron actuaciones llenas de entrega e ilusión.
Las vacadas buscan consolidarse como un proyecto sustentable que fomente la afición y le brinde oportunidad a los muchachos de las escuelas taurinas primero del estado y luego de otros lugares, en esta ocasión en los carteles figuran chavales de las dos escuelas de Apizaco y de la escuela de Huamantla.
El costo del boleto es de 25 pesos una cantidad simbólica y que se ocupa para apoyar causas de beneficio, la taquilla de la primera se ocupo para comprar una silla de ruedas que se entrego en el ruedo a la mitad del festejo.
La familia Moreno trabaja con entusiasmo en las vacadas pues los primeros pasos de matador Uriel Moreno fueron también en vacadas que se organizaban en Apizaco y que acrecentaron la afición a la fiesta brava y motivaron el surgimiento de toreros importantes de la región.

 

 


 

500 años de Tauromaquia en México (XIV)

Los protagonistas, a pie y a caballo


Grafitti de uno de los primeros toreros a pie. Siglo XVI.

Siguiendo con su estudio acerca de los 500 años de la Tauromaquia en México, el profesor Coello Ugalde inicia con este capítulo en el análisis de los protagonistas de esta historia. Hoy se refiere a los finales del Siglo XV, con una referencia especial a papel que correspondió desempeñar a Hernán Cortes.

Actualizado 22 mayo 2016

José Francisco Coello Ugalde, historiador

 

¿Desde cuándo el toreo de a pie se presentó como parte de una inquietud entre los hombres por dominar a una fiera y lograr con ella momentos de lucimiento técnico y estético?

Las evidencias están plasmadas desde el contacto de estas dos fuerzas, que podemos admirar gracias al “lienzo” de cuevas que dieron cabida a la expresión del hombre primitivo.

Ahora, trasladémonos al periodo que comprende los años 711 a 1492, en plena confrontación de moros y cristianos. Tal situación se da, entre otras cosas, gracias al apoyo del caballo. Con y sobre el caballo inició la demostración de alancear toros, desde un punto de vista de entrenamiento que sirviera para atravesar, más tarde y durante las batallas, lo mismo godos que árabes.

Hasta aquí una visión de conjunto. Ahora ubiquémonos en México. La conquista como anejo extemporáneo de la guerra de ocho siglos también se apoya, en gran medida, en el caballo. El torneo y fiesta caballeresca fueron privativos de conquistadores primero; de señores de rancio abolengo después. Personajes de otra escala social, españoles-americanos, mestizos, criollos o indios. De lo anterior puede decirse entonces que estaban restringidos a participar en los orígenes de la fiesta española en América. Pero supongo que ellos también deseaban intervenir. Esas primeras manifestaciones deben haber estado secundadas por la rebeldía. El papel protagónico de estos personajes, como instancia de búsqueda y de participación que diera con la integración del mismo al espectáculo en su dimensión profesional, va a ocurrir durante el siglo XVIII.

Graffit de torero. Es quizá la representación de uno de los primeros toreros a pie en México. Esta imagen proviene del libro Graffitis novohispanos de Tepeapulco, Siglo XVI. Sus autores: Elías Rodríguez Vázquez y Pascual Tinoco Quesnel. México, Hidalgo, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, 2006. 1
85 p. Ils., fots., facs., planos. (p. 81).

El siglo XVI significó para México un conjunto de historias diversas, originadas por la conquista española, empresa que representó uno más de los espacios de expansión logrados por el proyecto de España que para esos momentos resultaba ser la potencia más importante del orbe. Tan luego como el almirante Cristóbal Colón revela los resultados de su “descubrimiento” comienzan a darse infinidad de circunstancias que ponen a funcionar otros tantos proyectos que ya no sólo son de carácter semejante al impuesto por el genovés, sino que buscan darle el sentido de dominio. Las connotaciones del término “dominio” son tan amplias que abarcan las de la apropiación por parte de grupos de soldados quienes se marcan el propósito de conquista, una conquista que van a ofrendar a la corona, misma que se ve beneficiada por la ampliación de nuevas tierras que serán suyas, las “dominará” y por ende, las controlará. México no fue la excepción.

Entre aquel grupo reducido de conquistadores viene el capitán general, Hernán Cortés quien se convierte en héroe para unos, en villano para otros. Pero el hecho histórico consumado permitió que los nuevos pobladores consiguieran establecer una forma de vida semejante a la que tuvieron hasta antes de su salida.[1] Al ir destruyendo una cultura tan importante como la de Mesoamérica, empezaron a transformar lentamente aquel panorama, y para ello necesitaban el soporte de factores como los de vida cotidiana vigentes en el viejo mundo hasta entonces. Por eso tuvieron necesidad de trasladar mucho de lo que para ellos significaba ese sentido a estas tierras. Fue así como lograron tener en poco tiempo los elementos mencionados que permitieron la continuidad de un proyecto que pasaba de la conquista a la colonización, lejos ya de su terruño.

Caballo con jinete. Deambulatorio de la Fundación Sahagún, claustro alto.
Esta imagen proviene del libro Graffitis novohispanos de Tepeapulco, Siglo XVI. Sus autores: Elías Rodríguez Vázquez y Pascual Tinoco Quesnel. México, Hidalgo, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, 2006. 185 p. Ils., fots., facs., planos. (p. 148).

En medio de las primeras construcciones primitivas que tuvieron que levantar, no podía faltar una de las circunstancias abandonadas por el espíritu de aventura a que se sometieron para obtener el objetivo de conquista. Ahora tenían que colonizar, tenían que establecer en medio de un ambiente tenso sus formas de vida, insisto, y una de ellas vinculada con muchas otras más será la de la diversión. Digo que vinculada, porque sin el toro no podía haber alimento, ni reproducción de cabezas de ganado, ni todo un sistema de producción que permitiera la continuidad en un sistema de labores practicadas en su España lejana. La fiesta o torneo caballeresco, donde ya está incorporado el toro, sin más, se va a dar desde el 24 de junio de 1526, fecha que, para los registros históricos es la primera en que el toreo como manifestación se lleva a cabo en nuestras tierras.

El toro en cuanto tal es traído de España, y algunas islas americanas cuentan desde años antes de la conquista española en México con un sistema establecido y controlado, el cual permite la distribución según las necesidades y demandas que cada grupo requería para subsistir, pero también para establecer los métodos de asentamiento y reproducción inmediata en los sitios y lugares que así lo permitieran. Así en México, el valle de Toluca se convierte en el sitio pionero donde se llevó a cabo la revolución agrícola inicial en Mesoamérica.[2] Tierras aptas para la siembra y mejor espacio para pastoreo de ganado mayor y menor.

¿Qué vio el extremeño Hernán Cortés en las prodigiosas y amplias tierras del Valle de Toluca? Seguramente el sitio de mayor privilegio para el establecimiento de todo un sistema de reproducción ganadera en todos sus géneros, que luego iría a extenderse pródigamente hasta lugares tan lejanos como Zacatecas (como lo afirma Juan de Torquemada y lo ratifica el padre Mendieta), pues no habiendo cercas, o siendo estas tan débiles que los mismos ganados terminaban derribándolas, las cantidades de hatos y de piaras llegaron en cierto momento a significar sobrepoblación como nunca antes se había registrado en la Nueva España.

Este fenómeno ocasionó un giro muy importante para las condiciones de vida en nuestro continente, dada la agresividad con que se presentó, tomando a muchos naturales totalmente desprevenidos ante las enfermedades y/o epidemias, y peor aún, bajo el sistema de explotación con el que llegaron imponiéndose los hispanos.

Como una muestra de las restricciones a las que quedó sometido el indígena es que le fue prohibido montar a caballo, gracias a ciertas disposiciones dictadas durante la primera audiencia, aunque ello no debe haber sido impedimento para saciar su curiosidad, intentando lances con los cuales aprendió a esquivar embestidas de todo tipo, obteniendo con tal experiencia, la posibilidad de una preparación que fue depurando al cabo de los años. Esto debe haberlo hecho gracias a que comenzó a darse un inusual crecimiento del ganado vacuno en gran parte del territorio novohispano, el cual necesitaba del control no sólo del propietario, sino de sus empleados, entre los cuales había gente de a pie y de a caballo.

Salvo los relieves de la fuente de Acámbaro que nos presenta dos o tres pasajes de los llamados empeños de a pie, comunes en aquella época, es como conocemos algo de su participación. Dicha fuente pudo haber sido levantada por algún alarife español en 1527 a raíz de la introducción del agua potable al poblado guanajuatense, debido a las gestiones hechas por fray Antonio Bermul, lo cual mueve a pensar que por esos años se construyó la fuente taurina, misma que representa escenas de la lidia de reses “bravas”. Una de ellas da idea del uso de la “desjarretadera”, instrumento de corte dirigido a los tendones de los toros. En el desjarrete se lucían principalmente los toreros cimarrones, que habían aprendido tal ejercicio de los conquistadores españoles. Otra escena nos representa el momento en que un infortunado diestro está siendo auxiliado por otro quien lleva una capa, dispuesto a hacer el “quite”.

Graffitis novohispanos de Tepeapulco, Siglo XVI.
Sus autores: Elías Rodríguez Vázquez y Pascual
Tinoco Quesnel. México, Hidalgo, Universidad
Autónoma del Estado de Hidalgo, 2006.
185 p. Ils., fots., facs., planos. (Portada).

Fue así como el Rey instruyó a la Primera Audiencia, el 24 de diciembre de 1528, para que no vendieran o entregaran a los indios, caballos ni yeguas, por el inconveniente que de ello podría suceder en “hazerse los indios diestros de andar a caballo, so pena de muerte y perdimiento de bienes… así mesmo provereis, que no haya mulas, porque todos tengan caballos…”. Esta misma orden fue reiterada por la Reina doña Juana a la Segunda Audiencia, en Cédula del 12 de julio de 1530. De hecho, las disposiciones tuvieron excepción con los indígenas principales.

Por ejemplo, Hernando de Tapia, indígena fundador de Santiago de Querétaro en 1531 y su compañero Nicolás de San Luis Montañéz, tuvieron privilegio de montar a caballo. Don Hernando, gobernador del pueblo de Tlapanaloya (hoy municipio de Tequixquiac) fue favorecido por Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón, segundo virrey novohispano (1550-1564), quien a menos de un mes de gobierno, le dio licencia para tener y andar en jaca. Le siguieron tres principales de Cholula (diciembre de 1550).

En una visita al valle matlazinca y desde Jalatlaco, el 10 de junio de 1551, el virrey concedió sendas licencias a Don Pedro, gobernador de Tenango y a Don Luis, Don Francisco y Don Pedro, principales del mismo pueblo, para montar en jaca.

Estas licencias proliferarían con el tiempo: en 1555, son agraciados para tener jaca, en Matlazinco: Pedro Tuchtle y Pedro de San Pablo, naturales de Atlacomulco; Francisco Ruiz, Don Diego y Don Miguel, principales de Jiquipilco, Juan Vázquez, gobernador de Zinacantepec; Don Gabriel, gobernador de Jocotitlán y Don Francisco de León, principal de Tlalchichilpa.

En 1590, se autorizó montar a caballo a Don Agustín Clemente, cacique de Jiquipilco y en 1593 a Don Gabriel de la Cruz, principal de Jocotitlán; y ese mismo año, varios indígenas de Atlacomulco pudieron cabalgar libremente.

En Zinacantepec, los caciques Don Francisco de Sandoval y Don Rafael Nicolás obtuvieron tal privilegio en 1591.

Al finalizar el siglo XVI, el virrey don Gaspar Núñez y Acevedo, Conde de Monterrey, ante el alud de peticiones de indígenas para montar a caballo, usar espada, vestir a la usanza hispana, entre otras costumbres reservadas a castas y españoles, acordó otorgar el 15 de enero de 1597, mayor liberalidad a las ordenanzas; permitió a los naturales montar en mula, con silla, espuelas y riendas y comerciar hasta con seis acémilas.[3]

Como puede verse, el proceso de peticiones[4] fue de menos a más, pero siempre con señores principales, lo cual marca en principio, un privilegio destinado a una escala social indígena cuyos compromisos con la corona, primero; y con quienes la detentaban como representantes en la Nueva España, después no podían excluirse por el vasallaje (en el sistema feudal, relación entre un hombre libre con otro al que le ofrece fidelidad y servicio a cambio de protección y, en muchos casos, la concesión de un feudo).

_____________

[1] Ángel López Cantos: Juegos, fiestas y diversiones en la América Española. Madrid, Editorial MAPFRE, 1992. 332 p. (Colección Relaciones entre España y América, 10)., p. 16.
Todos los que cruzan el Atlántico, hombres de su tiempo, transportarán una cultura en la que lo lúdico, por momentos, alcanza gran importancia, nacida ésta de una política cada día más mediatizadora del individuo. Las fiestas y el juego ayudarán a romper tensiones, produciendo cierto relajamiento en sus existencias. Era aconsejable destensar la cuerda ya que la tirantez continuada podía desgarrar el orden establecido. Por ello no extraña que desde el principio organicen diversiones, reflejo de las peninsulares en aquel mundo.
El complejo mundo de la diversión llega a las Indias a la vez que el caballo y las armas de fuego. Y es posible que antes. Cuando los descubridores, conquistadores y colonizadores preparaban la impedimenta para lanzarse a la aventura, lo hacían no por correr un peligro, cosa garantizada, sino como una diligencia inevitable para mejorar su vida. Sin manifestar sus propósitos, estaban firmemente convencidos que el riesgo traería la riqueza. La fortuna ofrece, entre otras posibilidades, tiempo libre, y la mejor manera de consumirlo es con los pasatiempos.

[2] El conquistador nos revela un quehacer que lo coloca como el primer ganadero de México, actividad que desarrolla en el valle de Toluca mismo. En carta de 16 de septiembre de 1526, Hernán se dirige a su padre Martín Cortés indicándole de sus posesiones en Nueva España y muy en especial “Matlazingo, donde tengo mis ganados de vacas, ovejas y cerdos…”
Pero es hasta el 6 de julio de 1529 en que el Rey Carlos I mercedó a Hernán Cortés veintidós pueblos (como Matlazingo, Toluca, Calimaya y otros) y veintitrés mil vasallos.
Estos mismos pueblos “…con sus aldeas e términos…”, fueron vinculados en el mayorazgo que fundó don Hernando, en escritura asignada en la Villa de Colima el 9 de enero de 1535, ante los escribanos y Juan Martínez de Espinoza, previa licencia real.

[3] Isaac Velázquez Morales: “La ganadería del Valle de Toluca en el siglo XVI”. Ponencia presentada a la Academia Nacional de Historia y Geografía el 28 de agosto de 1997.

[4] Peticiones que también deben verse como distinciones, se otorgaron a los caciques mediante la formación, en 1537 de la Orden de los Caballeros Tecles quienes fueron autorizados a montar a caballo, siempre y cuando contaran con los medios económicos para comprarlo y sostenerlo. Dicha solicitud de reconocimiento del señorío de Xilotepeque se extendió a favor de Don Gonzalo de los Santos Alfaro, en el que, entre otras cosas, solicita se le reconozca el derecho de usar capa, espada o espadín y montar a caballo, así como de ser acompañado por un séquito acorde a su rango en sus salidas a misa y otros asuntos (Archivo General de la Nación, Ramo: Indios, Vol. 10, f. 158.

►Los escritos del historiador José Francisco Coello Ugalde pueden consultarse a través de su blogs “Aportaciones histórico taurinas mexicana”, en la dirección:
http://ahtm.wordpress.com/

 

 

La gran trilogía necesaria en el arte del toreo

 

El “parar, templar y mandar”, sigue en la brecha

Tiene casi medio siglo a sus espaldas. Pero el paso de los años no le ha hecho perder actualidad. Diríase que hasta le da nueva vigencia. En lo que no llegó a ser polémica, porque no tuvo respuesta, como contraposición a las tesis de Juan León expuestas en “El Ruedo”, ese intelectual y gran aficionado que fue don Luís Bollaín Rozalem, estudioso como pocos del misterio belmontista, publicó un clarificador artículo sobre qué debe entenderse por esa trilogía del “parar, templar y mandar” como eje vertebral del arte del toreo. Semejante fundamento no puede explicarse con un lenguaje más sencillo y más torero. Con la visión que hoy se tiene, repasar la realidad de esos tres elementos, de cuya conjunción nace el arte, constituye un ejercicio muy recomendable.
Actualizado 21 mayo 2016

Luís Bollaín

En EL RUEDO escribía Juan León un Pregón de Toros sobre el “tópico” –así́ lo calificó él– “parar, templar y mandar”, con promesa de seguir ocupándose del tema en otros números.

Y yo, que llevo mucho tiempo sin pisar las arenas de este RUEDO, y he permanecido callado ante otros muchos sugestivos temas de toros que me han pasado por la cabeza y casi por las cuartillas, salgo ahora de mi rincón silencioso. Mas no por encender polémica. No –menos aún– para soltar eI rollo de mi “sapientísima lección”. Vengo, sencillamente, a decir cómo veo esa cosa tan fundamental en Tauromaquia –y tan lejana del tópico, si se encauza bien– que es el macizo e imperecedero soporte del arte de torear

Son pocos los que ignoran que “parar”, “templar” y “mandar” forman la trilogía del buen hacer torero. Pero son menos aún los que saben que la tal trilogía, así presentada, puede inducir al error de creer que torear es “parar”, más “templar”, más “mandar”; como si esos tres infinitivos fueran, a modo de sumandos independientes, de idéntico rango. Y no es así.

Parar

Cuando al artífice de la quetud torera le recomendaron –allá en sus tiempos novilleriles– que fortaleciese sus piernas para poder correr, resumió en una apreciación tímida toda la honda significación del arte del toreo:
–¡Pero si yo creí que el único que tenía que correr en la plaza era el toro!

Exacto. El toro tiene que “correr”; el torero tiene que “parar”. Porque “parar” es, en esencia –como antes dije–, torear. “Parar” es, “quitar” al toro sin “quitarse” el torero. Es… el toreo

Puntualización importante. Pudiera parecer lógico que, arrancando de esta verdad –irrebatible, a mi modo de ver–, razonásemos de esta manera: si torear es “parar”, el que aspire a ser torero –o el que se precie de serlo– ha de vivir bajo la idea obsesiva de la quietud. Y, sin embargo –justamente porque “parar” nada tiene que ver con “tancredear”—, ¡pobre del que, deslumhrado por el estatismo, se obstina en permanecer sin moverse ante el toro! Más aún: sólo puede haber quietud torera si el artista se despreocupa de la idea de estarse quieto.

Y esto es así, sencillamente, porque el “parar” no puede “atraparse” por captación directa, por acción inmediata sobre unas piernas… que no han de moverse. La quietud, para el torero –como la gloria para el cristiano–, no se coge; se gana. No viene a la mano en rectitud, sino que llega por la curva de la consecuencia. Se “para”, no porque el torero deje “quietos los pies”, sino porque “mueve los brazos”; porque, “moviendo los brazos”, se ha ganado la “quietud”.

Luego “parar” –infinitivo primero– no es “estarse quieto”, sino “poder estar quieto”.

Templar

Lo dije antes:
—Por el “temple”, hacia el “mando”, y por el “mando”, hacia la “quietud”.

De modo que la “quietud” arranca del “temple”.

Entiendo que “templar” es armonizar, hacer concorde, poner al mismo ritmo el movimiento del engaño y la embestida del toro. Mas para que la definición de temple –concordancia de movimientos– sea completa, es preciso añadir a ella estos dos ingredientes fundamentales: los movimientos concordados de engaño y toro han de ser “lentos”; esa lentitud ha de venir “impuesta” por el torero, el cual, en acto de soberanía artística –y cuando de toro pronto se trate–, “rompe” la marcha de su enemigo. En pocas palabras: pienso que hay, en el torero que templa, algo de poder mágico del hombre sobre la fiera, en el sentido de hacer qué ésta “frene” su embestir, ponga su acometida a un ritmo más lento. El diestro que torea con temple mueve sus brazos –y con ello, el engaño– a velocidad inicialmente menor que la desarrollada por el toro. Este, por una especie de fascinación, “se pone al compás” del capote o de la muleta. Una vez lograda esta sincronización de movimientos del engaño y del toro –impuesta por aquél a éste–. viene la necesidad de mantener el ritmo, el compás, hasta el final de la suerte. Que es el temple en su sentido más tangible.

Claro que el temple así entendido no es explicable “científicamente”…, ¡gracias a Dios! Eso de “tirar de un toro que no quiere ir”, o de –“más difícil todavía”– rematar con limpieza un lance que se inició a menor velocidad que la desarrollada por el toro al arrancarse, es algo inaprehensibíe que sólo puede salir –pero que sale no pocas veces –del rincón misterioso de los embrujos. Por eso pudo decir confidencialmente Juan Belmonte:

—Yo toreé lentamente –con “temple belmontiano”–, empujado a ello por mi modo de sentir el arte de torear. Moví el engaño a la velocidad que me dictaba mi sentido del toreo, y luego…, ya veía usted: unas veces el toro pasaba despacio y limpiamente, embebido en mi capote o en mi muleta, y otras, “no me hacía caso”, derrotaba en la tela o me cogía, y el temple no asomaba por parte alguna. Pero no puedo explicar ni el por qué del éxito, ni el por qué del fracaso. No sé decir qué hacía yo para que aquello saliera bien…, cuando salía bien; o para que no saliera bien… cuando salía mal.

Mandar

Si existe en el mundo algo que merezca ser repetido machaconamente y hasta voceado a grandes gritos por la calle, ese algo es la verdad irrebatible de que no hay más que un toreo, diversificado después –variedad en la unidad– por el distinto acento que en él pone cada artista. Pero sólo un toreo: el toreo; el de “parar” a base de “temple” y “mando”

Un hombre que ordena…; un toro que obedece… ¡Yaestá! Ante nosotros, el “mandar” torero: aquel verbo que nos faltaba para dejar completa la trilogía indeclinable.

Lo digo una vez más: Por el “temple”, hacia el “mando´*..,

¡Naturalmente! Como que es el movimiento “templado” de la tela lo que permite “mandar”, lo que marca el camino que el toro ha de seguir.

¿Ustedes no han “toreado” nunca a un perro con un pañuelo? La “técnica” está en mover el pañuelo a una velocidad tan perfectamente sincronizada con la “embestida” del chucho en ansias de morder, que pañuelo y perro estén separados en todo instante por los mismos escasos centímetros. Si el pañuelo se mueve rápido, la golosina se aleja y el perro, al perderla, se para. Si se mueve lento, el perro alcanza el “bombón” y lo muerde. Todo está, pues, en dar con el ritmo justo, con la pulsación precisa, con la sincronización exacta. Si se consigue, el perro irá… por donde el pañuelo lo lleve.

En pocas palabras: el “torero” del pañuelo hace lo que quiere con el perro; lleva por donde quiere al perro; “manda” en él. Pero manda gracias al ritmo del “temple”. Porque cuando el pañuelo no “templa” hay parón… o mordedura. No hay “mando”. No hay “toreo”.

Y si del pañuelo blanco pasamos a la muleta roja o al capote bicolor y del perro al toro, nos hallaremos ante un fenómeno de idéntico trazo. El ansia de morder, en el perro, y de comear, en el toro, lanza a estos dos animales en persecución, con celosa ceguera, de una presa codiciada, que siempre llevan al alcance de su boca o de sus cuernos, pero que nunca logran alcanzar. Y es justamente ese instinto de cornear o de morder, hábilmente explotado por la técnica del “temple”, lo que hace que germine el “mando”, y, con el “mando”, el “toreo”.

La rotación

queda cerrada

Vemos, pues, que el “mando”, servido por el “temple”, hace posible la “quietud”. Pero aún falta algo; quizá lo más trascendente. Me refiero a la “quietud” en su proyección, no sobre las “suertes” aisladas, sino sobre las verónicas en serie unida, sobre los pases de muleta ensamblados en “faena” ligada.

Quiero decir que, para hacer una conjugación perfecta del verbo “parar”, no basta con estar quieto –con poder estar quieto, gracias al “mando”– mientras el toro “pasa”: es preciso poder mantener esa quietud… entre pase y pase. Y esto sólo se consigue rematando, a la perfección las suertes; dejando al toro, en cada remate, a la distancia justa para que, sin enmienda del torero, sea posible provocar la nueva embestida del toro.

Y ahora es cuando ya podemos decir que la trilogía torera ha completado su rotación.

El toreo, técnicamente, es quietud.

Quietud, mientras el toro pasa.

Quietud, entre pase y pase.

“Quietud”, que sirven los brazos, conjugando, con “temple”, el verbo “mandar”.

¡Y si todo esto lo aderezamos con el “duende” del “arte”, con la sal y la pimienta del “sentimiento” y de la “pasión”…!

© Luis Bollaín/1967. Publicado en El Ruedo, 28 de marzo de 1967.

El autor
Luis BOLLAÍN ROZALEM (1908-1989) notario de profesión, está reconocido como uno de los grandes aficionados y escritores del siglo XX. Emparentado directamente con el mundo ganadero de Colmenar Viejo, según confesó años mas tarde uno de sus hijos se trasladó a Sevilla “por Belmonte, porque por encima de todo mi padre era amigo de Belmonte”. Residenciado en la capital andaluza, su amistad con el Pasmo de Triana le permitió conocer de cerca de uno de los más grandes de todas las épocas; fruto de esta amistad fueron algunos de sus libros como “Los dos solos”, “La tauromaquia de Juan Belmonte” o “Los genios, de cerca. Belmonte, visto por un belmontista”. Conferenciante por toda la geografía taurina y colaborador en distintos medios informativos, donde llegó a ejercer como cronista taurino, escribió, entre otras obras, “El decálogo de la buena fiesta” y “El toreo”.

 


 

Opinión

Las Ventas evoluciona

Hemos pasado ya el ecuador del Mundial del Toreo, San Isidro. La plaza de Las Ventas en Madrid durante el mes de mayo se convierte en el epicentro taurino del mundo. Triunfar aquí puede significar despegar al estrellato taurino. ¿Cuáles son las claves para poder hacerlo? Esa es la pregunta con cientos de respuestas.

Plazas como Sevilla, por ejemplo, valoran las actuaciones de los toreros con mucho conocimiento taurino y sensibilidad; si un torero gusta en Sevilla, adquiere un aval de prestigio y categoría. Gustar en Sevilla es tan importante como triunfar en Madrid.

Las Ventas es sin duda la plaza más importante del mundo, triunfar es muy complicado, pues existen muchos factores en contra para el torero, el principal es el toro, no por su tamaño, sino porque con el objetivo de que el animal desarrolle ese volumen, muchas veces es sacado del fenotipo ideal para que tenga las hechuras correctas y armónicas para embestir.

El toro de Madrid es un toro serio, con edad y cuajo, es el principal aval para el torero. Veo con gusto que este San Isidro ha salido el toro con mejores hechuras que otros años, sin perder la soberbia seriedad de su trapío; ya no vemos el “elefantoro” que otros años pisaba el ruedo venteño. El 2016 ha marcado el regreso del buen criterio taurino para seleccionar al toro, materia prima fundamental de este espectáculo y eje de la fiesta brava.

Con esto los resultados están a la vista, un mayor número de toros ha embestido, permitiendo a los toreros cortar orejas y triunfar. Esto sólo acrecienta el porcentaje de posibilidades, pero para nada facilita las cosas.

El público para mí es el factor determinante del triunfo, ese monstruo de mil cabezas se comporta a veces de manera caprichosa. Sinodales de mirada lejana y actitud impredecible. No necesariamente hacerle las cosas bien a un toro con base en sus condiciones es factor de triunfo, el público debe de querer que tal torero triunfe; no a todos se les juzga de la misma manera. Se necesita, además de estar bien ante el toro (que ya tiene lo suyo), estar en el ánimo del público, al que le gustan ciertas formas de torear, de citar y de comportarse. Aquí está el gran secreto, lograr la combinación de hacerle las cosas bien al toro, con matices que gustan en esa plaza y que no siempre son lo que el toro necesita.

Hay casos como el de Roca Rey, que en un toro puso a todo el mundo de acuerdo por esa formidable facilidad de jugarse alegremente la vida, pisando terrenos que pocos en la historia logran con tal solvencia y naturalidad, lo cual me hace pensar que estamos ante uno de estos toreros de época.

Con gusto y respeto veo como Las Ventas se rindió frente el magisterio de Enrique Ponce, que ante dos toros imponentes en tamaño y de compleja lidia brilló con su enorme sapiencia y elegante madurez.
Las cuatro orejas del rejoneador Leonardo Hernández son también un reconocimiento a la entrega diaria, mes con mes y año con año de un torero de dinastía que ante dos toros buenos no dejó pasar la oportunidad de abrir la Puerta Grande y consolidarse en la élite del rejoneo.

Paco Ureña, torero de gesto triste, como de otra época, es ahora el consentido de Madrid. La pureza de sus formas y su entrega desmedida a su toreo le han permitido hacernos emocionar con la belleza de sus faenas, pagando con sangre y escalofriantes volteretas el sitio que hoy ostenta.

Madrid madura cada tarde. Madrid disfruta y se empieza a quitar los complejos de que “aquí sabemos tanto que no nos gusta nada”. La seriedad y exigencia no están peleadas con la sabiduría de una afición orgullosa de su feria, que defiende a muerte sus maneras y que juega un papel importante dentro de la sociedad española.

Bien por Madrid, bien por el toreo que se defiende hoy ante los absurdos ataques prohibicionistas, con la esencia de un espectáculo que tiene cientos de años arraigado en nuestra cultura.

Twitter: @rafaelcue

 


 

 

Desde el barrio: Cinismo político y mediático

Por: Paco Aguado | Opinión
Martes, 24 de Mayo del 2016 | Madrid, España

PACO AGUA

Durante la última semana, en España se ha hablado infinitamente más de la muerte de un toro que de la de un torero. Mientras el novillero Renato Motta, un chaval que apenas empezaba a rodarse en el toreo, perdía la vida por los encrespados caminos del Perú profundo sin que casi nadie le escribiera, la prensa española gastaba cantidades ingentes de videos, bites, decibelios y tinta en ocuparse del ya famoso Toro de la Vega.

Es tanta la obsesión de los animalistas y de los antitaurinos infiltrados en los medios por este antiguo torneo que llega a ser una rutina irritante. “El Toro de la Veerrrga”, seguro que, tirando de albur, le habrían llamado ya en México a un asunto que, siendo anecdótico, algunos están empeñados en hacer prioritario en esta España plagada de problemas políticos y económicos. Probablemente, por despistar.

El caso es que la semana pasada la Junta de Castilla y León decidió, en un tajante “café para todos”, eliminar la muerte pública de reses en todos los festejos populares que se celebren en su jurisdicción, intentando cínicamente quitarse de en medio el permanente acoso de los pelmazos antitaurinos cuando llega el mes de septiembre, acompañado de esa mala imagen que ofrece la sesgada interpretación que los medios hacen del vapuleado torneo medieval.

El responsable político justificó la medida alegando, más o menos, que para que las tradiciones continúen deben adaptarse a los tiempos, lo que no deja de ser una simpleza pero también una clara bajada de pantalones ante la presión animalista, que ha conseguido así una victoria muy buscada, por simbólica, en su carrera hacia la abolición absoluta de todo tipo de festejos taurinos.

No otra cosa fue lo que aseguró el Pacma (el partido animalista español) en la entusiasta nota de prensa que emitió tras proclamarse la medida, por si alguno de esos incautos taurinos, a los que no les importa este primer paso y desdeñan los festejos populares, podía tener alguna duda de las verdaderas intenciones de los abolicionistas.

Pero, como una cosa es predicar y otra dar trigo, que se dice en esa misma Castilla, ya veremos lo que sucede cuando llegue la hora de la verdad, esa en la que, sean cuales sean las normas que se traten de imponer, salga a las calles y a los campos de Tordesillas el serio toro elegido por todo un pueblo constantemente agredido y ofendido en su moral por esta ya larga persecución. Acuérdense de Fuenteovejuna, señores políticos.

La impresión que subyace también tras todo este asunto es que, de no estar en manos del Partido Socialista el ayuntamiento del famoso pueblo vallisoletano, los miembros del Partido Popular de la Junta de Castilla y León, esos que también dicen defender la fiesta de los toros, no se hubieran atrevido a dejar así a uno de sus alcaldes, a los pies de los caballos desbocados del antitaurinismo.

Y es que en esto de los toros, a pesar de las apariencias, la política sigue marcando el paso dependiendo de los más insospechados intereses y de revanchas sectarias, como ha sucedido durante los diez años en que los capitostes del Partido Popular madrileño se han negado a que Gregorio Sánchez tuviera su merecido homenaje en forma de azulejo en ese “hall of fame” a la talaverana que son los pasillos de Las Ventas.

Ha tenido que ser el nuevo equipo de gobierno del partido en Madrid, con un talante infinitamente más abierto y democrático, el que, a instancias del aficionado Maxi Pérez, que se ha dedicado a recoger firmas junto al director de cine Agustín Díaz Yanes, reconozca finalmente la soberbia trayectoria del torero toledano –nueve salidas a hombros y una encerrona con siete orejas, entre otras hazañas, le contemplan– en este coso… más allá de su conocida afinidad con el Partido Comunista de los años de plomo.

La lástima es que esa larga década de retraso –por mucho que digan que más vale tarde que nunca– han servido también para desgastar la salud del sobrio y poderoso torero de Santa Olalla, que no pudo así descubrir ese azulejo en el que además se le reconocen sus treinta años al frente de la Escuela Taurina de Madrid, que es algo de lo que algunos también parecen haber perdido la memoria.

Y entre ellos, salvo Uceda Leal, Luis Miguel Encabo y Alberto López Simón, todos aquellos toreros y banderilleros, algunos de mucha fama, que imperdonablemente faltaron a la cita con aquel del que aprendieron, como dijo la propia hija del homenajeado, que el toreo no es sólo una profesión sino una manera de ser, de sentir y de entender la vida.

La vida, y la muerte, habría que añadir. Como esa que no pudo evitar Renato Motta en las carreteras peruanas, mientras se desangraba por el camino por falta de medios, igual que agonizó Paquirri desde Pozoblanco a Córdoba, marcando los hitos de una diferencia temporal, geográfica y de desarrollo de treinta años entre España y el Perú.

Pero ni esa muerte, ni la presentida de El Pana, interesan lo más mínimo a la prensa generalista española, que nada destaca ni refleja de ellas en sus espacios. Parece que no quisieran que la realidad les estropeara otro demagógico titular en el culebrón de ese único Toro de la Vega que cada año muere alanceado a campo abierto para escándalo de los hipócritas y los cínicos.

 

 


 

La revolera

¡¡Qué toro y qué torero!!

Por Paco Mora
Más artículos de este autor

“Malagueño” de Alcurrucén y David Mora de Borox en una conjunción perfecta, que se da muy de tarde en tarde, han coincidido esta tarde en la Plaza de Toros de Las Ventas del Espíritu Santo de Madrid para pasar juntos a la historia grande del toreo. ¡Qué alegría de toro! “Malagueño” ha sido un regalo de los dioses para un torero que estuvo a punto de perder la vida en el mismo escenario. Todo el sufrimiento de dos largos años así como las dudas y las angustias de una recuperación lenta y dolorosa han quedado atrás ante la tarde gloriosa del toledano, que ha realizado con “Malagueño” la mejor faena de su vida.

Dios ayuda a los buenos cuando ellos se ayudan y David ha hecho un esfuerzo sobrehumano para recuperarse a sí mismo para el toreo. El sufrimiento le ha curtido, sin duda, y ha vuelto toreando con más temple y despaciosidad así como con una colocación y conocimiento de la lidia superiores a su época anterior a la cruel cornada que estuvo a punto de quitarle del toreo. A don Máximo García Padrós y a su equipo, a quienes debe su segunda oportunidad vital, brindó Mora el toro de su resurrección torera.

Difícilmente se da un entendimiento tan perfecto entre un torero y un toro que, de puro bravo, fiero y codicioso, ha sido una auténtica prueba de fuego para el torero que reaparecía en Madrid después de su calvario. David no se cansaba de mirar al cielo y de “halar con Dios”, y el Señor de los Cielos le ha respondido premiándole con “Malagueño”, uno de los toros más importantes que a uno le ha sido dado disfrutar en su ya larga vida de aficionado.

“Malagueño” merece una estatua de granito en la explanada de Las Ventas, para que la afición recuerde que, pese a tanto bovino bobalicón, sin fuerza ni fiereza, que llevan el aburrimiento a los tendidos, todavía quedan toros bravos de verdad que son capaces de dar espectáculo y lanzar hacia la cumbre del toreo a valientes capaces de aguantarles el tirón.

Ha habido en la corrida de esta tarde más toros interesantes de los hermanos Lozano, pero a algunos de ellos sus matadores no les han entendido las distancias e incluso han equivocado la colocación. Dos condiciones esenciales para poder con los toros encastados. Y los de hoy, salvo el lidiado en cuarto lugar, han tenido casta para dar y vender y no han permitido ni la distracción ni el bostezo.

 

MADRID.- HABLAN LOS PROTAGONISTAS

(Foto: Javier Arroyo)

David Mora: “Dios es muy grande, ha merecido la pena”

Sobre Malagueño, el toro de Alcurrucén premiado con la vuelta al ruedo, señaló: “El toro ha sido extraordinario”
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

David Mora era un hombre feliz. Emocionado y al borde de las lágrimas, el torero de Borox atendía a nuestros compañeros de Movistar Plus Toros tras cuajar una gran faena a Malagueño de Alcurrucén al que le cortó las dos orejas: “El toro ha sido extraordinario, ha tenido mucha prontitud. Dios es muy grande por haberme recompensado día a día. Ha merecido la pena”.

El toledano, tras abrir la puerta grande, rompía a llorar y añadía: “Ha sido un día muy feliz, el soñado, con muchas sensaciones; hoy las ha habido muy duras por todo lo que me ocurrió, se me han agolpado muchos recuerdos, pero todo ha salido como si fuera un sueño”.

 

 

 

 

Gente&Estilo – Gente

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, tarde de toros en Las Ventas

El diestro David Mora le ha brindado un toro al escritor

A.CALERO – AngieCaleroMadrid – 24/05/2016 a las 20:52:48h. – Act. a las 20:54:38h.

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler han acudido esta tarde a la plaza de toros de Las Ventas para disfrutar de la corrida protagonizada por Diego Urdiales, David Mora -que se ha llevado dos orejas- y Roca Rey, que ha recibido una gran ovación. Desde la barrera de sombra, la pareja ha disfrutado de la corrida con atención y se les ha visto compartiendo confidencias. Para más protagonismo de la pareja durante la corrida, el diestro David Mora le brindó un toro al escritor.

Después de recorrer las Américas y de acudir el pasado sábado a la cena de gala que ofreció el embajador de EEUU en España, James Costos -para celebrar el 52 cumpleaños de su pareja, Michael Smith-, la tarde de ocio que han pasado hoy no hace más que constatar la buena sintonía que existe entre ellos.

Así, Preysler y Vargas Llosa recuperan su agenda de ocio capitalina después de recorrer durante más de un mes Latinoamérica, donde el Premio Nobel ha presentado su nuevo libro «Cinco Esquinas» y ha atendido numerosos compromisos profesionales, además de sendos homenajes por su 80 cumpleaños.

Cuando retome la agenda profesional, Preysler deberá contar lo que «¡Hola!» publicó la semana pasada. La revista de cabecera de la «Reina de corazones» informó de que el escritor ya le ha pedido a Preysler que se case con ella. Sin embargo, la socialite parece haberle dicho que no, afirmando que le gusta su situación actual. Mientras la pareja se encontraba en Argentina bailando un tango, Tamara Falcó y Ana Boyer volvían a los «photocalls». Justo un día después de que «¡Hola!» publicase esta noticia, la hija de Preysler y Miguel Boyer afirmó no saber nada sobre ese compromiso, ni mucho menos sobre el anillo que Vargas Llosa le habría regalado a su madre.

Con su vuelta a España, es cuestión de tiempo que Preysler acuda a algún evento y hable sobre todo lo acontecido.

 

 


 

 

“La cornada va bien aunque la recuperación es bastante lenta”

Luis David Adame pasó consulta con el doctor Máximo García Padrós, quien evaluó el estado de la herida que sufrió el novillero mexicano el pasado 16 de mayo
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

Luis David Adame pasó revisión médica con el doctor Máximo García Padrós, Cirujano Jefe de la plaza de toros de Las Ventas, por la cornada sufrida el pasado 16 de mayo en la Monumental madrileña. “La cornada va bien aunque la recuperación es bastante lenta ya que es una cicatriz muy grande y para que quede al cien por cien necesita mucho tiempo y reposo”, comentó el espada mexicano.

Luis David Adame, que no pudo cumplir con su segundo compromiso en la Feria de San Isidro, espera volver lo antes posible a los ruedos. “A lo mejor, en unos quince o veinte días puedo estar ya al cien por cien”.

Cabe recordar que el novillero azteca sufrió una herida en la pierna izquierda de “30 centímetros que produjo destrozos en músculo tibial anterior alcanzando borde anterior de meseta tibial externa, y otra de 25 centímetros en cara externa de la misma pierna que produjo destrozos en músculos peroneos y alcanza cabeza de peroné, contusionando nervio ciático poplíteo externo”.

 

 

 


 

 

EDITORIAL

Argumentos para decir la verdad

24/05/2016 13:01
La perversión sobre los dineros públicos invertidos en la Tauromaquia es, aún, el déficit comunicativo del sector frente a la opinión pública. No hemos sabido decirle al madrileño y al español que, en Madrid capital, la aportación económica del Ayuntamiento fue y es de cero euros

No merece la pena ni parece lógico o semi-inteligente, argumentar o excusar la subvención de 0 euros por parte del Ayuntamiento. Y sin embargo se habla de ello, fruto sin duda de una mitomanía o insistencia en la mentira, que aún no sabemos gestionar con la realidad

La CAM debería de dejar claro al público y al madrileño lo contrario que Carmena. Que la Tauromaquia es un gran negocio para el ciudadano. Que aporta a los presupuestos un ingreso sustancial (sólo en arrendamiento anual 3.400.000 euros)

Argumentos para decir la verdad I MUNDOTORO
MUNDOTORO > Madrid

La perversión sobre los dineros públicos invertidos en la Tauromaquia es, aún, el déficit comunicativo del sector frente a la opinión pública. No hemos sabido decirle al madrileño y al español que, en Madrid capital, la aportación económica del Ayuntamiento fue y es de cero euros. Sus ingresos, sin embargo, se suceden a partir de los 55 millones de euros de facturaciones extramuros de la plaza de Las Ventas generados durante la feria de San Isidro. Sin acudir a la demagogia, el ciudadano de Madrid desconoce sin duda que la benefactora Carmena subvenciona con 1.000.000 de euros la Gala de la IIFA ( International Indian Film Academy), que se está celebrando en estos días en la ciudad. Se trata de la entrega de los Oscar ‘indios’ de Bollywood, escrito con b de vaca, que en la India, al ser sagradas es con b.
Luego de esta anécdota de un millón que nos permite la licencia humorística de la vaca, regresamos a las comparativas discriminatorias respecto al toro. Sin populismo y con datos oficiales. El Ayuntamiento subvenciona con 60.000 euros al deporte más popular de los madrileños, que como se sabe es el Badminton, dona 588.609 euros a La Rueca, o le concede 50.00 euros a la S.L. La Fábrica más Cultural, o varios millones a asociaciones de barrios para comprar sus votos, que ahora se llama así. Subvencionar para que (su) pueblo pueda democratizar la democracia en una participación similar en intención y número de activistas al famoso partido Liberacionista (La Vida de Brian, Monty Python 1979), que se reunían para debatir cuándo reunirse de nuevo. No es literatura, es una evidencia.

Cierto es que, en asunto de partidas presupuestarias cabe cualquier excusa o argumento, excepto en materia de Tauromaquia. No merece la pena ni parece lógico o semi-inteligente, argumentar o excusar la subvención de 0 euros por parte del Ayuntamiento. Y sin embargo se habla de ello, fruto sin duda de una mitomanía o insistencia en la mentira, que aún no sabemos gestionar con la realidad. El origen de esta mitomanía que da por cierto lo falso, data de los años 80, cuando arranca la estructura y estrategia animalista en España.

Una realidad que cifra en 393.429 euros la ‘Inversión Real’ (epígrafe textual de los Presupuestos de la Comunidad de Madrid 2016) de la CAM en tauromaquia. Eso dicen los presupuestos actuales, sin que se detalle que se subvenciona, cuestión que no se duda. Esa es la cifra cierta, ya que, de los 960.437 euros en la Partida de Gastos del Centro de Asuntos Taurinos (gastos del Centro, no de la Tauromaquia, que quede claro al público) 407.899 euros corresponden a gastos de personal y 133.000 a Bienes y Servicios. Son números de los actuales Presupuestos. Pero quede en evidencia la diferencia contable entre casi el casi un millón que la mitomanía o leyenda de mentira con certificado de verdad que dice se nos subvenciona en Madrid, con los 394.000 euros de ‘Inversión Real’. Que no sería moco de pavo si no obviáramos una cifra secuestrada a la opinión pública y al madrileño con un celo carcelario propio del Gulag: casi 3.400.000 euros por año sólo de canon de arrendamiento anual.

Al respecto de estas cifras, se desconocen las causas objetivas: dos hechos contradictorios social y políticamente. Que Carmena mienta o consienta la mentira sobre la mitomanía de la subvención es inversamente proporcional (en ideología, afecto y deseos de fomento) a que, desde la CAM se haga lo mismo. Desde un punto de vista (no de verdad numérica o contable) exclusivamente de rentabilidad política y de afinidad social, la CAM debería de dejar claro al público y al madrileño lo contrario que Carmena. Que la Tauromaquia es un gran negocio para el ciudadano. Que aporta a los presupuestos un ingreso sustancial (sólo en arrendamiento anual 3.400.000 euros) y que, de esta cantidad, se extrae una parte no muy grande (sobre el 17% respecto al canon) para reinvertir en un muy buen negocio para los madrileños.

Insistimos que, en lógica de afinidad y fidelidad social, éste habría de ser el discurso del equipo de Cristina Cifuentes. No sólo estaría diciendo la verdad, sino que estaría llamando mentirosa a la alcaldesa Carmena. Por arte extraño o cábalas no descifrables o quien sepa que, esto no sólo no sucede, sino que, cuando se expresa así de claro a la opinión pública y al madrileño, la propia CAM se siente aludida en negativo como si estuviera coludida, o con Carmena (no es creíble) o quien no desea que la Tauromaquia llegue al ciudadano liberada de la mitomanía falsaria de décadas.
Y no digamos las reacciones que este medio ha sufrido desde hace mas de una década (el mismo tiempo en el que hemos insistido en éstos y otros argumentos sobre el exceso de intervencionismo administrativo, económico y de imagen por parte de las Administraciones) cuando afirmamos cosa cierta como que la mayoría de las remodelaciones y mantenimiento de este coso es a costa de la empresa gestora; cuando, al ser Monumento Histórico, la lógica constitucional/cultural/obligación legal/ejecución administrativa, dice que tal patrimonio lo ha de ser a costa del bolsillo de su propietaria.

Mundotoro escribe todo esto por obligación periodística, que, afortunadamente, esta vez coincide al ciento por ciento con la lealtad a la Tauromaquia, a sus gentes, que son votantes (son votantes, sí) y con la defensa de los intereses públicos y del público y aficionado. Incluso, esta vez, todo ello coincide, además, con los intereses políticos, sociales y económicos de la Comunidad de Madrid. Quizá no coincide tanto con los asesores públicos que han mal asesorado a la actual presidenta y a la anterior, respecto a qué hacer y cómo bien gestionar la Tauromaquia en Madrid. Porque sabemos que, hoy por hoy, el sector en pleno, la nueva Fundación por la Tauromaquia, el aficionado y el público y el votante, coinciden con todos estos escritos. Porque son ciertos e irrefutables.

A partir de aquí, que cada cual sea responsable de lo que haga con el toreo en Las Ventas. Porque, afortunadamente, ya no es como antaño. Ahora sí estamos unidos. Ya no enseñamos los tirantes a esta mitomanía que le dice a la opinión pública que vivimos a expensas de las subvenciones. Mentira. Nosotros somos los que subvencionamos. Y exigimos que nuestros políticos votados lo afirmen para estar al lado de la verdad y al lado de su gente.

 


 

 

ACTUALIDAD La Unión vota el próximo 7 de junio

Carlos Núñez, único candidato en la UCTL

24/05/2016 14:19

Carlos Núñez encabeza la única lista presentada

La Unión de Criadores de Toros de Lidia vota el 7 de junio

Elecciones en la UCTL I MUNDOTORO
MUNDOTORO > Madrid

La Junta Electoral de la Unión de Criadores de Toros de Lidia ha efectuado la revisión y proclamación de las candidaturas presentadas a las elecciones convocadas el 22 de abril de 2016, cuya votación tendrá lugar el día 7 de junio, y ha proclamado la única candidatura presentada de D. Carlos Núñez Dujat des Allymes con los siguientes componentes de lista:
Presidente: D. Carlos Núñez Dujat des Allymes
Vicepresidente: D. Julio Pérez-Tabernero Población
Tesorero: D. José Luis Iniesta Vázquez
Vocal: D. Fernando Sampedro Abascal
Vocal: D. Iñigo Sánchez-Urbina Chamorro
Vocal: D. Antonio Bañuelos García
Vocal: D. Juan Pedro Domecq Morenés
Vocal: D. Joaquim Vasconcellos e Sa Grave
Vocal: D. Fermín Bohórquez Domecq
Vocal suplente: Dña. Lucía Núñez Álvarez
Vocal Suplente: D. Jerónimo Astolfi Ramírez
Interventor: D. Fernando Bautista Sagües
Los asociados de la UCTL están citados el martes, 7 de junio, para la votación de la candidatura en Asamblea Extraordinaria Electoral.

 


 
Actualidad


Álvaro Domecq, próximo invitado al Excmo. Club Taurino de Bilbao

Alfredo Casas moderará el coloquio.
Por Redacción
Martes 24 de mayo de 2016, 20:42h

Entidad activa el Excmo. Club Taurino de Bilbao, que continúa organizando interesantes coloquios con profesionales del mundo del toro. En esta ocasión, anuncia a Álvaro Domecq para el lunes 30 de mayo, en un acto moderado por el periodista Alfredo Casas.

Como es habitual, todos los aficionados que lo deseen podrán asistir de manera gratuita hasta completar el aforo de la sede del Club.

 








 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: