BREVES NOTICIAS TAURINAS 29 DE MAYO 2015

29 May

Cartel unidos


VIDA Y LIDIA DEL TORO BRAVO aLOGO ANCTL aa

 

 

 

 

EFEMÉRIDES TAURINAS

29 DE MAYO

1898-Se inaugura en Orizaba la plaza de toros Circo Teatro del Paseo.

 

1921Luis Guzmán Zapaterito   LUIS GUZMAN ZAPATERITO    debuta en El Toreo de México matando toros de Veragua, Miura y Concha y Sierra y alterna con Enrique Rodríguez Manolete II y Francisco Bonal Bonarillo.

 

1925Muere en México el escritor taurino ingeniero Carlos Noriega.

 

1932David Liceaga   DAVID LICEAGA     debuta en Portugal toreando en Lisboa toros de Infante y alterna con Fermín Espinosa   FERMIN ESPINOSA    Armillita Chico.

 

1940Fecha de antigüedad de la ganadería Jesús Cabrera.005941_JesusCabrera

 

1948Antonio Velázquez    ANTONIO VELAZQUEZ     sufre gravísima cornada en un costado en Papantla por un toro de Rancho Seco   212247_RanchoSeco   en tarde en que alterna con Fermín Rivera.Fermn Rivera 002 (1)

 

1949Muere en México el periodista taurino Jesús Revilla Don Biombo.

 

1949-El picador Francisco Olvera Berrinches se lesiona al caer del caballo al actuar en El Toreo de Cuatro Caminos en la cuadrilla de Rubén Rojas El Jarocho, quien alternaba con Fidencio Mata y Fernando de los Reyes El Callao por un novillo de Carlos Cuevas, lo cual fue motivo para que esta fuera la última actuación del ya entonces anciano picador.

 

1955Con gran éxito debuta la ganadería de Ramiro González en El Toreo de Cuatro Caminos y torean los novilleros Julio Ortiz, Rubén Salazar y Heriberto Garcia hijo.

 

1955Nace en México el matador de taros Marcos Ortega.

 

1959Fallece en México el ganadero de Atlanga    231631_Atlanga     David Rodríguez El Cuixtle.

 

1964Muere en Bogotá el matador de toros mexicano Edmundo Maldonado Tato. I

 

1966La ganadería Carranco    232553_Carranco     lidia por primera vez en Ciudad Juárez y torean Guillermo Carvajal    GUILLERMO CARVAJAL     y Jaime Rangel.Jaime Rangel

 

1971Curro Rivera    curro rivera         debuta en Francia toreando en Nimes toros de Martínez Elizondo y alterna con Manuel Benítez El Cordobés  MANUEL BENITEZ    y Curro Girón.

 

1973Adrian Romero torea en Madrid para confirmar su alternativa pero sufre cornada al banderillar a su primer toro Farolero de Alonso Moreno de la Cova y no la confirma en tarde que también torean Francisco Ruiz Miguel y Gabriel de la Casa.

 

1977Miguel Villanueva  MIGUEL VILLANUEVA    y Raúl Ponce de León  RAUL PONCE DE LEON debutan en Nicaragua toreando mano a mano en Managua.

 

1979Nace en Morelia el matador de taros Cirilo Bernal.Cirilo Bernal

 

1994Alejandro Martínez Vertiz   ALEJANDRO MARTINEZ VERTIZ   torea su primera novillada en Texcoco y lidia un novillo de Vistahermosa144642_Vistahermosa y alterna con Miguel Ángel Bolio, Juan Vela y Juan Eduardo Hernández Niño de San Juan.

 


 

 

ÁRBOL GENEALÓGICO DE LAS GANADERÍAS MEXICANAS

ARBOL 10



 

 

La revolera


Toros, toreros y torería
Por Paco Mora

Talavante y Luque podrían haber abierto la puerta grande. Uno por su relajo, personal manera de torear y su creatividad, y el otro por su entrega, decisión y puesta a punto. Pero fallaron las tizonas en ambos casos.
Buena corrida de Juan Pedro Domecq, aunque con matices. Varios toros han sido merecedores de ser arrastrados mutilados de sus respectivos apéndices auriculares. Especialmente Talavante y Luque deben apuntarse cuanto antes a las clases de un maestro de esgrima. Los dos podrían haber abierto la puerta grande. Uno por su relajo, personal manera de torear y su creatividad, y el otro por su entrega, decisión y puesta a punto. Pero fallaron las tizonas en ambos casos, aunque así y todo Luque ha paseado un oreja entre el fervorín venteño pese a haber hecho guardia al desorejado. ¡Quién te ha visto y quién te ve, Universidad Central del Toreo! ¡Con lo cardiaco que se pone por un quítame allá esas pajas el grupito de “fundamentalistas emboscado en el siete”.

El Fino de Córdoba ha estado magistral toda la tarde. Lo suyo ha sido una auténtica clase de Tauromaquia. Pura ortodoxia adobada con empaque, naturalidad, mano baja, despaciosidad, temple y de eso que si lo vendieran sería más caro que el oro molido: ¡Torería! Ni un paso en falso, ni un mal gesto, todo a compás, todo cadencia y armonía. Hasta para acallar las voces discordantes de los “díscolos” de siempre, lo ha hecho con un gesto respetuoso y torerísimo que ha conseguido la silenciosa atención de los tendidos.

El público de Madrid, el de verdad, ha aplaudido sus dos faenas, sobre todo la del primero que fue un compendio de toreo de muchos quilates. La salida al tercio en el cuarto de la tarde ha sido un aplauso plebiscitario de una plaza que sabe ver cuándo se encuentra con un torero de excepción. Un torero que debería estar en muchos más carteles, aunque solo fuera para que eso que se llama torería, que tanto se echa de menos, no desapareciera de los ruedos del todo entre los aplausos de los que confunden torear con dar pases.


 

 

Torear para (casi) nadie con la Plaza (casi) llena

Casi nadie

Esa es la cuestión: averiguar qué se siente cuando se torea para casi nadie en una plaza de toros casi llena. En realidad, los casis son meros eufemismos, entes abstractos, y como tales, no llevan a ninguna parte, por tanto nunca podremos desentrañar lo inexpugnable, y menos si la experiencia no nos atañe directamente. Los toreros que ayer actuaron en Las Ventas son quienes deberían relatar las sensaciones que experimentaron cuando se encontraron en la arena, frente al toro, y no alcanzaron a percibir más que un rumor sordo que les llegaba desde el tendido, cuando no la reprobación de sus actos (los del torero, no los del toro).

Los toreros fueron Diego Urdiales, El Fandi e Iván Fandiño. El primero, no hace tanto tiempo devocionado por los sectores más intransigentes, el segundo, repudiado hasta la insolencia y el tercero simplemente indiferenciado. Y los toros con el hierro de Victoriano del Río, ganadero de la tierra que trajo a Madrid una especie de limpieza de cercados, con dos toros próximos a cumplir la edad que les condena directamente al matadero, dos cinqueños más –entre ellos, un buey– y dos cuatreños, uno de los cuales llevaba la marca blanca de Toros de Cortés, la que sirvió para su experiencia con el encaste Atanasio.

Toda la corrida se desarrolló con el mismo fondo musical: el zumbido del murmullo apagado que producen miles de conversaciones revueltas en la olla de Las Ventas, una olla a presión que, con frecuencia, expulsa un puntual vocerío monocorde por la espita que gasifica lo reprobatorio.

Toreaba Diego Urdiales de muleta al toro de Cortés que rompió Plaza, al que picó superiormente Oscar Bernal, y mientras el cornalón de cuello afilado buscaba a la salida de los muletazos el lugar que ocupaba el hombre de tabaco y oro, la gente se distraía con sus cosas, haciendo tertulia acerca de sus inquietudes laborales o empresariales, de cómo está el país, de los pactos políticos y del cese de Angelotti, por ejemplo; pero todos a la vez. Y, entre tanto, Diego, buscándole las vueltas al toro para canalizar su incierta embestida y el toro buscándoselas a Diego para echárselo a los lomos. Terminaba las tandas, remataba por alto, esforzado y satisfecho… y el murmullo sordo seguía al mismo ritmo, con idéntica intensidad. Tó pa ná.

Con El Fandi, para qué insistir. David tiene en esta Plaza su Goliat particular. Él no desfallece, sigue a su bola, con su pentagrama original de suertes en todos los tercios de la lidia, con su indomable voluntarismo laboral, incluso templando con buen aire al toro cuando, como el segundo, lo permite la boyantía de su viaje. Le pegó Fandi a este toro dos docenas de muletazos sin apenas un enganchón, y no le valió de nada, porque veinte mil miraban para otro lado y seguían a su aire, mientras veinte le querían dar al torero poco menos que puerta para el destierro. Algo parecido a lo que ocurrió con Fandiño, otrora torero bienamado en esta Plaza y paradigma de la pureza y la injusticia. Ahora le machacan. Ya puede iniciar la faena de muleta con original un farol de rodillas, ya puede enfrontilarse con un toro bravo y galopón –en otras circunstancias de triunfo claro–, hasta el esperpento de colocarse al otro lado del río del pitón contrario, ya puede ceñirse por naturales, que lo que no les vale a los que saltan por la espita de la olla, no tiene futuro, porque el resto del personal se encuentra fuera de cacho. No rechista. Son los ninis de la Plaza: ni aprueban ni censuran. No saben de qué va la vaina. Y en ese ambiente, Fandiño, el hombre, gustándose a sí mismo, sin que gustara a casi nadie. Tremendo.

Tremendo, lo que se dice tremendo fue el cuarto toro. Dentro de poco más de un mes cumpliría los seis años. Se llamaba Casero, pero, qué contrasentido, estaba desahuciado por el dueño, Victoriano del Río. Castaño oscuro de pelo, largo de hechura, badanudo y cornipaso, era la viva estampa de un toro antiguo, qué digo antiguo, de los de antes de la guerra… de Cuba. Al menor descuido, se llevó por delante a Domingo Valencia, el tercero de la cuadrilla de Fandi, que salió a cortar en banderillas, y le atravesó el muslo en un alevoso derrote. Junto a este imponente y ya venerable animal, Diego Urdiales parecía una víctima propiciatoria, y sin embargo, solventó la papeleta con dignidad, imponiendo autoridad ante el mal genio del vejo roquero de la sierra colmenareña, pero tragando sus intemperancias. El quinto fue otro toro cinqueño duro de pelar, de los que se dejan pegar en el caballo y amagan con tomar las telas de torear, para revolverse a media arrancada, buscando bulto. Con este toro, Fandila resolvió emplear la brevedad del aliño a una faena sin ninguna perspectiva y se alivió en la estocada. El último cinqueño de la tarde fue un castaño altón y descarado de cuerna. Un buey. Embistió con la cara por abajo y pareció que Fandiño podía despedirse de la feria recuperando una parte del cartel perdido, pero quiá; en seguida el de Victoriano empezó a calamochear y a quedarse corto en el viaje, ante la desesperación de este buen torero vasco, que quemaba su último cartucho en Madrid y sintió en sus carnes el absurdo de torear para casi nadie con la plaza casi llena.

El próximo miércoles, en la de Beneficencia, vuelven a Las Ventas los toros de este hierro. Y, digo yo, ¿por qué hay que traer dos corridas de esta ganadería a la feria de San Isidro? Supongo que los toros mejor hechos, más en tipo y con trapío uniforme vendrán para tan magno acontecimiento; pero, de momento, nos hemos tragado dos toros más viejos que la Tana y otros dos sobrantes de la camada del año siguiente, uno de ellos, destartalado.

¿Y esto no se protesta?

 

Madrid, Plaza de Las Ventas. Feria de San Isidro. Vigésimo primera de feria. Ganadería: Toros de Cortés (1º), cornalón, encastado y desarrollando sentido, mejor por el pitón izquierdo, los restantes de Victoriano del Río, desiguales de presencia, pero de gran seriedad, próximos a cumplir seis años el 4º y el 6º, cinqueños 3º y 5º y cuatreño el 2º, que fue bravo y encastado, de gran fijeza. También galopó y embistió enrazado el jugado en tercer lugar. El resto, puso en dificultades a sus matadores, aunque todos, en distinto grado, acudieron con prontitud a los caballos de picar y se dejaron pegar. Espadas: Diego Urdiales (de tabaco negro y oro), estocada arriba (silencio) y pinchazo y estocada aliviándose (aviso y silencio), David Fandila, El Fandi (de nazareno y oro), pinchazo, estocada y tres descabellos (silencio) y dos pinchazos, media estocada y dos descabellos (pitos) e Iván Fandiño (de espuma de mar y oro), gran estocada (aplausos) y dos pinchazos, media estocada y descabello (silencio). Entrada: Casi lleno. Cuadrillas: Destacó picando Oscar Bernal y con las banderillas Miguel Martín y Jesús Arruga. Incidencias: el cuarto toro arrolló, derribó y volteó al banderillero Domingo Valencia, infiriéndole una cornada en la cara externa del muslo derecho con dos trayectorias, una ascendente de 20 cm. y otra también ascendente de 25 cm., hacia dentro, que produce destrozos en el recto anterior y alcanza el fémur. También sufre una contusión en el primer dedo de la mano derecha, pendiente de estudio radiológico. Fue operado en la enfermería de la Plaza y trasladado después a, hospital San Francisco de Asís. Pronóstico, grave.


FERIA DE SAN ISIDRO 2015
La importancia de Luque frente a la genialidad de Talavante
El sevillano en su mejor versión y el extremeño con la imaginación desatada se dejan la Puerta Grande con la espada; una oreja para Daniel y una vuelta al ruedo de ley para Alejandro; momentos toreros de Finito; Juan Pedro lidia la mejor corrida de la feria hasta el monumento

ZABALA DE LA SERNA    Madrid

Actualizado:29/05/2015 21:42 horas

Una sacudida estremeció la plaza. Luque rebotaba entre los pitones como si fuese de goma. Su cuerpo se estremecía en los filos de las navajas. Una y otra vez los derrotes en el aire. Como si el juampedro no lo dejara caer en un juego de malabarista con hombre entre las dagas. Cuando lo soltó, Daniel se palpó los muslos como si no se creyese su integridad, la de sus carnes y su vestido azul marino y oro. El toro se le había vencido, tras un primer estatuario, directamente al cuerpo por el pitón izquierdo y lo cogió de lleno, tan de lleno que lo encunó, lo empaló y no le caló. Milagro.

El volteretón y la agitación del cuerpo despertaron al mejor Luque. Y por la derecha concedió distancia a su montado enemigo de generoso cuello para colocar su aparatosa cara en la muleta. Por abajo, con la mano muy baja, toreó el sevillano de Gerena encajado y enfibrado. En dos tandas, con la emoción además desatada por el leñazo incruento, puso la plaza bocabajo. Literalmente. La emoción trepó cuando apostó por la izquierda aviesa y el cinqueño de Juan Pedro, cinqueño como toda la corrida, volvió a atacar por dentro. Le echó raza Daniel para no voltear la cara y seguir al natural con enorme mérito. La importancia se multiplicó con la diestra desatada con la casta buena de ‘Destajoso’, adornada con un soberbio cambio de mano, uno enorme de pecho y el del desdén. El gentío aplaudía a rabiar y siguió batiendo palmas con las luquinas de creación propia. Un final de galería para una faena tan de verdad. No lo merecía como tampoco la resolución accidental de la estocada atravesada que hacía guardia. Daniel Luque se había volcado por derecho. Las Ventas hervía y cayó la oreja en lid si antes del espadazo hablábamos de premio mayor.

No merecía fastidiarse la corrida de Juan Pedro con la lesión del jabonero último. Vaya corrida. La de mayor nota de la feria por muchas cosas. Por el ritmo sostenido del conjunto, por su seriedad por dentro y por fuera. Y lo que le dieron en el caballo. Luque brindó a Talavante el sobrero castaño de Parladé. De torero a torero. Templado Daniel en redondo con el noble reserva, que dicen por México. Esa era la mano del toro, que por el izquierdo reponía rápido. La parte mollar y diestra de la faena se quedó sin redondear porque el juampedro se desentendió y DL lo mató a la segunda.

A Finito de Córdoba le estaban dando el tabarrón desde el ‘7’ y finamente les pidió calma con las manos. La iracundia subió los decibelios como si el matador hubiese escupido al cielo. Juan Serrano trataba de romper hacia delante a un toro de Juan Pedro que, más que escaso de fuerzas, andaba desordenado. Y se dormía en el último tramo del muletazo con el freno de mano puesto. El boquete que le habían hecho en el caballo, así como si no le diesen -el personal no conoce los estragos que hace la puya moderna en nada-, manaba como un grifo abierto. Juan anduvo en torero desde prólogo que alumbró un pase de la firma de monumento y un cambio de mano que murió como ayudado por bajo para que lo pintase Ruano. A los que le increpaban esa manera ciertamente forzada de querer alargar la embestida, les tapó la boca con tres derechazos de hombros caídos y cintura de una clase superior. La faena se movió en esos parámetros de momentos y pausas, pero es que los momentos fueron de arte y pinturería con un toro medio que no terminaba de viajar ni de humillar. Las pausas derivaron en un aviso y los momentos en un saludo con garbo desde el tercio.

El cuarto traía un porte de toro muy cargado. Manseó mucho y sangró más. Entre la sangría y la supuesta mansedumbre (colocaba la cara el toro abajo), el Fino se tapó sin despeinarse.

El viento incordió a Alejandro Talavante con el capote. De tal modo que sólo pudo destellar en los recortes con los que puso en suerte a ‘Embestido’ en el peto. Ya en su tranco apuntaba una humillación de calidad en las telas. Juan José Trujillo majó dos pares de banderillas de destocarse. Chapó. Talavante lo vio claro y ofreció su muerte al público. Y pronto la izquierda ligada y resuelta con un molinete enroscado. Fluía el toreo. Otros cuatro naturales y el pase del desprecio mirando al tendido, tan de Ángel Luis Bienvenida. Presentó la derecha y se sintió como si se aflojase el toro, como si entonces pasase factura el castigo en el caballo o como una rendición de fondo demasiado pronta que la zurda talavantista confirmó. Qué pena, con esa ‘calité’. AT se fue a por la espada. El personal lo interpretó como si se quedase toro por apurar, y no era así. El calvario vino con los pinchazos de extraña descoordinación, como si hubiera perdido el ‘swing’.

Alejandro Talavante improvisó con el temperamental quinto una faena, qué digo faena, una lidia, una obra, genial, desordenada, loca y tremendamente valiente. Ya con el capote dibujó, creó y se inventó tijerillas y broches de orfebrería a unos delantales clásicos. Y recortes que sorprendían como sorprendió ese principio de rodillas que volvió la plaza del revés con una arrucina de manicomio y un pase de pecho como si estuviera en pie. Así de hondo. Increíble. Aquella barbaridad que ya había cometido en Aguascalientes la repetía con los dos pitones del de juampedro en Madrid. Desde entonces, su inclasificable actuación atrapó el alma de Las Ventas. Y entre arrucina y golpe de magia, la mano arrastrada, la izquierda y la derecha, la varita de la conexión. La peña se caía por las escaleras a golpe de calambre. Las manoletinas de despedida. Pero toda esa soltura de brazos destinada a la imaginación se encogió otra vez con la espada, retraído el codo. La Puerta Grande se cerraba en cada pinchazo. La vuelta al ruedo la paseó con una fuerza atronadora.

FICHA DEL FESTEJO

Monumental de las Ventas. Viernes, 29 de mayo de de 2015. Vigésimo segunda de feria. Lleno de “no hay billetes”. Toros de Juan Pedro Domecq, todos cinqueños, muy serios por delante en sus diferentes hechuras; encastado y de importante pitón derecho el 3º; de calidad excepcional pero corta duración el castigado 2º; noble sin clase ni romper hacia adelante el 1º; temperamental el 5º; mansito y muy sangrado el obediente 4º; y un sombrero de Parladé (6º bis), noble pero a menos.
Finito de Córdoba, de berenjena en terciopelo y oro. Estocada y dos descabellos. Aviso (saludos). En el cuarto, pinchazo, estocada trasera y dos descabellos (silencio).
Alejandro Talavante, de grana y oro. Cuatro pinchazos y estocada (silencio). En el quinto, dos pinchazos y estocada. Aviso (Vuelta al ruedo)
Daniel Luque, de azul marino y oro. Estocada pasada, muy atravesada que hace guardia y dos descabellos. Aviso (oreja). En el sexto, pinchazo y estocada. Aviso. (ovación de despedida).



 

 

Vida y Lidia del Toro Bravo

El último libro de José Carlos Arévalo analiza la ecología, ética y estética del sacrificio taurino
Madrid 29 MAY 2015 – 07:45 CEST

‘El toro y el hombre componen un paradigma ecológico único en el mundo; ambos sustentan la continuidad de una especie que desde hace tres siglos conserva los encastes y, desde hace dos, las ganaderías. Es importante que el ganadero se abra al aficionado, porque el toro es lo más importante, y la clave está en comprenderlo’.

Así se expresaba ayer en la plaza de Las Ventas el periodista y escritor José Carlos Arévalo, autor del libro ‘Vida y lidia del toro bravo’ que lleva el subtítulo de ‘Ecología, ética y estética del toro bravo’, editado por la asociación de ganaderos mexicanos, y que trata de desentrañar algunas de las claves de la crianza y la bravura del toro de lidia, el origen y desarrollo del espectáculo taurino, y explicar los porqués que justifican y avalan la vigencia de este rito en pleno siglo XXI.

Asegura Arévalo que su libro es ‘un texto de buena voluntad, con constantes referencias históricas y técnicas’ que nace a raíz de una intervención en Bruselas de una diputada francesa en la que reclamaba un hábitat específico para cada animal en función de su biología.

‘En este sentido, el toro es una especie única en el mundo’, explicó, ‘porque frente al hacinamiento de la producción industrial, vive en el contexto idóneo que exige su biología y ha salvaguardado su hábitat’. ‘El toro es el guardián del campo, y lo defiende del hombre, que es el gran depredador’, añadió.

Por su parte, Carlos Núñez, presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, dijo que el libro pretende abrir el misterio del toro a todos los aficionados, ‘más allá de la simpleza de si es manso, bravo o descastado’. ‘El toro’, añadió, ‘es el producto de muchos sueños, desengaños y emociones a través de la historia’.

El libro ha sido editado por la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia de México (ANCTL), que ha contado con la colaboración de la Secretaría de Agricultura del Gobierno de México (SAGARPA).



Seis toros para El Juli en una corrida benéfica contra el cáncer infantil
El domingo 31 a las 18.00 desde la plaza de toros de Cáceres
Con esta corrida vuelve la retransmisión de los toros a TVE
ESCUCHAR AUDIO

Vídeos relacionados
Ver vídeo ‘Corrida benéfica contra el cáncer infantil’
Vídeo
Corrida benéfica contra el cáncer infantil
LAS MAÑANAS DE RNE – MADRID
29.05.2015 – 12:20h
Este domingo Julián López El Juli lidiará en solitario seis astados de la ganadería Domingo Hernández-Garcigrande desde Cáceres con el objetivo de destinar todo lo recaudado a la Asociación Española de Hematología y Oncología Pediátrica y a la Asociación de Padres de Niños con cáncer.

El diestro madrileño llevaba cinco años sin hacer una corrida benéfica pero esta vez ha encontrado una buena ocasión. “Estoy muy sensibilizado con este tema del cáncer infantil”, ha asegurado en Las mañanas de RNE, “el hecho de ser padre y ver por lo que pueden estar pasando esas familias te hace ver que la vida va a un ritmo muy rápido y a veces no nos damos cuenta de la suerte que tenemos al tener hijos sanos sin problemas ni limitaciones”.

El Juli espera que la tarde del domingo sea “una gran obra social que se junte con una gran obra de arte”. Para ello se prepara a conciencia: “El entrenamiento ha sido duro psicológicamente por la responsabilidad de estar solo y también por ello tengo que tener más variedad y más posibilidades para no caer en la monotonía”.

Esta corrida significa la vuelta de los toros a TVE tras ocho años de ausencia. “Estoy muy agradecido a Televisión Española por haberse sumado a este espectáculo”, que se retransmitirá el día 31 a las 18.00 en La 1. “Es la televisión de todos y debe de dar la cara con el arte del toreo que es el segundo espectáculo de masas en nuestro país”, ha afirmado el diestro, quien asegura también que saber que su faena será vista por más gente gracias a la pequeña pantalla “es un compromiso mayor y también una mayor ilusión”.

Para colaborar con esta causa, se puede enviar un SMS con la palabra JULI al 28011 y se ha habilitado una Fila 0 con el número de cuenta ES08 0049 5113 43 2418304296.


Tendido cero
Sábado a las 14.00 horas

Presentado por: Federico Arnás, Belén Plaza, Javier Hurtado y Carlos Ruiz. Dirigido por: Federico Arnás
‘Tendido Cero’, fundado en Abril de 1986, es uno de los programas más veretanos y una referencia de la información taurina en todo el mundo. La actualidad, el campo bravo, otras caras de la Fiesta de los toros, la opinión y la información son sus soportes semanales enfocados para atraer tanto a aficionados como iniciados en La Tauromaquia.


 

Lo mejor de la entrevista a El Juli en TVE
El torero ha visitado hoy el plató de Los Desayunos de TVE con motivo de su encerrona del domingo en Cáceres ante toros de Garcigrande. Enlace al vídeo con la entrevista completa.
Por David Zamora


 

 

Ensayo presentado en las Jornadas Internacionales

Origen, desarrollo y consolidación de la prensa taurina en México, del siglo XVI a nuestros días


En las Jornadas Internacionales “Tauromaquia. Historia, Arte y Literatura en Europa y América”, celebradas en Sevilla, el historiador José Francisco Coello Ugalde presentó una ponencia sobre “Origen, desarrollo y consolidación de la prensa taurina en México. Del siglo XVI a nuestros días”, fruto de su continuado trabajo investigador y de la excelente documentación original que maneja en sus trabajos. En el curso de estas Jornadas se dio a conocer la parte medular de su ensayo; es el texto traemos hoy a nuestras páginas por su indudable valor documental.
Actualizado 3 diciembre 2014
Redacción

ENSAYO sobre los orígenes de la prensa taurina mexicana

(Tamano: 593,7 kb.)
Remontándose al siglo XVI, explica el Dr. Coello Ugalde en este ensayo que “cronistas para menesteres taurinos, los ha habido desde tiempo inmemorial. Buenos y malos, regulares y peores. Recordamos aquí, a vuelo de pluma al mismísimo Capitán General Hernán Cortés, quien le envió recado a su majestad, en la Quinta Carta-Relación en 1526 de un suceso taurino ocurrido el día de San Juan”.

En impresos virreinales dados por perdidos hoy día aparecen y el de María de Estrada Medinilla, escrito en 1640: entre ellos figura uno particularmente curioso: se trata de la descripción de las Fiestas de toros, juego de cañas y alcancías, que celebró en la Ciudad de México el 27 de noviembre de 1640, en celebración de la llegada a la capital azteca de Don Diego López Pacheco, Marqués de Villena, Duque de Escalona, Virrey y Capitán General de esta Nueva España.

Luego, refiriéndose ya al siglo XVIII destaca Coello Ugalde obras como las de Francisco José de Isla, de 1701, o la de Cayetano Cabrera y Quintero, el Himeneo Celebrado, que dio a la luz en 1723, en ocasión de las Nupcias del Príncipe de las Asturias con la Princesa de Orleáns.

Según el historiador, es a partir de 1884 en que aparece el primer periódico taurino en México: El Arte de la Lidia, dirigido por Julio Bonilla, quien toma partido por el toreo “nacionalista”, puesto que Bonilla es nada menos que el representante del diestro Ponciano Díaz. Dicha publicación ejemplifica una crítica al toreo español que en esos momentos están abanderando diestros como José Machío; pero también por Luis Mazzantini, Diego Prieto, Ramón López o Saturnino Frutos.

Para el siglo XIX, plumas célebres como las de José Joaquín Fernández de Lizardi, Guillermo Prieto o Luis G. Inclán dedican parte de su obra al tema taurino. “Afortunadamente comenzaron –escribe Coello Ugalde– a aparecer en forma más periódica ciertas crónicas, como la que, para Heriberto Lanfranchi es la primera en términos más formales. Data de la corrida efectuada el jueves 23 de septiembre de 1852, y que apareció en El Orden Nº 50 del martes 28 de septiembre siguiente. Ello es una evidencia clara de que ya interesaba el toreo como espectáculo más organizado o más atractivo en cuanto forma de su representación.

En 1887, con la llegada de los españoles a México, comenzó lo que Coello Ugalde ha definido como la “recoquista vestida de luces”. “Ello significó la puesta en marcha de un proceso depurador en la tauromaquia mexicana (que era hasta entonces un híbrido a pie y a caballo), pues se impuso el toreo de a pie, a la usanza española en versión moderna. Ponciano, hizo suya esa manifestación, y al hacerlo se convirtió para muchos aficionados y seguidores en un auténtico “traidor””.

A todo este conjunto de datos, no puede faltar una pieza importante, alma fundamental de aquel movimiento, que se concentró en un solo núcleo: el centro taurino “Espada Pedro Romero”, consolidado hacia los últimos diez años del siglo XIX, gracias a la integración de varios de los más representativos elementos de aquella generación emanada de las tribunas periodísticas, y en las que no fungieron con ese oficio, puesto que se trataba -en todo caso- de aficionados que se formaron gracias a las lecturas de obras fundamentales como el “Sánchez de Neira”, o la de Leopoldo Vázquez. Es el caso de personajes de la talla de Eduardo Noriega, Carlos Cuesta Baquero, Pedro Pablo Rangel, Rafael Medina y Antonio Hoffmann, quienes, “en aquel cenáculo sumaron esfuerzos y proyectaron toda la enseñanza taurina de la época. Su función esencial fue orientar a los aficionados indicándoles lo necesario que era el nuevo amanecer que se presentaba –insisto en la definición- con el arribo del toreo de a pie, a la usanza española en versión moderna, el cual desplazó cualquier vestigio o evidencia del toreo a la “mexicana”, reiterándoles esa necesidad a partir de los principios técnicos y estéticos que emanaban vigorosos de aquel nuevo capítulo, mismo que en pocos años se consolidó, siendo en consecuencia la estructura con la cual arribó el siglo XX en nuestro país”.

Y a partir de ahí, ele periodismo taurino se va enriqueciendo, entre otros elementos con su inclusión en publicaciones culturales, hasta completar un ensayo de particular interés, que el lector encontrará en al adjunto archivo en formato PDF.

 


 

 

Programa de mano del 30 de mayo
29 de mayo de 2015 – Previo festejos

Toros para rejoneo de D. José Benítez Cubero para JOAO MOURA, ANDRÉS ROMERO y Luis VALDENEBRO.
Sábado, 30 de mayo. 7 de la tarde.

Tercera corrida de rejones de la Feria en la que se anuncian tres jóvenes caballeros en su única actuación programada en Las Ventas. Joao Moura, hijo del célebre rejoneador portugués que revolucionó en su día la lidia a caballo, ha estado ausente de la cita isidril sólo en una de las últimas diez ediciones. Hará su décimo paseíllo en Las Ventas, donde ha cortado cuatro orejas y salió por la Puerta Grande en 2012. El onubense Andrés Romero llega a Las Ventas un año después de su confirmación de alternativa, que recibiera de manos de Diego Ventura el 17 de mayo de 2014. Esa tarde no tuvo suerte. El sevillano Luis Valdenebro, rejoneador de estirpe, al igual que Moura, hace el segundo paseíllo de su carrera en Las Ventas, después de que confirmara, también el año pasado, de manos de Andy Cartagena.
Los toros pertenecen a la ganadería de Benítez Cubero, encaste Hidalgo Barquero.

Ilustración de portada:
Obra de Beatriz de Bartolomé, seleccionada del concurso de carteles Taurodelta 2015.


 

Joao Moura

Nació en
Portalegre (Portugal), el 6 de abril de 1989.
Debut con público
Badajoz, el 23 de abril de 2005.
Alternativa:
Nimes (Francia), el 15 de mayo de 2005.
Confirmación:
El 5 de junio de 2005.
Estadísticas 2014
Hizo el paseíllo en 18 ocasiones.
Cortó 17 orejas y 1 rabo.

Actuaciones en Las VentasActuaciones en Las Ventas

Reseña

7/6/2014 Buena tarde de rejoneo sin triunfos
9/6/2013 Diego Ventura, a un rejón de la 12ª Puerta Grande
25/5/2013 Pablo Hermoso pierde la Puerta Grande por el rejón de muerte
3/6/2012 Martín Burgos y Joao Moura por la Puerta Grande
28/5/2011 Leonardo Hernández por la Puerta Grande con tres orejas
19/5/2010 Oreja para Perera y ovación para Talavante; Curro Díaz, herido en la mano
31/5/2009 Oreja para Leonardo Hernández
24/5/2008 Oreja para Leonardo Hernández y Álvaro Montes
17/5/2008 Andy Cartagena abre la primera Puerta Grande de la feria
3/6/2007 Una oreja para Andy Cartagena
10/6/2006 Una oreja para Martín Burgos
4/6/2006 Pablo Hermoso corta cuatro orejas: Moura y Hernández, una.
19/5/2006 Pablo Hermoso por la Puerta Grande y una oreja para Álvaro Montes

Nacido en Portalegre (Portugal) el 6 de abril de 1989, João António Bráz De Moura es hijo del célebre rejoneador luso del mismo nombre. Con cuatro años comenzó a montar a caballo y con siete debutó en público en Monforte (Portugal). El 23 de abril de 2005 tuvo lugar en Badajoz su primera actuación con público en España para lidiar toros de Los Espartales. Cortó tres orejas.
El 15 de mayo de ese año tomó la alternativa en Nimes (Francia) alternando con su padre, que oficia de padrino, y María Sara y Andy Cartagena como testigos. Cortó dos orejas del toro del doctorado, de Pedro y Verónica Gutiérrez. Confirmó su alternativa el 5 de junio siguiente, con el toro Muñeco, de Los Espartales, de manos de su progenitor y con Hermoso de Mendoza como testigo. Cortó su primera oreja en Las Ventas.
En 2006, su primera temporada completa como rejoneador de alternativa, resultó triunfal, entrando en las principales ferias: cortó una oreja en Valencia; se presentó en Sevilla el 30 de abril y paseó un trofeoen Madrid de un toro de Fidel San Román, el 4 dejunio. Confirmó su alternativa en su país natal el 3 de mayo de 2007, anunciado en la Plaza de Lisboa junto a su padre y a Hermoso de Mendoza, como testigo. Dio tres vueltas al ruedo.
En 2013 estuvo en ferias importantes como Sevilla, Nîmes, Madrid, Mont de Marsan, etc. El fallo con el rejón de muerte le privó de obtener triunfos más sonados. La pasada temporada actuó en la Feria de San Isidro, en la que escuchó una ovación. Cortó dos orejas en Vitoria y en Palencia.


 

Andrés Romero

Nació en
Escacena del Campo (Huelva), el 21 de diciembre de 1984.
Debut con público
1 de julio de 2006
Alternativa:
Sevilla, 4 de mayo de 2014
Confirmación:
17 de mayo de 2014
Estadísticas 2014
Hizo el paseíllo en 23 ocasiones.
Cortó 43 orejas y 5 rabos.

Actuaciones en Las VentasActuaciones en Las Ventas

Reseña

17/5/2014 Oreja para Diego Ventura y Leonardo Hernández

Andrés Romero Ortega no tiene antecedentes taurinos en la familia y la afición al caballo y a torear la adquirió desde niño en La Corchuela, finca de Aracena (Huelva) que era propiedad de su abuelo, donde creció junto a caballos y ganado. Se puso por primera vez delante de un becerro en el invierno de 2006, en una finca ubicada en Bollullos Par del Condado (Huelva). Fue entonces cuando apareció en su vida la figura de Diego Ventura, en el que encontró un maestro en toda la extensión de la palabra. Le inculcó conocimientos del toreo a caballo, la técnica de todas las suertes y de su mano fue puliendo su oficio y su concepto.
Su primera actuación en público tuvo lugar el 1 de julio de 2006 en la plaza de toros de Higuera de la Sierra (Huelva) en un festival para aficionados, pero se considera que su debut oficial se produjo la tarde del 13 de agosto de 2006, en Escacena del Campo (Huelva), donde actuó en un festival junto a Tomás Campuzano, Manuel Ruiz “Manilí”, Pepe Luis Vázquez y Manolo Campuzano. Cortó las dos orejas y el rabo de un ejemplar de la ganadería de Arucci.
Tras cinco años difíciles para Andrés, se proclamó en Atarfe (Granada) triunfador del Rejón de Oro en 2012. La temporada del 2013 estuvo anunciado en plazas como Huelva, El Puerto de Santa María y Huesca. En Huelva tuvo una gran actuación alternando con Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura. Cortó dos orejas a un toro de Luis Terrón. En Huesca volvió a salir por la puerta grande, actuando de nuevo con Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura.
En 2014 se anunció en la feria de Fallas de Valencia y tomó la alternativa en la Feria de Abril de Sevilla, actuando Andy Cartagena como padrino y Diego Ventura como testigo, frente a toros de Fermín Bohórquez. Cortó las dos orejas al segundo de su lote. Confirmó en Madrid trece días después, de manos de su mentor, Diego Ventura, y con Leonardo Hernández como testigo, en una corrida de Fermín Bohórquez. Comenzó 2015 en la pasada feria de fallas de Valencia cortando una oreja a un toro de Fermín Bohórquez.


 

Luis Valdenebro

Nació en
Sevilla, 25 de octubre de 1989.
Debut con público
15 de agosto de 2009
Alternativa:
24 de mayo de 2014
Confirmación:
24 de mayo de 2014
Estadísticas 2014
Hizo el paseíllo en 5 ocasiones.
Cortó 4 orejas.

Actuaciones en Las VentasActuaciones en Las Ventas

Reseña

24/5/2014 Oreja para Cartagena y Ventura

Luis Valdenebro Montes nació en Sevilla el 25 de octubre de 1989. Es hijo del también rejoneador del mismo nombre y la afición al mundo del toro le viene desde pequeño. El contacto con los caballos, con el toro y la naturaleza, los tuvo en su casa desde que nació.
La primera vez que se puso delante de una becerra fue a los siete años en la finca familiar de Jódar y Ruchena, y debutó en público el 15 de agosto de 2009, en Peñascosa (Albacete), con un ejemplar de la ganadería de Samuel Flores al que cortó las dos orejas.
En su todavía corta carrera decidió adquirir experiencia y ahormar la cuadra actuando en cosos de poca importancia hasta que llegó la oportunidad de asumir mayores responsabilidades, algo que sucedió en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, en plena Feria de Abril, en la que tuvo una destacada actuación frente a un ejemplar de la vacada de Benítez Cubero. Cortó una oreja, que le sirvió para torear ocho corridas de toros.
La pasada temporada toreó en dos plazas de primera, Sevilla, donde dio una vuelta al ruedo el 11 de mayo y trece días después, por decisión personal, tomó la alternativa y la confirmó en la Feria de San Isidro, con ejemplares de la ganadería de Luis Terrón, actuando como padrino Andy Cartagena y con el abrazo de Diego Ventura.
Esta temporada ha actuado en la pasada Feria de Castellón y cortó una oreja en Valencia a un ejemplar de la ganadería de Fermín Bohórquez. Ha preparado a fondo este año, para lo que ha incorporado cuatro nuevos caballos a la cuadra, en la que ya contaba con ejemplares más hechos y más cuajados.


 

Benítez Cubero   

Propietario
Don José Benítez-Cubero Pallarés.
Representante
Don José Benítez-Cubero Pallarés.
Divisa
Azul y blanca.
Señal
Puerta en la derecha y zarcillo en la izquierda.
Fincas
Los Ojuelos, Marchena (Sevilla). El Arroyo de Las Rozas y Dehesa El Roble, Morón de la Frontera (Sevilla).
Antecedentes
En el año 1825 fundó esta ganadería don Diego Hidalgo Barquero con reses de origen Cabrera, Vázquez y Vistahermosa, tres de las castas fundacionales. En 1841 vendió una parte a don Joaquín Jaime Barrero. Después de sucesivas ventas pasó, en 1910, a don José Domecq, quien la aumentó con reses de Felipe Salas (de origen Hidalgo Barquero y Cabrera) y Parladé. En 1924 la adquirió don Antonio Peñalver y la vendió en 1929 a los señores Pallarés Delsors, (bisabuelo y tío del actual propietario) de quienes en 1935 la adquirió don José Benítez Cubero. Desde entonces conserva el actual hierro. En mayo de 1943 el propietario adquirió dos toros de García Pedrajas, origen Parladé-Vistahermosa..
Procedencia
Hidalgo Barquero.
Antigüedad
10 de septiembre de 1939.
Estadísticas
La pasada temporada lidió 32 reses en 5 festejos en los que se cortaron 28 orejas y 4 rabos.

Árbol genealógico

El encaste
ENCASTE HIDALGO BARQUERO
Este encaste toma el nombre del clérigo José Hidalgo Barquero, quien cruzó en 1825 reses de raíz Cabrera, Vázquez y Vistahermosa, las castas fundacionales de mayor prestigio en aquel momento. Pero es José Benítez Cubero quien da el toque personal a esta estirpe con distintas cruzas a partir de 1935 y mejora este encaste con la aportación de reses de Surga que había añadido José Domecq y con la cruza de cinco sementales de procedencia Parladé, vía Tamarón.
Esta una de las estirpes en las que ha sobrevivido la llamada raíz vazqueña, aunque la sangre Parladé se comporta de forma absorbente. Forma parte este encaste de la teoría evolutiva del toreo. Una cruza más en busca de un toro que pueda sobrevivir y mantenerse en la evolución de la lidia.
Era el veragüeño un toro bravo que se aplomaba tras el tercio de varas y el de Vistahermosa un animal de mayor duración, por lo tanto, más bravo y acorde a la evolución del toreo. La aportación última de sangre de “Parladé” le da un toque más contemporáneo y ha sido una estirpe en boga hasta principios de los setenta.
Es un toro de condición noble, fijo en los engaños y de clara y franca embestida. ideal cuando se conserva en su tipo, como los lidiados por Romero, Camino, Puerta… en plazas de postín y que tantos triunfos y éxitos posibilitaron.
Son animales variados de pelaje, siendo común el llamado “berrendo cubero”, pero cada vez salen más toros de pinta negra a causa de la absorción de la sangre de Parladé.

UCTL
Un siglo de toros
Departamento de Comunicación de Taurodelta



 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: