noticias taurinas 23mayo2011

23 May

Toroestoro

Parte médico de Ignacio Garibay

Publicado por Fernando Moliner el 22/5/2011

Parte médico de Ignacio Garibay

[Fernando Moliner] Durante el decimotercer festejo de la feria de San Isidro, el diestro mexicano Ignacio Garibaysufrió una seria cornada en el muslo derecho.Garibay fue intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza, los doctores al finalizar la intervención dieron el parte médico el cual lleva como pronóstico grave:“Herida de asta de toro en tercio medio del muslo derecho de 25cm que causa destrozos en músculo tensor, vasto y recto, salida en tercio superior”.El equipo de toroestoro le desea una pronta recuperación.Foto: elmundo.es

Garibay cornado, Marín también se jugó la vida, se estrelló Aguilar

Publicado por Fernando Moliner el 22/5/2011

Garibay cornado, Marín también se jugó la vida, se estrelló Aguilar

[Fernando Moliner]En la plaza de toros de Las Ventas de Madrid con lleno en los tendidos, se ha celebrado la decimotercera de la feria de San Isidro.Se ha lidiado un toro de Nazario Ibáñez: Bien presentado y de escaso juego. Un toro de Los Chospes(2ªBis): Bien presentado y juego desconcertante.Cuatro toros de Partido de Resina: Bien presentados y Justos de fuerzas.Ignacio Garibay: Silencio y Ovación tras cornada en la pierna derecha.
Serafín Marín: Vuelta al Ruedo y Silencio.
Sergio Aguilar: Silencio y Silencio.Incidencias:El segundo toro del lote del mexicano Ignacio Garibay le infirió una cornada que atraviesa su muslo derecho.______________________

Tras unos días de éxito con varias puertas grandes, llegó una tarde aburrida e insulsa con el fracaso ganadero de Partido de Resina, poco pudieron hacer Ignacio Garibay, Serafín Marín y Sergio Aguilar.

El mexicano Ignacio Garibay fue corneado gravemente por el cuarto de la tarde, un torazo que no tenía un pase. Sergio Marín también resulto prendido por el segundo del festejo y Sergio Aguilar se llevo un lote que nunca se presto al lucimiento.

El primero del festejo fue un ejemplar de Nazario Ibáñez que remendó a la ganadería titular de Partido de Resina. El mexicano Ignacio Garibay realizo una faena en la que cuido más la estética que la profundidad en la muleta y eso que el animal embestía con lentitud y nobleza. Lo despacho de pinchazo y estocada.

El cuarto del festejo fue un auténtico torazo, 672 kilos, y con dos pitones que daban mucho respeto. Brindó el toro a una terna de maestros de autentico lujo, Eloy Cavazos, Sebastián Palomo Linares y Cesar Rincón.

Este tren de mercancías fue manso que apenas tenia movimiento, en un arreón de manso le propino una tremenda voltereta infringiéndole una cornada en el muslo derecho.

A Serafín Marín le correspondió un sobrero de Los Chospes al que saludo con unas buenas verónicas rematadas con una medía. Empezó el trasteo suave sin obligar al toro, pero poco pudo sacar en claro, solo la disposición y la entrega de Marín. A la hora de matar resulto prendido por el pecho de manera muy fea, gracias a dios sin llegar a calar el pitón en la carne del catalán. El público le reconoció su entrega obligándole a dar una vuelta al ruedo.

El quinto tampoco se prestó al lucimiento, animal de embestida sosa que se tragaba los pases pero que a la mínima le recortaba el viaje y tiraba la cornada. Serafín no desespero e intento sacar agua de un pozo de arena.

Sergio Aguilar apenas pudo lucirse con el tercer toro del festejo, animal que se quedo cortisimo en la embestida y apenas pudo realizar una faena de interés.
Con el invalido y soso sexto apenas pudo lucirse, lo intentó por el pitón izquierdo, por donde el animal se medio dejo pero el trasteo fue insulso y sin emoción a los tendidos.

Manolo Sánchez Mejía corta tres orejas en Los Ibelles

Publicado por Ab el 22/5/2011

Manolo Sánchez Mejía corta tres orejas en Los Ibelles

Se llevó a cabo la tercer novilada de la temporada en el cortijo Los Ibelles, dejando como resultado el corte de cuatro orejas.Se lidió un encierro de la dehesa de Rosas Viejas propiedad de Don Fernando Topete, siendo este manejable, destacó el cuarto de la tarde el que recibió los honores del arrastre lento.Manolo Sánchez Mejía: Oreja y dos orejas.
Edgar Badillo: Silencio y oreja.
Andrés Rivera: Silencio tras dos avisos y silencio tras un aviso.

Mala novillada en Zaragoza

Publicado por Comunicado el 22/5/2011

Mala novillada en Zaragoza

El pésimo juego de la novillada de Concha y Sierraque se ha lidiado esta tarde en Zaragoza ha dado al traste con las ilusiones de los tres novilleros que apenas han tenido opciones de lucir ante estos novillos.Dos de los titulares, primero y sexto, fueron sustituidos en el ruedo por sendos sobreros de Lucero Gallardo. El primero de ellos fue el que más se dejó, mientras que el sexto, segundo del lote de Diego Silveti, se derrumbó iniciada la faena, por lo que el lucimiento fue imposible.Con un cuarto de entrada cubierto han actuado:
Daniel Morales: Ovación tras aviso y silencio
Alejandro Enríquez: Silencio tras aviso y ovación
Diego Silveti: Ovación y silencio

DE SOL Y SOMBRA

Aceite Mansino de Resina. Garibay en Madrid

Cayó herido Garibay.
Cayó herido Garibay.

Por: “Puntillero”

Más de medio galón de mansedumbre se cargó la aparición de Partido de Resina. Solo se salva el primero un sobrero de Nazario Ibáñez, noble. Así como el tremendo tesón de Serafín Marín, el corazón de Sergio Aguilar y el pundonoroso empeño de Ignacio Garibay.

Sincero, con pausa, como toda gran figura del Toreo, Fermín Rivera comentaba una tremenda actuación de Curro Rivera a un torazo de Urquijo en Bilbao. Por cierto, le cortó dos orejas tras brindar a Martín Agüero.

“El torero mexicano en España tiene que salir y adaptarse al enemigo que tiene enfrente” Lo decía con una majestad y poderío en la afirmación tales que se corroboraban con el faenón que Curro cuajaba a la mole murubeña que desorejó.

Claro, después decía: “Curro traía una cantidad importante de vacas de México, lo único que hizo en España fue adaptarse”. Hoy justo hace 39 años de las cuatro orejas de Madrid al encierro de Atanasio Fernández la realidad muestra un contraste que abruma.

Ayer en Las Ventas la grisura del cielo de la tarde, como la capa y el juego de los viejos pablorromero se llevan la ilusión. Garibay tiene la suerte de verse frente a un sobrero de Nazario Ibáñez que abre plaza. Alto, más que burraco armiñado, algo falto de cuello y reunido de astas, mansea de salida, hace un tercio de varas pobre y pasa sin dejar notas altas en banderillas. Sin embargo, a la muleta llega con claridad y también con la flojedad tan característica del toro isidril, cosa que se sabe de antemano puede ocurrir. Comienza por alto, quieto y sin moverse. El toro pierde las manos tras inoportuno trincherazo.

Sin embargo, más allá de las rayas, encuentra dos buenas tandas de derechazos, hay continuidad y ligazón, no obstante la falta de fuerza del toro. Da la impresión que Garibay encuentra su aire pero el planteamiento posterior demuestra que su concepto se quedó en México, que no se adecua o flexibiliza sus formas al juego del toro, pues pierde pasos entre pase y pase quedando en “el famoso uno a uno” sin dejar la muleta puesta y aguantar. Tras vitolina  lo intenta por el lado izquierdo pero le sorprende el de Ibáñez. No hubo más, salvo un pase de pecho con la zurda previo a un pinchazo y un bajonazo terrible. Se aguada el toro y se aguada la gente.

Cuando Garibay apretó el toro lo deja fuera de cacho y citando para afuera. Aún así la sensación no es del todo mala aunque da la impresión que no llega del todo preparado.

Su segundo, de Partido de Resina, fue un tráiler de triple remolque que hubiese roto el record de cualquier caseta de peaje. Ovacionado es de salida, hizo un sainete en varas que impide ver a Salomón Azpeitia picar pues se dispuso a huir por los adentros. Por la libre.

Emotivo brindis al cartel de efemérides: Eloy Cavazos (Cuarenta años de su primer puerta grande en Madrid) Palomo “Linares” (Treinta y nueve del último rabo en Madrid) y César Rincón (veinte años de las cuarenta y ocho más gloriosas horas) Con inteligencia Garibay saca al manso a los medios en un inicio por bajo castigando atinadamente.

Pero el planteamiento de faena se vuelve imposible que con un marrajo de estos no se puede estar tan a merced intentando sacar pases ligados. Garibay en el intento es levantado en uno de pecho con la derecha y corneado, menos mal ya no hizo por él. Con todo el pundonor del mundo lo despacha a como puede y pasa a la enfermería por su propio pie bajo el palmeo del público. Pena porque su fondo técnico no afloró como sí nuestra ilusión estrellada. Desde acá pienso que al marrajo se le machetea, Garibay fue generoso, el toro no.

A la verónica Serafín Marín lo borda ante el sobrero de Los Chospes que sustituye al frágil y débil pablorromero, arrastrando, como bien sentenció Xavier Sorondo “por la arena la comba del percal” Estampas de Torería, se llama el compendio. El sobrero es alto y agresivo pero esperanzador su juego, tanto que Aguilar se anima a quitar por tafalleras. Ahí el toro muestra su genio. Con la muleta inicia sin probaduras en los medios, si tan solo hubiera lidiado el primero… Tanda buena con la derecha hasta que el negro y veleto comienza a sospechar y termina por quedarse corto. A pesar de la sinceridad de planteamiento de Marín el toro no quiso ser.

Lo que quiso fue atravesar al catalán cuando este sepultó entero el acero. Providencial el trance donde no hubo más que golpazos que compensaron la leve petición y la indiscutida vuelta al ruedo. Menos mal fue así porque decir que el quinto no tenía un solo pase es quedarnos cortos. No obstante cabezazos Marín deja patente en Madrid que debe contar a lo largo del año.

Sergio Aguilar no tuvo opciones para mostrar su sereno y valiente toreo ante dos cárdenos en extremo ayunos de bravura. Que así no se puede. Cabezazos, desrazados, medias embestidas… No importan para el de Vallecas porque la muleta está bien puesta, su buen concepto se alcanza a notar incluso al natural en ambos turnos. Una pena porque la mansedumbre, que así se llama topetear querer salir por encima, defenderse, es todo menos que ser bravo. Por encima Aguilar que no merece, ni él ni nosotros, estar condenado al aceite de la mansedumbre.

Anteriormente, al toro manso se le trata así. Sin embargo, en una época de superación de la técnica taurina se da la presunción de que a todo toro se le puede llevar largo y por abajo. Pero con lo que queda de pablorromero se da algo similar a lo que comentamos en nuestra crónica de Sevilla, cuando la miurada: “Al toro de antes se le lidia como antes” sin concesiones. Que no merecen más, ni nosotros menos.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Madrid. Monumental de Las Ventas. Décima Tercera de San Isidro 2011. Cuatro toros de Partido de Resina. Grandes, mansos y soso; con nulas opciones. 1 de Nazario Ibañez que abre plaza. Noble y de buena condición en la Muleta, 1 de Los Chospes, agresivo y que duró poco en la muleta. Ignacio Garibay (Rey y oro)  Silencio tras aviso; Palmas tras aviso al retirarse a la enfermería. Serafín Marín (Celeste y oro) Vuelta aclamada y silencio. Sergio Aguilar (Malva y oro) Silencio y Silencio. Lleno total.

PARTE MÉDICO. Durante la lidia del cuarto Ignacio Garibay sufrió una herida por asta de toro con orificio de entrada en tercio medio cara externa de muslo derecho con una trayectoria hacia adentro y arriba de 25 cms que produce destrozos en los músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior cara anterior. Pronóstico grave que le impide continuar la lidia. Intervenido en la Enfermería de la Plaza y se traslada a la clínica La Fraternidad. Firma: Dr. García Padrós.

Diego Silveti deja huella de su toreo en Albacete

Diego Silveti. Foto de Archivo

Sol y Sombra

Diego Silveti dejo una buena huella e impresion de su toreo en Albacete, pero lamentablemente nuevamente fallo con la espada, perdiéndose de esta manera los trofeos de sus dos astados y quedando todo en salidas al tercio.

Silveti se ha enfrento a los dos novillos màs bajos de raza y duración, dentro de un encierro en el que sí han saltado ejemplares de mejor juego, especialmente los lidiados en 3º, 4º y 6º lugares. A pesar de ello, el novillero mexicano ha exprimido a su lote, estando muy por encima de las prestaciones de sus dos novillos. En ambos ha manejado con temple el capote a la hora de recibirlos por verónicas, instrumentando también un ajustado quite por gaoneras en el 5º.

Con la muleta, Silveti estuvo templado con el 2º, un animal noble pero de escasa duración. Silveti sacó muletazos de muy buen aire y concepto por los dos pitones, aunque un pinchazo antes de la estocada definitiva dejaron el premio en una ovación. Con el 5º, que se paró pronto, Diego estuvo muy valiente, acortando distancias y pegandose un arrimón. En ese terreno, y con mucha firmeza, Silveti tenía en sus manos una oreja,  los pinchazos volvieron a dejar su premio en un fuerte ovación.

Albacete, España.  Un cuarto de entrada en tarde agradable. Cinco novillos de Martelilla y uno de Casa de los Toreros, de buen juego, salvo los lidiados en 2° y 5° lugar. Pablo Belando: Silencio en su lote. Diego Silveti: Ovación en su lote. Alberto Pozo: Oreja y oreja.

Inidencias: Belando resultó herido leve por su segundo novillo.

Paisaje desolador en la Plaza de Albacete
 

José Tomás no estoqueará ninguna corrida de Núñez del Cuvillo esta temporada

¿Se acabo el romance?

Sol y Sombra

(España). José Tomás no estoqueará ninguna corrida de Núñez del Cuvillo esta temporada. El diestro de Galapagar, que anunció la semana pasada que regresaría a los ruedos en la Feria de Julio de Valencia, ha tomado la decisión de no lidiar ninguna corrida de la divisa gaditana, según ha publicado el diario El Mundo.

Álvaro Núñez, ganadero de Núñez del Cuvillo, quien ha señalado que la razón última de esta decisión del torero es que le sentó mal una sugerencia que nosotros hicimos sobre la confección de los carteles’. El criador ha señalado que indicó que prefería la presencia de dos figuras en cada cartel, y ésto no sentó bien al torero madrileño.

Núñez Benjumea también ha señalado que cuando conocimos que había tomado esa decisión, intentamos arreglar la situación y tratamos de llegar a un entendimiento, pero él se negó a modificar su posición’.

El ganadero ha aclarado además que ‘ésta es una decisión que nos apena profesionalmente, pero que respetamos. En ningún momento se nos ha pasado por la cabeza tomarnos esto como algo personal y vamos a seguir admirando a José Tomás como torero y como persona. Los primeros que estaremos en Valencia seremos mi padre y yo‘.

Salvador Boix, apoderado de José Tomás quien ha señalado que lo único que tenemos que decir a este respecto es que ya se irán viendo las ganaderías que mata José Tomás esta temporada, porque eso depende de él y los empresarios’.

Feria de Bayonne 2011 – Les signes de Bulls – José Tomás sera le 7 août

Sol y Sombra

Ya se conocen los carteles de la temporada 2011 en la plaza de toros francesa de Bayona, en la que tendrá en sus carteles la presencia del reaparecido José Tomás lidiando una corrida de Jandilla y Vegahermosa con Juan Mora y Juan Bautista. En la que tendrá este año una temporada con siete corridas de toros, una novillada con picadores, cuatro novilladas sin picadores y un festejo de rejones.

Vous savez déjà les signes de la saison 2011 dans les arènes de Bayonne française, où les affiches reviendrai la présence de José Tomás traiter une course Vegahermosa Jandilla et Juan Mora et Juan Bautista. Dans ce qui sera cette année une saison avec sept corridas, une corrida avec des pics, pioches et quatre jeunes taureaux sans une célébration de la queue.

Sábado 30 de julio: Toros para rejones de Los Espartales para los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Andy Cartagena y Manolo Manzanares.

Domingo 31 de julio: Toros de Fuente Ymbro para Julien Lescarret, Joselito Adame y Thomas Duffau.

Jueves 4 de agosto: Toros de El Pilar para Sebastián Castella, José María Manzanares y Esaú Fernández que confirmara la alternativa.

Viernes 5 de agosto: Toros de El Tajo y La Reina para Curro Díaz, Julián López “El Juli” y Daniel Luque.

Sábado 6 de agosto: Toros de Flor de Jara para Julien Lescarret, Luis Bolívar y David Mora.

Domingo 7 de agosto: Toros de Jandilla y Vegahermosa para Juan Mora, José Tomás y Juan Bautista.

Sábado 3 de septiembre: Toros de Jandilla y Vegahermosa para Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera, mano a mano.

Domingo 4 de septiembre, matinal: Novillos de Antonio López Gibaja para Thomas Cerqueira, Matthieu Guillon y Fernando Adrián.

Domingo 4 de septiembre, tarde: Toros de Daniel Ruiz Yagüe para Julián López “El Juli”, José María Manzanares y Alejandro Talavante.


 

“El Pana” se deja ir un toro vivo en Puebla

El Pana, toreo y surrealismo

Sol y Sombra

Puebla, Pue.- En un festejo nocturno en el que Alfonso Mateos tomaba la alternativa, Rodolfo Rodríguez “El Pana” se dejó ir un toro vivo y se llevo una fuerte bronca del poco publico que asistio al coso del “El Relicario” esta noche. La torera española corto una oreja y Mateos tuvo una actuación con altibajos, pero también  dejo muestras de su buen toreo.

Resumen del festejo:

Puebla, Pue. Plaza “El Relicario”. Cuarto y último festejo de feria. Media entrada en noche agradable. Toros de San Lucas, muy justos de presentación, sobresalió el 6o., que fue premiado con arrastre lento. El Pana: Palmas tras dos avisos y pitos tras tres avisos. Mari Paz Vega: Oreja y silencio tras aviso. Alfonso Mateos: Ovación tras aviso y palmas tras dos avisos.

Alfonso Mateos recibió la alternativa con el toro “Duende”, número 102, cárdeno oscuro, con 454 kilos de peso.

Garibay, herido grave en Madrid; y sólo ovaciones en Sevilla y Zaragoza

22/05/2011 17:40

El diestro mexicano Ignacio Garibay, cogido por su primer toro. EFE (EFE)

Madrid, 22 may (EFE).- La cornada que sufrió el mexicano Ignacio Garibay y la vuelta al ruedo de Serafín Marín en Madrid, y las ovaciones que saludaron los novilleros Víctor Barrio y David Galván en Sevilla, y la terna en Zaragoza, son los titulares de la jornada taurina de hoy.
Una corrida de toros y dos novilladas picadas se celebraron hoy en España. Estos son los resultados:

CORRIDA DE TOROS
================
MADRID.- Decimotercera de feria. Lleno. Cuatro toros de Partido de Resina, uno -el primero- de Nazario Ibáñez, y otro como sobrero -el segundo- de “Los Chospes”, grandes y complicados. Tercero, cuarto y quinto sacaron peligro.
Ignacio Garibay, silencio tras aviso y ovación al pasar por su pie a la enfermería. Serafín Marín, vuelta tras petición y silencio tras aviso. Sergio Aguilar, silencio y silencio tras aviso.
En la enfermería fue operado Garibay de “herida con orificio de entrada en tercio medio cara externa del muslo derecho con una trayectoria hacia adentro y hacia arriba de 25 centímetros que produce destrozos en los músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior cara anterior”, de pronóstico grave.

NOVILLADAS PICADAS
==================
SEVILLA.- Algo más de media. Novillos de “El Montecillo”, serios aunque desiguales de presentación y de juego variado. Excelente el primero; el segundo, noble y soso; noble también el tercero; el cuarto, “rajado”; el quinto, peligroso y aplomado; y el sexto, tardo aunque con un potable pitón izquierdo.
Víctor Barrio, silencio y ovación. David Galván, ovación en ambos. Vanessa Montoya, silencio tras dos avisos en ambos.

ZARAGOZA.- Un cuarto. Cuatro novillos de Concha y Sierra, aceptablemente presentados y complicados, a excepción del noble quinto. Primero y sexto fueron sendos sobreros de Elisa y Martín Lucero, bueno el primero, y blando y deslucido el último.
Daniel Morales, ovación tras aviso y silencio. Alejandro Enríquez, silencio tras aviso y ovación. El mexicano Diego Silveti, ovación y silencio.

Garibay, herido, y Marín se escapa por los pelos, en una corrida sin opciones

22/05/2011 17:35

El diestro mexicano Ignacio Garibay, cogido por su primer toro, durante el décimo tercer festejo de la Feria de San Isidro. EFE (EFE)

Madrid, 22 may (EFE).- Ignacio Garibay ha resultado herido grave por un manso y peligroso toro de Partido de Resina, la antigua ganadería de Pablo Romero, en una corrida marcada precisamente por las complicaciones de los astados, uno de los cuales, un sobrero de “Los Chospes”, tuvo también a merced a Serafín Marín, que se escapó de milagro, hoy, en Las Ventas.

FICHA DEL FESTEJO.- Cuatro toros de Partido de Resina, uno -el primero- de Nazario Ibáñez, y otro como sobrero -el segundo- de “Los Chospes”, grandes y complicados. Tercero, cuarto y quinto sacaron peligro.
Los demás tuvieron también “sus cosas”, aunque en los dos que no pertenecían a la ganadería titular, y que se lidiaron por delante, todavía se atisbaron algunas posibilidades.
Ignacio Garibay: pinchazo, estocada baja y descabello (silencio tras aviso); y media tendida y seis descabellos (ovación al pasar por su pie a la enfermería).
Serafín Marín: estocada saliendo prendido (vuelta tras petición); y dos pinchazos, media y dos descabellos (silencio tras aviso).
Sergio Aguilar: pinchazo y casi entera (silencio); y dos pinchazos, casi media y cuatro descabellos (silencio tras aviso).
Garibay fue operado de “herida en el tercio medio cara externa del muslo derecho con trayectoria adentro y arriba de 25 centímetros que destroza músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior cara anterior”. Pronóstico grave.
La plaza se llenó en tarde de nubes altas.
—————————————
TOROS CON PELIGRO, TOREROS CON ARRESTOS

Pasó lo que tenía que pasar. Un torero herido, y otro que casi no lo cuenta. Una pancarta en la andanada de “sol” se preguntaba y afirmaba: “¿Y las figuras? con el toro light”.
No se trata de buscar culpables donde no los hay, pues toda la vida fue así. Los de arriba exigen un toro más apropiado para el triunfo, y menos, muchísimo menos peligroso. Aunque ninguno está libre de que en un momento determinado salga el barrabás.
Pero no es de recibo lo de esta ganadería, honra histórica de la bravura, que desde mucho antes que se deshicieran de ella sus anteriores propietarios, no le embiste un toro.
Mucha fachada, por cierto, descomunal -el cuarto pesó ¡672 kilos!-, que tampoco se corresponde con el tipo de toro de este encaste en sus tiempos de bonanza y prestigio. Y, sobre todo, malas ideas.
Basta decir que, sin ser toros completos, “el remiendo” de Nazario y el sobrero de “Los Chospes” marcaron la diferencia. Aunque también con éstos hay que precisar.
El de Ibáñez tuvo poca fuerza, pero apuntó calidad por el derecho. Topón en el capote, peleó en el caballo con la cara alta. Garibay lo probó por arriba, y al bajarle la mano se desplomó. Pero luego hubo acople. Tardaba en acudir al primer cite, sin embargo, una vez que iba, repetía.
El mexicano lo toreó templado y con gusto en dos tandas a derechas de mucha consistencia, incluido un cambio por delante y los de pecho. Toreo de plasticidad y hondura. Lástima que al cambiar de mano, el toro empezó a venirse abajo, los muletazos ya de uno en uno, y la faena irremisiblemente a menos.
El cuarto, toro enorme, todavía más si se compara con lo que es habitual en la tierra de Garibay -al de Partido de Resina le cabían dos de México-, peor que el volumen, lo que tenía era “guasa”. Como buen manso fue de caballo a caballo, huyendo en cinco encuentros, y sin atender capotes.
En la muleta, aplomado, las pocas veces que pasó, sin humillar y volviéndose, cuando no poniéndose por delante. En una de esas inciertas arrancadas, en un pase de pecho, Garibay salió por los aires. En el empujón le pegó la cornada. La caída fue tremenda. Y todavía le buscó con saña en el suelo. Estampa dramática, aguantando hasta acabar con el toro, y entrando por su pie a la enfermería.
A Marín casi le pasa otro tanto en el primero que estoqueó, el sobrero de “Los Chospes”, al que dio muchos y muy buenos lances con el capote y con el que estuvo muy templado y centrado en la muleta. Faena que apuntó muy bien en el toreo a derechas, tirando del toro con suavidad hasta muy atrás. Sin embargo, no respondió el animal por el izquierdo.
Todavía unas manoletinas muy ajustadas, y la emoción por la voltereta al entrar a matar, cobrando una estocada que fue fulminante. Se pidió la oreja, pero faltaron pañuelos. Marín dio una vuelta al ruedo de las que refuerzan el crédito de un torero. Con el violento y descompuesto quinto ya no fue posible, aunque aquí se la jugó de nuevo sin miramiento, con seriedad y mucha dignidad.
Aguilar lo intentó también pero sin opciones. Su primero, parado, no le dejó ir más allá de las probatura. Y el último, aunque se movió algo más, tampoco aportó nada. Algún muletazo largo, pero aislado. El trasteo no tuvo continuidad, ni contenido.

El mexicano Ignacio Garibay, herido en Las Ventas

22/05/2011 15:50

El diestro mexicano Ignacio Garibay durante la faena con la muleta a su primer toro en el décimo tercer festejo de la Feria de San Isidro, que se celebra esta tarde en la Monumental de Las Ventas, en (EFE)

Madrid, 22 may (EFE).- El torero mexicano Ignacio Garibay ha resultado herido por el cuarto toro, segundo de su lote, de la ganadería de Partido de Resina, en el festejo que se celebra en Las Ventas, correspondiente a la Feria de San Isidro.
Garibay resultó prendido cuando toreaba de muleta, al intentar dar un pase de pecho como remate a una serie por la derecha.
El toro ya había “avisado” a Garibay en varias ocasiones, venciéndose por el pitón izquierdo al tiempo que se desentendió del engaño.
En su brusca e incierta embestida, el animal “le cazó” de lleno en la cara externa del muslo derecho, volteándole también de forma muy aparatosa, y haciendo después por él una vez que estaba en el suelo.
El mexicano quedó aturdido en un primer momento, sin embargo, se mantuvo en el ruedo hasta dar muerte al astado, pasando a continuación por su propio pie a la enfermería.
El cartel del festejo de hoy lo completan Serafín Marín y Sergio Aguilar con toros de la ganadería de Partido de Resina.

Garibay dispuesto y herido

Un partido perdido ayer en Las Ventas
23/05/2011
Su disposición y valentía las pagó muy caro ayer en Las Ventas el diestro capitalino Ignacio Garibay, que sufrió una severa cornada en el muslo derecho (EFE)

MARIANO ALIAGA
Madrid/HIDROCALIDO
Fin de semana lleno de partidos.
Ayer elecciones municipales y algunas autonómicas en las que todos los partidos políticos salen vencedores, nadie pierde, o al menos así declaran aunque el resultado sea transparente y evidente.
Partidos de futbol final de liga con campeón, ascendidos y descendidos de categoría.
Finalmente una corrida de Partido de Resina, éste sí declarado y reconocido en descenso incuestionable, derrotado ya hace años, antes de cambiar el título original de Pablo Romero.
Al escuchar radio o ver televisión había que tener la mente muy clara para entender el tipo de partido del que estaban hablando en los medios, política, futbol, toros.
Quienes realmente han tenido la mente clara han sido Ignacio Garibay y Serafín Marín.
Dieron la cara y al primero le partieron la boca y le atravesaron el muslo.
Al segundo casi le atraviesa el pecho un sobrero de Los Chospes.
A Sergio Aguilar con un balance en 2010 de cuatro orejas en dieciocho festejos le metieron como en el anfiteatro romano en época de persecución a los cristianos.
Desgraciadamente anda perdido este Partido, de Resina, entre ausencia de casta, tipo y volumen. Deben buscar la línea que les lleve de nuevo a ganar el prestigio consumido, agotado.
Ninguno de los cinco que saltaron al ruedo se libró por presencia, ni siquiera el mastodonte cuarto con 672 Kg, exagerado de todo, lo mismo que le faltó a los otros cuatro.
Faltó armonía, pero también bravura y nobleza. Ni tan siquiera salieron los guapos que caracterizaron la casa.
Una pena.
Hubo que remendar la corrida con un primero de Nazario Ibáñez, estando Garibay importante con él en dos tandas por la derecha, bajando y templando, aprovechando que el toro humillaba con recorrido, mejor la segunda, ligando uno tras otro cogiendo delante y soltando atrás, abrochando con cambio de mano brillante.
En la siguiente aguanta sin dudas un parón que demuestra su firmeza. Lo intentó por naturales en decadencia para volver a la diestra en tono menor como las fuerzas de su enemigo.
Pinchazo, estocada baja y descabello sólo podían dar paso al silencio.
El prehistórico cuarto, nada quiso saber de caballos ni varas y menos mal que el puyazo más fuerte se lo llevó después de cambiar el tercio, aun a costa de sanción al picador.
Boca cerrada, cara arriba y mirada al bordado.
Patas ágiles y cuello de serpiente para soltar la picadura al menor descuido, un pase de pecho, mandando al cielo al mexicano.
De Madrid al cielo no significa esto exactamente.
Precio pagado por disposición y valentía, que incluso herido le permitió terminar la labor con más orgullo torero que fuerzas, cojeando, para caminar ovacionado hasta la enfermería donde le intervinieron de la cornada de 25 cmts, que atraviesa el muslo.
Demasiado caro.
Serafín Marín se lució en las verónicas al recibir al segundo bis, de Los Chospes, al ser devuelto el titular, por derrumbarse en el suelo.
Lo citó de lejos para recibirlo con derechazos de buen trazo, pero luego el toro alzó la cara y Marín no pudo bajar la mano, resultando el trasteo incómodo con el animal metiéndose por dentro.
Estocada volcándose quedando prendido interminables segundos por el delantero de la chaquetilla. Petición en minoría, donde los votos en blanco son a favor, para dar la vuelta al ruedo.
Como el quinto no se movía, todo tuvo que hacerlo el catalán derrochando valor en arrimón sin premio, por imposible, siendo silenciado.
Sergio Aguilar se contagió del soso tercero que recorría la muleta de abajo a arriba. El sexto acudía a ráfagas de plena mansedumbre sin dejar acoplarse al madrileño. Dos silencios en su balance.

Mala novillada en Zaragoza

Poca suerte para Diego Silveti con su lote
23/05/2011

Zaragoza/NOTIMEX
El pésimo juego de la novillada de Concha y Sierra que se ha lidiado esta tarde en Zaragoza ha dado al traste con las ilusiones de los tres novilleros, que apenas han tenido opciones de lucir ante estos novillos.
Dos de los titulares, primero y sexto, fueron sustituidos en el ruedo por sendos sobreros de Lucero Gallardo.
El primero de ellos fue el que más se dejó, mientras que el sexto, segundo del lote de Diego Silveti, se derrumbó iniciada la faena, por lo que el lucimiento fue imposible.
Con un cuarto de entrada cubierto han actuado Dadniel Morales, ovación tras aviso y silencio, Alejadrango
Enríquez, silencio tras aviso y ovación y el mexicano Diego Silveti, ovación y silencio.
La mala suerte en los sorteos ha seguido persiguiendo a Diego Silveti en este importante compromiso ante la afición de Zaragoza, que apenas ha tenido oportunidad de poder enjuiciar al novillero mexicano, pues su lote ha sido imposible. Con el que se lidió en tercer lugar, un animal de poca fuerza, y que nada más aparecer al ruedo saltó al callejón, Silveti se ha mostrado muy firme y por encima de la condición del animal.
En un momento de la faena prendió a Diego, por fortuna, sin consecuencias, aunque le destrozó la taleguilla.
No tuvo más opciones que de entrarle a matar, siendo reconocido su esfuerzo con una fuerte ovación.
El sexto volvió a los corrales, siendo sustituido por un sobrero de Lucero Gallardo de nulo juego, puesto que nada más comenzar la faena se desplomó y ya no hubo posibilidad de nada.
La próxima actuación de Diego Silveti está prevista para el próximo 27 de mayo, en la feria de Cáceres, tres días antes de su presentación en Las Ventas, dentro de la tercera novillada de la feria de San Isidro, para la que se prepara intensamente.

Una vuelta al ruedo para Mario Aguilar

Corrida en Juan Rodríguez Clara, Ver.
23/05/2011

El HIDROCALIDO Mario Aguilar dio la única vuelta al ruedo en la corrida celebrada en Juan Rodríguez Clara, Veracruz, donde alternó al lado de Oscar San Román, quien saludó en el tercio en su primero ante poco más de cuarto y medio de entrada y donde se lidiaron cuatro bien presentados toros de la ganadería de El Vergel, que resultaron muy malos, festejo nocturno que se celebró este sábado con motivo de las festividades de ese lugar.
Vaya arrimón que se dio el aguascalentense en su segundo que fue el menos malo de lo malo que salió por la puerta de toriles, para poderle con su muleta y jugarse la vida en todo momento, en una faena en su mayoría derechista que emocionó al tendido y que luego de un pinchazo y entera bien pudo cortar la oreja, pero el puntillero lo paró y cuando intentaba Mario descabellarlo el toro le embistió e hizo que el de oro con la espada se partiera el labio superior.
Mario Aguilar dio la vuelta al ruedo con mucha fuerza por su verdad delante del socio y dejó una grata impresión por su entrega y verdad en la arena.
En su primero, Aguilar estuvo en torero y muy por encima de las condiciones del astado que tuvo peligro y fue complicado desde su salida, logrando Mario dos tandas de enorme mérito por el derecho que la res no tenía para saludar en el tercio.
Oscar San Román saludó en el tercio en su primero y en su segundo fue ovacionado

Gran jornada de Aguas

Seis preseas, una de oro y otra de bronce en la olimpiada
23/05/2011

Un día de grandes satisfacciones logró la delegación HIDROCALIDA en su participación en la Olimpiada Nacional, al conquistar una presea de oro y cinco más de bronce, que le permite llegar a 48 medallas y posicionarse en el puesto 27 de la clasificación general.
Las selecciones de atletismo y badminton fueron los que dieron la nota importante en el evento nacional de categoría infantil y juvenil, al subir al podio de los triunfadores en seis ocasiones, lo que le da a Aguascalientes un fuerte empuje en la suma de preseas y sobre todo que el trabajo realizado por la nueva administración está dando frutos.
La presea más importante de ayer la conquistó Sara Mercedes Prieto Castañeda, quien por segunda ocasión en la pista olímpica de Mérida logró colgarse una medalla, siendo esta ocasión el oro en la prueba de 3 mil metros con obstáculos, la cual ya se había pronosticado sería para ella por el excelente trabajo que ha demostrado durante los últimos meses y sobre todo porque sigue siendo la mejor atleta de la especialidad en categoría juvenil superior en nuestro país al ser la número uno del ranking de la Federación Mexicana de Atletismo.
Para ganar la medalla de oro Sara Mercedes no tuvo que esforzarse, ya que logró un tiempo de 10:40.31 minutos, aún muy lejos de su marca personal de 10:27, aunque esto no le quitó mérito para quedarse con el primer lugar de la especialidad de 20 a 22 años, ya que fue muy superior a la guanajuatense Azucena Rodríguez Ochoa, quien se quedó con la plata con un registro de 10:44.85, en tanto que la presea de bronce fue para Norma Karina Becerra Pérez, de Tlaxcala, quien llegó a la meta con un tiempo de 10:51.44 minutos.
Quien también dio una grata sorpresa fue la delegación de badminton, que obtuvo cinco medallas de bronce en su actuación dentro de la Olimpiada Nacional, en la sede de Toluca, donde se convirtieron en uno de los Estados con mejores resultados en la justa infantil y juvenil.
La primera presea se logró de manera individual por Diego Armando Zapata Moreno, quien ocupó el tercer lugar de la categoría Infantil menor de 11 a 12 años, solamente superado por Josué Correa, de Nuevo León, Antonio Mora, de México, que se llevaron el oro y la plata, de manera respectiva.
En tanto que por duplas, Aguascalientes logró también excelentes resultados, primero con el bronce también en categoría Infantil menor, que consiguió el mismo Diego Armando, pero ayudado por su compañero Jairo Daniel López Ortiz, quienes se quedaron con el tercer lugar, evento que fue ganado por la dupla de Jalisco, mientras que el segundo lugar se lo quedó Nuevo León.
Otra medalla conquistada por parejas se dio en la modalidad juvenil menor por conducto de Jacqueline Aguilar y Lizeth Martín, quienes se ubicaron en la tercera posición, misma suerte que obtuvieron en la misma categoría pero en la rama varonil José Servín y Oswaldo López.
Finalmente la cuenta de medallas cerró con el bronce obtenido en especialidad de dobles mixtos Sub-15 con Jaqueline Aguilar y Oswaldo López, logrando con esto que Aguascalientes sumara 48 preseas en lo que va del evento nacional.

Garibay, herido ayer en Las Ventas, evoluciona “según lo previsto”
Javier López .

MADRID (EFE).— La evolución del estado de salud del torero mexicano Ignacio Garibay, herido ayer en el decimotercer festejo de San Isidro, es “buena, según lo previsto dentro del poco tiempo que ha pasado del percance”, informó a EFE el cirujano jefe de Las Ventas, el doctor Máximo García Padrós.

El torero azteca pasó la noche “estable, con las molestias propias de esta tipo de cornadas, que ha sido extensa y muy profunda”, aún sin llegar a interesar vasos importantes.
 
Lo importante también ha sido que “no ha habido fiebre ni ningún síntoma de infección”, apostilló Padrós.
 
Y más allá de su estado físico, Garibay se encuentra “con buen ánimo, aunque no contento porque quería haber triunfado”, según manifestó a EFE el propio torero en la habitación 328 de la Clínica “La Fraternidad” donde está ingresado.
 
“Era la meta que traía en mi vuelta a Madrid después de tres años. Pero estoy satisfecho por la repercusión, los comentarios y la buena prensa que ha tenido mi paso por San Isidro, que ha sido digno y muy de verdad, tanto que al final lo tuve que pagar con mi propia sangre”, afirmó.
 
Por el momento, Garibay deberá permanecer ingresado todavía en la clínica unos “cuatro o cinco días más”, y cuando reciba el alta “ya se verá si sale alguna cosa (corrida) más para quedarnos más tiempo en España, o hay que regresar a México, eso sí, con la cabeza bien alta”, señaló.
 
Garibay resultó cogido cuando toreaba de muleta a su segundo toro, de la ganadería de Partido de Resina, al intentar dar un pase de pecho como remate a una serie por la derecha.
 
El toro ya le había “avisado” en varias ocasiones, venciéndose por el pitón izquierdo al tiempo que se desentendía del engaño.
 
En su brusca e incierta embestida, el animal “le cazó” de lleno en la cara externa del muslo derecho, volteándole también de forma muy aparatosa, y haciendo después por él una vez que estaba en el suelo.
 
El mexicano quedó aturdido en un primer momento, sin embargo, se mantuvo en el ruedo hasta dar muerte al astado, pasando a continuación por su propio pie a la enfermería.
 
Garibay, de 36 años, fue operado de “herida con orificio de entrada en tercio medio cara externa del muslo derecho con una trayectoria hacia adentro y hacia arriba de 25 centímetros que produce destrozos en los músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior cara anterior”, de pronóstico grave. 

¿La Fiesta en Paz?

Saldívar asustó a Madrid

Armillita regresó a Saltillo

Leonardo Páez
Arturo Saldívar o el privilegio de pertenecer a la mejor estirpe torera de México, esa que no va a España a ver se puede sino porque puede va, digamos desde Rodolfo Gaona hasta Curro Rivera o, si se prefiere, Arturo Saldívar y su rotunda disposición para con cabeza, corazón y cojones asustar al público de Madrid, impactarlo con su entrega y torería y obligarlo a solicitar una oreja por su faena, que el presidente o juez de plaza negó, sin que por ello el empresario lo amenazara de muerte o algunos exaltados profirieran mentadas. Ejercicio de autoridad, de civismo taurino y de… precaución, no sea que importune a su protegida fiesta otro César Rincón.

¿Qué hizo Saldívar para con su frágil figura asustar, conmover y convencer al difícil público venteño la tarde de su confirmación? Desplegar un hambre de triunfo sustentado no sólo en la quietud y la colocación, sino en una convicción de ser, de decirse y de reiterar su incontenible gusto por estar allí, desde becerrista en Querétaro hasta ese venturoso día, entre las afiladas astas de un encierro de Núñez del Cuvillo cuyo lote le exigió credenciales de torero entregado, enterado y sobrio.

Templados derechazos de hinojos en los medios al fuerte abreplaza dejaron fríos y mudos a los asistentes, que sólo estallaron en unánime ovación cuando remató la tanda con el forzado de pecho. Luego sendos trasteos por ambos lados de emocionado pensamiento y de pensada emoción, citando, templando, mandando y ligando con verdad y expresión. Al doblar cada toro fue aclamado en los medios y de pasada les arregló su asunto a Morante y a Talavante. ¡Vaya gran futuro el de este Arturo!

El viernes 13 de mayo se presentó en lujoso hotel de Saltillo el libro El secreto de Armillita, sin la asistencia de su autor, un revistero español, ni la del columnista saltillense Catón, anunciados en la invitación, pero con la presencia del gobernador, del alcalde, de los tres hijos matadores Armillas, de Eloy Cavazos y del ingeniero Armando Guadiana, entusiasta organizador del evento y del festival del día siguiente en honor del Maestro de maestros.

La presentación, en efecto, quedó en secreto, pues nadie se refirió al mentado libro. En cambio, el regiomontano Ricardo Torres Martínez fue invitado a pronunciar el discurso oficial, siendo que en Saltillo sobran eruditos armillistas y cultos aficionados que habrían sabido reflexionar en voz alta sobre la trascendencia taurina y humana de Fermín Espinosa. Fue como si los cordobeses hubieran invitado a un sevillano a hablar de Manolete. Se entregaron reconocimientos y medallas y la familia Armilla regaló originales de Ruano Llopis a los servidores públicos y a Guadiana. Para llenar espacio se proyectó un documental sobre Miguel Espinosa cuando era novillero.

Al día siguiente, con media entrada, Gastón Santos cumplió; Manolo Armilla, a sus 72 años, anduvo solvente y con sitio para cortar una oreja; Eloy Cavazos pinchó y aun así el juez José Antonio García le otorgó las dos orejas. Fermín realizó una faena de clase que provocó un extasiado silencio de la deslumbrada concurrencia y como los premios ya se habían abaratado recibió dos orejas no obstante cobrar una estocada caída.

Sobrado de sello y de peso, Miguel se vio sin condición, pero con técnica ante un novillito de dulce al que pudo darle bellos naturales. Dejó media delantera y recibió una oreja. Por último, Arturo Macías El Cejas enfrentó primero un toro con 515 kilos que después de picado se agarró al piso. Vino entonces un toro de regalo sin nombre, del ganadero Guadiana, que resultó el mejor de la tarde, a pesar de que fue estrellado en un burladero.

Tras del encontronazo el toro quedó derrumbado en la arena, pero su casta hizo que se recuperara y embistiera con fuerza al caballo. Luego permitió al Cejas realizar un concierto de más de 50 muletazos y como dejó una buena estocada le fueron otorgados orejas y rabo. Al final los alternantes recorrieron el ruedo envueltos en vistosos sarapes de Saltillo, obsequio de Guadiana. Con presentaciones tan extravagantes se entiende porqué el maestro Armillita volvió tan pocas veces a su ciudad natal.

Ignacio Garibay, herido; vuelta al ruedo para Serafín Marín

Ignacio Garibay fue herido por el cuarto de la tarde, un galán manso de Partido de Resina que le empitonó con gran violencia provocándole una herida en el muslo con orificios de entrada y salida. Pudo matar al toro y pasó por su propio pie a la enfermería donde fue intervenido. Serafín Marín dio una vuelta al ruedo tras una interesante faena a un buen sobrero de Los Chospes. Comenzó magníficamente por el pitón derecho y aunque luego bajó algo de tono la remató con una fenomenal estocada. Hubo petición de oreja…

Programa de mano del 24 de mayo
23 de mayo de 2011

Toros de Román Sorando para JUAN MORA, José Mª MANZANARES y CAYETANO.
Martes, 24 de mayo, a las 7 de la tarde.
San Isidro 2011. Las Ventas

Tras su gran triunfo en la pasada Feria de Otoño regresa a Las Ventas el torero extremeño Juan Mora, que hace el paseíllo junto al alicantino José María Manzanares y el madrileño Cayetano. Manzanares indultó un toro de Núñez del Cuvillo en la Feria de Abril de Sevilla. Las reses anunciadas pertenecen a la ganadería de Román Sorando, de procedencia Juan Pedro Domecq Díez.

Ilustración de portada, “V Concurso Taurodelta de Carteles Taurinos”
César Núñez

Juan Mora

Las Ventas

Nació en: Plasencia, el 10 de abril de 1963.

Debut con picadores: Nerva, el 25 de agosto de 1977.

Alternativa: Sevilla, el 3 de abril de 1983.

Confirmación: 24 de junio de 1984.


Estadísticas 2010
Hizo el paseíllo en 2 ocasiones. Cortó 3 orejas.

Juan José Gutiérrez Mora nació en Plasencia (Cáceres) el 10 de abril de 1962. Debutó con picadores el 25 de agosto de 1977 en Nerva (Huelva) y dos años más tarde, el 1 de mayo, se presentó en la Monumental de Las Ventas para lidiar utreros de Soto de la Fuente, en unión de Gallito de Zafra y Fernando Vera. Tomó la alternativa el 3 de abril de 1983 en la Maestranza de Sevilla de manos de Manolo Vázquez, quien le cedió la muerte de un toro de Núñez y Moreno de Guerra. Ofició de testigo Curro Romero. Confirmó la alternativa en Madrid el 24 de junio de 1984, con Manili y Pepín Jiménez de padrino y testigo, respectivamente. De su dilatada trayectoria hay que destacar la temporada de 1994, cuando triunfó en Pamplona, Bilbao, Logroño o Salamanca y abrió la Puerta Grande de Las Ventas en la Feria de Otoño, el 28 de septiembre, anunciado mano a mano con Emilio Muñoz. Al año siguiente alcanzó otro gran éxito al encerrarse en solitario con seis ejemplares de Victorino Martín en Cáceres, a los que cortó seis orejas. Diestro muy castigado por los toros, el 19 de octubre de 2001 sufrió en Jaén el percance más importante de su carrera, siendo herido de extrema gravedad en el triangulo de escarpa por un astado de Barral.

Tildado en sus inicios como torero de ‘espejo’, de preocuparse en exceso de componer la figura, lo mejor de Juan Mora llegaría con los años, pues detrás de aquel afectado barniz estético anidaba el germen de un concepto puro y desgarrado, de gran calidad. El 2 de octubre de 2010 salió a hombros de Las Ventas después de cortar tres orejas a un lote de Torrealta. Referente para una nueva generación de toreros y aficionados, ejemplo de amor propio, constancia y entrega, Juan Mora es uno de los mayores atractivos de la presente temporada.

Las Ventas

 José María Manzanares

 

Las Ventas

Nació en: Alicante, el 3 de febrero de 1982.

Debut con picadores: Nimes (Francia), el 22 de febrero de 2002.

Alternativa: Alicante, el 24 de Junio de 2003.

Confirmación: 17 de mayo de 2005.


Estadísticas 2010
Hizo el paseíllo en 50 ocasiones. Cortó 80 orejas y 2 rabos.

José María Dolls Samper “Manzanares” es hijo del matador de toros alicantino del mismo nombre. Después de cursar estudios universitarios decide emprender la aventura de hacerse matador de toros, actuando por primera vez en público con 19 años. Debuta con picadores en Nîmes a principios de la temporada del 2002 y desde ese momento se perciben unas magníficas cualidades artísticas. Toma la alternativa en Alicante el día de San Juan del 2003. Enrique Ponce como padrino, con el testigo de Francisco Rivera Ordóñez, le cede la muerte del toro “Virreino” de la ganadería de Daniel Ruiz. Confirma la alternativa en Madrid dos temporadas después. César Jiménez es el padrino y Salvador Vega el testigo. El toro de la confirmación se llamó “Catavino” perteneciente a la ganadería de Garcigrande. La temporada de 2007 resultó clave en su carrera profesional pues obtuvo un triunfo de resonancia en Barcelona y dejó huella en su paso por La Maestranza, cortando dos orejas de un toro de Zalduendo.

En Madrid cortó su primera oreja como matador a un astado de Victoriano del Río y, tras bordar el toreo en Toledo y resultar herido en Alicante, la extraña enfermedad del “dengue” le obligó a cortar la temporada en agosto. Su total recuperación quedó patente en Sevilla, pues con tres orejas fue proclamado triunfador de la Feria de Abril de 2008. Al año siguiente cuajó extraordinarias faenas en escenarios de primer orden como Bilbao, Sevilla, Ronda o Barcelona, entre otros. 2010 fue un año espectacular para el alicantino a pesar de no poder completar la temporada a causa de sus lesiones en la espalda y en la mano. Tras pasar por el quirófano, no pudo actuar en las ferias de San Isidro y Otoño, aunque sí lo hizo en la de Sevilla, donde consiguió un gran éxito al cortar cuatro orejas. En la actualidad es uno de los toreros más plásticos y estéticos del escalafón. Su manera de expresar el toreo seduce, cautiva y recluta cada tarde nuevos partidarios.

Las Ventas

 Cayetano

 

Las Ventas

Nació en: Madrid, el 13 de enero de 1977.

Debut con picadores: Ronda (Málaga), el 26 de marzo de 2005.

Alternativa: Ronda (Málaga), el 9 de septiembre de 2006.

Confirmación: El 4 de junio de 2008.


Estadísticas 2010
Hizo el paseíllo en 39 festejos. Cortó 31 orejas.

Hijo, nieto, bisnieto, hermano y sobrino de matadores de toros de renombre y categoría, Cayetano Rivera Ordóñez sintió a los 27 años la llamada de la sangre y decidió enfocar su vida hacia el toreo. Con la inestimable ayuda de su tío, el matador de toros Curro Vázquez, se presentó en público para debutar directamente con picadores en Ronda, después de una ardua preparación en el campo. Sus primeras actuaciones dieron mucho que hablar merced a las formas inusuales con las que se desenvolvía, pese a su reducido bagaje y tardía vocación. En su primera temporada de luces alcanzó notables éxitos. En 2006 saldó con nota su debut en la Maestranza de Sevilla y salió victorioso de sus citas en Nîmes, Barcelona, Málaga y Bilbao, donde se despidió de novillero matando seis utreros en solitario antes de tomar la alternativa en la tradicional Goyesca de Ronda, de manos de su hermano Francisco Rivera Ordóñez, que le cedió la muerte del toro “Juicioso” de Zalduendo. Confirmó la alternativa en Madrid el 4 de junio de 2008 con el abrazo de Morante de La Puebla quien, en presencia de Manzanares, le cedió la muerte del primero de la tarde, de Núñez del Cuvillo. Con el que cerraba el festejo, un sobrero de Victoriano del Río, cortó su primera oreja en Las Ventas.

Después ha protagonizado tardes memorables, como el triunfo obtenido en Barcelona la tarde en la que reapareció José Tomás, donde cortó cuatro orejas a un lote de Núñez del Cuvillo, o su salida a hombros en las Fallas de Valencia en 2008. El 3 de septiembre de ese año resultó herido de gravedad en Palencia, teniendo que poner punto final a su campaña, tal como sucediera el año anterior tras resultar corneado por un ejemplar de Daniel Ruiz en Albacete. En 2010 toreó dos tardes en las Fallas de Valencia y en Las Ventas, sin éxito, pero escuchó dos ovaciones en su única comparecencia en Sevilla y cortó una oreja en Jerez, Valladolid, Barcelona y dos en Santander y Gijón.

 

Sorando

 

Propietario
Sorando SL.
Representante
D. Francisco Sorando Merino.
Divisa
Rojo, oro y verde.
Señal
Zarcillo en ambas.
Fincas
Navas de Pedro Bagar, Villanueva de la Reina (Jaén).
Antecedentes
Ganadería creada en 1996 con la mitad de la ganadería de don Román Sorando Herranz. En 1999 y 2000 adquiere dos puntas de ganado de don Teófilo Segura, de origen “Jandilla”. La ganadería de Román Sorando fue formada por el Marqués de Melgarejo a principios del pasado siglo con vacas de don Félix Gómez y de Aleas, un semental de Saltillo, y más tarde otro de Pablo Romero. En 1927 adquirieron la ganadería don Salvador y don Francisco Garrido Altozano, que variaron el hierro. En 1948 adquirió la vacada don Román Sorando Herranz, que varió nuevamente el hierro. En 1996 se dividió la ganadería en dos. Una parte formó la ganadería de Sorando y la otra pasó a ser propiedad de doña Hortensia Sorando.
Procedencia
Juan Pedro Domecq Díez.
Antigüedad
10 de octubre de 2000.
Estadísticas
La pasada temporada lidió 21 reses en cinco festejos, todas en plazas de primera categoría, a las que cortaron 22 orejas, dos rabos y una fue premiada con vuelta al ruedo. Javier Conde indultó a un toro en la Plaza de El Bosque (Cádiz), el 13 de Junio de 2010.

 

Árbol genealógico
El encaste
ENCASTE JUAN PEDRO DOMECQEl fundador de esta estirpe de ganaderos, Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, compró a principios de 1930 la ganadería del Duque de Veragua a Manuel Martín Alonso quien se había hecho con el hierro ducal dos años antes. Domecq y Núñez de Villavicencio debutó con una novillada en 1931 en la plaza de Cádiz. La primera ocasión que lidia en Las Ventas fue precisamente en la corrida de inauguración.Pero la historia de este encaste circula por buen camino desde el principio, Juan Pedro hace caso de las recomendaciones que Ramón Mora Figueroa le dio con buen tino, por lo que adquirió al Conde de la Corte cuatro sementales: Llorón, Carabello, Chucero y Bodegueroy dos puntas de vacas entre 1930 y 1931.Tras el fallecimiento en 1937 de Juan Pedro Domecq se encarga de la ganadería su hijo, Juan Pedro Domecq y Díez. Tanto sus compañeros ganaderos como analistas y toreros han declarado que creó un encaste propio, depurando y mejorando el concepto de bravura. Dio paso a una nueva definición de bravura, desde que sale el toro de toriles hasta que muere, lo que él denominó “bravura integral”.Los toros de este encaste suelen ser bajos de agujas, finos de piel y de proporciones armoniosas. Las encornaduras son buenas, tienen un desarrollo medio, pudiendo crecer en forma de gancho o gatillo (engatillados). El cuello es largo y descolgado, el morrillo bien desarrollado y la papada no lo es tanto. Los pelos predominantes son negros, colorados, castaños, tostados; los jaboneros y ensabanados aparecen por la influencia de la casta Vazqueña, algo que en el último lustro podemos ver con más asiduidad. Entre las particularidades complementarias está el listón, chorreado, jirón, salpicado, burraco, gargantillo, ojo de perdiz, bociblanco y albardado, entre otros.En cuanto al comportamiento, este encaste conserva la cualidad de ir a más. Se arranca pronto y lo hace galopando con alegría y fijeza en los trastos de torear. Dado que el legado de Juan Pedro Domecq y Díez terminó en 1975, algunos de los ganaderos que le compraron ganado han conseguido desarrollar un tipo de toro con características físicas y de comportamiento diferentes según la personalidad de cada criador.

Departamento de Comunicación de Taurodelta

 
22/05/2011
  (Zaragoza-España) Ovaciones para la terna  
 
Firma: Redacción
 
     
  Con un cuarto de entrada se han lidiado cuatro novillos de Concha y Sierra y dos (1º y 6º bis) de Elisa y Martín Lucero Gallardo, de poco juego en conjunto.


Diego Silveti escuchó ovaciones como sus compañeros

 

Daniel Morales, ovación tras aviso y silencio

Alejandro Enríquez, silencio tras aviso y ovación

Diego Silveti, ovación y palmas.

 
22/05/2011
  (Sevilla-España) Ovaciones para Galván y Barrio  
 
Firma: Redacción
 
     
  Con casi media entrada, se han lidiado novillos de El Montecillo, de poco juego en conjunto.


David Galván ha sido el más destacado. Foto: lamaestranza.es

Víctor Barrio, silencio y ovación

David Galván, ovación en su lote

Vanessa Montoya, silencio tras dos avisos en ambos.

 

 
23/05/2011
  (Ixtlahuaca-México) El Bala corta tres orejas por dos de El Chihuahua  
 
Firma: Nadlleli Bastida
 
     
 

Ante un tercio de entrada se lidiaron cuatro toros de Funtanet variados en presentacióny comportamiento.

Juan Antonio Adame El Bala: dos oreja y una oreja
Antonio García El Chihuahua: dos orejas y palmas

La salud de Garibay evoluciona, tras la cornada en Las Ventas

El torero mexicano no pasó fiebre ni ningún síntoma de infección. Permanecerá varios días hospitalizado. Ignacio está de buen ánimo

EFE

MADRID, 23 de mayo.- La evolución del estado de salud del torero mexicano Ignacio Garibay, herido ayer en el decimotercer festejo de San Isidro, es “buena, según lo previsto dentro del poco tiempo que ha pasado del percance”, informó el cirujano jefe de Las Ventas, el doctor Máximo García Padrós.El torero azteca pasó la noche “estable, con las molestias propias de esta tipo de cornadas, que ha sido extensa y muy profunda”, aún sin llegar a interesar vasos importantes.Lo importante también ha sido que “no ha habido fiebre ni ningún síntoma de infección”, apostilló Padrós.Y más allá de su estado físico, Garibay se encuentra “con buen ánimo, aunque no contento porque quería haber triunfado”, según manifestóel propio torero en la habitación 328 de la Clínica “La Fraternidad” donde está ingresado.”Era la meta que traía en mi vuelta a Madrid después de tres años. Pero estoy satisfecho por la repercusión, los comentarios y la buena prensa que ha tenido mi paso por San Isidro, que ha sido digno y muy de verdad, tanto que al final lo tuve que pagar con mi propia sangre”, afirmó.

Por el momento, Garibay deberá permanecer ingresado todavía en la clínica unos “cuatro o cinco días más”, y cuando reciba el alta “ya se verá si sale alguna cosa (corrida) más para quedarnos más tiempo en España, o hay que regresar a México, eso sí, con la cabeza bien alta”, señaló.

Garibay resultó cogido cuando toreaba de muleta a su segundo toro, de la ganadería de Partido de Resina, al intentar dar un pase de pecho como remate a una serie por la derecha.

El toro ya le había “avisado” en varias ocasiones, venciéndose por el pitón izquierdo al tiempo que se desentendía del engaño.

En su brusca e incierta embestida, el animal “le cazó” de lleno en la cara externa del muslo derecho, volteándole también de forma muy aparatosa, y haciendo después por él una vez que estaba en el suelo.

El mexicano quedó aturdido en un primer momento, sin embargo, se mantuvo en el ruedo hasta dar muerte al astado, pasando a continuación por su propio pie a la enfermería.

Garibay, de 36 años, fue operado de “herida con orificio de entrada en tercio medio cara externa del muslo derecho con una trayectoria hacia adentro y hacia arriba de 25 centímetros que produce destrozos en los músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior cara anterior”, de pronóstico grave.

ald

MADRID | Heridos

Ignacio Garibay se recupera satisfactoriamente

ELMUNDO.es | Madrid

Actualizado lunes 23/05/2011 16:34 horas

La evolución del estado de salud del torero mexicano Ignacio Garibay, herido este domingo en el decimotercer festejo de San Isidro, es “buena, según lo previsto dentro del poco tiempo que ha pasado del percance”, ha informado el cirujano jefe de Las Ventas, el doctor Máximo García Padrós.

El torero azteca ha pasado la noche “estable, con las molestias propias de esta tipo de cornadas, que ha sido extensa y muy profunda”, aún sin llegar a interesar vasos importantes, informa Efe.

Lo importante también ha sido que “no ha habido fiebre ni ningún síntoma de infección”, apostilló Padrós.

Y más allá de su estado físico, Garibay se encuentra “con buen ánimo, aunque no contento porque quería haber triunfado“, según manifestó a EFE el propio torero en la habitación 328 de la Clínica “La Fraternidad” donde está ingresado.

“Era la meta que traía en mi vuelta a Madrid después de tres años. Pero estoy satisfecho por la repercusión, los comentarios y la buena prensa que ha tenido mi paso por San Isidro, que ha sido digno y muy de verdad, tanto que al final lo tuve que pagar con mi propia sangre”, afirmó.

Por el momento, Garibay deberá permanecer ingresado todavía en la clínica unos “cuatro o cinco días más”, y cuando reciba el alta “ya se verá si sale alguna cosa (corrida) más para quedarnos más tiempo en España, o hay que regresar a México, eso sí, con la cabeza bien alta”, señaló.

Garibay resultó cogido cuando toreaba de muleta a su segundo toro, de la ganadería de Partido de Resina, al intentar dar un pase de pecho como remate a una serie por la derecha.

El toro ya le había “avisado” en varias ocasiones, venciéndose por el pitón izquierdo al tiempo que se desentendía del engaño.

En su brusca e incierta embestida, el animal “le cazó” de lleno en la cara externa del muslo derecho, volteándole también de forma muy aparatosa, y haciendo después por él una vez que estaba en el suelo.

El mexicano quedó aturdido en un primer momento, sin embargo, se mantuvo en el ruedo hasta dar muerte al astado, pasando a continuación por su propio pie a la enfermería.

Garibay, de 36 años, fue operado de “herida con orificio de entrada en tercio medio cara externa del muslo derecho con una trayectoria hacia adentro y hacia arriba de 25 centímetros que produce destrozos en los músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior cara anterior”, de pronóstico grave.

MADRID | Feria de San Isidro

Ignacio Garibay, herido grave

Vídeo: Sogecable. | Foto: Efe

Zabala de la Serna | Madrid

Actualizado lunes 23/05/2011 02:39 horas

A la muerte del tercero, los tres toreros habían estado por encima de los toros y sólo se había lidiado uno de Partido de Resina (el 3º), que para colmo fue el peor. No humilló y con él Sergio Aguilar estuvo valiente. Tragó hasta que ni siquiera había nada que tragar, sólo pasar con la espada. Que no era poco.

Serafín Marín anduvo templado y suelto con un sobrero de Los Chospes, encajado, dejándolo a su aire, que mal que bien lo agradecía, salvo cuando reponía por el izquierdo a veces. Las manolas pusieron tensión. Y la estocada a sangre y fuego acongojó. Lo prendió por el pecho. La estocada provocó la petición. La vuelta al ruedo fue de ley.

Garibay estuvo muy torero con el primero de Nazario, muy montado, cuesta arriba, atacado por delante. Sin embargo por el derecho se dejó en la muleta y descolgó más de lo esperado, aun sin el empuje final. El torero mexicano estuvo hecho un tío con una mole de casi 700 kilos. De caballo a caballo la bestia. Parecía aquello la caza de Moby Dick. Embestía con todo. Sólo ponerse delante era pavoroso. Encima se arrancaba al pecho. Con una fuerza tremebunda. El volteretón a Garibay sonó a huesos rotos. Casi lo saca de la plaza. La cornada asomaba en el muslo derecho. Pasó su pie a la enfermería. Allí le esperó su amigo Alejandro Talavante. Y los médicos, obviamente.

El quinto era molesto como una avispa. Y se movía a golpes con guasa. Valiente de verdad Marín, que tragó todo. Ni belleza queda de Pablo Romero. El negro sexto parecía de medio pelo. Huido de caballos como todos. Sergio Aguilar bien plantado quiso hacer las cosas bien. Ni gracia ni peligro. Nada. Moruchón. Suyo fue el peor lote.

Parte médico: Herida con orificio de entrada en el tercio medio del muslo derecho de 25 centímetors que causa destrozos en músculos tensor, vasto y recto. Orificio de salida en tercio superior. Pronóstico grave.

Ficha:

Monumental de las Ventas. Domingo, 22 de mayo de 2011. Décimo tercera de feria. Lleno. Toros de Partido de Resina, una escalera destartalada, ni siquiera guapos, el 4º era una mole, mansos, moruchos, con peligro, malos; uno de Nazario Ibáñez como 1º, alto, atacado por delante, respondió por el derecho; un sobrero de Los Chospes (2º bis), que a su aire se dejó.

Ignacio Garibay, de azul añil y oro. Pinchazo, bajonazo y descabello. Aviso (silencio). En el cuarto, pinchazo y media estocada tendida y cuatro descabellos (ovación).

Serafín Marín, de purísima y oro. Gran estocada (petición y vuelta al ruedo). En el quinto, dos pinchazos, media estocada y dos descabellos. Aviso (silencio).

Sergio Aguilar, de malva y oro. Pinchazo y estocada corta contraria (silencio). En el sexto, dos pinchazos, otro hondo y cuatro descabellos. Aviso (silencio).

MADRID | Feria de San Isidro

Una corrida de El Torreón sustituye a la titular de Sorando de este martes

ELMUNDO.es | Madrid

Actualizado lunes 23/05/2011 13:01 horas

La corrida de toros de Román Sorando anunciada para el martes en la plaza de Las Ventas de Madrid no se lidiará al no pasar el primer reconocmiento tres de los ejemplares presentados por el ganadero, que ha decidido llevarse de vuelta al campo la corrida completa.

De este modo, una corrida cinqueña de El Torreón, propiedad de César Rincón, sería la que sustituyera al hierro titular en el debut de Cayetano en la Feria de San Isidro.

Rechazada la corrida de mañana y rechazada también la del pasado viernes de Garcigrande, se da la circunstancia de que José María Manzanares sólo lidiará una corrida de las tres con la que se había anunciado en el ciclo, la de Cuvillo del miércoles 18.

El cartel de este martes lo completa Juan Mora, que se estrena en este San Isidro.

SEVILLA | Novillada

Clase y casta de David Galván en la Maestranza

Carlos Crivell | Sevilla

Actualizado domingo 22/05/2011 23:04 horas

Novillada electoral. El ganador fue David Galván, el novillero de San Fernando que venía precedido de sus buenas actuaciones en la pasada temporada en Algeciras y El Puerto. Era un novillero con buena clase. Ayer, con una novillada de El Montecillo con poca clase y mucha mansedumbre, demostró que también tiene casta torera.

Esto de El Montecillo es lo nuevo de Paco Medina, ganadero castellano que forjó El Ventorrilo. De momento, su obligación es seguir trabajando. Hay mucha mansedumbre en sus reses. No todo fue mansedumbre, porque algunos novillos brindaron un buen tercio de varas, como el segundo y el quinto, que se arrancaron de largo a las cabalgaduras. Pero no rompieron nunca, se rajaron y acabaron cerca de las tablas.

El novillero segoviano Víctor Barrio llegó a Sevilla avalado por sus buenas tardes en Madrid. Es tan alto que los novillos se le quedan muy chicos. A pesar de esa estatura, la figura torear del chaval no desentona. Tiene oficio, pero en esta novillada sevillana se le ha notado frío. El que abrió plaza se golpeó a la salida con un burladero y quedó tocado. Sin embargo, fue el que llegó a la muleta con mejores condiciones. Barrio muleteó con pulcritud sin acabar de lograr el interés popular. No logró muchos votos del tendido.

Se fue a portagayola a recibir al cuarto. Ese animal fue otro manso de la suelta de Paco Medina. Barrio hizo una faena tan larga y espesa como voluntariosa. No hubo pases buenos, el novillo iba siempre con la cara alta, pero el chaval le hizo de todo cerca de las tablas, hasta unas manoletinas fuera de lugar.

El que logró más votos fue David Galván. Se llevó varias volteretas, la primera al saludar de capa al segundo. Lo toreó por la izquierda sin poder ligar lo muletazos, pero el trazo de los mismos fue muy bueno. La poca clase del astado le impidió sacar más provecho.

El quinto se lo echó a los lomos en la primera tanda con la derecha. El comienzo de faena por bajo fue de categoría. Como el de El Montecillo se parara de forma lamentable, a Galván no le quedó más que robar algunos pases buenos y demostrar mucho valor y casta. Es verdad que aún necesita más rodaje, que peca de inexperto, pero tiene calidad y valor. Podía haber dado la vuelta, pero en el tendido había muchos turistas sin capacidad para valorar lo hecho por el gaditano.

La novillera Vanessa Montoya dejó que los picadores castigaran más de lo debido a sus dos reses. Al tercero le pudo dar algunos naturales sueltos, por cierto acompañados de forma inexplicable por la banda de Tejera. Con la espada dio un mitin.

Con el sexto está eximida de un juicio severo. El novillo fue un marmolillo aquerenciado en las tablas y ello fue un duro obstáculo para la trianera, que de nuevo se puso por la izquierda para dar algún pase suelto. Lo de la espada fue nuevamente muy doloroso.

Ficha:

Plaza de toros de Sevilla, 22 de mayo de 2011. Media plaza. Seis novillos de El Montecillo, bien presentados, mansos y de escaso juego en general, salvo el primero. Saludaron en banderillas José Manuel Raya, Daniel Duarte y Rafael Limón.

Víctor Barrio, de grana y oro, estocada caída (silencio). En el cuarto, pinchazo y estocada (saludos).

David Galván, de azul pavo y oro, estocada tendida (saludos). En el quinto, estocada atravesada (saludos).

Vanessa Montoya, de marfil y oro, tres pinchazos y 13 descabellos (silencio tras dos avisos). En el sexto, dos pinchazos, media atravesada y seis descabellos (saludos tras dos avisos).

Zabala de la SernaZabala de la Serna

Es tiempo de hablar de toros, en corto y por derecho, vigilando la esencia del toreo pero con la vista clavada en el siglo XXI.

Talavante crece

21 MAY 2011 02:48

Talavante es el torero que más ha crecido este San Isidro. Sin duda, Alejandro dio el viernes un paso adelante de gigante. Que suma a su Puerta Grande del 17-M. De la zona baja de la tabla de figuras, sostenido en el último año por la empresa de Madrid, su subida en la tabla de valores es espectacular. El esfuerzo con el sexto de Parladé en chiqueros debe tener su premio. AT se rompió con la mano izquierda one more time, pero esta vez buscando en la senda de la selva de un toro que nadie hubiera dado un duro. El fondo que sacó sorprendió a propios y a extraños. La izquierda otra vez. De nuevo muy roto. Muy macho Talavante. Mató por capítulos y cayeron dos avisos pero crece enteros como torero. No vuelva a dormirse.

Echan los perros a José Tomás

22 MAY 2011 17:08

Todavía no se ha acabado de desenredar el nudo gordiano de la decisión de José Tomás de no matar esta temporada ninguna corrida de Núñez del Cuvillo. Y no importará informarse, mientras valga para echarle los perros a JT. Cuvillo se explicado dolido. Una sugerencia suya de incluir una figura en ese “tercer puesto” de los carteles tomista para garantizar el éxito de la ganadería. El tuit de Álvaro no lo deja muy claro al hablar de dos figuras, pero de viva voce se entiende mejor: es una, puesto que la apertura de plaza reduce el número a un puñado de “veteranos”. Oído o leído a pelo, sin mas, no parece como para cortar así por lo sano. Y sin embargo lee uno a Lartigue en burladero.com y el horizonte se despeja algo más, pues Cuvillo ha ido más allá de la sugerencia y ha enredado más de la cuenta en la negociación de Bayona. Conviene leer la entrevista antes de formarse una opinión. Del lado de José Tomás habrá que especular, como dice Boix que hacemos, ante la falta de información. A través del pensamiento de una figura del toreo he intentado transportarme la mente del fenómeno de Galapagar: ¿Y quién es un ganadero por muy en la cresta de la ola que esté para pretender hacer los carteles de JT hasta el punto de jugar con el precio de la corrida según quién la mate? Ya da igual. Vale la explicación de Cuvillo, que es y fue un tipo leal hasta el punto de llevarse el año pasado la corrida de Sevilla al no arreglarse José Tomás, para soltar los perros: JT rehúye a las figuras. Por alto pasan la economía, a la que JT reduce margen lo que potencia por otro. Hablaremos. Hasta entonces, y al ámparo de su silencio, la cacería que algunos iniciaron el pasado fin de semana continuará por la noche. Y aún no ha reaparecido…

La cuadrilla

Manzanares al encuentro de José Tomás

20 MAY 2011 22:14

Nada hay más revitalizador para la Fiesta que los toros bravos y los faenones. En el epicentro de esta premisa emerge como nunca José María Manzanares. El recuento estadístico habla de ocho orejas entre las ferias de Sevilla y Madrid. Yo soy el primero que le “quitaría” una de la primera tarde en Las Ventas (¿quién soy yo para “quitar” orejas, por cierto?), pero en seguida compensaría con el rabo que debieron darle, si se lo hubieran pedido, que no fue el caso -más por desconcierto ante el indulto que por ganas-, en Sevilla ante el afortunadamente aún vivo toro de Núñez del Cuvillo. Si se le suma su arrebatador triunfo en las Fallas, no hay resquicio para la duda: Manzanares se ha hecho el amo del toreo.

José Tomás vuelve el 23 de julio. Todos los focos se posarán en el torero del más allá. Será una media temporada muy limitada, siempre bajo la premisa de que su recuperación física sea un hecho. Esperemos que sí, que volvamos a ver al José Tomás sobrenatural, al mejor torero de todos los tiempos, sobre todo para muchos aficionados veteranos que han visto a muchos otros toreros de época.

Qué mejor, pues, que el encuentro de ambos, José Tomás y Manzanares, en una plaza o feria señera entre agosto y octubre. Tiempo hay, ganas no lo sé. El profesional taurino siempre encuentra razones para cuestionar lo que debería ser inevitable. Que si no hay plaza, que si no hay toros, que si no conviene. Propuesta ilusa: la feria de Bilbao o la feria de Otoño de Madrid. El escenario tiene su importancia y el cartel debería ser lo que se dice “rematao”. Cabría por supuesto un mano a mano -sigo, me temo, con el planteamiento iluso-, aunque ¿qué me dicen si el tercero en rigor fuera Morante de la Puebla?

La estructura de la Fiesta se está racionalizando, pero el arrebato de un cartel así crearía beneficios e ilusiones sin parangón y de efectos multiplicadores. Todos esperamos al gran José Tomás, mientras nos rompemos las manos a aplaudir la catedralicia tanda con la izquierda al atemperado toro de Juan Pedro Domecq de hoy, que se comió la muleta de Manzanares en el broche del cambio de mano como reclamo inevitable en cualquier escuela de tauromaquia o colección de vídeo que se precie. Qué lujo.

Manzanares, con su administración de tiempos, con su despaciosidad, con su cautivadora inteligencia, crece como torero en tardes señaladas. Y esto es un mérito grandísimo: se está haciendo un torerazo en La Maestranza, en Las Ventas, en la mejor tarde de Valencia.

Los aficionados debemos exigir el toque de imaginación y grandeza a quien tenga los recursos y la oportunidad de contratar a estas dos figuras. De ilusiones se vive. Es tan fácil la comparación con la coincidencia de otras grandes estrellas en un mismo recinto que no merece la pena.

Revelada esta ilusión cuasi infantil, no puedo dejar de alabar la clarividencia de Alejandro Talavante. En los minutos de la basura, perseveró con el Parladé e hizo que se tragara un puñado de naturales para que nadie se olvide del “Extremadura power”, otra satisfacción para una temporada que se adivina extraordinaria.

 

Sufre cornada

Sufre Garibay cornada
Texto y foto: Notimex / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 23 de Mayo del 2011

MÉXICO, DF.- El torero capitalino Ignacio Garibay sufrió una cornada en el muslo derecho, durante su reaparición en la Monumental Plaza de Las Ventas de Madrid, España, en lo que fue la corrida 13, de la Feria de San Isidro.
Garibay alternó con los españoles Serafín Marín y Sergio Aguilar, con quienes lidió astados de las ganaderías de Partido de Resina, de Nazario Ibañez y de Los Chospes, todos de buena presencia, aunque de juego bastante irregular y disparejo.
En su segundo turno, con “Morito” de 672 kilogranos, el mexicano Ignacio Garibay volvió a tratar de agradar a la tribuna de Las Ventas, con otro inicio de faena variado, templado y lucido, pero las cualidades del toro eran nulas para ese propósito.
A pesar de eso, el mexicano Garibay se enfrentó con valor al descastado rival, el cual le propinó tremenda cornada en la cara lateral del muslo derecho que lo hizo volar y una vez en la arena, el burel hizo por él, sin lograrlo por fortuna.

Arturo Saldívar, una nueva figura

De toros, vinos y algo más
Raúl Carballeda / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 23 de Mayo del 2011

“Ten cuidado con lo que deseas, porque se te puede cumplir”.

Arturo Saldívar, es originario del bello y taurino estado de Aguascalientes; luego de una larga temporada como novillero en España, tomó la alternativa en Guadalajara, Jalisco, el 31 octubre del 2010 de manos de Eulalio López Zotoluco, con un toro de Los Encinos.
Confirmó su alternativa en la Plaza México, el 12 de diciembre del mismo año. Su padrino fue el francés Sebastián Castella y atestiguó el doctorado José Luis Angelino.
El toro de su confirmación se llamó “Peregrino” de 530 kilogramos, número 651 de la ganadería de Teófilo Gómez, al que le cortó una oreja.
El 15 de mayo del 2011, confirmó la alternativa en la Plaza de Las Ventas, durante la sexta corrida de la Feria de San Isidro. Su padrino fue José Antonio Morante de la Puebla y fungió como testigo el diestro también español, Alejandro Talavante.
El toro de su confirmación, de la ganadería de Nuñez del Calvillo, se llamó “Aguador”, con 534 kilogramos, al que se enfrentó enfundado en un terno nazareno y oro; por cierto, la muerte del astado la brindó al licenciado Julio Esponda, uno de los fundadores de la escuela taurina Tauromagia; el toro tardó en morir y se le negaron los apéndices. Recibió aplausos desde el tercio.
Su segundo, de nombre “Asturiano” con 556 kilogramos, fue pinchado dos veces, pero recibió una gran ovación.
Arturo es uno de los toreros jóvenes que empiezan a destacar en el ámbito taurino de México y que seguramente formarán parte de la baraja joven taurina de nuestro país, herederos de las grandes figuras de antaño y de una que otra que aún se mantienen vigentes. La afición está deseosa de contar con nuevos ídolos.
“A cierta edad, mejor un buen traje que un cirujano”
En alguna ocasión hablé sobre la diferencia entre la degustación y la cata, muchas veces confundida.
Esta última decía, requiere de grandes conocimientos, habilidades y experiencias; y para darnos idea de lo que deben hacer los catadores al poner en juego sus cinco sentidos educados y entrenados, es respetar además, ciertas normas en la cata, como: no comer durante la cata (solo a veces pedacitos de pan); no comer demasiado antes de la cata; lavarse la boca y los dientes, antes de la cata; no usar perfumes; no tragar el vino; concentrarse, ni hablar ni escuchar; catar  a ciegas, es decir, sin conocer las marcas de los vinos y nunca catar más de diez vinos y finalmente, usar copas especiales para la cata, envinadas previamente con el vino a catar.
Como se ve, cualquiera puede degustar, pero no cualquiera puede efectuar una cata. En honor y respeto a los catadores, no me queda más que decir: ¡Salud!
Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.net.mx

 

Toros

DIEGO Silveti.
23 de mayo de 2011
Firme actuación de Silveti
En la plaza de Zaragoza
El pésimo juego de la novillada de Concha y Sierra que se ha lidiado esta tarde en Zaragoza, ha dado al traste con las ilusiones de los tres novilleros, que apenas han tenido opciones de lucir ante estos novillos. Dos de los titulares, primero y sexto, fueron sustituidos en el ruedo por sendos sobreros de Lucero Gallardo. El primero de ellos fue el que más se dejó, mientras que el sexto, segundo del lote de Diego Silveti, se derrumbó iniciada la faena, por lo que el lucimiento fue imposible. Con un cuarto de entrada cubierto han actuado Daniel Morelas (ovación tras aviso y silencio), Alejandro Enríquez (silencio tras aviso y ovación) y Diego Silveti (ovación y silencio).La mala suerte en los sorteos ha seguido persiguiendo a Diego Silveti en este importante compromiso ante la afición de Zaragoza, que apenas ha tenido oportunidad de poder enjuiciar al novillero mexicano, pues su lote ha sido imposible. Con el que se lidió en tercer lugar, un animal de poca fuerza, y que nada más aparecer al ruedo saltó al callejón, Silveti se ha mostrado muy firme y por encima de la condición del animal. En un momento de la faena prendió a Diego, por fortuna, sin consecuencias, aunque le destrozó la taleguilla. No tuvo más opciones que el de entrarle a matar, siendo reconocido su esfuerzo con una fuerte ovación.El sexto volvió a los corrales, siendo sustituído por un sobrero de Lucero Gallardo de nulo juego, puesto que nada más comenzar la faena se desplomó y ya no hubo posibilidad de nada.

Toros

RAÚL Ibelles, Luis Francesconi, Ricardo Delgado, Enrique Reyes y Juan Castañeda.
23 de mayo de 2011
Manolo Sánchez, el triunfador
En la plaza de toros los Ibelles
Sí, Manolo Sánchez fue el triunfador de la tercera novillada de la quinta temporada de la ilusión, celebrada en la Plaza de toros Los Ibelles.Se lidió un encierro bien presentado de Rosas Viejas, destacando el tercero y sexto para Andrés Rivera y el cuarto de Sánchez Mejías, quien en su primero, ante un novillo que se apagó pronto estableció condiciones de mucha voluntad, logrando sostener una faena de interés. Despachó de una estocada entera para cortar la primera oreja de la tarde. Su segundo, de nombre “Brujo”, un buen novillo que dejó estar al torero. Estocada y dos orejas que no dudó en entregar el juez Jesús Morales.El zacatecano Édgar Badillo padeció con el primero para retirarse con las palmas. Con el segundo, al cual recibió con un afarolado, cubrió el segundo tercio con mucha voluntad, colocando banderillas y ya con la muleta fue sometiendo al burel hasta hacerlo romper y quitarle el último suspiro en cada muletazo. Al final dejó estocada que le valió la oreja.

Andrés Rivera, alumno de Amado Ramírez “El Loco”, dejó ver aún su inocencia y ante novillos muy hechos, el torero se mostró a merced por momentos. En su primero al bregarlo, le pegó tremendo achuchón, ya en el suelo el astado le dio un varetazo en la boca, que le dejó como recuerdo el labio inferior partido y cosido por tres puntos. En su faena no hubo nada y silencio, tras dos avisos. Con su segundo padeció lo mismo y volvió estar cerca de la cornada, hasta en tres ocasiones. Afortunadamente sólo avisos. Su faena no tuvo estructura y dejó ir un buen novillo que recibió las palmas.

El próximo domingo será la cuarta novillada con Pepe Mayor, Rodrigo Hernández, César Ibelles y la presentación de los becerristas Sebastián Ibelles y José Mari Mendoza, para lidiar ejemplares de Rosas Viejas.

Toros

IMPRESIONANTE la forma en que Ignacio Garibay fue prendido por el toro y elevado. FOTO: EMILIO MÉNDEZ
23 de mayo de 2011
Ignacio Garibay regó su sangre en Las Ventas
Cornada grande que atravesó el muslo
MIGUEL ÁNGEL GARCÍAENVIADO ESPECIALMADRID, España.- Una verdadera hombrada la que ha hecho el matador de toros Ignacio Garibay en el coso de Las Ventas, donde lamentablemente ha regado su sangre, pero donde también ha dejado una entrega admirable, amén de que ha hecho lo más torero y destacado de la tarde.

El sorteo no favoreció al mexicano y pechó con el toro más pesado de la feria, tremendo galafate, o buey, como le quiera usted llamar, que pesó 672 kilos. Nada que ver con un fenotipo armonioso, sino todo lo contrario; no obstante, Garibay lo lidió adecuadamente teniendo como prólogo pases con las rodillas flexionadas y de tirón para

llevarse al toro a los medios. Tres tandas logró el torero, de buen corte y de mucho mérito por las condiciones del enemigo, que milagrosamente el coleta lo hacía pasar en la muleta. Ni tan bobo resultó ser el cornalón y solo esperó el momento indicado para herir a su lidiador. Vaya hombrada de Nacho que le soportó en pie una grave cornada que el pésimo animal le infirió en el muslo derecho, prácticamente cuando Garibay cuajaba los últimos muletazos de lo que fue una faena de mucho valor, mérito y cabal entrega. Vasto de carnes, largo, alto de agujas, cornalón, aunque bobo el morito, no avisó sus negras intenciones y luego de una tanda por derecha, Garibay se disponía a dar

el pase de pecho y fue cuando el galafate lo prendió feamente del muslo. Seco se escuchó el impacto y espeluznante ha sido la forma en como el toro lanzó a Nacho varios metros en las alturas; en el aire el torero ya llevaba una cornada bastante grande. Con una trayectoria de 25 centímetros; su cuerpo cayó desmadejado en la arena y ahí, lo que más bien parecía una locomotora, arremetió duramente contra Garibay, solo faltaba que el toro, como un perro, mordiera a Nacho, ya que la saña del animal espantó de verdad.

Llegaron las asistencias y una vez reincorporado el espada, una línea de sangre escurrió de inmediato por su taleguilla, azul marino y oro. Más Nacho nunca tuvo la intención de ir a la enfermería y a pesar de estar todo maltrecho, regresó a la cara del toro, apenas si podía Nacho con su alma, sin embargo, su corazón y espíritu lo mantuvieron en pie para poder pasaportar al demonio de un espadazo y un descabello. Gran ovación para el mexicano al retirarse en pie a la enfermería, mientras que el toro era conducido al meritito infierno, de donde nunca debió haber salido. El mexicano iba apretando la quijada, sabía que de haber matado bien, corta la oreja. ¿El nombre del toro? ni para qué recordarlo, pero si le interesa, se llamó Morito, cárdeno oscuro.

LO MEJOR DE LA TARDE

Al primer toro de su lote logró torearlo bien, cuajando los mejores muletazos de la tarde. Saludó Garibay al público venteño con lances de recibo de muy buena calidad; el toro, ligeramente protestado por perder los remos, pudo permanecer en el redondel, colaboró un poco para que el torero extrajera tres tandas, dos por derecha, llevando

de largo al astado y con temple, más una al natural de menos calidad por lo complicado que se mostró Matancillo, nombre del toro. En esta faena, Garibay logró momentos importantes con la muleta, los cuales lograron la atención total de la afición, que le coreó y aplaudió con fuerza. Dejó un pinchazo y una estocada el torero, para luego recoger una ovación; bien pudo haber sido otra oreja.

Dentro de lo lamentable que ha sido la cornada, salimos del coso con un buen sabor, al igual que la mayoría del público; fue claro, por que así se vio: Nacho planteó un toreo sereno, con sapiencia, bien estructurado y de alto nivel. Se notó su experiencia, su asentamiento y más que un torero de baraja, Nacho es un diestro con maestría, solvencia y puesto para enfrentar lo que la fiesta de toros necesita en México: toreros de verdad.

INFUMABLE ENCIERRO

Con un lleno en la plaza, se lidió un encierro de Partido de Resina, disparejos en presentación; el reserva, de Los Chospes y el cuarto de Garibay, fueron los mejores de presencia. En general la corrida manseó y en la lidia no valieron, a excepción del primero que apenas duró unos cuantos segundo más.

SE TOPARON CON PARED

Serafín Marín, que lidió en primer lugar un reserva que sustituyó al de la dehesa titular, quitó por tafalleras bien ajustado. Con la muleta elaboró una faena de altibajos por lo indefinido del toro, habiendo hecho lo mejor en las dos primeras tandas. Se tiró a matar siendo arropado de la taleguilla, impactante ha sido la imagen, que afortunadamente

no tuvo consecuencias fatales, que emocionó al público y tras caer el toro la petición de oreja fue unánime, lo cual no impactó al juez y no la concedió. Todo ha quedado en vuelta al ruedo. En su segundo toro, se retiró en silencio; no hubo tela de donde echar mano.

Cerró plaza Sergio Aguilar, que se topó ante un lote infumable, que no valió en lo absoluto. Silencio en su lote.

Toros

LA ambulancia llevaba a Ignacio Garibay al hospital La Fraternidad.
23 de mayo de 2011
Lágrimas de vergüenza torera
Nacho se encuentra estable
MADRID, España.- Salía la ambulancia con las sirenas prendidas por la parte de atrás de la plaza, ahí iba Ignacio Garibay, quien momentos antes había recibido una grave cornada en el muslo derecho.Nacho entró al quirófano de la plaza, donde fue intervenido y estabilizado, con lágrimas en los ojos. No eran de dolor, sino de coraje e impotencia por no haber salido con el triunfo. Aunque el público le reconoció el esfuerzo, Nacho venía dispuesto a salir triunfante.El parte médico que expidió el doctor Máximo García Padrós, encargado de intervenir a Garibay, dice lo siguiente: “Durante la lidia del cuarto toro, ha ingresado a esta enfermería el matador Ignacio Garibay Zepeda, con herida por asta de toro con orificio de entrada en tercio medio cara externa de muslo derecho con una trayectoria hacia adentro y arriba de 25 centímetros, que produce destrozos en los músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior cara anterior. Pronóstico grave que le impide continuar la lidia”.

Nacho fue intervenido en la enfermería de la plaza y fue trasladado a la clínica La Fraternidad.

Toros
23 de mayo de 2011
Gallarda actuación de Garibay
Se salvó de un percance mayor
Horacio SotoLe salió la casta y dejó ver su vergüenza torera, profesionalismo y manifiesto deseo de alcanzar el triunfo que tuvo que pagar con una cornada, durante su actuación en la plaza de Las Ventas, correspondiente a la feria de San Isidro.En este cartel sin mayores pretensiones, pero sí con cierto tinte para el fracaso -decimotercero de la feria- hizo su aparición el mal fario por aquello del cabalístico 13 y el peligro anduvo rondando en el ruedo de la plaza venteña, pues tanto el catalán Serafín Marín como el mexicano Ignacio Garibay se salvaron de un percance de proporciones mayúsculas por la presencia de los toros de Partido Resina, antes los famosos Pablo Romero, que resultaron descastados, mansos, reservones y con mucho peligro con los que se tenía que andar con muchas precauciones. Menos el corrido en primer lugar que sustituyó a uno de la ganadería titular que fue de Nazario Ibáñez, que tuvo nobleza y se dejó meter mano.

A través de la televisión se pudo ver que el mexicano Ignacio Garibay se enfrentó a ese primer toro con nobleza y 560 kilos sobre los lomos y en cuarto lugar a una mole de carne con 672 kilos de mansedumbre, que hizo feliz al carnicero y a un masoquista por lo agresivo de su cornamenta, unos pitacos así de grandes y puntiagudos como puñales recién afilados, que nada más les brillaba el diamante.

La actuación de Garibay fue muy meritoria y se pudo ver las dos caras de la moneda y se pensaba todo lo contrario, señalando que el mexicano poco tenía que hacer en esa importante feria, pues en aquí en México se le veía mucha inconsistencia.

En su primero, número 64, Matancillo, con 560 kilos, sin peligro y con nobleza anduvo muy relajado y pensamos que hasta se le pasó la mano porque de pelearle más al toro, de meterse más con él, seguramente su actuación hubiera sido mejor. Aun así, logró una tanda de cinco magníficos ayudados, pero el toro se vino a menos y lo que pudo ser, la faena, se vino abajo. Ignacio tuvo el reconocimiento de la concurrencia que abarrotó la plaza Monumental.

Salió su segundo, tercero de la tarde número 47, Morito, con 672 kilos, una romana que no pudo con ella. Se enraizó en la arena y las embestidas apenas si se notaban, eran arrancadas de milímetros. Por el exceso de tonelaje su desempeño se tornó a la defensiva, fue reservón, espión, con sentido y peligro.

Garibay hizo alarde de valor y le intentó sacar agua a una piedra o más bien darle pases a una roca. Lo estaba toreando con la derecha y al rematar para darle el de pecho, el mulo ese le prendió por la pierna derecha lo lanzó al aire, ya que le había clavado el pitón y lo dejó caer en la arena y ahí con saña inaudita le dio tremenda paliza y al parecer uno de los cuernos le golpeó la cara y hasta la dentadura le aflojó. Fue una cornada espectacular, impresionante, que dejó atónitos a los asistentes, dejando una estela de dolor en sus rostros y los comentarios más crudos.

Los miembros de la cuadrilla se lo querían llevar a la enfermería, pero Ignacio se resistió sin hacer alarde de valiente, pero sí de profesionalismo y de vergüenza torera. Se quedó en el ruedo y luego de un pinchazo le clavó la espada y por su propio pie se fue a la enfermería para su atención, cobijado por un gran reconocimiento y las aclamaciones del público.

Sus alternantes, Serafín Marín y Sergio Aguilar, también pasaron un trago bastante amargo con los de Partido Resinas, pero dejando ver su valor y determinación para alcanzar el triunfo. Serafín estuvo a punto de sufrir una cornada muy peligrosa, ya que al entrar a matar a su primero, éste le tiró la cornada en el pecho, que afortunadamente no le clavó el pitón. Le hicieron dar la vuelta con mucha fuerza y resultó ser el triunfador de este festejo.

Hoy reaparecerá en Las Ventas el novillero tlaxcalteca Sergio Flores.

Toros
23 de mayo de 2011
Del ayer taurino
 
Este pasado 22 marca varios sucesos importantes en la historia taurina mexicana. Los datos son tomados del libro Efemérides Taurinas Mexicana del licenciado Luis Ruiz Quiroz, del grupo de Bibliófilos Taurinos Mexicanos:En 1960, Rafael Báez toma la alternativa en Mérida apadrinado por Pepe Cáceres ante el testimonio de Héctor Obregón y Manolo Gómez con toros de Palomeque.En 1970, Manolo Martínez confirma su alternativa en Madrid con Santiago Martín “El Viti” y Sebastián Palomo Linares con el toro Santanero de Baltasar Iban.

En 1971, fue el gran triunfo de la ganadería mexicana de Mimiahuapam en Madrid, siendo lidiada por Victoriano Valencia, Antonio Lomelín y José Luis Parada.

En 1972, Curro Rivera triunfa en Madrid cortando cuatro orejas a toros de Atanasio Fernández al alternar con Andrés Vázquez y Sebastián Palomo Linares.

En 1982, Jorge Gutiérrez confirma su alternativa en Madrid con Manolo Vázquez y Antonio Chenel -Antoñete- con el toro Berlinés de Celestino Cuadri.

Y el matador Eloy Cavazos, quien ayer estuvo en la plaza de Las Ventas acompañado del matador César Rincón y el ganadero Armando Guadiana y el matador Sebastián Palomo Linares, sigue siendo el matador de toros mexicano el último mexicano en salir por la Puerta Grande.

Eloy Cavazos está cumpliendo 40 años de que confirmó su alternativa en Madrid. Fue el 20 de mayo de 1971 con Miguel Mateo Miguelín y Gabriel de la Casa con toros de José Luis Osborne.

Toros

ARTURO Macías en la ceremonia en que donó 300 mil pesos al DIF de Aguascalientes, cheque que recibió la señora Blanca Rivera de Lozano, presidenta del DIF.
22 de mayo de 2011
Macías donó 300 mil pesos al DIF
DE SU ACTUACIÓN DEL PASADO DOMINGO
AYER poco después del mediodía, en la Casa Club de las instalaciones del DIF estatal, el matador de toros Arturo Macías, en sencilla pero emotiva ceremonia, acompañado de su señora esposa Esther, hizo entrega de un cheque por 300 mil pesos como parte de los emolumentos que percibió por la corrida de toros que lidió el pasado domingo 15 de este mes en el coso Monumental de Aguascalientes, precisamente en el cierre de la famosa Feria Nacional de San Marcos, a beneficio del citado organismo que se preocupa por el bienestar de las familias, niños y mujeres.Ante la presencia de la primera dama del estado de Aguascalientes, Blanca Rivera Río de Lozano, presidenta del DIF, de la doctora Gabriela Ivette Navarro Díaz de León, directora general del Sistema DIF Estatal y de la contadora pública Patricia Berenice Vega Ponce, de enlace institucional, se efectuó la entrega del documento que acredita la cantidad que de manera altruista donó el diestro, gesto que agradeció de manera efusiva la señora Rivera Río de Lozano.Arturo Macías y su señora esposa viajarán mañana a España. El diestro regresará a México en junio para torear en la feria de San Juan del Río.

 

Lunes, 23 de mayo de 2011

TAUROMAQUIA 

Talavante inmortaliza un gran toro y Garibay sufre grave cornada

ALCALINO

La palabra “histórico” empezó a resonar en los noticiarios de la noche. No era para menos. Esa tarde del 17 de mayo de 2011, Alejandro Talavante había elevado a madrileños y foráneos, presentes y telespectadores, a esa indefinible forma del éxtasis que tiene el toreo cuando se convierte en arte mayor. La increíble intensidad de sus pases naturales a “Cervato” de El Ventorrillo, en los medios de la Monumental madrileña, son una especie de mentís contra la sentencia de fugacidad, de cosa condenada al olvido, que por su naturaleza efímera pesa sobre el toreo, esa peculiar y contradictoria creación humana. Y la sombra del enorme suceso planea mucho más allá de la pequeña historia de este San Isidro para posarse en la memoria eterna de la fiesta, donde habitan otras cuantas faenas inmortales, gloria eterna del toreo con la mano izquierda y su evolución estética a través del tiempo. En retrospectiva las de José Tomás a “Tosquito” de El Puerto (1999), Capea a “Cumbrerillo” de Victorino (1988), Paco Camino al sobrero del Jaral de la Mira (1975), Antoñete a “Atrevido”, el toro blanco de Osborne (1966), Manolete a “Ratón”, de Pinto Barreiro (1944), Fermín Armilla a “Centello” de Aleas (1932), Chicuelo a “Corchaíto” de Graciliano (1928) y, allá en el fondo, raíz imperecedera del culto al toreo al natural, la faena fundacional de Juan Belmonte con “Barbero” de Concha y Sierra la tarde de “los dos solos” (por Gaona y Joselito, sus triunfadores alternantes en la del Montepío de 1917). Todo en Madrid, naturalmente.Allí, precisamente, habrá que situar en adelante la faena cumbre de Alejandro Talavante con “Cervato” de El Ventorrillo, 546 kilos, sardo aburracado y vuelto de pitones además de rebarbo, gargantillo, cejiblanco y falso girón. Un toro que llegó al último tercio prácticamente sin picar, pues en el primer encontronazo le provocó una caída de latiguillo al picador Tulio Salguero, que marraría en el segundo y último encuentro.

Faenón

Sin más trámite, Talavante condujo a “Cervato” hasta los medios, tomó distancia y lo citó con la muleta en la derecha. Las dos cortas tandas de redondos, de muleta muy baja y temple impecable, perfectamente rematadas con largos pases de pecho, desataron los primeros clamores y le indujeron a echarse la muleta a la izquierda. Tras sortear una fea colada en respuesta a su primer cite de largo, se puso a ligar en un palmo de terreno hondos naturales en un palmo cuya lentitud y redondez iba a más según se sucedían con acentuada cadencia. Sobre la zurda siempre, el hermoso edificio de la faena se fue construyendo sin pausa ni prisas: “Cervato” continuaba yendo tras la alada muleta del extremeño con nobleza ejemplar y una codicia atemperada por la  magia del temple, los pitones a mínima distancia del torero y del engaño en series sin solución de continuidad, rematadas de manera distinta cada vez, ahora un molinete invertido, natural con el envés de la flámula y, a pies juntos, uno de pecho zurdo de lentísima ejecución; ahora un redondo con la derecha con cambio de mano como remate, ligado al clásico de pecho y un toreadísimo desdén; ahora una sucesión de naturales y de pecho sin mover las zapatillas. Y como final unas manoletinas sobrecogedoras –aderezadas con otra colada espeluznante–, capetillina izquierdista seguida de otro dormido pase de pecho y a matar. Se habían sucedido ante nuestro creciente asombro, jugando gozosamente con un riesgo mortal, 60 pases que fueron otras tantas esculturas de sobrecogedora belleza.

La estocada, aguantando la acometida del bravísimo “Cervato” y un pitonazo en la ingle, mató sin puntilla, y la plaza se nevó como nunca, y las orejas estaban cantadas, y más de uno se habrá preguntado cómo es que Madrid no exigió el rabo para señalar y diferenciar semejante obra de arte. También como es que puede no premiarse con la vuelta al ruedo la bravura y nobleza de un toro como “Cervato”, despedido con una catarata de aplausos.

Tributo a la moda

Fuerte, confiado, con más sitio que nunca, José María Manzanares es el torero de moda en España. Tiene empaque, y su técnica, basada en el temple y un pleno dominio de las alturas, encandila a toros y públicos. Tras el indulto de Sevilla y el rabo de Jerez, Madrid esperaba compartir su estado de gracia y no se ha ahorrado prendas para premiarlo. Pero la puerta grande del miércoles 18 más bien remite a una vulgar “apoteosis” de la México con bichos de regalo. “Trapajoso” fue un buen toro de Cuvillo al que notoriamente pasó de faena –derechista toda ella, y con bastantes enganchones–, y sólo la peligrosa voltereta final y una impresionante estocada en lo alto, aguantando y en los medios, explican el exagerado desborde del público, las dos orejas y la puerta grande.

Muchas cosas buenas

Ese miércoles ya el palco había rebajado exigencias al premiar con oreja protestada una faena de El Juli, templada y profesional, al noble pero muy justo de fuerzas “Compañero”, el castaño capirote cuarto de una corrida de Núñez del Cuvillo lidiada entre ráfagas de viento, que Julián neutralizó arrastrando mucho el engaño, al grado de sufrir un par desarmes. Fue labor de mérito pero no de oreja. En cambio, la que tanto se protestó el viernes a Castella, por faena de mucho aguante a un Parladé de embestida engañosa, ilustra la frialdad de Madrid hacia el francés a lo largo de dos tardes de enfática entrega pero poca fortuna. Qué contraste con el trato preferencial a Manzanares, virtual triunfador de la feria gracias a la oreja, tercera suya, cortada el mismo viernes a “Jergoso”, un buen toro de Juan Pedro al que templó cuidadoso por ambos pitones en faena bastante superior a la de la puerta grande de dos días atrás.

También hubo oreja para El Cid, que el lluvioso jueves dejó entrever de nuevo las virtudes de su flexible muñeca izquierda ante el obediente y embestidor “Carretillo”, cuarto de una corrida parada del Puerto de San Lorenzo; ese día, la constante entrega de Perera, muy quieto y dominador en la corta distancia hasta sufrir un revolcón espeluznante, fue recibida por la gente con desdeñosa frialdad, mientras Daniel Luque, condenado a lidiar con dos inválidos, limitaba su expediente a un garboso quite por verónicas con el mortecino sexto.

Ratificación

En su tarde grande, Talavante había superado la falta de alientos del noble sexto –“Afortunado”, una mole de 620 kilos– y sólo la espada le arrebató otra oreja, aunque no de la salida en hombros más tumultuosa en años. Y el viernes, cuando ya Castella y Manzanares habían cortado sendas orejas, suya fue la faena de la tarde con “Brazalete”, sexto de Parladé y el más toro de la tarde, un animal áspero, fuerte y aquerenciado. Cuando nadie lo esperaba, tras asentarlo con la derecha a fuerza de aguantar y templar bruscos arreones, se puso la muleta en la zurda y, entre derrotes y coladas, cuajó en tres tandas de impecable trazo los naturales más emocionantes de la feria. Su floja espada lo privó de una nueva puerta grande, pero no de una ovación de despedida que superó con mucho las dedicadas a sus alternantes, teóricos triunfadores de la jornada.

Ignacio, herido.

Dignísima, ayer, la actuación isidril de Nacho Garibay, sellada con su sangre ante un torazo de Partido de Resina, ganadería hundida por la consanguinidad. El parte médico habla de una cornada de 25 centímetros que le atravesó el muslo derecho.

Hoy se presenta el tlaxcalteca Sergio Flores con novillos de Montealto, y el miércoles confirmará su alternativa Joselito Adame, 83avo. matador mexicano en comparecer ante la cátedra madrileña. Ya platicaremos de todo esto y de la confrontación entre Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, que el sábado abrió la tercera puerta grande de la feria.

 

MADRID Importante tarde del mexicano

Flores enorme; Trinidad tonto (taurinamente)

Publicación: 23/05/2011 (19:34)

MUNDOTORO

Madrid (España) El novillero mexicano Sergio Flores ha protagonizado una actuación enorme en Las Ventas, aunque el presidente Trinidad López Pastor hizo el tonto, taurinamente hablando, al negarle una merecidísima oreja en su primero pedida además por la mayoría del público. El mexicano no quiso dar la vuelta al ruedo a pesar de la insistencia del público, que abroncó al Palco de forma justa. Otra actuación firme firmó al quinto, al que incluso extrajo series con temple y ligazón en una faena que no refrendó con el estoque. Por su parte, López Simón saludó una ovación tras pasaportar al jabonero tercero. Completó el cartel Thomas Dufau, que firmó una seria tarde ante un manso lote de Montealto, que lidió un deslucido encierro a excepción del buen tercero, que se apagó pronto.

El mexicano dejó constancia de que quiere ser torero desde el principio de su actuación, toreando a compás al segundo novillo a la verónica, y picándose después en el quite por chicuelinas que le hizo López Simón, a quien replicó por chicuelinas y tafalleras. Después comenzó la faena con ajustados pases cambiados con mucha emoción ante un animal que aparentó ser bravo pero que echó la cara arriba.

Firmó a continuación dos tandas con la derecha con ligazón a un novillo que embistió con movilidad por el pitón derecho. Por el izquierdo embistió echando la cara arriba, aunque el mexicano a base de sobarlo consiguió extraerle tres naturales con temple y profundidad. Terminó con unas apretadas bernadinas y mató con una buena estocada. El mexicano no se arredró con el complicado quinto, con el que se embraguetó logrando algunas series por ambos pitones con temple y ligazón aguantando coladas con mérito. Sin embargo, pinchó y dejó una estocada en lo alto siendo ovacionado.

Alberto López Simón saludó una ovación a la muerte del tercero, un ejemplar que fue bueno mientras duró y al que comenzó la faena toreando de rodillas muy encajado en los medios firmando dos series con la derecha con temple y ligazón. El novillo se paró enseguida y López Simón buscó el arrimón para justificarse recogiendo una ovación. Con el sexto, el madrileño volvió a ponerse de rodillas en el centro del ruedo volviendo a dejar dos tandas con la derecha de buen trazo. Sin embargo, el novillo poco a poco fue acortando su viaje y comenzó a defenderse, con lo que el espada intentó estar digno con él.

Thomas Dufau se mostró digno y voluntarioso ante el manso y huido primero, que mostró su condición ya de salida. El francés comenzó el trasteo con pases cambiados en el centro del ruedo que llevaron cierta emoción al tendido, aunque en las tandas siguientes el animal buscó la querencia. El francés no se aburrió y finalizó con ceñidas manoletinas en tablas antes de dejar una estocada algo contraria. También se mostró muy serio con el manso cuarto, en una actuación en la que incluso fue volteado sin consecuencias en el cierre de la faena.

Plaza de toros de Las Ventas. Decimocuarto festejo de la Feria de San Isidro. Casi lleno. Novillos de Montealto, mansos y bajos de raza en líneas generales. El mejor fue el tercero, aunque se acabó pronto. Thomas Dufau, saludos tras aviso y ovación; Sergio Flores, ovación tras petición y bronca al palco y ovación; y López Simón, ovación con saludos y silencio.

MADRID La empresa embarca toros de El Torreón

Rechazados los toros de Sorando para mañana

Publicación: 23/05/2011 (14:23)

MUNDOTORO
 

Madrid (España). La corrida de Román Sorando prevista para mañana martes en Las Ventas ha sido rechazada en el reconocimiento. Los astados de la vacada jiennense, a juicio de los veterinarios, no reunían las condiciones requeridas para ser lidiados en el coso madrileño y finalmente no saltarán al ruedo capitalino. Según ha podido saber mundotoro, la empresa ha embarcado esta misma mañana un encierro de El Torreón, que será reconocida esta misma tarde. En el cartel se anuncian Juan Mora, José María Manzanares y Cayetano. 

ACTUALIDAD La Unión impulsa recogida de firmas

Miura, Lorenzo Fraile, Carlos Núñez… ya son fedatarios

Publicación: 23/05/2011 (18:09)

MUNDOTORO

Madrid (España) Más de una docena de ganaderos de la Unión de Criadores de Toros de Lidia ya se han hecho fedatarios para apoyar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que está recabando firmas para conseguir la regulación de la Tauromaquia como Bien de Interés Cultural. Estos ganaderos se han sumado así a la campaña de movilización que ha puesto en marcha la UCTL entre sus miembros para lograr conseguir las 500.000 firmas necesarias para que el Congreso de los Diputados dé luz verde a una ILP que busca como objetivo que la Fiesta de los Toros sea declarada como Bien de Interés Cultural.

Los ganaderos Eduardo Miura, Carlos Núñez, Lorenzo Fraile, Jerónimo Astolfi, Román Sorando, Santiago Domecq, Fernando Sampedro, Jesús Hernández, Juan Ignacio Pérez Tabernero, Jesús Martínez Pinilla y Juan José Rueda, ya se han implicado en una iniciativa en la que la UCTL apoya “consciente de la importancia de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) emprendida desde la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, financiada por la Mesa del Toro”, por lo que “desde nuestra Entidad y a través de las zonas administrativas, hemos organizado y movilizado a nuestros asociados para la necesaria masiva recogida de firmas“. Este es el listado de ganaderos fedatarios de la UCTL:

– Presidente de la UCTL, D. Carlos Núñez – Ganadería ‘Carlos Núñez’

ZONA CENTRO:
– Presidente Zona Centro: D. Juan José Rueda – Ganadería ‘Sotillo Gutiérrez’
– D. Jesús Martínez Pinilla – Ganadería ‘Valdellán’
– D. Román Sorando – Ganadería ‘Román Sorando’

ZONA MEDIODÍA
– Vicepresidente Zona Mediodía: D. Santiago Domecq Bohórquez – Ganadería ‘D.
Santiago Domecq’
– D. Fernando Sampedro – Ganadería ‘D. Fernando Sampedro’
– D. Eduardo Miura – Ganadería ‘Miura’
– D. Jerónimo Astolfi – Ganadería ‘Astolfi’

ZONA SALAMANCA

– Presidente Zona Salamanca: D. Lorenzo Fraile – Ganadería ‘Puerto de San Lorenzo’
– D. Jesús Hernández – Ganadería ‘Los Bayones’
– D. Juan Ignacio Pérez Tabernero – Ganadería
‘Montalvo’

ZARAGOZA La terna saluda una ovación

Sólo un salto…al callejón

Publicación: 22/05/2011 (20:30)

JAVIER SESMA

Zaragoza (España). Tarde de ovaciones y sobreros en la novillada vivida hoy en Zaragoza ante un escaso cuarto de plaza. Sin saltos en modo de proyección, el único salto se ha dado en el callejón, el momento más espectacular de un festejo en el que  Daniel Morales como Alejandro Enríquez y Diego Silveti han saludado con un encierro de Concha y Sierra de poco juego rematado con dos sobreros de Elisa y Martín Lucero Gallardo de igual prestación.

El extremeño Daniel Morales vio como le devolvían el primero por inválido y lidió a cambio un ejemplar de Elisa y Martín Lucero Gallardo, que resultó noble y con fiejza. Aprovechó su pastueña embestida e instrumentó en los medios una faena sólida y de buen gusto que evidenció las buenas maneras del extremeño. Perdió trofeos por tardar en matar. Lo intentó con muchas ganas en el cuarto, pero poco pudo hacer con un novillo de embestida descompuesta y tendente a salir por arriba. No le perdió la cara pero no pudo atemperar su mal genio.

Alejandro Enríquez con el quinto -aplaudido de salida- compuso una bella faena, lenta y templada, aprovechando la franqueza de su pitón derecho. Estrujó al animal hasta su última gota. Una estocada muy baja deslució su buen hacer y fue ovacionado. Antes sorteó un animal de poca fuerza. El granadino lo toreó a su altura, aprovechando su calidiad en la embestida, pero sin que la faena tomara vuelo.

El mexicano Diego Silveti estuvo valiente y decidido con el tercero, que saltó al callejón de salida y que posteriormente desarrolló una embestida complicada. Fue ovacionado tras estocada. Se devolvió el sexto también por falta de fuerza y el sobrero -del mismo hierro que el primero- llegó sin niguna fuerza a la muleta. Después de colearlo varias veces para levantarlo de la arena lo mató con aseo y fue aplaudido.

Plaza de toros de La Misericordia. Con un cuarto de plaza se han lidiado cuatro novillos de Concha y Sierra, y dos de Elisa y Martín Lucero Gallardo (lidiados como sobreros en primer y sexto lugar), bien presentados y de juego deslucido. Daniel Morales, ovación tras aviso y silencio; Alejandro Enríquez, silencio tras aviso y ovación.

 

Nacho Garibay sufre percance en su segundo toro

  • Carolina Martínez

  • 22-Mayo-2011
  • El torero mexicano realizaba una presentación en Las Ventas

Saltillo.- Hace unos minutos el torero mexicano Ignacio Garibay sufrió un percance en Las Ventas donde hacía su presentación.

El segundo para el diestro de 672 kgs, lo levantó de fea forma provocándole una cornada en el muslo derecho, aunque Garibay se quedó a matar al toro, los tuvo que terminar por descabello.

Luego el público le aplaudió para pasar por su propio pie a la enfemería donde era revisado apenas hace unos minutos.

Madrid. Feria de San Isidro

(Foto: Javier Arroyo)

 

 

 

 

 

 

 

Los novilleros, por encima de un deslucido encierro de Montealto

Sorprende el mexicano Sergio Flores, a quien el palco niega una oreja como premio a su entrega y buen concepto en el segundo

Por Redacción APLAUSOS

6º) Más manejable aparentó ser el sexto en los capotes, que cumplió en el tercio de varas. Llegó al último tercio dejándose algo más que sus hermanos pero también terminó apagándose pronto. Puso entereza y ganas López Simón, que volvió a iniciar faena toreando sobre la diestra de rodillas en los medios. La terna, en conjunto, anduvo muy por encima de la deslucida novillada de Montealto. SILENCIO.

5º) No hizo albergar muchas esperanzas el quinto en su salida. Se frenaba en el capote de Sergio Flores, que vio cómo derribó el animal en el primer encontronazo con el picador, aunque tampoco hizo pelea de bravo con los montados. Brindó Flores su labor muleteril a la esposa de su apoderado, Antonio Pedrosa. Valiente, decidido y dispuesto arrancó el mexicano con el de Montealto, que no se lo puso fácil en ningún momento. A pesar de eso, volvió a evidenciar tanto sus tremendas ganas de ser torero como un concepto muy puro y encajado del toreo. Mató de pinchazo y estocada, tirándose de verdad en ambos encuentros. OVACIÓN CON SALUDOS.

4º) Falto de fijeza y manso el cuarto, que hace cosas feas en los capotes y, aunque empuja en el caballo, termina saliendo de naja. Se impone Dufau al desclasado utrero a base de firmeza, aguante y buena colocación, pero el lucimiento fue misión imposible. Tesón del francés, que remata todo de un gran volapié. OVACIÓN CON SALUDOS.

3º) Mansea en varas el jabonero tercero, al que recibe López Simón con la muleta de rodillas y en los medios. El madrileño ligó con mucho valor una primera serie de derechazos de hinojos en la que incluso llegó a cruzarse al pitón contrario calentando los tendidos. Mostró sentido del temple sobre la diestra y con la zurda también resolvió bien a pesar de la sosería del animal, que fue noble pero sin apenas transmisión. Tuvo mérito su faena, arrimándose al final, pero apenas hubo emoción por la descastada condición del montealto, al que finiquitó de pinchazo y estocada. OVACIÓN CON SALUDOS.

2º) Sale a por todas Sergio Flores, que se abre bien de capote con el novillo de salida toreando por verónicas hasta los medios rematando su quehacer con media y larga afarolada. Derribó el de Montealto en su primer encuentro con el caballo, provocando una fuerte costalada al picador, Plácido Sandoval “Tito”. En la segunda entrada empuja y se arranca bien aunque sale suelto del encuentro. Entró en quites López Simón por chicuelinas y replicó con raza el mexicano con otro en el que intercaló chicuelinas y tafalleras. Arrancó en los medios con varios pases cambiados por la espalda y dio después distancia al novillo, que galopó y embistió por abajo por el lado derecho. Exhibió valor y cierto gusto el azteca, que corrió bien la mano al natural, aunque por ese lado el novillo sacó más genio. Sorprendió el buen concepto de Flores, que epilogó su labor por bernadinas y mató con gran contundencia. OVACIÓN CON SALUDOS TRAS PETICIÓN.

1º) Mansea y aprieta hacia adentro en los primeros tercios el que abre plaza. Muestra fuerza pero no se emplea en los capotes y llega al último tercio queriéndose ir a la salida de cada muletazo. Thomas Dufau acierta no dejando pensar al novillo poniéndole la muleta siempre en la cara para taparle al máximo la salida. Cuando lo consigue liga los muletazos pero el utrero, noble dentro de su mansedumbre, se aburrió enseguida. Hubo disposición y buena voluntad del francés, que manejó con facilidad el acero. OVACIÓN CON SALUDOS.

Madrid, 23 de mayo de 2011. Novillos de Montealto, bien presentados pero de muy poco juego en conjunto. 1º) Manso. 2º) Interesante. 3º) Apagado. 4º) Desclasado. 5º) Con fondo de casta pero deslucido. 6º) Más manejable pero a menos. THOMAS DUFAU: Ovación con saludos en ambos; SERGIO FLORES: Ovación con saludos tras petición de oreja y ovación con saludos; ALBERTO LÓPEZ SIMÓN: Ovación con saludos y silencio. Entrada: Más de tres cuartos.

Noticias

“Sentí en la pierna ese calor inconfundible que tenemos los toreros cuando nos hieren los toros”, afirma a APLAUSOS el mexicano desde el hospital

Por Ángel Berlanga

Ignacio Garibay se recupera satisfactoriamente en la clínica La Fraternidad de Madrid de la cornada de 25 centímetros que recibió ayer en su muslo derecho en la plaza de Las Ventas. El mexicano, en declaraciones a APLAUSOS, asegura sentirse “bien, con los dolores normales pero sin fiebre lo que indica que la evolución está siendo buena” y añade: “Viendo las reacciones de la gente me quedan buenas sensaciones de la tarde de ayer y pienso que mi paso por Madrid, a pesar de la cornada, ha sido positivo”.

Sobre la cornada y la lidia del toro de Partido de Resina que le hirió, dice: “El toro fue muy complicado desde el principio. Salió andando y no quería saber nada ni de capotes ni de caballos. Estuvo barbeando tablas todo el rato pero yo siempre tuve la esperanza de que fuera el típico mansito que luego se queda en la muleta y te deja triunfar, pero cuando me salí con él hacia afuera y vi cómo me apretaba me di cuenta de que me lo iba a poner todo muy complicado. Recuerdo que me avisó un par de veces por el lado izquierdo pero quise estar firme porque a ese tipo de toros tan exigentes a veces, cuando no les titubeas, acabas desengañándolos y terminan embistiendo, pero este me cazó antes de que pudiera conseguir nada”.

Garibay se sintió pronto herido: “Sabía desde el principio que llevaba la cornada. Sentí en la pierna ese calor inconfundible que tenemos los toreros cuando nos hieren los toros. Me dio un derrote muy seco y me lanzó para arriba con mucha violencia y así escaparse era difícil. Tenía claro que el toro me la había dado pero los orificios de entrada y de salida no los vi hasta que me desnudaron la enfermería”.

Al caer, golpeó la boca contra el suelo, perdiendo varias piezas dentales: “Perdí tres dientes lo que pasa que eran de mentira porque, en otro percance anterior, ya había perdido los míos originales. Pero eso es lo de menos, ya tengo los tres otra vez puestos”, afirma con una serenidad estremecedora.

El azteca sólo lamenta que su primero, con el hierro de Nazario Ibáñez, “no durara un poco más. Mientras me dio opciones le di muletazos a gusto, sentidos, muy a la mexicana” y persiste: “con el otro no me quedaba otra más que apostar y echar la moneda al aire. Lo hice, me atrapó y me la pegó gorda pero tengo la conciencia tranquila porque sé que vine a Madrid a hacer mi mejor esfuerzo y cumplí con ello. Las cornadas son parte de la profesión y hay que recibirlas hasta con agrado. Gracias a esa cornada, al menos todo el mundo se ha enterado de que toree en Madrid por San Isidro”.

Ahora, Ignacio sólo piensa “en volver a verme anunciado en esa plaza para poder ofrecer la tarde que yo quiero y redondear una faena buena”. De momento, tendrá que permanecer los próximos días en el hospital antes de empezar la rehabilitación.

La Revolera

Al presidente-policía, o viceversa que tanto da, le faltó sensibilidad para calibrar la significación de una oreja en San Isidro para un novillero mexicano que ardió toda la tarde en rabia torera…

Al presidente-policía, o viceversa que tanto da, le faltó sensibilidad para calibrar la significación de una oreja en San Isidro para un novillero mexicano que ardió toda la tarde en rabia torera. Poco le importó al “usía” ni a los “usiítas” que le asesoraban que el público pidiera el premio auricular por mayoría aparente. El hombre se ve que tiene una calculadora entre ceja y ceja y si faltaban tres pañuelos para el quórum se llamó andana. Pero pese a esa frialdad presidencial Sergio Flores pudo dar una vuelta triunfal al anillo. No quiso hacerlo, porque alguien le ha dicho que las vueltas al ruedo están devaluadas. Craso error; valen mucho más las palmas de los que pagan que la opinión de un presidente que encaramado en su trono se cree el rey del mundo.  El público madrileño se enamoró de las ganas de ser y el buen corte torero del jovencísimo paisano de Ponciano Díaz. Por cierto, que los mexicanos que han pisado el ruedo de Las Ventas hasta ahora, han dejado tras ellos olor a pundonor y valentía. Algo se mueve en el toreo mexicano, y uno que se alegra porque la frescura de los coletudos de allende los mares también le hace falta a la Fiesta.

El francés Dufau, maduro para la alternativa. No tuvo adversarios adecuados pero anduvo sobrado de ganas y de oficio. Y con la espada, como sus compañeros, rayó a buena altura. López Simón se mueve por el ruedo con la parsimonia de los que saben lo que quieren y a dónde van. En su primero, un animal agaseosado se esturreó en ocho o diez muletazos de una lentitud y una estética muy premonitorias de lo que puede ser este novillero de evidente personalidad y sello En su segundo, que en principio parecía que rompería a mejor que sus hermanos de Montealto, estuvo muy valiente hasta que el funo se declaró en huelga. Torea de rodillas con un temple fuera de lo común. Da la impresión de que el novísimo novillero no sabe lo que es un trapazo, porque el capote lo mueve también con sentido del temple y  su peculiar estética. En fin. El corolario de estas novilladas  de hogaño en Las Ventas podría ser que  la renovación del escalafón de  los matadores de toros está asegurada.

Campaña de movilización entre los asociados

Carlos Núñez, Santiago Domecq, Eduardo Miura, Lorenzo Fraile… ayudan a recoger firmas para lograr la declaración de la Fiesta como Bien de Interés Cultural

Por Redacción APLAUSOS

La Unión de Criadores de Toros de Lidia, consciente de la importancia de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) emprendida desde la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, financiada por la Mesa del Toro, ha puesto en marcha una campaña de movilización entre sus ganaderos para la recogida de firmas con el fin de conseguir la regulación de la Tauromaquia como Bien de Interés Cultural.

500.000 firmas son necesarias para ganar la ILP, por ello, desde la entidad ganadera y a través de sus zonas administrativas ha organizado y movilizado a sus asociados para la necesaria y masiva recogida de firmas. La UCTL aporta once ganaderos fedatarios que se han implicado en la iniciativa. Son estos:

Ganaderos fedatarios:

  • Presidente de la UCTL, Carlos Núñez – Ganadería ‘Carlos Nuñez’

ZONA CENTRO:

  • Presidente Zona Centro: Juan José Rueda – Ganadería ‘Sotillo Gutiérrez’
  • Jesús Martínez Pinilla – Ganadería ‘Valdellán’
  • Román Sorando – Ganadería ‘Román Sorando’

ZONA MEDIODÍA

  • Vicepresidente Zona Mediodía: Santiago Domecq Bohórquez – Ganadería ‘D. Santiago Domecq’
  • Fernando Sampedro – Ganadería ‘D. Fernando Sampedro’
  • Eduardo Miura – Ganadería ‘Miura’
  • Jerónimo Astolfi – Ganadería ‘Astolfi’

ZONA SALAMANCA

  • Presidente Zona Salamanca: Lorenzo Fraile – Ganadería ‘Puerto de San Lorenzo’
  • Jesús Hernández – Ganadería ‘Los Bayones’
  • Juan Ignacio Pérez Tabernero – Ganadería ‘Montalvo’

La Revolera

Mejor el remiendo de Nazario Ibáñez que el traje de Partido de Resina. Y dejemos para la historia del toreo el glorioso nombre de Pablo Romero, porque lo que hoy ha salido al ruedo de Las Ventas…

Mejor el remiendo de Nazario Ibáñez que el traje de Partido de Resina. Y dejemos para la historia del toreo el glorioso nombre de Pablo Romero, porque lo que hoy ha salido al ruedo de Las Ventas se parecía al antiguo y bravo encaste como un huevo a una castaña. Con el de Nazario, el mexicano Garibay ha estado en torero cuajado no exento de calidades y con el denominador común de los toreros del país hermano del otro lado del Atlántico: el valor. Con su segundo, que brindó a Palomo, Rincón y Cavazos, diciéndoles que se iba a jugar la vida -¡vaya si se la jugó el manito!- Garibay anduvo hecho un león, aceptando de antemano lo que al final vendría: un volteretón estratosférico, en el que perdió varias piezas dentales y resultó con un muslo atravesado. Pundonorosamente esperó a ver caer el toro antes de pasar a la enfermería por su pie.

Serafín Marín anduvo muy bien con el de Los Chospes, que duró poco, poniendo en juego un valor espartano sin alharacas, un oficio notable y un manejo de la franela con aires de muletero de fuste. El segundo no le dio la mínima oportunidad de lucimiento, como le ocurrió en sus dos adversarios a Sergio Aguilar, que deberá seguir esperando. Los cuatro toros de Partido de Resina –antiguos Pablo Romero- lidiados en la decimotercera corrida del Santo labrador, dejaron patente que todo tiene un principio y un fín. Otra ganadería histórica camino del desguace. Mansos, descastados, “esaboríos”, bobalicones con malas intenciones y sin vibración, los otrora pupilos de don Pablo, que junto con los del Conde de la Corte, Miura, Santa Coloma, Concha y Sierra, Moreno Ardanuy, Isaías y Tulio Vázquez, Prieto de la Cal y tantas ganaderías más ayudaron a hacer la historia grande del toreo, es muy posible que hayan escrito este penúltimo domingo de mayo una de sus últimas páginas

El sábado hubo reunión en Madrid

La nueva entidad, que preside Manzanares, “velará especialmente por el respeto de los derechos de los toreros menos favorecidos”, según un comunicado firmado por la Junta Directiva

Por Redacción APLAUSOS

La Junta Directiva de la nueva Unión de Toreros -que preside el matador de toros José Mari Manzanares-, se reunió el pasado en Madrid para abordar proyectos a medio y largo plazo. Tras el encuentro, la entidad ha emitido un comunicado de prensa en el que asegura que la Unión “ha nacido para aglutinar, de una vez por todas y superando anteriores divisiones, los intereses colectivos de los toreros y la defensa de la tauromaquia dentro y fuera de nuestras fronteras”.

El texto prosigue afirmando que el organismo “velará especialmente por el respeto de los derechos de los toreros menos favorecidos, contando para ello con el respaldo firme e incondicional de las figuras del toreo actual, concienciadas de que la inminente incardinación de la Fiesta de los Toros en el Ministerio de Cultura requiere la decisiva participación del colectivo de toreros, para lo que se hace indispensable una reordenación de la profesión y una representación única”.

La recientemente elegida Junta Directiva de la Unión, presidida por José Mari Manzanares, a quien acompañan como directivos El Juli, Miguel Ángel Perera, El Fundi, Juan Diego y Gómez Escorial, pone también de manifiesto “el perfecto equilibrio y comunidad de intereses entre las figuras y el resto de toreros” y aseguran haber comenzado a trabajar “en favor de proyectos a corto y medio plazo que a buen seguro contribuirán a defender la profesión de torero en todos sus estratos, a dignificar su imagen y a consolidar la  Fiesta de los Toros como parte esencial del acervo cultural nacional e internacional”.

Por todo ello, todos cuantos integran la Unión de Toreros, y en su nombre la Junta Directiva, quieren hacer un llamamiento “a todos los toreros, matadores de toros, novilleros y rejoneadores, para que se sumen a esta histórica iniciativa y contribuyamos todos al necesario impulso de nuestra profesión, nuestra pasión y nuestra forma de vida”, concluyen en la nota.LA JUNTA DIRECTIVA

Para adherirse a la Unión de Toreros, puede contactar con la entidad en el teléfono 91 575 05 24 o bien enviar solicitud con datos de contacto a:

UNIÓN DE TOREROS
C/ NUÑEZ DE BALBOA, 3
28001 MADRID     uniondetoreros@gmail.com

 

Tendido cero – 21/05/11

21 may 2011

Las Puertas Grandes de la semana isidril, el mano a mano Morante-Manzanares en Jerez, el 20 aniversario de la primera salida a hombros de Cesar Rincón en Madrid y el rincón íntimo de Juan Pedro Domecq son, entre otros, temas del programa.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/tendido-cero/tendido-cero-21-05-11/1107908/

CRÓNICA.- El presidente ningunea una oreja al novillero mexicano

El valor huele a Flores

 
 
Javier Hernández / Madrid
23/05/2011 21:40

¿A qué huelen las nubes? En Madrid, fijo, a polución. ¿Y el valor? Hasta ahora no tenía olor, solo era cosa de gente elegida para vencer al miedo hasta amordazarlo. Desde ahora, al menos en Madrid, huele a Flores. A Flores que quieren torear por abajo, ceñido, cuanto más, más valor y más olor. El valor huele a Flores y se dio cuenta hasta el chato con alergia de la andanada del 3. Todos olieron el valor de Sergio Flores. Todos, claro está, menos uno, que irá a La Rioja de cata sonrojante sin quesea nombrado nariz de oro.

Le llamaban Trinidad y tuvo olfato para ver la garra del Cid, figura en malos momentos, tanto que le dio una oreja. Pero al mismo Trinidad le pilló con el tapón en la pituitaria para disfrutar de la fragancia del valor azteca y recio de un joven que se llama Sergio. Claro, que uno huele a rico y el otro a tieso.

El valor huele a Flores y desprende su aroma poco a poco. Primero con el capote aguerrido que suelta nervios; luego, en la réplica al académico Simón, por chicuelinas y tafalleras de baile agarrado. Y por si había holgura y el fato a valiente no calaba, los cambiados que rozaban el celeste y el oro, impávido el tío. El valor huele a Flores y podría ser aroma pasajero de meros alardes, pero no. 

El tal Sergio Flores huele a torero que desea hacer lo caro, todo por abajo, encajado y muy ceñido. Y no solo huele, sino que Flores tiene oído para saber cuando el personal se acostumbra y ningunea su labor callada; es entonces cuando tira de la capeína con media muleta para poner el ¡ay! en boca de todos.

Es cierto que colorao segundo del festejo sacó muchas cosas positivas, como su empuje y su humillación. Verídico que hubo enganchones en muchos finales del trazo a derechas, porque Farolero nunca se iba y remataba cogiendo. Real, que la velocidad y la distancia se pueden equilibrar para un mejor engranaje y que su efluvio termine siendo embriagador. Pero tiempo tendrá de ello, pues novillero es y, por tanto, en fase de aprendizaje está. También es cierto que las bernadinas se firmaron con riesgo y la estocada pareció de maestro.

El mexicano Flores no solo dejó el rastro de su perfume en su primero. Con el quinto enseñó aún más valor. Sedujo al cabal por su forma de plantarse para el natural de riñón partido y trazo, sin importarle demasiado la ausencia de ritmo Chileno, el discontinuo y nada fácil quinto. Un torete, o un toro en toda regla si se compara con otros de este ciclo. De novillero, nada, torillero, en todo caso. Y la criatura se la jugó sin alardes, en sinceridad maciza y callada, aguantando parones y miradas sin pestañeo alguno. Mérito el suyo. Apuesta de futuro debe ser, aunque los presidentes de cara nariz no perciban su edor a valiente.

Dufau huele, por contra, a torero hecho y cuajado, a matador inminente de técnica depurada y escasa expresión.Para él fueron los dos bichos con menos opciones. Su primero, mansito de gestos claros, con apego a chiqueros para sembrar discordias en las cuadrillas. Lo mantuvo en los medios, con el ya casi rutinario cambiado para empezar, con su aseo, su apostura, su oficio y su sosería, también. Culpa de ambos, de torillo y torillero.

El amplio Trineo que hizo cuarto fue aún peor.Igual se iba como un obús a por la cabalgadura de picar que te tiraba un cabezazo espantamoscas sin andabas cerca. Torillo raro este, cambiante, al que la técnica del francés le vino de perlas para no convertirse en Caín. Al final del persistente trasteo lo pisó y lo derribó con voltereta incluida. Dufau mató como matador de toros que será en breve.

Si el valor huele a Flores y Dufau a torero hecho, López Simón deja tufo a ensayo y espejo en todo lo que hace. Trabajadas tiene las formas de una tauromaquia basada en la apostura, en la estética estudiada y, ojo, en los pies plantados. O en las rodillas plantadas, pues a sus dos torillos los comenzó así de muleta, como se reza en la Iglesia. A los dos les aprovechó las inercias de las carreras que vienen de largo. Al primero, además, le sopló una continuación de hinojos llevando y trayendo, con mérito.

Luego, los dos enemigos de este rococó López Simón apenas duraron nada, ni el jabonero de buenos presagios ni el seriote cierraplaza. Fueron dos torillos bien preparados en físico sin fondo de entrega, por eso tal vez toreó mejor de rodillas que puesto en pie.

Queda claro que el valor huele a Flores, a Sergio Flores. Y el palco, cicatero sin nariz con el pobre, a podrido.

Ficha del festejo

Plaza de Madrid. Decimocuarta de San Isidro. Novillada picada. Tres cuartos bien largos, en tarde de calor bochornoso. Seis novillos de Montealto, con cuajo y serios, de mejor fondo físico que genético, desclasados en general. Destacó el segundo por codicioso y el cuarto, en la parte negativa, por complicado.

Thomas Dufau (marino y oro): saludos tras aviso y saludos.

Sergio Flores (celeste y oro): saludos tras petición mayoritaria de oreja y palmas.

López Simón (blanco y oro): saludos y silencio.

Cuadrillas: Destacó el picador Tito Sandoval, que tras ser derribado por el segundo firmó un soberbio puyazo sin cebarse en el castigo.

¡Cuate, aquí hay tomate!

 
 
Miguel Ángel Moncholi / Madrid
 
23/05/2011 23:40

Tres nacionalidades y tres conceptos distintos. El toro no entiende de pasaportes. Y los de Montealto tampoco. Bueno, ni de bravura a pesar de los derribos espectaculares. Los de Montealto empujaban con fijeza y en viendo un trapo salían despavoridos. La clave: insisto, que no eran bravos, sino bravucones.

Thomas Dufau ya está más en matador que en novillero. Hace las cosas más pensando en su próxima alternativa en Mont de Marsan que en echarle coraje a lo que le pongan por delante. La falta de transmisión del novillero es lo que, a mi modesto entender, ha sido la clave de que todo quedara en Ovación con Saludos.

La gente fue a Las Ventas en al segunda del ciclo a ver novilleros, como así ocurrió en la anterior cita del escalafón inferior. Y se encontró felizmente con Sergio Flores, un cuate que no se dejó ganar el terreno y pugnó en quites con López Simón en el segundo.

Su comienzo de faena, de ¡chapeau! Su retorcimiento, exagerado y en Las Ventas no gusta. Un defecto que tendrá que corregir. Las bernadinas, un detalle a tener en cuenta. Entonces ¿por qué se le pide la oreja y no se le concede? Porque la faena al igual que el novillo fue a menos.

Y si se le pide que dé la vuelta al ruedo ¿por qué no la da? No lo sé, pero creo que es un defecto de los toreros en esta plaza del que se arrepentirá. Tras una petición tan fuerte, Flores debió dar la vuelta. Comprendo al Usía que no concediera la oreja, pero no al torero que no diera la vuelta. A fin de cuentas era un premio más que merecido.

¿Y qué pasó en el quinto? Que se nos vino abajo el cuate. Esta plaza desmoraliza. Pesa mucho. Y si le pasa a las figuras (a El Juli por no ir más lejos) por qué no a quien aspira a lo más alto. Madera tiene para aspirar. Hay que tener paciencia con Sergio. Tiene casta, capacidad y ambición. Y si me lo permites Sergio, lo que te pasó en el quinto, es que a un novillo tan justo de casta si te lo enroscas se queda parado. Si me lo permites Sergio, debías haber toreado más en línea recta, dándole las ventajas al novillo. Pero, paciencia. Tienes madera, ¡cuate, aquí hay tomate!

Otro que tiene madera es López Simón. Por mucho que me desespere tanta parsimonia la suya. Así le respeto y así tengo que aceptarlo. Las series de rodillas, aunque sean de pueblo, cuando se dan como las dio, toreando de verdad, llevando al novillo empapado en la muleta de verdad, ganando pasos, -digo rodillas-, de verdad, jugándosela de verdad… entonces, digo no tengo nada que objetar. Otra cosa es que me guste.

Torea bien el de Barajas, pero le falta transmitir. Necesita un novillo que lo haga y cuando no le sale, su toreo resulta afectado. Y a partir de ahí, defectos, unos cuantos defectos: que si falta de colocación, que si tirones, que si enganchones. Pero, basta ya, que estamos ante un novillero, por mucho que pueda dar la impresión de ser figura ya del toreo.

DECLARACIONES

Ignacio Garibay: “Estoy herido del cuerpo pero sano del corazón”

 
Burladero
 
23/05/2011 17:36

En la habitación 328 de la Clínica de la fraternidad de Madrid se encuentra el diestro mexicano Ignacio Garibay, después de ser gravemente herido el día de ayer por un serio ejemplar de Partido de Resina con más de 670 kg, el cual le provocó una cornada de 25 cm. que le atravesó el muslo.

Después de ser intervenido quirúrgicamente el día de ayer en la enfermería de Las Ventas y después ser trasladado a la clínica a unas cuadras del Santiago Bernabéu. Garibay pasó la noche con las molestias comunes en este tipo de cornadas, pero afortunadamente no hubo infección ni fiebre.

Hoy por la mañana, el mexicano mostró mejoría y evolución en la recuperación
de la herida, la cual hasta el momento los doctores descartaron otro tipo de
complicaciones, aunque la herida dañó, sobre todo, el musculo cuádriceps. Debido a estas lesiones el equipo médico ha recomendado que permanezca en observación por lo menos cuatro días más para poder ser dado de alta.

En cuanto a su actuación del día de ayer, Garibay comentó “Estoy herido del cuerpo pero sano del corazón. El día de ayer salí a darlo todo, y hoy al ver las opiniones de los profesionales y de la prensa me siento bien, porque se dieron cuenta de que vino un torero con vergüenza torera, a dar la cara y a resolver las complicaciones que implica el torear en Madrid ante este tipode ejemplares”.

“Desafortunadamente me tocó un toro muy complicado con el que traté de ponerme pero desde un principio mostró mansedumbre y complicaciones, hasta que me encontró. Al final tenía que cumplir con el compromiso y pude salir por mi propio pie sintiendo cosas muy bonitas al ver que la afición valoró mi esfuerzo”.

“Con mi primero me sentí bien, sobretodo cuando pude correrle la mano muy a la mexicana dejando la muleta abajo y el escuchar rugir a Las Ventas a cada muletazo. Me dejó muy buenas sensaciones. Desafortunadamente, el toro duró poco y fallé con la espada, pero dejé ahí mi esfuerzo, mi sudor y mi sangre”.

Esta es la cornada más seria que ha tenido Ignacio Garibay, sumando ya 8 cornadas, esperando ser dado de alta pronto para iniciar su rehabilitación para continuar con su campaña y regresar a México.

Las figuras manifiestan su implicación en la nueva Unión de Toreros

 
23/05/2011 17:47
La Unión de Toreros ya es una realidad. Los diestros de las diferentes comunidades autónomas ya podrán organizarse para proteger sus intereses y, por ende, el de la Fiesta. Así lo han hecho saber a través de este comunicado de prensa:

La Unión de Toreros ha nacido para aglutinar, de una vez por todas y superando anteriores divisiones, los intereses colectivos de los toreros y la defensa de la tauromaquia dentro y fuera de nuestras fronteras.

La Unión de Toreros velará especialmente por el respeto de los derechos de los toreros menos favorecidos, contando para ello con el respaldo firme e incondicional de las figuras del toreo actual, concienciadas de que la inminente incardinación de la Fiesta de los Toros en el Ministerio de Cultura requiere la decisiva participación del colectivo de toreros, para lo que se hace indispensable una reordenación de la profesión y una representación única.

La recientemente elegida Junta Directiva de la Unión, presidida por Jose Mari Manzanares, a quien acompañan como directivos El Juli, Miguel Angel Perera, El Fundi, Juan Diego y Gómez Escorial, pone de manifiesto el perfecto equilibrio y comunidad de intereses entre las figuras y el resto de toreros.

Este grupo directivo ha comenzado ya a trabajar en favor de proyectos a corto y medio plazo que a buen seguro contribuirán a defender la profesión de torero en todos sus estratos, a dignificar su imagen y a consolidar la Fiesta de los Toros como parte esencial del acervo cultural nacional e internacional.

Para ello, todos cuantos integran la Unión de Toreros, y en su nombre la Junta Directiva, quieren hacer un llamamiento a todos los toreros, matadores de toros, novilleros y rejoneadores, para que se sumen a esta histórica iniciativa y contribuyamos todos al necesario impulso de nuestra profesión, nuestra pasión y nuestra forma de vida.

MADRID.- Cornada para Garibay y descastada corrida de Partido de Resina

El cuento del interés

 
 
Marco A. Hierro
22/05/2011 22:20

Había una vez un coso que llenaba la piedra desnuda de las tardes abrileñas cuando mayeaba el año, y vestía de colores el frío hormigón para ver desfilar ante la multitud a los héroes de cuentos de hadas que veían guapos en los papeles y deseaban ver humanos al cambiar por realidad el engañoso cuché. Había una vez un inmenso círculo de arena, rodeado de exigentes fedatarios de la verdad de los cuentos, que resumían sin rubor la esencia de su espectáculo en el término “interés”.

Y ese coso, vestido de mil galas, aplicaba el calificativo de “interesante”  a los espectáculos por él decididos, aceptando como verdad únicamente la que salía de sus líderes espirituales y defendiendo sus postulados no por buenos, sino por suyos.

Así ocurrió una tarde de mayo, cuando salieron a la arena cinco toros de Partido de Resina con presentación de muñeca rusa, falta de seriedad en la presencia, uniformidad en el avieso comportamiento y 150 kilos de diferencia entre el más y el menos pesador. Impecable la presentación a juicio de un coso que se partió las manos por dos veces cuando salió Morito, un buey de casi 700 kilos, como sacado de un viaje del gigante Gulliver. Como si en la plaza hubiese algún buen aficionado que no supiese cuál iba a ser su comportamiento.

Ante este mozo se asentó Ignacio Garibay, con tres años sin torear en España, mucho toro mexicano a sus espaldas y poca costumbre de ponerse delante de bueyes de carretas que suelen ser personajes secundarios en los cuentos de toda la vida. Pero no en el cuento del interés, donde son protagonistas y hasta queridos entre los oyentes, y en los palcos de la autoridad, donde el alguacil de la narración mira hacia otro lado y ordena su lidia a pesar de claudicar descaradamente y buscar más el yugo que la franela

Por eso, en el cuento del interés, un hombre sin nada que perder se inmola ante la mirada reservona sabiendo que nada tiene que ganar con ello, y toca fuerte para eludir las miradas conocedor de que no hay gloria tras la embestida topona y seca que le abre las carnes sin más recompensa que haber agradado a los que escriben el artero cuento del interés.

Porque tras el interés se escondió una corrida mal disfrazada de venerable abuela como el lobo de caperucita, con sus cárdenas sienes hacia arriba y mostrando las arrugas en su degollada papada que más parecía de vieja bruja. Mentirosa como Pinoccio, como fue el tercero en la muleta de Sergio Aguilar, donde simulaba humillar para salir del trazo con los pitones en la garganta. Y el torero se justificó con series sin ritmo ni compás porque nunca se utilizaron esos términos en el cuento del interés.

En él tampoco se chista la presencia del enfermizo sexto, con apariencia de vaca vieja, estrecho de caja, escurrido de carnes y carente de culata en su anatomía de veterano galgo. Ante él, un Aguilar buscando con ahínco la faena ante el incierto y reponedor pasar del bicho, que sólo resultó aburrido para los que no entienden el cuento del interés.

Sí pertenecen al cuento, sin embargo, los esfuerzos de Serafín Marín por arrancar el pelo a un Joyero que llevaba el traje nuevo del emperador, tan transparente que fue igual de malo que de feo, vareado y lavado de cara, como se admiten los funos en el cuento del interés. Firme y agarrado al piso, el catalán no pasó de interesante por jugarse la vida con negro horizonte de invisibles premios y una Tizona rota que nunca tuvo príncipe alguno en el país de Nunca Jamás.

Pero en el cuento del interés también hubo malos de la peli, que humillaron, derramaron nobleza y hasta tuvieron calidad. Salieron en los dos primeros actos y lucían hierros que el coso siempre tuvo por carentes de interés.

La Cenicienta fue el primero, de Nazario Ibáñez, con embestida y ritmo mexicanos que el mexicano no siempre supo templar. Y la Bella Durmiente fue el sobrero de Los Chospes, despierto y vivo en la muleta de Serafín en tres tandas de suave arrullo que el catalán hizo más cortas de lo debido para conservar su vigilia. Aún así, Desestimado echó la persiana y se fue a dormir para guardarse la entrega, olvidarse la codicia y dejarse la casta en algún lugar del ruedo que ya nunca volvió a pisar. Aunque todavía sirviese para jugarse la estocada a matar o morir, porque en los cuentos de hadas tienen premio las gestas, y aclaman las gentes al valiente protagonista en su paseo por el anillo, pero este acto no casaba con el cuento del interés.

Porque el cuento del interés no tiene moraleja ni afán instructivo. Sólo entiende de pseudoelitismo de un sector que se empeña en convertir en santo al lobo de los tres cerditos, y en exigir a la empresa corridas que no embisten, no vaya a ser que los malos malosos que defienden el toreo se lleven al agua el gato y se acabe el cuento interesante en favor de la novela de la verdad.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Las Ventas. Toros de Partido de Resina. 

Ignacio Garibay: silencio y ovación.

Serafín Marín: vuelta al ruedo y silencio.

Sergio Aguilar: silencio y silencio.

Parte médico de Ignacio Garibay: Ha sido atendido en la enfermería de una herida por asta de toro en tercio medio del muslo derecho de 25 centímetros que causa destrozos en músculos tensor, vasto y recto, salida tercio superior. Pronóstico grave. Firmado: Doctor Máximo García Padrós.

 

23.05.2011
13ª de San Isidro en Madrid. Heroico y solvente Serafín Marín. Y que viva España y la Fiesta Nacional. Los socialistas, cayeron por fin

La hermosa e imponente belleza de los toros de Pablo Romero supuso por sí misma todo un espectáculo unque los hubo pequeños y excesivamente grandes, como el cuarto. Lástima que los resultados no fueron los que todos deseamos porque, además de no dejarse torear ni medio a gusto e incluso con peligro, uno fue desechado y el que hizo de segundo fue devuelto. Muy digno estuvo Ignacio Garibay con el sustituto de Nazario Ibañez y sin posibilidades con el terrible cuarto que le cogió de muy fea manera resultando gravemente herido. Valiente y torero Serafín Marín que dio una merecida vuelta al ruedo tras recetar una dramática estocada al segundo y se superó en valor sereno con el peligroso quinto. Asimismo digno aunque pasándose de metraje y sin nada de particular, Sergio Aguilar.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Domingo 22 de mayo de 2011. Tarde nublada y bochornosa con casi lleno. Cuatro toros de Partido de Resina (antes Pablo Romero), desiguales de presentación, mansos y malos en general.   Guapo el sustituto de Nazario Ibañez que abrió plaza, que se emplazó de salida y se mostró distraído aunque en el primer lance metió la cara y salió suelto buscando no sé qué pero, aunque tardo, resultó muy manejable. Distraído el bonito tercero de Partido de Resina que cumplió en el caballo, persiguió en palos y fue manejable en muy soso para la muleta. Imponentísimo el cuarto que manseó espectacularmente a la carambola en varas y no fue nada fácil en la muleta. Otro hermoso el cárdeno fue el quinto que, muy suelto de salida y en el capote, apretador y dejándose pegar mucho aunque también suelto en varas,  acabó peligroso en la muleta. También muy suelto de salida el cornalón sexto que manseó en varas y, además de flojo, empezó huyendo de la muleta y terminó viajando medio manejable sin ninguna clase. Por devolución del muy débil aunque hermosísimo segundo, se corrió un tremendo sobrero de Los Chospes que resultó muy noble aunque tardo por el lado derecho. Ignacio Garibay (añil y oro): Pinchazo y estocada baja, aviso y silencio con palmas para el toro. Más de media baja tendida y cinco descabellos, muchas palmas al pasar por su pie a la enfermería donde de atendieron de una grave cornada en el muslo derecho y de la pérdida de dos dientes. Serafín Marín (celeste y oro): Dos pinchazos, media estocada y dos descabellos, silencio. Sergio Aguilar (malva y oro): Pinchazo y estocada, silencio. Pinchazo, otro hondo y cuatro descabellos, aviso y silencio. Bien Vicente Osuna en palos.

Un mexicano, un catalán y un madrileño. Algunos quisieran  que hoy dijéramos que se trataba de un cartel internacional. Pero, por ahora, debemos celebrar y homenajear antes que ninguno de los participantes a Serafín Marín, catalán y español por los cuatro costados, además de defensor a ultranza y jugándose su reputación por haber sido el torero que más ha luchado y dado la cara contra la prohibición de las corridas en su tierra. Muchas gracias, Serafín, y que Dios te lo premie porque lo mereces.

Y la plaza de las Ventas otra vez llena a pesar de que el cartel no era de lujo. Por la mañana había leído a Antonio Burgos un oportuno artículo en el que aseguraba con razón que cada tarde en Las Ventas mientras dura la feria de San Isidro hay más gente que en la Puerta del Sol y ninguno de los que ocupamos sitio en la plaza de toros sacamos carteles pidiendo al Gobierno y a los nacionalistas catalanes que terminen de una vez con la dichosa prohibición. Veremos qué pasa según quien gane en las elecciones. Pero mientras tanto, no estaría de más que todos los aficionados de España llenáramos las calles del centro de Madrid y acampáramos un par de días. A ver si Rubalcaba tenía huevos de desalojarnos.

La espectacular estampa del primer toro confundió a muchos por creer que era de Pablo Romero. Distraído para empezar, apretador en varas y hasta recargador aunque saliendo suelto, y presto aunque muy flojo de remos en la muleta hasta el punto de echarse tras uno de los todavía escasos pases que le dio de entrada Ignacio Garibay quien, tras abrir al toro, consiguió que pasara por el lado derecho. Tardo también este animal, Ignacio aprovechó su nobleza por el lado derecho y la faena tomó cierto vuelo. También se dejó algo el toro al natural y el mexicano pudo estirarse y adornase en buen torero. El pinchazo y el bajonazo ensuciaron lo anterior.

Por bajo rodilla en tierra empezó Garibay su segunda faena ante el imponentísimo cuarto, ya de Pablo Romero, y de nuevo dignísimo y elegante en sus maneras al intentar torear con la mano derecha pese a lo cortó del animal que, para colmo, miró mucho al espada azteca. En una de las terribles miradas vio al torero, se fue para él y lo cogió de lleno, aparentemente sin graves consecuencias, Quiso matar enseguida, pero tardó en lograrlo con el descabello.

Olés arrastrados escuchó Serafín Marín al recibir por sabrosas verónicas y ganando terreno al sobrero de Los Chospes, otro toro noble y hasta bravo pero muy falto de fuerza. Tras un templado quite por tafalleras de Sergio Aguilar y ser banderilleado el toro, el catalán recetó pocos pero lentos y atemperados redondos para los que citó de lejos con la pega de que el animal tardeó demasiado y claudicó en más de una ocasión. Por naturales no pudo ser. Hizo mal en insistir por ese pitón por lo que el toro se agotó y, al volver a derechas, se negó a colaborar salvo en las manoletinas con que cerró el trasteo. Se tiró a matar con tanta entrega y fe que, al enterrar el acero, salió dramáticamente prendido y por milagro no gravemente herido. La heroica estocada provocó una insuficiente petición de oreja que no fue atendida y una merecida vuelta al ruedo apenas protestada al iniciarla por los energúmenos del 7, por cierto este año en franco declive y minoría.

Con el mansurrón quinto, Marín también anduvo valiente y firme pese a sus complicadas embestidas. El toro quiso engancharle varias veces en una faena a la par arriesgada y solvente. Serafín se la jugó de verdad y hasta logró muletazos diestros muy por encima de las condiciones del animal. Con la izquierda expuso hasta lo indecible arrancando aplausos aún sin poder rematar ningún pase. Tanto y tan natural valor, fueron la prueba de que Serafín torea como es, valiente a carta cabal.    

Firme, correcto y en buen torero anduvo Sergio Aguilar con el tercero, primero de Partido de Resina en este festejo, aunque debió cortar la faena porque sus postreros intentos cansaron al personal. Luego no se atrevió con la espada al primer viaje. También se pasó de metraje con el último frente al que volvió a querer mucho sin lograr nada de particular y fallando excesivamente con los aceros.

Al salir de la plaza después de escribir esta crónica, nos enteramos de que el PP había arrasado y de que los socialistas zapateriles y los que no lo son aunque no tuvieron otro remedio que obedecerle, habían muerto  víctimas del sunami electoral.

!VIVA ESPAÑA, VIVA LA FIESTA NACIONAL¡

______________________________________________________

La opinión de Domingo Delgado de la Cámara

SERAFÍN MARÍN SIGUE EN LA BRECHA

A la entrada de la plaza solo se oía hablar del divorcio entre José Tomás y Núñez del Cuvillo. Al parecer el ganadero hizo un comentario que no gustó a la esfinge de Galapagar. Y hasta tal punto no le gustó, dicen, que ha vetado la ganadería. Y todo, dicen, porque Cuvillo expresó su deseo de que en sus corridas apareciera otra figura junto a José Tomás. No me sorprende nada. Aunque sus panegiristas han querido confundir los intereses del toreo con los de José Tomás, la realidad es que son contrapuestos. Haciendo gala de un egoísmo cegador, el de Galapagar lo quiere todo: todo el dinero de la corrida y que nadie le haga sombra. Esto no es nuevo, siempre ha actuado así. Sus partidarios dirán que se arrima. ¡Solo faltaba con los privilegios de que disfruta y los alivios que se toma¡ Estaría bueno no se arrimase. Seguramente a nadie se le ha consentido más en la historia del toreo…

Pero vamos a lo nuestro. Los pablorromeros ya no se caen, pero salen malísimos, con una gran mansedumbre y un pésimo estilo. Queda mucho por hacer en tan emblemática ganadería. Ayer, entre los toros que se rompieron en el campo, los que se pelearon en los corrales y el que se devolvió en el ruedo, solo se lidiaron cuatro  y su juego fue bastante mediocre. Y a consecuencia de todas esas vicisitudes, alguno era chiquitísimo, y solamente fue tolerado por ser de Pablo Romero. Sea como sea, quiero dar ánimos a los propietarios del Partido de Resina. Que no desmayen en su ardua labor de recuperar tan entrañable ganadería.

Sergio Aguilar se topó con dos pablorromeros sin la menor calidad en la embestida. Su intento resultó baldío y pasó de noche por San Isidro. Y el mejicano Ignacio Garibay lidió en premier lugar un toro de Nazario Ibáñez, manso en el primer tercio, pero de muchas posibilidades en el último. Aunque no humillaba mucho, embestía largo y templado. Y templado lo toreó Garibay en un trasteo sin enganchones. Si su quehacer no trascendió fue porque estuvo muy al hilo del pitón y, sobre todo, por no ligar los pases. Solo ligó una serie con la mano izquierda, que fue la única aclamada por el tendido. Pero fue contraproducente para el torero, porque con esa serie mostró la calidad del toro. El bajonazo fue de los de aúpa.

Y en cuarto lugar salió “la cosa”: seiscientos setenta y dos kilos de mansedumbre y mal estilo. El toro más serio de la feria, porque, además, tenía dos velas. Correteaba como un loco barbeando las tablas buscando la salida, y así fue como pudo ser picado. Miento: en realidad llegó entero a la muleta: muy brusco, con la cara por las nubes y con mucho sentido. Cuando Garibay intentaba encauzar tan tremenda embestida, fue prendido por el toro y castigado con muchísima dureza: una herida grave de 25 centímetros en el muslo, y varias piezas dentales fuera. A pesar de tan tremendo puñetazo, aguantó en el ruedo para dejar media tendida y trasera y varios golpes de verduguillo. Logró acabar con la fiera y se ganó el respeto de la afición.

Claro que, todo el planteamiento de lidia de este cuarto toro fue caótico. Y es que cuando sale un manso con poder nadie sabe qué hacer. ¿Qué es eso de cambiar el tercio con cuatro picotazos? Si hay que poner al toro veinte veces en el caballo, se pone como se hizo toda la vida con los mansos con fuerza. Y antes de intentar dar derechazos y naturales, hay que doblarse a conciencia con el toro, someterlo por abajo. Solo entonces debe intentarse el toreo preciosista. El intento de dar naturales y derechazos sin tener al toro dominado, es suicida, como se vio. Y si el toro, una vez dominado, se raja y se niega a embestir, cosa muy posible, pues a matar y en paz. Los buenos aficionados sabrían agradecer la buena lidia.

Quien sigue en la brecha es Serafín Marín. Con el quinto de Pablo Romero no pudo hacer nada. Era muy reservón y de embestida muy corta. Pero con el sobrero de Los Chospes, estuvo francamente bien. A pesar de lo que punteaba el toro, a pesar también de que no humilló nunca, Marín lo toreó con mucha limpieza y buen trazo. Después de una estocada de entrega, en la que salió volteado dramáticamente, dio una vuelta al ruedo de las auténticas, de las de verdad. Por cierto,  Serafín lleva un banderillero que vale un Potosí: Perfecto en la brega y en los palos. Se llama Vicente Osuna, anoten el nombre.

 

Toros

Herido Ignacio Garibay

ANDRÉS AMORÓS / MADRID
Día 23/05/2011
 

FOTOS: PALOMA AGUILAR 
 

Con la ilusión puesta en los «toros guapos» de Pablo Romero (aunque hoy se llamen Partido de Resina) acudimos a Las Ventas los aficionados. Desgraciadamente, nuestros buenos deseos no se cumplen. Los toros resultan mansos, deslucidos; alguno, flojo; otros, peligrosos. El único que da opciones es el sobrero de Los Chospes, al que Serafín Marín receta una gran estocada. El mexicano Ignacio Garibay solventa con dignidad la papeleta pero acaba sufriendo una cornada. Sergio Aguilar no tiene ninguna opción.

El de Pablo Romero es un encaste definidísimo: toros de hermosa presencia, serios, proporcionados, cárdenos. Como indica André Viard, Pablo Romero encarnaba la autenticidad de la Fiesta. Fueron predilectos de los grandes toreros: de Joselito el Gallo (mató casi cien), Domingo Ortega, Manolete, Antonio Ordóñez, Paco Camino, Paquirri… Vinieron luego años duros, con falta de fuerzas y muchas caídas. Se han lidiado últimamente corridas esperanzadoras en Madrid, en Zaragoza… ¿Se confirmará hoy la recuperación? Por desgracia, no ha sido así: toros francamente complicados, mansos y peligrosos.

Ignacio Garibay se muestra toda la tarde digno y con oficio. El primero, de Nazario Ibáñez, es muy flojo. Aunque lo lleva templadito, se derrumba. Consigue algunos derechazos de mano baja, asentado y firme. Prolonga la faena y mata mal.

El cuarto pesa 672 kilos, es abierto de pitones: ¡un tío! Lo ovacionan de salida pero mansea claramente, barbea las tablas. Huyendo, recibe seis picotazos. No se amilana Ignacio, lidia con oficio pero el toro va con la cara muy alta; en un arreón, lo voltea y se ceba con él. Hasta acabar con el toro, no pasa por su pie a la enfermería: hemos vivido el lado más áspero de la Fiesta.

Serafín Marín se encuentra con el sobrero de Los Chospes, el único que se deja torear. Recibe ovaciones en verónicas y lo llama desde el centro. El toro parece que va ser muy bueno pero va yendo a menos y acaba parado. Después de apretadas manoletinas, consigue una gran estocada, de la que sale prendido: ése es —como el título de la película de Francesco Rossi— «el momento de la verdad». No le concede el Presidente la oreja pero sí da la vuelta al ruedo: una estocada así merece, sin duda, ese premio.

El quinto es manso, hace hilo, no se emplea, calamochea, embiste rebrincado, corta. ¿Seguimos anotando «virtudes»? Serafín traga, aguanta coladas, recibe aplausos al cruzarse al pitón contrario y lo mata: esta vez, regular.

Sergio Aguilar es diestro de buen estilo, muy castigado por los toros. Ninguno de los dos de hoy le permiten el triunfo. El tercero es muy reservón, corto, deslucido. Muletea suave, sin emoción. Algo parecido en el sexto, muy soso, que embiste con la cara alta, huye y no transmite nada. Otra vez será…

La corrida de Partido de Resina ha sido decepcionante. Imagino lo que habrá sufrido mi amigo Jaime Pablo Romero, en Sevilla. Pero peor lo han pasado los toreros. Y uno lo ha pagado con su sangre.

Al final, llegan noticias sobre los resultados electorales de Bildu y me acuerdo del Tribunal Constitucional. Eso puede ser todavía peor que el fiasco de los Pablorromeros…

Toros

Ignacio Garibay: «Una cornada es algo muy torero»

El maestro mexicano, a quien un toro le atravesó el muslo ayer domingo en Madrid, afirma a ABC que su paso por la Catedral de Las Ventas ha sido positivo y que «ha valido la pena» la cornada que recibió

GUILLERMO LEAL / MADRID
Día 23/05/2011 – 21.22h

EFE 
 

«Estoy sano, la herida va reaccionando bien y mi estado de ánimo es satisfactorio por el esfuerzo que hice con los dos toros de ayer y contento: creo que ha sido postivo», asegura a ABC Ignacio Garibay en la cama del hospital La Fraternidad, en donde permanecerá, cuando menos, hasta el jueves.

-¿Qué pensó al ver salir a uno de los toros más grandes que se lidiarán en la Feria de San Isidro?

-Yo estaba consciente de que era un toro muy alto, muy hondo, con un par de pitones de apariencia pavorosa. Me encontraba en un momento decidido porque sabía lo que iba a torear, pero luego el toro quiere tan poco y hace cosas tan extrañas, que no te queda otra cosa que ponerte ahí.

-¿Qué recuerda de la cornada?

-No me sorprendió, pues el toro ya me lo había avisado en un par de ocasiones. Pero es Madrid y aquí hay momentos en los que en las faenas tienes que apostar. Me quise quedar en el pase de pecho y el toro me buscó y me pegó un derrote muy seco. Inmediatamente, sentí el calor que sentimos los toreros cuando estamos heridos, pero creo que tuvo mucho mérito el hecho de haberme quedado delante del toro para matarlo. Por fortuna, el reconocimiento del público fue tan cariñoso, que en ese momento sentí que mi paso por Madrid había sido bueno.

Ignacio Garibay se para a reflexionar dando muestras de una calidad humana extraordinaria: «Por fortuna, el pitón del toro entró y salió, no me romaneó, porque entonces la cornada pudo ser muy grave. Los agujeros que traía yo en la pierna eran impresionantes, y como no sangró mucho pareció menos de lo que verdaderamente fue».

En cuanto a los golpes que sufrió en la caída, afirma que le duele todo el cuerpo y que los médicos quieren tenerlo dentro del hospital cuando menos cinco días; sin embargo él quiere ver si el miércoles le pueden dar de alta para recuperarse fuera del hospital.

Acompañado de muchos amigos, entre ellos su alternante del domingo, el matador Sergio Aguilar, Garibay, con buen ánimo y semblante, no cesaba de responder a las muchas entrevistas que todos los medios (mexicanos y españoles) le han hecho durante todo el día.

La prensa ha destacado el valor y la determinación de Garibay de haberse enfrentado con tanto aplomo a los dos astados.

-¿Valió la pena esta cornada, maestro?

-Sí, hay maneras de salir de las plazas, y siempre y cuando se haga con hombría y torería vale. Una cornada es algo muy torero y de verdad.

Toros

Herido Ignacio Garibay

El matador mexicano sufrió una cornada grave de 25 centímetros que atraviesa el muslo derecho

 
Día 23/05/2011 – 06.14h
PALOMA AGUILAR 
 

Con la ilusión puesta en los «toros guapos» de Pablo Romero (aunque hoy se llamen Partido de Resina) acudimos a Las Ventas los aficionados. Desgraciadamente, nuestros buenos deseos no se cumplen. Los toros resultan mansos, deslucidos; alguno, flojo; otros, peligrosos. El único que da opciones es el sobrero de Los Chospes, al que Serafín Marín receta una gran estocada. El mexicano Ignacio Garibay solventa con dignidad la papeleta pero acaba sufriendo una cornada. Sergio Aguilar no tiene ninguna opción.

El de Pablo Romero es un encaste definidísimo: toros de hermosa presencia, serios, proporcionados, cárdenos. Como indica André Viard, Pablo Romero encarnaba la autenticidad de la Fiesta. Fueron predilectos de los grandes toreros: de Joselito el Gallo (mató casi cien), Domingo Ortega, Manolete, Antonio Ordóñez, Paco Camino, Paquirri… Vinieron luego años duros, con falta de fuerzas y muchas caídas. Se han lidiado últimamente corridas esperanzadoras en Madrid, en Zaragoza… ¿Se confirmará hoy la recuperación? Por desgracia, no ha sido así: toros francamente complicados, mansos y peligrosos.

Ignacio Garibay se muestra toda la tarde digno y con oficio. El primero, de Nazario Ibáñez, es muy flojo. Aunque lo lleva templadito, se derrumba. Consigue algunos derechazos de mano baja, asentado y firme. Prolonga la faena y mata mal.

El cuarto pesa 672 kilos, es abierto de pitones: ¡un tío! Lo ovacionan de salida pero mansea claramente, barbea las tablas. Huyendo, recibe seis picotazos. No se amilana Ignacio, lidia con oficio pero el toro va con la cara muy alta; en un arreón, lo voltea y se ceba con él. Hasta acabar con el toro, no pasa por su pie a la enfermería: hemos vivido el lado más áspero de la Fiesta.

Serafín Marín se encuentra con el sobrero de Los Chospes, el único que se deja torear. Recibe ovaciones en verónicas y lo llama desde el centro. El toro parece que va ser muy bueno pero va yendo a menos y acaba parado. Después de apretadas manoletinas, consigue una gran estocada, de la que sale prendido: ése es —como el título de la película de Francesco Rossi— «el momento de la verdad». No le concede el Presidente la oreja pero sí da la vuelta al ruedo: una estocada así merece, sin duda, ese premio.

El quinto es manso, hace hilo, no se emplea, calamochea, embiste rebrincado, corta. ¿Seguimos anotando «virtudes»? Serafín traga, aguanta coladas, recibe aplausos al cruzarse al pitón contrario y lo mata: esta vez, regular.

Sergio Aguilar es diestro de buen estilo, muy castigado por los toros. Ninguno de los dos de hoy le permiten el triunfo. El tercero es muy reservón, corto, deslucido. Muletea suave, sin emoción. Algo parecido en el sexto, muy soso, que embiste con la cara alta, huye y no transmite nada. Otra vez será…

La corrida de Partido de Resina ha sido decepcionante. Imagino lo que habrá sufrido mi amigo Jaime Pablo Romero, en Sevilla. Pero peor lo han pasado los toreros. Y uno lo ha pagado con su sangre.

Al final, llegan noticias sobre los resultados electorales de Bildu y me acuerdo del Tribunal Constitucional. Eso puede ser todavía peor que el fiasco de los Pablorromeros…

Parte facultativo

Garibay fue operado de «una cornada grave con orificio de entrada en el tercio medio de la cara externa del muslo derecho con una trayectoria hacia dentro y arriba de 25 centímetros que produce destrozos en los músculos tensor de la fascia lata, vasto externo y recto anterior, con orificio de salida en tercio superior de la cara anterior».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: