noticias taurinas 9septiembre 2011

9 Sep

 

 

 

 

 

.

 

.

PLAZA DE TOROS

ARROYO 

Sábado 10 de septiembre

SEGUNDA NOVILLADA

4 SAN DIEGO DE LOS PADRES 4

Propietario: José J. Marrón Cajiga.

Fundación: En 1853.

Ubicación: San Miguel de Allende, Guanajuato.

Divisa: Blanco y rojo.

Esta ganadería, uno de los pilares de la campo bravo mexicano, fue fundada, en Toluca, Estado de México, por Rafael Barbabosa Arzate, quien al fallecer en 1887, dejó la dehesa en manos de su viuda y sus siete hijos, que formaron la sociedad Rafael Barbabosa Sucesores, estando al frente de ella Juan de Dios Barbabosa Saldaña.

Fue quizá Rodolfo Gaona quien más triunfos cosechó a principios del siglo XX con los toros de San Diego de los Padres.

Su actual propietario, José J. Marrón Cajiga, la adquirió en el año 2001, la traslado a San Miguel de Allende, reorganizó la vacada con 60 vacas y dos sementales de Marrón.

Desbordante es la afición de José Marrón por la crianza del toro bravo; con esfuerzo, entrega y dedicación, ha estado trabajando para llevar a esta casa ganadera a revivir las glorias obtenidas en el pasado. Su cariño y respeto por la tradición ganadera, están de manifiesto en el reto que emprendió al adquirir el hierro que, en poco más de siglo y medio de existencia, ha comprendido parte importante en la historia de la tauromaquia mexicana.

Mucho éxito se espera tanto para los jóvenes toreros anunciados en el cartel como para el ganadero, quien tras diez años de llevar las riendas de San Diego de los Padres, esperamos siga escribiendo páginas brillantes en los registros del legendario hierro. 

 

# 721

 

 # 737

 

 

# 770

 

 # 813

  

 

CÉSAR IBELLES

MÉXICO, D.F.

 

XAVIER GALLARDO

HIDALGO

 

 

CHRISTIAN VERDÍN

JALISCO 

 

 

LUIS EDUARDO MADRID

PUEBLA

 

Ocho con ocho – Los Núñez del Cuvillo

9 de septiembre de 2011/ Luis Ramón Carazo

Los toros de Núñez del Cuvillo lidiados en Bilbao el 23 de agosto de 2011 fueron auténticos toros de lidia, Estos son los animales que combinan fiereza con nobleza por los que suspiramos los aficionados, encierro con trapío, destacando los toros colorados del festejo que por bravura y casta dio muestra el segundo, pero también hay que hablar de la noble embestida del segundo, tercero y del cuarto, y del recorrido enjundioso del sexto, en conjunto fue un compendio de factores positivos que hizo que por la televisión (tal fue mi caso) y seguro en la plaza, ninguno perdiera detalle.

Entiendo que la afición acartonada de Bilbao siempre había desdeñado a Morante. Pero el 23 de agosto, salieron locos de contento, la combinación de técnica con arte del andaluz cuando se expresa con un toro del comportamiento y trapío como el de Núñez del Cuvillo, es para conservarlo en la memoria .

También la imagen en el burladero del ganadero Álvaro, hijo de Don Joaquín que cada que lo enfocaban las cámaras, transmitía lo que vivió como ganadero y al unísono, el embelesamiento propio del buen aficionado quién es testigo de una faena que fue de menos a más para culminar de manera inmortal con naturales, los de derecha después y los ayudados sabiendo que si el artista fue Morante el toro fue la materia prima ideal para la obra de arte.

Por fin han visto a Morante en Bilbao, el andaluz cuando está inspirado, nos transporta a épocas en las que el toreo era romántico, y para que se dé una idea de lo que estoy pensando, lo distraigo por si acaso vio Medianoche en Paris de Woody Allen, en dónde es posible convivir con los intelectuales de los veinte en Paris del siglo pasado, saborear una faena pensando en lugares como los que contiene la música y el canto de Carmen de Bizet.

Lo grande es que también Álvaro así lo vivió, con las lágrimas a punto de brotar, durante y después, de la inolvidable pieza de arte efímero del toreo construida por Morante con el toro de Núñez del Cuvillo.

Los seis toros en Bilbao derrocharon voluntad de embestir con acometividad, alegría, prontitud, duración y ritmo, desde mi punto de vista, sobresale el lidiado como segundo de la tarde, número 180, “Forajido” de nombre, castaño y de 523 kilos por bravo, con un mayor matiz de nobleza, el cuarto de la tarde para Morante.

Menuda campaña lleva en este año, la ganadería de Núñez del Cuvillo tiene en su haber el único toro indultado en la historia de la plaza de Sevilla , Arrojado lidiado el 30 de abril de 2011, por José María Manzanares, no hubo suerte en Madrid y en Pamplona, pero si después de Bilbao, en Ronda en la goyesca en particular con un toro lidiado con maestría y buen gusto por El Juli.

Álvaro es una persona sencilla y emotiva, lo entrevisté por teléfono y me dijo que “todo es producto del esfuerzo diario”, su padre Don Joaquín y él, están viviendo un cresta en la búsqueda de su toro ideal “una mezcla de fiereza y nobleza”, sobre el toro mexicano comento que por lo que ha visto en televisión, le atrae la

“manera tan lenta y noble de la embestida del toro mexicano”

aunque reflexiona que en España el punto de critica sería” aunque el toro embiste bien a los engaños, también se comporta por momentos distraído y algo soso, en general le falta un punto más fiereza y en algunos casos presencia” comenta sobre lo que ha visto por televisión de la Plaza México.

 

 

RANCHO EN VENTA

 

 

Rancho de 30 has en Tequisquiapan.

 

Tiene pozo, luz, instalaciones, equipo, etc.

 Se hizo un video, del que anexo la liga aquí abajo.

 

http://www.youtube.com/watch?v=BUefLt3kCWU

Si estás interesado comunicate a los teléfonos:

 

53 96 96 96     53 96 11 49

 

imonsa@prodigy.net.mx

 

con el Ing, René Jiménez

 

 

 

 

 

Triunfa “El Payo” con una oreja

 

Deslucido encierro de Santa Barbara en Zacatecas

 

09/09/2011

 

Octavio García “El Payo” cortó la única oreja del festejo (Hidrocálido/Diego Estrada)

 

JUAN CARLOS ROMAN
El queretano Octavio García “El Payo” se convirtió en el triunfador absoluto de la segunda corrida de Feria en Zacatecas al cortar la única oreja de la tarde donde sus alternantes Eulalio López y el HIDROCALIDO Arturo Macías han escuchado ovaciones, perdiendo “El Zotoluco” un mínimo de tres orejas por sus fallas con el acero y Macías pechando con un lote muy complicado, festejo que abrió el rejoneador Jorge Hernández Gárate que dio vuelta.
Por un pelito casi se llena la Plaza Monumental de Zacatecas donde se lidió una muy bien presentada corrida de la ganadería de Santa Bárbara que resultó deslucida y algunos astados descastados, lidiándose también un toro de regalo de la divisa de Jesús Cabrera que fue manso de solemnidad y que fue un verdadero galimatías en un maratónico festejo donde en total se lidiaron nueve bureles siendo ocho de la ganadería anunciada y el del Ing. Armando Guadiana, puesto que López y Macías regalaron uno por cabeza.
Cada tarde que pasa da gusto ver a un torero/maestro de la talla de “Zotoluco” quien ha vuelto ha dejar lecciones ante toros a los que había que entenderlos a la perfeccón y así lo hizo la primer figura de México, por su parte Arturo Macías ha estado valiente y Octavio Gracía ha tenido una torerísima actuación entendiendo a la perfección a su segundo astado para cuajarle una hermosísima faena y donde el que lo hizo todo fue el de seda y oro.

JORGE HERNANDEZ GARATE

Lucido y valiente ha estado el potosino en los rejones, banderillas y pares a dos manos toreando muy bien de costado y luciendo en banderillas al quiebro, ha madurado este rejoneador potosino quien pinchó, para dejar luego el rejón de muerte contrario y caído para dar la vuelta al ruedo.

EULALIO LOPEZ

Bien ha estado a la verónica con “Vencedor” número 87 y 533 kilos. Un astado que de salida embiste con calidad y es emotivo, con la muleta ha sometido a la perfección al bobino en una faena rítmica y con calidad sobresaliendo el toreo por el lado derecho.
El socio cambia y ahora lleva la cabeza arriba logrando Eulalio templados muletazos por el izquierdo en una actuación con gusto y sin prisa.
Pinchazo y media para luego ponerse pesado con la espada hasta escuchar un aviso.
Con su segundo demuestra el enorme sitio y el pleno conocimiento que tiene “El Zotoluco” ante el socio que espía y se ciñe por el lado derecho logrando el de oro una faena de gran temple y estando muy por encima de las condiciones del animal.
Molinete, la dosantina y motivado a más no poder, Eulalio consigue dos tandas de enorme mérito con la diestra realizando valiente desplante de rodillas y sin trastos yendo el torero hacia adelante y el toro hacia atrás lo que hizo que la gente estallara en ebullición, desgraciadamente cuando tenía las orejas en la espuerta vuelve a pinchar y todo queda en ovación en el tercio.
Con el de regalo sale como un jabato Eulalio ante “Morito” número 29 con 490 kilos. Para torear con exposición en chicuelinas en los medios.
Con la franela roja inicia su actuación rodillas en tierra para de pie ejecutar un trasteo emotivo pleno de entrega y sentimiento.
El astado se apaga pronto, el torero porfía exprimiendo al máximo al bobino sacándole un gran partido por naturales pero vuelve a pinchar con el acero perdiendo el apéndice, no obstante la gente le reconoce y es fuertemente ovacionado.

ARTURO MACIAS

Cumple de capa con el primero de su lote, “Puentero” número 70 y 530 kilos, para luego de picado ejecutar vistoso quite por chicuelinas.
Ante un toro que prueba, espía y se pone por delante, Arturo muestra actitud consiguiendo dos tandas de enorme mérito por el lado derecho en una faena corta pero de mucha verdad, pincha para luego dejar media espada que no son suficientes, estocada tendida, aviso para retirarse entre plamas.
Con su segundo, sexto del festejo, “Cajetozo” número 27 con 513 kilos. El de Aguascalientes sale dispuesto al triunfo ejecutando dos largas cambiadas de hinojos para continuar con cinco verónicas rodillas en tierra y tres de pie que remata con revolera. Brindis a Felipe Pescador y ante el toro que embiste con la cabeza arriba y no permite error alguno, Arturo muestra deseos y mucha voluntad ante la poca colaboración de la res que se apaga pronto pisándole los terrenos para terminar de pinchazo y entera escuchando silencio.
El de regalo, noveno de la corrida, fue de Jesús Cabrera y que desde su salida mostró total mansedumbre por lo que abrevia Macías con el percal y con la muleta ha conseguido una meritoria tanda de derechazos ante un costal de malas mañas que sólo sirvió para el carnicero, de pinchazo y medio espadazo, pega cinco descabellos para terminar su labor.

OCTAVIO GARCIA

Sabroso torea a la verónica “El Payo” a “Apoderado” número 63 de 560 kilos rematando con media de pintura.
Su actuación muleteril ha tenido clase, calidad y gran hondura sobresaliendo el toreo derechista y donde Octavio ha dejado en claro que continúa por el rumbo fijo de figura tras entender la distancia y el ritmo del astado.
Molinete y templado torero en redondo con la capetillina dejando la trincherilla en el ruedo con torero remate, vuelve con la diestra toreando en redondo con calidad de privilegio para pasarse de nuevo por la espalda al socio en una gran actuación que termina de estocada en buen sitio teniendo fuerte petición generalizada del público que pide las orejas, pero el protagonizmo de un juez que no tiene idea de lo que vale este tipo de faenas coincide solamente una con fuerte bronca para Usia y recordatorios familiares.
Con su segundo, “Churrunito” número 68 con 502 kilos. De nueva cuenta “El Payo” ha lanceado con señorío y solera a la verónica cerrando con otra media que ahí quedó, la actuación de Octavio García en este astado ha tenido un inmenso valor ante el toro que fue muy débil y además tenía lastimado los cuartos traseros, toreándolo “El Payo” con pinzas a media altura para lograr muletazos de extraordinaria lentitud y belleza que aderezó con escalofriantes cambiados por la espalda terminando su gran obra con tres dosantinas ligadas y el cambio de muleta por delante en una faena soberbia y plena de belleza.
Deja estocada entera pero tendida y de tres pinchazos termina su actuación.

 

José Tomás sin suerte con la espada

 

Leandro a hombros en Valladolid

 

09/09/2011

 

José Luis Lera
Valladolid
El diestro Leandro, que ha cortado dos orejas y ha salido de la plaza a hombros, ha sido el triunfador de la cuarta corrida de la Feria de la Virgen de San Lorenzo, celebrada ayer en Valladolid, en el centro de España, de festejo en el que se despidió de sus paisanos Manolo Sánchez y en el que perdió un triunfo grande por la espada José Tomás.
Se han lidiado seis toros de El Torreón, de correcta presentación. Manejable el segundo, muy bueno el tercero, al que dieron una vuelta al ruedo aunque con protestas, y bueno el sexto. No han dado facilidades primero, cuarto y quinto.
Manolo Sánchez, aplausos y saludos tras aviso
José Tomas, saludos tras aviso y saludos con división
Leandro, dos orejas y silencio

ROTUNDO Y SIN SUERTE JOSÉ TOMAS

Una tarde cargada de emociones. La actuación de José Tomas, casi una exclusiva para Valladolid, la despedida de sus paisanos de Manolo Sánchez, y la reaparición de Leandro, después de la grave lesión en un tentadero, que le ha mantenido en el dique seco durante más de un mes, convirtieron la corrida de ayer en Valladolid, en el día de su patrona, la Virgen de San Lorenzo, en una reiterada sucesión de momentos turbadores y emotivos que sacudieron la sensibilidad de los espectadores.
Llegó el día. El acontecimiento. El nuevo Mesías del toreo hace su séptimo paseíllo en esta temporada, en la que sólo serán nueve las plazas visitadas por José Tomas. El mito de la última tauromaquia en cuerpo y alma, ponía ayer en Valladolid -obvio es decirlo- el cartel de “no hay billetes”. Inusitada expectación. Desde hace días no se habla de otra cosa en la ciudad del Pisuerga. Las reventas por las nubes y los ánimos de los aficionados convulsionados por la ansiedad y la impaciencia. Llegó el día. José Tomás compadece por décimo octava vez ante los vallisoletanos -solo Madrid y Barcelona superan las tardes en el coso del Paseo de Zorrilla-, en una tarde de mucho calor, desbordado entusiasmo e inmensas ilusiones.
Manolo Sánchez se despide esta tarde de sus paisanos tras diecinueve años de matador de toros. El sábado toreará en Salamanca. Después dos o tres festejos que tiene pendientes y a colgar el traje de luces y los cientos de recuerdos de una profesión que le dio amarguras pero también muchos días de gloria.
Al aparecer en el ruedo Manolo Sánchez para enfrentarse a su primer toro fue recibido con una ovación. Después de brindar al público, la faena no fue posible porque el toro no lo permitió. Parado, soso, con las fuerzas justas, se defendía para no caerse y pese a los esfuerzos de Manolo no pudo conseguir el lucimiento. En tarde tan señalada, la suerte le ha sido esquiva y el segundo de su lote tampoco le ha permitido florituras pese a los esforzados deseos de su matador.
Brindó José Tomás al público su primer enemigo para a continuación realizar una faena larga, ajustada, tan valiente como bella, tan dramática como plástica, en la que fue cogido en los primeros compases de sin consecuencia. Los tendidos vibraban de entusiasmo cuando dos pinchazos y una estocada caída enfriaron los ánimos. Pena grande fue que una faena tan cara tuviese ese final de saldo. Mató estupendamente, sin embargo, al segundo toro de su lote. Una estocada de libro a un animal al que toreó con mucho decoro pese a sus dificultades. El público no paró de aplaudir hasta conseguir que saliera a saludar. Cuando lo hizo, las opiniones se dividieron. José Tomás ha devuelto la pasión a la fiesta, aunque sólo sea por eso hay que estar agradecido.
Un toro que no se cansaba de embestir y un torero rabioso por triunfar y romper la racha de la mala suerte que le persigue, consiguieron la conjunción perfecta para que se hiciera realidad la faena soñada. Un trasteo bello, emotivo, cautivador, emocionante. Una faena para recordar. En el último toro de la tarde, que brindó a Manolo Sánchez, volvió a poner torería y vibración a su faena, pero los hados no le acompañaron en el uso de la espada.

 

Mentaliza triunfo Óscar Amador
Óscar Amador en medio de la lluvia toreó valientemente en Guadalajara
ESTÁ LISTO PARA SU PRESENTACIÓN EN LA PLAZA MÉXICO
El Sol de Tlaxcala
9 de septiembre de 2011
Francisco H. ReyesTlaxcala, Tlaxcala.- Óscar Amador, luego de su triunfo en Guadalajara, llega mentalizado a su presentación en la Plaza México.El novillero comentó que desde el año pasado, “desde mi etapa en Arroyo pensaba en México, quizá no la misma sensación, emoción, pero tenía la esperanza de ir.El talento de Muñoz de Domingo Arenas dijo que esperaba este año estar en las primeras novilladas, pero al no darse, “estar esperando se me hacía amargarme un poco, no me quedó más que aguantar y ahora, como decía “El Pana” no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no llegue; sólo Dios sabe porqué ir en la octava, voy a sacar todo, esas sensaciones que son sentimientos encontrados; quiero que llegue el domingo”.-¿Lo deseas ya?

-“Quisiera que llegara, pero a la vez que faltara mucho y al mismo tiempo que hubiera pasado; son contradicciones muy grandes, pero el proverbio dice: la paciencia es virtud de reyes y es lo que busco, llegar a ser alguien importante en la fiesta, tengo que ser paciente, y todo llega en el momento que tiene que llegar”.

Amador el pasado domingo cortó una oreja en El Nuevo Progreso, de Guadalajara, trofeo que le dio el triunfo en la tarde.

“Fue contradictoria, porque el primer toro no se me dio, la gente se metió conmigo, me costó matarlo, se me hizo bastante de hueso, pero lo bonito de la fiesta es que cuando tienes una segunda oportunidad no la puedes desaprovechar”.

Comentó: “Lo ocurrido en El Nuevo Progreso fue chistoso, se lo dije a un tío que vive en Guadalajara y también a Raúl Alducín, que fueron dos lluvias: la lluvia de mentadas y el torrencial aguacero, que dejó al ruedo como si fuera alberca”.

-¿Óscar, con el segundo las cosas fueron diferentes?

-“En el segundo sí, y se disfruta mucho, independiente que uno siente la inseguridad y se resbala, en la lluvia torear y sentir el agua con el toro sólo Dios sabe porqué ese escenario; Guadalajara me enseñó mucho y espero que eso repercuta en México”.

-¿Cortaste la oreja en medio del aguacero?

-“Corté la oreja al quinto de la tarde”.

Óscar Amador llega a la plaza más grande de América como revelación de Arroyo en 2009, año de su debut; como triunfador de Arroyo en el 2010; triunfador de la feria de Tlaxcala 2010 y en este 2011 triunfador del carnaval de Autlán de la Grana, Jalisco, de Texcoco, de Puebla, de Nuevo Progreso y ahora la prueba de fuego, en México.

-¿El domingo te ves triunfador?

-“Primero Dios”.

Óscar forma parte de la nueva generación de novilleros tlaxcaltecas que ya trascienden a nivel internacional. Es el más chico, al igual que José Mari Macías, de la camada de Sergio Flores, Angelino de Arriaga, Jaime Ruiz y Antonio Galindo.

-Dentro de esta amalgama de emociones, de sentimientos, de consejos que te darán, finalmente ¿cómo te sientes? ¿te ves en el ruedo el domingo?

-“Desde que subí el escalón de Arroyo, cuando mi meta cambió a la Plaza México, todas las noches que me acuesto a dormir me visualizo triunfando, saliendo a hombros; existe la ley de la atracción, creo en ella, atraer, alcanzar mis objetivos, mis metas; cuando termino mis entrenamientos abro y cierro los ojos e imagino que es la Plaza México, respiro profundo, y pienso levantar las manos el domingo, aquí estoy”.

La novillada en el coso de Insurgentes la abrirá el apizaquense Jaime Ruiz, seguirá Pedro Moreno de Puebla y cerrará Óscar Amador.

-¿Vas a México con apoyo del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino?

-“Sí, los sexenios pasados ni caso, ahora no sólo a mí me apoyan, no hay preferencias, ahora lo hace el contador Luis Mariano Andalco, quien busca impulsar la fiesta brava, qué importante es que haya gente con visión que no busque el beneficio propio, sino el beneficio de todos, esto va más allá de lo que pueda decir”.

 

08.09.2011
4ª de la feria de Nuestra Señora de San Lorenzo. Tomás, mejor pero sin orejas en la 7ª

Bien aunque por bajo del excelente segundo toro de los tres buenísimos que trajo César Rincón, José Tomás se fue de vacío por pinchar en su mejor oponente y no poder lucirse con el peor quinto. Manolo Sánchez, que se despidió de su plaza, anduvo flojito con los dos muy blandos que le tocaron. Leandro tampoco estuvo a la altura de su gran lote. Le regalaron la segunda oreja del maravilloso tercero y pinchó tras un acelerado trasteo con el muy encastado sexto. Otro llenazo y nueva decepción en la séptima aparición del galapagarino.   

Valladolid. Plaza del Paseo Zorrilla. Jueves 8 de septiembre de 2011. Cuarta de feria. Tarde calurosa con lleno total. Seis toros de El Torreón, bien presentados en tres normales y tres más cuajados. Noble aunque remiso, rebrincado y muy a menos el primero. Excelente el segundo. Extraordinario el tercero, premiado con vuelta al ruedo. Noble aunque muy flojo el más cuajado cuarto. Muy deslucido el quinto que fue el peor. Y bravo además de encastado el sexto. Manolo Sánchez (amapola y oro): Estocada, silencio tras pitos al toro. Estocada trasera, gran ovación de despedida. José Tomás (cobalto y oro): Dos pinchazos y estocada caída, ovación al toro en el arrastre y otra grande para el torero que salió a saludar. Estocada caída, palmitas y fuerte división de opiniones al saludar. Leandro (corinto y oro): Estocada trasera desprendida, dos orejas, de regalo la segunda. Dos pinchazos, estocada y descabello, palmas. Salió a hombros.

Uno de los fenómenos más curiosos que acontecen en las pocas corridas de la vuelta de José Tomás a los ruedos es la cantidad de espectadores conocidos que no se ven en ninguna otra más que en las del ídolo. Algo normal, si no fuera porque, al verles y mirarles a los ojos, parece molestarles que los descubras. Son los antes files seguidores de otras figuras que ya han abandonado y ahora se avergüenzan cuando los descubrimos en las de Tomás.

Im-prezio-nan-te, como diría Jesulín de Ubrique, el ambiente que había en la plaza del paseo Zorrila antes de comenzar la séptima aparición del fenómeno más fenomenal de los últimos años. La ovación tras el paseíllo la recogió Manolo Sánchez. Al verle salir, las palmas duraron un segundo porque muchos a quien querían ver salir del burladero era a José Tomás. Debería haber invitado a saludar a sus compañeros. Pero, o no se atrevió, o no quiso.

Remiso el primer toro. En su huída, tomó un puyazo en el caballo contrario, salió suelto y otro igual en el de tanda. Rebrincado el toro en banderillas. Pero obediente en la muleta aunque tardeó y embistió con el defecto ya apuntado. Manolo Sánchez no se acomodó espaciando mucho las breves tandas sin conseguir dar un solo pase completo hasta que el toro se paró y se cayó, mientas la gente se impacientó deseando que saliera el siguiente.

Frente al hondo y más serio cuarto, veroniqueó sin cuajar ninguna. El toro perdió pies. Pero fue alegre desde lejos al caballo. El vallisoletano iba a hacer la última faena en su ciudad natal, pero no lo brindó. Se fue a los medios y no pudo evitar que el toro doblara las manos o las encogiera aunque toreó con el buen gusto que siempre tuvo sobre ambas manos hasta que su noble aunque frágil oponente empezó a pararse. Parte del público empezó a pitar. La verdad sea dicha: no tuvo suerte en la despedida de su plaza en la que de él dijimos el día de su alternativa que podría ser figura.   

Se alborotaron los tendidos antes de que saliera el segundo de la tarde. Y reclamaron silenciocon sisesos antes del primer lance de Tomás del que salió suelto, pero no de los templados y jaleados que dio luego en los que el toro embistió noblemente. Se protestó el puyazo y se jalearon las forzadas chicuelinas que Tomás dio despatarrado y muy quieto en el quite. Bien en banderillas aunque con cierta tendencia a las tablas. Tomás brindó a su cuidadoso veedor, Joaquín Ramos, y empezó muy quieto la faena con pases diestros por alto, perdiendo el equilibrio al dar el último y cayendo al suelo con el sustazo consiguiente. Pero, de inmediato y en los medios, se hartó de dar muletazos en redondo corrientes y molientes como los de cualquier buen torero que fueron recibidos como una revelación. Muy noble el toro, siguió por naturales cortos y oblicuos, para terminar con circular invertido y unas roblesinas que cerró con un enganchón. Cuando dio los ayudados por bajo del final, alguien gritó “!Viva la República¡”. Y tras igualar, pinchó al primer envite. Tomás dio sus manoletinas para compensar que pusieron a los de sol en pie. Tuvo que cambiar de terreros para volver a igualar y pinchó otra vez. Sonó un aviso y mató de estocada caída al tercer intento. Adiós al que podría haber sido primer triunfo de la tarde.

Muy bonito fue el colorao quinto. Pero embistió abriéndose y salió suelto de los templados aunque distantes lances de Tomás y, enseguida vimos que no tenía fuerza. Hizo un extraño al matador antes de tomar un leve puyazo rectificado del que se fue raudo. Delantales y revolera de Tomás en el quite que hizo en los medios. Esperó y se dolió en palos. Y llegó a la muleta revoltoso sin permitir templarse al de Galapagar. Medios pases diestros en los medios jaleados por un loco. El toro se rebrincó apenas metía la cara y no hubo manera de dar pases completos. Si a caso, uno de pecho, otro de trinchera… Casi lo mismo al natural. Y otros gritos de “¡Viva la República!” absolutamente inoportunos. Como también las ya imposibles embestidas del toro, arisco definitivamente, por lo que macheteó Tomás antes de matar de estocada caída echándose fuera. Se dividieron las opiniones y se recrudecieron al salir a saludar unas cariñosas palmas de sus más fieles.   

Más cuajadito el tercero, Leandro sembró verónicas clásicas entre los olés de sus paisanos y el toro se fue de naja tomando un puyazo al relance de cualquier manera. A Leandro le pareció suficiente. Otro buen toro, extraordinario por el lado derecho. Leandro hizo para empezar lo que sabe, torearlo mirándose en el espejo sin atender a llevar al toro a media altura y suavemente para evitar que se cayera. Por eso tardó en brillar con la derecha. Lo que hizo en tres tandas muy acelerado. También brilló al natural aunque no tanto y, asimismo, acelerado. Más con la derecha a pies juntos, las inevitables manoletinas, dos de pecho y estocada trasera desprendida. ¿Dos orejas? Se las dieron. Sobró la segunda. Al toro le premiaron con vuelta al ruedo.

El más serio sexto casi derriba en el primer puyazo. Leandro no supo darle el trato debido aunque sí pases bonitos. Sin embargo, la chispa que tuvo el toro en su noble embestir tapó las carencias técnicas del torero que volvió a acelerarse demasiado por redondos y abduvo torpe al natural. Dejó escapar al toro, más incluso que a su anterior oponente. Quizá le hubieran dado alguna oreja más. Pero pinchó y allí se acabo lo que se daba por bastante más que dos reales…

Y es que con lo que está cobrando Tomás cada tarde y lo que cuestan las entradas, muchas a precio de oro en la reventa, las cuentas de lo visto no salen por ninguna parte porque no lo valen. Vamos, que en absoluto son rentables porque a los muchos que van a verle creyendo a pie juntillas lo que el propagandón que le acompaña dice sobre sus prodigios celestiales, a la  hora de la verdad no son casi nada porque parece uno más. Y, no digamos, los que van a ver si es verdad eso de que s ponce donde no se pone nadie y que todas las tardes se deja matar…

Yo no sé qué decidirá hacer este hombre en la próxima temporada. Pero si la plantea parecida a esta, deberá pensárselo antes de repetir lo mismo. Por mucho que sus fieles más adictos digan, por mucho que la crítica más amable y/o a sus órdenes exagere los elogios hasta la más burda de las mentiras, no hay por donde coger lo que está haciendo y pasando. Ayer tuvo un toro, el segundo, que si lo hubiera encontrado en sus mejores tiempos, le habría formado un lío tremendo. El José Tomás de su regreso, no es ni la tercera parte de lo que fue. Si le cambiaran la cara y le anunciaran con otro nombre, los mismos que tanto le están cantando, echarían pestes del sujeto por hacer lo mismo. Lamentable.

Leandro corta dos orejas a un toro de El Torreón de vuelta; José Tomás falla con la espada el triunfo y Manolo Sánchez se despide de Valladolid sin lote

La historia continúa

– Valladolid. Cuarta de la Feria de la Virgen de San Lorenzo. Se lidiaron toros de El Torreón, bien presentados. El 1º, flojo y protestón; el 2º, noble y con movilidad; el 3º, premiado con la vuelta al ruedo; el 4º, descastado; el 5º, de mala clase; y el 6º, con movilidad. Lleno de «No hay billetes».
– Manolo Sánchez, de grana y oro, estocada (palmas); estocada buena, aviso (saludos).
– José Tomás, de azul y oro, dos pinchazos, aviso, estocada baja (saludos); estocada baja (saludos con división).
– Leandro, de grosella y oro, estocada (dos orejas); dos pinchazos, estocada, descabello (ovación).

 
Leandro ejecuta una manoletina a pies juntos, ayer, en Valladolid

Leandro ejecuta una manoletina a pies juntos, ayer, en Valladolid – Foto: Efe

8 Septiembre 11 – – Patricia NAVARRO

Una vez más ocurrió. La faena lo valía. Lo habíamos vivido, sentido en los tendidos desde que José Tomás se abrió de capa. A pies juntos, por cierto. Con el compás abierto después para quitar por chicuelinas. Su versión 2011. E hizo el quite tan solo tan solo que de pronto el ruedo nos pareció grande. Uno, dos, quién sabe igual tres o cuatro lances. Máxima expresión. Tras pedir permiso al presidente se fue a brindar y a Joaquín Ramos lo sacó del burladero del callejón: su hombre de campo, quien navega en las ganaderías en busca del toro del triunfo. La tranquilidad nos duró poco, qué digo, poquísimo. De perfil, casi de espaldas, citaba al toro en el tercio, por alto resolvía el viaje, hasta que en uno, el toro se lo llevó al pasar con la pata de atrás y quiso hacer presa tras de él. Un susto, que absorbimos de inmediato, tan rápido como se volvió a poner el torero delante y de la misma manera, como si no hubiera pasado nada. A aquello le siguió un toreo bonito, ligado y ajustado por la derecha. Era el toro noble pero había que medir cuánto apretarle en la muleta. José Tomás sin renunciar a la pureza, fue componiendo un trasteo bonito, despacioso, de toreo bueno por momentos, para acabar, o eso creíamos, con unas roblesinas suma de circulares, que parecen no encajar en su sobrio estilo. Se tiró a matar y cobró un pinchazo, con manoletinas a compás abierto intentó maquillarlo. La espada no se aliaría con él de nuevo.

Para hablar de pleno, Leandro cortó dos orejas del tercero. La historia que se repite en los siete paseíllos de Tomás, el tercero siempre sale en volandas de la plaza. Curiosa coincidencia. El quinto, descastado y soltando la cara, hizo saltar las alarmas. Se puso Tomás, y lo lidió al cabo de un rato. Se respiraba un ambiente raro, de ahí la división cuando salió a saludar.

Leandro hizo el esfuerzo de torear en su tierra con una complicada lesión en la mano. Y salió el tercero para compensarle las fatigas. Tomó una sola vara y fue en toriles, al lugar al que viajó el toro nada más salir el picador. Después lo embistió todo, por abajo, con mucho que torear.
Encastado toro. Y difícil, rozaba la barrera de temperamento en esa embestida inagotable. Leandro dio una buena versión. Más ajustado, al cien por cien de entrega y trabajándose los muletazos. El pase de pecho no era una casualidad: lo llevaba, buscaba rematar un poco más allá. Como el toro transmitía y al torero no se le notaron fisuras, la faena explotó. Colofón de manoletinas y una estocada cobrada con puntazo incluido en la ingle. No quería que se le escapara. Dos orejas y vuelta al ruedo para el toro, con dudas…
El sexto tuvo movilidad y faena por hacer. Leandro tiró de voluntad, de querer, menos rotundo y destemplado con el acero.

Manolo Sánchez se despedía de Valladolid, su tierra, la plaza en la que tantas veces ha toreado. Y la suerte le miró de espaldas. Su primero por flojo acabó protestón y torear era un espejismo. Al cuarto la casta le quedaba lejos y todo lo ocurría en el redondel era una levedad que no llevó a ninguna parte. A pesar de los esfuerzos de Manolo Sánchez. Vencido el cuarto. Su turno, su tarde, fue a recoger la ovación a los medios y agarró un poquito de arena. Manolo Sánchez se despedía, y por eso Leandro le brindó el sexto.

Marín y Mora salen a hombros en Béjar

Con la Virgen de El Castañar presidiendo en el tendido, Serafín Marín y David Mora salieron a hombros en el festejo del III Centenario de «La Ancianita», el coso más antiguo de España, en Béjar (Salamanca). Reses de Vellosino, bien presentadas, destacaron 5º y 6º. López Chaves, ovación y oreja; Serafín Marín, oreja y dos orejas; David Mora, ovación y oreja. Lleno.

 
  
 
&nbsp 

Toros
“El Payo” corta oreja en la corrida de aniversario de la ciudad de Zacatecas

Se le observaron al Zotoluco, su maestría, sus deseos de agradar, para defender con todo su puesto de primera figura del toreo en México. Foto: El Sol de Zacatecas
Los ejemplares procedentes de la ganadería de Santa Bárbara, de bonita lámina bien presentados, se dejaron meter mano en términos generales
El Sol de Zacatecas
8 de septiembre de 2011
Roberto OrdazZacatecas, Zacatecas- .- “La sangre nueva de la torería mexicana”, representada por Octavio García “El Payo”, cortó la única oreja de la tarde, en la segunda corrida de feria, que enmarcó la celebración del 467 aniversario de la fundación de la Noble y Leal Ciudad de Zacatecas, que al final constó de nueve toros, “con dos de regalo”, uno del Zotoluco y uno más del “Cejas”.Un lleno completo registró la remozada plaza de toros Monumental Zacatecas, de esta ciudad, en una tarde espléndida, soleada, con algo de viento por instantes, en la que tanto el rejoneador Jorge Hernández, así como los espadas de a pie, Eduardo López “El Zotoluco, así como Arturo Macías “El Cejas” y propio “Payo”, perdieron los apéndices, debido a sus fallas a la hora de ejecutar “la suerte suprema”.

Los ejemplares procedentes de la ganadería de Santa Bárbara, propiedad del señor Javier Borrego Estrada, de bonita lámina bien presentados, se dejaron meter mano en términos generales, siendo el cuarto de la tarde, tercero de la lidia ordinaria a pie, el que más sobresalió, el cual no fue aprovechado del todo por “El Payo”

JORGE HERNANDEZ (REJONEADOR)

FORCADOS DE MAZATLAN

El torero a caballo, originario de San Luis Potosí,, le hizo frente al ejemplar de la ganadería de Chucho Cabrera, de nombre “Tino”, número 30 de 530 kilos, que aunque embestía un tanto mediante “arreones”, de cualquier manera, lo aprovechó el rejoneador, para clavarle de buena manera los rejones de castigo con el caballo “Mano Negra”.

Jorge clavó con vistosidad las banderillas, sobre el caballo “Rafaelito”, un palomino, que la gente le reconoció con los aplausos en los tendidos”, se dejó ver con las banderillas cortas, en lo que fue una buena labor, pero lo malo del asunto es que falló con la hoja del peral, por lo que todo quedo en salida al tercio.

Los Forcados de Mazatlán, encabezados por el cabo René Tirado, al segundo intento lograron una pega bastante meritorio, a base de exponer, que la gente les aplaudió con fuerza, reconociendo su valentía temeraria.

EULALIO LOPEZ “EL ZOTOLUCO”

AZUL MARINO – ORO

La primera figura del toreo mexicano, con el primero de su lote, “Vencedor”, de Santa Bárbara, que puso de manifiesto en la arena los colores de su divisa verde, rosa y blanco sus cualidades, un cárdeno oscuro, paliabierto, con el cual “El Zotoluco” se lució al lancear a la verónica, ante un ejemplar un tanto abanto, que remató con la revolera.

Ya con la “zarga” Lalo López, previo brindis al Gobernador del Estado, poco a poco metió al toro en la muleta, por lo que no se hicieron esperar las tandas de derechazos, de naturales muy templados, aparte de que intercaló los pases cambiados por la espalda, a los acordes de la Marcha de Zacatecas, lástima que no pudo redondear con el acero, pues acertó hasta el cuarto golpe de escabelle.

“Pablito”, quinto de la tarde, de 542 kilos, se prestó para que “El Zotoluco”, pudiera mostrar sus conocimientos y experiencia de 25 años de alternativa y de 1, 020 corridas toreadas, al instrumentar un trasteo lleno de sensibilidad, de sentimiento, que se inició con el percal y continuó con “la franela”.

Se le observaron al Zotoluco, su maestría, sus deseos de agradar, para defender con todo su puesto de primera figura del toreo en México, al cuajar una faena que trascendió a los tendidos, pero de nueva cuenta, ante un ejemplar complicado, no pudo acertar con la espada, al tercer viaje y por allí se le fueron los trofeos a Lalo López en este toro.

Lalo regaló un toro, de nombre Morito, primer reserva de la ganadería de Santa Bárbara, al que lanceó muy bien a la chicuelina, ejemplar que a punto estuvo de darle un “maromón” al banderillero Sergio González, que se salvó de milagro del arropón.

No se amilanó Lalo López, que toreo de rodillas, que la gente le coreó fuerte, como muestras clara de no dejarse ganar la pelea, ante nada ni por nadie, por lo que afloró en toda la extensión de a grandeza de su toreo, ante un toro, que iba y venía, que el público disfrutó en todo momento, ante un profesional cien por ciento de la baraja taurina mexicana, que volvió a pinchar en varias ocasiones para perder de nueva cuenta los apéndices, a la vez que escuchó un aviso

ARTURO MACIAS “EL CEJAS”

(VERDE BANDERA – ORO)

El diestro de Aguascalientes con “Puentero”, de 530 kilos, un negro entrepelado, aplomado,

que salía suelto, que soseó, que terminó con poca movilidad, pero al cual “El Cejas” le sacó los pases que tenía su enemigo, además de que tuvo que descabellar, para acertar después de varios intentos.

“Cajetoso”, cárdeno oscuro, fue el segundo animal del “Cejas”, con poca fuerza, que regateó las embestidas, distraído, por lo que puede decirse que no tu tela de donde cortar, a pesar de que el torero se dio un arrimón, como se dice en la jerga de la tauromaquía, pero de que Arturo se la jugó, no quedó la menor duda, pues además le exprimió la faena al toro, a las notas de la Pelea de Gallos, pero no pudo rematar la obra con la espada, que es con la que se cortan las orejas.

“Kikapu”, fue toro de regalo de parte del Cejas, en el afán de triunfar, que se encontró con un manso, difícil, complicado, que desarrolló sentido, peligroso, que simplemente rehuyó la suerte de varas, ante las protestas de la gente, por lo que ante estas circunstancias Macías no tuvo manera de buscar lucimiento, ni mucho menos poder conseguir el corte de alguna oreja.

OCTAVIO GARCIA “EL PAYO”

“CORINTO – ORO”

Este torero, a unas cuantas horas de que salió del hospital, luego de un percance recibido, se sacó la lotería, sin comprar boleto, pues se encontró con un toro de 560 kilos, número 63 extraordinario de verdad, emotivo, noble, bravo, con recorrido, con fijeza, de la ganadería de Santa Bárbara, que quizá pueda ser al final el toro del serial taurino de la Fenaza 2011, que desgraciadamente no recibió tan siquiera los honores del arrastre lento.

Ante este animal, de mucha calidad taurina “El Payo”, no le pudo realizar la faena que se merecía, pues tenía sangre brava para una actuación de lo más sobresaliente, por lo que se concretó a lidiarlo de capa y muleta, para concluir con una estocada tendenciosa, por lo que a petición de los aficionados el juez Carlos Ibarguengoyita, decidió otorgarle la única oreja de la tarde.

VALLADOLID

Siete orejas y los tres en volandas

 
Ana Alvarado / Valladolid
 
09/09/2011 18:35

El primero de la tarde ha sido un toro en el límite de las fuerzas y muy justo de raza, con el que no ha habido posibilidad de lucimiento con el capote. La cuadrilla de El Juli ejecutó un buen tercio de banderillas. El madrileño tuvo un precioso comienzo, totalmente quieto, al hilo de las tablas. Basó la faena muy bien sobre la mano derecha, tirando del toro. Cambiados y circulares en la parte final y terminó toreando en las cercanías. Le dio unas sobervias manoletinas y mató de estocada casi entera, cobrándose dos orejas.

El segundo ha estado también en el límite de las fuerzas. Ha recibido un puyazo muy protestado por el público y un buen tercio de banderillas. Tenía una embestida buena y noble, pero muy poquita fuerza. Manzanares le ha dado tandas espaciadas para ayudarle a recuperarse. Derechazos suaves, pero si poder dar el de pecho, porque el animal se rajaba. Ha ido peor por el izquierdo y lo pinchó en el primer intento pero lo mató recibiendo en los medios a la segunda. 

El tercero también ha sido otro torito en el límite de las fuerzas que Talavante ha brindado al público en su reaparción. Le ha dado unos buenos estatuarios en los medios sin enmendarse y varias tandas de derechazos en las que al tercer muletazo el toro siempre perdía las manos. Por el pitón izquierdo no le pudo hacer nada. Se fue quedando cada vez más corto y le propinó un magnífico volapie que le valió un trofeo.

El cuarto ha sido devuelto, porque perdía continuamente las manos. El cuarto bis, con el que se lució en el capote a la verónica El Juli, fue devuelto porque al clavar los pitones en la arena se descoordinó. Salió un sobrero de Zalduendo muy protestón y muy correoso, al que el madrileño fue metiendo en la muleta. Se esforzó muchísimo ante atemperada embestida del toro. Julián hizo faena donde no la había. al final dio un bonito doble pase de pecho. Mató de una estocada y descabello y cortó una oreja.

Inmenso ha estado Manzanares conun toro que al principio perdía las manos continuamente y que, además, quedó considerablemente mermado tras una voltereta, pero al que ha sabido dosificar las poquitas fuerzas que tenía. Le ha dado bellísimas tandas de naturales y también con la derecha ha toreado despacísimo. Ha matado, recibiendo, de una estocada en dos tiempos, en los medios y el toro ha sido ovacionado en el arrastre.

Talavente recibió muy bien de capote al sexto de la tarde y aprovechando las buenas condiciones del toro lo sacó inmediatamente a los medios para darle tandas de derechazos y de naturales con sus correspondientes respiros para que el toro se recuperase. Aguantó algunos parones el toro a mitad de la embestida sin inmutarse. Cogió otra vez la muleta con la derecha y toreó en las cercanía. Mató de estocada y recibió una oreja.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Valladolid. Casi lleno. Toros de Victoriano del Río.

El Juli: dos orejas y oreja.

José María Manzanares: saludos desde el tercio y dos orejas.

Alejandro Talavante: oreja y oreja.

Manzanares ha sido atendido en la enfermería tras un desvanecimiento después de matar al seguno. Sufre desmineralización, tensión baja y fiebre. Se le suministró suero y ha salido a matar al segundo de su lote

CALATAYUD

Triunfo a la voluntad de El Fandi

 
Paco Martínez
 
09/09/2011 18:39
 

Calatayud festeja a su Virgen de la Peña con la tradicional corrida de toros. En primer lugar, Uceda Leal se enfrentó a un toro mortecino y bobalicón que muestró las vergüenzas de la fiesta actual. La faena fue un simulacro y el remate con la espada en los bajos estuvo la altura de todo lo acontecido. Dobló pronto pronto el  torete y se silenció al matador.

Con el segundo, se templa El Fandi con el capote y se ovaciona su voluntad para homenajear a Chicuelo colocando al toro en suerte, en el caballo del que recibe un picotazo. En banderillas, el animal transmite y facilita la ovación que recibe su matador. Con la muleta no pasó de voluntarioso, ante un toro noble y de gran calidad, que al final se aburre para refugiarse en tablas. Pinchó el Fandi antes de recetar un cañonazo y se le premia con una oreja.

Ante el tercero se presentaba en Calatayud Diego Silveti, apoderado por la empresa y se ha gustado con el capote. Con la franela el mexicano lo ha intentado por los dos pitones de un toro con muy poco fondo que se ha venido pronto abajo. Por lo que se tiene que justificar en las cercanías y como tarde en acertar con los aceros se le silencia.

El cuarto no ha sido facil en banderillas y en la muleta embestía rebrincado, por lo que Uceda opta por machetear, emular a Gracián y abreviar. Mata de una gran estocada, precedida de un pinchazo y el público no se pronuncia.

Ante el quinto, El Fandi está bullidor con el percal y recibe el cariño del público al igual que tras su labor con los rehiletes. Una vez con la muleta en la mano, el granadino no pasa el umbral del agrado antes de matar tendido. Como gusta su labor, se le concede una oreja.

El sexto es corretón y derriba al picador metiendo los riñones en el segundo tercio. con la muleta, Silveti inicia su labor con tres pases cambiados y uno del desprecio. Posteriormente el conjunto sufriría altibajos, levantando el vuelo con las bernardinas finales. Pincha antes de recetar una entera y pasea un trofeo como premio a su labor.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Calatayud (Zaragoza). Toros de Martelilla, de juego desigual; buenos el segundo, quinto y sexto. Media entrada.

Uceda Leal: silencio y silencio.

El Fandi: oreja y oreja.

Diego Silveti: silencio y oreja.

SAN MARTÍN DE VALDEIGLESIAS

Pablo Lechuga, feliz y por la puerta grande

Pablo Lechuga. | Burladero
 
Miguel A. Moncholi
 
09/09/2011 20:20

Tiene mérito ser la primera del año y estar bien por su dignidad, firmeza y disposición. Que por mucho que estuviera entre los paisanos, Pablo Lechuga hacía por primera vez el paseíllo en su pueblo. Taurino pueblo que quiso honrar así, pidiendo y concediendo el usía dos orejas en cada uno de los toros.

Si manejable fue el tercero, que portaba bondad en su embestida, no menos lo fue el sexto; por eso la decisión, las ganas y el temple en uno y la disposición a no querer dejar entrever que lo suyo había sido por casualidad supusieron para el local que sus paisanos así se lo reconocieran. Que las cuatro orejas podían haberse quedado en dos, también es cierto, pero para quien siempre tuvo la mácula de manejar mal la espada, las dos estocadas, la úlitma casi entera, supusieron el refrendo de una tarde soñada.

Si Manuel Díaz El Cordobés no se encontró a gusto, Juan Bautista sí supo aprovechar la bondad de sus dos toros, por lo que, acoplado en el segundo con la diestra y aunque despegado por una faena que fue de menos a más, sumó los dos trofeos que le hicieron merecedor de traspasar el umbral de la puerta grande junto a Pablo Lechuga, quien hoy, estoy seguro, es el hombre más feliz del mundo.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de San Martín de Valdeiglesias. Toros de José Luis Pereda, discretos de presentación, alguno sospechoso y, en general, manejables.

El Cordobés: ovación con saludos y silencio.

Juan Bautista: oreja y oreja.

Pablo Lechuga: dos orejas y dos orejas.

VILLANUEVA DEL ARZOBISPO

Tarde de trofeos y la terna a hombros

 
Marisa Fernández
 
09/09/2011 19:26

Más de tres cuartos. Toros de Gerardo Ortega, bien presentados y nobles en general, destacó el tercero.

Francisco Rivera Paquirri: dos orejas y palmas.

Cayetano: oreja y dos orejas.

José Carlos Venegas: dos orejas y rabo y dos orejas.

 

Me planto

 
 
 
 
09/09/2011 12:46

Asumido que quien esto firma no es más que un pobre gacetillero taurino de provincias (concretamente de Barcelona y por poco tiempo) al que no respalda ningún gran grupo empresarial y de comunicación de ámbito nacional, lo que me deja al pairo.Reconocido el inalienable derecho a libertad de expresión y el juicio crítico que a partir del conocimiento de lo tratado explica o lo intenta el milagro del toreo, me planto.

Me planto ante la “inmoralidad” de quien firma Del Moral, pues “in-moral” me parece la persecución sistemática, el insulto permanente, la descalificación sin argumentos que tal crítico lleva emprendida cual cruzada contra el diestro José Tomás y quienes, desde la información taurina, cantan su toreo.

Inmoral e indecente es, además, vestir camisa amarilla el día del regreso a los ruedos y la vida, -vivir sin torear no es vivir-, del mencionado JT, en Valencia el 23 de julio.Me planto ante la inisidiosa campaña del crítico titular del diario El Pais, Antonio Lorca, con José Tomás como primer objetivo. El último ejemplo de ello, la crítica de la corrida de Valladolid el 8 de septiembre.

O los miles que abarrotamos la plaza fuimos víctimas de una alucinación colectiva o Lorca miente. Donde ve toros birriosos, once mil quinientos (dejo cuarenta sin contar) vieron ejemplares bien presentados y de astifina cornamenta la mayoría. Donde escribe que el torero estuvo mal, torpe, desordenado, sin ideas, incoloro, inodoro e insípido, once mil quinientos escribirían, (siguiendo la estela de las valoraciones de Lorca), que el torero estuvo muy bien, entregado, pausado, despejado y con el color de la luz del toreo, el olor del mejor perfume y el sabor de los grandes.

Donde mediocridad, excelcitud. Donde chicuelinas vistosas, chicuelinas grandiosas, Donde novillote angelical, toro con querencias de manso. Donde torero sin confianza ni gracia, torero grandioso y entregado. Donde pases insulsos, toreo prefecto. Donde quiero y no puedo lamentable, porfía cabal. Donde, donde, donde…Hay más “dondes” y hay más “quienes” para plantarse.

A todos ellos quizás convendría recordarles cosas como las que escribió Clarito sobre la corrida del 15 de mayo de 1920 en Las Ventas en la que Joselito y Belmonte salieron de la plaza bajo una lluvia de almohadillas, lanzadas al ruedo por un público que en ese instante, no era más que el brazo ejecutor de lo que la crítica del momento venía escribiendo sobre José y Juan.

Un día después, en Talavera, “Bailaor” lo completaba.

Por eso y por mucho más, me planto.

VALLADOLID.- Triunfa Leandro, cara y cruz de José Tomás y despedida de Manolo Sánchez

Y el tercero en hombros…

 
Marco A. Hierro / Valladolid
 
08/09/2011 22:21
 
Era la séptima. Siete corridas de toros y siete orejas contemplaban a un torero que revienta reventas y llena las plazas de un público ávido de verle abrir una puerta grande. Mal acostumbrado está el pagano a la regularidad, aunque sea de un torero que derrama verdad por los alberos donde cuelgan los negros despojos de la duda

No fue tan regular esta vez, aunque todo salió según las estadísticas. Sólo faltó la oreja de un José Tomás, que volvió a enviar trofeos al limbo por una espada que sólo acertó en el que no debía, en el que no importaba, en ese quinto de El Torreón de cara suelta, pitón cambiado y nulo viaje. Porque con ese no apareció el deslumbrante príncipe de muleta suave y riñones entregados en inverosímiles embroques. No apareció, aunque viniera vestido de azul. Con ese apareció el torero capaz, técnico y responsable que sabe que no merecen la pena las heridas sin gloria, las estériles batallas para hacerse con una plaza que uno ya tiene ganada.

La ganó en mil guerras anteriores y una escaramuza minutos antes, cuando lanzó la suavidad de su capote y dibujó verónicas entregadas hasta el centro del platillo: y de compás abierto y corazón fuerte fueron las despatarradas chicuelinas, con el medio capote ciñendo taleguilla y el buen ejemplar de El Torreón olisqueando con ritmo las manoletinas. Presagiaban la toma de La Bastilla, con zancadilla incluida del toro y autoquite para aplazar la batalla hasta llegar a los medios, y clavarle allí el trapo en la cara, con distancia por delante y suavidad en la tela para transportar los buenos inicios y regulares finales del oponente. Hubo temple, como siempre existe en este renovado y resucitado José Tomás que se acuerda del pasado siglo para cambiar el presente. Hubo entrega y parsimonia, con pulsaciones al mínimo y un animal que se acabó cuando echó la cara al monte. Pero no hubo arma templada y orejera que dictara sentencia, liberase al preso y acallase al Sanedrín. Sólo una ovación que se antojó exiguo botín para quien mueve montañas.

También las había movido el más joven, aceitunada la piel y adusto el rostro al caminar, embutido en un grosella y oro que bien dudaba la fecha del estreno. Fue hoy. Y fue para bien. Leandro se convirtió en Leandro y se olvidó de las orejas, de los triunfos y de los contratos para echar las piernas a la vía, sentir la magia del lance y convertir ese primero en cinco y una larga. Era el tercer acto de un espada que también iba el tercero y que parecía destinado a cabalgar en hombros la tarde que no le pusieron sobre la espalda.

Pero apareció un toro de El Torreón con bonita lámina, arremangados pitones y enclasada movilidad para conjugarse en la muleta de Leandro con el verbo torear. Así fue en tres tandas de soberbia estética, milimétrico ajuste y muy poco medida espontaneidad. Mejor el toro al venir que al irse, aunque lo hiciera en vuelta al ruedo. Mejor el torero a derechas que a lesionada chota, aunque aún sobresaliese una tanda, justificadora y brillante, que sumó cuando el estoque voló certero por las mil veces que no lo hizo. Y las orejas le aseguraron la gloria. Iba el tercero; y se fue a hombros.

Pero pudo ser más redonda una tarde de sol entre las sombras del último mes. El sexto sacó el picante, y hasta un punto de genio que Leandro supo atajar aplicando mimo al primer tramo y mando al último, aplicando belleza y plasticidad a los embroques y matando en los finales los atisbos de reponer. Era su plaza y su gente, pero también era su fiel y nula espada la que le dieron en el sexto. Y el trofeo que ya colgaba del esportón se lo llevó puesto el toro detrás de las mulillas.

No pudo irse en hombros Manolo Sánchez en lo que hubiera sido la culminación de una carrera honrada, capaz y cabal de un buen torero que ha aprendido de errores propios y ajenos y sólo muestra el lentísimo diapasón de su suavidad cuando la ocasión lo requiere. Hoy era el caso, y hoy salió a relucir. Pero no valió con el abreplaza, un toro sin emoción ni entrega, sin pizca de sal, que no le caminó y se fue a destazar en el anonimato, sin haber manchado siquiera el terno grana y oro de la despedida.

Tampoco le permitió Manolo hacerlo al cuarto, un toro bueno que le entregó clase sin movilidad, calidad sin triunfo porque el torero le mató la chispa y se quedó con tanto almíbar que sólo el de oro disfrutó el néctar de una última tarde en Pucela en la que estuvo perfecto a secas y de la que se fue entre ovaciones.

Como se fue José Tomás, a pie y humano, con el público pensando entre dientes que debe afilar el cuchillo para salir en las fotos a hombros con el tercero.

Ficha del Festejo

 Plaza de toros de Valladolid. Lleno de ‘No hay billetes’. Toros de El Torreón, insulso el primero, buenos segundo y cuarto, malo el quinto, con geniecito y movilidad el sexto y muy bueno el tercero, premiado con la vuelta al ruedo.

Manolo Sánchez (grana y oro): ovación y gran ovación de despedida.

José Tomás (añil y oro): ovación y palmas.

Leandro (grosella y oro): dos orejas y ovación.

DECLARACIÓN

Ortega Cano niega ante el juez haber bebido

 
Burladero
 
09/09/2011 12:13

El diestro Ortega Cano ha prestado declaración esta mañana como imputado en el juzgado de isntrucción número 9 de Sevilla en relación con el accidente mortal del pasado 28 de mayo. A su llegada a los juzgados, el exmatador de toros ha sido claro y conciso en unas declaraciones en las que se palpaba su nerviosismo. “Que sea lo que Dios quiera y que dictamine la justicia”.

Aún en silla de ruedas, y en presencia de varios de sus familiares, el maestro Ortega Cano afirmó estar “un poquito nervioso” por lo que pudiera sucidir durante la vista.

De los detalles que se han podido averiguar sobre su declaración, el diestro Ortega Cano habría admitido ante el juez que solo había “mojado los labios” con una copa de cava pero que en ningún momento iba bajo los efectos del alcohol. Ha comparecido durante dos horas ante el juez y ha afirmado que respetó las normas de tráfico, que no excedió los 90 kilómetros por hora reglamentarios y que controló correctamente su todoterreno, según han informado a EFE los letrados personados en la declaración.

Otorgan reconocimientos a toreros de Jalisco
Publicada:  8 septiembre 2011 12:42 hrs.  

GUADALAJARA, Jalisco (Notimex).— El gobierno municipal de Guadalajara otorgó un merecido reconocimiento a los toreros de Jalisco y ofrece la exposición del arte taurino en el edificio de la Presidencia Municipal.

El síndico Héctor Pizano Ramos mencionó que es de interés del gobierno municipal “lo que sucede en el ámbito taurino y principalmente el conservar las tradiciones y la cultura de este arte”. 

A su vez, la edil Gloria Rojas Maldonado reconoció la importancia y trascendencia de la fiesta taurina, “sobre todo del significado que ha tenido en nuestro país y en nuestra ciudad especialmente”.

Dijo que los galardonados fueron Alfonso Hernández ‘El Algabeño’, Alfonso Hernández ‘Pali’, Alfonso Ríos ‘EL Conde’, Carlos Vidal, Carlos Alberto Barbosa, Guillermo Martínez, Manolo Lizardo, Mauro Lizardo y Manuel Capetillo.

Así como Miguel Angel Martínez, Oliver Godoy, Pedro Jiménez, Pepe Murillo, Pepe Murillo (hijo), Raúl Gómez ‘Campero’, Rosa Orozco, Salvador Villalvazo y Antonio Duarte.

Señaló que la exposición consta de trajes de toreros, fotografías, pinturas, libros, música, esculturas y de más artículos de la fiesta brava, “de manera principal de aquellos matadores que hicieron historia en el arte taurino en la Plaza de Toros de Guadalajara”.

En el acto realizado en la sala de Ex Presidentes Municipales se dieron cita también amigos y familiares de los homenajeados, además de gente conocedora del arte taurino.

Tomás llena la plaza y Leandro se lleva el triunfo
Intensa actividad mexicana en los ruedos españoles
Publicada:  9 septiembre 2011
José Tomás no estuvo fino con el acero en la corrida de Valladolid

José Tomás no estuvo fino con el acero en la corrida de Valladolid Ver fotos(10)
 
Ayer, José Tomás volvió a llenar una plaza de toros, la de Valladolid, pero las cosas no le están saliendo del todo bien al de Galapagar, quien se fue caminando mientras otro alternante salía en hombros.Van siete corridas desde que reapareció en los ruedos tras la cornada de Aguascalientes, con siete orejas cortadas y cero salidas en hombros. Llena las plazas, revienta a la reventa y su toreo sigue calando hondo, pero sin llegar a lo rotundo.

Ayer en Valladolid “apadrinó” la despedida de Manolo Sánchez, torero de la tierra, y Leandro, el tercero en la cartelera, fue quien se llevó los trofeos, al cortar dos orejas de su primer enemigo.

A Tomás le quedan tardes fuertes aún y en todas está garantizado el lleno de “no hay billetes”. En especial está la del 25 de este mes en la Monumental de Barcelona, que tras este festejo cerrará sus puertas ante la prohibición a los toros en Cataluña.

Ayer su toreo dejó ver grandes detalles y sus desaciertos con la espada la privaron de llevarse algún trofeo, especialmente con el quinto de la tarde. EL QUE la pasó en grande ayer fue Miguel Angel Perera, quien se encerró con seis toros en Almendralejo, donde cortó diez orejas y un rabo, e incluso banderilló al sobrero, que regaló ante el clamor popular.

LOS MEXICANOS siguen sumando fechas en España. Ya se confirmó que Fermín Spínola tendrá de padrino a Frascuelo el 12 de octubre al confirmar su alternativa en Las Ventas de Madrid, con Andrés Palacios de testigo. También toreará en Las Ventas, pero el 18 de este mes, Angelino de Arriaga, en la novillada del ciclo “Las 8 naciones”.

El día 30, Sergio Flores, tlaxcalteca que se encuentra entre los novilleros punteros, disputará el “zapato de plata” de Arnedo, uno de los ciclos menores de mayor importancia en España, y hoy, Diego Silveti actuará en la plaza de Calatayud (Zaragoza), con Uceda Leal y El Fandi. El domingo, en Aranda de Duero, estará Juan Pablo Sánchez, hijo de Ricardo Sánchez, quien hará la temporada en la Plaza Mérida, con Juan Mora y Sebastián Castella.- Gaspar Silveira

TOROS

Gran actuación de César Ibelles
SALIÓ A HOMBROS CON SALVADOR LÓPEZ

9 de septiembre de 2011

TLACOLULAN, Ver.- Una magnífica tarde se ha llevado a cabo en la plaza de toros de esta población veracruzana, cuyo aforo se abarrotó para ver actuar a los novilleros triunfadores, Salvador López y César Ibelles; el primero de la plaza México y el segundo de la temporada de Arroyo. Ambos toreros se han jugado la piel y agradado en este lugar jarocho para al final salir ambos a hombros. César ha hecho una faena de muy buen entendimiento, logrando estupendos momentos con la capa y la muleta, muy bien ha estado Ibelles, quien se empleó por ambos lados del toro estructurando un trasteo que el público le aplaudió con fuerza.

Nuevamente César ha estado certero con la espada y tras dejarla en el morrillo del toro hasta la empuñadura, le fueron otorgadas las dos orejas bajo el júbilo del respetable.

Por su parte, Salvador ha estado por la misma tesitura y compartiendo el triunfo con Ibelles.

Ante un lleno en la plaza, se lidió ganado de Atlanga, bueno.

Abrió plaza el rejoneador Eduardo Rubí, quien fue aplaudido en su lote.

Salvador López, dos orejas; César Ibelles, dos orejas.

TOROS

Juan Pablo Sánchez, ahora en Ciudad Real
EN POS DE OTRA PUERTA GRANDE

8 de septiembre de 2011

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

EL regreso de Juan Pablo Sánchez a México sin duda será una grata sorpresa para aficionados y taurinos, dado su nivel de maestría y arte que en los últimos meses ha madurado en tierras de España. De aquel Juan Pablo que conocimos el año pasado, en lo que fue su debut como matador de toros en México, ya ha quedado muy atrás, puesto que el Juan Pablo actual ha mejorado, pulido y madurado las líneas con que está conduciendo su toreo.

Recientemente el torero actuó en una corrida Goyesca en Aranjuez, donde, y para no desentonar en el color que le ha impreso a su carrera, salió a hombros al cortar dos orejas. Contundente ha sido su participación en esta plaza, donde las fotografías y video constatan los avances significativos que el hidrocálido ha ganado frente a la cara del toro. Con toda seguridad, para la próxima campaña que Juan Pablo realice en México, la afición podrá ver a un torero diferente, que posee un sello único; que gusta del toreo artístico, de los muletazos largos y del valor necesario para conjugarse con el toro adecuadamente. En su primera temporada mexicana el aguascalentense dejó el listón alto en los cosos donde se presentó; esta vez viene con más atributos para subir aún más la pañoleta, aunque su regreso aún no se sabe para cuándo será, puesto que para la corrida de las Calaveras en Aguascalientes está descartado.

DOS CORRIDAS AL HILO

Ahora Juan Pablo se encuentra en busca de otra Puerta Grande, ya que para el próximo sábado actuará en Ciudad Real y no será de extrañarse que el matador vuelva a salir en volandas, bajo el júbilo del respetable. Al otro día, domingo, el coleta actuará en Aranda del Duero. (Foto: Emilio Méndez)

TOROS

Frascuelo, padrino de Spinola
EN LAS VENTAS DE MADRID

9 de septiembre de 2011

LA empresa de la plaza Las ventas de Madrid, dio a conocer los carteles de la feria de Otoño, y en la del 12 de octubre, denominada de la hispanidad, está completo el tercio. Frascuelo será el padrino de confirmación de alternativa del mexicano Fermín Spinola, siendo el testigo Andrés Palacios, con los toros de Valdefresno.

Fermín ya cubrió los festivales que tenia comprometidos con buen éxito, y ahora le quedan las tres corridas en este mes de septiembre. Fermín no ha dejado de entrenar y está preparado para ratificar su doctorado.

Opinión / Columna
Notas taurinas 
Francisco Lazo 
8 de septiembre de 2011

  AMIGOS, el próximo sábado vamos a ver lidiar en la plaza Arroyo novillos de la legendaria ganadería guanajuatense de San Diego de los Padres, fundada en 1853 por D. Rafael Barbabosa Arzate en Toluca, Estado de México, con vacas y sementales criollos de San Diego de los Padres y de El Salitre, y actualmente es propiedad de D. José J. Marrón Cajiga. El cartel lo integran César Ibelles, Xavier Gallardo, Christian Verdín y Luis Eduardo Madrid, y el interés se cifra básicamente en el ganado a jugarse, pues proviene de una de las ganaderías más antiguas y acreditada de nuestro campo bravo. Su historia dice que fue criada con una mezcla de reses y sementales criollos y años después le agregaron sangre de los hatos españoles de Eduardo Ibarra y del Marques de Saltillo, y posteriormente le inyectaron simiente del hierro mexicano de D. Jesús Cabrera. El producto tuvo un mejoramiento en su lidia, cuando se asomaba ya en el toreo de México un nuevo estilo para torear, como decíamos hace días, lo que se ha comprobado a través del tiempo. Los ganaderos mexicanos comenzaron a hacer mezclas buscando lo que han conseguido en beneficio del toreo y en particular del arte, combinando lo que son dos extremos en el ganado, la bravura y la calidad, principales elementos en la fiesta de toros, dándole pulimento. Y para los que piensan que se restó atractivo al avance de la lidia, de las nuevas distancias cortas entre toro y toreros con sus arrebatos de temeridad alimentados por el valor, hay que ver la historia para encontrarnos que no fueron precisamente los astados, sino un bache en la aparición de nuevos artistas vestidos de luces. Y hay que reconocer que las tragedias no han desaparecido, pues muchos de los toreros exponen más que antaño al pisarle los terrenos al toro, aunque también hay que señalar que no dejan de aparecer los que huyen más que torean. San Diego de los Padres, pues, ha sido una ganadería muy reconocida por sus grandes triunfos logrados y la preferencia de las figuras del toreo, y como ejemplo tenemos a D. Rodolfo Gaona, quien lidió muchos encierros de tal vacada cosechando éxitos notables y constituyéndose en el diestro más distinguido de nuestra historia taurina. Y al mismo tiempo podemos decir que contamos con varios coletas jóvenes que, impulsados por su valor y buenas maneras, bien pueden darle un atractivo más a la fiesta universal. Así pues, estamos viendo que se incrementan las ganaderías que se esmeran por cuidar la raza de sus hatos, deseando que los novillos de San Diego de los Padres, a lidiarse el sábado en la plaza Arroyo de Tlalpan, hagan honor a su hierro y que los jóvenes alternantes puedan darle la lidia correspondiente. Se distinguen, entonces, en particular, las ganaderías mexicanas de renombre que parecían estar en el olvido pero que ahora recobran los puestos de honor que ocuparon en otros tiempos, cuando el toreo comenzó precisamente su renovación, respetando su imagen, bien armados, y no lo que se dice cómodos, para disculpar pretextos de los indecisos. Entonces, hay los elementos necesarios para la lidia de valor y arte, toros y novillos que pongan a prueba las posibilidades de los alternantes que deseen y tengan la decisión y facultades para ganar sitios elevados. y no se diga bolsas gordas de dinero. Y la monumental plaza México sigue su costumbre bastante plausible de dar oportunidad a todos aquellos que visten de luces, recuperando a la vez valores que por circunstancias adversas no han alcanzado el lugar que sus características les habían prometido. Para la octava novillada de su temporada se jugará un encierro de la ganadería guanajuatense de San Felipe Torresmochas, propiedad del reconocido ganadero D. José Murillo Alvírez, cuyos astados pondrán a prueba a tres jóvenes que provienen de un estado tan torero, los tlaxcaltecas Jaime Ruiz, Oscar Amador y Juan Pedro Moreno. Y allá, en la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, en su sexta novillada, se soltarán reses de la vacada neoleonesa de El Vergel, que habrán de estoquear Salvador López, Alberto Valente y el colombiano Santiago Gómez.Comentarios a flazo@esto.com.mx

 
 

VALLADOLID Dos orejas, tres Juli, una Talavante

Apoteosis de Manzanares

MÓNICA ALAEJOS

Valladolid (España) El Juli, José María Manzanares y Alejandro Talavante han abierto la puerta grande en el sexto festejo de la Virgen de  San Lorenzo después de repartirse siete orejas en un espectáculo de gran nivel artístico.  Manzanares toreó como los ángeles al natural al quinto, del que cortó dos orejas después de tener que ser atendido en la enfermería por un desvanecimiento. en su primer toro. El Juli volvió a demostrar su supremacía cortando tres orejas y Talavante no defraudó paeando una oreja de cada uno de su lote.

El Juli brilló en el quite por chicuelinas al primero. Inició el trasteo a pies juntos en el tercio para después ligar dos tandas largas por el pitón derecho de mayor calado. Al natural lo llevó siempre muy enganchado por abajo dejando que llegasen los instantes más importantes del trasteo. El toro colaboró con nobleza pero muy al límite de raza y fuerza. Intensísimo final por manoletinas pasándoselo muy cerca. Estocada trasera. Dos orejas.

Dobló las manos escandalosamente el cuarto y fue devuelto. Salió un sobrero del mismo hierro al que Juli saludó a la verónica con los riñones encajados y meciendo los vuelos con la mano baja. Clavó los pitones en la arena al ir al caballo y se descoordinó. También fue devuelto. El segundo sobrero era de Zalduendo y salió suelto de los lances. Juli lo toreó sobre las piernas para someter la embestida descompuesta. Poderoso y muy firme se impuso a la embestida desclasada atemperándolo a cada muletazo. Lo metió definitivamente en la muleta por el pitón derecho con una seguridad pasmosa y jugándose los muslos. Estocada entera y dos descabellos. Oreja.

El segundo no salió de los vuelos del capote y no dejó lucir a Manzanares. Después galopó y metió bien la cara en banderillas. Llegó a la muleta con las fuerzas justas y Manzanares le dio tiempos y le recetó tandas cortas por el pitón derecho por donde el toro hacia el avión pero al de pecho llegaba a duras penas. Al natural no pudo más que lograrlos de uno en uno, con mucha calidad. Pinchazo recibiendo y estocada recibiendo en los medios. Ovación con saludos tras petición de oreja.

Salió suelto de los lances y aunque lo midieron mucho en el caballo, se volteó al clavar un pitón en la arena con las consiguientes protestas del público por la falta de fuerzas. Se defendía en la muleta pero Manzanares toreó al natural como los ángeles, despacio, suave y roto. El secreto estuvo en los tiempos entre tandas porque después consiguió el mismo efecto con la mano derecha poniendo la plaza en pie. El toro sacó toda su calidad entregado en el quehacer del alicantino. Estocada en dos tiempos recibiendo en los medios. Dos orejas.

No hubo lucimiento de capa en el tercero. Talavante brindó al público el toro de su reaparición al que hilvanó una tanda a pies juntos por alto fuera de las rayas de picar sin enmendarse y cambiándoselo dos veces por la espalda. A partir de ahí poca historia más. El toro por el pitón derecho al tercer muletazo doblaba las manos y por el izquierdo a media altura salía desentendido de la muleta. Estocada entera. Oreja.

Lanceó a pies juntos Talavante al sexto y el toro repitió con pies. Rebrincado y también con las fuerzas justas, llegó a la muleta pero repitió por el derecho en los medios. Por el izquierdo le costaba más y el extremeño impuso firmeza en los parones a mitad de viaje sin enmendarse. El toro no descolgó nunca y el torero se ganó el favor del publico a base de raza y un auténtico arrimón. Oreja con petición de la segunda.

Plaza de toros de Valladolid. Sexto festejo de la Virgen de  San Lorenzo. Lleno aparente. Cinco toros de Victoriano del Río, y uno, sobrero bis, de Zalduendo, el cuarto aplaudido en el arrastre. El Juli, dos orejas y oreja; José María Manzanares, ovación con saludos tras petición de oreja y dos orejas; y Alejandro Talavante, oreja y oreja.

 

ALBACETE Corta dos orejas del quinto de la tarde

Jiménez no se duele

CARLOS GUTIÉRREZ

Albacete (España). César Jiménez ha cortado dos orejas del quinto toro de la tarde en Albacete, un toro colaborador de Luis Algarra con el que protagonizó los momentos más brillantes de la tarde. Enrique Ponce y Miguel Ángel Perera, que completaban el cartel, no tuvieron demasiadas opciones de brillar con sus respectivos lotes. Ambos saludaron una ovación. Se lidiaron toros de Román Sorando y Luis Algarra, de juego desigual, ante tres cuartos de plaza.

César Jiménez tuvo un oponente sobresaliente por ambos pitones, muy noble, muy fijo, con recorrido y repetición. La faena ha sido de buen tono pero quizás le faltó algo de emoción. Dos pinchazos antes de la estocada han dejado el premio en una ovación. El quinto ha sido un perfecto colaborador, muy templado, largo por los dos pitones, con recorrido y repitiendo al toque pero sin atosigar. El madrileño lo ha entendido muy bien y lo ha apurado en una faena de numerosas series largas y despaciosas, rubricadas con una excelente estocada. La plaza se ha entregado y le ha otorgado las dos orejas entre ovaciones y gritos de ¡torero, torero!.

Enrique Ponce
sorteó un toro de Algarra noblón y sin demasiada entrega, pero capaz de repetir cuando se le dejaba la muleta y se le atacaba por bajo. Tardó en meterlo en faena; cuando se lo ha propuesto ya había transcurrido buena parte del tiempo reglamentario, lo que ha lamentado al escuchar un aviso después de estocada casi entera y tres golpes de verduguillo. Ovación. No terminó de haber acople con el cuarto, que la tomaba a media altura y protestaba. También anduvo mal con la espada.

Miguel Ángel Perera
tuvo un enemigo gazapón y que le buscó los tobillos. Ninguno de los dos ha estado a gusto con lo que estaba ocurriendo. Tras una estocada de efecto rápido, silencio. El que ha cerrado plaza, un burraco de gran presencia, ha durado muy poquito, lo mínimo para calentar los tendidos en los primeros compases de faena; fue tocar la música y venirse abajo el de Algarra. Con dos pinchazos, estocada y un descabello, ovación.

Plaza de toros de Albacete. Segunda de Feria. Tres cuartos de entrada. Tres toros de Román Sorando y tres (1º, 5º y 6º) de Luis Algarra. Segundo y quinto de gran juego; tercero y cuarto con dificultades. Enrique Ponce, ovación tras aviso y pitos; César Jiménez, ovación y dos orejas y Miguel Ángel Perera, silencio y ovación.

 

ARLES Juan Leal, oreja, falló con la espada

López Simón lo borda

MUNDOTORO

Arles (España). López Simón ha salido en hombros de la plaza de toros de Arles tras cortar tres orejas y protagonizar una gran tarde con una buena novillada de Robert Margé que atrajo al coso arlesino a unas 3.000 personas. También Juan Leal ofreció una buena dimensión, aunque el fallo con la espada le privó de pasear más triunfo que una oreja. El tercer integrante del cartel, Javier Jiménez, se mostró muy dispuesto y aunque no consiguió que el público valorase su trabajo, dio una vuelta al ruedo.

López Simón
ha cosechado un gran triunfo en la primera de la Feria del Arroz. Muy cuajado, se las vio en primer lugar con un rajado ejemplar de Margé al que supo plantar cara en tablas y al que pasaportó con una buena estocada recibiendo. Fue premiado con una oreja. Su segundo fue posiblemente el mejor novillo de una buena novillada de Robert Margé y ahí se vio el oficio y las buenas maneras de López Simón, que cuajó ‘de pe a pa’ al excelente novillo. Logró las dos orejas.

Tambien Juan Leal rayó a gran altura en su presentación con caballos en Arles. Leal, el menos placeado de los tres, demostró en una plaza de primera el gran proyecto de torero que es. Toreó con temple y profundidad al buen tercero y aunque no remató correctamente con la espada, dio una vuelta al ruedo. Estuvo mejor todavía con su segundo, el más complicado de la tarde. El joven arlesino impuso su personalidad y su tremendo valor a un revoltoso novillo que se metía sobre ambas manos. Consiguió encarrilar las embestidas y mató de una buena estocada, cortando una oreja de mucho peso.

No fue entendida en su justa medida la labor de Javier Jiménez con el primero, un buen colaborador al que el sevillano toreó a gusto sobre ambas manos. Dio una vuelta al ruedo. Estuvo mucho tiempo frente a su segundo, pero no consiguió que el público arlesino valorase su faena.

Plaza de toros de Arles. Primera de la Feria del Arroz. Novillos de Robert Margé. Javier Jiménez, vuelta al ruedo tras aviso y silencio tras aviso; López Simón, oreja y dos orejas y Juan Leal, vuelta al ruedo y oreja.

SALAMANCA Ovación para Castaño y Bravo

Barrio, única oreja en el inicio de Feria

MUNDOTORO

Salamanca (España). Víctor Barrio cortó el único trofeo en la novillada que sirvió de arranque a la Feria de La Virgen de la Vega 2011. Se lidiaron novillos de Antonio Palla con escasa fuerza aunque manejables y bien presentados en su conjunto. Ángel Bravo saludó una ovación mientras que Castaño hizo lo propio con su segundo oponente.

Víctor Barrio se fue a portagayola a recibir a su primer oponente, un novillo de Palla con las fuerzas justas que el segoviano supo medir y cuidar. Faena notable y estocada que le sirvió para pasear la primera oreja de la tarde. Con el segundo, el novillero estuvo solvente ante un astado que transmitió poco, como poco transmitió la faena en su conjunto en los tendidos, aun así, el público premió la actitud del segoviano con una ovación.

Damián Castaño por su parte, estuvo valiente y asentado ante un primer novillo con pocas opciones. Sólo pudo tirar de oficio y disposición. Vio silenciada su actuación. Misma tónica la empleada el salmantino con el que hizo cuarto de la tarde, estuvo asentado y con oficio ante un novillo que fue noble aunque embistió en ocasiones con algo de brusquedad. 

Ángel Bravo marró con los aceros una notable actuación ante un novillo al que supo extraerle lo mejor por ambos pitones. El animal, aunque con la fuerza justa, tuvo nobleza y acometividad. Saludó una ovación. Manejable fue el que cerró plaza, con el que el salmantino también rayó a gran altura y con el que tampoco estuvo acertado con los aceros.

Plaza de Toros de Salamanca. Media entrada. Novillos de Antonio Palla, devuelto el 3º, sobrero también de Palla. Damián Castaño, silencio y ovación, Víctor Barrio, oreja y ovación y Ángel Bravo, ovación y silencio .

 

MÁS FESTEJOS Cornada de 15 cm en el muslo

Herido el banderillero José Muñoz Verdejo

NOVILLADAS CON PICADORES

Miranda del Castañar (Salamanca). Tres novillos de Jesús Esperabé y uno de El Puerto de San Lorenzo. José Manuel Sandín, dos orejas y dos orejas y Jesús Fernández, ovación y ovación.
Villa del Prado (Madrid). Cuatro novillos de Blanca Hervás y dos de Amparo Valdemoro (1º y 5º). Iván Abasolo, silencio y silencio; Raúl Rivera, oreja y oreja y Luis Gerpe, dos orejas y dos orejas.
Navamorcuende (Toledo). Novillos de María Cascón. El rejoneador Curro Bedoya, oreja y los novilleros El Nico, dos orejas y silencio y Miguel de Fernando, silencio y dos orejas. El banderillero José Muñoz Verdejo de la cuadrilla de el nico sufrió una cornada en la parte posterior del muslo derecho de 15 cm. y trayectoria descendente y fue trasladado al Hospital de Talavera de la Reina.
Trillo (Guadalajara). Novillos de Jandilla. Francisco Montiel, ovación y ovación; Antonio Puerta, ovación y ovación y Pablo Santana, ovación y dos orejas.
 
Morata de Tajuña (Madrid). Novillos de Garcigrande y uno de Zacarías Moreno (4º). Miguel de Pablo, silencio y silencio tras aviso; Milagros del Perú, oreja y silencio y Fernando Adrián, dos orejas y rabo y dos orejas. 

REJONES

Talaván (Cáceres). Novillos de Mari Carmen Valiente. Rubén Sánchez, dos orejas y rabo y dos orejas y rabo y Tomás Pinto, dos orejas y dos orejas.
Navaluenga (Ávila). Novillos de Macandro. Álvaro Montes, ovación y dos orejas y Francisco Palha, dos orejas y dos orejas y en colleras una oreja.
FESTIVALES

Santa María la Real de Nieva (Segovia). Novillos de Antonio San Román. Eugenio Pérez, dos orejas y ovación y Javier Herrero, dos orejas y oreja.
Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real). Novillos de Emilio Artalejo. Emilio de Justo, dos orejas; Miguel Ángel Cañas, dos orejas y los novilleros Rosana Toledo, dos orejas y Rubén Aaparicio, dos orejas. 
 
Castellar (Jaén). Novillos de Macandro, 2º premiado con la vuelta al ruedo. Torres Jerez, dos orejas, El Guejareño, dos orejas; Benjamín Gómez, dos orejas y Francisco Alonso, oreja.Baltanás (Palencia). Novillos de Ceferino Capilla. Fran Lobato, ovación; Domingo López Chaves, dos orejas; Javier Castaño, dos orejas; Carlos Doyague, dos orejas y Santiago Esplá, dos orejas.

 

 

Va por ti (y por mí)

Hay brindis que significan más que lo que se ve.  Más que un detalle,  una cortesía o una  muestra de amistad. Y en esos brindis que van más allá hay que inscribir el que ayer, en Valladolid, José Tomás realizó a Joaquín Ramos, su veedor de toros. Es, en gran parte, la intención de José Tomás, decirle a Ramos que lo está haciendo bien. Arrecian las críticas sobre el toro que toreo, pero te apoyo. Es una forma de reconocerle hechuras y buen tino al reseñar sus toros.  Pero hay más. El brindis es más.

Llega hasta el origen de la decisión de José Tomás, para reafirmarlas. Una forma de decir al público y medios en este susurro crítico a sus corridas, que su intención de no lidiar este año hierros como Garcigrande, Victoriano del Río o Núñez del Cuvillo es algo de lo que no se arrepiente porque sus razones tiene. Lo hecho, bien hecho está. El de Galapagar pocas veces da puntada sin hilo. Buen brindis de señor a quien bien le trabaja. Un buen brindis a sus propias decisiones.

VALLADOLID Sale de enfermería para matar al 5º

Manzanares, con fiebre, sufre un desvanecimiento

 

MÓNICA ALAEJOS

Valladolid (España) José María Manzanares ha sufrido un desvanecimiento como consecuencia del calor y de un proceso febril y ha pasado a la enfermería de la plaza de toros de Valladolid por su propio pie tras matar al segundo toro.

El diestro, que presenta algunas décimas de fiebre fruto de un catarro que padece, ha sufrido una desmineralización, por lo que los médicos han tenido que administrarle suero. Manzanares también tenía la tensión muy baja, aunque después de ser atendido en la enfermería, una vez repuesto, la abandonó y salió para matar al quinto, al que firmó un faenón.

ACTUALIDAD Tras la fuerte cornada de Málaga

Así torea Jiménez

MUNDOTORO

Madrid (España). Algunos preferirán no mirar. Otros nos acusarán de alimentar el morbo. Pero más allá de dañar sensibilidades o alimentar susceptibilidades, la herida con la que César Jiménez está toreando las últimas tres semanas es un alegato a la autenticidad de este espectáculo. Ni una queja, ni una excusa. Ni en Cuenca (donde toreó apenas quince horas después de ser herido en Málaga) ni en Bilbao, ni en Almería…ni en Navaluenga, donde ayer se llevó los titulares…pero por haber cortado cuatro orejas y un rabo.

Nadie o muy pocos conocían las condiciones en las que cada tarde hace el paseíllo el fuenlabreño, pero siempre habrá quien opte por desmitificar una profesión que a menudo habita bajo la sospecha del truco o la trampa antes de dar a sus protagonistas la categoría que merecen: la de héroes.

PROGRAMAS El sábado en La 2 Tendido Cero

Intenso y variado Tendido Cero

MUNDOTORO

Madrid (España). La feria de Valladolid ocupa parte del espacio, con especial referencia a la tarde del jueves, séptima de la temporada de José Tomás en un día en el que Manolo Sánchez se despidió de sus paisanos y Leandro repareció con éxito. Precisamente en “Se vio en TC” se recuerda la alternativa de Sánchez en 1992.

Dos vídeos musicales muestran lo mejor de la goyesca de Ronda y la faena más importante de la feria de Palencia, respectivamente. En un amplio reportaje que escuchan voces autorizadas que analizan la controvertida situación de la plaza de Málaga ante la llegada de un nuevo concurso de adjudicación. El toro “A’ corda” es una tradición que se vive en ese puente entre continentes que son Las Islas Azores. El Olé queda reservado a un toro y un torero, “Sucesor” de Alcurrucén indultado por David Mora en Aranjuez. Y la serie dedicada a El Viti se cierra con “la última lección”.

DE SOL Y SOMBRA

Voz de la Fiesta – Novilleros. Oscar Amador, la Fuerza de lo Inesperado.

Cambio de mano de Amador a “Figura” de Caparica en su debut profesional en 2009.

Introducción por Luis Cuesta.

Entrevista por Luis Eduardo Maya Lora.

La Temporada Chica continúa en México y la novillería prosigue su marcha. Hoy nos detenemos a escuchar la voz de Oscar Amador, una de las más intrigantes esquinas que forman el pentágono de los novilleros tlaxcaltecas que en una tierra de toros cuenta con cinco importantes prospectos, triunfadores en mayor o menor grado en la Plaza Monumental. Aquí dejamos la interesante charla que sostenemos con el próximo debutante que el domingo parte plaza en La México.

En una tierra en medio del fuego de volcanes se ubican más ganaderías de bravo más que en ninguna parte de nuestro país. El altiplano mexicano es proclive a eso. También al frío y al fruto de la tierra. Por supuesto, al culto a la muerte, el enigma de la bravura y el milagro del toreo.

Tlaxcala es tierra de toros, absolutamente. En un espacio pequeño sigue y seguirá, quiera Dios por siempre, la crianza del toro bravo. Ese fuego interior que hace al ganadero seguir a pesar de todo, ha fecundado tremendamente ahora como también ha sido siempre, tierra de toreros. Hoy cinco novilleros conforman un escenario prometedor para una de las potencias taurinas mexicanas. Todos ya se han presentado en La México de novilleros.

La historia de Oscar Amador mucho se parece a la de miles de jóvenes que buscan destacar en la profesión elegida en un país donde aún sigue pesando el padrino o las buenas recomendaciones y menos el mérito. El toreo no es la excepción, así es, es “el negocio que hemos elegido”.

Nuestro entrevistado lo sabe a carne abierta y aquí lo relata.

– DE SOL Y SOMBRA: Oscar, tu presencia en el toreo, desde tu llegada al escalafón novilleril mexicano ha sido muy fuerte. Se dice pronto pero debutaste y con un enorme triunfo en la Capital en 2009, ahora vuelves pero a la Plaza México, ¿Cómo te sientes?

– OSCAR AMADOR: Bien Lalo, gracias por la entrevista. Fíjate, ha sido pronto. Hace dos años fue mi debut como novillero en la Plaza Arroyo, corté dos orejas a un novillo de Caparica novillada que también debutaba y sí, el próximo domingo me presento en México, la plaza más importante de Latinoamérica. Todos soñamos con pisar esa Plaza. No ha sido sencillo, Dios sabe porque en este momento y en qué condiciones, todo eso se pondrá de manifiesto el domingo en la Plaza.

– DSyS: Dices que lo sueñan todos, tú también. Pero, dinos, del sueño a la realidad, a pesar de las novilladas que te gustaría tener en el cuerpo y que en este momento no se tienen, ¿Cómo lo estás afrontando?

– OA: Bueno, tenía la ilusión de que fueran en las primeras novilladas. Era una ilusión, guajira quizá, cuando de pronto le pesa a uno estar en el banquillo cuando ves que a otros ponen y uno sin estar anunciado, esa espera como torero te hace pensar mil cosas, hasta que no te van a poner pero estoy tranquilo. Hoy le das vuelta a la pelota, te acuerdas cuando te quedas parado, son muchos los sentimientos agolpados, hasta uno cree que se ha equivocado en todo, pero ya estoy ahí. Dependerá en buena parte de mí decidir qué pasará, influir sobre qué el lado en que caerá la moneda. En esto el toro te pone en tú lugar y yo el domingo voy por el mío que es lograr un sitio importante en la Fiesta.

– DSyS: Siempre he tenido la impresión que Oscar Amador es un novillero que tiene la moneda y la puede cambiar. Lo que dices es interesante, a veces en México no haces lo que quieres sino los que se puede y hay que tener la mentalidad suficiente para poder afrontar lo adverso, dentro y fuera, como es tu caso. Pero la afición te va a exigir y fuerte dentro de  ese destino que tienes trazado.

– OA: Se que soy un novillero que en México quizá tengo un poco más de cartel por su paso por las cercanías de la capital y por las plazas de su periferia en que he toreado. Es un compromiso, por ello, más fuerte. La gente no va a aceptar menos de lo que he podido demostrar, va a exigir y eso es bueno, de eso se trata porque se trata de subir, de no estancarse, de ser mejor cada día. Muchas veces he leído que ser torero es no cambiarse por nadie y en este momento no me cambio ni por José Tomás ni por nadie. Soy Oscar Amador y quiero hacer mi historia, quiero forjar mi destino.

– DSyS: Bueno, ¿Y quién es Oscar Amador? Sé que en tú familia hay mucha afición, pero ¿Cómo te da por el torero?

– OA: Mi historia es curiosa. Yo me crio con mis abuelos maternos, Eulalia Ruíz y Amador Vázquez. Mis padres trabajaban y ellos dijeron “Ni modo, a jalar con él”, dos personas maravillosas a las que quiero muchísimo y cada que había toros mi abuelo jalaba conmigo, toros, novilladas acá y allá. Mi abuelo es el culpable de que germinará en mí la afición y el querer ser torero. De siempre tenía la ilusión de serlo, tenía mi capotito y toreaba a mi perro. Pero llega el momento de tomar la decisión. A los dieciséis, no me importa lo que piensen o si quieren, decía, yo voy a ser torero.

– DSyS: ¿No querían?

– OA: Primero todos decían que sí y que a la primera revolcada se me acabaría la afición. Llevo dos cornadas, muchas revolcadas y muchos nocauts pero sigo y cada vez que veo las de espejo o siento los golpes de los toros, cada que siento los muletazos o los lances me convenzo que esto es lo mío. Cada cicatriz la veo como una batalla ya sea ganada o perdida, pero siempre bien aprendida.

– DSyS: ¿Debutas a los dieciséis?

– OA: No. Estuve preparándome año y medio, casi dos entrenándome antes de mi debut. Maté diez o doce novillos antes de Arroyo. Me presento el quince de agosto de dos mil nueve en Arroyo.

– DSyS: Buen día. Sábado, recuerdo.

– OA: Sí, es un día muy torero, lo recordé porque este año cayó en lunes ese aniversario. En ese momento mi horizonte no era claro.

– DSyS: Pero te encontraste un buen novillo de Caparica y hubo revuelo. Recuerdo bien tu debut, el triunfo, incluso te entreviste estando aún en radio. Tuvo muchísima fuerza, como tú toreo, platícame un poco esa experiencia.

– OA: No sabes que complicado fue. No dormía, me daba vueltas la cabeza, pensaba muchas cosas y también sentía que iba que pasar algo importante. Muchos me decían que había mucho riesgo, que Arroyo es la capital, que no es tan fácil, que hay que llegar preparado, que cómo me sentía, que debutara en otro lado luego llegar acá. Siempre dije que físicamente y mentalmente estoy listo. Siempre al dormir y levantarme pienso en torear y triunfar. A lo mejor, les decía, me verán verde pero Arroyo es lo que hay y yo no tengo ni voy a pagar por torear, yo quiero comer de esto y no pagar por hacerlo. Tengo que ir, decía. Vi los novillos un día antes y justamente ese novillo “Figura” número 87, con 392, lo vi y no me gustaba, como que desentonaba. Y ya sabes, “Ni digas, que ese te va a tocar” Pero sentía que desentonaba.

– DSyS: ¿Pero desentonaba para abajo o para arriba?

– OA: Yo creo que para arriba, pase mucha tela ese día. Solo Dios sabe, me fueron a decir que era el que no me gustó. Ni modo no hay de otra, alguien decía que hay que asumir los dictámenes del toro. Y si toca arrimarte o torear no hay de otra. Así lo asumí.

– DSyS: Tú entorno qué opinaba.

– OA: Me decían que buscara dejar algo, iban con la preocupación del debut, pensaban que sería una toma de contacto y ya después volveríamos un año más tarde. Yo pensaba lo contrario, si estoy aquí es porque puedo. Es más, cuando vi que (Paulo) Campero corta la oreja al tercero dije, “¿Qué tiene él que no tenga yo?” Pues aquí va y es por lo que yo más quiero. Y siento que ese día di ese pequño paso adelante que hay entre el titubeo y el atrevimiento. Siempre dar el paso adelante, aún sin saber que vas a pisar es mejor que quedarte en la medianía.

– DSyS: Ya ahí se te había olvidado que el novillo no te gustaba.

 – OA: (Risas) Se me olvidó todo. Un momento en que me quedé absorto. Fue una tarde tan soñada que superó mis expectativas. No escuchaba nada, ni atendía a nada solo a torear. Ahora me doy cuenta de que la Fiesta no es solo esa parte bella, hay muchas partes duras, no sacrificio porque eso es lo que haces sin que te guste, un tanto a fuerza. Eso lo sentí un año después, cuando vi que en aquel debut, aquella dadiva divina del 2009, en 2010 me di cuenta tras la cornada en Arroyo que a pesar de que también salí con dos orejas, idéntico resultado, al ver mi carne abierta reflexionas hasta saber que esto es así o más duro. Y claro, no me cambio por nadie.

Nuestro personaje tiene un debut muy exitoso, pero como siempre en estos casos. Pocos se fijan, los que no deberían hacerlo, evaden a los novilleros para que no les presionen ni les pongan.

En esta historia taurina tlaxcalteca hay un detalle que no pasa inadvertido. A muy temprana edad Oscar Amador enfrentó la pérdida de su señora madre. Tiempo después tras el triunfo taurino vino la dureza familiar de perder no hace mucho a su padre. Cosas de la vida, a veces duelen más las cornadas fuera del ruedo.

– DSyS: Yo tengo un buen recuerdo de ese toro de Autrique, me tocó reseñar en radio esa faena. Pero Oscar, pasa todo un año después del triunfo del debut, ¿Qué pasó con el torero?

– OA: Ese dos mil nueve triunfé, fue bonito. Pero en noviembre mi papá enferma. El 2010 lo empecé fatal personalmente. Incluso dejé todo por atender a mi padre hasta el último día que estuvo por nosotros. Muy difícil, dejé de entrenar. Incluso eché abajo fechas, me olvidé del torero porque no había cosa más importante que lo de mi padre. Me tomé un tiempo tras la partida de mi papá. Cuando medito pienso hablo con mis padres y hubo un momento que me comencé a recuperar interiormente y regresé a entrenar con más fuerza, eso sí sin torear. Solo estaba segura la inaugural de Arroyo. Nada para Oscar Amador, más que el 17 de Junio con Malpaso.

-DSyS: Casi nada, ganadería no fácil.

OA: Sí y ni modo, otra vez a remontar sin respiro. Brindé los que me apoyaron en lo más duro diciendo que solo me podía agradecer saliendo triunfador otra vez de la Temporada. Corté ese día una oreja y me pusieron con la de De Haro. Me decían que como regresaba con Haro que por dura y exigente, que no estaba listo, que había que regresar con otra cosa. Pero, de entrada, yo quería lidiar Haro por lo que me une a esa casa que afortunadamente me han permitido conocer. Me salió “Albricias”, un toro tremendamente enrazado, pasé mucho miedo. Lo pinché, perdí dos orejas, siento yo. Pero ese “Albricias” me enseñó mucho, a templarme, a serenarme y a no caer a la fiereza del toro.

Ahora creo que fue bueno haberlo pinchado me dictó más ese fracaso que otros tantos triunfos. Ese toro fue un parte aguas. Yo sabía que personalmente la vida no es fácil, pero ese me hizo ver por completo que taurinamente es igual que la vida cotidiana, que soy torero siempre y debo cultivarlo como una planta y ser constante y pensar en los toros sin más, ni cerrarme las puertas siendo fiel a mí mismo y a mi concepto que es lo que me ha sacado adelante. Tu narraste, después, a “Victorioso” de Autrique.

-DSyS: Bueno, sí. ¿Pero Habías toreado algo antes?

OA: Nada. Muy poco.

-DSyS: Te lo pregunto porque Autrique no fue sencillo ese día de “Victorioso”. Me acuerdo que ese día en la transmisión el Bardo de la Taurina, colaborador de este portal, nos decía: “A ver si nos vamos con una alegría”. Y de pronto llegó lo que no esperábamos ¿Qué sensación tuviste y que lección te dio “Victorioso”?.

OA: Ese novillo me enseñó a pensar. El novillo siendo bueno pero tenía todo muy justo. Me pasé de faena y me dejó la cornada. Ahí noté que no todo puede ser romper y pegar pases, sino torear lo que se tenga, lo que se haga se haga bien, sin imitar despertando en uno lo que uno busca, yo en mi caso, profundidad. Esa tarde alternaba con (Antonio) Galindo también de Tlaxcala y el triunfo vino.

-DSyS: ¿Y qué? ¿Hay pique?

OA: Claro y más esa tarde. Claro que hay rivalidad. Yo estaba metido en mi mundo, pero pensando en el toro y en arrear. Ese día pensaba en borrarla en donde me la pintaran. Antonio dio vuelta con un toro con guasa no fácil. Eso es un acicate, además el encierro no fue deslumbrante, claro que “Victorioso” exigió mucho, con clase, pero se reservaba y me pedía mucha exactitud, o aproveché.

-DSyS: Segundo año y triunfador de Arroyo, tres orejas. ¿Se abrieron algunas puertas?

OA: Fui a la Feria de Tlaxcala en sustitución y corté dos orejas alternando con Angelino y Galindo. Salgo a hombros de la Plaza en la que me voy en las tardes en que debiera estar en la escuela, debajo del campanario y donde pienso y sueño. Antes soñaba con la salida a hombros y así fue. Maté otro festival y proseguía entrenando. Yo sabía que acabando Arroyo mi meta sería, tras operarme, el siguiente nivel, mi mente desde ese momento firmemente estaba en este próximo domingo.

Ahora este año empezó tranquilo, fui a Autlán a la sierra del sur de Jalisco, abrí el año con una novillada de Puerta Grande muy complicada. Comencé el año pensando en superarme y corté una oreja, la única. Fui a Texcoco, ahí nos vimos, tú sabes lo difícil que es con ese viento y el toro que me tocó, un piedras antiguo. Me levanté de la voltereta y me llevé la única oreja de novilleros. Doce novillos lidiados y solo yo levanté la mano. Eso me dio gusto. Fui a Aguascalientes, a la San Marcos, una plaza difícil por lo localista.

-DSyS: Y Oscar, además a los tlaxcaltecas les aprietan más. Galindo corneado y Jaime Ruiz silenciado.

OA: Cierto. Es verdad, siento que ese día estando bien hubo menos recepción, sobre todo en mi primer todo. Eso enseña mucho y ni modo, pa´delante.

-DSyS: Hay una novillada difícil para ti, la de Puebla.

OA: Viernes trece, se me despitorra un toro y se corrió turno. El de El Rocío, muy difícil  me apuntaba al pecho, se metieron conmigo por una necedad de querer pegar pases donde no los había, en un error mío. El sexto fue uno de San Marcos llamado “Cuco”. Era mi única opción, más porque la Plaza de Puebla es muy importante en la región y con los alternantes David Aguilar y Garza Gaona por delante. El toro no fue sencillo pero tenía emoción, el puntillero me lo levantó pero hubo una oreja y una cornada. Difícil porque tuve fiebre y una semana muy incómoda. Reaparecí en una localidad aquí en Tlaxcala con la pierna blanda pero sentí que no me faltó el valor, lo mismo en otra novillada difícil de Rancho Seco. Me dio confianza de poderle al toro pero me encontré con el Nuevo Progreso.

-DSyS: Oye, pero antes de todo esto te encontraste un De Haro al que toreas tremendamente. Te lo digo porque muchos que no creían en Amador ese día hablan y hasta hoy no paran.

OA: Sí, en un Congreso de Veterinarios. Haro me gusta mucho no es sencillo pero he encontrado su ritmo. Me ha ido bien pues me gusta cuando repiten en el capote, es una sensación distinta, siguen el engaño con ganas de tomarlo primero, me encanta ese ganado te brinda sentimientos preciosos.

-DSyS: ¿Dura es Guadalajara?

OA: Sí, es una de las más serias que puedes encontrar les gusta la verdad, reconocen y saben. Si se meten contigo es en serio, es de verdad, son duros. Nunca creo que algún novillero debute ahí. Cuando se va a Guadalajara es porque estás seguro y preparado.

-DSyS: Pero ha habido cosas buenas.

OA: Sí hay cosas buenas pero también las hubo malas y las he estado analizando. Me presenté hace ocho días con una novillada de Santoyo y me salió que me pidió un carnet que no tengo aún, el de matador de toros. Un toro bravo, con genio y me acuerdo mucho lo que algún día tú me decías, que del genio a la bravura hay el mismo pasito que de la nobleza a la mansedumbre, éste rozaba en ese intermedio entre bravura y genio. No se me dieron las cosas, a pesar de que estuve dispuesto, sentí que no le pude, me sonaron avisos y la plaza encima. Abajo estás solo y duelen las cosas y la rechifla de la gente. Súmale el arrastre lento. Sentí por primera vez que enteramente se me fue el toro.

-DSyS: Además llovió.

OA: Un escenario distinto, incluso en el día platicaba con Raúl Alducin y le dije hoy va llover. Dicho y hecho, primero la rechifla y luego el agua. Pero la Fiesta es tan grandiosa que me dio el lapso de dos toros para yo responderme o por lo menos afianzar mi deseo. Me di cuenta de que aquí era mi prueba definitiva, si le podía a la bronca, el reto de saber si me imponía a todo. Salió el quinto llamado “Gitano”, en cuanto lo anunciaron cayeron las primeras gotas. Se patinaba el toro, me puse muy de verdad y el cielo se caía. Es muy incierto torear con agua pero honestamente me salió el amor propio, me entregué completamente.

-DSyS: Contradictorio todo.

OA: Sí, el agua, una sensación difícil y bonita a la vez. Le metí la espada y se suspendió la novillada, con la oreja en la mano me sentí que pasé del infierno a la gloria. Imagínate hubo quien me dijo, me empapé contigo, vales la pena. Siento que les convencí y que no salí con la barbilla metida en el pecho. Es tremendo.

-DSyS: Y ahora México, donde parece haber un cristal, más con los novilleros, donde todo se trasluce, es difícil engañar. Después de lo de Guadalajara, llega la prueba máxima, ¿Cuál es tu perspectiva después de toda esta historia?

OA: Me siento bien con seguridad, consciente de lo que es la Plaza México y sus reacciones, todas legítimas. Me preparo muy a conciencia, he leído sobre asumir retos y desafíos y su diferencia con la bendición o maldición. Los guerreros he visto que asumen los primeros. Yo me presentaré siendo fiel a un concepto que puede tener la fuerza de lo inesperado. De algo estoy seguro, no me voy a traicionar y espero convenza para sacar fuerzas y seguir siendo fiel a mis bases.

-DSyS: Y además el cartel es interesante. Alternarás con Jaime Ruiz, un compañero tuyo de siempre.

OA: Sí, es curioso además un gran amigo mío. Cuando debutó en México yo debuté de novillero y ahora nos presentamos ambos en esa plaza alternando. Se que Jaime saldrá por todos a arrear y yo también.

-DSyS: Cinco nombres importantes hay de novilleros tlaxcaltecas. Desde Sergio Flores, Angelino de Arriaga, Jaime Ruiz, Antonio Galindo y Oscar Amador. En Aguascalientes hay prospectos y presumen mucho de ellos, pero ustedes vienen de un lugar donde es mucho más difícil caminar, por la razón que quieras, donde el frío cala tanto como allá y donde el toro sale más difícil. ¿Qué significa no son solo cinco ilusiones?

OA: Se trata de generar pasiones y rivalidad. Como no queremos todos ser figuras y hablarles de frente a todos, incluso a los más grandes no solo por los de aquí.

-DSyS: Sí, lo sé. Pero qué importante es que en una tierra de ganaderías tienen y puedan caber cinco novilleros donde a pesar de que su visión debe ser global llama la atención que en un Estado donde ser y lograr algo es más difícil, por la razón que sea, da mucho gusto que se den situaciones así, ojalá y el futuro sea con el toro por delante y más si es tlaxcalteca.

OA: Claro eso puede ser precioso, ojalá porque el toro de acá no perdona a nadie. Yo, puesto y dispuesto cuando sea.

DE SOL Y SOMBRA: ¿Que le puedes decir a los que te van a ver el domingo a La México?

OSCAR AMADOR: Pues que van a saber quién soy yo quiero que sepan cual es mi convicción que me he ganado mi lugar pues cada tarde ha costad mucho y dejar todo. Que no me quiero solo salir a morir porque lo que quiero es torear y triunfar, que pase lo que pase quiero que se hable fuerte de mi toreo. Yo creo que lo grandioso de ser torero es que en quince minutos puedes lograr sacar lo que te ha costado tantos años.

Siempre ser torero es el más difícil de todos los caminos. Ese sendero ha elegido Oscar Amador que se presenta este domingo en la Plaza México, una historia dura que nos muestra que la raza de los que aspiran a ser a pesar del riesgo de quedarse en la medianía.

La suerte está echada y la Plaza México será el tapete donde se juegue la partida, la que Amador ha esperado jugar desde hace tanto tiempo. Mucho esfuerzo que se concentra en una sola tarde. Así ha sido la historia.

Twitter: @LuisCuesta_; @CaballoNegroII.

Edición de Fotografía: @ColorJay; @HFilmsDigital

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: