NOTICIAS TAURINAS MAYO 21, 2012

21 May

Del gozo al pozo

Oscar Fernández Sánchez / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 21 de Mayo del 2012

Desde la noche del pasado miércoles empezó a correr la versión acerca de la suspensión del festival taurino a beneficio del matador Jorge Carmona y que se iba a celebrar ayer domingo 20 en la monumental zacatecana.
Y lo que eran sólo rumores se convirtió en una confirmación plena y absoluta en las primeras horas de la tarde del jueves al darse a conocer un comunicado de prensa del matador  Carmona.
Ahí se daban a conocer las causas para tomar la decisión de la suspensión que al decir de Jorge fue dolorosa compartida incluso con su esposa María Guadalupe y sus hijos  Fanny y Alan.
En el ambiente taurino cualquier aplazamiento o suspensión de un festejo es siempre lamentable, incluso cuando ello obedece a alguna situación de tipo climático como pudiera ser la presencia de la lluvia.
Pero en este caso, la causa era muy noble y los organizadores desde hace varias semanas  venían trabajando en este proyecto e incluso debe recordarse que  el 21 de abril se llevó a cabo un evento en el Foyer del Teatro Calderón.
En dicho acto se dio a conocer el cartel para  el festejo taurino pero además hubo sentidas  participaciones del propio Jorge y del doctor Adalberto Hernández Ríos quien se refirió a las secuelas dejadas por la grave cornada de Carmona en la Plaza México.

Otra suspensión
También se informó que el festival taurino anunciado para llevarse a cabo el domingo 16 de junio en el marco del Congreso Nacional de  Minería que se llevará a cabo en Zacatecas se  canceló.
El conocido taurino y aficionado práctico  Antonio Sandoval era el responsable en la organización del festival para llevarse a cabo en  la Plaza Monumental zacatecana e informó que era preferible no efectuar este tipo de eventos en pleno proceso electoral.
Iban a participar en este festejo novilleros  y matadores zacatecanos que lamentan esta decisión tomada el pasado jueves

Zacatecanos en España y Francia
En ocasión de la Feria de San Isidro en Madrid  y de Pentecostés en Nimes, Francia varios zacatecanos acudirán a algunos festejos, entre ellos  los socios de la empresa local Manuel Fernando Sescosse y Juan Enríquez.
Lo anterior hace pensar en la posibilidad  de que se reúnan y entrevisten con  algunos apoderados de diestros hispanos y del francés  Sebastián Castella.

Se confirman novilladas
La empresa taurina Zacatecas, Tierra de Toros sigue trabajando en la organización del serial septembrino y al decir de la contadora Sandra Santillán se podrán celebrar un mínimo de tres festejos durante el mes de agosto.
“En principio se pensó en dar cuatro festejos pero el último domingo de agosto coincide con el cierre de las tradicionales Morismas  de  Bracho y por lo tanto la empresa prefiere respetar esa fecha en apoyo a la Cofradía de San Juan Bautista”, declaró Sandra.
Por  lo tanto las fechas para las novilladas pueden ser los domingos 5, 12 y 19 contando  con la participación de algunos zacatecanos como pudieran ser Édgar Badillo y Luis Ignacio Escobedo y quizá Platerito si se decide que ya incursione  en las filas novilleriles.
¡Hasta  el próximo lunes!

Escríbanos a cronista43@msn.com y escúchenos los jueves  en Fiesta Brava  a las 8 de la noche a través de la Súper G.

“El Zotoluco”, por el éxito en Las Ventas

REAPARCIÓN. Eulalio López regresa a una plaza muy demandante. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )
 
Lunes 21 de mayo de 2012 Vania Ravelo | El Universal
 

vania.ravelo@eluniversal.com.mx

Exactamente siete años después, Eulalio López Zotoluco está a las puertas de uno de los compromisos más señalados de su carrera. Acartelado esta tarde en la Plaza de Las Ventas de Madrid, dentro de la Feria de San Isidro, el maestro de Azcapotzalco confía en agregar un nuevo blasón al listado de éxitos europeos.

“Torear en San Isidro, en Las Ventas, es una gran responsabilidad”, subraya Zotoluco, quien cumplió su comparecencia más reciente en el coso madrileño el 21 de mayo de 2005.

“Dios quiera que las cosas salgan bien y que yo pueda poner el nombre de mi país en alto, porque es al que todo le debo”, agrega la primera figura del toreo en México, mientras comparte sus ilusiones de cara a la cita clave de la temporada 2012.

“Primero, la satisfacción personal de haber sido capaz de estar nuevamente en la primera plaza del mundo y, en segundo, saber que puedo seguir aportando a la tauromaquia con mi esfuerzo”.

En aquel festejo de 2005, Zotoluco compartió el paseíllo con Enrique Ponce y Julián López El Juli. Ahora, es el mexicano quien aporta el caché de figura a la tarde a la que también están convidados Diego Urdiales y Morenito de Aranda; sin nombres de peso a su lado, la apuesta de El Zotoluco es por los toros de Antonio Bañuelos, hierro en el que Lalo tentó cuatro vacas y despachó un ejemplar.

“Conozco la corrida por fotos, es seria”, asegura. “Esperemos que salgan un poco mejor que las vacas, el toro se dejó, pero era muy pesado y se paró pronto, tanto el ganadero como nosotros estamos ilusionados en que la corrida funcione”, dice Eulalio.

Concentrado en el campo bravo sevillano desde hace dos semanas, El Zotoluco sólo aguarda por el momento; el diestro pasó las últimas horas en comunión con sus ilusiones y miedos, supervisó los últimos ajustes al vestido berenjena y oro que usará esta tarde en su reaparición en San Isidro, mentalizado en protagonizar un triunfo madrileño.

 

Ocho con Ocho – ¡A por San Isidro!

20 de mayo de 2012/Luis Ramón Carazo

Sólo ocho matadores de toros mexicanos han salido a hombros por la Puerta Grande de la plaza de Las Ventas de Madrid, el primero Lorenzo Garza y único en obtener un rabo en 1935, el que más Carlos Arruza con tres, y el último Eloy Cavazos que por cierto tuvo dos. Un nombre que pocos recordarán en 1945, fue Carlos Vera Cañitas .En conjunto 13 puertas grandes para los matadores mexicanos, a las  que ya es justo y necesario se agreguen en este siglo otras más,  que significaría el ungimiento de figura internacional de algún torero mexicano, como ya lo hizo en 1991 el c

olombiano César Rincón, con cuatro puerta grandes en un solo año,  hecho único en la historia de la plaza madrileña y 6 en toda su carrera.

Sé que la expresión “a por” es de uso común en España y en México no la utilizamos, sin embargo la caravana de toreros mexicanos que torearán en San Isidro, a eso van, a ratificar el buen momento del toreo mexicano y a respaldar el confianza de la empresa Taurodelta gestionada por Manuel Martínez  Erice con sucesos brillantes en el ruedo y  además para abrir a  futuro el camino cerrado por muchos años, para nuestros toreros.

Haciendo un poco de historia, la primera corrida de toros en la Plaza de Las Ventas del Espíritu Santo tuvo lugar el 17 de Junio de 1931, cuando el entonces alcalde de Madrid, Don Pedro Rico organizó un festejo en el que entre otros toreros actuó el saltillense, Fermín Espinosa Armillita con el fin de recaudar fondos para beneficencia. La fecha oficial  de inauguración se registra el 21 de Octubre de 1934, con una corrida de toros en la que el cartel fue; Juan Belmonte, Marcial Lalanda y Cagancho, ante toros de Carmen de Federico.

Los tres actuaron en México, Belmonte vino en la época de la Revolución Mexicana, Marcial Lalanda gestor del llamado” boicot del miedo” por Belmonte, en contra de los toreros mexicanos en 1936.En la ganadería de La Punta en los treinta Lalanda inventó el quite de la Mariposa. Cagancho  torero gitano y uno de los más queridos por el público mexicano, durante el gobierno del licenciado Adolfo López Mateos, fue asesor taurino de la presidencia.

Juan Belmonte, “el Pasmo de Triana”, se viste por última vez de torero en Madrid el 22 de Septiembre en 1934, volviendo a dejar constancia de su contribución al concepto del toreo moderno de acuerdo a las crónicas de la época, al cortar orejas y el rabo a un toro de Coquilla. Una semana más tarde se despedía del toreo, aunque reaparecería años más tarde. La guerra Civil en España convirtió a la plaza en una inmensa huerta durante más de 2 años.

Un  hecho relevante para la existencia de las Ventas  tiene lugar en 1947, cuando Don Livinio Stuyck instaura la Feria de San Isidro, que empezó con unas cuantas corridas  y fue creciendo tanto así,  que  el abono madrileño le otorga ser reconocida como la plaza de toros más importante del mundo y su público, uno de los más severos para juzgar a los toros y a los toreros. Por eso han sido pocos los elegidos para alcanzar la gloria en este ruedo. Algo más de un centenar de matadores de toros, son los que en una o más ocasiones, el que más Santiago Martín El Viti,  han logrado tras su labor traspasar el umbral de la Puerta Grande y  en hombros de los aficionados hacia la calle de Alcalá una de las principales arterias de la capital española.

Le sigue en número Paco Camino, el “Maestro de Camas”, con 12, siendo el espada que mayor de número de orejas ha cortado en una sola tarde (8), y Antonio Bienvenida, con 11 salidas a hombros, torero que además, ostenta el record absoluto de actuaciones en la Plaza de Las Ventas con 96 tardes. El 19 de julio de 1982,  durante la celebración de la tradicional Corrida de la Prensa, se indultó por petición popular al toro “Belador”, de la ganadería de Victorino Martín, único caso en la vida de la historia de la Plaza de Las Ventas. La lidia le correspondió al diestro cartagenero José Ortega Cano.

Y pudiera extenderme en la historia del coso mudéjar de la calle de Alcalá, pero regreso a los matadores mexicanos, el primero en actuar en San Isidro  el 16 de mayo de 1951, fue Rafael Rodríguez quién su confirmación de alternativa recibió una oreja. Al siguiente año, Manuel Capetillo,  el 15 de mayo de 1952 tuvo el mismo premio que su compañero de la tercia de los llamados como novilleros en la temporada 1948 de la Plaza México; “Los tres mosqueteros”. El tercero Jesús Córdoba debutó el 21 de mayo.

En el 1952, hace 60 años, hubo 5 puestos para toreros mexicanos, 2 para Capetillo y 2 para Córdoba, pero el que arrasó por nuestro país,  fue Juan Silveti el 21 de mayo con los toros de Pablo Romero, actuó con Rovira padre entre otros del cantante Emmanuel  y el publicista Dick y  Pablo Lozano ( hoy en día maestro de Juan Pablo Sánchez),  al ser cornados Rovira y Pablo,  Juan tuvo magistral actuación para dar dos vueltas al ruedo, obtener dos orejas y salir en hombros, su nieto Diego se presenta a confirmar alternativa el 24 de mayo de 2012 en Las Ventas.

En 1972 actúan Curro Rivera y Eloy Cavazos y dejan dos hitos para los toreros mexicanos en Madrid, Curro obtiene 4 orejas en la tarde del 22 de mayo con toros de Atanasio Fernández, misma en la que Palomo Linares obtuvo 4 orejas y un rabo el último que se concedió en Las Ventas y que causó la dimisión al día siguiente del juez de plaza llamado allá presidente,  y el 27 de mayo se registra la última salida a hombros de un torero mexicano, Eloy Cavazos al obtener 3 orejas en tarde que alternó con Fermín Murillo y José Fuentes con toros de Pérez Tabernero y Jaral de la Mira.

El último hito, es la oreja que recibió un matador de toros  mexicano EL Zotoluco, el 22 de mayo de 2000, cuando actúo al lado de Enrique Ponce y Manuel Caballero con toros del Puerto de San Lorenzo, desde entonces algunos novilleros han logrado obtener trofeos pero no los matadores y ese es el reto.

Ya veremos si El Zotoluco, Juan Pablo Sánchez, Diego Silveti, Fermín Spinola, Ignacio Garibay son capaces de sacudirnos con triunfos, desde luego sin olvidar al novillero Sergio Flores que ya va rumbo a la alternativa.

Por lo pronto actuación valiente y convincente de conocimiento tuvo Arturo Saldivar el 18 de mayo crea ilusión pues la de El Payo con toros complicados y con faenas breves, paso de puntillas y silbado por el duro público de Madrid.

Hacia allá vamos. Ya le platicaremos

lr_carazo@yahoo.com.mx

 

 

Resistencia al cambio

Por: Luis Ramón Carazo

 Al que la leche le quema, hasta al jocoque le sopla, dice el adagio mexicano, y hoy en día que tanto se nos trata de machacar el pensamiento de que lo único constante en la vida es el cambio, no necesariamente comprendemos con claridad su significado. Cuando los miembros de la organización perciben la amenaza de la incertidumbre que traen consigo las modificaciones, se presenta espontáneamente la actitud de la resistencia al cambio, una reacción que se puede definir como las fuerzas restrictivas que se oponen a materializarlo. Se requiere, cuando queremos cambiar, que se ejecute un proceso cuidadosamente planeado para minimizar los efectos negativos de tal resistencia, para finalmente lograr con éxito las modificaciones. Las propuestas para hacer realidad los cambios son parte de la tarea de liderazgo y, entre otros aspectos, consideran los siguientes puntos. Establecer sensación de urgencia: imprescindible para conseguir la cooperación necesaria. Con alta complacencia, las transformaciones usualmente no prosperan, dado que pocas personas están interesadas en trabajar para el cambio, por eso es necesario establecer estándares altos, solicitar retroalimentación y reconocer la conversación honesta en las reuniones donde la gente esté dispuesta a confrontar los problemas y no a evadirlos. Desarrollar visión y estrategia: la visión se liga a la imagen del futuro de la organización y a cómo puede llegar a concretarse a través de determinadas acciones. Una imagen atractiva, sensible y lógica del futuro, atractiva para los intereses a largo plazo de los empleados, clientes, inversionistas y otras personas, factible (metas realistas y alcanzables), focalizada (clara y se convierte en guía para la toma de decisiones), adaptable (como para permitir que se generen respuestas alternativas a la luz de las condiciones cambiantes) y comunicable (en forma clara, de modo que pueda ser explicada en pocos minutos). La visión debe comunicarse en forma efectiva; debe ser simple (evitando tecnicismos), repetirse para que pueda ser recordada, explicarse, expresarse mediante metáforas, analogías, ejemplos y hacerse explícita en múltiples foros, tanto formales como informales. Los ejecutivos y empleados deben compartir el sentido de propósito de la organización y estar capacitados para desarrollar las habilidades y actitudes necesarias para poder hacer realidad la visión, entender en qué parte, contribuyen a su materialización y las ventajas que tendrán por su contribución. Los logros de corto plazo son visibles, no son ambiguos y están claramente relacionados con el esfuerzo para el cambio, proveen evidencia de que el esfuerzo de cambiar vale la pena, desalienta a los resistentes y transforma a los neutrales en ayudantes activos de las tareas de cambio, entendiendo que ya no habrá marcha atrás. Es necesario actuar en el corto plazo, sin dejar de pensar en el largo plazo para que la actitud de cambiar no cese y se consiga un patrón de comportamiento abierto a nuevas oportunidades. Los cambios trascendentales requieren tiempo, especialmente en las grandes organizaciones. El avance puede llegar a disiparse si no está anclado en la cultura corporativa y no se visualiza que el todo no podrá virar tan rápidamente y que, por lo tanto; la perseverancia es la característica deseable. Lo que se pretende con los cambios trascendentales es modificar la cultura de la organización y requerirá de mucho tiempo para demostrar que los nuevos métodos son claramente superiores a los antiguos, y me parece que es mejor lograrlos convenciendo que imponiendo, o ¿cuál es su experiencia? A ustedes dejo la respuesta.

Luis Ramón Carazo es profesor de asignatura del ITAM, consultor y consejero de empresas y miembro por varios años del Consejo Internacional de The Strategic Leadership Forum.

 

Programa de mano del 22 de mayo
21 de mayo de 2012 – Previo festejos

Las Ventas

Toros de Alcurrucén para Manuel Jesús ‘EL CID’, Sebastián CASTELLA y Miguel Ángel PERERA.
Martes, 22 de mayo, 7 de la tarde.

El sevillano Manuel Jesús “El Cid” y el francés Sebastián Castella cumplen su segundo paseíllo en el abono, mientras que el extremeño Miguel Ángel Perera debuta en la feria. Los toros anunciados lucen el hierro de Alcurrucén, de procedencia Núñez. Castella triunfó el pasado año con esta misma ganadería.

Ilustración de portada, presentada al Concurso de carteles de Taurodelta 2012
Luís Pineda Tejero

Manuel Jesús “El Cid”
Las Ventas Nació en
Salteras (Sevilla), el 10 de marzo de 1974.Debut con picadores
Salteras (Sevilla), el 6 de febrero de 1984.Alternativa y Confirmación
Las Ventas (Madrid), el 23 de abril de 2000.

Estadísticas 2011
Hizo el paseíllo en 63 ocasiones.
Cortó 75 orejas y 3 rabos. Indultó dos toros.

Actuaciones en Las Ventas
Las Ventas

Manuel Jesús Cid Sala dio sus primeros pasos en la profesión en su tierra natal, en Sevilla, pero pronto se trasladó a Madrid, y fue en la capital y en su plaza de Las Ventas donde se fragua su magnífica carrera como matador de toros. En este coso tomó la alternativa el 23 de abril de 2000 de manos de David Luguillano y con Finito de Córdoba como testigo. El toro de la ceremonia se llamó “Gracioso” y llevó el hierro de José Vázquez. En sus primeros años como matador tuvo que sufrir la falta de contratos y realizar el esfuerzo añadido de verse anunciado con las ganaderías ‘duras’. Su constancia y su loable deseo de alcanzar las metas soñadas le han permitido llegar a lo más alto del escalafón de matadores. Su toreo ha puesto la plaza de Las Ventas boca abajo en numerosas ocasiones, aunque su irregularidad con la espada le ha privado de grandes triunfos. La temporada de 2005 es hasta el momento la más relevante, proclamándose triunfador de Sevilla, con dos puertas del Príncipe, y de Madrid, con una puerta grande el 3 de junio, al desorejar a un toro de Victorino Martín. En 2006 repitió éxito en Madrid, saliendo a hombros el 22 de mayo después de lidiar toros de Alcurrucén, y en septiembre volvió a salir por la puerta del Príncipe actuando en solitario en La Maestranza. En 2007 abrió la Puerta del Príncipe y realizó la gesta del año en Bilbao, donde cortó cuatro orejas en una encerrona épica frente a toros de Victorino. En 2009 perdió regularidad en el triunfo y a espaciar sus éxitos tal como sucediera el pasado año al iniciar la temporada en tono menor. No triunfó en Sevilla pero cortó una oreja en Las Ventas a un toro de Juan Pedro Domecq. Sin embargo, tras Madrid resurgió el mejor Cid y los resultados no tardaron en llegar, pues salió a hombros en Barcelona, Dax, Salamanca, Murcia, Logroño o Zaragoza. En 2011 salió a hombros en Valencia, Alicante, Granada o Dax. Además tocó “pelo” en Sevilla, Nimes, Valladolid y Albacete, entre otras plazas.. En Madrid cortó una oreja el 19 de mayo a un toro de Puerto de San Lorenzo.

Sebastián Castella
Las Ventas Nació en
Beziers (Francia), el 31 de enero de 1983.Debut con picadores:
Acapulco (México) el 17 de enero de 1999.Alternativa
Beziers (Francia), el 12 de agosto de 2000.

Confirmación
El 28 de mayo de 2004.

Estadísticas 2011
Hizo el paseíllo en 72 ocasiones.
Cortó 88 orejas.

Actuaciones en Las Ventas

Las VentasDe ascendencia polaca, por parte de madre, y española, por parte de padre, Sebastián Castella Turzack vivió su niñez en Francia. Prácticamente siendo un niño viajó a México y posteriormente a Sevilla para comenzar a hacer realidad un sueño. El 12 de agosto de 2000, en Beziers, se hace matador de toros de manos de Enrique Ponce y con José Tomás de testigo. Castella desorejó al toro “Diligencia” de Juan Pedro Domecq. Cuatro años más tarde confirmó la alternativa en la Feria de San Isidro, con el toro “Marquesino”, de Valdefresno. De nuevo es Enrique Ponce el padrino y, en esta ocasión, Matías Tejela el testigo. Desde sus inicios estuvo dirigido artísticamente por el matador de toros retirado José Antonio Campuzano, después fue apoderado por Luis Álvarez a quien relevó en el cargo Luis Manuel Lozano, actual mentor del diestro. Ídolo en América desde sus primeras temporadas como matador, no fue hasta el año 2006 cuando su apabullante valor en la cara del toro comenzó a rentabilizarse en éxitos con pasmosa regularidad. A las dos orejas de la Feria de Abril se sumó su serio paso por la Aste Nagusia bilbaina que lo catapulta definitivamente a la cima del toreo. En 2007, después de varios años de férreos intentos, descerraja por fin la Puerta Grande de Las Ventas tras cortar las dos orejas del toro “Lironcito” de Valdefresno. En 2009 salió a hombros del coso venteño en dos ocasiones, en San Isidro, tras cortar una oreja a sendos astados de Garcigrande, y en Otoño, tras cuajar su mejor faena en Las Ventas a un ejemplar de Núñez del Cuvillo. En lo más alto del orbe taurino, y como el espada galo más importante de la historia, el pasado año triunfó de nuevo en San Isidro al cortar una oreja a un toro de Juan Pedro Domecq y otra más que pudieron ser dos tras una emocionante faena al ya celebre “Arrestado”, de Alcurrucén. También cortó orejas en Nîmes, Barcelona, Valladolid, Granada o Béziers entre otras plazas. En su primera comparecencia en la feria, el pasado 17 de mayo, fue herido y cortó una meritoria oreja.

Miguel Ángel Perera
Las Ventas Nació en
Puebla de Prior (Badajoz), el 27 de noviembre de 1983.Debut con picadores
San Sebastián, el 23 de febrero de 2002.Alternativa
Badajoz, el 23 de Junio de 2004

Confirmación
El 26 de mayo de 2005.

Estadísticas 2011
Hizo el paseíllo en 68 ocasiones.
Cortó 92 orejas y 2 rabos.

Actuaciones en Las Ventas

 

Las VentasMiguel Ángel Perera Díaz alborotó pronto el cotarro taurino de sus alrededores. Sus paisanos, que lo seguían con interés desde su época de becerrista, adivinaron que tenían torero después de una prometedora carrera con los del castoreño que rubricó con el corte de tres orejas la tarde de su presentación en Madrid. Quince días después El Juli le invistió matador de toros en Badajoz con Matías Tejela de testigo. Los toros fueron de Jandilla. Con reses de esta ganadería confirmó su doctorado en San Isidro de 2005. Aquella tarde apuntó detalles importantes, que ratificó meses después en la feria de Otoño, donde triunfó y fue herido por un toro de Cuvillo. Arrancó 2006 indultando un ejemplar de Fuente Ymbro en Valencia y terminó cortando una oreja en Madrid y dos en Sevilla. Pero fue en 2007, con la inestimable ayuda de su actual apoderado, Fernando Cepeda, cuando tras superar el percance ocasionado por un toro de Valdefresno en San Isidro comenzó su espectacular escalada a la cumbre del toreo. Al año siguiente logró salir a hombros por la Puerta Grande de Las Ventas, tras una gran faena a un toro de Cuvillo. Cerró su magnifica campaña de manera heroica en Madrid cortando tres orejas a cambio de dos cornadas en una encerrona épica e histórica. En 2009 de nuevo lidió en solitario seis ejemplares de Jandilla en Gijón de los que obtuvo cinco orejas y un rabo. En 2010 triunfó en Madrid y, a pesar de sufrir una lesión de cervicales que le obligó a interrumpir la temporada, finalizó la campaña con 60 festejos. El pasado año salió a hombros de Valencia, Valladolid, Algeciras, Barcelona, Almería o Linares, entre otras. El 8 de septiembre, una vez más, mató en solitario seis toros de Núñez del Cuvillo en Almendralejo, cortando nada menos que 10 orejas y un rabo. Realizó veinticuatro faenas premiadas con las dos orejas. El extremeño es un torero largo y poderoso, de gran valor, depurada técnica y un sensacional sentido del temple.

 Alcurrucén

Propietario
Alcurrucén SL.
Representante
Don Pablo Lozano Martín.
Divisa
Azul celeste y negra.
Señal
Hendido en ambas.
Fincas
Ejido Grande, Navalmoral de la Mata (Cáceres).
Antecedentes
La formó don Juan Sánchez Tabernero con reses de don Lorenzo Rodríguez, de quien la adquirió don Francisco Ramírez Bernaldo de Quirós en 1950. En 1953 se anuncia a nombre de sus herederos y en 1957 fue adjudicado por herencia uno de los lotes a su hija Isabel. En 1967 fue adquirida por los Sres. Hermanos Lozano que la anunciaron a nombre de “La Jarilla” variando el hierro, siendo aumentada con reses de doña Eusebia Galache. En 1982 se eliminó todo lo anterior, formándola con hembras y sementales de herederos de don Carlos Núñez anunciándola a nombre de “Alcurrucén”.
Procedencia
Carlos Núñez.
Antigüedad
18 de junio de 1989.
Estadísticas
La pasada temporada lidió 130 reses en 25 festejos, 41 de ellas en plazas de primera categoría, 23 en plazas de segunda y 66 en plazas de tercera, a las que cortaron 62 orejas y 7 rabos. Fueron indultados 2 reses, en Almodovar del Campo a manos de Antonio Ferrera y en Aranjuez a manos de David Mora. También le fue concedida la vuelta al ruedo a uno de los astados en Logroño. Lidió en Las Ventas diez toros, 6 el veinticinco de Mayo de 2011 y otros 4 el 14 de agosto de 2011.
Árbol genealógico
Las Ventas
El encaste
ENCASTE CARLOS NÚÑEZ

Se denominan toros de encaste “Nuñez” a las reses de lidia que proceden de la ganadería formada a partir de 1938 por Carlos Nuñez Manso, procedencia Parladé y antigua de Manuel Rincón. En 1941 se añaden reses de Mora Figueroa (García Pedrajas – Conde de la Corte), también pura “Parladé”. Ese mismo año se aporta una segunda sangre procedente del Marqués de Villabrágima, antigua del marqués de Villamarta.

Esta ganadería ha sido la “madre” de un buen número de ganaderías españolas por la bravura y calidad de sus productos. A partir de los años cuarenta comienza el éxito de los “Nuñez” y todas las figuras del toreo los demandaron.

Es éste un toro de personalidad y características contrastadas. Si bien es cierto que se pueden leer en sus hechuras las procedencias “Villamarta” y “parladé – rincón”, también lo es que ésta es una cuestión sólo apta para entendidos.

El de procedencia “Parladé” es más bajo, menos levantado del suelo y menos “montado que los “Villamarta”. Es más badanudo, hondo y cuajado. Estrecho de sienes y bien conformados de cuerna, acapachados a veces.

El “Villamarta”, más montado y engallado de salida, es menos hondo, más fino, astifino y de cornamenta “tocada” a veces y astiblanca. Colorados, castaños, listones, chorreados, negros, girones, calceteros…. La pinta de los de “Parladé” es menos variada.

Su comportamiento mezcla la nobleza del toro parladeño y la casta de los Villamarta. Un toro que embiste al galope, con largo recorrido, y tranquea con fijeza permitiendo el toreo ligado y sometido por abajo. Su tipo ideal es el de un ejemplar de poco peso y caja regular.

UCTL, Un siglo de toros

Departamento de Comunicación de Taurodelta

Fandiño por Castella este martes y Talavante por Cayetano el miércoles

Alejandro Talavante, en Las Ventas. | Gonzalo ArroyoAlejandro Talavante, en Las Ventas. | Gonzalo Arroyo

Lucas Pérez | Madrid

Actualizado lunes 21/05/2012 14:52 horas

Alejandro Talavante será el encargado de sustituir este miércoles en Madrid a Cayetano Rivera Ordóñez, que será baja definitiva al no haberse podido recuperar de la cornada recibida el pasado día 13 en Jerez de la Frontera.

La baja la confirmaba a EL MUNDO su apoderado Curro Vázquez. “Cayetano está muy disgustado, pero ayer domingo se probó en el campo y la pierna no le renspondió como pensaba. En contra de su voluntad, no va a poder torear en Madrid”, decía.

Apenas unos minutos después, Alejandro Talavante confirmaba su presencia en su cuenta de Twitter. “Sólo deciros que el miércoles estaré en Madrid sustituyendo a mi compañero Cayetano, que no ha podido recuperarse. Siempre es jodido estar porque otro no puede, pero me lo propuso la empresa y me hace mucha ilusión estar de nuevo en Madrid“, decía el extremeño.

Por tanto el cartel quedará compuesto por Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Juan Pablo Sánchez, que confirmará la alternativa con toros de Juan Pedro Domecq.

Poco después de saberse esta noticia, la empresa Taurodelta anunció también el sustituto de Sebastián Castella para este martes. Será Iván Fandiño, que paseó una oreja la tarde del pasado día 16. Con toros de Alcurrucén, compartirá paseíllo con El Cid y Perera.

Cruel despedida de El Fundi

Sogecable

[foto de la noticia]

Zabala de la Serna | Madrid

Actualizado lunes 21/05/2012 11:59 horas

Que El Fundi se dejase vivo su último toro de San Isidro digamos que no es culpa de nadie. El último y el único de toda su carrera, curtida con hierros de pedernal, en el que ha escuchado tres avisos. Así de imposible y violento se puso el toro por arriba, como toda la corrida de Guardiola en la hora de la muerte. Una tempestad de cabezazos como la que se desató en las alturas. No había modo de pasar, y encima El Fundi, víctima de su honestidad, que no hizo por apuntar una sola vez a los bajos, a los costillares, al pescuezo. Todo por arriba. Y el guardiola que tapaba y taponaba cualquier salida. Tras cuatro intentos fallidos, José Pedro Prados agarró el descabello. Los arreones descomunales, en cuanto la bestia sentía el aliento frío del verduguillo sobre la cerviz, hacían imposible la tarea. Había tragado en los medios con la muleta con la embestida jamás entregada, siempre pendiente del torero, aunque pasase. Ni eso sacó del buey pendenciero que estrenó su cariñosa despedida. Un macheteo sobre las piernas y a pasar las de Caín con la espada.

Uceda Leal también sufrió los trallazos altivos de la guardiolada y el fracaso estoqueador. Uceda en los medios estuvo en torero. Sensacional a la verónica con el rajado quinto, huidizo luego, que planeaba sin humillar hacia los adentros porque quería la fuga. No midió el tiempo y se le puso andarín. Al topón segundo también le sacó derechazos meritorios.

Por disposición, planteamiento y entrega, Rubén Pinar estuvo perfecto con el tercero. Manejó los toques y las alturas con despejada cabeza, siempre con la muleta puesta hasta el final de los viajes para tapar. Como sus compañeros, tuvo que cambiar la muleta empapada de barro y agua. Faena importante. Pese al bajonazo, debió dar una vuelta al ruedo. A la mole del cinqueño sexto, 660 kilos, le duró la supuesta bravura el caballo y dos series. Luego arreó como un marrajo. Ese fondo que a los guardiola les salía a la maldita hora de la muerte. No humilló uno siquiera.

Monumental de las Ventas. Domingo, 20 de mayo. Décima de Feria. Lleno. Toros de Guardiola Fantoni, muy serios, grandes y de enorme romana. Infumable el 1º, de altísimas y bueyunas hechuras; sin humillar y topón el manejable 2º; tampoco descolgó el 3º, al menos agradecido a los toques; reservón y peligroso el 4º; un 5º rajado, huidizo y sin maldad; un 6º gigantesco que duró dos series; todos tuvieron una muerte violenta.

El Fundi, de sangre de toro y azabache. Cinco pinchazos y dos descabellos (silencio). En el cuarto, cinco pinchazos y varios intentos de descabello. Tres avisos (cariñosa ovación).

Uceda Leal de azul pavo y oro. Cinco pinchazos y estocada (silencio). En el quinto, tres pinchazos y estocada caída. Dos avisos (silencio).

Rubén Pinar, de verde hoja y oro. Bajonazo. Aviso (petición y saludos). En el sexto, dos pinchazos, estocada atravesada.

 

Caos en el campo

Zabala de la Serna

Es tiempo de hablar de toros, en corto y por derecho, vigilando la esencia del toreo pero con la vista clavada en el

No es ni de lejos normal el estrepitoso petardo que los veedores de Taurodelta han pegado el fin de semana. Que se sepa, tres corridas rechazadas en dos jornadas, viernes y domingo. Los toros de Manolo González Sánchez-Dalp tomaron el camino de regreso a casa para que regresara a Las Ventas Fermín Bohórquez para lidiar a pie. Una corrida, se entiende, de su hierro. La de Peñajara preparada (sic) para la despedida de El Fundi en San Isidro no pasó; otra dispuesta (otro sic) de Joselito (La Reina y El Tajo) tampoco; finalmente, en la ceremonia de la improvisación, un corridón de Guardiola fuera de madre, escogido con “sensibilidad” para la ocasión. 

En las condiciones diluvianas en las que se celebró el adiós de Fundi prefiero casi no entrar, pues el médico me ha aconsejado evitar sofocones. Quienes vieron la corrida por televisión me cuentan que pasados los 15 minutos exactos de demora, el presidente don Trinidad sacó el pañuelo blanco con los matadores sin liarse aún. Tal vez esperando a inspeccionar el ruedo encharcado con la Autoridad como se solía hacer para, al menos, guardar las formas a plaza llena. En abril, el día 29 exactamente, se suspendió una novillada con cuatro gotas y dos charcos. Los toreros tiraron “p’alante” a sabiendas de lo que les esperaba en los corrales. ¿Tiraron? Una de héroes y villanos. Mi pregunta es: si por cualquier torcedura de tobillo del destino, pasa algo, una tragedia, ¿quién se responsabiliza de autorizar la celebración de un espectáculo que no lo es en condiciones inaceptables? Reglamento en mano, el usía es quien cuenta con la última palabra.

Hace unos años en Sevilla, pese a la insistencia y resistencia de los toreros, un presidente cuyo nombre no recuerdo dijo que aquello se suspendía, y se suspendió. La Autoridad debe velar por la seguridad de los toreros, la integridad del espactáculo -¿es íntegro un espectáculo que se da sobre un barrizal bajo el diluvio?- y los derechos del público. Aunque con el público de Madrid, cualquiera sabe. Suspendes en San isidro cayendo el mar y se levanta en armas con un transtorno que roza el sadomasoquismo. Un circo romano donde los más íntegros son los gladiadores. Y a veces los más brutos.

El cuido por la íntegridad de Madrid traspasa la frontera de conceder una oreja arriba o abajo por la que luego nos desgarramos la camisa. En la crónica de este lunes, afirmo que, pese al bajonazo, Rubén Pinar debería haber paseado la vuelto ruedo. Rectifico: yo le habría dado la oreja. Por cómo estuvo y, como dice la empresa para ofrecer ahora a El Fundi la despedida en Otoño, “por las circunstancias vividas”. 

Postdata: la final entre Nadal y Djokovic del domingo en Roma se suspendió por la lluvia. Claro que pegarle a una pelota es mucho más peligroso que pegarle pases a uno de Guardiola con 660 kilos…  

 

Caos en el campo

<:FOOTER>

Zabala de la Serna

Es tiempo de hablar de toros, en corto y por derecho, vigilando la esencia del toreo pero con la vista clavada en el siglo XXI.

No es ni de lejos normal el estrepitoso petardo que los veedores de Taurodelta han pegado el fin de semana. Que se sepa, tres corridas rechazadas en dos jornadas, viernes y domingo. Los toros de Manolo González Sánchez-Dalp tomaron el camino de regreso a casa para que regresara a Las Ventas Fermín Bohórquez para lidiar a pie. Una corrida, se entiende, de su hierro. La de Peñajara preparada (sic) para la despedida de El Fundi en San Isidro no pasó; otra dispuesta (otro sic) de Joselito (La Reina y El Tajo) tampoco; finalmente, en la ceremonia de la improvisación, un corridón de Guardiola fuera de madre, escogido con “sensibilidad” para la ocasión. 

En las condiciones diluvianas en las que se celebró el adiós de Fundi prefiero casi no entrar, pues el médico me ha aconsejado evitar sofocones. Quienes vieron la corrida por televisión me cuentan que pasados los 15 minutos exactos de demora, el presidente don Trinidad sacó el pañuelo blanco con los matadores sin liarse aún. Tal vez esperando a inspeccionar el ruedo encharcado con la Autoridad como se solía hacer para, al menos, guardar las formas a plaza llena. En abril, el día 29 exactamente, se suspendió una novillada con cuatro gotas y dos charcos. Los toreros tiraron “p’alante” a sabiendas de lo que les esperaba en los corrales. ¿Tiraron? Una de héroes y villanos. Mi pregunta es: si por cualquier torcedura de tobillo del destino, pasa algo, una tragedia, ¿quién se responsabiliza de autorizar la celebración de un espectáculo que no lo es en condiciones inaceptables? Reglamento en mano, el usía es quien cuenta con la última palabra.

Hace unos años en Sevilla, pese a la insistencia y resistencia de los toreros, un presidente cuyo nombre no recuerdo dijo que aquello se suspendía, y se suspendió. La Autoridad debe velar por la seguridad de los toreros, la integridad del espactáculo -¿es íntegro un espectáculo que se da sobre un barrizal bajo el diluvio?- y los derechos del público. Aunque con el público de Madrid, cualquiera sabe. Suspendes en San isidro cayendo el mar y se levanta en armas con un transtorno que roza el sadomasoquismo. Un circo romano donde los más íntegros son los gladiadores. Y a veces los más brutos.

El cuido por la íntegridad de Madrid traspasa la frontera de conceder una oreja arriba o abajo por la que luego nos desgarramos la camisa. En la crónica de este lunes, afirmo que, pese al bajonazo, Rubén Pinar debería haber paseado la vuelto ruedo. Rectifico: yo le habría dado la oreja. Por cómo estuvo y, como dice la empresa para ofrecer ahora a El Fundi la despedida en Otoño, “por las circunstancias vividas”. 

Postdata: la final entre Nadal y Djokovic del domingo en Roma se suspendió por la lluvia. Claro que pegarle a una pelota es mucho más peligroso que pegarle pases a uno de Guardiola con 660 kilos…  

Quieren ser toreros

<:FOOTER><!–por
–> 

Fernando Bermejo

Subdirector de deportes de EL MUNDO

Cristina Sánchez conduce el programa, con José Luis Bote como maestro exigente, Juan Diego más fraternal y Espartaco luciendo la sonrisa del consenso. Matadores de toros de muy distinto éxito para un programa que coloca a la Fiesta en un plano similar al de los aprendices del pop, que es de donde se inspira.

Sólo por el bullir de embestidas, de cites a la voz, de capotes, de botos sucios en la arena, de resoplidos en la lidia es por lo que “Quiero ser torero” merece un vistazo. Dejo a otros la mera crítica televisiva, seguro más virulenta, corrosiva incluso. Da lo mismo: me vale con que Bote pida muy teatralmente torería al andar. ¿Y qué es andar con torería? Pues para eso sirve el programa.

Era otro el propósito de este “post”, terminada la primera semana de feria. Pero la irrupción de una producción estrictamente taurina en pleno ‘prime time’ sorprende y da una alegría a este San Isidro. Los toros inmensos de Las Ventas dan muchos cabezazos, subiéndose por las hombreras. Las becerras de ‘Quiero ser torero’ parecen en cambio un divertimento adolescente, juguetes programados en la consola para ver quién es el mejor. Unos y otras son legítimamente Fiesta. Me paro a pensar con qué me entretengo más: con la tan cantada y real verdad de una tarde en Las Ventas o con el juego de aprendices de la televisión. Sin lo segundo no llega lo primero, y a éste le falta un poco de la sensibilidad del concurso de becerristas.

Pedir sensibilidad en San Isidro me temo que no se estila. Molan más los toracos trepando descompuestos muy por encima del estaquillador, entre todos profundizando en un rudimentarismo que desconozco su fin. El soplo cuasi infantil de este ‘Quiero ser torero’ descubierto en Telemadrid definitivamente endulza y aplaza el veredicto hasta el miércoles próximo, cuando ya hayamos consumido dos semanitas de San Isidro, en busca también de un triunfador de la feria.

Cosas de toreros

<:FOOTER><!–por
–> 

José Luis Vadillo

Jefe de sección de ELMUNDO.es

“Sólo los toreros hacemos estas cosas”, dijo El Fundi tras matar con apuros a su primero en  su última tarde en San Isidro. No lo dijo sacando pecho, con orgullo, sino como un autoreproche, un “ya lo sabía”. El cielo puso la tarde se puso cuesta arriba, grises nubarrones que enturbiaron en ánimo de los matadores (de unos más que de otros).

Si hicieron el paseíllo sin rechistar fue por temor. ¿A qué teme un torero como El Fundi, bregado en mil tardes de toros infames de malísimas intenciones? Pues al respetable. “Si empezamos a ver el estado del ruedo ahora, el público se nos echa encima”, dijo a sus compañeros a las siete y cuarto de la tarde, cuando las palmas de tango ya mostraban impaciencia en los tendidos empapados de Las Ventas. Uceda Leal y Rubén Pinar asintieron y el paseíllo echó a andar. El resto, lo poco bueno y lo muchísimo malo que hubo, ya es historia conocida.

Madrid tiene esas cosas. Es alérgica a las suspensiones durante la Feria (hace bien poco no se celebró una novilladasin ningún alboroto) e incompatible con las  suspensiones sobrevenidas, es decir, durante la lidia. Un derecho adquirido por el público, que no se deja maltratar como en algunas plazas, ni estafar directamente, como en otras muchas. La cuestión es: si una terna con toda su barba cree que no hay condiciones de seguridad para ellos y para sus subalternos, ¿por qué no se opusieron a que comenzara el festejo?

El Fundi se resguarda de la lluvia. | Antonio Heredia

TOROS

César Ibelles triunfó en Los Ibelles
CORTÓ DOS OREJAS Y SALIÓ A HOMBROS

21 de mayo de 2012

FOTOS: ALEJANDRO VILLA

FENOMENAL ha sido la actuación del novillero César Ibelles, en lo que ha sido la inauguración de las novilladas en el coso de Los Ibelles, ya que se ha izado como el máximo triunfador al cortar las dos orejas de un primer astado y con ello salir a hombros.

Buena respuesta ha tenido el cartel por parte del público para presenciar el mano a mano donde se anunció al torero poblano, David Aguilar y al mexiquense César Ibelles, ante un encierro de José María Arturo Huerta. Mucho han demostrado ambos toreros, cada uno en su estilo y posibilidades, sin embargo, ha quedado de manifiesto por parte de los dos su entrega y ganas de agradar, producto de faenas de calidad.

MUY BIEN HA ESTADO

Abrió plaza David, quien ha estado muy bien con la capa. Se mostró con sitio e idea ya con muleta en mano, toreando muy bien al novillo por los dos lados. Dejó una estocada y cortó una oreja.

Se superó en su segundo astado, logrando apuntes maravillosos, lástima que pinchó y todo quedó en ovación.

MOSTRÓ SUS ADELANTOS

Y César no se amilanó, sacó la casta e hizo uso de todos sus recursos para remontar la cuesta, no se ha desdibujado el torero y demostró que va por buen camino para el doctorado. Se lució con la tela roja al ejecutar muletazos de calidad y hondura, bien corrió la mano, gustándose y transmitiendo lo hecho al tendido, que le aplaudió con fuerza. Se perfiló para dejar la espada en buen sitio, lo que bastó para que el toro cayera fulminado e Ibelles recibiera las dos orejas.

Ante su segundo novillo no pudo hacer mucho, dado que fue el negro en el arroz; el animal ha sido rajado, imposible. Lo mató y se retiró entre palmas.

DEJÓ BUEN SABOR

Como se apuntó, en cada festejo también habrá de torear un becerrista con el fin de promover a la niñez taurina. Esta vez tocó turno a Julián Castro, quien ha estado estupendamente, sin embargo, tendrá que afinar más su puntería con la espada. Ha dejado buen sabor el torero ante los presentes.

ADELANTO

Ante media entrada se lidiaron novillos de José María Arturo Huerta, terciados y en su lidia, dos buenos, uno se dejó y otro rajado.

Para el siguiente fin de semana se anuncia otro mano a mano: Mirafuentes de Anda y se presenta Luis Téllez, ganado por confirmar.

TOROS

“El Zapata” indultó un toro en Mexicali
EN EL CIERRE DE LA TEMPORADA

21 de mayo de 2012

MEXICALI.- Con una muy buena entrada se dio la última corrida de la temporada en la plaza Calafia en que se jugaron astados de Marco Garfias, siendo indultado el corrido en cuarto lugar lidiado por Uriel Moreno “El Zapata”, luego de una faena con toda clase de pases. El toro fue bravo y de buen estilo que aguantó muchos muletazos. A insistencia del público se le perdonó la vida. Fue el 104, Contador, con 485 kilos. En el primer toro el diestro tlaxcalteca había sido ovacionado, perdiendo cuando menos una oreja por pinchar. Pedro Gutiérrez Lorenzo en su primero cortó una oreja por una faena de temple y como matara pronto le otorgaron la oreja. En su segundo se superó el salmantino y pudo haber cortado el rabo, pero se dio a pinchar y sólo le dieron una oreja. José Mauricio también hizo una gran faena de dos orejas, pero también estuvo mal a la hora de matar y sólo fue ovacionado. En el que cerró plaza buena faena, pero mal matando.

Fue buena la entrada en la Calafia y los toros de Marcos Garfias, bien presentados que dieron un buen juego y de no pinchar les cortan más orejas.

CHIMALHUACAN.- Se dio la corrida en Chimalhuacán con tres cuartos de entrada. Se jugaron astados de Real de Saltillo, desiguales en juego que dieron. Manolo Mejía y Alejandro Martínez Vértiz fueron ovacionados, perdiendo trofeos por fallar con la espada. José Isabel Ortiz tuvo silencio y prácticamente la triunfadora fue la yucateca Lupita López, quien hizo faena y dio la única vuelta de la tarde.

TOROS

Los de Villacarmela, con más de media tonelada
PARA LA INAUGURACIÓN EN TIJUANA

21 de mayo de 2012

YA se encuentran en los corrales de la plaza Monumental de las Playas de Tijuana el encierro de Villacarmela que se lidiará en la corrida inaugural de la temporada, el próximo domingo, en que aparecen en el cartel Uriel Moreno “El Zapata”, Fermín Rivera y José Mauricio.

Los aficionados que se han acercado a los corrales han quedado admirados por el volumen y el trapío que tienen. Están fuertes y bien comidos, con su edad reglamentaria. El que menos pesó fue de 510 kilos y el que más 594. Todos arriba de la media tonelada.

Los números, pintas y pesos son lo siguientes: el 123, negro, con 510 kilos; el 120, cárdeno, 525 kilos; el 114, negro, con 580 kilos; el 141, mulato, con 590 kilos; el 118, negro, 566 kilos; el 121, negro, 565 kilos y el 119, cárdeno, 594 kilos.

Parece ser que es el encierro que ha lidiado con esa romana desde hace tiempo y ese es buen síntoma para que los aficionados acudan a la corrida.

Los propietarios de esta ganadería son Eduardo, Alejando y Eduardo Arena, ganaderos que se están preocupando por presentar bien sus encierros y así sucedió el que enviaron a la Plaza México en la pasada temporada, además bravos y de buen estilo.

La empresa se está preocupando porque todo los encierros que se lidien en esta campaña estén lo mejor presentados para que la temporada termine con el éxito que se espera.

Por su parte, Fermín Rivera ha manifestado que ha estado entrenando intensamente para continuar la buena impresión que ha conquistado después de sus actuaciones en la Plaza México.

TOROS

Víctor Puerto hará campaña aquí
DE LOS TRIUNFADORES EN AGUAS

20 de mayo de 2012

EL matador sevillano Víctor Puerto quien cortara dos orejas en la última corrida de la feria de San Marcos en Aguascalientes, dejó extraordinario ambiente, pues realizó una gran faena y mató de estoconazo para las dos orejas. Y en el otro, que no fue fácil, dejó ver que también es un buen lidiador. Mostró que es dueño de un temple bien afirmado, con sitio y oficio.

Esa corrida en Aguascalientes fue la tercera que torea en plazas mexicanas, anteriormente había estado en la México para la confirmación de alternativa hace doce años y después regresó a torear a Autlán de la Grana y en La Chona.

Víctor será una novedad en plazas mexicanas y él tiene pensado hacer una campaña larga en México, luego de que concluya sus compromisos en España, pero dándole preferencia a los compromisos de aquí que alternará con los peninsulares.

Puede ser que la empresa Espectáculos de México lo triaiga a la próxima edición de San Marcos, pero no es nada oficial. Roberto Fernández “El Quitos”, quien le está ayudando aquí hablará con las empresas para confeccionarle una campaña.

Tendido cero – 19/05/12

19 may 2012

La feria de San Isidro, la de Jerez, los festejos de Valencia y Valladolid además de un reportaje centrado en el nuevo valor mexicano Juan Pablo Sánchez, la ganadería de Rocío de la Cámara, el indulto de Talavante en Aguascalientes y el recuerdo al famoso toro “Capitán”.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/tendido-cero/tendido-cero-19-05-12/1413022/

PREGÓN TAURINO 2003 DE CARLOS FUENTES.
Autor: Redacción.

“Viendo lidiar a Manolete en México, aquel lejano domingo de hace ya más de medio siglo, me di cuenta de la más profunda relación del alma hispánica y el alma mexicana. Mexicanos y españoles tenemos el privilegio, pero también la carga, de entender que la muerte es vida. O sea: todo es vida, incluyendo a la muerte, que es parte esencial de la vida. “Este texto fue leído en el Teatro Lope de Vega, en Sevilla, el 20 de abril de 2003.

Yo fui un niño sin Fiesta. Creciendo en Santiago de Chile, Buenos Aires y la capital norteamericana, Washington, todas ellas ciudades sin corridas de toros, hube de esperar a mi regreso a México, siguiendo las peregrinaciones diplomáticas de mis padres, para ver mi primer espectáculo taurino.

Mi suerte no pudo ser mayor. Una tarde del año de 1945, me estrené como taurómaco principiante, villa- melón certificado y al instante entusiasta aficionado, viendo torear en la Plaza El Toreo a Manuel Rodríguez “Manolete”.

No conocía aún los nombres propios de cada instante de una faena magistral.

Más si alguno de mis sentidos artísticos aún dormitaba, esa tarde asoleada en la ciudad de México despertó en mí un tropel de emociones estéticas que iban del asombro a la admiración, a la duda misma que semejante entusiasmo me procuraba, al irresistible clamor de la multitud que con un solo, enorme alarido, tan vasto como el océano mismo que separa y une a España y México, coronó la faena de Manolete, el arte del torero y el coraje de su contrincante el toro llamado “El Gitano”.

Los adjetivos, igual que el aplauso, acudieron pisándose los talones a mi mente y a mis labios.

Manuel Rodríguez Manolete, se ha dicho tanto, era una figura que El Greco había dejado escapar de un cuadro de santo o guerrero. La larga y esbelta figura mística tenía la cabeza en un cielo reservado, acaso, para los grandes maestros de la tauromaquia, pero esa misma figura espiritual poseía un atractivo físico, sensual, de masculinidad, si no agresiva, ciertamente agradecida de sus atributos, subrayados por la ceñida elegancia del traje de luces. Mística y erótica a la vez, la figura de Manolete tenía, sin embargo, o asimismo, los pies bien plantados en la tierra. Si su figura parecía imaginada en el cielo tormentoso de El Greco, sus pies decían que no había otro cielo que éste, la tierra, la tierra de arena y polvo del genio popular de España, la tierra pródiga de la única gran cultura europea cristiana, árabe y judía, el redondel privilegiado de los tres monoteísmos que como el rey San Fernando en su tumba sevillana, reza para siempre en árabe y latín, castellano y hebreo. Manolete de pie en el mismo campo del Quijote, el redondel de la Mancha, el territorio manchego y manchado en el cual no es posible distinguir la sangre derramada de la sangre renovada.

Vida y muerte, eso vi aquella tarde de mi primera corrida viendo lidiar a Manolete en México.

Vi la vida y la muerte del matador y del toro.

Vi el emparejamiento de dos heroicidades: la del diestro y la de su contrincante animal.

Vi el símbolo de la interminable contienda entre la naturaleza que quisiera abrazarnos hasta sofocarnos con su gigantesco amor materno y la voluntad humana de establecer el espacio —la arena— separados de la ciudad —la polis, la civitas— al abrigo de la pura fatalidad natural.

Vi la escenificación de la angustiosa condición humana ante la naturaleza: ser absorbidos por ella o dominarla. Y dominarla de qué manera, explotándola destructivamente o respetándola, sabiendo, como sabía esa tarde en México Manolete, que él iba a morir y el toro iba a sobrevivir… no como un presagio de la tragedia de Linares apenas dos años más tarde, sino en la gran corrida universal que simboliza la fiesta taurina. El torero, al cabo, es el que perece y el toro, al cabo, es el que sobrevive…

Viendo lidiar a Manolete en México, aquel lejano domingo de hace ya más de medio siglo, me di cuenta de la más profunda relación del alma hispánica y el alma mexicana.

Mexicanos y españoles tenemos el privilegio, pero también la carga, de entender que la muerte es vida. O sea: todo es vida, incluyendo a la muerte, que es parte esencial de la vida.

No es nuestro el pudibundo eufemismo norteamericano “he passed away, pasó para no decir murió. Con razón exclamó un día Cagancho: “¿Hablar inglés? ¡Ni lo mande Dió!”. Con mejor razón irónica, reza la inscripción de una tumba en el Cementerio Brompton de Londres:

“Aquí yace Lady Wilson. Pasó de la ilusión de la realidad”.

Aunque tampoco es nuestra cierta serena racionalidad francesa que dictamina: “Partir es morir un poco”, a fin de no determinar que:

“Morir es partir un poco”.
No: mexicano es el poema náhuatl que nos dice:
¿Es verdad, es verdad que se vive
en la tierra?
No para siempre aquí: somos
un momento en la tierra…
¿Es que en vano venimos, pasamos
por la tierra?
Cese por un momento
la amargura,
¡Aun por un momento disipemos
la pena!
Al menos cantos, al menos flores:
Esfuércese en querer mi corazón.

No: español es el soneto inmortal de Quevedo que nos dice:
Serán ceniza, mas tendrán sentido,
polvo serán, mas polvo enamorado
al cual hace eco el verbo novohispano
de Sor Juana Inés de la Cruz:
¿Quién pensara que cómplice
en tu muerte
fuera, por no callar,
tu propia vida?
y si suena a desafío el corrido revolucionario mexicano de La Valentina,
Si me han de matar mañana,
que me maten de una vez,
esa vez, en la suprema elegía taurina de García Lorca, es un largo sueño sin fin:
Por las gradas sube Ignacio
con toda su muerte a cuestas…
Y su sangre ya viene cantando:
¡Oh blanco muro de España!
¡Oh negro toro de pena!
¡Oh sangre dura de Ignacio!
¡Oh ruiseñor de sus venas!

El blanco muro de España se fundió en México con el gran muro azteca de las calaveras, el Tzompantli, y se mestizaron dos universos sacrificiales —ambos rituales, pero uno sacrificio humano para aplacar a los dioses y renovar con sangre el renacimiento del día; el otro sacrificio simbólico para representar y salvar del olvido o la indiferencia la tensión entre hombre y natura—. Ya el 13 de agosto de 1529, ocho años después de consumada la Conquista, y en el día de San Hipólito, se establece oficialmente la fiesta de toros en la ciudad de México, confirmando la aparición natural de la corrida descrita por Hernán Cortés en la Quinta Carta de Relación al Rey Don Carlos: cuando “otro día, que fue de San Juan, (llegó un mensajero) de vuestra sacra majestad, estando yo corriendo ciertos toros y en regocijo de canas y otras fiestas…”.

Esos “toros ciertos” a los que se refiere Cortés los trajo a México don Alfonso García Bravo. Dos hechos notables se le deben a este alarife que llegó a México en expedición mandada por Francisco de Garay, a la sazón, gobernador de la entonces española isla de Jamaica.

Sobre las ruinas de la capital azteca, Tenochtitlan, García Bravo trazó la ciudad hispano-mexicana. la ciudad de México y realizó, igualmente, el trazo urbano de la espléndida ciudad de Oaxaca.

Pero además de ser el primer urbanista de la Nueva España, fue García Bravo quien trajo los primeros toros bravos a México, toros de Navarra pasando por Cuba y apacentados en la ganadería de Ateneo, cercana a la capital mexicana y la más vieja del continente americano.

La unción del primer virrey de México, don Antonio de Mendoza, en 1535, fue ocasión para lidiar más de cien toros y el virrey Luis de Velasco gustaba de lancear y dar capotazos en corridas de hasta ochenta toros. Nota bene: en esos siglos del Virreinato de la Nueva España, no se mataba a los toros.

Se suceden en la ciudad virreinal mexicana los cosos taurinos: plaza del Marqués en el siglo XVI, seguida de las plazas de El Volador, San Diego, San Pablo y las Vizcaínas, culminando con la de Chapultepec en 1713 e iniciando, en 1769, la primera temporada taurina formal y periódica, no exenta de accidentes.

Tomás Venegas “El Gachupín Toreador” y Pedro Montero, encabezaban la cuadrilla de a pie; Felipe Hernández “El Cuate” la de a caballo. Montero y su garrochero “El Capuchino” resultaron heridos, el Capuchino murió y su viuda recibió 24 pesos siendo el precio del toro que lo mató de diez pesos. Hablo del siglo XVIII preinflacionario.

Después de la Independencia en el siglo XIX hay un estira y afloja de amigos y enemigos de la tauromaquia, conflicto disipado por la aparición de dos grandes diestros. El español Bernardo Gaviño, maestro iniciático de la tauromaquia moderna en mi país, y Ponciano Díaz, el primer gran matador mexicano, protegido de Gaviño. Celebrado a plaza llena en todo México con el grito de ¡Ora Ponciano!, grito de alegría, ánimo, expectación y victoria, que lo llevó a recibir la alternativa madrileña de manos de Frascuelo en julio de 1888 y un año más tarde, la alternativa de la muerte que también le dijo al oído, “Ora Ponciano…”. Dejó detrás un redondel alfombrado de rosas y sombreros y un dato histórico; azuzado por el gentío en la plaza de Orizaba, en vez de recibir avanzó a matar, se perfiló en corto y hundió la espada hasta el puño en el hoyo de las agujas: es el primer volapié conocido en la historia de México, ejecutado por un diestro, cosa rara, con gran bigote pre-zapatista.

“Ora Ponciano” y luego, ya en rápida y fabulosa sucesión, y a pesar de los paréntesis revolucionarios entre 1910 y 1920, primero el reino de Rodolfo Gaona, el Califa de León, el Petronio del Toreo, presentado el 1 de octubre de 1905 en la plaza El Toreo de México y filmado ya, a sus morenos veintidós años, desplegando el lance que lleva su nombre, la gaonera, que es cuando el toro embiste al engaño y el torero mantiene un lado del capote sujeto con una mano y el otro extremo lo detiene con la otra mano, cuyo brazo extiende al embestir el toro para darle salida por ese lado, cargando la suerte.

La gaonera, identificada para siempre con el Califa de León, es lo que en España, me ilustra mi gran amigo, gran escritor y antiguo juez de plaza de la Monumental México, don Ignacio Solares, se llama el lance delantero que se ejecuta con el capote cogido por detrás. España conoce a Gaona el 31 de mayo de 1908 en la plaza de Tetuán de las Victorias, recibiendo la alternativa de Manuel Lara “Jerezano” y compartiendo cartel, en numerosas ocasiones, con Belmonte, El Gallo y Sánchez Mejías. Y su faena clásica se la sacó en la Maestranza a “Desesperado” en 1912.

No sé si habrá sido en una corrida de El Toreo en 1921 y con Gaona en la cumbre, cuando se sentaron lado a lado el presidente de México, el general Alvaro Obregón, y el ilustre escritor gallego que nos visitaba, don Ramón del Valle Inclán. Uno y otro eran mancos. De don Ramón, se cuentan (y él se encargó de abundar, con la ayuda de Ramón Gómez de la Serna) tantas fábulas sobre la pérdida del brazo, que juntas todas forman una novela entre macabra y picaresca: que si don Ramón se cortó el brazo porque no había carne para el puchero; que si lo perdió tratando de forzar la recámara de una mujer esquiva; que si él mismo se mutiló para distraer a un león que le perseguía; que si se lo arrancó el bandido mexicano Quirico en un campo desolado. Lo más probable es que lo perdió en una riña en el Café de la Montaña, entre la calle de Alcalá y la carrera de San Jerónimo, al contestar don Manuel Bueno a una provocación de Valle Inclán con bastón con barra de hierro, incrustando en la muñeca del escritor el gemelo del puño, gangrenado y amputado en consecuencia.

El general Obregón perdió el brazo en la batalla de Celaya del año 1915, donde derrotó a Pancho Villa y sus famosos “Dorados”. Quedó el campo regado de cadáveres y de miembros, entre ellos una extremidad superior de Obregón, hoy conservada en un monumento al sur de la ciudad de México.

“¿Cómo recuperó usted el brazo perdido en la batalla, mi general? —se le preguntó a Obregón.

“Muy fácil” contestó el ingenioso y cínico revolucionario. “Eché una moneda de oro al aire y mi brazo perdido salió volando a cogerla”.

De hecho, existe una fotografía en que los dos mancos, Obregón y Valle Inclán, aplauden juntos la faena de Gaona, cada uno con la mano que le quedaba al otro…

Se suceden después de Gaona los grandes diestros mexicanos en España. Destaco a tres de ellos:

Fermín Espinosa, “Armillita”, famoso por su faena en la Maestranza una tarde de 1945, cuando en vez de matar cuanto antes a un toro manso, le brindó la muerte a Belmonte y procedió a la que es considerada una de las más perfectas y osadas faenas de dominio, ganándose las dos orejas, el rabo y la salida en hombros.

Natural de Saltillo en el norte de México, Armillita mató su primer becerro a los dieciséis años de edad, se retiró a los cuarenta y cuatro y llegó a filmar las faenas atribuidas a Tyrone Power en la segunda versión fílmica de Sangre y arena de Blasco Ibáñez. Tyrone sabía seducir, como Juan Gallardo, a Doña Sol, Rita Hayworth en aquella ocasión y espléndida belleza de crepúsculo con cuerpo de Venus Pandemus, origen de todas las sensualidades, la Venus bailaora, como la evocó García Lorca, paralizada por la luna.

Si esto, envidiablemente, le tocaba a Tyrone, Armillita tenía, en cambio, que mirar en los ojos del toro su propia muerte, y lo hacía con el desnudo estoicismo coahuilense de los desiertos mexicanos, pues esto era el redondel para Fermín Espinosa: un llano de arena y sangre encajonado entre sierras perdidas.

Silverio Pérez, El Faraón de Tex- coco, era un hombre de sonrisa alegre y mirada triste. Torero torerazo, lo llamó Agustín Lara en un célebre paso- doble. Muchas veces comí con él. Era hombre de pocas palabras. Su vida cotidiana parecía un mero reposo entre corridas. Y en cada una de ellas, Silverio hacía un milagro. Se presentaba con una indolencia que era la máscara más frágil de su temple taurino. Era como si Silverio necesitara cobijar bajo esa aparente indolencia su decisión, crecida con cada momento de la faena, de salir a poder con el toro. Luego venía el reposo del altiplano de México, allí donde este dulce Anteo azteca hundía las raíces en la tierra natal. No nació el Hércules que lo arrancara de ese suelo nutricio.

Y Carlos Arruza. Ligazón. Temple. Entrega. Unidad de estilo. Nada le faltaba a este mexicano, chilango de la mera capital, pero sobrino del enorme poeta español del exilio León Felipe. Acaso el poeta y el torero, el tío y el sobrino, podían reunirse en la pregunta de León Felipe, “¿Quién soy yo?” y contestar:

¿Has entendido ya que Yo eres Tú también?

Y ambos, León Felipe y Carlos Arruza, pudieron también decir juntos, como le dice el poeta a la vida, como le dice el matador a la muerte:

Dejadme, Ya vendrá un viento fuerte que me lleve a Mi sitio.

Como Arruza, con quien tantas veces alternó, Manolete —para cerrar el círculo de mi redondel personal— murió demasiado pronto. Ambos supieron la verdad que dijo El Gallo: “Cada torero debe ir a la plaza a decir su misterio”. Yo quisiera centrar el de Manuel Rodríguez Manolete, su figura estatuaria, su postura invariable, su manera incomparable de citar al natural y ligar los pases, los redondos, las manoletinas, la virtuosidad del estoque…

Pero sobre todo, la heterodoxia o mejor dicho, la herejía de sus faenas.
—Tienes que quebrar la arrancada del toro, Manuel.
—Yo no me tomo ventajas con el toro, madre.
—No son ventajas, recoño, es llevar al toro adonde no quiere y tú puedes lidiarlo mejor.
—Yo no me muevo. Que el toro cargue.
—¿Qué quieres del toreo, hijo?
—Que a todos se les pare el corazón cuando me vean torear.

Y a todos se nos paraba, en las plazas de México. Manolete no era el heterodoxo, era el hereje y hereje significa escoger, el que escoge. ¿Qué escogió Manolete negándose a cargar la suerte? Mirar al toro para mostrarle su muerte. Darle al toro la oportunidad de matar al torero para que ambos —lidiador y lidiado— supiesen que cada uno tenía el rostro de la muerte, que la pelea era entre iguales…

Porque el toreo no es lucha de clases, sino lidia de castas. Acogidos mi esposa y yo a la incomparable hospitalidad de Soledad Becerril y Rafael Atienza en la maravillosa Ronda donde el poeta Rainer María Rilke dijo que allí, en Ronda, había llegado al final de su propia mirada, pues, después de Ronda, “¿qué permanece sino la permanencia misma?”, acaso Rilke pudo convocar, en la Real Maestranza de Ronda, el espíritu fundador de Pedro Romero, matador de casi seis mil toros bravos, que nunca derramó su sangre en la arena y que murió a los ochenta años sin una sola cicatriz en el cuerpo, habiendo establecido las reglas clásicas de su arte.

¿Hay retrato más noble de un matador que el de Pedro Romero por Goya que se exhibe en el Museo Kimbell de Fort Worth? ¿Hay rostro de torero que más claramente nos diga: “Qué duro es ser rival de uno mismo”? ¿Hay perfil que, como el de Pedro Romero de Ronda, con más certeza le dé la razón a El Gallo: “Cada torero debe ir a la plaza a decir su misterio”?

Lidia de castas: cae la noche sobre los inmensos campos de girasoles, imanes del cielo en la tierra andaluza. Se apagan las luces y cuando los girasoles se convierten en giralunas, de noche salen los muchachillos a ciegas, a torear los becerros cuerpo a cuerpo, embarrados al cuerpo del toro, sintiendo el pálpito velludo del animal, el vapor de sus belfos cercanos, el sudor negro de su piel, aprendiendo a torear con miedo, porque sin él no hay buen torero, y con gusto, por lo mismo…

El toro y el torero serán siempre la primera noche de hombre.
El torero y el toro serán siempre el primer sol de la muerte.
El domingo de resurrección culmina la Semana Santa sevillana. Un pueblo entero ha salido —pueblo de innata aristocracia, de auténtica nobleza popular— a formar el coro de las procesiones, remontándonos a la más remota antigüedad de las fiestas de guardar, los días propiciatorios, las representaciones simbólicas de la vida.

“Fiesta multicolor”, la llamó Ortega y Gasset, fiesta de las generaciones de Sevilla, fiesta de los gremios, cargando descalzos, con ligereza mística, a la Virgen coronada por una tiara solar de rayos como navajas.

Como los coros de las más antiguas ceremonias del Mediterráneo, estos de Sevilla lo forman ciudadanos que durante todo el año se preparan para desempeñar un papel a la vez íntimo y colectivo.

Intimo, porque exige una compenetración personal con las palabras y las acciones de la escena.

Colectivo, porque saben que se sitúan en la esfera de la más alta representación de la vida de la ciudad.

Si la tauromaquia es fiesta y es rito, no debe olvidar que sus raíces más antiguas se hunden en la tierra trágica de una humanidad que se sabe a la vez heroica y frágil, que abandona su solar nativo para vivir las grandes epopeyas de la historia y regresa a reconocer que, heroico, el ser humano también es falible. La tragedia clásica purga la falta personal mediante la ca- társis de la representación pública. La catarsis nos libera de las faltas individuales mediante la reintegración a la comunidad dañada por nuestra culpa pero restaurada por el padecer mismo que es condición de la moral y la razón recobradas.

El conflicto trágico —nos advierte la gran pensadora andaluza María Zambrano— nace de una destrucción rescatada por algo que la sobrepasa. Fiesta, rito, representación: la tauromaquia pertenece a ese nivel del ceremonial antiguo en el que las faltas de la humanidad —individuo y sociedad— son salvadas por la representación ritual, el acto que es respuesta humana a la fuerza aplastante de la naturaleza, del entorno, del azar. Esta es la hora de la verdad. Para sobrevivir, herimos a la naturaleza. Pero la naturaleza, a su vez, nos acecha y si es tierra pródiga, también es poder envolvente que nos puede sofocar con un abrazo excesivamente maternal y a veces hasta mortal. La dominamos a veces, pero otras, ella nos avasalla brutalmente.

El rito taurino es la más exacta representación del equilibrio posible entre un eterno dilema:

¿Separarnos de la naturaleza para ser hombres y mujeres civiles —civilizados— pero ayunos de la savia terrenal?

¿O sucumbir a un abrazo de la naturaleza que, convirtiéndonos en naturaleza, nos prive de nuestra singularidad humana?

El rito taurino es una de las grandes respuestas a este dilema: abandonar a la naturaleza o someternos a ella. Separarnos de ella o ser devorados por ella.

¿Qué es un rito, al fin y al cabo, sino respuesta humana a las fuerzas aplastantes del cosmos, aplazamiento, conjuro, evocación, llamado?

¿Qué es —específicamente— el rito taurino, sino una manera de devolverle a la naturaleza, porque para ser humanos nos hemos separado de ella, algo que le es propio a la naturaleza misma: la ofrenda de una ceremonia que reconoce el orgullo y la fuerza del entorno físico que, a la vez, nos alienta y amenaza?

Pues, ¿no dota la fiesta brava de orgullo a la naturaleza, reconociendo su valor y su fuerza, exponiendo al hombre al sacrificio a cambio del sacrificio correspondiente de la naturaleza, pero dotando a ambos —toro y torero— de orgullo —no de la hubris que nos ciega ante los límites del ser, sino el orgullo de saberse, cada uno, hombre y naturaleza, toro y torero, en su justo lugar como parte del entorno persona-mundo?

Ofrenda y rito: se trata de términos inseparables.

La fiesta brava es un acto hermanado de saber y de fe. La sociedad separa el conocimiento y la creencia. El rito taurino los reúne: en la fiesta, se sabe porque se cree y se cree porque se sabe.

¿Qué se sabe, qué se cree?

Sencillamente, que se puede perder ganando y ganar perdiendo. La tauromaquia no se engaña ni nos engaña. Es cierto: cada individuo y cada sociedad poseemos un excedente de energía y a menudo no sabemos qué hacer con él. Podemos desperdiciarlo en el daño: la guerra y el crimen. Pero podemos aprovecharlo en el beneficio: el arte, el buen gobierno, la solidaridad social, el valor personal.

La fiesta brava es, a un tiempo, la superación y la representación de esa energía vital excedente. La demuestra en uno de sus extremos: es un arte ritual, no exento de violencia pero que al representarla ritualmente, no sólo la salva de una actualización anti-social, sino que la confirma como renovación de un pacto: la renovación de la vida a pesar de la muerte.

Llego a Sevilla y ando buscando las voces que se creen perdidas. Las busco en las floridas calles con su mezcla insólita de cera y de flores. Las busco en las voces de los balcones, que por muy alto que estén, surgen de los pasillos secretos de Sevilla porque son hijas de la tierra. Las busco en el silencio mismo de las cofradías guiadas por el bastón de plata. Y de entre todas —silencio de los pies desnudos, índice erguido de la Giralda, y en palabras de Alfonso Reyes, tibieza de las Sierpes, azulejos de las espadañas, palomas heridas en el seno de cada Virgen—, de entre todas vuelven a surgir las voces que creíamos perdidas, las inmortales voces de la Semana Santa sevillana, la voz de El Centeno como alma temblorosa y la voz del cantaor Cipriano, de quien Sevilla dirá siempre:

— ¡Qué pena tenía aquel hombre, cantando!
“En la calle e la Amargura.
Cristo a su madre encontró:
¡no se pudieron habla
de sentimiento y dolór!”.
Hoy, aquí, hay reencuentro y alegría.

Señoras y señores:
Agradezco muy cumplidamente a Don Manuel Roca de Tovores, Conde de Luna, a don Antonio Sánchez Moliní de la Lastra, a mi viejo y queridísimo amigo Rafael Atienza Medina, Marqués de Salvatierra, y a Hugh Thomas, Lord Thomas of Swynnerton, muy admirado y también muy querido amigo tan cercano a mi corazón y al de mi esposa Silvia, por su generosa presentación. Me unen a Hugh Thomas tres tierras, tres devociones, tres historias: las de México, Inglaterra y España.

Aquí nos damos todos las manos, en esta Sevilla donde, como en parte alguna, conviven las Tres Hermanas —Nacimiento, Amor y Muerte— y en el teatro que lleva el nombre del Fénix de los Ingenios. Lope de Vega, y que cada Semana Mayor repite, Lope, su ruego:

Tomad en albricias este blanco toro
Que a las primeras hierbas cumple un año.

Albricias, pues, a todos, en espera del año que viene y el pregón que se hará eco del mío y de cuantos le precedieron.

Fuente… http://www.nexos.com.mx

 

‘No vi claro’, Octavio García ‘el Payo’, se disculpó

  • Fuente: Agencias
  • 20 mayo 2012
    • Octavio García “El Payo” tardará en olvidar la tarde de ayer en la que fue abucheado y pitado en sus dos toros de la ganadería de Torrestrella que regresaba a la Plaza de Las Ventas

    El diestro mexicano tuvo una tarde de desastre pues ni a su primer toro ni a su segundo pudo entenderlos, e incluso se vio desconfiado y sin sentirse cómodo en ninguno. Mal estuvo con el capote y mal con la muleta, y al pasar por el estoque, definitivamente estuvo mal al colocar la espada.

    Por desgracia en su segundo, un toro sardo al que se le veían posibilidades, lo desaprovechó y de nuevo no pudo engancharse con el ritmo del toro, al que ni siquiera se esforzó por entenderlo. La afición lo pitó y al salir de la plaza los pitos y los cojines en el ruedo fueron su despedida.

    Lo mejor de la corrida fue el español Tejeda quien fue lo más sobresaliente de la tarde. El francés Juan Bautista quien se fue con las manos vacías y con el silencio de la afición de Las Ventas.

    “No vi claro”, dijo “El Payo” al término de la corrida.

    Ficha técnica

    Plaza de Toros Las Ventas
    Décima corrida San Isidro
    Toros de Torrestrella,
    Juan Bautista: silencio/ silencio
    Matías Tejela: vuelta al ruedo /aviso y silencio
    Octavio García “El Payo”: pitos tras aviso/ pitoss

     

     

“Volver a Madrid, un gusto que debía”

Más que un reto es un enorme gusto actuar hoy en Las Ventas, dijo ayer Eulalio López “Zotoluco”. (hidrocalidodigital)
 
21/05/2012 13:58:52 “Vuelvo a Madrid porque todavía tengo la firmeza en mi carácter y en mi toreo para enfrentar este compromiso y porque me tenía que dar una vez más ese gusto de saborear el volver a pisar el ruedo y estar delante de un toro en la Plaza de Las Ventas”.
Muy motivado y confiado en que todo saldrá de forma por demás positiva este lunes cuando al lado de Diego Urdiales y Morenito de Aranda con toros de Antonio Bañuelos actúe en su regreso a la plaza de Madrid dentro de la Feria de San Isidro, la primera figura del toreo de México, Eulalio López “Zotoluco”, platicó telefónicamente con HIDROCALIDO sobre este compromiso y sin tapujos comentó:
“Hace cosa de tres meses y medio mi apoderado Alonso Cuevas me dijo que si me gustaría volver a torear en Madrid y de pronto me quedé helado porque si algo nunca me había imaginado era el pisar de nuevo esa plaza, la idea se me metió como una mosca en la oreja y durante muchas noches la idea interrumpió mi sueño y fue creciendo hasta que no me aguanté y de madrugada me lavanté de la cama, me dí un buen baño con agua helada y me puse delante del espejo a meditar por casi dos horas y ahí tomé el teléfono para llamarle a mi apoderado y decirle que estaba dispuesto y listo para estar en Madrid”.
¿Por qué así?
“Es muy fácil para mí esto, todavía me siento en perfectas condiciones tanto físicas como mentales y sobre todo porque pienso que es el momento exacto para volver a Las Ventas, después de todo lo que ya hemos hecho en este mundo del toro, esto más que una gesta, o un reto, o un compromiso es un gusto que me doy como torero y que voy a encarar como se debe, para eso me he estado preparando a conciencia, ya he matado algunos toros en el campo y me siento listo, muy preparado y con la ilusión de salir a dar lo mejor de mí para buscar de nuevo el triunfo”.
¿Será “Zotoluco” el torero mexicano que después de muchos años abra la Puerta Grande de Madrid?
“Será lo que Dios quiera, es un reto muy importante y estaría mintiendo si dijera que no pienso en ello, pero primero vamos a ver cómo salen embistiendo mis toros y ya veremos luego qué se puede hacer, lo que sí es que no se dude que saldré como siempre a dar lo mejor de mí y ojalá que Dios me acompañe para poder cuajar una tarde inolvidable”.
Si hay suerte, ¿hará temporada por España?
“No, porque luego de que valoramos las cosas tanto con Alonso como con mi familia, las cosas quedaron muy claras de que estoy acá sólo por esta tarde y nada más, “Zotoluco” ya demostró en su tiempo por acá en España de lo que es capaz, ante todo lo que lidió y mató, esto es sólo un gusto que me estoy dando y como tal se tiene que cumplir para después quedarme algunos días de vacaciones por Europa y ya volver a México a cumplir con los compromisos que tengo firmados”.
Eulalio López vestido de verde y oro estará presentándose en Madrid dentro de la Feria de San Isidro, donde la gente le respeta por su verdad y honradez torera que se ganó desde el año de 1997, cuando confirmara su alternativa en ese mismo escenario la primera tarde donde pisó suelo español como matador de toros.
 
Juan Carlos Román
hidrocalidodigital

<:ARTICLE>

Se prepara Juan Pablo

Continúa con su preparación por ganaderías españolas el joven torero Juan Pablo Sánchez (hidrocalidodigital)
21/05/2012 13:44:57 Continúa con su preparación por ganaderías españolas el joven torero Juan Pablo Sánchez, quien estuvo en la ganadería de Valdefresno, donde tentó dos vacas que de mucho le sirvieron para afinar su tauromaquia, de cara a su confirmación de alternativa en las plaza de Las Ventas de Madrid esta semana en curso. Juan Pablo pasa por un gran momento de torería y reposo, mismos que han tenido como resultado muletazos tersos y de gran largueza en cada una de sus faenas y que como tenga un astado que le embista, seguramente que formará un lío grande en el coso madrileño. Sánchez compartió faenas de campo con el también coleta mexicano Octavio García “El Payo”, quien no tuvo la suerte esperada en su reciente paseíllo en Las Ventas, con quien compartió opiniones sobre el compromiso que le espera al acalitano, donde público y afición de esta ciudad están pendientes de las dos faenas que tendrá por hacer Juan Pablo Sánchez.
, quien hoy cerrará su preparación matando un toro de Alcurrucén en Navalamoral de la Mata.
 
hidrocalidodigital

Toroestoro

Sergio Flores será el sexto

Publicado por Redacción el 21/5/2012

Sergio Flores será el sexto
El próximo viernes 25 de mayo, Sergio Flores será el quinto de los ocho mexicanos en participar dentro del serial de San Isidro 2012, esta vez, será una novillada, conozcamos un poco de él, a cuatro días de su actuación.Sergio Israel Flores García nació el 17 de abril de 1991 en Tlaxcala, México.Debutó con picadores en Tlaxcala el 3 de febrero de 2007.

Se presentó por primera vez en la Monumental de México el 14 de junio de 2009 saliendo a hombros del coso.

Alumno de Tauromagia Mexicana.

Durante 2011 se presentó en plazas españolas de gran importancia como Las Ventas de Madrid, la Real Maestranza de Sevilla y la Monumental de Barcelona. El 18 de julio de ese mismo año fue herido por un astado en Las Ventas, recibiendo dos cornadas en el muslo derecho, dos en la región testicular, y una más, de cerca de 15 cms. en el cuello, que contundió carótida y tráquea.

El 17 de febrero de 2011 Sergio Flores recibió el trofeo al mejor novillero de la Feria de Valdemorillo, España y el 18 de noviembre, también de 2011, fue homenajeado por La peña taurina Tierra Brava de la ciudad de Apizaco quien lo reconoció por el buen desempeño que tuvo durante 2010 y 2010 en plazas de Europa como España y Francia.

El 25 de diciembre de 2011 indultó “Pascual” En Cali, Colombia.

El próximo viernes 25 de mayo, actuará en la segunda novillada en Las Ventas de Madrid a lado de Javier Jiménez y Fernando Adrián con novillos de Fuente Ymbro.

Sigamos apoyando a los mexicanos que este mes de mayo darán todo en San Isidro 2012:

Domingo 27: Fermín Spínola, Serafín Marín y Rubén Pinar con toros de Baltasar Ibán
Miércoles 30: Frascuelo, Ignacio Garibay y Javier Castaño con toros de Carriquiri

Saludos para Rubén Pinar bajo el diluvio; tres avisos para ‘El Fundi’

Publicado por Las-ventas.com el 20/5/2012

Saludos para Rubén Pinar bajo el diluvio; tres avisos para 'El Fundi'
[las-ventas.com] Rubén Pinarfirmó la mejor actuación de una tarde pasada por agua en su primera mitad y lastrada por el pobre juego de los toros.Pinar fabricó una faena con cierta intensidad al tercero de la corrida con la que consiguió sacar las palmas bajo los paraguas. La estocada cayó un poco abajo y saludó al arrastre del toro.El sexto no le dio oportunidades como tampoco las tuvieron Uceda Leal y “El Fundi” quien oyó los tres avisos antes de que pudiera matar al cuarto.

El festejo comenzó con quince minutos de retraso por la lluvia.

Cuadrillas
Aplaudido en varas Agustín Moreno, que picó al sexto a las órdenes de Rubén Pinar.

Leopoldo Casasola triunfa en Panabá

Publicado por Hassan González Sosa el 21/5/2012

Leopoldo Casasola triunfa en Panabá
[Hassan González] Con poco menos de media plaza, el matador Leopoldo Casasolale corta las dos orejas a su segundo toro en la Monumental Aranda de Panabá y sale como triunfador de la tarde.Con series de derechazos y molinetes, Casasola entendió bien a su toro para lograr una buena faena y dejar una estocada en todo lo alto que rindió de inmediato.El matador paseó las dos orejas acompañado del ganadero Fernando Paramo.

Se corrieron toros de la ganadería yucateca de La Ceiba, que se dejaron.

El rejoneador Diego López: Oreja y ovación.
Leopoldo Casasola: Ovación y dos orejas.
El becerrista André Lagravere: Oreja simbólica (Usanza Portuguesa)

Resultados de la jornada

Publicado por Bernarda Muñoz el 21/5/2012

Resultados de la jornada
[Bernarda Muñoz]Resultados de los festejos del domingo 20 de mayo de 2012.Tixcocob, Yucatán.
Entrada lleno. Toros tres de San Salvador y dos de Quiriceo, buenos.
Fabián Barba, oreja y oreja
Víctor Mora, dos orejas y ovacionado
Michelito Lagravere, vuelta al ruedo.Mexicali, Baja California.
Se registró media plaza en tarde agradable en donde compartieron la salida en hombros El Zapata y El Capea.

Uriel Moreno El Zapata, saludos y dos orejas y rabo simbólicas
Pedro Gutiérrez El Capea, oreja y oreja
José Mauricio, ovacionado y ovacionado.

El Zapata indulta a Contador de la ganadería de Marco Garfias.

Chimalhuacan, Estado de México.
Tres cuartos de entrada. Toros Real de Saltillo, bien presentados de juego variado.
Manolo Mejía, ovacionado
Alejandro Martínez Vertiz, ovacionado
José Isabel Ortiz, silencio
Lupita López, vuelta al ruedo.

Caxuxi, Hidalgo.
Corrida mixta con tres cuartos de plaza. Toros de Santiago, buenos en general.
La rejoneadora Gabriela y Leonardo Zataraín en colleras, saludos
Edgar García “El Dandy”, oreja
Rocío Morelli, dos orejas
Ávila de la Torre, dos orejas.

Tezoquipa, Hidalgo.
Festival taurino. Entrada lleno. Toros de Gonzalo Iturbe, se dejaron meter mano.
Rodrigo Santos, silencio
Alfredo Gutiérrez, oreja
Alejandro Martínez Vertiz, dos orejas
José Isabel Ortiz, silencio
Incidencias: El rejoneador Rodrigo Santos tuvo que actuar a pie debido a que el camión que transportaba sus caballos se descompuso en el camino. Alejandro Martinez se llevó tremenda voltereta con fuertes golpes contusos y rayón en el muslo derecho, el cual fue transladado a Tula para ser revisado.

Dos orejas para César Ibelles en la primera de Los Ibelles (Video)

Publicado por Ab el 20/5/2012

Dos orejas para César Ibelles en la primera de Los Ibelles (Video)
Se llevó a cabo la primer novillada del serial 2012 del Cortijo Los Ibelles, en donde resultó como triunfador el joven novillero César Ibellesquien cortó las dos orejas de su primer ejemplar.Se lidiaron astados de la ganadería de José María Arturo Huerta, destacando los corridos en 1ro., 2do. y 4to lugar.David Aguilar: Oreja y palmas.
César Ibelles: Dos orejas y palmas.
Julián Castro: Vuelta.

_____

César Ibelles realizó una faena variada al primero de su lote, en donde estuvo solvente con el capote; y con la tela roja los pases fueron largos y templados, rubricó la faena con una estocada entera haciendo rodar al novillo sin puntilla.

Lamentablemente el segundo de su lote fue manso y no hubo manera de hacerle faena.

David Aguilar cortó la oreja al primero de su lote, una faena que en su mayoría fue por el lado derecho, el poblano se notó muy suelto y en todo momento disfrutó de la lidia de ambos novillos, pudo cortar el apéndice del segundo de su lote pero falló con la toledana.

El becerrista Julián Castro se gustó al torear con el capote, con la muleta dejó pasajes de torería y de gusto por el toreo de arte, fue recompensado con una vuelta al ruedo.

Para la semana entrante se anuncia un mano a mano entre Mirafuentes de Anda y Luis Miguel Cuellar con novillos de Altagracia. Aún está pendiente el nombre del becerrista.

FERIA DE SAN ISIDRO

Tres horas de espectáculo, tres sobreros y toros de hasta cinco hierros diferentes

Por Redacción APLAUSOS

Zotoluco y Urdiales se estrellan con lotes muy deslucidos. Emotivo tercio de varas a cargo de Nacho Meléndez en el cuarto.

El toro que abrió plaza, de Antonio Bañuelos, salió suelto, manseando y sin entregarse. Fue recibido con una larga cambiada por parte de Zotoluco, que después quitó por chicuelinas. El mexicano, con la muleta, anduvo siempre dispuesto y decidido, pero se estrello con la áspera, brusca y seca embestida del pupilo del ganadero burgalés, que se dejó algo más por el pitón izquierdo, por donde Eulalio basó su quehacer. Tiró de bragueta y oficio Lalo, que mató de estocada defectuosa pero efectiva.

Blandeó en los primeros tercios el segundo, astifino, estrecho de sienes y tocado arriba de encornadura. Fue devuelto en el tercio de banderillas por su escasa fortaleza y en su lugar salió un sobrero de Aurelio Hernando, procedencia de Veragua. Manos por delante y corto viaje lució de primeras el de Hernando, que derribó en el primer encuentro con caballo y picador. Manseó y sacó genio después, soltando la cara y mostrando muy poca clase. De uno en uno, al natural, logró Urdiales pasajes meritorios. También se la jugó por el otro pitón, con el toro quedándose cada vez más corto y tirando derrotes con saña. Faena valiente y esforzada del riojano, que despachó a la prenda con brevedad.

El tercero se lesionó de salida y cayó fulminado, saliendo en su lugar el segundo sobrero, con el hierro de Carmen Segovia. Pisó plaza frío y sin divisa, saliéndose con él inteligente y fácil a los medios su matador, Morenito de Aranda, con el toro embistiendo con temple al capote aunque manseando después en varas. Hubo un cambio de mano muy estético en el prólogo muleteril, con el animal rebrincado pero moviéndose y dejándose. Arrancó el Moreno al natural en tres series que estuvieron cerca de levantar la faena, aunque no llegaron a hacerlo del todo. Por el derecho, tras una primera serie en la que parecía que todo se vendría definitivamente abajo, logró una segunda en la que atacó y se rompió más el torero, calentando por fin al personal. Hubo otra serie importante por eso lado y, tras cerrar al toro con bonitas trincherillas y otros adornos por bajo, mató de estocada entera algo suelta y un certero golpe de descabello, paseando una oreja.

Los pasajes más brillantes de la lidia del cuarto llegaron durante el tercio de varas. Después de ser derribado el picador mexicano Nacho Meléndez en el primer puyazo, el jinete ejecutó dos veces más la suerte con pureza y buenas maneras, ganándose la cerrada ovación del público, que incluso llegó a ponerse de pie para despedir al picador. Durante la pelea, el toro se comportó con mucha más espectacularidad que bravura. Luego, en el último tercio -Zotoluco brindó al público- el toro no puso nunca las cosas fáciles y Eulalio no terminó de verlo claro ni acoplarse.

La lidia del quinto no tuvo historia. El remiendo de Couto de Fornilhos fue un toro muy deslucido y descastado, que nunca brindó una buena embestida y sacó una incómoda falta de fijeza. Ante semejante material, Urdiales no pudo mostrar más que tesón y buenos deseos. Se lo quitó de encima de tres pinchazos y estocada corta y precisó además del verduguillo.

Bien de salida Morenito ante el sexto, animoso y con algún lance estimable. El toro echó la cara arriba en los capotes y en banderillas se desplomó como el tercero y el presidente sacó el pañuelo verde. En su lugar salió el tercer sobrero, con el hierro de Domínguez Camacho. Fue incomprensiblemente protestado de salida el sexto bis, con el hierro de Domínguez Camacho, toro con trapío cuyo único “pecado” fue pesar poco más de 480 kilos. Se movió bien en los capotes el animal, que además hizo una notable pelea en varas y fue banderilleado con torería por Luis Carlos Aranda, que recibió el brindis de su jefe de filas. Sacó brío el de Camacho en el inicio de faena del Moreno, que se dobló bien con el toro de primeras. Luego soltó la cara en las embestidas pero al menos sacó emoción en sus móviles arrancadas. Fue difícil de templar y la faena del burgalés no terminó de reventar.

Madrid, 21 de mayo de 2012. Dos toros de Antonio Bañuelos, un remiendo (5º) de Couto de Fornilhos, un sobrero, 2º bis, de Aurelio Hernando, otro, 3º bis, de Carmen Segovia, y otro, 6º bis, de Domínguez Camacho. Dispares de presentación y de poco juego. Más manejable el tercero bis. ZOTOLUCO: Silencio en ambos; DIEGO URDIALES: Ovación con saludos y silencio tras aviso; MORENITO DE ARANDA: Oreja y silencio. Entrada: Más de tres cuartos. Saludó Martín Soto tras parear al tercero y Luis Carlos Aranda tras hacer lo propio en el sexto.

“El público ha crujido”, declara el diestro burgalés tras pasear una oreja en Las Ventas

Por Redacción APLAUSOS

Morenito de Aranda, tras pasear la oreja del toro que hizo tercero, comentó a los micrófonos de Canal Plus Toros: “El toro ha sido importante, pero había que llevarlo muy sometido y muchas veces se rebozaba por dentro. Estoy muy agradecido al ganadero. Ha habido un momento en que la faena ha bajado un poquito y se la he dejado puesta adelante después y el público ha crujido”. Luego, tras rematar al sexto, expresó: “Ha sido muy difícil, ha tenido mucho movimiento pero muy poca clase y entrega. Te pasaban los pitones por todos lados. Para matar había que meter la mano como fuese porque si no iba a crear muchos problemas. Ha sido una tarde importante, en la que ha habido muchas cosas buenas e importantes”.

Zotoluco, del toro que abrió plaza, dijo: “Ha sido complicado, sobre todo por el lado derecho por donde se venía encimita. Por el izquierdo pasaba pero no decía nada. Había que tragarle y hacer el esfuerzo. Por los adentros apretaba más, pero es lo que hay. Para matar tampoco fue fácil ya que nunca se descolgó, no lo veía, me tiré a matar sin verlo. En esta plaza te agradecen mucho la brevedad”. Del cuarto, comentaba: “Para el caballo ha sido un espectáculo. El picador mexicano estuvo enorme pero luego el animal en la muleta se volvió muy áspero. Veía que el toro se movía, pero luego se movió para mal”.

Por su parte, Diego Urdiales afirmaba tras lidiar al segundo: “He pisado un terreno muy comprometido con un toro al que le costaba una barbaridad tirar para adelante y apenas cogía la muleta la enganchaba con mucha saña. He hecho un esfuerzo importante, que es lo único que podía hacer. La forma con la que se volvía el toro por lo menos hacía que transmitiera”. Del quinto decía: “Era manso, no se ha empleado en los primeros tercios y después ha sacado muy mal estilo y mucha guasa. Era muy mirón y era un caballo, muy alto y muy difícil. Antes ha embestido uno grande pero así es muy difícil. Yo lo he visto enorme y sin ganas de descolgar y con mucha guasa dentro. No vienes a esto, pero hay que intentar estar lo mejor posible”.

La revolera

Por Paco Mora

Aviso a los navegantes

Por Paco Mora

Es delicado y muy poco gratificante escribir para un portal taurino, cuando existen tocapelotas, afortunadamente pocos, que se escudan en el anonimato…

Es delicado y muy poco gratificante escribir para un portal taurino, cuando existen tocapelotas, afortunadamente pocos, que se escudan en el anonimato de las redes para salir al paso de todo lo que escribimos los profesionales, que damos nuestro nombre e incluso nuestra imagen fotográfica. En mi billete sobre la corrida de Guardiola Fantoni, escribí ayer que los seis toros lidiados eran para olvidar y la tarde para recordarla. O yo no me explicaba bien o algunos le buscan los tres pies al gato para distinguirse de los lectores de buena fe, que son la mayoría, queriendo rectificar la plana al periodista. Incluso hay uno que amenaza con dejar de leer este portal y Aplausos porque no le gusto como crítico. Comenzando porque no soy crítico taurino, sino periodista en el más amplio concepto profesional, y con cerca de sesenta años de ejercicio, el infrascrito puede hacer lo que quiera con su tiempo en función de su libérrima voluntad. Yo también, si supiera que mis columnas eran leídas siquiera por diez como él dejaría de escribir aquí y en Aplausos: ¿Pero qué vamos a hacer él y yo solos contra tantos lectores que las leen con gusto?

Mis artículos, billetes o columnas son de opinión y un viejo axioma del periodismo dice que la información es sagrada y la opinión libre. Pero por respeto a los lectores que leen sin retranca explicaré lo del “olvido y el recuerdo”, por si no me hubiera explicado bien en el billete de ayer. Los toros de Guardiola Fantoni fueron para olvidar, mientras la tarde, la corrida en sí, fue una  muestra retrospectiva de la autenticidad de una época en que las faenas premiadas con orejas y rabos, consistían en sacar de las tablas, macheteándolos de pitón, a pitón a uno de aquellos morlacos grandes, viejos y resabiados y meterle la espada rápida y mortalmente. Una  época en la que el toro salía manso, con genio y sin  asomo de bravura, nobleza ni casta, por lo que no se les exigían a los toreros naturales de mano baja en series largas de cinco o seis pases cerradas con el de pecho, así como que se volcasen en el morrillo en un volapié o recibiendo. Quizás en vez de autenticidad debí poner primitivismo. Pero no lo hice pensando en los que le sacan punta a todo, ya que sabía que se tomarían el rábano por las hojas y se darían por aludidos con tal de distinguirse en sus réplicas, sentando plaza de sabios desde la oscuridad del anonimato.

 

Revista

 

Celebra este año el bicentenario de La Pepa

Los abonos serán más económicos, en concreto entre el 30% y el 42 % más baratos que los de 2011″, afirma el empresario Carlos Rodríguez

Por Redacción APLAUSOS

La empresa Servicios Taurinos Serolo y el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María celebrarán el bicentenario de la Pepa en una plaza de toros restaurada, reformada y renovada para la ocasión. Además, según ha informado la empresa en una nota de prensa, la presente temporada contará con un menor número de festejos y precios reducidos de abonos y de entradas sueltas que han mejorado en gran medida los del año pasado.

Según manifiesta Carlos Rodríguez: “Hemos reducido un 10 % el precio de las localidades de más de la mitad del aforo de sombra y un 20 % de la práctica totalidad de las localidades del aforo de sol. Por todo ello, este año las entradas de la plaza serán mucho más baratas y, consecuentemente, el precio de los abonos será más económico, en concreto entre el 30% y el 42 % más baratos que los ofertados en el 2011 para una misma localidad”.

Serolo dará cinco corridas de toros, una corrida de rejones, una novillada con picadores y dos clases prácticas con entrada gratuita. Los festejos se celebrarán entre los días 3 y 19 de agosto. Este año únicamente habrá un abono de temporada al celebrarse todos los festejos de pago en el mes de agosto.

La corrida del bicentenario de la Pepa se fijará entre los días 5, 12 y 19 de agosto. Según Carlos Rodríguez: “El acontecimiento merece un espectáculo de máximo interés”.

 

 

La revolera

Por Paco Mora

 

Madrid, tarde de domingo, el diluvio universal y seis alimañas de Guardiola Fantoni para olvidar, en una tarde para el recuerdo por lo que tuvo de autenticidad del espectáculo taurino…

Madrid, tarde de domingo, el diluvio universal y seis alimañas de Guardiola Fantoni para olvidar, en una tarde para el recuerdo por lo que tuvo de autenticidad del espectáculo taurino. Tarde de los tiempos del Café de Chinitas donde Paquiro le dijo a su  hermano: “Soy más valiente que tú, más torero y más gitano”. Rubén Pinar salvó los muebles y El Fundi y Uceda Leal la dignidad, que no es poco con una corrida mansa, descastada y con peores intenciones que un mono loco con una navaja barbera en la mano. Lo mejor, la gran ovación a El Fundi después de que los tres avisos se llevaron su segundo toro al corral. ¡Cómo sería el animalito! Pero así es el público de los toros cuando el peligro de verdad está latente en el ruedo. Que tomen nota la vehemente Rahola y el insultante Mosterín. Un público que pagó sus entradas -que no se las regalan como dijeron anoche en Tele5 los interfectos citados-, y que reconoció con su aplauso el esfuerzo heroico de los tres espadas en una corrida verdaderamente difícil y peligrosa, aguantando en los tendidos la inclemencia del tiempo sin irritarse ni soliviantarse por el mal juego de los bicornes Esa ha sido la mejor controversia a las tesis abolicionistas de la insultante terna antitaurina de esa televisión que no desperdicia ocasión de asestarle una puñalada a la Fiesta. Sí hay afición en España, señora Rahola. Y nosotros no necesitamos insultar a usted ni al muy conocido en su casa Mosterín para demostrarlo. Lo demostraron las 25.000 personas que llenaron esta tarde la plaza de Las Ventas con todas las circunstancias en contra.

Rubén Pinar bailó con lo menos horrible dentro de la fealdad y demostró que tiene afición, arrestos y ganas de abrirse camino en su difícil profesión. El Fundi y Uceda Leal bastante hicieron con salir andando de la plaza en una tarde de vértigo como la de hoy, dada la catadura de los pregonaos que les tocaron en desgracia. ¿Es eso lo que quieren los llamados toristas? Pues si es eso, que se queden con la Fiesta para ellos solos y se la coman  con papas…

 

China

El pintor español Santiago Vera, director del Departamento de Pintura de la Universidad de Granada, inaugura la exposición “Los Toros” en Kaohsiung

Por Redacción APLAUSOS

El pintor español Santiago Vera, director del Departamento de Pintura de la Universidad de Granada, ha inaugurado hoy en la ciudad meridional y portuaria de Kaohsiung, una exposición pictórica titulada “Los Toros”.

Según publica el diario digital ideal.es, la muestra se expone en la Universidad Wenzao, donde existe un importante departamento de Español, y ha sido impulsada por el profesor José Campos, que es también secretario de la Casa de España en Taiwán.
Santiago Vera ha realizado una treintena de exposiciones desde 1980 y en esta muestra el arte de la tauromaquia, con su eterno drama de vida y muerte, al público taiwanés.
La Casa de España en Taiwán ha editado el texto del catálogo de la exposición en chino y español, en la que constituye la primera publicación de la asociación de españoles en Taiwán.
“La exposición busca mostrar un punto clave de la cultura hispana, ya que la corrida de toros es una consumación simbólica, que representa el ciclo cósmico, religioso y mágico del universo, de la vida y de la muerte”, ha dicho José Campos, que obtuvo un doctorado con una tesis sobre los toros.
La obra de Santiago Vera expuesta en Kaohsiung, la segunda ciudad en tamaño e importancia de Taiwán, consiste en una serie de postales taurinas que muestran los más variados aspectos del arte de la tauromaquia.

Operado anoche de madrugada por espacio de 4 horas

(Foto: Carlos Pinto)
Por Ángel Berlanga

El matador de toros Alberto Lamelas, que resultó herido ayer en Alpedrete, permanece en reanimación tras haber sido operado anoche por espacio de cuatro horas -entre las once de la noche y las 3 de la madrugada- y espera ser trasladado a planta a lo largo del mediodía de hoy. Según ha informado a este medio Antonio Lamelas, tío del torero y su mozo de espadas hasta el año pasado, tras la intervención quirúrgica los médicos comprobaron que el diestro tenía perforados el estómago, el músculo abdominal, parte del intestino y colón. Según esa misma fuente, “la cornada ha sido más fuerte de lo que se dijo anoche” aunque Lamelas “se encuentra en estos momentos animado y sin fiebre, aunque está siendo tratado con antitérmicos que pueden estar enmascarando la realidad de la cornada”.

Por otro lado, Josete, apoderado del jienense, ha declarado que, en efecto, la cornada es grave “pero dentro de una semana, si no surgen complicaciones, el torero podrá estar corriendo”, agregando: “Ha tenido una suerte bestial, esa es la verdad. Podía haber sido gordísima, pero en realidad se trata de un puntazo en el abdomen que sí, que afecta al estómago y al colón e hizo salir la capa que recubre parte del intestino, pero que afortunadamente no puede ser tan fuerte cuando probablemente esta misma mañana sea trasladado a planta. Ha sido un percance más aparatoso que grave”.

“Lo importante -remarca Josete- es cómo estuvo de inmenso con su primero, un sobrero de Los Eulogios al que le cortó las orejas. Ahí dio la dimensión de lo que puede ser como torero. Luego llegó el percance pero, gracias a Dios, este no va a quitarle de en medio…”, concluye.

MADRID Tres sobreros y toros de cinco ganaderías

Tres horas y una oreja

Publicación: 21/05/2012 (22:08)

MUNDOTORO

Madrid (España). Tres horas y una oreja. En eso se resume un festejo largo y tedioso, con hasta tres sobreros y toros de cinco ganaderías diferentes. Un escaparate de animales de la más variopinta fisonomía y romana -los hubo de 630 y de 487 kilos- que no dieron opción ni a Zotoluco ni a Urdiales, quienes sortearon con decoro la aspereza de sus oponentes. Morenito aprovechó dem itad de faena en adelante las embestidas de un sobrero de Carmen Segovia al que ligó dos tandas con expresión y compostura con la mano derecha que tuvieron premio en forma de oreja.

1º nº 28, Fullero, 552, 03/08, Negro.

Alto, astifino, montado. Larga cambiada de Zotoluco. Molesta el viento. El toro empuja con la cara alta en el primer encuentro. Zotoluco quita por chicuelinas. Sale suelto en el segundo encuentro. Espera y aprieta para dentro en banderillas. Se mete por dentro en el inicio de faena por el pitón derecho. Cambia de mano el mexicano y por el pitón izquierdo trata de someterlo, pero el toro echa la cara arriba y se defiende. Muestra su oficio Zotoluco, torero bragado y con recursos. Se dobla con él con torería. Estocada baja. SILENCIO

2º bis. nº 15, Chistoso, 630 kg, 06/07. Negro. De Aurelio Hernando

Sobrero. Estrecho de sienes, pero fuerte y serio. Derriba en el primer encuentro. Se deja pegar en el segundo. Espera en banderillas. El toro protesta, calamochea, no se entrega y sale del muletazo con la cara por encima del palillo. Aguanta el torero, tiene mucho mérito su labor porque está aguantando tarascadas y derrotes por el pitón zurdo. Repone además el animal. Esfuerzo sordo del riojano, que apenas tiene reconocimiento en el tendido. Pinchazo y estocada. OVACIÓN TRAS AVISO

3º bis. nº 27, Sargento, 593 kg, 02/07. Castaño. De Carmen Segovia

Sobrero. Grande, fuerte. Musculado. Enseña las puntas. Se emplaza. Sale suelto del primer encuentro con el caballo. Mansea de manera ostensible. Buen par de Martín Soto para cerrar el tercio. Se lo saca a dos manos al tercio. El toro embiste con fiereza en la primera serie con la zurda. Mediado el trasteo logra conjunción con la derecha. Serie reunida y ligada. Buena. Responde el público. Otra serie con la derecha en el mismo son, rematada con un gran pase de pecho a pies juntos. Abre al toro al tercio para cerrarlo a dos manos con gusto. Estocada. Suena un aviso. OREJA TRAS AVISO

4º nº 31, Lana Virgen, 619 kg, 03/08. Negro.

Serio. Estrecho de sienes. Astifino. Molesta el viento de nuevo. Sale suelto en el primer encuentro con el caballo. Derriba y sale suelto de nuevo en el segundo. También en el tercero. Gran ovación al picador Nacho Menéndez que mueve muy bien el caballo y se agarra en lo alto. El toro es pronto pero ha manseado en el peto. Transmite el toro. Exige también. Pero no acaba de entregarse. Áspero. Desarrolla a peor y Zotoluco no puede asentarse. Pincha repetidas veces. SILENCIO

5º nº 11, Andaluz, 534 kg, 12/07, negro. De Couto de Fornilhos

Alto, recogido de cuerna, largo. Se deja pegar en varas. Sin celo. Espera en banderillas. El animal embiste sin entrega, sin raza. La faena no despega. Se viene al paso por el izquierdo. Haciendo hilo. Urdiales, de uno en uno, se cruza y trata de hilvanar los muletazos pero no hay lucimiento. SILENCIO TRAS AVISO

6º nº 8, Estío, 487 kg, 09/06, Castaño. Domínguez Camacho

Sobrero. Serio por delante. Cuesta arriba. Ancho de sienes. Ofensivo. ¿Protestado?. Casi seis años de edad. Suelto de salida. Empuja en varas el toro. Entra al quite Morenito. Se arranca y galopa en banderillas. Saluda Luis Carlos Aranda. Se saca Morenito el toro a los medios. Protesta en la primera serie. El toro acomete con la cara muy suelta, pegando derrotes. La faena tiene más mérito que brillantez. Morenito hace un esfuerzo.  SILENCIO TRAS AVISO

Plaza de toros de Las Ventas. Duodécimo festejo de San Isidro. Dos toros de Antonio Bañuelos, uno de Aurelio Hernando (2º), Carmen Segovia (3º), Couto de Fornilhos (5º) y Domínguez Camacho (6º), muy desiguales de tipo, romana y condición. Mejor el tercero, con temperamento el sexto. Zotoluco, silencio en ambos; Diego Urdiales, ovación tras aviso y silencio tras aviso; Morenito de Aranda, oreja tras aviso y silencio tras aviso. Saludaron en banderillas Martín Soto y Luis Carlos Aranda.

DECLARACIONES El burgalés tras cortar una oreja

Morenito de Aranda: ‘El toro ha sido importante’

Publicación: 21/05/2012 (22:31)

MUNDOTORO

Madrid (España). Los protagonistas de la duodécima de San Isidro compartieron sus opiniones ante los micrófonos de Canal+.

Morenito de Aranda declaró tras cortar una oreja del tercero: ‘El toro ha sido importante. Había que llevarlo muy sometido pero le estoy muy agradecido al ganadero. Aquí me encuentro muy bien. Ha habido un momento que la faena ha bajado un poquito pero he conseguido recuperar.’ No tuvo las mismas facilidades con el último de la tarde: ‘Muy, muy, muy difícil. Con mucho movimiento pero poca clase y sin entrega. Embestía por todos lados y con la espada había que meter la mano como fuese.’ Se fue con buen sabor de boca de todas formas: ‘Ha sido importante’.

Zotoluco sorteó un primero muy agresivo: ‘Complicado. Por el lado derecho me venía encimita. Había que tragarle.’ Sobre el cuarto explicó: ‘Para el caballo fue un espectáculo y eso gusta en Madrid pero en la muleta muy áspero. Incluso en el caballo iba pero se iba. Lo brindé al público porque creía que se movía.’

Suerte parecida tuvo Diego Urdiales: ‘He pisado un terreno muy comprometido. Enganchaba la muleta con mucha saña y mi esfuerzo ha sido importante. La forma con la que se volvía transmitía.’ El quinto: ‘
Manso en los primeros tercios y después con muy mal estilo y guasa, muy mirón. Era un caballo, alto, muy difícil. Sin ganas de descolgar y con mucha guasa dentro.

‘Colon, abdomen, estómago e intestino estaban perforados’

Publicación: 21/05/2012 (10:12)

MIGUEL FERNÁNDEZ

http://platform.twitter.com/widgets/follow_button.1337330192.html#_=1337636293646&id=twitter-widget-2&lang=es&screen_name=FdezMMiguel&show_count=false&show_screen_name=true&size=m

Madrid (España). El torero jiennense Alberto Lamelas permanece en reanimación -paso obligado en la recuperación- tras haber sido operado esta noche. La doble cornada que sufrió ayer en Alpedrete finalmente obligó al equipo médico que le atiende en el Hospital Puerta de Hierro a intervenirle de madrugada. A pesar de las confusas primeras declaraciones pudo comprobarse la gravedad del percance: dos cornadas en tórax y abdomen con afectación al colon y al estómago.

Fuentes familiares del espada de Cortijos Nuevos (Jaén) han narrado a mundotoro la realidad de cómo se sucedieron los hechos desde la primera intervención en la UVI móvil de la plaza de toros madrileña: ‘En el quirófano móvil le miraron. El Doctor allí dijo que no observaba más que las propias cornadas. Le cerró las heridas superficialmente de cara a llegar al Hospital y fue trasladado‘.

Ya en el Hospital le hicieron un scaner al llegar. No pudieron ver con claridad la zona, y por eso se planteó una laparoscopia (técnica de invasión quirúrgica mínima que permite la visión de pelvis y abdomen a través de una lente óptica). El resultado fue preocupante y por eso se decidieron a intervenirle de nuevo. El colon y el estómago estaban perforados.  Posteriormente, nos dicen las mismas fuentes, se ha sabido que también estaban perforados abdomen e intestino. Fue operado de madrugada, por espacio de varias horas. Una vez cosida y limpiada la zona, Alberto pasó a reanimación, donde aún sigue por la mañana. El equipo que le atendió nos dijo que fue más de lo que parecía.

A lo largo de la mañana Alberto Lamelas saldrá de reanimación para iniciar su recuperación en el propio centro hospitalario. Como sucede en cualquier operación, ‘ahora mismo existe el riesgo de infección‘, si bien parece ya controlada la gravedad del percance.

FOTOGRAFÍA: VERÓNICA DOMÍNGUEZ

 

CAMBIOS Mañana miércoles en Las Ventas

Fandiño por Castella

Publicación: 21/05/2012 (18:24)

MUNDOTORO

Madrid (España). Iván Fandiño ocupará el puesto de Sebastián Castella mañana martes en Las Ventas. El torero de Orduña, que ya cortó una oreja el pasado día 16 a un toro de El Montecillo, sustituirá al torero francés que aún se encuentra convaleciente de la cornada sufrida en este mismo ruedo el pasado jueves. 

El cartel queda de la siguiente manera: Toros de Alcurrucén para Manuel Jesús El Cid, Miguel Ángel Perera e Iván Fandiño. El torero vasco tiene además un tercer paseíllo ajustado, el sábado 2 de junio, para lidiar en el último festejo de la feria los toros de Adolfo Martín.

Despedida injusta y cruel

Publicación: 21/05/2012 (11:23)

 QUÉ DICE LA PRENSA DE LA 11ª DE SAN ISIDRO

MUNDOTORO: La nave de los locos

De las ramas de la estupidez, la entrenada es la de riesgo. Es resultado de un duro esfuerzo personal. Se reviste de autoridad. O apela al acto heroico. O hace de Pilatos, se lava las manos. Podríamos decir de hoy que el acto heroico sin límites de los toreros con una corrida de siglos atrás…

EL MUNDO: Cruel despedida de Fundi

Que El Fundi se dejase vivo su último toro de San Isidro digamos que no es culpa de nadie. El último y el único de toda su carrera, curtida con hierros de pedernal, en el que ha escuchado tres avisos. Así de imposible y violento se puso el toro por arriba, como toda la corrida de Guardiola en la hora de la muerte…

ABC: Dura corrida, diluvio y toro al corral

LA RAZON: Esto no es el toreo

Llovía. Diluviaba en Madrid sin tregua. Fuerte. Intenso. Tenía todas las papeletas para que el décimo festejo de San Isidro se diera por finalizado antes de empezar. Nadie asomaba por la arena. Retraso de quince minutos anunciaron por megafonía. El ruedo de Madrid encharcado, embarrado. Territorio hostil, resbaladizo. Inviable…

COLPISA: El destino maltrata a El Fundi

El destino fue injusto y cruel con El Fundi, que se despedía o pretendía despedirse de la plaza de Madrid. Los toros, los elementos y las circunstancias: todo se puso en contra de El Fundi. Fiesta aguada y, por eso, nada de fiesta. Cayó inmisericorde diluvio antes de liarse siquiera los capotes de paseo, el ruedo era un fangal y en manos de los tres espadas estaba la decisión de aplazar, suspender o tirar adelante.

MARCA: Diluvio, bueyes y sinrazón

A Rafael El Gallo se le atribuye un graciosa sentencia según la cual “lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible”. Y nunca mejor que aplicarla ahora a lo que ocurrió este domingo en la plaza de Madrid. Un tormenta perfecta, con diluvio incluido…

LA GACETA: Tristísima despedida de El Fundi

Que en la corrida con las que ponías fin a una carrera ejemplar en la plaza de Madrid te echen al corral el último toro deber ser algo insoportable además de tristísimo. Pues eso fue lo que le ocurrió ayer a El Fundi…

Crónica de C.R.V.

LA NAVE DE LOS LOCOS

 st1\:*{behavior:url(#ieooui) }De las ramas de la estupidez, la entrenada es la de riesgo. Es resultado de un duro esfuerzo personal. Se reviste de autoridad. O apela al acto heroico. O hace de Pilatos, se lava las manos. Podríamos decir de hoy que el acto heroico sin límites de los toreros con una corrida de siglos atrás,  el agua de cuando Noé y el barro de la playa del desembarco de Normandía, es la lectura razonable de la tarde. La leal a la fiesta de toros. Huyo de esta razón y de lealtad tan desleal para subirme a la nave de los locos, aquella a la que subían forzosos los evadidos de razón. Me acojo al exilio para, luego de abrazar fuerte  a la hombría de Fundi, Uceda y Pinar, decir que el arte del toreo jamás puede consistir en toros por rutina, a la misma hora, llueva o truene, con ésta de Guardiola u otra similar, sumando sumandos que hacen de lo excepcional, una más. La que precede a la siguiente. Los héroes, que lo son, los tres, no fichan a las siete.

Cuarenta toros son muchos toros para que nadie de la autoridad diga por qué se rechazaron. De ganaderías serias como la de Joselito y la de Peñajara, que trajo dos corridas, una que se vio para Pamplona. Cuarenta son cuarenta. A cambio, se trae una corrida de ganadería que el año pasado lidió dos novilladas y un lote de cuatreños. Cinqueña. Grande menos tercero y quinto, descastada, peligrosa, que fundió a  Fundi cuando se avisó listo echando cara arriba, tapando la salida, arreando desde su apariencia moribunda cuando descabellaba. Entre pitos de barro escuchó Fundi los tres avisos y, en el escaso acto lúcido de la tarde, una buena parte de la afición le aplaudió largamente. Cómo pasa el héroe a ser villano sólo puede ser respondido por esa actitud de cazador vengativo emboscado de una parte que guarda en la memoria desplantes de hombre de este torerazo. Bien la respuesta de los cabales.

Echaron para adelante los toreros sabiendo que en chiqueros había un lote que, visto el historial reciente, podía ser como fue. Tres pasaron ampliamente de los 600 kilos. Las hechuras del cuarto no se encuentran ya ni en las fotos de antes de la guerra. De la de Africa.  Y en su condición, los de Fundi ilidiables, rajados los de Uceda, complicados los de Pinar. Cayó a manta antes de paseo. Se conjuró el diluvio desde la faena de muleta de Fundi en un crecer de jarreo que fue cortina de humo densa cuando toreó Uceda. Luego lloró agua sobre el barro. O sea, nada. Total. Y no hubo accidente alguno. Se concluirá entonces que ser leal y honorable es cantar y loar esta tarde, que, aupada al despropósito por una corrida cainita, hizo del espectáculo una involución. Otra cosa es que se reseñara una caída y una herida. Las cosas entonces se cantarían distinto.

Llegó a Las Ventas esta corrida de Guardiola Fantoni, rama Villamarta, por varias razones. Una irreconocible y mosqueante: el rechazo de tanto toro. Otras muy reconocibles: su tamaño. Salió como podría salir, cumpliendo en el caballo sin hacer ascos al hierro, pero sin espectáculo de lo de pedrajas, y siempre descastada, jamás metió la cara, nunca embistió sino que pasó topando o con guasa. El primero de El Fundi era toro gigante de feo estilo que se paró tras varas y topó feo por delante. Lo mejor, que no arreó. Y con la espada, listo, tapando la salida con peligro. El cuarto tenía hechuras descatalogadas y se fue parando y avisando. Quiso Fundi exprimir, sacar, probar, y brindó el que sería su último toro, supuestamente. Mejor habría hecho andarle por los costados y matarlo pronto porque, muy orientado, medio moribundo de mentira, lo pudo mandar al hule cada vez que fue a meterle la espada y el descabello, esta vez en arreones secos y fuertes. El toreo es arte.

Uceda pasó de muleta con aplomo cuando Noé (que tuvo el tino de no meter en la nave a una pareja de estos toros) se iba en el horizonte del aguacero. Allí se quedó el torero, con un animal de corto pasar y de cara alta, haciendo el esfuerzo por no caerse, por pasar al toro. Pinchó a este y al quinto, toro rajado, que marcó querencia en tablas y al que supo sacar de las tablas para pasarlo por la espada. Un esfuerzo.  Lo mejor de la tarde, su toreo de capa enrabietado a la salida del toro. Uno de los mejores ases de la espada, lo pasó mal esta tarde.

Pinar sorprende por su capacidad. Acertar en altura, distancia, prolongación, dejar la muleta por arriba al final de pase porque el toro por ahí salía, es de toreros listos. Fue la faena al tercero ciencia pura, de menos a más, siempre acertada y de mente despejada, pero pinchó y sin duda se dejó escapar cara oreja. El sexto contaba los kilos por puñados, descastado, le ofreció las ventajas de los terrenos, de nunca atacarle, de llegarlo a su altura, pero una y otra vez pasó bruto, con dos desarmes y luego orientándose. Otro esfuerzo monumental cuando la nace de Noé ya ni se veía en los límites de la Comunidad. Noé huyó del diluvio. Lo avisó el mismo Dios que nos avisa a nosotros. Pero el se fue.  Al  alcance de la nave de los locos donde servidor embarca para no hacer ese esfuerzo de entreno de la estupidez humana.

Plaza de toros de Las Ventas. Undécimo festejo de la Feria de San Isidro. Toros de Guardiola Fantoni, grandes, destartalados, con hechuras en contra del espectáculo, que mansearon, sacaron genio y se defendieron en su mayoría. El Fundi, silencio y palmas tras tres avisos; Uceda Leal, silencio y silencio tras dos avisos; Rubén Pinar, ovación tras petición y aviso y silencio tras aviso

Corrida durísima y mala de Guardiola: El Fundi escucha los tres avisos ante lo imposible

Esto no es el toreo

Las Ventas (Madrid). Décima de la Feria de San Isidro. Se lidiaron toros de Guardiola Fantoni, grandones, descarados de cara, mansos, de mal juego, peligrosos, inciertos y sin humillar. Casi lleno.
– El Fundi, de burdeos y azabache, cinco pinchazos, dos descabellos (silencio); cinco pinchazos, dos avisos, cinco descabellos, tercer aviso (ovación).
– Uceda Leal, de azul y oro, cinco pinchazos, estocada (silencio); aviso, tres pinchazos,
– Rubén Pinar, de verde y oro, estocada baja, aviso (saludos); dos pinchazos, estocada, tres descabellos (silencio).

 
 

El diestro fuenlabreño torea en redondo al cuarto astado de Guardiola que, como el resto del encierro, no humilló en los engaños – Foto: Cristina Bejarano

 
21 Mayo 12 – – Patricia NAVARRO

Llovía. Diluviaba en Madrid sin tregua. Fuerte. Intenso. Tenía todas las papeletas para que el décimo festejo de San Isidro se diera por finalizado antes de empezar. Nadie asomaba por la arena. Retraso de quince minutos anunciaron por megafonía. El ruedo de Madrid encharcado, embarrado. Territorio hostil, resbaladizo. Inviable. Y de pronto, asoman por el patio de cuadrillas El Fundi, Uceda y Pinar. Se da el festejo. Hombres de otro tiempo. Héroes en un campeonato de más difícil todavía. Y así la tarde transitó en lo imposible. Una corrida de Guardiola sustituía a la de Peñajara anunciada. Que descalabro ganadero tenemos en este San Isidro: no hay por donde cogerlo. Dos corridas enteras se han tirado para atrás. Uno se anuncia con Peñajara y acaba matando Guardiola. Y aquí no pasa nada. Mejor dicho, sí, que llueve a mares y todavía así los toreros tiran para adelante. Dan la cara por el espectáculo con todo en contra, y no sólo en lo climatológico. La de Guardiola fue seria, impresionante de cara, de cuerpo, de alzada… Y mala malísima. El Fundi inauguró hazaña con un Guardiola que no tuvo una idea buena. Ni un pase tenía el puñetero ni por un pitón ni por el otro. Tenebroso encuentro: bajo la lluvia y la dificultad del piso. Misión imposible. Esa fue la tónica de toda la tarde. Solventó Fundi y sufrió y sufrimos mucho más todavía con el cuarto. El Guardiola tuvo guasa de principio a fin, pero si no se entregó en la muleta (de lo que ocurrió antes ni hablamos) en la suerte suprema fue un calvario. Fundi le buscó las vueltas y se justificó mucho más allá de lo que marca la ética. Acero en mano no encontró lugar. No había manera. En la suerte ponía la cara por las nubes y cuando lo intentaba con el descabello, el arreón era de salir corriendo. Así fue pasando el tiempo. Sonó el aviso y acabaron por sonar los tres. Injusta imagen. Era, tal vez, la última corrida de El Fundi en Madrid después de 25 años de intachable trayectoria. La tarde, Las Ventas, su plaza, no había estado a la altura. Un adiós a un cuarto de siglo merecía, al menos en el ocaso del camino, una corrida de cierta garantía. La empresa antes de acabar el festejo y a los pocos segundos de ver cómo volvía el toro al corral informaba del ofrecimiento dadas «las circunstancias vividas hoy» de otra despedida en Otoño. Si es como ésta es para pensárselo.

Uceda Leal anduvo muy serio y entregado mientras caía la mundial de agua. En el segundo ya no quedaba arena en el ruedo que no hubiera mutado a barrizal. Uceda plantó cara con una dignidad tremenda ante un toro que no tuvo un pase. Desagradable. Difícil. Un horror. El quinto, que ni por equivocación humillaba, sólo le dejó estar y padecer en la suerte suprema. Hacía hilo tras sentir el pinchazo, arreón terrible.

Rubén Pinar pudo haber cambiado el sino de su tarde de haber metido la espada mejor al tercero. Estuvo importantísimo en la faena de muleta. Tragó una barbaridad a ese toro que embestía en línea recta y sin descolgar el cuello. Ligó los muletazos, inteligente el torero, dando juego a la movilidad sin clase ni entrega. Lástima de espada. El esfuerzo había sido titánico. El sexto quiso parecer menos malo. Dentro de que no humilló y de que cuando pudo se fue directo al torero. Pinar se la jugó. Apostó. Mal toro de una tarde durísima, desagradable, de pueblo, de valle del terror, no de capital de la tauromaquia. Esto no es el toreo. Que va. Ni de lejos. Muerto el sexto descansamos todos.

El trece y la buena suerte
Hubo que esperar al último toro del 21 de mayo de 1991 para que explotase la plaza de toros de Las Ventas y César Rincón saliese lanzado como una nueva gran figura. Aquel día, en la  decimotercera función de San Isidro, el matador de toros colombiano encontró, por fin, la recompensa a tantos esfuerzos y sinsabores pasados. Curro Vázquez y Armillita Chico habían pasaportado sin pena ni gloria sus respectivos toros de la ganadería de Baltasar Ibán, y Rincón había escuhado un aviso antes de acabar con su primero. Pero con el sexto, «Santanerito», cambió el panorama y el diestro de Bogotá puso la plaza del revés. Ese triunfo le valió la sustitución de Fernando Lozano al día siguiente, en la que volvió a salir a hombros para lograr ya ser un torero consagrado definitivamente. Informa Paco Delgado.

Morenito, a refrendar la imagen de la Goyesca
Completan la terna Eulalio López «Zotoluco» y Diego Urdiales.
El burgalés Morenito de Aranda vuelve a Madrid tras dar dos vueltas al ruedo el 2 de mayo. Hará el paseíllo con el mexicano Zotoluco, que vuelve a Las Ventas tras siete años, y el riojano Diego Urdiales. Lidiarán toros de Antonio Bañuelos.

PALOMA AGUILAR
El Fundi tuvo una amarga despedida de San Isidro

Toros

San Isidro: dura corrida, diluvio y tres avisos en la «penúltima» de El Fundi

andrés amorós / ABC.es / madrid
 
 
 
SEXTO TORO: Pesa el último 660 kilos. Ovacionan al picador Agustín Moreno. Pinar conduce la embestida con oficio hasta que el toro se orienta y lo desarma. Como todos sus hermanos, se tapa a la hora de la muerte. Dos pinchazos, estocada y tres descabellos. Aviso. Palmas.
 
 
QUINTO TORO: Brinda a El Fundi. Se muestra decidido, pero el toro no humilla y se raja a tablas. Le pone los pitones en el pecho y no se deja matar. Dos avisos. Dos pinchazos y estocada caída. Silencio.
 
 
CUARTO TORO: El Fundi brinda al público el que puede ser su último toro. Consigue algunos buenos muletazos pero el toro le desarma más de una vez y se pone muy difícil a la hora de matar. Hace hilo y lo persigue y tiene que saltar la barrera; salta también la espada al callejón. Un espectáculo terrible que concluye con la devolución del toro a los corrales. Seis pinchazos y cuatro descabellos. Tres avisos.
 
 
TERCER TORO: El tercero se orienta y mira. Rubén Pinar brinda a El Fundi. Alegrando al toro con la voz y el toque logra arrancarle aceptables muletazos por los dos lados. Al final, ataca con decisión y consigue ligar una serie emocionante. Le hubieran pedido el trofeo, pero se le va la mano al matar. Estocada caída. Aviso. Saludos
 
 
SEGUNDO TORO: El segundo embiste un poco mejor pero con la cara alta y sin entregarse. Uceda Leal, muy animoso, lo lleva al centro del ruedo y consigue muletazos con mérito sobreponiéndose a unas circunstancias absolutamente imposibles pero mata mal. Cinco pinchazos y estocada. Silencio.
 
 
PRIMER TORO: Reciben a El Fundi con una ovación. El toro, bien rpesentado, embiste de largo al caballo pero le pegan fuerte y queda muy corto en la muleta. Apenas comenzada la faena, cae otra vez el diluvio. Entre eso y que el toro no tiene ningún recorrido, El Fundi se limita a machetearlo y mata con gran dificultad porque el toro se tapa. Seis pinchazos y dos descabellos. Silencio.
 
 
Bienvenidos a la nueva retransmisión en directo de San Isidro. Estamos en la undécima de feria, en la que, después de no pocos reconocimientos, finalmente una corrida de Guardiola Fantoni sustituye a la de Peñajara. Hace su último paseíllo en este ciclo El Fundi, en su año de despedida tras 25 de alternativa. José Pedro Prados, enfundado en un terno grana y azabache; Uceda Leal, de azul y oro, y Rubén Pinar, de verde y oro. La corrida arranca con veinte minutos de retraso por culpa de la lluvia. Pese a que el ruedo no luce precisametne su mejor estado, los toreros, sin reconocerlo si quiera, han tirado hacia delante. ¡Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: