NOTICIAS TAURINAS JULIO 4, 2012

4 Jul

Presentan corrida de feria en Chiautempan

Federico Pizarro se presentará el 28 de julio en Santa Ana Chiautempan
SERÁ EL 28 DE ESTE MES
El Sol de Tlaxcala
4 de julio de 2012
Francisco H. ReyesTlaxcala, Tlaxcala.- El municipio de Santa Ana Chiautempan llevará a cabo la corrida de toros de feria anual el sábado 28 de este mes, a las 14:00 horas.Ayer, autoridades de la comuna y del patronato de feria presentaron el cartel del festejo, el que protagonizarán el rejoneador Rodrigo Santos, así como los experimentados matadores Rafael Ortega y Federico Pizarro.Lidiarán seis astados de la ganadería De Haro.

Este año, como ocurrió en el 2011, la corrida se adelanta al horario tradicional por la temporada de lluvias.

A la rueda de prensa de ayer asistieron Luis Mariano Andalco, director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino; el ganadero Antonio de Haro; así como el secretario de Turismo en el Estado, Marco Antonio Mena; Antonio Guarneros, presidente del patronato de feria; y el torero Federico Pizarro.

El alcalde sarapero, Ángel Meneses Barbosa, dio detalles del festejo y de las actividades de la “Feria Nacional del Sarape”.

La corrida de este 28 de julio se realizará en una plaza portátil ubicada en el recinto ferial con capacidad para dos mil 500 personas.

Los toros de De Haro tienen 480 kilos en promedio.

 
03/07/2012
  (Santa Ana Chiautempan-México) Chiautempan se viste de luces  
 
Firma: Jaime Oaxaca
 
     
  Hoy martes 3, en rueda de prensa efectuada en el restaurante El Gaucho de la ciudad de Santa Ana Chiautempan, Tlax., fueron dadas a conocer las actividades de la Feria Nacional del Sarape versión 2012 la cual se realizará del 20 de julio al 4 de agosto del presente año.Dentro de las actividades, se tienen consideradas algunas de carácter taurino como una conferencia, un concierto de paso dobles y una corrida de toros.


El cartel para el 28, Chiautempan se viste de luces

Desde luego destaca la corrida a celebrarse el sábado 28 de julio a las 2:00 de la tarde, en una plaza portátil que se ubicará en el recinto ferial. Toros de De Haro para el mano a mano de Rafael Ortega y Federico Pizarro, abrirán plaza el rejoneador Rodrigo Santos y los forcados de Hidalgo.

El motivo de que se realice a las 2:00 de la tarde y no a las 4:00 es para tratar de ganarle la carrera a la lluvia que, invariablemente, llega en estas fechas.


El matador y el ganadero. De los seis toros se elegirán sólo cinco

Será la primera vez que Rafael actué en la tierra del sarape y que, como matador de toros, lidie toros de De Haro. Por su parte Federico Pizarro reaparece luego de la lesión que tuvo en la mano.


Los carteles de la conferencia y paso dobles

El concierto de paso doble se realizará el viernes 27 de julio a las 4:00 de la tarde en el quiosco, frente a la presidencia de Chiautempan.

Después, con sólo cruzar la calle, se llegará al salón Román Saldaña, dentro de la presidencia municipal, para escuchar la conferencia que impartirá el periodista Julio Téllez; la cual dará inició a las 6:00 de la tarde. Tanto el concierto como la conferencia serán con entrada libre.


Marco Antonio Mena, Toño Moreno y Luis Mariano Andalco

A la rueda de prensa asistieron, entre otras personalidades, el secretario de turismo estatal Marco Antonio Mena, Ángel Meneses, alcalde de Santa Ana Chiautempan; Luis Mariano Andalco, director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino, Toño Moreno, asesor taurino del ayuntamiento chiautempense.


Federico Pizarro, Adolfo Guzmán y nuestro compañero Isaac Andalco

Por parte de la gente del toro estuvieron el matador Federico Pizarro, su apoderado Adolfo Guzmán y el ganadero Antonio de Haro.

Fotos: Jaime Oaxaca

 
04/07/2012
  (Guadalajara-México) En la Fundación de El Juli se graduan Paco Miramontes y Carlos Casanueva  
 
Firma: Redacción M
 
     
 

El pasado 29 de junio  Paco Miramontes y Carlos Villanueva alumnos de la Academia Taurina de Guadalajara concluyeron  el curso 2011-2012 de  la Fundación de El Juli en Arganda del Rey.

El cierre de curso se llevó a cabo en la Finca madrileña de Juan José Rueda con un tentadero por la mañana con los alumnos de la Escuela de Arganda del Rey y luego con la entrega de diplomas en manos del Director de la Escuela, Ignacio López. Acompañado por los profesores de la misma, los matadores Ángel Gómez Escorial, José María Plaza y  Javier Vázquez.

Fueron 22 alumnos los que concluyeron con el cierre de esta convocatoria, varios de ellos de la Comunidad de Madrid.


Dos mexicanos en el grupo

Los alumnos que han completado el curso son:

Los mexicanos  Paco Miramontes y Carlos Casanueva. El colombiano Andrés Manrique. El francés Andrien Salenc. Los madrileños Diego de Llanos, Amor Rodríguez, Javier Ayuso y Javier Martiañez. 

También fueron premiados los novilleros Fernando  Adrián y Mario Palacios que el domingo pasado debutó con picadores en Mombeltrán (Ávila)

TOROS

“Esperé mucho este momento”
SANTIAGO FAUSTO Y SU CITA EN LA CAPITAL

4 de julio de 2012

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

NO brinca ni hace fiesta.

Santiago Fausto toma las cosas con calma, pues si alguien sabe de paciencia es él.

Claro, el hecho de permanecer ecuánime no significa que no esté feliz por reaparecer luego de dos años inactivo y más aún por hacerlo en la plaza más importante de México, donde además ya es conocido y ha dejado muy buen ambiente.

Continúa en el campo bravo alistándose, ese ha sido el pan que ha alimentado su espíritu a falta de calzar el terno y a falta de los aplausos.

“He pensado que mi reencuentro con el público de México será muy bonito y espero que sea así con mi toreo, para hacer disfrutar a la gente”, señaló Santiago Fausto.

El espada queretano indicó que “he tenido mucha paciencia para que llegara este día y por eso quiero que valga mucho la pena en todos los sentidos”.

Santiago apuntó que el cartel es muy atractivo, ya que además de él que ya goza de cartel en la capital, se presentan dos caras nuevas: Efrén Rosales y Antonio Lomelín.

“Está muy bien rematado y no espero, estaré a la altura del cartel y de la plaza”, comentó.

-¿Tienes nervios?

“Más bien mis nervios son porque no tengo nervios… a pesar de que tengo dos años esperando este momento, estoy muy tranquilo”, concluyó.

REAPARICIÓN Y DESPEDIDA

Debido al tiempo que perdió por su rehabilitación, Santiago espera ser contundente en sus próximas actuaciones para tomar la alternativa lo antes posible. Por tal motivo esta, o éstas, sería su última aparición en la Plaza México como novillero.

“En esta temporada sería mi despedida como novillero; primero quiero ganarme el respeto y el cariño de la gente, luego vendría el doctorado”, indicó el novillero, quien agregó que su principal ocupación en este momento es el domingo.

Luego de la México, Santiago podría torear en Guadalajara, Zacatecas y Pachuca, su apoderado Roberto Fernández “El Quitos” está en pláticas.

CITA A LOS MEDIOS

Mañana, al mediodía, el novillero Santiago Fausto y su apoderado ofrecerán una conferencia de prensa en el restaurante Don Rodolfo, con motivo de la reaparición del novillero en la Plaza México.

TOROS

Alfredo Gutiérrez: mejor, imposible
TAURINA Y PERSONALMENTE

4 de julio de 2012

ARRIBÓ a esta capital procedente de Perú el matador de toros tapatío Alfredo Gutiérrez, luego de torear tres corridas, de las cuales se trajo cinco orejas y un rabo. Alfredo atraviesa por un momento fenomenal, ya que como torero ha tomado un segundo aire bastante importante, lo cual no hace falta decir cuando el diestro ha mostrado una madurez sorprendente en sus últimas actuaciones, lo que habla por sí solo de su asentamiento y mejor sitio frente al toro. Algo tuvo que moverle las ideas al espada, que se ha visto reflejado en su quehacer taurino; le vimos en Texcoco y mucha sorpresa causó con su formas de torear. Se nota un Alfredo más alegre frente al toro, con mayor seguridad, sapiencia, clase y valor. Su caso no es muy diferente al de otro toreros de su camada, por lo que nuevamente decimos que en México los toreros tardan más en cuajar. Y gracias a que Alfredo ha retomado su carrera con mayor seriedad, los resultados son palpables; en primer lugar porque sus faenas son de mejor contenido; en segunda porque está triunfando y en tercera porque le están contratando los empresarios.

Allá en Perú dejó constancia y acá en México le esperan las siguientes fechas: para este domingo actuará en Actopan, Hidalgo, festival taurino con el rejoneador Leonardo Zataráin; Manolo Mejía y Melina Parra a pie, con ganado de De Paula. Para el 15 estará en San Pedro Xalostoc, corrida mixta con Gerardo Adame y la novillera Paola San Román, ganado de La Cardenilla y el martes 17, festival en Presas, Hidalgo, con el venezolano Leonardo Benítez, Rafael Ortega y Martínez Vértiz, novillos de La Estancia.

Para rematar la felicidad del torero, nos platicaba Alfredo que en unos días se estrenará como papá, lo cual le tiene también en un constante estado de ilusión. Quizás pudo haber sido esto lo que al torero le cambió su perspectiva personal y profesional, lo que sí es un hecho es que Alfredo está de regreso, amén de que en el medio taurino siempre se le ha considerado una buena persona. (MAG)

TOROS

“Brillante” reaparición en Venezuela
ALFREDO GÓMEZ CORTÓ DOS OREJAS

3 de julio de 2012

EL matador de toros Alfredo Gómez “El Brillante” se trajo dos orejas de su actuación en Venezuela, donde tenía más de 30 años que no toreaba. Ante un lleno en San Pedro del Río, se llevó a cabo un emotivo festival taurino en la que el matador de toros mexicano Alfredo Gómez “El Brillante”, le cuajó una faena importante a un toro de Cruz del Hierro, al cual le ejecutó muletazos de todas marcas y lo finiquitó de certera estocada para cortar dos merecidas orejas y salir en hombros en compañía del venezolano?Jesús Enríquez Colombo, quien también triunfó al ser premiado con dos orejas y un rabo. Los venezolanos?Juan Gómez?”El Gato” y Deivis Molina “El Molinero”?escucharon sepulcral silencio en su trasteo ante difíciles estados de?Rancho Grande.

RESULTADO

San Pablo Tecalco, EdoMéx.- Media plaza. Novillos de Real de Saltillo y El Siervo, buenos en general sobresaliendo el cuarto que tuvo calidad y nobleza. Érik Zúñiga, oreja; Leonardo Campos, dos orejas; Miguel Herros, vuelta; Leandro de Andalucía, dos orejas y rabo.

JORNADA PARA EL DOMINGO

San Pedro Xalostoc, Estado de México.- Corrida de feria con Fabián Barba, Arturo Macías y Mario Aguilar, con toros de Guanamé… Jiutepec, Morelos.- Festival taurino. Édgar García “El Dandy”,? Rogelio Treviño, Ricardo Moreno “Morenito”, Alejandro Peláez, Mauricio Álvarez, Rocío Morelli, Julián Castro “El Artista”, novillos de diversas ganaderías… Actopan, Hidalgo.- Festival taurino con el rejoneador Leonardo Zataráin. a pie Manolo Mejía, Alfredo Gutiérrez y la novillera Melina Parra, con novillos de De Paula… ZEMPOALA, Hgo. Uriel Moreno “El Zapata”, Lupita López, Miguel Ángel Roldán y David Villarreal, con diversas ganaderías. (MAG)

 

Ruedo: Rechazo al Twitter

 

:

Después de una corta experiencia, el 2 de marzo pasado cerré mi cuenta de Twitter. Aprovecho para recalcar que las cuentas que siguen abiertas bajo mi nombre tanto en la famosa aplicación del pajarito azul como en Facebook, son completamente falsas.

 

El Conde se recrea en casa de Morante (fotos)

 Alfredo Ríos “El Conde” combina su residencia entre México y Sevilla, sin desatender las corridas que tiene por torear en cosos del país, pero aprovechando también esta situación para entrenar en distintas fincas españolas, como lo hizo recientemente en casa de Morante de la Puebla 

“Tengo hambre de triunfo”: Efrén Rosales

Tras darse a conocer el cartel con el que se inaugurará la Temporada Chica de la Plaza México, el novillero hidrocálido Efrén Rosales, se mostró muy contento, y a la vez nervioso, por lo que será su debut en el coso de Insurgentes, programado para el próximo domingo.

Alejandro Amaya ya se prepara en el campo

El tijuanense Alejandro Amaya se encuentra recuperado tras la rehabilitación física después de que a finales de abril fuera intervenido de una hernia grave que ya tenía de mucho tiempo y que lo tuvo poco mas de mes y medio alejado de los ruedos 

Opinión / Columna
 
David Lomelí 
de Toros
El Sol de San Luis
4 de julio de 2012

  LA ECONOMIA EN EL UNIVERSO DE TAUROSierra de San Miguelito, S.L.P. A 4 de Julio de 2012“Todo lo que se haga para demeritar (la Fiesta Brava)

será inútil y perjudicial porque de ella vive, además

una muchedumbre”….

Julio Jiménez Rueda

Dr. en Filosofía

Casi siempre que en esta columna hablamos en defensa de la acertadamente llamada “Fiesta de la raza” -o si prefiere en pro de su permanencia- aducimos argumentos de índole diferente a los económicos, ampliamente merecedores de ser tomados en cuenta, dándoles la atención que su importancia reclama por la gran cantidad de elementos que giran en torno a la “fiesta de toro”, factor fundamental del espectáculo, por lo que los aficionados le consideramos y le decimos S.M. el toro, “Rey de la Fiesta”.

En efecto, en torno a él -cual planetas en rededor del sol, el astro rey- giran: el ganadero, la empresa de la corrida, el matador de toros, los subalternos (picadores y banderilleros), los concesionarios, los propietarios de las plazas, líneas de transportes, hoteles, artistas, el fisco y los medios de comunicación (Prensa, Radio, Televisión, etcétera).

Y siguiendo escudriñando el espacio o firmamento taurino que observándolo con el “telescopio” económico que hoy estamos utilizando -yo no le llamo “planeta de los toros”, como varios colegas le llaman, sino, por lo que seguiremos viendo, lo más apropiado es conceptuarle “universo de tauro”- descubrimos una infinidad de “satélites”.

Veamos, a guisa de ejemplo, sólo algunos de los “satélites” del “planeta” ganadero. Personal que ocupa: caporales, vaqueros, administrador de la ganadería, etcétera; médico veterinario, ingeniero agrónomo. Consumen sus animales alimentos especiales, pasturas, granos que utilizan molinos, hace gastos en herramientas de trabajo en el campo, cercas, potreros, aguajes, vallados, alambrados, etcétera. Incurre en gastos de herramientas, tientas, compra de medicamentos, abonos, bombas, básculas, maquinaria e instalaciones necesarias. La ganadería utiliza los servicios de transporte tanto para el traslado de los toros como para el acarreo de material utilizado en la hacienda, etcétera.

Los “satélites” de la Plaza de Toros son otro ejemplo de la cantidad de personal y servicios que ella necesita para operar, como electricistas, carpinteros, albañiles, pintores, etcétera, y a su lado está el “planeta” de las concesiones: anunciantes, cojines, bebidas y comestibles. Sería prolijo seguir enumerando el personal y los servicios requeridos por todos los “planetas” que hemos citado, es decir, a los satélites que gravitan en torno de ellos.

La gente que vive del toro en nuestro país es mucha; desde el modesto personal de las taqueras que funcionan el día de corrida alrededor de la plaza, hasta los más altos empresarios del espectáculo, constituyen el vasto personal del engranaje económico del universo de tauro, que hay que tomar muy en cuenta.

UN DIA COMO HOY

(4 de Julio)

De 1937.- Fermín Rivera sufre gravísima cornada en el coso de Reynosa, Tam., en la región glútea izquierda que le pegó un bicho de la ganadería de Galindo.

De 1959.- Don Gastón Santos, rejoneador, “El Calesero” y Luis Procuna, inauguran la Plaza de Toros de Matamoros, Tam., lidiando un encierro de El Romeral.

De 1983.- La ganadería de Corlomé, de don Sergio Lomeí, obtiene cartel juntamente con la de San Felipe Torres Mochas y la de Iturbe Hermanos.

Hasta el miércoles próximo, D. M. ¡Buenas tardes de toros!

P.S. Mi libro “Efemérides Taurinas Potosinas” lo distribuye la Librería Universitaria, de la Plaza de Fundadores.

<:ARTICLE>

3 julio un gran torero lleno de dignidad fue el inolvidable Joselito Huerta

Siempre bien recordado, el torero charro Joselito Huerta. La otra foto nos muestra “La hora de la verdad”, inventada por Costillares. ¿Cuándo?, ¡nadie lo sabe, nadie lo supo, nadie lo sabrá. Jamás! Escena muy publicitada, esta vez tomada de “Tauromaquia”. (hidrocalidodigital)
 
03/07/2012 13:17:47 El año 2001 nos marca ese lamentable y triste acontecimiento de la partida de este mundo del inigualable JOSELITO HUERTA -así, con mayúsculas- un torero que alrededor de los años cincuenta del siglo inmediato anterior inició la que sería sobradamente una gran carrera dentro del mundo de los ruedos, pues en todas partes donde actuó lo hizo con un profundo sentido de honradez hacia el público, que siempre vio en él a un diestro de grandes cualidades artísticas y valerosas. Tuvo una carrera donde -como siempre- se sufre y se disfruta, pues los momentos de gloria conforman de los instantes, horas, días y tardes en que la gloria se les va de las manos, aun teniéndola muy cerca. Joselito fue precisamente un torero de magnitudes, donde por delante puso su hidalguía, su valor, dejando muy atrás el punto posible de la deshonra y la ineficacia.MEMORABLES
ALTERNESSiendo novillero tuvo fortalecidos encuentros que se convirtieron en duelos dentro de las plazas con Eliseo Gómez ‘El Charro’ y con el de Aguascalientes Rubén Salazar, peleándose el sitio número uno de la lista novilleril de entonces, e hicieron inolvidables actuaciones durante un par de años, antes de llegar a su respectiva alternativa. La plaza ‘México’ fue testigo de memorables alternes tanto en el mismo cartel como en mano a mano del recordado y siempre valeroso mexicano, que en todas las plazas dejó bien cimentada su huella. Con Rubén sostuvo una serie importante de duelos de los llamados ‘mano a mano’. Sus esfuerzos en la arena siempre constituyeron éxito para ellos y plena satisfacción para los públicos. Singular pareja de escándalo taurino.
Luego de más de veinte años en la profesión se retiró Joselito y por largos años se dedicó a la charrería, pues era un enamorado de esta práctica de destreza, ejecuciones, incluso peligrosas y sentido de amor por una de las más bellas tradiciones mexicanas.
Muchas de sus actuaciones en plazas de toros lo motivaron para lucir en la arena el famoso y gallardo traje de charro. Su fallecimiento causó gran consternación, y se le recuerda como una de las cartas fuertes que la fiesta de Tauro ha tenido para su bien en México.

EL TIEMPO
SIGUE

Muchos hacen comparaciones -hacemos, dijo el otro- de las figuras de tiempos pasados y las de hoy. Los textos incomparables escritos en décadas anteriores nos dan un significado de altura: “quien sabe torear, sabe matar”, o bien el otro más venenoso que leemos por ahí: “quien sabe ser buen torero, sabe siempre matar a su animal en el ruedo”. La suerte de matar su propia palabra nos ofrece toda la verdad “la suerte” y en todos los casos está el augurio en torno del diestro que desea acabar su faena con un buen estoconazo. Sin lograrlo.
Es la llamada ‘suerte de matar’ la que permanece como el máximo acto de triunfo, y a través de “la historia de todas las historias”, existe el paraje que nos señala textualmente:
“La suerte de matar está relacionada con la existencia y permanencia de las corridas de toros. Es el fin de toda la lidia y la fiesta no existiría sin ella o sería un espectáculo realmente falso y sin contenido, por mucho que en estos tiempos de confusión vengan y se escuchen los cantos de la sirena envueltos en aires ecológicos a pregonar su desaparición”. Y ya lo ven ustedes, en muchas partes existen los grupitos -singularmente políticos- que quieren llevar agua a su molino señalando que “debemos cuidar la ecología y dentro de este renglón está la vida de los toros que se lidian en las plazas”. Salen sobrando ya sus cosméticos indeseables que le quieren imponer como fachada de comicidad a la fiesta, que tiene un alto valor y contenido por sí misma.
“Quien haya visto una corrida de toros en Portugal, en donde el toro no muere en el ruedo, por acción del torero, sabe perfectamente que la estocada y fulminante en sus reacciones es tan indispensable como sabios son los que inventaron ‘la muerte del toro’ y la estocada”.
Vayámonos a simplificar que fue Costillares quien inventó el volapié para matar a los toros muy parados, a los que resulta difícil estoquear en la suerte de recibir. Actualmente, el volapié es la suerte -siempre magnífica y esperada, alentada- que se practica en todas las regiones “del mundo de Tauro”, aquí, allá, acullá, pues sin la estocada la lidia no ha valido o ha valido bien poco. Es por todo esto que los toreros deben practicar hasta el cansancio la dicha suerte, pues sin ella su triunfo es malogrado.

¿ORIGENES?

“Tauromaquia” es una revista que resulta de una gran utilidad por su variedad de colaboraciones que inserta en sus leídas páginas. Ciertamente y con la precaución debida, nos habla de que nadie sabe, nadie supo -como dice el monje loco- cuándo ni cómo se comenzaron a matar los toros que eran lidiados. Pues yo, con mínima reflexión, pienso que primero se inventó la muerte del animal para poder comerse su carne, y después fueron surgiendo una y otra, las formas y las normas para atraerlo, y luego hacerlo espectáculo. Pero respeto de lo que ellos dicen, ¡que fue totalmente al revés! Lo cierto es que allá muy lejos del tiempo, en la antigüedad, se utilizaban lanzas, rejoncillos, machetes de media luna y otros utensilios para dar muerte al animal, pues de su carne muchos se alimentaban y el día que todo eso ocurría “era una fiesta”, por lo cual se comenzó a establecer precisamente la frase de “la fiesta de los toros”. Qué bueno saber todo esto, caray.
México, España, todos los lugares donde se presenta el espectáculo, los aficionados que van a pagar y ven el espectáculo esperan confiadamente en que la muerte del animal dará el gran premio al torero. Ya no se reparte la carne entre los asistentes, pues la fiesta se hizo desde hace muchos años simplemente un negocio, en el que participan docenas y docenas de personas que tienen que lograr ventaja de lo organizado. Pero la fiesta de los toros se inició cuando la carne del animal era para los que andaban por ahí. Vetustas costumbres que, ya naturalmente desaparecidas, nos dejan solamente la astucia que se ha obtenido al paso del tiempo en la organización de las tardes taurinas.

JOSE TOMAS,
GRAN NEGOCIO

Son muy pocos realmente -la lista es larga, grande, dilatada- de los matadores de toros que hay en acción en estos días, pero se cuentan con los dedos de una mano los que han logrado convertir su persona en un “gran y perfecto negocio”, ahí tienen ustedes al diestro José Tomás, aparte de su recia y disciplinada personalidad, su estoicismo, su figura y su manera de ser dentro y fuera del ruedo, todo le ayuda para ser tan llamativo a grado de que en la actualidad -aparte de que ya lo es- su gran negocio “es ser él mismo”, invierte su propia vida en alcanzar fabulosas ganancias, y nadie se las discute, pues es -actualmente- el único con esa “redondez y cuadratura” que puede exigir lo que quiera. Y todo se le cumplirá. Gentes como él se ven muy poco en “la historia de las historias”.

ACTIVIDADES

En julio siempre se ha dado una corrida de toros en la zona suburbana de Jesús María, Aguascalientes. Algo es algo, dijo el diablo cuando comer no pudo.
Se vendrán luego otras actividades en la región, tocando posiblemente a Lagos de Moreno, alguien nos lo preguntó. Y la contestación fue simple: ¡Lo ignoro!
Terminamos ya con nuestro adagio de todas las semanas: “Para ser torero no solamente se necesita parecerlo. Reivindicarse a cada tarde, es lo indispensable”.

Y HASTA LA OTRA…

 
hidrocalidodigital

LOS TOROS EN CUBA – I

Mapa de Cuba

La importancia de nuestra “Fiesta Nacional” y la españolísima costumbre de “correr toros”, se universalizó y “cruzó el charco” de la mano de los primeros conquistadores que la introdujeron por todos los territorios donde recalaron, donde sigue perviviendo hasta la actualidad como en México, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela.

La presencia y vivencia de las corridas de toros en el resto de países del Sur y Centro América, al igual que ocurrió en parte de las Antillas o Filipinas, fue desapareciendo por variadas causas y diversos argumentos, a medida que esos pueblos iban consiguiendo su independencia de la Madre Patria.

La llegada de la “Era de los descubrimientos” supuso para el océano Atlántico, o “Mare ignotus”, convertirse en vez de una masa de agua separadora, en un mar de intercambio comercial y cultural, entre cuyas expresiones intercambiadas se encuentran las corridas de toros, que nuestros primeros conquistadores llevaron consigo.

Hoy vamos a asomarnos y a escudriñar los avatares de las primeras fiestas de toros que se dieron en ese paradisíaco Caribe, cuya primigenia celebración se realizó en la llamada “Perla de las Antillas”, en Cuba, cuyo gentilicio significa “donde la tierra fértil abunda”. Y a fé que fértil y abundanmte fue esa tierra para las corridas de toros, cuyos frutos fueron la expansión y difusión por todas las tierras americanas conquistadas.

La isla de Cuba, donde se celebraron las primeras ”corridas de toros”, fue descubierta por Cristóbal Colón en el atardecer del sábado 27 de octubre de 1492, avistando las costas de una tierra que, contemplada a la luz del día siguiente cuando desembarcó, le pareció “la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto”; según recogen las Cartas de Indias (atribuidas a Colón). Inicialmente la denominó Isla Juana, la quinta isla descubierta, en deferencia al Príncipe Juan, Príncipe de Asturias (1478-1497), segundo hijo de los reyes Católicos muerto de tuberculosis a los 19 años.

Llega de Colón a Cuba

La carta en castellano antiguo dice lo siguiente: “A la primera que yo fallé (hallé) puse nonbre Sant Saluador, a comemoración de su Alta Magestat, el qual marauillosamente todo esto an dado; los indios la llaman Guanahaní (Guaraní). A la segunda puse nonbre la isla de Santa María de Concepción, a la tercera, Ferrandina (Fernandina); a la quarta, la isla Bella, a la quinta, la isla Juana, e así a cada una nonbre nueuo. Quando yo llegué a la Juana seguí io la costa della al poniente, y la fallé (hallé) tan grande que pensé que sería tierra firme...”.

Las primeras noticias que tenemos de la celebración de corridas o festejos de toros en Cuba, nos las proporciona el fraile “trianero” dominico fray Bartolomé de las Casas, quien se trasladó a Cuba en la primavera de 1512 (permaneciendo en la isla hasta 1515), a requerimiento del adelantado Diego Velázquez, en calidad de capellán del conquistador Pánfilo de Narváez quien, tras la matanza de indios en Caonao, en 1513, interpeló a fray Bartolomé diciéndole: “¿Qué parece a vuestra merced destos nuestros españoles qué han hecho?”, a lo que el fraile contestó: “Que os ofrezco a vos y a ellos al diablo”.

La proliferación de muchos execrables acontecimientos en las colonias conquistadas, como el citado abuso de nuestros expedicionarios, dieron pábulo a la leyenda negra, pero fundada, de nuestro comportamiento con los nativos de las colonias americanas.

fray Bartolomé de las Casas

El primer lidiador conocido y la primera “corrida de toros” del Nuevo Mundo se celebró en 1514, a tenor de lo relatado por fray Bartolomé de las Casas en su “Historia General de Indias” que textualmente dice así: “Acaeció allí luego un terrible caso, que el día de Corpus Christi siguiente, que es cuarto día después del domingo de la Santísima Trinidad, lidiaron un toro o toros, y entre otros españoles había uno allí, llamado Salvador, muy cruel hombre para con los indios, el cual fue vecino de una villa llamada de Bonao (en el centro de la República Dominicana), en la isla de Santo Domingo, veinte leguas tierra adentro… Y trataba tan mal a los indios que lo tenían por diablo (…). Así que aqueste Salvador pasó a la de Cuba, donde también comenzó a usar de sus crueldades con los indios, y se halló aquel día de Corpus Christi con los otros que dije haber lidiado los toros…“. Sin embargo Cossío, en el tomo IV de su tratado tauromáquico “Los Toros”, no recoge esta referencia de fray Bartolomé de las Casas y afirma que los primeros festejos se realizaron en 1538.

Plaza de Santiago de Cuba, 1880

Como puede suponer el lector, estos primeros festejos de toros se efectuaban en cualquier plaza del pueblo, debido a la no existencia de plazas de toros, que no llegarían a edificarse hasta 1769 en que se construyó la primera plaza en La Habana, a la que luego nos referiremos. Tanto los toros necesarios para esas corridas, como los toreros intervinientes, a lo largo de la vigencia de los toros en Cuba, tenían que ser importados de España, al igual que los toreros, para que se pudiesen celebrar aquellos festejos taurinos.

Otras referencias taurinas señalan, como cita Cossío, que en el año 1538 se celebró una corrida de toros en La Habana, con motivo de la llegada del Adelantado Hernando de Soto (Gobernador de la isla de Cuba entre 1538 y 1539, año en que parte a la conquista de la Florida). Por igual motivo se celebraron varios espectáculos taurinos que tuvieron lugar en Santiago de Cuba, en la parte sur-oriental de la isla.

Hernando de Soto

También hay constancia que en 1569 se celebró otra corrida de toros en la capital de la isla, con el fin de honrar a San Cristóbal, que era el patrón de la antigua villa habanera y que no sería reconocida como ciudad hasta 1592. Cuentan que los vecinos pidieron al cabildo la eliminación de los mosquitos, moscas, hormigas y bibijaguas (una especie de hormiga muy agresiva, endémica de Cuba) que habían invadido las viviendas. Fue así que en una reunión con las autoridades, entre el gobierno de la ciudad y la iglesia, se acordó solicitar la ayuda al Apóstol Santiago, a quien, si sacaba los insectos de las casas, le dedicarían 32 corridas de toros entre sábado y domingo. Es de suponer que las plegarias no fueron lo suficientemente abundantes o que su débil fervor no alcanzasen los espacios celestiales, ya que los fastidiosos insectos continuaron haciendo de las suyas, por lo que también cabe imaginar que las corridas de toros no se celebraron.

Otro de los festejos importantes se celebró en 1759, donde se programó una espectacular corrida de toros en La Habana, con motivo de la coronación y subida al trono de Carlos III.

La proliferación de plazas de toros a lo largo y ancho de Cuba fue algo consustancial con la conquista y civilización de la isla, de las que someramente nos vamos a ocupar antes de entrar en detalle con las de la capital, cuya expansión se debió no sólo a la afición propia de los españoles y la prendida con celeridad entre los nativos, sino que muchas corridas se organizaban como asueto y relax de las tropas de ultramar y que servían, muchas veces, para levantar la moral de las tropas, cuyo decaimiento era producto de la nostalgia familiar y el distanciamiento de la “Madre Patria”.

La ciudad de Cienfuegos, fundada en 1819 y conocida como “La Perla del Sur” (situada en la parte centro-sur de la isla, en la península de Majagua, la segunda urbe más importante de Cuba), tuvo una Plaza de toros “de mediana construcción, de un solo piso al descubierto, en el que hay algunos palcos, con capacidad para 5.000 almas”, según la tauromaquia de Guerrita. El 13 de febrero de 1887 aparece en el periódico “La Fraternidad” una noticia sobre el debut en la plaza de toros de Cienfuegos de una torera conocida como “La Cordovesa” y un niño de corta edad a quien denominaban “El Pequeño Mazzantini”.

Plantación de tabaco

En la provincia más occidental de la isla cuya capital es Pinar del Río, la antigua “Nueva Filipina” -situada al Sur-Oeste de la capital, donde se encuentra la mayor producción de tabaco y de la industria del afamado puro cubano “Cohiba”, “Partagás” o “Montecristo”, con el 80% de la producción total-, tuvo también su “Plaza de Toros de fuerte construcción, pero que carece de belleza y de bastantes dependencias. Es de un solo piso, en el que hay algunos palcos además de los de autoridades. Cabida, 6.000 personas”, como reseña la tauromaquia de Guerrita.

También en la ciudad de Matanzas, fundada el 12 de octubre de 1693 con el nombre de San Carlos y San Severino de Matanzas, nombre que deriva de la matanza que sufrieron los españoles a manos de un grupo de aborígenes en 1510 y es conocida, por su desarrollo cultural y literario como “La Atenas de Cuba”. Está situada al este de La Habana, muy cerca de las conocidas playas de Varadero, e igualmente se sabe que fue donde se interpretó por primera vez el Danzón (el” Baile Nacional de Cuba“) del cual derivan géneros tan populares como el Chachachá y el Mambo. Esa ciudad turística por excelencia tuvo también su plaza de toros, y se sabe que en 1747 se celebró una gran fiesta taurina en ella.

En otra ciudad, en la denominada Sancti Spíritus, cuyos habitantes son conocidos con el gentilicio de «espirituanos» o «yayaberos», derivado, éste último, del nombre del río Yayabo que la atraviesa, es la cuarta villa de Cuba y se fundó el 4 de junio de 1514 por el Adelantado Diego Velázquez de Cuéllar.

Esta ciudad del centro de Cuba tuvo su Plaza de Toros, ubicada en lo que hoy se conoce como Acueducto Municipal de la calle Gutiérrez, declarado Monumento Nacional, donde se celebró la primera corrida de toros el 1 de julio de 1850, con la participaron del torero mexicano José Vázquez y su esposa, apodada “La Pepilla”, con Cenobio como picador y un andaluz de apellido López, según relata una crónicas del rotativo “El Fénix” (primer periódico espirituano que vio la luz el 3 de marzo de 1834), que se hizo eco de los programas de aquel espectáculo taurino.

Otras dos corridas se dieron el 11 de agosto y el 8 de septiembre de 1850, donde participó la misma cuadrilla de toreros mexicanos citada. La nota curiosa de la corrida del 11 de septiembre, programada con el fin de beneficiar supuestas obras públicas, fue la escasa afluencia de espectadores, por lo que la recaudación fue paupérrima.

Dos años después, el 7 de septiembre de 1852, se anunció públicamente la presentación de la cuadrilla de un torero conocido como el Tío Juan, y en marzo de 1864 se anuncia la actuación de José Sánchez “El Niño”, que toreó en la mencionada Plaza de Sancti Spíritus.

Marqués de La Habana

El diario “El Fénix” publicó, en 1850, la información referida a una corrida que se celebró en la ciudad de Trinidad -en el centro-sur de la isla y la tercera villa fundada por los españoles en Cuba en 1514-, en homenaje al arribo a esa ciudad del general José Gutiérrez de la Concha, Marqués de La Habana y Capitán General de la Isla en el periodo 1850-52 y 1854-59. Por aquella época  esos espectáculos eran organizados y financiados por hacendados, comerciantes y otras personas pertenecientes a las clases pudientes que eran los terratenientes de la isla.

Pero donde más arraigaron las corridas de toros fue en la capital, La Habana, que era donde estaba la Capitanía General de las fuerzas españolas y donde tenían sus casas solariegas la mayoría de los terratenientes españoles, dueños de las grandes haciendas cubanas dedicadas al cultivo de la caña de azúcar y del tabaco.

La primera plaza de toros de que se tiene referencia fue la conocida como el Aserradero, erigida  en La Habana en 1769, ubicada entre las calzadas de Monte y Arsenal, cuyo lugar fue llamado posteriormente “Basurero”, muy cerca a la actual Estación Central de Ferrocarriles.

La segunda plaza de toros se edificó en 1796, en el sitio en que hoy se cruzan las calles Monte y Egido. A esta le siguió, en 1818, la tercera plaza de toros, ubicada al fondo de la posada de Cabrera, esquina a la calle Águila, y otra más, la cuarta, que estuvo en servicio desde 1825 a 1836, frente al famoso café de Marte y Belona, allí donde la Calzada del Monte se entroncaba con la calle Amistad, donde posteriormente se edificó el Capitolio Nacional.

Cartel de Regla, 1883

Hasta el ultramarino poblado de Regla –lo que hoy es un barrio de la capital, situado, precisamente, en el oriente de la bahía de La Habana, donde termina el larguísimo paseo del Malecón- tuvo su plaza de toros, la quinta construida, que estuvo en servicio desde 1842 a 1855, cuya edificación precisó de autorización expresa del Ayuntamiento de La Habana. La misma se irguió detrás de la parroquia de la localidad, quizá con la secreta intención de salvar las almas de quienes tuviesen la desventura de sufrir alguna cornada mortal.

En esta Plaza de toros murió un torero gaditano de cogida, José Díaz “Mosquita”.  Guerrita recoge en su Tauromaquia este hecho luctuoso: “ Matador de segundo orden, que falleció en la Habana el año 1845 de resultas de una herida que sufrió toreando en la tarde del 28 de junio del mismo año”.

Cartel del debut de Cúchares

En el Club Taurino de Murcia hay un cartel de toros de Regla, 19 de diciembre de 1897, anunciando la actuación de las “Señoritas toreras LOLITA y ANGELITA (Debut en América)” que matarían becerros de la ganadería de Jorge Díaz.

La sexta plaza de toros capitalina se edificó en 1853, la llamada “Plaza de Toros de Belascoaín”, por estar ubicada en la calle Belascoaín, entre las calles Virtudes y Concordia, a un costado de la entonces Casa de la Beneficencia, conocida también como “de La Habana”, por su importancia, y que se mantuvo activa hasta que en 1897 un terrible incendio la destruyó. Tenía una capacidad de algo más de 6.000 espectadores.

En esta plaza de toros tenía que torear, el domingo 29 de Noviembre de 1868, Francisco Arjona Herrea “Cúchares”, que curiosamente figuraba en los carteles anunciadores de ese día, como el que se aporta, con el segundo apellido cambiado, figurando el de “Guillén”; apellido que gustaba usar en ciertas ocasiones y que pertenecía al segundo apellido de su abuelo paterno.

Decíamos que tenía que torear ese domingo aunque la presencia de Curro no se perodujo, no por una espantá del Sr. “Cúchares” sino por haber contraído la famosa enfermedad del “vómito negro” o fiebre amarilla, también llamada “plaga americana”, cuyas secuelas le produjo la muerte cinco días después, falleciendo el viernes 4 de Diciembre de 1868, festividad de santa Bárbara.

Curro “Cúchares”

Ese día, la expectación era excepcional por ver torear al “maestro Curro Cúchares”, que debía lidiar “seis toros Yankees” y cuya corrida sería “presidida por el Excmo. Sr. Capitán General” de la isla, como reseñaba el cartel anunciador. La Plaza estaba de “bote en bote”, o si se quiere había un lleno “hasta la bandera”, pero a la hora de dar comienzo la corrida Cúchares no se presentó para hacer el paseíllo. El público, que desconocía la verdadera causa de la ausencia y a nadie se le ocurrió advertírselo, creyendo que todo había sido un engaño montó una bronca descomunal y las consecuencias de aquellos altercados casi destroza la plaza. Cuando el público conoció el verdadero motivo por el cual “Cúchares” no apareció en el ruedo y supo la triste noticia de su enfermedad, el daño ya estaba hecho.

Junto a “Cúchares” también contrajo la enfermedad el banderillero de su cuadrilla, Mateo Cabrera “Vila”, que murió también del “vómito negro” el miércoles 9 de diciembre de 1868.

“Currito” hijo de Cúchares

Cúchares” fue enterrado en La Habana y: “Sus restos mortales fueron exhumados el martes 23 de Diciembre de 1884 y trasladados a España, llegando a Cádiz, donde hizo entrega de ellos el espada Francisco Sánchez “Frascuelo” a su hijo “Currito”, siendo transportados a Sevilla el domingo 11 de Enero de 1885 a la iglesia parroquial de San Bernardo, donde se le depositó en un nicho al lado del evangelio, del altar de Jesús de la Salud al día siguiente”. Según cita Guerrita en su Tauromaquia.

Cossío dice del luctuoso suceso (en el Diccionario de Toreros, de la edición “El Cossío en fascículos”), que: “…la sociedad recreativa Unión Recreativa abrió una suscripción entre sus socios para costear los gastos de exhumación del cadáver y su traslado a España. El matador de toros Francisco Sánchez (Frascuelo) se hizo cargo en La Habana de los restos de Cúchares, y en Cádiz los recibió su hijo Francisco Arjona Reyes (Currito)…”

Manuel Hermosilla

También hay constancia de la actuación en esta Plaza de toros, y en otras de la Isla, del torero sanluqueño Manuel Hermosilla: “… Teniendo veinte años, y sin haber toreado lo suficiente en España, embarcó para la Habana el 30 de Abril de 1867, y allí permaneció dos años, pasando en 1869 a México a las órdenes de José Ponce como segundo espada”; tal como lo reseña Guerrita y Cossío destaca: “Manuel Hermosilla Llanera… marchó a La Habana y se dio a conocer como banderillero, trabajando a las órdenes de espadas de por allá durante dos años en las plazas de Regla, Cienfuegos y Matanzas”.

No obstante lo relatado, aún se construyó una séptima plaza de toros en La Habana, denominada de “Carlos III” o de “La Infanta”, inaugurada en 1885 por el torero murciano Juan Ruiz Lagartija, de cuya historia y efemérides posteriores de aquellas corridas de toros en Cuba, hasta su prohibición absoluta y definitiva en 1899, nos detendremos con detalle en la segunda parte de este artículo.

 

                                     Plácido González

BIBLIOGRAFIA

1.- Luis Úbeda, “Toros en Cuba” en Portaltaurino.com

2.- Rafael Guerra “Guerrita”, “Tauromaquia”, tomo II

3.- Miguel Ángel López Rinconada, “Los toros y la guerra de Cuba

4.- José María de Cossío, “Diccionario de Toreros

5.- José María de la Torre, “Habana Antigua y Moderna

6.- Ángela Oramas Camero “Las Corridas de Toros en Cuba

7.- José María de Cossío, “Los Toros”, tomo IV

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: