BREVES NOTICIAS TAURINAS 15 DE ABRI 2015

15 Abr

VIDA Y LIDIA DEL TORO BRAVO aLOGO ANCTL aa

 

 

 

 

EFEMÉRIDES TAURINAS

15 DE ABRIL

1899Muere en México el matador de toros Ponciano Díaz.

 

1900Eligio Hernández El Serio viste por primera vez de luces en Lagos de Moreno como banderillero en una cuadrilla juvenil.

 

1917Rodolfo Gaona corta oreja en Madrid y es el primer extranjero que obtiene ahí tal apéndice, en corrida en que alterna con Rafael Gómez El Gallo y Juan Belmonte con toros de Carmen de Federico.

 

1922Nace en México el matador de toros Tacho Campos.

 

1922-Se promulga la constitución del Estado de Oaxaca cuyo artículo 151 dice: “Ninguna ley ni autoridad puede permitir en el Estado el establecimiento de juegos de azar; ni autorizar o permitir espectáculos contrarios la cultura o a la moralidad públicas, como las corridas de toros y las peleas de gallos.”

 

1926Nace en Guadalajara el matador de toros Manuel Capetillo.

 

1934Ricardo Torres debuta en Madrid y torea novillos de Leopoldo Clairac al alternar con Miguel Palomino y Lorenzo Garza.

 

1934Jesus González El Indio debuta en España toreando en Tetuán novillos de Moreno Ardanuy y alterna con Miguel Morilla Artafeño y Félix Fresnillo Varelito II.

 

1945Juan Estrada debuta en Portugal toreando en Lisboa toros de Oliveira Hermanos y alterna con Ángel Luis Mejías Bienvenida.

 

1945Gregorio Garza adquiere la plaza El Coliseo de Monterrey.

 

1951Jaime Bolaños debuta en España toreando en Valencia novillos de Benítez Cubero y alterna con Enrique Vera y Pablo Lozano.

 

1951Gran faena de Luis Procuna en la Plaza México al toro Muñeco de Carlos Cuevas al que mata al no advertir que el juez lo había indultado lo que provoca bronca del público y protesta las dos orejas concedidas. Sus alternantes fueron Paco Muñoz y Rafael Rodríguez.

 

1957Nace en México el picador Miguel Ángel Martínez.

 

1962Alternativa de Tomas Abaroa en Nogales de manos de Fermín Rivera con Luis Procuna como testigo con el toro Amapolo de El Romeral.

 

1962Fernando de la Peña debuta en España toreando en San Sebastián de los Reyes novillos de Bernaldo de Quirós con Paco Moreno y Adrián Ramos Agujetas.

 

1962Joselito Huerta gana la Oreja de Oro en El Toreo de Cuatro Caminos disputándola con Alfonso Ramírez El Calesero, Manuel Capetillo, Antonio del Olivar, Joaquín Bernado y Paco Camino con toros de Mimiahuapam.

 

1969Alfredo Acosta debuta en la Plaza México matando novillos de Ibarra y alterna con Guillermo Téllez y Emilio Sánchez.

 

1970Nace en San Luis Potosí el matador de toros Víctor Santos.

 

1973Jose Garcia El Charro toma la alternativa en Monterrey que le otorga Mauro Liceaga con Ernesto San Román El Queretano como testigo con toros de Matancillas.

 

1973Manolo Mejía viste por primera vez el traje de luces en Ojo de Agua y mata becerros de Montecristo con Gerardo Ruiz Torres, Jose Felipe González y Jose Cajigal.

 

1978Muere en Cunaña, Venezuela el matador de toros mexicano Ricardo Romero Freg.

 

1979-Se suicida en México el matador de toros venezolano Ángel Sulbaran.

 

1994En Cancún fallece el banderillero Jose Luis Hernández Salerito

 

2001Guillermo Veloz El Pausado toma la alternativa en Apizaco de manos de Rafael Ortega con Jose Luis Angelino como testigo con toros de Santa Fe del Campo.

 


 

 

 


 

En TEHUACÁN, Puebla, conferencia de FERNANDO GARCÍA

conferencia

Este viernes 17 de abril, en punto de las ocho de la noche, el gran conocedor taurino e Inspector Autoridad de la Plaza El Relicario, Fernando García, ofrecerá una conferencia magistral en el Recinto Oficial de la Peña Taurina Grana-2, en TEHUACÁN, Puebla.

La conferencia lleva por título LOS COLORES DEL TOREO.

Quienes han tenido la oportunidad de platicar de toros con Fernando García, cuyo nombre completo es Fernando José García Rascón, saben que esta conferencia seguramente será de un alto nivel de interés, por lo que valdrá la pena hacer acto de presencia.



 

Anuncian el 4to serial novilleril en Tampico

Publicado por Comunicado el 15/4/2015
Anuncian el 4to serial novilleril en Tampico
Después del éxito logrado en la feria de Tampico con el cerrojazo taurino, la empresa ha decidido conjuntar esfuerzos con el Equipo Tradicional de la Asociación de Charros la Herradura de la ciudad de Tampico para continuar con la actividad taurina.

Bajo un formato distinto a los anteriores certámenes, hemos conformado el 4to. Certamen Novilleril utilizando para estos efectos las instalaciones del Lienzo Charro La Herradura ubicado en el corazón residencial y comercial de Tampico.

El 4to. Certamen convoca a novilleros para que los sábados a las 5:00 pm se den cita ( previo llamado ) para lidiar a muerte a la usanza Charra novillos de distintas ganaderías de cartel. Las variantes que se presentan en esta ocasión son:

1.- No existirá pago por actuación y únicamente la empresa proporcionará Hospedaje y alimentos durante su estancia.

2.- Los(as) novilleros(as) matarán un novillo por actuación.

3.- Los(a) novilleros(as) deberán presentarse el mismo día de su actuación, y si desean arribar a la ciudad con anticipación correrá por su cuenta los gastos a efectuar.

4.- Como es la costumbre de esta empresa, se contará con la presencia de miembros de la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros.

5.- La empresa pagará su fondo de reserva como lo dicta el reglanento para contar con la protección médica de la ANMTNRS y se contará adicionalmente como es costumbre con un seguro médico que protege a los actuantes las primeras 24 horas.

6.- La empresa ofrecerá un pago especial al triunfador del certamen a identificarse en la novillada de finalistas que se realizará a la usanza española ( traje de luces ).

7.- Los novillos estarán con el peso y trapío acostumbrados en esta ciudad con promediode 410 kgs. con sus astas integras.

8.- Por ser ganaderías de cartel no habrá novillos de reserva.

9.- Al finalizar la novillada, El equipo Tradicional de La Asociación de Charros de La Herradura realizará su presentación típica para redondear el concepto festivo Charro Taurino y así ofrecer al público la variante en el espectáculo.

10.- La novillada será amenizada por un mariachi que refuerza el concepto Charro.

11.- Aplicarán Notas del Reglamento Taurino de la Ciudad de Monterrey, N.L.

12.- Se realizará e l tradicinal sorte de los novillos en punto de las 13:00 hrs. en el Lienzo Charro, ubicaod en la Col. El Charro, en Tampico, Tamulipas.

13.- Los boletos serán vendidos en el lienzo Charro desde dos días antes del evento.

Como primer cartel de la 1a novillada del Sábado 18 de Abril a las 5:00 pm en punto
Novillos de El Rosedal para Vanesa Montoya, Mirafuentes de Anda, Carlos Casanueva y Javier Castro.

En el transcurso de la semana posterior al 20 de Abril se dará a conocer el Cartel de la 2da. novillada sabatina.


 

INFORME – La asistencia a los toros aumentó en 55.000 personas en los cien primeros días de 2015

POR UCTL · 15 DE ABRIL DE 2015
DESTACADOS, NOTICIAS ·

INFORME UCTL Y LA ECONOMÍA DEL TORO

El arranque de la temporada taurina 2015 ha confirmado que la recuperación de la Fiesta está en marcha. Si ya en 2014 se observó un ligero aumento en el número de festejos celebrados en España, este 2015 no solamente vemos que dicha tendencia se mantiene, sino que además la afluencia de público va a más.

De acuerdo con un informe elaborado por la Unión de Criadores de Toros de Lidia y la plataforma La economía del toro, los festejos celebrados en los cien primeros días del año 2015 reunieron a 360.500 espectadores en las Plazas de nuestro país.

Para el mismo periodo, los datos de 2014 arrojaban una asistencia cercana a las 305.500 entradas vendidas. Por tanto, comparando las cifras de los dos últimos años, observamos un aumento del 18% en el número de espectadores, lo que supone 55.000 personas más en los festejos celebrados.

Grandes plazas como Madrid, Sevilla, Valencia, Málaga, Albacete, Olivenza o Castellón han visto cómo sus tendidos se llenaban durante los primeros cien días de 2015. El caso de la plaza de toros de Las Ventas es especialmente llamativo, ya que la asistencia media a los festejos celebrados entre el 1 de enero y el 9 de abril ha sido de 18.000 personas, frente a las 8.000 de 2014. Este repunte equivale a una subida del 225%.

El buen arranque de 2015 también ha permitido la recuperación de plazas que estaban cerradas, como ocurría en la localidad de Alcalá del Río. Además, se han inaugurado nuevos recintos taurinos, como es el caso de la nueva plaza de toros de Calzadilla de los Barros.

La temporada de 2015 apenas comienza, por lo que las cifras de asistencia crecerán a lo largo de los próximos meses.



 

Crónica de IRENE MARTÍN MOYA
VENIR DE LEJOS PARA ANDAR DESPACIO

http://vdmedia_1.plus.es/topdigitalplus/20154/15/5d00f24f542cbadd3533f2e452fac59c_696.mp4

La primera oreja de la Feria de Sevilla 2015 fue para uno que venía del otro lado del charco para reivindicarse en un cartel escoltado por sevillanos. Joselito Adame marcó una diferencia clara que fue el temple. Desde ese primer toro, con la lluvia aún dejándose ver y sonar -cómo se escucha llover en La Maestranza-, el mexicano impuso el orden, la quietud, el hacer las cosas bien, despacio. En el cuarto de la tarde fue cuando recogió los frutos de esa manera de estar y pisar el ruedo. Con la izquierda atemperó la embestida de un toro rebrincado, y cuando ya había arrancado suficientes olés y la música, volvió a coger la derecha para redondear la faena. Suya fue la tarde que se hizo fría frente a toros más bien ásperos. Oliva Soto tuvo momentos relevantes con el capote y Esaú Fernández, fiel a sí mismo, hizo prevalecer su torería chulesca.

Comenzaba la corrida a su hora pero bajo un manto de agua, con la gente saliendo de sus guaridas para sentarse en un tendido mojado, escondidos bajo los paraguas y haciendo alarde de afición. La lluvia siempre da esa sensación de prisas y bulla pero Joselito Adame las eliminó. Anduvo despacio y toreó con gusto al primero, alto, burraco. Lo paró con suavidad y tiento y en tío, hombre y caballero, no tiene por qué ser en ese orden, respondió por gaoneras a un quite de Oliva Soto que tuvo mucho eco en los tendidos. Tras el brindis al púbico, hubo un inicio de muleta genuflexo. Con mucho gusto y compás. El toro, aunque tuvo humillación en el embroque, salió de los muletazos con la cara alta y distraído. Ésa fue la tónica general de la corrida de Cayetano Muñoz, cuyos principios de embestida no fueron iguales que los finales. Los toros fueron desarrollando sentido a medida que avanzaban las faenas, e incluso con algún toro peligroso, no resultó fácil estar delante de ellos y ligar series.

No es que el cuarto, jabonero, cornicorto, fuera una exquisitez, sino que Adame se impuso a los defectos porque el toro por arriba se volvía loco ,pero tomó ventaja de esa movilidad y transmisión para señalar su proeza. Se situó en los medios y le plantó cara y muleta con la mano derecha, a una distancia media. Con la izquierda, en la primera serie aguantó mucho y a la segunda serie ya consiguió templar la embestida y hacer sonar la música. Muy torero, de principio a fin. Una vez conquistado ese pitón, volvió por el derecho para ligar una serie a cuerpo relajado y se fue a por la espada en ese momento que fue el preciso. A pies juntos dibujó una última serie al natural. La faena estaba hecha, con inteligencia, belleza y armonía. El estoconazo y la oreja fue el mejor final.

Oliva Soto salió a por todas en el segundo de la tarde. Le bastó dos lances para saber que con el capote se podía lucir y entonces, desplegó un abanico de verónicas que despertaron los primeros olés de la tarde. El mérito de Oliva fue estar tan solo un día después del fallecimiento de su abuelo, al que le brindó su primer toro. Más suelto de carnes, fue aprendiendo conforme avanzaba la lidia y los tercios, algo que mostró en el quite que le hizo Esaú, por chicuelinas muy ajustadas. Llegó a la muleta sabiendo latín y Oliva no pudo mantenerse en el sitio. No fue su tarde con la espada. Al quinto, negro mulato, enmorrillado, lo recibió con mucho desorden. Empujó en varas, como casi todos sus hermanos que sí se dejaron en el caballo. Alcalareño protagonizó un estupendo tercio de banderillas, con mucho mérito el segundo par porque el toro le echó la cara arriba. Oliva, de nuevo, queriendo con más arrebato que sosiego, citó en largo, más allá de la raya. Se confió y la velocidad en la serie dejó algún hueco sin tapar por lo que el toro lo empitonó. No fue la única vez ya que, una vez aprendido el truco, el toro lo volvió a coger, zarandeándolo y dejándolo apisonado contra el suelo. La muleta quedó hecha trizas, colgada de un pitón. Oliva se recuperó de la voltereta pero no logró imponerse. La ovación al toro en el arrastre está fuera de lugar cuando hay un torero magullado.

Esaú Fernández fue la cara opuesta y su determinación y chulería hizo que se le viera por momentos impaciente. El tercero, un jabonero sucio, salió bordeando las tablas e ignorando al torero que tenia de rodillas enfrente, a porta gayola. Esaú se levantó para volver a arrodillarse y ejecutar un farol limpio. No dejó que lo picaran ni quiso que le dieran capotazos. Pronto y en la mano, en los medios, se dispuso a iniciar su labor, dando tres pasos para atrás para ligar la serie. Tuvo que tirar mucho del toro, en una faena esforzada que finalizó con un bajonazo y que fue ovacionada. Con ese andar chulesco se fue de nuevo a porta gayola a recibir al último. Tras la larga cambiada se amontonó y permaneció fiel a sí mismo en una faena prácticamente igual a la anterior, salvo por algún natural suelto, de trazo largo.

Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Primera de la Feria de Abril. Tarde lluviosa. Un tercio de plaza. Toros de Cayetano Muñoz, aplaudido el cuarto y quinto, ásperos en conjunto. Joselito Adame, silencio y oreja; Oliva Soto, silencio y silencio y Esaú Fernández, ovación y silencio. Se guardó un minuto de silencio en memoria de ‘Alfonsillo de Camas’, abuelo de Oliva Soto. Saludaron en banderillas del quinto Alcalareño y del sexto Curro Robles.


 

La revolera


La culpa fue de la lluvia
Por Paco Mora

El agua tuvo la culpa de que el cemento fuera el protagonista de la primera de Abril, ¿verdad usted? Vamos a no marear la perdiz, porque con carteles así no va la gente ni en Las Peñas de San Pedro.
La lluvia ha tenido la culpa de que el cemento haya sido el protagonista de la primera de la Feria de Abril de hogaño. ¿Verdad usted? Siempre tiene que haber chiquillos que lo paguen. Vamos a no marear la perdiz, porque con carteles así no va la gente ni en Las Peñas de San Pedro, por mencionar a un dignísimo pueblo en el que solo se dan toros muy de tarde en tarde. Pero además, ocurre que la lluvia sevillana de esta tarde ha sido un leve “sirimiri” al comienzo, que no vale como pretexto y que solo ha influido en la corrida en lo que afecta al callejón, haciéndolo tan intransitable como una trinchera de la batalla de las Ardenas de la Primera Gran Guerra. ¡Pero ojo! A la niña bonita de los pétreos maestrantes ni tocarla, aunque el callejón parezca un arrozal cuando caen cuatro gotas, y a los que tienen que trabajar en él les llegue el barro a las espinillas. Para caballeros tan principales, la tradición es la tradición y mientras no sean ellos quienes se hundan en el barro, san joderse tenía un pito.

El cartel de la primera de la Feria de Abril de este año era más bien flojito, pero los toros de Muñoz procedentes de lo de Colón de Carvajal han cumplido como buenos. Con sus dificultades algunos de ellos, pero bravos todos y un par con las orejas colgando. El mexicano Adame ha aprovechado un jabonero de cortijo toreándolo con seriedad, compromiso y sobre todo por el lado izquierdo de lujo, pero a Oliva Soto se le ha ido uno de escándalo hasta que sus errores de colocación lo han hecho intransitable.

Pero en su descargo y en el del bíblico Esaú, hay que decir que al toro bravo de verdad hay que medirlo muy bien, darle su sitio sin permitirse una duda y apostar fuerte por él. Y eso solo está al alcance de los toreros que llegan a la plaza del Baratillo, además de puestos muy dispuestos. Si no se cumplen esas dos condiciones, la oportunidad suele pasar de largo salvo milagrera intervención de la Macarena de Sevilla. Y tampoco le podemos pedir horas extraordinarias…


 

TOROS
Oreja al buen oficio de Joselito Adame en la Feria de Abril

ANDRÉS AMORÓS / SEVILLA
Día 15/04/2015 – 22.29h
Oliva Soto sufre dos feas volteretas horas después de enterrar a su abuelo

RAÚL DOBLADO
El cuarto toro hace el avión en la muleta de Adame

Comienza la serie ininterrumpida de festejos, que durará hasta el día 26. Los toros de Cayetano Muñoz resultan manejables pero justos de fuerzas y se apagan pronto. La lluvia cae solamente durante la lidia del primero. Para los tres espadas, ésta es su única corrida, en la Feria. El mexicano Joselito Adame, con buen oficio, corta el primer trofeo de este ciclo. Oliva Soto y Esaú Fernández (los dos, de Camas) muestran su voluntad. Oliva vive el detalle sentimental de la tarde: torea pocas horas después de haber enterrado a su abuelo, el picador Alfonsillo de Camas, con el que vivía. En su segundo toro, sufre dos contusiones de pronóstico leve.

El primer toro tiene muy poca fuerza; además, muy pronto se raja. Se luce en verónicas Oliva Soto y replica Joselito Adame por gaoneras. Lo empapa en la muleta, se le nota muy puesto, pero el toro se desentiende. Mata con decisión pero falla con el descabello. Una faena de oficio sin relieve. El cuarto, un bonito jabonero, es manejable. Lo llama de lejos, adelantando el engaño; al natural, le coge bien el ritmo. Suena la música por primera vez en la tarde. Faena de torero maduro, bien medida. Repite la estocada del primero, trazando mucho arco, hasta la mano: justa oreja.

Sin hacer melodramas, tiene mérito que Oliva Soto toree en esta situación. El público lo recibe con la lógica simpatía. En el segundo, dibuja verónicas con gracia. En la muleta, el toro vuelve rápido, con peligro. Además de su conocida estética, el diestro demuestra valor, no se amilana, pero tiene problemas a la hora de matar. En el quinto, saluda Alcalareño después de dos grandes pares. Dibuja Oliva naturales con clase; después de varios sustos, resulta volteado. Como otras veces, falla con los aceros.

El espigado Esaú Fernández recibe a portagayola a los dos. Brinda a El Cid el tercero, muy flojo. Se le ve puesto, poderoso, pero el toro flaquea demasiado. En el último, saluda Curro Robles. Esaú logra naturales, deslucidos por las caídas del toro.

Al final, el sol ilumina los arcos del coso: se ha cortado ya un trofeo y hemos visto cosas estimables. Queda abierta la esperanza.

FERIA DE ABRIL
REAL MAESTRANZA DE SEVILLA. Miércoles, 15 de abril de 2015. Primera corrida. Casi media entrada. Toros de Cayetano Muñoz, justos de fuerza, de juego desigual.
JOSELITO ADAME, de negro y oro. Estocada contraria y tres descabellos (silencio). En el cuarto, buena estocada y descabello (oreja).
OLIVA SOTO, de turquesa y azabache. Tres pinchazos y estocada (si- lencio). En el quinto, pinchazo, me-dia y cuatro descabellos (silencio).
ESAÚ FERNÁNDEZ, de azul marino y oro. Estocada caída perpendicular (saludos). En el sexto, media (silencio).



 

La fría elegancia de la modernidad
Joselito Adame paseó la primera oreja de una feria que comenzó con un tremendo aguacero y terminó con algunos destellos de sol

ANTONIO LORCA Sevilla 15 ABR 2015 – 22:43 CEST

El matador mexicano Joselito Adame durante la lidia de su segundo toro. / RAÚL CARO (EFE) (EFE)

Joselito Adame paseó la primera oreja de una feria que comenzó con un tremendo aguacero desde las tres de la tarde y terminó con algunos destellos de sol y un frío invernal. Y el trofeo también fue fresquito, de esos que reciben en la vuelta al ruedo palmas sin entusiasmo porque la faena en cuestión no pasó del “biennnn…” al ole entusiasmado. Y no es que la culpa fuera del torero mexicano, que está muy versado y ejecuta el toreo con empaque y aroma, sino porque lo que tenía delante era un torete nobilísimo, el cuarto de la tarde, de esos que te provocan más afecto personal que admiración por su casta y bravura.

Adame no había dicho nada con el capote, pero aprovechó la bondadosa condición de su oponente para trazar una faena con gracia y hondura, con muletazos bien dibujados por ambas manos, quieta y elegante la planta —dos naturales resultaron profundos y hermosos de verdad, y un trincherazo crujió henchido de belleza—, pero la faena, culminada con una vistosa tanda de naturales de frente, supo a poco. Fue bonita, sí, pero no de esas que te levantan del asiento. Una labor tan distinguida como fría, la que corresponde al noble borrego de la modernidad, del que ese cuarto toro era familiar directo. Pero el torero cortó su oreja con todo merecimiento, y el público lo pasó bien.

Lo curioso, aunque no extraño por habitual en esta plaza, es que ese toro, que no fue bravo en el caballo ni galopó en banderillas, fuera aplaudido con ardor en el arrastre, como si hubiera sido lo que jamás fue. Pero ya se sabe que, desde hace años, esta plaza ha sufrido una metamorfosis preocupante. Ayer, además, obligaron a saludar a un banderillero por dos aceptables pares, y Curro Robles, que saludó con razón tras parear con brillantez al sexto, invitó a desmonterarse al tercero de la cuadrilla, que se había limitado a dejar los palos en el toro. Detalles para la reflexión.

Llovía intensamente cuando comenzó el festejo, y Adame simplemente porfió con su descastado primero, con escasa atención del respetable, más preocupado en guarecerse del agua.

Llegó el turno de un sevillano, Oliva Soto, de buenas maneras, muchas ganas y pocos contratos. Se encontró con un primer toro complicado y exigente, y el aspirante a figura, que lo había veroniqueado con mando y vistosidad, se afligió, se mostró inseguro y desconfiado y ofreció una imagen de impotencia que no le favorecerá en el futuro. Salió el quinto, con más seriedad en la mirada y casta en las entrañas, le perdonó la cornada por dos veces que fue cogido por su impericia, y Oliva terminó magullado, embarrado, y con el ánimo tocado. No era para menos. La oportunidad soñada se ha podido transformar en inclemente verdugo.

Agotado y moribundo se comportó el primero de Esaú, un joven torero, hijo de su época, moderno en sus formas y superficial en el fondo. Da muchos pases, pero su peculiar toreo luce poco. Soso y muy flojo era el sexto y repitió la película. A las nueve y pico de la noche no llovía, pero hacía un frío impropio de esta tierra.



 

FERIA DE ABRIL

Joselito Adame alivia el chaparrón

  • El torero hidrocálido cortó la primera oreja de la Feria de Abril tras entender la altura y distancia del buen cuarto. La corrida de Cayetano Muñoz no dio opciones ni a Oliva Soto, que resultó cogido en dos ocasiones, ni a Esaú Fernández



 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: