BREVES NOTICIAS TAURINAS

17 Sep


 

MEXICO LINDO Y TAURINOMEXICO LINDO Y TAURINO

 

 

 

 

 

LA FIESTA ESTA VIVA 00LOGO

 

Zacatecas, Zac., miércoles 16 de septiembre de 2015

Comunicado de Prensa

No Hay Crueldad, la Fiesta de los Toros Es Incruenta

· “Formidable tratado de tauromaquia”: Horacio Reiba
· Se presenta el libro: “Vida y Lidia del Toro Bravo”

Zacatecas, Zac.- Las actividades del Programa Cultural Taurino han resultado todo un éxito y este día fue presentado el libro: “Vida y Lidia del Toro Bravo” del escritor español José Carlos Arévalo Díaz de Quijano, dentro de los eventos de la Feria Nacional de Zacatecas 2015 y que promueve la empresa Zacatecas Tierra de Toros.

Donde estuvieron presentes, por supuesto, el autor Carlos Arévalo; el maestro en ciencias del lenguaje, Horacio Reiba; y Manuel Fernando Sescosse, presidente de la ANCTL. Esta asociación edita el libro.

Todo lo dicho y escrito queda bien sustentado con argumentos verosímiles que hacen entrar en una dinámica de conceptos que se ven reflejados en la realidad de la tauromaquia actual.

El autor tuvo profundos conceptos respecto al toro de lidia, lo que representa en la vida moderna y su relación intrínseca con la más hermosa de todas la fiestas: la fiesta de los toros. Hizo reflexionar a los asistentes con frases como: “No hay crueldad, la fiesta de los toros es incruenta”, “sin ataque del toro, no hay toreo y el toreo es defenderse de ese ataque”, “La bravura está por encima del dolor”, “La ética se equilibra con la estética”, entre otras muchas.

Uno de los comentaristas y presentadores del libro que lleva como subtítulo “Ecología, Ética y Estética del Sacrificio Taurino”, Horacio Reyes Ibarra, conocido en el mundo del toro como Horacio Reiba. Hizo apuntes interesantes respecto a este trabajo de Arévalo. Destaca la calidad y profundidad, en donde la forma va de la mano con el fondo. Llega a la conclusión de que “es un formidable tratado de tauromaquia”. Es, dijo, “la poesía del temple”.

Por su parte, Manuel Fernando Sescosse Varela en su calidad de presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, grupo que edita el texto, tuvo elocuentes y estimulantes palabras para el invitado. Ensalzando la calidad de la pluma de José Carlos Arévalo, dijo que es un libro que todo mundo debe conocer y que fue muy atinado el haber pedido al autor y encargarle que escribiera el libro.
Estuvo presente Juan Enríquez Rivera en representación de la empresa Zacatecas Tierra de Toros, dio una estatuilla de una cabeza de un toro estilizada hecha con “tierra de la tierra” a José Carlos Arévalo y una medalla de la Virgen del Patrocinio, réplica del escapulario de plata, a los otros dos ponentes.

monumentaldezacatecas.com
-)— Zacatecas, Tierra de Toros —(-

 


 

 

La Fiesta está Viva
 ¡Regístrate y forma parte de la comunidad taurina más grande de México! Da clic aquí:lafiestaviva.mx/registratecomunidad
Foto de La Fiesta está Viva.

 


 

 

La Fiesta está Viva
 La ‪#‎Fiesta‬ es una historia de arte en movimiento, que permanece por la preservación del toro bravo. ‪#‎ElToroesArte‬
Foto de La Fiesta está Viva.

 


 

 

Un estudio realizado para la Comunidad de Madrid

No hay bases científicas para prohibir la entrada de los menores a las plazas de toros

Apunte de Emilio Vadillo

Frente a las continuadas reclamaciones de algunos colectivos, estudios científicos ponen de manifiesto que en modo alguno está probada que resulte peligrosa la asistencia de los menores a los espectáculos taurinos. En su día cuatro investigadores independientes así lo pusieron de manifiesto, en respuesta a una solicitud planteada por el Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid. Si se leen los respectivos dictámenes, que fueron valorados de forma positiva por un quinto experto, sus argumentaciones siguen teniendo la misma validez que cuando se emitieron.
Actualizado

Redacción

En un informe titulado “Posibles repercusiones psicológicas de las corridas de toros en niños menores”, elaborado el 1999 por un equipo de científicos por encargo de Javier Urra, entonces Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid, se dice a modo de conclusión:

“Con los datos actualmente disponibles, no se puede considerar como peligrosa la contemplación de espectáculos taurinos por menores de 14 años, cuando se trata de niños psicológicamente sanos y que acuden a estos festejos de forma esporádica, voluntariamente y acompañados de adultos que tienen actitudes positivas ante las corridas de toros.

No hay bases suficientes para sustentar científicamente una medida como la prohibición de entrada de los menores de 14 años en las plazas de toros”.

El equipo de investigadores, multidisciplinares e independientes, que elaboró este estudio estuvo formado por:

– Dr. Juan Antonio Cruzado Rodríguez. Director del Departamento de Personalidad, Evolución y Psicología Clínica. Universidad Complutense de Madrid.

– Dr. Miguel Clemente Díaz. Catedrático de Psicología Social. Universidad de La Coruña.

– Dr. Javier San Sebastián Cabasés. Jefe de la Unidad de Psiquiatría Infantil-Juvenil del hospital Ramón y Cajal. Universidad de Alcalá de Henares.

– Dr. Amalio Blanco Abarca. Catedrático de Psicología Social. Universidad Autónoma de Madrid.

Los cuatro informes científicos fueron valorados favorablemente por el Dr. Enrique Echeburúa Odriozola, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco.

Como la iniciativa del Defensor del Menor toma su fundamento de las reclamaciones que se le habían presentando, resulta curioso que del total de las 1.848 quejas presentadas tan solo 341 correspondía a particulares, en tanto las 1.507 restantes estaban promovidas por asociaciones. Por otro lado, del total de quejas, 1.747 procedían de España y de ellas el 83% correspondían a asociaciones, en tanto tan sólo el 17% estaban firmadas por personas particulares.

Rescatado ahora de los archivos por el profesor Juan Medina, en su blogs “El escalafón del aficionado”, por su valor documental reproducimos aquí en formato PDF este documento científico.

 


 

 

ARTÍCULO DE C.R.V.

‘Una cornada’

17/09/2015 15:59
‘En el alma encuentro la razón de una cornada. Una cornada es alma en estado puro’
‘Sufrir, señores animalistas, el sufrimiento, es sólo potestad de quien tiene alma. Sangrar no es sufrir si quien se desangra no es el alma’
‘Y es en el toreo donde se muestra ese tan adentro’

MUNDOTORO
C.R.V. > Madrid

Si algo nos distingue es el alma. ¿Corazón? Se mueve idéntico al de otro mamífero. Se detiene igual. Pero poseemos ese lugar localizado, ese espacio jamás visto, ese órgano jamás operado, ese eso que sí sé que es, llamado alma. Amado Nervo decía que el alma es ese vaso que sólo se llena con la eternidad. Y de eso se trata, pues como animales, somos superiores porque eso buscamos: ser recordados. Vivir para que nadie te recuerde cuando el corazón se detenga o se parta idéntico al de una hiena, no es vivir, sino consumir tiempo. Y en el alma encuentro la razón de una cornada. Una cornada es alma en estado puro. No es un alivio, Miguel Angel Perera, Fortes, Simón, Paquirri, Aguado… Pero quien busca alivio cuando se busca ser recordado.
Lo que nos distingue de los otros animales, señores y señoras animalistas, es el alma. Amar, crear, abrazar, sentir, idear, pensar, dudar, responder, interrogar. El alma que nos hace superiores a los animales a quienes el corazón se les parte de la misma manera que a nosotros, es aquello que nos hace vivir cada segundo como si fuéramos inmortales. Porque el alma hace que un hombre no muera nunca. Hemos amado, abrazado, creado, sentido, pensado… para ser recordados. Morir es el olvido. Ser inmortal lo concede el alma del ser humano.
No es el valor el que hace regresar a un torero allí donde fue herido, ni tampoco es el valor lo que hace que un torero asuma el riesgo de morir para poder torear. No son los cojones, los arrestos, la barriga de ira o de ambición… Es el alma. Eso que nos hace superiores. Seres superiores, en el sentido más generoso y humano de la palabra, en el contexto animal de esta tierra que dicen que es un Planeta. Es difícil de explicar, pero lo es. Ningún animal es hacia dentro. El ser un humano es un extraordinario e indescifrable camino hacia dentro de sí mismo. Caminar hacia afuera es propio de un animal. Vivir hacia adentro, desde el alma, es intrínseco al género humano. Otra cosa es que nos hayan congelado el alma para igualar músculos y arterias de mi corazón al de un simio. Sufrir, señores animalistas, el sufrimiento, es sólo potestad de quien tiene alma. Sangrar no es sufrir si quien se desangra no es el alma.
Porque es en nosotros. Es solo dentro de nosotros, es tan hacia dentro de nosotros, justo ahí donde más se sufre y se goza, donde se halla lo que nos hace ser seres humanos. Es hacia dentro de cada entraña, y hacia dentro de cada músculo, por dentro de cara arteria, donde está el alma y en ella, dentro, la eternidad. La posibilidad de no morir cuando el corazón se parta. Es ahí donde radica la razón primera y única del arte, de la creatividad, de la sensibilidad. La razón por la que somos especie jamás extinguida. Nos invade el deseo de ser recordados. De que alguien pronuncie nuestro nombre cuando el corazón se detenga como se detiene el de un sapo.
Y es en el toreo donde se muestra ese tan adentro. En todas las artes que son desde dentro. En todo lo que es tan adentro, desde tan adentro de nosotros, que si metiéramos los dedos en ese agujero de adentro, llegaríamos a acariciar el rostro del alma. Que sí sabemos donde está. Nosotros sí sabemos dónde esta. En el último rincón de la herida que se hace el escritor que escribe. El pintor que pinta. En ese último rincón de la herida al lado de una costilla, al pie de una femoral, a la vera de un músculo muy dentro, está el alma. No es un consuelo, Perera. Es. O creo que es así. Creer que así es, aunque no lo sea, me sirve. No de consuelo. Sirve como ser humano.


 

 

Javi Garfias compartió el video de Ganadería Javier Garfias.

 

 


 

 

VÍDEO Habla Manuela Carmena
‘Tranquilidad para los taurinos: No vamos a prohibir los toros’
17/09/2015 14:01
‘No soy taurina, pero respeto a otros’
‘No vamos a tocar la Feria de San Isidro en absoluto, igual para mejor’

Vídeo: Manuel Carmena explica su postura sobre los toros I

MUNDOTORO
MUNDOTORO > Madrid

‘No vamos a prohibir las corridas de toros, ni la Feria de San Isidro. Tranquilidad para los taurinos’. La nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena se ha mostrado así de tajante y ha descartado el tema de la prohibición de los toros en la capital al ser preguntada por la postura de su partido Ahora Madrid en un almuerzo celebrado este miércoles en el Club Siglo XXI para conmemorar los 100 días de su mandato.
Una pregunta lanzada con motivo de la polémica suscitada en la página web de participación ciudadana que el Consistorio estrenó este martes -decide.madrid.es- en la que una de las propuestas apuntaba a la prohibición de las corridas de toros. Carmena ha salido al paso de los rumores y ha descartado de plano esta posibilidad lanzando además un mensaje conciliador a los aficionados a la tauromaquia:
‘No vamos a tocar la Feria de San Isidro en absoluto. No sé si tocaremos algo o no, a lo mejor, para mejor, no lo sé. Pero desde luego no vamos a prohibir las corridas de toros. Tranquilidad para los taurinos. Yo no soy taurina, pero respeto a otros,’ ha dicho lacónica la nueva edil de la capital.


 

 

FERIA DE LA VIRGEN DE LOS LLANOS
Manzanares, “traumatismo craneoencefálico y contusión cervical” en Albacete
El alicantino, que llegó inconsciente a la enfermería, ha sido derivado a la Clínica Santa Cristina para ser sometido a un TAC cráneo-cervical
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

MANZANARES, CON PRONÓSTICO RESERVADO (PARTE)

FOTOS DE ARJONA DEL PERCANCE DE MANZANARES

VÍDEO DEL PERCANCE DE MANZANARES


Fotos: ARJONA

Manzanares ha sido atendido en la enfermería de Albacete de un traumatismo craneoencefálico y una contusión cervical que le han provocado una pérdida de conciencia de entre 3 y 5 minutos. Tras la pertinente exploración neurológica en la enfermería del coso, el equipo del doctor Masegosa ha remitido al alicantino a la Clínica Santa Cristina para someterle a un estudio radiológico más amplio y a un TAC cráneo-cervical. El pronóstico es reservado.

Manzanares, que abandonó la enfermería en camilla con un collarín puesto, fue volteado de forma espeluznante cuando trataba de descabellar al sexto toro de El Pilar del festejo celebrado este jueves en la capital manchega. El alicantino, que fue trasladado sin conocimiento por las asistencias, había cuajado antes una faena de enorme importancia al de El Pilar, que si bien por el pitón derecho no tuvo un pase, por el izquierdo le permitió bordar los mejores naturales del abono hasta el momento. Mató de un estoconazo pero el toro tardó en caer y falló con el verduguillo. Cuando trataba de descabellar por cuarta vez, sufrió el volteretón del que, incluso, salió del trance perdiendo las dos zapatillas en el aire.

PARTE MÉDICO DE MANZANARES.- “Traumatismo craneoencefálico y contusión cervical con pérdida de conciencia entre 3-5 minutos. Tras una exploración neurológica normal, se remite a la Clínica Santa Cristina para estudio radiológico y TAC cráneo-cervical. Pronóstico reservado”.

 

 


 

 

La revolera

Naturales de ensueño
Por Paco Mora

Fueron dos docenas de naturales inolvidables. La tarde del 16 de septiembre de 2015 pasará a los anales de la historia de la plaza albaceteña como la de los naturales de José Maria Dols Samper.
Penúltima de la Feria de Albacete. El quinto toro de la tarde no quería saber nada por el pitón derecho, pero por el izquierdo se encontró con la muleta de un Manzanares inspirado que le instrumentó un manojo de naturales que arrancaron a tocar a gloria a las campanas de la Catedral de San Juan. Lentos, suaves, aterciopelados, cada uno mejor que el anterior. Verdaderas joyas del arte de torear. Con la muleta arrastrando por la arena, a dos centímetros del hocico del toro, aquello era gloria bendita. La plaza se puso en pie y enronqueció con sus oles tan largos como los muletazos del Petronio de la elegancia torera nacido a la sombra del Benacantil. Fueron dos docenas de naturales inolvidables. La tarde del 16 de septiembre de 2015 pasará a los anales de la historia de la plaza albaceteña como la de los naturales de José Maria Dols Samper. Luego, a la hora del descabello, el toro “agradeció” –maldito sea- a su matador el honor de utilizarlo como lienzo para pintar tan extraordinaria obra de arte con un tremendo volteretón que olía a tragedia.

Llego a casa y me encuentro con la noticia de que la señora Carmena, alcaldesa de Madrid, ha querido tranquilizar a los “taurinos” en su conferencia del Siglo XXI de Madrid, diciendo que no va a prohibir los toros. Que no se tocarán “y si se tocan será para mejorarlos”. Por favor señora Carmena, no mejore la Tauromaquia, déjela como está. Pero en último caso, si quiere mejorarla, saque un abono de barrera, y cuando llegue el próximo San Isidro vístase de manola, colóquese la peineta y la mantilla y ocupe su localidad. Allí estará usted entre caballeros y señoras y seguro que cuando la descubran la obsequiarán con una ovación de lujo. Cualquier otra mejora que venga de sus aledaños puede ser un peligro para la Fiesta que los aficionados no “podemos” consentir. Como estará usted comprobando este largo y peligroso verano, es mucha la sangre derramada por esas plazas de toros de Dios como para que nadie quiera meter la cuchara en un olla a la que no ha sido invitado.

 


 

 

FERIA DE LA VIRGEN DE LOS LLANOS
Juli, Simón y Garrido, tarde histórica en Albacete

La terna brinda un inolvidable espectáculo ante una gran corrida de Daniel Ruiz a la que cortan seis orejas y un rabo simbólico de Cortesano, un excelente ejemplar para el que El Juli logró el perdón

Por Redacción APLAUSOS

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE ARJONA DEL FESTEJO

VÍDEOS CON LOS MEJORES PASAJES DEL FESTEJO


Fotos: ARJONA

El Juli indultó al cuarto, Cortesano de nombre, un bravo toro de Daniel Ruiz. Fue poco picado, pero en la muleta dio un juego extraordinario. Lo aprovechó Julián, que antes ejecutó un brillante quite por lopecinas y después toreó a placer por los dos pitones en una labor larga y de mucho poder. Toreó con media muleta a rastras, entregado, templado y ambicioso. Pletórico. Al natural los muletazos tuvieron largura y ligazón. Mucho corazón del madrileño ante una plaza que pidió con fuerza el perdón para el toro. Tras ver asomar el pañuelo naranja, no simuló la suerte suprema y se llevó al animal toreando hasta la puerta de chiqueros. Dos orejas y rabo simbólicos.

López Simón resultó volteado por el segundo, cuya muerte brindó al Dr. Masegosa. Comenzó toreando a pies juntos, quita la planta, y tras las primeras series diestras cogió la muleta con la zocata y sufrió una fuerte voltereta. A pesar de quedar aturdido, instrumentó varias series cumbres. Con la gente totalmente entregada, mató de media estocada pero el toro tardó en doblar y el puntillero lo levantó. A pesar de ello, el público pidió el doble trofeo. Pero el palco sólo concedió una oreja, por lo que el público profirió gritos de ¡fuera del palco! Simón, tras pasear la oreja -fue obligado a dar dos vueltas al ruedo- pasó a la enfermería para ser examinado. Salió de ella para obtener otro apéndice del quinto, con el que se pegó un serio arrimón. Seriamente mermado de facultades, toreó muy bien y se mostró muy valiente con la gente totalmente volcada. Pisó terrenos comprometidos, bajando mucho la mano, sin ceder ni un ápice, con ajuste y llevando las embestidas hasta atrás. Media estocada dio paso al trofeo.

Garrido también logró un trofeo del tercero, el más colaborador de los tres primeros ejemplares de Daniel Ruiz. Imprimió el extremeño toreando su personal sello, cuajando muletazos limpios y repletos de calidad y estética. Mató de un estoconazo y paseó el apéndice. Muy bien y ajustado de nuevo anduvo ante el buen sexto, al que toreó con personalidad, templado e imaginativo en ocasiones, y mató de una estocada. Nueva oreja y puerta grande junto a sus compañeros.

Abrió plaza un toro deslucido, de embestida descompuesta y con la cara suelta. El Juli lo probó sobre ambos pitones pero el lucimiento fue imposible. Optó por abreviar.

Albacete, jueves 17 de septiembre de 2015. Toros de Daniel Ruiz. Bien presentados, parejos de hechuras, sin exageraciones. Todos salvo el primero dieron buen juego. El 4º, “Cortesano”, número 100, nacido en 04/11, castaño, de 491 kilos, fue indultado. El Juli, pitos y dos orejas y rabo simbólicos; López Simón, oreja con fuerte petición de la segunda y bronca al palco por no concederla y dos vueltas al ruedo y oreja; José Garrido, oreja y oreja. Entrada: Lleno. Los tres toreros salieron a hombros junto al mayoral de la ganadería. López Simón fue obligado a saludar antes de que saliese al ruedo el segundo toro de la tarde.

 

 


 

 

Filman documental taurino en Tlaxcala
Por: Redacción | pyartetaurino
Jueves, 17 de Septiembre del 2015 | México, D.F.

Tlaxcala, por el trabajo realizado en materia taurina por el estatal que encabeza Mariano González Zarur, su tradición ganadera y de producción del ganado bravo, fue considerada en la grabación de la película documental “En la piel del toro”, que realiza Volcán Producciones junto con Televisión Española.

Durante cuatro días de trabajo, el equipo dirigido por Javier Linares, rodó la esencia del toro bravo en una de las ganaderías madre en nuestro país, Piedras Negras, así como en Montecristo, con el respaldo del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino (ITDT), instancia que coadyuvó con la producción que se está grabando en países como España, Francia, Portugal y México.

Javier Linares, que viene al frente del equipo de producción de este documental, dijo que la intención de rodar en un ganadería de Tlaxcala durante tres o cuatro días fue para ilustrar el ecosistema de esta sitio allí, para platicar con quienes de manera cotidiana conviven con el toro bravo, como son el ganadero y el caporal.

El documental tendrá una duración 90 minutos, espacio en el cual se pretende dar a conocer la vida del toro bravo, ganadero, mayoral y vaqueros. Para ello, está dividida en cinco actos temáticos, que van desde la importancia en la antigüedad, sui mitología y leyendas en torno al toro bravo, hasta la actualidad, el desarrollo de su hábitat, su forma de vida y todo lo que sucede en torno a este tipo de ganado bravo.

Tiene como actores principales el toro bravo, la vaca brava, el ganadero, mayoral o caporal y vaqueros, la cual se espera terminar de grabar en estos cuatro países, España, Portugal, Francia y México, y realizar la premier mundial en el mes de diciembre próximo.

Al respecto, Luis Andalco López, titular del ITDT destacó que es motivo de orgullo que la producción española de “En la piel del toro” hubiese escogido Tlaxcala, sobre todo por los referentes que a nivel nacional e internacional, ha tenido Tlaxcala, gracias al apoyo del mandatario González Zarur, quien ha dado un impulso importante a esta actividad, que genera economía y turismo.

Finalmente detalló que se realizan las gestiones ante Televisión Española y la casa productora, para que la premier en el caso de México, sea en Tlaxcala, por lo que se buscan las condiciones para hacerlo en un escenario ideal como lo es el Teatro Xicoténcatl.

 


 

 

La Fiesta tiene que renovarse, sin perder su épica (y 2)

El papel real de los aficionados y la “dulcificación social” del espectáculo taurino


Tan hay consenso con el propósito de renovar la Fiesta para garantizar el futuro, que al final se está convirtiendo en una especie de “mantra” que unos nos lazamos a los otros, sin que en ningún caso haya el propósito de afrontar las tareas pendientes. Cuando en los debate surge esta cuestión, la experiencia dice que unos y otros acaban mirando para otro lado. Pero así no se hace frente al débil papel que hoy le corresponde a los aficionados, por la sencilla razón de que sólo con su concurso no se garantiza la viabilidad económica: se necesita con urgencia atraer a otros. Como tampoco se aborda la necesidad de renovar la Fiesta y el propio espectáculo, que sigue anclado en los usos y costumbres de hace más de un siglo, mientras la sociedad ha cambiado profundamente.
Actualizado 16 septiembre 2015

Antonio Petit Caro
En la dinámica que en nuestros días vive la Fiesta, no deberíamos mirar hacia otro lado ante una realidad que acaba pesando muchísimo: el cada vez menor peso de los aficionados frente al volumen total de espectadores que asisten a los espectáculos taurinos. A parte de cuanto supone en lo que se refiere a los niveles de exigencia propiamente taurina, nos guste o no debe reconocerse que hoy sólo con aficionados no se salva económicamente un festejo, y menos un abono.

Pero para no llamar a equívocos, conviene advertir que esta realidad no es privativa y exclusiva del mundo del toro; por el contrario, no tiene nada de diferente con lo que ocurre con otras manifestaciones culturales. Ni sólo de cinéfilos puede vivir el cine, ni el teatro llega a número negros por los estrictamente amantes de escena, ni la ópera estabiliza su pulso sólo a base de los puristas del bel canto. Todos tienen que buscar la atención de otros posibles clientes. Precisamente por eso se comprueba como los promotores de todas estas artes buscan la promoción, ofreciendo alicientes que van más allá de sus propios partidarios, esa promoción que en tantas ocasiones se echa en falta en el planeta de los toros.

Si a base sólo de los aficionados en su sentido propio la economía del toro no sobrevive, resulta de toda lógica que nuestro poder de decisión acabe siendo tan reducido. Por eso, que los aficionados reclamemos que en los carteles se incluya a este o aquel otro torero, ésta o aquella ganadería, en el fondo acaba siendo una cuestión menor, punto menos que irrelevante, por la simple razón de que nuestro concurso a una plaza hoy no presupone el equilibrio de las cuentas.

El empresario tiene mirar –es su obligación profesional– especialmente a ese otro segmento de personas que pasaran por la taquilla, a los intereses de estos nuevos clientes sean de la naturaleza que sean, buscando combinaciones que permitan un balance positivo. Como en todo negocio, al final la ley que se impone es la del “tanto me aportas, tanto te hago caso”.

En el fondo, como han dicho voces autorizadas, ya no vale con ser sólo aficionado, hay que ser activistas, hay que ser militantes, hay que ser más proactivos, porque no podemos asumir lo que está pasando. De tal forma que hoy promover la asistencia a los tendidos no supone en primer término una forma de colaborar con el empresario de turno; representa sobre todo apoyar a la Fiesta en su conjunto.

Antiguamente, como es bien sabido, tal relevo generacional surgía de forma natural, en la transmisión de padres a hijos. Ni la coyuntura social es hoy la de ayer, ni la Fiesta viene marcada por los mismos elementos para generar la atracción de terceros.

Si las cosas no cambian, en semejante coyuntura los aficionados hoy tenemos las de perder, mientras no seamos capaces de promover en número suficiente a la generación que nos releve. Aunque se han oído algunas voces, en esta materia la gran pregunta está por responderse: ¿no habrá que hacer algunas concesiones para que esos espectadores ocasionales lo sean en mayor número y con mayor asiduidad? Hay elementos, desde luego, que en el toreo resultan intocables, si es que no se quiere desvirtuar el arte; pero hay otros que bien podrían ser revisables: desde los dineros al desarrollo del propio espectáculo.

En suma, hay que volver a recordar aquellas palabras tan esclarecedoras del Presidente del Club Cocherito de Bilbao cuando planteaba el reto de modernizar el espectáculo, de adaptarlo a las nuevas circunstancias de hoy en día. “Es cuestión de ponerse a pensar y tener voluntad de mejora. Es innegable que hay que modernizar el espectáculo. Algo tan simple como marcar las rayas de picadores con una regadera de cal ya no es castizo, es anticuado y cutre. El espectáculo tiene que reinventarse y renovarse de manera decidida”.

Pero para hacer posible tan ambicioso propósito, denunciaba también Fernández Casado una realidad, que viene siendo un mal endémico en el toreo: “Falta una federación, una estructura organizativa como tiene el futbol que represente a la actividad y trabaje por su promoción y se erija en referente para abordar las cuestiones que afectan al toreo”; una organización que sea capaz de revertir que la Tauromaquia no reciba “un trato equitativo y es preciso disponer de organización y representación para hacer valer sus derechos”. Resulta de toda evidencia que mientras sigamos con esta grave carencia organizativa se hará muy difícil retomar una senda positiva.

En nuestra opinión, que esta unidad de acción en el mundo del toro, a tenor de la experiencia contemporánea, constituya un ideal de difícil alcance no justifica –al menos: no justifica del todo–, que permanezcamos de brazos cruzados. De acuerdo que la patronal taurina acaba siendo bastante poco activa, de acuerdo que entre los que visten el chispeante los criterios son muy diferentes, de acuerdo con que ni en las organizaciones ganaderas se da esa base común de actuación… Pues a pesar de todo ello, se hace necesario abordar el futuro. Y es posible, para mejor fin de tal empeño que alguien con autoridad reconocida se decida a encabezar esta movida.

¿Es posible en la actualidad modernizar el espectáculo? Peliaguda e incómoda pregunta, a la que sin embargo deberíamos buscar una respuesta proporcionada al problema que se busca resolver. Y hacerlo a cuerpo limpio porque, a diferencia de quienes atacan al toreo, no se tiene detrás ninguna suerte de multinacionales dispuesta a financiar manifestaciones, ni prolijos procesos jurídicos en instancias internacionales, para luego poderlos manipular.

En un primer estadio, quizá el menos revolucionario en términos de Tauromaquia, podría entenderse que esa modernización comienza por los propios recintos taurinos. Un espectáculo que es caro –80 euros costaba, por ejemplo, una localidad de palco en Bilbao, y 152 una barrera de sombre– tendría que dar derecho a un mínimo de confort, que no se compadece con pasarse de dos horas y media sentados a la intemperie en la dura piedra, con las rodillas del vecino de arriba clavadas en los riñones. Por si la inversión no fuera pequeña, nos topamos con una realidad: gran número de plazas son edificios afectados por la ley del Patrimonio Histórico, con lo cual toda modificación del recinto tropieza con importantes condicionantes.

Resulta evidente que tocar, por ejemplo, ese monumento colosal que es la Maestranza de Ronda, no puede hacerse de cualquier forma. Pero, ¿es seguro que aunque sea con estructuras de quita y pon no puede mejorarse la comodidad del recinto? Por ejemplo, en Las Ventas hubo una temporada que, fuera de los festejos de abono, se hizo y no pasó nada. Cabe preguntarse entonces si el hecho de que una iniciativa de este porte trastoque la ubicación de parte de los abonados y reduzca un poco el aforo, constituye razón suficiente para dejar de acometer el empeño. Pero otro tanto cabe decir de la búsqueda de una solución eficaz contra los vendavales, que tantas tardes de toro destrozan. No puede ser creíble que con los avances tecnológicos ninguna de estas carencias puedan tener soluciones satisfactorias.

En paralelo con el confort viene la cuestión del precio, que a la postre acaba siendo mucho más el precio a secas. Los dineros de la Fiesta nunca han sido cuestión pacífica. Ni hoy, ni cuando en los ruedos estaban José y Juan. Todo el mundo taurino habla de la necesidad imperiosa de racionalizar los números, pero todos a su vez lo hacen pensando en el otro, manteniendo intocables los que le son propios. La consecuencia natural es el desacuerdo y la inviabilidad, mientras tanto crece el número de pagarés de más que dudoso cobro, se multiplican los espectáculos en pérdidas y salvo una pequeña, muy pequeña, elite, nadie tiene la certeza de si al final de todo el proceso algún podría podrá percibir lo que les corresponde. En el fondo, lo que se necesita es un nuevo modelo para la Fiesta, porque el complicado sudoku actual, o se soluciona, o nos devora.

Se localizan otros muchos aspectos bastante asumibles. Por ejemplo, la instalación de pantallas gigantes en la plaza, para seguir más puntualmente un aspecto concreto de la lidia con la fórmula de “la repetición de la jugada”, o para recibir información en tiempo real. Por otro lado, en un espectáculo que por su propia naturaleza es y tiene que seguir siendo colorista y ágil, no resultaría banal repensar su puesta en escena, sobre todo pensando en aquellas ocasiones en las que las cámaras de televisión están presentes.

Pero si pasamos de aspectos materiales como éstos, los demás parecen mucho más intrincados. Las reuniones de supuestos expertos convocadas por Taurodelta, para la mejora del espectáculo en Las Ventas, se han puesto de acuerdo en que el chulo de toriles debe vestir de corto, y no con un traje de luces. Incluso se felicitan por el cambio realizado con la puerta de salida de los picadores al ruedo. En cambio, cuando se proponen matizar aspectos que consideran más duros para la sensibilidad de un espectador ocasional –por ejemplo, los repetidos fallos del torero con la espada, ya de matar, ya de descabellar–, el único acuerdo posible es dejar la cuestión para otro día.

Aquí ya topamos con uno de los elementos medulares del toreo en la edad contemporánea, por no decir directamente que la más cuestionada. Dicho sin rodeos, se trata de los elementos que nuestros detractores califican de crueldad y de tortura, con eslóganes que repiten de un punto a otro del planeta Tierra.

Pero por más que los animalistas lo repitan una y mil veces, ni los profesionales ni los aficionados son una especie de sádicos que disfrutan, que sienten placer, causando sufrimiento y dolor a los animales. Y es que sólo desde un profundo desconocimiento la Fiesta no cabe entenderla como un crueldad, sino como un acto épico en la que un hombre plata cara a un animal fiero, ante el que expone su vida con el propósito de crear belleza. A partir de finales de la década de 1980 los animalistas incluso llegaban a afirmar que los aficionados en realidad éramos ejemplo de personas afectadas por “desórdenes de conducta”, algo que llegaban a asociar con patologías sadomasoquistas.

Pero sentada la muy escasa solvencia de estas acusaciones que nos dirigen con reiteración, tenemos que afrontar como algo que forma parte de la normalidad social que haya personas a las que puede hacer daño a su sensibilidad cualquier acto público en la que puedan producirse hechos de sangre. Todo sentimiento es respetable, aunque no por eso deba responder siempre a la realidad intrínseca de las cosas. Y la cuestión no se resuelve con la simpleza de afirmar: “si les hiere, que o vayan”.

En aras de no herir ningún genero de sensibilidad, ¿hasta que punto puede llegarse en la Tauromaquia a la hora de introducir cambios? Desde luego, difícilmente puede asumirse la fórmula de sustituir los hierros por el velcro, como hacen en las plazas de California, entre otras razones porque así se priva al toro de demostrar las virtudes de su raza y la razón de ser de su propia crianza, se desnaturaliza, en fin, la propia razón de ser de la lidia.

Antes se citaban las deliberaciones, a instancia de Taurodelta, acerca de limitar el número de intentos en el uso de las espadas, ya de matar, ya para descabellar, para minimizar el impacto emocional de la suerte de matar. La idea no es nueva. En más de un informe de personas taurinas y autorizadas se ha planteado antes semejante debate. En el fondo, quienes así piensan razonan con criterios bastante similares a los que en su día llevaron a Primo de Rivera a imponer el peto protector en los caballos de picar, pero con una diferencia esencial: la medida se orientaba a proteger a un agente de la lidia para minimizar sus riesgos, pero sin por ello alterar la verdadera razón de la suerte de varas.

Manteniendo inalterable la razón de ser del toreo y de la lidia, no hay por qué negarse a profundizar en esta vía. Sobre todo si lo hacen personas expertas y conocedoras de los límites fuera de los cuales la Fiesta deja de existir en su verdadero sentido. Y entre esos limites, hay dos que están ya bastante analizados y, por tanto, se cuenta con bases para decidir sensatamente, rechazando esos mantras que nos lanzan violentamente a la cara.

En primer término, y aunque a veces se manejen con menos asiduidad de la conveniente, se cuenta con estudios científicos que desmontan las tesis animalistas. Sin ir más lejos, en su estudio del comportamiento animal el Dr. Gil-Cabrera, investigador en Ciencias Veterinarias en la Universidad Complutense y especialista en la fisiología y comportamiento del toro durante su lidia, explica detalladamente la adaptación fisiológica del toro durante la lidia. Y sobre la base de criterios objetivos y científicos, concluye que “se puede afirmar que efectivamente el toro elabora una respuesta de adaptación al estrés que le permite desarrollar las modificaciones fisiológicas necesarias para afrontar el estrés de la lidia, y esta adaptación tiene un reflejo en el comportamiento específico de este animal en esta situación concreta”.

Y bajo otro punto de vista, habrá que recordar como en su día cuatro investigadores independientes, en respuesta a una solicitud planteada por el Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid, dictaminaron con el aval de un quinto experto, que “no se puede considerar como peligrosa la contemplación de espectáculos taurinos por menores de 14 años, cuando se trata de niños psicológicamente sanos y que acuden a estos festejos de forma esporádica, voluntariamente y acompañados de adultos que tienen actitudes positivas ante las corridas de toros”.

 


 

 


 

 

 


 

 

 


 

 

Reportaje Ganaderia Santa Maria de Xalpa

Subido el 02/02/2012

REPORTAJE REALIZADO PARA EL PROGRAMA TAURINO SOL Y SOMBRA DE GUADALAJARA JALISCO, DESCUBRE LO BELLO DE SAN MIGUEL DE ALLENDE GUANAJUATO Y LA GANADERIA DE SANTA MARIA DE XALPA, ENTREVISTA A JORGE DE LOS REYES GERENTE DE LA PLAZA NUEVO PROGRESO Y AL CAPORAL DE LA GANADERIA “LA ZORRITA ” QUE LO DISFRUTEN TANTO COMO YO.

 

 


 

 

Palmas para “El Papo” y “El Galo” en Reynosa
Por: Redacción
17 de septiembre de 2015

Los novilleros yucatecos Ángel Lizama “El Papo” y André Lagravere “El Galo” cosecharon palmas en tanto que sus compañeros de cartel Paulo Campero y Edgar Badillo cortaros a una oreja respectivamente y resultaron los triunfadores de la Novillada de Independencia que se realizó ayer domingo en la Plaza de Toros de Reynosa, Tamaulipas.

Con media plaza en los tendidos se lidiaron seis novillos de Rafael Mendoza, bien presentados y de juego desigual.

Paulo Campero, oreja.

Edgar Badillo, oreja.

Ángel Lizama “El Papo”, palmas tras aviso.

Juan Pablo Herrera, palmas tras aviso.

André Lagravere “El Galo”, palmas.

Leonardo Buañano, palmas.

Incidencias: El rejoneador Antonio Prates que originalmente estaba anunciado en el cartel no actuó, ya que cayó una fuerte lluvia que dejó el ruedo en malas condiciones para la lidia a caballo; su lugar lo ocupó Paulo Campero que había salido como sobresaliente.

 

El novillero yucateco Ángel Lizama “El Papo”
Foto: Archivo

 





 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: