noticias taurinas 23junio2011

23 Jun

Respalda Flores a Badillo

Texto y foto: Juan Manuel Calderón / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 23 de Junio del 2011

El novillero Édgar Badillo fue recibido por el alcalde de Guadalupe Rafael Flores para felicitarlo y motivarlo por los logros y triunfos que ha alcanzado en su corta carrera en el difícil arte de los toros.
El edil de la Villa abrió las puertas de su despacho para recibir a Édgar, quien acompañado de sus padres Gerardo Badillo y Martha Incháurregui, agradeció al funcionario la invitación personal que le hizo.
En su mensaje Flores Mendoza dijo al novillero “me da mucho gusto y me siento emocionado que un jovencito como tú esté alternando ya con los mejores novilleros de México”.
“No sé si antes que tú, haya habido otros jóvenes guadalupenses que gustaran por la toreada, si fue así, que bueno. Quiero decirte que me he dado cuenta por la prensa escrita local y nacional de los triunfos que has alcanzado”.
“Por ello, te pido que sigas siendo ejemplo para la juventud de tu tierra y que ojalá muy pronto se veamos ya convertido en matador de toros. Todo depende de tí”.
Finalmente, Rafael Flores le prometió que en su próximo actuación, en la plaza que sea “ahí estaré presente para echarte porras”.
Badillo es contemplado para tener actividad en el serial de novilleros que se realizará previo al serial taurino de la Feria Nacional de Zacatecas.
El novillero de Guadalupe podría ser invitado para participar por parte de la empresa Zacatecas, Tierra de Toros en alguno de los festejos que comenzarán en el mes de agosto.
Badillo aseguró sentirse listo para afrontar el compromiso.

Toros

JORGE Sotelo, en intensa preparación.
23 de junio de 2011
Monte Caldera, con miras en la México
PREPARA NOVILLADA Y CORRIDA
LA ganadería de Monte Caldera, antes Gómez Valle, propiedad de Francisco Aldrete y Jorge Gómez Valle, ya alistan dos encierros para la Plaza México, una de novillos y otra de toros, ya que su mira está puesta en lidiar uno de cada estos dos encierros en la temporada de novilladas y el otro en la temporada grande del coso capital.Monte Caldera, con pie de simiente de Luis Felipe Ordaz y Guanamé, cuenta con 140 vientres y ocho sementales, divididos en 6 empadres.BUENA TIENTAMientras, los ganaderos tuvieron en su dehesa al matador de toros Jorge Sotelo, a quien le obsequiaron la bravura de dos becerras, la primera siendo mejor que la otra; también se lidió un novillo que tuvo bravura y exigió al diestro. Sotelo, quien es otro de los toreros que no deja de entrenar en el campo bravo, se desenvolvió adecuadamente, mostró sitio y recetó la lidia que le pidieron sus ponentes; dejó complacidos a los ganaderos, quienes ya lo ven como un torero de casa.Jorge Sotelo se alista para torear el próximo sábado en Huamantla, Tlaxcala, en un cartel muy bonito que completa José Luis Angelino y Jerónimo, con toros de Tenexac. (MAG)
Toros

MARIO Aguilar.
23 de junio de 2011
Mario Aguilar se pone al punto
LO MISMO QUE “ZAPATA” Y ANGELINO
MIENTRAS que la actividad taurina en cosos de México se reanuda por completo, las ganaderías son el refugio ideal para los toreros, novilleros y matadores, ya que son los lugares donde practican y mejoran sus habilidades frente a becerras de tienta, o bien, ante novillos y toros que estoquean a puertas cerradas.Uno de los que no descuida dicha preparación es el matador Mario Aguilar, que esta vez estuvo en la dehesa de Los Encinos, propiedad de Eduardo Martínez Urquidi. Ahí también estuvo uno de los novilleros más destacados de la baraja novilleril, Angelino de Arriaga, conocido ya en ruedos europeos.De las cuatro vacas que se tentaron, tres fueron aprobadas por sus cualidades, mientras que una se la llevó el carnicero.Aguilar, de Aguascalientes, continúa puliendo sus formas y estilo, destacando ante las vacas por el lado natural, dejando ver reposo y pases largos, de calidad. Mario toreará el próximo domingo en Papantla, Veracruz.Angelino, de Tlaxcala, sigue creciendo, prueba de ello es el oficio que ha adquirido tanto en cosos europeos como en los mexicanos; se gustó por el lado derecho, imprimiendo sabor a sus faenas de campo.”EL ZAPATA”, EN ESPAÑA

Y allá, del otro lado del Atlántico, el matador Uriel Moreno “El Zapata” realizó labores de tienta en la ganadería de Miranda de Pericalvo, ubicada en la provincia de Salamanca. Ahí el diestro tlaxcalteca estuvo se dio gusto enfrentando el encaste español, al que cada vez se acopla mejor. (MAG)

Toros

PEPE Murillo.
23 de junio de 2011
Pepe Murillo dice adiós
EN TLAQUEPAQUE
LA plaza de toros del Centenario, de Tlaquepaque, Jalisco, con motivo de las Fiestas de Junio, celebrará dos corridas de toros y dos festivales taurinos, del 25 de junio al 16 de julio, donde habrá de decir adiós de los ruedos el veteranos diestro Pepe Murillo.Para este sábado se llevará a cabo el quinto Congreso Internacional de Aficionados Prácticos, con un festival taurino.El 2 de julio, corrida de toros con Paco Dóddoli, Pepe Murillo (hijo) y Jorge Sotelo, en concurso de ganaderías.Y para el 16 de julio, despedida de Pepe Murillo, quien alternará con Manolo Mejía y Pepe Murillo hijo, ante ganado de Cerro Viejo.Cabe destacar que en este festejo, los Murillo ofrecen la cortesía de mil boletos para damas, en tendido de sol y bebida a todos en tendido de sombra, para de esta forma promover y difundir la fiesta brava. (MAG)
Toros
23 de junio de 2011
Los Forcados Queretanos
SE PRESENTAN EL 2 DE JULIO EN MONTIJO
EL Grupo de Forcados Queretanos hará su presentación en Portugal, este próximo 2 de julio en las fiestas de San Pedro, en Montijo. Es la primera vez que en sus casi treinta años de existencia el grupo de valientes toreará en la cuna del arte de pegar toros, lo cual las llena de orgullo y compromiso, ya que es el mayor logro que han conseguido en su historia.”No sólo tenemos el compromiso de representar a Querétaro afirmó el grupo- sino de poner en alto el nombre de México en tierras lusitanas”, señalaron.
Opinión / Columna
Notas taurinas 
Francisco Lazo 
23 de junio de 2011

  AMIGOS, grato resulta recordar la primera vez que en nuestro México se jugaron toros, aquel 24 de junio de 1526, donde nació la afición por la práctica española de lo que ahora son las corridas con ganado bravo y que tanto se ha profundizado en el ánimo de nuestro pueblo, pues reúne gestos temerarios en todo su desarrollo como lo registra la historia. Han sido incontables los hechos aguerridos de valor indomable hasta crear con bizarría una nación propia que ha enfrentado múltiples adversidades pero que las ha solventado con denuedo. Entre sus prácticas y esparcimientos hizo suya la fiesta de toros donde sus hijos se juegan la vida alegremente frente a un animal bravo y agresivo como lo es el ganado de lidia que siendo ideal en su carácter desfogan sus temeridades además de poder hacer arte, pues les provee de elementos para poder lograrlo tanto como practicantes como espectadores. Entonces se creó lo que nos dicen las crónicas que llegó a ser un rito pagano que estimulaba el valor y la decisión para alcanzar satisfacciones materiales y espirituales que son necesarias para un mejor desenvolvimiento físico y anímico, burlando temerariamente las embestidas del fiero animal. Hay bellas pinturas y esculturas que reproducen esas manifestaciones que parecen ser los primeros pasos del toreo, el amanecer de una de tantas exposiciones que inspiró a la fiesta taurina. Y en la actualidad y a la vista de tan hermosas obras artísticas de un pasado remoto aparecen también féminas que se visten de luces y le salen al toro para torearles como seguramente deben haberlo hecho aquellas toreras de un ayer brillante. Lógicamente tuvieron un atuendo de acuerdo a su condición de mujeres el que se fue modificando hasta ser definitivamente igual que el de los toreros. Y también las hay valientes como Hilda Tenorio, quien precisamente en estos momentos se recupera de los efectos de una vieja lesión en una rodilla sin que le haya hecho mella a su valor inquebrantable. México ha tenido un elevado número de toreras valerosas como se ha hecho notar en otras ocasiones y que suman fácilmente unas cien que han llamado la atención al llegar a ser estrellas en la fiesta de toros. Hay varias que se distinguieron notablemente como en el presente lo han logrado la mencionada michoacana Hilda Tenorio y la yucateca Lupita López por su intrepidez y del ayer hubo una Luz Hernández quien hizo la suerte de ” Don Tancredo” que consiste en pararse en un pedestal en el centro del ruedo y vestida de blanco esperar la embestida del toro el que al ver que no se mueve lo que tiene enfrente lo esquiva y el público suspira de alivio cuando la torera sale ilesa de tan comprometido lance al igual que los toreros más decididos. Pero volviendo al principio de estas notas el toreo ha evolucionado notablemente, en particular el mexicano que ha creado un estilo variado y artístico que no se parece a ninguno otro con una inclinación que le ha dado riqueza a la lidia, pues no se sujeta únicamente a los pases tradicionales, ya que pone en práctica la inventiva lo que es invaluable el dar rienda suelta a la inspiración. Como es sabido nuestro toreo está saliendo de un momento pálido como todo el universal que había caído en una rutina que no les favorecía pero todos los de México, España, Francia y Sudamérica están decididos no solo a salir totalmente de esa oscuridad sino que le están dando brillo con la recuperación, pues vuelven a entusiasmar a los grandes públicos. Se avizora pues una nueva época en la que seguramente podrá establecerse una competencia apasionante entre todos los países que ejercitan la fiesta de toros, muy especialmente por el surgimiento de nuevos coletas que se inician desde muy temprana edad siendo todavía niños y quienes se van desarrollando como novilleros y jóvenes matadores de toros para refrescar la lidia y renovar el cuadro artístico. Y sobre todo hay ganaderías que apuestan por la bravura del toro criando reses que producen largas y emocionantes faenas, poniendo a prueba a los aspirantes a figuras del toreo. Decíamos pues que va animándose nuevamente el espectáculo con el surgimiento de promesas y realidades que han ido apareciendo poco a poco y con los destacados que aún quedan, nos hace pensar que pronto se nutrirá con un elenco valioso.

Y todos salieron a hombros

En la cuarta corrida del abono del Corpus
23/06/2011
“El Juli”, “El Fandi” y Enrique Ponce brindaron ayer un gran recital de toreo en Granada por lo que salieron a hombros (EFE)

Granada/EFE
Enrique Ponce, Julián López “El Juli” y David Fandila “El Fandi”, junto con el mayoral de Torrehandilla, salieron a hombros por la puerta grande de la plaza de toros de Granada en la cuarta corrida del abono del Corpus.
Enrique Ponce, silencio y dos orejas tras aviso.
Julián López “El Juli”, dos orejas y dos orejas.
David Fandila “El Fandi”, oreja y oreja.
Casi tres cuartos de entrada en una tarde calurosa. Antes de comenzar el festejo se entregó un capote al Granada Club de Futbol.
Enrique Ponce hizo una faena de circunstancias ante el blando y desrazado primero, al que probó por alto sin ninguna emoción, pese a sus recursos. Inventó la faena del rajado cuarto al que fue metiendo en la muleta a base de técnica y aprovechando la querencia del toro.
“El Juli” realizó una faena muy medida a su primero, un toro con transmisión y al que dio tiempo y distancia para ligar las tandas y torear con cadencia y temple. Muy seguro y dominador en el quinto, aunque un toro de clara embestida al que toreó con temple y gusto y exprimió su embestida.
“El Fandi” probó por ambos pitones al tercero, un toro desrazado que protestó por arriba y deslució pese al enorme esfuerzo del diestro. Faena muy variada y de recurso al sexto, al que dominó y templó con tandas ligadas. En banderillas poderosos y dominador en sus dos toros.

Una tienta de lujo

Mario Aguilar está puesto
23/06/2011
Mario Aguilar realizando labores de tienta en la dehesa de Los Encinos (Hidrocálido)

El joven diestro HIDROCALIDO Mario Aguilar, estuvo de lleno en el campo realizando labores de tienta en la dehesa de Los Encinos, propiedad del Lic. Eduardo Martínez Urquidi, quien brindó la bravura de cuatro de sus vacas para este joven matador y para el novillero Angelino de Arriaga, vacas que destacaron al caballo y por ser buenas para el torero, siendo aprobadas tres para quedarse en la ganadería como vientres.
Aguilar ha gustado en el toreo al natural mostrando reposo en cada uno de los muletazos que fueron de trazo largo y gran calidad, con una de las vacas realizó el toreo en redondo donde estos muletazos fueron jaleados fuertemente por los invitados del ganadero.
Mario ha estado preparándose fuertemente para el próximo compromiso en Papantla, Ver., el domingo en donde lidiará toros de Jorge Hernández Andrés con el rejoneador Rodrigo Santos, alternando con Octavio García “El Payo”.

TOROS

De Purísima y Oro

Lo más natural del mundo

Por: José Antonio Luna Alarcón.Foto: Alberto Raúl Macías

Puebla, Pue., miércoles 22 de junio del año 2011.- Pues les platico la leyenda. Vale la pena. Para los que leen esta columna en otras partes del mundo, déjenme decirles que la ciudad en la que el firmante vive, desde su fundación se llama Puebla de los Ángeles. Eso, merced a un relato según el cual fueron ellos, los espíritus celestes creados, los que trazaron las calles. Hace casi quinientos años, mediante un sueño comunicaron el plano arquitectónico al obispo Fray Julián Garcés, con el fin de que el cura se pusiera las pilas e hiciera las cosas en orden. Y así fue, salvo un pequeño detalle. No sabemos si por falta de afición, o porque en 1531 era en la plaza pública donde se celebraban las corridas de toros, pero a los ángeles o al fraile, alguien tiene que ser culpable, se les olvidó considerar el sitio donde debía erigirse la plaza de toros. A través de la historia, la desafortunada omisión ha llevado a los aficionados que habitan esta ciudad de un edificio taurino a otro. De la Plaza del Paseo a la del Toreo. Luego, a la del Ingeniero Coca, a Las Brisas (estas dos ya fuera de la urbe), y, como si la ciudad angelina fuera un pueblucho, a las plazas desmontables. Por fin, a un lado de las instalaciones de la feria, se construyó El Relicario, que es un engendro de plaza portátil con fachada. Pues nada, que ahora el coso estorba y hay planes de derruirlo antes de que se caiga sólo y levantar una plaza nueva en algún otro lado. Algunos enterados, de los que nunca faltan, comentan que el sitio será en casa de Judas, o en su defecto, donde el aire da vuelta y regresa.

Ojalá que, tras despachar al maligno, con su espada triunfante trace la Nueva Plaza de Puebla

Entre que sí y que no, los de la empresa Protauro a la que hace pocos meses les han concesionado el coso, se amarran los machos y pegan carteles anunciando corrida para el dos de julio. Se percibe que lo hacen con afición y ganas de sacarnos de la miseria taurina que vivimos. Este mal, hay que aclararlo, no es privativo de nuestra ciudad, sino de todo el país. Miren ustedes, para ese día anuncian a tres toreros poblanos. Al punto, hay que decir que los angelopolitanos estaban proscritos y los carteles anunciaban como nuestros a coletas de otros estados. Las frases hechas, descaradas además de torpes, anunciaban que “Fulanito de Tlaxcala vuelve a su plaza” o “regresa el torero del Relicario, Menganito de Apizaco”. Mientras tanto, los suprascritos de aquí, o se hicieron viejos, o se aburrieron de esperar y se marcharon sin decir ahí se ven. Igualmente, se nota el esfuerzo que está haciendo la nueva empresa con asuntos como que previo al paseíllo y con el objeto de impulsar a los jóvenes, presentarán a un aspirante para que lidie un novillo por cortesía de la casa.

Por otra parte, la corrida está anunciada a las cuatro treinta de la tarde. Lo que significa que además de regresar al horario taurino, el ambiente será familiar. Anteriormente, debido a que ninguna autoridad controlaba a la empresa, los tendidos de El Relicario se convirtieron en una cantina gigantesca y para estar más a tono con un antro, las corridas se empezaron a dar de noche. La cosa pinta bien y es una luz de esperanza, en especial, para los espadas José Rubén Arroyo y Jesús Luján, rescatados del olvido, y Alfonso Mateos de reciente alternativa, precisamente llevado al doctorado por estos empresarios. La tercia  tiene la oportunidad en la mano y seis toros de La Soledad para aprovecharla.

En este país tenemos una Fiesta llena de cagaditas de rata en el arroz, si no me creen, échenle un vistazo a lo más reciente. En la red busquen el video del indulto al magnífico eral de Torreón de Cañas en Calpulalpan, a cuenta de El Payo, torero de cada día más pequeñas intenciones. Un animalito berrendo, casi cinchado y corniausente que a pesar de su muy tierna edad, respondió como señorón de la ganadería. Por sus méritos regresó vivo a los potreros, ahora, sólo habrá que esperar que crezca para que pueda cubrir a las vacas. Que lo haga antes suena a pedofilia.Lo peor de vivir en estos disparates es que uno se acostumbra y cualquier barbaridad se vuelve la cosa más natural del mundo. Tiene huevos: en México las irregularidades no causan asombro, lo pasmoso es cuando alguien quiere hacer las cosas como se debe.

Correo electrónico: textosjal@hotmail.com

redaccion@mirada-regional.com

Toroestoro

Ortega Cano fuera de peligro

Publicado por Fernando Moliner el 23/6/2011

Ortega Cano fuera de peligro
[Fernando Moliner] El maestro José Ortega Canose encuentra totalmente fuera de peligro y ha tenido una notable mejoría en los últimos días.Ayer recibió la visita de un fisioterapeuta para empezar a recobrar tono muscular y agilizar su maltrecha musculatura.
También esta previsto que empiece a ingerir algún alimento que otro e incluso puede ser que se empiece a levantarse de la cama.Esperemos que estos pequeños pasos para los demás, pero grandísimos para el maestro aceleren de manera notable la recuperación del valiente torero.Desde www.toroestoro.com no alegramos de tan buenas noticias.

Se develó la placa en honor al “Geno”

Publicado por Vicky Lozano el 23/6/2011

Se develó la placa en honor al "Geno"
[Vicky Lozano] La Peña Taurina El Toreo develó una placa en la Monumental Lorenzo Garza, a la trayectoria del matador Antonio Galindo El Geno.Esto por sus 23 años de carrera taurina y 400 corridas de toros, además de que el próximo domingo 26 de este mes de junio se despide de los ruedos.
Open in new window
Open in new window

En el cartel de la despedida estarán presentes el rejoneador Pedro Luceiro III con los forcados mazatlecos, además de los matadores Hernán Ondarza y Guillermo Ibarra con toros de Golondrinas y Rafael Mendoza.

 

DE SOL Y SOMBRA

Que Cosas Tiene la Vida


Por el Bardo de la Taurina

Lindando la friolera de una década  emergió de la espuerta taurina una de las realidades más nítidas de la cultura,  Eduardo Maya Lora, su escaparate lo fue  ABC Radio desde sus primeros lances al aire, su voz serena y con sello propio, lejos de recursos distractores, jamás los necesito, pronto se dejo sentir como torero caro, tarde a tarde se iba del tercio a los medios,  a la primera provocación destapaba el  frasco de las esencias y esparcía una memoria privilegiada que le daba fluidez a la enorme cultura  que posee,  en el ambiente se escuchaba ¿Ya oíste a Eduardo Maya?  se trataba de un joven dilecto, educado, pleno de taurinismo y con una visión global de la fiesta verdaderamente sorprendente, fue conquistando credibilidad y  con tantos atributos llegó para trasmitir las corridas desde el coso más grande del mundo y pronto se convirtió ‘En la voz del callejón de la Plaza México’ blindado contra la lisonja y holgado con la verdad, sus crónicas son radiofónicas, pero más radiológicas y hay que decir que a este personaje se le debe que la gente haya vuelto a la costumbre de ir a la plaza con sus radios portátiles para escuchar a ‘Lalo’ logrando así una forma global de gozar la fiesta, más como  los vientos soplan a favor de los valiosos, ahora Eduardo Maya agrandara su universo y ejercerá la cátedra, el análisis y la asesoría, lo  que hará interactivamente  a través del  twitter @CaballoNegroII y en www.desolysombra.com en donde lo vamos a seguir de punta a punta y por lo pronto como una primicia nos recomienda  la lectura de la obra ‘Los Banquetes’ del maestro Renato Leduc del sello  Editorial Stylo y que data del año de 1944 desde el que ya se vislumbraban las primeras defensas del toro de lidia  (buscarlo en el mercado de libros de La Lagunilla o en las librerías de antiguos de la calle de Donceles).

Y hablando de los valores que comen aparte, siempre me he quitado el sombrero ante el lidiar de Rodolfo Ramírez, joven valor de la comunicación y quién nos pinta el verde de verde y no se anda por las ramas como lo demuestra o más bien lo denuncia a través de toroestoro.com en donde con pluma verdadera e imágenes innegables titula ‘Un Brindis en homenaje a la miseria taurina’ relacionado esto con lo ocurrido recién en Calpulapan Tlaxcala donde la ganadería de Torreón de Cañas lidio un ‘espermatoro’ y luego lo indulto, la denigración y bajeza a la que se llego es tal, que para que usted la crea tiene que constatar lo que el joven maestro Rodolfo Ramírez da a conocer, eso sí, tenga a la mano bicarbonato con mezcal para detener el vomito, thé de gordolobo para la muina y chiqueadores de ruda para el malestar que le va a provocar esa miseria taurina.

Y ante eso pues al palacete museo de Don Jorge Gaxiola en Coyoacán quién es  vecino de la que fuera la famosa pulquería la ‘Rosita’ cuyos muros fueron pintados por los discípulos de la Kahlo grupo al que se les conocía como ‘Los Friduchos’ y esto viene porque Don Jorge nos recibe en el áureo vestíbulo con una fotografía de Luis Procuna ‘toreando por alto’ al toro ‘Azucarillo’ de Zotoluca  que fue tomada por el maestro de la lente Juan Rodríguez y que se hizo famosa cuando en el año de 1945 apareció en el semanario ‘La Fiesta’ y posteriormente la volvió un ícono el ‘El Majo de los pinceles’ el maestro tijuanense Reynaldo Torres y ante ello  surgió la remembranza de que ‘El Berrendito de San Juan’ fue hijo de Eulalio Procuna banderillero de Rodolfo Gaona por lo que el anfitrión refiere que en alguna ocasión llegaron allá por Atzcapotzalco a casa de ‘El Califa’ llamada ‘El Renacimiento’ algunos ‘gorrones’ que se instalaron en el bar ‘El Choko’ y para ablandar la situación le preguntaron al ‘Indio Grande’ cual era la diferencia entre matar ‘Aguantando’ y ‘Recibiendo’ a lo que el ‘Petronio’ les contesto con este ejemplo; ‘Aguantar’ es lo que yo estoy haciendo con ustedes a quienes no esperaba ‘Recibir’ y eso me lleva a preguntar ¿Hoy cuanto tiene que ‘Aguantar’ la fiesta para ‘Recibir’ tan poco.

Email: bardodelataurina@yahoo.com.mx

De Plaza en Plaza: Jornada Taurina del 25 y 26 de Junio

La carrera de Alejandro Amaya continua siendo una incognita. Este sabado actuara en SJR.

De Sol y Sombra.

Llega la semana de San Juan y el ambiente se anima. Destaca, claro, el comienzo de la Feria de San Juan del Río en Querétaro y por su puesto el cincuentenario del hierro de Tenexac, el de la capa gris. Igualmente en el Norte se anuncian diversos festejos y en el norte de Veracruz comienza la escalada taurina con festejo en Papantla. Además, debuta una novillera en Hidalgo.

Aquí queda la “sanjuanera” Jornada Taurina de 2011.

Sábado, 25 de Junio del 2011

Huamantla, Tlax. Plaza La Taurina. Corrida conmemorativa del 50 aniversario de la fundación de la Ganadería de Tenexac. Toros de Tenexac para; Jerónimo, José Luis Angelino y Jorge Sotelo.

San Juan Tizahuapan, Hidalgo. Novillada de “El Batán” para Paco Vivanco, César Ibelles, Héctor De Ávila y el debut novilleril de Salma Sarak.

San Juan del Río, Querétaro. Primera de Feria. Toros de “Barralva” para Eulalio López “Zotoluco”, Alejandro Amaya y Octavio García “El Payo”.

Domingo, 26 de Junio del 2011

Ciudad Delicias, Chihuahua. Lienzo Charro. Toros de San Antonio de Triana para Manolo Martínez I. y Antonio García “El Chihuahua”.

Papantla, Veracruz. Feria del Corpus. Corrida de toros. Ganado por definir para Rodrigo Santos a caballo y a pie, Octavio García y Mario Aguilar.

Tijuana, Baja California. Villa Charra del Gato Borico. Festival Taurino. Erales de Hernando Limón para Michel Lagravere, Juan Pablo Llaguno, Andresito Lagravere y Juan Pedro Llaguno.

Monterrey, Nuevo León. Plaza Monumental. Toros para Rejones de Rafael Mendoza y 6 de Golondrinas, 6 para Pedro Louceiro III y  los Forcados de Mazatlán. A pie, Guillermo Ibarra, Alberto Galindo “El Geno” que se despide y Hernán Ondarza.

Amigos aficionados ¡Vamos al toro! Que no quede por nosotros.

 Twitter: @Twittaurino.

“Puntillero” colaboró en esta publicación (Twitter:@CaballoNegroII)

Por qué Morante

Por Pablo Hernanz.

La lectura del libro de Morante de la Puebla escrito por Paco Aguado hay dos ideas que se nos quedan muy interiorizadas. Una que Morante de la Puebla es un torero de corte gallista (como todos, por otra parte, digan lo que digan las revoluciones de plata). Y que Paco Aguado se coloca de nuevo como uno de los mejores pensadores que sobre el la tauromaquia circulan por estos pagos y por estas épocas. El libro se lee pronto, se le escapa a uno entre los dedos entre el ansia de conocer a un genio y lo novedoso que la explicación del toreo aporta Aguado. Vamos por partes.

 El grip, o el toreo entre los dedos.

 Sin duda, la mejor aportación del libro ya la señaló Pablo G. Mancha en un artículo de prensa que recuperó en su blog y no es otra que la novedosa explicación que hace Paco Aguado del manejo de los trastos de torear del maestro de la Puebla.

 Sin miedo al qué dirán –que es algo muy importante a la hora de escribir-, Aguado se agarra, nunca mejor dicho, a un anglicismo deportivo a la hora de explicar con el matiz con el que desea hacerlo el modo en que Morante se aprovecha de los trastos de torear para conseguir su tauromaquia.

A mí, al leerlo, me ha gustado imaginar un tacto concreto, un peso, un porte. Y me he sorprendido varias veces frotándome las yemas de los dedos entre sí, porque tiene tanto de táctil ese fragmento del libro que se hace imposible no querer percibir el toreo ajeno en los dedos de uno mismo.

Para valorar la importancia del hallazgo literario de Aguado, baste recordar tan sólo un detalle, pero de otro torero. Todo el mundo sabe que José María Manzanares ha pasado el último invierno un quinario, con numerosas intervenciones quirúrgicas en un tendón de su mano izquierda. La disfunción que alcanzó fue tal, que una vez recuperada parte de la movilidad, el mismo torero reconocía que tuvo que cambiar la forma de coger la muleta. Creo que todos los aficionados, cuando conocimos este detalle, pudimos sufrir en silencio, aunque sólo fuera unos segundos, con el torero. ¿Por qué? Porque éramos conscientes de lo que significa la herramienta y la importancia del “grip” particular de cada uno.

El hallazgo de Aguado (espero que se haya quedado corto y haya mucho mas detrás de todo eso) no sólo ayuda a explicar el toreo de Morante, sino que abre la puerta a explicar muchas tauromaquias. Además, facilita la empatía del aficionado con el matador a la hora de comprender no sus manías, sino sus preferencias materiales, porque todos tenemos una herramienta fundamental de trabajo con la que estamos familiarizados y cuyo cambio nos produce cierta inseguridad al menos al principio.

 Mucho joselitismo y menos belmontismo (pero en general)

Tal vez uno de los aspectos más importantes que apunta Paco Aguado a lo largo del texto, sea esa especie de desvío intencionado hacia dos toreros hoy casi olvidados por los estudiosos de la cosa y a los que rescata no por un compromiso con la Historia, sino por un compromiso con la propia tauromaquia. Dos toreros como Chicuelo y como Pepín Martín Vázquez –este último hoy de moda como muerto reciente que está-, que nunca fueron las bisagras que muchos pretendían sino más bien los ordenadores de un desorden, los receptores de unas claves, una especie de pre-Morantes (si puede servir la expresión), no en el sentido estético sino en el sentido conceptual bajo el que Paco Aguado entiende al maestro de la Puebla. Confluencias de caminos.

Chicuelo y Martín Vázquez, cada uno por su parte, sufren dos tragedias: el primero, la del lance al que su apodo da nombre, que muchos realizan de forma ordinaria –en el sentido de basto- y que contribuye a empequeñecer su dimensión torera. Su verdadera aportación, apenas captada por un crítico que tuvo que declarar estar cuerdo cuando trató de describirla, fue la faena realizada en 1928 ante el toro Corchaíto de Pérez Tabernero en Madrid y que pronto murió silenciada por los palmeros del belmontismo, conscientes de que esa apuesta del toreo en redondo introducida por Joselito el día que toreó en solitario la corrida de Martínez, sería la que triunfaría frente al natural y el de pecho –sin giro para repetir pitón- que durante un tiempo pareció que terminaría con todo.

De Martín Vázquez, el análisis de Aguado es más que certero, puesto que ha sabido poner palabras a la grandeza gallista de su “alegre toreo” frente al perfil trágico de un Manolete predestinado. Porque esas son las alternativas del toreo: No el joselitismo y el belmontismo, sino, dentro del joselitismo, la gravedad o la alegría. Curiosamente, fueron precisamente dos tragedias en veinte días las que quitaron del medio a los dos mitos en un agosto, el de 1947, en el que pareciera que Dios no quería competencias terrenales. Al de Córdoba se lo llevó en Linares un chotacabras de Miura. A Martín Vázquez le quitó el sitio –y casi también la vida- uno de Concha y Sierra en Valdepeñas, veinte días antes y con Manolete en el cartel, para que fuera tomando nota. Es la tragedia de los poblachones, que es donde van los toreros en agosto y septiembre cuando de morir se trata.

 El complejo de Belmonte, siempre presente

De un tiempo a esta parte, empieza a resquebrajarse en algunos razonamientos y publicaciones el mito belmontino de la revolución absoluta. De esa obsesión belmontina, que arrancó con esos intelectuales noventayochistas nada aficionados que eran sus amigos, ha surgido la explicación de la Historia del Toreo a excepción de Alameda y, más recientemente, Delgado de la Cámara. El capítulo que Aguado dedica en este libro de Morante a “Las fuentes de Sevilla”, ayuda a comprender mejor cuál es el tronco, cuáles las ramificaciones y qué completa a qué.

En ese capítulo, Aguado profundiza en la tradición gallista del toreo de dominio que toda la vida ha sido considerado como “sevillano” y en el que –sin ninguna sorpresa, al menos para un servidor-, está incluido Curro Romero. Sin embargo, esa tradición gallista que por sí sola serviría para explicar a Morante (para desgracia de los que piensan que el toreo antiguo era estático, como las fotos en sepia con que ilustran su explicación) se empeña Aguado en completarla con una influencia belmontina y trianera que a todas luces es mucho menor de lo que parece a tenor de la cantidad de páginas que se utilizan para describirla. Porque si se puede explicar a Morante desde el gallismo más sevillano –el poder de la técnica escondida-, no hace falta explicarlo desde la visión folclórica del territorio con retazos de república independiente con que a veces parece tratarlo. Todo en un libro que Aguado huye de los tópicos como los gatos del agua helada.

El arrojo de Morante, el valor seco que demuestra, no parte de la limitación técnica de Belmonte y sus seguidores, sino que surge de una exposición consciente y mantenida, basada en la técnica torera de corte gallista. Porque Triana y lo trianero, ofrece valentía y entrega, pero no técnica.  El temple, cantado por Aguado como aportación belmontina podría tener más que ver con el mayor tiempo (no mayor despaciosidad) que duraban los embroques, sobre todo en Belmonte, algo que sí se señala en el texto (p.80) y que Aguado propone como causa sobre la que se apoya el resto de la tauromaquia trianera, si es que existe ésta.

La portaciones belmontinas del toreo siempre se han considerado la quietud y el cambio en la percepción de los terrenos. Sobre la quietud, Aguado se encarga de recordarnos a Espartero y a Antonio Montes, prólogos del “Pasmo”, con lo que su argumento trianero se minimiza. En cuanto al asunto de los terrenos, creo que tiene más que ver con la explicación que, a modo de epílogo, ofreció el propio Belmonte en esa especie de biografía/autobiografía/hagiografía/novela de Manuel Chaves Nogales. Allí dice que el toro no tiene terrenos, puesto que todos los terrenos son del torero, que para eso es el inteligente de ambos.

Con esta aseveración, Belmonte (o Chaves Nogales, vaya usted a saber) inauguran la tauromaquia imaginaria de los toreros retirados. Algo que continuaría Domingo Ortega con aquello del parar, templar y mandar para llevar al toro adonde no quiere ir (él, que tantos kilómetros hizo caminando hacia los riñones de tantos toros). Para ver lo discutible de explicar una tauromaquia nunca practicada, basta preguntarle a cualquier torero en activo si el toro tiene o no tiene terrenos o lo que ocurre cuando un toro va donde no quiere ir para probar la validez de ambas propuestas.

En mi humilde opinión -y que Dios me perdone, porque lo último que quiero es enmendar la plana a nadie-, la aportación trianera o belmontina sobre Morante, tiene más que ver con lo que de sacerdotal tiene el toreo. Es tal la absurda obligatoriedad belmontina que hay un momento en el que para explicar los dos siguientes pasos de esa entrega y ese patetismo supuestamente surgido de Triana recurre a la imagen de los cantes de ida y vuelta flamencos, para explicar cómo ese ánimo de la quietud y entrega belmontina  llega a la Córdoba de Manolete, para desembocar en el jerez vinatero de Rafael de Paula no sin antes conocer los desfiladeros de Ronda con los Ordóñez.  Algo que ya dice podría venir de Cádiz. En otras palabras, veinte mil leguas de viaje trianero.

Es entonces cuando uno, que no cree en la geografía ni en lo local como generador de actitudes universales, se pregunta si la explicación trianera y belmontina no hubiera sido más sencilla –y por ello ayuna de complejos- si se hubiera señalado a Belmonte como el gran intérprete de una estética en la que el compromiso de ofrecer la vida al toro se hacía más visible que nunca. Porque Belmonte aportó, eso sí, la desnudez de una propuesta estética que sólo triunfó cuando consiguió combinarse con los logros de dominación gallistas. Algo que Belmonte, por cierto, no consiguió jamás. Y nos preguntamos esto, a raíz de un fragmento como este:  “No en vano, ese pecho de Belmonte ofrecido a los pitones en la sinceridad de cada cite y de cada embroque no era sino una forma de entregar sus ‘centros’. O, lo que es lo mismo, dar en cada pase lo más profundo de su ser, su misterio, no sólo al toro, sino al sacerdocio del toreo.” (p. 81)

Y es que la aportación de Belmonte como grito interno no sólo está presente en Morante de la Puebla sino en todos los toreros que se han convertido en figuras. En la autenticidad del compromiso individual, en la aceptación de la muerte como posibilidad y en el ofrecimiento de trapo o cuerpo (trato o truco) a través del que muchos se han expresado. ¿No es acaso ese “dar los centros” el compromiso de José Tomás en cada tarde? Es posible también que de esa lectura de la entrega -en realidad más vieja que el hilo negro-, sea de la que parte el concepto de cargar la suerte, concepto que relee Delgado de la Cámara con verdadero acierto en mi opinión y que rehúye de la geometría, del cruzarse porque sí y de la pata adelante como propuesta suicida.

Resumiendo, que la propuesta de Belmonte no fue sustitutiva, como han pretendido hacernos creer sus hagiógrafos y panegiristas,. Tampoco fue única. Su importancia radica en que fue el matiz fundamental con lo que se completó la tauromaquia del dominio ya sublimada con el Gallo. También en Morante de la Puebla supone una sublimación de lo gallista.

“Triana profunda” es un capítulo a nuestro juicio justificativo de la historia oficial de la tauromaquia, una historia oficial que ha quitado racionalidad a la explicación y la ha dotado de chamarilerías varias: latidos, compases, crujíos, bajíos y demás variedades idiomáticas vacías de contenido, para explicar lo inexplicable. A Aguado le sobra justificar el belmontismo trianero de Morante, sobre todo por cómo culmina el capítulo –concluyendo que es algo interior vinculado a la entrega total-. Si no hubiera caído en el complejo belmontino y trianero, hay un fragmento en el capítulo anterior (“Fuentes de Sevilla”) que alcanzaría mucho mayor significado y recorrido –como todo el capítulo-: “Ese modelo de facilidad gallista, presuntamente superado por las nuevas aportaciones técnicas, siguió latiendo durante décadas en las distintas generaciones de toreros sevillanos. Y aún subyace, añadido a una estética evolucionada y a progresivas conquistas del terreno del toro, en la forma de hacer de algunos representantes de la tauromaquia actual. Y, entre ellos, o sobre todos, en Morante de la Puebla, que al paso del oficio se fue convirtiendo en un auténtico apasionado de las viejas filmaciones taurinas, de donde ha sacado, como el cantaor de las antiguas grabaciones de pizarra, arrinconadas conclusiones lidiadoras que se adaptan a la perfección a su concepto y a la expresividad de su físico.” (p. 56)

Por qué Morante en Madrid y no en Sevilla

Especialmente valiente es la aportación de Aguado a la hora de explicar por qué Morante de la Puebla no termina de cuajar en Sevilla y sí lo ha hecho en Madrid. Las actitudes que rescata, son definiciones que, más que menosprecio a una forma de ser, intuyen una grandeza más allá de los tópicos establecidos. La diferencia entre las diversas formas de ser de las ciudades o de las aficiones como colectivo radica en el rechazo que del tópico hace cada cual. Algunos intentan desprenderse de él, otros consiguen vivir de él. Cada uno que juzgue como quiera. Pero si la explicación que ofrece Aguado –muy comprometida, por cierto- sirve para comprender una situación, bienvenida sea, porque suscribo punto por punto los motivos que Aguado arguye para explicar la incomprensión voluntaria de los paisanos de Morante. Sólo rescataré una frase, tal vez la más ilustrativa de la idea que quiere transmitir el autor: “(…) es lógico que un personaje tan poco accesible y manejable, y que hace un toreo tan sincero, no encaje en los influyentes lobbys donde el cinismo es ley”. (p. 178)

 El John Nash del toreo

Tengo un compañero de peña Ttaurina que dice que Morante está abducido. Creo que lo dice por su forma de hablar, así pausada, como si le diera igual todo, así como muy para dentro o muy desde dentro.  No sirve de nada hacerle entender –desgraciadamente a esto del toro no le sobran mentes científicas-, que lo que le ha pasado a Morante de la Puebla es que es un enfermo que ha tenido que aprender a convivir con una enfermedad. Paco Aguado habla de la de Morante con un respeto,  una naturalidad y una humanidad asombrosa.

El problema de la enfermedad de Morante de la Puebla no es sólo su propio sufrimiento, sino que ésta sirva para explicar su toreo. Afortunadamente, el autor no cae en este topicazo que atribuye a los genios o bien la homosexualidad reprimida o la locura más exacerbada. Los que no creemos en los seres especiales, sino en unas cualidades innatas mínimas, desarrolladas y desplegadas después de un duro trabajo,  sentimos alivio. Pero ese es uno de los méritos de Aguado en este libro. No basar toda una argumentación en la “locura” de un individuo, sino en los resultados de su trabajo. Creo que aún desconoce el favor que hace a la historiografía taurina con esta actitud, puesto que lo único que le faltaba a esto, para completar el surrealismo bananero de la superstición, el crujío y el bajío era una interpretación freudiana de la realidad. Ese Freud. Algún día contaremos la interpretación freudiana de Leonardo da Vinci y el desmontaje –tan cómico como revelador- por parte de un Erwin Panofsky que aún fue demasiado piadoso con él. Pero eso otro día.

La necesidad de este libro

Es de agradecer –de una puta vez, hablando en plata-, no sólo que alguien trate al toreo como algo que se puede leer sin abundar en lugares comunes, sino que si se escriba sobre Morante sin citar el crujío, el bajío y a todas esas idioteces geográfico raciales con que se adornan las crónicas taurinas para esconder la ausencia de capacidad para explicar lo complicado de una tauromaquia completa y aglutinadora. Es, gracias a Dios, esta forma de estudiar a un torero, -la de Paco Aguado– una corriente de aire nuevo, que se aleja del folclorismo habitual currista o paulista y se acerca mucho más a la explicación de la tauromaquia como un arte con mayúsculas.

Porque si Miguel Ángel o Leonardo no tenían crujío, ni bajío, ni chorradas similares; si sus pinturas o esculturas nos emocionan (ellos también son el fruto maduro de una tradición que en ellos confluye) también es cierto que los estudiamos desde la racionalidad que del hecho técnico puede extraerse, siendo conscientes de que la técnica sin expresión propia sirve de bien poco para extraer emociones. A veces incluso sirve expresar la técnica como uno mismo la siente. Que es lo mismo que el toreo. Por eso creo que se hace flaco favor a Morante de la Puebla diciendo de él que sabe torear “por muchos toreros”, como si los toreros que le son referencia fueran palos flamencos. Sería como decir que Velázquez sabía pintar “por Leonardo” o “por Rafael”, en lugar de decir que Velázquez es el resultado de la interiorización no sólo de estos dos pintores, sino de muchos otros, cuyas aportaciones vienen asimiladas en Velázquez y este es capaz superar desde su personalidad arrolladora.

Por ello, el Por qué Morante sólo se puede lograr desde la explicación de una tradición taurómaca que se aleja de los cauces habituales de explicación belmontina de la Historia de la Tauromaquia. Eso es lo que plantea Paco Aguado al querer explicar a Morante desde la Historia o desde el hilo del toreo. Porque el de la Puebla sólo tiene razón de ser no como copista sino como creador con personalidad propia. No sé si Morante quiere torear por Joselito, por Martín Vázquez o por Pepe Luis, pero sí que su toreo es la suma de todos ellos sin poderse extraer las partes concretas, apenas vislumbradas. Morante es una Roma en la que confluyen muchos caminos aislados del toreo. No es el experimento de las vírgenes crotonas de un Zeuxis o un Parrasio modernos. Las influencias en Morante son orgánicas e inseparables. Lo contrario a una “Summa” medievalizante de trocitos de espacio yuxtapuestos.

En este sentido, la riqueza del libro de Paco Aguado reside  no sólo en esa explicación en la que ya nos hemos entretenido, sino en la ausencia de lugares comunes y circunloquios currobéticos. Tampoco recurre a la elección de fotografías de toreros antiguos para establecer comparaciones desde la imagen fija, tan falaz pero eficaz para los amantes de lo simple.

Leyendo el libro de Aguado, nos encontramos a un Morante que se eleva como un torero largo, tal vez el más largo de hoy en día. Pero esa largura no debe confundirse con la variedad de suertes de la que por cierto tan ayuno está el toreo de hoy. En el caso de Morante debe interpretarse desde su comprensión de los gestos técnicos necesarios y su realización adecuada de los mismos ante la cara del toro. Ser muy variado, al menos en mi opinión, no va unido a ser un torero largo si la variedad no se utiliza como mecanismo lidiador. Morante es largo porque comprende el proceder del toro y se sirve del gesto técnico. Pero la grandeza del gesto técnico de Morante es su ocultación bajo una estética dizque antigua.

Cuando algún comentarista, morantista hasta la médula habla de “esas cositas que hace”, “esos toques”, “esos andares”, etc.,  minimiza los méritos de un torero que ha sabido completar el toreo de hoy no con el toreo del ayer, sino con el toreo de siempre.

Por qué Morante es, en definitiva, un libro rico en matices, lleno de referencias interesantísimas y de hilo s delos que tirar. Es un libro para paladear, para disfrutar y, sobre todo, un libro que, tal y como otros hicieron en su día, renueva los puntos de vista desde los que acercarse a la tauromaquia aportando soluciones muy novedosas que pueden cambiar la forma de interpretar muchos aspectos, algunos de ellos vírgenes de interpretación hoy en día. También sirve de introducción, de preludio a lo que, en sólo unos pocos años, podrán decir algunos jóvenes aficionados de hoy. Jóvenes que se identifican con los argumentos de Paco Aguado aunque sólo sea porque están libres de tópicos y parten de la reflexión sincera y libre de ataduras. En otras palabras, que este libro hay que comprarlo, que se volverá a él con el tiempo, como motivo inaugurador, como motor de arranque, como iniciador necesario de lo mucho que queda por escribir. Y todo, como Morante, como Baudelaire: sublime sin interrupción.

Twitter: @PabloHernanz via http://entretoroytoro.blogspot.com/

  

    Jaime Oaxaca  
  México [ 22/06/2011 ]  

¿DÓNDE ES MÁS DIFÍCIL?

Sique siendo motivo de charla el tema de los cinco toreros mexicanos que actuaron en la feria de San Isidro en la capital española. Tres matadores de toros -logrando uno de ellos dobletear- y dos novilleros.

Contratarse para torear en el coso de Las Venta no es algo fácil, pero hacerlo en la feria de San Isidro es doblemente difícil. Me surge una duda dónde será más difícil que contraten a los toreros mexicanos ¿en Madrid o en La México?

Realmente no lo sé, cada quién tendrá su respuesta, pero el motivo de este texto es precisamente por esa duda.

Existen datos curiosos al respecto. Por ejemplo, de los tres mexicanos con alternativa que fueron a la capital española: Nacho Garibay, Joselito Adame y Arturo Saldívar, sólo Saldívar toreó en la temporada pasada en La México. Garibay y Adame fueron relegados por la empresa; querrá decir que en Madrid les ven más posibilidades de destacar que en su propia patria.

Influirá que ambos tomaron la alternativa del otro lado del charco. Para preguntarse, cómo es que a dos diestros atractivos en el serial isidril, no les hayan parecido así a la empresa del coso mexicano.

De los novilleros, Sergio Flores y Diego Silveti, solo Sergio ha toreado en La México y fue hace dos años, la temporada pasada no actuó. ¿A Silveti no le interesó la plaza México o a la empresa no le interesó el hijo de David?, el caso es que el cuarto de la dinastía Silveti nunca actuará de novillero en La México porque tomará la alternativa en España próximamente.


Sergio Flores es el mexicano que más destacó en Las Ventas

Así que de los cinco que fueron a San Isidro, realmente sólo uno toreó en la capital mexicana.

A poco no le da usted curiosidad saber qué pasa, por qué no torearon en La México la mayoría de los toreros que interesaron en Madrid.

Será que los apoderados de los que fueron a España no saben negociar con la empresa de México, será cierto que la empresa de México sólo quiere darles tortillas duras, será que a la empresa no le interesa apoyar a los mexicanos para que en Europa reciban mejor trato. O de plano serán los apoderados el problema o el grupo de toreros al que pertenecen.

Garibay ha sido relegado durante dos o tres años por la monumental. Lástima porque el defeño es uno de los toreros con empaque; de los que mejor torea con el capote y posee un muleta poderosa no exenta de clase, pero a sus 36 años se le está pasando el tiempo. Tomó la alternativa en 1999 en Torrejón de Ardoz luego de una buena campaña novilleril española con más de 20 festejos, incluidos contratos en la Maestranza y Las Ventas. Confirmó el siguiente año en La México en una corrida de aniversario en un cartel de postín y ese mismo año en San Isidro, aunque el cartel no fue de tronío.

Nacho ha ido madurando, pero se fue complicando su contratación en el coso de Insurgentes, algunas veces lo incluyeron casi hasta el final de la temporada, hasta que de plano dejó de ir cuando lo apoderaba José Manuel Espinosa; dado que José Manuel es de los apoderados más polémicos nunca se sabe si apoya o perjudica a sus toreros.

Total, sin apoderado actual, Nacho regresará a torear nuevamente a Madrid y a Barcelona.

Joselito Adame, alternativado en Arles en 2007, esta siendo apoderado en México por Mariano del Olmo, es decir la casa Bailleres, razón suficiente para que en La México no sea bien visto.

La disputa Herrerías-Bailleres le hace mucho daño a la fiesta mexicana, pero a ambos parece no importarles, primero están los absurdos caprichos y las sinrazones, que los toreros y la fiesta mexicana.

De los novilleros parecen cosas de sus administraciones, a Diego Silveti y su apoderado José María Garzón no les importa ninguna plaza de nuestro país.

Sergio Flores sigue teniendo una destacadísima actuación en España, hasta el momento ha actuado seis veces, destacando dos en Madrid, Sevilla y Barcelona.

Así que al analizar las plazas de las capitales hispanas y mexicanas uno se pregunta a cerca de las contrataciones: ¿dónde es más difícil?

 (Alicante-España) Perera a hombrosFirma: Alberto C. Sánchez

Con casi media entrada se han lidiado toros de La Palmosilla, flojos y de juego desigual.

Julio Aparicio, bronca y palmas.

Miguel Ángel Perera, oreja y oreja tras aviso.

Cayetano, silencio en su lote.

 

Foto archivo

Crónica con posterioridad.

(Lisboa-Portugal) Iván Fandiño también triunfa en Azores

Firma: Redacción Pt

-El diestro vasco dio sendas vueltas al ruedo en la primera de las Sanjoaninas

-Breve y desafortunado paso de Alejandro Talavante por Azores

-Los tres rejoneadores locales también pasearon el anillo

Plaza de toros de Angra do Heroismo. Miércoles, 22 de junio. Primera corrida de la feria de Sanjoaninas.

Cuatro novillos de Rego Botelho, para lidia a pie, de correcta presencia y de juego desigual. Y dos toros de Joâo Gaspar (5º y 7º) y uno de José Albino Fernandes (3º), para lidia a caballo, también dispares de presencia y juego.

Matadores

Alejandro Talavante (azul rey y oro): Ovación y división de opiniones al abandonar la plaza tras lidiar a su segundo.

Iván Fandiño (espuma de mar y oro): Vuelta al ruedo en ambos.

Rejoneadores

Tiago Pamplona (casaca corinto y oro): Vuelta al ruedo.

Rui Lopes (casaca grana y oro): Vuelta al ruedo.

Joâo Pamplona (casaca marino y oro): Vuelta al ruedo.

Los forcados de Ramo Grande dieron también vueltas al ruedo con los rejoneadores en cada uno de los tres turnos.

La plaza registró tres cuartos de entrada.

El diestro vasco Iván Fandiño, que dio dos vueltas al ruedo (premio equivalente a las orejas en la lidia a la portuguesa), ha sido el triunfador del primer festejo de la feria de Sanjoaninas de Isla Terceira (Azores, Portugal). En corrida mixta, los rejoneadores locales Tiago Pamplona, Rui Lopes y Joâo Pamplona también pasearon el anillo, mientras que el matador español Alejandro Talavante pasó sin pena ni gloria con un lote deslucido.


Fandiño ha triunfado en Azores

Alterado el orden de lidia, Talavante lidió sus novillos en los dos primeros turnos de la tarde para poder llegar a tiempo al último vuelo de conexión con el continente, ya que mañana torea en la feria del Corpus de Toledo. A su primer enemigo, noble pero escaso de raza, le hizo una faena a más en conexión con el tendido, aunque sin llegar a grandes cotas, mientras que su segundo se lesionó en una mano en los primeros compases de la faena de muleta, obligando al extremeño a cortar su actuación antes de tiempo. Breve y desangelado paso de Talavante por Terceira.

En cambio, Fandiño hizo vibrar a los tendidos ya desde que intervino en quites en el segundo de la tarde. Con el que abrió su lote, como todos los de lidia a pie de la ganadería azoreña de Rego Botelho, el torero de Orduña estuvo valiente y firme para aguantar las bruscas embestidas y los cabezazos de un novillo al que acabó sometiendo y toreando con temple al natural. Su segundo, lidiado en sexto turno, derrochó clase en el primer tercio, lo que aprovechó Fandiño para cuajarle un original y muy templado saludo por cordobinas, lance de origen mexicano que se ejecuta con las vueltas del capote. Con la muleta, en cambio, ni la embestida del novillo fue tan fluida ni el diestro español se mostró tan claro de ideas como con la capa en una faena de altibajos.

En la lidia a caballo destacó Rui Lopes, que hizo lucir una buena cuadra de caballos, especialmente el tordo con el que clavó banderillas con ajuste y limpieza a un toro de Joâo Gaspar. Tiago Pamplona, que actuó en tercer lugar con un bravo cuatreño de José Albino Fernandes, toreó con sobriedad, aunque de más a menos en lucimiento, mientras que su hermano Joâo, “cavaleiro praticante”, cerró el festejo con un trabajo de creciente emotividad ante un astado con movilidad pero de acusada querencia a tablas.

En los toros de rejones actuaron los forcados del grupo azoreño de Ramo Grande, entre los que destacó André Parreira con una excelente “pega” al toro de Albino Fernandes.

‘El Canelo’ con ganas de torear

  • Carolina Martínez
  • 23-Junio-2011
  • Luis Manuel Pérez, único diestro saltillense en activo, regresa en búsqueda de oportunidades
    •  
    • Foto: Vanguardia/ Archivo
     
     
  • Saltillo.- Después de 10 años de estar fuera de su ciudad natal, el matador Luis Manuel Pérez “El Canelo” ha regresado a Saltillo y concedió a EXTREMO una entrevista en la que habló sobre el quehacer que tiene ahora y las nuevos rumbos que toma su carrera de torero.

    “Vengo a ayudar un poco, a colaborar con esta fiesta. Estuve como un año en la Ciudad de México, entrenando con el maestro Carlos Neila, quien inició Tauromagia Mexicana, y sacó a muchos toreros, se vino a México por cuestiones de trabajo; tenía a otro matador de toros, a José Mauricio y me dijo que si quería estar en el proyecto y acordé con él y me fui a México para entrenar con él”.

    Entrenando siempre

    Después de que “El Canelo” tomara la alternativa no ha tenido oportunidades en corridas, pues asegura que todo se debe a que hay más toreros y encontrar espacio en un cartel es más complicado. Esto lo ha hecho resentirse un poco en cuanto a la actividad que tenía siendo novillero, pues actuaba de forma regular todos los fines de semana.

    El matador tenía deseos de regresar, pues a sus 22 años, ya sentía la nostalgia de la familia y los amigos. En estos momentos está ayudando a practicar a algunos jóvenes que se reúnen en la Plaza Armillita. Los aconseja sobre el entrenamiento físico y el toreo de salón, aunque no es formalmente una escuela taurina. “El Canelo” habló sobre el proyecto que se tiene sobre esto en nuestra ciudad:

    “Es más complicado hacer una escuela taurina, porque necesitas una convocatoria, un director, un profesor por lo regular tiene que ser una persona capacitada para el proyecto, y bueno, mientras se forma todo en papel, aquí estamos”. Por el momento sólo cuatro jóvenes asisten a estas prácticas dos becerrista y dos novilleros.

    La cornada y sus consecuencias

    Recordó la gravísima cornada que sufrió en Venezuela que afectó la safena y la femoral y que le provocó dos paros cardiacos en el trayecto de la plaza al hospital, además permaneció en terapia intensiva un mes y luego tuvo que esperar un mes más para volar de regreso a nuestro país.

    “Cuando son cornadas normales, en las piernas por ejemplo que son fuertes, los toreros son muy diferentes a los otros deportistas. Los toreros si no torean no comen; un futbolista si se lesiona, sigue cobrando son situaciones diferentes. Los toreros tienen la mentalidad de que si te quedas un rato en cama ya se te subieron 20 y entonces es más difícil poder sobresalir, y en cuanto te pegan la cornada lo primero que quieres es ponerte en forma y ponerte a torear para que no te brinquen los demás”.

    A “El Canelo” le atrae mucho la idea de hacer una vida en nuestra ciudad, también colaborar con los muchachos a ser toreros y además buscar una corrida en el norte del país. Está abierto a recibir cualquier ofrecimiento en las plazas de Monterrey, Chihuahua, San Luis.

    Ha tenido un año difícil en cuanto a presentaciones en plazas de toros, pues después de la cornada y luego la alternativa, la ilusión de volver a vestirse de luces no le ha llegado, como a muchos toreros, pero no se encuentra inactivo, pues ha asistido a tientas, pero siempre con la consigna de regresar pronto a las plazas, por ello se prepara constantemente, hace ejercicio y entrena desde temprano.

    “Venía de lo de la cornada, que me dio un bajón y que no quería volver a agarrar una muleta y un capote jamás en mi vida. Estaba en trámites de volver a la carrera, a estudiar y mi familia, sobre todo mi mamá contentísima, un sustote y pensó que ya no quería nada. No sabía donde estaban mis cosas de torear, pero luego vino un amigo de España y me convenció y me animó a acompañarlo a Acapulco y Vallarta. Y me empecé a meter, lo ayudaba a vestirse.

    “Un día vamos al campo y en una tienta sale una vaca muy buena y muy chiquita casi sin pitones y agarra Pablo la muleta y me dice “Venga, va”, y le pegué dos muletazos, nomás para que se me quitara el miedo, me acomodé le pegué seis naturales y seis derechazos, dije no ya, me perdieron otra vez”

    Recordó la temporada después de la alternativa, en la que sintió la presión y la desilusión de no tener corridas, pero entonces recibió los consejos de su padrino Óscar Sanromán le dijo “Acostúmbrate, yo estuve dos años después de la alternativa sin torear”. Lo animó a seguir entrenando todos los días y a todas horas como si toreara mañana. Por eso siguió asistiendo a tientas y buscando campo para entrenar. Asistía a gimnasio y a la plaza de toros en la Ciudad de México.

    Pronto “El Canelo” empezó a cambiar su actitud y a tener la paciencia para esperar que algún día se presente el día en que ha de vestirse de luces nuevamente.

    Es difícil que la afición entienda que el torero es un ser humano que también ha sido blanco de crisis emocionales, económicos y morales. Por eso el matador está de acuerdo en la difusión de la cultura taurina, sobre todo en los jóvenes lo mismo que en que haya más toreros arriesgados que den todo en los ruedos.

    Estilo de torero

    En cuanto a su estilo, el matador siente que su principal característica se manifiesta en sus ganas y la emoción que le provoca torear, en entender al toro, esto lo ha conseguido a través de muchas tientas, de mucho campo y también de las cornadas pues en sus palabras “más que lastimarme, me han servido” pone de manifiesto la comunicación que tiene con los toros y consigo mismo.

    Por ello, es un matador a quien se le nota la ilusión y las ganas de hacer cosas importantes, pues adelantó que hay probabilidad de confirmar en la Plaza México en esta temporada y empezar a colocarse de nuevo en el escalafón.

    Enhorabuena para el único matador saltillense en activo por su entusiasmo y su ilusión de volverse figura del toreo en nuestro país.

    El torero mexicano es más sensible, es más artista y tiene más valor. El español tiene toda la técnica, toda la infraestructura, tiene toda la publicidad, tiene todo el dinero. Son dos fiestas muy diferentes”.

    Luis Manuel Pérez

    “El Canelo” Matador saltillense.

    ‘El Canelo’

    Luis Manuel Pérez

     Nació el 25 de febrero de 1989 en Saltillo, Coahuila

     Ingresó a Tauromagia Mexicana a los 14 años

     Tomó la alternativa el 12 de diciembre del 2009 en Querétaro

     Padrino Óscar San Román

     Testigo Alejandro Amaya

     Toros De Marrón

      Es el torero saltillense número 18 en tomar la alternativa

 

El poder y la libertad de José Tomás

Zabala de la Serna

Es tiempo de hablar de toros, en corto y por derecho, vigilando la esencia del toreo pero con la vista clavada en el siglo XXI.

21 JUN 2011 11:59

La temporada de la reaparición de José Tomás se desenreda poco a poco. Como por entregas. Fascículos de una historia. Salvador Boix lo definió perfectamente en la rueda de prensa que protagonizó con Simón Casas en el Wellington como “una forma extraña de trabajar”. Boix respondía directamente a mi incredulidad de que no hubiese, a principios de mayo, una vuelta planificada y organizada salvo la anunciada resurrección en Valencia. Y va a ser verdad. Sólo ideas de una hoja de ruta que se deshoja como una margarita. De una tacada, han caído en la cuneta las plazas de los Chopera. Cuitas pendientes. Pablo y Óscar se enrederaron en hipotéticas conspiraciones empresariales de presuntos pactos colusorios contra JT. Les ha salido rana el sapo. Donde más les duele, ha golpeado José Tomás: Bilbao y Santander. Precisamente por ser gerentes a sueldo de organismos mayores que pretendían a José Tomás. Bilbao y Santander, no; Gijón, sí. Golpe de mano en el Norte tradicionalmente tan Chopera. Y San Sebastián tampoco. La delicadísima situación de Illumbe, política y económica, necesitaba como el campo el agua la presencia del fenómeno de Galapagar. Salamanca y Almería también lo acusarán en taquilla.

José Tomás juega con su fuerza y su absoluta libertad. Sabe de su poder de arrastre y las condiciones rompen todas las barreras conocidas hasta la fecha en el toreo. En Málaga, según fuentes cercanas a la empresa, el caché rondaba por encima los 400.000 euros más el 50% de los abonos que se hiciesen nuevos en la Malagueta. En Valencia, la cifra base podría ser, incluso, superior: 90 millones de las antiguas pesetas -que alguien haga la transformación a euros que mi calcuradora se queda pequeña- más el porcentaje, la mitad también, de abonados de estreno. Y si lo contratan, si lo hacen en Huelva, Bayona o Xixón, es que a pesar de todo, del salario estratosférico y las cláusulas leoninas, José Tomás sale rentable en un abono. 

Han caído en la cuneta de la tardía (la temporada se ha ralentizado y ajustado a su reloj) hoja de ruta tomista las damiselas que esperaban la lanzada del caballero: Vitoria, Pontevedra, Salamanca, Almería, Málaga, Bilbao, Santander… Por el camino esperan Linares, Valladolid, Nimes, Barcelona… No hay muchos nombres más sencillamente porque con tanto descarte apenas quedan plazas. De categoría. Tanto es así que JT y sus huestes incluso se plantean Ciudad Real. O es lo que cuentan. Quedamos a la espera de que sea eso. Sólo un cuento. Como otros muchos que genera la figura de José Tomás para gozo y disfrutre de sus enemigos.  

Perera salva la tarde

Perera sale a hombros del coso alicantino. | EfePerera sale a hombros del coso alicantino. | Efe

Efe | Alicante

Actualizado jueves 23/06/2011 22:35 horas 

Miguel Ángel Perera, con las bases de la firmeza de planta, el valor, el hambre de triunfo y siempre muy por encima de su lote, salió a hombros de la plaza de Alicante en la que con un escaso ambiente en los tendidos, Julio Aparicio y Cayetano no pasaron de discretos en la antepenúltima de la Feria de Hogueras.

El público se enfadó con Julio Aparicio en el primero de la tarde, al que no quiso ni ver. Siempre muy desconfiado, al hilo y sin ponerse de verdad, los tres tercios de la lidia transcurrieron ante la inquietud de un público -que apenas llenó en un tercio el aforo de la plaza- que acabó abroncándolo tras matar de pinchazo, estocada y un golpe de verduguillo.

Más claro lo vio ante el noble pero rajado cuarto, al que con el capote cuajó algún lance estimable a la verónica, con el inconfundible aroma del toreo artista que atesora.

Comenzó el trasteo por alto, pero pronto el de La Palmosilla buscó las tablas, donde Aparicio apenas si dejó algún muletazo pero sin ligazón.

El festejo tuvo sin duda el nombre propio de Miguel Ángel Perera, que puso toda la carne en el asador ante un lote vulgar para acabar abriendo la puerta grande. Fruto de su ímpetu fue incluso feamente volteado ante su primero cuando lo pasaba de muleta sobre el pitón derecho.

Sin mirarse, se echó la pañosa a la zurda para imponerse sin paliativos a un toro con el que se acabó arrimando como un león para acabar asustando, al público, al toro y al propio miedo. Tras pinchazo y estocada, paseó su primer trofeo.

El quinto al menos se movió más que su hermanos, aunque lo hizo sin clase y embistiendo a arreones. Acertó Perera al pulsearlo y consentirlo para que rompiera hacia adelante, siempre llevándolo muy tapado en un alarde de técnica. Ya con su oponente a menos, el extremeño volvió a pisar los terrenos de cercanías con firmeza y mando. Ahí se le ve como pez en el agua.

Manoletinas para cerrar y una estocada que le franqueaban la salida a hombros hacia la Plaza de España. Cayetano no ejerció el tirón taquillero que se le suponía. Y para colmo pareció dejarse en el patio de cuadrillas la raza y la ambición de la que ha hecho gala en otras ocasiones.

Cierto es que su lote no fue de lío gordo, pero ni acertó en los tiempos y en las distancias con su flojo primero ni logró levantar faena ante el sexto, que si bien no se empleaba con clase, tampoco se comía a nadie. Tarde gris del madrileño.

Ficha:

Se lidiaron toros de La Palmosilla, desiguales de presencia, nobles pero faltos de raza y fuerza en líneas generales. El quinto al menos se desplazó más en el último tercio. Julio Aparicio, bronca y silencio. Miguel Ángel Perera, oreja y oreja. Cayetano, silencio en ambos. Entrada, un tercio de plaza.

Aburrimiento y silencios en la Maestranza

ELMUNDO.es | Sevilla

Actualizado jueves 23/06/2011 22:36 horas

Los toros de Carmen Segovia frustraron el lucimiento de los toreros Miguel Abellán, Juan Bautista y César Jiménez, que tan sólo pudieron resolver la papeleta con voluntad y entrega, este jueves, en la tradicional corrida del Corpus de Sevilla.

Se lidiaron toros de Carmen Segovia, feos y destartalados de hechuras y de juego deslucido en distintos grados, a excepción del noble y flojo primero, el único que “medio sirvió”. Rebrincado el segundo; manso el tercero, peligroso el cuarto, sin recorrido el quinto y sosísimo el sexto.

Miguel Abellán, ovación y silencio.

Juan Bautista, silencio en ambos.

César Jiménez, silencio tras aviso y silencio.

En cuadrillas, Curro Robles y Pablo Delgado se desmonteraron tras banderillear al quinto.

La plaza tuvo media entrada en tarde calurosa

La fuerza del cariño

MARÍA DOLORES MARTÍNEZ

Granada (España) Morante de la Puebla, El Fandi y José María Manzanares han abierto la puerta grande en el festejo del Corpus de Granada, en el que el público fue uno de los protagonistas del espectáculo, animando el festejo hasta conseguir y hacer que Morante hiciera un esfuerzo ante el cuarto, al que acabó cortando las dos orejas. También el cónclave mostró su cariño a Manzanares, que se esforzó con un lote deslucido y a cuyo sexto mató de una espectacular estocada recibiendo. El Fandi se resarció en el sexto, del que cortó dos orejas tras una labor inteligente.

La lidia del cuarto se desarrolló en una primera fase entre las protestas del público, que pidió de forma injustificada la devolución del toro por su mansedumbre. Tardó en entrar en escena la inspiración del sevillano y el tendido deseoso de ver el arte del de La Puebla, pareció empujarle por momentos para que la labor acabara teniendo su importancia y el toro rompiera a mejor. La gran estocada que logró Morante endulzó los ánimos definitivamente y acabó paseando las dos orejas. Antes, el sevillano, escuchó división de opiniones tras intentarlo con un toro parado y desrazado que tomaba el engaño con la cara alta. Faena medida y con pausas rematada de pinchazo y estocada casi entera.

El segundo llegó sin apenas fondo a la muleta y el toreo total de El Fandi exhibido hasta entonces brillantemente con capote y banderillas no pudo tomar el vuelo deseado. Lo exprimió al máximo y recortó todo lo que pudo las distancias y su entrega quedó sin premio por los dos pinchazos que precedieron a la estocada casi entera. En el quinto, El Fandi brindó al convaleciente Jesús Fernández Yiyo una actuación cumbre con la inteligencia demostrada para contrarrestar la falta de clase del toro y sujetar con enorme seguridad y amor propio las renuncias del astado. La espada sí hizo justicia en esta ocasión y el remate de su labor fue extraordinario.

La expectación con que fue acogido José María Manzanares se vio frustrada al constatar pronto las carencias de un toro muy agarrado al piso que se quedaba debajo en cada muletazo. Sólo el esfuerzo realizado por el alicantino pudo justificar la generosa oreja pedida por el público después de pasaportar al astado con una estocada de rápido efecto. La actuación frente al sexto se desarrolló con los lógicos altibajos marcados por la deslucida condición del toro. Hubo destellos de calidad y una espectacular estocada recibiendo que le valió una nueva oreja.

Plaza Monumental de Frascuelo. Casi lleno. Seis toros de Gavira, bajos de raza. Morante de la Puebla, división de opiniones y dos orejas; El Fandi, palmas tras aviso y dos orejas; y José María Manzanares, oreja y oreja. Juan José Trujillo se desmonteró tras parear al tercero.

Perera, sí o síJOSÉ MIGUEL ARRUEGO

Alicante (España). Miguel Ángel Perera ha salido en hombros en el sexto festejo de Las Hogueras en una tarde de mucha actitud donde se ha impuesto a una fea voltereta y a sus dos toros tras sendas faenas de distinto planteamiento pero presididas ambas por la firmeza de planta y la voluntad de sacar el mayor rédito a sus oponentes. Tarde muy sólida del extremeño, que optimizó al máximo las posibilidades de su lote de una corrida noble pero de poco fondo con la que se marcharon de vacío un precavido Aparicio y Cayetano, voluntarioso.

Miguel Ángel Perera fue volteado de manera aparatosa al iniciar faena al segundo por el pitón derecho, por el cual se quedaba más corto. Respuesto del susto, el extremeño metió en cintura al toro, sometiéndolo por el pitón izquierdo e incluso por el derecho, pegándose un arrimón. La gente entró en la faena por la emoción del riesgo y tras pinchazo y estocada fue premiado. Redondeó Perera su tarde y se ganó el triunfo en el quinto, al que fue haciendo poco a poco, a base de paciencia e inteligencia. Lo llevó muy metido en la muleta, empujándole hacia delante. Epilogó su labor metido entre los pitones con mucha exposición y pudo pasear el trofeo.

Cayetano
no tuvo opciones con el tercero, un animal de poca fuerza y fue silenciado, al igual que ante el sexto, ejemplar que llegó muy parado al último tercio. No dio opciones al madrileño, cuya faena no pudo alcanzar relevancia. Julio Aparicio, muy precavido, no se asentó con el animal que abrió plaza. El cuarto tuvo calidad aunque poco fondo y con él Aparicio dibujó algún lance de salida propio de su concepto. En el último tercio el animal se fue a tablas en los albores del trasteo y ahí el sevillano esbozó muletazos sueltos de cierta estética pero sin continuidad.

Plaza de toros de Alicante. Sexta de la Feria de Hogueras. Con alrededor de media entrada se han lidiado toros de La Palmosilla, desiguales de presencia, nobles en su mayoría pero de poco fondo. Julio Aparicio, pitos y silencio; Miguel Ángel Perera, oreja y oreja tras aviso y Cayetano, silencio y silencio.

Hermoso y Luque abren la Puerta Grande

VERÓNICA DOMÍNGUEZ

Toledo (España). Pablo Hermoso de Mendoza y Daniel Luque han salido en hombros por la Puerta Grande de la plaza de toros de Toledo. El rejoneador brilló sobre todo en el cuarto, al que le cortó las dos orejas, en la faena más destacable de la tarde. Daniel Luque sobresalió aunque no anduvo certero con la espada al igual que Alejandro Talavante.

Hermoso de Mendoza logró el lucimiento en el cuarto a lomos de Pirata, Chenel y Pata Negra y desarrolló una faena muy torera que llegó a los tendidos, logrando cortar dos orejas. Anteriormente, en el primero cortó una oreja.

Daniel Luque pechó con un toro con poca fuerza y movilidad pero a base de esfuerzo y tesón logró cortarle la oreja tras pinchazo y estocada. También estuvo por encima del sexto astado en una faena a menos.

Alejandro Talavante malogró con la espada una faena importante en el segundo y solo pudo ver recompensada su labor con una ovación. El cuarto, fue el toro más brusco de la tarde, con una embestida rebrincada que no dió opciones de triunfo al diestro.

Plaza de toros de Toledo. Casi media entrada. Toros de La Castilleja y Carlos Charro. Pablo Hermoso de Mendoza, oreja y dos orejas; Alejandro Talavante, ovación y palmas; y Daniel Luque, oreja y oreja.

Triunfo de Lancho y Solís, que es herido

DANIEL VENTURA

Badajoz (España). Israel Lancho ha cortado dos orejas en el primer festejo de la Feria de San Juan, al igual que Javier Solís, que ha protagonizado la cara y la cruz al desorejar al primero y ser herido en el cuarto, que le prendió cuando toreaba de capote corneándole en la axila y el brazo izquierdo. Julio Parejo cortó una oreja con una corrida de Luis Albarrán desigual de juego.

Israel Lancho desorejó al segundo, un animal noble que se desplazó en la muleta aunque buscó el abrigo de las tablas en los compases finales del trasteo. Brindó al cielo una faena que tuvo dos partes: una primera de trazo vertical y la planta muy firme y una segunda en la que se apoyó más en muletazos de recurso para mantener el interés del público. Mató de casi entera en buen sitio. Se hizo cargo de la lidia del cuarto, que brindó a su compañero herido, pero no tuvo opciones porque en la muleta fue un toro manso con malas intenciones, por lo que el torero lo pasaportó sin dilación. El sexto se rajó en banderillas y a Lancho le fue imposible faenar.

Javier Solís cortó las dos orejas del primer toro de la feria, con el que ya se gustó de capote en un buen recibo por verónicas y media para después construir una faena seria en la que se sirvió de la nobleza y buen son del de Luis Albarrán. El conjunto tuvo pasajes de buen toreo sobre ambos pitones, con muletazos limpios y sobre todo templados. Mató de estocada efectiva y paseó el doble apéndice. Cuando recibía al cuarto para instrumentar una larga cambiada el toro se le metió por dentro y le hirió, por lo que debió pasar a la enfermería sin poder redondear su tarde.

Julio Parejo anduvo decidido y valiente con el complicado quinto, un toro mirón y que no se empleó nunca. El local ha llevado a cabo una faena más esforzada que lucida por la condición del animal. Mató de estocada tras pinchazo y un descabello tras lo cual paseó una oreja. El tercero fue un sobrero del hierro titular, desrazado y que se rajó al final. Parejo se mostró igualmente voluntarioso ante el tercero en una faena en la que trató de extraerle las embestidas que el toro pudiese tener pero no encontró brillo por la deslucida condición del toro.

Plaza de toros de Badajoz. Primer festejo de la Feria de San Juan. Con media de entrada se han lidiado toros de Luis Albarrán, el tercero como sobrero. Javier Solís, dos orejas y herido; Israel Lancho, dos orejas, silencio en el que lidió por Solís y palmas y Julio Parejo, palmas tras aviso y oreja. Al comienzo del festejo se ha guardado un minuto de silencio en memoria del ganadero Luis Albarrán y de Demetrio Lancho, padre de Israel.

 

Gris al inicio, gris al final

César Jiménez. Sevilla.

César Jiménez destaca en el festejo del Corpus de la Maestranza. Momentos de Abellán.

http://www.goodmoodtv.com/internettv/application/mundotorotv/system/SingleVideoPlayer.swf

MAURICIO BERHO

Sevilla (España) La Corrida del Corpus de la Maestranza terminó como empezó, de forma gris. Destacó César Jiménez en el manso tercero en el que volvió a dar muestra del buen momento de forma por el que atraviesa en un encierro que enlotó dos toros de buena condición, primero y segundo, junto a otros cuatro deslucidos, manejables pero sin clase. Abellán dejó buenos momentos ante el primero, mientras que Bautista tuvo silencio en su lote.

Faena pulcra con momentos muy buenos de Abellán ante el primero, sobre todo al final de su labor y saludos desde el tercio. El cuarto toro de la tarde, altón y feo, manseó desde su salida y protagonizó un tercio de varas espectacular, y después poco pudo hacer en la muleta Abellán, que lo intentó a media altura porque nunca el toro humilló con la zurda y desistió pronto con la derecha. Estocada entera de la que estuvo a punto de ser otra vez cogido. Silencio.

Tuvo algo más de chispa el segundo, más serio. El viento complicó el inicio de faena de Bautista. Otra faena que no consiguió calentar los tendidos por falta de acople entre los dos antagonistas. Silencio. El francés no pudo levantar su tarde con el segundo de su lote. Aunque lo recibió de forma vistosa con el capote, su esfuerzos fueron en vano en la muleta con un toro sin clase y que no humilló. Silencio.

El tercero fue el peor toro de la primera parte. Un toro que ha manseado mucho, pero con el que se pudo vislumbrar el buen momento por que atraviesa César Jiménez, siempre bien colocado haciendo las cosas justas. Estuvo a punto de meter al toro en la canasta. La corrida terminó como empezó, de forma gris, aunque otra vez Jiménez puso todo de su parte intentando alargar siempre la embestida de un toro soso al que planteó una faena justa que no consiguió conectar con los tendidos. Silencio.

Plaza de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Algo menos de media entrada. Toros de Carmen Segovia, desiguales de presentación. Mejores primero y segundo, complicados los cuatros siguientes. Miguel Abellán, saludos desde el tercio y silencio; Juan Bautista, silencio en su lote y César Jiménez, silencio tras aviso y silencio.

FOTOS: MAURICIO BERHO. VÍDEO CORTESÍA: TOROMEDIA

 

Granada. Feria del Corpus

Se reparten seis orejas de una manejable corrida de Gavira y brindan una tarde muy entretenida

Por Redacción APLAUSOS 

Morante de la Puebla, El Fandi y Manzanares han salido a hombros por la puerta grande tras cortar dos orejas cada uno de un encierro de Gavira.

Morante de la Puebla sorteó un ejemplar soso, parado y falto de raza. El de Gavira tampoco humilló y obligó al sevillano a dejar tan sólo algunos detalles de su personal y torera tauromaquia. No todo el público comprendió la brevedad de la labor de el de la Puebla. El sevillano apostó con fuerza ante el cuarto y salió ganando frente a un toro deslucido en los primeros compases. Sin embargo y a pesar de las pocas posibilidades, Morante tiró de repertorio artístico y realizó una faena de mucho sentimiento, gusto y torería que le sirvió para desorejar al cuarto.

David Fandila “El Fandi” emborronó con los aceros una faena completa en los tres tercios. El granadino gustó tanto con el capote como en banderillas antes de una faena de gran entrega en la que sacó todo el partido a un toro que llegó muy justo al último tercio. Dos pinchazos antes de una estocada entera dejó todo en palmas. En el quinto salió a por todas y, tras brindar su labor a Jesús Fernández “Yiyo” -convaleciente del percance sufrido el domingo en esta misma plaza-, ofreció un derroche de técnica e inteligencia frente a un toro que nunca quiso tomar los engaños de verdad. En esta ocasión la espada sí viajó certera y se aseguró su enésima salida por la puerta grande de la Monumental de Frascuelo.

José María Manzanares ha cortado una oreja del tercero, un toro muy parado, descastado y sin emoción. El público de Granada premió la voluntad y el esfuerzo del alicantino por tratar de hilvanar faena. Lo mejor de la labor llegó en el toreo en redondo, con una serie templada y bella. Tras una estocada efectiva paseó el trofeo. Al sexto, falto de raza como casi todo el encierro, instrumentó series de calidad pero lo que justificó el trofeo con el que fue premiado al terminar su labor fue la monumental estocada recibiendo con la que finiquitó a su rival. El público, muy cariñoso con el alicantino, sacó los pañuelos para que José Mari acompañara a Morante y Fandi en la salida a hombros.

Granada, jueves 23 de junio de 2011. Toros de Gavira. MORANTE DE LA PUEBLA: División de opiniones y dos orejas; EL FANDI: Palmas tras aviso; JOSÉ MARÍA MANZANARES: Oreja. Entrada: Más de tres cuartos. Saludaron tras la lidia al tercero, Curro Javier, Trujillo y Luis Blázquez.

(Foto: Juan Manuel Fernández / Desdelcallejón.com)

Esta mañana, en el sorteo de Granada, ha sido el propio torero quien ha metido la mano para sacar la bolita correspondiente a su lote. Esta tarde comprobaremos si ha tenido suerte.

Por Redacción APLAUSOS
 

Toros / FERIA DEL CORPUS DE GRANADA

El Juli, imparable, cuatro orejas y a hombros con sus compañeros

ABC / GRANADA
Día 23/06/2011
 
Julián López «El Juli» fue el gran triunfador del festejo de ayer en Granada tras cortar cuatro orejas, en una tarde triunfal en la que le acompañaron por la puerta grande Enrique Ponce y El Fandi.

Se lidiaron toros de Torrehandilla y Torreherberos (2º). El 5º, «Comandante», fue premiado con la vuelta al ruedo.

Enrique Ponce, silencio y dos orejas.

El Juli, dos orejas y dos orejas.

El Fandi, oreja y oreja.

Según informa aplausos.es, las dos primeras orejas que cortó El Juli las obtuvo tras lucirse en un bonito y ceñido quite por chicuelinas y poner con la muleta toda la carne en el asador en una faena de entrega y gran firmeza en la que destacó por ambos pitones, obligando mucho a su oponente, con muletazos de mucho poder y mano baja. Mató de excelente volapié y paseó el doble premio. Con el quinto volvió a dictar una nueva lección de toreo, más redondo éste si cabe porque el de Torrehandilla, un gran toro premiado con la vuelta al ruedo, ayudó al lucimiento del madrileño, que volvió a mostrar una enorme contundencia estoqueadora.

Por su parte, El Fandi paseó una oreja de cada toro. El granadino sorteó un toro de Torreherberos ante el que brilló tanto con el capote como con los palos. Con la muleta se gustó, especialmente sobre la derecha en una faena de mucha entrega y voluntad ante sus paisanos ya que su oponente le planteó ciertas complicaciones, resultando un tanto reservón. Con la izquierda extrajo muletazos de mucho mérito antes de matar de estocada entera. Con el jabonero sexto, un buen toro, salió a revientacalderas, espoleado sin duda por el éxito de sus compañeros en su «corral». Hizo de todo con el capote, brilló como nunca en banderillas y exprimió hasta el final en la muleta al toro, al que pasaportó con acierto. Cortó una oreja y se le pidió con fuerza la segunda.

Enrique Ponce resultó silenciado con el soso Torrehandilla que abrió el festejo. El valenciano realizó una faena larga en la que dejó muletazos de calidad con su personal torería. Esforzado y afanoso Ponce, pero sin opciones. Dejó una estocada baja. Desorejó por partida doble al cuarto, un toro al que fue haciendo y metiendo poco a poco en el canasto a base de tirar de su proverbial técnica. Se lució especialmente sobre la diestra y, tras matar de nuevo de estocada desprendida, paseó el doble trofeo. 

ALICANTE.- Decepcionó el encierro de La Palmosilla

Perera, el triunfo de un valiente

 
Carlos Bueno
 
23/06/2011 21:35

Si el quinto festejo de la Feria de Hogueras no acabó siendo una decepción total fue gracias a la disposición y a la firmeza de Miguel Ángel Perera, que volvió a mostrar su cara más valiente con dos toros nada fáciles. Y es que al encierro de La Palmosilla le faltó clase y fuerzas, y sobre todo casta.

El manso que salió en segundo lugar desarrolló peligro desde el principio. Se paró ya en la tanda con la que Perera daba inicio a la faena; midió al torero, embistió a regañadientes, y cuando se decidió a arrancarse lo hizo pegando violentos cabezazos. De inmediato prendió al torero por el pitón derecho, por donde se acostaba más y se quedaba más corto. Ni se miró Miguel Ángel, que tras intentarlo al natural se enzarzó en el cuerpo a cuerpo ganando claramente la batalla y metiéndose al público en el bolsillo.

El quinto fue un animal de movilidad sin clase, de embestidas desiguales, que lo mismo se arrancaba con prontitud que tardeaba, que embestía largo o se quedaba corto. Perera supo llevar la batuta del mando en todo momento, y construyó una faena siempre a más gracias a su firmeza. Como en su primer toro, acabó clavado a la arena y metido entre los pitones, y, a pesar de tener que descabellar, logró cortar la oreja que le daba derecho a salir por la puerta grande.

A la primera faena de Cayetano le faltó directriz, y fibra, y convicción, y compromiso, y confianza. Dio pases por acá y por acullá, buscando la pulcritud y el aseo, pero sin alma ni profundidad. Tampoco mejoró su impronta manejando el estoque.

Igual de espeso se mostró con el que cerraba festejo, un astado que se quedaba corto por ambos pitones y con el que Cayetano no supo encontrar soluciones.

Aparicio, que no quiso ni ver al que abría festejo -todavía está por conocerse la razón- salió con más decisión ante el segundo de su lote, al que había recibido con enjundia por verónicas. Pero el animal se rajó a las primeras de cambio, y toda su disposición quedó en simples pinceladas, en atisbos de buenas intenciones.

Ficha del festejo

23 de junio. Quinta de feria de Hogueras. Un tercio de entrada. Toros de La Palmosilla, desiguales de presentación y descastados en general. El 2º desarrolló peligro.

Julio Aparicio: pitos y silencio.

Miguel Ángel Perera: oreja y oreja tras aviso.

Cayetano: silenciado en ambos.

SEVILLA.- Tarde de sopor en la tradicional corrida del Corpus, sólo una ovación

Acertaron los que se fueron a la playa

Carlos J. Trejo – SEVILLA
 
23/06/2011 22:31

Más de 40ºC marcaban los termómetros minutos antes del comienzo de la tradicional corrida del Corpus de Sevilla. Dio mucho que hablar el cartel cuando se publicaron las combinaciones del abono, una terna más propia de una tarde de San Isidro que no de una fecha tan sevillana.

Con todo y con eso los tendidos de la Real Maestranza se cubrieron en más de la mitad de su aforo para presenciar un festejo que, aunque duró dos horas, resultó de lo más tedioso y aburrido. Miguel Abellán, Juan Bautista y César Jiménez sortearon un encierro de Carmen Segovia, un tanto deslucido, pero que con otra disposición de los toreros hubiera tenido mejor balance.

Miguel Abellán encontró en el que abrió plaza un toro soso con el que no pudo estirarse con el capote. Le corrió muy bien la mano en los primeros compases de faena, sobresaliendo un pase de pecho de pitón a rabo. Logró una buena tanda por el derecho, muy templada y luciéndose en el toreo en redondo. Cuando Abellán se la echó a la izquierda el toro ya había perdido el poco fuelle que tenía. Extrajo un circular ligado con un cambio de manos muy aplaudido y que puso punto y final a un trasteo muy solvente. El público le agradeció el esfuerzo sacándolo a saludar desde el tercio.

Al 4º le dieron en exceso en el caballo. Un ejemplar sin clase que siempre llevó la cara por las nubes. Abellán aquí no dio el paso, tampoco el de Carmen Segovia era un derroche de posibilidades pero le faltó meterse con él, lo que popularmente se conoce como buscarle las cosquillas. Mató bien y su labor fue silenciada.

Juan Bautista sorteó un primer ejemplar que desarrolló genio en los primeros compases de la faena de muleta. Intentó el francés el lucimiento en un trasteo falto de continuidad debido a las irregulares embestidas del astado.

En el 5º el diestro francés no terminó de conectar con los tendidos. Se sucedieron los pases ante uno de los ejemplares más deslucidos del envío de Carmen Segovia. Una faena tediosa de escaso eco, que se fue diluyendo en medio del sopor general.

César Jiménez venía a Sevilla tras cosechar un importante triunfo en Madrid. El primero de su lote no le permitió el lucimiento con el capote. Manseó el astado y comenzó su faena con estéticos doblones. Muy firme Jiménez lo intentó en todo momento. Lo buscó por el izquierdo para lograr exprimir algunos naturales de bello trazo. Terminó parándose y se atascó el madrileño con el descabello.

El 6º parecía desplazarse en un primer momento, aunque carente de emoción. Se puso Jiménez a torear en redondo pero le faltaba alma al trasteo. Se sucedían los muletazos sin eco alguno en los tendidos.

A esas horas la desesperanza se había apoderado ya de los tendidos maestrantes. Sólo un detalle: no hubo ni un solo quite en toda la tarde. Aunque sólo sea un dato, puede decir mucho de las voluntades de la terna actuante, en una tarde de Corpus muy poco sevillana.

Ficha del festejo:

Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Festejo nº 22 del abono. Algo más de media entrada en los tendidos en tarde de calor sofocante. Se lidiaron toros de Carmen Segovia, desiguales de presencia y juego.

Miguel Abellán (de blanco y plata): saludos y silencio
Juan Bautista (de canela y oro): silencio y silencio
César Jiménez (de celeste y plata): silencio tras aviso y silencio

Saludaron Curro Robles y Pablo Delgado, de la cuadrilla de Juan Bautista, tras banderillear al 5º de la tarde.

RESEÑA GRANADA

La terna a hombros en el día del Corpus

Marisa Fernández / Granada
 
23/06/2011 20:16

Morante de la Puebla ha cortado dos orejas al cuarto, un toro por el que nadie daba un duro pero por el que el torero ha apostado, consiguiendo muletazos sentidos y con mucho gusto que le han servido para desorejar al astado y poder abrir la puerta grande.

En el primero, Morante de la Puebla se  ha enfrentado a un animal parado y soso y, aunque lo ha intentado tanto con la mano derecha como por la izquierda, solo ha podido conseguir algunos muletazos sueltos. Mató de media tras un pinchazo y escuchó palmas.

El Fandi ha toreado de forma muy templada y suave con el capote a la verónica. Este segundo toro ha sido otro ejemplar soso y parado con el que El Fandi se ha fajado para conseguir extraerle unas tandas muy meritorias. Siguió con el toreo de cercanías y los adornos y perdió, al menos, un trofeo por el mal uso de la espada y solo escuchó palmas.

El granadino ha tenido en quinto lugar un toro con algo más de movilidad y transmisión. Ha estado muy a gusto con él y ha conseguido ligar una faena larga y de calado. Ha exprimido al toro tanto en el toreo fundamental como en el accesorio, siendo premiado con dos orejas.

El tercer toro fue otro ejemplar de escasa transmisión al que Manzanares toreó con suavidad con el capote. Curro Javier, tras la lidia, y Trujillo y Luis Blázquez saludaron montera en mano tras parear al tercero. Con la muleta, Manzanares ha conseguido ligar varias tandas de mucha estética y con muletazos muy templados, sobre todo, por el pitón derecho. Mató de una gran estocada y cortó una oreja.

Manzanares se ha encontrado en sexto lugar con un toro que se ha parado pronto, un astado soso al que el diestro alicantino ha realizado una faena muy templada con muletazos de calidad y belleza. Estocada recibiendo

 

Ficha del festejo

Granada. Quinto festejo de abono. Más de tres cuartos de plaza. Toros de Gavira, sosos en general. El quinto con movilidad y transmisión.

Morante de la Puebla: palmas y dos orejas tras aviso

El Fandi: palmas tras aviso y dos orejas

José María Manzanares: oreja y oreja

AVANCE CARTELES.- Con Juli de padrino y Talavante de testigo, con toros de Jandilla

Bilbao cierra la alternativa de Fortes

Enrique Ponce y El Juli al fondo haciendo el paseíllo en 2008 en Bilbao/Foto:Terroso
 
J. H. C.
 
23/06/2011 17:40

Las Corridas Generales de Bilbao cobran forma y los carteles oficiales están a punto de darse a conocer por parte de la Junta Administrativa del coso y del gestor, la Casa Chopera. La Feria de Bilbao, que irá desde el 20 de agosto al 28, ya tiene cerrados los dobletes de cinco matadores y podría llegar el sexto en las próximas horas, si las negociaciones con El Cid llegan a buen puerto. De momento, actuarán dos tardes en el abono Enrique Ponce, Juan José Padilla, El Juli, Manzanares e Iván Fandiño.

Como principal novedad, Chopera ha cerrado la alternativa de uno de los novilleros más destacados del pasado San Isidro, como es el malagueño Jiménez Fortes, que tomará doctorado con toros de Jandilla y teniendo como maestros de ceremonia a Juli y Alejandro Talavante, casi con seguridad en la tarde del 24 de agosto.

Los carteles, que continúan en proceso de elaboración, se perfilan como sigue:

Sábado, 20 de agosto: Toros de Ángel Sánchez y Sánchez para Hermoso de Mendoza, Diego Ventura y Leonardo Hernández.

Domingo, 21 de agosto: Juan José Padilla, Rafaelillo y otro.

Lunes, 22 de agosto: Toros de Victoriano del Río para Enrique Ponce, El Juli y Miguel Ángel Perera.

Martes, 23 de agosto: Toros de Cuvillo para Morante de la Puebla, Leandro y José María Manzanares.

Miércoles, 24 de agosto: Toros de Jandilla para El Juli, Alejandro Talavante y Jiménez Fortes (alternativa).

Jueves, 25 de agosto: Toros de El Pilar para El Cid, Sebastián Castella y José Mari Manzanares.

Viernes, 26 de agosto: Toros de Alcurrucén para Enrique Ponce, El Fandi e Iván Fandiño.

Sábado, 27 de agosto: Toros de Fuente Ymbro para Fandiño, César Jiménez y otro.

Domingo, 28 de agosto: Toros de Victorino Martín para Luis Bolívar, Sergio Aguilar y, posiblemente, El Cid.

Esta es la base sobre la que ultima carteles la Casa Chopera, que podría presentar las combinaciones oficiales el próximo sábado, día en el que el coso de Bilbao celebra un mano a mano entre Juan del Álamo y Víctor Barrio, con novillos del vasco José Cruz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: