Breves Noticias Taurinas

5 Abr

 

 

GANADEROS MEXICANOS ASISTIRÁN A LA ASAMBLEA DE LA UNIÓN DE CRIADORES DE TOROS DE LIDIA EN ESPAÑA
IMG_1304

Foto: Archivo de la ANCTL
Tras el productivo acercamiento que la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL) logró durante la más reciente Asamblea Anual del gremio llevada a cabo el pasado mes de enero del año en curso, al invitar a asistir a ésta a un grupo de destacados miembros de la Unión de Criadores de Toros de Lidia de España; ahora, en próximos días, varios miembros del Consejo de la ANCTL asistirán a la Asamblea que los ganaderos de bravo ibérico sostendrán en Sevilla.

El objetivo es dar continuidad a una serie de compromisos y acuerdos logrados durante el mencionado encuentro que se llevó a cabo en la ciudad de San Miguel Allende, Guanajuato, mismos que serán de transcendencia para el rubro de los ganaderos de toros bravos en ambos lados del Atlántico.

Entre estos se encuentra el continuar intercambiado puntos de vista para mejorar e incrementar la raza del toro de lidia, así como la difusión y el fortalecimiento de la defensa de la fiesta brava en ambos continentes, a través de las entidades conocidas como Tauromaquia Mexicana Siglo XX y la Fundación Toro de Lidia de España; que como se recordará fueron signados por los representantes de los criadores, Don Manuel Sescosse Varela de México y Don Carlos Núñez Dujat des Allimes de España.

A la mencionada Asamblea en Sevilla acudirán el presidente de la ANCTL, Manuel Sescosse Varela, miembros del Consejo como Sergio Hernández Weber, José Arroyo Loyo, José María Arturo Huerta, Pablo Suárez Gerard, Octavio Casillas, y otros distinguidos ganaderos como Pablo Moreno Valenzuela, Fernando Pérez Salazar, Miguel Barroso.

En próximos días estaremos enviado información relativa a los trabajos y actividades que estos criadores de toros de lidia, llevarán a cabo con sus homólogos españoles.

 


 

 

La Asamblea General de la UCTL se celebrará el próximo viernes en Sevilla

POR UCTL · 5 DE ABRIL DE 2016
DESTACADOS, NOTICIAS ·

La Unión de Criadores de Toros de Lidia celebrará el próximo viernes, 8 de abril, su Asamblea General Ordinaria y este año tendrá lugar en la Real Venta de Antequera de Sevilla. Previo a la Asamblea y en el mismo lugar, a las 11:00 horas, se oficiará una misa en recuerdo a los ganaderos y familiares fallecidos durante ese año.

ORDEN DEL DÍA

  1. Intervención del Presidente.
  2. Examen y aprobación, si procede, de las Cuentas Anuales del Ejercicio 2015
  3. Examen y aprobación, si procede, de los Presupuestos del ejercicio 2016. Aprobación de las cuotas y obligaciones económicas de los asociados propuestos por la Junta Directiva.
  4. Informe de Gestión de la Junta Directiva y Memoria del año 2015.
  5. Ruegos y preguntas.
  6. Nombramiento de dos interventores para la aprobación del acta.

 

 


 

 

 

Les comparto uno de mis críos para este 24 de Abril en Pachuca, y

CfO_Ic7UYAEWB7I

 


 

 

OCHO CON OCHO: LA DESPEDIDA POR LUIS RAMÓN CARAZO

4 ABRIL, 2016

No sé si por lo doloroso que es retirarse de la pasión personal que es la actividad profesional, en éste caso la de torero,  antaño los matadores en una sola tarde y muchas veces, sin previo aviso, se cortaban la real o hipotética coleta para retirarse temporal o definitivamente de los ruedos.

Dos casos distintos para ilustrar serían el de Eloy Cavazos y el de Jorge Gutiérrez, en tiempos más recientes.

Eloy a punto de celebrar 50 años de alternativa lo hizo de un sinfín de plazas e ignoro si se llegó a acostumbrar a escuchar Las Golondrinas cada vez que se despidió de los ruedos pero de que le calaba hondo lo recuerdo cada vez que lo entrevistaba y salía a colación la última faena con el cariño popular de su lado.

Tan siempre hay un rescoldo de lo que son y serán los matadores de toros, que ahora se rumora que tal vez Eloy se vista de luces para conmemorar 50 años de que Antonio Velázquez en Monterrey lo ungió matador de toros con el testimonio del recientemente fallecido Humberto Moro.

Por su hidalguense parte, Jorge acaba de celebrar los 20 años de la gran faena a Giraldillo astado de Manolo Martínez que fuera indultado con una gran faena el 17 de marzo de 1986 para que al final en recorrido triunfal Manolo como ganadero y él cómo matador recorrieran el ruedo capitalino en son de triunfo, a los pocos meses Manolo se nos adelantó en el paseíllo a la Gloria.

Jorge también se despidió en el transcurrir de una temporada y solamente actúo hace pocos años, en un festival inolvidable en Querétaro para respetar su decisión personal de dejar por la paz el vestir el traje de luces.

Hace unas semanas quién con gran madurez tomó la decisión de retirarse fue Eulalio López El Zotoluco y en ese trayecto ya acumuló dos fechas; la primera en Cadereyta y la segunda el sábado reciente, en Texcoco donde lo hizo en son de triunfo y con el cariño popular de estímulo y le brindó esa última actuación a Mauricio Martínez Kingston y ya empezó a escuchar Las Golondrinas como fondo de su faena de despedida.

La cuenta regresiva va sumando y en su memoria van a irse impregnando las plazas por las que vaya despidiéndose, de la actividad que inició desde que era un niño, siempre con el apoyo de sus padres y con la convicción de que escalaría alto en el toreo, a su modo y manera lo ha logrado y son ya casi 30 años de que tomó la alternativa y sus triunfos han sido vastos.

Lalo deja una historia en la que resalta su capacidad para manejarse en primera línea en la que para llegar tuvo que apechugar de todo, sin importar que los contratos asegurados por los primeros años fueran escasos, luego su trayectoria en España dónde se hizo notar en las corridas duras como las de Miura que se dice fácil pero solamente Gaona y Armillita en su glorioso tiempo lidiaron tantos astados como el maestro de Atzcapotzalco.

En su recorrido irá dejando un hueco difícil de llenar, la de la dignidad y de saber entender el comportamiento de los diferentes encastes para lograr lidiarlos muchas veces con primor, me recuerdo de memoria en un mano a mano con Enrique Ponce en La México, al toro Romerito de Los Encinos, al cual logró extraer todas las buenas cualidades para una faena de indulto memorable.

En fin y si bien hace muchos años ningún torero en México colma los tendidos hasta el tope, excepción desde luego José Tomás en tiempos recientes, si es importante enfatizar que tal vez en esta última etapa como matador de toros, el gran público sabrá comprender lo que representa Eulalio en la historia del toreo, y en cada tarde de despedida se lo transmita, como ya lo hiciera el público en Texcoco, el sábado pasado y antes el de Cadereyta.

¡Que dentro de lo duro que es decir adiós que su recompensa sea lo que hace con sus facultades en plenitud, El Zotoluco!

 


 

 

Un gusto recibir en la Cámara de Diputados a los líderes de organizaciones representativas del sector pecuario.

 


 

 

 

Jornada Taurina

Publicado por Bernarda Muñoz el 4/4/2016

[Bernarda Muñoz] Festejos del martes 5 al domingo 10 de abril de 2016.

 

Martes 5 abril
SANTA ROSA DE LIMA DIVISA AZUL REY, ORO Y PLATAVilla Purificación, Jalisco.

Toros de Santa Rosa de Lima para el rejoneador

Diego Lecumberri y a pie, Alejandro Martínez Vertiz y el español Ocaña Serrano y además el becerrista Julián Garibay.

 

 

 

 

Viernes 8
RANCHO SECO DIVISA CAÑA Y ROJOLA PLAYA DIVISA VERDE,GUINDA Y AMARILLOMexicali, B. C.

Toros dos de Rancho Seco y cuatro de La Playa para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza y a pie, Antonio García “El Chihuahua” y Michelito Lagravere.

 

 

 

 

EL JUNCO DIVISA ROJO, ROSA Y BLANCO aSAN MAXIMIANO DIVISA AMARILLO,ROJO Y AZUL FUERTEMorelia, Michoacán. Palacio del Arte.

Novillos de El Junco y San Maximiano para

Emiliano Villafuerte “El Moso”, Patricio Ochoa y Baruch Arreola.

 

 

 

 

Sábado 9
el batanEnsenada, B. C. (L. A. Cetto)

Toros de El Batán para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza y a pie, Ignacio Garibay y Christian Aparicio.

 

 

 

 

Tlaxcala, Tlaxcala.

Astados de diversas ganaderías para

Rafael Ortega, Jerónimo, Alejandro Ferrer, José Luis Angelino, Gerardo Rivera y Héctor Gabriel Ferrer.

 

 

 

 

Domingo 10
FERNANDO DE LA MORA DIVISA AMARILLO Y BLANCO aTijuana, B. C.

Toros de Fernando de la Mora para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza y a pie, Zotoluco y José Mauricio. Los Recortadores Españoles.

 

 


 

 

 

Jornada Taurina en España y Francia

06/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España

Toros de Las Ramblas para Miguel Abellán, El Cid, Joselito Adame

 

07/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España –

Toros de El Pilar para Sebastián Castella, Alberto López Simón

 

08/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España –

Toros de Victoriano del Río Cortés para Morante de la Puebla, El Juli, Miguel Ángel Perera

 

09/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España –

Toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, José María Manzanares, Andrés Roca Rey

 

09/04/2016 Talamanca del Jarama (Madrid) España –

Novillos de El Estoque y S.A. para Alejandro Conquero, Juan Carlos Benítez

 

10/04/2016 Garlin (Pyrénées-Atlantiques) Francia –

Novillos de Pedraza de Yeltes para Joaquín Galdós, Luis David Adame

 

10/04/2016 Vergèze (Gard) Francia –

Novillos de Cuillé para Manolo Vanegas, Juan de Castilla, Tibo García

 

10/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España –

Toros de Fermín Bohórquez para Sergio Galán, Diego Ventura, Lea Vicens

 

10/04/2016 Talamanca del Jarama (Madrid) España –

Novillos de El Estoque y S.A. para Álvaro García, Miguel Pacheco

 

10/04/2016 Illescas (Toledo) España –

Toros de Ganadería de Urcola, José Escolar Gil, Ganadería del Tajo, Guadalmena, El Ventorrillo y Antonio San Román para Cristian Escribano

 

10/04/2016 Las Ventas (Madrid) España –

Novillos de Toros de Pablo Mayoral para Andrés Jiménez “Gallo Chico”, David de Miranda, Juan Carlos Carballo

 

11/04/2016 Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España –

Toros de Daniel Ruiz Yagüe para El Cid, David Mora, Daniel Luque

 

 


 

 

Primeros comentarios de Alberto Huerta tras cornada

(cortesía Capote Revista Taurina)

 

 


 

 

Parte médico de la grave cornada de Huerta

Por: Redacción | Foto: ATM
Martes, 05 de Abril del 2016 | México, D.F.

El matador Alberto Huerta evoluciona favorablemente de la aparatosa cornada sufrida el domingo pasado en la plaza de Reynosa, y su estado de salud es estable a pesar de que el pitón del toro de Rafael Mendoza entró por una zona sumamente delicada.

Según el parte médico emitido ayer por el doctor Ulises Octavio Lío Solís, la herida tenía la siguiente descripción: “Cornada en el costado derecho con orificio de entrada de unos 12 centímetros, con una trayectoria hacia adentro y hacia el costado izquierdo, que causó grandes destrozos en los músculos de la región, contusionando el riñón derecho, con orificio de salida en el glúteo izquierdo.

“El pitón fracturó las vértebras cuarta y quinta, pasando a un centímetro de la aorta sin lesionarla. Esta trayectoria es de aproximadamente 40 centímetros de extensión. Y presentaba otra hacia la región abdominal que contusionó el intestino grueso aproximadamente en 15 centímetros. Había otra trayectoria más hacia abajo de 10 centímetros. Se practicó laparoscopia para descartar lesión abdominal. Se le proporcionó un litro de sangre debido a la profusa hemorragia”.

El hijo del matador Víctor Huerta, y sobrino de la gran figura Joselito Huerta, aún con los efectos de la sedación comentó: “es la primera cornada que sufro en 21 años de profesión y ha sido muy dura, pero me voy a levantar para seguir adelante, pues deseo que este momento pase lo antes posible para ir por la revancha”. Por lo pronto, Alberto seguirá en observación en el Hospital Santander de Reynosa.

 


 

 

Desde el barrio: El toreo es riqueza

Por: Paco Aguado | Opinión
Martes, 05 de Abril del 2016 | Sevilla, España

Que la fiesta de los toros, además de tradición, arte y cultura, es una considerable fuente de riqueza allá donde se celebra en todo el mundo, es algo que sabíamos o suponíamos pero que convenía empezar recordarle a esta confundida sociedad de nuevos políticos e internautas fácilmente manipulables.

Por eso ha llegado tan a tiempo el informe que la asociación de empresarios españoles le ha encargado a la Universidad de Extremadura, y en concreto al profesor Juan Medina, para, por primera vez en varios siglos, poner negro sobre blanco los datos más concretos de lo que la fiesta de los toros genera y recibe como actividad económica.

De una manera tan contundente como incontestable, el estudio recientemente presentado acaba por demostrar que el balance general, apoyándose siempre en contrastados datos oficiales y no con las cuentas de la lechera de los antitaurinos, es claramente favorable para el Estado y para la propia economía global española.

Titulado “Los toros en España: un gran impacto económico con mínimas subvenciones”, el estudio de Medina, aun realizado con los datos de un año de crisis como fue el 2013, concluye que tal “impacto” alcanza los mil 600 millones de euros dentro del mercado español, frente a unas “subvenciones” que, descontados los ingresos que obtienen las administraciones públicas por el arriendo o gestión de las plazas de su propiedad, no llegan ni a 20 millones de euros.

Y no sólo eso, sino que únicamente con lo que la fiesta de los toros ingresa al estado en concepto de impuestos y cotizaciones sociales ya se triplica la cantidad de “ayudas” que recibe, convirtiéndola, pese al empeño de los abolicionistas en demostrar lo contrario, en la actividad cultural menos subsidiada de cuantas existen en España y también en la que más impuestos deja en las arcas estatales.

El “informe Medina” que ha publicado ANOET es tan minucioso, preciso y estricto en su análisis y conclusiones que sus apenas ochenta páginas arrasan las obscenas mentiras de ese otro “informe Bosch” que los antitaurinos catalanes presentaron en el Parlamento Europeo y que tanto daño le ha hecho a la imagen del sector de cara a la sociedad al repetirse como un mantra en los medios generalistas.

Y es que en estos últimos tiempos de dura recesión, cuando tantas familias españolas comenzaron a pasar verdaderas penurias, era muy fácil atacar al toreo con la asquerosa, goebbeliana y demagógica falacia de los 600 millones de euros que Bosch y sus secuaces fijaron y propalaron alegremente como escandalosa cifra de subvenciones estatales para el toreo.

Esa dañina mentira multimillonaria se ha convertido en una verdad mediática de tanta y tan agresiva repetición, justo hasta que este informe -que, salvo excepciones, los medios generalistas han reflejado con muchas reticencias y no sin un claro prejuicio antitaurino- ha llegado para poner las cosas en su sitio, como podrá comprobar cualquiera que se dedique simplemente a hojearlo.

Claro que si, tal y como se esperaba, el informe no ha tenido el eco que merecía en esos medios en los que sospechosamente los animalistas siempre encuentran espacios sobrados para sus campañas, lo más sorprendente del asunto es el rutinario tratamiento que le han dado los medios especializados que tanto tiempo y espacio dedican a otros asuntos “económicos” más particulares.

Pero sea como sea, la mejor noticia es que ahí están las cifras, claras y elocuentes, para quien quiera usarlas. Y que, con el trabajo de Juan Medina y el apoyo de ANOET, el toreo tiene al alcance nuevos argumentos y más serios elementos de juicio para seguir enseñando los dientes a quienes esperaban acabar con la fiesta de los toros sin resistencia y entre el silencio de los corderos.

 


 

 

 

ENTREVISTA Esaú Fernández se sincera

‘Pensaba: ¿por qué a mí?’

05/04/2016 13:11
‘Los tres sabíamos la situación que teníamos: había que tirar para adelante sí o sí’

‘No sale el mismo toro para todos, esa es una gran realidad’

‘Si supiera la gente las horas de sacrificio que hay detrás…’

Esaú Fernández, en el Hotel Colón de Sevilla I IRENE MARTÍN MOYA
IRENE MARTÍN MOYA > Sevilla
Cada vez que me encuentro con Esaú Fernández está rodeado de prensa, leyendo y analizando lo ocurrido el día anterior. Conoce la sensación de cuando salen las cosas bien en Sevilla, pero ayer no funcionó la tarde como deseaba. Es un torero joven, que se enfrenta a enigmas y se cuestiona lo ocurrido. Sincero, desolado, pero aún con fuerzas, muestra una realidad que desconocen muchos. Ésta es una ventana a su mente.

-La palabra es desesperante. Desde por la mañana se quería suspender la corrida pero no era el momento de suspender una corrida, y desde que llegamos por la tarde sabíamos que íbamos a tirar para adelante.

-¿Hablasteis entre vosotros antes de veros en la plaza?

-No, yo creo que no hacía falta ni hablar. Los tres sabíamos a lo que veníamos. Sabíamos la situación y todo y teníamos que tirar para adelante sí o sí. No había otra.

-Era una oportunidad que precisamente a vosotros os hacía falta ¿no?

-Hombre, es Sevilla. Sevilla pesa mucho y evidentemente nos hace falta. A cualquier torero le hace falta un triunfo en Sevilla, más a nosotros.

-Si pesa el triunfo, ¿también pesa que no ocurra nada?

-Pues sí. No depende de uno. Si dependiera todo de mí hubiese hecho que embistieran los toros que no se hubieran desfondado a la primera de cambio. Si los aliviaba a media altura, me protestaban y me soltaban la cara; y si los toreaba por abajo, duraban uno o dos y se paraban. Nosotros no podíamos jugar con los elementos, ni los meteorológicos ni con el toro. Yo dependía de mi actitud. ¿Que llovía? No depende de mí. ¿Qué hacía aire? No dependía de mí. Más de lo que se hizo era imposible.

-¿Y ahora qué?

-Pues, ahora no lo sé. Ahora estamos aquí. Ahora mismo… si te soy sincero ni pienso. Ahora, no sé, me iré unos días al campo, irme de viaje… No sé. Peor de lo que fue la corrida, imposible. Es que no dio la más mínima opción. Demasiado aguantaron los que estaban en el tendido. Una corrida desigual, astifina, que yo creo que de sevillana tenía poco. Nos ha tocado apechugar a nosotros tres. Aquí es cierto que no sale igual el toro para todo el mundo. No sale el mismo toro para todos. Esa es una gran realidad.

-¿Eso es una queja?

-Es lo que toca. Yo no me quejo. Estoy donde tengo que estar y la situación mía es la que es.

-Pero Sevilla se te suele dar bien, estás acostumbrado a eso, y ayer pasó en blanco. Aunque no fuese por tu culpa…

-¿Y qué haces? Encima ayer hasta entraron las espadas que en otro momento tenían que haber entrado y dice uno bueno, ¿por qué?

-¿Y a qué conclusión llegas?

-Creo que no lo merecía. Ninguno de los tres. ¿Sabes lo que es vivir 365 días por y para el toro? Dedicado en cuerpo y alma a tu profesión. Quitado la juventud y todo. Al final eres un parásito. Un parásito para la sociedad. Los amigos de tu edad salen, entran, y uno no. Te levantas vas a entrenar, llega la hora de comer, después estás un rato con el móvil, te vuelves a ir a entrenar, llegladillo1as por la noche y estás reventado. ¿Tienes ganas de ver a alguien? No, te duchas, estás cansado y lo que haces es acostarte. Cuando no, viajes o tentaderos.

…Pero con eso ¿qué le dices tú a un torero? Después de que ha hecho todo lo que estaba en sus manos…

-¿Qué te dices tú a ti mismo?

-¿Yo? He pensado tantas cosas. (Resopla). Me metí en la habitación y salí a las doce y media. No vi a nadie. Al mozo de espadas le dije ‘cuando acabes de recoger, vete, que quiero estar solo’. No es fácil, qué voy a pensar. Es que ni hablaba, escuchaba música, me metí en la ducha una hora, salí como un garbanzo, me harté de llorar, todo. No cené. Es que ni pensaba. No sabía qué pensar. Pensaba que ¿por qué? ¿por qué yo esto? ¿por qué a mí? Como no encontraba explicación y respuesta me fui para casa. Es que veía el vídeo y veía al vídeo, y analizaba pero… es que no había más opción. Si supiera la gente las horas de sacrificio y de lucha que hay detrás… pero bueno esto es una carrera de fondo.

 


 

 

Andrés Roca Rey vendrá a Zacatecas

OSCAR FERNÁNDEZ SÁNCHEZ

3 Apr 2016 22:56:27

 

A final de cuentas, la empresa Zacatecas, Tierra de Toros, comandada por Manuel Sescosse y Juan Enríquez, logró firmar a Pablo Hermoso de Mendoza y al peruano Andrés Roca Rey para que actúen en la monumental zacatecana.

En breve charla con Enríquez poco antes de viajar a Jerez para presenciar la segunda y última de feria, nos informó sobre la celebración de una corrida extraordinaria en el coso local.
No precisó fecha y tan solo se limitó a informar que en breve se convocará a una conferencia de prensa para dar a conocer los detalles.
Adame en Sevilla

Pasado mañana en la Real Maestranza de Sevilla actuará el diestro mexicano Joselito Adame al lado de Miguel Abellán y Manuel Jesús El Cid con toros de Las Ramblas.

Será la única corrida en que participe el torero hidrocálido y será su reaparición luego de la cornada sufrida hace dos semanas en la plaza de Valencia.

Suspensión de festejos

A final de cuentas se suspendieron las dos novilladas que se habían organizado por parte de Marco Antonio Aguirre y que se iban a llevar a cabo en la monumental zacatecana.

Un duro revés para los novilleros anunciados y que pone de manifiesto también las enormes dificultades para poder organizar festejos novilleriles.
Romero en Aguascalientes

Se dieron a conocer los carteles para la feria de San Marcos 2016 y figura en una corrida el nombre del diestro zacatecano Antonio Romero.

En efecto, Toño actuará en la corrida del “Estoque de Oro” el martes 26 de abril al lado de Víctor Mora, José Luis Silis , Gerardo Adame, Luis Conrado, Alejandro López y Brandon Campos con toros de Enrique Fraga.
¡Hasta el próximo lunes!

cronista43@msn.com

 


 

 

 

500 años de Tauromaquia en México (II)

II. Ganados que se establecieron en la Nueva España


Antonio Navarrete. TAUROMAQUIA MEXICANA. México, Edit. Pulsar, 1996. Ils. Lám. N 3. Atenco.
A partir de 1493, en el segundo viaje al otro lado del océano, comienza a llegar el ganado de casta y las huestes de Hernán Cortés comienzan el desarrollo de diversas variedades de plantas y animales, obra realizada por quienes comenzaban a convertirse más en colonizadores que en conquistadores. Y entre ellos la simiente de lo que luego sería la ganadería de bravo, comenzando por la Nueva España, de donde pasa a diversos predios mexicanos. Esta es la temática que aborda el historiador Coello Ugalde, en la segunda entrega de su ensayo “500 años de Tauromaquia en México”.
Actualizado 28 marzo 2016

José Francisco Coello Ugalde, historiador
Fue en el segundo viaje del almirante genovés, el de 1493 y en noviembre cuando llegó a la isla de la Dominica “todo género de ganado para casta” como lo apunta Enrico Martínez.[1] Y el término “para casta” fue manejado con el sentido de explicar que aquel género de ganado” serviría simple y llanamente para la reproducción.

Establecidos aquí una serie de elementos básicos sobre el traslado de ganado de Europa a América, pasemos ahora a observar la manera en que se fomenta el desarrollo de diversas variedades de plantas y animales, obra realizada por quienes comenzaban a convertirse más en colonizadores que en conquistadores. Aunque ni una ni otra labor se olvidó. Se pregunta Sonia Corcuera:

¿Por qué no recordar en Cortés al pionero que introdujo desde las Antillas semillas, caña de azúcar, moreras, sarmientos y ganado para iniciar su labor ya no de conquista, sino de colonización?[2]


El conquistador Hernán Cortés. Lámina del Códice Panes-Abellán. Fuente: Biblioteca Nacional de México.

Hacia 1512, al fundarse en la isla de Cuba la ciudad de Baracoa, Hernán Cortés sigue, con mayor éxito que en la Española (Santo Domingo), sus pacíficas tareas de escribano y granjero. Emprende paralelamente el cultivo de la vid, cría vacas[3] y toros, ovejas y yeguas; explota minas de oro y se entrega al comercio.[4]

Luego de la conquista (13 de agosto de 1521), ha dicho Fernando Benítez: “Tenochtitlán no murió de muerte natural sino violentamente, por la espada, único final digno de una ciudad guerrera”[5] , por lo que para 1524 se encontraban establecidos algunos factores para llevar a cabo el proceso de la agricultura y el de la crianza de ganados, mayores y menores. Así se cuenta con bestias de carga y de leche (bestias de carga y arrastre: caballo, mula y buey; de carne y de leche: vacas, cerdos, ovejas y cabras. Por otro lado de gallinas y pavos de castilla sin contar otras especies de menor importancia), cosas tan provechosas como necesarias a la vida.

Sin embargo, el 24 de junio de 1526,“que fue de San Juan…, estando corriendo ciertos toros y en regocijo de cañas y otras fiestas…”[6], se corren toros en México por primera vez. Entonces ¿qué se lidió al citar el término “ciertos toros”, si no había por entonces un concepto claro de la ganadería de toros bravos?

¿No serían cíbolos?

Recordemos que Moctezuma contaba con un gran zoológico en Tenochtitlán y en él, además de poseer todo tipo de especies animales y otras razas exóticas, el mismo Cortés se encargó de describir a un cíbolo o bisonte en los términos de que era un “toro mexicano con pelaje de león y joroba parecida a la de los camellos”.

El bisonte en época de la conquista ascendía a unos cincuenta millones de cabezas repartidas entre el sur de Canadá, buena parte de la extensión de Estados Unidos de Norteamérica y el actual estado de Coahuila.

Si bien los españoles debían alimentarse -entre otros- con carnes y sus derivados, solo pudieron en un principio contar con la de puerco traída desde las Antillas. Para 1523 fue prohibida bajo pena de muerte la venta de ganado a la Nueva España, de tal forma que el Rey intervino dos años después intercediendo a favor de ese inminente crecimiento comercial, permitiendo que pronto llegaran de la Habana o de Santo Domingo ganados que dieron pie a un crecimiento y a un auge sin precedentes. Precisamente, este fenómeno encuentra una serie de contrastes en el espacio temporal que el demógrafo Woodrow W. Borah calificó como “el siglo de la depresión”[7] , aunque conviene matizar dicha afirmación, cuando Enrique Florescano y Margarita Menegus afirman que:

Las nuevas investigaciones nos llevan a recordar la tesis de Woodrow Borah, quien calificó al siglo XVII como el de la gran depresión, aun cuando ahora advertimos que ese siglo se acorta considerablemente. Por otra parte, también se acepta hoy que tal depresión económica se resintió con mayor fuerza en la metrópoli, mientras que en la Nueva España se consolidó la economía interna. La hacienda rural surgió entonces y se afirmó en diversas partes del territorio. Lo mismo ocurrió con otros sectores de la economía abocados a satisfacer la demanda de insumos para la minería y el abastecimiento de las ciudades y villas. Esto quiere decir que el desarrollo de la economía interna en el siglo XVII sirvió de antesala al crecimiento del XVIII.[8]


Cuadro que relaciona el comportamiento que se dio con la sobrepoblación de las distintas cabezas de ganado establecidas en Nueva España, entre 1540 y 1630, y dicha sobrepoblación con el decremento de la población de indígenas y blancos que poblaron dichos territorios. Fuente: BORAH, Woodrow W: El siglo de la depresión en la Nueva España. México, ERA, 1982. 100 pp. (Problemas de México)., p. 18.

El estudio de Borah publicado por primera vez en México en 1975, ha perdido vigencia, entre otras cosas, por la necesidad de dar una mejor visión de aquella “integración”, como lo apuntan Andrés Lira y Luis Muro, de la siguiente manera:

Hacia 1576 se inició la gran epidemia, que se propagó con fuerza hasta 1579, y quizá hasta 1581. Se dice que produjo una mortandad de más de dos millones de indios. La fuerza de trabajo para minas y empresas de españoles escaseó entonces, y las autoridades se vieron obligadas a tomar medidas para racionar la mano de obra y evitar el abuso brutal de los indígenas sobrevivientes.

Por otra parte, la población mestiza había aumentado a tal grado que iba imponiendo un trato político y social que no se había previsto. Mestizos, mulatos, negros libres y esclavos huidos, al lado de criollos y españoles sin lugar fijo en la sociedad concebida como una organización de pueblos de indios y ciudades y lugares de españoles, alteraron el orden ideado por las autoridades españolas, en cuyo pensamiento sólo cabía una sociedad compuesta por “dos repúblicas, la de indios y la de españoles”.[9]

En cuanto a la tesis de cíbolos o bisontes, ésta adquiere una dimensión especial cuando en 1551 el virrey don Luis de Velasco ordenó se dieran festejos taurinos. Nos cuenta Juan Suárez de Peralta que don Luis de Velasco, el segundo virrey de la Nueva España entre otras cosas se aficionó a la caza de volatería. Pero también, don Luis era “muy lindo hombre de a caballo”, jugaba a las cañas, con que honraba la ciudad, que yo conocí caballeros andar, cuando sabían que el virrey había de jugar las cañas, echando mil terceros para que los metiesen en el regocijo; y el que entraba, le parecía tener un hábito en los pechos según quedaba honrado (…) Hacían de estas fiestas [concretamente en el bosque de Chapultepec] de ochenta de a caballo, ya digo, de lo mejor de la tierra, diez en cada cuadrilla. Jaeces y bozales de plata no hay en el mundo como allí hay otro día.[10]

Estos entretenimientos caballerescos de la primera etapa del toreo en México, representan una viva expresión que pronto se aclimató entre los naturales de estas tierras e incluso, ellos mismos fueron dándole un sentido más americano al quehacer taurino que iba permeando en el gusto que no sólo fue privativo de los señores. También los mestizos, pero sobre todo los indígenas lo hicieron suyo como parte de un proceso de actividades campiranas a las que quedaron inscritos.

El torneo y la fiesta caballeresca primero se los apropiaron conquistadores y después señores de rancio abolengo. Personajes de otra escala social, españoles nacidos en América, mestizos, criollos o indios, estaban limitados a participar en la fiesta taurina novohispana; pero ellos también deseaban intervenir. Esas primeras manifestaciones estuvieron abanderadas por la rebeldía. Dicha experiencia tomará forma durante buena parte del siglo XVI, pero alcanzará su dimensión profesional durante el XVIII.


Juan Suárez de Peralta: Tractado de la Cavallería jineta y de la brida. México, La Afición, 1950. 149 p. Ils.

Esta obra, desde mi punto de vista, es la primera gran síntesis de experiencias registradas por un personaje nacido en territorio novohispano, quien recoge en el “Tractado” episodios que fueron vertebrando, desde el quehacer urbano, pero también el que se intensificaba en el ámbito rural toda una serie de manifestaciones que consolidaron la tauromaquia mexicana en la segunda mitad del siglo XVI.

El padre Motolinía señala que “ya muchos indios usaran caballos y sugiere al rey que no se les diese licencia para tener animales de silla sino a los principales señores, porque si se hacen los indios a los caballos, muchos se van haciendo jinetes, y querranse igualar por tiempo a los españoles”.

Lo anterior no fue impedimento para que naturales y criollos saciaran su curiosidad. Así enfrentaron la hostilidad básicamente en las ciudades, pero en el campo aprendieron a esquivar por parte del ganado vacuno embestidas de todo tipo, obteniendo con tal experiencia, la posibilidad de una preparación que se depuró al cabo de los años. Esto debe haber ocurrido gracias a que comenzó a darse un inusual crecimiento del ganado vacuno en gran parte de nuestro territorio, el cual necesitaba del control no sólo del propietario, sino de sus empleados, entre los cuales había gente de a pie y de a caballo. Muchos de ellos eran indígenas.

Ejemplo evidente de estas representaciones, son los relieves de la fuente de Acámbaro (Guanajuato), que nos presentan tres pasajes, uno de los cuales muestra el empeño de a pie[11] , común en aquella época, forma típica que consistía en un enfrentamiento donde el caballero se apeaba de su caballo para, en el momento más adecuado, descargar su espada en el cuerpo del toro ayudándose de su capa, misma que arrojaba al toro con objeto de “engañarlo”. Dicha suerte se tornaba distinta a la que frecuentó la plebe que echaba mano de puñales. Sin embargo esto ya es señal de que el toreo de a pie comenzaba a tomar fuerza. Otra escena de la fuente de Acámbaro nos presenta el uso de la “desjarretadera”, instrumento de corte dirigido a los tendones de los toros. En el “desjarrete” se lucían principalmente los toreros cimarrones, que habían aprendido tal ejercicio de los conquistadores españoles. Un relieve más nos representa el momento en que un infortunado diestro está siendo auxiliado por otro quien lleva una capa, dispuesto a hacer el “quite”.


Las dos escenas taurinas en la fuente de Acámbaro, que se remonta a principios del siglo XVII.
En la continuación de la reseña de Suárez de Peralta se encuentra este pasaje:

Toros no se encerraban [en Chapultepec] menos de setenta y ochenta toros, que los traían de los chichimecas, escogidos, bravísimos que lo son a causa de que debe haber toro que tiene veinte años y no ha visto hombre, que son de los cimarrones, pues costaban mucho estos toros y tenían cuidado de los volver a sus querencias, de donde los traían, si no eran muertos aquel día u otros; en el campo no había más, pues la carne a los perros. Hoy día se hace así, creo yo, porque es tanto el ganado que hay, que no se mira en pagarlo; y yo he visto, los días de fiesta, como son domingos y de guardar, tener muchos oficiales, alanos, que los hay en cantidad, por su pasatiempo salir a los ejidos a perrear toros, y no saber cuyos son ni procurarlo, sino el primero que ven a aquél le echan los perros hasta hacerle pedazos, y así le dejan sin pagarle ni aún saber cuyo es, ni se lo piden; y esto es muy ordinario en la ciudad de México y aún en toda la tierra.[12]

Volviendo al buen caballero don Luis de Velasco, él tenía la más principal casa que señor la tuvo, y gastó mucho en honrar la tierra, como apunta Suárez de Peralta. Tenía de costumbre, todos los sábados ir al campo, a Chapultepec, y allí tenía de ordinario media docena de toros bravísimos; hizo donde se corriesen (un toril muy lindo); íbase allí acompañado de todos los principales de la ciudad, que irían con él cien hombres de a caballo, y a todos y a criados daba de comer, y el plato que hacían aquel día, era banquete; y esto hasta que murió.

Al referirse Juan Suárez de Peralta a los “toros de los chichimecas”, nos está dando elementos para comprobar que en aquel tiempo era común traer esos animales desde aquellas regiones que hoy ocupan los estados de Coahuila y hasta el norte de Guanajuato. Dicho ganado no es sino el bisonte ó cíbolo, como se le conoce al mamífero, animal cuadrúpedo, del orden de los rumiantes, llamado en Europa toro de México o mexicano, por parecerse a un toro ordinario, con la diferencia de que sus astas están echadas hacia atrás, y el pelo largo y parecido a la lana de un perro de aguas ordinario: es montaraz, poco domesticable, y andan en manadas en las espesuras de los bosques, especialmente en la provincia de Texas. Por lo tanto, este tipo de ganado específico fue utilizado en alguna otra ocasión, como fue el caso ocurrido en 1734.[13]

En 1526 Hernán Cortés revela un quehacer que lo coloca como uno de los primeros ganaderos de México, actividad que se desarrolló en el valle de Toluca mismo. En una carta del 16 de septiembre de aquel año Hernán se dirigió a su padre Martín Cortés haciendo mención de sus posesiones en Nueva España y muy en especial “Matlazingo, donde tengo mis ganados de vacas, ovejas y cerdos…” [14]

_________________________

[1] Enrico Martínez: Repertorio de los tiempos e historia de Nueva España (1606). México, SEP, 1948. (Testimonios mexicanos, 1), cap. XXVI, p. 141.

[2] Sonia Corcuera: Entre gula y templanza. Un aspecto de la historia mexicana. UNAM, Facultad de Filosofía y Letras, 1981. 261 p. Ils. (COLEGIO DE HISTORIA, Colección: Opúsculos/Serie: Investigación), p. 51.

[3] Antiguamente, referirse a las vacas era generalizar -en cierto sentido- al ganado vacuno, ya que sólo se hablaba de la posesión de los vientres. Por añadidura estaban los machos que, como elemento de reproducción no podía faltar en una ganadería.

[4] “El Cronista A”, Hernán Cortés. En: “El Albatros” N° 4, 1971. Revista de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Julio-Agosto, 1971.

[5] Fernando Benítez: La ruta de Cortés. México, Cultura-SEP, 1983. 308 p. Ils. (Lecturas mexicanas, 7), p. 288.

[6] Hernán Cortés: Cartas de Relación. Nota preliminar de Manuel Alcalá. Décimo tercera edición. México, Porrúa, 1983. 331 p. Ils., planos (“Sepan cuántos…”, 7), p. 275.

[7] Woodrow, W. Borah: El siglo de la depresión en la Nueva España. México, ERA, 1982. 100 p. (Problemas de México).
El autor apoya su tesis en las actividades de la economía durante la colonia para conocer los comportamientos demográficos que se dieron en forma agresiva a causa de nuevas enfermedades, la desintegración de la economía nativa y las malas condiciones de vida que siguieron a la conquista. Este fenómeno tuvo su momento más crítico desde 1540 y hasta mediados del siglo XVII, mostrando bajos índices de población, entre los indígenas y los españoles (hacia 1650 se estiman 125,000 blancos en Nueva España y unos 12,000 indígenas). La población indígena alcanzó una etapa de estabilidad, luego de los efectos señalados, a mediados del siglo XVIII “aunque siempre a un ritmo menor que el aumento de las mezclas de sangre y de los no indígenas”.
Es interesante observar una de las gráficas (AHT24RF541, véase anexo número cinco) donde vemos valores de cabezas de ganado mayor y menor muy disparados contra un decremento sustancial de los indígenas y blancos, lo cual originó, por otro lado, un estado de cosas donde dichos ganados mostraron no solo sobrepoblación sino que el hábitat se vulneró y se desquició lo cual no permite un aumento de la producción, pues los costos se abatieron tremendamente.
Esta tesis ha perdido fuerza frente a otros argumentos, como por ejemplo los que plantea la sola trashumancia habida en buena parte del territorio novohispano, o aquel otro que propone Pedro Romero de Solís en su trabajo denominado “Cultura bovina y consumo de carne en los orígenes de la América Latina” (véase bibliografía). Pero también se ha desdibujado por motivo de que el autor nunca consideró que habiendo una crisis demográfica de las dimensiones analizadas en su estudio, estas nunca iban a permitir que la economía creciera. Por supuesto que la economía colonial creció desde finales del siglo XVI, se desarrolló durante todo el siglo XVII y se consolidó, en consecuencia hasta que operaron abiertamente las reformas borbónicas.

[8] Enrique Florescano y Margarita Menegus: “La época de las reformas borbónicas y el crecimiento económico (1750-1808)” (p. 363-430). En HISTORIA general de MÉXICO. Versión 2000. México, El Colegio de México, Centro de Estudios Históricos, 2000. 1104 p. Ils., maps., p. 365-6.

[9] Andrés Lira y Luis Muro: “El siglo de la integración” (p. 307-362). En HISTORIA general de MÉXICO. Versión 2000. México, El Colegio de México, Centro de Estudios Históricos, 2000. 1104 p. Ils., maps., p. 311. Además, véanse las páginas 316 y 317 del mismo texto que abordan el tema de “La población”.

[10] Juan Suárez de Peralta: Tratado del descubrimiento de las Indias (Noticias históricas de Nueva España). Compuesto en 1589 por don (…) vecino y natural de México. Nota preliminar de Federico Gómez de Orozco. México, Secretaría de Educación Pública, 1949. 246 p., facs. (Testimonios mexicanos. Historiadores, 3), p. 100.

[11] Empeño de a pie. Obligación que, según el antiguo arte de rejonear, tenía el caballero rejoneador de echar pie a tierra y estoquear al toro frente a frente, siempre que perdía alguna prenda o que la fiera maltrataba al chulo.

[12] Suárez de Peralta, Op. cit.

[13] Salvador García Bolio: “Plaza de Toros que se formó en la del Volador de esta Nobilísima Ciudad: 1734. [Cuenta de gastos para el repartimiento de los cuartones de la plaza de toros, en celebridad del ascenso al virreynato de esta Nueva España del el Exmo. Sor. Don Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta]”. México, Bibliófilos Taurinos de México, 1986. XX + 67 p. Ils., facs., p. XIV: “Dies y Ocho pesos que tubo de Costo el armar Vn toril, para las Cibolas, que Se trajeron a lidiar…”, “…Síbolos, que se traxeron del R.l Alcazar de Chapultepeque, para lidiarse en la plaza, el último día dela Segunda Semana de la lidia de Toros (justo el jueves 10 de junio).

[14] Isaac Velázquez Morales: “La ganadería del Valle de Toluca en el siglo XVI”. Ponencia presentada a la Academia Nacional de Historia y Geografía el 28 de agosto de 1997.

© José Francisco Coello Ugalde/ 2016

►Los escritos del historiador José Francisco Coello Ugalde pueden consultarse a través de su blogs “Aportaciones histórico taurinas mexicana”, en la dirección:
http://ahtm.wordpress.com/

 

 


 

 

 

Actualidad

Turismo Taurino recibió más de 4.000 visitas

Aficionados de numerosos pueblos de la provincia de Sevilla han acudido al patio de la Diputación para conocer el gran potencial turístico y económico que rodea el mundo del toro.
Por Carlos Crivell
Más artículos de este autor
Martes 05 de abril de 2016, 10:25h

La jornada de domingo ha clausurado la Feria de Turismo Taurino, Territorio Toro, en la que han participado más de 4.000 personas durante todo el fin de semana. Aficionados de numerosos pueblos de la provincia de Sevilla han acudido al patio de la Diputación para conocer el gran potencial turístico y económico que rodea el mundo del toro.

Los alumnos de la escuela taurina Sevilla Amate han inaugurado la sesión de domingo con una exhibición de toreo de salón en el ruedo improvisado en la Diputacion de Sevilla. El matador de toros sevillano Pepe Moral ha acudido a la Feria Territorio Toro y ha compartido esta mañana junto a los aficionados presentes en esta clase magistral del joven torero de Los Palacios.

El plato fuerte de la jornada fue la presencia del cantante José Manuel Soto que fue el protagonista de la actividad titulada ‘Soy aficionado’ donde personalidades de otros ámbitos de la sociedad muestran su afición y respeto por la tauromaquia.

José Manuel Soto insistió en la necesidad de conocer en profundidad la fiesta de los toros como mejor forma de defenderla y de quererla. “Si la gente conociera el toreo dejaría de tener algunos prejuicios que se observan en la sociedad actual hacia este espectáculo”. Este afamado y querido cantante habló de la sensibilidad especial que tiene la Plaza de Toros de Sevilla y de la importancia que tiene para los toreros. Al hilo de esta reflexión dijo que él mismo también sintió “un pellizco en el estómago” cuando tuvo la oportunidad de ofrecer el concierto ‘Soto y amigos’ en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla observando igualmente como le cambiaba la cara a grandes artistas al salir a tal especial escenario.

José Manuel Soto se hizo aficionado porque el toreo en Sevilla “es algo natural que está impregnado en la vida cotidiana de todos los sevillanos” y que en su familia había buenos aficionados a los toros “mucho mejores que yo, que soy un simple admirador de la tauromaquia”, explicó.

Gran presencia de aficionados y visitantes en los expositores presentes en esta II Feria de Turismo Taurino, Territorio Toro, que se sitúa un año más entre las más importantes que organiza la Diputacion de Sevilla dentro de su programación anual. Más de 4.000 personas han acudido durante todo el fin de semana a visitar Territorio Toro.

 

 







 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: