Breves Noticias Taurinas

22 Mar

 

 

Resumen Taurino del Fin de Semana

Pablo y Mónica, a hombros en “Los Azulejos” (fotos)

Por: Redacción | Foto: Sergio Hidalgo
Sábado, 19 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Atizapán de Zagaoza, Méx.- Centro Caballar “Los Azulejos”. Plaza “Conchita Cintrón”. Lleno en tarde agradable. Tres toros de Fernando de la Mora (1o. 3o., y 5o.), uno de Santa Bárbara (2o.), uno de Julio Delgado (4o.) y otro de San Francisco (6o.), de buen juego y bien presentados en su conjunto.

Sebastián Torre: Palmas.

Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas y dos orejas y rabo.

Andres Rozo: Oreja

Mónica Serrano: Dos orejas.

Felipe Vallina: Oreja.

Incidencias: Los Forcados Mexicanos compartieron vuelta al ruedo con el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, tras una buena pega. Los Forcados Amadores de Hidalgo realizaron una buena pega al que correspondio a la rejoneadora Mónica Serrano.

 

 

Los matadores y el novillero, oreja en Tayahua

Por: Bernarda Muñoz | Foto: Archivo
Sábado, 19 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Tayahua, Zac.- Corrida mixta. Entrada lleno. Toros de San Antonio de Triana, buenos en general.

El rejoneador Jorge Carreño: Ovación.

Jorge Delijorge: Oreja.

César Montes: Oreja.

Luis Ignacio Escobedo: Oreja.

El novillero Andrés Suárez del Real: Oreja.

 

 

La madurez como bandera (video)

Por: Jorge Raúl Nacif | Foto: Tauroagencia
Sábado, 19 de Marzo del 2016 | Texcoco, Méx.
Texcoco, Méx.- Corrida nocturna. Tercer festejo de la Feria del Caballo. Alrededor de dos tercios de entrada, en noche de temperatura agradable. Dos toros de Fernando de la Mora (3o. y 6o., para rejones), correctos de presencia y manejables, así como cuatro de Xajay, bien presentados (salvo el 6o.) y de juego desigual. Pesos: 515, 540, 530, 520, 475 y 520 kilos. Ignacio Garibay (caña y oro): Palmas tras aviso y dos orejas. Diego Silveti (azul purísima y oro): Pitos tras dos avisos y palmas tras aviso. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas y ovación. Incidencias: Hermoso no abrió plaza, sino que lidió 3o. y 6o., con la anuencia de la autoridad.

 

Otros resultados en cosos de México

Por: Redacción | Foto: Ángel Sainos
Domingo, 20 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Además de lo sucedido en las corridas de Irapuato y Cadereyta, así como la novillada en la plaza “San Marcos”, de Aguascalientes, presentamos un concentrado con los resultados de otros festejos que se llevaron a cabo la tarde de este domingo en escenarios de la República Mexicana.

Triunfal corrida mixta en Ciudad Lerdo

Ciudad Lerdo, Dgo.- Corrida mixta. Entrada lleno. Tres toros de San Fermín y uno de Paco Santoyo, que fueron manejables. Pedro Gutiérrez “El Capea”: Silencio tras aviso y dos orejas. Jesús Sotomayor: Ovación y dos orejas. Abrió plaza el novillero Abraham Marín y cortó una oreja.

Apéndice para Héctor Gabriel en Benito Juárez

Benito Juárez, Tlax.- Novillada de feria. Lleno, en tarde nublada y fresca. Novillos de varias ganaderías: Vicencio, Coyotepec, El Grullo (3o. y 5o.) y Atlanga, de juego variado. El rejoneador Santiago Zendejas: División. Héctor Gabriel: Oreja con petición de la segunda. Alan Corona: Palmas. Alejandro Fernández: Silencio. José Arreguín: Palmas. Incidencias: Buena pega de los Forcados Teziutecos. (Con información de Álvaro Sánchez).

Dos orejas para Herrera en Dos Ríos

Dos Ríos, Ver.- Entrada lleno. Novillos de Altagracia, que se dejaron. El rejoneador Julián Viveros: Silencio. Juan Pablo Herrera: Dos orejas. Pablo Vite: Palmas. Víctor Ortega: Oreja. El becerrista Cristóbal Arenas “El Maletilla”: Ovación. Incidencias: Los Forcados Amadores de Hidalgo realizaron una buena pega al primer intento.

Patricio Ochoa triunfa en Zacamulpa

Zacamulpa, Hgo.- Corrida mixta. Entrada lleno. Ejemplares de La Antigua, buenos en general. Miguel Ortas “Miguelete”: Vuelta. Ismael Rodríguez: Ovación. Luis Manuel Castellanos: Ovación. Patricio Ochoa: Oreja.

 

 

Tarde sin trofeos en Aguascalientes (video)

Por: Adrián Sánchez | Foto: Landín-Miranda
Domingo, 20 de Marzo del 2016 | Aguascalientes, Ags.

Aguascalientes, Ags.- Plaza “San Marcos”, Tercera novillada de la temporada. Lleno absolito, absoluto, en tarde fría y con ráfagas de viento. Seis novillos de Pepe Garfias, de presencia y juego desigual, destacando el sexto de la tarde por su calidad. Pesos: 431, 404, 406, 428, 436 y 425 kilos. Diego Emilio (noche y oro): Ovación y silencio. Nicolás Gutiérrez (azul celeste y oro): Ovación y palmas. José María Pastor (lila y plata): Vuelta y silencio. Incidencias: Durante la lidia del primero destacaron el picador Héctor Delgado y Jonathan Prado, mientras que en el quinto lo hizo Héctor Rojas.

 

 

 

Zotoluco arranca con éxito su campaña del adiós

Por: Redacción | Foto: Prensa EL
Domingo, 20 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Cadereyta, N. L.- Corrida de feria. Entrada lleno. Seis toros de Marrón, buenos en general, entre los que destacó el 4o..

Eulalio López “Zotoluco”: Ovación y dos orejas y rabo.

Juan Antonio Adame: Ovación y palmas.

Fermín Rivera: Oreja con petición de la segunda y oreja.

 

 

Macías indulta un toro de Begoña en Irapuato (video)

Por: Redacción | Foto: Prensa AM
Domingo, 20 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Irapuato, Gto.- Corrida de feria. Entrada lleno. Dos toros de Los Encinos, para rejones, de buen juego, y cuatro de Begoña, buenos, entre los que destacó el 5o.,que fue indultado.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Oreja y oreja.

Arturo Macías: Oreja y dos orejas y rabo simbólicos tras indulto

Juan Pablo Sánchez: Silencio y palmas.

Incidencias: El toro indultado se llama “Mil Sonrisas”, herrado con el 200 y 485 kilos.

 

 


 

 

 

Presentados los de De Haro para Tlaxcala

Publicado por Redacción el 21/3/2016

Fue presentado el encierro de la ganadería de De Haro que será lidiado en la plaza de toros Jorge Ranchero Aguiler de Tlaxcala, en el tradicional festejo de sábado de Gloria.

Para partir plaza en punto de las 20:00 hrs., están anunciados los matadores Uriel Moreno El Zapata, José Luis Angelino y Sergio Flores.

Num 9

 

Num 41

 

Num 43

 

Num 98

 

Num 105

 

Num 152

 

 


 

 

Jornada taurina de Semana Santa

Por: Bernarda Muñoz | Foto: Archivo
Martes, 22 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Como ya es tradicional en el ambiente taurino mexicano, la Semana Santa se presenta plagada de festejos en varias regiones de nuestra geografía, con la parte fuerte de la Feria de Texcoco y actividad en las plazas de Tlaxcala y Salamanca, entre otras.

Viernes 25

SANTA ROSA DE LIMA DIVISA AZUL REY, ORO Y PLATAApan, Hgo.- Corrida de feria.

Toros de Santa Rosa de Lima para

Christian Aparicio y Luis Ignacio Escobedo, así como los Recortadores Españoles.

 

 

 

JULIO CESAR DELGADO PEREZ DIVISA NARANJA Y ORO aTexcoco, Méx.- Cuarta corrida de feria.

Toros de Julio Delgado para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza, Federico Pizarro y un sustituto de Joselito Adame.

 

 

 

Sábado 26

MARRÓN DIVISA MARRON,VERDE OSCURO Y NARANJA aSalamanca, Gto.- Corrida de feria.

Toros de Marrón para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Silveti.

 

 

 

 

Texcoco, Méx.- 16:30 horas. Quinta corrida de feria.

EL VERGEL DIVISA MORADO, VERDE Y AMARILLOToros de El Vergel para el rejoneador

Emiliano Gamero, Uriel Moreno “El Zapata” y Antonio García “El Chihuahua”.

 

 

 

 

Tlaxcala, Tlax.- 20:00 horas.

DE HARO DIVISA TABACO Y OROToros de De Haro para

Uriel Moreno “El Zapata”, José Luis Angelino y Sergio Flores.

 

 

 

 

 

PUERTA GRANDE DIVISA NEGRO,ORO Y TABACOSan Miguel de Allende, Gto.- Corrida Goyesca.

Toros de Puerta Grande para el rejoneador

Jorge Hernández Gárate y los Forcados de Mazatlán, Arturo Macías y Gerardo Adame.

 

 

 

PROGRESO SAN MATEO DIVISA AZUL CELESTE,BLANCO Y NEGROZacatecas, Zac.-

Novillos de Progreso San Mateo para

Gloria Emma, Iñigo Rodríguez, Patricio Ochoa, José Andrés Origel, Manolo Gaona y Mauricio Ruiz.

 

 

 

Charcas, S. L. P.-

Novillos por designar para

Luis Manuel Castellaños, José Sainz, Jesús Jiménez, Rodrigo Ochoa, David Cázares y el becerrista Marco Guerrero.

 

 

 

Domingo 27

ATLANGA DIVISA ROJO Y AZUL REYSan Cristóbal de las Casas, Chis.-

Toros de Atlanga para

Eulalio López “Zotoluco”, Alfredo Gutiérrez e Ignacio Garibay.

 

 

 

JULIO CESAR DELGADO PEREZ DIVISA NARANJA Y ORO aCiudad Valles, S. L. P.-

Toros de Julio Delgado y Monte Caldera para los rejoneadores

Pablo Hermoso de Mendoza y Horacio Casas.

 

 

 

Texcoco, Méx.- Sexta corrida de feria.

BEGOÑA DIVISA ROJO, AMARILLO Y NARANJA aToros de Begoña para

Diego Urdiales, Juan Pablo Sánchez y Arturo Saldívar.

 

 

 

 

PASTEJE DIVISA AMARILLO Y NEGROAguascalientes, Ags.- Novillada de selección Cuarta de la temporada.

Novillos de Pastejé para

Pepe Vargas, Rodolfo Mejía “El Tuco”, Arturo Soto, Mariano Sescosse, Iván Hernández y José Fernando Sandoval.

 

 

Anuncian a Cuauhtémoc Ayala en Dzoncauich

Por: Redacción
20 de marzo de 2016

El rejoneador yucateco Cuauhtémoc Ayala está anunciado para actuar el próximo domingo 3 de abril en la Plaza de Toros de Dzoncauich, Yucatán, festejo que se realizará con motivo de su tradicional feria y fiesta patronal en honor a Virgen de la Inmaculada Concepción.

El caballista que recibió la alternativa el pasado mes de enero en la Plaza Mérida, lidiará y estoqueará dos toros de la ganadería zacatecana de José Julián Llaguno. En el festejo actuará la cuadrilla de los “Hermanos Tachuela”, quienes lidiarán toros de casta de la región.

El rejoneador yucateco Cuauhtémoc Ayala
Foto: Archivo

 

 


 

 

Jornada taurina en España

25/03/2016 Benidorm (Alicante) España –

Toros de Jandilla para

Morenito de Aranda, Alberto López Simón, Andrés Roca Rey

 

 

26/03/2016

Arles (Bouches-du-Rhône) Francia –

Toros de Garcigrande para

Sebastián Castella, José María Manzanares, Alberto López Simón

 

 

Málaga (Málaga) España –

Toros de Núñez del Cuvillo para

Miguel Ángel Perera, Cayetano, Jiménez Fortes

 

 

 

Lorca (Murcia) España –

Novillos de Madroñiz para

José Manuel Sánchez “El Suresteño”, Manuel Ponce, Alejandro Conquero

 

 

Cabra (Córdoba) España –

Toros de José Luis Marca Rodrigo para

Rivera Ordóñez Paquirri, El Fandi, Julio Benítez “El Cordobés” hijo

 

 

 

27/03/2016

Aignan (Gers) Francia –

Toros de Marqués de Albaserrada para

Sánchez Vara, Alberto Lamelas, César Valencia

 

 

 

 

Arles (Bouches-du-Rhône) Francia –

Novillos de Blohorn y Lartet para

Manolo Vanegas, Leo Valadez, Andy Younes

 

 

 

Arles (Bouches-du-Rhône) Francia –

Toros de Daniel Ruiz Yagüe para

El Juli, Andrés Roca Rey

 

 

 

Real Maestranza de Caballería de Sevilla (Sevilla) España –

Toros de Garcigrande y Domingo Hernández Martín para

Morante de la Puebla, José María Manzanares, Alejandro Talavante

 

 

Las Ventas (Madrid) España –

Toros de Martín Lorca para

Morenito de Aranda, Iván Fandiño

 

 

 

Zarza La Mayor (Cáceres) España –

Toros de El Madroñal para

Rui Fernandes, Leonardo Hernández, Roberto Armendáriz

 

 

 

28/03/2016

Mugron (Landes) Francia –

Novillos de Murteira Grave para

Joaquín Galdós, Pablo Aguado, Luis David Adame

 

 

 

Arles (Bouches-du-Rhône) Francia –

Toros de Fermín Bohórquez para

Andy Cartagena, Diego Ventura, Lea Vicens

 

 

 

Arles (Bouches-du-Rhône) Francia –

Toros de Pedraza de Yeltes para

Manuel Escribano, Thomas Joubert, Juan del Álamo

 

 

 

Sousel (Portalegre) Portugal –

Toros de Jaime Herculano para

Francisco Cortés, Marcelo Mendes, Claudia Almeida

 

 


 

 

Iniciativa sin fundamento por Heriberto Murrieta

image

Hace unos días, la senadora independiente Martha Tagle presentó una iniciativa de ley para prohibir la entrada de menores de edad a las corridas de toros con el objetivo de proteger a los niños ante espectáculos donde se utilizan animales de forma violenta.

Tagle explicó que la iniciativa también busca prohibirles participar activamente en la tauromaquia, debido a que el grado de violencia en la tauromaquia “produce en los menores daño emocional y/o psicológico severo”.

La senadora asegura que el grado de violencia en los espectáculos taurinos produce daño emocional o psicológico en los menores, pero no aporta pruebas contundentes, resultados de estudios, análisis profundos ni estadísticas para respaldar su afirmación. Y no tendría cómo conseguirlos porque no existe absolutamente ninguna conexión entre la afición a los toros y la conducta violenta. No hay tales daños porque reciben la orientación adecuada de los padres que los llevan a los cosos y porque el toreo no consiste en maltratar, ni mucho menos torturar animales por diversión.

Lo peor que puede pasar es que los políticos nos digan cómo educar a nuestros hijos y a dónde podemos llevarlos y a dónde no. Los padres son los únicos responsables de la educación y la formación de sus vástagos. Para colmo, este ánimo liberticida obedece más a una conveniencia política que a un convencimiento pleno de que se debe acabar con las corridas.

El toreo, lejos de ser una actividad cruel o sádica, es una escuela de valores, un espectáculo en el que, por contradictorio que pudiera parecer, se respeta profundamente al toro, que tiene la posibilidad de salvar la vida en caso de ser extremadamente bravo en la plaza, como ‘Hocicudo’ de la ganadería de Los Encinos, el domingo pasado en Guadalajara.

Los niños de hoy son los aficionados, ganaderos y toreros del mañana. Y tienen grandes posibilidades de convertirse en adultos preparados, inteligentes, tolerantes y cultos, que esas son algunas de las características más representativas del prototipo del adepto a los toros.

Para muestra, la multitudinaria y pacífica manifestación pro taurina del domingo pasado en Valencia. Más de 40 mil personas marcharon en paz y en orden para pedir respeto a quienes son aficionados a la Fiesta y exigir libertad para que se siga practicando el toreo.

¿Una manifestación de esa índole es factible en México? El destacado y proactivo ganadero Eduardo Martínez Urquidi afirma que sí y hasta pone fecha tentativa para tal efecto, el 1 de mayo en la taurina ciudad de Aguascalientes.

heribertomurrieta65@gmail.com

Publicada en El Universal.

 


 

¿La fiesta en paz? Valencia: defensores en su tierra, abusadores donde los dejen

image
Juan José Padilla (al centro, con un parche en el ojo), durante la manifestación en Valencia el pasado 13 de marzo. Foto Afp

Por Leonardo Páez.

Desde luego, fue muy importante, sobre todo para la fiesta de toros de España, perdida también con los vaivenes del pensamiento único, la multitudinaria manifestación del domingo 13 de marzo en Valencia, en que más de 10 mil personas en la explanada de la Estación del Norte de esa bella ciudad, convocadas por la Unión Taurina de la Comunidad Valenciana, recorrieron calles aledañas al coso de la calle Xàtiva para externar su apoyo y defensa a la tradición taurina, que no debe confundirse con la ventajosa organización del espectáculo en el mundo taurino.

Como cierre de la manifestación, encabezada entre otros por El Juli, Manzanares, Castella, Padilla, Morante y Rincón; mientras José Tomás, de barba y gafas, prefería mezclarse entre el gentío, el valenciano Enrique Ponce leyó un manifiesto desde uno de los balcones de la plaza de toros para defender un bien cultural, que ampara la Constitución y ha reivindicado a la tauromaquia como portadora de valores sociales y humanos, y como soporte básico y principal de la biodiversidad en nuestro país.

Sic, del latín así, indica que la palabra o frase empleada en un escrito, por dudosa o inverosímil que parezca, es textual. Así, el sicoso manifiesto comenzaba: “Somos fuertes. Y muchos. Y responsables (sic). Lo hemos demostrado hoy aquí. Lo estamos demostrando. Y por todo ello somos felices y estamos orgullosos de ser aficionados a los toros. Que se entere quien debe enterarse, ¡que se entere el mundo! Somos españoles con derechos, españoles de estos tiempos, españoles de todas las sensibilidades y orígenes, también tenemos que resaltar, gracias, que nos acompañan muchos compañeros (sic) de países europeos y americanos donde la tauromaquia tiene reconocimiento y tratamiento de arte, aprendamos (resic) de ellos”.

Continuaba el autor de la poncina: “…en nuestro país 500 mil hectáreas de dehesa se mantienen gracias a la cría del toro bravo, dónde estarían si no en esos paraísos, en qué incendio hubiesen desaparecido, quién las mantendría… Reivindicamos la tauromaquia también por su animalismo, que incluye especialmente la defensa del toro y todas las especies que se refugian en su ambiente. Reivindicamos la tauromaquia como herramienta económica dinamizadora de tantas y tantas ciudades, por su capacidad de crear puestos de trabajo, por los efectos en la fijación de la población rural, por sus aportaciones a las arcas del estado y fundamentalmente porque son raíces de nuestra cultura a las que tenemos derecho a no renunciar”.

Pero en el penúltimo párrafo apareció la pifia generalizadora: …a quienes no les guste que no vengan a la plaza, a quien no le guste el toreo bastante pena tiene con ello, pero sí exigimos, como es propio en un estado de derecho, la libertad de elegir… El trasfondo de este argumento sofista, comodino, exclusivo y excluyente es que pretende agotar el toreo, la verdad, dinamismo y equidad de la tauromaquia, en el mezquino concepto de espectáculo impuesto por la tauromafia en Europa, en América y concretamente en México, donde no hay institución, gremio, autoridad ni diestro que figure dispuesto a exigir el toro de lidia con edad y trapío, pues la bravura es un lujo de la naturaleza y de la inteligencia en vías de extinción. La bonita kermés con que concluyó la reciente temporada grande en la Plaza México, con improcedente salida de Ponce en hombros por ratoneras faenas, es otro lamentable ejemplo de la doble moral de estos defensores.

La Jornada: ¿La fiesta en paz?
http://www.jornada.unam.mx/2016/03/20/opinion/a06o2esp

 


 

 

LA IMPERFECCIÓN DEL ARTE

(Por Josemari Manzanares)
La cultura cotidiana sobre el arte se ha convertido en una visión de pasarela. Se imposta y se sobreactúa creando la paradójica forma de decir que se es natural. Y nada impide tanto ser natural como la necesidad de parecerlo. Serlo es otra cosa. El toreo es, entre otros asuntos, el arte de la naturalidad. Lo negro, por ejemplo, no lo es. La vida es color. Lo sabe Josemari Manzanares. Ha terminado un año de luto y le nace uno a todo color. Comienza a hablar con el poso de la madurez. Del toreo, de la vida, de lo actual… de sentir. Se le intuye el sentir. Se expresa hacia lo natural, que es lo más sincero del artista. Calada a calada surgen pausas y borbotones de expresiones sobre esta pasión que lleva dentro y que se llama arte de torear. No dice verdades como puños. La verdad es relativa y con el puño no se torea. Expresa lo más difícil y lo que más desnuda a un hombre: lo que siente..

 

El recuerdo es el perfume del alma (George Sand)

“Dejar de sufrir comienza con olvidar. Pero yo no quise olvidar, me propuse recordar a mi padre. Y ha sido muy duro. Cada vez que me vestía de torero, el luto me recordaba el vacío que tenía dentro. Como persona y como profesional. Me vestía y se hacía más cierta mi tristeza. Más real. Remontar ese ánimo en cada paseíllo ha sido muy duro psicológicamente. Desde tiempo atrás para mi padre era la primera llamada, cada duda, cada frustración, se resolvía desde sus palabras porque él ya había recorrido este camino”.

 

El arte es un estado de ánimo (Émile Zola)

“He de reconocerlo. Aún no estoy bien, aunque el sentimiento de tristeza se ha matizado. El vacío sigue porque es imposible sustituir a quien ni se puede, ni se quiere sustituir. Supongo que todo es un proceso de madurez emocional. Pero los seres humanos debemos recordar. Aunque he de reconocer que si torear, crear arte, arranca de un estado de ánimo que se transmite, durante un año he luchado por no transmitir mi tristeza interior. El público no se merece eso. Ha habido gente como los maestros Ojeda, Ponce, Liria… que me han ayudado. Pero tengo buen ánimo para este año”.

 

No se torea para perpetuar el toreo, sino para transmitir el toreo (Anónimo)

“Torear se podría traducir por transmitir. Sentir y transmitir lo que uno siente y al revés: transmitir lo que uno siente. Un estado de ánimo te invita a sentir de una forma u otra y, por tanto, a torear de una forma u otra. Uno puede tener una técnica estudiada, entrenada y reiterada, pero cuando estás enfrente del toro lo que te dirige es el estado de ánimo. Supongo que eso le sucede a todo artista cuando está creando. Torear es algo muy del interior del hombre. Ojalá lleguemos a entender eso. Y que conste que los estados de ánimo no podemos convertirlos en excusa. No puedes ir por la vida explicando tu interior y menos tratar de que éste se comprenda. El arte lleva dentro una parte de intimidad totalmente individual”.

 

¿Adónde huir? Tu llenas el mundo. No puedo huir más que en ti (Marguerite Yourcenar)

“En agosto dudé si hacer un alto. Cortar. Estaba jodido. Tenía un sentimiento de frustración causado por algo que ahora lo veo como lógico. Más que temor o miedo era frustración. Yo entrenaba la técnica, estaba fuerte, me armaba de aquello que se suponía me iba a permitir solucionar los problemas que te plantea cada toro. Y todos son distintos. Pero la técnica sirve al estado de ánimo y no al revés. Me cogieron los toros a pesar de que tenía el recuerdo técnico aprendido y entrenado. Pero parar era no cumplir con lo que yo me había comprometido y torear y crear arte, también es compromiso. Tuve que torear infiltrado a la espera del final de año. Creo que acerté o al menos creo que hice lo que debía hacer”.

 

La impostación por el éxito crea al personaje, pero mata al artista (anónimo)

“Tengo buenas sensaciones. Muy buenas. Todo sufrimiento te hace, no solo más fuerte, sino máas aprendido, no sé si más sabio. Pero sufrir te señala con el dedo el camino para disfrutar. Este año se visualiza en muchos colores. El color se recuperó ya en Castellón y creo que ahí ha comenzado un año que me va a permitir bucear más en la naturalidad. En ser natural. Abandonar los defectos que nacen de lo impuesto o de lo forzado o de sobreactuar. Buscar el triunfo y el éxito cada tarde, obligarme a cortar orejas… a veces se hace traicionando un poco lo que sientes. El éxito continuado a veces te hace pagar el precio de no ser como eres. No torear como sientes el toreo es un precio muy alto. No existe nada tan caro para pagar ese precio. Y si existe, no merece la pena”.

 

Un hombre sin defectos es un tonto o un hipócrita del que debemos desconfiar (Joseph Joubert)

“Yo sé mis defectos. Con el capote he evolucionado, pero me queda aún camino. Soy consciente de que he toreado a veces con una carga eléctrica más propia de lo que es mecánico que de torear. Y esos defectos nacen de abandonar la naturalidad. Lo natural es lo que te permite evolucionar, crecer como artista y como torero. A veces he toreado como tensionado. Uno conoce sus defectos y si no es que no tiene virtudes. Y veo natural que haya gente que ahora vaya a ver más mis defectos que mis virtudes, porque la exigencia tiene esa parte de percepción. Pero este año me he propuesto buscar una satisfacción que podría calificar como interna. Para mí. No es egoísmo, es ser uno mismo”.

 

Busco lo que jamás podrá ser alcanzado, la perfección (Andrew Vachss)

“Entre torear y triunfar elijo torear. Es jodida esta profesión cuando la enfocamos sólo hacia una finalidad: triunfar. ¿A costa de qué? Es muy hermosa, pero muy dura. Yo soy muy perfeccionista. Quizá demasiado. Y eso también es jodido. Porque serlo a veces se hace incompatible con disfrutar. Del toro. De sus reacciones, de lidiarlo adecuadamente, de hacerlo siempre a su favor. Disfrutar de un muletazo, de un lance… Son cuestiones de las que te alimentas día a día y por eso avanzas, creces. A veces creo que ser tan perfeccionista tiene componentes negativos. Porque el toreo jamás ha de ser la perfección. Crear arte es porque el arte jamás es perfecto. Si el toreo fuera perfecto, no me interesaría”.

 

No temo a los competidores, solo temo a la competencia desleal (Jeff Bezos)

“Un artista no compite con otro artista. Rivaliza. Creo que son conceptos distintos. Me acojo a esta idea natural del toreo que se llama convivencia, de la suma entre lo que hay y lo que llega, eso forma parte de la vida del toreo y de su evolución. Pero competir lo veo como un término muy deportivo. No se puede competir porque sería con el mismo toro, en indénticas condiciones, incluso con estados de ánimo como clonados. Y eso no es posible. Rivalizar sí. Cada uno con su sello, con sus virtudes, con su personalidad. Yo expreso lo que siento y esa expresión sí rivaliza ante los públicos con la expresión del sentimiento del otro. “.

 


 

 

Reiteran invitación a “Del campo a la plaza”

Por: Álvaro Sánchez | Corresponsal
Martes, 22 de Marzo del 2016 | Tlaxcala, Tlax.

Aunque ya se había anunciado anteriormente, hoy se reiteró la invitación al público en general para que asista al evento denominado “Del campo a la plaza”, que tendrá lugar mañana miércoles 23 de marzo a las 16:00 horas en la Plaza Jorge “El Ranchero” Aguilar, con entrada libre.

El anuncio corrió a cargo de Luis Mariano Andalco, Director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino, al que acompañó Eulalio Nava, Secretario de Gobierno Municipal, además de un buen número de novilleros y becerristas que el día de mañana tendrán oportunidad de participar en dicho evento.

Primero se herrarán cuatro becerros tal como se hace en la ganadería, para luego dar paso a la tienta de machos que estará a cargo de los matadores Uriel Moreno “El Zapata”, José Luis Angelino y Sergio Flores; para llevar a cabo esto se cuenta con el apoyo del ganadero Antonio De Haro y el Ayuntamiento de Tlaxcala.

Hoy precisamente se confirmó que El Zapata sí actuará en la corrida del Sábado de Gloria, encabezando el cartel en el que alternará con Angelino y Flores, ante un precioso encierro de De Haro que, como se sabe, celebrará 50 años de su fundación y será a beneficio de AMANC.

Acudieron también a las instalaciones de Prensa de Gobierno, los novilleros Emilio Macías, Manuel Astorga, Alan Corona, José Granados, Pablo Martínez, Moctezuma Romero, Israel Sosa, Sebastián Lima, Raymundo Solís y Alfonso Zamora.

 


 

 

EDITORIAL De Mundotoro.com

‘El éxito de todos’

21/03/2016 17:54
De haber fracasado el planteamiento de Fallas el mensaje sería catastrófico

No solo entraba la nueva generación […] sino que lo hacía como argumento proncipal del abono


Compañeros, rivales… y triunfadores I ALBERTO DE JESÚS
MUNDOTORO > Madrid
Estamos de enhorabuena. Fallas ha sido un éxito. Y, sí, decimos bien: estamos de enhorabuena todos. Porque en Valencia, este año más que nunca, el sector se jugaba mucho. En la primera gran feria -por categoría y por extensión- de la llamada ‘temporada del cambio’ se iban a marcar las claves de lo que ha de venir este año. Y todo cambio siempre conlleva riesgos. De haber fracasado el planteamiento de la empresa el mensaje sería catastrófico. Pero el balance ha sido claro: éxito absoluto.

Acierto desde la concepción de una estructura diferenciada con lo anterior. No solo entraba la nueva generación -siempre pueden encontrarse huecos en carteles-, sino que entraba en competencia directa con las figuras. Y lo hacía como argumento principal del abono. Nuevas caras que, como se vio en 2015, pedía el público, pero quedaba por comprobar cómo iba a reaccionar éste a lo largo de un ciclo tan largo. El cambio de guión de Fallas, tradicionalmente punto de encuentro entre figuras consolidadas, era un riesgo valiente por parte de la empresa. Un giro hacia la regeneración de un espectáculo que, aunque no cambie en su identidad, sí debe revitalizarse. Valencia ha explicado cómo hacer las cosas bien. Sin olvidar el efecto positivo del 13M en el ánimo de toda la cita fallera.

Sin embargo, esta política ‘aperturista’ necesitaba respuesta en el ruedo y en el tendido. Ambas llegaron. En la arena hubo competencia, rivalidad real y no impostada, triunfos… Ocho Puertas Grandes y argumento todas las tardes desde la novillada de arranque a la corrida ‘extra’ que cerró el domingo. En las gradas, la prueba de fuego sacó nota: buena respuesta del público, especialmente en los días más señalados del ‘duelo generacional’. Como reconoce Simón Casas en una entrevista con Mundotoro, ‘la gente se ha divertido‘. Hay ilusión y debemos servirnos de ella todos, porque es esa misma ilusión la que nos hará de motor en una temporada fundamental en el devenir de la Fiesta.

Duelo generacional, éxito del toreo I ALBERTO DE JESÚS

 


 

César Cervera lidiará en la Feria de Hopelchén

Por: Redacción
19 de marzo de 2016

La ganadería campechana de César Cervera, propiedad de don César Cervera enviará cuatro toros para lidiar en la tradicional Feria de la Miel y el Maíz de la localidad de Hopelchén, Campeche, que se realizará en honor a la Virgen de la Purísima Concepción.

El sábado 2 de abril enviará dos toros, estando acertelados el matador hidrocálido Arturo Macías “El Cejas” y el colombiano David Martínez; para el domingo 3 mandará otros, estando en el cartel el tapatío Alfredo Ríos “El Conde” y el tlaxcalteca Uriel Moreno “El Zapata”.

Don César Cervera quien siempre se ha preocupado por la integridad de sus astados enviará uno de reserva por cualquier accidente que le ocurra a alguno de sus toros en las dos corridas de feria.

La ganadería de César Cervera, fue fundada en 1997 por don César Cervera en el rancho San Rafael, enclavado en el municipio de Hopelchén, en el estado de Campeche, con 50 vacas y 2 sementales de la ganadería michoacana de San Maximiano.

Uno de los toros reseñados para Hopelchén
Foto: Wilberth Cervera

 

 


 

La Revolera

¡¡Cuidado con los mano a mano!!

Por Paco Mora

Los mano a mano deben celebrarse entre iguales, que tienen algo que resolver entre ellos. Son propios de la rivalidad y deben servir para dilucidar quién es el gallo del gallinero, porque llenar todos los carteles con enfrentamientos de ese tipo puede paralizar, e incluso romper, la carrera de algunas promesas bien fundamentadas.
La de Fallas, anunciada como la Feria de la renovación, ha significado el cedazo que la experiencia le hacía a uno presumir. Aquí nadie le quita el sitio a nadie. Las figuras han demostrado que lo son con todo merecimiento. Que esto del toreo no es “el gordo de la primitiva”. Que la suerte cuenta en su desarrollo pero no hasta el punto de decidir una carrera. Puede marcar un día, un momento y hasta una perspectiva, pero la sabiduría, la sazón y el poso de los toreros grandes no son producto de un instante determinado, sino que son fruto de tirar patas arriba muchos toros y de pasar muchos tragos amargos, ácidos y dulces. Es cuestión de paciencia y barajar. Eso deberían aprenderlo algunos apoderados que, con sus precipitaciones, pueden ralentizar y hasta acabar con un torero.

Roca Rey tuvo el santo de cara y su desparpajo, soltura, valor y entrega innatas le han hecho salir triunfador del trance, y de seguir así habrá que echarle de comer aparte. Pero ojo; si Talavante hubiera tenido el material adecuado que le faltó el jueves día 17 estaríamos hablando de otra manera, porque vive un magnífico momento en el que ha depurado su estilo, y su variedad y repentización son enemigos muy difíciles de abatir en un día con suerte. Y después de una corrida viene otra y las temporadas son muy largas y guardan en su interior desafíos de mucho compromiso.

En cuanto al bis a bis de El Juli con López Simón, la realidad ha demostrado que eran palabras mayores para el interesante torero de Barajas. El de Velilla de San Antonio es en estos momentos un torero intratable. Su gran dimensión lidiadora, su raza y su cabeza despejada en la cara del toro le hacen capaz de poder con los toros de piedra de Guisando, y hasta de triunfar con ellos. Era muy difícil echarle un pulso al Juli y no salir de la aventura con la muñeca dislocada. ¿Quiere esto decir que no se deben abrir los carteles para las novedades? ¡De ninguna manera!

Siempre se dio paso a los recién alternativados con ambiente, y romper el fuego del retorno a esa dinámica, en Valencia, ha sido un acierto. Pero los mano a mano son otra cosa. Deben celebrarse entre iguales, que tienen algo que resolver entre ellos. Son propios de la rivalidad y deben servir para dilucidar quién es el gallo del gallinero, porque llenar todos los carteles de España con enfrentamientos de ese tipo puede paralizar, e incluso romper, la carrera de algunas promesas bien fundamentadas. O así me lo parece.

 

 

La Revolera

“Dicen que no son tristes las despedidas…

Por José Luis Benlloch

De estas Fallas habrá que recordar y dejar escrito que El Juli ha salido proclamado como gran caporal del toreo actual, con el bueno y con el malo. Raza, sabiduría y ambición han sido los pilares de su triunfo.
…Dile a quien te lo ha dicho que se despida”. Punto final a las Fallas de 2016. En lo taurino ha habido de todo. Buenos detalles y horizontes prometedores para Ureña, Rafaelillo, David Mora, Fortes, Román y algún otro santo que quizás se me haya ido al cielo porque no me gusta echar mano de los papeles, ya que me fío más de lo que me queda en el recuerdo que de lo que dejo escrito. También hubo triunfos como los del novillero francés Younes y los matadores Julián López “El Juli”, Garrido, Álamo, Roca Rey, López Simón y el caballista Cartagena. Ponce suma y sigue…

Pero estas han sido las Fallas de las que habrá que recordar y dejar escrito que El Juli ha salido proclamado como gran caporal del toreo actual, con el bueno y con el malo. Raza, sabiduría y ambición han sido los pilares de su triunfo. Condiciones que le han permitido plasmar el toreo más vertical, templado y cadencioso que se ha visto en toda la feria. Que nadie se haga ilusiones; para circular por las alturas del escalafón habrá que seguir contando durante mucho tiempo con el de Velilla de San Antonio. Su tarde de este año en Valencia ha quedado para los anales de la plaza de la calle de Xàtiva.

Impresiones, muchas. Buenas impresiones que han quedado archivadas en la memoria. Sin ir más lejos, el gustazo de ver la nueva actitud de un torero en el que creí desde sus primeros pasos como novillero. No hubo triunfo grande, sólo un oreja bien ganada, pero creo que se ha recuperado un nombre que puede tener un sitio en el toreo si persiste en la actitud que se le ha visto en la feria de Fallas de este año. Me refiero a Román.

Y Cayetano, que pese a sus idas y venidas y a lo desentrenado que se le ha visto en el último de la tarde –un esaborío- sacó la casta cuando hizo falta y exhibió detalles de calidad y hondura cuando fue posible, por lo que ha cruzado la puerta grande en hombros con todo merecimiento. Todavía está a tiempo de hacerse un sitio entre la élite del toreo. Mimbres tiene. Sólo necesita empeñarse en ello.

Manzanares continúa siendo el Petronio de la elegancia torera. Y eso no ha podido quedar oculto aunque los “Juampedros” hayan cantado la gallina.

 

 


 

La Revolera

Curro Díaz, resurrectus est

Por Paco Mora

Que un torero de esa dimensión esté ausente de Fallas, de la Feria de Abril de Sevilla y del San Isidro madrileño, es la prueba del nueve de que también las empresas tienen muchas asignaturas pendientes. De que a los empresarios el toreo les importa una higa.
En este rincón no somos dudosos. Hace mucho que venimos pregonando en el desierto de la incomprensión que Curro Díaz es un torero injustamente postergado y maltratado por las empresas. Y que un torero de esa dimensión esté ausente de Fallas, de la Feria de Abril de Sevilla y del San Isidro madrileño, es la prueba del nueve de que también las empresas tienen muchas asignaturas pendientes. De que a los empresarios el toreo les importa una higa. Porque el Curro Díaz que puso Las Ventas patas arriba el domingo 20 de Marzo, hace años que esta ahí. Y cuando un torero tiene las calidades que atesora el de Linares, condenarlo al paro es una infamia.

Y el suceso de Curro en la plaza madrileña, que todos estamos de acuerdo en que es la primera del mundo, no fue ante el torito de Villatempujo de Arriba sino ante dos toros con mucho trapío y más barbas que San Antón -¡vaya leños que lucían los mozos!- y en presencia de la mejor afición, porque en las corridas previas al Santo Labrador acuden a Las Ventas los aficionados de verdad, esos que cuando llegan las cinco de la tarde si no están sentados en el torerísimo cemento de los tendidos de la Universidad Central del toreo les sale urticaria. Y ese público explotó en largos y rotundos olés ante el arte del linarense, y le dio carácter multitudinario a su salida en hombros. Nada de los costaleros ni del par de niños de turno. A Curro Díaz lo sacó en hombros la afición fetén de Madrid, entusiasmada porque había visto torear con un arte, una profundidad y un poso fuera de lo común.

Tenía que pasar. Torero tan importante no podía quedar diluido en el tiempo, por la ceguera y en la incomprensión de las pocas empresas que mandan en el toreo, que cierran las puertas a los que valen de verdad para intercambiar sus cromos de pitiminí. ¿Que el toreo grande se va al carajo? A ellos qué más les da, si tienen la industria montada de tal manera que son los únicos que no pierden nunca. Curro Díaz ha subido al ultimo vagón cuando hace mucho que debería viajar en el primero, y eso es bueno, sobre todo porque él se lo merece, pero también para que los reyezuelos del espectáculo se den cuenta de que están matando la gallina de los huevos de oro, arrumbando grandiosos toreros para encumbrar medianías.

 


 

La crónica de Benlloch en Las Provincias

Cayetano se muta en Paquirri

Por José Luis Benlloch

Cayetano cortó dos orejas y abrió la Puerta Grande en el cierre de feria en Valencia. Fue en una tarde condicionada por un nuevo fiasco ganadero y en la que Manzanares dibujó muletazos de lujo y Fandi cumplió con sus fieles.

Todas las crónicas de Benlloch de las Fallas, a un click

Cuarta arriba, cuarta abajo, ayer hubo más de lo mismo. Un bajo mínimos torista, no quiera tangarse nadie. Por segundo día consecutivo el toro faltó a la cita. Hubo un punto de disimulo o distracción, en este caso se llama Cayetano que con el toro más entero de la tarde, en realidad el único entero, rindió homenaje a su señor padre y acabó saliendo en hombros por la puerta grande. Fue muy Paquirri, en la puerta de chiqueros, en el arranque genuflexo, en los pases de pecho, en la mirada al tendido, entregado, expresivo, en las estocadas. Todo fruto de ese instinto innato que le sostiene en las tardes de compromiso. A Josemari, víctima del déficit torista que todo lo condicionó y del que alguna responsabilidad le llega, no le dio para tanto y aun así hay que apuntarle un manojo de muletazos dormidos y elegantes, igualmente muy ligados a la cuna. Todo eso fue poco, ciertamente, para poder cerrar la feria en el camino triunfal por donde venía encaminada.

Mañana soleada, tarde fresca, viento molesto, plaza llena y el dolor de un manojo de chavales de la taurina Francia que se dejaron la vida ante el toro negro del asfalto cuando volvían de disfrutar de las Fallas. Una oración por ellos. La vida sigue. El toreo sigue. A pesar de las olas políticas que vienen cruzadas. En Valencia reconducidas por una Administración capaz de oír y ver. En ese punto, nota alta al operativo policial que ha conseguido mantener a raya a los anti. Ni un salto ni un escándalo ni un fotograma para su tele. Ahora, eso sí, cuánto gritaban esos malditos en la acera de enfrente. Eran de cinco a seis, lo que les duraba el permiso y la garganta, pero la algarabía ¿tendría que haber escrito jauría?… se clavaba en los oídos cual alfileres de intolerancia.

En lo estrictamente taurino todo anduvo condicionado por las escasas fuerzas y el poco fondo de la corrida de Juan Pedro. También, en los primeros turnos sobre todo, por su mínimo trapío. No es nivel para Valencia, porque si además se vienen abajo, da pie a las voces e invitan a una razonable y sana bronca que ablande conciencias. Se vio cuando apareció el anovillado segundo, lavado de cara, breve de casi todo, claudicante… Se armó la mundial. Que el tercero que no era mucho más aguantase en pie y permitiese el triunfo del matador no disimula ni justifica nada, si acaso refuerza la bondad de un público al que conviene no faltarle porque acabará faltando él. Los señalados siguen siendo los mismos, veedores con necesidad de justificarse, apoderados, ganaderos consentidores y empresas pilladas en la pinza de los grandes. Pretenden caminar por el alambre y pasa lo que pasó, que en dos días le han pegado un rebaje a una feria que parecía destinada a hacer historia.

De ayer se puede hablar de la movilidad del tercero, al que dicho sea de paso, no le obligaron más de lo necesario, de la guapeza y ritmo del quinto, del que no sabremos nunca si se vino tan abajo porque le faltó fondo o porque una voltereta inoportuna lo dejó baldaíllo. Luego el sexto fue un cabroncete que imponía poco y molestaba mucho, el bello primero se apagó como una lucecita, el segundo despertó el grito de la rebeldía mentado y al cuarto, al parecer, no le explicó nadie la asignatura de la emoción. Conjunto por tanto muy lejos, lejísimos del modelo de toro que dice buscar su criador, nada que ver con los dos excelentes toros que soltó en Vistalegre, en ese aspecto entiendo que el nuevo Juan Pedro se iría mosqueado de la plaza aunque nunca se sabe.

PAQUIRRI EN CHIQUEROS

De azul sorolla y oro viene vestido Cayetano, me anunciaron por la mañana. Se ha ido a vestirse a la Malvarrosa para estar cerca del espíritu de los artistas de la tierra, me remacharon. Camino de la puerta de chiqueros, despacioso, con la firmeza reflejada en la mirada, el terno se mutó en un azul Paquirri y oro inconfundible. Fue un homenaje precioso al de Barbate, tantas veces victorioso en esta plaza. A mi amigo Pedro Toledano, que entiende el paquirrismo desde el corazón, a buen seguro se le debió encoger el ídem. La larga tuvo ribetes de escalofrío para paquirristas y no paquirristas, el juampedro que salió como una exhalación a punto estuvo de llevárselo por delante. Luego vinieron unas ajustadas chicuelinas, un farol de pie, un galleo por rogerinas, una bonita media para poner el toro en suerte y la mutación definitiva del azul Sorolla en azul Paquirri cuando echó las rodillas al suelo, allí junto a la puerta grande, cual si fuese una premonición. La plaza se puso a hervir, los gritos de ¡guapo, guapo! sucumbieron claramente el resonar de los oles. Era lo justo. Todo seguido toreó con pausa y derecho, menos Paquirri, más tío Curro, la mano que mece la cuna y de nuevo vuelta a las andadas, un molinete de rodillas de verdad, nada que ver con esa moda de tirarse al suelo como si se tirasen a una piscina. Venga usted, aquí estoy, pase usted, como debe ser. La decisión con la que cobró la estocada también la hubiese firmado su padre, igual que la que cerró feria.

A ese toro tercero, chico pero entero, le cortó dos orejas de ley. En el sexto, el que imponía poco y molestaba mucho, se le vieron las carencias técnicas.

MANZANARES EMPEÑADO

Manzanares pechó con el toro de la bronca y se empeñó en torearle. Mejor hubiese sido que los suyos se hubiesen empeñado en no traerle. Ver empeñado a un torero de su categoría en esos menesteres no me gusta. Tres o cuatro naturales buenos no justifican aquel tiempo ni aquella laboriosidad, ni muchos menos que un artista se ponga trabajador. Es como si su amigo Quique Dacosta se empeñase en servir una pringá de garbanzos. No es lo suyo. Así que disgustó a muchos. A su segundo, el toro melocotón que seguramente se menguó en la voltereta, lo toreó con cadencia y compás a la verónica, en el otro homenaje familiar de la tarde y la faena en lo que duró el toro tuvo primor, prestancia y la puesta en escena que le distingue y tanto se le reconoce. Hubo pases a cámara lenta, muy lenta, uno de los de pecho duró una vuelta al mundo y la obra supo a inacabada ante la rendición del juampedro.

Fandi fue Fandi. Vistoso de capa, espectacular en banderillas, fiel a su clientela, tan capaz de endilgarle tres naturales preciosos a un toro como ponerse estajanovista y torear y torear sin cesar, con mucho oficio y poco calado. Los toros, ciertamente, no pusieron de su parte. Escuchando las ovaciones finales hay que reconocer que el gran público se lo pasó bien, el otro menos bien. Nada nuevo bajo el sol taurino. Pero no aprovechen. No lo jodan. Perdón.

CRÓNICA PUBLICADA EN EL DIARIO LAS PROVINCIAS EL 21/03/2016

 


 

La Feria de San Jorge de Zaragoza, con carteles

Se celebrarán dos corridas de toros, una de ellas concurso de ganaderías, los días 23 y 24 de abril
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

La empresa Simón Casas Production ha hecho públicos los carteles que compondrán la próxima feria deSan Jorge 2016. La feria constará de dos corridas de toros, una de ellas concurso de ganaderías. Las combinaciones son las siguientes:

Sábado, 23 de abril: Toros de López Gibaja para Joselito Adame, David Mora y Fortes.

Domingo 24: Corrida concurso de ganaderías. Toros de Fermín Bohórquez, Cuadri, Alcurrucén, Adolfo Martín, Fuente Ymbro y Los Maños paraRafael Rubio “Rafaelillo”, Antonio Gaspar “Paulita” y Manuel Escribano.

Ambos festejos darán comienzo a las 17:30 horas. Los abonos y la venta de entradas sueltas se realizarán a partir del miércoles 13 de abril.

 


 

http://www.abc.es/estilo/abci-estocada-manuel-diaz-manuel-4812480856001-20160322055500_video.html

La ‘estocada’ de Manuel Díaz a Manuel Benítez

Video: Europa Press – 22/03/2016 a las 18:20h.Guardado en: Gente&estilo

La polémica entre ‘El Cordobés’ padre e hijo continúa trayendo cola. Manuel Díaz a sus 47 años presentaba una demanda de paternidad contra Manuel Benítez. Un último intento tras la desesperación durante años de no ser reconocido. Ahora ‘El Cordobés’ ha querido enviarle un duro mensaje a Manuel Benítez a través de las redes sociales.

 


Actualidad

Foto: Blog Del toro al infinito

“La verdad sobre la suerte de varas”, nuevo libro

De José Mª Moreno Bermejo, miembro de la Unión de Bibliófilos Taurinos de España. El trabajo refleja los beneficios que traería para la Fiesta una suerte bien realizada así como los perjuicios que conlleva la actual situación.
Por David Zamora

Sábado 19 de marzo del 2016, 12:30h

Hace unos días el Centro Riojano de Madrid sirvió de escenario para presentar el nuevo libro de José Mª Moreno Bermejo, miembro de la Unión de Bibliófilos Taurinos de España. Ante 120 asistentes fue presentada la obra titulada “La verdad sobre la Suerte de varas”. José María, insistente en el buen hacer del primer tercio y su trascendental importancia, trata de reflejar en este trabajo los beneficios que traería para la Fiesta una suerte bien realizada así como los perjuicios que conlleva la actual situación en la que se ejecuta en la mayoría de los casos de forma inadecuada.

“La verdad sobre la Suerte de varas” ya se puede adquirir en El Corte inglés, en la Casa del Libro y en Librería Rodríguez.

 


 

Arranca la actividad taurina de la Feria de Jerez

OSCAR FERNÁNDEZ SÁNCHEZ

20 Mar 2016 19:29:21

No hay plazo que no se cumpla y el domingo entrante, Domingo de Resurrección, tendremos el inicio de la feria taurina en Jerez de G. Salinas.

La empresa Zacatecas, Tierra de Toros es la encargada de organizar el serial 2016 que constará de dos festejos, en la primera tendremos un mano a mano de rejoneadores así como el grupo de Recortadores Españoles y los Forcados de Mazatlán.

Los rejoneadores son mexicanos, Rodrigo Santos y Emiliano Gamero , con ganado de Puerta Grande y las intervenciones de los Forcados Mazatlecos, dos toros cada uno y los otros dos para admirar a un nuevo grupo de Recortadores.

Para el domingo 3 de abril, en la segunda y última de feria, cartel interesante con Ignacio Garibay, Fermín Rivera y Sergio Flores lidiando ganado de Gómez Valle.

Novilladas en Zacatecas

El matador de toros zacatecano prácticamente en retiro Marco Antonio Aguirre sigue con actividades empresariales y junto con otras personas organiza un par de festejos novilleriles en la monumental zacatecana.

Serán dos festejos en día sábado, el 26 se anuncia al capitalino Manolo Gaona, Gloria Ema García, Patricio Ochoa y Mauricio Ruiz de Michoacán, José Andrés Origel de San Miguel Allende e Iñigo Rodríguez de León con novillos del Progreso San Mateo.

El dos de abril, los hidrocálidos José María Pastor, Rodolfo Mejía y Pedro Bilbao, el capitalino Luis Miguel Cuellar, Manolo Astorga de Tlaxcala y el anfitrión Rafael Soriano.

El tiempo en Zacatecas ha mejorado y se espera la entusiasta respuesta de la gente y aficionados en general a este esfuerzo empresarial.

Lo que sigue

Se menciona en círculos taurinos de la capital que el domingo primero de mayo pudiéramos tener una corrida extraordinaria en la Monumental con un cartel muy atractivo.

Habrá que esperar noticias de parte de la empresa.

cronista43@msn.com

 

 


 

 

La Fundación del Toro de Lidia interpone una batería de recursos contra ayuntamientos y diputaciones declarados antitaurinos

POR UCTL · 22 DE MARZO DE 2016
DESTACADOS, NOTICIAS ·
NOTA DE PRENSA

La Fundación del Toro de Lidia está interponiendo recursos contencioso-administrativos contra varios ayuntamientos y diputaciones provinciales que se han declarado antitaurinos.

Recientemente se interpusieron sendos recursos en los ayuntamientos de Palma de Mallorca y Calviá (Baleares), y ya se trabaja en recursos dirigidos a los consistorios de Orihuela (Alicante) Llubí y Binisalem (Baleares), entre otros, así como a las diputaciones provinciales de Pontevedra y La Coruña.

Los fundamentos jurídicos en los que se asientan estos recursos son dos, según explica el bufete de abogados Cremades & Calvo-Sotelo: por un lado, la invasión de competencias estatales (la Ley 18/2013 que regula la tauromaquia como Bien de Interés Cultural insta a los poderes públicos a su fomento, divulgación y protección) y, por otro, el incumplimiento de la Ley de Bases de Régimen Local, ya que los acuerdos de declaración de zonas antitaurinas fueron tomados sin atender a los trámites obligatorios de información pública, audiencia, resolución de reclamaciones y sugerencias, entre otros.

 


 

 

Curro Díaz: “Persigo la perfección a sabiendas de que nunca llega”

 

El jiennense se sincera con EL MUNDO horas después de abrir la Puerta Grande de Las Ventas: “Fui a Madrid a torear, a hacer lo único que sé hacer; no tuve que inventar nada ni hacer ningún esfuerzo”.
IÑIGO CRESPOMadrid
21/03/2016 21:55

Igual que emocionó su toreo este domindo pasado en la apertura de temporada en Las Ventas, atrapan sus reflexiones. Distinción fuera y dentro del ruedo. Curro Díaz es artista hasta para radiografiar las sensaciones que le dejó su salida por la Puerta Grande de Madrid: “A mi lo que me gusta en esta vida es torear y eso fue lo que hice. No tuve que inventar nada, ni hacer ningún esfuerzo, ni descubrí el patíbulo, ni ahora tengo que recurrir a palabras extrañas para llamar la atención. Fui a Madrid a torear, a sentir y hacer lo único que sé hacer”. El jiennense sin embargo expone un matiz: “Siempre salgo a la plaza con la misma intención y lo consigo muchas veces, la diferencia ayer estuvo en el escenario y en la repercusión”.

Fueron tantas las emociones vividas que su mente únicamente guarda bajo llave las sensaciones: “Fueron muy bonitas. Si me preguntas como fueron los dos toros casi ni me acuerdo. Fueron muy distintos pero con los dos me dejé llevar por mi corazón y por lo que en ese momento me fluyó. El único momento más preconcebido de la tarde fue cuando monté la espada con el cuarto que sí tuve muy claro que tenía que matarlo por arriba y bien porque al primero le dejé sólo media. Lo demás fue todo improvisación”.

Con suma naturalidad. Habla como torea. Llegó de madrugada a su Linares del alma, cuna, principio y final de su día a día y de existencia vital. “Estoy en el toreo porque busco la felicidad. Persigo la perfección sabiendo que nunca llega en el arte, pero soñamos con acercarnos cada vez, toreando más despacio, con más suavidad y manteniendo viva la llama de la ilusión”, sostiene. “Salir a hombros de Madrid es tocar la gloria. ¿Si va a servir este triunfo?, por lógica debe servir. En el toreo todo es cuestión de lógica. Por eso nunca me he quejado de nada. Cuando no interesas, no te contratan y cuando la gente quiere verte, te llaman. Es tan sencillo como eso. Ahora me llamarán, es de ley de vida. Lo asumo con la misma tranquilidad que cuando estoy en el otro lado de la balanza. Yo soy así, por eso toreo así y por eso tengo partidarios”, admite.

La campaña la ha iniciado dando un golpe de efecto, una llamarada de arte en Las Ventas. “Al presente le pido que pueda expresar esas ganas de torear que tengo, esas ilusiones que llevo por dentro. Para eso entreno y para eso vivo”, se sincera mientras masca y expone un pensamiento: “Cuando estoy arriba no presumo y cuando estoy abajo no doy pena ni me quejo de nada. Soy un privilegiado porque soy torero y expreso lo que siento con mi capote y mi muleta”.

 


 

Un nuevo ensayo histórico (I)

500 años de Tauromaquia en México


Salomón Hegi (1814-1896): Cuadrilla española en la plaza de toros. Siglo XIX.
Con esta primera entrega, comienza un nuevo ensayo el historiador mexicano José Francisco Coello Ugalde, con el “que procurará ocuparse del que ha sido un proceso histórico de larga duración: 500 años… o casi, porque falta una década exacta para que alcance tan venerada edad”. Su objetivo es claro: realizar “un análisis que busca poner en valor ese acontecimiento sin más afán que ir encontrando el fiel de la balanza en aspectos que, por su falta de sustento, han venido provocando incertidumbre y un creer a pie juntillas ciertos “mitos” que alcanzan grado de dogmatismo”. Con la precisión histórica de todos sus trabajos, estamos ante un ensayo de especial importancia e interés, que se publicará en nuestras páginas en entregas sucesivas.
Actualizado 19 marzo 2016

José Francisco Coello Ugalde, historiador
Nacionalismo y Tauromaquia en México, durante el proceso de independencia

La reconquista vestida de luces

Discurso cultural sobre la Tauromaquia en la sociedad de la segunda modernidad

Ponciano Díaz y la presencia en México del toreo a la usanza española y en versión moderna
INTRODUCCIÓN:
Presento a partir de hoy, una nueva serie que procurará ocuparse del que ha sido un proceso histórico de larga duración: 500 años… o casi, porque falta una década exacta para que alcance tan venerada edad. Aún así se está a tiempo para iniciar un análisis que busca poner en valor ese acontecimiento sin más afán que ir encontrando el fiel de la balanza en aspectos que, por su falta de sustento, han venido provocando incertidumbre y un creer a pie juntillas ciertos “mitos” que alcanzan grado de dogmatismo.
Ciudad de México, marzo de 2016.

¿QUÉ SOBRE EL TORO MEXICANO?

La fiesta de toros en nuestro país, dentro de diez años cabales cumplirá 500 de ser establecida por los españoles y aceptada por los mexicanos que, en ese cúmulo de tiempo ha mostrado signos de marcada evolución, constante en un espectáculo público que requiere renovarse permanentemente, a pesar de sus anacronismos.

En medio de esta importante estructura se encuentra el toro. Sin él, la fiesta simplemente no podría ser. Sin toro, no hay toros, diría Perogrullo. Pero, ¿cómo se concibe el toro para una diversión tan específica como esta, en sus diferentes etapas: la virreinal, la independiente; la del México moderno y este que ahora nos toca vivir?

El toro de la primera etapa, nada tiene que ver con la nuestra, ni tampoco la composición de una corrida decimonónica con la del siglo XX, en donde el espectáculo alcanzó verdaderas cotas de integración y consolidación. De ese modo, tenemos que entender la existencia de un toro para cada una de ellas, cumpliendo además un conjunto de requisitos específicos capaces de satisfacer los diferentes comportamientos o dictados establecidos durante las diferentes épocas a que nos referimos en esta introducción. Efectivamente, en casi cinco siglos de andar, el toreo en México ha mostrado caminos distintos, expresiones variopintas, y para ello se ha necesitado de diversos toros, en los que se han aplicado métodos de crianza y selección capaces de satisfacer la demanda en función del espectáculo y su estructura predominantes.

Es preciso insistir: no es lo mismo el toro que se corría y alanceaba en el periodo virreinal, que el toro encauzado para la lidia de nuestros días, mucho más perfeccionada técnica y estéticamente. De ahí que se considere la importancia de cada periodo, sin discriminar ninguna de ellas, puesto que se trata de analizar esa compatibilidad en función de los alcances manifestados por el toreo a caballo primero; del de a pie, después.

El intento de estas apreciaciones, pretende acercarse a la desmitificación con objeto de contar con un horizonte de posibilidades más claro y entonces sí, lograr un entendimiento de condiciones y situaciones más preciso. La tarea es clara. El objetivo también: explicarnos qué tipo de toro –además de su crianza y selección- intervino e interviene en el espectáculo de cada época mencionada. Con ello, tendremos al final de este recorrido, una mejor visión de las cosas, puesto que todavía no existe hasta el momento una explicación clara sobre el toro mexicano.

Pero no sobre el toro mexicano, sin más. Sino de toda aquella infraestructura que lo constituye para ser motivo de su uso y aprovechamiento en las plazas, a expensas del resultado que proporcionen en el ruedo, aspecto muchas veces azaroso, sobre todo desde el momento en que los hacendados se hicieron ganaderos. Esto, a partir de los últimos quince años del siglo XIX, en que se dio un ingreso importante de vacas y sementales españoles traídos por diestros hispanos, que encontraron en el espectáculo taurino un caldo de cultivo sin precedentes en nuestro país.

De igual forma, los propietarios vieron en aquel síntoma, la enorme posibilidad de modificar relativa o radicalmente la gama de posibilidades que tuvieron para modificar el fenotipo[1] y genotipo[2] de su ganado, nada más se reanudaron las corridas de toros en el Distrito Federal, luego de estar prohibidas durante casi 20 años, prohibición que se impuso el 28 de noviembre de 1867 y se derogó en diciembre de 1886.[3]

Actualmente, hay muchos equívocos al respecto, de ahí que nuestra intención sea la de mostrar y comprobar cuáles han sido los cambios experimentados en el toro conforme a los diferentes periodos en que han formado parte fundamental de un espectáculo entrañable.

ANTECEDENTES

Tanto el torneo como la fiesta caballeresca fueron privativos de conquistadores primero; de señores de rancio abolengo después. Personajes de otra escala social, españoles-americanos, mestizos, criollos o indios, estaban restringidos a participar en los orígenes de la fiesta española en América debido a cierta intolerancia establecida en algunas ordenanzas. Pero sobre todo, en aquel temor de los españoles por verse o sentirse rebasados por los propios americanos. Sin embargo, estos últimos también deseaban intervenir. Esas primeras manifestaciones deben haber estado secundadas por la rebeldía. El papel protagónico de estos personajes, como instancia de búsqueda y de participación que diera con la integración del mismo al espectáculo en su dimensión profesional, va a ocurrir durante el siglo XVIII.

Pero volvamos al XVI. El indígena quedó privado de montar a caballo, gracias a ciertas disposiciones dictadas durante la segunda audiencia, aunque ello no debe haber sido impedimento para saciar su curiosidad, intentando lances con los cuales aprendió a esquivar embestidas de todo tipo, obteniendo con tal experiencia, la posibilidad de una preparación que fue depurando al cabo de los años. Esto debe haberlo hecho gracias a que comenzó a darse un gran e inusual crecimiento del ganado vacuno en buena parte del territorio novohispano, el cual necesitaba del control no sólo del propietario, sino de sus empleados, entre los cuales había gente de a pie y de a caballo.

Salvo los relieves de la fuente de Acámbaro que nos presenta dos o tres pasajes de los llamados empeños de a pie, comunes en aquella época es como conocemos algo de su participación. Dicha fuente pudo haber sido levantada por algún alarife español en 1527 a raíz de la introducción del agua potable al poblado guanajuatense, debido a las gestiones hechas por fray Antonio Bermul, lo cual mueve a pensar que por esos años se construyó la fuente taurina, misma que representa escenas de la lidia de reses bravas.

Una de ellas da idea del uso de la “desjarretadera”, instrumento que servía para cortar los tendones de las piernas de los toros (aunque “instrumento” de uso posterior a los primeros años de vida taurina en la Nueva España). En el desjarrete se lucían principalmente los toreros cimarrones, que habían aprendido tal ejercicio de los conquistadores españoles. Otra escena nos representa el momento en que un infortunado diestro está siendo auxiliado por otro quien lleva una capa, dispuesto a hacer el “quite”.


ARTES DE MÉXICO. El toreo en México. N° 90/91, año XIV, 1967, 2a. época., p. 101.

Pero en el XVIII se dieron las condiciones para que el toreo de a pie apareciera con todo su vigor y fuerza. Un rey como Felipe V de origen y formación francesa, comenzó a gobernar apenas despertado el también llamado “siglo de las luces”. El borbón fue contrario al espectáculo que detentaba la nobleza española y se extendía en la novohispana. En la transición, el pueblo fue beneficiado directamente, incorporándose al espectáculo desde un punto de vista primitivo, el cual, con todo y su arcaísmo, ya contaba con un basamento que se formó desde el siglo XVI y logró madurez en los dos siguientes.

Un hecho evidente es el biombo que, como auténtica relación ilustrada de las fiestas barrocas y coloniales, da fe de la recepción del duque de Alburquerque (don Francisco Fernández de la Cueva Enríquez) en 1702. Para ese año el toreo en boga, es una mezcla del dominio desde el caballo con el respaldo de pajes o lacayos que, atentos a cualquier señal de peligro, se aprestaban a cuidar la vida de sus señores, ostentosa y ricamente vestidos.

He allí una indicación de lo que pudo haber sido el origen del toreo de a pie en México, primitivo sí, pero evidente a la hora de demostrar la capacidad de búsqueda por parte de los que lo ejecutaban, en medio de sus naturales imperfecciones.

Para los años comprendidos en este periodo, la presencia de ganado en el territorio novohispano fue de suyo notable. Por eso es que en los últimos años, el tema de la ganadería ha venido adquiriendo importancia. Se analiza el empuje de los ganados sobre los hombres, los que, forzados a seguir la búsqueda de pastos iniciada de manera natural por sus animales, los llevaron a conocer y ocupar nuevos espacios. Se definen rutas y caminos, así como el establecimiento de redes de intercambio.

Debe entenderse que la ganadería impulsó luchas y delimitaciones para el uso del agua y los suelos; estableció un vínculo estrecho entre la demanda de los mercados y la definición de centros productores; surtió a los pueblos de un alimento básico y aportó calorías decisivas para los trabajadores; la ganadería también fue la fuerza de tracción, de transporte y hasta generó diversión. Precisamente, en este último aspecto es donde pondremos toda nuestra atención, para tratar de explicar los aspectos que influyeron en la participación de determinadas unidades de producción ganadera, destinando buena parte de toros criollos para ser “corridos” y “alanceados” en un número bastante importante de espectáculos taurinos celebrados en los 300 años de virreinato.

Ya sabemos que el toreo de aquel periodo estuvo detentado fundamentalmente por la nobleza, auspiciada por infinidad de celebraciones provenientes de un repertorio cuya fuente era la corona. Y luego, por todos aquellos tomados del calendario litúrgico cargado de fiestas, así como por otras conmemoraciones tales como la llegada de virreyes o las que promovieron las propias autoridades políticas. En todas ellas –mientras predominó el toreo a caballo–, el toro que se empleaba no requería de una cuidada selección. Simplemente con el hecho de que embistieran, estaba garantizada la culminación exitosa de aquellas suertes, donde se practicaba el alanceamiento o la suerte del desjarrete, sin que dejara de haber insinuaciones por parte de personajes de a pie que servían de auxilio a los protagonistas en caso de algún peligro, ayudándose de capas que usaban para desviar las embestidas. En todo caso, solo nos queda claro que realizaban discretos “quites” providenciales.

En 1944 apareció un gran trabajo del eminente venezolano Mariano Picón-Salas.[4] Fue esta una completísima visión sobre la forma de ser y de pensar que se dio en territorio americano, cuyo encuentro, accidental o no; provocado o no, logró de la cultura en el nuevo continente un escenario de suyo interesante y valioso, por ende sin desperdicio alguno.

La reseña que pretendo para este libro, busca acercarnos al territorio taurino, para comprender ciertas situaciones que definieron lo que han dado en llamar la “fusión” cultural.

Por ejemplo, Pedro Henríquez Ureña, en su NOTA dice de entrada: “La cultura colonial, descubrimos ahora, no fue mero trasplante de Europa, como ingenuamente se suponía, sino en gran parte obra de fusión, fusión de cosas europeas y cosas indígenas. De eso se ha hablado, y no poco a propósito de la arquitectura: de cómo la mano y el espíritu del obrero indio modificaban los ornamentos y hasta la composición (…) La fusión no abarca sólo las artes: es ubicua. En lo importante y ostensible se impuso el modelo de Europa; en lo doméstico y cotidiano se conservaron muchas tradiciones autóctonas. Eso, desde luego, en zonas donde la población europea se asentó sobre amplio sustrato indio, no en lugares como el litoral argentino, donde era escaso, y donde además las olas y avenidas de la inmigración a la larga diluyeron aquella escasez. Las grandes civilizaciones de México y del Perú fueron decapitadas; la conquista hizo desaparecer sus formas superiores: religión, astronomía, artes pláticas, poesía, escritura, enseñanza. De esas civilizaciones persistió sólo la parte casera y menuda; de las culturas rudimentarias, en cambio, persistió la mayor parte de las formas”.[5]

Lo que debe entenderse de inmediato es el proceso de encuentros que se asimilaron para convivir en un nuevo ambiente. Ambas culturas no buscan desaparecer, se afanan en demostrarse mutuamente lo que son. El tiempo hace entender que las dos formas comprendan que el maridaje es necesario y que reñir no es la solución.

Es cierto, la conquista, como dice Pedro Henríquez Ureña “hizo desaparecer sus formas superiores” de dos grandes civilizaciones, como las de México y el Perú. No obstante, y a pesar de lo agresivo del proceso, esto trajo como consecuencia que su espíritu quedara presente en un medio que se construye alentado por las diferentes aportaciones en el trayecto de varios siglos.

Picón-Salas maneja una frase contundente que dobla los esquemas sobre las discutidas y encontradas propuestas que existen al respecto de lo que significó el encuentro de dos culturas en un momento histórico definitivo. Apunta: “José Ortega y Gasset ha dicho que el español se transformó en América, pero no con el tiempo, sino en seguida: en cuanto llegó y se estableció aquí”.[6]

Esto es, al asimilarse se logró entre ambos el objeto de integración que surgió tras las jornadas militares de la conquista. Y como ya sabemos, tras la conquista violenta surgió la espiritual. De ambas emanó un concepto conciliador que se sujetó a la aceptación del dominador sobre el dominado hasta que –en cierto modo– fue posible mantener la relación, sin que faltaran los estados de desequilibrio determinados por un conjunto de manifiestas inconformidades de tipo social. El aspecto político, pero fundamentalmente el religioso mantuvieron firmeza, como paliativos frente al descontento que tuvo dos fuentes esenciales: la económica y social.

Desde luego, la enorme influencia del espíritu americano pudo adherirse a las formas de vida que se desarrollaron durante la época colonial, y en esto, el toreo no fue la excepción. Todo el esquema que establecieron los abanderados de la tauromaquia del más rancio sabor hispano, se permeó de la esencia brotada de este continente. Sin embargo no se desconoció el valor de las raíces que incluso, fomentaron y cultivaron muchos personajes de la tauromaquia novohispana.

En todo caso, esa ánima vino a enriquecer la escenografía que ganó en colorido, dado –a veces– lo estruendoso de su interpretación. Toreo con alma híbrida. Por eso, el español tuvo que adecuarse de inmediato al nuevo terreno que pisaba. Y ese español establecido en América, resignado a no poder regresar a su patria, pero decidido a quedarse en una nueva, creó una escenografía que no olvidaba sus más hondas raíces, pero daba al escenario la oportunidad de incorporar elementos con los que representó la obra que otros siguieron, probablemente desmembrados en el universo de las castas que devino representación de una gran concierto del que la Nueva España primero; México después, hicieron suyo al grado de que conformaron y definieron su carácter, hasta obtener lo que somos hoy.

El mestizaje, fruto del antagonismo no podía quedar convertido en un mero proyecto sin alma. La conquista y luego la colonia enseñaron subrepticiamente, y haciendo a un lado el culto al pesimismo, que el sentido de vida que comparten marido y mujer a la fuerza (válgase, tras penosa búsqueda lo que parece ser la metáfora más indicada) tuvo en sus hijos mestizos o criollos la mejor de sus experiencias. Que siguieran manteniendo abiertamente el conflicto, fue debido a esa razón propia de la naturaleza en que se desarrollaron. O era uno, o era el otro. La experiencia demostraba que ni estos -los americanos- ni aquellos, -los españoles- podían soportar de nuevo el episodio vergonzoso de la injuria llamada dominador sobre dominado.

De ahí que la independencia se convirtió en la consecución de aspiraciones populares y llegó en momento propicio para que “el español viera en la tierra mexicana ya no un teatro para la aventura militar efímera, sino sitio para arraigar y quedarse, y que el indio colabore, también, en la formación de la nueva sociedad, es entonces el designio de un Cortés, en el que coincide curiosamente con el de un organizador religioso como Zumárraga”.[7]

Fue así como la magnitud de aquella experiencia recayó en esas dos enormes baldosas influyentes que siguen causando controversia, al grado de que casi quinientos años después, el trauma y la experiencia perviven. Casualmente el toreo transitó en terreno imparcial; por eso su capacidad se sobrepuso y hasta se sirvió de una y de otra circunstancias. Con la de Cortés que apenas instruía para levantar en una ciudad destrozada –México-Tenochtitlán–, la fastuosa capital del reino de la Nueva España, ya celebraba en compañía de sus soldados un primer festejo, limitado en la majestuosidad que posteriormente alcanzarían multitud de fiestas.

Así, el 24 de junio de 1526 los militares dejan las lanzas para atravesar los “ciertos toros” que nos cuenta el propio conquistador Hernán Cortés en su “quinta carta de relación” en vez de hacerlo con valientes guerreros indígenas. Del mismo modo, la iglesia tomó como pretexto e hizo suyas esas mismas fiestas para celebrar lo mismo, infinidad de conmemoraciones emanadas del calendario litúrgico que todas aquellas donde fue posible la materialización del boato e toda su dimensión.

Lo anterior es apenas el comienzo de una nueva y necesaria contemplación que permita ir entendiendo esos 500 años de tauromaquia en México. La mirada que, desde un nuevo siglo como el 21, mutante y complejo a la vez, obliga que esta revisión sea un auténtico acercamiento para comprender su presencia gracias al sincretismo y dura asimilación que se dio en el pasado, pero también la complicada resistencia que hoy se presenta para aceptarla como resultado en el cambio de mentalidad, actitud y comportamiento que se viene dando en nuestras sociedades, cuyas lecturas y orientaciones se han diversificado como nunca antes. De ahí la confrontación de esta modernidad con el pasado que resulta difícil de comprender. Y como se dijo al principio: De todo esto se ocupará esta nueva serie, que ya tiene nombre: 500 años de tauromaquia en México.

________________________

[1] FENOTIPO. Realización visible del genotipo en un determinado ambiente. El veterinario Sanz Egaña considera en su obra La bravura del toro de lidia lo siguiente: “Las nociones clásicas de casta y trapío se llaman ahora genotipo y fenotipo. El fenotipo representa los caracteres aparentes comprobados por el reconocimiento exterior”.
[2] GENOTIPO. Conjunto de los genes existentes en cada uno de los núcleos celulares de los individuos pertenecientes a una determinada especie vegetal o animal. El veterinario Sanz Egaña considera en su obra La bravura del toro de lidia que: “casta y trapío corresponden a genotipo y fenotipo”. El genotipo representa la nación de constitución orgánica, la estructura y funcionalidad del animal, y en él se comprenden todos los factores hereditarios de los ascendientes, se manifiesten o no al exterior”.
[3] COELLO Ugalde, José Francisco: “CUANDO EL CURSO DE LA FIESTA DE TOROS EN MEXICO, FUE ALTERADO EN 1867 POR UNA PROHIBICION. (Sentido del espectáculo entre lo histórico, estético y social durante el siglo XIX)”. México, 1996 (tesis de maestría, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional Autónoma de México). 2221 p.
[4] PICÓN-SALAS, Mariano: DE LA CONQUISTA A LA INDEPENDENCIA (TRES SIGLOS DE HISTORIA CULTURAL HISPANOAMERICANA. 8ª reimpr. México, Fondo de Cultura Económica, 1982. 261 pp. (Colección popular, 65).
[5] Op. Cit., p. 9-10.
[6] Ibidem., p. 12-13.
[7] Ibid., p. 77.

© José Francisco Coello Ugalde, 2016

►Los escritos del historiador José Francisco Coello Ugalde pueden consultarse a través de su blogs “Aportaciones histórico taurinas mexicana”, en la dirección:
http://ahtm.wordpress.com/

 






 

Una respuesta to “Breves Noticias Taurinas”

  1. Domingo Hernández castillo marzo 22, 2016 a 19:28 #

    Entrevista a Manzanares ¡MAGISTRAL!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: