Breves Noticias Taurinas

2 Mar

 

Vida y Lidia del Toro Bravo

I Quién es el Toro y Donde se le Encuentra

El origen sagrado

IMG_6940Hay que ir mas allá de su identidad zootécnica. Poco nos interesa aquí si el toro bravo proviene del uro europeo o del bóvido africano que llegó a la Península Iberica en tiempos primordiales, pues ambos casos los prueba el análisis mitocondrial llevado a cabo recientemente en las ganaderías españolas. Nos interesa lo que es para el hombre que lo conserva y lo cría, lo torea o contempla el espectáculo de su lidia, el hombre que ha preservado su existencia.

La permanencia del toro bravo en el sur de Europa y, posteriormente, en algunos países de Latinoamérica, se debe a que es un enigma. Animal agresivo, territorial, que ataca cuando el ser humano -atención, sólo el ser humano- pisa su terreno, un espacio circular grande si se encuentra en grupo, pequeño si esta solo, manifiesta una conducta incomprensible y admirable para el hombre: herbívoro, y por tanto no depredador, se organiza grupalmente, como la horda humana cazadora, como el lobo, como el león. Pero su mortal agresión es improductiva, mala y abandona la presa, lo que intrigó y fascinó tanto al hombre antiguo como al contemporáneo, pues ambos desconocen sus móviles, un misterio que inició su sacralización cuando el hombre y el animal ya eran distintos aunque muy similar su agresión extraespecífica.

La fuerza y el caracter determinan la jerarquía del macho, lo que es comun a casi todos los mamíferos. No se sabe, desde que su selección genetica está ordenada por el hombre, si había lucha selectiva para la conquista de la hembra; hoy se comprueba la superioridad de unos sobre otros en la nutrición y el liderazgo territorial, al mismo tiempo que se constata en la hembra una organización social mas colectivista, aunque se tenga una vaga noticia de la hembra dominante, la que elige al macho que la cubre en hatos agrestes, no dirigidos geneticamente por el hombre.

Como el hombre, el toro practica el asesinato intraespecífico, por lo general en duelo, correspondiendo al grupo, no obligatoriamente, rematar al vencido. Pero no se conocen los móviles de la lucha, ni por qué unas veces queda malherido, perdonado el perdedor, y otras es rematado. Al menos el hombre no lo sabe.

Caprichoso en su crueldad y en su generosidad como los dioses, como la naturaleza agresiva -terremotos y tormentas- y sin embargo nutricia –frutos y cosechas-, el toro promete muerte, mata a quien se cruza en su camino, y da vida: su carne, su leche, su piel. Es la encarnación viva de lo sagrado. Y como ser sacralizado, está por encima de la ley. Lo prueba su conducta sexual, tan descomunal y libérrima que estremece al humano. Transgrede, indolente y no regladamente, al igual que los dioses, el tabú del incesto (el que con toda naturalidad le impondrá después, aunque ocasionalmente, el ganadero para preservar los caracteres de su bravura). Su potencia incontenible Ie procura amplios lotes de vacas que Ie permiten gozar temporadas poligámicas, y su absoluta desmesura le inclina a estacionales fases de mariconeo. El toro desborda todos los límites y normas del deseo humano.

Sin embargo, sus dones no son metafísicos e imaginarios. El yantar de su belfo y su dentadura inferior conserva las semillas forestales y la raíz de los pastos; el ollaje de sus patas sabre los suelos defiende los campos del fuego estival; sus excrementos abonaban las cosechas antes del abono químico, su orín fue simbólica savia nutricia. Y su sabiduría agreste era perseguida por el hombre nómada, pues las toradas elegían, para asentarse con total exactitud, las feraces umbrías, las ricas marismas, las mas ubérrimas llanuras. Los mismos dioses indicaron al rey Cadmo que siguiera a una vaca ensabanada y que cuando ella se parara a pacer y descansar, allí mismo fundara su ciudad, Tebas. Y en la baja Andalucía habitaban los famosos toros de Gerión, se supone que en las fertiles tierras de Utrera, donde miles de años mas tarde pacieron las reses de Vistahermosa de las que se derivan casi todas las ganaderías bravas.

La sacralización del toro se consuma tras su ambigua conducta ante la domesticación. Vive en paralelo al hombre, pero no convive con él, como el perro o el caballo. Su relación es distante, pues una parte de la horda se deja domesticar, la otra no. A la parte rebelde, el hombre la maneja de lejos. A pie o a caballo, le marca rutas y terrenos. Y se sirve de la honda y el can o el equino para fijarlo al territorio de modo más determinante. Esa operación es el principio que origina una relación mental -a veces mortal- y geométrica entre hombre y toro, un embrión de toreo, pues ya define distancias y terrenos, los de uno y otro.

Pero en aquellos tiempos iniciales, apenas había distinción entre el toro manso y el bravo. A éste, el agresivo, se le distinguía individualmente entre una gran tropa de individuos. Debía de ser interesante y emocionante la extracción del toro escogido, porque entrañaba un peligro potencialmente mortal y una gran destreza. Su reseña tenía un objeto tan sacrificial como lúdico, pues en un principio ambos universos estaban unidos. Y era destinado al juego votivo -el toro fue la víctima sacrificial más preciada que se podía hacer a los dioses-, en el que se debía “torear” o enmaromar al toro; o a la corrida nupcial, acto lúdico y sagrado, donde el novio y sus amigos jugaban con la muerte mientras que el contacto con la sangre del cornudo obraba su magia simpática, contagiando al novio y su cuadrilla poderío sexual, su capacidad engendradora, así como fertilidad a la novia y sus damas, confeccionadoras de los blancos engaños, luego manchados de sangre, y de los dardos punzantes -banderillas-.

La pervivencia de esta ancestral creencia en la magia del toro ha llegado casi hasta nuestros días. Y si el toro de San Marcos puede ser el último rito votivo, celebrado en la iglesia, de la sumisión de un dios menor de la sexualidad ofrecido al Dios cristiano, ceremonia prohibida en el siglo XVIII bajo el reinado de Fernando VI, las corridas nupciales tuvieron bula, incluso en tiempos medievales de prohibición, con motivo de bodas, y su existencia la registra el historiador del toreo, Pascual Millán, a finales del siglo XIX en la extremena villa de Hervás y otros pueblos de la zona.

Los milagros del toro sagrado tambien perduran en el tiempo (Álvarez de Miranda, “Ritos y Juegos del Toro”). La curación de vicios sexuales, como el del obispo Ataulfo, acusado de sodomía, recogida por el Cronicón de Santiago, se ancla en la antigüedad, pero las narraciones de cambio de sexo propiciados por el toro llegan casi a nuestros días, como el de la doncella lesbiana convertida en hombre gracias a su contacto con el toro de cuernos de oro -amelocotonados-, que, transmitido por la literatura oral española, tiene una versión más moderna, recogida del campo mexicano en el siglo XIX, donde la mujer se hace hombre tras torear a un toro negro.

 


 

 


Tendido 7

Por El Informador opinion@informador.com.mx

¡Un Señor Ganadero!

Por Xavier Toscano G. de Quevedo

Aún continuábamos en la semana que marcaba el fin del segundo mes del año repasando en nuestra memoria los gratos momentos que nos tocó compartir con el maestro Córdoba, cuando llega otra noticia que nos dejó sin el habla, en la Ciudad de México el jueves anterior, fallecía José Julián Llaguno Ibargüengoitia. Este extraordinario señor ganadero que dedicó toda su vida a la crianza de reses bravas, Sí, de auténticas reses bravas, orgullo de la tradición y conocimientos heredados de su padre, el célebre Julián Llaguno González.

José Julián tenía un sentido bien cimentado y de amplio respeto para el toro bravo, a quien siempre preponderó como el eje central y único del espectáculo, y que además invariablemente con grande orgullo se vanagloriaba de la integridad de sus pupilos. Fue siempre un hombre amable y que compartía ante todo una sonrisa, una broma o un comentario que invariablemente causaba hilaridad entre los presentes, pero al mismo tiempo respetado por todos sus amigos y personas dentro de la fiesta.

José Julián se convierte en ganadero —aunque ya lo era al lado de su padre Julián, propietario de la ganadería fundacional de Torrecilla— cuando en el año de 1956 fallece su progenitor, y se dividió la dehesa zacatecana de “El Sauz” y todo el ganado en tres partes: una para José Antonio, otra correspondió a Ana María y la última fracción para el menor de los Llaguno, José Julián.

Siempre se ha argumentado que entre las características de los hombres de éxito una de las más significativas es la personalidad; en ella se revelan particularidades como son: la firmeza, la energía, el temperamento y la templanza. Sin embargo, hay algo más, la originalidad, que es la rúbrica a dichas virtudes. Es así que en la historia de nuestra fiesta brava, la personalidad de los creadores del toro bravo, queda marcada para siempre en sus en sus ejemplares, difícil sello que otros jamás podrán conseguir. ¡Ser ganadero de bravo! ¡No todos, señores, no todos!

En nuestra Perla de Occidente siempre mantuvo un lugar de privilegio, estando en las fechas más significativas en nuestras plazas. Se presentó el 21 de marzo de 1962, compartiendo con la ganadería de San Mateo, era el día del debut también de Paco Camino, y junto a él Alfredo Leal y Joselito Huerta. Sus toros estuvieron presentes en la primera feria tapatía y además era la presentación del torero de Palma del Río, Manuel Benítez “El Cordobés”, fue el domingo 23 de febrero de 1964. En la inauguración de la “Monumental de Jalisco”, en la que sus toros pisaron por primera vez el coso de La Calzada. Igualmente fueron sus pupilos requeridos para la corrida que marcaba “El Primer Congreso Mundial de Ganaderos de Lidia” organizado por el Lic. Jesús González Gortázar en 1993.

José Julián Llaguno Ibargüengoitia tuvo una vida dedicada al toro bravo. Vivió por, y para el eje central de la fiesta; su Majestad El Toro Bravo. ¡Descanse en paz, Señor ganadero!

 


 

 

 

Astados de Marrón para Los Rotarios

1 de marzo de 2016/Suertematador.com

Un gran ambiente y más interés se ha venido experimentando con motivo del Festival Taurino que el Club Rotario Campestre de Aguascalientes ha montado para el próximo sábado 5 de marzo en punto de las 14:00 horas en el local cortijo “San Rafael”.

Como se sabe, en el cartel están puestos los matadores de toros Fermín Rivera, Antonio García “El Chihuahua”, Gerardo Adame y el sevillano Lama de Góngora, quien así hará su debut en cosos nacionales, para lidiar ejemplares de buena presencia del rancho Santa Inés, donde se ubica la dehesa de Marrón.

Como se sabe este festejo tiene como objetivo altruista conseguir donaciones de marcapasos para gente de escasos recursos además de ayudar a los comedores “Juan Pablo II” para indigentes y “Del Abuelo” para gente de la tercera edad.

 


 

 

 

Pulso Online

Votarán mañana ley que prohíbe a menores en corridas de toros

 

SLP Mie 2 marzo 2016 9:53

Pamela Esparza / Pulso

votan

Foto: Archivo

La Comisión de Derechos Humanos en el Congreso del Estado enviaron al Pleno un dictamen con proyecto de Decreto para que en la reglamentación municipal prohíba que las y los menores de edad asistan a todo evento, actividad o espectáculo en que se lidien toros.

La propuesta adiciona un párrafo articulo 113 de la ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, en la fracción VIII, para lo cual los ayuntamientos deberán adecuar las normativas y reglamentos que resulten necesarios dentro de los noventa días naturales siguientes a la entrada en vigor de este decreto.

Esta iniciativa había sido propuesta en la Legislatura pasada, y pretende ampliar “el ámbito de protección de las y los menores en relación con los derechos a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral, a una vida libre de violencia y a la integridad personal, protección a la salud.”

Ya en el articulo 72 de la Ley Estatal de Protección a los Animales quedo establecida la prohibición de la presencia de menores de edad en el acto de sacrificar animales, según los argumentos del proyecto de Decreto, las tradiciones sustentadas en la violencia y el aniquilamiento no hacen más que perpetuar estos comportamientos como actividades violentas.

La iniciativa se votará mañana en el Pleno.

Por su parte, el colectivo Antitauromaquia en la entidad señaló que de votarse “a favor dicha iniciativa, los y las integrantes de la LXI legislatura del Estado de San Luis Potosí estaría actuando en congruencia a los tratados internacionales en los que Estado Mexicano es parte, y se estaría atendiendo pertinentemente las observaciones que el Comité de los Derechos del Niño de la ONU realizó al gobierno de nuestro país en materia de derechos humanos”.

Explicaron que estas observaciones del organismo internacional “refieren que la tauromaquia es una forma de vulnerar los derechos de las niñas y niños, cuando estos asisten como observadores o participan de alguna manera en dichos espectáculos, esto debido a su inherente carga de violencia.”

 

 


 

 

 

Partiendo Plaza – Aguascalientes se ambienta

1 de marzo de 2016/Adiel Armando Bolio

Amigos de la Fiesta Brava, mucho gusto en saludarlos. El inigualable estatus taurino que vive Aguascalientes ha empezado a tomar una importante temperatura ahora que el próximo domingo 6 de marzo, en punto de las 17:00 horas, de principio la Temporada Novilleril Internacional 2016 en el legendario coso “San Marcos” precisamente cuando está celebrando sus 120 años de rica historia.

Fue la semana pasada, recordamos, cuando la empresa Espectáculos Taurinos de México, por medio de la gerencia operativa del coso sanmarqueño, representada por el licenciado Juan Carlos López de los Reyes, dio a conocer de manera oficial los detalles del serial menor a desarrollarse del domingo 6 de marzo al viernes 15 de abril a través del montaje de siete festejos, en los que ya se sabe que habrá tres de selección.

De ahí que esta noticia agitara los “mares” novilleriles y empezaran a darse “oleajes” fuertes en todas y cada una de las arenas de los cosos de donde procederán los chavales que tomarán parte en ella pues si ya entrenaban, como lo hacen todos los días, ahora la motivación es mayor pues sabedores de que tendrán la oportunidad de pisar tan emblemático coso, si logran el triunfo se “pelearán” un sitio o varios en la siguiente Feria de San Marcos, en la plaza Monumental.

Y si a ello se le suma que al término de cada novillada, al triunfador surgido en ella, el diestro retirado Raúl Gómez “Campero”, director de la revista “La Temporada”, lo premiará con una espuerta de tela que contendrá un capote, una muleta, un ayudado y un estaquillador.

Así que jóvenes novilleros la “mesa está servida” a ver quién es el mejor “comelón”, sin atragantarse por supuesto, esperando que tengamos una temporada chica exitosa y por ello todos los toreros que actuarán en ella les recuerdo que “cuando la inteligencia humana y la irracional belleza animal se conjugan en la arena ¡surge el toreo! Arte y bravura en la escena”.

 


 

 

ELOY CAVAZOS EN BANDERILLAS NEGRAS

Hoy hablamos con un mito de la tauromaquia mundial. El último torero mexicano que salió a hombros en Madrid. Una carrera que este año cumplirá cincuenta años de alternativa en la que las dos plazas más importantes del mundo ser rindieron a su toreo. Repasamos con Eloy Cavazos una trayectoria que ya está inscrita con letras de oro en la tauromaquia mundial.
Para empezar, maestro, nos vamos a sus inicios. ¿Por qué se hizo torero?.
A mi familia nos ofrecieron el trabajo de cuidar una plaza de toros. En mi pueblo, Guadalupe. Una plaza de madera que guardaba mi padre. Allí vivimos 10 años, nacieron dos hermanos míos como María Antonieta y Juan Antonio. Yo llegué allí con dos años. Ese es el motivo. Empecé a ver corridas de toros, ver desembarcar las corridas, ver novilladas, festivales… En definitiva, todo lo que nace en una plaza de toros.
Una vez que decide emprender el camino, ¿cómo fueron sus inicios?.
Empecé de niño. Llegó un espectáculo cómico a la plaza Guadalupe. Yo de niño me ponía a torear al aire y me daban monedas por pegar pases antes del festejo a un toro imaginario. Un día llegó la hora de la verdad con un espectáculo cómico, El Diablo que torea.Echaron unas becerras, yo tenía un capote allí, salí y una becerra me pegó una buena revolcada y dije que ya no quería saber nada.
Meses después fue una cuadrilla de niños toreros de Aguascalientes, de las que salieron grandes subalternos. Me invitaron a que saliera, tenía 8-9 años, me dejaron pegar pase a una becerra y me envenené para siempre. 
Mi padre, Héctor Cavazos, formó una cuadrilla de niños toreros y allí se fueron agrupando niños y toreamos por toda la República hasta que nos hicimos unos chavalones de 12-13 años  A esa edad ya me hice novillero. Después, el 28 de agosto de 1966, en Monterrey tomé la alternativa. Si echas cuentas verás que estoy a unos meses de cumplir 50 años de alternativa.
Un niño, ¿cuál era su referente?.
Mi referente era el hambre. Somos de familia humilde y veía que no podía ganar dinero (peso como decimos aquí o duro como decían en España). Yo hacía recados por el pueblo y me ganaba un pesito todos los días. Me gustaba trabajar pero al ver como llegaban los toreros a la plaza dije que quería también una camioneta como esas para mi madre.
¿Sin ese hambre se puede llegar arriba o al menos de la misma manera?.
Sí, yo conocí a varios compañeros de profesión que tenían dinero y lo hacían bien. Si fuera por hambre habría miles de figuras porque en el mundo hay mucha hambre. Es necesario conjugar muchas cosas, el hambre de querer ser alguien, las ganas de querer salir de una miseria. El hambre ayuda un poquito. Cuando tienes el jamón colgado en casa te preguntas, ¿para que me voy andar jugando el pellejo si tengo mi papita asegurada?. Cuando me pegaron mi primera cornada dije que no volvía porque eso dolía mucho. Pero al ver a mi madre sin tener para comer eché para adelante. No había renta.
El maestro Cavazos habla con cariño. Difícil reflejar con palabras la ternura con la que un mito habla de sus inicios. 
Maestro, primeros años de su carrera realmente complicados.
Tomé la alternativa en 1966 y hasta el año 70 en que pude ligar un toro en La México con Manolo Martínez y José Fuentes (Jococón de Torrecilla) fueron difíciles. Los cuatro años anteriores habían sido de mucha lucha, sin dinero, regulares carteles. Es difícil abrirse paso sin ambiente. A raíz de ese triunfo me invitaron a confirmar en Madrid y se me abrieron las puertas del cielo. Los primeros cuatro años batallando, escasa la ropa de torear, transportándonos en camiones malos, malos hoteles. Lo que batalla un torero para poderse colocar, no descubro nada. La mayoría de los toreros no olvidan al llegar a figura la dureza de los inicios.
Maestro, esa dureza de los inicios, ¿marca toda la carrera?.
Te marca la carrera. Batallas tanto para colocarte en los momentos duros que cuando llegas te dices que tú ya no te bajas de ese carro. Te queda marcado lo que batallaste. Yo iba a un sastre, Germinal Ureña, que teñía los trajes. Me decía “cómprate uno blanco para que termine oscuro” de las veces que lo teñía. Quería ganar para pagar a mis cuadrillas. Me convertí en un perro de caza, que no dejaba pasar una corrida.
Maestro, me habla de un cartel con dos figuras como Manolo Martínez y José Fuentes. ¿Cómo llega un torero sin ambiente a actuar en un cartel de ese relumbrón?.
Me estás metiendo la muleta muy bien, eres muy psicólogo.
Íbamos en el coche por la carretera de Zacatecas con el maestro Jaime Bravo y Manuel Silva, amigo. Sufrimos un accidente terrible, nos volcamos en la carretera. Jaime y Manuel salieron disparados por la parte de adelante del carro y se mataron. Mi Santo Padre me pegó un capotazo divino y no me pasó nada. Se empezó a decir que estaba muerto entre los hierros. Se hizo un revuelo y las empresas aprovecharon. Volqué el 2 y me estaban anunciando el 8. Me sentía con miedo, no quería torear, estaba destrozado. Estaba en la carretera y nadie nos auxiliaba, me quería volver loco. Mi apoderado decidió que toreara porque era bueno para distraer mi mente pero yo estaba aterrado. Por eso me pusieron.
¿Por el morbo?.
Sí, me imagino que sí porque no tenía ambiente. De novillero armé un lio una tarde en La México en la que corté 2 orejas a un novillo y en el otro me pegaron una cornada. Fue televisada y tenía un ambientazo de novillero pero de matador no me rodaban las cosas. Se armó tanto escándalo con lo de la carretera… ya sabes como es la prensa. A los seis días del accidente ya estaba anunciado en La México. Me salió uno de Torrecillas extraordinario y le pude cortar dos orejas y rabo. De ahí me sale lo de Madrid en 1971. De esos accidentes que son bendiciones que te pone Dios en el camino
Y cambió su vida.
El 15 de febrero me vuelven a poner y corto otras dos orejas. En marzo de 1971 me voy para España y debuto en Málaga el 11 de abril cortando 3 orejas y el 20 de mayo confirmo en Madrid habiendo toreado solo la de Málaga. Confirme con Miguelín y Gabriel de la Casa, al que le mando un abrazote Le corto una oreja a cada toro y abro la puerta grande siendo un chiquillo que tenía 20 años apenas. Pero fíjate como es el patrón ahí arriba, no te deja que te vuelvas loquito. Me sentía el hombre más feliz del mundo cortando un rabo en México y al poco abriendo una puerta grande en Madrid, me sentía Manolete. A los tres días uno de Galache me pega un cornalón hasta el punto que yo sentí que me moría. Eso hizo que otra vez pusiera los pies en la tierra, tocara calmarnos y batallar.
Ese año toreé treinta corridas y a la México. Dos tardes seguidas en México en las que corté ocho orejas y dos rabos. No nos querían dar el dinero que Don Rafael, mi apoderado, pedía. Me dijo “manito, tenemos que ir a Madrid otra vez” Yo no quería y le comenté “no, son grandotes, dan miedo…”. Pronto estaba en uno de Iberia y para España otra vez. En Madrid, alternando con Fermín Murillo y el maestro José Fuentes volví a salir a hombros con una corrida de Amelia Pérez Tabernero. El toro Azulejo, 600 kilos, lo estoy viendo ahorita, colorado. Con esa salida me vuelvo a encumbrar. Tuve esa dicha de poder recorrer tu país en 40 tardes, conocer gentes importantísimas en mi vida.
México, antes de usted, vivía un desierto de triunfadores en Madrid.
Habían pasado grandes figuras mexicanas que no habían podido abrir la puerta grande como Capetillo, Huerta, Leal, Manolo… que eran monstruos para nosotros. No habían podido abrir la puerta de Madrid por lo difícil que es. En los 70 tuvimos esa dicha tanto Curro Rivera, Antonio Lomelín y yo. Nos fuimos distanciando del resto de los toreros, vinimos a marcar una pauta bonita. La tarde de Azulejo fue el 27 de mayo de 1972, han pasado ya 44 años y nadie más lo ha hecho. Y mira que han ido mexicanos.
Maestro, un chaval llega a la gloria en México y España. Es inevitable acordarme de esa promesa a su madre con la camioneta, ¿cómo vivía su madre esos triunfos?.
Por nuestra misma ignorancia, por nuestra misma inocencia no comprendemos lo que vamos haciendo. Ahora me asombro de lo que hice de joven. Subirme en un avión, 12 horas, lejos de mi casa. No fui a la escuela, no podía apenas escribir mi nombre, mi familia era gente humilde, no teníamos televisión. No sabíamos qué era Madrid, no teníamos ideas. ¿Cómo es por allá?, ¿qué comen?, ¿cómo hablan?. Eso me preguntaba mi madre. Mi padre me felicitaba y me decía que no aflojara, que siguiera peleando para comprarme una casita… 
Tengo que dar gracias a Dios porque pude triunfar mientras que veo a grandes figuras que van hasta allá y se estrellan.
¿Cómo fue la vuelta a México tras un segundo triunfo en Madrid?.
Fue sensacional. Ya teníamos mucho ambiente. Todos los empresarios de América van a hacer los carteles a España, van a buscar a las figuras. Desde el triunfo de 1971 se abre Sudamérica. Estuve alternando con las figuras del toreo. Se lidiaban corridas mexicanas puras en Sudámerica. Aproveché todas, viví una época de oro preciosa. Palomo era mi hermano, Camino me quiere mucho, Benitez no se diga. Al llegar lo busqué para apoyarme y me dio 10-12 corridas de toros. Todos esos amigos se convirtieron en ángeles. Dominguin me llevó a una finca en La Virgen, me hice muy amigo de él, mamaba su experiencia. Paquirri, su familia me quiso mucho. Cuando me pegaron la cornada en el pecho al maestro Ordoñez un toro le había lastimado en el cuello, muy grave. Estábamos en el mismo hospital, él enfrente de mi, sus hijas platicaban conmigo. Yo veía a Paquirri y decía “como me quiere”, pero en realidad iba para ver a las muchachas de Antonio (risas). Nos hicimos grandes amigos pero cuando a Antonio le dieron el alta no iba porque Carmencita ya no estaba (risas). Nos casamos mi esposa y yo y Paquirri seguía siendo mi amigo, comía con ellos. El hermano del maestro era una bellísima persona. Me dieron muchas corridas, me llevaron a Ronda.
¿Cómo vive tener delante a Dominguin y Ordóñez, por poner dos ejemplos?
La vida me dio la opción de vivir con ellos y verlos como una familia. No me asustaba alternar con ellos porque eramos amigos. Luis Miguel me llamaba “enano” y yo a él “patas largas” Me decía el correo de Monteczuma porque corría mucho. Vivía con él, y al torear con él no me impactaba. Sí me impactaban Cordobés, Camino, Viti porque no los conocía. Palomo era mi cuate, Paquirri, Manzanares… Toreé con las grandes figuras del toreo de España. Con Bienvenida también, me deben envidiar muchos. Un orgullo para mí.
¿En aquella época se notaba mucho el cambio del toro mexicano al español?.
Siempre se nota. El cambio lo da la afición, la crítica, los jueces… Es un cambio muy grande. La ilusión de querer salir a hombros de La México, de Madrid, de las grandes capitales… era un sueño. Siempre ha habido esa distancia. Manolo Martínez cortó varios rabos en La México pero no abría la puerta grande en Madrid y yo sí. Eso, abrir la puerta grande de Madrid, fue una bendición preciosa
Maestro, ¿cómo se llevaba usted con Manuel?.
Yo siempre me he llevado bien con todos. Su hijo Manuel quiso ser torero y vino a pedirme ayuda y le dije que se fuera porque su padre era una gran figura. Él me dijo que al contarle a su padre que quería ser torero le dijo que no molestara a sus amigos y que como yo no lo era había acudido a mí. Le ayudé y lo hice matador pero me busqué la ruina con su padre. No nos hablamos más.
¿A quién admiró Eloy Cavazos?
A Lorenzo Garza. Creía que no era español, por su habla. Eso no me quitó el amor a ese hombre. Otra figura era el maestro Armilita. Arruza, Fermín… De esos toreros soñaba con ser solo su zapatilla.
Usted se queda como el gran referente mexicano de los últimos 40 años.
Ya no quedan. Manolo, Curro, Lomelin, Silveti, Ramos… ya fallecieron. A veces pienso “¿a mí cuando me toca, cuando vienen las cuadrillas del toreo a por mi?”. Yo sigo pensando que el domingo voy a torear. Eso ha sido un estimulo muy grande. Siempre estoy preparándome, toreando una becerra, de salón, novillo… Siempre pienso que el domingo toreo y eso me ha ayudado a vivir y a olvidarme que algunos compañeros se fueron. Si Dios me presta ayuda y salud voy a celebrar los cincuenta años de alternativa toreando en agosto. 
Figura indiscutible pero, ¿por qué deja de venir a España?
De las temporadas que toreaba en México lo cambiaba en dólares y me rentaba. En España, al pasarlo a pesetas, entre alquilar piso, comprar toros a puerta cerrada y otros gastos a mí no me rentaba. Corté seis orejas en Madrid pero nunca gané dinero. Sentía derecho a ganarme un durito. De las únicas tardes que gané dinerito fue gracias a que las montaba El Cordobés. Dónde esté, le mando un abrazo. Mis respetos a ese hombre. Por eso no regresé a España. Íbamos a Barcelona, ganaríamos 100000 peseta pero parecía que los empresarios sabían los gastos como los chóferes, cuadrillas… con las que se te iban las 100000 pesetas. Gracias a España me puse un sello de figura mundial y de ahí gané dinero. Me vine haciendo millonario y figura gracias a España. Ya sabía que iba a quedarme ocho meses en España, si decidía quedarme, para no ganar nada.
No vuelve a España pero usted en su carrera logra llenar durante más de cuarenta años.
Toreé mil novecientas siete corridas de toros. Eso pude torear. No toreé más porque tuve un problema cerebral que se llama Sisticercos, lo trae el cerdo que se mata en los pueblos que no tiene sanidad. Ese puerco que se cría en las casas, traía un bichito que se me anidó en el cerebro. Me paralizó medio cuerpo, estuve a punto de morir. Por consejos médicos solo podía torear una o dos corridas por mes. Desde 1985-2008, que me retiré, toreé una o dos por mes. Gracias a Dios ha quedado el bichito para la historia como una cabeza de toro más colgada en la pared.
¿Cómo lleva una figura de su nivel pasar a torear solo una o dos corridas al año?
Mis temporadas fuertes fueron del 71 al 84 en las que toreaba cerca de cien corridas por año. Me llegó este problema y me fui despacito porque quería ser útil, seguir toreando, sentir lo mío.
Maestro, ¿usted concibe vivir sin torear?.
No puedo vivir sin torear. Tenemos un cortijito aquí, es tu casa. Me gusta andar en el campo. Me dicen comprador de chueco. El toro con cuerno caído, mogón, los compro, los engordo, y cada mes toreo un toro. Juan Bautista ha estado aquí por ejemplo.
Maestro, hablemos de la situación que vive México. ¿En cuánto afecta el cambio en el trapío del toro?.
Las distancias hacen que uno viva su propio mundo. Los medios de comunicación han favorecido y han abierto los ojos a mucha gente. Ahora todos ya tenemos un contrato para ver desde casa la temporada española. Tenemos los mexicanos en casa las ferias del mundo que nos repiten tres veces en el día. Vamos viendo las corridas y el público mexicano quiere comparar con la españoluna nos cuatrapeamos. No tenemos ese trapío de toro. Cuando le han querido meter 550-600 kilos no lo ha aguantado porque es muy chaparrito. Si a mí me meten 100 kg me caigo.
El toro español tiene mucha caja para meter ese peso. Así se ha lidiado siempre.
¿Qué opina de ver La México vacía?.
Cuando toreó José Tomás con Adame la plaza estaba llena. Estamos teniendo una decadencia en figuras del toreo mexicano y español. Anuncias a Pablo y Ponce y llenaron con Payo que se puso malo y Fermín Rivera. Echaron 8 toros y había 40000 personas. La gente quiere ver otros toreros, un refresco de toreros porque siguen viniendo los mismos. Es difícil que un Ponce con veinticinco años de alternativa o un Zotoluco con treinta sean capaces de mostrar algo diferente que no les hayan visto.
Yo siento que hubo triunfos muy importantes. Como Pedro Balañá decía hubo “tardes de mucho cemento y otras de lleno”. Hay que trabajar mucho como hacen las empresas de aquí para redondear esos carteles. Que los toreros funcionen. Es una labor de todos: de ganaderos, de empresario y de los mismos toreros.
¿Y el futuro?
Vienen toreros a revolucionar. Adame, Roca Rey con otros como Morante, Ponce, Pablo, Manzanares que son toreros que la gente quiere ver. Estos muchachos mexicanos combinados con esos españoles deben funcionar. Lo que no se puede perder es el respeto a nuestras plazas. El domingo salió a hombros Pablo (rabo) y Ponce se dejó sacar a hombros con una oreja. Le hice a Murrieta la pregunta de ¿qué pasaría si quiero sacarme a hombros con una oreja en Madrid? ¿Qué me dirían la critica, callejón, autoridades..? Cuando se les pierde el respeto a nuestras plazas la gente se va reuniendo y saliendo. Real Madrid, Atletico y Barcelona son grandes porque hay un respeto
Maestro, ¿cree que los españoles respetan a México?.
Fíjate en el detalle de mi admirado y figura Ponce. Otro caso fue el de Castella la tarde del ruedo lleno de  almohadillas y dijo que no toreaba. ¿Cómo que no toreas?, ¿no hay quién los multe? Castella llegó tarde media hora en La México, si lo hago en Madrid ¿qué me pasa?, ¿me dejarían partir plaza?.
Pablo Hermoso, por poner un ejemplo, torea a veces abriendo (La México) mientras en otros lugares de México torea en segundo o tercer lugar, ¿cómo ve eso?.
A mi nunca me lo hicieron, Pablo me dio mi lugar.  Hay ciertas cosas que están afectando a nuestro país.
A México llegan figuras o toreros destacados en el año español y no llenan.
Es dificil juzgar. A veces sientes que el toreo español viene de una temporada muy pesada, con corridas muy grandes, fuertes en las que han tenido que desarrollar enormes sacrificios. A América van para no quedarse parado, para no pasar el invierno quietos. Yo no lo veo bien. Hay toreros que merecen un respeto muy grande como Juli que viene a cualquier hora, se parte el alma, en cualquier plaza se la juega. La gente no se equivoca, sabe a quién va a admirar.
 
¿Cómo se logra ser un consentido?
 

Arrimándote todas las tardes, respetándote a ti mismo. Todo sale bien si te respetas, respetando a tus alternantes, al público. La gente me iba a ver. He tenido una carrera de más de cuarentas años en la que estoy muy agradecido con mi país y con la afición del mundo. Tuve muchísimas tardes en que no podía, no que no quisiera. Me imponían los toros, porque no podía con ellos, porque no los lidiaba. Fracasé porque no podía, no es que me administrara, daba todo.. No ligar un toro era humano, donde me podía arrimar con los Capea, Palomo, Camino nos las dábamos fuertes. Entrevistaban a Capea que decía “Eloy, mis respetos”, Manzanares mis respetos… Cuando toreábamos juntos nos dábamos un arrimón.

¿Cómo ve la prensa?
Es como todo. De repente escuchas transmitiendo a una persona que también te da fútbol. Un “todólogo”. Nunca vi a Pepe Alameda, dar fútbol o tenis, por ponerte un ejemplo.
Dentro de la cabaña brava, ¿qué tipo de toro era el que más le gustaba?.
Vino hace muchos años la sangre española y el ganadero mexicano tiene un mérito impresionante al hacer un toro que tiene cien pases. Un Mimihauapam, Fernando de la Mora, Garfias, Llaguno, Reyes Huertas…. Ganaderías que te van dejando y siguen embistiendo. Xajay es una gran ganadería. Urquidi, Los Encinos… Se ha traído ganado español que yo siento que no ha calado tan fuerte como las ganaderías de aquí.
 
Maestro, cita ganaderías como Mimiahuapam y Llaguno que parte de la afición reclama. ¿Por qué se lidian menos?.
Se fueron los que las llevaban, los padre, y ahora los hijos batallan para volver. Mimihahuapam es de las que más se lidia. De la Mora echa toros grandes, Mercado…
El toro de su vida fue…
Le guardo admiración a los toros con los que triunfé en las capitales como Jococón, Azulejo, Retoñito (toro de la confirmación en Madrid con el hierro de Osborne). Toros claves. Cuando ese aficionado que te decía que el torero éste no servia le decía que abrí dos veces la puerta grande de Madrid y eso era mi estandarte. Por gracioso, por chaparrito, por bonito… Pero para abrir la puerta grande de Madrid había que tener algo grande en medio de la piernas, cabeza fría.
 
El toro que nunca olvida
Un toro en Hellín dónde toreé con  El Puno y Manolo Cortés. Un toro de Miura con el que tengo todavía pesadillas porque no sabía como matarlo. Un toro con un sentido y una gran sabiduría para saber por dónde iba y por dónde yo venía. Al siguiente le corté una oreja esa tarde.
En España llama la atención la longitud de las faenas en México.
A mi me causa sorpresa que un torero español, cuando se está acomodando y lo está toreando tenga que matarlo, ¿para qué tomarle tiempo?. Hay que matar por el reloj o se te va vivo. Los jueces son más flexibles aquí. Si estás aburriendo el juez te dice que lo mates o nos dormimos. Si el toro tiene 80 y puedes sacar 100, ¿cual es la prisa?. ¿Por qué me tienen que tomar el tiempo?
Para ir concluyendo. Pese a su estatura fue un cañón con la espada
Fui un elegido de Dios. Nunca se me fue un toro vivo. A la mayoría le corté las orejas y los rabos. Dios me dio la habilidad para matarlo. Un día vino una torera para que la enseñara cómo matar y la dije “de 20 cornadas que tengo 8 fueron al matar. Yo no sé matarlos, yo los mato”.
¿Quitaría el cupo de dos mexicanos y un español?
No porque yo siento que ¿dónde torean los mexicanos?. Un Martínez, Rivera, Lomelín…defendimos la mayoría de mexicanos en el cartel. Ahora pasa con el fútbol mexicano porque todos los delanteros son extranjeros y luego la selección no hay de donde agarrar porque todo está ocupado
Para acabar, una curiosidad, ¿de dónde nace la regiomontana?.
Un becerro toreado en Ciudad Juárez, cerca de la frontera, que me echaron. Al marcarle el muletazo por delante él se venía por detrás y al revés. Empecé un abaniqueo que la gente se volvía loca y en realidad se trató de un pase defensivo con aquel becerro.
Un mensaje final…
Sigan defendiendo su fiesta, que amen su fiesta, que vayan a las corridas de toros, que estamos muy agradecidos con la fiesta que nos trajeron los españoles hace más de 500 años. Ganaderos, toreros, subalternos, crítica… Todos debemos trabajar juntos.
 
Nos despedimos con pena. Tener al otro lado del teléfono a un mito como Eloy es un privilegio. Un torero que durante toda la conversación se muestra amable, cercano, natural. Nos comprometemos a vernos personalmente en España agradeciéndole su enorme amabilidad.
P.D. Gracias a quién permitió cumplir este sueño. Gracias David por tus facilidades y gracias amiga por todo.

 

 


 

 

Especial: De broncas e incendios en plazas

Por: Francisco Coello | Especial
Miércoles, 02 de Marzo del 2016 | México, D.F.

Hace unos días y en medio de circunstancias accidentadas, el moderno “Coliseo Centenario”, ubicado en la ciudad de Torreón, Coahuila, fue blanco de fuerte incendio, resultado de un espectáculo de rodeo cuya puesta en escena si bien fue autorizada para uso de pirotecnia en frío, terminaron empleando fuegos artificiales.

Alguna mecha, algún candente trozo de aquella pólvora ardiendo llegó hasta el toldo, siendo suficiente para que en cosa de segundos las brasas se extendieran peligrosas y fuera de control. Por fortuna, y hasta donde se sabe, el desalojo de unas 800 personas ocurrió en forma rápida y ordenada, por lo que no hubo reporte de lesionados.

Este pasaje de inmediato nos lleva a recordar algunos episodios donde ocurrieron hechos muy parecidos. El primer caso del que se tiene noticia se remonta al año de 1821, en que se sabe que ocurrió un incendio en la Real Plaza de Toros de San Pablo, la que luego en 1823 fue desmantelada. En ese lapso, se puso en funcionamiento otra plaza también conocida como Plaza Nacional de Toros, quizá porque se ubicaba en el centro de la muy recientemente nombrada Plaza de la Constitución.

Ambas, como era costumbre, fueron armadas con madera. De ahí su condición de “efímeras”. Otro incendio que acabó con la célebre plaza del barrio de San Pablo, ocurrió el 9 de mayo de 1825. Pasados ocho años, se reinauguró en 1833. De esa ocasión, existe un registro que nos legó John Moritz Rugendas y que hoy podemos admirar en el Castillo de Chapultepec.

Conviene recordar que infinidad de plazas levantadas durante todo el siglo XIX eran de madera, con lo que su condición era vulnerable, a pesar de que su armado fuese seguro y de que se contara con los permisos de la autoridad para la celebración de buen número de festejos. Pero al paso de semanas o meses, aquellos recintos estaban sujetos a las inclemencias del tiempo, con lo que la madera se tornaba sensible y hasta peligrosa.

En la parte final del siglo XIX, hubo otras tantas plazas de toros en la ciudad de México, algunas de las cuales fueron escenario de escándalos y broncas, hasta el punto que se convirtieron en motivo de “desquite” por parte de aficionados que manifestaron su indignación ya por el mal ganado o por la pésima actuación de los espadas. Allí están casos como los siguientes:

20 de diciembre de 1885: Plaza del Huisachal. Ejemplares de Santín para Francisco Gómez “Chiclanero” y Juan Moreno “El Americano”.

16 de marzo de 1887: Plaza de toros San Rafael. Luis Mazzantini y Diego Prieto con “toros” de Santa Ana la Presa.

1 de diciembre de 1889: Plaza de toros El Paseo. Manuel Hermosilla con 6 ejemplares de Nopalapam, ocasión en que el público destruyó la plaza.

2 de noviembre de 1890, en la de Colón: Carlos Borrego “Zocato” y Vicente Ferrer, con “toros” de Guanamé que salieron malísimos.
A lo largo del siglo XX, también quedaron registros de diversos escándalos, que en ocasiones concluyeron en circunstancias bastante lamentables. Allí están casos como el de la tarde del 28 de agosto de 1910…

Célebre fue la bronca del 12 de julio de 1925. Toreaban en festejo mixto y en el Toreo de la Condesa, Rafael Gómez Ortega El Gallo y José Gómez “Joseíto de Málaga” junto al novillero José González “Carnicerito de México”, con ejemplares de Piedras Negras.

Del mismo modo, volvió a presentarse caso similar como en la de San Pablo, ahora con la entrañable plaza de toros de Vista Alegre, ubicada en San Antonio Abad y Claudio Bernard. La tarde del 7 de noviembre de 1937, que terminó sus días en medio de fenomenal bronca y los incendios respectivos.

De nuevo, en “El Toreo”, no puede uno dejar de contemplar remembranzas como la del 11 de enero de 1942 cuando Luis Castro “El Soldado” pretendió finiquitar a “Corvejón” de San Diego de los Padres, sólo que desde el burladero, o la tarde del 1 de agosto de 1943. En esa ocasión se lidiaba una novillada de El Rodeo, propiedad del General Maximino Ávila Camacho. ¡Cómo estarían las cosas que al doblar el quinto, de nombre “Sevillano”…! una buena cantidad de asistentes se lanzó al ruedo, y aprovechando la forma en que había doblado aquel buey de carreta, pronto acomodaron los más cojines que pudieron.

Aquello terminó convertido en una pira, quemándose los restos del novillo. Con ello, la afición descargaba su ira no en aquel pésimo astado, sino en el hecho de que el mismo, procedía de las dehesas administradas por el “hermano incómodo” a quien seguramente se le destino en semejante mensaje, el desacuerdo popular habido con tan polémico personaje, hermano del entonces Presidente de la República, Gral. Manuel Ávila Camacho.

Finalmente menciono dos broncas que fueron célebres en la plaza de toros México. Una la del 19 de enero de 1947, donde enfurecidos asistentes arrancaron anuncios comerciales, en medio de tremenda cojiniza y quemazones por aquí y por allá, en tanto Lorenzo Garza era detenido y enviado a la cárcel…

Y la del 11 de marzo de 1956. Toreaban en aquella ocasión Alfonso Ramírez “Calesero”, Luis Miguel Dominguín y Alfredo Leal, con 6 de Jesús Cabrera. Calesero y Luis Miguel se encararon con el juez de plaza, quien los amonestó severamente.

De entonces para acá, no han faltado ocasiones como estas. Sin embargo, el comportamiento de los aficionados ha sido más prudente, por lo que las plazas ya no son ese hervidero, próximo a destrucciones o quemazones que las hubo, y ¡vaya en qué forma!

Finalmente debo agregar que la referencia bibliográfica para elaborar estas notas ha sido la obra de Luis Ruiz Quiroz: Efemérides taurinas mexicanas. México, Bibliófilos Taurinos de México, A.C. 2006. 441 p. Se trata de una fuente primaria muy apreciada, misma que elaboró bajo el rigor que siempre caracterizó a tan reconocido bibliófilo taurino.

 


 

 

 

 


 

 

LA CADENA HUMANA TOROS

 

 

 


 

 

Tienta pública a cargo de el matador En

 

 


 

 

 

Todos invitados!!! Corramos la voz!!

 

 


 

 

Historia

Del Tratado de los Toros de Guisando al bálsamo de Fierabrás

Rajoy ironizó con el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, «sólo comparable» al que permitió a Isabel la Católica ser reconocida como heredera legítima al trono de Castilla

Toros de Guisando en El Tiemblo (Ávila) – ABC

ABC.esMadrid – 02/03/2016 a las 11:44:03h. – Act. a las 16:59:50h.

A unos 9 kilómetros de El Tiemblo, en Ávila, se alzan cuatro astados de piedra que datan de la época pre-romana, de allá por los siglos II y I a.C., aunque si por algo son conocidos en la Historia es por haber sido escenario de un trascendental acuerdo: allí se firmó el Tratado de los Toros de Guisando el 19 de septiembre de 1468.

El pacto alcanzado entre Enrique IV el Impotente y su hermanastra Isabel la Católica, al que ha aludido hoy Mariano Rajoy en el debate de investidura ridiculizando el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos («ese gran pacto histórico que hasta los niños estudiarán en las escuelas», «sólo comparable a los Toros de Guisando»), permitió a esta última llegar al trono de Castilla.

Muerto el príncipe Alfonso, Enrique IV reconoció a Isabel como legítima heredera de Castilla, invalidando las aspiraciones al trono de su única hija, Juana «la Beltraneja» (1462-1530).

El Rey aceptó que Isabel fuera jurada y nombrada princesa de Asturias, a cambio de la obediencia de Isabel al rey mientras éste viviera y a que se casara con quien el monarca acordara, algo que años después ésta incumpliría al contraer matrimonio con Fernando de Aragón.

El Tratado permitió a Enrique IV recuperar la obediencia de todos sus súbditos, después de la rebelión de parte de la nobleza convencida de que Juana no era hija de Enrique IV sino de su valido Beltrán de la Cueva.

Isabel se incorporaría a la corte y hasta que se casara, quedaría bajo custodia del arzobispo de Sevilla, Alfonso de Fonseca, el maestre de la Orden de Santiago, Juan Pacheco y del conde de Plasencia, Álvaro de Estúñiga.

El acuerdo implicaba declarar ilegítima a Juana, así como el alejamiento de la corte de la reina.

Sin embargo, no evitó que, tras la muerte de Enrique IV, el conflicto degenerara en la Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479).

Algunos historiadores discuten la veracidad del tratado, y atribuyen su presencia en textos posteriores al propósito de legitimar la sucesión, dado que no se ha conservado ningún documento original.

El bálsamo de Fierabrás

Rajoy comparó este acuerdo con el alcanzado por PSOE y Ciudadanos, un pacto «curalotodo» como «el bálsamo de Fierabrás», señaló refiriéndose a la pócima maravillosa que aparece en «El Quijote»:
«Todo eso fuera bien escusado –respondió don Quijote- si a mí se me acordara de hacer una redoma del bálsamo de Fierabrás, que con sola una gota se ahorraran tiempo y medicinas.

– ¿Qué redoma y qué bálsamo es ése? -dijo Sancho Panza.

Es un bálsamo – respondió don Quijote- de quien tengo la receta en la memoria, con el cual no hay que tener temor a la muerte, ni hay pensar morir de ferida alguna».

Fierabrás es un legendario personaje que apareció en el cantar de gesta francés «Fierabrás», fechado hacia 1170. Hijo del rey sarraceno Balán y hombre de gigantesca estatura, conquista Roma junto a su padre y roba los restos del bálsamo con el que embalsamaron a Jesucristo y que se creía que sanaba las heridas a quien lo bebía.

En la época de Cervantes, era conocida la traducción de una versión de «Hystoria del emperador Carlomagno y de los doze pares de Francia (…) y de la cruda batalla que huvo Oliveros con Fierabrás, rey de Alejandría», (Sevilla, 1525) que contaba que Fierabrás obtuvo tras una batalla en Jerusalén los dos barriles del bálsamo. Oliveros, mortalmente herido, sanó por completo al beber esta pócima que forma parte de las leyendas del ciclo carolingio.

 


 

 

Toros

Roca Rey ya tiene el permiso de trabajo para torear en España

Andrés Roca Rey, Blanca Moeckel y José Antonio Campuzano – ABC

ABC.ESMadrid – 02/03/2016 a las 21:13:13h. – Act. a las 21:18:17h.

Los toreros extranjeros (no comunitarios) tienen un papeleo extremo para poder desempeñar su profesión en España y deben obener un permiso de trabajo por parte de Extranjería.

Andrés Roca Rey, una de las grandes revelaciones del pasado año y uno de los triunfadores de la campaña americana, lo ha conseguido este míercoles con la ayuda de la letrada Blanca Moeckel. Como puede verse, los toreros no solo se entrenan en el campo con capote, muleta y espada; también existe una «preparación» documental.

El torero peruano, que salió a hombros en su debut como novillero en Las Ventas, comienza su temporada en ruedos españoles este sábado en Castellón en un mano a mano de alto voltaje. Su rival y compañero: Alberto Lopez Simón, el torero que revolucionó el escalafón el pasado año con emocionantes tardes y un trío de Puertas Grandes en Madrid.

 


 

 

Las verónicas de Curro Romero vuelven a enloquecer en Sevilla

El de Camas pidió un capote y toreó de salón en el homenaje que le rindieron en el Teatro de la Maestranza

Este martes, el Teatro de la Maestranza de Sevilla acogió la Gala Flamenca benéfica de la Hermandad de los Gitanos “Homenaje a Curro Romero”, un espectáculo organizado por el diario ABC que destina sus beneficios a la Acción social de la Hermandad, y que en esta edición estaba dedicado al torero de Camas.

La gala contó con la participación desinteresada de los siguientes artistas: El Lebrijano, Miguel Poveda, Pansequito, Aurora Vargas, Marina Heredia, Eva Yerbabuena, José de la Tomasa, Paco Cepero, Paco Suárez y Rancapino Chico, entre otros.

Pero los momentos más emotivos llegaron cuando Curro, en su intervención, pidió un capote y se puso a torear de salón. Dos verónicas y una media bastaron para poner al público en pie entre gritos de ¡torero, torero!

 

 


 

 

NOTICIAS La Fundación Cajasol en Sevilla

Juan Mora y Federico Arnás, mano a mano

02/03/2016 18:34
MUNDOTORO > Madrid

Los ‘Mano a mano’ de la Fundación Cajasol siguen su curso en esta nueva temporada con un encuentro de alto nivel taurino que tendrá como protagonistas al torero Juan Mora y al periodista Federico Arnás, que abordarán tema ‘El toro y la crítica taurina’.
Se trata de la edición número 35 de estos encuentros en los que se indaga en las conexiones culturales y sociales de la Fiesta de los toros, y tendrá lugar el martes 8 de marzo a las 20.30 horas en la Sede de la Fundación Cajasol, sita en Plaza de San Francisco número 1 de Sevilla. Como en anteriores ocasiones, el acto será presentado por el periodista y director de Toromedia, José Enrique Moreno.
Este Mano a mano, el número 35 de este ciclo promovido por la Fundación Cajasol, llega después del protagonizado por El Soro y el humorista Arévalo el pasado mes de febrero.

 


 

 

PREVIO Dos mexicanos en Olivenza

‘México se lo merece’

01/03/2016 19:25
Joselito Adame y Leo Valadez ponen el acento mexicano en Olivenza

Olivenza, punto de encuentro de Leo y Adame I MUNDOTORO
MUNDOTORO > Madrid

México alcanza un nuevo hito: dos toreros del país azteca han conseguido entrar en una feria de élite como es la de Olivenza. Carteles rematados y los pocos puestos abiertos hacían de este acontecimiento una utopía. 2016, el año del cambio también en el toreo, ha hecho de ese sueño una realidad.

‘México se lo merece’, afirma el joven Leo Valadez que arranca este 4 de marzo su segunda temporada completa como novillero con caballos. Junto a él, Joselito Adame vuelve a España como primera figura de su país tras un invierno de triunfo tras triunfo en todas las plazas.

‘México ha dado grandes figuras del toreo -afirma el novillero mexicano- y estábamos viviendo un momento en que no faltaba. Joselito es el mayor representante del toreo mexicano en España y yo quiero llegar a ser referente. Gracias a mis actuaciones puedo representar a mi país’.

Leo Valadez abrirá la feria de Olivenza el viernes con Joaquín Galdós y el debut de David Bolsico, con reses de El Freixo. Mientras, Joselito Adame cierra un cartel de promesas con José Garrido y Roca Rey con toros de Núñez del Cuvillo. Lo dicho, un hito.

 


 

 

amar a un torero: morante

 

 

Entrevista a Morante de de la Puebla

 


Vídeos

Así fue la presentación sorpresa de José Tomás en el Congreso de Cataluña

El IV Congreso Taurino organizado por la Unión de Taurinos y Aficionados de Cataluña quedará marcado por la visita de José Tomás, que tras ser presentado pronunció unas palabras.
Por Redacción
Miércoles 02 de marzo del 2016, 17:53h

 

 

 


 

 

 

El programa del 29 de febrero lo pueden encontrar en la videoteca de

 





 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: