BREVES NOTICIAS TAURINAS

19 Oct

 

cáncer-de-mama-y-moño-rosaCancer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

214435_ernestocuevas175838_Santoyo181503_Soltepec

 

 


 

 

 

Héctor Gabriel Ferrer triunfador de
Descubriendo un Torero

· En la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, Jalisco.

DESCUBRIENDOBOLETIN.- Domingo 18 de octubre.- En esta ocasión en la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, Jalisco, cerró la segunda edición de Descubriendo un Torero. Fue una novillada discreta ya que no llegó el gran triunfo esperado en la final. Ninguno de los tres alternantes consiguió cortar orejas, y aunque toda la tarde se mostraron con disposición y valentía fueron pocos los momentos en que lograron emocionar al público.

Por designación de un jurado se nombró como triunfador del certamen al poblano Héctor Gabriel Ferrer, quien saludó en el tercio después de lidiar a su segundo astado al que logró instrumentar los mejores muletazos de la tarde, pero al final falló con la espada.

Abrió plaza Gerardo Solís, quien en sus dos novillos estuvo entregado en incluso resultó prendido por su segundo sin consecuencias. Mientras que José María Hermosillo mostró cualidades técnicas y artísticas sin lograr redondear su labor.

El mejor novillo de la tarde fue el de Santa Rosa de Lima. Los subalternos más destacados fueron David Vázquez a caballo y Fermín Quirós a pie.
TEXTO:JESÚS ZÁRATE

IMG_0061

IMG_0067

FOTOS: GUILLERMO SIERRA

Ficha del festejo

Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, México, entrada pobre en tarde nublada.. Se lidiaron astados de Xajay, Santa Rosa de Lima, El Junco, Guadiana, Villacarmela y San Marcos. Todos cumplieron a cabalidad en cuestión de presentación.

Gerardo Solís (azul cielo y oro) silencio y palmas.
Héctor Gabriel (blancoy oro) silencio (un aviso) y salida al tercio
José María Hermosillo (azul cielo y oro) silencio y silencio (un aviso)

En las cuadrillas destacaron Fermín Quiroz y Diego Bricio con una salida al tercio cada uno.

IMG_0068

IMG_0069

IMG_0070

 


 

OCT192015

De los toros con verdad

Por Francisco Baruqui francisco@baruqui.com

Se premió a lo menos malo

La tarde nubladona y con viento molestillo influyó para que en la plaza se registrara una entrada arañando las dos mil almas. Un festejo que anunciado con toda premura poco entusiasmo levantó para que la gente acudiera en mayor número.

Novillada de triunfadores apoyados por la Asociación de Criadores de Toros de Lidia que ven la urgencia de sacar valores nuevos que vengan a refrescar la gastada baraja taurina mexicana. Sólo que… bajo que el enunciado concurso de novillada se enviaron seis reses de distintas ganaderías, cuando supuestamente debe de pensarse que, si para concurso van, pues deben enviarse ejemplares que prometan el triunfo. Tal parece que no fue así, toda vez que los seis bureles corridos carecieron de presentación dada la pobreza de defensas, cornicortos, algunos corniausentes y los más, extremadamente cómodos, restándole importancia al festejo. A más, pienso que de selección, muy poca, dado los juegos que ofrecieron en los cuales campeó la mansedumbre; y esto tratándose de un concurso de novillada, pues a la postre, tanto con el ganado como con los novilleros, se premió a lo menos malo.

Los cornúpetas lucieron hierros: Guadiana (manso y débil). El junco (manso, sin emplearse). San Marcos (acudió al caballo pero con poco juego en la muleta). Xajay, el peor de todos, rehuyendo la pelea en varas, doliéndose al castigo y escupiéndose de la suerte. Manciando en extremo en el último tercio. Santa Rosa de Lima que dio mejores condiciones en la faena de muleta por recorrido y son pero sin emplearse en la suerte de vayas, siendo a la postre el triunfador al descollar por sobre de todos los demás, incluyendo al de Villa Carmela, que cerró plaza, que aguantó una larga faena pero con poca trasmisión y falto de enjundia.

Por cuanto a los toreros…
Por cuanto a los toreros, tanto Gerardo Solís, proveniente de Torreón, como el poblano Héctor Gabriel y el aguascalentense José María Hermosillo, todos con disposición, ciertamente, pero adoleciendo de falta de sello y expresiones propias que pudieran hacer concebir grandes esperanzas en su futuro torero.

Gerardo Solís arrancó con el capote palmas quitando por gaoneras ceñidas luego de recibir a la res a porta gayola para con la faena de muleta desbordarse con la mano derecha y cerrar con manoletinas terminando de cinco pinchazos y entera tendida que bastó. Y con manso xajeño verse sin plan en un trasteo de altibajos del que lo que sobresalió fue la estocada entera, perdiendo el engaño en el embroque para palmitas.

De Héctor Gabriel puedo destacar su voluntad y entrega pero con mucha falta de recurso para poder aprovechar cuando en buena suerte le tocó el quinto de Santa Rosa de Lima, con el cual estuvo por debajo empleándose en una faena al cien por cien, sin ni siquiera intentar probarlo por el lado izquierdo, terminando de un pinchazo y estocada casi entera que bastó, teniendo que ser metido al callejón cuando por sus propios deseos intentó dar la vuelta al ruedo. Con su primero de El Junco, despenó de un pinchazo estocada tres cuarto y descabello al primer golpe, recibiendo un aviso del palco.

José María Hermosillo con planta torera y una expresión de torea despatarrado en extremo, mostró voluntad y disposición pero abusando del pico de la muleta y toreando despegado poco logró conectar.

Terminó con el de San Marcos de dos pinchazos y tres cuartos tendida, y con el de Villa Carmela, luego de una labor larguísima con entera defectuosa y cuatro golpes con la corta de descabellar, escuchando un aviso de la autoridad.

Destacaron con los palitroques Fermín Quiroz y Diego Bricio que saludaron montera en mano, luego de clavar sendos pares.

Válgame el comentario de que desde hace bastante tiempo para que nuestros toreros funcionen, debemos reconocerlo, deben de tomar la experiencia en España, y si no, ahí están los ejemplos de los actuales matadores mexicanos que están funcionando como Joselito Adame, su hermano Luis que apunta para figura y ya destaca en la filas novilleriles, y ni que hablar de toreros como “El Payo” Arturo Saldívar, Diego Silveti, y alguno más, formados todos en la escuela de la torería ibérica. Bien me lo decía el inolvidable maestro, Fermín Espinosa “Armillita”, ni más ni menos, “para hacernos toreros tenemos que venir a España que es la universidad”.

A considerarlo o no, los resultados están a la vista.

Así pues, la mejor promoción en la búsqueda de la sangre nueva que venga al cambio generacional tendrá que salir de la experiencia y el aprendizaje que puedan traer de otras tierras.


 

 


Zotoluco en maestro y Joselito Adame en Figura a hombros con el ganadero de Torreón de Cañas en Pachuca

18 de octubre de 2015/Emilio Méndez

Se dio la tercera corrida y cuarto festejo del abono de la Feria de San Francisco en el coso Monumental “Vicente Segura” de la capital hidalguense teniendo como triunfadores a los diestros, el defeño Eulalio López “Zotoluco” y el aquicalidense Joselito Adame, quienes se repartieron cuatro orejas, y el ganadero regional de Torreón de Cañas, Julio Uribe, quienes al finalizar la función fueron paseados en hombros.

Así que ante poco más de tres cuartos de entrada en tarde nublada, se lidiaron siete astados de la mencionada dehesa de Torreón de Cañas, uno de ellos para rejones, de buen juego en términos generales, sobresaliendo los astados de la lidia a pie corridos en primero y sexto lugares.

El rejoneador SEBASTIÁN TORRE, con un ejemplar de la dehesa de Torreón de Cañas, ha tenido momentos lucidos, de mucha voluntad por agradar pero son redondear. Al final se le complicó la faena, no acertó al matar y terminó por escuchar los tres avisos, yéndosele vivo el astado a los corrales.Por su parte, los FORCADOS MEXICANOS realizaron una buena pega al segundo intento para hacerse ovacionar y resultando fracturado del tobillo derecho el forcado de cara Tonathiú.

A pie, el matador EULALIO LÓPEZ “ZOTOLUCO” a su primer toro, de mucha calidad y nobleza, lo recibió con un farol de rodillas y ya de pie estar aseado en lances a la verónica para luego realizarle con la muleta, a base de maestría y poderío, una brillante faena por ambos lados, siempre yendo a más y calando fuerte en el ánimo del público. Mató de estocada certera para obtener así dos apéndices.

En su segundo, muy soso y con dificultades, “Zotoluco” desplegó su innegable oficio, maestría y solvencia torera para lograr pasajes de mucho mérito y poder. Terminó de media estocada para hacerse aplaudir.

El diestro vizcaíno IVÁN FANDIÑO en el primer burel que le tocó en suerte, que evidenció nobleza y clase, aunque algo falto de fuerza, pero que le permitió al torero lograr muletazos de mucha expresión y profundidad. Sin embargo, el trasteo no alcanzó a romper, no le llegó lo que debía a los tendidos pero si estuvo muy por encima del toro para acabar de estocada y ser ovacionado.

En su segundo, bravo y con trasmisión, logró una larga cambiada de hinojos y de pie veroniqueó. Durante el segundo tercio el subalterno Jorge Manuel Morales sufrió una cornada grande en la cara interna del muslo derecho. Con la muleta, Fandiño ha realizado una estupenda faena, haciendo el toreo con largueza y profundidad por los dos pitones calando fuerte en el ánimo del público. Tanto el torero como el toro fueron a más. Ha sido una faena importante. Al final, el astado empezó a defenderse y le costó trabajo al ibérico pasaportarlo hasta sufrir un fuerte golpe en el pecho. Se deshizo del toro y se le ovacionó con fuerza.

El espada JOSELITO ADAME en el astado de su reaparición en ruedos nacionales, deslucido y complicado, ha derrochado oficio y torerismo, estando por encima de las condiciones de su antagonista. Lanceó bien a la verónica y se ajustó en un vistoso quite por chicuelinas. Con la muleta demostró poderío en una labor de mucho mérito pero sin llegar a consumar la faena. Quiso matar recibiendo pero la estocada quedó muy tendida y todo se redujo a aplausos.

Y en el toro que cerró plaza, que tuvo calidad en la embestida y fue emotivo, Joselito le recetó una larga cambiada de rodillas y de pie lanceó templadamente a la verónica para rematar toreramente soltando una punta del capote. Con la sarga ejecutó un trasteo emocionante conectando de manera significativa con los aficionados. Fue una faena variada y lucida por ambos perfiles para abrocharla con una serie de manoletinas al tiempo que se escuchaban las notas musicales de “Pelea de Gallos”. Terminó de estocada tendida y caída para serle concedidos dos apéndices a petición general y al astado aplaudírsele en el arrastre. Finalmente, “Zotoluco” y Joselito, junto con el ganadero Julio Uribe, salieron en hombros.

FICHA: PACHUCA, Hidalgo. Tercera corrida y cuarto festejo del abono de la Feria de San Francisco. Coso Monumental “Vicente Segura”. Entrada: Poco más de tres cuartos en tarde nublada. Siete toros de Torreón de Cañas, uno de ellos para rejones, buenos en general, sobresaliendo de los la lidia a pie el primero y el sexto. El rejoneador Sebastián Torre: Tres avisos y astado vivo. Los Forcados Mexicanos: Ovación. A pie. Eulalio López “Zotoluco”: Dos orejas y palmas. El vizcaíno Iván Fandiño: Ovación y ovación. Joselito Adame: Palmas y dos orejas. Al final, los diestros Eulalio López “Zotoluco” y Joselito Adame, junto con el ganadero Julio Uribe, fueron paseados en hombros.

INCIDENCIAS: El forcado de cara mexicano Tonathiú Laisón sufrió la fractura del tobillo derecho. El banderillero Jorge Manuel Morales resultó cornado en el muslo derecho durante la lidia del quinto toro de la lidia a pie.
Foto: Emilio Méndez

JOSELITO TRIUNFA EN PACHUCA

 

JOSELITO ADAME TRIUNFA EN PACHUCA COMPARTIENDO EL TRIUNFO CON EULALIO LÓPEZ “EL ZOTOLUCO” SALIENDO A HOMBROS AL FINAL DEL FESTEJO

 


 

 

Rivera a hombros en Pachuca

Publicado por Guillermo Chichitz el 17/10/2015

[Guillermo Chichitz] Con el corte de dos orejas, y salida a hombros, el novillero tlaxcalteca Gerardo Rivera fue el triunfador de la novillada de este sábado en la Monumental plaza de toros Vicente Segura” de Pachuca, Hidalgo, en el marco de la feria 2015.

Por su parte, los alternantesAntonio Mendoza y Emiliano Villafuerte, pese a hacer buenas faenas, salieroncon la espuerta vacía por sus fallos con la espada.

Ante una mala entrada, se lidiaron seis novillos de la ganadería de El Batán, propiedad del matador de toros en retiro Gabino Aguilar, que estuvieron bien presentados, destacando el lidiado en primer lugar por su buen juego.

Antonio Mendoza (turquesa y oro): Ovación y palmas.
Emiliano Villafuerte (azul celeste y plata): Palmas tras aviso y palmas tras dos avisos.
Gerardo Rivera (turquesa y oro): Ooreja y oreja.

Incidencias:
El novillo lidiado en 3er. lugar tuvo que ser apuntillado antes de ser picado, ya que a decir del M.V.Z. Bernardo Pedro, jefe de los servicios de la Vicente Segura, l novillo se subluxó el cuello, lo que le ya no le permitió ponerse en pie al rodar por la arena al cuarto capotazo; Se corrió el turno y la primer reserva salió en 6º. Lugar.
El novillero Emiliano Villafuerte fue fuertemente revolcado en la lidia del segundo de su lote.

 


 

 

Emilio Macías se lleva el trofeo en Huamantla

Publicado por Ángel Sainos el 17/10/2015

[Ángel Sainos] El novillero Emilio Macías fue el triunfador del festejo realizado en la Plaza de Toros Fernando Reyes El Callao de Huamantla, tras cortar dos apéndices.

La Plaza registró un cuarto de entrada. Se lidiaron ejemplares de Coaxamalucan.

Emilio Macías: Dos orejas.
Gerardo Sánchez: Oreja.
Fermín de la Cruz: Oreja.
Fernando Carrillo: Al tercio tras dos avisos,
Alan Corona: Oreja.
Rafael Soriano: Oreja.

Al final Macías recibió el trofeo Fernando Reyes que estaba en disputa.

 


 

 

 

Que sea un gran lunes. ¡Yo veo ! 11 p.m. en con y

 


 

 

La tienta de vaquillas, campo bravo mexicano: Tenexac

El proceso de selección de ganado para la crianza y mejoramiento del ganado de lidia es fundamental en el desarrollo de una ganadería brava y de la fiesta brava. Aquí presentamos el proceso de tienta efectuado en la ganadería tlaxcalteca de Tenexac.

 


 

 

Tauromaquia: Capetillo, Huerta y Manolo

Por: Horacio Reiba | Opinión
Lunes, 19 de Octubre del 2015 | Puebla, Pue.

Recordar aquí, el lunes anterior, a Manuel Capetillo padre y su reticencia a alternar con José Huerta –sobre todo en la capital– parece que avivó en algunos aficionados amigos la llama de la polémica. Y es que, en la difusa memoria de un pasado relativamente lejano, subsiste la idea de que a Capeto lo retiró Manolo Martínez, y de que Huerta fue, sencillamente, un coetáneo más del tapatío –como los Rodríguez, Córdoba, Silveti, Ranchero, Moro, Leal…–, y escasos y sin importancia sus roces con el regiomontano. Ante lo cual, me siento obligado a enfatizar mis tres aseveraciones de la Tauromaquia anterior: que el rival natural del Manuel tapatío debió ser El León de Tetela; que Capetillo rehuyó sistemáticamente cualquier enfrentamiento con el poblano en cosos de la capital; y que, de los dos, fue precisamente éste quien más veces alternó con Martínez y más asiduamente comprometió su hegemonía. A las pruebas me remito.

Capeto y Joselito

Sólo torearon junstos en la México –y únicamente dos veces– durante la temporada de 1959. La confirmación de alternativa del tapatío databa de diez años atrás (23-01-49) y la del poblano de la Navidad de 1955, pero no habían tenido ocasión de alternar en el coso máximo. Y en El Toreo, solamente en un cartel de seis espadas, festejo de la Cruz Roja malogrado por el ganado (11-05-58), ya que Capetillo no participó en la Feria Guadalupana de 1956 en el Toreo –Huerta sí–, y cuando el tapatío se encumbró en Insurgentes, a principios del 57, el ausente fue José.

Cuando al fin coincidieron en la México, Huerta se fue por delante, con el rabo de “Recaudero” de La Laguna por contraseña (22-02-59). No iría lejos por la respuesta, pues el de Capeto a “Guapetón” de Coaxamaluca fue un auténtico faenón, que obligó a Joselito, ya con las orejas de “Andaluz” en la espuerta, a exponerlo todo hasta sufrir seria cornada cuando iniciaba en el estribo su faena al sexto, “Lanzador”, alternando ambos con Lorenzo Garza (15-03-59). Más grave aún fue la de “Camisero” a Manuel siete días después, lo cual abriría un paréntesis que se cerró al participar ambos en el beneficio de Curro Ortega organizado por Arruza en Cuatro Caminos (30-10-60), tarde histórica de siete orejas y dos rabos, uno de éstos el de “Soldado”, bravísimo Valparaíso con el que Huerta estuvo colosal, sin demérito de la formidable actuación de Capetillo con “El Diablito” (oreja luego de pinchar); el otro rabo fue para Juan Silveti, el torero más puro de aquella generación.

Fue aquel un cartel de seis matadores, similar a los pocos que el tapatío y el poblano compartirían allí en lo sucesivo. Por el Estoque de Oro de 1962 ambos triunfaron pero José se llevó el trofeo (y el rabo de “Superior” de Mimiahuápam; a Manuel, herido al estoquear a “Sol”, le llevaron la oreja a la enfermería). En el propio Toreo, ambos se iban a estrellar contra la sosería de un hato de Coaxamaluca absolutamente inútil, la noche de la desierta Oreja de Oro en que Paco Camino regaló al célebre “Catrín” de Pastejé (27-03-63). Y, siempre en Cuatro Caminos, ya sólo volvieron a partir plaza juntos al lado de Alfredo Leal, que los eclipsó al bordar memorablemente a “Mecatito” de Reyes Huerta, huidizo ejemplar que terminó por seguir como hipnotizado la templada muleta del artista distritense (19-11-67). Hasta ahí los carteles (sólo 7 en 13 años) compartidos ante públicos de la capital por Manuel y José, triunfadores simultáneos de varias temporadas en las que, sin embargo, casi nunca llegaron a contender entre sí, burlando el deseo natural de la afición, por tratarse de las dos figuras más consistentes y persistentes de su tiempo.

Guadalajara

Si la capital se perdió el anhelado duelo, don Nacho García Aceves supo llevarlo a El Progreso en repetidas ocasiones, incluso en un memorable mano a mano (08-01-61: Tres orejas y rabo a José y dos a Manuel de un toro de obsequio de Valparaíso, su hierro predilecto). Poco después, ambos resultaban heridos de gravedad cuando, tomándose muy en serio la rivalidad, se arrimaron como desesperados en la despedida tapatía de El Soldado (05-03-61), permaneciendo en el ruedo hasta cobrar los rabos de sus respectivos heridores, de un duro encierro de Torrecilla. También alternaron y triunfaron al parejo en la llamada corrida del siglo (21-03-63, con Bernadó, Camino y sanmateos), aunque en años posteriores su competencia se diluyó.

No renacería sino cuando Capeto, retirado en 1968, volvió a los toros año y medio después. Ya era otro el escenario y otro el empresario –Leodegario Hernández, constructor de aquel coso cuyo primer nombre fue Monumental de Jalisco– y atravesaba José por un gran momento, repuesto de la cornada brutal de “Pablito”. Alternando con El Cordobés primero y Palomo Linares después, las crónicas reportan sendos triunfos arrolladores del de Tetela, en el otoño de 1969. Finalmente, Leodegario los anunció mano a mano, con Gastón Santos por delante; esa última tarde de competencia, la pelea se inclinó de nuevo del lado de José Huerta, que cortó la única oreja a un correoso encierro de Tequisquiapan (02-01-70).

Hablando de triunfos y cornadas, cómo olvidar la sufrida por un encastado Capeto en Aguascalientes, en tarde en que el único apéndice fue para Huerta y El Calesero dibujó maravillas con su capote y luego naufragó ante un toro de vuelta al ruedo (25-04-63).

España

También allí, Huerta marcó diferencias durante sus cinco campañas ibéricas –por tres de Capetillo, con una oreja al confirmar en Madrid (15.05.52), dos percances en 1951 y 52 y un serio fracaso cuando, ya figura consolidada en México, participó en la isidrada de 1963. José toreó allá los dos años siguientes (1964 y 65) y plantó su poderosa bandera en Las Ventas (oreja por feria), en el marco de sendas campañas, relativamente cortas –30 y 22 corridas– pero de indudable brillantez.

Con Manolo Martínez

La fama que corre es que Manolo prácticamente destronó y retiró a Capetillo. Pero lo cierto es que el jalisciense no ostentaba cetro alguno, y que en su segundo vis a vis en El Toreo (03-12-68), ambos cortaron los rabos de “Arizeño” (Capeto) y “Toñuco” (Martínez) de Mimiahuápam. También que, posteriormente, el regiomontano iba a encontrar un adversario formidable en José Huerta, con quien compartiría triunfos de clamor en la México (20-02-72, rabos a ambos) y una tarde memorable en la despedida del maestro de Tetela (28-01-73); tan indecisa quedó la superioridad del uno sobre el otro que se les anunció mano a mano con un encierro fuerte y encastado de José Julián Llaguno, en festejo de la Cruz Roja arrasado por inclemente ventarrón (16-04-72).

También recorrieron la república en corridas para los dos solos, sin vencedor claro. O quizá sí lo hubo, pues en Guadalajara obtuvo José el mayor triunfo de su vida, al cortar las orejas y los rabos –seis y tres– de “Cantador”, “Valenciano” y “Brillante”, de un encierro cuajado y bravísimo de Torrecilla del que Martínez cobraría el rabo del cuarto, “Talismán” (15-11-70). En El Toreo de Puebla, si Manolo bordó asombrosamente a “Diamante” de San Martín (falló al matar), Huerta estuvo más poderoso y entregado que nunca, y sumó tres apéndices del lote más duro de Chafik y Miaja (05-05-72). Un año antes, Huerta había vencido mano a mano en Zacatecas (08-09-71: 5 orejas por 2 del regiomontano) y Tlaxcala (02-11-71: triunfador único con las orejas de un reyeshuerta en alto).

Balances capitalinos.

Sintetizando, Capetillo-Huerta alternaron cinco veces en El Toreo y dos en la México (ocho orejas y tres rabos para el de Tetela por cuatro y uno para Capeto); el tapatío y Martínez lo hicieron tan solo una vez en Insurgentes (Martínez obtuvo esa noche la oreja de “Catrín”, de Mariano Ramírez, y el Estoque de Oro: 08-04-67) y dos más en Cuatro Caminos –sus recordados manos a mano de julio y diciembre del 67–, con saldo de cinco orejas y un rabo para el regio y dos y rabo para el otro Manuel; en tanto la dupla Huerta-Martínez compartía cartel dos veces en El Toreo, a principios de 1966 –con José Fuentes y Ordóñez por alternantes, y sin corte de apéndices–, y cinco en la Monumental México, ocasiones en que José sumó cuatro orejas, dos rabos y un Estoque de Oro (24-02-71), por cuatro auriculares y un rabo para Manolo.

Estos son, a detalle, los resultados de las confrontaciones entre estas tres importantes figuras del toreo nuestro, que estimo confirmatorios de mis afirmaciones formuladas al principio de esta columna

¡Y hay que ver la de cornadas que repartían los toritos mexicanos de entonces!

 


 

 

El cinco, la cifra mágica

morante

Morante ha dicho que vuelve a Sevilla, que quiere volver a vestirse de luces para dirigirse a la Maestranza y que necesita a Sevilla para satisfacer sus apetencias como torero. Se lo ha dicho a Fernando Carrasco, según leo en ABC. El G-5, ya literalmente desintegrado desde finales del pasado año, ha pasado definitivamente a la sala de incineración.

Durante los dos años que ha durado lo que el grupo disidente calificaba como un castigo a la Empresa Pagés, he sido requerido en múltiples ocasiones para que formara opinión acerca del conflicto… y siempre aduje –y siempre aduciré—que en temas que atañen de forma más o menos tangencial a la cuestión de las perras no entro. Ni salgo. Me hago a un lado, simplemente. Las cosas de los dineros de los demás –de las partes litigantes en un pleito–hay que dejarlas aparte. Y sigo en mis trece: el rifirrafe que se les ha ido de las manos a las cinco estrellas rutilantes de la torería de esta época, puede que lo originara la espoleta de unas declaraciones desafortunadas, lesivas para el honor de la gente decente; no digo que no, pero en él subyacía, también, un fondo económico insoslayable; por tal motivo, me cabe la razonable duda de qué hubiera sucedido si en el juego del soga-tira en que se pone en juego el tema de la pasta se llega a un acuerdo y, en cualquier momento, salen a relucir algunas de las boutades pronunciadas por una de las partes que han dinamitado las relaciones entrambos hasta límites insospechados.

Ahora que Morante hace público su deseo de torear de nuevo en Sevilla, ahora que los escandalosos meandros del río han perdido definitivamente la turbiedad, me pete echar mi cuarto a espadas.

Por suerte, y por motivos estrictamente profesionales, he tenido la ocasión y el privilegio de presenciar in situ algunos encontronazos entre representantes de toreros de alta cotización y empresarios taurinos de la más alta jerarquía. Había que ver a mi recordado y añorado Diodoro Canorea –tan beatífico, tan comprensivo… y tan increíblemente generoso— cómo pegaba un puñetazo en la mesa de aquella oficina de arriba de la Maestranza y un bocinazo al representante de la máxima figura del momento, por intentar que tragara con una imposición, aprovechando la urgencia de una infeliz coyuntura. Le dijo de todo, menos bonito. Y no pasó nada. Había que ver a uno de los más grandes empresarios de la historia del toreo, Manolo Chopera, levantar sus enormes brazos –las poderosas ramas de aquél Chopo gigantesco—y opinar en voz alta sobre el dicho representante y su representado, a causa de la supuesta desmesura de sus pretensiones. Y no pasó nada. Había que ver, en fin, a José Luis Lozano –en el solio de la todopoderosa plaza de Las Ventas– partiendo la flexibilidad de los bolígrafos Bic y poco menos que ridiculizando las calidades y cualidades del torero en cuestión, cuyas exigencias le parecían inasumibles. Y no pasó nada. El maldito parné siempre andaba de por medio en este breve anecdotario que comento de soslayo, y nunca pasó nada inapelable, catastrófico, definitivo.

Obsérvese que utilizo la palabra representante en lugar de la de apoderado. Es posible que se me rebelen quienes se sientan aludidos; pero déjenme que les haga un par de apreciaciones: apoderado es aquél que tiene plenos poderes para resolver cuestiones que afectan a otras personas o entidades, y representante es alguien que representa al ausente, pero no decide. ¿Cuántos llamados apoderados tienen autoridad para decidir de facto en negociaciones taurinas de alto nivel? La mayoría –no todos, por supuesto—se limitan a ser mera correa de transmisión, farautes o actores que representan un papel secundario. Por tal motivo, algunos –no todos, por supuesto— cuando fracasan en su cometido salen de la mesa de negociaciones haciendo confidencias acerca del llamado poderdante y después le cuentan a éste otra película. De todo hay.

Volviendo al tema y para dejarlo claro: después de tan desagradable experiencia, sería bueno que se revisaran las formas dialécticas entre los integrantes del negocio taurino. Las colisiones entre empresarios y toreros siempre han existido y seguirán existiendo, pero el empresario taurino, el buen empresario, no debe ver al torero como un enemigo a batir, y viceversa. Están, deben estar, lo que en la jerga común se dice condenados a entenderse; porque si no, la que puede resultar dañada es la fiesta de los toros y, por ende, perjudicados los aficionados. Y eso es lo que no se entiende.

Ahora que han salido de la trinchera –o eso quiero creer–los cinco magníficos, uno de ellos, José Antonio Morante de la Puebla, hace una confesión que debe tomarse como arranque sincero y no capitulación: Necesito a Sevilla. Y Sevilla a ti, torero. Sevilla es el lujo que avizoran permanentemente todos los que se visten de luces; pero para ti, José Antonio, es, además, una amante irrenunciable. Para Morante de la Puebla, estar dos años lejos de su tálamo debe haberle propiciado alguna que otra pesadilla, porque a despecho de otros felices aposentos, es como cambiar la cámara real por el simple dormitorio, la viscoelástica por el jergón.

Los cinco de ases en rebeldía parece que han tomado el sensato camino de la conciliación. La otra parte –empresa Pagés— ya tomó en su día la sabia decisión de hacer una pública rectificación y pidió perdón si algunas de sus declaraciones hubieran sido causa de lesivas consecuencias a terceros. Ahora, los cinco deben dar un paso hacia adelante, reconocer también la desmesura de su respuesta y sus incontrolables consecuencias, y ponerse en razón, porque aquí todo el mundo habrá de dejarse pelos –de cualquier índole– en la gatera. Morante ya ha roto el hielo, manifestando que, la próxima temporada, quiere torear cinco tardes en Sevilla.

El cinco parece ser la cifra mágica. Si yo fuera Ramón Valencia, no dudaría ni un momento: Morante, choca esos cinco.

 


 

 

El Toro amigo / The Bull

El toro de lidia nace, vive y se desarrolla solamente para salir al ruedo de una plaza. Durante cuatro años seguimos los pasos de un pequeño y frágil ternero que se convertirá en un animal fuerte que demostrará su valentía en el coso.

 

 


 

 

 

¿La Fiesta en Paz?

Los toros como liturgia, algunas reflexiones del teólogo, investigador y aficionado Alberto Aranda, M.Sp.S.

Leonardo Páez

Foto

La Maestranza. El torero español Esau Fernandez antes de ingresar a la plaza de toros de La Maestranza, en Sevilla, EspañaFoto Reuters
Hoy, cuando cualquier prejuicioso, analfabeta u oportunista instalado en protector de mascotas, partido como político o rutilante estrella del espectáculo, clama por la prohibición de las corridas de toros, en ese humanismo de supermercado que quisiera un mundo sometido al pensamiento único de los países dizque civilizados, es conveniente escuchar las voces de aficionados cultos que desde su especialidad son capaces de reflexionar, con conocimiento y respeto, sobre lo que va quedando del rito táurico.

Alberto Aranda es un sacerdote misionero del Espíritu Santo, especializado en teología y en liturgia, con estudios en la Universidad de Santo Tomás y en el Pontificio Instituto Litúrgico de San Anselmo, ambos en Roma. Participó activamente en la aplicación de la Reforma Litúrgica del Concilio Vaticano II en México, desde sus inicios. Es maestro y conferencista, autor de numerosos libros y artículos y miembro fundador de la Sociedad Mexicana de Liturgistas (Somelit). Como nadie es perfecto, confiesa su admiración por el diestro valenciano Enrique Ponce.

“Tanto a la misa como a la plaza de toros –comienza el padre Aranda– hay muchos que asisten ‘como mudos espectadores’ y muchos que ni siquiera asisten porque nadie los ha abierto al sentido y gusto de la celebración o porque por múltiples razones, entre ellas muchas veces la mala actuación de los ministros, la celebración litúrgica les parece algo aburrido, largo, muerto o inclusive predecible.

“El rito es la expresión de varias realidades: una realidad social, comunitaria, reconocida y aceptada; una realidad tradicional: el rito ha sido recibido y es transmitido y una realidad simbólica y expresa: hace visible algo que de otra manera no podría ser captado. Como animal social, el hombre es un animal ritual. Si se lo suprime en una forma, reaparece en otras, tanto más fuertes cuanto más intensa es la interacción social.

“En la liturgia y en los toros –añade– se puede ver el conjunto como un rito, pero a su vez compuesto de una serie orgánica de ritos. Hay una sucesión, un desarrollo, un orden. En los toros, los tiempos se llaman tercios: varas, banderillas y muleta. Cada uno tiene una funcionalidad: quebrantar, avivar, ahormar, y van precedidos por el paseíllo o desfile de apertura que centra la atención de los espectadores en los actores principales y en los lugares de la celebración, que incorpora a los espectadores y los abre al rito. En los toros y en la liturgia hay reglamentos precisos que concretizan una tradición. En la función taurina, dentro del cumplimiento de la normativa y de la tradición, hay un margen amplísimo para la adaptación a las circunstancias y para la indispensable expresión del arte. Se le preguntaba a Rafael Gómez El Gallo: maestro, ¿cuándo diría usted que el torero es un artista y torea con arte? Y respondía: cuando tiene un misterio qué decir y lo dice.

“Igualmente en la liturgia, dentro del cauce de las leyes eclesiales hay un gran campo de creatividad, tanto en la posibilidad de escoger las piezas opcionales como en las partes que están expresadas con ‘estas o parecidas palabras’ y de las que, indicándose su finalidad básica, se deja la concreción al sentido pastoral del oficiante, pero todo con la finalidad de expresar el misterio de Cristo. En los toros, al igual que en la liturgia, se usa una diversidad de vestiduras que caracterizan la función de cada uno de los actores, desde la propia de los monosabios, la de los picadores y los peones, hasta el especial terno de luces del matador. Todas las vestiduras provienen de ropa de uso común que ha ido sufriendo una transformación. Se trata de una vestidura especial para una acción especial.

“En los toros la participación de los espectadores es mucho más amplia y expresiva que en otros espectáculos pues tienen la posibilidad de ‘calificar’ cada una de las acciones que se desarrollan en el ruedo. Como mala calificación se usan los silbidos, los abucheos o simplemente el silencio; para las buenas calificaciones se tienen los oles, los aplausos, la aclamación ¡torero! o los pañuelos blancos, y a estas buenas calificaciones populares corresponden los premios: agradecer la ovación, saludar en el tercio o desde el centro, dar la vuelta al ruedo, recibir una o dos orejas y, en ocasiones extraordinarias, el rabo. ¿Qué sucedería –se pregunta– si en las celebraciones litúrgicas los fieles pudieran calificar la actuación de los ministros, especialmente la del presidente de la asamblea?

Solo al espectáculo de los toros, entre todas las actividades deportivas o espectaculares, se le llama fiesta. La celebración litúrgica debe ser una fiesta: la actualización de la Pascua del Señor, de su victoria sobre el mal y la muerte, de la vida nueva que nos comunica, objeto fundamental de la fe, donde se hace la comunidad y desde donde es enviada a dar testimonio. Y remata don Alberto: la última lección que los toros nos pueden dar para el ejercicio de la liturgia sería la puntualidad. ¿Se podría decir lo mismo de nuestras celebraciones litúrgicas?

 


 

El negocio de los antis, al descubierto…,

Además, entrevistas con Miguel Ángel Delgado, Esaú Fernández, Sánchez Vara, el novillero Diego Carretero, las ganaderías triunfadoras de las novilladas, Zaragoza, Jaén, Chinchón… y mucho más
Por Redacción APLAUSOS

El número 1.986 de la revista APLAUSOS ya está en los kioskos. Julián López “El Juli” protagoniza la primera página del ejemplar tras sentar cátedra en Zaragoza. Junto al madrileño, el semanario taurino destaca el faenón de Alejandro Talavante, la épica de Rafaelillo y el tirón de Juan del Álamo. APLAUSOS repasa también todo lo acontecido en los festejos celebrados en Jaén, Alba de Tormes, Palos de la Frontera y el tradicional festival de Chinchón.

Esta semana APLAUSOS destapa en un interesante reportaje el negocio de los antitaurinos. Cientos de millones de euros en manos de lobbies internacionales financian la lucha contra la Tauromaquia en el mundo. Algunas entidades cuentan con más de 200 empleados a tiempo completo con la abolición del toreo como uno de sus objetivos.

Uno de los nombres de los últimos días ha sido Miguel Ángel Delgado tras sendas actuaciones en Madrid y Sevilla. “El fruto ha llegado al final. En general hablaría de una temporada muy positiva, donde me he tenido que sobreponer a muchas cosas pero donde he visto la luz del triunfo al final del túnel”. Y añade: “Si existe algún culpable de la situación en la que estaba, ese soy yo. Aquí no se puede andar creyendo que todo el mundo es malo”.

Otro de los destacados de los últimos festejos en Sevilla ha sido Esaú Fernández. El camero afirma: “¿Cómo no va a servir lo que hacemos en el ruedo y en una plaza como La Maestranza? A la mínima oportunidad he demostrado de lo que soy capaz”. Y continúa: “Siempre he estado al filo de la navaja pero he sabido tirar para adelante. Hay Esaú Fernández para rato, no estoy aburrido, voy a seguir dando guerra”.

El apartado ganadero está dedicado a las divisas triunfadoras en las ferias de novilladas. To­rrestrella, Fuente Ymbro, Baltasar Ibán, Montealto, El Cubo, Zacarías Moreno, Ganadería de Pincha, Ignacio López-Chaves o El Cotillo han sido las más destacadas.

“Sin duda ha sido mi mejor año. Me queda mucho por recorrer, pero he notado que empieza a sentirse un cambio radical de opinión sobre mí”. Son palabras de Francisco Javier Sánchez Vara en la sección En la Plaza y en la Calle. El alcarreño se sincera en las páginas de esta semana. “Soy demasiado transparente y en la vida no se puede ser así. Ser sincero no es bueno en esta profesión. A mí me ha costado muy caro”.

El novillero Diego Carretero habla esta semana en APLAUSOS tras un final de año en el que ha dejado su impronta. “Me quedo quieto porque quiero hacer las cosas de verdad y emocionar y para lograr eso uno debe cruzar la línea”.

Como cada semana APLAUSOS cuenta con las firmas de opinión de José Luis Benlloch, Manolo Molés, Carlos Ruiz Villasuso y Paco Mora. Para más información pueden visitar la web http://www.aplausos.es. El ejemplar ya está disponible en iPad y Doopaper.

 


 

La Revolera

Hay que reformar los palcos

Por Paco Mora
Alejandro Talavante ha estado soberbio en el quinto toro de la tarde, derramando arte por los cuatro costados y patentizando el gran momento en que se encuentra, ante el entusiasmo del público y la impasibilidad del presidente.

Debería suprimirse la concesión de trofeos. Ni orejas ni rabos que dependan del criterio de los señores que dictan desde el palco presidencial. El público paga y debe ser soberano, y si obliga al torero con sus aplausos a dar una vuelta al ruedo equivaldría a la actual oreja, dos vueltas al ruedo dos orejas y tres un rabo. Y los presidentes que se ocupen solo del orden del espectáculo, según el Reglamento.

Porque la mayoría de ellos están actuando, por falta de conocimientos o por mala “milk”, de manera arbitraria. Hoy en Zaragoza el “usía” le ha robado una puerta grande a Talavante, totalmente merecida a juicio de la mayoría abrumadora del público que abarrotaba los tendidos de la plaza de Pignatelli. Alejandro Talavante ha estado soberbio en el quinto toro de la tarde, derramando arte por los cuatro costados y patentizando el gran momento en que se encuentra, ante el entusiasmo del público y la impasibilidad del presidente. Si el respetable ha tenido que premiar con sus prolongados y unánimes aplausos la sensacional faena, ¿qué falta hacía encaramado en la mejor entrada de la plaza un árbitro que no sabe tocar el pito? Quizás vaya siendo hora de que los aficionados clamemos por la desaparición de los dictadores de los palcos presidenciales en nuestras plazas de toros. Lo de López Simón es una nota que ha surgido milagrosamente en el pentagrama de la Tauromaquia. Es la nota de la Verdad con mayúscula, que por inusual sorprende y conmociona. Y hoy en Zaragoza también ha estallado el tsunami López Simón, rompiendo todas las costuras de la emotividad con la magia de su temple. Y eso lo ha conseguido pisando terrenos inverosímiles y con una quietud aterradora y un temple exquisito. El de Barajas ha demostrado, una vez más, que todos los toros sirven a condición de tener valor para pisarles los terrenos que les eran propios antes del advenimiento de Juan Belmonte.

López Simón ha convertido en axioma que no hay nada más revolucionario que la verdad. Pero esa verdad que de tan autentica pone el vello de punta a cualquier espectador, aunque no entienda ni papa de las cosas del toreo. Corolario: Urge subir a los palcos a aficionados y profesionales de reconocido prestigio. Los elementos ajenos a la religión taurómaca, no hacen más que entorpecer el desarrollo del espectáculo.

 


 

NOTICIAS Comienza la Temporada Grande

El DF se reinventa

19/10/2015 20:23

 

 

Spot promocional de la primera de la Temporada Grande I TAUROAGENCIA MUNDOTORO > México DF

La Temporada Grande de México DF se reinventa. Así nos lo han mostrado nuestros compañeros de Tauroagencia con el spot promocional que llama a la primera del gran abono mexicano. El domingo se abrirá la Monumental para recibir a Zotoluco, José María Manzanares y Joselito Adame. Como no puede ser de otra forma, os contaremos todos los detalles en riguroso directo.

 


 

CARTELES Los días 6 y 13 de noviembre

ETMSA cierra la temporada de Monterrey

19/10/2015 21:29
Dos últimos festejos de la temporada en Monterrey
Mano a mano entre Zotoluco y Adame

MUNDOTORO
MUNDOTORO > México

La empresa Espectáculos Taurinos de México (ETMSA) ha terminado de confeccionar los carteles de los dos últimos festejos de esta temporada en la plaza de toros de Monterrey. Se trata de dos corridas de toros, que tendrán lugar los días 6 y 13 de noviembre y en las que se anuncian Adame, Zotoluco, El Payo, Silveti y Armillita IV.

Éstos son los carteles:

Viernes, 6: Zotoluco y Joselito Adame, mano a mano (Begoña)

Viernes, 13: El Payo, Silveti y Armillita IV (Boquilla del Carmen)

Las entradas podrán comprarse a partir del 20 de octubre en las taquillas de la plaza y sistemás virtuales.


 

NOTICIAS Abarán amaneció con pegatinas antis

¿Hasta cuándo?

19/10/2015 12:20
‘Me siento orgulloso de que mi imagen haya sido utilizada por defender la Fiesta Nacional’

‘Mi hijo de ocho años me preguntó si me podían matar’

‘Mi mujer me ha pedido que deje la concejalía’

 

El concejal Fco. Javier Fdez. retirando las pegatinas I ABARANDIAADÍA.COM
GUILLERMO LORENTE > Madrid

La violencia antitaurina no cesa. En esta ocasión yendo un paso más allá. Señalando con el dedo, poniendo en el punto de mira a un concejal de una localidad murciana de arraigada tradición taurina, por el simple hecho de ser un manifiesto aficionado a los toros y por su apoyo incondicional a la Fiesta en su pueblo.

Abarán amanecía el pasado sábado forrada de pegatinas a modo de panfletos con un mensaje antitaurino en la que aparece en su parte central la fotografía de su concejal de cultura y festejos, Francisco Javier Fernández. A la imagen, más propia de un grupo terrorista que animalista, tan sólo le falta el punto de mira de un arma de fuego en su parte central para traernos a la mente recuerdos de negros capítulos de la historia reciente de nuestro país. Se desconoce la autoría y la procedencia de los panfletos, aunque tras la denuncia interpuesta por el edil ante la Guardia Civil, ya se trabaja en la búsqueda de los responsables de esta nueva forma de ataque; una nueva modalidad de escrache con claros tintes delictivos e inadmisible en un Estado de Derecho. ‘Los responsables pueden ser acusados de injurias e incitación a la violencia. Se ha utilizado la imagen de un miembro de la corporación municipal sin permiso y se está señalando directamente a mi persona en clara e implícita amenaza’.

Francisco Javier lleva cinco años al frente de su concejalía y dice no sentirse afectado por este ataque aunque reconoce estar preocupado por el daño moral ocasionado a su familia. ‘Mi hijo de ocho años me ha llegado a preguntar si esas personas me podían matar, y mi mujer me ha pedido que deje la concejalía, algo que bajo ningún concepto voy a hacer’, añadiendo que ‘me siento orgulloso de que mi imagen haya sido utilizada por defender la Fiesta Nacional, algo que voy a seguir haciendo, pero esto es inadmisible y espero que, de una vez por todas, recaiga todo el peso de la justicia sobre los responsables’.

El edil popular ha reconocido que en los últimos tiempos son frecuentes los enfrentamientos en plenos municipales con el grupo de Izquierda Unida que quiere por todos los medios acabar con los toros en la localidad murciana alegando, aparte de los consabidos y sempiternos motivos de maltrato animal, la financiación de los espectáculos taurinos con dinero municipal. ‘Los toros no le cuestan al ayuntamiento de

Abarán ni un sólo euro. Es más, no sólo no cuesta sino que genera ingresos por el canon de explotación de la plaza que el empresario Ángel Bernal paga anualmente. Él asume el montante de la corrida de toros y de la clase práctica para la Escuela Taurina, además de la vacas para el encierro. El vallado se costea con aportaciones de empresas privadas y lo único que paga el ayuntamiento es el seguro del encierro, que está infinitamente por debajo del canon de explotación de la plaza. Los toros sólo aportan ingresos al pueblo’, afirma el concejal.

Francisco Javier confiesa haber recibido infinidad de muestras de apoyo de vecinos del pueblo, aficionados, profesionales del toro y de compañeros de otros grupos políticos, aunque se hace la misma pregunta que nos hacemos todos: ¿Hasta dónde serán capaces de llegar estos grupos?, y ¿hasta cuándo su impunidad?


 

EDUCACIÓNContenido del borrador que va a proponer el Gobierno a las CCAA

Las 10 asignaturas que debes conocer para aprobar la FP de Tauromaquia

Corrida de toros en Las Ventas el pasado mayo. ANTONIO HEREDIA

El título que presentará el Ministerio de Educación a las CCAA enseña a inseminar, a hacer verónicas o a matar ‘con eficacia y pureza’

Son dos cursos escolares completos con reglamentación taurina y nociones de Matemáticas, Lengua e Inglés para alumnos de entre 15 y 17 años que les vaya mal con la ESO

OLGA R. SANMARTÍNMadrid
@olgarsanmartin
ACTUALIZADO 19/10/201521:51

¿Tienes entre 15 y 17 años, te va mal en la ESO y siempre has soñado con ser banderillero? El Ministerio de Educación te da la solución. Esta semana presentará a las comunidades autónomas el borrador del anteproyecto de decreto que crea un nuevo título de FP Básica en Tauromaquia y Actividades Auxiliares Ganaderas.

Son 2.000 horas de formación -es decir, dos cursos escolares completos- para aprender a ser todo un alevín del toreo. Según el texto, al que ha tenido acceso EL MUNDO, el título habilita para trabajar de «matador de novillo sin picadores», «banderillero de novillos», «picador de novillos», «peón agropecuario» o «pastor».

Y enseña, entre otras cosas, a limpiar y conservar el traje de luces, hacer verónicas o preparar a los animales para su reproducción. Hay, también, conocimientos generales de Matemáticas, Biología, Ciencias Sociales, Lengua Castellana y Literatura o Lengua Inglesa.

¿Y todas estas asignaturas por qué? Pues porque, como señala el Ministerio en el borrador -que ha sido redactado a propuesta de la Comisión Nacional de Tauromaquia-, entre los objetivos que debe conseguir el alumno está «desarrollar la iniciativa, la creatividad y el espíritu de emprendedor», tener «espíritu crítico», aplicar «principios democráticos» y mejorar la competencia en «lengua extranjera».

¿Cuáles son las asignaturas?

El título se reparte en 12 módulos que engloban, en total 10 asignaturas. Una de ellas es una práctica en la que hay que aplicar todo lo aprendido. El alumno entra en faena con una materia que se llama «Lidia y Liturgia Taurina», que le habla del rito de entrada en la plaza, el paseíllo y la disposición de los alguaciles, los espadas, los monosabios…

Esta asignatura, de 55 horas de duración, cuenta los orígenes históricos del toreo y todas las claves para identificar a los componentes de la cuadrilla, reconocer la bravura del toro de lidia, saber cómo se llaman los distintos hierros y poder nombrar las partes que componen el traje de los toreros.

Las suertes del toreo I y II

Las clases continúan con «Las suertes del toreo I» y «Las suertes del toreo II», de 100 y 90 horas respectivamente.

En el desarrollo curricular de estas asignaturas se dice que hay que aprender a «seleccionar, limpiar y conservar los trastos para torear». Más concretamente, a saber lo que es un capote y cómo se dobla, conservar bien la espada y limpiar con eficacia el descabello.

Además, hay que aprender a hacer verónicas, embestir con pitones, practicar con carretones… Un área de estudio es la «aplicabilidad del axioma en la suerte fundamental de la verónica». Y otro: «La pureza como base del toreo de muleta».

Si hay que matar al animal, debe hacerse «teniendo en cuenta sus características» y ejecutando esta tarea «con eficacia y pureza».

Aquí aparecen las primeras lecciones de «anatomía humana» y primeros auxilios y el estudiante debe mantener «una condición física y psicológica suficiente para la práctica del toreo realizando actividades de acondicionamiento físico y psicológico y valorando la importancia de una buena alimentación en el cuidado integral del cuerpo».

Los exámenes, en este sentido, evalúan si el alumno «ha procedido a la realización de rutinas específicas de calentamiento», «ejercicios conducentes a la mejora de la resistencia», «la velocidad» y «la flexibilidad en las principales articulaciones», «la elasticidad», «la coordinación y reflejos», «la fuerza»…

Reglamentación y derecho taurino

Esta asignatura de 30 horas está destinada a «relacionar la regulación vigente de los espectáculos taurinos con los requisitos para la preparación, organización y normal desarrollo de la fiesta de los toros, identificando el papel de los profesionales que intervienen, las características de las reses de lidia y las medidas de prevención de infracciones y sanciones».

El alumno tiene que «valorar el carácter cultural, histórico y tradicional de la Tauromaquia como parte esencial del Patrimonio Histórico, Artístico,Cultural y Etnográfico de España».

¿Cómo aprobarla? Empollándose el Reglamento de Espectáculos Taurinos, el Registro General de Profesionales Taurinos, el Registro de Empresas Ganaderas de Reses de Lidia… Y enterándose de cómo son los contratos de trabajo que se hacen, los principios básicos sobre fiscalidad y tributación, las nociones elementales de contabilidad y la prevención de riesgos laborales.

Inseminar

La asignatura de «Operaciones auxiliares de cría y alimentación de ganado», de 120 horas, dedica una parte importante de su temario a «preparar a los reproductores para la cubrición, por monta natural o inseminación artificial, para conseguir altos índices de gestación en relación a la especie».

Es decir, los estudiantes aprenden el oficio del mamporrero.

Aquí el currículo es detallado: «métodos de detección de celo», «cuidados básicos de los sementales», «preparación del macho para la monta y para la extracción de semen en el caso de los procesos de inseminación artificial»…

También se enseña al alumno todo lo relacionado con la gestación y el destete del ganado y la alimentación del mismo, así como la manera adecuada de «manejar el pastoreo».

Hay un capítulo sobre «el perro pastor. Manejo y cuidados».

Operaciones básicas

En «Operaciones básicas de manejo de la producción ganadera», hay 100 horas destinadas a enseñar a identificar a los animales y ejecutar de forma adecuada el marcaje, así como a «recoger la producción de la explotación ganadera» -en palabras, corrientes, a ordeñar las vacas-; «vigilar el estado de salud de los animales», y «cuidar a los animales enfermos».

En «Operaciones auxiliares de mantenimiento e higiene en instalaciones ganaderas», hay 55 horas más para aprender todo sobre el mantenimiento y el manejo de las instalaciones, la maquinaria y los equipos de la explotación ganadera. Hay que aprender a limpiar y desinfectar las instalaciones y, sobre todo, a tener «precauciones en la retirada de materia orgánica».

Ciencias y Letras

Hay Ciencias Aplicadas, de 180 horas. Son una síntesis de Matemáticas, Física y Química, Biología y Geología. Aquí se enseñan ecuaciones de primer y segundo grado. El alumno tiene que «describir la célula», «analizar los efectos positivos del uso de la energía nuclear», «haber investigado sobre la lluvia ácida» o «aplicar las leyes de Newton en situaciones de la vida cotidiana».

En Comunicación y Sociedad , de 240 horas, se estudia la Edad Antigua, los romanos o la colonización de América, las instituciones de la UE, la Declaración Universal de Derechos Humanos o «la tercera globalización». Hay que analizar textos orales, «participar en conversaciones de lengua inglesa». Es una mezcla de Ciencias Sociales, Lengua Castellana y Literatura, y Lengua Inglesa

Para terminar, hay una décima asignatura -«Formación en centros de trabajo»- en la que se pone en práctica todo lo aprendido.

¿Quiénes pueden apuntarse?

Se debe tener un mínimo de 15 años (cumplidos o cumplirlos durante el año en curso) y no superar los 17 años. Se tiene que haber cursado 3º de la ESO o, excepcionalmente, 2º de la ESO. Se accede por recomendación del equipo docente de la ESO, con el consentimiento de los tutores legales del alumno o del propio alumno si está emancipado.

El título tiene una cualificación de nivel 1 del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales y permite el acceso a los Ciclos Formativos de Grado Medio, como también, la obtención del Graduado en ESO si se realiza la prueba final de evaluación de la ESO.

¿Dónde se imparten las clases?

En «aulas polivalentes» con conexión a internet, biblioteca básica sobre temas taurinos y vídeos de corridas y entrevistas con toreros; en «almacenes»; en «aulas de toreos»; en «ruedos», o en «alojamientos y espacios ganaderos».

¿Hay demanda laboral?

Dice el borrador, de 74 páginas, que «el sector agropecuario, uno de los más relevantes para la economía española, demanda, cada vez más, trabajadores cualificados capaces de renovarlo y modernizarlo tecnológicamente».

Pero no es, en realidad, la posibilidad de trabajar lo que ha motivado este proyecto, sino la necesidad de dar “unidad de acción” y “coherencia” a las decenas de escuelas de tauromaquia que existen en la actualidad y que ofrecen una enseñanza no reglada.

El decreto, en este sentido, permitiría que todas las escuelas dieran la misma formación, de manera unificada.

En el Ministerio de Educación insisten en que este borrador es simplemente una propuesta que se ofrece a las autonomías y que luego ellas, en el marco de sus competencias, deciden si ofertan o no el título. La consejera catalana, Irene Rigau, ya ha dicho que no lo va a ofertar en su territorio.

 


 

TOROS

La Fiesta de los toros triunfa en una temporada de muchos ataques

ANDRÉS AMORÓS / MADRID
Día 20/10/2015 – 00.20h
Las figuras del toreo mantienen su posición frente a la ilusionante irrupción de los nuevos valores

Como definió con claridad Ortega y Gasset, la Tauromaquia es un espejo que refleja fielmente el estado de nuestra sociedad. En un año tan convulso para España, no puede sorprender que la Fiesta haya vivido tantos ataques, justamente por su carácter de española. A ello se une cierto animalismo mal entendido, empeñado en olvidar que, sin las corridas, el toro bravo, como especie, simplemente no existiría. La ignorancia y el sectarismo de muchos ayuntamientos populistas, patente en temas tan graves como la valoración de la Hispanidad y de la Monarquía, ha encontrado en los ataques a la Tauromaquia una manera de convertirse en noticia y de dar satisfacción a sus aliados antisistema.

LOS PERCANCES

También ha estado marcada esta temporada por la abundancia de percances muy graves, ya sean cornadas (Jiménez Fortes, Paquirri, Perera) o fracturas y lesiones de larga duración (Ferrera, Ponce). Esto sólo puede sorprender a los que tienen una falsa idea, a lo Walt Disney, del toro como un «pobrecito animal»; en realidad, es una de las fieras más temibles que existen. Ya lo escribió Ignacio Sánchez Mejías (citando al Gallo padre): «El que no quiera que le cojan, que se meta a obispo». Los avances de la medicina han permitido recuperaciones que, hace años, hubieran sido muy difíciles. En todo caso, estos percances prueban el heroico valor de los diestros.

SIGNOS POSITIVOS

El 13 de agosto, volvió a abrirse, tras dos años de prohibición, el coso de Illumbe. Al día siguiente, con una fotografía de Don Juan Carlos recibiendo el brindis del primer toro, que le hizo Enrique Ponce, la portada de ABC titulaba así: «San Sebastián rompe el veto de Bildu a los toros». Y el editorial del periódico definía «el gran valor de la Tauromaquia: la Fiesta es libertad, el derecho a disfrutar de este arte». Ése es el justo enfoque: no se trata de imponer a nadie la afición a un arte sino de defender nuestra libertad y algo que, en el mundo entero, es visto como seña de identidad de nuestra nación. Como definió esa tarde Don Juan Carlos, «es un activo de España».

Los aficionados hemos agradecido la presencia en los toros de Don Felipe, desde la primera corrida de San Isidro, y la frecuente de Don Juan Carlos, a lo largo de la Feria.

Como todo arte, la Tauromaquia se nutre, a la vez, del respeto a la tradición y de la permanente renovación. Un hecho indudablemente positivo, esta temporada, ha sido la aparición de nuevos diestros, que han renovado la ilusión de los espectadores.

LOS MATADORES

Con 25 años de alternativa, Enrique Ponce ha protagonizado una temporada extraordinaria, uniendo la sabiduría a la ilusión juvenil. Morante y Manzanares han deleitado con faenas de gran estética; El Juli, con la regularidad de sus éxitos; Perera, con su poderío y entrega; Talavante, con su originalidad creativa; Castella, con la rotundidad de su valor.

A la primera fila intentan acceder Diego Urdiales, con su estilo clásico, y López Simón, la gran revelación de la temporada, que ha abierto tres veces seguidas la Puerta Grande de Las Ventas. Rafaelillo se ha consagrado como líder en las corridas duras, en las que también han brillado Escribano, Fandiño, Robleño y Ureña. Por el número de festejos, destacan El Fandi (cabeza del escalafón) y Padilla; por la finura de su estilo, Luque y Morenito de Aranda. Reverdecen sus laureles algunos veteranos, como Eugenio de Mora. Ilusionan jóvenes como Garrido y Roca Rey.

No hay que olvidar el gesto de dos matadores retirados, Espartaco y Dávila Miura, que torearon con éxito una tarde en Sevilla, como gesto de apoyo a la Feria de Abril.

NOVILLEROS

Todo el mundo coincide en que la «cosecha» de este año ha sido de las mejores. Está llamado a ser una gran figura el peruano Roca Rey, que acaba de tomar la alternativa, igual que Posada de Maravillas, muy artista. Cualidades excepcionales tiene el extremeño Ginés Marín, que lo hará en Nimes. Junto a él, ha destacado el castellonense Varea, que la tomará en la Feria de su tierra. Han de completar su aprendizaje pero ya han destacado el toledano Álvaro Lorenzo, el madrileño Espada, el salmantino Alejandro Marcos, el francés Clemente…

REJONEADORES

El líder indiscutible de los toreros a caballo es Diego Ventura, que el 19 de abril abrió por décima vez la Puerta del Príncipe y para el que se pidió un rabo en Las Ventas, el 16 de mayo, después de cortar cuatro orejas. Junto a él, permanece el magisterio clásico de Pablo Hermoso de Mendoza, que reparte su temporada entre América y España.

También han abierto la Puerta Grande de Madrid los caballeros Sergio Galán y Leonardo Hernández. Notables éxitos han logrado Ginés Cartagena y el portugués Joao Moura hijo. De los más jóvenes, se ha afianzado Manuel Manzanares y la francesa Lea Vicens. Ésta ha sido la temporada de despedida de Fermín Bohórquez.

LOS TOROS

Triunfador indiscutible ha sido Fuente Ymbro, que ha lidiado grandes toros en varias Ferias y una corrida excepcional en Logroño; también ha triunfado muchas tardes Alcurrucén.

Dentro de las divisas «duras», han obtenido éxitos Miura, Victorino, La Quinta, Escolar, Adolfo y Saltillo.

Las figuras han preferido los toros de Garcigrande-Domingo Hernández, Jandilla, Núñez del Cuvillo y Daniel Ruiz; con menos regularidad, Zalduendo y Juan Pedro Domecq. En las novilladas, sigue en lo alto El Parralejo. Para rejones, los murubes de Capea.

NUEVAS ESPERANZAS

Al finalizar la temporada, se abren, en medio de las nubes, algunos rayos de esperanza muy concretos:

1. Si las figuras acceden a «abrir» los carteles, puede darse una interesantísima competencia con los jóvenes, que vienen apretando: López Simón, Garrido, Roca Rey, Ginés Marín…

2. Las recientes declaraciones de Morante a ABC, manifestando que quiere torear en Sevilla cinco tardes, abren un nuevo horizonte de expectativas para la Feria de Abril. (La habilidad de Joaquín Moeckel parece estar detrás de este anuncio). Sueñan ya algunos con un mano a mano entre Morante y Manzanares, para el Domingo de Resurrección. Y deberán decidir si abandonan ya su absurdo veto a Sevilla El Juli, Perera y Talavante.

3. El mismo Morante se ha querellado contra el antitaurino que lo insultó gravemente: una actitud de defensa jurídica que debería utilizarse más.

4. El anuncio de que el Ministerio de Educación prepara un título de Formación Profesional para los toreros (algo previsto en el Pentauro) puede dar una salida lógica y razonable a las Escuelas de Tauromaquia, librándolas de la dependencia de las subvenciones para instalarlas en la normalidad de la enseñanza de una manifestación artística, que forma parte de nuestro patrimonio cultural.

5. Algunos profesionales taurinos han anunciado la creación de un organismo para defender la Fiesta jurídicamente y en el terreno de la comunicación . ¡Ya era hora! Esperemos que se lleve a la práctica de modo eficaz.

 


Opinión


Despolitizar la Fiesta

Había toros antes de Franco y los sigue habiendo después. En España nos gusta más lo erróneo que lo acertado. En su regla de tres, los aficionados son “unos fachas”.

Por Íñigo Martín Apoita
lunes 19 de octubre del 2015, 19:46h

Me quedé impresionado. Andaba yo por Salamanca, en una pequeña calle, Rector Tovar. Allí me crucé a alguien que no identifiqué, pero que dejaba a su paso un olor a puro de espanto. A habano recién fumado, o en proceso de serlo. Algo por el estilo. El tufo del señor me recordó a las plazas de toros. En ellas puso mi mente. Me vi en mi Vista Alegre querida, la de mi infancia, o en La Glorieta de Salamanca, más reciente. Me vi asistiendo a una faena de, qué se yo, El Juli, con El Gato Montés de fondo y el señor del puro delante. O detrás. Tuve por un instante la sensación de que ese olor carca, desfasado, a bar viejo y putrefacto, de madera roñosa, iluminación escasa y tabernero inculto, por algún motivo, constituye un impedimento para acercarse a las plazas.

Y entiéndanme. El olor a puro no es exclusivo de los santuarios taurinos, pero sí característico de ellos. Casi inherente. Ese aroma a ceniza está ahí. Nadie dejará de ir a una plaza por la incomodidad del puro. Yo voy a los toros sin que me guste su olor, y aunque frecuentemente maldigo el puro y a Cuba entera, lo soporto sin problema. La afición, supongo.

El impedimento está más allá. En lo que representa el puro, en tanto que carca, desfasado, intrínseco de bar viejo y putrefacto -como ya he dicho-. En lo que rememora. El puro es la representación de lo antigua que se nos queda la imagen de la fiesta. Porque el festejo en sí no es viejo, todo lo contrario: conserva tradiciones pero evoluciona constantemente. Incluso involuciona, para algunos pesimistas. Pero es dinámico.

Lo que no es dinámico sino completamente estático es la proyección de la fiesta de los toros al exterior. No hemos conseguido que parezca de nuestro siglo, y los nuevos intentos de hacerlo son catastróficos. Hablo de tonterías como cortar orejas más pequeñas o penalizar los excesivos intentos con la puntilla. Todo eso son chorradas. Lo importante no es adaptar la fiesta a los tiempos que corren suavizándola -eso es, en todo caso, una simple prueba de que se la sociedad se ablanda, se convierte a la pusilanimidad. Lo importante y necesario es actualizar su imagen.

Y la imagen de la fiesta, nos guste o no, lleva a Franco. A esos tiempos antiguos representados -para mí- por ese asqueroso olor a puro. Y lleva a Franco erróneamente, claro, pero en España nos gusta más lo erróneo que lo acertado. Había toros antes de Franco y los sigue habiendo después. Pero ocurre que el tradicionalismo presente en cualquier rito taurino parece convertir a los aficionados al más rancio sectarismo conservador. Conservadurismo que a ojos de quienes se oponen tiene que ver con Franco, o con la idea de España, o qué se yo. Con lo que ellos llaman fachas. Con lo que todo el mundo llama fachas.

Por eso no conviene politizar la fiesta. Porque parece que las opiniones políticas del grueso de aficionados se decantan hacia el conservadurismo que la mayoría ignorante -como todas las mayorías- relaciona con Franco. En su regla de tres, si los aficionados son “unos fachas”, la fiesta es de derechas y ergo es franquista. En su mierda de regla de tres. En un silogismo erróneo, pero presente. En una especie de entimema aceptado socialmente.
Y entiéndanme, de nuevo. No me he pronunciado políticamente. No he dicho que esté en contra del franquismo -si bien lo estoy-. Sólo demando, buscando un futuro para la fiesta que tanto amo, la despolitización de la misma. La evitación de un conflicto más. Y eso no depende empresarios, apoderados y demás. Eso depende de la afición.

 






 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: