Breves Noticias Taurinas

15 Feb

 

 

PASIÓN GANADERA EN FAVOR DE FUNDACIÓN COMEDOR SANTAMARÍA

· Organiza corrida benéfica el domingo 28 de febrero en Pachuca, Hidalgo, con rematado cartel

TEXTO Y FOTOS: MARYSOL FRAGOSO
COMEDOR1El próximo domingo 28 de febrero se llevará a cabo en la plaza Vicente Segura de Pachuca, Hidalgo, una corrida de toros a beneficio de la Fundación Comedor Santamaría, según lo anunciado por el ganadero y empresario Julio Uribe Barroso quien comprometido con las causas sociales, no se limitó a organizar el festejo sino que además visitó las instalaciones del comedor ubicado en la colonia Jajalpa El Grande en la delegación Alvaro Obregón de la Ciudad de México, que será beneficiado por esta iniciativa.
Durante ese recorrido el criador de Torreón de Cañas estuvo acompañado por su esposa Lisa Curn y por el rejoneador Emiliano Gamero que forma parte del cartel. Fueron recibidos por un grupo de damas del patronato encabezado por Gaby Sainz Gutiérrez Cortina quienes les brindaron un recorrido por las instalaciones.

En dicho comedor se atiende a quinientos de los siete mil niños que de lunes a viernes se alimentan en 26 comedores del país gracias a la labor de esta fundación que inició sus trabajos hace 20 años. Los pequeños de entre 4 a 16 años de edad, se encuentran en pobreza extrema y cuando llegan por primera vez, un 65% padecen anemia, bajo rendimiento físico e intelectual y son propensos a sufrir enfermedades crónicas, situaciones que cambian radicalmente, conforme son atendidos en sus necesidades alimentarias en estos sitios.

COMEDOR2Es por ello, que, una vez la fiesta brava se une a los más necesitados para apoyarlos. El objetivo es llenar la plaza el próximo domingo 28 de febrero a las 4 de la tarde, para poder conseguir 100,000 comidas, es por ello que con la unión de los profesionales y la afición se logrará alcanzar la meta.
Este festejo en el que actuarán el rejoneador Emiliano Gamero, Arturo Macías, Iván Fandiño, Arturo Saldívar, Sergio Flores y Andrés Roca Rey.
Cabe señalar que todos los toreros actuarán de manera gratuita; los ganaderos han donado los toros que se jugarán, mismos que proceden de Xajay, Arroyo Zarco, Los Encinos, Torreón de Cañas, Santa Fe del Campo y Marrón; y la empresa absorberá los costos de operación de la plaza y los gastos.

Tras el recorrido, el rejoneador Emiliano Gamero convivió con los niños del comedor y al final, tanto empresario, torero e integrantes del patronato, se unieron con un grupo de niños para tomarse la foto que invite al público a unirse a esta noble acción.

COMEDOR3

 

 


 

 

 

El Zapata sufre fuerte cornada en Puebla

Puebla, Pue.- Plaza “El Relicario”. Lleno en noche fresca. Dos toros de Teófilo Gómez para rejones (3o. y 5o.) y cuatro de Santa Fe del Campo, desiguales en presentación, protestado el 2o. por su escaso trapío, y de variado comportamiento en su conjunto. Destacó el 6o. por su bravura y transmisión. Y uno de José Garfias (7o., como regalo), manejable. Pesos: 560, 480, 503, 510, 490, 530 y 538 kilos.

Uriel Moreno “El Zapata” (burdeos y oro): Herido.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Leves palmas, silencio y palmas en el de regalo.

Diego Silveti (negro y oro): Palmas, palmas, silencio tras aviso y silencio tras aviso.

Incidencias: El Zapata fue cogido de fea manera al intentar clavar un par de banderillas en el primer toro de la noche y pasó a la enfermería para ser estabilizado por el doctor Héctor Aquino, antes de ser enviado al Hospital Ángeles, donde se le atendió de una herida extensa, penetrante de vientre, aunque limpia, que no interesó vasos importantes. Silveti estoqueó los cuatro toros de Santa Fe del Campo. El 5o. estaba lastimado de una pata y se formó una gran bronca contra el juez; Hermoso abrevió antes de anunciar el regalo del 7o.

 

 


 

 

Recital de Ponce y entrega de El Payo

Ficha
Querétaro, Qro.- Plaza “Santa María”. Dos tercios de entrada, en tarde fría y ventosa. Tres toros de Carranco (1o., 3o. y 5o.) y tres de Barralva(2o., 4o. y 6o., éste último sobrero sustituto de uno que se despitorró, del mismo hierro), bien presentados y de juego variado, entre los que destacó el 4o., premiado con la vuelta al ruedo. Pesos: 543, 495, 507, 483, 505 y 490 kilos. Enrique Ponce (perla y oro): Silencio y dos orejas. Morante de la Puebla (azul pavo y oro): Palmas y división. Octavio García “El Payo” (tabaco y oro): Oreja y oreja. Incidencias: El Payosufrió una voltereta ante el 6o. y sufrió fractura de nariz y un fuerte golpe en las costillas, de tal forma que tras terminar la lidia fue atendido en el enfermería y ya no salió a hombros junto a Ponce. El toro premiado con la vuelta al ruedo de llamó “Don Tino”, número 281 y 483 kilos, de Barralva.

 

 

 


 

 

Dos orejas para Zotoluco en Huamantla

Huamantla, Tlax.- Plaza “La Taurina”. Un cuarto de entrada, en tarde fresca. Seis toros de José María Arturo Huerta, de escasa presencia (el 6o. fue protestado por su escaso trapío) y juego variado, entre los que destacó el 3o.

Eulalio López “Zotoluco” (azul marino y oro): Palmas y dos orejas.

Arturo Saldívar (azul marino y plata): Oreja y ovación.

Carlos Fuentes (negro y azabache), que tomó la alternativa: Palmas en su lote.

Incidencias: Fuentes se doctoró delante del toro llamado “Destino”, número 125 y con 468 kilos.

 

 


 

 

 

Adame y Hermoso comparten triunfo morelense

Alpuyeca, Morelos. Plaza Monumental. Casi lleno, en tarde agradable. Toros de Bernaldo de Quirós (1o.), Montecristo (2o.), Santa Bárbara(4o.) y El Junco (5o.), así como novillos de Teófilo Gómez (3o.) y Venta del Romero (6o.), de variado juego en su conjunto.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y dos orejas.

Joselito Adame: Silencio y dos orejas.

La rejoneadora Mónica Serrano: Silencio tras aviso y silencio tras dos avisos.

 


 

 

El Capea y Romero cortan oreja en Chichimila

Chichimila, Yuc.- Entrada casi lleno. Toros de Puerta Grande, desiguales en juego.

Pedro Gutiérrez “El Capea”: Oreja y palmas.

Antonio Romero: Oreja y palmas.

 


 

 

Tres orejas para César Montes en Río Grande

Río Grande, Zac.- Corrida de feria. Entrada tres cuartos. Toros de José Julián Llaguno, bien presentados y cumplieron en general.

El rejoneador Rodrigo Santos: Oreja y ovación.

Enrique Garza que sustituyó a El Zapata: Palmas y vuelta.

César Montes: Oreja y dos orejas.

 


 

 

Joselito Adame conquista “La Petatera”

Villa de Álvarez, Col.- Plaza “La Petatera”. Segunda corrida de feria. Lleno. Dos toros de Pozo Hondo, para rejones, y cuatro San Isidro, de buena presencia y juego variado.

El rejoneador Horacio Casas: Ovación y vuelta

Enrique Ponce: Oreja y palmas.

Joselito Adame: Dos orejas y oreja.

 

 


 

 

La gran sorpresa de un torero veterano

Ficha
Guadalajara, Jal.- Plaza “Nuevo Progreso”. Primera corrida de la segunda parte de la temporada. Lleno en sombra y media plaza en sol, en tarde soleada y con viento. Seis toros de Fernando de La Mora, con trapío, parejos de tipo pero de pobre desempeño. Y uno de regalo de Los Encinos, que fue indultado. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y silencio. Alfredo Ríos “El Conde” (nazareno y oro): Silencio, silencio e indulto en el de regalo. Morante de La Puebla (verde olivo y oro): Silencio y silencio dos avisos. Incidencias: El toro indultado se llama “Tapatío”, número 60, con 490 kilos.

 

 


 

 

Sergio Flores vuelve a entusiasmar

Ficha
México, D.F- Plaza México.- Decimonovena corrida de la Temporada Grande. Un tercio de entrada (unas 14 mil personas) en tarde espléndida. Toros de Barralva, desiguales en hechuras y juego, de los que destacó el 5o. por su nobleza. Pesos: 485, 490, 505, 482, 500 y 500 kilos. Arturo Macías(corinto y oro): Silencio y silencio tras aviso. Sergio Flores (tabaco y plata): Oreja y oreja. Adrés Roca Rey (lila y oro): Ovación tras petición y silencio. Incidencias: Al finalizar el paseíllo se rindió un minuto de aplauso a la memoria de Jesús Dávila, que fuera juez de plaza. César Morales yLuis Miguel González picaron con mucha eficacia. Destacó en la brega Fernando López. Antes de concluir la lidia del 6o., Roca Rey anunció que regalaría un toro y la autoridad no se lo permitió. Minutos después el juez de plaza Jorge Ramos afirmó que la empresa era quien no había autorizado el obsequio, lo que provocó confusión entre le gente.

 


 

Habrá segundo encuentro de aficionados en SJR

Los carteles, con ganado por designar, son los siguientes:

Sábado 12 de marzo. 13:00 horas. Jim Verner, Iván Ureña, Baruch Arreola, Mauricio Ángeles, Juan Pablo Salazar y Edgar Rangel.

Sábado 12 de marzo. 17:00 horas. Ramón Fuentes, Patricio Pons, Santiago Pérez Salazar, Sebastián Martínez Vértiz, Emilio Gonzálezy Xavier Vivanco.

Domingo 13 de marzo.13:00 horas. Jim Verner, Pedro Pinsón, Manuel Luviano, Arturo Morales, Iñaki Bernus y Emiliano Osorio.

En cada festival se otorgara un trofeo al triunfador y será entregado en el cortijo al término del mismo, y el criterio a seguir será de acuerdo al aficionado que haya cortado el mayor numero de apéndices y en caso de existir empate el voto de lo tendrá el ganadero de La Venta de Romero y propietario del lugar, Chavo Gómez.

La entrada a estos festejos será totalmente gratis y se tendrá servicio de restaurante bar, como es costumbre., Para reservaciones se pone a disposición el teléfono al (427) 272-44-45.

 

 


 

 

 

FORMULA TAURINAFórmula Taurina

@FormulaTaurina

Con nosotros #RafaelHerrerias

 

 

https://www.periscope.tv/w/1eaKbDZjrekJX

 

https://www.periscope.tv/FormulaTaurina

 

 


 

 

 

Andrés Calamaro

La izquierda de los papanatas Andrés Calamaro

«El acoso y derribo de las libertades individuales parece ir a más en el desdichado concierto de prohibicionismos de tonalidad populista»

 

No soy optimista con la izquierda de los papanatas, los resentidos, los antisistema, los antisemitas, animalistas y marginales culturales. No soy optimista con la izquierda de los narcisistas, charlatanes, inquisidores, puritanos y moralistas. No soy optimista con la izquierda de la prepotencia, con los pactos que no responden ni reflejan a las mayores voluntades, ni con las prohibiciones seriales o la promesa de una brecha en donde con suerte quedamos algunos de un lado y enfrente amigos, familia y conocidos separados por esa falla (eso si no caemos en el abismo de la brecha misma).

No entiendo un sistema donde la voluntad de los más no representa nada en el sistema democrático, ni entiendo una democracia que desoye las minorías con la excusa de referéndum para todo. No entiendo un sistema donde se considera normal que aquellos que recibieron más votos, sea para sostenerse o para corregirse, no tengan opciones porque deciden los pactos y no las gentes.

Hay una minoría que tiene beneficios hinchados por campañas sostenidas en cadenas de televisión cautivas o cautivadas por el negocio redondo. Una minoría con derecho a llevarse los derechos por delante, empoderados por la inexperiencia de la aldea digital: una ciudad sin esquinas donde curtirse el cuero, el terreno de los bobalicones llenos de razones, la cancha de las contradicciones en una entrecomillada superioridad moral que llega desde la orilla izquierda de un río que huele a podrido.

Se allana el territorio de las libertades todas. Las tradiciones no son buenas razones por el sencillo hecho de que sin abrir siquiera un libro cualquiera puede compararlas arbitrariamente con otras tradiciones, que sirven para ofrecer el concierto de falacias incompetentes, que tanto gustan en el patio de colegio de la ciénaga digital y la opinión serial sectaria. El concierto cultural, temeroso o equivocado, parece vivir una segunda adolescencia y responde a lo más encharcado de los tópicos populistas y progresistas entre comillas.

Aturde el silencio de los músicos más que un ciento de amplificadores a volumen once. Abochorna la blanda reacción de los actores de la cultura, otrora profesionales del pasotismo y la próxima cerveza, ahora reconvertidos en mercenarios chic de la indignación por el IVA cultural más alto de Europa. Cierto es que indigna.

El acoso y derribo de las libertades individuales (que nos disgustó cuando se estrenó la ley de mordazas) parece ir a más en el desdichado concierto de prohibicionismos de tonalidad populista: la persecución de la garrapiñada calórica, el acorralamiento de los nombres de las calles como maquillaje de solución a los problemas que importan realmente, el desenfocado enfoque en una corrupción que todos sospechamos o supimos en tanto hayamos leído los periódicos en algún momento de los últimos veinte años (conflicto improcedente pero bien solventado por un poder judicial que funciona, al punto de sentar en el banquillo a miembros de la Familia Real y la real aristocracia balompédica). Se desprecia la voluntad y la alegría de nosotros, la gente. Entre la gente me incluyo: mi tribuna no son los premios al cine y mi gremio es el más castigado por la indiferencia, las vueltas de la vida, la acción tributaria, las complicidades del sistema, el fluido digital que invita a vivir concentrado en una pantalla que nos hace esclavos de una realidad virtual en forma de embudo.

No soy optimista con la nueva realidad porque es virtualmente una bomba de tiempo para el individualismo y la variedad cultural.

No creo que sea tan importante vivir conectados a una incógnita y con una potencial cámara de fotos siempre lista para perpetuar un instante sin lecturas ni buenos discos. La pregunta que me hago con frecuencia tiene relación con el conjunto de debilidades que permite semejante concierto de desconciertos. Una opinión transgénica donde no importa la voluntad de la mayoría ni se respeta la libertad de las minorías, salvo si estas minorías son tres mosqueteros complutenses dispuestos a cualquier chicana para encontrar al pobre socialismo con los pantalones bajos y dispuestos a agachadas ya demostradas en las elecciones municipales. Los previstos resultados de un pacto que es una burla a un sistema democrático, y por tanto republicano, permiten atentados contra la libertad de los trabajadores, como la pinza de minorías intolerantes que acorralan todo lo litúrgico, folclórico, poético, bonito, libre y soberano, caso de la voluntad tauromáquica del pueblo balear.

Servidor coqueteaba con la izquierda revolucionaria hace cuarenta años, hasta que cierto nihilismo en clave de cine americano y cultura rock me reconvirtió en un actor dudoso para la superioridad moral de la izquierda de los papanatas.

Hace treinta años, que son años, me encontraba en actitud lisérgica y en mi trinchera contracultural, en un mundo donde la crisis social y económica es una maldición constante y sonante.

Hace veinte años, desde mi atalaya del barrio de Malasaña, era yo un francotirador oposicional, un confeso votante de una izquierda que se presentaba unida -aquella izquierda- como actor progresista incapaz de prohibir costumbres populares, porque costumbre es cultura y eso está fuera de discusión.

Me enfrentaba con normalidad a puritanos, moralistas y reaccionarios, por el sencillo hecho de ser yo mismo y a mi manera.

Hace diez años celebraba mi regreso de los infiernos de la experiencia tóxica, una herramienta para apoderarse del tiempo y escribir cien canciones por semana o por día (según las palabras dichas por el eterno David Bowie en el año dos de la era milenaria), volvía con gloria a los escenarios de España y me dejaba conquistar por América. Nada me hacía suponer que los años digitales devendrían en inquisitoriales leches y Reich animalista respondiendo a estrategias de propaganda mercenaria desde una cadena de televisión acostumbrada a los billetes iraníes de a 500 y a una ideología poliédrica, en plena construcción de una realidad virtual que puede con todo, siempre que encuentre al resto con los pantalones por las rodillas.

¡Libertad, divino tesoro!

 

 


 

 

Con gusto comparto una reflexión de Pablo Sotera.

Últimamente se nos llena la boca con palabras como libertad y respeto, las cuales deberían de ser utilizadas para la convivencia de todos, y al parecer son utilizadas para el enfrentamiento entre sí. Hay otras muchas palabras que sirven para parecer que uno tiene las dos nombradas anteriormente como derecho pero todas ellas tienen un denominador común que es saber hacer un buen uso de ellas. Así como la libertad de decir y hacer lo que quieras siempre pero sin ofender al resto de personas con las que estas hablando y a las que te refieres, el respeto debe de ser mutuo entre quienes dialogan en un debate porque perder los papeles puede ser muy fácil sobre todo con según que temas y según que personas. Para el derecho si que veo a mucha gente que dice con la voz alta y clara “tengo derecho a…” pero recuerda que también tienes “el deber de…”, digo esto por que quien se supone que llega con un montón de libertades, derechos y promesas, esta viniendo con prohibiciones sin ganas de ver nuevas opciones ni alternativas para valorar los derechos de quienes no piensan como ellos. Este es el caso de la tauromaquia que despierta sentimientos encontrados y opuestos de tal manera que ninguno está por acercar posturas voy a poner varios ejemplos y no me gustaría q se tomaran a mal ella voy: Toro de fuego; el toro de fuego dicen que se quema la piel y le hacen daño los ojos, no soy uno de ellos pero a mi el fuego también me quema, como propuesta existe un tipo de fuego que se llama fuego frío que no quema (en las llamadas bengalas que les compramos a los niños en las fiestas) o un peto ignífugo ¿no se puede utilizar esa tecnología o ponerle un peto al toro antes de prohibir? Toro ensogado; En el toro ensogado se detiene al animal con una cuerda entre los mozos normalmente para que no empitone a alguno de ellos ¿tal es el maltrato en ese tipo de festejos me pregunto? otros animales van con una correa al cuello todo el día y no pasa nada. Estos son solo dos ejemplos habría muchos mas y todos ellos Mi conclusión es muy sencilla hemos pasado del ser de algo véase un equipo de futbol un país unas costumbres a ser “ANTI lo que sea” antes se era del Real Madrid o del Barça ahora somos Anti-Madridistas o Anti-Cules, es curioso pero esto pasa con todo en el año 2016 yo pensaba que aquí había una democracia y se podía hablar desde hace algunos años pero parece que corren tiempos de Prohibiciones y antis, me pregunto ¿realmente esta es la manera de hacer una sociedad plural basada en el respeto y la convivencia? no lo se y lo dudo bastante pero espero que cambie a mejor y la libertad no sea aprovechar para prohibir, que el respeto se de en ambos bandos sean cuales sean entendiendo y comprendiendo las posiciones contrarias aunque no se compartan, y que los derechos que existen se amplíen para aquellos que se les están quitando día a día Gracias un saludo Pablo Sote

 

 


 

 

 

Opinión

Roca Rey, ¿el próximo rey?

Rafael Cué
La Fiesta Está Viva
Rafael Cué

12.02.2016

Andrés Roca Rey

Limeño de nacimiento y de familia muy taurina: un tío ganadero, otro rejoneador, un tío abuelo aficionado práctico y su hermano matador de toros, además que la familia ha sido empresaria del coso de Acho en la capital del Perú.

Estos son sólo sus antecedentes, lo que es realmente importante es su historia de vida. Andrés Roca Rey tiene hoy 19 años, desde niño sintió la vocación de ser torero al ver a su hermano Fernando entrenar y vivir la profesión. Con sólo siete años, de cumpleaños logró que un ganadero peruano (tras insistirle hasta el hartazgo) le echara una becerra para torear. Como Andrés hay muchos niños que sueñan con ser toreros, además si en casa experimentan el ambiente y tienen oportunidad de vivir de cerca la vida del toro y el torero, no es raro que en algún punto de su vida decidan intentarlo.

A los 11 años debutó en público toreando con su hermano en un festival en el Perú, desde ese momento los taurinos sabían que en Andrés había un torero de época, de estos que salen cada 15 o 20 años. La intuición y valor de aquel chaval eran comparables con las de El Juli, por ejemplo, cuando vino con 14 años a México. Como todo ser humano con estas cualidades, Andrés no se parece a nadie, tiene personalidad natural, no intenta ser simpático ni sabiondo —de hecho en el trato personal puede ser reservado—, sabe estar, no intenta acaparar la atención, es respetuoso y atento, pero tiene esa mirada distinta, tiene viveza en los ojos, piensa y sueña con el toro las 24 horas del día, se le nota.

Pisó ruedos mexicanos de niño, vino a concursar en el Encuentro Mundial de Escuelas Taurinas dos años consecutivos, en ambas ediciones ganó el primer lugar. El matador José Antonio Campuzano, figura del toreo, le puso el ojo desde entonces.

A los 15 años convence a su madre, con ayuda de su padre, de ir dos meses a la Escuela Taurina de Badajoz. Al año siguiente vuelven, padre e hijo, a convencer a la madre y asiste dos meses a la Escuela Taurina de Camas en Sevilla. Este verano queda ya bajo la tutela del maestro Campuzano y comienza una historia de encanto, de sacrificio, de entrega y dedicación, virtudes que conducen al éxito en cualquier profesión; por eso insisto que la tauromaquia reúne valores que aplicados a la vida son sinónimo de éxito.

Deja su natal Perú con 15 años y se va a vivir a Sevilla. En 2013 debuta sin caballos y verdaderamente arrolla. En 2015 pisa el ruedo de Las Ventas y abre la Puerta Grande, ese mismo año impacta en Sevilla; triunfa donde se presenta. En septiembre del año pasado se convierte en matador de toros, de manos del maestro Enrique Ponce, padrino también de su hermano Fernando; Nimes alberga tan relevante evento. Hay imágenes del maestro Ponce saludando a un niño torero, años más tarde lo hace matador de toros.

Casa Toreros —empresa mexicana que ha sabido adelantarse y adaptarse a los tiempos modernos— firma un apoderamiento para América; con visión y trabajo ponen a Andrés a torear en las mejores ferias y en las mejores condiciones. Roca Rey responde con fuerza y demuestra en el ruedo su capacidad y amplio techo como torero. En España lo apodera la casa Pagés, empresarios de Sevilla, ni más ni menos.

A sus 19 años este torero tiene la oportunidad de escribir tarde a tarde el sueño que desde niño viene labrando, con calma y buena letra, con un plan bien trazado y ejecutado de la mano del toro, su aliado y su pasión.

Ante los toros, Roca Rey emociona porque sabe qué hacer, lo hace con naturalidad y rebasa la línea de fuego, se pone donde los toros embisten, pero también hieren y eso se traduce en emoción, cuenta con el don del temple y su toreo es largo y sentido, el que gusta en todas las plazas.

Este domingo confirmará su alternativa en la Plaza México, de manos del hidrocálido Arturo Macías, quien también de niño soñó con ser torero. Como testigo estará el tlaxcalteca Sergio Flores, otro infante soñador. Para tan importante evento se ha reseñado un imponente encierro de Barralva, del encaste Atanasio. El domingo hay tres toreros con mucho que decir y seis toros auténticos en Insurgentes: un banquete imperdible.

Andrés Roca Rey fue un niño que quiso ser hombre. Hoy sus metas se han logrado. Queda mucha historia por escribir y él cuenta con todos los argumentos para hacerlo con letras de oro.

Twitter: @rafaelcue

 


 

 

ENCUENTROS DE BENLLOCH: Ángel Peralta (1ª parte)

(Foto: Arjona)
“Las corridas sin muerte las considero un tanto egoístas. Disfrutan de la bravura pero no son capaces de afrontar su muerte”

“Al toro le hemos puesto nobleza y le hemos quitado fiereza y no transmite la emoción necesaria. Eso influye a la hora de generar interés. Para transmitir, el toro debe repetir las embestidas, pase a pase no se llega a ningún lado”
Por José Luis Benlloch
Más artículos de este autor

-Yo no he perdido la ilusión ni desespero. No creo que la Fiesta se vaya a perder, no veo una España sin toros.

Me lo ha dicho de un tirón. Con la contundencia del creyente, con la autoridad que da ser unos de los grandes referentes de la Tauromaquia más romántica y más animalista.

-En algún sitio aislado puede sufrir, pero no contemplo la desaparición del toreo en España ni mucho menos como algo definitivo.

-La presión mediática y social es fuerte, en realidad es un tormento.

-Es cierto. El problema de fondo, lo que agrava todo, es que falta cultura taurina. Eso implica también que faltan conocimientos. Para gustarte algo tienes que conocerlo. La Tauro­ma­quia la han declarado cultura pero no la han desarrollado como tal. Tú sitúas delante de un Velázquez a un iletrado e incluso a alguien sin nociones de pintura y probablemente no aprecie su valor o ni siquiera le guste. Pues con el toreo es lo mismo.

-¿Y el momento artístico que cuenta y mucho?… ¿Ves buenos toreros en estos momentos?

-Sí, sí, claro. Las diferencias con los de otras épocas las marca el toro. Cada época tiene su toro y consecuentemente sus toreros. El toro de ahora, más noble y quizás menos bravo, permite confiarse más al torero y es como más limpio. En épocas anteriores exigía más capacidad lidiadora. Los toreros no son ni mejores ni peores, son diferentes, son los que pide cada toro.

-Ahora todo resulta más cómodo.

-Tampoco diría eso. Ahora se les exige una cantidad de pases y una perfección que no se exigía antes. Pero… yo personalmente le doy mu­cha importancia a la lidia y ahora se lidia menos. Si no hay una faena brillante porque el toro no la tenía pero se le ha dado la lidia adecuada, para mí es un éxito. En ese sentido un torero puede tener un gran triunfo sin hacer faena o puede por el contrario hacer faena y dejarte cierta insatisfacción emocional.

-¿Todos esos conceptos sirven para el toreo a caballo?

-Pues sí. Torear es engañar al toro sin mentir, con la verdad por delante y se puede hacer, se debe hacer, tanto a pie como a caballo. Torear a caballo algunos piensan que es clavar banderillas pero eso es sólo un símbolo, el toreo a caballo es mucho más. Las suertes deben ser creadas, ejecutadas y rematadas. Lo más difícil en la vida es rematar cualquier cosa. Tú puedes empezar un poe­ma pero lo difícil es rematarlo. Hay mil ejemplos, lo mismo te podría decir del matrimonio, es muy fácil casarse, lo difícil es terminarlo bien al cabo de los años.

-Me gusta el argumento.

-Sirve también para el toro. La bra­vura se mide por cómo acaba el toro embistiendo no por cómo empieza.

-¿Tú has tenido conciencia de torero o los rejoneadores erais otra cosa?

-Sí, claro que tuve conciencia de torero.

-¿Y os reconocían como tal?

-Nos fueron reconociendo con el tiempo. Según el público fue conociendo lo que es el toreo a caballo le fueron dando categoría y reconociéndonos a nosotros.

Estamos en el Rancho El Rocío. En La Puebla del Río. Sede de los Peralta, míticos centauros. Personajes cuya fa­ma desbordó los ámbitos estrictamente taurinos. Hemos quedado con don Án­gel, el tratamiento se lo ganó con una vi­da de leyenda, de tal manera que dices don Ángel y todos saben que es Peralta, rejoneador, ganadero, caballista, letrista, creador, animalista, un adelantado a su tiempo, bohemio en la edad de ser bohemio, emprendedor y creativo, un referente universal en todo lo que significa ca­ba­llo… y arte. Era un encuentro obligado en esta sección y hemos cumplido las dos partes. La actualidad, todas esas no­ticia anti Fiesta que con tanta fruición parecen difundir los medios los últimos días, nos ha llevado a iniciar la charla por donde más duele, la salud de la Tauromaquia.

-El mundo exterior para con el toreo no es favorable pero en cambio al toreo en sí mismo, lo que decimos el mundo del toro, no lo veo mal. España siente el toreo y yo confío en una ley tan natural como la que asegura que las aguas siempre vuelven a su cauce. La Fiesta seguirá adelante. Estoy seguro.

-En esta situación es obligada la autocrítica, al menos es conveniente y habría que preguntarse qué hemos hecho mal.

-Quizás se haya perdido por el camino la emoción del toro. Le hemos puesto nobleza y le hemos quitado fiereza y no transmite la emoción ne­ce­saria. Eso influye a la hora de generar interés. Para transmitir el toro de­be repetir las embestidas, pase a pa­se no se llega a ningún lado.

-¿Todos los males provienen del toro?

-La coyuntura económica actual ha influido mucho, luego hay que reconocer que la Tauromaquia ha tenido poco apoyo de la Adminis­tra­ción para lo mucho que significa el toreo para la nación. Los gobiernos han debido facilitar más la organización y aligerar los impuestos teniendo en cuenta el flujo económico que genera y que es parte de nuestro pa­tri­monio cultural.

-Esa manca viene de toda la vida.

-Es verdad. No ha habido reconocimiento justo para una cosa tan nuestra, tan representativa del país.

-Ni nunca nos hicimos valer.

-Seguramente. El contrapunto a esa realidad es sobre todo Francia. También Colombia. Si comparamos se nota más. En cualquiera de estos países le dan una categoría al toreo, un reconocimiento que no encontramos en el nuestro.

-¿Y los profesionales?

-No han prestado mucha atención a la formación de aficionados, a fomentar sus conocimientos. En el toreo a caballo, que es lo mío, me consta que los aficionados están muy interesados en adquirir conocimientos, en adentrarse en los secretos del toreo y cuanto más conocimiento ad­quie­ren más interés muestran por co­no­cerlo y más y más le defienden.

-Los enemigos hablan del sufrimiento del animal.

-Por ese camino habría que detenerse en todo caso en otros sufrimientos más evidentes. Los insectos que se matan a millones, las moscas que se extinguen con los pulverizadores o las especies a las que castran con el objetivo único de que estén más tiernas cuando se sirvan en la mesa y en cambio de eso nadie dice nada. Lo del toro es un debate ficticio, el toro no sufre.

-Eso habría que argumentarlo.

-Pues es muy sencillo, por qué no sufre un torero, pregunto… pues porque aspira más que teme. Un boxeador lo mismo, aspira más que teme y no le duelen los golpes. Piensa más en el triunfo que en el dolor. La bravura del toro, su ansia de pelea le anula la sensación de dolor. Seguro. Y tampoco se puede juzgar el dolor del toro desde la perspectiva intelectual del hombre.

-¿Te consideras un animalista?

-Naturalmente. Soy un defensor activo de los animales. Te diría que si no hubiesen toreros capaces de enfrentarse a ellos no habría ganadería brava. Los detractores no creo que tengan lástima del toro, no les mueve ese sentimiento, ellos quieren acabar con la Fiesta por su significación.

-Tú has toreado mucho en Portugal.

-Sí pero no soy partidario de las corridas sin muerte. Las considero, desde el punto de vista que estamos tratando, un tanto egoístas. Disfrutan de su bravura pero no son capaces de afrontar su muerte. Matarlos el día siguiente tiene algo de humillación para el toro y tampoco evita el posible sufrimiento, si lo hubiese, si acaso lo prolonga. En frío es cuando pueden dolerle las heridas. A mí me han cogido los toros y en el momento de la cornada no me dolió. Recuerda las imágenes de Paquirri en Pozo­blan­co… cómo es posible esa entereza y esa tranquilidad con lo que llevaba en el cuerpo, sencillamente porque llegó a la plaza con aspiraciones de triunfar. Era tan fuerte esa ilusión que la cornada no contaba para él.

CUANTO MÁS CONOCES, MÁS IGNORAS

-¿Torero, campero o intelectual, artista?… Maestro, dónde hay que situar a Don Ángel, en el campo, en la plaza, en los foros del pensamiento…

-Yo he sido aprendiz de muchas cosas. He vivido tanto, conozco tanto de la vida que necesariamente me con­sidero un gran ignorante. Cuanto más conoces más te das cuenta de lo mucho que ignoras. La meta del artista y de las personas con aspiraciones, y yo las tengo a pesar de mi edad, nunca se alcanza. Es como el horizonte, siempre aparece al frente y nunca se alcanza.

-No te voy a preguntar por la edad, maestro.

-Veinte, es como si tuviese veinte años. Los años están en la ilusión y yo tengo la misma que cuando tenía veinte.

-El concepto artista es quizás donde mejor encaje tu personaje.

-He tenido arte para algunas cosas que he hecho y para otras no. En lo que he hecho siempre he buscado la faceta artística.

-¿Qué es lo que más te gustó hacer?

-Lo primero torear a caballo. Luego curar mis caballos, poder ayudarles, procurar entenderles, descifrar su mirada, no basta con saber que está herido, hay que conocer sus reacciones, sus necesidades, conseguir que se sientan bien…

-Un día escribiste aquello de: Y se amaron dos caballos, mire usted qué maravilla…

-Aquella sevillana dio la vuelta al mundo. Todavía se canta.

-¿Te gustaba escribir?

-Comencé a escribir después de un percance en Lisboa. Me partieron una pierna y entretenía mi convalecencia escribiendo. Fue cuando es­cri­bí esa letra. Hice otras muchas. Manolo Pareja Obregón, que era el ge­nio de las sevillanas, componía la música y yo hacía las letras, hicimos una buena pareja.

Siguiendo esa teoría del horizonte, el mismo que nunca se acaba de alcanzar, un buen día comenzó a parecerle que aquello de las sevillanas le resultaba muy fácil y dio un paso más, comenzó a hacer décimas. La primera recuerda que se le ocurrió en Ronda.

-Llevé una foto mía al museo de Ronda y en la entrega sobre la marcha se me ocurrió hacerle una décima a Ordóñez.

-¿La recuerdas?

-Columnas, sabor rondeño/ An­to­nio Ordóñez de oro/ de negro se queda el toro/ y el capote se hace dueño./ Los sueños sueñan sueños./ Toros. La Plaza de Ronda./ El revuelo se hace honda/ viéndole cargar la suerte/ al humillar a la muerte/ en una gloria redonda.

-¿Ordóñez fue tu torero?

-Ordóñez fue gran amigo mío y una de las figuras más grandes que dio el toreo, sobre todo por la profundidad que le dio él al toreo. Toreó con gran sentimiento y profundidad. Yo también admiré mucho a Pepe Luis. A él antes que a nadie. Cuando lo vi por primera vez me emocionó. Tan endeblito, tan chiquito, con aquella muleta plegada citando al toro en el medio de la plaza… Aquel Pepe Luis, al que tanto respeto tenía Manolete, era algo indescifrable. Luego vino el percance del ojo y ya no pudo ser el mismo. Lo traté mucho, venía al campo con Pepe Díaz a derribar, le gustaba mucho la garrocha. Lo mismo que a Juan Belmonte que era otro gran garrochista. Yo rejoneé con Juan en un festival en la Maestranza.

-¿Nunca tuviste tentación de torear a pie?

-No, nunca. Mi ilusión era el caballo. Me gustaba echar pie a tierra si las cosas con el rejón de muerte no salían, entonces me bajaba, cogía la espada o el descabello y lo aligeraba. Se trataba de acortar el trámite aunque alguna vez se me escapaba algún muletazo bueno. En alguna ocasión incluso llegué a descabellar desde el caballo.

-Siempre decimos que los dos ani­ma­les más bonitos son el toro y el ca­ballo.

-Es verdad, el toro por su bravura y el caballo por su nobleza. Mi admiración está tanto por uno como por otro.

Ha sido una de las carreras más longevas del toreo. Rejoneó más de seis mil toros, puso muchos de los cimientos sobre los que se ha levantado el rejoneo actual. Ganó fama universal y dinero, desde luego más de lo que había conseguido rejoneador alguno hasta entonces y también pagó sus peajes. Un mal día, pongo por caso, en Alicante, un toro mató a su caballo Cabriola. que por aquel entonces se había ganado el reconocimiento de celebridad cinematográfica galopando de la mano de Marisol. El pitón del toro le atravesó el corazón. Ángel quedó muy marcado. En aquel momento, me cuenta, cogió la espada y, fruto de la indignación que sentía, mató al toro con agresividad, como no se debe matar un toro. Se arrepintió al mo­mento y se arrepentiría toda su vida. Sintió tanta pena por la muerte del toro como por la de su caballo. Y de todo aquello surgió un poema.

 

Muerto quedaste en el centro,

como mueren los valientes,

con la cornada en el pecho

toreando frente a frente.

No tuvo la culpa el toro,

la culpa la tuve yo,

¡que lo desafié en público

con el puñal de un rejón!

Y… él se murió embistiendo,

embistiéndole a la muerte,

como muere un toro bravo,

y ser bravo es de valientes.

¡Adiós “Cabriola” adiós!

A mí me toca esperar,

lo que queda nada vale

que lo que vale se va…

 

Don Ángel atendió a los caballos desde todos los frentes. Curarles entraba entre las prioridades y a ello consagró tiempo y dedicación de tal manera que muy pronto adquirió gran destreza quirúrgica. Todo comenzó en Barcelona cuando apenas había iniciado su carrera profesional. De la necesidad hizo virtud. Una cornada a uno de sus caballos y la ausencia de un veterinario que le operase, le empujó a buscar soluciones en el equipo médico de la plaza. Por aquellos días comenzaba su andadura profesional el célebre doctor Olivé Mi­llet, hijo de Olivé Guzmán, al que el jo­ven rejoneador suplicó que operase a su cabalgadura.

-El doctor aceptó operar el caballo pero no sabía cómo dormirle, en realidad no había medios. Le dije que no se preocupase, que mi caballo se haría el muerto. Lo conseguí, le pusieron anestesia local y le operó. Salió perfecto. Cuando terminó le di las gracias y le dije que cuando se hace un favor se hace completo. Se extrañó y me preguntó qué quería decirle con eso y fue cuando le propuse que me enseñase, que si me cogían otro caballo y no estaba él no podría hacer nada. Al hombre le hizo tanta gracia que me invitó a su clínica el día siguiente para que viese cómo operaba a sus pacientes. Pasé varios días allí aprendiendo.

Seguidamente entabló amistad, recuerda, con don José Sanz Parejo, catedrático de la Facultad de Córdoba con el que siguió aprendiendo y hasta ideó una mesa de operaciones y puso un quirófano en la finca de tal manera que ya operó siempre a todos sus caballos y a otros ajenos cuando resultaban heridos.

-Hoy los veterinarios están muy avanzados y los hay que operan incluso mejor que yo.

Tal fue la destreza que llegó a adquirir con la aguja y el bisturí que un buen/mal día, en Olivenza, a Susoni, al padre, le pegaron una cornada en la nalga y el médico que era una persona mayor se puso nervioso y don Ángel dio un paso al frente y pidió que le dejasen intervenir sin que el galeno pusiese reparo.

-Pedí que me dejase a mí y le cosí perfectamente.

LOS MEJORES MAESTROS

-Como rejoneador fue un adelantado a los tiempos.

-Yo tuve los mejores profesores que se pueden tener en la vida. ¿Por­que sabes quién te enseña?… quien te critica. Quien te alaba no te enseña nada. De tus amigos te sirve la amistad, pero para aprender te sirven los enemigos que son quienes te ponen faltas.

-¿Y?

-Joaquín Pareja Obregón, Pepe Anas­tasio… comenzaron a la vez que yo pero ellos eran ganaderos y yo no, y en su ambiente a mí no me miraban igual que a ellos. Me ponían muchas faltas. Yo quería innovar, puse los es­tri­bos de plata, el bocado chico, cambié las espuelas, reduje la perilla de la montura y más cosas que daban pie a que se metiesen conmigo. Decían que no era clásico, que si esto o si aquello… Yo escuchaba y cuando creía que tenían razón rectificaba y si no insistía en mi idea. Yo mandaba a los amigos a que se orientasen de qué de­cían de mí. Se metían con las banderillas a dos manos, entre otras cosas, pero como yo sabía que aquello era importante las ponía todas las tardes.

Don Ángel, patriarcal y próximo, sentado en la mesa de su despacho, rodeado de libros propios y ajenos, de trofeos, recuerdos, cuadros estadísticos, mantiene con gran claridad la línea argumental de su exposición.

-Yo rejoneaba a mi manera. Fui garrochista desde muy chico pero no había visto rejonear a nadie, se podría decir que ni sabía de la existencia del rejoneo hasta que un guarnicionero de La Puebla, Cándido Álvarez, llegó diciéndome que había visto a un portugués poniendo banderillas desde lo alto de un caballo y le dije que yo también era capaz de hacerlo y me puse manos a la obra.

Cogió, recuerda, unos bueyes cruzados que tenían para la labor y empezó a darles vueltas con el caballo. Pocos días después le hablaron para torear en La Pañoleta y, sin más bagaje que aquellas probaturas, aceptó, naturalmente. El acuerdo con el empresario contemplaba que él se llevaría el enemigo y se llevó una vaca.

-Era de Anastasio Martín y la tenía un carnicero de La Puebla. La derribé en el campo, la cogí, la trabé, la monté en un carro y la llevé a la plaza.

Se presentaron en la plaza La Pañoleta él y sus amigos. Disponía de dos caballos, uno que se llamaba Favorito y otro que se llamaba Gaviota que había comprado de potrillo.

-Gaviota me costó muy barato, lo preparé y aunque no era bonito salió buenísimo. Juan Belmonte decía que yo llevaba el caballo en una maleta y que al llegar a la plaza lo armaba y rejoneaba.

La experiencia no pudo ser más positiva. Le hicieron publicidad, su nombradía se extendió por todos los pueblos de la zona y fue progresando artísticamente.

-Yo rejoneaba por intuición. Me metía mucho entre las tablas y el toro porque la gente aplaudía mucho aquellos lances, hasta que entendí que eso era un disparate. Porque por un lado había tablas, por el otro toro y por tanto la reunión era obligada cuando las reuniones deben ser creadas.

-¿Creadas?

-Hay que compartir las distancias, no se torea en cualquier terreno. El toro debe estar colocado de tal manera que tenga sitio para embestir y el caballo lugar para no ir al toro. Que el caballo acepte ir al toro, que lo vea venir y lo afronte de frente mide el mérito del jinete. Es necesario convencer al caballo de que el hombre no lo lleva al peligro sino que le va a ayudar a salir de él.

Don Ángel va desgranando los fundamentos del buen rejoneador.

-Primero creí que el caballo iba al toro porque tenía más miedo al hombre que al toro pero luego me di cuenta que convenciendo al caballo de que el hombre no le lleva al peligro sino que le ayuda a salir de él, convertía al jinete en un centauro y ya no había tres voluntades, sólo dos, el centauro y el toro y de ahí podía surgir el arte.

La charla con el Centauro continuó distendida, amena, formativa, creíble… Quedamos la semana que viene.

Fotos: ARJONA

 


 

 

 

 

 


 

 

El Palco

¿Cuánto tiempo hay que esperar?

Por Rafael Comino Delgado
Más artículos de este autor

Han pasado ya más de cinco años y el Tribunal Constitucional no se ha dignado a emitir una sentencia sobre la ley del Parlamento catalán prohibiendo las corridas de toros. ¡Aquí hay gato encerrado! Algo pasa fuera de lo normal.
En 2010 el PP recurrió, ante el Tribunal Constitucional, la ley del Parlamento catalán prohibiendo las corridas de toros. Han pasado ya más de cinco años y sus señorías, del mencionado Tribunal, no se han dignado a emitir una sentencia al respecto.

Y ello ¿a qué puede deberse? se preguntarán muchas personas de buena voluntad. Pues hombre, puede ser, así a primera vista, a que es muy difícil tal asunto o a que los señores magistrados tienen muchísimo trabajo.

Pero claro, también a primera vista, parece que no sea un tema tan complejo para mentes tan privilegiadas como son los magistrados del Constitucional; realmente deben ser sabios en lo suyo.

¿Y lo del mucho trabajo? Resulta difícil de admitir. Tendrán su trabajo, ¡suponemos!, pero es que son cinco años. Ellos saben mejor que nosotros que, “nada se parece tanto a la injusticia como la Justicia tardía.” (Séneca).

En cualquier caso las dos causas argumentadas no resultan admisibles cuando se piensa detenidamente. Y claro ello le lleva a uno, casi sin querer, a pensar que ¡aquí hay gato encerrado! Algo pasa fuera de lo normal. Bueno lo normal para nosotros los ciudadanos normales, que pagamos los impuestos con los que se paga un gran sueldo a sus señorías. Pero a nivel de sus señorías, a lo mejor lo normal es otra cosa. Incluso puede que sus señorías se vean sometidos a presiones políticas en este caso, pero tienen suficiente dignidad y criterio como para rechazarlas, pues de hecho cada día oímos proclamar (a todos, políticos y jueces), la total independencia del poder judicial.

Pues sea lo que sea: ¡Señorías, yo tengo la impresión de que en este asunto o no hay tal independencia o Vds. trabajan poco! ¡Y seguro que lo mismo piensan muchos ciudadanos de España!

Los magistrados no son políticos y no deben atribuirse funciones de políticos, pues cuando la Justicia se politiza, la Política se judicializa, los jueces quieren mandar, los políticos quieren juzgar y la Democracia deja de ser tal.

¡Intenten hacer un esfuerzo y emitan ya su justo veredicto al respecto!

 


 

 

La Pincelada

La temporada huele a pan nuevo

Por José Luis Benlloch
Más artículos de este autor

Por mucho que truenen amenazas en los cielos de la política, escuchas el toque de la sierra y se te quitan los malos humores, se te pone el cuerpo torero y vuelves a creer en el toreo

La semana tuvo de todo. Arrancó Valdemorillo. Eso siempre tiene su aquel y su sabor a pan nuevo como dice el cante de la Lole. Por mucho que truenen amenazas en los cielos de la política, escuchas el toque de la sierra y se te quitan los malos humores, se te pone el cuerpo torero y vuelves a creer, en el toreo y hasta en muchos nombres a los que, digamos, no les había acompañado la suerte en años anteriores. Es como si comenzases de nuevo, como si reseteases el sentimiento de aficionado y limpiases la memoria. Es el arma íntima para no sucumbir a tanto desaguisado. Así fue desde las talanqueras y la fuente de la plaza mayor que tanto eco tenía en las páginas de El Ruedo y luego con la portátil, la calefacción, la plaza nueva… Hay señas de identidad indelebles y los toros cuando llega la Candelaria lo son para Valdemorillo pero también para la temporada en general, para los aficionados y para quienes buscan una ventana por la que asomarse a la gloria.

Esta vez en el arranque se reivindicó Paulita, al que hay que pedirle ya un paso más porque tiene cosas de torero caro que no se pueden diluir más en el tiempo a riesgo de que acabe perdiéndose para siempre, pero también amanecieron dos toreros nuevos en los que hay puestas muchas ilusiones, Víctor Barrio y sobre todo Martín Escudero, que tiene nombre y cosas de torero bueno, tantas como partidarios y eso es tesoro que no debe dejar escapar. Dejó ver lo que en años anteriores sólo se le entreveía, pureza, verdad y un toque de la tierra que seguramente le quite vistosidad pero le añade solidez.

Y de Castilla a Andalucía. Otro tanto cabría decir de Borja Jiménez, otro estilo, estética espartaquista, la tierra obliga, flequillo rubio, el blanco y oro de la tarde de Facultades, la rectitud en la suerte suprema, el brazo por delante, la mirada puesta en el triunfo y por ese mismo hilo argumental cabría decir que la misma filosofía, el mismo espíritu de éxito y si no sonase a sacrilegio y a falta de que lo repita, que de tardes triunfales está el limbo del olvido lleno, cabría decir con giros artísticos que hacen pensar en una edición cuanto menos actualizada si no mejorada. Los tres afrontan una temporada clave para subirse a la ola de la juventud que se extiende por las ferias y que por mucho que lo pueda parecer no tiene numerus clausus ni nada definitivo. Quiere decirse que ahora mismo se habla de dos o de tres nombres subidos al machito de las ferias pero una tarde cualquiera por los mismos motivos o por la misma gatera por la que se colaron esos tres se cuelan otros y hasta puede que salga quien no dé la talla. Así que nadie debe desesperar, al contrario.

Intensa y pasional ha sido la resaca informativa tras la actuación de José Tomás en la México. Se le han tirado al cuello. Incluso algunos que parecían o se les suponía de su propia feligresía. Que en otras ocasiones le hayan podido valorar de más no lo justifica o aún lo hace más extraño. Es como si hubiesen querido desacralizarlo de un día para otro. Que no estuviese redondo entraba dentro de las posibilidades más posibles en quien torea tan poco y al que lógicamente le tienen que pesar los años y las cornadas, así que por una tarde ni buena ni mala o eso se desprende de lo que han dejado ver en los vídeos, no se entiende el aluvión de críticas descalificadoras que le han dedicado en los medios de aquel país. Hasta el mismísimo empresario desenvainó la lengua y le apretó en lo profesional y hasta en lo personal y le contó los caprichos y los amigos que pueda tener o no tener JT, exactamente los mismos que no fueron obstáculo para que le contratase ni para que al final de las declaraciones se ofreciese a contratarle de nuevo. Todas esas reacciones son consecuencia en parte de la mucha expectación que se había levantado y no fue correspondida y en ese sentido parece hasta lógico pero tanta acritud se antoja también consecuencia de la falta de educación taurina. ¿Qué pensaban, que el toreo se ensaya como los intermedios de la Super Bowl?… Sea por lo que sea, bienvenido al reino de los mortales dirá alguno de sus compañeros.

También habrá quien argumente que la reacción es consecuencia del carácter apasionado de aquella afición y no digo que no pero con ese argumento habría que preguntarse có­mo no enloquecieron con las faenas de Morante y Juli de esta misma temporada pongo por caso, dos piezas diferentes y extraordinarias a la vez, de gran calado artístico que no hace tanto se hubiesen incorporado directamente al catálogo de los grandes hitos y de la que apenas escucho nada. Con la misma pa­sión que se han revuelto ahora contra JT tendrían que haber levitado con ellos. Habrá que esperar a ver cómo reaccionan cuando vuelvan y en todo caso que los promocionen con la misma intensidad.

 


 

 

Actualidad

La gran manifestación del 13 de marzo en Valencia, por Canal+ Toros

Ya han confirmado su asistencia un gran número de profesionales y entidades taurinas. Incluso, personas conocidas mediáticamente también acudirán a respaldar a la Fiesta. Por supuesto, hasta Valencia se desplazarán miles de aficionados.
Por David Zamora
Más artículos de este autor
Lunes 15 de febrero del 2016, 16:04h

Lo ha confirmado Manolo Molés a través de Twitter: la gran manifestación que pretende reunir a miles de taurinos el 13 de marzo en Valencia será retransmitida por Canal+ Toros.

Bajo el lema: “Los Toros, Cultura, Raíces y Libertad de un Pueblo” y organizada por la Unión Taurina de la Comunidad Valenciana, arrancará a las 15:00h.
desde la Plaza de San Agustín de Valencia y se recorrerán las calles hasta llegar a la plaza de toros, donde en el ruedo se leerá un manifiesto.

Ya han confirmado su asistencia un gran número de profesionales y entidades taurinas. Incluso, personas conocidas mediáticamente y ajenas al mundo profesional taurino también acudirán a respaldar a la Fiesta. Por supuesto, hasta Valencia se desplazarán miles de aficionados independientes de toda España, así como decenas de peñas taurinas.

#13MValencia ¡No faltes!

 


 

 

Gran ambiente en Castellón

ETIQUETAS
Alejandro Talavante Castellón Enrique Ponce Ferias taurinas Toros

Grandes colas se vieron en las taquillas de la plaza de toros de Castellón

Tras finalizar el periodo de renovación de abonos y de abonos nuevos, las taquillas de la plaza de toros de Castellón se han abierto esta mañana para la adquisición de entradas para festejos sueltos correspondientes a la feria de la Magdalena, los abonos jóvenes y los abonos para peñas.

Y la verdad es que la respuesta del público hace ser optimista ante la asistencia de público a este serial para el que, a falta de datos oficiales, se ha superado el número de abonados habidos el pasado año.

El ciclo de este año, con la presencia de grandes toreros como Enrique Ponce, Sebatián Castella, Alejandro Talavante o López Simón, entre otros, ha causado una gran expectación entre los aficionados que han formado grandes colas a lo largo de todo el día alrededor del coso castellonense, siendo varios los festejos para los que ha habido una mayor demanda, como la novillada que abre la feria, en la que el local varea actuará en solitario, la corrida en la que tomará la alternativa

Vicente Soler, el festejo del día 4, con Enrique Ponce, el mano a mano del sábado 5 o el festejo de rejones.

Además, por cada entrada vendida, la plaza de toros de Castellón donará 50 céntimos a la Fundación del Toro de Lidia, cuyo objetivo es fomentar y promover el toro de lidia y la tauromaquia, como cultura y disciplina artística.

 


 

 

Continúa la actividad taurina en Jerez

OSCAR FERNÁNDEZ SÁNCHEZ 14 Feb 2016 19:38:23

En las próximas horas se espera que el vocero de la empresa “Zacatecas, Tierra de Toros”, el buen amigo Arnulfo Ruiz Contreras dé a conocer el lugar, fecha y hora para que se informe acerca de los dos carteles para la feria taurina 2016 en Jerez.

Lo único seguro es que las corridas se llevarán a cabo la tarde de los domingos 27 de marzo y 3 de abril.

Entre la poca información que se ha podido obtener es que quizá en la primera de feria tengamos un corrida con rejoneadores mexicanos, un grupo de forcados y los recortadores españoles.

Y en la segunda, ya en el mes de abril un cartel en donde no habrá de aparecer ninguno de los matadores de toros zacatecanos que se encuentran activos por el momento.

José tomas

La noche del pasado jueves en el programa radiofónico “Fiesta de Toros” charlé vía telefónica con el MT en retiro, Jorge Ávila quien radica en Cancún y además es el empresario en la plaza de toros de este sitio turístico.

Jorge es el representante en México de José Tomás y era obligado preguntarle acerca de las próximas actuaciones del torero de Galapagar.

“Por el momento no hay ninguna noticia sobre alguna corrida de José Tomás, en alguna plaza mexicana y mucho menos en España”, dijo Jorge.

El potosino confirmó que si recibieron de parte de la empresa la Plaza México la propuesta para una segunda actuación el último domingo del presente mes de febrero la cual fue denegada.

Mariano Sescosse

Muy contento se encuentra Mariano por su actuación de hace unos días en Jerez y pronto deben surgir noticias acerca de actuaciones en la placita Arroyo y en la temporada novilleril en la plaza San Marcos en Aguascalientes.

cronista43@msn.com

 


Encuentro día 13 (6)[2]2

 







 

 

Una respuesta to “Breves Noticias Taurinas”

  1. Ignacio Bravo Mena febrero 16, 2016 a 16:45 #

    Un afectuoso saludo y la felicitación más grande, por todo lo publicado hoy en éste correo, no tiene desperdicio: saludos y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: