BREVES NOTICIAS TAURINAS 29 DE ABRIL 2015

29 Abr

VIDA Y LIDIA DEL TORO BRAVO aLOGO ANCTL aa

 

 

 

 

EFEMÉRIDES TAURINAS

29 DE ABRIL

1888Se inaugura en Guadalajara la Plaza de toros de La Estación y torean Diego Prieto Cuatrodedos, Gabriel López Mateito y Ramón López.

 

1927Jorge Aguilar  el ranchero  El Ranchero nace en la ganadería de  205104_Piedrasnegras  Piedras Negras.

 

1941Muere en México el empresario taurino Primitivo Anda.

 

1943Muere en México el periodista taurino español Jose Luis Mayral.

 

1945Antonio Toscano debuta en España toreando en Barcelona novillos de Luis Pérez Centurión y alterna con Juanito Tarré y Juan Navarro.

 

1951Jorge Medina debuta en España toreando en Barcelona toros de Rogelio Miguel del Corral y alterna con Antonio Mejías Bienvenida y Rafael Llorente.

 

1951El Chato Jose Antonio Mora debuta en Colombia toreando en Bogotá toros de Lisa Monterde y alterna con Luis Mata.

 

1951Ultima actuación de Jose Rivero Amieva como Juez de la Plaza México.

 

1962Luis Castro El Soldado se despide del público de la ciudad de México toreando en El Toreo de Cuatro Caminos toros de   203356_Tequisquiapan   Tequisquiapan y alterna con Joaquín Bernado y Manuel Capetillo.

 

1962Antonio Ordoñez sufre grave cornada en Tijuana por un toro de  161640_JoseJulianLlaguno   Jose Julián Llaguno en tarde en que alterna con Jesús Córdoba y Jaime Bolaños.

 

1973Adrian Romero debuta en España y torea en Palma de Mallorca toros de Clairac y alterna con Julián García y Antonio José Galán.

 

1977Se convienen modificaciones al convenio taurino entre toreros españoles y mexicanos.

 

1978Jesus Salazar toma la alternativa en Aguascalientes con Mariano Ramos como padrino y el colombiano Juan Gómez como testigo con toros de   203356_Tequisquiapan   Tequisquiapan.

 

1978-El colombiano Juan Gómez debuta en México toreando en Aguascalientes.

 

1988Muere en Ciudad Satélite el Juez de plaza Manuel Gómez Moncada.

 

1989Muere en Apizaco el empresario taurino Jose Andalco.

 

1990Debutan en la Plaza México sin confirmar alternativa Jesús Salazar, Gerardo Vela, Ángel Meraz Angelillo y Jorge Carmona que alternan con Cruz Flores, Gerardo Montejano y Curro Cruz con toros de   201720_De Haro   Manuel de Haro.

 

1990Gerardo Montejano sufre grave cornada en la Plaza México.

 

1990Se retira de la profesión en la Plaza México el monosabio Enrique Gómez.

 

1997Jeronimo gana en Puebla el Escapulario de Plata en novillada en que compiten Domingo Sánchez, Maguel Marín, Jose Rubén Arroyo, Ignacio Garibay y Julio Bonora con ganado de  004729_jaimerodrig  Jaime Rodríguez.

 

2000Uriel Moreno  URIEL MORENO   El Zapata gana la Oreja de Oro en Aguascalientes disputándola con Luis Fernando Sánchez, Héctor de Granada, Fernando Ochoa, Alfredo Gutiérrez y Javier Gutiérrez con toros de  XAJAY  DIVISA VERDE Y ROJO a   Xajay.

 

2004Israel Téllez  ISRAEL TELLEZ    gana la Oreja de Oro en Aguascalientes que disputa con Fernando Ochoa, Fermín Spínola, José Luis Angelino, Fabián Barba y el rejoneador Rodrigo Santos que lidian toros de   173304_SantaBarbara   Santa Bárbara.

 


invitacion mayo


 

 

Abril 27 de 2015

 La Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia felicita y envía un fuerte abrazo a su amigo y socio, Don José J. Marrón Cajiga propietario de la ganadería Marrón por la excelente lidia que dieron sus novillos el pasado fin de semana, como a continuación detallamos:

Sábado 25 de Abril de 2015.

 Novillos de la Ganadería MARRÓN

    Lidiados en la Plaza de Toros Monumental

        En la ciudad de Aguascalientes, Aguascalientes.

 MARRÓN  DIVISA MARRON,VERDE OSCURO Y NARANJA a

 Lidiado en segundo lugar,

Honrado con “ARRASTRE LENTO”

Lidiado por el matador Ginés Marín

Lidiado en tercer lugar,

Honrado con “ARRASTRE LENTO”

Lidiado por el matador Leo Valadez

 


 

Abril 27 de 2015

La Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia felicita y envía un fuerte abrazo a su amigo y socio, Don Alberto Baillères propietario de la ganadería Begoña por la excelente lidia que dio su toro el pasado fin de semana, como a continuación detallamos:

Sábado 25 de Abril de 2015.

 Toro de la Ganadería BEGOÑA

   Lidiado en la Plaza de Toros Monumental

        En la ciudad de Aguascalientes, Aguascalientes.

 BEGOÑA  DIVISA ROJO, AMARILLO Y NARANJA a

 

Lidiado en cuarto lugar,

Honrado con “ARRASTRE LENTO”

Lidiado por el matador Joselito Adame

 


 

 ZOTOLUCO

EN

ZOTOLUCA

 

 



 

Sescosse queda entre los triunfadores de Zamora
Por: Redacción | Foto: M.S.
Miércoles, 29 de Abril del 2015 | México, D.F.

El novillero sin picadores mexicano Mariano Sescosse quedó entre los tres finalistas del certamen “Tierras de Zamora”, donde dejó una grata impresión en los festivales celebrados, mismos en los que lidió erales de diversas procedencias dentro de tres fases eliminatorias.

Éstas tuvieron lugar en las localidades de Fermoselle, Villalpando y Toro. Además del joven espada zacatecano, quedaron triunfadores Carlos Ochoa y Luis Pasero.

El premio para los tres triunfadores consiste en darles novilladas sin picadores a lo largo del año por pueblos de la región. Mariano Sescosse continúa forjándose como alumno en la Escuela Taurina “Marcial Lalanda” de Madrid, y permanecerá en Europa durante todo el año.


 

Saldívar y Flores hacen campo en Caparica
Por: Redacción | Foto: Tauroagencia
Miércoles, 29 de Abril del 2015 | México, D.F.

Los matadores Arturo Saldívar y Sergio Flores se encuentran preparando sus compromisos en la ganadería de Caparica, propiedad de Manuel y Julio Muñozcano, así como Roberto Viezcas, donde pudieron salirle a varias vacas que representaron una buena prueba para ambos matadores.

Ambos tienen un buen número de fechas. Saldívar cumplirá con su segunda fecha en Aguascalientes mañana jueves, 30 de abril, y posteriormente viajará a San Luis Potosí para estar presente en la corrida del viernes 1, mientras que el sábado tomará parte en Mérida, en el Coliseo.

El intenso periplo de Arturo continúa el domingo 3, pues partirá plaza en Monterrey, Nuevo León. Luego de esta fecha, tomará el vuelo rumbo a España pues el domingo 10 de mayo estará presente en las Ventas de Madrid, dentro de la Feria de San Isidro.

Por su parte, Sergio Flores cuenta con tres compromisos en puerta. La tarde de este sábado 2 de mayo, hará el paseíllo en “El Relicario” de Puebla, mientras que el 9 de mismo es estará en Torreón, Coahuila, y el domingo 10 cumplirá con su actuación en Aguascalientes.


 

Nos vemos el viernes en el Relicario!! Será apasionante!!

Enlace permanente de imagen incrustada

 


 

Silverio Pérez, 50 y 100 en Pachuca

Publicado por Luis Hernández el 29/4/2015
Silverio Pérez, 50 y 100 en Pachuca
[Luis Hernández]

El sentimiento, herencia de Silverio Pérez, germinó en Pachuca.

Tuvieron que pasar 26 años más seis meses para que la plaza “Vicente Segura” volviera a reflejar un ambientazo torero como aquél que dejara “El Tormento de las Mujeres” durante el homenaje rendido por Chucho Arroyo.
El empresario de aquel entonces preparó todo un banquete taurino y musical para honrar la figura de Silverio al cumplirse 50 años del doctorado cedido por el maestro Fermín Espinosa “Armillita” en Puebla, ante el testimonio de Paco Gorráez, con toros de La Punta.

La voz del tenor Alejandro Algara dejó escapar las notas del pasodoble “Silverio” de Agustín Lara, acompañado por la banda hidalguense, mientras los colmados tendidos se entregaban en aplausos al homenajeado.
Algo similar, con distinta coreografía, se vivió el pasado domingo con el duende de María Toledo en la algarabía por aderezar el cartel: Pablo Hermoso de Mendoza, Joselito Adame y Sergio Flores con Los Encinos y Torreón de Cañas bajo impresionante lleno.

El 30 de octubre de 1988, Paco Dóddoli se llevó la tarde con los de Rancho Seco al cortar las orejas de “Faraón” y Jorge Gutiérrez, una a “Gitano”. Mariano Ramos, Guillermo Capetillo, César Pastor y Javier Bernaldo completaron el cartel.

Una foto de Pablo en compañía de Don Antonio Ariza y Silverio da la alegre bienvenida en la exposición fotográfica que se ubica dentro del coso hidalguense, a iniciativa de “Pasión Ganadera” de los Julio Uribe, padre e hijo.
María suelta el flamenco marcando con su piano el ritmo al carrousell ecuestre de Los Alamares. Sombreros, botas de vino, claveles, pañuelos, boinas, puros, peinetas, sarapes y demás prendas de guardaropa tapizaban el paso de “El Monarca del Trincherazo”.

Las cabriolas de Pablo, los Naturales de Adame, el susto a Sergio Flores dan sabor especial al festejo inaugural de abono. Veinte respectivos segundos de angustia quedan en el ruedo durante las pegas de Forcados y Amadores Hidalguenses.
Jorge, César y Dóddoli encabezan la corte, a la que se unen los subalternos. De ellos, sólamente el picador Mauro Prado repite color: actuó bajo las órdenes de Pastor y con Joselito Adame, esta vez.
Don Luis Corona fue el juez ocupado ahora por el polémico Guillermo Valderrama que se arrepiente en dos ocasiones de mostrar un pañuelo y tras titubeo saca el otro, mientras en el tendido cálido se desatan las pasiones armando fenomenal bronca.

Rafael Herrerías, sentado en la escalinata, no puede pasar oculto y accede a las peticiones captadas hasta en celulares.
El toro llama, convoca, centra, capta atención. Se siente, palpa y vive. Es día de fiesta.

Silverio, 1988 a cincuenta años de alternativa; Silverio, 1915 en el centenario de su natalicio. Pachuca recobra sentimiento: Algara, la Toledo, Mariano, Capetillo, Jorge, Pastor, Dóddoli, Bernaldo, Hermoso de Mendoza, Joselito, Sergio, Forcados, Amadores, Los Alamares. Y hoy como aquél día, Chucho Arroyo, los Uribe.

Todo por darle a Hidalgo una fiesta digna, atractiva y pasionante.

 


 

Jornada Taurina

Publicado por Bernarda Muñoz el 27/4/2015

[Bernada Muñoz] Festejos del jueves 30 abril al domingo 3 de mayo de 2015.

                   Jueves 30
Aguascalientes, Aguascalientes.

Toros de Begoña para

Fermín Rivera, Alejandro Talavante y Diego Silveti.

  Tepatitlán, Jalisco.
Toros de San Pablo y Barralva para

      Pablo Hermoso de Mendoza y a pie Alfredo Ríos “El Conde” y Oliver Godoy.

                   1 de mayo
Aguascalientes, Aguascalientes.
Toros de San Miguel de Mimiahuapam para

Morante de la Puebla, Octavio García “El Payo” y Diego Silveti.

Morelia, Michoacán.
Toros de Fernando de la Mora y Pozo Hondo para

Pablo Hermoso de Mendoza, Juan Pablo Sánchez y la alternativa de Antonio Lomelín.

Puebla, Puebla.
Toros de San Pablo y Xajay para la rejoneadora

Mónica Serrano. Los Forcados de Puebla y a pie Arturo Macías y Fermín Rivera.

Sábado 2 de mayo
Aguascalientes, Aguascalientes.
Toros de Fernando de la Mora para

Eulalio López “Zotoluco” y José Tomás.

Mérida, Yucatán
Toros de La Estancia para

Enrique Ponce, Arturo Saldívar y Juan Pablo Llaguno.

Tlaxcala, Tlaxcala
Toros de Caparica para

Alejandro Talvante, Joselito Adame y Sergio Flores.

Domingo 3
Monterrey, Nuevo León
Toros de Fernando de la Mora y Montecristo para el rejoneador

Pablo Hermoso de Mendoza, Morante de la Puebla L. y Arturo Saldívar.

Aguascalientes, Aguascalientes
Toros de Montecristo para la rejoneador

Mónica Serrano, y a pie, Julián “El Juli”, Diego Silveti y Fermín Espinosa “Armillita IV”.


 

Los toros de La Estancia para Mérida

Publicado por Redacción el 27/4/2015
Los toros de La Estancia para Mérida
Estos son los seis ejemplares de la ganadería de La Estancia que serán lidiados el próximo sábado 2 de mayo en Coliseo de Yucatán.

En cartel está conformado por el maestro de Chiva Enrique Ponce, Arturo Saldívar y el queretano Juan Pablo Llaguno.
Share on facebook Share on twitter Share on email Share on print
No.1 con 464 kg. Negro entrepelado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No.19 con 462 kg. Castaño girón.

No.94 con 468 kg. Negro entrepelado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No.30 con 457 kg. Negro entrepelado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No.36 con 500 kg. Negro mulato.

 

No.15 con 492 kg. Negro mulato.


 

La Revolera


Julio Aparicio
Por Paco Mora

Ha sido sin duda uno de los grandes de la Tauromaquia del siglo XX y merecía ese galardón por la huella que dejó en el arte del toreo, y sobre todo por el lugar preeminente que ocupó entre los matadores madrileños de todos los tiempos.
Julio Aparicio ha sido galardonado por la Comunidad de Madrid con la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo. El torero madrileño que nació en el año 1932, padre de uno de los toreros más artistas que ha dado Madrid, de novillero llenó junto con Miguel Báez “Litri” un periodo de la historia del toreo en el que las empresas sustituían en sus ferias muchas corridas de toros por novilladas, porque el público quería ver al onubense y al madrileño. Ambos formaron una pareja perfecta. Litri destacaba por su valor espartano y Aparicio era una promesa de torero con mucho fondo, que, sin dejar de ser valiente, tenía un gusto exquisito y cuajaba a mucha velocidad en un torero sabio y dominador. Se complementaban y tenían seguidores incondicionales en todos los pueblos y ciudades de España. Fue una época en la que encendieron una pasión en los tendidos que recordaba a la de Joselito y Belmonte.

Julio prolongó su carrera durante más años que Litri, pero aún hoy continúan siendo buenos amigos. Conocí a Julio Aparicio en Albacete en sus comienzos de novillero, cuando yo tenía 18 años y él 19. Todavía guardo una fotografía paseando juntos, por el que entonces se denominaba Paseo de Alfonso XII y hoy Paseo de la Libertad, una mañana de feria. Se hospedaba en el Hotel Francisquillo y pasé a recogerlo con un amigo (Gaudencio Torres) para dar los tres una vuelta por la ciudad. Con los años fui admirador también de su hijo Julito, que, siendo muy distinto en su concepción del toreo, heredó muchas de las virtudes de su padre.

Julio Aparicio Martínez ha sido sin duda uno de los grandes de la Tauromaquia del siglo XX y merecía ese galardón por la huella que dejó en el arte del toreo, y sobre todo por el lugar preeminente que ocupó entre los matadores madrileños de todos los tiempos. Es un torero histórico a quien Manolete le profetizó un futuro de figura siendo todavía un niño, al verlo desenvolverse con una becerra en un tentadero, al cual había asistido con su padre, que creyó en el desde que vestía pantalón corto y que como demostró el tiempo no se equivocaba. En lo personal, Julio es un ser entrañable, un auténtico manojo de sentimientos. Desde aquí vaya mi abrazo y mi felicitación. Te han hecho justicia Julio.


 

Artículo: La suerte de varas, una suerte tan necesaria como bella
POR UCTL · 29 DE ABRIL DE 2015
DESTACADOS, NOTICIAS ·
El Catedrático de la Universidad Pública de Navarra, D. Antonio Purroy, junto con el ganadero, D. Antonio Miura, el torero, D. Santiago Martín ‘El Viti’, el artista, D. Venancio Blanco, el investigador, D. Rafael Cabrera Bonet, y el catedrático de letras clásicas y doctor en antropología, D. François Zumbiehl publican un articulo sobre la suerte de varas. En este texto, bajo el título ‘La suerte de varas, una suerte tan necesaria como bella’, exponen cómo se debería ejecutar perfectamente esta suerte y los beneficios que supondría para el mejor desarrollo de la lidia.

 

LA SUERTE DE VARAS, UNA SUERTE TAN NECESARIA COMO BELLA

¿Por qué no se hace bien la suerte de varas? se preguntan muchos aficionados a los toros. ¿Desde cuándo no se hace bien? Posiblemente, haya que remontarse a cuando no existía el peto, es decir, antes de 1928 -en realidad 1930, que es cuando se incorporó por primera vez a un reglamento taurino nacional-. Y si se hacía bien es porque no quedaba más remedio que frenar con la vara -la “vara de detener”, como se llamaba antiguamente- la acometida del toro para que no llegara a alcanzar el caballo, herirlo de muerte y el picador diera con sus huesos en la arena. Por ello, en épocas pretéritas, los picadores tenían ganada tal fama que llegaban a eclipsar a los propios matadores.

La suerte de varas es absolutamente necesaria en una corrida de toros y aún lo es más en el momento de la tienta en el campo, sean hembras o machos, para elegir a los futuros progenitores de la ganadería. Aunque puede parecer baladí tener que explicar a estas alturas qué es la suerte de varas y para qué sirve, no está de más recordarlo.

Picar en el morrillo

La suerte de varas sirve para medir la bravura del animal y comprobar si se crece o no ante el castigo. Tiene que entrar al menos dos veces al caballo porque la primera no sabe con qué se va a encontrar. El caballo y el peto tienen que ser ligeros. Se deberá dosificar el castigo, que se tiene que aplicar de forma medida y en varias veces. Dice el reglamento nacional de 1996 que el picador ejecutará la suerte obligando a la res por derecho-y por la derecha-, quedando prohibido barrenar, tapar la salida de la res, girar alrededor de la misma, insistir o mantener el castigo incorrectamente aplicado. El picador debe lanzar la puya que debe caer en el morrillo –en la parte final del mismo- y no en la cruz y, menos aún, en la parte dorsal y caída de la espalda, ya que la proximidad de la piel a las vértebras de la columna, le ocasionaría un gran daño muscular y en los nervios de la zona. Se trata de frenar con el palo la acometida del animal y no dañar con la puya los músculos de las paletillas y de la espalda, así como las terminaciones nerviosas de la columna. Al contrario, se pretende ahormar y acondicionar la embestida del toro, hacer que se descuelgue del cuello, evitar el cabeceo a un lado y a otro, rebajar el poder del animal para la faena de muleta y descongestionarlo con la liberación de una cantidad prudencial de sangre, no más allá de 2-3 litros, de un total de unos 40-50 litros que posee un toro de 500-600 kilogramos de peso.

¿Pero cuántos picadores son capaces de hacer la suerte de varas correctamente? ¿Cuántos quieren hacerla? Y lo que es más preocupante, ¿cuántos toros actuales pueden soportarla por falta de bravura y de pujanza? ¿Existen picadores y toros capaces de ofrecer una suerte de varas auténtica?

Picar en el morrillo y no en la cruz y, peor aún, más atrás y caído no es un capricho, es una necesidad, rayando en la obligación. El morrillo -los antiguos le llamaban cerviguillo- es un carácter sexual secundario de los machos bovinos enteros, donde se puede llegar a acumular una importante masa muscular (músculos trapecio y romboides cervicales, principalmente) y hasta varios centímetros de grasa subcutánea.

Reglamentos taurinos

En uno de los primeros reglamentos taurinos, el elaborado por D. Melchor Ordóñez para Madrid (1852), se decía que había que picar “en el sitio que el arte exige” (Art. 18). Más tarde, en el reglamento de Ruiz Giménez (1917), promulgado para las plazas de 1a categoría (Madrid, Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Valencia y Zaragoza), se indica que hay que picar “en el sitio que el arte exige, esto es, en el morrillo” (Art. 52). Y eso que en aquella época aún se picaba sin peto. Una vez que llegan los reglamentos nacionales (1930, 1962 y 1996) no se dice en qué parte anatómica del animal debe caer la puya, lo mismo que en los reglamentos autonómicos

2

de Navarra (1992), País Vasco (1996), Aragón (2004) y Castilla y León (2008); únicamente, en el de Andalucía (2006) se dice que hay que picar, preferentemente, en el morrillo (Art. 54.4). Curiosamente, el reglamento francés dice que “el picador deberá picar en lo alto del morrillo” (Art. 73.4).

Como se ha dicho más arriba, donde no hay que picar nunca es en la cruz que, para colmo, es donde se dice que hay que picar. Es un gran error. En el ganado vacuno la unión de las extremidades anteriores con el tronco –llamada sinsarcosis- se hace a través de las escápulas y de diferentes músculos y cartílagos y no de las clavículas como en los humanos. Ello hace que esta zona sea frágil y muy vulnerable a los efectos de la puya, ya que afecta a zonas musculares, vasculares y nerviosas, porque en ese lugar ya se ha acabado el morrillo. Pero aún es peor picar más atrás donde la distancia entre la piel y las apófisis espinosas de las vértebras dorsales es muy pequeña -sólo unos pocos centímetros-, pues afecta directamente a la columna vertebral. La acción de la puya hace que se puedan romper dichas apófisis y sobre todo afectar a las conexiones nerviosas que llegan y salen de la columna. Y lo que es absolutamente intolerable, además de picar atrás, es hacerlo caído, pues se afectarían las apófisis transversas, ramas neuronales e inserciones musculares, así como músculos de la espalda –longissimus y multífidus dorsalis, entre otros-, e incluso, se podrían perforar los pulmones. En este caso, el desaguisado es mayúsculo y no es extraño que los toros salgan de la suerte de varas trastabillándose y rodando por el suelo. Y además porque, cuando se pica atrás, se consigue el efecto contrario en uno de los objetivos fundamentales de la suerte de varas: el toro tiende a levantar la cabeza en vez de humillar en los siguientes tercios. Esto es necesario que lo sepan los toreros.

El mayor quebranto del toro actual es porque se pica en la cruz o más atrás y además caído, ¡hace muchos años que los picadores saben dónde se hace daño de verdad! Es admirable la resistencia de bastantes toros que, después de sufrir una suerte de varas criminal, aún son capaces de ofrecer 70-80 muletazos en el último tercio. Lamentablemente, muchos toros se siguen estropeando en la suerte de varas.

Sensibilidad de los espectadores

Dicen los detractores de la suerte de varas que la sensibilidad actual de los espectadores no la admite. Y lo más grave es que esto lo apoyan bastantes “taurinos” y algunos ganaderos que se creen influyentes. Cuando la suerte se hace correctamente, con caballos ligeros y “toreros” (los reglamentos actuales prohíben picar con caballos de

3

razas traccionadoras –Art. 60 del reglamento nacional de 1996- pero, ¿no habría que considerar como tal los cruces de estas razas con el caballo español o el lusitano, por ejemplo?), picando delantero y dosificando el castigo, ante un toro con casta y poder, la gente disfruta, se levanta de los asientos, proporciona una ovación de gala e, incluso, obliga a dar la vuelta al ruedo al picador, generalmente acompañado de los subalternos que justo después, contagiados por el momento, realizan una gran suerte de banderillas. Hace falta la generosidad del matador que permite el lucimiento del toro y de su cuadrilla, aunque ello le robe pases a su faena de muleta.

Es verdad que habrá que educar al público que acude a las plazas de toros y hacerle ver que la suerte de varas es uno de los pasajes más importantes de la lidia, incluso, de la tauromaquia, que es tan necesaria como bella cuando se hace bien. Lo que hay que desterrar sin compasión es el monopuyazo, que es la antítesis de la esencia de dicha suerte, así como la suerte de la “carioca”, inventada en su día para impedir la salida de los toros mansos que huyen de la suerte. Y tampoco es necesario rebajar el “castigo” de la puya actual si se hace correctamente la suerte. Lo que sí habría que hacer es acortar la longitud del faldón del peto, como se indica en los reglamentos autonómicos de Navarra y Aragón, en los que se dice que deberá quedar a una altura no inferior a 65 cm. del suelo (Arts. 62 y 50.2, respectivamente). De esta manera, los toros que humillan y con poder tienen la posibilidad de levantar el caballo del suelo y sentir que pueden vencer a su enemigo. En los reglamentos de Andalucía y de Castilla y León se dice que el faldoncillo delantero no estará a menos de 30 cm. del suelo, que es una distancia claramente insuficiente.

En Francia por ejemplo, en veinte o treinta años lo han conseguido, especialmente, en media docena de plazas relevantes. Y no es que el público francés sea menos sensible que el español. Los espectadores entienden que la suerte de varas es necesaria, pero exigen al mismo tiempo que se haga bien, protestando aquello que se hace mal y, por supuesto, no permiten que el picador rectifique el puyazo por su mala pericia. No hay cosa más bonita que contemplar a toda una plaza entusiasmada viendo cómo se arranca un toro al caballo, de un extremo otro del ruedo, en un tercer o cuarto puyazo, aunque haya que picar con el regatón. En ese momento el público no ve la sangre ni el posible sufrimiento del toro, especialmente, si el toro es bravo, con trapío y con poder. Porque este es el quid de la cuestión.

4

Toro noble y soso, sin fuerza

Los ganaderos, forzados por los “taurinos” influyentes, se han visto abocados a lo largo del siglo pasado y, especialmente, en las últimas décadas de éste, a seleccionar un toro más noble que bravo, con la consiguiente pérdida de fiereza y de fuerza, un toro bonancible y previsible que no aporta emoción a la Fiesta.

El arte sin emoción en el toreo no es arte (“nos ahoga la estética” decía Unamuno). Cuando el público acude a una plaza de toros quiere sentir emoción y autenticidad, de lo contrario, le costará volver al tendido. Y cuando ese público, que no hace falta que sea aficionado, comprueba por sus propios ojos que la lucha entre el toro y el caballo es equilibrada, que el toro tiene “casta, poder y pies” -en palabras de Ortega y Gasset-, que se viene arriba a partir del primer puyazo, que no se deprime porque intuye que puede vencer a su enemigo, que incluso parece que disfruta en el combate, ese toro no da pena al espectador. Si además se hace bien la suerte entonces se puede llegar al delirio colectivo… Para todo ello, hace falta conocimiento, valentía y generosidad de todos los protagonistas presentes en el ruedo.

Otra cosa bien distinta es cuando el enemigo al que se enfrenta el picador es un toro con sospecha de manipulación, sin acometividad y con poca fuerza, incapaz de acudir dos o tres veces al caballo. Entonces, además de no poder hacer la suerte correctamente, da pena a los espectadores. Es absolutamente indispensable volver a la senda del toro bravo que sea capaz de enfrentarse con éxito a esta suerte, picar con caballos ligeros y de gran movilidad y hacer la suerte correctamente. Cuando estos factores se conjuguen, la suerte de varas volverá a tomar el protagonismo que nunca debió perder y será un puntal para seguir sosteniendo la Fiesta de los toros y, con ella, la Tauromaquia. Porque una cosa es segura: la desaparición de la suerte de varas sería el fin de la Tauromaquia.

Se trata en definitiva, de que los espectadores vuelvan a respetar y admirar a los picadores, porque hacen bien la suerte de varas: citar de lejos, tirar el palo, picar delantero y arriba, no barrenar, dosificar el castigo en varios encuentros y no tapar la salida del toro, ¿tan difícil es picar así?

Antonio Purroy

Santiago Martín “El Viti”

Antonio Miura

Venancio Blanco

Rafael Cabrera

François Zumbiehl

5


 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: