Breves Noticias Taurinas

14 Mar

 

Pablo Hermoso sale a hombros en Villahermosa

Por: Redacción | Foto: Archivo
Viernes, 11 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Villahermosa, Tab.- Corrida extraordinaria. Tres cuartos de entrada en noche agradable. Dos toros de San Pablo para rejones y dos de Golondrinas, y uno de El Vergel para los Recortadores Españoles, manejables en su conjunto.
El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y dos orejas.

Alejandro Martínez Vértiz: Ovación y silencio tras aviso.

Incidencias: Los Recortadores Españoles realizaron diversas suertes de su repertorio y fueron ovacionados.

 

 

Tato Loaiza corta una oreja en “Cinco Villas”

Por: Redacción | Foto: Archivo / toroartemichoacan.com
Sábado, 12 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Este sábado tuvo verificativo la segunda novillada sin picadores en el Cortijo “Cinco Villas”, de Santiago Cuautlalpan, Estado de México, donde Tato Loaiza se alzó como el triunfador al llevarse la única oreja del mediodía y dejar constancia de interesantes cualidades.

El resultado completo es el siguiente:

Santiago Cuautlalpan, Méx.- Cortijo “Cinco Villas”. Festejo sin picadores. Lleno, en mediodía agradable. Novillos de Maravillas, de buena presencia y juego.

Bernardo Rodríguez: Silencio y palmas.

Isaac Fonseca: Silencio tras dos avisos y vuelta

Tato Loaiza: Silencio tras dos avisos y oreja.

 


 

 

Tres orejas para Angelino en Hecelchakán

Por: Redacción | Foto: Archivo
Sábado, 12 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Hecelchakán, Camp.- Corrida extraordinaria. Entrada lleno. Un toro de Rancho Seco (1o.) y uno de Julio Delgado (4o.), y tres de El Vergel, buenos en general.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Ovación en su lote.

José Luis Angelino: Dos orejas y oreja.

Los Recortadores Españoles realizaron varias suertes y dieron vuelta al ruedo.

 

 

Sotomayor y Marín triunfan en Paso Nacional

Por: Redacción | Foto: Archivo
Domingo, 13 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Paso Nacional, Dgo.- Cortijo “Don Toto”. Lleno, en tarde agradable. Novillada charro- taurina. Tres ejemplares de Santa Elena y uno de Valle de la Gracia, buenos en su conjunto.

Abraham Marín: Dos orejas y vuelta.

Jesús Sotomayor: Dos orejas y ovación.

Incidencias: Saludó en el tercio el banderillero Manolo Fuerte por dos estupendos pares de banderillas.

 


 

 

Pablo y Martínez Vértiz, a hombros en Valladolid

Por: Redacción | Foto: BM
Domingo, 13 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Valladolid, Yuc.- Corrida de feria. Lleno de “Agotado el boletaje”. Toros de Golondrinas, correctos en presentación y buenos en general.
Paco Rocha: Ovación en su lote.

Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas y rabo y oreja.

Alejandro Martínez Vértiz: Oreja y oreja.

 

 

Tarde de esfuerzos en la “San Marcos” (video)

Por: Adrián Sánchez | Foto: Landín-Miranda
Domingo, 13 de Marzo del 2016 | Aguascalientes, Ags.

Ficha
Aguascalientes, Ags.- Plaza “San Marcos”. Segunda novillada de la temporada. Tres cuartos de aforo, en tarde agradable. Novillos de Cerro Viejo parejos en presentación y desiguales de juego, destacando el sexto de la tarde que tuvo mucha calidad. Pesos: 404, 411, 384, 377, 428 y 421 kilos. Rafael Reynoso (negro y azabache): Palmas. Patricio Ochoa (lila y oro): Ovación. Héctor Gabriel (marfil y oro): Palmas. Luis Manuel Castellanos (azul rey y oro): Silencio. Alejandro Fernández (plomo y oro): Ovación. Fernando Vázquez (azul turquesa y oro): Vuelta tras aviso. Incidencias: El aspirante a subalterno Daniel Cauix saludó tras parear en el quinto.

 

 

Fermín Rivera corta la única oreja en Texcoco

Por: Redacción | Foto: Ángel Sainos
Domingo, 13 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Ficha
Texcoco, Méx.- Plaza “Silverio Pérez”. Segunda corrida de la Feria del Caballo. Un cuarto de entrada (unas mil personas) en tarde agradable. Dos toros de La Punta,(1o y 6o.) tres de Villa Carmela, y uno de Marrón (5o., sobrero sustituto de uno de La Punta que se despitorró), bien presentados y de juego variado. Fermín Rivera (verde hoja y oro): Palmas y oreja. Ernesto Javier “Calita” (verde agua y oro): Silencio y palmas. Sergio Flores (nazareno y oro): Palmas y palmas tras aviso.

 

 

Apoteosis de ganadero y toreros en GDL (video)

Por: Felipe Aceves | Foto: Manolo Briones
Domingo, 13 de Marzo del 2016 | Guadalajara, Jal.

Ficha
Guadalajara, Jal.- Plaza “Nuevo Progreso”. Quinta y última corrida de la segunda parte de la temporada. Un cuarto de entrada en tarde agradable. Toros de Los Encinos, de imponente trapío y bravos en su conjunto, de los que destacaron 2o., que recibió arrastre lento, y el 4o., que fue indultado. Pesos: 535, 590, 530, 580, 500 y 525 kilos. Juan Pablo Sánchez (carmín y oro): Oreja y vuelta tras indulto. Diego Silveti (palo de rosa y oro): Dos orejas y silencio. Fermín Espinosa “Armillita IV” (blanco y oro): Silencio y oreja. Incidencias: El toro indultado se llama “Hocicudo”, número 28, cárdeno, con 580 kilos. Sobresalió en banderillas Gustavo Campos, que saludó una ovación.

 

 


 

 

Ignacio Bravo Mena commented on Breves Noticias Taurinas

Carta abierta a los senadores mexicanos Por: Redacción | Foto: Archivo Viernes, 11 de Marzo del 2016 | México, …

Hola buenas tardes. Don Eduardo Ramírez Ortiz. Encomiable esfuerzo el suyo, al hacer llegar su misiva a la Cámara de Senadores. Es prudente mencionar que los Legisladores mencionados en ese documento, y sus homólogos en la Asamblea de la CDMX, son precisamente los que están impulsando leyes que dejan a los padres de familia al margen de la educación de los hijos, caso concreto el de que puedan desde los 12 años abortar – las niñas- sin la autorización de sus padres, también los ” Cuadernitos o libritos ” donde a los escolares se les distorsiona la existencia al meterles en la cabeza la homosexualidad y el lesbianismo y otras aberraciones parecidas, unas ya son ley y otras las impulsan como si de ello dependiera su carrera, ( a la mejor sí ), todo esto en un claro ataque a la célula de la sociedad que es la familia. La fiesta brava con todos sus defectos y vicios, pues la mueven seres humanos, es un oasis en la desolada vida cotidiana y sustento lo dicho al ver un día si y otro también, ejemplos frescos, actuales y reales de valores para muchos desconocidos u olvidados Vgr: Pundonor, Abnegación, Solidaridad, Disciplina, Espíritu de Sacrificio, Honor, Verdad, Dignidad y Valentía.unas en mayor grado que otras pero todas existentes en la tauromaquia y que cuando se aleja de estos pilares se corrompe y pierde su verdadero sentido. Los ataques sistemáticos desde varios frentes a la fiesta de toros, no es casual, siempre los ha tenido, pero nunca tan orquestados y con un claro sentido ideológico, el de izquierda, los mismos que en España y Sudamérica. Si acaban con la familia y quitan del camino los obstáculos que impiden el logro de sus objetivos, podrán manejar a su antojo a la sociedad . Estrecho su mano y me solidarizo con su empeño. Amigos de Criadores de Toros de Lidia, mucho agradeceré se publique mi respuesta. Un saludo.

 

 


 

 

 

Toros

Histórica manifestación en defensa de la tauromaquia en Valencia

Aficionados de toda España llenan las calles para reivindicar el derecho y la libertad de ir a los toros

http://www.abc.es/espana/abci-miles-personas-manifiestan-valencia-4799408876001-20160313055000_video.html

A. CAPARRÓS/ABC.ES.Valencia – 13/03/2016 a las 15:47:35h. – Act. a las 16:10:37h.
Guardado en: Cultura Toros – Temas: Toreros , Toros , Tauromaquia
Miles de aficionados se han citado en Valencia en defensa de la Tauromaquia. Gritos de «¡libertad, libertad!» se escuchan. El pueblo ha salido a la calle para reivindicar su historia, su cultura y la propia libertad. De acuerdo con cálculos no oficiales de la organización, más de 35.000 personas participaron en la marcha. La Delegación del Gobierno rebajó la cifra hasta los 10.000.

Entre los asistentes hay numerosos profesionales del toro como Enrique Ponce, El Juli, José Tomás, Sebastián Castella, José María Manzanares, Morante de la Puebla, El Soro, Pepín Liria Dámaso González, Ortega Cano, Cristina Sánchez, Miura, Carlos Núñez, Cuvillo, Román, Varea, los Lozano, Victorino, Manuel Martínez Erice, Simón Casas, Carlos Zúñiga… Toreros, ganaderos, empresarios y apoderados. Todo el mundo está este domingo en Valencia. Y sobre todo miles de aficionados y de peñas taurinas.

Ponce subrayó en el manifiesto: «Hoy es un día histórico, hoy es un día pafra darnos la enhorabuena. Somos un ejemplo de civismo y estamos orgullosos de ser aficionados a los toros. Que se entere quien deba enterarse. la cultura es lo que el pueblo quiere que sea. El toro y su mundo es cultura. Somos españoles con plenos derechos, españoles de todas la sensibilidades y tendencias. Dejen de utilizarnos como materia de distración». Emotivo y con fuerza el discurso, contundente, que toca también sensibilidades de actualidad. Reivindicamos la tauromaquia por su animalismo, que incluye la defensa del toro como planeta,. ¿Quién defiende más el toro que nosotros? ¿Quién lo ama más?»

También lo ensalzó como herramienta económica, «por sus aportaciones a las arcas del estado y porque son raíces nuestras».

Continuó: «No pretendemos repudiar a nadie. Somos gente de paz y concordia. A quien no le guste que no venga, pero sí exigimos la libertad de elegir y pensar, un tratamiento de igual respecto a otras actividades y artes. No aceptamos la injuria y el insulto».

Pablo Lozano ha destacado la importancia económica, cultural y ecológica del toro bravo: «Cada dehesa es un parque natural».

Álvaro Núñez del Cuvillo dstacó «la fuerza de los aficionados de bous al carrer. Por fin nos unimos todos. Con esta manifestación queremos que los antitaurinos nos respeten como nosotros les respetamos a ellos».

Juan José Padilla dijo a los micrófonos del Plus que ha vivido «momentos emocionantes con los toreros reivindicamos lo que queremos. Pienso que esto va a ser histórico y se tomará nota políticamente. Hoy ha sido un día precioso, emotivo por todo lo que a nuestra cultura concierne»

 

En los momentosen que el Maestro, Enrique Ponce, está leyendo un manifiesto reivindicativo en defensa de nuestra fiesta.
Por nuestra Libertad!!!!!
Video y comentario: Luis Muñoz

 

lunes, 14 de marzo de 2016

Valencia 13-M: El manifiesto íntegro leído por Enrique Ponce.

Ponce lee el manifiesto a la multitud:
Somos, insisto, españoles con derecho a nuestra identidad, a nuestra cultura, con derecho a recordar el buen nombre de nuestros padres y abuelos a los que les gustó la tauromaquia en todas sus expresiones, en la calle y en la plaza e hicieron del toro el símbolo de sus pasiones y nos lo trasmitieron con pasión y amor. Como se trasmite un tesoro.

Valencia-13-M:
“No toleraremos ni la injuria ni el insulto”
 
Enrique Ponce leyó el manifiesto que se reproduce íntegramente: 
  • “Hoy, una vez mas a través de la historia, el pueblo toma las calles, para reivindicar al toro, al toreo, como un bien propio de su forma de vivir, de su cultura”.
  • “La cultura no es lo que algunos quieren que sea. La cultura es lo que el pueblo quiere que sea”.
  • “Somos un ejemplo de civismo para todos. Y por todo ello somos felices y estamos orgullosos de ser aficionados a los toros”.
  • “Reivindicamos la tauromaquia también por su animalismo, que incluye especialmente la defensa del toro como animal único en el planeta”.
  • “Reivindicamos la tauromaquia como herramienta económica dinamizadora de tantas y tantas ciudades, por su capacidad de crear puestos de trabajo, por los efectos en la fijación en la población rural, por sus aportaciones a las arcas del Estado”.
ENRIQUE PONCE
Valencia13/03/2016 
 
Queridos amigos unidos por el toro, buenas tardes a todos.
En primer lugar quiero deciros que como valenciano estoy orgulloso de vosotros, de la afición de mi tierra. Y como valencianos debemos dar la bienvenida a todos los que han venido desde lejos para estar aquí hoy: A mis compañeros, a los ganaderos, a los amigos de Bous al Carrer, a la afición en general, a todos vosotros.
Hoy es un día para darnos la enhorabuena todos juntos, hoy es un día histórico para la Fiesta, para el toro, para el toreo.
Hoy, una vez mas a través de la historia, el pueblo toma las calles, para reivindicar al toro, al toreo, como un bien propio de su forma de vivir, de su cultura. Una cultura que nuestra Constitución ampara, protege y exige fomentar en sus distintos artículos.
Gracias a todos por este apoyo incondicional.
Somos fuertes. Y muchos. Y responsables. Lo hemos demostrado hoy aquí. Lo estamos demostrando continuamente con nuestro buen hacer en las plazas de toros y en las calles por las que corren los toros. Somos un ejemplo de civismo para todos. Y por todo ello somos felices y estamos orgullosos de ser aficionados a los toros.
¡Que se entere quien deba enterarse! ¡Que se entere el mundo!
La cultura no es lo que algunos quieren que sea. La cultura es lo que el pueblo quiere que sea.
Y por eso el toro y su mundo son cultura, porque el pueblo así lo quiere desde hace miles de años.
Somos españoles con los plenos derechos, somos ciudadanos españoles de estos tiempos, españoles de todas las sensibilidades y tendencias de opinión y de orígenes distintos. Tenemos que decir, gracias, a muchos compañeros de otros países, europeos y latinoamericanos, que hoy están aquí con nosotros defendiendo una pasión común para todos: el toro. Vienen de lugares donde la tauromaquia tiene un reconocimiento y tratamiento de arte, otros han llegado de lugares donde no existe el toro y sin embargo se han quedado prendidos de su belleza y arte: aprendamos de ellos.
Somos, insisto, españoles con derecho a nuestra identidad, a nuestra cultura, con derecho a recordar el buen nombre de nuestros padres y abuelos a los que les gustó la tauromaquia en todas sus expresiones, en la calle y en la plaza e hicieron del toro el símbolo de sus pasiones y nos lo trasmitieron con pasión y amor. Como se trasmite un tesoro.
Somos españoles a los que nos horrorizan las guerras, y la explotación infantil y las desigualdades sociales. Somos mujeres y hombres que lloramos frente a las fosas comunes en las que se han convertido los mares, a los que nos duelen las apreturas de nuestro país, cuestiones todas ellas que precisan urgente y prioritaria atención.
Hagan el favor pues de no utilizarnos como materia de distracción. Por todo ello y por más, no podemos consentir, que ahora por intereses espurios y economicistas, venga nadie a decir que sus pasiones -las de nuestros padres y abuelos- eran perversas o crueles. Ni lo eran ellos ni sus costumbres ni lo somos nosotros. Como no lo fueron, no lo son ahora tampoco, tantos y tantos artistas e intelectuales de reconocimiento universal que se vieron ganados por la belleza y los valores del toreo.
Reivindicamos la Tauromaquia como portadora de valores sociales y humanos de primer orden, como soporte básico y principal de la biodiversidad en nuestro país, 500.000 hectáreas de dehesa se mantienen gracias a la cría del toro bravo
¿Dónde estarían si no esos paraísos, en que incendio hubiesen desaparecido, quien las mantendría? ¿En que fase estaría la desertización de la Península Ibérica?
Reivindicamos la tauromaquia también por su animalismo, que incluye especialmente la defensa del toro como animal único en el planeta y todas las especies que se refugian en su ambiente.
Reivindicamos la tauromaquia como herramienta económica dinamizadora de tantas y tantas ciudades, por su capacidad de crear puestos de trabajo, por los efectos en la fijación en la población rural, por sus aportaciones a las arcas del estado y fundamentalmente porque son raíces de nuestra cultura a las que tenemos derecho a no renunciar.
No pretendemos repudiar a nadie, ni avergonzar a quienes combaten el toreo como pretenden hacer con nosotros, somos gente de paz y concordia, a quien no les guste que no vengan, pero sí exigimos, como es propio de un estado de derecho, la libertad de elegir, de pensar, un tratamiento de igual respecto a otras actividades y artes, tanto en lo que se refiere a aportaciones fiscales como a la promoción. No más, pero tampoco menos. Y por descontado no aceptamos la injuria y el insulto.
El toreo, el toro, va mas allá de ser un hobby o pasatiempo, el toro es un modo de entender la vida, de enfrentarse a la vida con la posibilidad de encontrar la muerte; es una emoción, una elección libre del ser humano.
Por todo eso nos hemos reunido aquí. Hemos reclamado lo nuestro con argumentos, en una exhibición de cordura, con el peso de nuestros sentimientos, con la contundencia de nuestras cifras, con la conciencia plena de confianza de que nos asiste la razón de la ética y la moral.
Y una recomendación amigable: no nos nieguen sin conocernos.
Gracias a todos.
¡Viva el toreo! ¡Viva el toro en la calle!
Por nuestra cultura, por nuestras raíces y por nuestra libertad.

 

 


 

 

 

 


 

La crónica de Benlloch en Las Provincias

Más que un triunfo, un hito

Rafaelillo y Ureña cortan oreja en el día de las reivindicaciones / La plaza se llenó dos veces en siete horas y los doce toros de Adolfo Martín, sin ser una gran corrida, cumplieron su papel
Por José Luis Benlloch
Más artículos de este autor

Más que un triunfo, un hito. Jornada larga y emotiva. De las que van a hacer historia en el toreo. De las que van a influir en el futuro. Tiempo era y tiempo habrá para comprobarlo. Desde las colas mañaneras, a las ocho estaban los alrededores de la plaza rebosantes de juventud a la búsqueda de una entrada, hasta la despedida sentida de los toreros, pasadas las siete de la tarde, dos llenos continuados, Valencia fue el palenque desde donde el toreo ha levantado la voz con la fuerza de la calle. Todo fue una lección de cordura y responsabilidad. Se aguantaron las provocaciones, que las hubo, se unieron fuerzas de las dos tauromaquias y el resultado acabó siendo espectacular. El toreo enseñó músculo pero, sobre todo, se ganó el respeto.

Cuando aún resonaban las palabras del maestro Ponce exigiendo nuestros derechos y ofreciendo concordia, comparecían en la arena las cuadrillas de Rafaelillo, Escribano y Ureña dispuestas a estoquear una corrida de Adolfo Martín. La plaza les acogió puesta en pie al grito de ¡libertad, libertad! Los maestros salieron al tercio a corresponder, los decibelios de la emoción subieron de grado, arreciaron los gritos y los vítores y todo seguido se aparcaron las palabras, se tensaron los músculos y comenzó la escenificación de la Fiesta más auténtica y más culta del universo en versos de García Lorca.

En ese ambiente cuesta revestirse de espíritu crítico a la hora de escribir una crónica. No importa porque sucedieron las suficientes cosas buenas para no tener que tintar la pluma en la acritud ni en la queja. Empezando por la faena de Rafaelillo al cuarto, faena de maestro, de gran capacidad lidiadora, de las que denotan un conocimiento absoluto del encaste y diría que propia de quien está creciendo y creciendo en un territorio especialmente honorable. Siguiendo por Ureña, que no se quedó atrás en el toreo al natural a su primero, cumbre el trazo del muletazo, enfajado, mandando, con la pausa que da grado de categoría superior al buen toreo. Así fue hasta que el adolfo le cazó, porque en ese territorio se caza, y Ureña acabó maltrecho y en la enfermería. “Na, no pasa na”, que diría el castizo, “aquí, haciendo tiempo para salir a jugármela en el sexto”. De esa forma fue como a la lírica de la jornada le acabó poniendo épica y más honor. Y no muy lejos de todo eso anduvo Escribano, que se fue a portagayola en el quinto, vaya viaje hasta allí, vaya espera y vaya trago, pero tocaba y fue. Luego a ese toro, dormido y noble, le hizo una faena a más entre ovaciones.

Todo eso sucedió con los albaserradas de Adolfo Martín, presentados en el estilo de la casa. Cárdenos en distintas intensidades, bien criados y bien armados aunque sin estridencias, humilladores, con tendencia a apagarse en el tercio final, esa fue su carencia, cambiantes como corresponde al encaste e interesantes y agradecidos si se les consentía y sobre todo si se tenía fe en ellos. No fue una gran corrida de toros pero cumplió bien con su papel.

Rafaelillo no tuvo enemigo en su menguado primero y cuajó a su segundo. A ese le enjaretó un manojo de verónicas rodilla en tierra que pusieron la plaza en pie. Y a ese mismo, después de meterlo en la canasta, casi domarlo, hacerle descolgar y encelarlo en la muleta, le robó un ramillete de naturales cumbres, largos y pausados, de decir no se puede torear más despacio ni mejor. Mató de una gran estocada y aún me estoy preguntando a qué monserga se puede acoger nadie, tal día como ayer, para no darle la segunda oreja.

A lo que les he contado de la faena de Ureña al tercero, queda por añadir un detalle clave, por dónde cogía el palillo de la muleta, desde ese punto es difícil torear mal y la medida exacta que aplicó a cada serie frente a la tozudez de algunos que pegan y pegan pases sin medida. Y hay que decir que el sexto, el más grande y el más deslucido, no le dio opción pero para entonces estaba la tarde echada en bien. El día había sido completo.

PUBLICADO EN EL DIARIO LAS PROVINCIAS EL 14/03/2016

 


 

 

La Revolera

Suspiros de España

Por Paco Mora
Más artículos de este autor

Ahora que este 13M hemos demostrado que sabemos reaccionar ante tanta ofensa, gritémosles alto y claro que no nos van a hacer pasar por el aro. Que nuestra afición es lícita, legal, tradicional y consustancial con nuestro carácter de españoles hasta la médula.

Ocho millones de españoles somos los cimientos de la Fiesta de los Toros, que remando todos en la dirección de los políticos que no nos atacan, alientan o permiten el terrorismo antitaurino podemos darles el Gobierno de la nación con nuestros votos. No lo olvidemos, ahora que este 13M hemos demostrado que sabemos reaccionar ante tanta ofensa, tanta injusticia y tanta saña contra el toreo de los que sólo ven en la política ganapán, enriquecimiento rápido y satisfacción a sus ansias de poder omnímodo, totalitario y dictatorial. Gritémosles alto y claro que no nos van a hacer pasar por el aro. Que nuestra afición es lícita, legal, tradicional y consustancial con nuestro carácter de españoles hasta la médula. Pero sobre todo, ahora que se vislumbran elecciones en el horizonte por culpa de la incapacidad de la “nueva casta política” para entenderse en beneficio de todos los españoles: “Ni un voto para los enemigos de la Fiesta, o para los que la utilizan como moneda de cambio”. Quitémosles la careta a esos saltimbanquis que se empeñan en gobernarnos sin razones ni votos suficientes.

Pedro Sánchez tiene de socialista lo que yo de arzobispo de Constantinopla; es simplemente un veleta ambicioso que pone la capa a favor de donde cree que va el viento, sin sacar siquiera la mano por la ventana para comprobarlo, con el solo objetivo de tratar de hacer realidad su ambición de poder. Albert Rivera, que se unió a los que en Cataluña defendían la permanencia del toreo, porque convenía a sus intereses partidistas, hasta el punto de hacerse sacar a hombros de esa gloriosa Monumental que hoy cría hierba, y que después ha apoyado con sus votos a los enemigos de la Tauromaquia, allí donde su traición le sirvió para tocar poder, demostrando su carencia de ideas y convicciones. Y Pablo Iglesias, cuya única finalidad es acabar con nuestras señas de identidad por odio y desprecio a todo lo que huela a español. Los tres son para la Fiesta más nacional de todas las fiestas, junto con Garzón, el responsable de lo que queda del PC, los “cuatro siniestros jinetes del Apocalipsis”. Ni un voto de un aficionado o simpatizante de los toros para ellos, porque los utilizarían para cambiar nuestro estilo de vida adaptándolo a su conveniencia, retrotrayendo España a sus épocas mas miserables y empobrecidas, convirtiéndola en una republica bananera.

Tarde histórica para el toreo la del 13.M. Tarde sin color político, pero con la música de “Suspiros de España” como fondo, en respuesta a tanta inquina y desenfreno de los enemigos de todo lo racialmente nuestro. Tarde con los colores de España, en los que caben todas las ideas políticas constructivas, que ha demostrado que la afición a la Fiesta Brava no va a permanecer indiferente ante la felonía de sus enemigos.

 


 

Tauromaquia: España en marcha

Por: Horacio Reiba | Opinión
Lunes, 14 de Marzo del 2016 | Puebla, Pue.

Mientras el Nuevo Progreso de Guadalajara pone la muestra de lo que es una corrida de presentación impecable con el encierro de Los Encinos despachado ayer por Juan Pablo Sánchez, Diego Silveti y Fermín IV –muestra que debió tomar en cuenta la administración de José Tomás para evitar su reciente fiasco capitalino–, la temporada española toma carrera. A los festejos de Olivenza y de la Magdalena en Castellón los siguen, en estos días, las Fallas de Valencia. Y enseguida Sevilla, y luego Madrid y todo lo demás.

La ebullición, pues, ha comenzado. Joselito Adame, ausente en Castellón, el domingo anterior triunfó y salió en hombros de la matinal de Olivenza, cerca de la raya de Portugal. De dulce salieron los de Núñez del Cuvillo, y los tres alternantes y el público la pasaron en grande. Tres orejas al hidrocálido y otras tantas para José Garrido, aunque, según crónicas, el faenón de la feria fue el que le valió a Roca Rey el rabo tercero del soleado mediodía extremeño, en esa plaza recoleta que ha convertido su corta feria anual en cita obligada del taurinismo europeo.

Mas si la faena del día y del naciente año taurino español fue, sin discusión, la de Roca Rey al gran tercer toro, la estocada del día se la propinó Joselito, en la suerte de recibir, al también notable cuarto, el de las dos orejas, al que además toreó muy bien. No es poca cosa que el hidrocálido haya compartido semejante apoteosis sin ceder un ápice ante dos valores de tal calibre, pues Garrido, como se señalara aquí el año pasado, con motivo de una actuación suya en Bilbao, también va para figura, con una entrega total no reñida con la buena clase. Que es justo lo que la terna de ese día ha traído a la Fiesta.

Feria sin tacha

Olivenza no exagera en número de corridas ni con kilos del ganado, quizás por eso el disfrute está garantizado. Este año, Talavante triunfo tanto como torero –tres orejas el sábado 5– como en su debut ganadero –mismo día por la mañana–, cuando les cortaron orejas a su noble novillada un embalado Ginés Marín (3) y Alfonso Cadaval (1), que se presentaba con picadores. Y como Aguascalientes está de moda, ahí tienen ustedes a Leo Valadez cobrando la primera oreja del breve ciclo oliventino, de su segundo en la apertura de feria, el viernes 4. Y eso que el sexteto de El Freixo (propiedad de El Juli) no salió nada fácil, como atestigua el hecho de que sus alternantes se hayan ido en blanco; eran éstos el ya muy cuajado y curtido Joaquín Galdón, de Perú, y el local David Bolsico.

En la vespertina del sábado, que tan rotundo éxito le reportara a un Alejandro Talavante pletórico, cortaron asimismo orejas Diego Urdiales y Miguel Ángel Perera, a razón de una por montera, aprovechando el buen juego de los de Domingo Hernández. Perera reaparecía, luego del cornalón brutal de Salamanca, el 15 de septiembre último, casi seis meses más tarde.

Castellón, a la baja

Menos público y peor ganado en el ciclo magdaleniense, antaño tan prestigiado. Con inclusión de una alternativa semifantasma –la del novillero local Vicente Soler, al que obsequiaron con par de apéndices–, y Juan José Padilla en plan pirata –a oreja por toro–, mientras Francisco Rivera Ordóñez se abstenía, con toros de la empresa del coso, los Matilla. Eso fue el 3 de marzo, tercer festejo de una feria que empezó con dos novilladas sin caballos en que se repartieron orejas a destajo. En la cuarta los cuvillos embistieron y hubo oreja para José Mari Manzanares y palmas para Sebastián Castella, que pechó con lo peor del terciado hato, al revés de Enrique Ponce quien, jugando en casa, anduvo tan a gusto que desorejó a los dos de su lote. Exactamente como Alejandro Talavante en la corrida final –lunes 7—que fue de Alberto Bailleres (Zalduendo) y flojeó bastante, limitando las posibilidades de El Fandi –que a los suyos los fundió en largos segundos tercios—y Cayetano, que reaparecía una vez más y no encontró toros. O quizá sí, pero de la nefasta variedad del post toro de lidia mexicano.

El acontecimiento mayor de la desigual feria castellonenese ocurrió el sábado 4 y estuvo en el mano a mano de López Simón y Roca Rey, que se arrimaron como desesperados a los de Juan Pedro Domecq. Mejor lote el del madrileño, que prodigó el toreo de hinojos y desorejó a primero y tercero (oreja por toro). Y toreo suntuoso y ceñido de Roca Rey, que aunó temeridad y temple ante el complicado cuarto, antes de estoquearlo a ley y cortarle la oreja, pues la gente andaba algo fría con el peruano. Del que, observa en su crónica Barquerito, llaman la atención la sutileza de sus toques y la variedad de sus quites, que denotan que no fue vana su estancia por tierras mexicanas. Claro que López Simón le respondía con lances de rodillas –gaoneras, faroles, largas– que alborotaban al cónclave mucho más que los templados lances del limeño, que se complacía en extremar limpieza y ajuste.

Alfonso López Simón y Andrés Roca Rey. Los dos máximos aspirantes a figuras entre la generación emergente, larga como es. Y las empresas lo reflejan al darles cabida en carteles de mano a mano, tanto entre sí como con los consagrados. Así, López Simón irá con El Juli en Valencia y con Sebastián Castella en Sevilla; y Roca Rey con Talavante en Valencia y con El Juli en Arles. Cómo nos gustaría ver entrar en ese rejuego a Joselito Adame, mas no parece que las casas empresariales opinen lo mismo.

Joselito, a Valencia y Sevilla

Aun así, el hidrocálido está anunciado mañana día 15 en la feria de fallas, al lado de Iván Fandiño y Juan del Álamo para despachar la corrida Zalduendo; e irá también a Sevilla, el 6 de abril, con toros de Las Ramblas y Miguel Abellán y El Cid como alternantes, siendo esa su única corrida de una feria que constará de 16, de las que López Simón y Roca Rey torean dos –en carteles de mucho más relumbrón que el reservado a Joselito–, lo mismo que Castella, Talavante, José Mari Manzanares, El Juli, Manuel Escribano y El Cid. Y para celebrar su retorno a la Maestranza, Morante de la Puebla firmó cuatro corridas, más una quinta en la feria del Arcángel, en septiembre.

Fuera de Joselito Adame, no hay más nombres mexicanos en la cartelería sevillana, ni siquiera para las novilladas de mayo y junio. Tampoco para la feria de San Miguel, que aún no está cerrada pero ya anuncia en sus avances a Morante y Roca Rey, más esta terna indiscutiblemente brava: Castella, Manzanares y el infaltable López Simón.

A propósito de Roca Rey

Álvaro Acevedo, en su crónica de La Razón y a propósito del faenón del peruano en Olivenza, pondera “su dominio de las distancias cortas, con sus pases cambiados, arrucinas y demás suertes espectaculares; pero todo quedó en un segundo plano cuando emergió, como una aparición, aquel esplendoroso toreo al natural. Porque Roca Rey, para dar respuesta a la excepcional clase del tercer toro de Núñez del Cuvillo, desgranó con su mano izquierda no menos de quince muletazos verdaderamente apoteósicos. Con un trazo soberbio, con un temple exquisito, con una estética impecable y con una lentitud de locura”.

Es imposible no detectar en este relato y en tal toreo las huellas de la reciente campaña mexicana de Roca Rey y su experiencia con las embestidas de nuestros utreros. Una campaña intensa en número de corridas, por más que la empresa de la Plaza México le haya puesto sordina, hasta el punto de negarle, en su única comparecencia, un toro de regalo. Por lo demás, magnífica ironía sería que el año de la reaparición de José Tomás en Europa, y del reencuentro de Morante con su Sevilla, el toreo más auténtico, puro y exultante estuviese reservado a un joven hasta ayer desconocido, oriundo de la lejana Lima.

Para que luego se dude que la verdadera sal de la Fiesta radica en esa capacidad para, de tarde en tarde, sorprenderse a sí misma y sorprendernos a todos.

 


 

 

La memorable faena de Miguel a “Arte Puro” hace 37 años en la Monumental Plaza México

13 de marzo de 2016/Adiel Armando Bolio

Había pasado apenas un año y casi cuatro meses de la alternativa del diestro aquicalidense Miguel Espinosa “Armillita Chico” en el coso Monumental “Santa María” de la ciudad de Querétaro, cuando el 26 de noviembre de 1977 se la otorgó Manolo Martínez ante la presencia de Eloy Cavazos y el alicantino José María “Manzanares”, con el toro de nombre “Arlequín” de la dehesa de don Javier Garfias, cuando logró su inapelable consagración en la Monumental Plaza México.

Ello sucedió precisamente hace 37 años, los que se cumplieron apenas el reciente viernes 11 de marzo de este 2016, pero lo igualmente digno de mencionarse es que el hecho ocurrió luego de que de manera prácticamente inmediata “Armillita Chico” confirmara su doctorado en el mismo gran coso de Insurgentes, el 18 de febrero de 1979, llevando como padrino a Mariano Ramos y de testigo al salmantino Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la Capea” al serle concedido el toro llamado “Jarabe” de la divisa de Jaral de Peñas.

Así que esa consagración de Miguel Espinosa “Armillita Chico” como figura del toreo en la Monumental Plaza México se cristalizó en una ocasión que fue capicúa, es decir, que fue ese 11 de marzo de 1979, en la undécima corrida de la Temporada Grande, con el toro marcado con el número 11 de la dehesa zacatecana de Torrecilla, que llevó por nombre “Arte Puro”.

Si mal no recuerdo, en tal ocasión vestía Miguel un terno blanco, con bordados en oro y cabos negros, para cuajarle al complicado “Arte Puro” una memorable faena en la que brilló la frescura, el arte y el valor de su tauromaquia, primero para quitarle los resabios al de Torrecilla y después cuajar el enorme trasteo, imponiendo el torero su oficio y técnica para poderle a un toro de esas difíciles características.

Vaya entonces nuestro recuerdo y reconocimiento a tan significativa faena, obra del maestro Miguel Espinosa “Armillita Chico” esa tarde del domingo 11 de marzo de 1979 cuando precisamente atestiguó la alternativa del espada madrileño de Getafe, Ángel Majano, que le concedió Manolo Martínez con el toro “Farolito” de la misma dehesa de Torrecilla

 


 

INFO CNOG 15 Decreto Día de la Ganadería Nacional 1

 


 

La fiesta que se nos fue

Autor: José Antonio Luna, Fecha: 11/03/2016

No sé a ustedes, pero a mí me encantan las novilladas. Es que son un ramo de ilusiones como si fueran claveles rojos al sol de las cinco de la tarde. Los novilleros salen a torear y algunos van con un valor indómito, a otros, en cambio, en el semblante preocupado les miras el miedo que les pone los labios de papel. Sabes que unos y otros están librando una batalla en los adentros, la de la vocación irremediable contra el miedo exacerbado. Casi siempre, en estos festejos ves atrevimientos que enaltecen el valor de los muchachos, alguien que espera de rodillas en los medios, otro que tiene la faz de color verdoso, pero que toma los palos y se la juega asomándose al balcón. Uno más que cita con el cartucho de pescado. En el tercio de quites recuerdas que existen otros lances aparte de las chicuelinas y las gaoneras, además, hay alternancia en los mismos. Creatividades y osadías que en una corrida con matadores de toros ya no pasan ni de coña.
Por otra parte, en una novillada no sientes que te están viendo la cara. Los precios de las entradas son mucho menores y, por lo general, los animales son del mismo tamaño que los salen en una corrida de toros.
Eran las cuatro y tantos de la tarde del sábado cuando se abrió por primera vez la puerta de toriles de la plaza monumental de Apizaco. Apareció un ejemplar de Tenexac. El vocablo es preciso, ejemplar es un adjetivo que deriva del sustantivo “ejemplo”, y esto era el cárdeno, un ejemplo perfecto de cómo son los toros de esa casa. Al utrero de manos cortas, cabos finos, carita chata, bien armado, fuerte y bravo como él sólo, se le veía la buena raza por todos lados. Sebastián Romero lo toreó bien de capa, pero a la hora de templar con la sarga se desconfió en los primeros muletazos, el de Tenexac aprendió rápido y empezó a buscarlo. Lo mató de una estocada de libro y el novillo tardó unos cuantos segundos en rodar sin puntilla. Por ese espadazo, a un matador de toros le habrían dado una oreja, pero el juez Alberto Vázquez no lo tomó en cuenta. No es extraño, eso también tienen las novilladas, que con los aprendices casi todos se ponen muy estrictos.
Salió el segundo de la divisa verde, negra y grana, si al escribir sobre un festejo mayor, el que firma estos renglones casi siempre tiene que recalcar que era un toro con apariencia de novillo, en este caso, lo dice al revés, era un novillo con estampa de toro y además, serió. También fue muy bravo. Encima de bien presentados y con mucha casta, los novillos tuvieron el embrujo casi extinto de la emoción, porque se movían codiciosos. Todos fijos llegaron con el hocico cerrado hasta la hora de la estocada. El balance fue muy bueno: dos novillos de nota alta en bravura, nobleza, claridad y buen estilo. Tres buenos, uno regular y el último malo.
En el tercero, Eduardo Domínguez se desdibujó. Al cuarto, Ulises Sánchez lo banderilleó con enorme creatividad y valentía, con el quinto, Fermín de la Cruz estuvo en torero con torito acalambrado. Fernando Carrillo y Alan Corona sortearon lo que menos toreabilidad tenía.
Junto con sus toros, Tenexac cría nostalgias de estampas que te hacen recordar que eso era la fiesta, un espectáculo grandioso y cargado de pasión. La novillada del sábado con los destellos de plata de los toros cárdenos de Sabino Yano Bretón fue conmovedora en cada tercio. La tarde en Apizaco no fue apoteósica sino mejor, fue autentica. Vibramos con un entusiasmo como el que sienten los diestros al haber conquistado las orejas de un toro de este hierro. Cuando uno conversa con un torero que ha triunfado con un Tenexac, le notas una emoción distinta, más honda y de mayor orgullo, la de saber que ha podido con la codicia de un animal encastado. No, la tarde no fue de grandes triunfos, fue de una dulce nostalgia, la de reconocer una fiesta que se nos fue hace tiempo y que reclamamos con urgencia.

 

 


 

 

Toros en Tayahua

OSCAR FERNÁNDEZ SÁNCHEZ

13 Mar 2016 21:12:07

En ocasión de la fiesta religiosa de Señor San José que se celebra el 19 de marzo, habrá festejo taurino en la placita Jesús Aguilar en el municipio de Tayahua, donde por cierto ya no funge como Párroco Juan Padilla Trueba.

El sacerdote ahora se encuentra en Susticacán y será un poco difícil que se traslade a Tayahua y pueda acudir al festejo taurino al que dio su apoyo antes del cambio de Parroquia.

Para el sábado entrante se anuncia al joven rejoneador Sebastían Torre y en la lidia ordinaria los matadores zacatecanos Jorge Delijorge , César Montes y Luis Ignacio Escobedo así como el novillero Andrés Suárez del Real con ganado de El Sauz.

Luego Jerez

El Domingo de Resurrección tendremos la primera de feria en Jerez de García Salinas en donde a lo largo de la presente semana se habrán de obsequiar boletos en escuelas primarias ya que el acceso al coso La Jerezana será gratuito para menores de 12 años.
Además, la empresa que organiza el festejo, “Zacatecas, Tierra de Toros” ofrece un descuento del 10% en cualquier localidad para quienes adquieran con anticipación boletos para las corridas de feria.

Carta al senado

El taurino zacatecano Eduardo Ramírez Ortiz hizo llegar al Senado de la República una respetuosa protesta referente a la pretendida iniciativa de ley para impedir el acceso a los cosos taurinos y otros escenarios a niños y jóvenes.

Se trata de un sólido documento que vale la pena conocer , analizar y discutir y que ha merecido ya la atención de diversas publicaciones taurinas.

Estamos seguros que este importante escrito “calará” fuerte incluso entre los señores senadores de la república.

Bien por Eduardo y estaremos atentos a los acontecimientos que se deriven de esta carta/protesta.

cronista43@msn.com

 


 

 

Un triunfo de Puerta Grande

valencia 3

Por fin el toreo se ha echado a la calle. De forma masiva. Abrumadora. Habrá quien entre en la clásica guerra de cifras, los unos, magnificando, los otros minimizando. Como siempre. Pero lo de Valencia ha sido, sencillamente, histórico. Estamos aquí. Que se sepa.

Por primera vez, se han movilizado todas las huestes de ese ejército multiforme que componen los llamados estamentos taurinos, con las primeras figuras del escalafón de toreros al frente, con los ganaderos, apoderados, empresarios y, sobre todo, los miles y miles de aficionados que han tomado las calles de Valencia para gritar –sin ira—eso mismo: ¡estamos aquí!

Imponía la marea humana, con sus banderas españolas llevando incrustado el escudo por el que mejor se nos identifica en el mundo: el toro de lidia. Las muchedumbres imponen cuando se aprietan en las calles y corean consignas, cuando se nota ese prurito de rebelión que da que pensar a quienes las contemplan desde el flanco de las aceras. Da que pensar a los indiferentes o escépticos, porque se nota que estamos hasta los mismísimos de tanto acoso, de tanto insulto gratuito, de tanta violencia verbal y física a quienes nos acercamos a las plazas de toros en tardes de corrida, incluso dentro de la Plaza misma.

Valencia se volcó ayer a favor de la Fiesta. Y sin que nadie nos subvencione, sin que recurramos al escrache que practican esos libertarios que quieren cercenar las libertades de la gente del común. Valencia ha reunido a todo quisque, que es lo difícil y lo importante, a los profesionales y a los que de verdad subvencionan esta expresión de nuestra cultura popular, los que pasan por taquilla. Y todos, al unísono, con el clamoreo que tanto se echaba en falta para, al menos, acallar la verborrea que tantos años nos trae por la calle de la Amargura, la que –llevo años denunciándolo—nos avasalla sin que nos echen una mano desde los poderes públicos.

Ah, los poderes públicos. Apañados estamos si pensamos que van a proteger lo que expresamente manda proteger y potenciar la Legalidad vigente, sobre todo los que han acogido en su seno a elementos pertenecientes a la zocata más trasnochada y visceral.

Esta mañana, en TVE, he oído a una política de toda la vida, oronda ella, con aires de pasota y marchosa, bien arrostrada a la referida tendencia, que los manifestantes de ayer en Valencia iban a la plaza de toros a disfrutar con el asesinato de un pobre animal. ¡Qué barbaridad, cielo santo! Ya lo decía mi madre: no hay nada más atrevido que la ignorancia.

Sin embargo esta señora puede presumir de libertad para emitir ese juicio, con el amparo que le brinda tan irreflexivo corolario. La comprendo perfectamente: ni entiende el arte del toreo ni tiene el más mínimo interés porque alguien se lo explique. Es la imagen viva de esa cerrazón a la que también están enganchados quienes se han zambullido en el mundo mágico de las mascotas –y, por supuesto, los que de él extraen pingues beneficios–, flotando en un marasmo que tiene por lema humanizar a los animales y animalizar a los humanos.

Seamos realistas: nos ganan por goleada. Hemos perdido, al menos, una generación que sea capaz de ver a la Tauromaquia como un bien de interés cultural y una obra de arte dinámico y efímero, en la que actúan un soberbio ejemplar del muy remoto bos primigenius y otro no menos soberbio ni menos remoto del homo sapiens, ambos patrimonio de este bendito país. Nos hemos encerrado en nuestra propia mismidad, como decía Ortega y Gasset, haciendo gala de un dogmatismo ramplón y practicando esa falsa educación pedagógica, que tan bien discernió García Lorca en el año 35 del pasado siglo.

Pero esa es otra cuestión. La puesta al día de la Tauromaquia es la asignatura pendiente de este curso caótico que dura ya demasiadas décadas.

De momento, lo que ayer sucedió en Valencia es un paso firme, sólido, imprescindible para emprender un nuevo rumbo. No podíamos estar callados ni un minuto más. Los aficionados a los toros somos gente de bien, dentro de esa cabalidad que proporciona el entendimiento de una cuestión, ciertamente, proclive a suscitar reticencias. Pero una cosa es la reticencia –lógica, por otra parte—y otra la indecencia de quienes pretenden coartar no solo ese entendimiento, sino nuestra propia libertad.

Libertad, fue la palabra más coreada en la manifestación de ayer. Al amparo de esa libertad debemos emprender ahora el duro camino del reciclaje, para lograr que la fiesta de los toros se instale de nuevo sin prejuicios en nuestra sociedad y recupere el lugar que le corresponde dentro de la jerarquía de las Bellas Artes, como tácitamente está reconocida por el Poder Legislativo. Para ello, contamos con una Fundación recién creada, en la que tengo puestas mis esperanzas y mis complacencias.

He esperado con morbosa curiosidad el tratamiento que a la gran manifestación de Valencia le dan los diarios de tirada nacional y las emisoras de radio y televisión. ¡Bingo! Todas las emisoras, sin excepción, han recogido la noticia, y casi todos los grandes periódicos de tirada nacional –incluidos los digitales, entre ellos, el nuestro–, a portada, con fotografía de grandes proporciones. Hace unos años esto hubiera sido impensable, una quimera.

Ha sido, pues, un triunfo de Puerta Grande. A partir de este momento, ni un paso atrás, que es de malos toreros.


 

 

GRACIAS #13MValencia

 

 

 


 

 

FUNDACIÓN DEL TORO DE LIDIAManifestación 13-M

La Fundación del Toro de Lidia: “Que los poderes públicos escuchen la voz de la calle”

Cabecera de la manifestación del 13-M en Valencia

14/03/2016 18:03

La Fundación del Toro de Lidia valora de forma muy positiva el resultado de la manifestación a favor de la tauromaquia celebrada este domingo en Valencia, según informa el portal taurino Aplausos.

La multitudinaria asistencia de aficionados y profesionales del sector “ha servido para hacer visible el verdadero respaldo social que tiene el toreo en sus distintas modalidades”, subrayan a través de una nota de prensa. “Cabe recordar -añaden desde la Fundación- que ni siquiera en los años más duros de la crisis económica el toreo dejó de ser el segundo espectáculo de masas en España”.

El éxito de la manifestación de ayer fue más allá de las calles de Valencia, ya que miles de personas mostraron también su apoyo a la tauromaquia en redes sociales. El hashtag #13MValencia fue durante muchas horas del domingo trending topic en España y en varios países de Sudamérica.

Tras la manifestación de ayer, “la Fundación del Toro de Lidia hace un llamamiento a los poderes públicos para que tengan en cuenta a un sector que sostiene alrededor de 200.000 empleos, que en 2015 aportó a las arcas del Estado 45 millones de euros solo concepto de IVA y que es seguido por millones de aficionados en todo el mundo”.

Por último, la Fundación del Toro de Lidia reitera su “agradecimiento a todos los colectivos implicados en la organización de la marcha, especialmente a la Unión Taurina de la Comunidad Valenciana, y a todos los profesionales y aficionados que participaron en la misma. Tanto desde las calles de Valencia como desde las redes sociales, aficionados y profesionales de la tauromaquia dieron todo un ejemplo de educación y civismo”.

 


En la temporada de 1947

Aquellos mano a mano de Manolete y Pepe Luís que nunca se celebraron


Manolete y Pepe Luís, en una imagen de “El Ruedo”
Era la primavera de 1947 cuando Pepe Luís respondió a unas declaraciones que había hecho en México “Manolete”. Había dicho el torero cordobés que los asuntos taurinos se resuelven en las Plazas de Toros y no los despacho”. Compartiendo tal criterio, Pepe Luís se ofreció a torear unos cuantos mano a mano con Manolete, en plaza relevantes y con ganaderías renombre. Nunca se llegarían a celebrar. Este año de 1947 no coincidieron ambos toreros ni una sola tarde, cuando en su historia habían compartido hasta entonces 140 paseíllos, entre ellos un mano a mano en Bilbao en 1945 con toros del conde de la Corte. Pero en 1947 Manolete no pisó la Maestranza, a Madrid sólo fue a la Beneficencia y en agosto llegó la tarde de Linares. El Ruedo recogió la propuesta de Pepe Luís.
Actualizado 12 marzo 2016
A. de M.

La temporada, como dlrían los clásicos, se pone pero que muy buena. Ciertas cosas que ocurren en el mundillo taurino han elevado al máximo el interés. Con todo esto, los aficionados, los simples aficionados, salen ganando. Parece que vuelven las mejores competencias. Aquellas competencias que tanto brillo dieron a la Fiesta. Ahora parece que vuelven aquellos tiempos clásicos, por los que el aficionado clamaba desde su tertulia y desde su tendido.

Estas divagaciones vienen a cuento de…

Pero es mejor que diga antes que las competencias sólo las pueden establecer las grandes figuras del toreo. Hace muy poco tiempo, Manolete, con motivo de la ruptura del Convenio taurino hispano-mejicano, envió un telegrama que decía así: “Los asuntos taurinos se resuelven en las Plazas de Toros y no detrás de las mesas de los despacho”.

Pepe Luis Vázquez, figura del toreo como el que más, se sonrió al leer esto, y, arrastrando un poco las eses, dijo con gran sencillez:

–Yo estoy dispuesto a torear mano a mano con Manolete en Madrid o Sevilla.

Esta declaración de Pepe Luis revolucionó e! ambiente taurino. Las palabras del diestro de San Bernardo se publicaron en la Prensa sevllana…, y el periodista, para servir a sus lectores, no tuvo más remedio que llamarle a Sevilla, por conferencia telefónica.

Nuestra conversación, a través del hilo, fué la siguiente:

–He leído una cosa tuya…
–Efectivamente, es mía.

–Lo sé. pero yo quiero que me digas algunas cosas más para el periódico.
–Pues nada…, pregunta lo que quieras.

–¿Por qué razón has contestado al telegrama de Manolete? ´
–Porque comparto la opinión de Manolete. ¡Que en los ruedos es donde se resuelven los asuntos taurinos?… Efectivamente, creo que es así. Las grandes figuras de la Fiesta hicieron lo mismo. Para darla esplendor con su competencia, con su honrada competencia. Y si esto creo, lo justo es que lo diga y no me lo calle… ¿No te parece?

–Tu posición, Pepo Luis, es noble…
–Perdona que te interrumpa; pero es que te tengo que decir que en este sentido, consciente de mi responsabilidad en el toreo, por el puesto que en él ocupo, para mí sería un honor el que sus palabras fueran una realidad, y recogiendo su argumento, quiero hacer público que estoy dispuesto a torear con él dos, cuatro o seis corridas en cada una de las Plazas de Madrid o Sevilla, en los próximos meses de mayó y junio.

–Con toros…
—Los toros, caso de aceptar Manolete, podrían ser de prestigiosas ganaderías, tales como Miura y Pablo Romero, entre otras.

–Con lo que el público….
—Se mentiría satisfecho. Es indudable que estas Plazas que te señalo son las cátedras del toreo del mundo, y volverían a ser escenario de las más nobles y honradas competencias. Así tendríamos, como escenario, la Plaza; como juez, la afición en los tendidos, que en realidad debe ser la que mande en la Fiesta. Y en el ruedo tendríamos el toro, el auténtico toro, como testigo de excepción.

–¿Alguna cosa más, Pepe Luis?
–Creo que ha llegado el momento de abandonar la comodidad de los que somos figuras y hay que volver, como siempre hicieron los toreros de otras épocas, a torear en Madrid los meses en que los toros, tienen toda su pujanza —abril, mayo, junio— y no esperar a las cómodas corridas benéficas de julio y septiembre.

Hace falta «que los públicos juaguen nuestras actuaciones con un conocimiento exacto de nuestra valía, por la prodigalidad de nuestras actuaciones en Madrid, principalmente, y en las ferias de importancia, como Sevilla, Valencia, San Sebastián, Bilbao y otras.

Yo pienso torear en Madrid; pero condicionaré mi actuación en las corridas primaverales, si todos acuden a la cita, y si “éstos” no vienen, pediré el privilegio de tener mejores derechos que nadie con relación a las corridas de “tronío”.

Si la Empresa de Madrid no impone la defensa Je ]a Fiesta y de la afición, me vería obligado a adoptar la actitud que adopten los demás. Es decir; reservaré mis actuaciones para las corridas benéficas. ¡A nadie le amarga un dulce!

Y cuando Pepe Luis Vázquez terminaba de hablar, la señorita anunció:

—Doce minutos…
—Corte, corte, señorita —dije–, porque la conferencia la había puesto yo.

En unas cuartillas tenía las declaraciones que me acababa de hacer Pepe Luis Vázquez. Las revisé con cuidado, y con mayor cuidad> las mandé luego al taller, con una grave recomendación al regente del taller:

–Cuídelas…, que no se pierdan.

–Tan importantes son?
–Sí. Tratan de Pepe Luis Vázquez, y en ellas dice el torero de San Bernardo que está dispuesto a torean seis corridas mano a mano con Manolete.

Y el buen hombre, que es un gran aficionado a los toros, se frotó las manos y exclamó entusiasmado:

–¡Es maravilloso!
–Pues nada, amigo mío, si esto se realiza, usted y todos los aficionados se lo tendrán que agradecer a ese portento que se llama Pepe Luis Vázquez.

–Que es mi torero…—me contestó el buen hombre.

►El Ruedo, 6 de marzo de 1947

 







 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: