Breves Noticias Taurinas

12 Abr

 

 

Jornada Taurina

Publicado por Bernarda Muñoz el 11/4/2016

[Bernarda Muñoz] Festejos taurinos que se llevarán a cabo del viernes 15 al domingo 18 de abril de 2016.

Viernes 15

CARRANCO DIVISA ROJO, ORO Y PLATASan Luis Potosí, S. L. P.- Plaza “El Paseo”.

Toros de Carranco para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza, Uriel Moreno “El Zapata” y Antonio García “El Chihuahua”.

 

 

 

 

Aguascalientes, Ags.- Festejo extraordinario.

Concurso de ganaderías, para los

Recortadores Españoles.

 

 

 

 

Sábado 16

SAN MARCOS DIVISA AZUL REY,BLANCO Y AMARILLO aPuebla, Pue.- Plaza “El Relicario”. Primera corrida de feria.

Toros de San Marcos para el rejoneador

Emiliano Gamero y los Forcados de Puebla, Uriel Moreno “El Zapata” y Antonio García “El Chihuahua”.

 

 

 

 

Ciudad Lerdo, Dgo.- Plaza “Alberto Balderas”.

Toros por designar para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Lomelín.

 

 

 

 

Domingo 17

BERNALDO DE QUIROS DIVISA OBISPO, VERDE Y GRANA aAguascalientes, Ags.- Plaza Monumental. 16:00 horas. Primera corrida de feria.

Toros de Bernaldo de Quirós para

Diego Urdiales, Arturo Macías y Fermín Espinosa “Armillita IV”.

 

 

 

 

LOS ENCINOS DIVISA VERDE,ROSA Y AZUL aMonterrey, N. L.- Plaza Monumental “Lorenzo Garza”.

Toros de Los Encinos para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza, Juan Antonio Adame y Joselito Adame.

 

 

 

 

LOS CUES DIVISA NARANJA Y BLANCO aZacapoaxtla, Pue.- Festival.

Novillos Los Cués para

Amado Luna, Luis Ricardo Medina “Pasión Gitana”, Ocaña Serrano y el novillero Héctor Gabriel Ferrer.

 

 


 

 

 

Jornada Taurina en España

13/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España Toros de Victorino Martín Andrés para Manuel Escribano, Morenito de Aranda, Paco Ureña

14/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) EspañaToros de Núñez del Cuvillo para Sebastián Castella, José María Manzanares, José Garrido

15/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) EspañaToros de Núñez del Cuvillo para Morante de la Puebla, El Juli, Andrés Roca Rey

16/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) EspañaToros de Fuente Ymbro para Finito de Córdoba, Juan José Padilla, El Fandi

16/04/2016 Leganés (Madrid) EspañaToros de Buenavista para Rivera Ordóñez Paquirri, David Mora, Cayetano

17/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) EspañaToros de Hijos de Eduardo Miura Fdez para Rafael Rubio “Rafaelillo”, Javier Castaño, Manuel Escribano

17/04/2016 Las Ventas (Madrid) EspañaNovillos de Guadajira para Manolo Vanegas, Amor Rodríguez, Curro Durán

 


 

 

 

Opinión

Naranjos y azahares

Sevilla

Sevilla es una de las ciudades más bellas del mundo, tiene arte y una esencia especial, no necesita de rascacielos ni centros financieros para figurar en el mundo; el simple olor a naranjos y azahares durante primavera es suficiente para cautivar al mundo entero. No sé exactamente qué es lo que cautiva, sus blancos muros contrastados con el distintivo color ocre de sus remates, sus macetas ordenadas de forma desordenada en maravillosos patios de azulejos coloridos, la extraña mezcla de la cultura mora y española

Ayer por la noche dio inicio de manera formal su feria con el encendido de los farolillos en el recinto principal cuyas calles, por cierto, llevan nombre solamente de toreros, para que no quepa duda de la importancia de la tauromaquia en la sociedad sevillana, donde seguro habrá gente a la que no gusten los toros, y uno que otro anti-taurino. Las corridas los días de pre-feria —miércoles anterior al lunes de farolillos—, así como las corridas son el epicentro de la vida social y cultural de la ciudad hispalense.

Tener la dicha de asistir a los toros en Sevilla es un privilegio. Independientemente de lo que pueda acontecer en su dorado albero, la experiencia mítica de presenciar un festejo en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla es un deleite para los sentidos. Todo empieza con el colorido; el cegador blanco de sus pulcros y centenarios muros, contrastados en el albero dorado de su caprichosamente ovalado ruedo; el color vino de su barrera a juego con las rayas del tercio; además los firmes tabiques que reciben la herrería negra trabajada en las forjas gitanas de aquella Sevilla que ha inspirado cante, ópera y drama, a orillas del Guadalquivir, fuente de vida en las marismas andaluzas, y con un cielo azul que hace sentir que desde el mismo se asoman los ángeles para ver torear a un hombre enfundado en seda y oro.

Los silencios de la Maestranza pueden ser majestuosos ante un cite o crueles verdugos de actuaciones que no logran alcanzar el nivel requerido para brillar en su albero. Durante estos eternos instantes de silencio uno puede escuchar la respiración del toro, que mira desafiante al capote que le ofrece un torero. Se escucha como un coro el cantar de las palomas, que gallardas se sostienen en lo alto del tejado de la Maestranza, presenciando una tarde más, un festejo taurino en su hogar. Arranca el toro y las pezuñas raspan en el albero al ritmo que el capote enamora con sus vuelos fucsias y amarillos, la acometida del imponente animal. Viene el olé, distinto a todos, corto y preciso; no acompaña el lance, lo valida. Si la expresión lograda en los mágicos momentos de la lidia alcanza el nivel adecuado, el director de la banda, el Maestro Tejero —solo él—, autoriza que suene la música; con la acústica de cualquier sala de conciertos, en Sevilla el paso doble que sea alcanza la calidad sonora de una obra maestra que acompaña una obra distinta, la de la vida y la muerte, ejecutada por dos seres vivos en el ruedo.

El tendido es también un espectáculo, sus mujeres vestidas con los trajes típicos o elegantemente ataviadas de calle le dan un toque de glamour único. Los hombres, en su gran mayoría de saco y corbata, engalanan, o eso intentan, buscan estar a la altura de las mujeres, que son una cosa digna de verse. Se respira la galantería de otras épocas, donde el hombre es un caballero y la mujer un lujo, valores que hoy ni hombres ni mujeres —en su mayoría— saben apreciar.

El toro es el rey, y por eso en Sevilla se lidia el de mejores hechuras para embestir de cualquier plaza de España. El toro de Sevilla —como le llaman— reúne la seriedad del animal adulto, con la belleza en su trapío que deja satisfecho tanto al público como a los profesionales. Todos los detalles se cuidan a un grado impensable, y eso hace de esta semana en Sevilla una de las más importantes del mundo taurino.
Arte, alegría y tradición: elementos suficientes para hacer esta vida llevadera.

Twitter: @rafaelcue

 

 


 

 

 

UCTL Retwitteó Vincci Hoteles

Gracias por el gran trato recibido ayer!!

UCTL agregado,

. presentó en “la carne de lidia como valor sostenible” ·

 

 

 

Enhorabuena a y por su presentación en Sevilla de la carne de toro lidia

 

 


 

 

 

¿Cuánto cuesta criar un toro de lidia?

Los estudios recientes realizados por la Unión de Criadores indican que el coste mínimo de producción de un toro cuatreño es de

4.000 – 5.000€.

COSTE DE PRODUCCIÓN DEL TORO DE LIDIA

Forraje + concentrado de un cuatreño, últimos 12 meses

900 – 1.100 €

 

Coste de alimentación directo para producir un toro

1.500 – 2.000€

Coste mínimo de producción de un toro cuatreño

(Considerando gastos de alimentación de otros animales que hay que mantener para producir un toro, bajas, mano de obra, gasóleo, materiales diversos, medicamentos, servicios veterinarios, otros servicios exteriores, amortizaciones, tributos y subvenciones, y sin tener en cuenta valor o arrendamiento de la finca)

4.000 – 5.000 €

 

PRECIO DEL TORO PARA CUBRIR GASTOS

4.000 – 5.000 €

 

 

PRECIO DEL TORO SACRIFICADO EN MATADEROS

300 – 420 €

 

¿A qué periodo de tiempo corresponde el año ganadero o guarismo?

ciclo_ganadero

 

 


 

 

 

Toros

Los paraísos del toro bravo

José Luis Benlloch presenta en Sevilla un libro que resalta la ecología de la ganadería de lidia

Un victorino en el campo bravo

ABC.ESSevilla – 12/04/2016 a las 01:50:20h. – Act. a las 01:50:30h.

La sala Antonio Machado de la Fundación Cajasol acogió ayer la presentación de libro «Paraísos del Toro», obra del periodista y escritor José Luis Benlloch, director de la revista Aplausos, en el que se hace un recorrido personal y emotivo por distintas ganaderías de bravo.

El presidente de la citada fundación, Antonio Pulido, dio la bienvenida a los asistentes y confirmó el apoyo de esta entidad a todo lo relacionado con el mundo del toro a través del acuerdo de colaboración con la empresa Pagés y con la celebración de los Mano a Mano, entre otras actividades.

La mesa estaba compuesta por el autor del libro y el periodista Manolo Molés, que hizo una introducción a la figura de José Luis Benlloch y de su obra. Cerca de un centenar de personas acudieron a la cita, entre las que se encontraban toreros, ganaderos y otros miembros de la familia taurina. El periodista José Enrique Moreno fue el encargado presentar el acto.

Molés, amigo personal de Benlloch, defendió el proyecto: «José Luis y yo hemos sido siempre amigos. Tiene un fondo periodístico tremendo. Creo que es capaz de hacer una serie de libros que nos hablen de esos distintos paraísos del toro que existen en nuestro país. No es lo mismo el toro que vive en Andalucía, la parte de Castilla, Francia etc. Esto se tiene que convertir en un clásico y además en un referente para que los ciudadanos de ahora y del futuro sepan cómo vive el toro, dónde vive y qué supone su existencia».

Presentar el libro en Sevilla supuso una gran satisfacción para José Luis Benlloch: «Siento que Sevilla es también mi ciudad y la quiero tanto como a la mía. Este es un momento muy importante para mí. Para los periodistas escribir un libro es algo especial», dijo.

Ecología
Su libro ya va por la tercera edición: «Contar los paraísos del toro es muy importante porque desvelamos algo a lo que la gente no tiene tanto acceso. El campo reúne una serie de valores que ahora mismo son fundamentales para defender la tauromaquia. La ecología, la sinceridad, las solidaridad, la aportación al Estado… son algunos de estos argumentos que hay que defender y poner en valor. El campo es un lugar para limar asperezas. En el campo no hay intereses de ningún tipo, únicamente hay mucha verdad y mucho trabajo», explicó Benlloch.

Numerosos profesionales del mundo del toro estuvieron presentes como Ramón Valencia, Antonio Miura, Fernando Domecq, Manolo Tornay, José Luis Segura, Ricardo Gallardo, Daniel Ruiz, Curro Díaz, Manolo Vázquez, Joaquín Díaz y Antonio Rubio ‘Macandro’, entre otros.

El ganadero Daniel Ruiz, que lidiaba por la tarde, apoyó la iniciativa de Benlloch: «El libro está lleno de anécdotas reales. Lo que respecta a mi capítulo está escrito desde que yo empecé con una ganadería de segunda hasta hoy que estoy anunciado en Sevilla. Que la gente conozca las distintas zonas ganaderas de España es muy importante. Cada zona tiene sus particularidades».

 

 


 

banner32

 

Sevilla: 10ª de abono – Y vendrán tiempos peores

 

http://sevillatoro.es/?p=222253

El-Cid_Sevilla2016ARJONA1

 

 


 

 

 

Toros

Solo la quietud de López Simón en la Maestranza

El madrileño da una vuelta al ruedo tras petición de oreja en una deslucidísima corrida de Jandilla

Alberto López Simón, con su primer toro – EFE

A. AMORÓSSevilla – 12/04/2016 a las 16:30:45h. – Act. a las 22:14:29h

Los chaparrones duran hasta el comienzo de la corrida, en un ambiente de gran expectación. En la Puerta del Príncipe saludo a los pintores Carmen Laffon y Juan Suárez, a Mario Bois -biógrafo de Carmen Amaya-, al gran escritor Paco Robles, a aficionados de toda España; en una grada, tres maestros: Curro Romero, Espartaco y Antonio Burgos. Pero los toros de Jandilla flojean y no dan juego. Morante y Diego Urdiales solamente pueden mostrar su arte en pinceladas sueltas. Únicamente López Simón, con su quietud y su valor impávido, roza la oreja.

De salida, logra Morante buenas verónicas pero el primer Jandilla se derrumba y es devuelto. El sobrero de Albarreal remata codicioso en tablas, quizá ahí se lastima; en seguida, flaquea. Pica bien Cristóbal Cruz y lidia Lili, ya felizmente reaparecido. En el tercer muletazo de tanteo, el toro rueda por el albero; en seguida, se queda muy corto y se para. Como decía Alfredito Corrochano, para definir a los toros actuales, hay que gritarle siete veces “¡jé!” para que se mueva y eso resulta insufrible, para el personal. Con ese toro, lo único que hay que hacer es machetear y matarlo: así lo hace y la gente le pita, como es lógico. Escucho una voz cercana: “Esta vez, los tres avisos no se los van a dar”. Y otra, en el tendido: “Apúntate a los victorinos, que es lo que tienes que hacer”. Suena a utopía…El cuarto se rompe el pitón al derrotar en el burladero. Morante enlaza varias verónicas: dos, magníficas. El toro tardea y se para: en el segundo muletazo, empuja a Morante y se cae; en un natural, le echa la cara arriba y le pega un susto; se para por completo. De nuevo, nada que hacer. Lo mata, alargando el brazo. LLeva seis toros, en la Feria, y ninguno ha embestido…

Vive Diego Urdiales el momento más feliz de su carrera: elogiado por Curro Romero y El Viti, apoderado por un importante grupo mexicano. Se nota que han venido partidarios suyos y que se le espera, en Sevilla, después de un par de años sin venir. (Lo señala, en el programa de mano, Lorena Muñoz). Brinda al público y muestra su clase en muletazos sueltos: un doblón, unos derechazos limpios, un intento a pies juntos. Al toro le falta fuerza y se defiende. Concluye con una buena estocada. El quinto es peor: pega gañafones, al final de cada muletazo, provocando enganchones, tiene peligro. Le piden que lo mate y lo hace con habilidad.

Derechazos suaves

Segunda y última actuación de López Simón, que hizo el esfuerzo en la primera y cortó trofeos. Esta tarde, es el que sale mejor parado, se gana al público con su valor impávido. El tercero tardea pero sí va. Alberto se muestra muy decidido, logra derechazos suaves hasta que el toro se para del todo; entonces, se pega tal arrimón que la res casi le tropieza. Mata bien, trazando con la espada una amplia curva, pero el presidente no concede la oreja. En el último, que flojea mucho, saludan Domingo Siro y Arruga, en banderillas (igual que el otro día). Aunque el toro es incierto, López Simón desarrolla su tauromaquia, basada en el aguante, la firmeza y la inmovilidad, más que en tirar de la res y mandar. (Si suprimiera los “tics” gestuales a lo José Tomás, algunos se lo agradeceríamos). No se inmuta cuando el toro está a punto de echárselo a los lomos. Acaba asustando al público, que le pide que lo mate. Con ese valor sereno, puede y debe mejorar su técnica.

Algunos explican el fallo ganadero por el peso excesivo de los toros. (En la televisión, me cuentan, Morante lo explica por engordarlos a base de maíz). Puede ser verdad… o no. Hay mil casos que lo demuestran; por ejemplo, un toro de Fuente Ymbro, en Pamplona, que pesaba casi 700 kilos y ganó todos los premios. Mil veces lo hemos repetido: no me importa mucho el peso; lo esencial de un coche es el motor, no la carrocería. Los toros deben tener, por lo menos, fuerza, movilidad y casta; sin eso, todo se hunde. Lo estamos viendo casi todas las tardes, en esta Feria. Pero los ganaderos siguen criando estos toros, que las empresas siguen comprando porque las figuras los exigen: un laberinto sin salida. Parvo consuelo es que, al final de una tarde tan deslucida, veamos, por encima de los tejadillos de la Plaza, un maravilloso cielo andaluz.

Ficha de la corrida

 

REAL MAESTRANZA DE SEVILLA. Martes, 12 de abril de 2016. Décima corrida. Casi lleno. Toros de Jandilla y Vegahermosa y un sobrero de Albarreal (1º bis), flojos, parados y muy deslucidos.

MORANTE DE LA PUEBLA, de negro y oro. Pinchazo y estocada (silencio). En el cuarto, estocada corta atravesada y descabello (silencio).

DIEGO URDIALES, de rioja y oro. Buena estocada (saludos). En el quinto, estocada y dos descabellos (silencio).

LÓPEZ SIMÓN, de rosa y oro. Buena estocada (vuelta al ruedo tras petición de oreja). En el sexto, estocada (ovación de despedida).

 

 


 

 

 

La revolera

Otro petardo ganadero

Por Paco Mora
Más artículos de este autor

Así están las cosas: Kilos y más kilos, cuernos y más cuernos cuando lo que de verdad urge es recuperar la casta y la bravura, porque un toro descastado y con cerca de seiscientos kilos no resiste ni un encuentro como Dios manda con los caballos y se queda parado o busca la huida cuando se le acaban las fuerzas.

Lo que se ha lidiado esta tarde en Sevilla no ha sido una corrida de toros sino un camión de chuletones con cuernos. Y lo siento por Borja Domecq, al que aprecio como ganadero y como persona, pero los que escribimos nos debemos sobre todo al público que nos lee, que merece que se le diga la verdad. Así como sin toros no hay corrida, sin sinceridad y verdad tampoco el periodismo tiene razón de existir.

Del estado actual de la Fiesta todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad. Hay periodistas que llevan años pidiendo la mula Francis con dos guadañas y cuando sale el toro ágil, armónico y vareado le llaman “perritoro”. Los veterinarios y la autoridad gubernativa se tientan la ropa en los apartados y se cubren con el volumen y el peso. Y los ganaderos se aseguran de que la corrida pasará el reconocimiento cebando los toros como si fueran cochinos de granja, porque si los embarcan con el peso que corresponde a su osamenta corren el peligro de volverse al campo con ellos. Y así están las cosas. Kilos y más kilos, cuernos y más cuernos cuando lo que de verdad urge es recuperar la casta y la bravura, porque un toro descastado y con cerca de seiscientos kilos no resiste ni un encuentro como Dios manda con los caballos y se queda parado o busca la huida cuando se le acaban las fuerzas.

En esas condiciones, es imposible que un toro soporte en una plaza de primera como Sevilla una faena de treinta muletazos seguidos, que es como los tendidos se emocionan y enardecen. Y no digamos nada del peligro de desaparición del tercio de varas y lo negativo que resulta que los toreros queden inéditos con la capa. En tales circunstancias, la Fiesta ha quedado reducida a la faena de muleta, siempre y cuando el torero esté dispuesto a hacer de enfermero echando mano de la técnica más exquisita para aguantar el morlaco en pie el tiempo suficiente. Cosa cada día más difícil. La Feria de Abril de este año –con carteles y ganaderías de lujo- está resultando una buena muestra de la triste realidad que describimos, de la que todos somos culpables. ¡Basta ya de tapar las miserias de nadie! La Fiesta de los Toros es grande y hay que tratarla con grandeza. Dejémonos de emplastos y utilicemos la cirugía. No le temamos a la sangre, lo que importa es que el bisturí obedezca a una ley de amor.

 


 

 

 

FERIA DE ABRIL

¿Qué comen y beben los toros inválidos?

Morante de la Puebla, Diego Urdiales y López Simón quedaron inéditos ante la falta de fuerza de la corrida de Jandilla

ANTONIO LORCA
Sevilla 12 ABR 2016 – 15:33 CDT

El diestro Morante de la Puebla, en el segundo de su lote. José Manuel Vidal EFE

¿Qué comen y beben los toros inválidos que tanto abundan en la cabaña supuestamente brava? ¿Qué interés tienen las figuras en anunciarse con estas piltrafas?

Sería bueno que alguien dedicara una tesis doctoral a responder a tales cuestiones, porque van a ser los animales que se desploman y los toreros que los exigen los que, más pronto que tarde, acaben con la fiesta de los toros.

¿Qué habrán comido y bebido los lisiados que se lidiaron -es un decir- ayer en Sevilla? ¿Acaso el presidente habrá ordenado que se analicen las vísceras para averiguar si padecían alguna enfermedad o habían ingerido alguna sustancia que modificara su comportamiento?

Porque harto raro es que un animal en la plenitud de su madurez, criado y mimado como un atleta de élite, poderoso y desafiante, salga al ruedo con brío y ruede como una pelota por el albero antes de que transcurra el primer minuto de su participación en el espectáculo.

Porque eso, más o menos, fue lo que ocurrió en uno de los festejos más atractivos del ciclo ferial; un cartel rematao que se dice en el argot, y que, a la postre, fue una desvergüenza.

La terna pasó inadvertida; un detalle de Morante con el capote; un par de redondos de Urdiales, la entrega un poco ridícula de López Simón, y se acabó. Unos inválidos tras otros fueron desfilando ante un público aterido de frío, y que en gran parte aplaudió inexplicablemente momentos que exigían una enérgica repulsa. Pero si mal está el toro, más bajo es el nivel de la mayoría de los espectadores que acude a la plaza sevillana.

Imaginen: andaba López Simón en labores de valentoso enfermero tratando de aprovechar la escasísima fortaleza de su primero cuando, de manera sorpresiva, arranca la banda con un pasodoble. El animal, con evidentes signos cadavéricos en su semblante, quería embestir pero no podía, y la música tachín, tachín, como si tal cosa, y el público con las manos preparadas para aplaudir en cuanto enfilara el pase de pecho. Y así ocurrió. Pero lo peor llegó después: una parte de la plaza pidió la oreja, y el torero se marcó una vuelta al ruedo sin sentido para demostrar que no tiene ni idea de la importancia de las formas en el toreo. Al presidente lo abuchearon, claro está. Un joven torero que pretende llegar a lo más alto no se expone a situación tan vergonzosa. Insistió más y más ante el sexto, otro moribundo, y alardeó de un valor que no venía a cuento.

Morante tiene la grave responsabilidad de elegir esta ganadería y no otra de más garantía para el espectáculo, pero nada le permitieron sus toros. Lo intentó de veras, como ya es habitual en su paso por la feria, alguna verónica aislada trazó en el recibo de su lote, y ahí acabó la presente historia. Su primero, el sobrero, era un enfermo terminal, pura basura, y así es imposible el toreo. El cuarto no podía con su alma.

Cubrió Urdiales su única corrida en la feria, y no ha dejado poso alguno de su contrastada exquisitez torera. Algún detalle, sí, un par de redondos elegantes, un trincherazo con aroma, pero, por encima de todo, quedó la impresión de no tener las ideas claras; especialmente, ante el quinto, que le enganchó en demasía la muleta y su labor quedó embarullada y desdibujada. Mantiene su corte de torero clásico y su tauromaquia desprende olores de un peculiar empaque, pero le faltó, quizá, dar un paso adelante, aunque sus toros tampoco colaboraron.

Ahí queda la pregunta: ¿Qué comen y beben los toros inválidos? Qué pena que el comportamiento animal, como los terremotos, no se pueda predecir, pero alguna razón habrá, natural o no, para que quien paga deba soportar el denigrante espectáculo que supone un desfile de animales moribundos.

 


Campo bravo

Fotogalería
El Torreón, la ganadería de César Rincón

Dos camadas de saca esperan destino en la finca que el colombiano tiene en Santa Cruz de la Sierra (Cáceres).
Por Redacción
Martes 12 de abril de 2016, 17:53h


Para aumentar de tamaño y ver todas las fotos, hacer click sobre la imagen – Fotos: El Mòli


Nos trasladamos hasta Santa Cruz de la Sierra, provincia de Cáceres, para visitar la camada de la ganadería El Torreón, cuyo propietario es el ex-matador Julio César Rincón desde que el colombiano se la compró en el año 1.999 a Don Felipe Lafita.

Está formada con vacas y sementales procedencia Juan Pedro Domecq, entre ellos de Luis Algarra, Jandilla, Torrestrella y añadiendo más tarde de El Torero. Algunos de los sementales más importantes son Cristalino, Violeto y Ojinegro (al que José Tomás tentó a puerta cerrada y perdonó la vida).

Dos camadas de saca esperan en la finca para ser destinadas a alguna plaza. Yeisson, el mayoral, acompañado del matador de toros Emilio de Justo y el vaquero Jesús, nos enseña la finca.

Desde aquí, desear suerte y que embistan en bravo.

 


 

 

Ocho con Ocho: La Magia Por Luis Ramón Carazo

image

Recientemente se publicó un libro por parte de GNP que reedita el documento de Pepe Bergamín, El Arte de Birlibirloque, que fuera publicado en España en 1930 y en el que Bergamín afirma que el toreo es inteligencia pura y así describe el toreo de  Joselito el famoso Gallito, para esa época ya fallecido,  con matices como; ligereza, destreza, rapidez, facilidad, flexibilidad y gracia; a su enemigo en los ruedos, Juan Belmonte, lo etiqueta de lo contrario.
Bergamín es uno de los escritores españoles más reconocidos que por sus ideas políticas republicanas paradójicamente mezclando catolicismo y comunismo, al triunfo de Franco tuvo que emigrar de España varios años, algunos de los cuales los paso en nuestro siempre generoso país entre 1939 y 1947, tiempo suficiente para ver a Manolete en México y la inauguración de la plaza más cómoda y grande del mundo.

En México fundó la Editorial Séneca con autores españoles y mexicanos, también vivió en Venezuela, luego en Uruguay, posteriormente regresó a España salió para finalmente vivir ahí hasta su partida a la gloria.

Pues bien la idea de publicar nuevamente El Arte de Birlibirloque,  es bienvenida en una  época en la que lo que significa el término esto es,  sin que se sepa de qué forma ha sucedido algo o de manera mágica va quedando atrás, para mucha veces sólo concretarse al mercador esto es al número de trofeos obtenidos por tal o cual torero.

Interesantemente el prólogo lo escribió un torero con magia Morante de la Puebla, que espero en no mucho tiempo pueda leer por qué no lo he hecho, será para todos importante entender como un torero de su cuerda,  la que le hemos visto recientemente en sus dos actuaciones en Sevilla, invita a leer a uno de los documentos mejor escritos sobre el que denomina Bergamín: “ Un doble ejercicio físico metafísico de integración espiritual en el que se valora el significado de lo humano heroicamente o puramente en cuerpo y alma”

Desde luego no se incluye  lo que otro gran autor más contemporáneo como lo es Fernando Claramunt dijera en una charla con Bibliófilos Taurinos de México, que tanto Rafael hermano del Gallito y Rodolfo Gaona evidenciaron que se torea con el toro y no contra él, en nuestro tiempo es una verdad rotunda que nada tiene que ver con el toro que describió Bergamín en 1930.

Pero la literatura y el grupo de bibliófilos mexicanos que ahora preside Humberto Ruiz lo prueba, es un elemento importante para saborear lo que acontece en el ruedo, recientemente el grupo presentó un libro y lo hará en Madrid en el transcurrir en San Isidro, del cual me extenderé en cuanto lo tenga en mis manos, como el de la reciente edición de GNP, para disfrutar de la letra escrita, los conceptos.

Entendiendo lo que decía Bergamín: “Si me hubieran hecho objeto sería objetivo, pero me hicieron sujeto” Y usted saque sus conclusiones al respecto.

Pero también dijo: “El valor espera y el miedo va a buscar”

Lo cual convida a tener calma hay más tiempo que vida, ya les estaré platicando en cuanto tenga oportunidad de leer ambos documentos uno completo, el de los mexicanos y otro reitero el texto de Morante que precede al que he leído y releído varias veces de Bergamín, amigo entre otros de Unamuno y de Juan Ramón Jiménez autores de una generación brillante de las letras españolas.

Hasta entonces.

 

 

 


 

 

En la videoteca de Proyecto40 pueden encontrar el programa de ayer:

 

 




 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: