Breves Noticias Taurinas

25 Abr

 

 

 

Suspenden por lluvia la corrida en Monterrey

Por: Redacción | Foto: Prensa ETMSA
Viernes, 22 de Abril del 2016 | México, D.F.

“Debido al mal clima con lluvias torrenciales y granizo que predominó el día de hoy en la ciudad de Monterrey, y después de haber revisado y analizado las condiciones del ruedo de la plaza, se llegó a la determinación en común acuerdo por parte de matadores, sus apoderados y el juez de plaza, de suspender la corrida que hoy se llevaría a cabo a partir de las 20:00 horas. El reembolso de los boletos será a partir del lunes 25 al miércoles 27 de abril en las taquillas de la plaza en sus horarios habituales.”

De esta forma se quedan sin torear los matadores mexicanos Rodolfo Rodríguez “El Pana” e Ignacio Garibay, así como los españoles Diego Urdiales y Alejandro Talavante, con un encierro de San Miguel de Mimihuápam.

 

 

Roca Rey da la única vuelta en AGS (video)

Por: Juan Antonio de Labra | Foto: Landín-Miranda
Viernes, 22 de Abril del 2016 | Aguascalientes, Ags.

Aguascalientes, Ags.- Plaza Monumental. Segunda corrida de feria. Más de tres cuartos de entrada (unas 13 mil personas) en tarde de temperatura agradable, con algunas ráfagas de viento. Seis toros de San Miguel de Mimiahuápam, desiguales en presentación y de poco juego en su conjunto. Pesos: 483, 521, 508, 506, 511 y 513 kilos.
Juan Pablo Sánchez (nazareno y oro): Ovación y silencio.

Diego Silveti (negro y oro): Palmas y silencio.

Roca Rey (canela y oro): Silencio y vuelta.

Incidencias: Destacó en banderillas el aspirante Daniel Cauich.

 

 

Mendoza e Ibelles destacan en “Cinco Villas”

Por: Redacción | Foto: Checo Hidalgo
Sábado, 23 de Abril del 2016 | México, D.F.

Santiago Cuautlalpan, Méx.- Cortijo “Cinco Villas”. Festejo sin picadores. Novillos de San Maximiano, de juego desigual.

José Mari Mendoza: Vuelta con petición de oreja.

Tato Loaiza: Silencio.

Gerardo Cruz: Silencio

Jorge Esparza: Palmas.

Sebastián Ibelles: Vuelta

Joel Castañeda: Palmas.

 

 

Dos orejas para Roca Rey en Morelia

Por: Redacción | Foto: Arjona
Sábado, 23 de Abril del 2016 | México, D.F.

Morelia, Mich.- Palacio del Arte. Lleno, en tarde de buen ambiente. Dos toros de Fernando de la Mora, para rejones, desiguales en presentación y juego. Cinco de Pablo Moreno (el 7o. lidiado como regalo), buenos en general.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y palmas.

Diego Silveti: Palmas en su lote.

Roca Rey: Palmas, silencio y dos orejas en el de regalo.

Los Recortadores Españoles fueron muy ovacionados tras realizar sus diferentes suertes de quiebros, recortes y saltos.

 

 

Esforzado triunfo de Arturo Saldívar (video)

Por: Jorge Raúl Nacif | Foto: Emilio Méndez
Sábado, 23 de Abril del 2016 | Aguascalientes, Ags.

Aguascalientes, Ags.- Plaza Monumental. Tercera corrida de la Feria de San Marcos. Más de tres cuartos de entrada (unas 13 mil personas) en tarde calurosa, con algunas ráfagas de viento. Un toro de Bernaldo de Quirós (1o.), para rejones, sin demasiado fuelle; seis de Montecristo, desiguales en presentación y descastados en su conjunto, a los que se les picó muy poco, y uno de El Junco (8o.), lidiado como regalo, manejable. Pesos: 488, 495, 535, 518, 527, 535 y 543 kilos.

El rejoneador Emiliano Gamero: Palmas y vuelta.

Alejandro Talavante (ostión y oro): Silencio en su lote.

Octavio García “El Payo” (canela y oro): Oreja y silencio.

Arturo Saldívar (turquesa y oro): Oreja y dos orejas.

 

 

Rotundo triunfo de Valadez en la matinal (video)

Por: Adrián Sánchez | Foto: Landín-Miranda
Domingo, 24 de Abril del 2016 | México, D.F.

Aguascalientes, Ags.- Plaza “San Marcos”. Un cuarto de entrada, en mediodía caluroso. Ocho novillos de Marco Garfias, correctos de presentación y de juego desigual.

Diego Emilio: Ovación y oreja.

Andrés Manrique: Ovación y silencio.

Leo Valadez: Dos orejas y palmas.

Andy Younes: Palmas y silencio.

 

 

Joselito Adame sale a hombros en Pachuca

Por: César Montes | Foto: Sergio Hidalgo
Domingo, 24 de Abril del 2016 | Pachuca, Hgo.

Pachuca, Hgo.- Plaza “Vicente Segura”. Entrada lleno. Seis toros de Torreón de Cañas (7o. y 8o. lidiados como regalo), bien presentados y de variado juego, entre los que destacó el 7o., que fue premiado con arrastre lento. Dos de Fernando de la Mora, para rejones, de buena presencia y de buen juego el 1o. Pesos: 500, 520, 510, 535, 570, 518, 520, 525 kilos.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio en su lote.

Joselito Adame (grosella y oro): Silencio, vuelta y dos orejas en el de regalo.

Andrés Roca Rey (verde limón y oro): Vuelta, silencio y oreja en el de regalo.

 

 

La reconciliación con el arte de Morante (video)

Por: Juan Antonio de Labra | Foto: Landín-Miranda
Domingo, 24 de Abril del 2016 | México, D.F.

Aguascalientes, Ags.- Plaza “San Marcos”. Cuarta corrida de feria. Casi tres cuartos de entrada (unos 11 mil aficionados) en tarde calurosa. Siete toros de Teófilo Gómez (el 7o., como regalo), chicos y descastados en su conjunto, de entre los que destacó el 1o. Pesos: 502, 492, 504, 481, 505, 535 y 511 kilos.

Eulalio López “Zotoluco” (negro y oro): Ovación y oreja.

Morante de la Puebla (negro y oro): Silencio, palmas y oreja en el de regalo.

Diego Silveti (palo de rosa): Silencio en su lote.

Incidencias: Destacaron en banderillas Cristian Sánchez y Gustavo Campos, que saludaron.

 

 


 

 

¿La fiesta en Paz?

Los aniversarios de José San Martín, hacedor de toreros y promotor de sueños

Leonardo Páez
En mi juventud tuve la ilusión de llegar a ser figura del toreo, si no lo logré trato de que otros lo logren a través de mi apoyo. Esta labor la disfruto tanto como si fuera yo el que avanzara y se forjara nuevas ilusiones. Hago mi labor y les doy seguimiento a los muchachos hasta donde me es posible, después el sistema taurino es el que les marca derroteros, comienza el empresario, apoderado y promotor de vocaciones José San Martín, quien este año celebra dos aniversarios: 40 años de haber iniciado la Feria Nacional del Novillero y 15 años de impulsar su concepto taurino Fiesta Futura, con un trabajo que trasciende más que las recompensas y los reconocimientos.

“Por la Feria Nacional del Novillero –agrega San Martín– han desfilado decenas de muchachos, todos con afición, unos con más cualidades y carácter que otros. Por citar a algunos, Zotoluco, Mauri- cio Portillo o Manolo Sánchez. Posteriormente Ignacio Garibay, José I. Ortiz, Israel Té- llez, Guillermo Martínez, Aldo Orozco o Juan Luis Silis, la lista es interminable. Actuaron en plazas importantes como Guadalajara, Aguascalientes, San Luis Potosí o Morelia, con el patrocinio de una empresa cigarrera y de Telmex después.

“Fiesta Futura arrancó en Salvatierra, Guanajuato, en mayo de 2001 en la plaza La Macarena, joya arquitectónica hoy desaprovechada, con los entonces casi niños Paty Gómez Vega, a caballo, Pepe López, Hilda Tenorio y Joselito Adame, y reses de El Cuadrado, de don Ignacio García Villaseñor. Más adelante se integraron Juanito Chávez, Pepe Murillo, Fermín Rivera, Jorge Delijorge y otros. De nuevo pudimos recorrer las plazas más importantes llegando incluso a la Plaza México, donde los chamacos protagonizaron tardes inolvidables.

“La gente acudía en familia y se emocionaba hasta las lágrimas con la entrega y torería de los alternantes, que cortaron orejas. Joselito Adame estuvo conmigo tres años, luego pudo irse a la Escuela de Madrid y tras incontables sacrificios llegar al sitio que hoy ocupa, gracias a su afición desmedida y a su celo torero. Otros se han ido rezagando, supusieron que ya habían llegado o de plano descreyeron de sus sueños.

“Hilda Tenorio es todo un caso –prosigue Pepe–, uno incomprensible en lo que se refiere al cabal aprovechamiento de sus cualidades toreras por parte del medio taurino. Triunfadora de la Plaza México y de muchos otros cosos, parte de sus seis años de alternativa se los ha pasado convaleciendo por lesiones de rodilla, luego se le ha encasillado en carteles femeninos y por último, apenas si se ha apreciado su valor más allá del género, su inteligencia y su variado repertorio de suertes.

“Gesta de Hilda sin precedente en la historia del toreo es la de su encerrona con seis toros de Brito el próximo domingo 15 de mayo en la plaza de Tepotzotlán, estado de México. Será una llamada de atención, un grito al medio taurino para que esta gran torera mexicana no se pierda. ¿Por qué en Tepotzotlán? Porque allí inicié en 1980 la primera feria de categoría que tuvo esa histórica población con Manolo Martínez, Eloy Cavazos, Miguel Espinosa y toros de El Romeral, en el primer cartel.

Otro proyecto que estoy desarrollando es Al Rescate de un Torero, para tratar de encauzar la carrera de algunos buenos prospectos que anduvieron en las otras etapas y que por diversos motivos no han acabado de cuajar, concluye el incansable José San Martín.

 


 

Llegó el lunes de Nuestra cita es en a las 11 p.m.

 

 


 

Tauromaquia: Rodolfo Gaona en abril

Por: Horacio Reiba | Opinión
Lunes, 25 de Abril del 2016 | Puebla, Pue.

El 20 de mayo de 1975, cuando falleció, la vida de Rodolfo Gaona había transitado ya por 87 abriles, nacido que fue un 22 de enero de 1888 en el corazón del bajío mexicano, la industriosa y todavía pequeña, provinciana, ciudad de León. En aquel su último día debe haber cruzado como un relámpago por la mente de Gaona, cansada pero todavía lúcida, el enjuto rostro de Ojitos, Saturnino Frutos, su mentor, banderillero de Frascuelo traído a nuestro país por Ponciano Díaz, aquel bigotudo eslabón entre el toreo campirano a la mexicana, herencia del jaripeo y la charrería, y el que tímidamente paseó Bernardo Gaviño por los cosos a medio hacer de un México oscilante entre el despotismo atrabiliario y atroz de Antonio López de Santa Anna, y la dictadura presuntamente ilustrada de Porfirio Díaz.

Cuando, años más tarde, un joven Gaona le hizo un malhadado brindis en El Toreo a Victoriano Huerta, conocido como El Chacal, que había asesinado al presidente Madero y sus colaboradores cercanos para instaurar un fugaz y sangriento gobierno de facto, empezó a tomar forma la suspensión de las corridas decretada en 1916 por Venustiano Carranza, presidente constitucionalista y cabeza de la revolución triunfante. Tío abuelo, por cierto, de un tal Manuel Martínez Ancira, más conocido como Manolo Martínez.

Martínez sería el último torero que el viejo Gaona, instalado en su leyenda de primera gran figura mexicana, admiró públicamente (“Mirando a éste todos los demás nos parecen feos”, se le oyó decir durante la cena en que le entregó a Manolo el Azteca de Bronce al triunfador de la feria de verano de 1967 en El Toreo de Cuatro Caminos). Poco sociable por naturaleza, el antiguo Califa de León siempre midió mucho sus palabras cuando de opinar sobre diestros posteriores a su tiempo se trataba; que se sepa, únicamente llegaron a impresionarle Lorenzo Garza, identificado por él como el narizón, y el cara de vaca de Silverio.
Se sabe que admiró también el arte de El Calesero. Y cuando Paco Camino le brindó un toro de regalo –el célebre “Novato” de Mariano Ramírez—en una de las poquísimas corridas a que se dignara asistir (27-01-63), enfatizó que “es imposible torear mejor”. En cambio, su paso como empresario de El Toreo de la Condesa quedó empañado por la precipitación con que le firmó la alternativa a Carmelo Pérez, en 1929, guiado, según los corrillos de la época, por el perverso afán de enfrentar con toros ya cuajados al novillero sensación, señalado por muchos a opacar su leyenda. “Michín” terminaría por robustecer esa versión, alejando para siempre a Gaona del negocio taurino.

Pero muchas cosas ocurrieron antes con Rodolfo Gaona. Y vinculadas al mes de abril algunas de las más importantes.

La faena de Sevilla

El propio Gaona, en sus memorias, redactadas por Carlos Quirós “Monosabio” (Mis veinte años de torero, 1925), consideraría como su “faena ideal” la que le hizo a “Desesperado”, de Gregorio Campos, tercero de la tarde del 21 de abril de 1912, en Sevilla. Más interesante que la mera referencia es el vívido relato del torero, altamente ilustrativo por cuanto revela acerca de la faena de muleta considerada como “clásica” desde la perspectiva decimonónica que Ojitos transmitió a Rodolfo, quien nos proporciona así, veladamente, su versión idealizada del paradigma de la lidia típico de finales del siglo XIX y principios del XX, en plena evolución hacia unos usos de mayor ajuste y armonía que ya anticipaban el estilo y la estética del leonés:

“Esa tarde del 21 de abril realicé la mejor faena de mi vida. Fue en mi primer toro, que era bravísimo…lo cambié de rodillas, lo toreé por verónicas y gaoneras de modo superior. Le hice tres o cuatro quites distintos, porque el toro peleó magníficamente en varas. Y tomé las banderillas y le colgué cuatro pares en las péndolas. Todo dentro de una constante ovación. La faena de muleta fue breve y artística: quince muletazos magistrales, solo, derecho y toreando con los brazos, y lo tiré patas arriba de una estocada sin puntilla (…) fue una brega redonda: todo me salió de maravilla (…) nos juntamos los dos elementos: el toro y el torero, sin cuya reunión no puede hacerse nada perfecto (…) Aquella fue una faena seria. Sin arrodillamientos. Sin molinetes, ni cogerse de los pitones. Nada: toreo clásico, del que yo sabía y del que yo sólo ejecutaba por entonces, porque Fuentes ya apenas toreaba. Los pases fueron ligados todos, en el terreno que yo quise y haciendo del toro lo que me dio la gana” (Mis veinte años… pp 151-153).

Aquella corrida era la cuarta y última de la feria de abril de 1912 y existen testimonios posteriores, tanto de cronistas como de buenos aficionados sevillanos, presentes esa tarde en La Maestranza, que acreditan la grandeza de la faena del leonés, para la que llegó a pedirse la oreja, trofeo cuyo otorgamiento prohibía expresamente el reglamento local. Componían el cartel Enrique Vargas “Minuto”, Rafael Gómez “El Gallo” y Rodolfo Gaona con toros de Gregorio Campos.

La despedida

El capítulo final de la carrera en los ruedos de Rodolfo Gaona llegó también en abril, el domingo 12 de 1925. Con ella se cerraba uno de los capítulos más apasionantes de la tauromaquia en nuestro país. Mientras en León, las campanas tocaban a rebato, Rodolfo Gaona Jiménez, el hombre que, según José Alameda, universalizó lo que los españoles habían considerado hasta entonces su fiesta nacional, mató en El Toreo de la capital mexicana, el desaparecido coso de la colonia Condesa, el último toro de su vida, un berrendo alto de agujas y de afilada cornamenta procedente de San Diego de los Padres, que se llamó “Azucarero” y realmente lo fue, dada su dulzura de estilo. Alternando con el español Rafael Rubio “Rodalito”, el diestro nacido en el corazón del bajío mexicano un 22 de enero de 1888 había lidiado sin demasiado lucimiento tres poco propicios astados de Piedras Negras, lo que lo movió a anunciar ese sobrero que, al honrar su toluqueña divisa, iba a permitirle a Gaona marcharse de los ruedos en un clima de apoteosis, a tono con la trascendencia de su figura y de su carrera.

La filmación de aquella faena, así como los prolegómenos de la corrida, con el torero vistiéndose de luces y otras escenas de la lidia, recorrió los cines de la república, mostrando el arte del leonés a multitudes que acaso nunca habían presenciado una corrida. Es lástima que lo que actualmente se conserva –puede localizarse en youtube– sea una versión recortada de Gaona con “Azucarero”, aun así suficientemente explícita de los tres tercios de la lidia y de la extraordinaria maestría y personalidad del legendario artista. Subraya, además, uno de los poquísimos adioses definitivos de la historia, pues sabido es que los toreros, figuras o no, son muy dados a reaparecer al cabo de cierto tiempo.

Gaona, jamás.

 


 

 

Morante con Alejandro Fernández unen al Toreo y La Música a través de la literatura de Bergamín

24 de abril de 2016/Suertematador.com

Tan auténtico como el toreo del diestro de la Puebla, auténtica fue la entrega del reconocimiento que Morante hizo al “Potrillo ”, como le llaman cariñosamente a Alejandro Fernández. De escenario, lo más mexicano posible, un palenque a reventar, en plena Feria de Aguascalientes, que esperaba con ansias el concierto de uno de los ídolos del país, que tardaba en salir porque en el interior de su camerino estaba hablando de literatura taurina con Morante de la Puebla. Y así fue, instantes antes de salir a escena, Alejandro Fernández, un icono de la música mexicana a nivel mundial, invitó al diestro a compartir con él, uno de los momentos más íntimos que puede tener un artista: los momentos previos a su actuación. Momentos en los que el torero entregó al cantante, un ejemplar de lujo de la obra taurina de José Bergamín, “El Arte de Birlibirloque”. Al momento de la entrega, Morante explicó a Fernández la importancia que ha tenido para él el libro y el motivo por el cual otorga la distinción de “El Birlibirloquesco de Honor” a personalidades ilustres, en cada rincón donde torea. El Potrillo, que escuchó atento cada palabra de Morante, prometió no sólo leerlo, sino volverse más asiduo en las plazas de toros, sobre todo en las tardes que torea Morante de la Puebla.

 


 

 

Sortean los de los Encinos para el mano a mano

Por: Jorge Raúl Nacif | Foto: Landín-Miranda
Lunes, 25 de Abril del 2016 | México, D.F.

Alrededor de las 14:00 horas, en los patios de la Monumental de Aguascalientes, se llevó a cabo el sorteo de los seis toros de Los Encinos que saltarán al ruedo para el mano a mano entre el madrileño Julián López “El Juli” y Joselito Adame, dentro del Día de San Marcos.
Los toros aparecerán en el ruedo de la siguiente manera:

No. 33, “Gabo” con 482 kilos. (El Juli).

No. 34, “Caramelo” con 508 kilos. (Joselito Adame).

No. 27, “Blanquito” con 508 kilos. (El Juli).

No. 15, “Renato” con 488 kilos. (Joselito Adame).

No. 12, “Pelón” con 481 kilos. (El Juli).

No. 41, “Pato” con 498 kilos. (Joselito Adame).

Peso promedio: 494 kilos

Sobrero:

No. 63, “Alí” con 486 kilos. (Los Encinos)

 


 

 

ANDRÉS CALAMARO, EN ABC

“Los detractores de los toros responden a una pereza intelectual aguda, agresiva y terminal”

El cantante argentino defiende de nuevo el toreo: “La tauromaquia no es maltrato de animales, ni asesinato, ni tortura. La tauromaquia es compás, es valor y es respeto por el medio ambiente y por el toro”
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

El cantante Andrés Calamaro publicó el pasado fin de semana en el diario ABC un interesantísimo artículo de opinión en el que, una vez más, defendió sin tapujos la Tauromaquia. En el texto, titulado “El reich animalista”, el músico argentino afirma: “La tauromaquia no es maltrato de animales, ni asesinato, ni tortura. La tauromaquia es compás, es valor y es respeto por el medio ambiente y por el toro. Es ecológica y sostiene una tradición ganadera ejemplar. Es cultura benigna, porque es la costumbre de las letras de Lorca, de la tinta china de Picasso, de los libros de Hemingway”.

Asimismo, subraya que los detractores de los toros “responden a una pereza intelectual aguda, agresiva y terminal” y recuerda: “Mientras la humanidad acorrala el hábitat de los animales silvestres construyendo ciudades, caminos, y fomentando cambios climáticos, la tauromaquia protege la ecología sostenible del campo bravo (…) El Reich animalista se considera además a sí mismo el protagonista permanente de una buena acción solidaria”.

El artículo completo dice así:

Es complicado entender por qué tanta gente odia (literalmente) a los aficionados taurinos, toreros, banderilleros y otras profesiones relacionadas con el mundo del toro. Yo no creo que responda a cuestiones humanitarias, porque un buen número de estos individuos se permiten pensamientos sanguinarios: odiar y -como quien no quiere la cosa- andar pregonando que aficionados y toreros merecemos todo tipo de castigo divino, incluso cierta clase de empalamiento horrible.

Supongo que no desean a los cocineros una muerte terrible, hervidos en agua caliente o calcinados sus cuerpos a la parrilla ni al calor de los fogones; y este no es un detalle menor, porque España y el mundo están sembrados de restaurantes donde se guardan refrigerados -para ser espléndidamente comidos- un importante número de restos de animales mamíferos y pescados. Sin embargo la gastronomía, que involucra permanentes escenas de matanza y descuartizamiento, está muy bien vista. El auge de su prestigio incluso deja en evidencia una cierta pereza (u holganza) intelectual interesante.

Habitamos en un mundo que da la espalda a la lectura en beneficio de la televisión. Un mundo que ignora la pintura y la escultura en favor de los deportes televisados o el consumo frívolo; que olvida la ópera y el teatro, pero vive absorto ante una pequeña pantalla portátil (entre otros muchos ejemplos diarios de lo que es la vida moderna). Es un mundo que fácilmente se entrega a una corrección política entre comillas y para haraganes; que puede permitirse el «factor desprecio», el odio inquisitorial, una tormenta de opiniones irresponsables y reaccionarias, de deseos imperdonables. También se permiten mirar a otro lado mientras el mundo se desangra en una desigualdad inestable, que mata de hambre en las guerras o en las paupérrimas barcas del exilio forzado: se permiten demasiado y, al mismo tiempo, demasiado poco.

Creo no equivocarme si considero que este fenómeno no es más que ignorancia desatada, incluso en ámbitos universitarios afines a la intolerante abolición. El Reich animalista se considera además a sí mismo el protagonista permanente de una buena acción solidaria, curiosamente humanista o rabiosamente animal. Sin embargo, desnuda un bestialismo intolerante, una profunda pereza intelectual y un peligroso desapego por la sensibilidad correcta, por la vida satisfactoria y la natural tolerancia que impone la convivencia. Exhibe un desorden de valores altamente temerario, o francamente ridículo.

Es frecuente invocar la excusa de la legalidad moral de la matanza alimentaria apelando a que «sirve para alimentarse». Servidor duda que las langostas (cocidas vivas en agua hervida), el caviar o el faisán -o mismamente los vacunos sacrificados- estén alimentando a un mundo hambriento. Desde hace siglos la mayoría se malalimenta con productos no cárnicos, digamos arroz acompañado por ocasionales pedacitos de pescado, chorizo o una carne barata. Proteínas, las justas. La justificación alimenticia de la masacre de las carnes ofende a la razón. En Argentina la ingesta de carne es un ritual de amistad, celebración familiar y festín para el paladar; no se trata de alimentarse ni paliar el hambre. Otra mala broma de las juventudes animalistas adoctrinadas en Facebook: una familia media malamente puede pagar un asado (barbacoa fetén) por mes, la carne es un lujo. Descartemos esta lobotomía portátil que justifica la escabechina que pone en funcionamiento la industria cárnica y marítima. Los restaurantes de tres estrellas Michelin parecen no importar un pepino a los muy humanitarios enemigos sanguinarios de las corridas de toros. Creo que estos detractores de los toros, tan llenos de razones como de equivocaciones, responden a una pereza intelectual aguda, agresiva y terminal: no leen libros (aunque existe el caso de universitarios ensoberbecidos de lecturas académicas que nunca se equivocan). Mayormente, mis justicieros viven embutidos en sus teléfonos galácticos y difícilmente leen a diario el periódico -o periódicamente el diario- para formarse una conciencia mínimamente aceptable; y no es que me crea a rajatabla todo lo que leo, más bien se trata de entrenamientos de gimnasia mental para poder opinar con algún fundamento, incluso leyendo entre líneas editoriales.

La tauromaquia no es maltrato de animales, ni asesinato, ni tortura. La tauromaquia es compás, es valor y es respeto por el medio ambiente y por el toro. Es ecológica y sostiene una tradición ganadera ejemplar. Es cultura benigna, porque es la costumbre de las letras de Lorca, de la tinta china de Picasso, de los libros de Hemingway, del texto imperdible de José Bergamín, de la historia contada por Belmonte y Chaves Nogales; es la tauromaquia de Dalí y de aquellos que aman al toro en la plaza, embistiendo con peligro en cada galope. Es arte que ofrece la vida. Es música, color y valor.

Valores, buenas tradiciones. Es pueblo y campo, es ciudad y es algarabía, es encierros y novilladas, es ilusión de niños toreros. Da sentido a la vida de los aficionados y a la vida del toro, el más amado de los animales (con permiso de las mascotas que esperan castradas que les permitan orinar mientras mendigan la atención de los dueños que, a falta de un amor mejor, se retratan con el perro para mostrar la foto en san Valentín). El móvil es el mejor amigo del hombre, el perro es un animal doméstico, que vive castrado sin conocer jamás la vida silvestre. El toro es el animal mitológico que representa la leyenda.

Mientras la humanidad acorrala el hábitat de los animales silvestres construyendo ciudades, caminos, y fomentando cambios climáticos, la tauromaquia protege la ecología sostenible del campo bravo y salva la existencia de la raza y su bravura. Pero la inquisitorial animalista no entiende ni quiere entender que no hay razón alguna que convalide la violación de los derechos humanos. Las juventudes animalistas (no hay edad para celebrar la intolerancia ni la ingesta inapropiada de información demagógica) están en su punto más alarmante de frivolidad y holgazanería. Y el juego político, que ofrece a diario un lamentable espectáculo, menosprecia con demagogia la cuestión para rascar unos votos. No llueve a gusto de todos. Pero no se puede parar la lluvia y prohibirla resulta una necedad imperdonable, que no se justifica con desinformación rampante, con desprecio por la voluntad de las gentes y su derecho a la libertad, ni para engordar el caldo de puchero de la clase política que atropella flagrante el espíritu del pueblo. ¡Para variar!

 

 


 

 

ENTREVISTA Habla André Viard

El animalismo es una secta a nivel mundial muy peligrosa’

25/04/2016 19:05
El fotógrafo analiza el movimiento animalista

Entrevista a André Viard sobre la exposición Tauromaquias

Universales I JET ENRIQUE TORRALBA > Zaragoza 3 André Viard habla para mundotoro de su exposición Tauromaquias Universales y analiza a través de ella el movimiento animalista.

 

 


 

 

CRÓNICA Gran tarde de Morante y Zotoluco

‘Era mentira’

25/04/2016 06:03
‘Una pésima traducción sobre el arte del toreo: que al toro de drama no se le puede torear despacio’

‘Una vuelta de tuerca le ha pegado hoy Morante al toreo.’

‘Era mentira. La tierra es redonda. El toreo no es plano.’

Morante en Aguascalientes I NTR TOROS C.R.V > México

 

Una mentira nunca vive hasta hacerse vieja. Dijeron desde la cruz y los púlpitos que la tierra era plana y nunca lo fue. Dijeron que la luna era renunciable a nuestra distancia terrena y ahí llegamos. Mentiras pequeñas al lado de una que nos impuso una pésima traducción sobre el arte del toreo: que al toro de drama no se le puede torear despacio. Que con el toro violento casi desde el embroque, no se puede crear arte. Mentira. Aguascalientes ha levantado hoy acta notarial apasionada de que con un toro de hule, de los de mover piernas y echar bilis, Morante de la Puebla creó una obra de arte. No ese arte taimado, clonado desde un tópico o esa impostación sobreactuada y de pose que llamamos arte porque no entendemos que es arte. Hablamos de una mezcla de patetismo, arrebato de creatividad y pasión y de exposición del cuerpo. Ese arte humano imperfecto y jamás aprendido o ensayado. Una vuelta de tuerca le ha pegado hoy Morante al toreo. Desnudó a una mentira que iba camino de morir plácidamente de vieja. Es posible hacer arte con el toro dramático. El que no crea en ello es que no entiende el arte ni el toreo.
Lástima por Zotoluco, que bordó un nivel sobresaliente con un buen lote y dos faenas de maestro en categoría. Revelado el evangelio, lo grande terrenal no tiene titulares de portada. Y sucedió como suceden esas cosas que marcan pautas en los recuerdos a última hora. Con la gente sin entender una faena torera y brotes verdes de genialidad de Morante. No es el torero partidario de la repesca pero admitió eso del regalo y, como por arte de birlibirloque, reveló el toreo frente a un toro que fue siempre bala perdida o bala certera. Pero bala. Dos faroles pegado a la tapia para saludar la abanta embestida del de Teófilo, muñecas de algodón en los lances con el toro echando cara y manos por delante. Pero algo vio Morante. Lo vio o lo intuyó o era necesidad o el día y la hora, que más da.
Plegada la muleta como para el cartucho, vació al toro a lo ‘Bienvenida’ y se salió a los medios con cuatro ayudados para ponerse ahí lejos de tablas a torear como le saliera. Y le salió un toreo de reducir embestidas a un toro que, desde el embroque, era como el boxeador necio que quiere la distancia corta para acertar al rival con la cabeza, los brazos o lo que sea. Ése era el toro. Morante fue consciente de ello pero no se refugió en la técnica sino que aceptó el cuerpo a cuerpo y se llevó una voltereta seca y fuerte. Pero el arte si lo es nunca pierde por ko feo. Arrebatado y fiel en lo que cree, siguió toreando, que significa que lo sometió, lo dominó y destapó una tauromaquia bella, creativa, inspirada, profunda y pura. Llegó a reducir las embestidas de tal forma que el público levitó afónico. A pies juntos. Con la izquierda. Ceñido. Despreciando las malas artes del toro que iba a la caza. Genial. Valiente como el más valiente. Talentoso como no ha parido madre. Era mentira. La tierra es redonda. El toreo no es plano.

Manso y suelto el cuarto, Zotoluco, inspirado, acompañó las embestidas en las verónicas y chicuelinas de recibo. El público se puso de pie en el brindis y él de rodillas en la primera serie, frente a un toro deslucido y desrazado que se fue en cada muletazo. De nuevo sometió al animal a base de derechazos y creó una faena solo posible para un torero de su trayectoria, con gusto y conocimiento, toques muy suaves para engancharlo y tirar de él por abajo, frente a un toro que requería firmeza. Relajado y concentrado, disfrutó e hizo disfrutar en su despedida en la que sonaron ‘Las golondrinas’, cuajando también naturales suaves y con temple. Le atacó más en el final de faena con dos tandas con la derecha que fueron superiores. El torero contuvo las lágrimas y volvió a pinchar antes de la estocada.
Débil el primero, pero con calidad, Zotoluco tuvo que emplear paciencia y delicadeza para construir su labor, llevando la muleta a media altura y manejando los tiempos. La faena cobró relevancia de mitad hacia adelante cuando la capacidad lidiadora del veterano logró afianzar al animal, llevándolo largo, despacio y por abajo. Hizo al toro soñándolo, sobresaliendo el toreo al natural, y se conjugó todo a la perfección con la música al son de ‘Pelea de gallos’ y el público a grito de ‘¡viva Aguascalientes!’. La espada le privó de un triunfo mayor. Maestro. Quien así puede torear jamás debería estar obligado a retirarse.
Silveti se fue a la puerta de chiqueros a saludar al tercero, que tardó en salir, y lo arrolló en la larga cambiada. Se levantó de la voltereta doliéndose de la rodilla izquierda pero continuó con lances a pies juntos. El toro tardo cuando quiso embistió rebrincado y con cierto calamocheo, afeando la labor con la muleta. Se metió entre los pitones buscando sacar provecho de un pozo seco. Buscó la transmisión en su faena al sexto, con un toreo entregado, en los medios, iniciado con un pase cambiado. Templando por el derecho, entendió al toro, el mejor de la corrida hasta el momento, y le dio distancias, citando con el compás abierto.
Ya había Morante jugado al toro con el cuarto al soltarse en largas toreras y torero toreó a una mano por alto con el capote. Todo muy gallista. Un inicio de faena soberbio desde las tablas y dos tandas de una expresión categórica exprimieron la raza del toro de Teófilo. Corrida de laberíntico fondo con tres toros buenos. Pero eso podía ser predecible. La corrida y lo de Morante. Lo que pasó en el de regalo fue como decir que los Cánones y los Evangelios que nos habían contado sobre el arte y su imposibilidad con el toro dramático , eran apócrifos. Una mentira. Quien no se lo crea es porque no tiene fe en la verdad del toreo. Ésa que hace que una mentira jamás viva hasta hacerse vieja.
Hierro de Teofilo Gómez – México Monumental de Aguascalientes. Cuarta corrida de la Feria de San Marcos. Más de tres cuartos de entrada. Toros de Teófilo Gómez, séptimo como sobrero de regalo.
Zotoluco, que se despedía, ovación y oreja
Morante de la Puebla, división y ovación sin saludo tras aviso y oreja en el sobrero que regaló
Diego Silveti, silencio en ambos
Zotoluco recogió un reconocimiento al término del paseíllo y los tres toreros saludaron una ovación en el tercio.

 


 
Opinión

Foto: Eugenio Noel

La eterna cruzada

De taurinos, antitaurinos, manifestaciones a favor… Y el ejercicio de responsabilidad que deben hacer los profesionales apoyando, trabajando y defendiendo nuestra Fiesta cada día.

Por Beatriz Montejo
Más artículos de este autor
Lunes 25 de abril de 2016, 16:08h

En la vida, a veces los acontecimientos se suceden de forma curiosa. Y así, después de la feria de Sevilla, con tantos momentos para vivir, disfrutar y recordar, estaba invitada a un coloquio sobre antitaurinos (lógicamente, programado a priori). Aunque la convocatoria era muy agradable, la temática de debate me resultaba un poco más antipática y manida. Al final, los derroteros y la conversación nos llevaron por los senderos del toro bravo, como debe ser. Toda esta filípica introductoria es porque me niego a titular este texto explícitamente con el núcleo central del mismo. El epígrafe elegido tampoco va mal, puesto que, efectivamente, en plena era de la Guerra de las Galaxias, los toros continúan viviendo su eterna cruzada: para justificarlos y para atacarlos.

Por valores, de los que el toreo anda sobrado y de los que estos individuos carecen totalmente, los antis entendidos como tales (los que se manifiestan, se desnudan, se encadenan, se hacen fotos echándose tomate por encima…) no merecen desgaste, tiempo, publicidad o dedicación. Ni me preocupan. De hecho, me inquietan más los verdaderos y principales problemas de la Fiesta, que son los mismos que los de la nación: el todo vale, los intereses personales y la mala gestión. Sin embargo, aquellos con actitud agresiva e irrespetuosa, quienes juegan con la educación (y pasividad) del prójimo (vamos, las nuestras), lo que se ganan a pulso es la intolerancia. Esto es políticamente incorrecto, pero la ausencia de principios y coherencia envía la corrección y el decoro directamente al cubo de la basura.

En los últimos años el concepto de “trabajo” es algo etéreo y bastante desvirtuado. Ya no se aspira a ser enfermero/a, maestro/a, ejecutivo/a, peluquero/a, electricista…, sino que se estilan “profesiones” que requieren poco esfuerzo y dudosa dignidad, como activista o antitaurino. Y este tipo de personajes pueden llegar a gobernar una ciudad y ya veremos si un país.

Eugenio Noel (1885-1936), además de gran pensador y escritor, alcanzó la brillantez en ambas (como antitaurino y activista), y proporcionalmente, fue absolutamente desdichado. De orígenes humildísimos, cambió los estudios religiosos por la bohemia literaria y se dejó la vida en la lucha contra la incultura y por la regeneración política de España. El principal frente de combate fueron los toros y el flamenco, a quienes responsabilizaba de la ignorancia y los males populares. Así, su análisis sobre las corridas tuvo formato de crónica y fue, en realidad, crítica taurina al uso. Estos escritos estaban dominados por su pasión febril, insalubre, demoledora, y con gracia singular, se refería a las reses que salían por chiqueros como primer mártir, segundo mártir… En una muestra de inteligencia, para entender mejor y sentir más, trató con toreros, mantuvo conversaciones y se fotografió con ellos y hasta Rafael Gómez Ortega, el mayor de los Gallos le brindó un toro. En una ocasión entre tantas, tuvo la osadía y el convencimiento de pretender ir a Triana a despotricar contra Belmonte, ante lo que el gobernador civil de Sevilla tuvo que advertirle firmemente que no podría garantizar su integridad física (abucheos y acosos a los que, por otra parte, debía estar bien acostumbrado).

Así se dibuja este retrato contradictorio, entre romanticismo y paradojas, de la admiración al odio en lo taurino. Cuando la obstinación se sobrepuso al talento en favor de una existencia miserable. Donde el enaltecimiento en la censura a los toros logró todo lo contrario: traicionar su fuero interno, lo íntimo y recóndito, para sucumbir a la seducción y el magnetismo del toreo.

El infortunio duró hasta después de muerto. Tras esa subsistencia itinerante, precaria, polémica, harapienta, malvivida, incomprendida, hostil y permanentemente amenazada, falleció de neumonía en Barcelona. Durante el traslado a Madrid, el cadáver (recuperado después) se extravió en Zaragoza.

Ayer (por el pasado viernes), regresando a casa, tropecé con Juan Mari García, figura de los picadores y con un palmarés único. Como anécdota, cuenta con haber toreado con tres generaciones: Antonio Ordóñez, Paquirri y Francisco Rivera. En la conversación salió a relucir la manifestación de Valencia, a la que lamentaba no haber podido asistir. Planificar manifestaciones y participar en ellas está fenomenal. Sin embargo, el toreo se trabaja, se apoya y se defiende cada día, y así deberían entenderlo los profesionales que viven de ello, en un ejercicio de responsabilidad. Por ejemplo, implicándose en las múltiples actividades que se organizan desinteresadamente, con el objetivo único de facilitar el encuentro, el reconocimiento, la pluralidad, el intercambio de opiniones, el aprendizaje, la conversación y la reunión alrededor de la Fiesta. En definitiva, con el fin de fomentar la afición, la ilusión y las ganas de ir a los toros y llenar las plazas.

El día del susodicho coloquio lo más antitaurino fue que un personaje político, con la conciencia taurina bien tranquila por organizar en ese su pueblo un feria rimbombante, se levantara y se fuera sin ningún miramiento. El desinterés manifiesto provoca perplejidad como aficionado, y la descortesía, mala imagen y sonrojo como representante público que supuestamente apoya el toreo.

No sé cuando este artículo verá la luz, pero hoy es el Día del Libro. Decía otro antitaurino, Miguel de Unamuno que lo más insufrible que los toros imponían era una horrísima literatura. Pienso y podría demostrar todo lo contrario: que la intensidad de ese mundo, capaz de enloquecer a un hombre de la solidez y solvencia de Fernando Villalón, ha inspirado grandes obras en toda suerte de géneros literarios.

Tengan un feliz día. Disfruten. Lean (preferiblemente sobre toros).

 


 

Todo listo para la presentación de Roca Rey en Zacatecas

OSCAR FERNÁNDEZ SÁNCHEZ

24 Apr 2016 20:51:16

En medio de un gran ambiente e interés de la afición zacatecana, todo se encuentra listo para la corrida del domingo entrante a partir de las 5 pm en la Monumental Zacatecana.

Se trata de la primera corrida del 2016 y la base del cartel la componen Pablo Hermoso de Mendoza y Andres Roca Rey con una alternativa, la del capitalino Luis Miguel Cuéllar.
¡Suerte Toño!

Mañana martes en la monumental de Aguascalientes se llevará a cabo la tradicional corrida de la “Oreja de Oro” a beneficio de la Asociación Nacional de matadores de toros y novillos.

Durante muchos años , en el siglo pasado , este festejo reunía a los triunfadores de una temporada en la plaza El Toreo y/o Plaza México y las utilidades se destinaban para hacer frente a los gastos médicos de los toreros.

En los últimos años se organiza esta corrida en ferias importantes y en la de San Marcos se ha tenido el apoyo de la empresa en turno.

En el cartel de mañana se encuentra el diestro zacatecano Antonio Romero a quien le deseamos mucha suerte y máxime que anda en racha triunfadora.
Mariano en Aguascalientes

Hace una semana que el novillero zacatecano Mariano Sescosse se incorporó a la Academia Municipal en Aguascalientes con amplias recomendaciones por parte de Espectáculos Taurinos, la empresa del señor Bailleres.

Se trata de una espléndida oportunidad para que el chaval zacatecano demuestre sus avances y se consolide como un novillero que en pocos meses puede estar listo para la alternativa.

Por lo anterior, Mariano ya vive en la tierra hidrocálida y además de cumplir sus responsabilidades como alumno de la Academia tendrá la oportunidad de desplazarse a ganaderías cercanas.

¡Hasta el próximo lunes!

cronista43@msn.com

 


 

 

TOROS

Los carteles de la Feria de San Isidro 2016

Hoy se han presentado los carteles de la Feria de San Isidro, que acogerá en Las Ventas 24 corridas de toros, cuatro de rejones y tres novilladas picadas

EFEMadrid – 16/03/2016 a las 14:18:55h. – Act. a las 16:20:19h.

 

Estos son los carteles oficiales tanto de la Feria de San Isidro 2016, como de la miniferia de la Comunidad, que han sido presentados hoy en la plaza de toros de Las Ventas.

Feria de la Comunidad de Madrid

Domingo, 1 de mayo. Novillos de Conde de Mayalde para Miguel Ángel Silva, el francés Clemente y Álvaro García.

Lunes, 2 de mayo. Corrida Goyesca. Toros de El Tajo y La Reina para Miguel Abellán, Iván Vicente y Juan del Álamo.

Feria de San Isidro
Viernes, 6 de mayo. Toros de Valdefresno para Miguel Abellán, Daniel Luque y Jiménez Fortes.

Sábado, 7 de mayo. Rejones. Toros de María Guiomar Cortés de Moura para Andy Cartagena, Diego Ventura y Manuel Manzanares.

Domingo, 8 de mayo. Toros de Montealto para el francés Juan Bautista, Jesús Martínez «Morenito de Aranda» y José Manuel Mas.

Lunes, 9 de mayo. Novillos de El Parralejo para Álvaro Lorenzo, Ginés Marín y Varea.

Martes, 10 de mayo. Toros de Robert Margé para Eugenio de Mora, el francés Juan Bautista y el mexicano Octavio García «El Payo».

Miércoles, 11 de mayo. Toros de El Torero para Manuel Escribano, Iván Fandiño y Paco Ureña.

Jueves, 12 de mayo. Toros de El Ventorrillo para Pedro Gutiérrez «El Capea», Jesús Martínez «Morenito de Aranda» y Gonzalo Caballero.

Viernes, 13 de mayo. Toros de Núñez del Cuvillo para el francés Sebastián Castella, Alejandro Talavante y el peruano Andrés Roca Rey, que confirma alternativa.

Sábado, 14 de mayo. Toros de Flor de Jara para Fernando Robleño, Miguel Ángel Delgado y el mexicano Diego Silveti.

Domingo, 15 de mayo. Toros de Juan Pedro Domecq para Alejandro Talavante, el peruano Andrés Roca Rey y Posada de Maravillas, que confirma alternativa.

Lunes, 16 de mayo. Novillos de El Montecillo para Filiberto Martínez, el colombiano Juan de Castilla y el mexicano Luis David Adame.

Martes, 17 de mayo. Corrida de la Prensa. Toros de Pedraza de Yeltes para Manuel Escribano, Juan del Álamo y el francés Juan Leal, que confirma alternativa.

Miércoles, 18 de mayo. Toros de Fuente Ymbro para Diego Urdiales, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante.

Jueves, 19 de mayo. Toros de Puerto de San Lorenzo para Enrique Ponce, Daniel Luque y Román, que confirma alternativa.

Viernes, 20 de mayo. Toros de Alcurrucén para Julián López «El Juli», el francés Sebastián Castella y José Garrido, que confirma alternativa.

Sábado, 21 de mayo. Rejones. Toros de El Capea, Carmen Lorenzo y San Pelayo para Sergio Galán, Diego Ventura y Leonardo Hernández.

Domingo, 22 de mayo. Toros de Las Ramblas para Manuel Jesús «El Cid», Paco Ureña y Jiménez Fortes.

Lunes, 23 de mayo. Novillos de El Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto para Alejandro Marcos, el peruano Joaquín Galdós y el mexicano Luis David Adame.

Martes, 24 de mayo. Toros de Alcurrucén para Diego Urdiales, David Mora y el peruano Andrés Roca Rey.

Miércoles, 25 de mayo. Toros de Jandilla y Vegahermosa para Julián López «El Juli», Miguel Ángel Perera y Alberto López Simón.

Jueves, 26 de mayo. Toros de Parladé para Juan José Padilla, Iván Fandiño y José Garrido.

Viernes, 27 de mayo. Toros de El Pilar para David Fandila «El Fandi», David Mora y Alberto López Simón.

Sábado, 28 de mayo. Rejones. Toros de Benítez Cubero para el portugués Rui Fernandes, Sergio Galán y el también portugués Joao Moura, hijo.

Domingo, 29 de mayo. Toros de Baltasar Ibán para Iván Vicente, Alberto Aguilar y Víctor Barrio.

Lunes, 30 de mayo. Toros de Adolfo Martín para Rafael Rubio «Rafaelillo», el francés Sebastián Castella y Manuel Escribano.

Martes, 31 de mayo. Toros de Saltillo (Moreno Silva) para Sánchez Vara, Alberto Aguilar y José Carlos Venegas.

Miércoles, 1 de junio. Corrida de Beneficencia. Toros de Victoriano del Río para el francés Sebastián Castella, José María Manzanares y Alberto López Simón.

Jueves, 2 de junio. Toros de Cuadri para Luis Miguel Encabo, Fernando Robleño y Rubén Pinar.

Viernes, 3 de junio. Toros de Victorino Martín para Uceda Leal, Miguel Abellán y Manuel Jesús «El Cid».

Sábado, 4 de junio. Rejones. Toros de Fermín Bohórquez para Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y la francesa Lea Vicens, que confirma alternativa.

Domingo, 5 de junio.- Toros de Miura para Rafael Rubio «Rafaelillo», Javier Castaño y Pérez Mota.

 


 

REVISTA SÁBADO

La última faena de El Cordobés

El veterano torero se enfrenta a una demanda de paternidad y a un divorcio con un cuantioso patrimonio

RAÚL LIMÓN
Twitter
Sevilla 25 ABR 2016 – 06:14 CDT

Manuel Benítez y su entonces esposa Martina Fraysse, en 2014. Europa Press

A Manuel Benítez, El Cordobés (Palma del Río, Córdoba, 1936), la vida le ha puesto en suerte dos circunstancias con las que tiene que lidiar: la demanda de paternidad del también torero Manuel Díaz y la separación de su esposa Martina Fraysse, nueve años más joven que él y con quien se casó en 1975 y tiene cinco hijos. Es el último tramo vital de un mito rodeado de extravagantes episodios que incluyen la muerte a tiros de un impostor que quiso ser su hijo, otra hija reconocida en los tribunales y una veintena de empresas gestadas durante años.

La demanda de paternidad se resuelve el 28 de abril en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Córdoba. La prueba de ADN, a diferencia de las dos demandas anteriores contra El Cordobés en las que no se hizo, es determinante y hace innecesaria incluso la presencia de los testigos previstos por Manuel Díaz. Una sentencia favorable obligaría a ambos a asumir derechos y obligaciones vinculadas a la paternidad, incluyendo los legítimos sobre el patrimonio del veterano torero, quien figura como administrador, presidente, consejero, apoderado y socio de 17 empresas. No obstante, el abogado del demandante, Fernando Osuna, afirma que este no se ha planteado esta posibilidad aún. Ni siquiera si quiere cambiarse los apellidos, una opción posible a partir de que se dicte sentencia y el torero quede inscrito en el Registro Civil como hijo del veterano matador.

El mito de El Cordobés se forjó durante la posguerra. Huérfano de padre y madre, de niño rebuscaba entre los campos de Palma del Río para comer. Llegó a pasar por la cárcel por la aplicación franquista de vagos y maleantes y recibió palizas de los agentes del pueblo. Ensayó en los campos por las noches ante cualquier toro que pastara por la zona hasta que decidió ir a Madrid, donde se buscó la vida como albañil, y se hizo torero. Un día saltó a Las Ventas de espontáneo y a punto estuvo de perder la vida corneado en la plaza. Pero Luis Losa le dio la oportunidad como novillero, pasó de cobrar 75 euros de entonces (12.500 pesetas) a 480 en poco tiempo y se convirtió en un mito que ocupó incluso la portada de la revista Life.

Manuel Benítez conoció a María Dolores Díaz González (Jaén, 1947) en una casa de Madrid adonde esta fue a trabajar con 16 años. Tiempo después, la joven, ya camarera, se quedó embarazada, pero El Cordobés se negó a reconocer que era el padre de Manuel Díaz. Ahora, 47 años después, los tribunales cierran este capítulo. No es la primera vez que el veterano torero se enfrenta a algo así. La Audiencia Provincial de Córdoba ya ratificó hace 16 años que María Ángeles Raigón Carreras (Córdoba, 1969) es hija del diestro. Ella sí ha cambiado su apellido.

La estabilidad a la vida del diestro se la dio María Martina Fraysse Urruty con quien se casó en 1975 y con quien tuvo cinco hijos: María Isabel, Manuel María, Rafael, Martina y Julio. Tras 50 años, también este episodio del torero llega a su fin por un divorcio que El Cordobés admite como “doloroso”.

El matador niega que esta separación sea estratégica para blindar el patrimonio acumulado. La ley le da la razón, ya que el reconocimiento de la paternidad conlleva el derecho a la legítima, la parte proporcional de la herencia reservada a los herederos forzosos. No es el caso de Manuel Díaz por ahora, según ha confirmado su abogado.

Durante estos años, la familia Benítez Fraysse ha forjado un entramado de una veintena de empresas. El diestro y su familia cuentan con sociedades de todos los ámbitos, desde una carpintería hasta gestoras inmobiliarias y empresas de explotación agrícola. También figuran en la Sicav Mirabel. Estas entidades son sociedades de inversión colectiva en valores mobiliarios y otros activos financieros que tributan al 1% en el impuesto de sociedades, aunque los accionistas de forma individual pagan entre el 19% y el 23% de la venta o de los dividendos de la misma.

“Cuento con que mis hijos, fruto de mi relación con Martina Fraysse, tienen respeto y cariño por mi persona. Además, trabajan o han trabajado conmigo, siguiendo mis indicaciones y consolidando el patrimonio familiar”, ha afirmado el torero en un comunicado con el que ha salido al paso de las especulaciones sobre el destino de los bienes del matrimonio. Manuel Díaz, por su parte, no ha respondido a este medio.

EL FALSO VÁSTAGO MUERTO A TIROS
R.L.
El episodio más trágico y rocambolesco en la vida de Manuel Benítez llegó de Estados Unidos. Alina E. Velasco, una profesora estadounidense, demandó al torero en 1982 por ser supuestamente el padre de su hijo Manuel, concebido en una visita de la mujer a Córdoba y nacido en 1967. Aunque los tribunales le dieron inicialmente la razón, el diestro peleó hasta que en 1999 se anuló el reconocimiento de la paternidad, basada en fotografías falsas y certificados inadmisibles en España.

Manuel Velasco adoptó el nombre artístico de Mark Everett y participó en las películas La gran aventura de Pee-wee (1985) y Con ganas de triunfar (1988), además de anuncios y series, entre las que se encuentra Autopista hacia el cielo.

En 1990 se relacionó con Stephanie Spears y tuvo un hijo. Más tarde fue condenado por posesión de drogas y armas. En 2004 resultó acusado de asesinar a esta mujer en presencia de su hijo. El FBI ofreció 20.000 dólares como recompensa y pasó a ser una de las personas más buscadas de América.

Finalmente fue acorralado tres días antes de la Navidad del año 2008 en un restaurante situado en El Monte (California). Se atrincheró en los baños con su hijo y murió tiroteado por la policía.

 






 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: