noticias taurinas 26septiembre2011

26 Sep

¿La Fiesta en Paz?

Suma de torería en Vicencio

Precisiones de lectores

Leonardo Páez
En tauromaquia muchas expresiones se saltaron las trancas de lo estrictamente taurino y quedaron al servicio del habla popular, desde el término torear” para sobrellevar a alguien que acusa mal carácter hasta “coger al toro por los cuernos” cuando ha de enfrentarse un problema con determinación, pasando por “crecerse al castigo”, “tener mano izquierda”, “ver los toros desde la barrera”, “hacer el quite”, “cortarse la coleta”, “dar la puntilla”, “escurrir el bulto”, “a toro pasado” y mil más.

“Torería”, en cambio, sigue siendo palabra de uso exclusivo y excluyente del mundo de los toros, no sólo para referirse a los toreros como gremio o a un hecho específico en tauromaquia. Indica algo más que “elegancia natural, señorío, respeto y distinción con valentía y afición dentro y fuera de la plaza”. Esencialmente sugiere el comportamiento humano que delante de un animal de lidia refleja la interioridad de un espíritu y la fuerza de una vocación, sostenidas en inspirada inteligencia y en un sentido ético sin concesiones. Vaya, “torería” es elevarse sin descomponerse.

Julio García Mena, ganadero del hierro poblano de Vicencio, volvió a confeccionar un atractivo cartel para otra tienta de lujo: cinco vacas para el intenso decir de los matadores en retiro Raúl Ponce de León y Mario del Olmo, el expresivo y aún no aprovechado matador Manuel Juárez El Poeta, el que fuera fino novillero y hoy empresario Saúl Acevedo Meyer y la magnífica novillera Karla de los Ángeles, que con renovados bríos ha retomado su prometedora carrera. Intervino también el novillero Pepín Vega, poseedor de un elocuente sello que no logró opacar la tropical indumentaria que portaba.

Sin recargar en exceso en el caballo, las becerras llegaron a la muleta, unas más otras menos, con bravura, transmisión, noble repetitividad, fijeza, son y algunas exigiendo mando y colocación adicionales, lo que posibilitó una excepcional suma de torería por parte de los alternantes que, conforme avanzaba la tienta, fueron desarrollando una competitividad en apariencia fuera de lugar. En apariencia porque otro sinónimo de torería es no dar cuartel a nadie en el ruedo. ¡Qué gran tienta!

“Es de buenas costumbres, dice R. Flores, callar sobre lo que no se conoce. El toreo no es para todos, sobre todo en estos días en que el pragmatismo y el materialismo dominan la mentalidad de las masas. El toreo es un ritual que pertenece a mentalidades que conocen del sentido trágico de la existencia, y por tanto pertenecen a otra época. Es para gente que sabe que el morir no es lo importante ya que no es una opción, la opción es cómo se muere y en ese sentido cómo se vive. El toreo demuestra esta gran diferencia que existe entre el ser vivo y el ser humano. Por eso el toreo inspira al arte, tanto musical como plástico, ya que expresa la verdad detrás de la apariencia. Por favor, si no entienden no insulten; el verdadero acto bárbaro es no saber la diferencia entre derramar sangre humana y sangre animal.”

A propósito de diestros fallecidos en la Plaza México, Antonio Rodríguez Pérez precisa: “El 28 de septiembre de 1947 el toro número 366 de nombre Ovaciones, con 450 kilos, de la ganadería de Santín, infirió tremenda cornada en la femoral al novillero José Laurentino Rodríguez Joselillo, quien tras 16 días, murió el 14 de octubre siguiente. Saludos y ponte hacha.”

Bueno. Joselillo, que se llamaba Laurentino José López Rodríguez y era originario de Nocedo de Curueño, provincia de León, España, no falleció a causa de la cornada propiamente, sino al sobrevenirle una embolia pulmonar, pues incluso ese martes acudiría a una comida en su honor. Una versión menos taurina atribuye su muerte al encuentro sostenido con una guapa enfermera la noche anterior.

Luna Turquesa, analista cuyos sabrosos apuntes sobre la temporada grande 2010-11 acaban de salir a la luz, aclara: “Leí su artículo en el que se narra la muerte del señor Salvador Hernández a través del cronista de Guadalajara. Faltó decir que en esa plaza del Nuevo Progreso, durante un Congreso de Aficionados Prácticos en 2008, perdió la vida el torero saltillense Carlos Vargas a consecuencia de un terrible golpe que le provocó muerte cerebral. Todavía se me hace un nudo en la garganta, pues fue gran amigo de nuestra casa”.

Toros
Eloy Cavazos, Jorge Carmona y Enrique Garza, los triunfadores del festival taurino en Zacatecas

Con el novillo “Figurón”, de 480 kilos, negro entrepelado, el regiomontano, puso de manifiesto que lo que bien se aprende jamás se olvida. Foto: El Sol de Zacatecas
 
El Sol de Zacatecas
25 de septiembre de 2011
Roberto OrdazZacatecas, Zacatecas.- Todo un éxito resultó el festival taurino del Gobierno del Estado, que propició un lleno completo en los tendidos en la plaza de toros Monumental Zacatecas, en una tarde con un clima muy agradable, en la cual el “Bizarro de los Ruedos”, fue objeto de un reconocimiento muy emotivo por parte de la Peña Brava de Sol, por sus 25 años de alternativa como matador de toros.En lo artístico, Eloy Cavazos, Jorge Carmona y Enrique Garza, cortaron dos apéndices cada uno, mientras que el rejoneador Jorge Bello, así como Manolo Arruza fueron muy aplaudidos, al igual que los Forcados de Aguascalientes, que al segundo intento cuajaron una pega con una gran valentía, por lo que dieron la vuelta al ruedo, de manera más que merecida.Se lidiaron novillos, en este festival, procedentes de las ganaderías de Julio Delgado, Montecristo, y Jaime Cavazos, que se dejaron meter mano en lo general, aunque algunos de ellos manifestaron poca fuerza, por lo que se apagaron muy pronto, por lo que puede decirse que los toreros estuvieron por encima de los ejemplares.JORGE BELLO.- El rejoneador, no tuvo un animal a modo para el toreo a caballo, debido a las condiciones de “otoñal”, de 450 kilos, que no fueron las más propicias, por lo que lo mejor fue su cuadra de equinos educados a la alta escuela portuguesa, además de que falló con la hoja del peral.

ELOY CAVAZOS.- Con el novillo “Figurón”, de 480 kilos, negro entrepelado, el regiomontano, puso de manifiesto que lo que bien se aprende jamás se olvida, al cuajar un buen trasteo de capa y muleta, con el sello auténtico “Cavacista”, incluyendo la voltereta a la hora de matar, por lo que su labor fue premiada con dos orejas.

MANOLO ARRUZA.- Desgraciadamente no tuvo tela de donde cortar, con el ejemplar “Guitarrista” de 433 kilos, de la ganadería de Montecristo, negro bragado, ante el cual Arruza, tuvo destellos al lancear con la capa, a un novillo de poca fuerza, con la muleta le corearon los pases por el lado derecho, cayó en la cara del novillo, sin consecuencias, pero mató al tercer viaje y todo quedo en salida al tercio.

José Antonio Ramírez “El Capitán”, le hizo frente al novillo “Jococón”, de la ganadería de Jaime Cavazos, hijo de Eloy, débil de remos, que se rajó a las primeras de cambio, por lo que pesar de la insistencia del torero de la dinastía del “Calesero”, solo pudo sacarle algunos buenos muletazos de manera esporádica, pero que el público le valoró con los aplausos.

JORGE CARMONA.- Reapareció el diestro zacatecano, con el novillo, al que recibió sin pestañear, a porta gayola, con los deseos enormes de agradar al respetable, que le jaleó los lances con el capote, así como las chicuelinas antiguas, adornó con las banderillas el morrillo del animal de la ganadería de Jaime Cavazos.

Este burel, le presentó complicaciones a Jorge durante la lidia, pues embestía con la cabeza arriba, pero culminó su labor con estocada entera, por lo que el juez le concedió las dos orejas, la segunda a petición mayoritaria de la gente.

Enrique Garza.- Cerró plaza con el animal de nombre “Agradecido”, de 528 kilos, el más hecho del encierro, al que le cuajó buenos lances con le percal, cubrió el tercio de las banderillas con más voluntad que acierto, con “la zarga,” se lució en las tandas de derechazos y naturales con buen temple, intercaló las manoletinas , acertó al primer viaje con el estoque por lo que la autoridad le concedió los dos trofeos, con los cuales dio la vuelta al ruedo en plan triunfal.

 

 

 

 

Barcelona dice adiós a los toros

  

MENSAJE. En el capote de Serafín Marín se expresa la lucha de ideas en Barcelona (Foto: ALBERT GEA REUTERS )

Lunes 26 de septiembre de 2011 Vania Ravelo | El Universalvania.ravelo@eluniversal.com.mx

Más que las faenas de los toreros colgados del cartel, los gritos de “¡Libertad, Libertad!” estremecieron a la Monumental de Barcelona, donde los intereses políticos —cubiertos bajo el disfraz de la protección a la vida animal, al toro bravo— mataron a la fiesta ayer, en la comunidad autónoma de Cataluña.

La historia, que databa de 1914, terminó este domingo. Casi un centenario después de su inauguración, la Monumental de Barcelona celebró su última corrida de toros con Juan Mora, José Tomás y el catalán Serafín Marín en la combinación.

Una tarde tristemente histórica para los más de 20 mil aficionados que se congregaron en la Monumental, con una voz de demanda en común, libertad y respeto, la bandera que ayer se alzó una y otra vez en Barcelona.

“Vivimos la tarde con un nudo en la garganta. Se mezclaron la emoción por la cita y la tristeza por su significado a partes iguales”, comentaba Juan Carlos Antón, cronista de la cadena española COPE.

Y así fue. La afición abarrotó los tendidos, ésa fue la mejor manera de condenar una prohibición, autorizada en 2010 y lista para entrar en vigor el 1 de enero de 2012. Ayer, la reventa cobró hasta 3 mil euros por una barrera en la Monumental de Barcelona.

La terna cumplió con su parte. José Tomás, quien eligió a Barcelona como escenario para la primera reaparición de su carrera en 2007, cortó un par de orejas, mismo balance estadístico alcanzado por el catalán Marín, cuyas lágrimas, vertidas desde los meses de manifestaciones previas al voto a favor de la prohibición, conmovieron a los espectadores.

“Fue una tarde llena de emociones. Con una gran faena de José Tomás al segundo, el toreo clásico de Juan Mora y la emotividad de Serafín”, agrega el cronista de COPE.

Tan emotiva fue la última tarde en Barcelona y tan firme el rechazo de los aficionados catalanes a la prohibición, que matadores y espectadores se negaron a abandonar el coso una vez terminado el festejo, el último en la historia de la plaza Monumental en la que, ahora, se proyecta dar cabida a una mezquita o a un centro comercial.

“Tenemos la certeza de haber vivido un día histórico, pero también la tristeza de saber que hemos perdido parte de nuestra libertad”, finaliza Antón, testigo de una tarde histórica.

 

 

Congelan los genitales de un toro en Barcelona

El objetivo es extraer el semen del segundo toro que lidió ayer José Tomás, para inseminar artificialmente a un grupo de vacas

EFE

<!–
–>

 

BARCELONA, 26 de septiembre.- El ganadero salmantino Moisés Fraile, propietario de la ganadería El Pilar que ayer lidió la última corrida de la plaza Monumental de Barcelona, congeló los testículos del toro que desorejó José Tomás, lidiado en segundo lugar, con el fin de extraer semen e inseminar artificialmente.

Los órganos genitales del astado, debidamente criogenizados, viajarán hasta Talavera de la Reina (Toledo) donde un veterinario extraerá diversas dosis de semen que, en su debido momento, serán inseminadas a un grupo de vacas de vientre de El Pilar, explicó hoy el criador afincado en Tamames (Salamanca).

La calidad del astado en cuestión propició un rotundo éxito de José Tomás, para quien el público pidió el rabo del animal, pero que al final se tuvo que conformar con las dos orejas con las que salió a hombros por la puerta grande de la Monumental de Barcelona.

“Por una parte tengo un gran sentimiento de satisfacción por lo bien que salió la corrida, pero por otra también me ha venido el de las tristeza si verdaderamente esto se acaba”, explicó el ganadero acerca de la prohibición oficial de las corridas de toros en Cataluña, a partir del 1 de enero de 2012.

Fraile, que al arrastre del segundo de la tarde se fundió en un abrazo con el veedor Joaquín Ramos -encargado de elegir los toros que lidia José Tomás-, destacó el juego del primero, el segundo, el quinto y el sexto al que Serafín desorejó antes del definitivo cierre del coso barcelonés.

“Como ganadero tenía mucha responsabilidad porque era una corrida de mucha expectación y se ha cumplido”, añadió Fraile, que ayer también lidió, de forma simultánea, en la Real Maestranza de Sevilla donde Curro Díaz cortó una oreja.

“El de ayer será un día triste si estos políticos no retroceden, aunque no creo que esto se acabe”, concluyó el criador charro, orgulloso y satisfecho por el juego de sus toros en Barcelona, reseñados desde el pasado abril.

De las nueve corridas lidiadas esta temporada en Francia y España por José Tomás, tres han llevado el hierro salmantino de El Pilar: la de su reaparición en Valencia (23 de julio), en Huelva (3 de agosto) y ayer en Barcelona, donde logró su segunda puerta grande después de la obtenida en Nimes (18 de septiembre).

 
 Cortan 6 orejas

Eloy Cavazos 2, Enrique Garza 2, y Jorge Carmona 2
Texto: Juan Manuel Calderón Fotos: Óscar Baez / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 26 de Septiembre del 2011

Eloy Cavazos, Enrique Garza y el zacatecano Jorge Carmona dieron un espectacular cierre al serial taurino de la Feria Nacional de Zacatecas 2011, cortando dos orejas cada uno, en el tradicional festejo que el gobernador del estado, Miguel Alonso Reyes ofreció a la afición zacatecana.

Eloy Cavazos
El torero de la Sultana del Norte, Eloy Cavazos fue el encargado de prender la mecha con el primero de la tarde de nombre “Figurón”, de 480 kilos, toro al que le realizó una faena de mucha valentía con el capote y la muleta.
Por algo es el ídolo de la afición zacatecana que se le entregó desde el primer tercio y a la que enloqueció, pues tanta fue su entrega que recibió un “arropón”, pero rápido se levantó para matar a “Figurón” de una gran estocada para las dos orejas.

Enrique Garza
Sí el “maestro” Eloy la armó en grande, el torero de Cadereyta, Nuevo León, no quiso quedar atrás, al ver que el toro “Agradecido”, de 528 kilos, el más pesado, traía lidia y recorrido, estos dos aspectos los aprovechó Garza para pegarle una estupenda faena, mejor que la anterior, muy variada y con mucho temple.
Faena que allá arriba en el tendido la gente la festejó en grande, bien dice el dicho que “lo que bien se aprende no se olvida”, y estos hombres siguen arrancando olés y orejas en las plazas donde se presentan.
Llega el momento de despachar a “Agradecido”, y de fulminante estocada lo manda a “dormir” para dos apéndices bien ganadas..

Jorge Carmona
Sale a rifársela en serio el zacatecano cuando se planta en la puerta de toriles para recibir a “Charquero”, de 415 kilos, a puerta gayola con un espectacular favor de rodillas.
Luego, con la muleta se portó muy valiente pese a que por el tiempo que tenía sin torear se veía desubicado, pero eso no fue problema para que al toro le realizara una faenita regular que selló con una buena estocada que valió para que el juez le otorgara las dos orejas.

Ricardo Bello
El rejoneador no tuvo la suerte que haya querido, pues estuvo fallo en los tres tercios, lo más rescatable fue el lucimiento de sus caballos que los hizo correr mucho por todo el ruedo. Sin embargo, por su esfuerzo y voluntad que le puso el respetable lo premió con salida al tercio.

El Capitán Ramírez
Por último, al hijo de “El Calesero” le puso mucha voluntad y valor a su toro que no supo aprovechar o no pudo acomodarse para hacerle la lidia, por lo que decidió matar pronto, aún así la gente le premió su esfuerzo con ovación.

Los Forcados
Como siempre, el espectáculo lo dieron los Forcados de Aguascalientes que realizaron.

 

Adiós a los toros

Debido a las presiones políticas
Notimex / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 26 de Septiembre del 2011

BARCELONA, ESPAÑA.- La región catalana tuvo ayer domingo su última corrida de toros, en la Plaza Monumental de Barcelona, escenario de algunas de las mejores lecciones del arte de Cúchares.
Las corridas barcelonesas, para la que se agotaron las entradas pese a una capacidad de 20 mil espectadores, es la última de la temporada en tierras catalanas. La prohibición entrará en vigencia el primero de enero de 2012.
Debido a las presiones políticas, las corridas de toros han perdido popularidad en los últimos años y la Monumental es el último coso en funcionamiento. El parlamento catalán prohibió el espectáculo en julio de 2010 tras una campaña de activistas de los derechos de los animales.
Empero, sus detractores sostienen que la prohibición tiene que ver menos con la protección de los astados y más con el empeño del sector nacionalista catalán por distanciarse de España, incluso en el terreno de la cultura popular.
“Prohibir las corridas de toros en Cataluña no es más que un ataque contra la libertad”, dijo Carlos Núñez, presidente de Mesa del Toro. “Es fruto de la política en Cataluña contra los toros y todo lo que parece representar a España”, agregó.
Aunque es un gesto mayormente simbólico -la Monumental sólo organiza unas 15 corridas anuales-, la prohibición ha aunado a los partidarios de la fiesta nacional empeñados en derogar la decisión o por lo menos asegurar que no se extienda a otras regiones.
El conservador Partido Popular -favorito para ganar las elecciones generales del 20 de noviembre- apeló la prohibición ante el Tribunal Constitucional, mientras que su representación en Cataluña intenta que se postergue la fecha de la prohibición. Mientras tanto, Mesa del Toro busca 500 mil firmas con la esperanza de persuadir al parlamento nacional en Madrid para que otorgue a las corridas de toros la categoría de patrimonio cultural del país.

Concluyó la feria taurina

Oscar Fernández Sánchez / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 26 de Septiembre del 2011

La parte fuerte del Serial Taurino 2011 concluyó ayer domingo con el llamado Festejo en honor del Gobernador Miguel Alonso Reyes, y cuya crónica habrá de encontrar en otra parte de esta sección deportiva-taurina de Imagen.
La víspera por la noche en Arroyo tuvo lugar la ceremonia de entrega de los Escapularios de Plata de la Viren del patrocinio a subalternos, ganadero y matadores de toros que resultaron ganadores en diferentes rubros.
Por cierto que, desde el pasado fin de semana al darse a conocer el veredicto por parte del H. Jurado Calificador, hubo reacciones diversdas en los medios de comunicación y entre la afición taurina.
Sucede que desde el origen en el otorgamiento del Escapulario se determinó que fuera entregado al TRIUNFADOR del festejo que tradicionalmente es el que se lleva a cabo el 8 de septiembre.
En esta ocasión, la empresa Zacatecas, Tierra de Toros anunció que el Escapulario sería para el triunfador de la feria y supusimos que la nominación sería para Joselito Adame, quien fue el diestro con mayor número de trofeos.
No obstante lo anterior, el Jurado integrado por destacados y entusiastas aficionados a los toros determinó otorgar el Escapulario a Uriel Moreno “El Zapata” por haber logrado la mejor faena del serial taurino zacatecano.

Tragedia taurina
Lamentable acontecimiento taurino se vivió la tarde del domingo 11 en la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara, Jalisco, al producirse la gravísima cornada a don Salvador Hernández, quien fungió como “torilero” y finalmente le causó la muerte.
Una vez más se pone de manifiesto el enorme peligro que representa estar en el callejón de una plaza de toros y eso que don Salvador tenía muchos años de experiencia en labores del movimiento de los animales.
Dos días antes de la tragedia se había presentado en el Teatro Fernando Calderón de la capital, el libro “Corriendo la legua”, de René Rivera, uno de los artículos del mismo se intitula “Área de trabajo” y se refiere a la presencia de las personas en el callejón.
René da cuenta del penoso espectáculo de perder el control de un sano equilibrio resbalando con falta de respeto al participar personajes de la fiesta en donde no son llamados.
Están en el callejón los apoderados cuando su misión en el tendido es buscar contactos con los empresarios para conseguir fechas a su torero, los “ex”, aquellos que alguna vez ostentaron papel protagónico pero reacios ante la realidad de que es asunto del pasado.
No quedan ausentes los frustrados, fracasados en su oportunidad, pero que pretenden ahora dictar cátedra a los actuantes, algunos representantes de la prensa que debían ubicarse también en el tendido.
Pero también se hacen presentes los toreros en activo que intentan ocupar un sitio en la escena sin estar incluidos en el cartel “dejándose ver” y los protagonistas de la tarde que “cuelan” a familiares, amigos y compadres.
Concluye René Rivera señalando que todos estos personajes estorban en el callejón poniendo a los ejecutantes anunciados y a ellos mismos en peligro.
¡Hasta el próximo lunes!
Escríbanos a cronista43@msn.com y escúchemos en Fiesta Brava a las 8 de la noche en la Super G.

 
 

DECLARACIONES Salvador Boix, sobre José Tomás

‘¿América? De momento vamos a descansar’

Publicación: 26/09/2011 (14:20)

 

MARIBEL PÉREZ

Madrid (España) José Tomás concluyó ayer la temporada de su regreso a los ruedos después de la grave cornada que sufrió en Aguascalientes el 24 de abril de 2010. El torero madrileño ha toreado 9 corridas de toros en las que ha obtenido 11 orejas abriendo en dos ocasiones la puerta grande, la última en su plaza talismán, la Monumental de Barcelona.

El diestro de Galapagar, en palabras de su apoderado Salvador Boix a mundotoro, aún no se pronuncia sobre una posible incursión en ruedos americanos durante el invierno: “De momento vamos a descansar” ha explicado su mentor. Sin embargo, Boix tampoco descarta estar presente los próximos meses en cosos del continente americano: “Más adelante valoraremos hacer campaña americana.”

La última campaña americana de José Tomás tuvo lugar en el invierno de 2009 cuando compareció en distintos ruedos mexicanos, la Monumental de Insurgentes incluida, además de estar presente en la temporada de Bogotá (Colombia) y en las Ferias de Lima (Perú) y Quito (Ecuador).

Crónica de C.R.V.

COSAS QUE NO CABEN EN UN ENTIERRO

José Tomás. Barcelona. 25.09.2011

José Tomás corta dos orejas a un toro de El Pilar en la última corrida de la Historia de Barcelona.

http://www.goodmoodtv.com/internettv/application/mundotorotv/system/SingleVideoPlayer.swf

Duró un minuto. Terminaba Serafín de pegarle un bocado con el alma a la arena de plaza, al final de la corrida, y nadie sabía que hacer.  Estaremos  esperando a Dios, me dije. Miré el reloj: era la hora justa en la que Dios mira hacia otro lado. Pero no quise decirlo. Hoy Dios no viene. No hay milagro. José Tomas entrebarreras. Marín secándose la penúltima lágrima apoyado en las tablas. Juan Mora mirando al suelo. Un minuto como esperando el milagrear de cualquier dios. Y en ese minuto llegaron de golpe todos los pasados de esta Monumental. Todos. Cada abuelo con sus nietos de la mano, cada faena de triunfo y hasta las lloradas del fracaso, y la sangre vertida de los toreros y el olor imaginado que supuestamente había debajo de las primeras minifaldas, los gritos callados en catalán que se daban cuando la libertad era solo una estatua en Nueva York. Un catarro y una gripe y los suspiros de pasión de las mujeres a la luz del traje de luces. Cuando suspirar era pecado… Todo eso en un minuto. De un pistoletazo salió al tercio JT y cientos de personas llenaron el ruedo de su penúltima ilusión: sacar en hombros y sin féretro alguno a quien había bordado el toreo por última vez. Un minuto. Decenas de años, continentes de recuerdos. Fue cuando me di cuenta de que hay cosas que no se pueden enterrar en un entierro.
 
Quien entierra el eco de ayer y el reciente de ese toreo reposado y hondo, de rey, de príncipe, de estadista, del carajo de José Tomás, el último regalo del arte en esta bendita plaza que ya no es de toros. Con cada primavera flotan en el aire lo que le sobra a los árboles con forma de algodón y con ellos viajarán los ecos de los olés respondiendo a  los nueve o diez lances de verónicas serenas y calmadas de JT hasta llegar al centro mismo del mundo, que es el centro de cada plaza de toros. Qué ataud enterrará el recuerdo de la media verónica y la del quite posterior al único toro recordable de El Pilar. No hay entierro donde se pueda  enterrar eso porque hay cosas que mueren cuando se muera el tiempo. Que queda mucho. Justo el que nos dejara recordar cómo José Tomás vio clara la clara calidad del toro y se salió torero hacia afuera para decir a los que entierran que hay entierros prematuros. Esa suavidad cierta del toro la acompañaba interrogante de su fortaleza pero el cuidado de una mano izquierda hace milagros.
Con ese caminar que ni hace ruido se colocaba el torero en rectitud para presentar la muleta por delante y enganchar mecido y dormido de pulso, vuelo de la muleta por abajo y largo y reunido en cuatro tandas que no hay Dios ni ley ni gobierno que las entierre. Pero, ¿Cómo se puede enterrar ese toreo, ese cambio de mano ligado a un natural imposible? ¿o esos molinetes encadenados que, de tan suaves, ceñidos y ligados no se sabe si son obra de un demonio o de un ángel? Una faena que se fue, muletazo a muletazo, al lugar donde se van las cosas que no se pueden enterrar en un entierro. Cumbre. 
 
Fue esa faena la rebeldía de lo que se resigna. La tarde, sin embargo, se meció en la adormidera de la tristeza luego de tanta belleza. Los toros de El Pilar fueron a compás de la melancolía y la resignación, sin raza ni bravura. Algo le dejó hacer el primero a Juan Mora, el buen toreo de capa, un torero y añejo inicio de faena y poco más, pues hubo una mezcla de supuesta ansiedad luego de dos tandas de sello y porte y la caída en picado del fondo del toro, que tuvo algo más que el cuarto, palurdo y anodino, con el que torero se arrimó para decir adiós con formas de hombre y postura de torero.  Había sido él quien salió a saludar las primeras ovaciones del público, aplaudiendo él a su vez a todos ellos. Hombres y mujeres que no entierran porque hay cosas que no se pueden enterrar en un entierro.
Como esa firma de querer y dale que te pego de Marín con un toro deslucido y manso al que quiso lancear con un capote diseñado para la ocasión con banderas españolas y catalanas y un tiro de colores miles. Pésimo toro solo para el arrastre. En el cierre toreó a uno con bondad sin clase ni ritmo por el pitón derecho para una faena larga cuyo recuerdo que se niega a ser enterrado radica en su voluntad de series a veces a buen son y otras de metraje largo. Y una estocada buena y las dos orejas porque esta tarde un catalán que tanto ha bregado contra este falso e hipócrita entierro de la sardina debía de salir en hombros. Todos salieron en hombros pues JT, que luego se las vio con un toro desclasado y  de caras por arriba al que toreo bien y mató mal, le dijo al extremeño que donde cabe Madrid y Barcelona cabe uno de otra parte. Que cabe en el toreo. En un minuto. Todas las cosas que no se pueden enterrar en un entierro.
Libertad libertad. Joder. A ver quien mete en un ataúd esa palabra tótem, como las de amigo , padre, amante, arte, fe, creer, crear, abrazo, suspiro. Que miedo me da la democracia cuando usa sus resortes para ser dictadura. Entra el mundo en pánico y hasta Dios mira hacia otro lado. En ese minuto cronometrado y sin respirar, dura más y nos morimos de verdad , llegaron todos los  recuerdos de esta plaza. Todos a la vez. Los de Cataluña y Barcelona. Los de los bisabuelos y abuelas y niños y música y oles y tardes de toros y toreros, tardes de gentes de lana y gentes de seda, tardes que sin tantas tardes que puede que no quepan tras en ese minuto, que puede que me equivoque y haya más minutos en adelante. Y si es mentira hagamos que la tierra de la vuelta de rotación al revés en bella mentira pues, quién no ha enamorado alguna vez con una mentira grandiosa. 
 
Monumental de Barcelona. Última de la Feria de la Merced. Cartel de No hay Billetes. Toros de El Pilar, deslucidos y sin raza en su mayoría. Destacó el segundo por el pitón izquierdo y en parte el manejable primero. Juan Mora, ovación en ambos; José Tomás, dos orejas y tras aviso; Serafín Marín, ovación y dos orejas 

CARTELES Taurodelta cierra las últimas novilladas

Madrid cierra el año el 16 de octubre

Publicación: 25/09/2011 (19:54)

MUNDOTORO

Madrid (España) Taurodelta ha cerrado las dos novilladas que, junto a la corrida del día de El Pilar, pondrán fin a la presente temporada en la Plaza de Las Ventas.  La empresa  Taurodelta dará así su última novillada como gestora de Las Ventas el 16 de octubre, antes de que comience el concurso de explotación por la plaza este invierno. Los carteles para estos tres festejos son los siguientes:

Domingo 9 de octubre: Daniel Morales, presentación en Madrid, Cayetano García, presentación en Madrid y Damián Castaño. (Apolinar Soriano)

Miércoles 12 de octubre: Frascuelo, Fermín Spínola (conf.) y Andrés Palacios (Valdefresno)

Domingo 16 de octubre
: Pascual Javier, Daniel Palencia y Sergio Blanco (Rocío de la Cámara)

 

MADRID Herida grave al recibir a porta gayola

Milagros de Perú, cornada de 20 cm que perfora el recto

Publicación: 25/09/2011 (21:04)

Milagros del Perú. Gómez del Pilar. Madrid. 25.09.2011.

Milagros del Perú sufrió una cogida a portagayola en Madrid.

http://www.goodmoodtv.com/internettv/application/mundotorotv/system/SingleVideoPlayer.swf

IÑIGO CRESPO

Madrid (España). Se presentaba en Las Ventas Milagros de Perú que ha sido corneada cuando recibía a porta gayola a su primer oponente. El novillo no ha atendido al toque de la limeña que ha salvado el compromiso con un farol resultando arrollado el percal y a la vuelta del astado ha sido cuando ha resultado herida a la altura de la nalga.

Parte médico: Herida por asta de toro en región glutea izquierda con una trayectoria hacia dentro de 20 centímetros contorneando región sacrocoxigea y perforando el recto en un trayecto de tres centímetros. Se practica sutura de recto y colocación de drenaje. Intervenida bajo anestesia general y trasladad a la Clinica de la Fraternidad. Pronóstico grave.

Plaza de toros de Las Ventas. Novillada de Ocho Naciones. Más de media entrada. Novillos de Julio de la Puerta, primero encastado y exigente, segundo deslucido, tercero, bueno con clase, cuarto complicado, quinto manejable. Gómez del Pilar, ovación, ovación tras aviso y vuelta al ruedo tras petición mayoritaria; Mathieu Gillon, silencio, silencio y silencio; y Milagros Sánchez, herida. El Chano se ha desmonterado en banderillas.

BARCELONA La prensa se vuelca

La prohibición, en portada

Publicación: 26/09/2011 (10:17)

QUÉ DICE LA PRENSA… DE LA ÚLTIMA CORRIDA DE BARCELONA

MUNDOTORO: ‘Cosas que no caben en un entierro’

EL MUNDO: ‘La Monumental echa el cierre abriendo la puerta grande’

ABC: ‘Luto en la Monumental (Portazo a la libertad en Cataluña)’

LA RAZÓN: ‘Réquiem por la Fiesta en Cataluña’

COLPISA: ‘Una preciosa faena de José Tomás en la última de Barcelona’

LA VANGUARDIA: ‘La verdad del toreo’

EL PERIÓDICO DE CATALUÑA: ‘Adéu a los toros’. Tomás, la última puerta

SEVILLA Poderoso Juli, que perdió 2 orejas del 2º

Importante Curro Díaz

Publicación: 25/09/2011 (20:15)

EMILIO TRIGO

Sevilla (España) Gran dimensión de Curro Díaz en Sevilla. El jienense cortó una oreja de peso tras firmar un faenón al primero, un noble ejemplar de Moisés Fraile del que el Palco no tuvo a bien conceder la segunda oreja, fuertemente solicitada y merecida. También estuvo firme con el manso cuarto con el que dejó detalles. El Juli demostró su poderío frente al violento segundo, del que hubiera paseado dos orejas tras una faena de firmeza titánica de no pinchar. Manzanares se llevó el peor lote de una corrida desigual de juego de El Pilar.

Durante la lidia, se vio que tenía buen son el primero y ahí Curro regaló dos medias para el recuerdo, tanto el recibo como para llevarle al caballo. El jienense brindó a Octavio Mulet una faena que rompió en la segunda tanda. Díaz estuvo lento, cadencioso, ligando y la plaza estalló con un autentico clamor. Gran faena, justa, medida, en la que se vio la personalidad y el temple de su muleta. Gran estocada, le pidieron con fuerza la segunda oreja, que no fue concedida, por lo que el público abroncó al Palco. Actitud cicatera del Palco.

Con el cuarto, saludó una ovación ante un toro manso en los primeros tercios y que de forma incomprensible un cierto sector lo protestó sin demasiado criterio. Curro estuvo decidido y firme, y aunque no pudo lucirse, dejó algún muletazo marca de la casa. Destacó su actitud además de la gran estocada.

El Juli malogró con la espada una importante faena ante el violento segundo de El Pilar. El madrileño tenía las dos orejas cortadas, pero su fallo con el acero le privó de ser premiado por una faena de peso. El toro, que volteó sin consecuencias a Diego Ortiz, llegó al ultimo tercio casi siendo el dueño del ruedo, pero terminó claudicando ante el superpoderoso Julián. El Juli aguantó violentas embestidas por ambos pitones y derrotes al corbatín. Sin embargo desglosó el poderío, la mano baja, la improvisación y una inteligencia digna de los que mandan. Su firmeza fue titánica. Tenía las dos orejas cortadas en una faena sin fisuras salvo el despropósito con la espada. Fuerte ovación tras aviso.

El quinto fue un toro deslucido y desclasado. Lo más destacado y artístico lo realizó El Juli en el quite por chicuelinas porque en la muleta al toro le faltó empuje además de que embestía soltando el cuello. Un auténtico deslucido con el que El Juli lo intentó voluntarioso sin poder construir faena.

El tercero metió la cara abajo en el saludo del alicantino, sin embargo no sabía embestir. Muy bravo en el caballo hasta derribar, empujó fijo con cambos pitones y metiendo los riñones, pero a pesar de no ser muy castigado en el ultimo tercio, acusó la romana: más de 600 kilos. Manzanares lo  intentó y lo ayudó desde el inicio, pero el animal no se desplazaba, además de derrumbarse en más de una ocasión. Imposible el lucimiento.

El sexto bis de Salvador Domecq fue un toro bien hecho pero que poco a poco fue sacando la guasa que tenía dentro. Complicado, mirón y que se colaba. Desarrolló sentido sabiendo lo que había detrás. Manzanares intentó llevarlo muy metido en  la muleta pero el toro se fue orientando cada vez más buscando con descaro al diestro. Estocada y palmas de despedida.

Plaza de toros de Sevilla. Lleno. Tarde calurosa. Toros de Moisés Fraile (1º), cuatro de El Pilar y uno de Salvador Domecq como sobrero bis en sexto lugar, bien presentados en conjunto. Noble pero manejable el primero, segundo violento, tercero sin gas, cuarto manso, quinto deslucido y sexto orientado. Curro Díaz, oreja y ovación; El Juli, fuerte ovación tras aviso y silencio, y José María Manzanares, silencio y palmas de despedida. Juan José Trujillo y Luis Blázquez hicieron sonar la música en banderillas en el sexto.
 
 
 

ANÁLISIS: La Monumental echa el cerrojo LO QUE PERDEMOS

 

Un retroceso moral

 

 

FRANCIS WOLFF 26/09/2011

La fiesta de los toros es una de las creaciones más originales de la cultura hispánica, y es a la vez portadora de los valores humanos más universales: coraje, grandeza, vergüenza, lealtad, ritual de la muerte, dominio de la animalidad dentro del hombre y fuera de él, creación de belleza a partir de su contrario, el caos y el miedo. ¿Sería posible que esa invención cultural original sucumbiese a un conformismo que apenas tiene la apariencia de universalidad, la universalidad sin sabor de McDonald o de Coca-Cola? Si algún día las corridas de toros desapareciesen sería una gran pérdida para la humanidad y para la animalidad.

Estaríamos ante una pérdida cultural y estética, por supuesto, pero también ante un quebranto ético. A algunos, la prohibición de la tauromaquia les parece un “progreso” de la civilización. Mera apariencia. El animalismo no es una extensión de los valores humanistas, sino su negación: porque, intentando alzar a los animales hasta el nivel en el que debemos tratar a los hombres, necesariamente rebajamos a los hombres al nivel en el que tratamos a los animales.

No niego que tengamos deberes hacia los animales. Es inmoral traicionar las relaciones de afecto que mantenemos con nuestros animales de compañía. A los animales domésticos, que son criados por su carne, su lana o su fuerza de trabajo, es inmoral tratarlos como “objetos”, como se hace en las escandalosas formas de ganadería industrial mecanizadas; pero aceptamos que es moral matarlos. Y con los millones de especies de animales salvajes que pueblan océanos, montañas y bosques tenemos deberes ecológicos, como el respeto de los ecosistemas o de la biodiversidad.

El toro de lidia no entra en ninguna de esas categorías. No es un animal salvaje, puesto que es criado por el hombre, ni un animal doméstico, puesto que cualquier tauromaquia supone la preservación de su instinto natural de hostilidad hacia el hombre llamado “bravura”. Para este animal, una vida conforme a su naturaleza insumisa e indomable debe ser una vida libre y natural, y una muerte conforme a su naturaleza de animal bravo debe ser una muerte en la lucha contra aquel que atenta contra su libertad y le contesta a su supremacía en su propio terreno. Vivir libre y morir luchando es el destino del toro de lidia.

Cualquiera prohibición sería un retroceso moral. El sentido y el valor de la corrida de toros descansan sobre dos pilares: la lucha del toro que no debe morir sin haber podido expresar sus facultades ofensivas o defensivas; y el compromiso del torero, que no puede afrontar a su adversario sin jugarse la vida. El deber de arriesgar la propia vida es el precio que uno tiene que pagar para tener el derecho a matar al animal respetado, en vez de sacrificarlo de una manera oculta y mecanizada.

Entretanto, debemos confesarlo: ningún argumento podrá jamás convencer a los que representan la corrida como la tortura de un animal inocente. Ni que en su lucha exprese su naturaleza de animal bravo, ni que queriendo evitar la muerte de unos cuantos se condena en realidad a toda la especie, ni la comparación entre la corta y abyecta vida de las terneras criadas en batería y los toros criados en plena libertad… les convencerá. Estos argumentos serán siempre insuficientes ante la reacción inmediata y pasional del que se indigna y grita “¡No, eso no!”.

Es cierto que a esta reacción los aficionados oponen muchas veces su propia pasión. Podríamos quedarnos en esa oposición de pasiones si ellas mismas se quedarán ahí. Pero el problema es que una de ellas exige la prohibición de la otra. Y aquí es donde el papel del político debe ser el de mantenerse razonable diciéndose: “Si algún día las corridas de toros desaparecen, será porque ya no despiertan pasión alguna. Hasta ese momento es prudente dejar a cada cual con su pasión y hacer que prevalezca el principio de libertad”.

 

 

Francis Wolff es catedrático de Filosofía de la Universidad de París y autor de Filosofía de las corridas de toros.

 

CRÓNICA: La Monumental echa el cerrojo

 

Psicodrama colectivo para un adiós

Manifestaciones, enfrentamientos (discretos) entre protaurinos y antitaurinos, gritos contra los políticos y mucho arte cierran, por ahora, las corridas en Cataluña

JAVIER MARTÍN – Barcelona – 26/09/2011

La plaza es un guirigay. “¡Libertad, libertad!”, “¡Viva la Cataluña francesa!”, “¡Viva España!”, “¡Visca Catalunya lliure!”, “¡Música!”, “¡A la discoteca!”. La gente está tan tiquismiquis que ni guarda silencio para escuchar el arte de los lidiadores.

Está pelín pelma el “respetable” (obsérvese, “el respetable”, expresión empleada para el público taurino; “hinchada”, en el balompié). La aprobación de la ley prohibicionista ha convocado en los alrededores a lo peor de cada casa; la media docena de frikis antis, otros pros, todos bienintencionados y los babosos de turno, como Josep Anglada y su Plataforma per Catalunya (PxC), que reparten octavillas con este texto: “No a la mezquita de la Monumental. Prohíben los toros… para traernos los moros”.

“Nos han querido dividir, han mezclado todo. ¿Si nos gustan los toros ya no somos catalanes?”. Ana Font ha venido desde Vic con una pancarta a favor, bien arreglada y digna. “En las pasadas elecciones vino Artur Mas a Vic a buscar el voto. Yo le dije que me gustaba su programa, menos lo de los toros. ¿Pero usted es de Vic y le gustan los toros?, me dijo sorprendido. Pues sí, a mí y a muchos vecinos de Vic”. Ana Font, y la chavalería del pueblo, se crió dentro de una plaza de toros. Sus padres eran los cuidadores.

Por las bóvedas de la plaza pasea un señor con una banda que le cruza el pecho. Lleva los colores de Francia.

-¿Es usted francés?

-Sí, soy el alcalde de Nimes. He venido a defender la fiesta.

Los clichés son arriesgados. En las afueras, una pancarta con la bandera catalana y en catalán. “No hay dinero para las pensiones, pero sí para la prohibición de los toros”. Un guarda urbano con pinganillo va de CSI informando de los textos a la superioridad. Pero se atasca, no entiende el texto en catalán y pide ayuda al de la pancarta.

-Pues sí que estamos bien, le espeta.

-Oiga, hago lo que puedo, le dice el guarda.

En el interior del coso, más banderas catalanas que españolas, incluso una estelada, de algún independentista de pro. Los clichés son arriesgados. “¡José, carga la suerte!”, gritan al maestro. “¡Músicaaaaa!”, uno en el paroxismo que desconoce que el de Galapagar adora el silencio.

Dos horas antes del festejo, con puntualidad matemática, Jordi Villacorta se embadurna la cara de tintura roja.

-Es una metáfora. Símbolo, de la crueldad, de la tortura que se ejerce ahí dentro.

Desde hace siete años Villacorta se pone delante de la plaza, con el permiso administrativo por escrito (¿por qué a las hinchadas de los equipos las separan por kilómetros y aquí juntan a los dos bandos?). Exhibe letreros, también llenos de sangre. La gente que pasa no le dice guapo, precisamente.

-¿Lo ha oído? Tengo miedo. Estoy amenazado de muerte, me han dado palizas…

Pese a la prohibición, Villacorta sigue fijo en su puesto.

-Vengo porque ahí dentro se van a matar a seis seres vivos inocentes. No hay nada que celebrar, se siguen matando o torturando a seres vivos en Cataluña o en cualquier otra parte de España.

Villacorta apenas arrastra a media docena de personas, tres veces menos que los policías que les resguardan.

Enfrente son 20.000 aficionados, que conservan la calma ante la provocación autorizada. Solo se cruzan insultos y, a lo más, una rotura de un cartel “stop a los toros”. Tienen que aguantar la rechifla: “¡José Tomás, no vendrás más!”.

Dentro, los gritos se recrudecen: “¡Cataluña es taurina!”, “¡Cataluña es taurina!”. Los toreros cogen arena y se la llevan de recuerdo. El respetable se lleva la memoria de un trincherazo monumental de José Tomás, de media verónica de Juan Mora, de la valentía de Serafín. Cada cual una emoción única, imposible de captar en DVD.

“Los jugadores que pelotean en los estadios futbolísticos gozan desde hace media centuria de tanta nombradía como los matadores de reses bravas. Los medios de comunicación social dedican más espacio al juego importado que a nuestra racial diversión. El número de espectadores que asiste a los graderíos balompédicos es superior al que acude a los tendidos de los cosos. El tema de conversación de los goles supera al de las orejas” (Antonio Díaz Cañabate, a finales de los 50). El guirigay, pues, viene de lejos. Y seguirá.

 

Cronología de una decisión histórica

12 de abril de 1914. La Monumental abre sus puertas con el nombre de El Sport. El aforo inicial fue de 11.172 espectadores. Posteriormente se amplió hasta 18.000 localidades. Ocho matadores perdieron su vida en este ruedo.

9 de junio de 1977. Las Arenas celebra su última corrida. La Monumental se convierte en la única plaza de Barcelona.

6 de abril de 2004. El pleno del Ayuntamiento de Barcelona declara la ciudad antitaurina. La acción fue promovida por el entonces concejal dedicado a la promoción económica, Jordi Portabella, de ERC. La primera consecuencia de esta decisión fue prohibir el acceso a los toros a los menores de 14 años. La votación fue secreta.

14 de diciembre de 2006. Durante el pleno municipal, Portabella plantea la prohibición de las corridas de toros. Uno de los argumentos es que cada espectáculo genera una pérdida de 24.000 euros de media. Entre los usos alternativos para el inmueble está convertirlo en el mercado de Encantes.

21 de septiembre de 2008. José Tomás indulta al toro Idílico de la ganadería de Núñez del Cuvillo. Cuando el t0rero regresa a los ruedos tras un parón de cinco años, esta fue la plaza escogida para realizar su esperada reaparición.

18 de diciembre de 2009. El Parlament de Cataluña admite a trámite la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para acabar con las corridas de toros en su territorio. Se presentaron más de 120.000 firmas de apoyo.

16, 17 y 18 de marzo de 2010. La comisión de Medio Ambiente del Parlament abre el periodo de comparecencias previo a la votación. Los matadores de toros Luis Francisco Esplá, José Miguel Arroyo, Joselito, y Serafín Marín tomaron la palabra para argumentar a favor de su oficio. El científico Jorge Wagensberg, con un estoque, y la escritora Espido Freire hicieron lo propio en contra. Pedro Balañá, empresario de la plaza, insistió en que desde el año 2003 el número de espectadores iba en aumento.

28 de julio de 2010. Cataluña prohíbe las corridas de toros. La votación se decantó por 68 votos a favor, 55 en contra, y 9 abstenciones. El PSC dio libertad de voto a sus diputados.

25 de septiembre de 2011. Última corrida de toros en Cataluña. La temporada ha constado de cinco novilladas, una corrida de rejoneo y 11 corridas de toros con las máximas figuras del escalafón, algo que solo se ha dado en los últimos tres años, tras la amenaza de prohibición. En el cartel, el veterano matador Juan Mora, José Tomás, verdadero ídolo de la afición catalana, yel catalán Serafín Marín. Los astados pertenecen a la ganadería salmantina de El Pilar. Dudalegre fue el último toro que muere en la plaza.

1 de enero de 2012. Entrará en vigor el decreto parlamentario que acabará con las corridas de toros. El mundo del toreo se esmera en la consecución de firmas para promover una ILP en el Senado, al igual que se hizo para prohibir las corridas de toros en Cataluña, que declare la fiesta Bien de Interés Cultural. Consideran que tal medida blindaría este espectáculo. Necesitan 500.000 firmas. Por el momento, cuentan con poco más de 300.000.

ROSA JIMÉNEZ CANO

José Tomás en la última corrida de Cataluña

 
 
 

José Tomás recoge unas flores y una senyera antes del inicio de la corrida.- TEJEDERAS

Marín, escoltado por la 'senyera'

 

FOTOS – ALBERTO ESTÉVEZ (EFE) – 25-09-2011

El torero Serafín Marín sale a hombros por la Puerta Grande de la Monumental de Barcelona, escoltado por una ‘senyera’ con el lema ‘Llibertat per a la nostra cultura’ (Libertad para nuestra cultura), tras el último festejo taurino celebrado en la plaza en la que ha compartido cartel con los espadas Juan Mora y José Tomás para lidiar seis toros de El Pilar.- ALBERTO ESTÉVEZ (EFE)

ANÁLISIS: La Monumental echa el cerrojo LO QUE GANAMOS

 

No al maltrato por diversión

 

 

JUAN LÓPEZ DE URALDE 26/09/2011

Las calles de España se han llenado en los últimos meses de manifestaciones pidiendo más y mejor democracia. Fundamentalmente se trata de reclamar desde la ciudadanía que se creen los mecanismos que nos permitan recuperar la participación política: ciudadanos pidiendo nuevas formas de hacer política. Por cierto que en la historia de nuestra democracia, pocas decisiones se han tomado de manera más democrática que la prohibición de los toros en Cataluña.

Todo comenzó con una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que alcanzó el Parlament gracias a las miles de firmas que la avalaban. En aquella ocasión, cosa que apenas ha ocurrido en nuestra joven democracia, la ILP pasó los obstáculos burocráticos y llegó a discusión en el Pleno. Durante semanas, expertos a favor y en contra de las corridas de toros expusieron sus puntos de vista en sede parlamentaria de manera libre. Finalmente se produjo una votación en la que incluso, de nuevo gesto extraño en nuestra democracia, los partidos dejaron libertad de voto a sus diputados para que votasen de acuerdo con sus convicciones. El resultado es conocido: se prohibieron los toros en Cataluña. Hoy es el día en que aquella prohibición entra en vigor.

No cabe, por tanto, objeción alguna a una decisión tomada de manera radicalmente democrática.

Para despedir la fiesta de los toros en Cataluña, era de esperar que se organizase una corrida de gran repercusión, y que la Monumental estuviera llena hasta la bandera. Para ello trajeron un vez más a José Tomás. Sin duda un gesto para la galería de los defensores de las corridas de toros, que ven cómo la opinión pública va dando la espalda a tan sangriento espectáculo. Ojalá de verdad sean los últimos toros que mueren en la Monumental.

Las costumbres sociales cambian, y los españoles están dejando de disfrutar con la muerte de animales en un coso. El abandono de las plazas de toros por parte del público es una realidad, consecuencia de un cambio progresivo pero imparable de los usos y costumbres de nuestra sociedad, que cada vez ve con mayor desagrado la utilización del sufrimiento animal para la simple diversión del personal. La defensa de las corridas de toros en base al argumento de la arraigada tradición se desmorona, al mismo tiempo que va cambiando nuestra realidad social. Algunas tradiciones se van perdiendo, y para bien, como aquella tan española de tirar una cabra desde el campanario de la iglesia para que el personal contemplase cómo se estrellaba contra el pavimento.

Las filas de los defensores de los toros pretenden contrarrestar este abandono social con medidas políticas como la declaración en los parlamentos autonómicos de las corridas de toros como Bien de Interés Cultural (BIC). De poco servirán, porque el flujo de gente saliendo de las plazas sigue creciendo cada día. Otros, como EQUO, nos oponemos radicalmente a estas medidas, que tratan de alargar la vida de esa sangrienta diversión. Por cierto: sería bonito ver en los parlamentos en los que esta propuesta se debate, que se organizasen debates abiertos tan completos y libres como el que en su día se celebró en el Parlamento catalán y que decidió prohibir las corridas de toros. Pero no me imagino, por ejemplo, a Dolores de Cospedal invitando a los antitaurinos a debatir sobre el futuro de la fiesta en su territorio.

Al igual que otros espectáculos en los que la diversión se busca maltratando a otro ser vivo, las corridas de toros tienen los días contados. Políticamente debe decidirse si ese proceso se alarga a través de costosas subvenciones públicas, como pretenden algunos partidos, o si definitivamente va desapareciendo de nuestro territorio, como demandamos otros.

 

 

Juan López de Uralde es ecologista, fue director ejecutivo de Greenpeace España y en la actualidad lidera el partido político EQUO.

FILOSOFIA DE LAS CORRIDAS DE TOROS

Por: Francis Wolff (*)

No, la corrida de toros no manifiesta cualquier cruel indiferencia hacia la vida y el sufrimiento. Al contrario, es portadora en sí misma de una ética coherente y respetuosa con los animales. Si la corrida desapareciera de las regiones de Europa donde forma parte de la cultura, se produciría también una pérdida moral, sería también privar a los pueblos del mediterráneo de una irreemplazable relación con los animales, la que siempre han mantenido con los toros bravos. Porque en todas las regiones del mundo en las que ha habido toros bravos han existido combates de toros. Es una constante antropológica. Enfrentarse al toro, imagen natural del combatiente y símbolo permanente del poder, es el sueño eterno del hombre.

La corrida no es ni inmoral ni amoral en relación con las especies animales. La relación del hombre con los toros durante su vida y su último combate es desde muchos puntos de vista ejemplo de una ética general. Su primer principio sería: hay que respetar a los animales, o al menos a algunos de ellos, pero no en igualdad con el hombre. Los deberes que tenemos hacia otras especies, incluso las más próximas a nosotros, están subordinados a los deberes que tenemos hacia los demás hombres, incluso los más lejanos. Y la ética general de la corrida es justamente la codificación de este principio. Pues la moral de la lidia se resume a esto: el animal debe morir, el hombre no debe morir. Es desigual, por cierto, pero esta desigualdad es justamente moral en su principio. Si las posibilidades del hombre y del animal fuesen iguales, como en los juegos del circo romano, ¿no sería bárbaro? En la corrida el toro muere necesariamente, pero no es abatido como en el matadero, es combatido. Porque el combate en el ruedo, aunque sea fundamentalmente desigual, es radicalmente leal. El toro no es tratado como una bestia nociva que podemos exterminar ni como el chivo expiatorio que tenemos que sacrificar, sino como una especie combatiente que el hombre puede afrontar. Tiene, pues, que ser con el respeto de sus armas naturales, tantos físicas como morales. El hombre debe esquivar al toro, pero de cara, dejándose siempre ver lo más posible, situándose de manera deliberada en la línea de embestida natural del toro, asumiendo él mismo el riesgo de morir. Sólo tiene el derecho de matar al toro quien acepta poner en juego su propia vida. Un combate desigual pero leal: las armas de la inteligencia y de la astucia contra las del instinto y la fuerza.

José Cubero "El Yiyo"

La corrida es, pues, lo contrario de la barbarie porque se sitúa a equidistancia de dos barbaries opuestas. Si el combate fuese igualitario, su práctica sería innoble para el hombre puesto que el valor de la vida humana se vería reducido al del animal -como en la formas de barbarie antigua que eran los juegos del circo romano-. Si el combate fuese desleal, su práctica sería innoble para el toro, puesto que el valor de la vida animal se habría reducido al de una cosa -como en la barbarie moderna que suponen las formas extremas de ganadería industrial-. En la corrida el hombre no lucha ni contra un hombre ni contra una cosa. El hombre afronta su «Otro».

Una buena moral hacia los animales es también una moral diferenciada. No podemos ni debemos tratarlos a todos de la misma manera, al perro y al mosquito, al chimpancé y al toro bravo. Tenemos que ajustar nuestra conducta a lo que ellos son: sus necesidades, sus exigencias, sus tendencias, etc, evitando siempre el riesgo de antropocentrismo. Ahora bien, el toro de lidia es un animal naturalmente desconfiado, dotado como muchos otros animales «salvajes» de una especie de instinto de defensa, en su caso particularmente desarrollado, que se manifiesta desde el mismo momento de su nacimiento, la bravura, que lo incita a atacar de manera espontánea contra todo aquello que potencialmente pueda ser un «enemigo». Esta acción (o reacción) es la base de todas las tauromaquias. Y toda la ética taurómaca consiste en permitir a la embestida del toro, a esa fuerza activa, a esa naturaleza, manifestarse. La corrida no consiste en matar una bestia. Es todo lo contrario. La corrida, como su propio nombre indica, consiste en dejar al toro correr, atacar, embestir. Afrontar un animal desarmado, inofensivo o pasivo sería propio del matadero. La ética de la corrida consiste en dejar que la naturaleza del toro se exprese. Doblemente: en su vida, en su muerte.

Durante toda su existencia, en el campo, está en libertad. Y vive de acuerdo con su naturaleza «salvaje», rebelde, insumisa, indócil, indomable. En el momento de su muerte, combate hasta la muerte también de acuerdo a esa misma naturaleza: brava. Por cierto, el hombre quiere combatir, lo elige, cuando el animal está obligado al combate, no lo elige. Sin embargo el valor de la elección es un valor humano, la voluntad es una facultad humana, por tanto es cierto que el toro «no quiere el combate», pero no porque sea contrario a su naturaleza de combatir, sino porque es contrario a su naturaleza de querer, de elegir. Toda la ética del combate del ruedo consiste en permitir que la bravura del toro se manifieste. Expresarse, para el torero, es una cierta manera de estar inmóvil delante del toro; expresarse para el toro es una cierta manera de estar móvil, de moverse delante de cualquier adversario, congénere o no. Durante la lidia, el torero puede expresarse pero también debe permitir al toro expresarse a sí mismo, y lo que tiene por decir el toro bravo es algo así como: «Defenderé mi terreno, todo el ruedo es mío, todo el espacio es mi espacio vital, haré huir a cualquier extraño que lo pise, cogeré al que ose aventurarse, te expulsaré seas quien seas, volveré sobre ti para coger, y más, y más…» Ésta es la voz del toro bravo, tal como la hace oír el torero leal. El respeto por el toro en la plaza consiste en comprender esta voz que habla y finalmente hacerla cantar, en hacer pues una obra de arte con esa embestida natural y con su propio miedo de morir.

(*) Francis Wolff es catedrático de Filosofía de las Universidades La Sorbona (París) y de Sao Paulo (Brasil).

FILOSOFIA DE LAS CORRIDAS DE TOROS
 
Autor: Francis Wolff  

Las corridas de toros han inspirado a los mayores artistas y a muchos teóricos, pero hasta ahora nadie se había aventurado a filosofar sobre ellas. Ése es el desafío que ha aceptado Francis Wolff. Al leerlo, se entiende que las corridas de toros, por tener relación con los valores éticos e inspirar una nueva definición del arte, son un magnífico objeto del pensamiento.
Las corridas de toros son una lucha a muerte entre un hombre y un toro, pero su moral no es la que se cree, pues ninguna especie animal vinculada con el hombre tiene una suerte más envidiable que la del toro, que vive con total libertad y muere luchando. Las corridas de toros son también una escuela de sabiduría: ser torero es una forma de estilizar la vida propia, exhibir el desapego respecto de los azares de la existencia y prometer una victoria sobre lo imprevisible. Además, las corridas de toros son un arte. Dan forma a una materia bruta, la embestida del toro; crean belleza con su contrario, el miedo a morir; y exhiben una realidad que las demás artes sólo pueden soñar.
Gracias a la jubilosa pluma de Francis Wolff, descubrimos lo que Sócrates pensaba de la tauromaquia, que se puede comparar a Belmonte con Stravinski, que Paco Ojeda y José Tomás fundan una ética de la libertad, por qué Sébastien Castella es un virtuoso de la impasibilidad y…

 
        » Documento adjunto
 
 
 

TOROS | Pregón Taurino de la Real Maestranza

El filósofo Wolff invita a ir a los toros sin complejos

El filósofo frances Francis Wolff, al finalizar su pregón en el Teatro Lope de Vega. | Carlos MárquezEl filósofo frances Francis Wolff, al finalizar su pregón en el Teatro Lope de Vega. | Carlos Márquez
  • Enraíza la tauromaquia con el pensamiento platónico y aristotélico

Efe | Sevilla

Actualizado domingo 04/04/2010 16:57 horas

El filósofo francés Francis Wolff ha pronunciado hoy el pregón taurino de Sevilla con un llamamiento a ir a los toros “sin complejos” y ha sido despedido con gritos de “torero, torero” en el Teatro Lope de Vega.

Una letanía de antiguos matadores sevillanos puso fin al pregón del filósofo francés, que guardó la parte más emotiva, también la más actual, de su intervención para un aclamado final en el que aludió a su libro “50 razones para defender la Fiesta de los Toros”.

Wolff recalcó que “la más importante es que los toros nos gustan y es mejor que olvidemos todas las demás para ir a la plaza orgullosamente, sin complejos y llevando de la mano a nuestros primos catalanes y gallegos”.

Antes, Wolff había desgranado un texto en el que comparó la ética y la esencia de las corridas de toros con las principales corrientes del pensamiento filosófico.

“¿Para qué hablar de filosofía a los aficionados sevillanos?”, se preguntó el pregonero, que se contestó a sí mismo señalando que “yo he aprendido poco a poco que la Filosofía no tiene mucho que enseñar a los aficionados porque sus conceptos los estamos viendo día a día en los ruedos”.

Wolff explicó que “en el toreo comprendemos a Platón sin haberlo leído nunca. Sólo la corrida de toros obra el milagro de materializar la idea platónica”, precisó el pregonero que aludió a una faena de El Cid en 2005, ante un toro de Victorino, en la que “Manuel Jesús había desaparecido y sólo quedaba El Cid”.

El filósofo francés también aludió a las doctrinas aristotélicas señalando que el corazón de la Fiesta está directamente entroncado con “la esencia misma de la vida. El toro es la expresión de la propia naturaleza, de todas sus posibilidades. El toro está en libertad como oposición al buey manso. El ruedo es el territorio donde el toro libra su último combate para defender la bravura”, señaló Wolf.

Después de basar la ética del toreo en cuatro pilares fundamentales -valor, dignidad, dominio y lealtad- Wolff cerró el círculo de comparaciones filosóficas aludiendo al epicureismo al señalar que esta corriente filosófica sostiene que “el placer es la única buena razón para actuar. Vamos a la corrida a disfrutar. No hay una buena corrida sin un posterior enfrentamiento dialéctico entre amigos. Ninguno parece haber presenciado el mismo espectáculo”, refirió.

Wolff fue presentado por el embajador francés en España, Bruno Delaye, que dijo de su compatriota que “no maneja la espada ni las banderillas, pero es un ser peligroso por ser un filósofo de talento y eso molesta”.

El acto, celebrado en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, había sido presentado por la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, que recalcó que “una Fiesta tan nuestra forma parte de nuestro acervo cultural”.

Prieto también reconoció que “vivimos tiempos difíciles para nuestra Fiesta pero Wolff nos invita a los aficionados a alzar la cabeza y caminar orgullosos”.

El pregón taurino de Sevilla, organizado por la Real Maestranza de Caballería y el Ayuntamiento, estuvo presidido por el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín y el teniente de Hermano Mayor del cuerpo nobiliario, Alfonso Guajardo-Fajardo y Alarcón.

El cartel de Barceló para la última tarde de la Monumental, a 2.000 euros en eBay

El cartel, aún colgado días antes de la corrida, en las Ramblas. | ReutersEl cartel, aún colgado días antes de la corrida, en las Ramblas. | Reuters
  • Este es el precio que alcanza el cartel, sin pegamento, por compra directa
  • Una subasta que está a más de dos días de terminar ya llega a los 147,50 euros

ELMUNDO.es | Barcelona

Actualizado lunes 26/09/2011 15:57 horas

Había sólo 1.500 y muchos más eran quienes querían llevarse a casa el ‘souvenir’ con más arte de la última tarde de toros en la Monumental de Barcelona. El cartel que Miquel Barceló realizó especialmente para la jornada del domingo ya cotiza en eBay. Una subasta, a más de dos días de terminar y con 27 pujadores hasta este lunes, ya está en los 147,50 euros. Otra de las ofertas, con el formato de compra directa sin pujas, ofrece el preciado cartel a 2.000 euros.

Pero que nadie imagine a un astuto barcelonés desenganchando con paciencia el mítico cartel. En ambas ofertas se detalla que las piezas no tienen pegamento y no están usadas. Esto es, no estuvieron colgadas.

El cartel, un ‘souvenir’ que se ha convertido ya en histórico, anunciaba a los matadores Juan Mora, José Tomás y Serafín Marín y desapareció de las calles de Barcelona a pocas horas de que los operarios los pegaran a paredes y pivotes.

A mediados del mes de julio, el artista Miquel Barceló ofreció a José Tomás la realización del cartel anunciador de la citada corrida con la que el matador cerrará su temporada 2011. José Tomás aceptó gustoso el ofrecimiento y quiso expresar su sincero agradecimiento a Miquel Barceló.

Apoteosis del toreo

El Juli saluda a la afición de Barcelona. | EfeEl Juli saluda a la afición de Barcelona. | Efe

Zabala de la Serna | Barcelona

Actualizado lunes 26/09/2011 15:06 horas

A la entrada de la Monumental de Barcelona en su penúltima representación se producía la guerra dialéctica de siempre entre taurinos (miles con ariete de un centenar en la pancarta) y antitaurinos (unos pocos). Murieron cuatro romanos y tres cartagineses…

Precioso fue el paseíllo y su ruptura. Los matadores con el Juli de capitán sacaron a todos los toreros de plata y castoreño a saludar en los medios. En tal ambiente de emotividad sería ridículo. El triunfalismo en la derrota era el último tablón del náufrago. Y hubo motivos para el triunfo.

El Juli le dio ritmo a un toro de Cuvillo que no lo tenía, que tenía ese pronto de acometida y que si el torero no se la deja siempre en cara se quedaba pasmarote. Le ahondó un tramo más sobre todo por la izquierda. Sopapo a espadas y descabello. Dos orejas.

Manseó siempre el toro de Manzanares de salida y en los chiqueros tuvo la querencia permanente. Lo esperó en cada inicio de serie y se lo dejó venir siempre a su velocidad. A derechas la construcción entera, que una sola vez que le presentó la izquierda le soltó un gancho feo al mentón. Ya con el toro metido en toriles se empeño en la suerte de recibir con la querencia en la culata. Se resistía el cuvillo y el matador erre que erre hasta que provocó con cabezonería una estocada fea y contraria. Dos orejas.

El Juli se dobló con poder con el descarado quinto en el inicio de faena. Y ahí las chispas de geniecito ya saltaban. Juli apostó sobre la mano izquierda muy por abajo en tres series de largo trazo. Por la derecha el cuvillo se remontaba por arriba y se lo pensaba mucho. También se puso. Medios pases, soltándolo pronto. Una tanda. Sabio Julián. Y valiente para regresar al natural con el cabroncete que cuando no ina sometido se lo quería comer. Mérito enorme. Emprendió la estocada abriendo viaje para evitar el derrote previsible que fue. Fulminante la estocada. Oreja. Era más de dos que la anterior. Recogió un puñado de arena de la Monumental.

Morante se llevó un lote, digamos, a contraestilo. El basto e infumable cuarto propició una bronca épica del de La Puebla. Que tampoco había estado centrado en su primero, que soltaba la cara con movilidad. Lo intentó en el quite del perdón pero quedó la cosa en una media verónica de despedida con sabor a Sevilla. De luto vino Morante y de luto se fue.

Brindó Manzanares el último toro de la tarde al público que, en pie, se emocionó. Como lo hizo a lo largo de la corrida en fases reivindicativas de la libertad prohibida. José María Manzanares interpretó la embestida por la mano izquierda muy asentado. El toro lavado y largo se movía con más nobleza. Y fue a más en su entrega con el trato calmo de Manzanares. Estocada en la suerte de recibir. Dos orejas.

Morante regaló un sobrero de Juan Pedro Domecq y lo bordó con el capote desde la espera sentando en el estribo. Toreo a la verónica de pura muñeca. Tempo lento, Paula redivivo. La que lio también con el capote. De llorar. Y los tres matadores pusieron banderillas. La plaza en pie por los deseos de agradar. Juli a cuarteo; Manzanares en un violín fallido; y bárbaro Morante en corto y apoyado en los palos. La Monumental rota. El desplante de los tres como un cuadro de los Bienvenida. El toreo es así. Pasaron de mentarle la madre a José Antonio a nombrarla para pegarle vivas. Y también con la muleta. Mejor al natural aún el juampedro y el torero. La torería como nexo de unión. Descalzo y fundido con la arena. Comunión total. Media estocada torera. A hombros también.

Los toreros, a hombros en la Gran Vía. | Santi CogolludoLos toreros, a hombros en la Gran Vía. | Santi Cogolludo

Y a hombros no solo cruzaron la Puerta Grande sino que recorrieron cientos de metros por la Gran Vía de la ciudad catalana hasta el hotel.

Ficha:

Monumental de Barcelona. Sábado, 24 de septiembre de 2011. Feria de la Mercé. Tres cuartos largos de entrada. Toros de Núñez del Cuvillo, serios por delante, de desiguales remates y diferente juego; encastado pero sin finales ni ritmo el 2º; de marcada querencia y arrollando el manejable 3º; infumable el basto 4º; con genio el descarado 5º; con movilidad pero soltando la cara el 1º; el 6º a más en entrega y clase, el mejor; y un sobrero de regalo (7º) de Juan Pedro Domecq, bueno.

Morante de la Puebla, de negro y azabache. Pinchazo y media estocada habilidosa (silencio). En el cuarto, sablazo en los bajos, media estocada atravesada y varios descabellos (bronca). En el séptimo, media estocada (dos orejas).

El Juli, de negro y oro. Espadazo mínimamente ladeado y descabello (dos orejas). En el quinto, estocada (oreja y petición).

José María Manzanares, de tabaco y oro. Media estocada contraria en la suerte de recibir (dos orejas). En el sexto, estocada en la suerte de recibir (dos orejas).

Apoteosis del toreo

El Juli saluda a la afición de Barcelona. | EfeEl Juli saluda a la afición de Barcelona. | Efe

Zabala de la Serna | Barcelona

Actualizado lunes 26/09/2011 15:06 horas

A la entrada de la Monumental de Barcelona en su penúltima representación se producía la guerra dialéctica de siempre entre taurinos (miles con ariete de un centenar en la pancarta) y antitaurinos (unos pocos). Murieron cuatro romanos y tres cartagineses…

Precioso fue el paseíllo y su ruptura. Los matadores con el Juli de capitán sacaron a todos los toreros de plata y castoreño a saludar en los medios. En tal ambiente de emotividad sería ridículo. El triunfalismo en la derrota era el último tablón del náufrago. Y hubo motivos para el triunfo.

El Juli le dio ritmo a un toro de Cuvillo que no lo tenía, que tenía ese pronto de acometida y que si el torero no se la deja siempre en cara se quedaba pasmarote. Le ahondó un tramo más sobre todo por la izquierda. Sopapo a espadas y descabello. Dos orejas.

Manseó siempre el toro de Manzanares de salida y en los chiqueros tuvo la querencia permanente. Lo esperó en cada inicio de serie y se lo dejó venir siempre a su velocidad. A derechas la construcción entera, que una sola vez que le presentó la izquierda le soltó un gancho feo al mentón. Ya con el toro metido en toriles se empeño en la suerte de recibir con la querencia en la culata. Se resistía el cuvillo y el matador erre que erre hasta que provocó con cabezonería una estocada fea y contraria. Dos orejas.

El Juli se dobló con poder con el descarado quinto en el inicio de faena. Y ahí las chispas de geniecito ya saltaban. Juli apostó sobre la mano izquierda muy por abajo en tres series de largo trazo. Por la derecha el cuvillo se remontaba por arriba y se lo pensaba mucho. También se puso. Medios pases, soltándolo pronto. Una tanda. Sabio Julián. Y valiente para regresar al natural con el cabroncete que cuando no ina sometido se lo quería comer. Mérito enorme. Emprendió la estocada abriendo viaje para evitar el derrote previsible que fue. Fulminante la estocada. Oreja. Era más de dos que la anterior. Recogió un puñado de arena de la Monumental.

Morante se llevó un lote, digamos, a contraestilo. El basto e infumable cuarto propició una bronca épica del de La Puebla. Que tampoco había estado centrado en su primero, que soltaba la cara con movilidad. Lo intentó en el quite del perdón pero quedó la cosa en una media verónica de despedida con sabor a Sevilla. De luto vino Morante y de luto se fue.

Brindó Manzanares el último toro de la tarde al público que, en pie, se emocionó. Como lo hizo a lo largo de la corrida en fases reivindicativas de la libertad prohibida. José María Manzanares interpretó la embestida por la mano izquierda muy asentado. El toro lavado y largo se movía con más nobleza. Y fue a más en su entrega con el trato calmo de Manzanares. Estocada en la suerte de recibir. Dos orejas.

Morante regaló un sobrero de Juan Pedro Domecq y lo bordó con el capote desde la espera sentando en el estribo. Toreo a la verónica de pura muñeca. Tempo lento, Paula redivivo. La que lio también con el capote. De llorar. Y los tres matadores pusieron banderillas. La plaza en pie por los deseos de agradar. Juli a cuarteo; Manzanares en un violín fallido; y bárbaro Morante en corto y apoyado en los palos. La Monumental rota. El desplante de los tres como un cuadro de los Bienvenida. El toreo es así. Pasaron de mentarle la madre a José Antonio a nombrarla para pegarle vivas. Y también con la muleta. Mejor al natural aún el juampedro y el torero. La torería como nexo de unión. Descalzo y fundido con la arena. Comunión total. Media estocada torera. A hombros también.

Los toreros, a hombros en la Gran Vía. | Santi CogolludoLos toreros, a hombros en la Gran Vía. | Santi Cogolludo

Y a hombros no solo cruzaron la Puerta Grande sino que recorrieron cientos de metros por la Gran Vía de la ciudad catalana hasta el hotel.

Ficha:

Monumental de Barcelona. Sábado, 24 de septiembre de 2011. Feria de la Mercé. Tres cuartos largos de entrada. Toros de Núñez del Cuvillo, serios por delante, de desiguales remates y diferente juego; encastado pero sin finales ni ritmo el 2º; de marcada querencia y arrollando el manejable 3º; infumable el basto 4º; con genio el descarado 5º; con movilidad pero soltando la cara el 1º; el 6º a más en entrega y clase, el mejor; y un sobrero de regalo (7º) de Juan Pedro Domecq, bueno.

Morante de la Puebla, de negro y azabache. Pinchazo y media estocada habilidosa (silencio). En el cuarto, sablazo en los bajos, media estocada atravesada y varios descabellos (bronca). En el séptimo, media estocada (dos orejas).

El Juli, de negro y oro. Espadazo mínimamente ladeado y descabello (dos orejas). En el quinto, estocada (oreja y petición).

José María Manzanares, de tabaco y oro. Media estocada contraria en la suerte de recibir (dos orejas). En el sexto, estocada en la suerte de recibir (dos orejas).

 

 

Expulsa PAN a diputado local

 

  • //

     

    JOSÉ REYES

  • 03 Junio 2010
  • En una decisión histórica, la Comisión de Orden del Consejo Estatal del PAN expulsó de ese partido al diputado local José Manuel Villegas González, al comprobársele hostigamientos y amenazas a militantes, así como violación de estatutos y reglamentos panistas, entre otras acciones.

    •  
    • En una decisión histórica, la Comisión de Orden del Consejo Estatal del PAN expulsó de ese partido al diputado local José Manuel Villegas González, al comprobársele hostigamientos y amenazas a militantes, así como violación de estatutos y reglamentos panistas, entre otras acciones.

    La decisión se derivó de una solicitud mediante oficio PAN/CDE/RFH/078/10 firmado por el presidente estatal, Reyes Flores Hurtado, para iniciar un procedimiento contra el diputado local ahora expulsado, primera acción de ese tipo que se toma contra un legislador, ya sea local o federal de Coahuila.

    Con esta decisión, Acción Nacional se queda con sólo seis parlamentarios en el Congreso local, por lo que la opción de Villegas González ahora es ser independiente o solicitar su adherencia a otra fracción.

    “Una vez fijada la litis, en la especie se advierte que José Manuel Villegas González realizó actos contrarios a nuestro partido, consistentes en infringir nuestros estatutos y reglamentos; retención de sueldo de los trabajadores del Ayuntamiento (de Torreón).

    “Así como lo es la promoción de afiliación corporativa, actuar penado por nuestro partido, de igual manera el uso de poder para sí, tanto como hostigamiento y amenaza a diversos miembros de nuestra institución”, señala el documento de expulsión, del cual VANGUARDIA tiene copia.

    La resolución aparece firmada por unanimidad por los integrantes de la Comisión de Orden del Consejo Estatal del PAN: José Francisco Cortés, Marcelo Máynez Alemán y Carlos Osuna Dávila.

    “(…)Además de la responsabilidad de José Manuel Villegas González en los hechos que se le imputan y acredita el Comité Directivo Estatal actor, en el sentido de que el procesado pretendió los actos en su contra, por lo que es procedente decretar su expulsión del Partido Acción Nacional”, sentencia el documento.

Documentos completos:

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

Parte 6

Parte 7

Parte 8

Parte 9

 
 

Barcellona dice addio a matadores e tori Stasera l’ultima corrida, poi scatterà il divieto

<!– –>

La regione ha detto addio alla tradizione popolare e il divieto sarà effettivo dal primo gennaio 2012. Nel 2010 i deputati del Parlamento locale votarono per abolirla, spinti dalla raccolta firme degli animalisti in protesta contro la tauromachia. Stasera in ventimila al Monumental di Barcellona diranno addio a una delle tradizioni più celebri della città catalana

 

<!– –>

Barcellona – Per la Catalogna sarà l’ultima volta. Oggi è il giorno dell’ultima corrida a Barcellona. Dopo i fan dovranno accontentarsi di vederla in tv. L’ultimo spettacolo in cartellone – con José Tomas, uno dei matadores più apprezzati dagli specialisti – andrà in scena infatti questa sera nella Plaza Monumental di Barcellona, attesi ventimila spettatori. Poi, dal primo gennaio, giorno in cui entrerà in vigore la messa al bando della Fiesta Nacional, ovvero la corrida, non ci saranno più matadores in giro per la Rambla. La legge che proibisce la corrida in Catalogna era stata approvata l’anno scorso dal Parlamento regionale con 68 voti a favore, 55 contrari e 9 astenuti: il voto era arrivato dopo la presentazione di 140.000 firme raccolte in 120 Paesi da parte della Società Mondiale per la protezione degli animali. All’apparenza può sembrare un passaggio epocale nella cultura catalana e spagnola da sempre abituata a partecipare alle corride. In realtà già da tempo le corride hanno perso il loro pubblico. Infatti la Catalogna non è la prima regione a mettere fuori legge la tauromachia: già le Canarie vietarono le corride nel 1991, ma nelle isole non se ne svolgeva una da un decennio.
 
 
 Ocho con ocho – Barcelona26 de septiembre de 2011/Luis Ramón Carazo

Recordar nuestro pasado es sano, si sirve para vernos tal y como somos hoy, al celebrarse lo que parece será la última corrida en La Monumental de Barcelona el 25 de septiembre de 2011, me llego a la mente  Fernando Vinyes, cronista y  caricaturista taurino y miembro fundador de la Asociación Taurina  Internacional de Documentalistas y Estadísticos (ATIDE), al que tuve el gusto de tratar en la Feria de San Isidro de Madrid en 1993.

Vinyes, ejerció la información taurina en la COPE, 6 Toros 6 y El Mundo, dejó dos  obras maestras para la bibliografía taurina: la serie de caricaturas que  ilustraron «Torerías» de Camilo José Cela y su libro «México, diez veces  llanto», ya que era un gran conocedor del toreo de nuestro país. En radio,  además, había trabajado en Radio Miramar de Barcelona y colaboró en  TVE, RNE y Canal Plus.,

 A los 58  años, en octubre de 1999, el mundo del toro perdió un excelente profesional y la lidia en  Cataluña, un fuerte puntal sobre ahora que se les va, si hubiera platicado en estos días con él seguro me relataría con nostalgia, que durante los siglos XVI y XVII, los juegos de toros se van desarrollando en su amada región.

En el año de 1601 consta que se improvisó un coso en la actual plaza Palau, para celebrar el nacimiento de la primera hija del rey Felipe III, y que en él se mataron varios toros. No obstante, no será hasta el siglo XVIII -quizás como reacción a las prohibiciones por parte de la nueva dinastía borbónica- cuando comenzará la afición taurina barcelonesa.

Durante el gobierno de Carlos III, mientras se construyen las primeras plazas permanentes, en Barcelona solo existen cosos provisionales y de ocasión. Pero poco después, tras la marcha del Ejército napoleónico -que también las había prohibido-, se organizan las primeras corridas estables en el patio del cuartel de las Drassanes, al final de la Rambla.

Como ves me diría, usamos a los toros para manifestarnos  políticamente a favor de ellos y hoy los desechamos por la misma razón. Entre las múltiples experiencias que nos permite nuestro mundo emocional, se encuentra el sentimiento de nostalgia, un viaje imposible, pero añorado hacia nuestro pasado o el de otros, hoy lo hago posible platicando con una persona con la que comí una vez, pero que se me hizo entrañable al leer de cabo a rabo sus escritos.

Una  manera de vivir la nostalgia es la que representan aquellas personas que viven sin desprenderse nunca de su pasado, lo recordamos adrede,  lo mantienen vivo en cada conversación (…qué bien lo pasábamos… tenemos que volver… ¿te acuerdas de…?) y así  me pasa al relatar lo que pasa en Barcelona, recuerdo a mi  amigo catalán.

En estos últimos años se ha escrito mucho sobre la supuesta afición de los barceloneses a la tauromaquia, repitiendo aquello de la metrópoli más torera del orbe; la única que ha tenido tres plazas funcionando a la vez. Aún sin ser del todo cierto, la verdad es que tanto Barcelona como el resto de Cataluña han vivido varios momentos de fiebre por el toreo a lo largo de su historia.

De hecho, el primer festejo con toros documentado en la ciudad se remonta al lejano año de 1387 -durante el reinado del rey Joan I-, cuando se alancearon tres animales con motivo de unos festejos, hoy a muchos esa afición se les ha ido y por estamos como estamos, con la mayoría a favor de una aberración ética pues se legisla en contra de la minoría.

Te relato Fernando que de acuerdo a las crónicas  el sábado 24 de septiembre resultó inolvidable, por las calles de Barcelona se llevan a hombros a Morante, El Juli y Manzanares. El público salió impregnado  de arte: ¿cómo se lo pueden perder, desde pasado mañana?  Es un funeral de cuerpo presente,  gritos de « ¡libertad!», banderas, pancartas con artículos de la Constitución… Luego, además, resulta una corrida verdaderamente extraordinaria.

No fue menos la última, la tarde tuvo la emoción que prometía, el nudo en la garganta, y pasó de  reivindicación inicial de la jornada de ayer, a la resignación final, no fue excelsa la corrida de El Pilar, pero la terna se acabó aprovechando con base en su técnica, al encierro.

José Tomás volvió para despedirse de la plaza de sus amores y lo hizo bordando el toreo al natural con el mejor toro del sexteto, así como una sucesión de trincherazos (algunos a lo Pana) inolvidables. Juan Mora dejó detalles con el primero mientras Serafín arrancó las últimas orejas al toro que clausuró la historia taurina de Barcelona, se esforzó al máximo con ‘Duda-Alegre’, nombre profético y esperanzador para el último toro de la historia de la plaza, al que alargó sus reticentes embestidas para acabar su obra de un rotundo espadazo.

Te platico que lo de José Tomás fue un milagro  en lo humano y en lo taurino somos afortunados de constatarlo cada vez que torea.

Recordamos Fernando platicando con Jesús Solórzano si, el de Fedayín, que curiosamente en la misma fecha del 25 de septiembre pero en 1966, Chucho se convirtió en matador de toros con astados de Atanasio Fernández y de padrino el gran estoqueador Jaime Ostos y de testigo el aragonés Fermín Murillo en la Monumental de Barcelona.

Así las cosas parece que hay aún rescoldo de esperanza, el mundo del toreo se esmera en la consecución de firmas para promover una ILP en el Senado, al igual que se hizo para prohibir las corridas de toros en Cataluña, que declare la fiesta Bien de Interés Cultural, consideran que tal medida blindaría este espectáculo. Necesitan 500.000 firmas. Por el momento, cuentan con poco más de 300.000.

Fernando dónde quiera que estés un saludo cariñoso, este día acordarnos de aquel que fuimos y poder observar al que somos ahora, nos lo permitió la nostalgia, esa que nos invade a quienes vemos como el toreo cada día que pasa es menos comprendido por las nueva generaciones y  lo va reduciendo, esperemos Vinyes que con madurez e inteligencia, seamos los aficionados actuales capaces de mantenerlo y no dejemos que ocurran más Cataluñas.

 
 Tendido cero – 24/09/11

24 sep 2011

Las ferias de Logroño y Nimes, además del final de Murcia ocupan el tiempo de la actualidad. El Olé recoge a una terna de lujo: Manzanares en Albacete, J.Tomás y Juli, en Nimes. Profundizamos en las lesiones de los toreros fuera de la plaza, Iván Fandiño y el cierre de la plaza de toros de Barcelona.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/tendido-cero/tendido-cero-24-09-11/1206108/

 
 

Toros
Barcelona dice adiós a las corridas de toros.

 
 
La Prensa
25 de septiembre de 2011
BARCELONA, España, 25 de septiembre (OEM-AFP).- Tres diestros españoles de renombre lidiaron hoy los últimos ocho toros que pisaron la arena de La Monumental de Barcelona, bajo los aplausos de los 18,000 espectadores que abarrotaban esta centenaria plaza para presenciar la última corrida de la historia de Cataluña.Aclamados por los aficionados con gritos de “libertad”, los matadores Juan Mora, de 48, José Tomás, de 36, y Serafín Marín, de 28 años, cerraron un capítulo tras casi 100 años de corridas en La Monumental -que abrió sus puertas en 1914- antes de la entrada en vigor de la prohibición de la fiesta en Cataluña a partir del 1o. de enero de 2012.

Simbólicamente, fue el joven torero catalán Serafín Marín, originario de esta región nacionalista del noreste de España, quien dio el golpe de gracia al último toro que murió en la arena de Barcelona.

Una intensa ovación celebró el juego de capote del matador, a veces rozado por el toro, que llevó el riesgo al extremo como es su costumbre. El público le rindió homenaje entregándole la bandera catalana y ramos de flores.

La segunda fue para Marín, quien como Tomás cortó dos orejas. Juan Mora no cortó alguna, pero los tres diestros salieron a hombros de la plaza.

Para los aficionados, esta última corrida fue casi un día de duelo.

Los aficionados habían agotado las entradas, de entre 24 y 135 euros, en pocos minutos el martes. Y algunas de las localidades vendidas en Internet llegaron a alcanzar los 1,500 euros. Frente a la plaza de toros, un revendedor aseguró hoy que las entradas de 135 euros se revendían seis veces más caras, es decir 810 euros.

Por su parte, los defensores de los animales celebraron hoy el fin de una práctica “bárbara”.

 
 
 TOROS

Luis Conrado puede y tiene con qué
ACARICIÓ LA SALIDA A HOMBROS

26 de septiembre de 2011
MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

EFECTIVAMENTE, el novillero Luis Conrado ha dado un cambio radical a su toreo, ahora más acompasado, puro y con mayor sapiencia. El torero de Mixcoac puede y tiene con qué para estar en los principales escaparates de la República Mexicana. Ha quedado atrás aquel joven arrojado, carne de cañón, que solía ponerse en terrenos impropios sin pensarlo. El Conrado de hoy estructura, acompaña, templa y piensa muy bien delante de la cara del toro. No es exagerado decir que ayer en la Plaza México elaboró dos faenas de matador de toros, extrayendo series de ambos toros con base en una lidia adecuada que supo estructurar de principio a fin. De por sí el coleta ya era poseedor de un sello con sabor mexicano, ahora este distintivo lo ha depurado mucho mejor, mostrando un toreo hondo, que llega fácilmente a los tendidos. Luis disfruta de su toreo, lo transmite y llega rápidamente a las fibras más sensibles del público; más todavía por la forma en cómo toreó ayer; se notó su entrega, pasión, sitio e incluso maestría. Sí, porque supo plantear lo adecuado a cada uno de sus novillos. El público presente vibró con el toreo de Conrado, lo mismo al natural que por la derecha; lo mismo por su temple que por su largueza, Luis ha realizado un compendio del bien torear. Y lo valiente no se le quita ni tantito, ya que pisa terrenos imperdonables, aunque ahora dueño de la situación. No, Luis no se ha salvado de una fuerte voltereta y no es que la haya buscado, sino que el astado le cambió el viaje y se le llevó. A ambos astados los recibió de hinojos en los medios; al primero, que fue el mejor novillo de la tarde, le cortó una oreja con fuerte petición de la otra. Arrastre lento al ejemplar, de nombre Danielito; al segundo lo pinchó y fuerte rabieta hizo el torero, sin embargo, la gente le obligó a dar la vuelta al ruedo. Muy bien ganada.

SALVADOR Y CÉSAR

Ante una excelente entrada en la plaza capital, se ha lidiado un encierro de Jorge María, siendo el segundo el mejor, con arrastre lento; el primero, cuarto y quinto se dejaron meter mano, mientras que el tercero y sexto fueron complicados.

Salvador López, aunque entregado en sus dos toros y logró muletazos de mucho mérito, la gente ya no le perdona error y siempre lo tuvieron bajo la lupa.

Por su parte, César Ibelles tuvo sus mejores momentos en su segundo toro, el más complicado, ante el que mostró sus dotes de buen lidiador; este astado lo brindo al ganadero Pepe Chafick.

TOROS

Sentimientos desbordados en el adiós
ÚLTIMA CORRIDA EN LA CIUDAD CONDAL

26 de septiembre de 2011

AL igual que ocurriera ayer, la terna y sus respectivas cuadrillas fueron obligadas a saludar, tras romperse el último paseíllo de la historia de Barcelona. Con gritos de ¡Libertad, libertada, y el público puesto en pie, fueron recibidos los toreros. Cabe destacar la presencia de numerosas banderas, senyeras catalanas, banderas españolas e incluso alguna independentista.

Después de doblar el sexto de la tarde, la afición catalana se echó al ruedo del coso barcelonés para sacar a hombros a la terna en un final cargado de emoción. Varios cientos de aficionados ocuparon el centro del ruedo en un acto que pareció más real que simbólico, ya que les costó abandonar la arena.

Barcelona, domingo 25 de septiembre de 2011. Toros de El Pilar. Juan Mora (De verde botella): Ovación con saludos y ovación; José tomás (Azul noche): Dos orejas tras petición de rabo y fuerte ovación con saludos; Serafín Marín (Corinto y oro): Ovación con saludos tras leve petición y dos orejas. Entrada: No hay billetes

TOROS

Diego reapareció triunfando
EN LA PLAZA DE VERA
25 de septiembre de 2011

DIEGO Ventura ha conseguido un triunfo importante en su reaparición después de la lesión de hombro que se produjo el pasado domingo en Murcia. Esta tarde ha cortado tres orejas en Vera después de realizar dos faenas de distinto corte, la primera de ellas cuajando a un toro bueno y la segunda exponiendo ante un toro sumamente complicado. Ventura fue el único que salió a hombros en el festejo mixto en el que compartió cartel con Paquirri y El Fandi.

El rejonador ha estado muy certero en todas las suertes sobre los lomos de Maletilla, Coyote, Nazari y Remate. Sacó a Coyote, un caballo nuevo que poco a poco se va destacando en los quiebros. En esta ocasión puso dos banderillas quebrando de forma excelente y poniendo a la gente en pie. Concluyó esta primera faena con Remate clavando un gran par a dos manos al que sumó dos cortar al violín. Mató de pinchazo y rejonazo y cortó dos orejas.

El segundo de su lote tuvo muchas complicaciones, pero lo supo lidiar sonre Demonio, Triana. Su caballo Buena Víbora, que resultó corneado al salir del primer par. La herida fue en el anca, más aparatosa que grave. Cerró con Califa colocando tres cortas y adornándose con mucha garra, tocando con las manos los pitones del toro y haciendo el teléfono. Mató de pinchazo y rejonazo y sumó una oreja más.

Plaza de toros de Vera (Almería). Casi lleno. Se lidiaron toros de Bohórquez para rejones y El Trébol para lidia a pie. Diego Ventura, dos orejas y oreja.

Francisco Rivera Ordóñez, ovación y oreja. El Fandi, ovación y oreja con petición de la segunda.

 
 
 Oreja para Conrado

Destacado ganado de Jorge María, propiedad de los empresarios de esta plaza.De los tres capitalinos que actuaron, solo Luis Conrado mostró adelantos en su toreo.

CIUDAD DE MÉXICO (Domingo 25 de septiembre) .- Monumental México. 10ª Novillada de Temporada. Más de tres mil personas en tarde con sol intenso. Buenos novillos de Jorge María justos de presencia.

La segunda presentación de Salvador López esta temporada, quien venía precedido de buenos comentarios por parte de la afición jalisciense resultó desafortunada, pues a pesar de haber sorteado el mejor lote, pasó inédito. Con el que abrió plaza, desaprovechó a un novillo que prácticamente se toreaba solo, pero afloró su falta de oficio y sitio. Mató de dos espadazos delanteros para escuchar silbidos. En su segundo tampoco logró acomodarse pues no pudo ligar muletazos, por lo que se dedicó a pegar pases aislados en una faena sin estructura. Mato de otra estocada delantera para escuchar silbidos.

Se llevó la tarde gracias a su entrega y valor, Luis Conrado, quien toreo con gusto y poder a un noble que merecía irse sin el rabo. Mató de entera un poco trasera para cortar una oreja. Con su segundo mantuvo a flote su disposición a pesar de que fue prendido de fea manera salvándose de un serio percance. Le pudo a su novillo y mató de pinchazo y tendida para dar vuelta al ruedo antes de escuchar un aviso.

Con el santo de espaldas se presentó por segunda ocasión Cesar Ibelles, que a pesar de llevar nutrida porra, tuvo una desastrosa tarde pues no pudo parar los pies ni por asomo y toreó sin brújula. A su primero lo persiguió por todo el ruedo para tratar de pegarle muletazos y retirarse en silencio; con el que cerró plaza se volvió a mostrarse sin recursos y estar a merced tanto de su novillo como del público, pues tuvo que tolerar los severos improperios que le injuriaban. Mató de media en buen sitio y escuchar silbidos.

FICHA. 10ª Novillada. Salvador López, Pitos en ambos. Luis Conrado, Oreja y vuelta. Cesar Ibelles, Silencio y reclamos, Nobles novillos de Jorge María. 1o bueno 2o recibió arrastre lento 3o lastimado, nunca entendido 4o bueno 5o
reservón 6o el lunar del encierro. Saludaron en el tercio los banderilleros Sergio González y Fernando Grajales.

Solo recordarle a Cataluña, tierra por la que tengo especial cariño y respeto, que la fiesta de toros es más grande que ella.

Octavio X. Lagunes| La afición.com
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: