BREVES NOTICIAS TAURINAS

24 Sep

 

MEXICO LINDO Y TAURINO

LA FIESTA ESTA VIVA 00LOGO

Preservar la ‪#‎FiestaBrava‬ no solo es preservar una tradición, es conservar los empleos de miles de familias que se benefician con el cuidado y crianza del toro bravo. #‎LaFiestaEstáViva‬

Foto de La Fiesta está Viva.

 


 

 

Tauromaquia: Zacatecas en tres tercios

Por: Horacio Reiba | Opinión
Lunes, 21 de Septiembre del 2015 | Puebla, Pue.

Sabido es que este país tiene en Zacatecas una de sus ciudades de más acentuado carácter humano y belleza formal. También que la feria taurina de este antiguo enclave minero –donde el plateresco mexicano ofrece, en cantera roja, sus muestras más preclaras, y se encuentran algunos de los museos más valiosos, completos y originales de nuestra nación– aúna carteles de toros de tronío a un ciclo de actividades taurino-culturales sin paralelo en América. Pues bien, este año, la organización que encabeza Juan Enríquez consiguió, de la mano de Juan Antonio de Labra, una programación de nivel incomparable, cuyas actividades estelares se centraron en torno a las fechas patrias, según daremos cuenta enseguida, con toda la brevedad del caso.

Primer tercio: el libro de Arévalo

Se titula explícitamente “Vida y lidia del toro bravo”, y tiene un subtítulo absolutamente actual –”Ecología, ética y estética del sacrificio taurino”– y fue presentado a mediodía del miércoles 16 en el restaurante Arroyo, ubicado en el recinto ferial, por su propio autor, el ganadero y patrocinador de la obra Manuel Sescosse Varela, y este servidor. Es un libro deslumbrante, que me parece justifica plenamente el carácter de tratado –que le adjudiqué– sobre la génesis del toro como especie de combate, su caracterización como animal sagrado en las culturas mediterráneas más antiguas y clásicas, su protagonismo en fiestas y encierros populares a lo largo de los siglos dentro de la península ibérica, el desarrollo de su cría especializada y la lenta ascensión de la tauromaquia al toreo, desde el caos inicial hasta la codificación de la lidia en tres tercios, paralela en el tiempo a la de la moderna sala de conciertos y al teatro en el siglo de las luces (XVIII), con su unidad de tiempo y espacio, tan neoclásica, y sus tres actos preceptivos.

Todo esto, que Arévalo va desgranando con pluma inspirada y lucidez erudita, alcanza su cenit cuando expone cómo el toreo se metamorfoseó de prosa –la brega– en poesía –el toreo postbelmontino, lances y pases ligados como versos y tandas rematadas como estrofas–. Y desemboca en un rotundo discurso ecologista, que sitúa al toro en el centro de la dehesa –un ecosistema que sería impensable sin la existencia de las corridas y de ese depredador ritual que es el matador–, y lo entroniza como eje de una tradición absolutamente exclusiva y culta, al mismo tiempo presentación y representación, permanencia y transfiguración, fiesta y ritual, drama y arte que, a diferencia del teatro, se desarrolla cada día sobre un guion novedoso e inesperado. Y que difiere de los espectáculos deportivos de moda en que el coro –el espectador– tiene una participación libre y directa, cuyo saber y severidad lo apartan de la mera pasión mimética por el triunfo de un equipo, donde la victoria opaca toda referencia a la calidad del juego. Porque en la plaza el juego es a vida y muerte, y la víctima propiciatoria del sacrificio taurino (el toro), puede trocarse, en cualquier momento, por el propio oficiante del rito (el torero).

En mi intervención me permití formularle al lector una advertencia –el proceso que explica la evolución actual del toro se refiere solamente al caso español, diametralmente opuesto al del post toro de lidia mexicano–, y al autor esta pequeña inconformidad: Arévalo sugiere que la fiesta se defiende sola, dada su grandeza como arte y parte viva de la historia del arte. Personalmente discrepo, pues como los asiduos a esta columna saben, me parece urgente y necesario emprender una defensa decidida y organizada de las corridas y contra la censura que entre animalistas taurófobos, ecologistas despistados y políticos oportunistas insisten en asestarnos. Por lo demás, la lectura de este tratado de alta tauromaquia me parece esencial para el deleite y conocimiento del aficionado, y desde luego como arma de combate, inteligente y repleta de buenas razones, contra el furor antitaurino en boga.

Segundo tercio: la corrida

Desde el restaurante Arroyo nos trasladamos a la cercana Monumental de Zacatecas, que anunciaba el cartel estelar de su feria. Por desgracia, falló clamorosamente el encierro de Pozo Hondo –de buena presentación y recortadas cabezas, pero incierto y manso hasta la exasperación–. El único que medio obedeció a los engaños –”Seis Puertas”, cuarto de la tarde– fue aprovechado por el debutante sevillano Pepe Moral para trazar interesante faena, en corto y muy bien pulseada, a la que correspondieron público y juez con una oreja de ley. Alguna más pudieron arañar Arturo Saldívar y Diego Silveti, de no ser por lo mellado de sus aceros. Destaca el mérito de la primera faena del hidrocálido Saldívar, exponiendo mucho, con aguante y temple, ante un animal de viaje corto y enterado.

Pero ha perdido el sitio con la espada, al grado que sus tres estocadas adolecieron de idénticos defectos: traseras, tendidas y caídas, verdadero chalecazo la que infligió al ilidiable y cegatón quinto. Regaló un novillejo de San Isidro y lo exprimió con total entrega, demeritada por la pobre presentación del animal. A lo largo de la tarde habían cosechado justas ovaciones el picador Luis Miguel González, el banderillero Diego Martínez y el infalible puntillero Antonio Reyes, ante tres cuartos de entrada en la Monumental.

Último tercio: Rincón el grande

La víspera, tras el despejo de plaza, se le había rendido sentido homenaje público al legendario torero. Pero el jueves 17 fue su día, durante la reflexiva conferencia del propio César “Luces y sombras”, efectuada en el auditorio del museo que lleva el nombre de Manuel Felguérez, el insigne pintor zacatecano. Con enorme sencillez, cordial espontaneidad y unos conceptos que siendo muy profundos iba exponiendo sin asomo de presunción o autobombo, Julio César Rincón Ramírez –gloria de Colombia, de América y de la tauromaquia universal, a la que ha honrado como torero y como valioso ser humano– fue repasando, apoyado en un power point que incluye breves pero muy bien escogidas escenas en video, los avatares de una vida apasionante, desde los tiempos de infancia en Bogotá hasta su consagración como torero de Madrid, algo de lo que poquísimas figuras han podido ufanarse. Ineludible la referencia a sus seis salidas por la puerta grande de Las Ventas, las cuatro primeras coronando sus cuatro tardes de 1991 en la catedral del toreo, histórico suceso que ni tenía precedentes ni ha vuelto a ocurrir.

Lo extraordinario, más allá de los inmensos alcances taurinos de César Rincón –sin duda la última gran figura del toreo mundial nacida en América, el colombiano que siguió la estela de los Gaona, Armilla, Arruza y su tocayo Girón–, ha sido conocer su dimensión humana. La sencillez y al mismo tiempo la hondura con que, en uso de palabra fácil y sentida, fue relatando los pasajes de una vida dramática. Imágenes y voz recreaban sin la menor ostentación la pobreza del hogar paterno; la trágica muerte de su madre doña Teresa y de su hermana Sonia justo cuando él se encontraba por primera vez en España, en los inicios de una aventura incierta, sin nombre, oportunidades ni dinero, con nada más que su hambre y sus sueños; el aparente destino de torero regional al que parecía condenado tras la alternativa recibida de Antoñete una tarde de 1983, con apenas 18 años de edad y en la plaza Santamaría de Bogotá, hoy cerrada por la insidia de un alcalde antitaurino; la gravísima cornada –femoral y safena rotas– sufrida en noviembre de 1990 en la plaza de Palmira, en el Pacífico colombiano; y, tras su consagración como figura universal, los estragos de una hepatitis C –secuela de las transfusiones que le salvaran la vida en Palmira–, y, una vez curado, la difícil vuelta a los ruedos, el triunfo final y la apoteósica despedida.

También las razones de su doble conversión en ganadero –criador de los hierros de El Torreón en España y Las Ventas del Espíritu Santo en Colombia–, la incomprensión y el desdén hacia sus toros por parte de unas empresas atenazadas por las crisis económicas, los compromisos inconfesables y el extendido ataque taurofóbico. Y la esperanza de que sus dos hijos varones no le salgan toreros sino –lo que él nunca fue– buenos estudiantes. La grandeza, en fin de un espíritu inquebrantable y de un hombre y torero ejemplar.

Noventa minutos, que apenas se sintieron, duró esta exposición, a corazón abierto, con que César Rincón habló ante y para los zacatecanos. Y una eternidad la ovación que el público, puesto en pie, le rindió a tan insólito y relevante conferencista. En la ciudad, las fiesta septembrinas continúan, pero sin duda la culminación de las mismas –y aquí cabe también un aplauso sostenido y plenamente justificado para los tocayos Enríquez y Labra, y sus numerosos, atentos y muy serviciales colaboradores–, se había vivido en los días patrios y en estos tres tercios memorables, de los que solamente el segundo desmereció, por culpa del ganado.

 


 

 

Nada parece imposible en la misión de Arturo Gilio

Publicado por Luis Hernández el 24/9/2015

[Luis Hernández] Por muy imposible que parezca la misión, Arturo Gilio se ha echado a cuestas devolverle a su querido estado de Coahuila las corridas de toros, prohibidas desde el reciente 21 de agosto.

Sin que pretenda hacerle al Tom Cruise en el papel de “Ethan Hunt” la misión de Gilio está más firme que nunca, pues gracias a los festejos taurinos se dio a conocer exitosamente.

Matador de toros, ganadero, empresario, director de escuela taurina, apoderado y padre del becerrista de mismo nombre, Arturo da a conocer la infinita gama que juega en el mundo taurino, naturalmente a través de la cámara de Julián Herrera en la charla con Luis Hernández.

 


 

 

Generaciones taurinas

Rafael Cué
La Fiesta Está Viva
Rafael Cué

22.09.2015

La fiesta está viva

Desde que el hombre fue capaz de comunicarse con sus semejantes, dio inicio una de las formas más importantes de herencia cultural: la oral. De padres a hijos, y aún mejor, de abuelos a nietos, en la tauromaquia este vínculo sigue uniendo generaciones. En la gran mayoría de los casos, los que somos aficionados es gracias a que en nuestra niñez fuimos llevados a los toros, haya sido por nuestros padres —mi caso—, o incluso hay quienes con mayor dicha acompañaron de la mano a sus abuelos, quienes con la ternura y cariño del estatus familiar, gozaron compartiendo una tarde de toros con sus nietos.

El martes 15 de septiembre, enclavados en el campo bravo zacatecano, en la ganadería de Pozo Hondo, para ser más preciso, 30 personas pudimos vivir un día campero inolvidable. Podría haber parecido una tienta más, pero ese día se conjuntaron muchos factores para hacerlo especial, lleno de emotividad.

Se tentaron siete vacas del hierro zacatecano, siendo aprobadas para la reproducción cuatro de ellas. Fuimos testigos los ahí presentes del milagro de la bravura, de la estricta selección ganadera para mantener una especie única que veneramos, la del toro de lidia.

El tentadero de Pozo Hondo contiene tal historia que, por sólo poner un ejemplo, fue en el primer ruedo en el que el Monstruo de Córdoba, Manuel Rodríguez Manolete, tuvo su primer contacto con el ganado bravo mexicano, en 1945; en ese entonces tentadero de Torrecilla. Ahí, en esos treinta y tantos metros de diámetro de muros gruesos y encalados, estuvimos varias generaciones disfrutando y enriqueciendo nuestra pasión taurina. El clima fue un espectáculo: el cielo azul intenso, las nubes blancas y el aire puro.

A cargo de la tienta estuvieron los tres matadores que al día siguiente lidiarían la corrida de este hierro en la Monumental de Zacatecas: José Moral, sevillano, un pedazo de torero con arte, elegancia y profundidad en su toreo; Arturo Saldívar, recio torero de Teocaltiche, cuya forma de torear reúne la elegancia y reciedumbre que emanan un arte muy personal; y Diego Silveti, cuarta generación de toreros mexicanos que han puesto muy en alto el nombre taurino de nuestro país. A caballo estuvo el gran picador mexicano Nacho Meléndez, tercera generación de toreros de plata. Como ayudas estuvieron Eduardo Silveti, hijo del Rey David, y el aspirante a novillero Iñaki Bernús, quien supo estar en su papel, aprovechando la oportunidad de torear a las vacas después de los matadores y absorbiendo los consejos que los diestros le brindaron.

En el palco el cartel también fue de tronío, comenzando por los ganaderos y grandes anfitriones: el arquitecto Ramiro Alatorre Córdoba y su esposa, doña Ana María Rivero, quien es ni más ni menos que tercera generación de ganaderos Llaguno, siendo nieta de don José Julián. Gozaron dichos ganaderos de tener ese día dos generaciones más de familia: su hijo Ramiro (con quien llevan las riendas del hierro) y su mujer, así como los hijos de ellos y sobrinos, quienes son ya la quinta generación de esta familia que lleva el toro bravo en las venas.
De matadores en retiro estaban ni más ni menos que el sevillano Manolo Cortés, torero de toreros, y hoy apoderado de Pepe Moral, y el maestro colombiano César Rincón, máxima figura del toreo mundial. Por parte de la prensa taurina estuvo el madrileño José Carlos Arévalo, gran escritor y crítico taurino; Juan Antonio de Labra, comentarista y crítico, quien es segunda generación de taurinos de prosapia, los Madrazo; Felipe Pescador, taurinazo y gran fotógrafo zacatecano; Joaquín Arjona, fotógrafo sevillano y tercera generación de artistas de la lente, cuya familia atesora la historia gráfica taurina desde principios del siglo pasado; y Juan Enríquez, radiodifusor en Zacatecas y empresario junto con Manuel Sescosse de la Monumental de cantera rosa, que a su vez es ganadero y tío de torero.

Día memorable: 21 generaciones compartiendo una pasión, tres países hermanos y la reafirmación de que las tradiciones unen a los pueblos, consolidan su esencia y trasladan valores de vida generación tras generación.

Alrededor del tentadero, en las vastas extensiones de campo donde el toro es rey, pastan generaciones de toros y vacas con sus becerros, orgullosos de ser lo que son, en un hábitat inigualable, donde conviven con aves, liebres, conejos, coyotes y muchas otras especies en total libertad y bajo el equilibrio ecológico natural que son las ganaderías de bravo.

Twitter: @rafaelcue

 


 

 


GALERÍA Para el viernes 25 de septiembre
Los novillos de Boquilla del Carmen para Monterrey
24/09/2015 10:14
Los novillos para la quinta novillada de la temporada de la Monumental de Monterrey serán lidiados por Antonio Mendoza, Diego Emilio y Leo Valadez.

25.09.2015 | FOTOGRAFÍAS: ETMSA

 


 

 

EDITORIAL
‘Impedir para prohibir’

24/09/2015 09:36
El Ayuntamiento cerrará Escuela de Madrid
05-07-15: ‘Tiempo de tribunales’

 

‘Las administraciones de Ayuntamientos cuyo poder ha pasado a manos de esta inculta y cavernaria nueva izquierda, están usando su poder legítimo de gestionar como una estrategia a medio plazo que eche el cerrojo al toreo’

‘Nadie dice claro y alto que Carmena y su corte gladiadora de animalistas, ha cerrado la Escuela. La han cerrado burlando la ley’

‘¿No pedimos justicia? ¿Libertad? Pues vayamos allí donde el Estado de Derecho dice a los españoles que han de ir cuando se les priva de libertad y de sus derechos. A los juzgados, a la ley, a los tribunales’

‘Una traición al toreo’ I @paisajeherradolinea-punteada-firma1
MUNDOTORO > Madridl
No se trata de los 61.000 euros de la ayuda a la Escuela de Tauromaquia de Madrid. No. Que no. Señores, que no se trata de eso, que es pecata minuta. Aprendamos a leer, por favor. O leemos bien al enemigo o estamos fuera. Se trata, una vez más, de un conflicto legal. Se trata, por enésima vez, de un acto administrativo arbitrio que usurpa la ley, que hace las veces de la ley, que frustra la ley, que corrompe la ley, que elimina derechos individuales y colectivos recogidos en la Constitución. Pero ¿es que aún no nos damos cuenta de que ése es el asunto?.
Ése es el asunto: los actos administrativos de gestión por parte de las nuevas administraciones están violando los derechos de la tauromaquia. Hay que ir a los tribunales. Dejémonos de reaccionar a golpe de pulmón, dejemos de embestir a arreones de testosterona de una vez por todas, dejemos esos boteprontos de manifestaciones que incluso pueden dejarnos la cara colorada, y actuemos con una contra-estrategia respecto a la que ellos están usando. Talento. Pausa. Rapidez. Estrategia. Ya.

Éste es el caso: las distintas administraciones de Ayuntamientos cuyo poder ha pasado a manos de esta inculta y cavernaria nueva izquierda, están usando su poder legítimo de gestionar como una estrategia a medio plazo que eche el cerrojo al toreo. Como estas Administraciones saben que NO tiene legitimidad ni poder para prohibir, están usando en todas partes su poder de gestionar para impedir el desarrollo de la tauromaquia. Y a veces, casi siempre impedir, es prohibir. Impedir igual a prohibir. Y eso es susceptible de delito.

El caso de la Escuela de Madrid es un ejemplo evidente. Todos andan rasgándose las vestiduras e incendiando a nuestras ¿masas? por la retirada de la subvención. Pero nadie dice claro y alto que Carmena y su corte gladiadora de animalistas, ha cerrado la Escuela. La han cerrado burlando la ley. ¿Cómo? Sencillamente anunciando que el recinto de El Batán y alrededores, para 2016, se usará para otros fines. Para otras actividades. ¿Cuáles?. Las que no impliquen maltrato animal. Así de claro. Bien. Pues con esta argumentación se está violentando la ley, los derechos legales y constitucionales de las gentes de la Tauromaquia. ¿Cómo? De esta forma:

Uno. La Tauromaquia es una actividad legal en todo el territorio español.
Dos. La Tauromaquia está excluida en las leyes de defensa de los animales de este país y sus Comunidades, como acto de maltrato animal. En Madrid, también. Igualar maltrato animal y tauromaquia es decir que cada individuo, toreo, aficionado, público de toros, es maltratador. Y eso es acusarnos de un delito. Difamación.
Tres. Si la Tauromaquia es, por Ley, un Patrimonio Cultural de los españoles, amparado de forma expresa por la Constitución y, además, y por tanto, no está considerada como actividad de maltrato animal, evitar e impedir su desarrollo libre, es ir en contra de la ley y de los derechos de los españoles.

Cuatro. Ningún acto administrativo puede impedir el desarrollo de una ley y de una actividad legal. Eso es una burla y un fraude a ser denunciado ante los tribunales.

Cinco. Declarar, afirmar, argumentar… de forma pública y oficial que la Tauromaquia es una actividad de maltrato animal, es un ataque ilegal que cercena el derecho al honor, al buen nombre y a la imagen de los españoles que participamos de esta actividad legal amparada por la Constitución.

¿Queda o no queda claro? Pues como es así y no es de otra forma, ahí están los Tribunales de Justicia. ¿No pedimos justicia? ¿Libertad? Pues vayamos allí donde el Estado de Derecho dice a los españoles que han de ir cuando se les priva de libertad y de sus derechos. A los juzgados, a la ley, a los Tribunales. Lo demás, arreones de media bravura. Porque todo el mundo se rasga ahora las vestiduras por la pírrica subvención pero se calló como mudo cuando, desde 2004, ‘los nuestros’ dejaron que El Batán se convirtiera en un criadero de ratas. Si El Batán estuviera lindo, generando recursos, a lo mejor nos cantaba otro gallo. Y todo el mundo se ha callado cuando, en dos Presupuestos Generales del Estado elaborados por ‘los nuestros’, no se ha oficializado partida alguna para la Tauromaquia, a la que tiene derecho por ley. Ni un euro, salvo para un no se sabe si estupendo o estúpido premio.

Da la impresión de que en este país, la ley es para todos menos para nosotros. Que no somos ciudadanos españoles. Lo somos, pero taimados. Menos valentía en redes sociales y menos demostración de legítima ira. Talento. Estrategia. Trabajo. Lucha dentro del Estado de Derecho. Porque los jueces no entienden de ‘los nuestros’ ni de los ‘enemigos’. Entienden de leyes. Así que está claro. La estrategia de la gestión enemigo es evidente, la ve un niño: IMPEDIR PARA PROHIBIR. Por tanto: o nos vamos a la lucha legal, a los tribunales, hoy mismo, de una vez por todas, o habremos traicionado a nuestras libertades. Traicionado a nuestros derechos como españoles y partícipes de la Tauromaquia.

Una traición al toreo.


 

 

Nuevo programa taurino por internet

Publicado por Redacción el 24/9/2015

Toroestoro.com te extiende la más cordial invitación para que a partir de este viernes entres al mundo de La Faena ¡Y va por usted! televisión vía internet en la que nuestra página será base de alimentación con festejos en diferentes plazas y amenas entrevistas a los taurinos de actualidad.

La Faena ¡Y va por usted! es conducida por nuestro compañero Luis Hernández y Javier Trejo, conocido comentarista, alguna vez premiado por la Porra Las Alturas.

La cita es cada viernes de 15:00 a 16:00 horas.

Solamente tienes que dar click en www.la-expresion.com ó www.sportivadigital.com.

Y recuerda: ¡Va por Usted!

 


 

 

ENTREVISTA A MARCO ANTONIO GONZALEZ, GANADERO DE PIEDRAS NEGRAS

 

 


 

 

ENTREVISTA JUAN FLORES GANADERO DE LA GUADALUPANA

 

 


 

 

ENTREVISTA FERNANDO TOPETE GANADERO DE ROSAS VIEJAS

 

 


 
La faena grandiosa de Silverio Pérez ante “Tanguito”, un hito en el toreo mexicano


Cuatro imágenes de la época de la faena de Silverio Pérez a “Tanguito”
Entre los hitos que marcan la historia del toreo en las tierras de México, uno de los días más señalados es el del 31 de enero de 1943, cuando Silverio Pérez cuajó una faena que se considera inolvidable ante el toro “Tanguito”, del hierro de Pastajé. “Uno por uno fue engarzando bellísimos muletazos coronando de gloria su magistral interpretación del toreo”, escribió un crítico de la época. Y otros remató la efeméride con estas palabras: “Nadie ha hecho el toreo como este as de ases, a quien habría que levantarle no una placa sino una pirámide, una basílica o mejor aún, una montaña, para que existiese un monumento digno de su gloria”.
Actualizado

Redacción

La tarde del 31 de enero de 1943, en la plaza de toros El Toreo, de la Ciudad de México, tomaba la alternativa Antonio Velázquez, llevando como padrino a Fermín Espinosa “Armillita” y a Silverio Pérez, lidiando una corrida de Pastajé.

Vestía aquella tarde el torero, que recibió el cariñoso apelativo de “Faraón de Texcoco”, de vestido de marfil y azabache. En el quinto de la tarde, de nombre “Tanguito”, que resultó bravísimo, cuajó una de las faenas históricas de de los anales mexicanos. Le había antecedido Fermin Espinosa “Armillita”, con una actuación arrolladora ante el toro “Clarinero”, un trasteo que parecía difícil de superar.

Pero el toero de Texcoco, que siempre tuvo un gran respeto y admiración por “Armillita”, al que consideraba su maestro, no estaba dispuesto a dejarse ganar la pelea. Dicho quedó que “Tanguito” era un toro muy bravo; precisamente por en los primeros tercios de la lidia se había empleado tanto que al tercio final llegó ya muy castigado.

Por eso, ya en los tres muletazos de tanteo con los que Silverio Pérez inició su faena no hacía presagiar la que vino después. Ni el más fervoro de sus partidarios esperaba una faena tan grandiosa. Cuentas las crónicas que había que llegarle mucho al toro y medirle paso a paso la lentitud de su embestida.

El Faraón de Texcoco sacó entonces a relucir una increíble lentitud y temple en cada muletazo. Se cuenta que “hizo todo lo que es posible hacerle a un toro, incluso hasta lo que en esa época era considerado como imposible, pisar terrenos a los que nadie había osado llegar. Para cruzarse con el toro y provocar así su arrancada, pegaba saltitos, dos y hasta tres. Hizo derroche de su arte, dominio y conocimientos. Uno por uno fue engarzando bellísimos muletazos coronando de gloria su magistral interpretación del toreo”. Un faenón excepcional, luego premiada con las dos orejas y el rabo, teniendo que dar hasta seis vueltas al ruedo.

Después de matar a “Tanguito”, Silverio se dirigió a la barrera, donde le esperaba un “Armillita” todavía emocionado y se fundieron en un abrazo. Tiempo después Silverio Pérez reconoció que aquel reconocimiento de quien tenía como maestro fue el premio que más valoraba de aquella tarde.

Las crónicas de aquella tarde reflejaron lo ocurrido en el ruedo. A cuento viene reproducir lo que firmaba “José Cándido” –sobre nombre que utilizaba el crítico Rafael Solana—en el periódico “Multitudes”: “Nadie ha hecho el toreo como este as de ases, a quien habría que levantarle no una placa sino una pirámide, una basílica o mejor aún, una montaña, para que existiese un monumento digno de su gloria. La gente no se cansa de ovacionar la faena más grande del mundo, la faena de “Tanguito” que para tener digno monumento, tendría que ser inscrita con letras de oro en la cumbre misma del Popocatépetl.”

Y en el diario “El Universal”, “El Tío Carlos” –en la vida civil Carlos Septién García— sentenció: “Silverio rompió junto con Tanguito las leyes del toreo. Pero no como un anarquista de falsificado modernismo. Ni siquiera como un revolucionario a lo Lorenzo Garza. Lo hizo por la vía de la exaltación personal, con el orgullo humilde de quien cumple la exigencia de volcar un ritmo interno cada vez más claro, cada vez más imperioso. Con la certeza de quien ha descubierto otras leyes superiores a las cuales subordinar su arte: las leyes del mundo creador, libre y poético de la fantasía. Acortando hasta el último límite las distancias entre toro y torero. Ensanchando hasta lo increíble en uno y otro sentido el espacio en que el toro podría ir prendido en la muleta. Alargando hasta lo inverosímil el tiempo de dilación de un lance o de un pase. Haciendo por tanto un toreo diferente en temple y en terreno, en tiempo y en espacio. Con Silverio Pérez se inicia la época del toreo como fantasía y la escuela mexicana paga con creces su deuda al toreo universal, entregándole el mensaje de este indio de Texcoco, largo, huesudo, desangelado y genial”.

Tan fue así que Agustín Lara, músico y poeta, llevado de la belleza estética de la faena y del sentimiento que el torero imprimió en cada muletazo, se inspiró para componer su pasodoble “Silverio”, un verdadero himno a la personalidad en los ruedos y la profundidad al torear, y que dice: “Silverio, cuando toreas, no cambio por un trono mi barrera de sol”.

En la misma plaza, en la parte trasera de un sobre, el propio Agustin Lara improvisó un pequeño poema que dice:

Chaqueta color de menta
Voló a tus brazos morenos
Tus manos tintas de sangre
Temblando la devolvieron.

Puso el Sol en los tendidos
Toda la gracia del cielo,
Y se escaparon de mi arma
estas notas, y estos versos.

Al pie, con la fecha y su firma, el poeta dejó escrito: “Tarde inolvidable”.

De la trascendencia que se le concedió a aquella tarde del torero de Texcoco puede ser un ejemplo cómo 50 años después, el 31 de enero de 1993, en la plaza de toros México se le rindió un homenaje a Silverio como recuerdo de esa faena inolvidable.

 


 

 

Estocada de 61.200 euros a la cantera de la Fiesta

Pablo GÓMEZ / Paloma MORENO / Guillermo ORTIZ. Madrid.


TERCIO DE VARAS. Varios alumnos entrenaban ayer el tercio de banderillas en la escuela taurina
Jesús G. Feria

En 2016, la Escuela Taurina Marcial Lalanda de Madrid cumplirá cuarenta años y Manuela Carmena ha decidido celebrar este aniversario echando el cierre. Cuatro décadas en las que 2.000 alumnos han pasado por sus instalaciones. Entre ellos, figuras de primer nivel como Joselito, Yiyo, El Fundi, José Luis Bote, El Juli o Miguel Abellán, a los que intentan emular las cuarenta jóvenes promesas que allí entrenan y que el próximo mes de junio el Gobierno de Ahora Madrid dejará en la calle. Este anuncio llega unos días después de las críticas que la propia Carmena recibió dentro de su partido por realizar unas declaraciones en las que aseguró que no tenía intención de prohibir los toros.

La delegada de Cultura del consistorio, Celia Mayer, comunicó ayer a José Luis Bote, uno de los directores de la escuela, la decisión de retirar la subvención que recibe anualmente esta institución. Se trata de una ayuda de 61.200 euros dentro de unos presupuestos de 4.388 millones. El consistorio aseguró en una nota que consideraba «desproporcionada» la partida, aunque en realidad no hay razones económicas tras la decisión. Fuentes municipales insisten en que la eliminación de esta subvención permite cumplir el programa de Ahora Madrid ya que «las clases y talleres que se imparten no son compatibles con la defensa de los derechos de los animales». José Luis Bote lamentaba tras el encuentro con la concejala la politización de la que está siendo víctima la Fiesta: «Los toros han sido siempre del pueblo. No son de izquierdas ni derechas. Si Alberti o García Lorca levantaran la cabeza…», se lamentaba el director.

Desde el consistorio aseguran que se «respetarán los compromisos adquiridos hasta junio de 2016». En realidad, lo único que seguirán abonando desde las arcas municipales hasta esa fecha son las nóminas de los profesores de la escuela y, únicamente, porque existe una obligación contractual. Sin embargo, la actividad de la institución no podrá seguir prestándose con normalidad desde hoy mismo. No en vano, Celia Mayer comunicó a Bote que no pagarán a partir de ahora ningún desplazamiento de los alumnos. Éstos no realizan toda su formación allí y a menudo deben trasladarse a fincas de otras localidades de Madrid para participar en tentaderos, entrenamientos con reses o novilladas. Los alumnos de la escuela tampoco estarán asegurados a partir de ahora ante cualquier accidente o lesión que sufran durante las clases. «No podemos tenerlos todo el día toreando de salón», asegura Bote.

El Ayuntamiento sí mantendrá «las partidas necesarias para el mantenimiento del recinto municipal Venta del Batán en el que la escuela venía desarollando sus actividades». Con este anuncio, Ahora Madrid se refiere a dos partidas –por un valor cercano a los 800.000 euros– aprobadas por la ex alcaldesa Ana Botella. La idea del Gobierno municipal del Partido Popular consistía en poner en marcha en esta finca una especie de parque temático sobre el mundo de la tauromaquia. Botella y su equipo dieron este paso para permitir que la escuela tuviera suficiencia económica con este parque temático. En este recinto estaba prevista la instalación de una gran exposición sobre el toro y la realización de obras de acondicionamiento para celebrar eventos relacionados con este animal pero también con el mundo del caballo. Ahora, Carmena destinará estos 800.000 euros a labores de mantenimiento y a la adecuación de este espacio. Además, el ayuntamiento arreglará el restaurante y tiene intención de dar otros usos a esta finca –situada en plena Casa de Campo– e incluso «valorar una cesión total o parcial».

En febrero de este año, la escuela pasó a depender por completo del Ayuntamiento, a través de la empresa pública Madrid Destino. Antes de este cambio estaba gestionada por un Patronato mixto, con miembros del consistorio de la capital y de la Comunidad de Madrid. Antes de las elecciones, se efectuó el trasvase de titularidad. En ese momento, el Gobierno regional transfirió a Madrid Destino los 37.000 euros que anualmente abonaba a la escuela además de otros 30.000 que la administración regional exigía a Taurodelta. Ambas partidas están al margen de la subvención municipal pero Mayer no informó ayer de cuál será el destino final de este dinero.

«Aquí no se maltratan animales»

«Me parece aberrante la decisión que ha tomado la alcaldesa de Madrid». Con estas palabras calificaba Miguel Abellán, matador de toros y antiguo alumno de la Escuela Taurina Marcial Lalanda de Madrid, la retirada de las subvenciones que recibe la escuela de tauromaquia por parte de la regidora madrileña. «Lo he recibido como una triste noticia. Primero, por haber pasado por ella como alumno y, fundamentalmente, por todo el bien que ha hecho por la Fiesta». La escuela ha doctorado a casi 200 matadores, que, aunque a pesar de que algunos de ellos se hayan pasado a las filas de plata, siguen paseando, como afirma el diestro Uceda Leal, «el nombre de Madrid y de la escuela por todo el mundo y han dado gloria a la Fiesta y a la ciudad». Un ambiente de incertidumbre rodeaba ayer por la tarde la escuela del Batán: «No tengo miedo, sino inseguridad. Creo que saldrá adelante, pero no me cabe pensar que después de tanto tiempo nos la cierren, no pueden hacerlo», declaró el alumno Álvaro Martín. Otro de los alumnos, Jesús Mejías, confía en que «los maestros harán todo lo posible por nuestro futuro; además, aquí no se maltrata a animales, como dice Manuela Carmena».
Cifuentes buscará financiar esta «cuna de figuras»

Tras conocerse el «cerrojazo» de Carmena a la escuela, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, mostró su intención de estudiar «las posibilidades presupuestarias» por si pudiera asumir la parte de la subvención municipal, de manera que «la escuela no se pierda», ya que es «cuna de grandes figuras del toreo». No obstante, advierten desde el Ejecutivo autonómico, no hay ninguna decisión tomada al respecto. Cerradas las puertas del ayuntamiento, los responsables de la escuela confían en que esta vía termine salvando a la institución. De hecho, ambas partes prevén reunirse en los próximos días. El consejero de Presidencia y de Justicia, Ángel Garrido, avanzó que el director gerente de Centro de Asuntos Taurinos se pondrá en contacto con los tres directores de la escuela para ver en qué situación quedan y después tomar la decisión que consideren más oportuna. El futuro de la escuela, sin embargo, pasa ineludiblemente por su traslado ya que la finca de la Venta de Batán, en la que actualmente desarrollan su actividad, es municipal.

Si finalmente, la escuela alcanza un acuerdo con el Gobierno de Cifuentes una de las posibilidades que ya se han sondeado es el traslado de parte de su actividad a la plaza de toros de Las Ventas, cuya competencia es exclusivamente autonómica.

El número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, señaló además que su Gobierno está «en la defensa de una fiesta que forma parte de la tradición cultural de nuestro país y muy especialmente de la región madrileña. Así lo hemos expresado siempre que hemos tenido ocasión de hacerlo y también lo reiteramos». Tras visitar las obras de remodelación del museo de Las Ventas, Garrido –que lamentó que Carmena no tenga «intención» de apoyar la Fiesta– subrayó que «España suena a toro y los toros suenan a España. Son cosas que van muy unidas y es muy importante que al hablar de la Tauromaquia se vea la visión histórica y cultural del país».

 


 

 

ENSAYO’Del alba al ocaso’
Pelayo de Grado: ‘Hay que dar la cara mucho más por el toreo, podemos ir a peor’

 

Con 13 años acaba de publicar su primer ensayo, ‘Del alba al ocaso’, un libro prologado por Enrique Ponce que cuenta la vida de un aficionado a los toros dividida en tres tercios: aficionado, torero y ganadero

JUAN DIEGO MADUEÑO  –  Madrid

ACTUALIZADO 24/09/201513:01

“Con el libro pretendo despertar un poco a la gente sobre la realidad del toreo. Tenemos que luchar y defender la tauromaquia. Es verdad que se hacen cosas pero estamos lejos de tener la fuerza suficiente”. Lo dice Pelayo de Grado. “Hay que dar la cara y todavía podemos ir a peor”, avisa este niño de 13 años que cuando habla de toros cumple de repente 20 más. Un aficionado de toda la vida. “Mi padre no es muy aficionado ni hay antecedentes taurinos en mi familia. Me ha llamado siempre la atención. Con 10 años se me ocurrió que me llevaran a ver una corrida y me entró el veneno”, reconoce ahora que publica su primer libro, Del alba al ocaso (Ed. Círculo Rojo), síntoma de ese cosquilleo, de esa intoxicación benigna de la que salió también la idea para el videojuego Toro.

 

“Al principio pretendía ser novela pero se ha terminado convirtiendo en un ensayo”, reconoce tan tranquilo el chiquillo. Sería bueno explicar la diferencia entre ver, por ejemplo, fútbol o toros y aquello de tirar gente al río o escribir, pero es demagógico. Mejor el argumento: “gira en torno a la vida de un aficionado dividida en tres tercios: primero, aparece un joven que descubre el mundo del toro, en el segundo tercio el protagonista quiere ser figura del toreo y por último, en la madurez, se convierte en ganadero”. La fotografía de los personajes fundamentales en el toreo.Además, lo prologa Enrique Ponce. “Para mí es un sueño, precioso. No lo podía imaginar cuando empecé a darle vueltas a esta idea, significa mucho”. ¿Y los antis, qué? “Bueno, hablan sin saber. Cuando dicen algo a mí me suena muy lejano de lo que yo entiendo por tauromaquia. Sus ataques no respetan la libertad ni la legalidad”. Por eso esta pieza para todos los públicos. “Quien no sea aficionado lo puede leer para descubrir algo nuevo, para tener una visión distinta de lo que se dice qué es la tauromaquia”.

 


 

 

TOROS
Colombia suspende la consulta antitaurina en Bogotá
EFE / BOGOTÁ
Día 24/09/2015 – 21.01h
Los toros deberán regresar en 2016 a la Santamaría

EFE
César Rincón, en la Santamaría de Bogotá
El Consejo de Estado colombiano suspendió hoy la consulta antitaurina que la Alcaldía de Bogotá quiere celebrar el día 25 de octubre, coincidiendo con las elecciones locales y regionales.

La resolución del Consejo de Estado “deja sin efectos” un fallo previo proferido por un tribunal administrativo el pasado mes de agosto “en el marco del control de constitucionalidad de la consulta”.

Según el Consejo de Estado, máximo tribunal de lo contencioso-administrativo, el fallo previo “violó el derecho fundamental al debido proceso” al desconocer “de manera flagrante las dos sentencias de la Corte Constitucional” en la que se definió expresamente que en Bogotá está habilitada la actividad de la tauromaquia”.

Asimismo, recuerda que esa resolución judicial precisa que en la plaza de toros de Santamaría de Bogotá debe permitirse “de manera permanente la realización de espectáculos taurinos”.

Por tanto, para el Consejo de Estado está claro que, salvo que se establezcan “de manera general o particular en algunas partes del territorio nacional la prohibición de esta práctica”, Bogotá no tiene la capacidad de acudir al mecanismo de la consulta para que se determine si se puede o no practicar la tauromaquia en la plaza de toros de Santamaría.

Así, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, “no podría hacer obligatoria la decisión de la consulta”, añade.

Petro respondió a la sentencia con un mensaje en Twitter que señala: “Siempre las sociedades que se divierten con la muerte de los animales se divierten también con la muerte de los seres humanos”.

El pasado viernes la secretaria General del Distrito, Martha Lucía Zamora, dijo que la consulta antitaurina se realizaría el 25 de octubre después de llegar a un acuerdo con la Registraduría Nacional (autoridad electoral) en el que el Distrito asumiría los costes de impresión de las tarjetas y la logística.

El Concejo de Bogotá, órgano legislativo de la capital colombiana, aprobó en julio pasado preguntar en consulta popular a los ciudadanos si están o no de acuerdo con que se realicen corridas de toros y novilladas en la ciudad.

En junio de 2012, Petro revocó el contrato de arrendamiento de la plaza de todos de Bogotá con la Corporación Taurina de Bogotá para convertir el coso en un centro cultural alrededor de la vida “y no de muerte”.

La Corte Constitucional de Colombia sentenció en septiembre de 2014 que la tauromaquia debía regresar a la Santamaría argumentando “la preservación de la cultura taurina”.

Igualmente, el Alto Tribunal ordenó a la Alcaldía de Bogotá entregar en septiembre de 2016, con mejoras estructurales, la plaza de toros para que la tauromaquia regrese al escenario.

 


 
Actualidad

Guía de autodefensa jurídica del aficionado en las redes sociales

Las redes sociales son, cada vez más, escenario de injurias, amenazas y coacciones a los aficionados taurinos. Lo vemos y lo padecemos a diario, el aficionado debe concienciarse en no dejar pasar dichos comportamientos, tenemos instrumentos para ello.

Por Joan Adell Mas

jueves 24 de septiembre del 2015, 16:54h

Está de moda, es el último grito, lo que más se lleva. Insultar al que piensa diferente. Te amenazan, te coaccionan, te denigran, te acosan y tratan de estigmatizarte por tener una afición que no comparten ni comprenden. Es lo más “cool”, les otorga una superioridad moral acojonante, ideal para marcar paquete con sus amigos y conocidos, todos virtuales, como esos principios democráticos que no tienen. Virtuales.

Las redes sociales son, cada vez más, escenario de injurias, amenazas y coacciones a los aficionados taurinos. Lo vemos y lo padecemos a diario, el aficionado debe concienciarse en no dejar pasar dichos comportamientos, tenemos instrumentos para ello. A continuación, de la manera más clara posible, estableceremos algunos conceptos, de forma y fondo, para ayudar y animar a todos los aficionados que sean víctimas de dichas conductas a denunciar y empezar a tomar medidas ante estas situaciones.

En primer lugar, por lo que respecta a la forma, al procedimiento. Sabemos que en muchas ocasiones el desconocimiento del mecanismo de denuncia y las molestias que su interposición ocasiona hace que la conducta presuntamente delictiva no se ponga en conocimiento de las autoridades, quedando impune. Consecuentemente, ello hace que esta conducta se repita más veces tanto por parte del mismo usuario como por parte de otros. Por todo ello, creemos conveniente informar al aficionado de lo siguiente:

a) La mayoría de redes sociales tienen canales de denuncia, bloqueo o borrado que dificulta que el autor de los hechos persista en los mismos impidiendo que se ponga en contacto con la víctima, incluso que el administrador de la red elimine dicho perfil. Sin embargo, contrariamente a lo que muchos piensan, no se trata de una denuncia ni un canal oficial. Es decir, se trata de una comunicación a la red social, sin trascendencia alguna en el orden penal.

b) En la actualidad existe una manera novedosa y cómoda de denunciar, a través de la página web del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/home_alerta.php donde puedes redactar la denuncia en un formulario y, una vez imprimida, acercarte a la comisaría para presentarla. Así mismo, en dicho portal a través de otro formulario, puedes informar de la comisión de hechos presuntamente delictivos en las redes sociales comunicando tu dirección de email para que se pongan en contacto contigo sin tener que ir a la comisaría. También la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía http://www.policia.es/org_central/judicial/udef/bit_alertas.html cuenta con una página web donde te podrás informar.

c) En teoría se pueden reportar hechos presuntamente delictivos a la policía a través de sus perfiles en redes sociales (Twitter) pero es muy excepcional que te atiendan. Por lo que aconsejamos que no te quedes sólo en los llamamientos delatores en dichos perfiles porque probablemente serán ignorados. Trata de poner de manera efectiva los hechos en conocimiento de la autoridad.

d) La manera más efectiva de poner en conocimiento de las autoridades la conducta que se pretende denunciar es, además de la web referida, acudiendo personalmente a una comisaría de policía, cualquiera sirve, importante guardar el pantallazo donde se acredita la comisión del hecho así como la dirección del autor del mismo. Es importante concienciarte que tal vez tengas que insistir. Es muy posible que la policía trate de convencerte que denunciar no sirve para nada, que es inútil, que es algo sin importancia y que no constituye delito alguno. Persevera. Ellos no son jueces, denunciar es tu derecho y tu deber, y ya será el juez instructor competente el que decidirá sobre la tramitación de la misma.
En segundo lugar, y por lo que respecta al fondo, es importante tener claro que amenazar, insultar, incitar a la violencia, denigrar… a través de Facebook, Twitter o cualquier otra red social es perseguible penalmente y puede constituir un delito. Este tipo de comportamientos no pueden quedar impunes y deben ser denunciados. De nosotros, las víctimas y diana de dichas conductas, depende que continúen con total impunidad o que se ponga coto a tal deleznable práctica. En concreto son varias las conductas a las que nos referimos y que cada vez con mayor vehemencia vemos en las redes sociales. A continuación detallaremos dichos comportamientos para que el lector sepa a lo que nos referimos:

1.- Delitos de odio: Fomentar, promover o incitar públicamente, directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología. Lesionar la dignidad de las personas, humillar o menospreciar a personas o grupos por razón de su ideología o creencia. Elaborar o difundir escritos o herramientas que denigren a un colectivo por razón de su ideología. (Artículo 510 y siguientes del Código Penal).

2.- Amenazas: Anuncio de un mal futuro ilícito, posible y creíble que es impuesto y determinado con la finalidad de causar inquietud o miedo en el amenazado. (Art. 169 y ss. del CP).

3.- Coacciones: Impedir a otro con violencia o intimidación hacer lo que la ley no prohíbe o le compeliere a efectuar lo que no quiera, sea justo o injusto. (Art. 172 y ss. del CP)

4.- Injurias: Es injuria la acción o expresión que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves. (Art. 208 y ss. del CP)
En la actualidad ya hay precedentes judiciales de condenas por delitos de injurias y amenazas en las redes sociales relacionados con la tauromaquia. Por ejemplo, el caso del profesor de la universidad Miguel de Cervantes, el Sr. Miguel Ángel Quintana, que por defender el toro Vega un “animalista” le dijo en Facebook, entre otras lindezas, “hijo de puta”; “me cago en tu puta madre”; “no te rompo la cara porque no te tengo a mano”. El juzgado de Instrucción núm. 4 de Valladolid lo condenó por falta de amenazas y de injurias. También nos encontramos con cierta habitualidad con expresiones que incitan al odio o a la violencia contra los aficionados a la tauromaquia. A dichas conductas deben ser de aplicación el referido art. 510 del CP y no estaría mal que se empezase a trabajar en dicho sentido por parte del sector taurino. Sino lo hacen los profesionales, lo tendremos que hacer los aficionados.

Por último, enfatizar de nuevo que es importante que no permanezcamos indiferentes, que no tengamos miedo. Sólo la acción de las víctimas puede parar un comportamiento que atenta contra nuestra libertad y nuestra dignidad. Ten en cuenta que no necesitas abogado para denunciar ni para tramitar el procedimiento y que no te va a costar dinero (salvo en los casos de injurias y calumnias). No debemos dar ni un paso atrás en la defensa de nuestra libertad, ni en la plaza, ni en la calle, ni en las redes. Defiende tu libertad, defiende tu dignidad. Defiende la tauromaquia.

 


 

 

La única tarde de Manolo en San Fco. de Campeche
Por: Redacción
22 de septiembre de 2015

El pasado domingo 20 de septiembre se cumplieron 35 años de la única presentación del matador regiomontano Manolo Martínez, en la Plaza de Toros de la ciudad de San Francisco de Campeche, Campeche.

El diestro Manolo Martínez se presentó por única vez en la Ciudad de las Murallas el 20 de septiembre de 1980, esa tarde compartió cartel con el matador capitalino Juan Carlos Contreras “Zacatecas”, y el rejoneador potosino Gastón Santos, con un toro de San José de Buenavista, para rejones y cuatro de Matancillas, para la lidia a pie.

La primera figura del toreo Manolo Martínez
Foto: Archivo

 





 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: