BREVES NOTICIAS TAURINAS

15 Dic

 

 

Ganaderías activas en la ANCTL

Ganaderías Zona Centro  >> 33 Guanajuato 33 <<

Ribera_de_LajasRivera de Lajas

Fundada en

1982

 

 

Ganaderías Zona Centro  >> 19  Hidalgo  19 <<

Mañana continuamos

 


 

 

El Zapata sale a hombros en Atitalaquia

Por: Redacción | Foto: Ángel Sainos
Lunes, 14 de Diciembre del 2015 | México, D.F.

Atitalaquia, Hgo.- Corrida de feria. Tres cuartos de plaza, en tarde agradable. Cinco toros de Guanamé, correctos en presentación y desiguales en comportamiento.

El rejoneador Sebastián Torre: Ovación.

Uriel Moreno “El Zapata”: Oreja y dos orejas.

Antonio García “El Chihuahua”: Ovación y oreja.

 


 

 

Tauromaquia: Francia y Perú dignifican el toreo

Por: Horacio Reiba | Opinión
Lunes, 14 de Diciembre del 2015 | Puebla, Pue.

Parecería fuera de lugar, luego de las reflexiones cargadas de pesimismo de la columna anterior, hablar hoy de cómo la tauromaquia se extiende y universaliza. Pero no hay contradicción. Realmente, la fiesta posee en sí misma tal vitalidad que no debiera extrañarnos que, al mismo tiempo que crecen sus gratuitos detractores, continúe haciendo vibrar silenciosamente, en las latitudes más diversas, la fibra sensible de jóvenes dispuestos a potenciar su experiencia vital desafiando los pitones de las reses y, lo que encierra mayor trascendencia, explorando los límites de su propio valor y capacidad creativa mediante la práctica de un arte como no existe otro sobre la faz de la Tierra. Puesto que en este ejercicio insólito, la sed de sensaciones estéticas y autoafirmativas tiene como inminente contrapeso el riesgo mayor de perder la vida.

Franceses

En un libro paradigmático –La tarde perfecta de José Tomás (Demipage, 2013)–, Simón Casas se refería a la génesis de la torería gala contemporánea, de la cual se siente un orgulloso aunque oculto protagonista al lado de Alain Montcouquiol, el primer Nimeño de la saga. Digamos, por abreviar, que el infortunado Christian –hermano menor de Alain—fue, de los toreros franceses habidos hasta entonces, quien con mayor fuerza pisó la arena de los cosos más emblemáticos del toreo, hasta que el miura “Pañolero” lo retiró para siempre (10-09-89) y lo llevó a una espiral depresiva de la que escapó arrebatándose la vida (25-11-91). Lo interesante es que éste Nimeño II había nacido en Alemania de padre francés (10-03-54), que la primera oreja cobrada por un novillero galo en Las Ventas la cortó en el verano de 1977 Lucien Orlewski “Chinito de Francia”, un chico de Montpellier medio vietnamita y medio polaco, como polaca es la madre de Sebastian Turzak Castella, originario de Beziers (31-01-83) e indiscutible figura del toreo, y magrebí la sangre del también matador Mehdi Savalli, arlesiano de nacimiento y filiación torera (01-11-85).

Los espadas galos que han confirmado sus respectivos doctorados en la Plaza México son, por la fecha de su confirmación, Nimeño II (28-01-79), Patrick Varin (29.12.91), Denis Loré (10-03-96), Michel Lagravere (25-12-96), Richard Milian (16-11-97), Juan Bautista Jalabert (29-10-2000) y Sebastian Castella (18-02-01). Ellos tuvieron un pionero, a finales del siglo XIX, en el parisino Félix Robert, que no llegó a actuar en la capital y que, como nuestro Ponciano Díaz, gastaba tremendo bigote. Terminó por afincarse en Ciudad Juárez, donde prosperó, se hizo viejo y quedó sepultado.

Y no olvidemos que Francia es el único país taurino que ha tenido el acierto de blindar el porvenir de las corridas de toros en su territorio al cumplir en todos sus términos los requisitos que pone la UNESCO para reconocer una práctica cultural determinada como patrimonio inmaterial de la humanidad. Lo que en España son fuegos de artificio a cargo del PP y entre nosotros pleitos de comadres con lo peor de la clase de política en medio del tinglado, los franceses supieron asumirlo con absoluta seriedad, dando cauce democrático a su legítima afición taurómaca.

Peruanos

Extrañamente, el país con mayor abolengo taurino de América del Sur –y el único donde aún no surgen leyes abolicionistas contra la tauromaquia– ha dado muy pocos matadores de toros a la fiesta, y, hasta antes del feliz advenimiento de Andrés Roca Rey, ninguno de verdadera relevancia. Perdido en la noche de los tiempos ha quedado el registro del primer torero de América que alcanzó la alternativa en Madrid: Ángel Valdez era de raza negra, viajó a España en 1883 y recibió muleta y estoque en la plaza de la carretera de Aragón de manos de Vicente García Villaverde, para estoquear un toro de Bartolomé Muñoz llamado “Cuchareto” (02-09-1883), antes de volverse a su país sin dejar huella.

Y se sabe que Elías Chávez “Arequipeño”, con alternativa en Barcelona (25-09-20), compareció en El Toreo de la Condesa en 1922, en una corrida a media semana, probable anticipo de los actuales e insufribles jueves taurinos. Fuera de eso, el único matador peruano confirmante en Las Ventas y en Insurgentes lo fue Alejandro Montani, con fama de buen estoqueador y, sobre todo, de amigo muy cercano de Carlos Arruza, que lo invitó al país con la idea de que confirmara su alternativa en La México: lo hizo de manos de Chucho Solórzano (16-11-47), no estuvo ni bien ni mal y no supimos más de él.

Roca Rey, la sensación

Viene todo esto a colación porque están triunfando fuerte en plazas mexicanas Sebastian Castella y Andrés Roca Rey (Lima, 21-10-96); éste último, tras abrir este año la puerta grande en Madrid, Sevilla, Pamplona y Bilbao, tomó la alternativa en la feria septiembrina de Nimes –vaya coincidencia–, al cederle Enrique Ponce el toro “Pocosol” de Victoriano del Río (19-09-15). Pero es muchísimo el sol que como buen peruano está emitiendo, y aunque inédito aún en el DF, no ha dejado de tocar pelo en cuanto coso del interior de nuestra república compareció, alguno tan importante como el Nuevo Progreso de Guadalajara; el último golpe lo dio el sábado en la corrida guadalupana de León, agregando tres orejas a su colección; y el domingo 6, en Mérida, había cortado otras tres tras formar mayúsculo alboroto, para abrir la primera puerta grande en la historia de El Coliseo Yucatán. Totaliza, en apenas siete corridas mexicanas, nada menos que 16 apéndices. Y ya reviste el máximo interés su presentación en Insurgentes, anunciada, eso sí, muy fuera de tiempo, pues no le veremos partir plaza en la Monumental sino hasta bien entrado el mes de febrero, concretamente el domingo 14.

Castella, la solidez

El francés, por su parte, dejó al presentarse en la temporada de la México una muestra de gran torería ante el poco propicio lote de Xajay que le tocó en suerte el domingo anterior. Aunque, para suerte, la de los aficionados que cubrían un tercio de aforo, en tarde de viento helado y escasos atractivos, porque el encierro, de

presencia muy desigual, caminó poco y mal, y no vieron la suya ni Zotoluco, que tiró por la calle de en medio, ni Silveti, esforzado pero sin plan.

Castella sí, desde que abrió su elegante capote y al cuajar un quite por chicuelinas de impresionantes quietud y ajuste; muleta en mano terminaría por provocar, a fuerza de entrega y poderío, el reconocimiento entusiasta de ese público nuestro que, cuando acude en mediana cantidad a su plaza mayor, más cercano parece de recuperar las esencias y la sabiduría perdidas. Poco favorecido por sus toros, todo lo tuvo que hacer Sebastián, perfecto de planteamiento, quietud y temple ante el probón y desacompasado lombardo “Tres Décadas”, cuya oreja era indiscutible luego del deletreado volapié que lo fulminó; y aunque su segunda faena no alcanzó el mismo lucimiento, la manera de plantarse para torear de verdad, dándole todas las ventajas a “Consentido” –el más toro y el más geniudo y poderoso de los seis– mereció el aplauso incondicional de los que saben.

Colofón

Así es como, queriéndolo o no, los espadas foráneos que mejor papel están haciendo en el frío otoño mexicano de 2015 son un peruano y un francés. Con permiso de las figuras o secundarios que puedan sentirse aludidos e incómodos con esto.

 

 


 

 

 

Matadores El arte, los toros y el flamenco

 

 


 

 

Festejos para esta semana

Por: Bernarda Muñoz | Foto: JAL
Martes, 15 de Diciembre del 2015 | México, D.F.

A continuación ofrecemos el concentrado con los carteles que integran la jornada taurina para la presente semana en la República Mexicana, misma que baja en cuanto al número de festejos con relación a la anterior, pero que luce con cierta variedad

Jueves 17

SAN MARCOS DIVISA AZUL REY,BLANCO Y AMARILLO aMéxico, D.F.- Plaza México. Tercer Jueves Taurino. Toros de San Marcos para

Alfredo Gutiérrez, Christian Ortega, Xavier Ocampo, Alfonso Hernández “El Pali”, Juan Fernando y Salvador López.

 

 

JOSE GARFIAS DIVISA NARANJA Y MORADOSan Luis Potosí. S. L. P.- Plaza “El Paseo”. Festival benéfico. Novillos de Pepe Garfias para el rejoneador

Rodrigo Santos y los Forcados Potosinos, Rodolfo Rodríguez “El Pana”, Uriel Moreno “El Zapata”, José Mauricio, Antonio García “El Chihuahua” y Salvador Barberán.

 

 

Domingo 20

160122_LaPuntaMéxico, D.F.- Plaza México. Décima corrida de la Temporada Grande. Toros de La Punta para

Fabián Barba, Manuel Escribano y Víctor Mora.

 

 

 

LOS CUES DIVISA NARANJA Y BLANCO aSanto Tomás Hueyotlipan, Pue.- Novillada de feria. Astados de Los Cués para

Luis Manuel Castelllanos, Jesús Sotomayor, Ulises Sánchez y Fermín de la Cruz.

 

 

 

Lunes 21

_JavierGarfiasSanto Tomás Hueyotlipan, Pue.– Corrida de feria. Toros de Javier Garfias para

Miguel Ortas “Miguelete”, “El Javi” y Ricardo Macías “El Estudiante”

 

 


 

 

 

Partiendo Plaza – “Armillita” y “Nacarillo”

15 de diciembre de 2015/Adiel Armando Bolio

Amigos de la Fiesta Brava mucho gusto en saludarlos, revisando algunos detalles de la historia del toreo nacional, caímos precisamente en la fecha del 15 de diciembre de 1946, hace exactamente 69 años, cuando en la Monumental Plaza México se dio una de las faenas más grandes de las que se tiene memoria, según reza el mismo devenir histórico, la de los famosos 21 naturales que le endilgó el célebre maestro saltillense Fermín Espinosa “Armillita Chico” al toro llamado “Nacarillo” de la afamada dehesa de Piedras Negras para cortarle finalmente el rabo, quinto apenas que se otorgaba entonces en el nuevo gran coso de la Ciudad de México.

Como se sabe, esa tarde “Armillita Chico” alternó con el cordobés Manuel Rodríguez “Manolete” y el aguascalentense Alfonso Ramírez “Calesero” en la lidia de un encierro de la dehesa tlaxcalteca debutante en la Monumental Plaza México, la de Piedras Negras.

Precisamente del libro “Piedras Negras: Sitio, Vida y Memoria”, obra del ganadero Carlos Castañeda, extrajimos estos segmentos sobre lo que rodeó a esta tan emblemática página que se escribió con letras doradas:

“La empresa había anunciado un lote de Zacatepec, pero dificultades de última hora obligaron a Toño Algara a marchar precipitadamente a las dehesas de Romárico González. Los de Piedras Negras pelearon con los de aúpa siendo un encierro disparejo en presentación, tamaño y bravura. Sobresalió el primero por su bravura y nobleza y el quinto también por su bravura, aunque desarrollo casta.

Es la tarde de ‘Nacarillo’ y Fermín. La faena con la cual le daría las gracias el maestro de Saltillo a la casa de los González. Con esta gran tarde cerraría una increíble cadena de triunfos de una sociedad que fue muy fructífera y que dejó en el recuerdo del público y las páginas de la historia memorias y letras inscritas para siempre en el muro de la bravura mexicana. No de la torería, ni de la fiesta. De la bravura que esta casa le entregó a Fermín y que él transformo en letra y ley. Forma y fondo. Sobre de ella cimentó el nacimiento del toreo mexicano como hoy lo conocemos. Forjador, base y columna del toreo, Fermín Espinosa ‘Armillita Chico’.
‘Nacarillo’, número 37, cárdeno oscuro, ligeramente bizco del pitón izquierdo. Fue un toro soso, tardo en la acometida, aplomado, que llegó al tercio final punteando y gazapeando; y que en el último tercio sufrió notable transformación, a grado tal que después embistió suave, noble y francamente”.

De tal faena, en su crónica para el diario El Universal el maestro Carlos Septién García “El Tío Carlos” apuntó: “Estamos ante la faena perfecta. Y no nos atrevemos a tocarla. Sería un desacato rozar siquiera el contorno venerable de sus mármoles. Sería una mancha el querer reducir a yerta medida la armonía de su arquitectura serena y triunfal. Y sería un atentado el querer desmontar el ensamble prodigioso de sus partes para someterlas a un estudio prosaico y vulgar. Mejor veámosla así, tal como la vimos desde el graderío sobrecogido de belleza, de clamor y de respeto. Mirémosla en toda su deslumbrante simetría; faena de arco y columna. Arco de pase natural, columna clásica. Arco que apenas muere, hace – de su misma muerte – brotar otro más gallardo y airoso, más limpio y audaz. Columna cubierta de oro, refulgente de espadas que lanza y soporta a la vez la gracia y el peso de su clásica arquería. Y mirémosla con toda la fuerza de su genuino valer. Veámosla hecha de los más puros y firmes elementos que la tauromaquia ha creado en siglos de lucha, de dolor y de triunfo contra los toros bravos; admirémosla como expresión sólida, cabal, perfecta, de la más rancia y la más limpia doctrina torera; esa que formaran y probaran en mil tardes de sol y de hachazos, los Romeros, los Paquiros y los Guerras; esa que sellaran con su sangre los Tatos y los Esparteros; esa que mantuvo en luchas de decenios a los Frascuelos y los Lagartijos. Esa que – en fin – hace hoy de Fermín Espinosa, como entonces de aquellos definidores de la tauromaquia, el torero en el que se depositan la mayor ciencia y la más ilustre escuela. Y gustémosla también, en su profunda y exquisita suavidad. Saboreémosla en esa delicadeza, en ese tacto, en esa gentileza con que arropó al endeble torillo de Piedras Negras que – nacido para seis naturales y una estocada – tomó dócilmente, transformando como una obra de cera calentada a fuego, el milagro eslabonado de esos 21 naturales inmortales. Gocemos de ese temple magistral y cuidadoso, exigente y esmerado con el que el torero fue ‘educando’ al toro, mostrándole el camino del pase natural, enseñándole a embestir y a tomar con afán encendido la roja muleta, a repetir sobre ella el empuje, a graduar su marcha y su arrojo. Saciémonos en el aroma y en el sabor de este negro racimo soleado que es el fruto de un mejor Fermín Espinosa en la cumbre de su madurez. Y no toquemos la faena perfecta. Dejémosla allí. Y rompamos el asombro enmudecido para gritar a su autor con toda la pasión de aficionados sacudidos hasta la médula: ‘Torero, Torero, Torero’. Torero sí. Torero inmortal este Fermín Espinosa de Saltillo, con el que México se incrusta triunfalmente en historia del toreo universal”. Sin duda, una faena que nos hace recordar que “cuando la inteligencia humana y la irracional belleza animal se conjugan en la arena ¡surge el toreo! Arte y bravura en escena”.

 


 

 

 

Matadores Mama, quiero ser Torero

 

 


 

 

 

 

 

buen finEl Buen Fin aún no termina….

PRECIO DE PROMOCIÓN NAVIDEÑA

$150.00

PROMOCION RANCHERO

 


 

 

 

82 Senasica-Encuentro a

click en la imagen para ampliar

82 Senasica-Encuentro b

click en la imagen para ampliar

INFO CNOG 85 Clausura 12ª ENG a

click en la imagen para ampliar

INFO CNOG 85 Clausura 12ª ENG b

imagen para ampliar

INFO CNOG 85 Clausura 12ª ENG c

click en la imagen para ampliar

 

 


 

 

ENCUENTROS DE BENLLOCH CON… SIMÓN CASAS

“Las figuras ahora mismo mandan demasiado”
2ª PARTE

Por José Luis Benlloch

“Yo entiendo que pidan dinero, también que pidan la ganadería que más les guste, pero una vez le hayas dado su dinero, su corrida y un cartel con armonía, no pueden pedir más. El resto, el cartel definitivo, lo debe hacer el empresario”

El despacho personal de Simón es un reflejo de él mismo. Una mezcla de bohemia y modernidad por si no fuese la misma cosa, en el que como cabe imaginar no hay excesivo orden. Una estantería con numerosos libros, entre propios -Simón es un empresario con inquietudes literarias, seguramente el único en su género- y ajenos, entre los que aparecen abundantes ensayos, tratados filosóficos y libros de poesía. Para la foto, Simón tira de uno al azar que resulta ser de su paisano Blaise Cendrars y en la librería distingo autores como Jean Cocteau y Simón Dubnow entre otros. Todo presidido por un cuadro de considerables dimensiones de un artista cubano del que no recuerdo el nombre. Encaja en el ambiente, a mí me gusta, dicho sin entrar en más valoraciones. Simón asegura que representa la inquietud del hombre frente a la justicia. Tendrá razón. Y añade que en su composición hay sueños y proyecciones. Dicho así entiendo su lugar preferente en la sala. Una foto de Manolete muy relajado con la mirada perdida en la lejanía del tendido, otra de Belmonte, un contraluz de José Tomás y otras de Ojeda y El Cordobés, varias de ellas firmadas, son la principal concesión decorativa al toreo. “Las que no están firmadas tengo que llevárselas para que las firmen”, apunta Simón que sitúa el porqué de la elección de las fotos. “Son los cinco toreros que considero de época”.

-Tratándose de una elección tuya no podía faltar Ojeda.

-No es una elección caprichosa. Representa la transición. Enseñó el camino del futuro. Él nos trajo hasta aquí. Fue clasicismo y fue verticalidad. Lo suyo diría que es una especie de tremendismo clásico inspirado en Ronda. Eso. Un cruce de caminos entre Ordóñez y El Cordobés.

Si alguien pudiese tener duda, escuchada la pasión simoniana por Ojeda entiendes de pura justicia la presencia del sanluqueño entre esa galería de dioses que anda diseminada entre libros y objetos extraños: unas gafas, un mazo de billetes de lotería, “no están premiados”, el tabaco, las colillas, las llaves, una taza de café, una lata de coca-cola, un montón de fundas de gafas y algún otro objeto indescifrable, todo en aparente orden.

Me llama la atención una foto, también firmada por los protagonistas. Es la alternativa de Cristina Sánchez, a la que Simón apoderó en los mejores tiempos de la torera madrileña. Al menos en los más rentables. “El toreo es caricia y las mujeres acarician mejor que los hombres”, dicen que le dijo Curro, padrino de la ceremonia a la nueva torera. “Con lo que gané con su apoderamiento me compré esta casa”, apunta Simón. El dato sirve para resaltar el protagonismo que llegó a alcanzar Cristina en aquellas temporadas. “Soy el hombre que hizo torear a las mujeres. Ese podría ser mi epitafio. Lo conseguí con María Sara, luego con Cristina y a partir de este año con Lea Vicens, que va a estar en todas las ferias y va a ser la sensación en las corridas de rejones. Ya lo ha sido este año”. Le compro la idea, aceptada la profecía.

-Por cierto, dejaste entrever que no ibas a apoderar a nadie y en cuanto apareció Lea te arrepentiste de inmediato.

-Nunca dije que dejaba el apoderamiento. Dejo los que puedan influir en mis empresas. Por el contrario estoy abierto a los apoderamientos creativos. A las singularidades.

-Tengo que entender que tienes algún otro nombre en mente, que pronto…

 -No estoy cerrado. Siempre que sea algo especial lo estudiaré.

DESENGANCHE FRANCÉS

La historia taurina de Simón Casas surge a finales de los sesenta. Tiempo en el que la idea de torero francés era una utopía o peor, generaba desafección y rechazo. Tanto que los pocos que había estaban relegados a las plazas menores. ¿Francés y torero?… imposible, era la creencia general. Simón asiente: “Ni torero francés, ni empresario francés, ni siquiera ganadero francés aunque había una ganadería, la de Yonnet con larga tradición, a la que naturalmente ni se le ocurría cruzar la frontera”. No era prejuicio español, que también, la barrera la establecía la propia afición francesa que le negaba la legitimidad a los suyos bajo la creencia de que para ser torero había que tener sangre española. Simón abunda en la idea y va más allá.

-También lo creían de los empresarios. Las plazas francesas estaban en manos de dos grandes grupos españoles, Chopera y Balañá. Había una gran afición pero no había raíces, esa era la situación.

El desenganche, ahora se diría la desconexión, la iniciaron por aquellos tiempos dos jóvenes galos, Alain Montcouquiol el primer Nimeño y el propio Simón, que abanderan un movimiento profrancés. No fue nada fácil. Nimeño y Simón además de esa desconsideración poco menos que étnico-artística, se encontraban con no pocas trabas burocráticas como que en España, el sin­dicato del espectáculo, vertical naturalmente, les tenía prohibido torear sin caballos porque no había convenio entre los países.

-Eso nos obligaba -recuerda Simón- a debutar con picadores en una plaza de primera y es lo que tuvimos que hacer. Alain debutó en Zaragoza con Manolo Cortés y yo debuté en una nocturna en Madrid en el 67 cuando no había matado más de tres becerros prácticamente a escondidas.

Quienes conozcan a Simón habrán entendido que la entrevista a estas alturas es poco menos que un monólogo. Marxista revolucionario es la etiqueta que se adjudica cuando se refiere a aquella lucha.

-Mis teorías en lo que se refiere a los derechos de un ciudadano a poder gozar de equilibrio social e igualdad de oportunidades, sí lo eran. Eso añadido a la edad y a los objetivos que nos impulsaban, te llevaban a esa consideración.

-Debió ser duro supongo pero también hermoso.

-Fue duro. Hubo mucho sufrimiento, mucha falta de todo. Yo viví en Madrid en la calle, sin tabaco, sin comida, sin reconocimiento, solo… Cundo se vive así es muy duro pero ahora son grandes recuerdos. Forma parte de la romántica existencial. Además a nivel cultural me abrió todas las puertas, sufrimiento y Tauromaquia te llevan a la búsqueda de la belleza y el ser.

-Joder, Simón, hay que ver cómo lo cuentas. ¿Dónde se culturiza un chico que vive en la calle y quiere ser torero?

-La propia esencia del toreo te lleva a ello. Ese juego tan auténtico entre la muerte aporta muchas enseñanzas. Yo conté además con una circunstancia singular, muy romántica.

-Te refieres a una mujer.

-Ya te lo he contado otras veces. Un día vi pasar una chica muy guapa por la calle y la seguí. Entró en un edificio, era el Instituto Francés, cogió un libro en la biblioteca y se sentó a leer. Yo durante tres meses hice lo propio, la seguía hasta la biblioteca, cogía otro libro para justificar mi presencia en su espacio y leía. Nunca crucé una palabra con ella pero así es como comencé a leer. Fíjate que por ella me tiré de espontáneo en Nimes.

-¿Por ella?

-Por llamar su atención, por conquistarla. Me tiré al ruedo e hice algo que nunca había sucedido, maté el toro después de torearlo. Me dio permiso Ordóñez que era a quien le correspondía.

-Te tengo que preguntar forzosamente hasta dónde llegó la relación con la mujer de la biblioteca.

-Nunca llegué a cruzar palabra con ella. No sé si supo de su atracción sobre mí. Fue una guía romántica anónima.

No se puede decir que aquella lucha fuese triunfal en lo que respecta a los logros artísticos de los dos abanderados, pero sí puso las primeras piedras para la gozosa realidad que vive la Tauromaquia en Francia actualmente, con varios toreros de feria, una amplia nómina de buenos banderilleros, empresarios muy activos, numerosos ganaderos que lidian incluso en España y sobre todo un sector que en su globalidad maneja conceptos que cuentan con la admiración de los españoles.

La carrera como torero de Simón acabó el mismo día de la alternativa. Fue algo premeditado. Tan claro lo tenía que se encargó un vestido negro, señal de luto por los sueños no realizados y símbolo de una ruptura con la tradición que poco menos que obligaba a lucir terno blanco en trance de alternativa.

-Yo había cortado tres orejas en Bayona, tres orejas en Ceret, tres orejas en Fréjus, tres en Nimes… Tenía gancho con el público pero no tenía técnica y entendí pronto que no iba a ser torero. Fue cuando me dije: “si no voy a ser el artista de este arte voy a ser el productor de este arte”.

-Y ese mismo día comenzaste la lucha como empresario.

-Se trataba de continuar lo que había iniciado como matador. Consideraba que siendo la Tauromaquia una fuerza cultural tan relevante en Francia y contando con una economía de mercado tan fuerte, no había motivo para que fuese dominada por los monopolios españoles. Así que me hice empresario.

-Asociado con Chopera, te aliaste con un español.

-Aliarse, que te aceptasen como igual, ya era mucho. Chopera era un hombre muy inteligente. Con una sola entrevista que tuve con él me aceptó. A la salida de una corrida de toros en Bayona le expliqué que él iba a necesitar empresarios franceses para que no le ocurriese lo que en América donde la aparición de empresarios nacionales le había desplazado. Me dijo que de acuerdo. Lo que me dices es muy sensato, me contestó, me voy a asociar contigo pero con una condición, no me voy a asociar contigo en lo que tengo sino en lo que aportes y aporté la plaza de Fréjus y Nimes.

-Fue el primero que te tendió la mano y el primero con el que te peleaste.

-Nunca me peleé con él. Simplemente nos separamos por no entrar en conflicto. La prueba es que diez años más tarde cuando me dieron la plaza de Beziers le ofrecí el cincuenta por ciento en reconocimiento de aquella primera relación. No sólo no peleé nunca sino que le tengo gran admiración.

-En alguna ocasión me contaste bromeando que os separasteis por un hombre.

-Sí, por Curro Romero. En las Fallas de 1981 le dije que quería contratar a Curro para Nimes y me dijo que aquello no tenía sentido, que Curro no entraba en los gustos de la afición francesa. Yo me mantuve en mi postura, le dije que no sólo era del gusto de los franceses sino que formaba parte de la esencia de su afición, que los toreros de arte eran muy de aquella tierra. Yo le hablaba desde el conocimiento, había dado en Mejanes una corrida con Romero y Paula que era la primera vez que toreaban juntos en Francia y había sido un éxito en todos los sentidos. Además yo quería desarrollar el potencial de la afición francesa en términos de calidad, eso era clave e irrenunciable por mi parte.

-Esa idea fue lo que iba a diferenciarle de las gestiones que había habido hasta entonces en su país, le apartaba de aquella doctrina según la cual para Francia valía todo.

-Era así. Era mi objetivo. En esa charla Don Manuel me dijo: “Yo veo que quieres ser empresario de verdad pero tus conceptos no son iguales que los míos, incluso pueden entrar en conflicto, así que creo que es mejor que tú sigas tu camino y yo el mío”. No fue una ruptura, fue un reconocimiento de nuestras diferencias, una solución entre caballeros.

-Tampoco como empresario te lo pusieron fácil. Ni en España como podría parecer más lógico ni en Francia.

-No me lo pusieron fácil. Cuando uno es un visionario nunca lo tiene fácil. No se conoce en la historia de la humanidad alguien que haya tenido visión de futuro con años de antelación que lo haya tenido fácil. Pero si se hacen realidad sus premoniciones, si se consiguen sus objetivos, gozan de un gran reconocimiento.

-¿Esa resistencia o esa contestación cómo la llevaste?

-Fue un sufrimiento permanente. Soy un ser que sufre mucho.

-¿También ahora que estás arriba? Este entorno no hace pensar en sufrimientos.

-Ahora tengo todos los bienes materiales, vivo bien, pero quien se plantea la vida de manera un poco intelectual o espiritual no puede reírse todo el día. El que se ríe todo el día es el que tiene horizontes intelectuales cerrados.

-A propósito, uno es empresario para ganar dinero.

-El dinero no ha sido motivo de especulación para mí, no quiero morir rico, ese objetivo no me llena, pero sí quiero vivir bien porque me lo merezco y vivo bien.

-Las dos primeras corridas de toros las montaste en Mejanes y Palavás, la primera con Romero, Paula y Roberto Piles y la segunda con El Cordobés, Curro Vázquez y la alternativa de Patrick Varin.

-Es verdad. Las dos las monté sin dinero. Pegaba los carteles por la noche con el coche de mi amigo Quiquí. Estaba sin tabaco y gané dinero en las dos.

-Fue el tiempo del lanzamiento de Emilio Muñoz de novillero sin caballos.

-Sí. Le llamaba el Mozart del toreo y de ese tiempo fueron las corridas matinales. Eso fue un invento mío en Francia. Como no tenía plazas, las alquilaba. El debut con caballos de Emilio, en Arles, fue así. Le alquilé la plaza a Pedro Pouly, le di el cinco por ciento de la taquilla y anuncié a Emilio con cuatro novillos de Torrestrella, fue todo un acontecimiento. Ya ves, me tocó inventar para salir adelante. En Valencia también le alquilé la plaza a Camará unas Fallas y di la primera corrida de rejones matinal que luego se convirtió en un clásico.

-Aceptada la idea del visionario.

-Está claro. Nimes daba tres corridas y ahora tiene una feria de siete o más y otra feria donde no había feria. Lo vi claro.

-¿Quién te quitó el sueño en este tiempo?

-Problemas siempre hay pero quitarme el sueño nadie.-¿La contratación más laboriosa?

-Ahora mismo contratar a las figuras es laborioso para cualquiera. Si hay siete u ocho tardes en una feria todas quieren las mismas fechas y no hay más de dos fechas que les plazcan y quieren la misma ganadería. Eso hace muy laborioso o casi imposible el confeccionar una feria equilibrada en la que además hay que poner a los toreros jóvenes. Ese es el aspecto negativo de las figuras que ahora mismo mandan demasiado. Tienen que saber que cuando piden caprichos muy exclusivos lo acaba pagando el espectador y el empresario.

-No has hablado del dinero de las figuras entre los problemas.

-Yo entiendo que pidan dinero, también que pidan la ganadería que más les guste, la ganadería es el instrumento que le permite al artista desarrollar su Tauromaquia y necesita del instrumento adecuado que no es el menos peligroso, ahí está el balance de los últimos percances, pero una vez le hayas dado su dinero, su corrida y un cartel con armonía, no pueden pedir más. El resto, el cartel definitivo, lo debe hacer el empresario.

La entrevista continuó. Hablamos de los toreros más caros, de los más generosos, de cómo se producían las figuras antes y ahora, de su paso fulgurante por la FIT, del intervencionismo que se ejerce sobre la actual Fiesta y del futuro de la misma, de lo que prepara para la próxima temporada y de otras cuestiones, todo con Madrid al fondo, asomando como gran pieza en el horizonte inmediato…

 


 

 

El palco

Después del 20-D

Por Rafael Comino Delgado
Los enemigos de la libertad están ganando poder en nuestra sociedad, pues no duden, ni un instante, que cualquier persona que pretenda prohibir el Toreo es enemigo de la libertad, no es demócrata, aunque se aprovecha de ella.

Nadie sabe lo que va a pasar el próximo día 20 de Diciembre, pero con los datos de que disponemos, y que cada día nos ofrecen las encuestas, el panorama, tras las elecciones, para la Fiesta de los Toros, no es precisamente optimista.

Poniéndonos en el mejor de los supuestos podría salir un gobierno del PP apoyado por Ciudadanos, que son los únicos partidos que no han dicho que pretendan prohibir, o por lo menos ir de alguna manera contra el Toreo. El PP dice defenderlo y ha dado muestras de ello, aunque nos hubiese gustado más implicación (¿por qué no se ha pronunciado ya el Tribunal Constitucional sobre la prohibición en Cataluña? Deberían trabajar algo más los magistrados que lo componen) pero sin duda es un partido protaurino.

Ciudadanos ha dicho que no es antitaurino pero tampoco taurino, sin embargo en la primera ocasión que ha tenido ha votado contra los Toros en la Comunidad de Madrid, aunque en Europa votaron a favor, con el PP. Como no ha tenido posibilidad de gobernar se vanagloria de estar impoluto, pero cuando tenga poder ya veremos lo que hace. De entrada una concejal de ellos pidió que le pagasen el viaje de avión desde Chicago -donde vive- a Castilleja de la Cuesta, para asistir a los plenos del Ayuntamiento. ¡Es difícil encontrar persona con más cara dura que la de esta ciudadanita!

De ello deduzco que en materia taurina pondrían, los ciudadanitas, palos en las ruedas al PP, de hecho se los están poniendo a Doña Cristina Cifuentes en Madrid y a Don Pedro Antonio Sánchez en Murcia, mientras que en Andalucía apoyan en todo a Doña Susana Díaz. Para mí no son muy fiables.

La otra posibilidad, o supuesto, es más sombría aún, pues sería que hubiera un gobierno presidido por Albert Rivera o por Pedro Sánchez, con el apoyo de Podemos, que tendría la llave, pues entre PSOE y Ciudadanos no llegarían a la mayoría absoluta. En ese caso, como Podemos decidiría, Sánchez es antitaurino declarado y Rivera neutro (en el mejor de los casos), el Toreo lo pasaría muy mal en el futuro.

No creo que este planteamiento esté muy alejado de la realidad y, si no, al tiempo. Pero en cualquier caso, pase lo que pase, lo cierto es que los enemigos de la libertad están ganando poder en nuestra sociedad, pues no duden, ni un instante, que cualquier persona que pretenda prohibir el Toreo es enemigo de la libertad, no es demócrata, aunque se aprovecha de ella.

A pesar de todo el Toreo perdurará, porque es un sentimiento muy intenso, muy arraigado en el pueblo español, y los sentimientos no se pueden prohibir. A lo largo de la Historia ha habido muchos intentos de prohibir los sentimientos pero los que lo intentaron fracasaron y pasaron a la posteridad como destacados torturadores y asesinos.

 


 

 

 

ENCUESTA Responden los partidos políticos

¿Debe prohibirse la muerte de los toros en las corridas y festejos?

15/12/2015 15:16
IRENE MARTÍN MOYA > Málaga

La afirmación ‘Debe prohibirse la muerte de los toros en las corridas y festejos’ es la penúltima cuestión que aborda el denominado ‘test de voto’ que incluye el diario ABC en su web. Los propios partidos: PP, Ciudadanos, Podemos, UPyD, Izquierda Unida y Vox han contestado a la encuesta, incluso matizando sus respuestas a cada cuestión. El PP es el único partido que se muestra completamente en contra y también es el que más comentarios dedica a la cuestión. Izquierda Unida es el partido más de acuerdo con el planteamiento, le sigue Ciudadanos. En el centro, aunque con matices, Podemos y UPyD. VOX se inclina más en contra de la propuesta. El PSOE es el único partido que no ha respondido a la encuesta, aunque ABC lo posiciona en el centro, ligeramente a favor de la propuesta, basándose en la trayectoria y el programa.

El test aborda el grado de afinidad con los distintos partidos: PP, Ciudadanos, PSOE, Podemos, UPyD, Izquierda Unida y Vox. Las valoraciones van de 0 —en contra—, a 100 —a favor— de la premisa planteada, siendo 50 el centro. Éstas son las respuestas de los partidos:

Partido Popular (PP)

Totalmente en contra (0 puntos)

La fiesta de los toros es una tradición ancestral de nuestro país. Muchos ciudadanos disfrutan de los festejos taurinos y no estamos de acuerdo con que los gustos de una parte de la sociedad tengan que imponerse forzosamente sobre el resto. Además de una cuestión de libertad y de respeto a las tradiciones, hay un importante sector de nuestra economía que aporta riqueza a la sociedad a través de la fiesta. Por otro lado, en esta legislatura fruto de una iniciativa legislativa popular, formulada por más de medio millón de ciudadanos españoles, se ha regulado la protección de la tauromaquia, que comprende todo un conjunto de conocimientos y actividades artísticas, creativas y productivas en torno al espectáculo taurino.

Ciudadanos (C’s)

Más a favor (66 puntos)

Podemos

Ni a favor ni en contra (50 puntos)

Podemos se opone a que se destine dinero público a los festejos taurinos,

pero no quiere prohibirlos.

Unión Progreso y Democracia (UPyD)

Ni a favor ni en contra (50 puntos)

En UPyD estamos firmemente en contra del maltrato animal. Hemos promulgado varias leyes de protección de animales de compañía, o sistemas de protección de animales criados para consumo, o apoyamos abolir el Toro de la Vega. En este tema, consideramos que sería necesario una regulación anti maltrato.

Izquierda Unida (IU)

Casi completamente a favor (90 puntos)

VOX

Ligeramente en contra (40 puntos)

Según los datos, solamente el 5% de las reses bravas muere en la plaza. El resto pasta y vive libremente en el campo durante toda su vida. En VOX entendemos la tauromaquia como un arte integrado en nuestro Patrimonio Nacional del que no debe apropiarse ningún color político. Nosotros defendemos la libertad de que cada uno disfrute de sus aficiones.

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)

Es el único partido que no ha respondido a la encuesta. ABC lo posiciona, por trayectoria y programa electoral, en el centro, ligeramente a favor de la propuesta.

El IVA cultural al 21% es otra de las cuestiones planteadas y que podría afectar a la tauromaquia. Ciudadanos, Podemos, Izquierda Unida y UPyD se muestran completamente de acuerdo con una reducción; el PP se queda en el centro; mientras que VOX también se inclina más por una bajada de este impuesto.

Consulta por ti mismo la postura de cada partido con el test de voto de ABC.

 


 

 

 

Matadores La magia y los rituales taurinos

 

 


 

 

NOTICIAS Desde el pasado 1 de diciembre

La Fundación Toro de Lidia ya es una realidad

15/12/2015 17:42 –

Nace la Fundación Toro de Lidia I MUNDOTORO

MUNDOTORO > Madrid

La Fundación del Toro de Lidia ya es una realidad. El pasado 1 de diciembre la nueva organización se ha puesto manos a la obra de manera oficial con una doble finalidad: proteger jurídicamente a la tauromaquia y promoverla entre la sociedad de manera positiva.

El Patronato de la Fundación está compuesto por Juan Diego, Carlos Núñez y Manuel Martínez Erice para representar de manera amplia a los sectores de la tauromaquia. Para impulsar este proyecto, Borja Cardelús será el nuevo director general que ha aceptado el reto de dirigir la Fundación.

En los próximos días la Fundación intenpondrá los recursos contra municipios que hayan realizado actos contra la tauromaquia. Además, se remitirán a los ayuntamientos y administraciones un documento con posibles actuaciones jurídicas en defensa de la Tauromaquia, preparado junto con el despacho de abogados Cremades&Calvo-Sotelo.

También, la Fundación busca la financiación adecuada que ya está consiguiendo con el compromiso de toreros, ganaderos y empresarios. Si quieres más información para colaborar con este proyecto, puedes ponerte en contacto en el email donaciones@fundaciontorodelidia.org

 


 

 

 

Ciudad Real se une para crear una Plataforma en Defensa de la Tauromaquia

Un grupo de aficionados ha organizado una reunión para mañana, miércoles 16 de diciembre, a las 20 horas en el Hotel Guadiana de la ciudad

Hace 3 horas
La Razón.

Un grupo de aficionados presentarán públicamente el próximo miércoles la nueva Plataforma Taurina en Defensa de la Fiesta en la provincia de Ciudad Real. Recordamos que en la última resolución aprobada por el pleno del Ayuntamiento ciudadrrealeño, el pasado miércoles, se decidió suprimir la subvención económica, cedida por el consistorio, para la organización de su feria taurina. Por esta razón, este grupo de aficionados han convocado mañana, miércoles día 16 de diciembre, a todos aquellos interesados a reunirse para apoydar y defender la Tauromaquia, como previa de la Plataforma en Defensa de la Tauromaquia de Ciudad Real.

El objetivo de este llamamiento, que se ha realizado a través de las redes sociales, es reunir al mayor número de asistentes posibles para así crear un colectivo que proteja los intereses de la Tauromaquia en la capital manchega. Esta primera reunión, de acceso libre, se llevará a cabo mañana, miércoles 16 de diciembre, a partir de las 8 de la tarde en el hotel Guadiana de Ciudad Real.

La plataforma, a través de las redes sociales y sus círculos de amistades, hace un llamamiento a la unión con el siguiente comunicado:

«Estimado amig@, debido a los numerosos ataques que la Fiesta Nacional y los propios aficionados a los toros estamos recibiendo en los últimos años, un grupo de aficionados de Ciudad Real hemos decidido crear una plataforma en defensa de la tauromaquia en la provincia de Ciudad Real.
Es por ello que necesitamos que tanto profesionales, medios de comunicación, aficionados, Peñas y Asociaciones estemos más unidos que nunca para defender nuestros derechos.
Por eso convocamos a tod@s a la primera reunión de la nueva Plataforma en Defensa de la Tauromaquia el próximo miércoles día 16 de Diciembre a las 20 horas en el Hotel Guadiana de Ciudad Real.
Comparte este mensaje con cualquier persona que creas puede estar interesado en participar en esta iniciativa.
Gracias a tod@s por vuestra colaboración»

 


 

 

retwitteó

La 5ta clase de toreo de salón será impartida por en Aguascalientes el próximo sábado 19 d diciembre

Enlace permanente de imagen incrustada

 


 

 

retwitteó

 


 

 

retwitteó

Protección Civil en Torreón niega permiso de novillada al .

Enlace permanente de imagen incrustada

 


 

 

Cartel de la Tradicional Novillada de Año Nuevo en Coliseo Centenario.

Enlace permanente de imagen incrustada

 


 

 

retwitteó

Entrega documentos para novillada, pero le retrasan permisos

Enlace permanente de imagen incrustada

 


 

 

retwitteó

El martes a las 24h en defenderá la tauromaquia ante  ▶

Enlace permanente de imagen incrustada

 


 

 

El Debate, versión taurina

DEBATE TELEVISADO ENTRE LOS CANDIDATOS DE PP, PSOE, CIUDADANOS Y PODEMOS

Al igual que usted –probablemente–, yo también he visto el Debate. Lo encabezo con mayúscula por no desairar a un emporio de Comunicación audiovisual que lo adjetivó de decisivo y sacó a la calle todo el arsenal de que dispone, en lo tocante a medios técnicos y humanos, para poner en antena un magacín, un largometraje o un telemaratón capaz de generar la atención de millones de personas y de rentarle un apetitoso share, que en el fondo es de lo que se trata. Atresmedia lo habrá logrado, sin duda; para lo cual, tampoco dudó en organizar un pifostio espectacular que comenzó dos horas antes de la prevista para la salida a la arena de los cuatro protagonistas y debió terminar bien entrada la madrugada, dependiendo de la marcha del dichoso share.

Digo salida a la arena, porque aquí, el que suscribe, ayer, a eso de las ocho de la tarde, tuvo la ocurrencia de juguetear con ese diabólico utensilio casero que tiene la potestad de pasearse por los distintos canales de televisión –el bien llamado mando—y se dio de bruces con las fanfarrias que anunciaban la salida de sus respectivos puntos de partida de los susodichos intervinientes en el titulado Debate decisivo. Aquello me recordó –con perdón– la previa de la retransmisión de una corrida de toros, como las que pusimos en antena en la primera época de Vía Digital, llevando a la pantalla del televisor las ferias taurinas más importantes del mundo, y se me ocurrió colocar cámaras a la puerta de los hoteles para fisgar la salida de los toreros hacia la Plaza.

En una época no muy lejana, las empresas taurinas organizaban corridas de cuatro matadores con relativa frecuencia. Se trataba con ello de dar entrada a los toreros que reclamaba la afición del lugar y no tenían fuerza suficiente para formar terna por sí mismos. Trasladado a la escena política, algo parecido ocurre ahora con dos partidos políticos tradicionales y otros dos emergentes, por lo cual, alguien ha tenido la feliz idea de llevar a sus representantes al palenque de Atresmedia y montar un cartel de cuatro, cuando lo tradicional en anteriores tesituras era un mano a mano.

Ahí estaban, pues, los cuatro primeros espadas que, supuestamente, reclama la afición de este país, todavía llamado España. Supuestamente, porque el más preclaro de ellos, el que está ahora mismo a la cabeza del gobierno de la nación, presentó un parte facultativo, que es el artilugio que emplean algunos toreros cuando se quitan de en medio si las circunstancias se enrarecen a última hora. Y –como hacían las grandes figuras del toreo de antaño—fue él mismo quien designó al sustituto.

Tal como se presentaba el espectáculo, aquello era lo más parecido a la Corrida del Siglo, esa que se anuncia tropecientas veces a lo largo de un mismo siglo. Salía Pablo Iglesias con su peón de confianza, Errejón, se acomodaban en el automóvil y se veía que no les llegaba la camisa al cuello, ni el cinturón de seguridad al cuerpo, porque se olvidaron de colocárselo, hasta que los avisadores de telefonía les advirtieron de la flagrante infracción, penada con multa y retirada de puntos (votos). Salía Albert Rivera y se metía en un lujoso monovolumen, en cuyo interior cabía toda la cuadrilla de subalternos y algún que otro advenedizo, además del apoderado, que siempre va colocado adelante, junto al matador. Ahí van, uno tras otro, Rivera e Iglesias, sonrientes y confiados. ¿Coincidirían en algún semáforo?

Salía Soraya Sáenz de Santamaría –la que toreaba cubriendo el hueco de Rajoy, convaleciente en Doñana– no menos sonriente, junto a la gente de su confianza, muy bien maquillada y, por lo que se desprendía del gesto, muy mentalizada con su papel en la confrontación que tenía por delante. Y, en fin, salía Pedro Sánchez con su señora esposa y se sentaban en el asiento de atrás del coche, haciendo manitas de cuando en vez. Era una estampa llena de ternura a la americana.

Todos ellos, los cuatro, eran actores de urgencia que representaban un papel bien estudiado. Se veía que estaban más pendientes de la cámara de lápiz que les vigilaba que de la densidad del tráfico o de las intenciones del toro que habrían de lidiar. Una ficción, un espectáculo en el que solo faltó la emisión sonora de las conversaciones íntimas que se desarrollaban en aquél habitáculo rodante, lo cual hubiera sido el culmen –y el colmo—de la indiscreción. ¿Apuestan algo a que alguien en Atresmedia lo propuso?

El caso es que a la hora de la verdad, cuando llegó el momento de ponerse delante del toro de la acreditada ganadería del Debate Decisivo, aquél festejo envuelto en fanfarrias de todo tipo, donde no faltaron grupos de holigans que abucheaban a los contrincantes de su torero dilecto, ni la anécdota del marginado que pedía una oportunidad a las puertas de la Plaza, vino a mostrar bien a las claras las cualidades y calidades de cada cual, es decir, el concepto de la lidia, el estilo, los conocimientos, el valor, el arte, la técnica y todo lo que hay que tener para triunfar en el empeño, sin que te coja el toro.

Visto con el prisma estrictamente taurino, se diría que Soraya demostró estar más vaqueteada, más toreada –es una expresión del lenguaje común entre profesionales de este mudillo–, en definitiva, más puesta que sus compañeros de cartel. Levantaba la muleta cuando el toro de las réplicas se le venía al suelo, o bajaba la mano cuando había que someter embestidas violentas y agresivas. Cumplió sobradamente y no se notó la ausencia del titular, salvo precisamente en eso: su ausencia. Sánchez, que llegaba a este encuentro con el gravamen de una situación nada favorable en el escalafón de las encuestas, se encontró con que sus contrincantes le atacaban por todos los flancos, por la derecha y por la izquierda y se notó que le habían encargado que no dejara de sonreir en todo momento –¡dientes, dientes!, que decía la Pantoja--, pero, ¿habrá algo más falso que una sonrisa forzada? Pues bien, Sánchez desplegó con la mejor voluntad todo su repertorio y sonrió durante dos horas más que Antonio Bienvenida en toda su larga carrera taurina. Rivera fue, de los cuatro, quien más exteriorizó la inquietud y la zozobra que le provocaba una situación tan cargada de responsabilidad, que es lo mínimo que le puede ocurrir a quien debuta en la Corrida del Siglo; pero podría decirse que solventó la papeleta con dignidad, salvo cuando hizo un zafio desplante –desempolvado de la vieja tauromaquia del recurso para la galería–, al recriminar la ausencia del teórico titular del cartel que empañó las buenas maneras con que manejó los utensilios de torear, libres de resabios o revanchas. Entre tanto, Iglesias fue el típico alevín al que le puede pegar volteretas el toro de la política, pero le importan un bledo. Es bullidor, osado, insolente y verborreico. Se mete entre los cuernos como un kamikace y comete errores de bulto tremendos –dos de ellos, de una ignorancia antológica–, pero se queda tan pancho, tan fresco, vuelve a la cara del toro sonriente y mira al tendido, donde los de la solanera le aplauden a rabiar. Es el clásico jovenzuelo vivalavirgen, rompedor, trasgresor, heterodoxo, que practica una tauromaquia empírica en la cual, curiosamente, lo que peor maneja es la mano izquierda.

Las conclusiones que se derivan de este espectáculo que puso en antena una empresa de Comunicación audiovisual inducen a creer que su principal objetivo no era ofrecer a España la visión que de su organización política, social y económica tienen quienes aspiran a gobernarla, sino aprovechar la legítima ambición por acaparar el poder que tienen cada uno de ellos para montar una monumental algarada, capaz de mantener en vilo a la gente ante el televisor y acaparar la audiencia de la jornada con espacios previos y posteriores al asunto nuclear –el debate—, el que de verdad debiera interesar. Cuánta gente lo vio y donde sucedió aquello, era lo importante. Lo que dijeran los susodichos espadas, lo de menos. Por cierto, se vio claro que todos ellos conocían en buena parte por donde les iban a embestir los toros del temario a desarrollar. Llevaban, por tanto, la faena hecha de casa.

A todo esto, ¿cómo puede afectar a la fiesta de los toros el muy próximo resultado electoral? De los cuatro aspirantes de ayer, dos –adivinen cuales– no están por la labor de apoyarla, al contrario, ya la están torpedeando, a diferente escala, por mucho que ahora –en este tramo decisivo de captación del voto– se empeñen en hacer juegos malabares con las palabras y los conceptos cuando tienen que abordar tan, para ellos, espinoso tema.

Por esto, y por otras muchas cosas, el circo audiovisual del Debate decisivo se presentó como una corrida envuelta en un desmesurado boato, digno del sálvame de luxe de rigor, montada sobre un aluvión de ingredientes recargados con la picazón de la frivolidad, como guarnición del plato principal, el democrático intercambio de las ideas, que era la parte seria. Me pareció una charlotada.






Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: