BREVES NOTICIAS TAURINAS 29 DE JULIO 2015

29 Jul

 

DESCUBRIENDO

 

EFEMÉRIDES TAURINAS

29 de Julio

 

1601-Se celebran fiestas de toros en México para festejar el feliz parto de la Reina Margarita de España.

 

1923Nace en México el novillero Félix Guzmán.

 

1927Muere en México el periodista taurino Miguel Necoechea Latiguillo.

 

1930Nace en Morelia el matador de toros Enrique Esparza.Enrique+Esparza

 

1934-El banderillero mexicano Eutiquio Tenes sufre grave cornada en el vientre en Bogotá.

 

1934-Gran triunfo de Fermín Espinosa    fermin espinosa armillita chico     Armillita Chico en Barcelona con el toro Clavelito de Jose María Puente cuando alterna con Juan Belmonte y Marcial Lalanda.

 

1934Memorable novillada en Madrid en que por cornada a Cecilio Barral quedan solos Lorenzo Garza     lorenzo garza     y Luis Castro   luis castro el soldado aa El Soldado que triunfan y rivalizan matando sin muleta.

 

1946Jesus Guerra Jesús+Guerra+(Guerrita)Guerrita debuta en Colombia toreando en Medellín toros de Aguas Vivas y alterna con Antonio Velázquez y Javier Chávez Terremoto.

 

1953Ricardo Torres   Ricardo Torres   sufre gravísimo accidente de carretera en el estado de Tamaulipas del que moriría días después.

 

1956Joaquin Rodríguez Cagancho hijo y Luciano Contreras hijo debutan en la Plaza México y matan novillos de Santa Marta   135408_SantaMartha   con Jorge Montaño Ojitos.

 

1957Jose C. Madrazo es electo presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia.

 

1962-El ecuatoriano Rafael Palacios debuta en la Plaza México matando novillos de Peñuelas    PEÑUELAS  DIVISA AZUL CELESTE Y ORO    con Guillermo Reyes y Germinal Ureña.

 

1973-El colombiano Jorge Herrera se presenta en la Plaza México y mata novillos de Santa Marta    135408_SantaMartha    al alternar con Marcos Ortega  Marcos Ortega     y Alberto Contreras  Zacatecas.

 

1973-La ganadería Jaral de Peñas    140130_JaraldePenas    lidia por primera vez en Teziutlán con el nombre de El Sauzal y torean      Manolo+Mart%C3%ADnez    Manolo Martínez, Mariano Ramos    mariano ramos   y Curro LealCurro Leal

 

1979Gerardo Ortiz    Gerardo+Ortíz   viste por primera vez el traje de luces en la plaza La Florecita de Ciudad Satélite y alterna con Roberto Zabala, Gilberto Cruz y Gerardo de la Cueva que matan novillos de Peñalta.

 

1984Humberto Flores se presenta en la Plaza México toreando novillos de Arturo G. Garcia   231411_ArturoGarcia  y alterna con Javier Escobar El Fraile y Eulalio López El ZotolucoEulalio+L%C3%B3pez+(El+Zotoluco)

 

1991Muere en México el banderillero Román Guzmán El Chato.

 

1997Manuel Laveaga debuta en Portugal al torear en Setúbal toros de Jorge Mendes y actúan también los rejoneadores Jose Antonio Ribeiro Telles, Rui Salvador y Jose Luis Bochicho.

 

2001Jeronimo Ramírez debuta en Venezuela toreando en Valencia toros de La Cruz de Hierro y alterna con José Antonio Valencia y Miguel Rodríguez.

 

2001La ganadería Jose Marrón   203203_Marron   debuta en la Plaza México en novillada que torean Israel Téllez  Israel+Tellez    , Mario Zulaica   Mario+Zulaica    y Víctor MartínezVictor+Martinez

 

2003-El matador mexicano Pedro Montes  Pedro Montes debuta en Perú toreando en Pilcomayo donde alterna con Salvador Díaz y José Antonio Cubas.

 


 

 

Relecturas de verano (IX)

Jorge Aguilar “El Ranchero”. Un gran torero. Un gran hombre

 

 

Ejercer de biógrafo es una actividad riesgosa. La actividad entraña la dificultad de tener que anteponer la objetividad a la narración de la vida del personaje, a los sentimientos del autor. Y eso siempre cuesta mucho, sobre todo, como en el caso presente, cuando se tienen lazos afectivos y de familia, que pueden impedir el ver las cosas con claridad y hacer juicios que van más allá de los sucesos como realmente ocurrieron.

 

Pero en esta ocasión, Carlos Hernández González, Pavón para los amigos, superó con creces la difícil prueba que se puso por delante y nos presenta un repaso por la historia y la memoria de uno de los toreros mexicanos que más hondo ha calado en la afición – sobre todo la de la Plaza México – en lo que yo considero que es la Edad de Plata del toreo mexicano. Jorge Aguilar González, El Ranchero Aguilar en las arenas, es un diestro de esos pocos que tienen la facilidad de cautivar con su hacer ante los toros todas las sensibilidades y en Jorge Aguilar “El Ranchero”. Un gran torero. Un gran hombre, Pavón nos enseña la manera en la que ese hombrón nacido en la Hacienda de San Mateo Huiscolotepec, en el Estado de Tlaxcala fue encontrando los diversos matices al ser y al hacer delante de los toros bravos para lograrlo.

 

El libro inicia narrando los antecedentes familiares de El Ranchero, su emparentamiento con los señores de Piedras Negras, su integración a la vida de la Hacienda y al manejo del toro de lidia en el campo y sus primeros escarceos en las plazas de tienta de las ganaderías que llevan en su familia materna. Nos deja notar de manera clara que uno de los fundamentos básicos que le permitirían andar largo por los ruedos, fue precisamente el conocimiento del toro, adquirido en el campo, donde aprendió a ser también un gran garrochista y derribador.

 

La segunda parte de la obra está dedicada a analizar la trayectoria de El Ranchero en los ruedos, de cómo logra una primera alternativa en el año de 1949 en Tlaxcala, misma a la que renunció para hacer una reaparición como novillero y ser el máximo triunfador de la temporada novilleril de 1950 en la Plaza México, cortando tres rabos y recibir el doctorado definitivo el 28 de enero de 1951 de manos de Manolo dos Santos, con el testimonio de Jesús Córdoba, siendo el toro de la cesión Cartonero de La Laguna.

 

En esa segunda parte vamos a advertir que El Ranchero fue un torero de calidad, no de cantidad, pues entre ese 28 de enero de 1951 y el 11 de febrero de 1968 que toreó en la Plaza México la última corrida de su vida, apenas sumó 271 festejos vestido de luces. Pero lo hizo siempre en las mejores condiciones y en las mejores plazas de lo que Díaz Cañabate llamó en su día el planeta de los toros.

 

La parte final de la obra se refiere a las actividades de Jorge Aguilar después de dejar de vestir el terno de luces. Ya fuera toreando festivales benéficos, practicando la charrería – nuestro deporte nacional – o dedicándose a las actividades agropecuarias, El Ranchero mantuvo una posición destacada en Tlaxcala y en México y se distinguió como un gran tentador, gracias al conocimiento que tenía del toro en el campo, aprendido desde su infancia.

 

La narración que nos hace Pavón de los hechos relacionados con la muerte de El Ranchero es conmovedora. Reúne una serie de testimonios acerca de los hechos ocurridos en el tentadero de Coaxamalucan la mañana del 27 de enero de 1981, cuando delante de una vaca que era tentada, Jorge Aguilar sufrió un infarto masivo de miocardio que terminó con su vida. Diríamos aquí en México: se murió en la raya…

 

Ya lo decía al principio de estas líneas decía que la tarea del biógrafo es complicada, pero en este caso Pavón ha realizado la faena con limpieza y con lucimiento. Y lo que es más, ha dejado al descubierto que la afición mexicana está en deuda con uno de sus grandes héroes, con un torero al que aclamó en sus días de gloria, pero que ahora que descansa, le tiene en un relativo olvido. Ojalá que este libro sirva para que se rinda un homenaje a su historia y a su memoria, sobre todo en la Plaza México, donde fue y ha sido uno de sus toreros.

 

La frase es manida, pero Jorge Aguilar “El Ranchero”. Un gran torero. Un gran hombre, es un libro de esos que no se caen de las manos, de esos que vale la pena leer. Si quienes lean esto tienen afición a la fiesta y a su historia, hagan un esfuerzo por conseguirlo, conocerán un jirón de la historia del toreo en México y de uno de los hombres que la han hecho posible.

 

Ficha bibliográfica: Jorge Aguilar “El Ranchero”. Un gran torero. Un gran hombre. – Carlos Hernández González. – Gobierno del Estado de Tlaxcala – CONACULTA – Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. – 1ª Edición, 2015. – 383 Págs. – Sin ISBN.

 


 

Firma invitada Santiago García-Jaramillo
La tentación de lo imposible


Si una ley permitió las corridas de toros y destinó la Plaza de Santamaría para tal actividad, solo una ley puede echar esto para atrás, no una consulta local
Por Santiago García-Jaramillo

Bajo el discurso cautivador, pero peligroso, de que “el pueblo por la vía democrática todo lo puede”, el Concejo de Bogotá, desoyendo conceptos de varias facultades de Derecho, ha dado su visto bueno a una consulta popular impulsada por la Administración Distrital -la convocatoria la firman el alcalde y sus secretarios y no el porcentaje del censo electoral exigido por la ley para las iniciativas populares-.

Teniendo en cuenta que la consulta no puede prohibir las corridas de toros, se ha esgrimido el argumento de que la consulta sólo pretende confirmar si existe o no tradición en Bogotá, lo que no pasa de ser una elucubración. Aquella es un mecanismo para la toma de decisiones de competencia de los municipios, no uno para adelantar averiguaciones históricas o sociológicas.

Viene ahora el control de constitucionalidad de esta iniciativa, y varias reflexiones no pueden perderse de vista.

Puede parecer noble el discurso de protección de los animales, y en consecuencia, la prohibición de las corridas de toros. La Constitución incorpora un deber de protección animal, pero este ya fue ponderado por la Corte Constitucional que encontró que aquellas son una excepción válida a este, en cuanto expresión cultural, siempre y cuando se realicen en los lugares y fechas donde son tradición. Añadió la Corte que bien podría el Congreso prohibirlas, y que es a él, y no a los alcaldes y concejos, a quien compete. Ello, por un sencillo y básico principio -que algunos olvidan- de que las cosas en derecho se deshacen como se hacen. Si una ley permitió las corridas de toros y destinó la Plaza de Santamaría para tal actividad, solo una ley puede echar esto para atrás. Habrá que recordar que en nuestro Estado Social de Derecho, por regla general, las leyes las hace y las deroga el Congreso. O el pueblo, por medio de un referendo derogatorio, no por consulta local.

La Constitución de 1991 abandona el viejo criterio de la democracia ejercida únicamente mediante representantes y es diversa en mecanismos de participación directa de los ciudadanos, afortunadamente. Todos ellos sometidos a los principios de la carta política, uno de ellos el de democracia constitucional: en un Estado que no quiera caer en el absolutismo hasta la participación democrática tiene límites, y ellos son la Constitución, con todo lo que implica: valores, principios y reglas. Así, no toda participación del pueblo tiene carácter absoluto.

La democracia implica, como presupuesto básico, el respeto por lo procedimientos que el Constituyente fijó. Así lo señaló en una histórica sentencia el magistrado Humberto Sierra Porto: “en los Estados contemporáneos la voz del pueblo no puede ser apropiada por un solo grupo de ciudadanos, así sea mayoritario, sino que surge de los procedimientos que garantizan una manifestación de esa pluralidad”.

En las consultas populares municipales, el pueblo adviene a la toma de una decisión que tiene que ser competencia del alcalde -quien la convoca-, así lo señala la Constitución y la ley. Y como el Alcalde de Bogotá no tiene competencia para derogar o modificar una ley, pues no puede alegar que subsana su falta de ella sometiéndolo a una consulta porque allí participa el pueblo. Mucho menos es válida la convocatoria para vaciar de contenido una sentencia de la Corte Constitucional que amparó derechos fundamentales. La Corte ordenó el regreso de los toros a la Santamaría en la sentencia T-296 de 2013 y fue categórica al señalar, como fundamento de que únicamente el Legislador puede prohibir los toros el “principio constitucional de reserva legal, que impide que las autoridades ejecutivas establezcan limitaciones a los derechos fundamentales, como salvaguarda de las libertades de los individuos frente al poder”.

El punto realmente problemático no es entonces el tratamiento de las corridas de toros, es la puerta que se abre a un Estado de opinión, donde, en adelante, cualquier arbitrariedad pueda justificarse bajo el amparo del apoyo mayoritario de los ciudadanos. Lo que la Corte Constitucional ha logrado consolidar como una democracia no de simples mayorías, sino limitada por derechos fundamentales y principios se echa para atrás, paso a paso, si se avala la decisión del Concejo distrital. Como señaló Lamartine, “la más terrible de las pasiones que se puede infundir a las masas, es la pasión de lo imposible”, diría yo, que es peor aún la pasión por lo inconstitucional.

Santiago García-Jaramillo

Profesor de Derecho Constitucional

 


 

COLOMBIA

Petro vuelve a la carga para dejar sin toros a Bogotá
Realizará una consulta popular para conocer si los ciudadanos están de acuerdo o no con los festejos taurinos
Por Redacción APLAUSOS
Más artículos de este autor

El Concejo de Bogotá, órgano legislativo de la capital colombiana, ha aprobado una consulta popular a los ciudadanos para saber si están de acuerdo con que se realicen corridas de toros y novilladas en la ciudad, una propuesta que parte de los antitaurinos de la ciudad, encabezados por el alcalde Gustavo Petro. Ahora deberá pasar un último trámite en un tribunal regional para saber si la iniciativa será o no vinculante, además de decidir la fecha en la que se realizaría y que Petro propone que sea el 25 de octubre, a la par con las consultas regionales.

En ese mismo sentido advirtió que “no puede decirse que por la vía de una consulta mayoritaria se pruebe o no si hay arraigo de algo que depende de los gustos, porque algo puede ser tradicional sin necesidad que sea compartido por las mayorías”.

Según nuestro compañero Santiago García, abogado y profesor de derecho constitucional, manifestó que “la ley definió que la plaza de toros La Santamaría es para corridas de toros. Además, no puede decirse que por la vía de una consulta mayoritaria se pruebe o no si hay arraigo de algo que depende de los gustos, porque algo puede ser tradicional sin necesidad que sea compartido por las mayorías”, asegura antes de concluir: “Estamos ante una consulta que no ha seguido el procedimiento y que tampoco respeta el fondo porque la Constitución Política señala que Colombia se basa en la diversidad cultural”.

La pregunta para la consulta es la siguiente: “¿Está usted de acuerdo, sí o no, con qué se realicen corridas de toros y novilladas en Bogotá?”.

Cabe recordar que la Corte Constitucional le ordenó al alcalde en septiembre de 2014 que reanudara las corridas en la plaza, asegurando que los alcaldes no pueden prohibir las corridas en municipios con tradición taurina. Pero la Santamaría retrasó su reapertura tras el inicio de unas obras de restauración de la plaza. Las obras empezaron hace unas pocas semanas y se calcula que podrían durar varios meses.

 


 

Performance de Castella en El Puerto de Santa María

 

 


 

 TOROS DE PIEDRAS NEGRAS PARA SANTA ANA CHIAUTEMPAN

angel sainos lopez

433

 


451

 


456

 


499

 


339

 


435

 


 

 

Ocho con Ocho ¡Como agua!

Por Luis Ramón Carazo

Así se va el tiempo entre pitos y flautas, sin sentirlo, pero hace 50 años que Manolo Martínez se presentó como novillero el regiomontano con 19 años de edad en la Plaza México en una larga temporada de 31 festejos, el acontecimiento tuvo lugar el 20 de junio de 1965, con un novillo de regalo de nombre Charro de la Viuda de Franco obtuvo dos orejas, el cartel completo fue con Manolo Rangel y Curro Munguía.

Al domingo siguiente sufrió una cornada en el ruedo de La Monumental y luego actúo en dos novilladas más en esa temporada, para regresar en 1967 ya convertido en matador de toros y ser quién hasta la fecha tiene en su haber 91 corridas para ser el número uno en ese renglón, así como también en el número de rabos logrados por sus grandes faenas con 10.

La afición mexicana no lo olvida, Manolo es de esos toreros que marcan época y difícilmente escapan a la memoria, todavía en novilladas y corridas de toros se escucha el grito de ¡Manolo, Manolo y ya! Desde los tendidos recordando en la Plaza México las inolvidables faenas del diestro regiomontano. Con mirada penetrante y una mueca de satisfacción cuando el público capitalino lo veía camino del triunfo.

Por dar un ejemplo no se nos borra de la memoria entre otros incontables momentos, un quite por Chicuelinas, la tarde de un mano a mano con Antonio Lomelín en La México, con toros de Xajay el 30 de mayo de 1980, esa tarde, Antonio se impuso en cuanto a trofeos, pues obtuvo su primer rabo de su carrera en el coso capitalino, del toro Luna Roja. Sin embargo el momento mágico, el del recuerdo imperecedero fue cuando Manolo se fue al centro del ruedo para ejecutar su versión del lance inventado por Manuel Jiménez Chicuelo.

Acudimos a la memoria y vemos los vuelos del capote de Manolo, vestido en un terno verde y oro toreando con suavidad, encauzando la embestida del de Xajay, con gran temple y el público en cada olé rayando en el paroxismo. Al día siguiente, la prensa desde luego destacó la salida en hombros, del torero nacido en Jalapa pero considerado acapulqueño, sin embargo los lances del regiomontano quedan para la posteridad.

Manuel Martínez Ancira nació en Monterrey el 10 de enero de 1946, su presentación como novillero es en la plaza de toros la Aurora, el 1 de noviembre de 1964 en dónde alternó con el gran actor Gonzalo Vega, hoy en día ganadero de toros de lidia. Desde aquella fecha, muchos presagiaron que en Manolo había materia prima para figura grande, no se equivocaron.

Desde que tomó la alternativa de manos de Lorenzo Garza (QEPD) y de ahí para adelante se convirtió en el eje principal de nuestra fiesta. En él se conjugaban lo pro y los a favor, alguna vez le pregunté a Manolo qué opinión le merecían sus antis y me contestó: “Pos al final todos pagan boleto y cuando estoy bien, les veo regocijarse con mis faenas”.

Su primera despedida fue el 30 de mayo de 1982 con 6 toros, 3 de San Miguel de Mimihuápam de don Alberto Baillères y 3 de San Martín de Marcelino Miaja (QEPD) y Chafik Hamdan su apoderado por muchos años, al toro de San Martín, Toda una Época que cerró plaza, Manolo lo lidió con gran parte del público llorando al compás de la emotiva faena, acompasada por las Golondrinas, que bucólicamente interpretó la banda de música.

Regresó en 1987 en Querétaro y reapareció en La México con gran faena el 26 de abril de ese año, a un toro de Begoña que no culminó con la suerte suprema, en la tarde en la que concedió la alternativa a Curro Cruz y alternaron ambos con Jorge Gutiérrez.

También siendo ganadero tuvo muchos éxitos en la capital, en corridas de toros, Manolo Mejía hizo faena, indultó al toro Zalamero y le cortó el rabo al toro “Desvelado” en el año de 1994 y Jorge Gutiérrez indultó al toro Giraldillo el 27 de marzo de 1996, ahí dio por última vez la vuelta al ruedo en la Plaza México, a su muerte sus restos fueron paseados en hombros al grito de ¡Torero, torero y Manolo y ya!

Lo recordamos hoy y lo recordaran siempre los aficionados taurinos, Manolo y su época representan un período muy extenso del toreo de México, del cual se pueden extraer pasajes para el análisis a favor y en contra, pero hoy no será el día, recordamos al gran torero del cual extrañamos su presencia física.

En su tiempo era la cabeza de la baraja mexicana que integraban entre otros Eloy, Curro, Mariano y Lomelín la que predominaba por encima de la baraja española, que es hoy en día la predominante en nuestro país para armar los carteles postineros.

Cincuenta años han pasado desde su debut como novillero en La México y su carrera es inolvidable, en los setenta años que se cumplirán el próximo año el 5 de febrero de 2016 de su inauguración, su nombre y apellido significan el nombre del torero mexicano más mandón que haya existido en el recinto.

De la cuarta novillada destacar al quinto de la tarde de nombre de lidia Cristero al que pálida faena pudo ejecutar un poco preparado Humberto Quevedo; el novillo de la Concepción fue desaprovechado por el queretano. Vale la pena resaltar la actitud de El Papo y de Juan Pablo Herrera, merecedores de más oportunidades en la que entendemos será una breve temporada novilleril, de la cual ya transcurrió, un tercio.

 


 


 

 

JUEVES 13 DE AGOSTO DE 2015 – 1ª de Abono – 18.00h

Toros de TORRESTRELLA

para ENRIQUE PONCE, RIVERA ORDÓÑEZ “PAQUIRRI” y JOSÉ MARÍA MANZANAREZ

ENRIQUE PONCE Nació en:
Chiva (Valencia) 08/12/1971
Debut en:
Castellón 09/03/1988
Alternativa en:
Valencia 16/03/1990

 

 

RIVERA ORDÓÑEZ “PAQUIRRI” Nació en:
Madrid 03/01/1974
Debut en:
Ronda (Málaga) 31/05/1992
Alternativa en:
Sevilla 23/04/1995

 

 

JOSÉ MARÍA MANZANARES Nació en:
Alicante 03/02/1982
Debut en:
Nîmes (Francia) 22/02/2002
Alternativa en:
Alicante 24/06/2003

 

 

TORRESTRELLA

De: Medina Sidonia (CÁDIZ)

Divisa: Azul y oro.

Señal: Rasgada en la izquierda.

Antigüedad: 1951

Procedencia: Torrestrella

Historia: Don Salvador Suárez Ternero, con reses de Parladé, solicitó la prueba de acceso, lidiando en las plazas de Córdoba, Sevilla, Cádiz, Valencia, Vista Alegre y Madrid, siendo admitido. En 1954 fue vendida a don Álvaro Domecq Díez que la anunció “Valcargado”. En 1956 adquirió machos y hembras de don Francisco Chica, procedentes de Veragua e Ibarra, y así mismo hembras de don Carlos Núñez, eliminando lo procedente de Suárez Ternero. En 1957 pasa a anunciar “Torrestrella”. Actualmente tiene sangre de Curro Chica, Carlos Núñez y “Jandilla”, teniendo un 3% de sangre de Veragua.

 


 

‘Consulta Popular Taurina’ acaba con lo indeseable

Ahora los antitaurinos llevarán su cruzada animalista a las urnas en octubre

Por: Carlos Mendoza Latorre | julio 29, 2015
“Nota Ciudadana” es un espacio generado por nuestros lectores y no refleja o compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.CO
‘Consulta Popular Taurina’ acaba con lo indeseable

Foto: tomada de semana.com

El 28 de julio de 2015 el Concejo de Bogotá dio concepto favorable a la realización de la ‘Consulta Popular Taurina’ con 29 votos a favor y 6 votos en contra. El Tribunal de Cundinamarca revisará la decisión.

No se trata de estar a favor o en contra de las corridas de toros como quien escoge entre la paz y la violencia, buenos y malos, ciudadanos ejemplares o perversos; esa falsa disyuntiva moral para hacer parecer a los taurinos unos salvajes premodernos y a sus opositores, ciudadanos de bien preocupados por el bienestar y la moral pública.

Los antitaurinos afirman defender los derechos de los animales, y aunque a muchos esto les parezca exótico, ya que hay quienes sostienen que no pueden atribuirse derechos sin deberes dado que esta conducta es in-exigible a los animales -salvo al redil humano-, por fortuna en Colombia la libertad de manifestación y culto está protegida por la Constitución y las leyes, esas mismas que ahora estos grupos quieren se les desconozcan a los que consideran indeseables.

Si bien para modificar una Ley habría que promulgar otra que la derogue o un referendo con el mismo propósito, lo que se juega de fondo es si un movimiento social, cuyo derecho de existir y manifestarse es protegido por la Constitución, puede restringirle vía votación el derecho a otro grupo también protegido constitucionalmente y cuyos actos a muchos no les gusta. Por eso resulta preocupante que se pretenda utilizar una consulta popular para desconocer una Ley de la República que protege el derecho de unos aficionados a celebrar una tradición.

Pareciera que la visión religiosa y prohibicionista de estos nuevos movimientos se enfrenta a la institucionalidad laica que encuentra en la Corte Constitucional un garante para la participación de diferentes creencias y manifestaciones sociales bajo el principio de su coexistencia.

Quienes defienden el mecanismo democrático aseguran, y tienen razón en ello, que el pueblo es el constituyente primario de cuya representación emanan las leyes, pero ignoran mencionar que por la tiranía de la opinión pública, las histerias colectivas pueden llevar a las sociedades a promulgar normas discriminatorias o racistas que violentan a grupos minoritarios, como ocurrió contra el pueblo judío en el holocausto del Siglo XX o los grupos sexuales diversos que se reconocen hoy en la comunidad LGBTI.

Es por ello que se ha avanzado al contar con una Corte Constitucional que regula y garantiza el espíritu de la Constitución liberal vigente del 91 que ha reconocido los derechos de unas minorías como garantía de su participación real en la sociedad.

Afirmaba el magistrado Carlos Gaviria Díaz al referirse a la controversia entre democracia y constitucionalismo que “el juez también es creador de derecho” y que un “mínimo ingrediente de ética político exige que los propósitos y las metas constitucionales no se conviertan (…) en letra muerta.”

La Ley 916 de 2004 declarada constitucional por la sentencia C-889 de 2012 ya estableció que las corridas de toros están permitidas allí donde han tenido lugar; la C 666 de 2010 las avaló como tradición cultural de la nación; el fallo de tutela T296 de la Corte Constitucional de septiembre de 2014 ordenó que la Plaza de Toros La Santamaría de Bogotá fuera restituida para ese fin.

¿Deben acatarse los fallos o desconocérselos porque protegen a unos grupos que otros consideran indeseables? ¿La Corte Constitucional es una buena corte cuando me protege a mi pero no cuando protege a los demás?

Temas controversiales como el matrimonio gay, la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, el aborto, el consumo de drogas y la afición a los toros plantean la disposición de muchos ciudadanos y su nivel de tolerancia frente a los derechos y libertades y miden de alguna manera el respeto “al derecho ajeno que es la paz” como garantía legítima para reclamar los derechos propios “sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico”.

Definitivamente el grafiti de Mayo del 68 de “prohibido prohibir” les queda solo de recuerdo a los libertarios que ven cómo en nombre de las nuevas ciudadanías se reencaucha vestido de vanguardia y modernidad un deseo conservadurista que pregona la moral y la aparente no violencia, valiéndose de la necesidad de propósito y el anhelo de identidad emocional de cientos de individuos.

El ánimo de proscribir la violencia puede anunciar una nueva con cara de civilidad que mediante el despotismo prohibicionista se valga de la culpa moral y el viento de opinión de turno a favor para restringirle las libertades y los derechos a los demás.

Ojalá la Corte Constitucional sobreviva a este influjo autoritario que pone en riesgo las libertades ya alcanzadas y cuyo espíritu tolerante sigue débil y pendiente de fortalecer.

 


 

Martínez Erice entrevistado por la revista “Forbes”

“El objetivo ahora mismo es no perder dinero”

En la edición en lengua española de la revista “Forbes”, Javier Márquez ha entrevistado al consejero-delegado de Taurodelta, Manuel Martínez Erice. Al margen de reconocer que se pasaron con aquello de “el mundo del toro está en quiebra”, el empresario de Las Ventas, entre otras cosas, afirma: “Históricamente el empresario taurino ha ganado dinero. Como decíamos, hasta el año 2006 o así se ganaba muy bien. Pero de un tiempo para acá, los lloros de los empresarios eran muy reales, aunque el sector respondía con desconfianza, como diciendo que no sería para tanto; no se lo acababan de creer. Pero las cosas están cambiando”. Reproducimos aquí el análisis que realiza el empresario.

Actualizado
Redacción

Manuel Martínez Erice es el hombre que está al frente de la plaza de toros de Las Ventas. Aprendió el oficio junto al mejor en el negocio, su padre, José Antonio Martínez Uranga. Hoy le toca afrontar días difíciles para todas las plazas del país.

–¿Cuáles son las principales dificultades a la hora de organizar una feria como San Isidro?

–Montar un abono de 31 festejos siempre es complicado, ya no sólo por la extensión, sino que al tratarse de Madrid los toreros ponen más condiciones porque saben el poder de la plaza. Se trata de calibrar costes, y no hablamos sólo de coste económico, sino de todas las condiciones que pone un torero para venir, como una ganadería determinada y no otra. Este año estamos contentos, porque hemos conseguido siete u ocho carteles de relumbrón, con días muy especiales.

–Hablemos un poco de las cifras de Las Ventas. ¿De qué volumen de negocio estamos hablando?

–Está en torno a los 25 millones de euros. Por otro lado, el presupuesto de la feria de San Isidro, entre toros y toreros, ronda los cinco o seis millones de euros.

–¿Afecta a la venta de localidades en Madrid la corriente antitaurina que se vive desde hace años?

–Concretamente a Madrid no. Está haciendo daño al sector, desde luego, pero no creo que sea algo palpable en taquilla. Al menos por el momento. Quizás estén sembrando una semilla que haga que las generaciones venideras se vayan apartando de la Fiesta, pero también es responsabilidad nuestra mantenerlas. Pero no, no creo que haya afectado. En Madrid, la razón principal de la caída en la venta de entradas ha sido la crisis, está claro.

–¿Sólo la crisis, o han influido también otras circunstancias?

–Yo creo que sí, que fundamentalmente se ha debido a la crisis. La gente dejó de gastarse dinero en entretenimientos, y los empresarios se defendieron reduciendo festejos, con lo que ferias que daban ocho o diez corridas ofrecen ahora tres. Aunque yo creo que es un error, porque todo lo que sea reducir el número de corridas siempre es peor para todos. Pero el empresario que tuvo pérdidas en 2011, 2012 y en 2013, no ha podido hacer otra cosa. Esto es una tendencia histórica, el número de festejos ha evolucionado con la economía del país.

–¿Y cómo van los abonos? El año pasado la cosa fue algo floja.

–Por la fecha, aún no podemos sacar conclusiones finales. Hemos estado un poco asustados al principio al comparar con años anteriores el número de renovaciones, eso es inevitable. Estamos ahora mismo en pleno proceso, seguimos un poco por debajo del año pasado, pero yo confío en que en estas semanas se recupere. Cuando nosotros llegamos a la plaza en 2005, no quedaban abonos disponible; tener uno en Madrid era un tesoro. Por ley, teníamos un límite de 17.500 y se vendían todos. A partir del año 2011 eso cambió. La crisis empezó en 2008, hasta 2010 aguantamos con todos los abonados y ya en 2011 empezaron a caer. Llegamos a perder hasta casi 3.500. Y el año pasado, por fin, en la Feria de Otoño, fue la primera vez que se renovaron más abonos que el año anterior. Y confíamos que en este San Isidro ocurra igual.

–El pasado otoño, en aquella rueda de prensa de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), el mensaje que se transmitió fue un poco desesperado. ¿Tan mal están las cosas para el sector taurino español?

–Quizás el mensaje fue demasiado catastrofista, de hecho ha sido muy criticado. Algunos nos han dicho que aunque la cosa esté mal, no debemos decirlo, que debemos ser más positivos. Puede ser. Yo creo que fue un grito de los empresarios para que el resto del sector nos escuchara y nos creyera. Históricamente el empresario taurino ha ganado dinero. Como decíamos, hasta el año 2006 o así se ganaba muy bien. Pero de un tiempo para acá, los lloros de los empresarios eran muy reales, aunque el sector respondía con desconfianza, como diciendo que no sería para tanto; no se lo acababan de creer. Pero las cosas están cambiando. Ahora se sacan las plazas a concurso y se presenta sólo un empresario, o a veces incluso se acaba quedando desierto. En la actualidad, el noventa y tanto por ciento de las plazas de toros son deficitarias, por no decir ruinosas.

–Entonces, parece que hoy ya no es tan rentable ser empresario taurino.

–Ahora mismo es muy delicado, y eso te lo digo por experiencia. Plazas que eran muy rentables ya no lo son. Nosotros acabamos de quedarnos con la plaza de Valladolid. Hace unos años hubiera habido tortas. Ahora nos presentamos dos o tres empresarios asociados para poder hacer frente al riesgo. En estos momentos, el objetivo es no perder.

–¿Qué papel juega para las cuentas de Las Ventas su alquiler para eventos varios?

–En estos momentos, capital. Aunque en eso sí que hemos notado un descenso importante. Si yo hiciera una contabilidad pura y dura de la gestión taurina en Madrid, sería deficitaria. Pero lo solventamos a base de imaginación para todo tipo de iniciativas y espectáculos, y con eso conseguimos que el edificio de Las Ventas sea rentable.

©Javier Márquez Sánchez/Forbes

 


 

2-agosto. Tarma, Perú. Alfredo Ríos El Conde, Juan Carlos Cubas y . Toros de Campo Nuevo.

 

 


 

ha retwitteado

Hoy toca reconocer al matador Sebastián Castella una encerrona benéfica con la cabeza clara “llegarle a la juventud hablar su mismo idioma”

 


 

El pasado domingo en Ayacucho, Perú, debutó y triunfo en tierras peruanas , al cortar 2 orejas .

Enlace permanente de imagen incrustada

 


 

Joselito Adame en Dax, Francia 13 de Agosto

 

 





 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: