BREVES NOTICIAS TAURINAS 15 DE SEPTIEMBRE 2015

15 Sep




 

MEXICO LINDO Y TAURINOMEXICO LINDO Y TAURINO

 

 

 

 

LA FIESTA ESTA VIVA 00LOGO

 

Carlos Fuentes en los Toros: En la fiesta, se sabe porque se cree y se cree porque se sabe”

20130817-095607.jpg

Por Luís Cuesta para De SOL y SOMBRA.

Decía Carlos Fuentes, que la ruta de los iberos nos lleva hasta el primer gran lugar común de España, sus plazas de toros… “En la plaza de toros el pueblo se reúne, en lo que una vez fue un rito semanal, el sacrificio del domingo en la tarde, el declive pagano de la misa cristiana. Dos ceremonias unidas por el sentido sacrificial, pero diferentes en su momento del día: misas matutinas, corridas vespertinas.

La misa, una corrida iluminada por el sol sin ambigüedades del zénit. La corrida, una misa de luz y sombras, teñida por el inminente crepúsculo.”

“En la plaza de toros, el pueblo se encuentra a sí mismo y encuentra el símbolo de la naturaleza, el toro que corre hasta el centro de la plaza, peligrosamente asustado; huyendo hacia adelante, amenazando pero amenazante, cruzando la frontera entre el sol y la sombra que divide al coso como la noche y el día, como la vida y la muerte. El toro sale corriendo a encontrarse con su antagonista humano, el matador en su traje de luces.

¿Quién es el matador? Nuevamente, un hombre del pueblo. Aunque el arte del toreo ha existido desde los tiempos de Hércules y Teseo, en su forma actual sólo fue organizado hacia mediados del siglo XVIII. En ese momento, dejó de ser un deporte de héroes y aristócratas para convertirse en una profesión popular. La edad de Goya fue una época de vagabundeo aristocrático, cuando las clases altas se divirtieron imitando al pueblo y disfrazándose de toreros y de actrices. Esto le dio a las profesiones de la fárandula un poder emblemático comparable al que disfrutan en la actualidad”.

“Los toreros españoles han sido tan idolatrados como Elvis Presley o Frank Sinatra en nuestro propio tiempo. Como éstos, representan el triunfo del pueblo.

Pero el toreo es también, no lo olvidemos, un evento erótico. ¿Dónde, sino en la plaza de toros, puede el hombre adoptar poses tan sexualmente provocativas? La desfachatez llamativa del traje de luces, las taleguillas apretadas, el alarde de los atributos sexuales, las nalgas paradas, los testículos apretados bajo la tela, el andar obviamente seductor y autoapreciativo, la lujuria de la sensación y la sangre. La corrida autoriza esta increíble arrogancia y exhibicionismo sexuales”.

“Sus raíces son oscuras y profundas. Cuando los jóvenes aldeanos aprenden a combatir a los toros, muchas veces sólo pueden hacerlo de noche y en secreto; acaso cruzando un río, desnudos o en un campo de abrojos, desgarrados, entrando sin auterización al cortijo del rico, aprendiende a combatir los toros prohibidos, en secreto, ilegalmente, en la más oscura hora de la noche.

Tradicionalmente, los torerillos han visto una tentación en este tipo de encuentro porque, impedidos de ver al toro en la noche, deben combatirlo muy de cerca, adivinando la forma de la bestia, sintiendo su cuerpo cálidamente agresivo contra el del novillero que, de esta manera, aprende a distinguir la forma, los movimientos y los caprichos de su contrincante”.

“El joven matador es el príncipe del pueblo, un príncipe mortal que sólo puede matar porque el mismo se expone a la muerte. La corrida de toros es una apertura a la posibilidad de la muerte, sujeta a un conjunto preciso de normas. Se supone que el toro, como el mitológico Minotauro, ha nacido totalmente armado, con todos los dones que la naturaleza le ha dado. Al matador le corresponde descubrir con qué clase de animal tiene que habérselas, a fin de transformar su encuentro con el toro, de hecho natural, en ceremonia ritual, dominio de la fuerza natural. Antes que nada, el torero debe medirse contra los cuernos del toro, ver hacia dónde carga y enseguida cruzarse contra sus curnos.

Esto lo logra mediante la estratagema conocida como cargar la suerte, que se encuentra en el mello mismo del arte del toreo. Dicho de la manera más sencilla, consiste en usar con arte la capa a fin de controlar al toro en vez de permitirle que siga sus ínstintos. Mediante la capa y los movimientos de los pies y del cuerpo, el matador obliga al toro a cambiar de dirección e ir hacia el campo de combate escogido por el torero. Con la pierna adelantada y la cadera doblada, el matador convoca al tore con la capa: ahora el toro y el torero se mueven juntos, hasta culminar en el pase perfecto, el instante asombroso de una cópula estatuaria, tore y torero entrelazados, dándose el uno al otro las cualidades de fuerza, belleza y riesgo, de una imagen a un tiempo inmóvil y dinámica”.

“El momento mítico es restaurado: el hombre y el toro son una vez más, como en el Laberinto de Minos, la misma cosa.

El matador es el protagonista trágico de la relación entre el hombre y la naturaleza. El actor de una ceremonia que evoca nuestra violenta sobrevivencia a costas de la naturaleza.

No podemos negar nuestra explotación de la naturaleza porque es la condición misma de nuestra sobrevivencia. Los hombres y mujeres que pintaron los animales en Ia cueva de Altamira ya sabían esto.

España arranca la máscara de nuestra hipocresía puritana en relación con la naturaleza y transforma la memoria de nuestros orígenes y nuestra sobrevivencia a costa de lo natural en una ceremonia de valor y de arte y, tal vez, hasta de redención”.

“El espejo enterrado”, México, 1977, Carlos Fuentes. Editorial Alfaguara.

Otra prueba de la gran afición de Fuentes por la Fiesta se plasmó en el Pregón Taurino de Sevilla en 2003, uno de los más elaborados y ricos de los que se han pronunciado en toda la historia de esta famosa feria. Ahí dejó escritos sus recuerdos, desde sus inicios como aficionado hasta su posterior relación con el planeta de los toros.

Recordó entonces el escritor: “Yo fui un niño sin Fiesta. Creciendo en Santiago de Chile, Buenos Aires y la capital norteamericana, Washington, todas ellas ciudades sin corridas de toros, hube de esperar a mi regreso a México, para ver mi primer espectáculo taurino (…) Mi suerte no pudo ser mayor. Una tarde del año de 1945, me estrené como taurómaco principiante, villamelón certificado y al instante entusiasta aficionado, viendo torear en la plaza El Toreo a Manuel Rodríguez Manolete.

Mas si alguno de mis sentidos artísticos aún dormitaba, esa tarde asoleada en la ciudad de México despertó en mí un tropel de emociones estéticas que iban del asombro a la admiración, a la duda misma que semejante entusiasmo me procuraba, al irresistible clamor de la multitud que con un solo, enorme alarido, tan vasto como el océano mismo que separa y une a España y México, coronó la faena.

Viendo lidiar a Manolete en México, aquel lejano domingo de hace ya más de medio siglo, me di cuenta de la más profunda relación del alma hispánica y el alma mexicana. Mexicanos y españoles tenemos el privilegio, pero también la carga, de entender que la muerte es vida. O sea: todo es vida, incluyendo a la muerte, que es parte esencial de la vida”.

Y en otro pasaje afirmaba: “La fiesta brava es un acto hermanado de saber y de fe. La sociedad separa el conocimiento y la creencia. El rito taurino los reúne: en la fiesta, se sabe porque se cree y se cree porque se sabe. La tauromaquia no se engaña ni nos engaña”.

A caballo entre la contemplación del toro y el arte del torear, Carlos Fuentes reflexionaba en su Pregón que el toreo es, es la afirmación del encuentro de las paradojas naturales y humanas.

Y en esta línea, para el escritor la máxima paradoja taurina es el toro, al que considera “el único realmente inmortal en el acto de la Corrida”.

Refiriéndose a la corrida, tras definir las Plazas como el espacio público donde se congrega el pueblo en toda su esfera y en todas sus caras, Fuentes sostiene que el torero que “se desprende del pueblo” para que “con su traje de oro” eleva “al nivel de la aristocracia”. Este es un principio vigente y riguroso que en la opinión de Fuentes condensa todo el Toreo.

Más adelante, en algunas conclusiones, Fuentes se refiere a la relación naturaleza-ser humano y dentro de la misma, la que ambos comparten la vida y la muerte: “El torero puede matar esto es cierto, es un hecho, porque el mismo puede morir.”

Twitter @LuisCuesta_

 


 

 

Sentencia de Carlos Pavón

(Continuación)

La crianza del toro bravo, pase lo que pase,

perdurará y será eterna.

Encuestas

carlos pavonpor Carlos Pavón

La siguiente encuesta obtenida de la revista 6 TOROS 6 de Septiembre de 2008 “Es el resultado central de una encuesta realizada por “Investiga”, una empresa de marketing e investigación que ya hizo otra encuesta similar en 1977. Esta es más actual, su trabajo de campo se realizó entre los días 1 y 23 del pasado agosto. (2008).

Título del Artículo : “El 67% de los españoles no tiene interés por las corridas de toros” y describe mediante gráficas de barras: 9.7 mucho interés, 21.4 algo, 67.2 nada, el 1.7 no sabe o no contesta.

Así, el 21.4 más el 9.7, de mucho interés, es el aficionado o el espectador que asiste poco o mucho a las corridas de toros.

Encuesta obtenida directamente por el autor en la ciudad de Tlaxcala el año 2007, descrita en su libro “Sin Sangre Pajarito”

Preguntas al público de ambos sexos de entre 18 y 40 años a partir de un nivel social aparente mínima, de clase media baja y con preferencia a población urbana.

En este muestreo lógicamente se excluyeron conocidos míos como taurinos, y protagonistas de la corrida (Ganaderos, toreros, promotores, apoderados etc.)

Los resultados del muestreo

3%    Resultaron buenos taurinos, aficionados y espectadores de toros.

7%    Manifestaron algún interés en toros.

86%  Ningún interés

4 %   Evadieron el cuestionario o no saben.

Total   100%

Lo importante de esta columna es lo relativo a la inmensa mayoría del público no interesado en toros, en España el 67%, en mi encuesta un 86% .

Por inferencias válidas presumimos que en la república mexicana, de los 128 millones de mexicanos cuando menos 120 millones no están interesados en toros; tal vez –con mucho optimismo– ocho millones estén interesados en la fiesta brava.

En el resto del mundo si consideramos que sólo un uno al millar .001 está interesado en la fiesta brava, será el resto de la humanidad no interesada en lo taurino un 99.999 %.

Ante estos datos (que aún en el presente son semejantes a los citados)

. ¿Qué debemos hacer los taurinos hacia esa inmensa mayoría?

Como buenos cristianos, en su caso, hacer labor de apostolado; como taurinos hacer un apostolado proselitista en favor de lo nuestro.

 

DESCRIPCIÓN DEL PENSAMIENTO DE ESA

MAYORÍA SOBRE LOS TOROS.

En la mayoría citada ocurre lo siguiente:

En las mismas familias de ganaderos, toreros, promotores de toros, periodistas y colaboradores de las corridas, hay personas, sobre todo personitas, que repudian ver la sangre y las heridas en el toro. Pregúntenles a los nietos, a la nuera, al yerno, a los mismos hijos por qué no les gusta ver la corrida. Les dirán que porque no les gusta que se le hagan heridas al toro ni que lo maten. Con mayor razón ocurre esto en personas ajenas a una de estas familias.

Mis preguntas a todas esas personas, en muchos casos, amigas mías han sido:

¿ Te gustaría ver torear sin que al toro se le hiciera el menor daño ?

Las respuestas contundentes han sido afirmativas, les gusta ver el toreo de capa, sobre todo aquellos lances en que el capote ondea flotando; la revolera, el mangueraso de Villalta, la fregolina, etc. Con la muleta les gustan los molinetes, el invertido y el natural, los afarolados y tal vez hasta el toreo en redondo; solo repudian el ver la culminación de la faena con la muerte del toro.

Otras, de estas personas, admiran el colorido de la fiesta brava, los claveles, el bordado del atuendo torero, el olor a puro y otros detalles que engalanan nuestro ambiente. Disfrutan del pasodoble, las dianas e inevitablemente les contagia el entusiasmo de un Olé trepidante. Todo esto, sin sangre del toro.

Escúchenlos, compréndanlos. ¿Se puede ser animalista y taurino? Claro que se puede. Hagan empatía con ellos, ya que no son anti taurinos; pueden ser muy taurinos pero a su manera. Los que yo conozco (muchos de ellos niños) admiran al toro en su campo bravo, en su privilegiado hábitat, lo contemplan, lo aman pero no desean verlo morir.

Como decía yo en mi anterior columna: Si las más grandes figuras del toreo han toreado en Portugal toros semi crudos, y los novilleros sin picadores los torean materialmente crudos. Promovamos estos festejos en todos aquellos países, ciudades y poblaciones donde se prohíben las corridas de toros.

Si se dieran este tipo de festejos en Estados Unidos, en Inglaterra, en Italia, en Alemania, en China y en cualquier parte del mundo, habría miles de millones de aficionados a los toros y tanto las autoridades como los legisladores muy probablemente los permitirían.

Los ganaderos, los que criamos y mimamos al toro desde becerrito, no alcanzaríamos a abastecer ese mercado potencialmente taurino.

angelino de arriagaEN LA FOTO Angelino de Arriaga “El Porris” toreando un “novillo sin picadores ” ¿ novillo ???? Como los que tantas veces en nuestra patria pasan como toros, en Portugal ; vean los pitones que tiene.

IMPORTANTE ACLARACIÓN

Lo mío, lo que yo prefiero ver y disfrutar, es la fiesta brava integral y tradicional el toro en su plenitud, picado correctamente, no con la mega puya mexicana, el peto muralla y un tanque de guerra con el que el toro se estrella, por esto no voy a los toros.

Gozar la arrancada de lejos –una segunda o tercera vez– de un toro al caballo, presenciar un tercio de quites de los tres matadores en celo profesional.

Ver a un banderillero asomarse al balcón y dejar un soberbio par de banderillas, ver un faenón de arte, de poder o de valor; ver una estocada al volapié o recibiendo y ver rodar al toro sin puntilla. Eso, eso que sí es mío, ha de prevalecer por siempre si los malos taurinos no lo siguen deteriorando, sobre todo, en México, razón por la que casi no voy a los toros.

Ahora, de viejo, me ocurre lo que al escritor Juan José Arreola quien decía: “Soy un profundo creyente católico y soy un aficionado a toros de hueso colorado; pero hace cuarenta años que ni voy a misa ni voy a los toros”.

Y sigue la

Sentencia de Carlos Pavón

La crianza del toro bravo , pase lo que pase, perdurará y será eterna.

( Continuará )

Comentarios al correo   torosinsangre1@gmail.com

 


 

 

Jornada Taurina

[Bernarda Muñoz] Festejos del martes 15 al domingo 20 de septiembre de 2015.

Martes 15
Juriquilla, Querétaro.
Toros de Pepe Garfias para Ignacio Garibay, Gerardo Adame y Brandon Campos.

Cortijo “Los Ibelles”. (Festival de niños toreros)
Ganado de Acapangueo para Sebastián Ibelles, Luz Elena Martínez, Cristóbal Arenas “El Maletilla” y Pepito Arroyo.

Miércoles 16.
Zacatecas, Zacatecas.
Toros de Pozo Hondo para Pepe Moral, Arturo Saldívar y Diego Silveti.

Ojuelos, Jalisco.
Toros de Claudio Huerta y Víctor Santos para el rejoneador Sebastián Torre. A pie Israel Téllez y Fermín Rivera.

Reynosa, Tamaulipas.
Novillos de Rafael Mendoza para el rejoneador Antonio Prates y a pie, Edgar Badillo, Ángel Lizama, Juan Pablo Herrera, Andre Lagravere “El Galo” y el venezolano Leonardo Buenaño.

San Juan del Río, Querétaro.
Novillos de diversas ganaderías para Luis Miguel Cuéllar, Francisco Martínez, Baruch Arreola, Humberto Quevedo, Patricio Ochoa y Juan Andrés Origel.

Tepeapulco, Hidalgo. (Festival)
Cinco novillos y un becerro de La Guadalupana para el rejoneador Emiliano Gamero y a pie, José Luis Angelino, Arturo Macías, Antonio García “El Chihuahua”, Ernesto Javier “Calita” y el becerrista Cristóbal Arenas “El Maletilla”.

Viernes 18.
Ciudad Juárez, Chihuahua.
Toros de Begoña para Eulalio López “Zotoluco”, Diego Silveti y Fermín Espinosa “Armillita IV”.

Monterrey, Nuevo León.
Novillos de La Antigua para José María Pastor, Jorge Salvatierra y Nicolás Gutiérrez.

Domingo 20.
Zacatecas, Zacatecas.
Toros de Boquilla del Carmen para Arturo Macías, Octavio García “El Payo” y Pepe Moral.

 


 

 

Un relato premiado en el certamen de Valladolid

“El toreo no tiene fronteras”


Paseíllo en la Plaza de Tánger
Con el relato “El toreo no tiene frontera”, José Luis Marín Weil fue galardonado con el Primer Premio del XII Certamen Literario de Ideas Taurinas “Félix Antonio González”, que promueve de la Federación Taurina de Valladolid. Se trata de una creación literaria en la que el autor se centra en un tema poco usual: la historia de un musulmán que quiere ser torero y lucha incansablemente hasta conseguir su sueño de vestirse de luces. Pero más allá del contexto concreto en el que se desenvuelve su relato, en el fondo lo que Marín Weil viene a sostener es la universalidad de la Fiesta.
Actualizado

Redacción

Texto íntegro: “El toreo no tiene fronteras” (Tamano: 730,6 kb.)
España y Marruecos, tan cercanas y tan distintas. La frontera del Tarajal es la puerta hacia Marruecos desde Ceuta. Allí no hay toros, por todos es sabido, pero la plaza de toros de Tánger sigue en pie y resiste al paso del tiempo. Un recuerdo del pasado taurino marroquí.
Muchos son los marroquíes que se juegan la vida cruzando el estrecho buscando un futuro próspero en Europa. Sueños que en ocasiones acaban en tragedia, muriendo ahogados en las aguas que separan un continente de otro.
Samir, el protagonista de esta historia, es uno de esos marroquíes que consiguen llegar a Europa intentando cumplir un sueño. Pero a diferencia de la mayoría de sus compatriotas él quiere viajar a España para ser torero. A partir de ahí Marín Weil construye su relato, en una narración llevada con buen pulso, que va presentando una sucesión de escenarios y de hechos que mantienen vivo el interés del lector.
Un cúmulo de sensaciones, vivencias y toda una odisea, hasta conseguir vestirse de luces. Un choque de culturas sorprendente y una demostración evidente de que la Fiesta puede llegar a ser totalmente internacional pues el toro, a quien tiene delante pide el carné de torero, no el de identidad.
Si actualmente existe un novillero irlandés y un banderillero sirio en los ruedos, la historia de Samir podría ser tan real como la vida misma.
El lector encontrará en el archivo en formato PDF el texto íntegro de este trabajo literario.

 


 

 

Un documentado trabajo de José Luis Marín Weil

Nuevo libro de toros: “Recorriendo el Campo Bravo de Jaén”


Un viaje hacia el interior de la provincia de Jaén para conocer al toro bravo. Una selección de entre algunas de las casi ochenta ganaderías que podemos encontrar en las sierras jiennenses. Desde Santisteban del Puerto a Marmolejo. Desde Andújar a Navas de San Juan, pasando por Baños de La Encina, La Carolina, Linares o Guarromán. Con este libro escrito por José Luis Marín Weil de una forma muy personal, se reivindica Jaén como tierra de toros y se hace un homenaje a todas aquellas personas que desde tiempos remotos crían toros en la tierra del Santo Reino.
Actualizado 15 septiembre 2015

Redacción

La Fiesta de los Toros se encuentra profundamente arraigada en la provincia de Jaén. Estadísticamente es la que mayor número de festejos taurinos celebra de toda la comunidad andaluza año tras año. Dispone de casi treinta plazas de toros permanentes, siendo varias de ellas centenarias. También a lo largo de toda la provincia existen numerosas entidades de aficionados, muy activas, que mantienen una labor incansable en torno a la promoción y difusión de la cultura taurina. Y por supuesto, en Jaén también hay una ingente cantidad de profesionales del toreo repartidos a lo largo de todas las esferas de la Fiesta.

Pero si de algo puede presumir especialmente Jaén es del enorme potencial ganadero con que cuenta su provincia. En Sierra Morena y El Condado especialmente, pero también en otras comarcas como Sierra Mágina, la Campiña o la Sierra de Segura se cría al toro bravo desde tiempo inmemorial, dibujando un mapa ganadero verdaderamente llamativo por su diversidad de encastes, pluralidad y la sorprendente influencia de los ganaderos trashumantes que venidos desde Cuenca, Guadalajara y Teruel se acabaron instalando en estas tierras.

Todo ello se refleja, con una mezcla afortunada entre la amenidad y la documentación, en el libro “Recorriendo el Campo Bravo de Jaén”, de José Luis Marín Weil, que ha querido reivindicar a Jaén como tierra de toros y al mismo tiempo hacer un homenaje a todos aquellos que de una forma u otra se han entregado a la crianza del toro bravo en la tierra del Santo Reino.

En el libro el autor hace una selección de algunas de las ganaderías de la provincia, mezclando la descripción de las mismas, retratando a sus ganaderos y añade el recuerdo de sus vivencias personales participando activamente en las más diversas faenas del campo, que hacen que la obra desprenda un profundo sabor campero.

El libro ha sido editado por la Editorial Rey Alí, de Jaén, y cuenta con el prólogo del periodista taurino de Andújar Luis Miguel Parrado, redactor de la revista 6 Toros 6.

Su presentación oficial tendrá lugar este jueves en el Ilustre Colegio de Abogados de Jaén, con la presencia de la ganadera María Jesús Gualda, propietaria de la ganadería “El Añadío” en representación de los ganaderos jiennenses.

El autor

José Luis Marín Weil, nacido en Jaén, compagina el ejercicio profesional de la abogacía con la crítica taurina en el Diario Viva Jaén y en la emisora municipal Onda Jaén RTV, donde presenta el programa de radio “Jaén Taurino” y anteriormente el programa de televisión “Planeta Toro”. Igualmente editor del portal JaénTaurino.com, con diez años de trayectoria en internet

Corresponsal de varios medios de entre los que destaca el programa “El Albero” de COPE, el portal Burladero.com o la revista “Gaceta Ilustrada de la Tauromaquia” que edita la Casa del Toreo de Córdoba.

Fundador y actualmente Secretario de la Asociación Taurina de Aficionados Prácticos de Jaén, dirige el Ciclo Taurino “Diego Rojano” del Ilustre Colegio de Abogados de Jaén.

Ha sido premiado en los certámenes de narrativa taurina del Foro Cultural 3 Taurinos 3 de Almería (en dos ocasiones) y la Federación Taurina de Valladolid.

En Taurología.com ha publicado su “Aproximación a la historia taurina de Ceuta” y el relato “El toreo no tiene fronteras”, que fue merecedor del primer premio en el certamen convocado por la federación de entidades taurinas de Valladolid.

Índice del libro

Prólogo de Luis Miguel Parrado

1.Abriendo la cancela

2. Germán Gervás

3. Ruiz Cánovas

4. El Añadío

5. Sancho Dávila

6. Orellana Perdiz

7. Torrehandilla

8. Garzón

9. Arauz de Robles

10. Remonta

11. Jiménez Pasquau

12. Valenzuela

13. El Cotillo

14. García Merchante

15. Los Rodeos

 


 

 

Llega a su fin la temporada de novilladas en La México

Publicado por Redacción el 14/9/2015

Llega a su fin la temporada de novilladas en La México
La empresa de la Monumental Plaza de Toros México dio a conocer el cartel para la decimosegunda novillada, con lo que da por terminado la Temporada Chica en su edición 2015.

El cartel para el domingo 20 de septiembre lo conforman Diego Emilio, Nicolás Gutiérrez, André Lagravere El Galo, Rafael Serna, Javier Castro y Gerardo Solís, ante seis astados de Barralva.

El festejo dará inicio a las 16:30 hrs.

 


 

 

Cambia de fecha la novillada de triunfadores en Guadalajara

Publicado por Redacción el 14/9/2015

Cambia de fecha la novillada de triunfadores en Guadalajara
La empresa taurina E.T.M.S.A., da a conocer que se ha decidido cambiar la fecha de la Novillada de Triunfadores en El Nuevo Progreso de Guadalajara para el día 27 de septiembre del presente año.

Por lo que el cartel está por definirse, solo está segura la fecha del festejo y el horario de la novillada que será a las 5 de la tarde.

 


 

 

Inicia el Primer Encuentro Mundial de Aficionados Prácticos en Monterrey

Publicado por Dr.Gerardo Vazquez el 14/9/2015

Inicia el Primer Encuentro Mundial de Aficionados Prácticos en Monterrey
[Dr.Gerardo Vázquez] Continúa la actividad taurina en Monterrey, ahora será en El Cortijo Las Arboledas de Huinala en Apodaca, reportandose listo para recibir a la afición para disfrutar de este 1er encuentro taurino y cultural en que se darán cuatro festejos los cuales darán inicio a las 4:00 de la tarde y tendrán entrada gratuita.

Ya se encuentran en los corrales los novillos de la ganadería de Santa Elena que serán lidiados en el primer festejo de este jueves, con los aficionados prácticos Dr. Felipe Alvarado El joven Ezequiel “El Tlaxcala”, Luigi Cano y el Ing. Juan Manuel Espinoza.

Previamente en este primer festejo habrá una exhibición ecuestre a cargo del matador y rejoneador Joselito Ruiz para dar para luego dar paso al festejo taurino.

El Profesor Ricardo Torres Martínez quien está al frente del comité organizador, nos informa que los festejos son cuatro iniciando este jueves 17 de septiembre, para continuar el 18,19 y domingo 20 de septiembre con la gran final de triunfadores.

Además el Profesor, extiende la invitación al público en general, a que acuda a ver la exhibición pictórica del pintor José López “Canito” en el Museo de Apodaca y la exposición Pictórica del Artista Héctor Carrizosa y exposición Fotográfica de la Arq. Imelda Saldivar y que se exhibe en un Centro Comercial de Apodaca.

 


 

 

SALAMANCA.- FERIA DE LA VIRGEN DE LA VEGA

(Autor: Isma Sánchez)
Perera: Posibles dos cornadas en la zona de la cintura y contusión en la espalda
El torero extremeño, herido por el tercer toro del festejo cuando lo recibía rodilla en tierra a la verónica

 


 

 

El palco

Raza, Casta, Calidad
Por Rafael Comino Delgado

La ganadería que echa un mayor porcentaje de toros enrazados, encastados y con calidad, es la de Fuente Ymbro. ¿Cómo es posible que no sea una ganadería preferida de las figuras, salvo alguna excepción? No lo entiendo.
El Toreo es emoción, si no hay emoción, aquello tiene poco interés. Esa emoción ha de venir por dos posibles vías: el riesgo y la estética. Para que el riesgo emocione, el aficionado y público en general, debe percibir peligro, el toro debe ser enrazado (bravo) y encastado para transmitir a los tendidos. Y para que la estética genere emoción, es necesario que el toro tenga calidad en su embestida, que permita al torero expresar su arte, crear su obra, mediante el temple y el compás.

Estas tres características o virtudes del toro las está demandando la afición cada vez más y con mayor energía, porque se está cansando de ver en la plaza cómo el toro no sólo no trasmite riesgo, sino que el torero tiene que cuidar que no se caiga o, en el mejor de los casos, como el toro más bien que embestir pasa sin decir nada, sin interés, lo que le aburre y le quita las ganas de volver a la próxima corrida.

Todas las ganaderías pueden echar un toro con estas virtudes en máximo nivel, o al contrario, pueden echarlo carente de ellas, pero a nuestro entender, en el momento actual, la ganadería que echa un mayor porcentaje de toros enrazados, encastados y con calidad, es la de Fuente Ymbro, pero no solamente ahora, lleva muchos años haciéndolo. Proporcionalmente es la ganadería que más indultos tiene en sólo sus 19 años de existencia (creo que son 37), el último en Guadalajara el pasado día 11 de septiembre; de los dos toros que llevó uno fue de vuelta al ruedo y otro indultado. Podíamos recordar innumerables corridas o novilladas muy buenas, pero sólo citaremos la novillada de Sevilla que propició dos Puertas del Príncipe y la salida del ganadero, Ricardo Gallardo, por dicha puerta, caso único en la Historia (1-06-14). Este año, en la pasada feria de Algeciras, echó una novillada buenísima pero fue lidiada por tres novilleros que debutaban, aquel día, con picadores y tuvo menos trascendencia. Corridas muy buenas, muchísimas, y toros sueltos extraordinarios, muchísimos.

Contemplando este panorama surge la pregunta del millón, ¿cómo es posible que no sea una ganadería preferida de las figuras, salvo alguna excepción? Yo no lo entiendo; conozco las explicaciones que dan, pero no las comprendo ni comparto. Allá cada uno con su vida y con sus decisiones pero están equivocados, y tendrán que acabar matándola, porque se les demanda y finalmente comprenderán que ello les proporcionará muchos más triunfos.

 


 

 

INSURGENTES TAURINOS

 LA TAUROMAQUIA

LIGADA A

LA HISTORIA DE MÉXICO

 

MIGUEL HIDALGO:

GANADERO TOROS DE LIDIA.

e

IGNACIO ALLENDE: TORERO

 

Por

Lic. Ricardo Zurita.

Presidente Nac. de CONTOROMEX

 Para nuestro beneplácito se sabe que los principales caudillos insurgentes del inicio de la lucha de la independencia de México, Miguel Hidalgo e Ignacio Allende fueron destacados aficionados y practicantes de la fiesta de toros, así fue, Hidalgo y Allende héroes de bronce de la historia patria mexicana se relacionaron con quehaceres taurinos que practicaron antes y durante la lucha armada de la independencia.

 

El Cura MIGUEL HIDALGO

Padre de la Patria Mexicana

Por los años de 1800 El padre de la patria Miguel Hidalgo fue propietario de las haciendas del JARIPEO, SANTA ROSA y SAN NICOLÁS (ubicadas en Michoacán) haciendas en las que sus secciones de la crianza de toros de lidia, fueron administradas y atendidas directa y personalmente por Don Miguel Hidalgo.

 

En 1808 al morir su hermano Manuel heredo en su totalidad las tres haciendas a su hermano Miguel Hidalgo, mismas que después le fueron embargadas por el gobierno realistas virreynal.

Antes, por el año de 1800 en la plaza de Acámbaro, Guanajuato fueron lidiados 80 toros de la hacienda de Jaripeo.

 

MEMORIAS DEL ÚLTIMO DE LOS PRIMEROS

SOLDADOS DE LA INDEPENDENCIA

de Pedro Sotelo, publicados por Juan Hernández y Dávalos, en su Colección de Documentos para la historia de la guerra de independencia de México (1800 a 1821):

……A principios de 1810 estando en Dolores, a la casa del cura Miguel Hidalgo llegaron los capitanes Ignacio Allende, Juan Aldama, Abasolo y Mariano Jimenez, se reunieron en privado por largo tiempo, al termino de su junta, fue tal el gusto que les causo el resultado de su comisión, que dispusieron organizar una corrida de toros, habiendo se los toros de la hacienda del Rincón. En esa corrida toreo Don Ignacio Allende y lucho con un toro, con cuya acción dejo admirados a los espectadores que lo aplaudieron con vítores y palmoteos.


Capitan Gral. IGNACIO ALLENDE

 IGNACIO ALLENDE SU TIEMPO Y CIRCUNSTANCIA

de Guadalupe Meza;

 

 En 1801 en San Miguel, Ignacio Allende estuvo en riesgo de morir al sufrir un grave accidente en una practica de toreo, de la que resulto con el brazo izquierdo roto, extremidad que nunca recobro en su movilidad normal, además por lo complicado del suceso, recibió golpes en la cara que le rompieron la nariz, deformándole el rostro para el resto de su vida.

 

MOCEDADES DE IGNACIO ALLENDE

(1951) de Fausto Antonio Marin.

 

Ignacio Allende notable maestro de la charrería logro significarse en el dramático arte de Cuchares lo que realizo sin prevenciones mayores y largar el rojo trajo ante los cuernos sobrecogedores de los toros de sangre asesina fue asunto de cotidiana entrega de Allende, tanto en encierros improvisados por los hacendados del Bajo, como en formales corridas y festivales taurinos y religiosos, aun en patios y corrales Allende era el torero tras del cual iban los vítores entusiastas de los espectadores.

 

En ocasión de festejo taurino en su natal San Miguel toco en suerte a Ignacio Allende matar un toro, se produjo un fenómeno que los espectadores explicaron como una sencilla explicación del don intuitivo de la bestia que olfateaba en Allende al terrible adversario que abría de dar con sus pellejos al destazadero. Que era un toro de bandera nadie lo dudaba al verle embestir con el máximo de su poder a los de a caballo, hacer con bríos  por el capote, mostrar limpia acometida a la incitación de los banderilleros, pero de alguna manera el toro “esquivaba” la presencia de Allende que lo llamaba para matarlo, pues solo daba el primer bote y no el segundo, que es en que hace el lance el torero Ignacio Allende.

 

El publico entre el que sobresalía el elemento femenino al principio tomo las cosas con chunga, con la consiguiente reacción airada de torero Ignacio Allende que no encontraba oportunidad de perfilarse y hundir el acero en la cruz del sagaz burel, el publico gritaba con chunga…..”Ese bien te conoce”, …..”Esta noche cenan juntos”…..”Le han asustado tus patillas”….”No lo matas ni con un cañón”, lo anterior encendió el animo de Allende, máxime cuando el mal pensado cuadrúpedo eludió, ya decididamente el encuentro y volviendo el rabo prefirió beber los vientos de la distancia. Los espectadores tuvieron la humorada de corres apuestas, en su mayoría a favor del bicho, sobre su problemático fin.

 

Secamente Allende dio la orden imperiosa a jinetes e infantes para que redujeran dentro de un circulo de carne protegida por los chuzos de los picadores, el espacio privativo de la res y Allende entro al mismo seguro de que ya nada le impediría salir airoso del lance. A un paso del burel que con sus pezuñas removía nerviosamente la tierra del coso, Allende alargo la siniestra hasta tomarlo de un cuerno, tendió la espada y, tras la diestra armada, llevo el peso de su humanidad. El estoconazo fue fulminante, el animal herido de muerte, dejo escapar por el hocico una bocanada de sangre, doblo los remos y se desplomo a la sombra del torero Ignacio Allende.

 

Tras el estupor general, el publico se proclamo en honor de Ignacio Allende la mas estruendosa de las ovaciones escuchadas en San Miguel.

 

Iniciada la lucha de Independencia por el 29 de Septiembre de 1810, durante 20 días la villa parece una enorme feria, tras la procesión, misas, rosarios y sermones, sobresalieron las corridas de toros en las que se lidiaron los toros mas famosos por su bravura, en los que el osado Ignacio Allende resulto eminente triunfador.

 

!VIVA MÉXICO TAURINO!

 ——————————-

 

Conozca mas trabajos de promoción de cultura taurina y de defensa de la Tauromaquia realizadas por el CONTOROMEX y sus Peñas Taurinas en toda la República Mexicana y Conozca las 30 Peñas Taurinas de 25 ciudades de la República Mexicana afiliadas al CONTOROMEX en su siguiente, pagina web:

www.contoromex.com

y

En Facebook:

Contoromex Contoromex

(dobleteando las siglas)

“Unidos Por Nuestra Mexicana Fiesta Brava”

 


 

 

El viento y la pendiente del ruedo, asuntos pendientes
Aprobado general para las medidas puestas en marcha en Las Ventas
Celebrada una reunión de analisis de las decisiones tomadas el pasado mes de julio para ayudar a mejorar y agilizar el transcurso de los espectáculos taurinos en la Plaza de Madrid
Por Redacción APLAUSOS

Esta mañana se ha celebrado en la Sala Alcalá de la Plaza de Las Ventas la segunda reunión para analizar posibles medidas que ayuden a mejorar y agilizar el transcurso de los espectáculos taurinos en la Plaza de Madrid, continuación de la celebrada el pasado 16 de julio, y para evaluar las ya puestas en marcha desde el pasado 2 de agosto.

En esta reunión, presidida por Manuel Martínez Erice, empresario de la Plaza, y por Manuel Ángel Fernández, director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, han participado representantes de presidentes de la Plaza de Madrid, matadores, ganaderos, picadores, banderilleros, abonados, peñas de aficionados y medios de comunicación.

Las conclusiones adoptadas han sido las siguientes:

-Se valora por unanimidad como positiva la decisión de que el caballo de turno en la suerte de varas acceda al ruedo por la puerta de Madrid en vez de hacerlo por la puerta de cuadrillas. Se considera que la medida es beneficiosa para no interrumpir el ritmo de la lidia, para ahorrar capotazos y para no obligar al toro a un ejercicio y a un desgaste innecesario. Esta medida se mantendrá.

-Respecto a la posible incorporación al reglamento de la limitación del uso del descabello y la puntilla en los espectáculos taurinos de Las Ventas, tanto en el número de intentos que puedan practicar los matadores y sus cuadrillas como en el tiempo empleado, se estudiará la posibilidad de, al igual que se ha hecho en el caso del caballo de picar, establecer un periodo de prueba para analizar pros y contras y obtener conclusiones. En cualquier caso, se insiste en el ofrecimiento de la empresa para la utilización del puntillero de plaza, garantizando su preparación y su gratuidad para los matadores.

-También se valora como positiva, por unanimidad y como medida a mantener, la sustitución de la vestimenta que lucen el torilero y el chulo de banderillas en Las Ventas, que respeta el hecho de que sólo quienes participan en la lidia pueden vestir de luces.

-Todos los asistentes plantean la necesidad de aplicar medidas que ayuden a paliar o evitar el efecto negativo que produce el viento en el transcurso de la lidia y que impide el adecuado desempeño de matadores y cuadrillas y perjudica el rendimiento del toro al tener que lidiarlo en terrenos poco aptos.

-Respecto a la valoración técnica de la disminución en la elevación del centro del ruedo de Las Ventas, al concluir la temporada se elaborará un informe definitivo de peritos que atiendan a las distintas partes interesadas, especialmente matadores, cuadrillas y ganaderos.

 


 

 

Desde el barrio: ¡Indignémonos!
Por: Paco Aguado | Opinión
Martes, 15 de Septiembre del 2015 | Madrid, España

Los taurinos tenemos que convencernos de que también “podemos”. De que el interesado acoso de antitaurinos y animalistas es ya de tales dimensiones que también a nosotros nos ha llegado la hora de “indignarnos”. Y, como hicieron aquellos movimientos ciudadanos del 15-M, tenemos de una vez que echarnos a la calle para mostrar la gran fuerza popular que sustenta la tauromaquia.

El camino, igual que sucedió en marzo en Castellón y ahora en otros pueblos, nos lo han marcado hace apenas tres días en Valladolid. Porque la “manifa” de Pucela, que muchos han querido silenciar, no sólo fue un éxito de asistencia –ocho mil personas calculó la Policía Nacional– sino que dio las claves de cómo se debe encauzar la protesta contra el ataque fascista de las formaciones políticas que se llaman a sí mismas de izquierdas y de las asociaciones que se autoproclaman defensoras de derechos y libertades… siempre y cuando sean los suyos.

Ante la inoperancia y la tardanza para convocar un acto contundente por parte de los taurinos profesionales, que aún siguen debatiendo si son galgos o podencos en dilatorias reuniones de paripé, los aficionados de Valladolid y provincia tomaron el sábado el paseo de Zorrilla al reclamo de la cita de un chaval de veintidós años, que se llama Daniel Santaolaya y que se evade de la rutina y el paro juvenil como cortador de toros, que es como llaman a los recortadores en los pueblos de Castilla.

Indignado él, igual que deberíamos estar todos ante la torticera, agresiva y apabullante campaña de desprestigio que sufre nuestra forma de entender la vida, le bastó con la ayuda de un par de amigos moviendo la cita en las redes sociales para que el día señalado, y de manera espontánea, todas esas miles de personas se echaran a las calles de Valladolid para reclamar respeto y libertad, lo que no deja de ser paradójico, y hasta alarmante, en este país ya con cuatro décadas de democracia recuperada.

Pero ahí estaban todos, la gente normal, la de a pie, en su mayoría aficionados y apasionados de los festejos populares, que son el inmenso y sólido pilar sobre el que se asienta la tauromaquia toda, incluidas las corridas formales que el propio sistema empresarial se está encargando de convertir poco a poco en un espectáculo elitista.

Y lo mejor de todo es que la media de edad de los manifestantes era muy baja, con una inmensa mayoría de jóvenes que albergan en sus corazones un arraigado sentido de la pertenencia de estos viejos ritos. Tanto que allí quedó patente que es en todos esos jóvenes del pueblo donde está la verdadera fuerza de futuro de la tauromaquia, un vigoroso frente común para salir al paso del guerracivilismo provocado por la neurótica y barata “progresía” del animalismo urbanita.

Fueron ellos, los que acuden en masa a los encierros, los que vibran y sienten hondamente la emoción directa del toro en las calles y en los campos de Castilla, los que pisaron el asfalto de Valladolid en mucha más y mejor representación que los sólo 4 mil activistas pagados y artistas “comprometidos” que, convocados desde varios puntos de España, se reunieron a la misma hora en la Puerta del Sol de Madrid, bien esponjaditos haciendo bulto, para pedir la prohibición del Toro de la Vega.

Pero, como dijo Victorino Martín García en el escueto pero contundente manifiesto que leyó al final de la concentración pucelana, el Toro de la Vega “no se toca”, ni aunque este líder socialista de pitiminí que padecemos se “avergüence” de ello y amenace con prohibirlo si gana las próximas elecciones. Y no se toca porque, más allá de la supuesta crueldad de un torneo que los medios se encargan de manipular, exagerar y de cargar de morbo, ceder ante su abolición serviría sólo para abrir las puertas a una insaciable secuencia de prohibiciones taurinas en cadena.

No conviene por ello desmarcarse y desligarse de manera clasista del tan vapuleado rito taurino, ni diferenciarlo por remilgada cobardía de las corridas de toros. Y si los animalistas dicen estos días que son todos “Rompesuelas”, el simbólico toro del conde de la Corte que será alanceado hoy mismo en la villa castellana a orillas del Duero, los taurinos debemos ser todos tordesillanos, sin distinción de colores políticos ni de preferencias artísticas.

Porque eso es lo que pasa allí mismo, donde, sin que lo digan los medios, desde el alcalde socialista hasta los “podemitas”, pasando por el presidente del Patronato del famoso toro de Tordesillas, que curiosamente es de Izquierda Unida, todos reman en la misma dirección.

El pueblo entero, como Fuenteovejuna, está unido en la defensa de su ancestral fiesta e indignado ante el desprestigio generalizado y la tremenda presión mediática que vienen sufriendo desde hace mucho tiempo, sólo porque una vez al año matan un toro, un pedazo de toro que tiene todas las opciones de defenderse a campo abierto, al estilo de sus antepasados: a pie firme y con una lanza.

Pero hay que poner pie en pared. Es hora de echarnos a la calle y pasearnos a cuerpo, como repetía el cantautor Luis Pastor antes de que muriera Franco, y de sacar el orgullo de ser taurinos para frenar lo que lleva camino de convertirse en una satanización.

Porque si hasta ahora nos gritaban, ya empiezan a atacarnos. Como ha pasado en Fuenlabrada, donde los antis han agredido a una mujer y a su hijo por llevar una camiseta con el logo de un toro. O como está sucediendo en Málaga, donde cada cierto tiempo hay quien se coloca a las puertas del museo taurino de Juan Barco para insultar e impedir el acceso a quienes intentan ver la impresionante colección de obras de arte del gran aficionado extremeño, ejemplo espectacular de la cultura que ha generado el toreo a lo largo de los siglos.

Y es que cada día que pasa la situación de los taurinos en esta España desorientada se parece más a la de los judíos de la Alemania de finales de los años treinta, cuando los nazis acosaban sus negocios de los judíos y fomentaban el odio que iba poniendo las primeras piedras de los crematorios.

 


Actualidad

Sin rastro del antitaurino Peter Janssen, que da dirección errónea

Se suspende el juicio entre Morante y el antitaurino holandés hasta nueva fecha. Ante la imposibilidad de dar con el holandés, cabe hacerse la pregunta: ¿tan fácil es tomarle el pelo a la Policía y a la legislación española? Increíble.
Por Redacción
martes 15 de septiembre del 2015, 11:05h

El juicio entre Morante de la Puebla y Petrus Johannes Martinus (Peter Janssen), programado para el próximo 28 de septiembre en los juzgados de Don Benito (Badajoz) ha sido suspendido hasta nuevo aviso. La causa se debe a que la dirección de Janssen es errónea y no se le ha podido hacer llegar la convocatoria del juicio. La dirección que Janssen facilitó a la Policía no es la suya, sino la de un matrimonio de personas mayores. O quizá este empadronado en esta dirección, y el matrimonio sepa algo más. Sea como sea, y ante la imposibilidad de dar con el holandés, cabe hacerse la pregunta: ¿tan fácil es tomarle el pelo a la Policía y a la legislación española? Increíble.

En estos momentos, se está intentando localizar a Janssen y fijar nueva fecha.

 


 

 

La tauromaquia mantiene en el campo bravo de Perú a 25.000 reses de lidia

plataformalaeconomiadeltoro / 3 horas ago

La tauromaquia mantiene en el campo bravo de Perú a 25.000 reses de lidia. Aquí lo explica Pablo J. Gómez Debarbieri:

“Los toros de lidia −el ganado bravo, más bien− es un animal que promueve la ecología, la vegetación y la conservación de los espacios naturales.

En el Perú se lidian más de 2 mil toros y novillos cada año. Para lograr esa cifra de reses lidiadas, es necesario que en las ganaderías nacionales de lidia se mantengan permanentemente −al menos− de 20 a 25 mil animales bravos: sementales, vacas de vientre, becerras, novillos y becerros, muchos de los cuales, jamás serán lidiados ni llegarán a una plaza de toros. Esa enorme cantidad de animales, viven −en su gran mayoría− en bosques, pastizales y extensas áreas naturales, a diferentes altitudes respeto al nivel del mar y en la mayor parte de los departamentos del país.

Centenares de miles de hectáreas conservadas como un ecosistema integral, son ocupadas por esa subespecie bovina en el Perú, colaborando con la ecología y la naturaleza, lo que no sucedería sin la tauromaquia; sin ella, no tendría sentido criar toros de lidia.

En Paiján, al norte de Trujillo, Aníbal Vásquez Nacarino, su esposa Lucy de las Casas y su hijo Aníbal llevan tres hierros: Paiján, La Viña y El Olivar. Crían por separado toros de encaste Santa Coloma –lo original de Paiján, de procedencia Paco Camino− y reses de Parladé Domecq, en las que se entrecruzan la líneas de La Viña –provenientes de lo original de Víctor Montero (Conde la Corte y Parladé); aquello que se indultaba por sí mismo, los torease quien los torease, en los noventa−, sangre de Huagrahuasi de Cobo, de Ecuador y un aporte genético de El Paraíso de Jerónimo Pimentel, de Colombia. Los Vásquez adquirieron el antiguo hierro de La Viña (el círculo cruzado por la diagonal) y luego, los descendientes de Celso Vásquez (emparentados con Aníbal hijo, por los De las Casas) le cedieron a este el hierro de El Olivar, ganadería peruana de comienzos del siglo XX.

En Paiján los machos viven en inmensos potreros de varios centenares de hectáreas de bosque de algarrobos –espacio natural típico en el norte del Perú−, sin cercos, limitados por inmensos canales donde beben. Espacios de 250 hectáreas cada uno, en los que hay 100 o 200 machos de diversas edades. Un potrero de 250 hectáreas −para hacernos una idea− equivale a un cuadrado de 1,6 kilómetros por lado. Con una densidad tan baja, los toros viven en condiciones envidiables, en medio de la naturaleza. Es una actividad que solo se explica por la afición y vocación de los ganaderos de bravo; esas mismas tierras dedicadas a espárragos o frutales les proporcionarían ingresos mucho mayores.

−¿Están los machos de diversas edades mezclados? −le preguntamos al ganadero− ¿No se perjudican los más chicos?

−No. Por el contrario. Cuando los novillos llegan a los tres años de edad, se empiezan a pegar entre sí. Surge el dominante y le pega al resto para imponerse; pero en cuanto pueden, todos tratan de atacarlo. Eso se va agravando conforme siguen creciendo. Cuando los toros sobrepasan los cuatro años, las peleas son más frecuentes y cualquier día, sin que te lo esperes, aparece un toro, o varios, muerto a cornadas. Las peleas son uno de los problemas más graves; un costo oculto considerable e imprevisto y a veces, la causa de que una corrida a punto de embarcarse quede incompleta. Mira las rayas que tienen varios de ellos en los flancos; son los pitonazos que se pegan. Los becerros y novillos que viven entre ellos, los calman y tranquilizan; a los más chicos les damos un suplemento de alimento para compensar que a veces los toros grandes pudieran no dejarlos comer.

−¿Y colocarles fundas en los pitones, como en algunas ganaderías españolas, no reduciría el riego de que se maten entre sí?

−Tal vez, pero ello implicaría manosearlos y meterlos en la manga. Nosotros preferimos que vivan en absoluta libertad; silvestres y a su aire, en grandes extensiones. Estoy convencido de que el juego en la plaza se ve condicionado negativamente por el manipuleo excesivo y por el contacto frecuente con el ser humano, por escuchas voces; el toro debe llegar a su edad adulta en libertad. En verano comen el algarrobo que cae de los árboles, pero todo el año complementamos su alimentación echando a los comederos restos de espárragos y alcachofas y alimento balanceado; pasamos con el tractor, sin molestarlos y llenamos los comederos.

−¿Y correrlos como hacen en tantas ganadería hoy en día, para que adquieran condición física?

−Tampoco; ello implicaría manosearlos, que escuchasen diariamente voces humanas arreándolos −replica Aníbal Vásquez−. Nosotros echamos la comida en una parte del potrero y ellos tienen que caminar más de un kilómetro, cada día, para tomar agua; eso es ejercicio suficiente.

−¿Qué extensión ocupan los machos?

−Aproximadamente, un total de 850 hectáreas. Las vacas, los sementales y los becerros aún no destetados, están en otra finca, al sur de Trujillo, en Virú. Allí, alimentados con restos de alcachofa y espárragos obtenemos un porcentaje elevado de preñez y de pariciones. Una vez destetados, los machos vienen a Paiján. Los machos de Santa Coloma y los de Parladé –líneas que se crían por separado− viven luego juntos en los diferentes potreros.

 


mexico.jpg_large





 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: