noticias taurinas 16mayo2011

16 May

 

 

Arturo Saldívar deja una grata imagen en su confirmación

La corrida de Núñez del Cuvillo ha estado por debajo de las expectativas y se ha llevado con ella las posibilidades de la terna. Arturo Saldívar llegó con fuerza en su confirmación gracia a que apuró sus opciones plantando las zapatillas y pasándose muy cerca los pitones. Para él fueron las mayores ovaciones de la tarde. Se pidió, aunque no de forma mayoritaria, la oreja en el toro de su confirmación. Morante de la Puebla y Alejandro Talavante no tuvieron lotes propicios para el lucimiento.

Los toreros


Morante de la Puebla

Alejandro Talavante

Arturo Saldívar

Los toros


1º.- Nº 108, Aguador, colorado chorreado, 534, 12/06

2º.- Nº 56, Laborioso, negro, 540, 10/06

3º.- Nº 146, Vejenuco, negro, 556, 1/07

4º.- Nº 45, Sartenero, negro listón, 503, 1/05

5º.- Nº 166, Zorzalito, negro, 428, 2/05

6º.- Nº 21, Saltillo, colorado, 508, 9/04

 

Morante de la Puebla

 

Alejandro Talavante

 

Arturo Saldívar

Fotos: Juan Pelegrín

 

Programa de mano del 17 de mayo
16 de mayo de 2011

Toros de El Ventorrillo para Manuel Jesús “EL CID”, Miguel Ángel PERERA y Alejandro TALAVANTE.
Martes, 17 de mayo, a las 7 de la tarde.
San Isidro 2011. Las Ventas
Las Ventas Tiene lugar uno de los carteles estrellas del abono madrileño, con la presencia en el ruedo del sevillano Manuel Jesús “El Cid” y los extremeños Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante. El Cid y Perera cortaron una oreja en San Isidro el año pasado. Los toros anunciados lucen el hierro y las cintas de El Ventorrillo, de procedencia Juan Pedro Domecq.
Ilustración de portada, “V Concurso Taurodelta de Carteles Taurinos”
Rubén Alba del Pozo

“El Cid”

Las Ventas

Nació en: Salteras (Sevilla), el 10 de marzo de 1974.

Debut con picadores: Salteras (Sevilla), el 6 de febrero de 1984.

Alternativa y Confirmación: Las Ventas (Madrid), el 23 de abril de 2000.


Estadísticas 2010
Hizo el paseíllo en 77 ocasiones. Cortó 111 orejas y 1 rabo.

Manuel Jesús Cid Sala dio sus primeros pasos en la profesión en su tierra natal, en Sevilla, pero pronto se trasladó a Madrid, y fue en la capital y en su plaza de Las Ventas donde se fragua su magnífica carrera como matador de toros. En este coso tomó la alternativa el 23 de abril de 2000 de manos de David Luguillano y con Finito de Córdoba como testigo. El toro de la ceremonia se llamó “Gracioso” y llevó el hierro de José Vázquez. En sus primeros años como matador tuvo que sufrir la falta de contratos y realizar el esfuerzo añadido de verse anunciado con las ganaderías ‘duras’. Su constancia y su loable deseo de alcanzar las metas soñadas le han permitido llegar a lo más alto del escalafón de matadores.

Su toreo ha puesto la plaza de Las Ventas boca abajo en numerosas ocasiones, aunque su irregularidad con la espada le ha privado de grandes triunfos. La temporada de 2005 es, hasta el momento, la más relevante proclamándose triunfador de Sevilla, con dos puertas del Príncipe, y de Madrid, con una puerta grande el 3 de junio al desorejar a un toro de Victorino Martín. En 2006 repitió éxito en Madrid, saliendo a hombros el 22 de mayo después de lidiar toros de Alcurrucén, y en septiembre volvió a salir por la puerta del Príncipe actuando en solitario en La Maestranza. En 2007 abrió la Puerta del Príncipe y realizó la gesta del año en Bilbao, donde cortó cuatro orejas en una encerrona épica frente a toros de Victorino. En 2009 perdió regularidad en el triunfo y se espaciaron sus éxitos, tal como sucediera el pasado año al iniciar la temporada en tono menor. No triunfó en Sevilla pero cortó una oreja en Las Ventas a un toro de Juan Pedro Domecq. Sin embargo, tras Madrid resurgió el mejor Cid y los resultados no tardaron en llegar, pues salió a hombros en Barcelona, Dax, Salamanca, Murcia, Logroño o Zaragoza.

Las Ventas

 

Miguel Ángel Perera

Las Ventas

Nació en: Puebla de Prior (Badajoz), el 27 de noviembre de 1983.

Debut con picadores: San Sebastián (Guipúzcoa), el 23 de febrero de 2002.

Alternativa: Badajoz, el 23 de Junio de 2004.

Confirmación: El 26 de mayo de 2005.


Estadísticas 2010
Hizo el paseíllo en 53 ocasiones. Cortó 66 orejas y 2 rabos. Indultó un toro.

Miguel Ángel Perera Díaz alborotó pronto el cotarro taurino de sus alrededores. Sus paisanos, que lo seguían con interés desde su época de becerrista, adivinaron que tenían torero después de una prometedora carrera con los del castoreño que rubricó con el corte de tres orejas la tarde de su presentación en Madrid. Quince días después El Juli le invistió matador de toros en Badajoz con Matías Tejela de testigo. Los toros fueron de Jandilla. Con reses de esta ganadería confirmó su doctorado en la Feria de San Isidro de 2005. Aquella tarde apuntó detalles importantes, que ratificó meses después en la Feria de Otoño, donde triunfó y fue herido por un toro de Cuvillo. 2006 fue un año muy positivo. Comenzó indultando un toro de Fuente Ymbro en Valencia y terminó cortando una oreja en Madrid y dos en Sevilla. Es en 2007, de la mano de su actual apoderado, el matador de toros Fernando Cepeda, cuando tras resultar herido por un toro de Valdefresno en San Isidro, comienza una escalada a la cúspide del escalafón que ratificó en 2008 abriendo la Puerta Grande de Las Ventas tras una de las faenas más valoradas del año a un toro de Cuvillo. Cerró su magnífica campaña de manera heroica en Madrid cortando tres orejas a cambio de dos cornadas en una encerrona épica e histórica.

En 2009 se encerró en solitario con seis ejemplares de Jandilla en Gijón de los que obtuvo cinco orejas y un rabo. El pasado año, después de triunfar en plazas como Madrid – cortó una oreja a un toro de Cuvillo – Olivenza, Jerez, Granada, Badajoz, Huelva o Vitoria, un toro de Zalduendo lo volteó de fea manera en San Sebastián y el percance derivó en una grave lesión vertebral que le obligó a interrumpir su temporada. Reapareció en la plaza México este invierno totalmente repuesto y con la mente puesta en alcanzar el cetro de su profesión.

Las Ventas

 

Alejandro Talavante

Las Ventas

Nació en: Badajoz, el 24 de noviembre de 1987.

Debut con picadores: Samadet (Francia), el 1 de febrero de 2004.

Alternativa: Cehegín (Murcia), el 9 de Junio de 2006

Confirmación: 8 de abril de 2007.


Estadísticas 2010
Hizo el paseíllo en 68 ocasiones. Cortó 57 orejas y 1 rabo.

Alejandro Talavante Rodríguez se formó en la Escuela Taurina de la Diputación pacense. Debutó con picadores en tierras galas, en Samadet, el 1 de febrero de 2004 e hizo su presentación en Las Ventas el 25 de marzo de 2006. Pero su actuación en Madrid el 24 de mayo de ese mismo año, dentro de la Feria de San Isidro, dio un giro a su carrera profesional. Sin cortar orejas, llamó poderosamente la atención de los aficionados por su toreo vertical, quietud y economía de terrenos. Tomó la alternativa en Cehegín (Murcia) el 9 de junio de 2006 de manos de Morante de la Puebla y con David Fandila “El Fandi” de testigo, con toros de Benjumea. Su ilusionante temporada se vio ensombrecida por una cogida en El Escorial y sobre todo por el fallo reiterativo a la hora de matar. Sin embargo, en 2007 despejó dudas en un inicio avasallador en Olivenza, Valencia y sobre todo en Sevilla, donde abrió la Puerta del Príncipe. En Madrid salió a hombros la tarde de su confirmación de alternativa, el 8 de abril, con toros de Puerto de San Lorenzo. En 2008 llevó a cabo una campaña en tono menor, pues a pesar de anotar 66 festejos no se repitieron los triunfos del año anterior. De igual forma arrancó la temporada de 2009, hasta que el 25 de abril desorejó a un astado de El Ventorrillo en la Feria de Sevilla. Pasó de puntillas por la Monumental de Las Ventas, donde actuó en cuatro ocasiones, lidiando en solitario, sin fortuna, seis ejemplares de Núñez del Cuvillo, el Domingo de Resurrección.

El año pasado tuvo actuaciones destacadas en Vistalegre, Olivenza, Burgos, Murcia o Madrid, pero su ya conocido mal uso del estoque quedó reflejado una vez más en el número de trofeos obtenidos. Dirigen su carrera don José Antonio Martínez Uranga y su hijo Manuel Martínez Erice.

El Ventorrillo
Propietario
Edificaciones Tifán SL.
Representante
D. Fidel San Román Morán.
Divisa
Verde y blanca.
Señal
Horquilla en ambas.
Fincas
Robledo de los Osillos, Los Yébenes (Toledo); El Rostro, Alcoba de los Montes (Ciudad Real).
Antecedentes
La formó don Luis da Gamma en 1885 con hembras y sementales de la de don Joaquín Murube y, hasta 1904, incrementó la ganadería con varios sementales del mismo origen. En 1911 fue comprada por don Antonio Pérez Tabernero, quien la cruzó con sementales de Parladé, aumentándola en 1919 con un lote de vacas y un semental de don Luis Gamero Cívico y, en 1920, con un lote de hembras de la viuda de Tamarón. Al fallecimiento de don Antonio, su hija, doña Amelia Pérez-Tabernero Montalvo, adquirió la ganadería de doña Isabel Rosa González Martín y, tras eliminar las reses de esta adquisición, varió el hierro y la formó con el lote que le correspondió por herencia de la ganadería de su padre. En 1985 fue adquirida por don Domingo Hernández, quien vendió el hierro en 1992 a don Francisco Medina. Éste varió el hierro y formó la ganadería con un lote de 150 vacas y cuatro sementales de don Juan Pedro Domecq. En 2005 fue adquirida por su actual propietario quien varió el diseño del hierro por el actual y conservó el mismo ganado.
Procedencia
Juan Pedro Domecq Solís
Antigüedad
17 de mayo de 1996.
Estadísticas
La pasada temporada lidió 48 reses en 10 festejos, 18 de ellas en plazas de primera categoría, 21 en plazas de segunda y 9 en plazas de tercera, a las que cortaron 9 orejas. Lidió en Las Ventas un toro el 25 de Mayo y 6 toros el 12 de Junio de 2010.
Árbol genealógico
El encaste
ENCASTE JUAN PEDRO DOMECQEl fundador de esta estirpe de ganaderos, Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, compró a principios de 1930 la ganadería del Duque de Veragua a Manuel Martín Alonso quien se había hecho con el hierro ducal dos años antes. Domecq y Núñez de Villavicencio debutó con una novillada en 1931 en la plaza de Cádiz. La primera ocasión que lidia en Las Ventas fue precisamente en la corrida de inauguración.Pero la historia de este encaste circula por buen camino desde el principio, Juan Pedro hace caso de las recomendaciones que Ramón Mora Figueroa le dio con buen tino, por lo que adquirió al Conde de la Corte cuatro sementales: Llorón, Carabello, Chucero y Bodegueroy dos puntas de vacas entre 1930 y 1931.Tras el fallecimiento en 1937 de Juan Pedro Domecq se encarga de la ganadería su hijo, Juan Pedro Domecq y Díez. Tanto sus compañeros ganaderos como analistas y toreros han declarado que creó un encaste propio, depurando y mejorando el concepto bravura. Dio paso a una nueva definición de bravura, desde que sale el toro de toriles hasta que muere, lo que él denominó “bravura integral”.Los toros de este encaste suelen ser bajos de agujas, finos de piel y de proporciones armoniosas. Las encornaduras son buenas, tienen un desarrollo medio, pudiendo crecer en forma de gancho o gatillo (engatillados). El cuello es largo y descolgado, el morrillo bien desarrollado y la papada no lo es tanto. Los pelos predominantes son negros, colorados, castaños, tostados; los jaboneros y ensabanados aparecen por la influencia de la casta Vazqueña, algo que en el último lustro podemos ver con más asiduidad. Entre las particularidades complementarias está el listón, chorreado, jirón, salpicado, burraco, gargantillo, ojo de perdiz, bociblanco y albardado, entre otros.

En cuanto al comportamiento, este encaste conserva la cualidad de ir a más. Se arranca pronto y lo hace galopando con alegría y fijeza en los trastos de torear. Dado que el legado de Juan Pedro Domecq y Díez terminó en 1975, algunos de los ganaderos que le compraron ganado han conseguido desarrollar un tipo de toro con características físicas y de comportamiento diferentes según la personalidad de cada criador.

Departamento de Comunicación de Taurodelta

 

Manolo Dos Santos

De toros, vinos y algo más
Raúl Carballeda / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 16 de Mayo del 2011

“Contigo la milpa es rancho y el atole champurrado”
En una de mis modestas apariciones en el programa Fiesta Brava, que se transmite en la estación de radio la Súper G, del Grupo Plata Zacatecas y que conduce el periodista Oscar Fernández Sánchez, surgió un comentario respecto al torero Manolo Dos Santos y establecí el compromiso de investigar algunos datos sobre el torero lusitano, que espero se cumpla con los comentarios a continuación.
Entre los años de 1938 y 1939, toreó en México, en la antigua Plaza El Toreo, el rejoneador portugués Simao da Vega, quien fue el antecedente lusitano del toreo en nuestro país, toreo que no se conocía en él para esas fechas y más aún, el toreo portugués  de a pié estableció sus reales hasta la temporada 1949-1950, con el arte de Manolo Dos Santos.
Manolo Dos Santos nació el 11 de febrero de 1923 en Golega, Portugal, tierra de caballos finos. El 14 de diciembre de 1947, tomó la alternativa en México de manos de Fermín Espinosa Armillita y Carlos Arruza, El Ciclón, atestiguando el doctorado. El toro de su alternativa se llamó Vanidoso de la ganadería de Pastejé, quien le asestó una peligrosa cornada en la femoral.
A su vuelta a España, toreó como novillero y volvió a tomar la alternativa en Sevilla, el 15 de agosto de 1948. En esta nueva alternativa, su padrino fue Chicuelo y el testigo El Andaluz, y el toro del doctorado se llamó “Verdón”, de la ganadería del Marqués de Villamarta. Fue hasta el 9 de junio del año de 1949, que confirmó su alternativa teniendo a Pepe Luis Vázquez como padrino y a Parrita como testigo. El toro se llamó “Rosuelo” de la ganadería de Sánchez Cobaleda.
Manolo estableció un hecho casi histórico en la Plaza México el 29 de enero de 1950, cuando a sus dos toros que le correspondieron, les cortó el rabo. Los toros se llamaron “Goloso” y “Chato” de la ganadería de Pastejé.
En el mes de abril de 1951, se cuenta otra de sus hazañas, ya que toreó tres corridas en el mismo día, en mano a mano con El Ciclón Carlos Arruza, quien también fue co-actor de dicha hazaña.
Las plazas en las que torearon en esa ocasión, fueron las de Morelia, México y Acapulco (tenía usted toda la razón, mi estimado Oscar).
Manolo Dos Santos, El Lobo portugués, ha sido el mejor torero de Portugal que se ha visto en México.
Manolo Dos Santos es el creador del lance “la dosantina”, tan de moda en los últimos tiempos.
Luego de haberse cortado la coleta en su país natal el 18 de octubre de 1953, Manolo Dos Santos regresó a vivir a México y murió en nuestro país el 18 de febrero de 1973 en un accidente automovilístico.
Dos Santos, un torero de arte que dejó honda huella en la afición mexicana.
Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.net.mx

Vídeo crónica San Isidro 15-5-2011

COMUNICATAURO | 15/05/2011
Vídeo crónica delquinto festejo de abono de la feria de San Isidro, celebrado el 15 de mayo de 2011 con toros de Nuñez del Cuvillo para Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Arturo Saldívar, que confirmaba alternativa.

http://www.burladero.com/inicio/masnoticias/018502/video/cronica/san/isidro//

CRÓNICA.- Solo Arturo Saldívar destaca en una tarde decepcionante

La ‘currovazcada’

 
Javier Hernández / Madrid
15/05/2011 21:49
 
La currovazcada es el nuevo término que acuñan los taurinos, cuando no está el susodicho delante, claro está. La currovazcada es una artimaña puesta en práctica por uno que fue torero, que fue consentido en Las Ventas, que hizo bramar a todo Madrid con victorinos, que llevaba por bandera la pureza del toreo y que ahora embarca el toro de Linares para la plaza que le hizo comprar un chalé. 

La currovazcada la podría perpetrar el Lazarillo de Tormes, El Buscón de Quevedo o hasta el mismísimo Dioni. No es así en los toros. La currovazcada la comete un señor bien planchado, de aspecto serio y con olor a torero caro allá donde va. Se transmite vía móvil a la red familiar que trabaja en las dehesas de otros gobernándolas a su antojo durante un rato clave. 

El fin de la currovazcada no es otro que embarcar un toro diezmado, un toro que va dos o tres escalones por debajo del nivel del coso en cuestión y que da más pena que miedo.

morante trincheraLa currovazcada la conocen todos los que mueven el negocio taurino, pues no vayan a creer que ahora se acaba de descubrir. Las empresas la consienten porque el público de sus plazas quiere ver a Morante y, ya hace un tiempo, a Cayetano. Los ganaderos se humillan ante ella para que su hierro (que no su toro) esté en los carteles de campanillas. Y el aficionado no solo la conoce, sino que la detesta.

La currovazcada no beneficia a nadie, pues Morante tiene categoría, valor, torería y poder como para cuajar al de la carretera. No beneficia al público, que ve cómo su Morantito maquilla con aroma de Loewe lo que huele a podrido, sino acuérdense del birrioso segundo de festejo, o del hermoso y tullido cuarto, incluso del escurrido y lavado tercero. La currovazcada tampoco beneficia a la empresa, que defrauda a sus clientes dos de cada tres veces cometida. Ni a la Autoridad, que se echa a temblar cuando la barrunta en el cartel.

La currovazcada beneficia a su inventor, que de consentido ha pasado a traicionero de valores en esta catedral de Madrid, porque la currovazcada halla su base en la vanidad que otorga la posibilidad de cometer el abuso de poder.

Morante, que es quien echa de comer a la currovazcada, defraudó por el invento este de la picaresca puesta en marcha sin un porqué. La currovazcada sirve para que Morante decepcione ante el impresentable e inválido segundo. O para que apenas deje tres esbozos de capote brillante, dos trincheras de cartel y mil pinchazos sin opciones de triunfar. 

Talavante, víctima colateral y quién sabe si consentida, también defraudó. Tuvo primero un animal sin cuajo, sin remate, sin hechuras y sin personalidad. Esto pasa mucho en las corridas víctimas de la currovazcada, que las ves y no saben de qué ganadería son, cuando en Cuvillo se podrían escoger seis toros de veras marca de la casa, a distinguir entre mil.

También dejó resquicios de debilidad Talavante cuando el quinto sacó rabia e ímpetu de su descoordinada mansedumbre, y pareció sorprendido por un animal con el que no iba a poder, en dos tandas y no más. No fue así, pues Encendido, el quinto, se apagó como una cerilla a la orilla del mar.

cambiado talavanteCon el lavado tercero comenzó en estatuarios de aplomo ante el corretón animal, incluso provocó el ¡ay! en un cambio inesperado que concluyó en desarme. Luego todo fue una anodina sucesión de pases sin vida alguna.

La currovazcada trató de maquillarla Arturo Saldívar, el novato del cartel. Primero con el bonito y menudo abreplaza, que tuvo pitones y viveza por demás. Ese mexicano plantado de rodillas en el centro del redondel, ese toro díscolo que se va a por él, esos redondos de enorme valor y esas palmas sin brotar.

Saldívar dejó buena impresión en el toro de su confirmación, que, dicho queda, se movió con más ímpetu que fondo, con más locura que entrega. Hubo bemoles toreros y algún que otro enganchón de un toro con cabeza poco fijada y argumento para entretener. Pudo triunfar Saldívar, mas Morante con este tampoco se iba a poder ver.  

Saldívar, empeñado en maquillar el pillaje y en decir aquí estoy yo, se fue a los medios otra vez con el sexto, plegó la muleta como lo hacía antaño el maestro Pedrés y se pasó rozando a Disparado, que hizo alarde en condición de su partida de bautismo. Fue emotivo y espectacular mientras duró, pues la faena se fue a menos con algún que otro tropezón. No obstante, deja Saldívar en alto su bandera de torero con pelés, probado en sangre como está.

Mucho hizo Saldívar por él y por enterrar un espectáculo menguado y marcado por la nueva jugarreta de un torero que fue amado aquí: la puñetera currovazcada

Ficha del festejo

Plaza de Madrid. Quinta de Feria. Primer “no hay billetes”, en tarde de sol y brisa fresca en la sombra. Seis toros de Núñez del Cuvillo, desiguales de presentación, con dos hermosos toros (1º y 4º), dos impresentables corridos en segundo y tercer lugares,y dos abierto de cuerna sin personalidad. Corrida de juego desigual también, con dos toros que se movieron mucho (1º y 6º) aunque sin terminar de entragarse y de enseñar fondo de bravos. Un segundo inválido y un cuarto afogonado. Con cierta clase el tercero, que no valió para este coso. El quinto sacó genio tras el caballo y en dos tandas de muletas, para apagarse después.

Morante de la Puebla (verde esperanza y oro): silencio y silencio tras aviso.

Alejandro Talavante (blanco y plata): silencio en los dos.

Arturo Saldívar (obispo y oro), que confirmó: ovación con saludos en ambos.

MÉXICO

Pizarro, tres orejas en Torreón

Federico Pizarro. | Rogelio Orona
 
suertematador.com 
16/05/2011 09:45

El diestro capitalino Federico Pizarro sigue ligando puertas grandes, en esta ocasión en el Coliseo Centenario de Torreón,Coah. En la que se han lidiado ejemplares de Pepe Garfias, bien presentados y de buen juego en general. Federico Pizarro a su primero le ha cuajado una faena inteligente haciendo un quite por calecerinas de bella manufactura, con la muleta estuvo con disposición y ligando pases de calidad para cortar la primera oreja de la tarde después de una estocada hasta las cintas.

Pero sin duda lo más torero de la tarde ha sido con el cuarto de la tarde un toro con calidad y nobleza, con el que Pizarro a estado en torero, primero con un quite por ajuastadas chicuelinas y luego con la muleta ha cuajado una faena variada y bien estructurada, levantando al respetable de sus asientos, empleandotandas por ambos lados con temple y profundidad y con esa clase y elegancia que posee para ejecutar al final perfectamente la suerte suprema para recibir dos orejas con una fuerte petición de rabo que inexplicablemente el juez no otorgó.

Por su parte, Luis de María también ha tocado pelo, cortando una oreja al tercero de la tarde en una faena de actitud y muletazos de calidad por momentos con su segundo pitos. En cuanto a Ricardo Medina estuvo dispuesto con su primero, con algunos detalles pero fallando con el acero siendo silenciado en ambos.

Ficha del festejo:

Coliseo Centenario de Torreón, Coah. Un acuarto de entrada. Toros de Pepe Garfias, bien presentados y de buen juego en general.

Federico Pizarro, oreja y dos orejas con petición de rabo.

Ricardo Medina, silencio en ambos.

Luis de María, oreja y pitos.

Valladolid .-

Puerta grande para Manzanares y Perera

José María Manzanares. | Santos Lorenzo
 
Ana Alvarado
 
15/05/2011 18:41

Más de media entrada con toros de Hermanos García Jiménez.

Manzanares ha mostrado hoy en Valladolid la clase de toreo que atesora dentro, cortando dos orejas a cada uno de sus dos oponentes, que resultaron toros de distinta condición. Esto ha engrandecido aún más su triunfo. Perera estuvo muy firme en sus dos faenas y Ponce pudo demostrar algunos de sus trazos de maestro.

Enrique Ponce tuvo un primer oponente que metía bien la cara pero que pronto se quedó en nada, y además el viento, el gran enemigo toda la tarde, le puso las cosas difíciles. Nada más iniciar el trasteo el toro se cayó después de dar un buen susto a José María Tejero tras un par de banderillas. Ponce le dio derechazos sin ligar y le procuró dar respiros, pero la faena no tuvo emoción por la poca transmisión del animal. Le propinó una estocada entera de la que el toro tardó en echarse y saludó. Su segundo fue devuelto a los corrales y salió al ruedo un ejemplar de Carmen Lorenzo al que el maestro de Chiva lidió desde el principio en todas las suertes. Dio buenas tandas con la derecha y naturales muy despacio pero el viento molestaba muchísimo. Terminó con su toreo semigenuflexo en la misma cara del toro. Mató de media caida y otra vez tardó el toro en doblar, por lo que escuchó un aviso, aunque cobró una oreja.

José María Manzanares toreó de maravilla a la verónica, suave y despacio. El toro tenía fijeza y mostró muy buena condición. Tras un puyacito inició la faena de muleta con muchísima lentitud y con la mano derecha. Todas lastandas fueron buenas, cadenciosas, lentas, con empaque, alternando izquierda y derecha. Le corrió la mano muy bien en el centro del platillo, lo que da fe de la condición del animal. Mató de estocada algo caída y cortó dos orejas, siendo el toro ovacionado en el arrastre. El segundo de su lote no ofrecía la misma calidad que el primero pero Manzanares se sobrepuso a esto y al molesto viento y le sacó buenas tandas de derechazos. Tan sólo una por la izquierda, peor pitón del toro. Estuvo muy firme y dispuesto y las tandas fueron rematadas con estupendos pases de pecho, particularmente el último. Mató recibiendo, algo tendida pero muy efectiva y cortó otras dos orejas. También el tor fue ovacionado en el arrastre.

Miguel Ángel Perera realizó una faena muy vibrante a su primer enemigo. Estuvo especialmente lucido con un quite por tafalleras. Con la muleta enseguida se lo sacó a los medios y sin moverse un ápice le endosó ocho pases seguidos que emocionaron al respetable. La siguiente tanda fue impecable y el toro colaboró mucho. Siguió con la mano muy baja y cuando el toro se iba viniendo abajo se arrimó y ejecutó un delicioso cambio de mano. El “pero” que se puede poner a este toro es que era muy escarbón, pero Perera lo mató de estocada algo trasera, tras la que recibió dos apéndices. El animal fue ovacionado.El segundo de su lote tuvo tendencia a rajarse y a ratos parecía que Perera lo metía en la muleta, pero no terminaba de entregarse. Además las cosas se pusieron mal con la persistencia del viento, pero el torero se mantuvo firme y le sacó buenas tandas, siempre con la muleta puesta en la cara para tenerlo enganchado. Dio varios circulares que enardecieron al público. El toro terminó confirmando su disposición a rajarse y el torero lo tuvo que hacer todo, aunque le costó matarlo y escuchó dos avisos. Tuvo quedescabellar y la faena quedó silenciada.

Ficha del festejo: Algo más de media plaza en tarde soleada pero ventosa. Se han lidiado  de Hermanos García Jiménez y uno de Mari Carmen Lorenzo, lidiado en cuarto lugar como sobrero. Bien presentados y de buen juego, en general.

Enrique Ponce (azul añil) : saludos y oreja tras aviso.

José María Manzanares (nazareno) : dos orejas y dos orejas.

Miguel Ángel Perera (canela) : dos orejas y silencio tras dos avisos.

 

Toros

Arturo Saldivar bien plantado aguantó la embestida del toro. Foto: AFP
16 de mayo de 2011
Saldívar le puso su nombre a la corrida
Primera con el letrero de “no hay billetes”

HORACIO SOTO CASTROCON una plaza abarrotada, en las taquillas el letrero de “no hay billetes” y máxima expectación por la corrida, el mexicano Arturo Saldívar confirmó su alternativa en la plaza de Las Ventas, de Madrid, con el toro 108, Aguador, con peso de 534 kilos, colorado chorreado, delantero y vuelto muy astifino, lidiando a su segundo número 130, Asturiano, con 556 kilos, negro delantero y astifino, cornamenta muy agresiva, ambos de la ganadería de Núñez del Cuvillo. Siendo su padrino José Antonio Morante, Morante de la Puebla, de verde botella y bordados en oro y como testigo Alejandro Talavante de blanco y plata y Arturo luciendo un terno obispo y oro con cabos de morilla blanca.Fue el mexicano Arturo Saldívar quien le puso su nombre a este festejo saludando en el tercio en cada uno con aclamaciones al canto, pero bien pudo haber salido por la puerta grande con dos orejas.En su primero tuvo petición de oreja que no se concede porque el toro se amorcilló, tardó en doblar, pues se resistía a morir porque se estaba tragando la sangre luego de una estocada entera y en su segundo falló en la suerte suprema.

SENSACIONAL

En verdad es que el toricantano Arturo Saldívar tuvo una actuación sensacional, dejando ver las muchas cualidades que atesora, pero básicamente un valor natural, sin dar ni pedir cuartel y dejó sorprendidos a los aficionados por la vigorosa y gallarda actitud de que hizo gala el diestro y, sobre todo, el desempeño que tuvo sin regatear esfuerzo alguno en sus faenas que fueron compactas, bien armadas y de mucha ligazón, con lances y muletazos de calidad y arte, templando hasta donde se podía las arrancadas de sus enemigos. Siempre bien plantado en la arena sin ninguna duda. Al rubio torero no le pesó la plaza, ya que se le vio muy relajado y haciendo bien las cosas y muy variado de escenas que no se veían en ese coso.

A su primero lo veroniqueó bien, pero la res se salía suelta. Después de brindar al licenciado Julio Esponda, su apoderado y director de tauromagia, se fue al centro del ruedo y de rodillas dio algunos muletazos con el de pecho que le ovacionaron fuerte.

De pie echó la muleta muy abajo y logró ayudados templados. También toreó con la zurda con la muleta en la misma posición y sin apremios en ningún momento. Todo con mucha naturalidad y bien plantado en la arena si moverse un milímetro. Siguió en ese tono y fue aplaudido con fuerza. El toro rebrincó, pero él siempre se ajustó. Terminó con manoletinas con los pitones rozándole la faja. Deja media de efectos retardados dejando a los aficionado expectantes y le aplaudieron cuando dobló. Petición que no se concede y salida al tercio.

Con su segundo se plantó más que un poste y los pitacos de su segundo le acariciaban el vientre. Chicuelinas espectaculares y valientes.

Luego de que brindó a la concurrencia se fue Saldívar al centro del ruedo y citó a Asturiano para ejecutar el péndulo que causó gran expectación primero y aclamaciones después luego de que se pasó al otro por atrás en dos ocasiones y ayudados por delante. Y de pie se dio a torear sobre ambas manos, mejores por el izquierdo con temple y citando desde lejos marcando los tres tiempos de tirar, templar y mandar y el de pecho. Saldívar estuvo muy por encima de ese astado que se vino a menos y él a más. Dos pinchazos antes de la estocada y saludó en el tercio, estando a milímetros del triunfo, pero saludó en el tercio para ser aclamado.

ALTERNANTES

En el ínter entre el primero y sexto de la tarde a Morante de la Puebla y Alejandro Talavante San Isidro les volteó la espalda, poco pudieron hacer debido al mal ganado de Núñez del Cuvillo que les correspondió. Esa ganadería dejó mucho que desear y no correspondieron a las exigencias de la plaza de Madrid. Disparejos en presentación y en el juego que dieron.. Ellos estuvieron valientes y esforzados haciendo su toreo. Tuvieron momentos buenos, pero sin redondear.

Estos comentarios se hacen presenciando el festejo por televisión.

EMBARGADO DE FELICIDAD

EN los pasillos y la habitación del hotel donde se vistió el aguascalentense Arturo Saldívar era imposible dar un paso, pues estaba atiborrado de paisanos, taurinos, amigos familiares y aficionados que querían felicitar al matador después de la extraordinaria actuación que tuvo en la plaza de Las Ventas, de Madrid, para confirmar su alternativa.

“Estoy sumamente contento y feliz -dijo un tanto emocionado Saldívar- por la entrega de la gente que me estaba esperando y que no abandonó la plaza hasta que dobló el toro, último de la corrida y segundo de mi lote. Normalmente la gente se empieza a salir en el quinto toro, después de que vieron a las figuras y en esta ocasión se quedó ahí hasta que concluyó el festejo”.

De momento era la única actuación de Arturo, la de la confirmación, pero se quedará en España hasta que termine la temporada allá por noviembre, pues “Madrid sabe recompensar y calculo que así será y torearé bastante este año en España”.

Días antes de la corrida Arturo había mencionado que estaba debidamente preparado y mentalizado par salir a la plaza de Las Ventas. “Lo tenía bastante claro y la mente fija para triunfar. No fue fácil, pero yo iba por el triunfo y a entregarme. Creo que hice cosas importantes dentro de mis faenas y el público estaba pendiente de mi actuación. Las faenas tuvieron como base la raza, el valor y los deseos y les anduve muy ceca a los toros. Se me queda clavada la espinita por haber fallado con la espada porque de otra forma corto una oreja en cada uno de mis toros. Si mi primero no tarda tanto en doblar seguro me dan la oreja. Hice cosas importantes y logré muletazos buenos, sobre todo al natural en mi segundo. La entrega de la gente es lo que más me gustó”.

De su primero dijo que fue un tanto complicado y con la cabeza muy suelta, tirando hachazos, difícil y peligroso. Y de su segundo que tuvo más movilidad y fue un tanto violento.

Le señalamos que estuvo muy valiente al iniciar su faena en el primero de hinojos en el centro del ruedo y a su segundo, también en el centro del ruedo para hacer el péndulo.

“Nadie esperaba que hiciera esas cosas -asentó Arturo- pero yo si tenía claro que iba a salir por todas a buscar el triunfo y a competir con los españoles en todos los terrenos.

También le apuntamos que el quite por chicuelinas puso como loca a los aficionados y manifestó que así tenía que ser si “es que uno quiere competir con los españoles”, reiteró .

Todo mundo quería felicitar y darle la enhorabuena a Arturo Saldívar, quien ha tenido una actuación sensacional y los comentarios que se hicieron sobre su actuación lo ponderan mucho y le auguran un amplio futuro.

Finalmente, dijo que de momento no hay nada concreto pero que pronto habrá buenas noticias y reiteró que “Madrid sabe recompensar”.

Toros

DIEGO Silveti.
16 de mayo de 2011
Diego fue ovacionado
Poca fortuna en el sorteo

EL novillero Diego Silveti regresó a la plaza de Barcelona sin mucha suerte en el sorteo, y a él le correspondió lo malo del encierro. Sin embargo, Diego se esforzó y tuvo buenos momentos en ambos novillos de Garcigrande, que no dieron el juego requerido y además los pinchó. No obstante, fue ovacionado en ambos, dejando buen sabor de boca por su esfuerzo y bien torear cuando se lo permitieron sus novillos. Faenas variadas y con temple. Se hizo aplaudir fuerte en quite por gaoneras y en las bernardinas que fueron escalofriantes. Diego siempre estuvo valiente y con deseos.Con un cuarto de entrada en los tendidos, se lidiaron 6 novillos de Garcigrande, bien presentados y de juego desigual. Damián Castaño, palmas y ovación; Diego Silveti, ovación tras aviso y ovación; y Fernando Adrián, oreja y oreja.Las próximas actuaciones de Diego Silveti tendrán lugar el próximo fin de semana. El sábado 21 de mayo toreará en Albacete y el domingo 22 en Zaragoza.?Diego Silveti dijo que el público se portó muy bien con él y él siempre se esforzó buscando el triunfo, que nunca llegó.

 
Toros

JUAN Pablo Sánchez.
16 de mayo de 2011
Juan Pablo Sánchez corta su segundo rabo
Fenomenal actuación del matador
CASAS DE BENÍTEZ, España.- El matador de toros mexicano Juan Pablo Sánchez ha cortado su segundo rabo en España, y tercero en su corta carrera como matador, tras la contundente actuación que tuvo en Casas de Benítez, provincia de Cuenca. El diestro mexicano logró un fenomenal trasteo a su segundo de la tarde, al cual terminó cortándole las dos orejas y el rabo.Ante un lleno se lidiaron toros de Alcurrucén, buenos en general.Juan Bautista, ovación y ovación; Miguel Tendero, ovación y dos orejas y rabo; Juan Pablo Sánchez, ovación y dos orejas y rabo.
 
Opinión / Columna
La fiesta brava 
Jardinero de San Mateo 
Saldivar pisó fuerte en madrid
ESTO
16 de mayo de 2011

  ES el día de San Isidro, santo patrono de la Villa del oso y del madroño, el cartel de campanillas y el sol brilla a todo su esplendor ante una entrada donde no cabe ni un alfiler, inclusive en el callejón. Es la confirmación de alternativa del joven diestro mexicano Arturo Saldívar de manos de José Antonio Morante de la Puebla y siendo testigo Alejandro Talavante. La ganadería es -¿era?- de prestigio, aunque hoy resultó un encierro parchado, aparecieron algunos novillos impresentables para la plaza mayor del toreo. Con evidente expectación partió plaza Arturo, desmonterado como corresponde, al centro y un poquitín atrás de sus compañeros, con un terno nazareno y oro. Su cuadrilla, por razón obvia, era española, Pirri y Kaíto con los trapos y Almodóvar y Sandoval arriba de los jamelgos. Sale el primero de la tarde, un colorado chorreado, ojo de perdiz, astifino, con 534 kilos, apuradillo de lámina para esa plaza, de nombre “Aguador”. Sopla un poco de viento y el toro sale suelto, por lo que no hay oportunidades con la capa. Brinda al distinguido taurino Julio Esponda, fundador de Tauromagia, ubicado en el callejón. Decidido se va a los medios, después de la breve ceremonia de confirmación con cortas palabras de Morante, allí y sin menos ni más, se pone de rodillas y le da tres derechazos al animal que sorprenden y encienden al respetable. Él no estaba para dudas y su obligación era convencer con su valor, temple y mano abajo. Luego, dio una tanda de naturales en la que el morlaco dio muestras de buen juego. Por allí un pase de las flores para iniciar y luego un circular para volver a tomar la muleta con la izquierda e instrumentar una serie de naturales muy abajo y expuesto que caló fuertemente en la sabia concurrencia. Se le vio una decisión innegable por triunfar! Aunque el toro tenía la cabeza suelta, el joven de Teocaltiche, cumplirá 21 años en octubre, ahijado de Sebastián Castella en la plaza de Guadalajara, instrumentó una serie de manoletinas estrujantes, para cerrar. Sabía que tenía la oreja en sus manos y se fue de frente, dejando tres cuartos de una estocada ligeramente trasera. El público estaba un tanto desconcertado, no por lo bien hecho del mexicano, sino porque percibía y lo confirmó después, que le habían dado “gato por liebre” y que la muy conocida vacada de Núñez del Cuvillo -reservada a varias figuras- esta vez había mandado un encierro impresentable, salvo dos excepciones. Fue así que los breves minutos que tardó en doblar el toro parecieron horas y cuando cayó el animal, la gente perdió un pelín de entusiasmo y la petición de oreja fue menor. Me queda la duda de que en otras circunstancias más “amables” en Las Ventas con lo que hizo Arturo hubiera cortado una justa oreja. Pero esta res, que llevaba una divisa del color de la bandera mexicana -hace unos días vimos una negra en honor al ganadero Juan Pablo Domecq- no mostró la bravura suficiente.

Con lo habido era suficiente para que el público madrileño, que había visto a Arturo varias veces como novillero, confirmara que había hecho grandes progresos. En efecto, se le ve valiente siempre, pero con una valentía seria e inteligente. Sus maneras con la capa las evidenciaría con unos lances a pies juntos con el sexto de la tarde, “Asturiano” y también en un quite al quinto de la tarde por chicuelinas, ampliamente coreados ambos. Pero Arturo se sublima con la muleta, y esperemos que los aires del padrino de hoy hayan impregnado su quehacer muleteril. ¡Qué bien remata con el de pecho¡

Ante el fracaso de las reses de “Núñez del Novillo” para los alternantes, nada vimos del segundo al quinto, salvo la voluntad de Morante con toros indecentes. Salió el sexto, negro astifino, con 556 kilos, al que Arturo le dio lances muy quietos con la capa. Recibió dos varas y luego vino el quite aludido. Brindó al público y citó a muleta plegada para dar tres cambiados y el de pecho. La más calurosa ovación de la tarde. Citó en los medios y cuidando al toro, por el lado derecho, le dio pases a media altura, luego con la izquierda, excelentes naturales y otro de pecho. El bicho se rajó y Arturo se fue al tercio, pinchó en hueso y luego dejó una estocada caída. A la muerte de sus dos toros, Arturo recibió una calurosa ovación del público en el tercio, expresión inequívoca de aprobación a un joven que tiene un enorme futuro en la fiesta, de continuar y afinar las notables maneras que hoy mostró.

Por otra parte, la fiesta se sacudió el jueves pasado cuando en una rueda de prensa en Madrid, el empresario de Valencia y Salvador Boix, apoderado de José Tomás, anunciaron su retorno a las plazas el próximo 23 de julio en Valencia. Se ha especulado mucho el porqué José Tomás escogió esta plaza, pero es muy fácil entenderlo, por su amistad con el empresario, Simon Casas. Se habla ya del cartel con Daniel Luque y Vicente Barrera y reses de Núñez del Cuvillo, que esperamos tengan trapío y bravura suficientes. Irá José Tomás a Valladolid, Nimes, Salamanca y es posible que se presente en Barcelona, ciérrese o no se cierre la plaza a partir del próximo año.

Ya volveremos, en una semana, a intentar dar respuesta a la pregunta de todos ¿por qué ha vuelto José Tomás? Yo desde este momento lo celebro y su ausencia constituyó un luto para la fiesta.

 

 

 

Toros / san isidro

El medio toro

Llegan las figuras, se abarrota la Plaza… y los toros decepcionan, por su presentación y su comportamiento

ANDRÉS AMORÓS
Día 16/05/2011 – 00.09h

 

IGNACIO GIL 

Es una historia repetida, previsible. No vale el tópico de la corrida de expectación. En Madrid, en la Feria, hay que añadir un matiz importante: llegan las figuras, se abarrota la Plaza… y los toros decepcionan, por su presentación y su comportamiento. No debían ser así las cosas.

Vienen este año dos tardes a San Isidro los toros de Núñez del Cuvillo, en la cumbre después del indulto de Sevilla. La primera sale mal, sin paliativos: escasa presentación, varios blandean, otros mansean claramente… Se mueven, eso sí, con mejor o peor clase.

La tarde se pone áspera, con protestas continuas. Lo que es peor: los que protestan tienen razón. Si el comportamiento del toro no es previsible, la adecuada presentación sí se debe exigir. Y la reiterada falta de fuerzas aburre e indigna.

En este día de «El santo de la Isidra», como lo bautizó Arniches, el cartel taurino solía ser mediano: se contaba con que la festividad era suficiente para llenar Las Ventas. Acierta la empresa ahora con un cartel notable. En él, no figura ningún diestro madrileño. ¿Sería posible algo parecido en otras Comunidades? Lo dudo. Mérito de Madrid ha sido siempre no pedir a nadie el carnet de identidad. El madrileñismo literario lo inventan: Galdós, canario; Arniches, alicantino; Valle-Inclán y Cela, gallegos; Umbral, vallisoletano… Pero todo esto son, estrictamente, «literaturas». Lo decisivo es que llega el medio toro y todo lo desbarata.

La mejor suerte le toca a Arturo Saldívar, el confirmante mexicano, recibido con lógica simpatía. El primero, mansurrón, se cierne y flojea, se mueve pero algo rebrincado. Lo recibe con seis muletazos de rodillas, en el centro del ruedo. Luego, aguanta, firme la planta, pero el toro se queda corto. No impone su dominio, surgen los enganchones y mata regular: petición insuficiente.

En el sexto, hundida ya la tarde, vuelve a echar toda la carne en el asador. Brinda al público, lo recibe en el centro con pases cambiados, a muleta plegada. El toro se viene muy fuerte y Saldívar aguanta el envite. Alterna muletazos limpios con otros, menos. La gente se ha puesto de su parte: además de la simpatía por el nuevo, se lo ha ganado con su entrega y decisión.

Morante suscita, en Madrid, una gran expectación. Es lógico: es un caso aparte, un verdadero artista. Hoy, los toros le impiden cualquier lucimiento. Cuando va a estirarse, en el segundo, flojea; lo dobla bien y se cae. Machetea y mata mal. Una bella espectadora dice el comentario popular andaluz: «A tomar… dijo David y tiró el arpa».

Remate pinturero

El cuarto se derrumba en varas. Con empaque, acompaña la embestida: al tercer muletazo, el toro se va al suelo. Por la izquierda, lo ha de aliviar, por alto. Dibuja un remate pinturero y el toro se cae. Todo ha quedado en apuntes, esbozos. Y entra a matar sin entrar a matar (ustedes me entienden). La decepción es lógica.

En el tercero, protestado de salida, como varios de sus hermanos, Talavante se queda muy quieto. Como está flojo, el segundo puyazo no existe y la afición se encrespa, con razón. Brinda al público, entre una fuerte división. El toro se mueve y él hace la estatua: faena vertical, aguantando mucho, con naturales aceptables, a un toro claudicante, al final. Mata mal.

El quinto es bizco, pega arreones de manso. Quita Saldívar por chicuelinas movidas. Embiste rebrincado, se revuelve rápido. El mérito de Talavante es aguantar la embestida descompuesta: algún natural le sale limpio, no todos. Vuelve a matar mal pero se le nota que ha avanzado claramente en oficio.

Tarde de decepción, en conjunto. Con el medio toro, en Madrid, no cabe el éxito. Ni aunque bajen los ángeles del cielo, como dicen que hacían para ayudar en su tarea a San Isidro, mientras éste rezaba.

Otra cosa mala, todavía: con una corrida así, no es fácil que aumente la muy descriptible afición a los toros del alcalde Ruiz Gallardón…

FERIA DE SAN ISIDRO

MONUMENTAL DE LAS VENTAS. Domingo, 15 de mayo de 2011. Sexta corrida. Lleno. Toros de Núñez del Cuvillo, de pobre presentación y juego.
MORANTE DE LA PUEBLA, de verde hoja y oro. Pinchazo y descabello (silencio). En el cuarto, cuatro pinchazos y estocada trasera. Aviso (silencio).
ALEJANDRO TALAVANTE, de blanco y plata. Bajonazo y estocada (silencio). En el quinto, estocada atravesada y descabello (silencio).
ARTURO SALDÍVAR, que confirmó, de nazareno y oro. Estocada atravesada (petición insuficiente y saludos). En el sexto, dos pinchazos y estocada caída (ovación y saludos).
 
 
 
 
 

Un emotivo final del Serial 2011

Mario Aguilar lució y cortó dos orejas
16/05/2011
Es Mario Aguilar un diestro joven que fortalece la nueva generación y que se suma al carro de los toreros jóvenes que han triunfado en el Serial. Taurino 2011 (Hidrocálido/Gitano)

JUAN CARLOS ROMAN
El HIDROCALIDO Mario Aguilar inundó de arte el ruedo de la Monumental, para cortar dos merecidas orejas y convertirse así en el máximo triunfador del último festejo, celebrado ayer, del Serial Taurino San Marcos 2011, tras abandonarse por completo y bajar a los duendes y musas en una faena rítimica y de gran peso taurino, tarde donde también Fabián Barba y Arturo Macías cortaron una oreja cada uno, ante media entrada y una terciada y joven corrida de la ganadería de El Junco, que envió tres astados buenos y tres que se acabaron pronto.
Sin duda que el reencuentro de Mario Aguilar con su personalidad torera ha quedado plasmada el día de ayer, rompiendo en un grito apasionado de verdad, solidez y rotundidad que conectó fuerte con el tendido, es Mario Aguilar un diestro joven que fortalece la nueva generación y que se suma al carro de los toreros jóvenes que han buscado el triunfo y lo han logrado, en base a actuaciones convincentes como la que ayer tuvo.

FABIAN BARBA

“Feriante”, número 290 con 485 kilos, fue el que abrió plaza para Barba, quien desde los medios y de hinojos ejecuta larga cambiada, complementado con verónicas y revoleras como saludo capotero.
Después de picado el toro, ejecuta un valiente quite por tafalleras que el público le reconoce.
Con la sarga roja, repite el procedimiento y con hambre por el triunfo, de rodillas cita desde los medios al cornúpeta emocionando en un prometedor inicio de faena, llevando al toro metido en su muleta por el lado derecho, y ya de pie, ante un toro con recorrido, que es claro y puntea en su embestir, Fabián derrocha técnica y sitio en derechazos largos y de poder, mostrándose con firmeza y aprovechando el motor que tiene la res.
Por naturales, el de El Junco es tardo y echa las manitas por delante, pero Fabián se cruza acortando distancias entre pase y pase, gustándose y dibujando muletazos de gran calidad, templando, mandando y transmitiendo al tendido, en una faena de actitud plena de solidez y firmeza que de estocada entera le da la primera oreja de la tarde.
Con su segundo “Agradecido”, Fabián retoma el camino de valentía postrando las rodillas en los medios para recibir al astado en la arena, pegando dos largas cambiadas y cumpliendo a la verónica.
Quita por firmes gaoneras y en su actuación muleteril Fabián Barba ha estructurado una faena de menos a más, entendiendo al toro que es claro, pero ocupa una muleta mandona, firme y poderosa, ya que no permite error alguno, toreando por el derecho con reposo aprovechando la codicia y recorrido del bovino. Por naturales, con muletazos de uno en uno ante la res que le espía y le prueba, pero el torero está firme y con actitud de triunfo, toreando con calidad en un trasteo técnico donde demuestra el torero que le funciona la cabeza delante del toro, la dosantina y bernardinas como cierre de faena y cuando ya tenía la oreja en la espuerta, pincha en dos ocasiones para posteriormente dejar media estocada y saludar desde el tercio.

ARTURO MACIAS

“Alegre”, número 298 con 487 kilos, fue el primero del lote de Arturo Macías, que ejecuta dos largas cambiadas de rodillas, y sin levantarse, torear a la verónica con sabor y saltilleras como quite, rematadas con revolera frente a sí un toro con gran calidad aunque débil, pero que a media altura y dándole la distancia idónea, se acopla perfectamente al viaje de la muleta, Arturo ha templado por el derecho con largueza entendiendo las cualidades del enemigo, pero sin conexión con el tendido, donde el cornúpeta carece de transmisión pero se emplea suavemente por el derecho donde por momentos Macías luce.
Con la muleta en la mano izquierda, el astado espía, pero otorgándole la distancia que necesita la res encuentra colaboración, Macías quiere lucir, muestra deseos y poniéndose valiente sin enmendar terreno, quedándose en el sitio brinda buen toreo por momentos con trazos largos.
Ceñidas manoletinas y de estocada entera corta una oreja dando vuelta al ruedo.
“Nueva Epoca”, número 278 con 474 kilos, Arturo no encuentra acomodo con el percal y ante un toro soso, deslucido y débil, trata de agradar sin conseguirlo alargando su actuación para terminar de un pinchazo y retirarse entre palmas.

MARIO AGUILAR

“Compartido”, número 277 con 472 kilos, ha estado breve de capa Aguilar, quitando por gaoneras con firmeza cerrando con revolera.
Desde los medios, espera al toro para pasarlo por su espalda, la vitolina y con el pase de pecho inicia su trasteo emocionando fuerte al respetable.
Mario Aguilar dejó claro que además de ser un torero valiente lleno de raza, ha encontrado un punto de madurez, solera y reposo en su trasteo enriquecido con arte torera, deteniendo el tiempo con gusto y sabor, sentado en los riñones corriendo la mano con tersura en derechazos de gran kilataje, con la barbilla clavada en el pecho regalando instantes desbordantes de torería que brillan al igual que su terno.
El toro es claro, tiene calidad y codicia, acoplando su noble embestida con los naturales de Aguilar, donde parece que la muleta se desmaya en el brazo del torero con trazos de terciopelo y canela fina, teniendo como remitente el tendido que le aplaude con fuerza y le reconoce la buena actuación de un torero de excelsas maneras conjugadas a la calidad del toro que le permitió expresar su sentir, ¡Qué buen torero es Mario Aguilar que ha convertido su disposición en toreo para paladres finos!
Con media en todo lo alto, brota la petición generalizada que le vale las dos merecidas orejas dando vuelta al ruedo.
El que cerró plaza fue “Para Todos”, número 297 con 491 kilos, recibido por Mario Aguilar con dos largas de rodillas, verónicas, una chicuelina y cerrando con revolera su capote.
Después de picado el toro, ejecuta ajustadas chicuelinas como quite y después de emotivo brindis al matador Luis Fernando Sánchez, teniendo un toro que rebrinca, calamochea y se revuelve pronto Mario Aguilar ha toreado con largueza por el derecho, ante el socio que colabora poco pero la disposición de Aguilar está de manifiesto con firmeza. Por el izquierdo no encuentra acomodo el torero y de dos pinchazos hondos y descabello termina su actuación.
Al final del festejo Mario Aguilar abandonó la plaza a hombros de los aficionados como el máximo triunfador con dos apéndices.

 

Orejas y rabo para Juan Pablo en España

En la plaza de toros de Casas de Benítez
16/05/2011

JUAN CARLOS ROMAN
El matador de toros HIDROCALIDO Juan Pablo Sánchez, ha tenido una extraordinaria presentación por ruedos españoles, en la plaza de toros de Casas de Benítez, provincia de Murcia, al cortar las orejas y el rabo a su segundo enemigo y perder los máximos trofeos en su primero por fallar con la espada, tarde donde compartió cartel al lado del francés Juan Bautista, que fue ovacionado en su lote y el español Miguel Tendero, quien también cortó las orejas y el rabo de su segundo y en su primero escuchó ovación, ante un lleno total y toros de la ganadería de Alcurrucén, que resultaron buenos en general.
Juan Pablo en su primero ha cuajado una faena mejor que la de las orejas y el rabo, con mucha pureza y temple, donde los trazos por ambos lados fueron de enorme dimensión y siempre a más, en una sinfonía de bien torear, ante la entrega total de un público que se desbordó con el aguascalentense, cuando todo estaba listo para cortar los máximos trofeos Juan Pablo pincha en tres ocasiones, quedando todo en una salida al tercio con mucha fuerza, el público pedía la vuelta pero el torero no la quiso dar molesto por sus fallos con la toledana.
Pero con su segundo, se sacó por completo la espina y desde que se abrió de capa lanceó con suavidad a la verónica, para luego quitar por tafalleras y chicuelinas muy justas.
Con la muleta ha vuelto a cuajar un trasteo pleno de aroma, estructura y clase, donde se ha dado gusto templando y mandando, sobresaliendo la filigrana de terciopelo por el lado izquierdo, en naturales tridimensionales, combinados con pases de la firma y trincherillas, andándole con gran torería al burel.  

 

Una confirmación muy ovacionada

Arturo Saldivar lució en Las Ventas
16/05/2011
Arturo Saldívar confirmó la alternativa de manos de “Morante de la Puebla”, teniendo como testigo a Alejandro Talavante (EFE)

MARIANO ALIAGA
Madrid/HIDROCALIDO
Lleno total en el día del patrón, San Isidro, aunque el único que tuvo el santo de cara fue Arturo Saldívar con el mejor lote de una corrida de Núñez del Cuvillo que defraudó, por escasa presencia y fuerza.
Saldívar confirmó con un toro manso pero que transmitió en la muleta, con inicios de rodillas y después series que no crecieron por el corto rodaje del mexicano aunque dejó buenas muestras de su capacidad de llegar a un público tan difícil, a base de verdad y pasión, que pone a todos los tendidos de acuerdo.
Manoletinas ceñidas con el toro galopando y estocada casi entera provocaron una petición que quedó en saludos por la timidez juvenil de no querer dar la vuelta al ruedo.
En el sexto, buen quite de Saldívar por chicuelinas y faena emocionante al principio con cambiados por detrás de vértigo, a la que luego se añadieron tandas por ambas manos de compás abierto y aunque faltó continuidad tuvo fases de alto nivel, con calidad y sobradas ganas, las mismas que tenía el tendido de pedir trofeos si no hubiese fallado con la espada.
El torero HIDROCALIDO dejó buenas sensaciones y ganas de volver a verle.
Morante de la Puebla abrevió ante las protestas por invalidez del segundo. En el cuarto, avión por el ala derecha, sus seguidores tuvieron que conformarse con dos verónicas y un par de derechazos aislados de la casa. Dos silencios recibió.
Igual Alejandro Talavante, que recibió por verónicas a pies juntos, sin eco, a un tercero con calidad y poco gas. Mientras duró el combustible, estatuarios en largo y corto, además de naturales con buen trazo. Los dos se pararon después.
El quinto, mansito, lo dejó crudo en el caballo, luciendo un quite ceñido de Saldívar por chicuelinas. Talavante tuvo que pelear al principio con velocidad y después aguantar el frenazo por falta de fuerzas, cayendo el tedio al final.
Primera confirmación de un HIDROCALIDO que tendrá su continuidad el día veinticinco con Joselito Adame, confiando continúe el ambiente creado por Saldívar.

 
 
TOROESTORO 
 

Saldívar pincha un triunfo importante en Madrid

Publicado por Fernando Moliner el 15/5/2011

Saldívar pincha un triunfo importante en Madrid

[Fernando Moliner] En Madrid con lleno en los tendidos se ha celebrado la sexta de San Isidro, día del santo patrón.Se han lidiado seis toros de Núñez del Cuvillobien presentados y de juego desigual.Morante de la Puebla: Leves Pitos y Silencio tras aviso.
Alejandro Talavante: Silencio y Silencio
Arturo Saldivar:Ovación con saludos y Ovación con saludo.__________Primera tarde de “no hay billetes” de San Isidro y la verdad que la tarde no ha sido tan lucida como se preveia en el papel. Fallaron los toros de Núñez del Cuvillo, que apenas se prestaron al lucimiento y que siempre estuvieron justos de fuerzas. De la terna actuante destacar la firmeza y arrojo del confirmante Arturo Saldívar que realizó lo mejor del festejo en el que cerraba plaza.Valiente y firme estuvo Arturo Saldívar en el toro de la confirmación. Aguador fue un toro con una embestida franca pero que sabía perfectamente lo que se dejaba a trás en cada momento. Firme comienzo de faena del mexicano de rodillas en el centro del ruedo, sacó una interesante tanda ya en la vertical. Aguador le perdonó varias veces la voltereta tras quedarse en mas de una ocasion al descubierto. Se tiró como un león encima del morrillo del toro a la hora de matar y cobró una buena estocada, el público le reconoció el trabajo con una calurosa ovación.

Con el que cerró festejo lo bordó. Asturiano se prestó al lucimiento con un galope franco y de embestida clara. Comenzó el trasteo con una pedresina y dos cambiados por la espalda y Madrid se entregó. Lances de engancharlo alante, y llevarlo toreado hasta el final y un poco más allá. La plaza rugió la labor del jover confirmante que emborronó un triunfo gordo por el mal uso de la espada.

Morante se estrelló con el invalido segundo de la tarde, animal muy protestado por su extrema flojedad y que el presidente se empeño en mantener en el ruedo. Faena de tramite y que Morante termino pronto.

Al cuarto del festejo le receto dos veronicas “Made in Morante” que despertó del letargo al público venteño, la faena de muleta no fue todo lo brillante que se esperaba, gracias a la flojedad del toro y a la escasa brillanted en la embestida.

El tercero del festejo tambien fue portestado en los primeros tercios por su patente flojedad, pero a Talavante no le importó y brindó el toro al público. Empezó faena directamente por el pitón izquierdo y sacó naturales de mucho peso e interes, la tarde parecia coger importancia pero pronto las ilusiones de desvanecieron ya que el toro se fue apagando poco a poco y la faena perdió intensidad y calidad.

El quinto fue un toro de mucho cuajo, con mucho motor en la muleta y que salia siempre con la cara alta, Talavante le metio en la muelta por el pitón izquierdo y logro sacar naturales sueltos de interes, pero todo quedo en eso ya que en algun momento pareció verse superado por el animal.

Foto:las-ventas.com

Diego Silveti regresó a Barcelona

Publicado por Redacción el 15/5/2011

Diego Silveti regresó a Barcelona

En la tarde de hoy, domingo 15 de mayo, el novillero mexicano Diego Silvetivolvió a torear en la plaza de toros de Barcelona, escenario en el que debutó el año pasado año.Le correspondió el lote con menos juego de la novillada de Garcigrande.Silvetidejó una buena sensación entre los aficionados catalanes, que en muchos momentos de su actuación jalearon con fuerza lo realizado por el mexicano en sus dos novillos.Ante un cuarto de entrada en los tendidos, se lidiaron 6 novillos de Garcigrande, bien presentados y de juego desigual.

Damián Castaño: palmas y ovación
Diego Silveti: ovación tras aviso y ovación
Fernando Adrián: oreja y oreja.

Las próximas actuaciones de Diego Silveti tendrán lugar el próximo sábado 21 de mayo en Albacete y el domingo 22 en Zaragoza.

Aguilar dos orejas, Macías y Barba una

Publicado por Ana Delgado el 16/5/2011

Aguilar dos orejas, Macías y Barba una

[Ana Delgado] Corrida extraordinaria que cerró la feria de San Marcos, tres cuartos de aforo en la monumental de Aguascalientes, se lidiaron toros de El Juncoterciados en presentación y de escaso juego.Fabián Barba: Oreja y al tercio
Arturo Macías: Oreja y leves palmas.
Mario Aguilar:Dos orejas y leves palmas.Incidencias:
Al inicio del festejo la alcaldesa de Aguascalientes Lorena Martínez Rodríguez, hizo entrega de un reconocimiento a los subalternos en el retiro Elías y Vicente Esparza maestros de la academia taurina municipal._______La feria de San Marcos llegó a su fin, la tarde de este domingo 15 de mayo la exceptiva estaba puesta en el cartel extra que se añadió en el serial y que el público aceptó con beneplácito.Tres toreros hidrocálidos hicieron el paseíllo en una tarde en la que el ambiente contenía algo distinto, tal vez ansias de triunfo y escancias de esperanzas que fueron cristalizadas unas en mayor grado que otras.

Mario Aguilar ha vivido una de las tardes de mayor acoplamiento que los aficionados de su tierra han podido ver. Desde que el burel, por cierto el único que se tuvo recorrido y emotividad, Aguilar ha estado en plan grande.

El negro de bonita presencia remató con fuerza en los burladeros y en la vara, Mario quitó por ceñidísimas gaoneras de quietud, de serenidad, clavando las zapatillas en la arena para ganarse el olé sentido de sus paisanos.
Con parsimonia citó de largo al burel que tardó en ir a la cita, y cuando al fin lo hizo Mario trazo dos cambiados por la espalda de cercanía extrema y por delante pasándoselo con firmeza, al tercer intento por poco le prende y así encendió la mecha de lo que sería una explosión de algarabía.

A pesar de la debilidad manifiesta por el burel, Aguilar se inscribió en el recuerdo grato de esta feria al dejar una tanda por derecha con señorío y grandeza, para seguir por ese lado en la misma tónica pero ahora quedándose en los terrenos peligrosos y extrayendo pases de vuelta entera que provocaron el delirio en el tendido.

Tranquilidad, seguridad y corazón le impregnó Aguilar a su labor, prosiguió por ese lado en pases largos rematados con el de pecho eternizado al son de la pelea de gallos que ya para ese entonces se desgranaba del tendido alto.

Por izquierda consiguió el sometimiento, tanto que con un solo toque impidió que el burel buscara las tablas. Continuó por ese lado en torero, lió la muleta preparó la suerte suprema y dejó media un tanto trasera que fue suficiente para que doblara. La gente pidió el premio, el juez otorgó de botepronto los dos apéndices que Aguilar paseó por el redondel de su plaza.

Con el sexto de la tarde, el toro que cerró la feria, Mario estuvo dispuesto, variado con la capa y de muleta siempre se lo llevó a media altura logrando extraerle algunos pases de valía. Menos transmisión tuvo este burel de escasa presencia pero el de la tierra tuvo una labor férrea, alargó un tanto en el deseo de agradar y se puso pesado con las espadas para irse entre palmas.

Fabián Barba llenó de arrojo el ruedo de la monumental al situarse en el centro del redondel y de hinojos recibir a burel de El Junco con una larga afarolada y sacar el olé de las gargantas de la afición. Luego de la fuerte pelea en varas por parte del burel, Barba quitó por tafalleras y llegado el tercio final, el de Aguascalientes inició su labor de rodillas con firmeza muletazos para ya de pie rematar con el de pecho con garbo y torería.

Por derecha continuó en tandas largas ante la embestida del burel que careció de transmisión pero que dentro de lo que cabe dejó estar a Barba, pero poco a poco perdió movilidad y el de Aguascalientes no desistió en su afán de entrar en el ánimo de su gente, su labor fue de tesón y pundonor. Mató de entera en buen sitio para recibir merecida oreja.

Con su segundo un negro de briosa salida Barba lo volvió a recibir con larga afarolada de rodillas en el centro del ruedo, en un principio el burel parecía iría a más ya que peleó en varas y tenía buen tranco pero poco a poco se fue bajando en emociones y doblando los remos. Barba con él tuvo una actuación muy decorosa, a base de dejarle la muleta en los belfos le obligó a pasar por su muleta con inteligencia y serenidad. Pero pareciera que el público no se acababa de meter totalmente en su labor, pero para los entendidos fue una labor interesante, una muestra de técnica y sometimiento .Al final bernardinas y desplantes toreros en la cara pero falló con los aceros y hubo que calmar las ansias de triunfo solo con escuchar las palmas desde el tendido.

Macías ha tenido una primera labor de mucho tesón, al primero de su lote le saludó con dos largas de rodillas pegado a tablas y luego vinieron las verónicas también de hinojos y el remate arriesgado por dentro que levantó la pasión y el miedo en los tendidos.
Luego de la buena vara en la que cumplió, el famoso Cejas quitó por gaoneras con tintes de riesgo para rematar con el manguerazo de Villalta que provocó las emociones del tendido.
Tomado del estribo y con tranquilidad comenzó Macías su quehacer muleteríl, doblándose un poco con el astado para sacarlo de ese sitio. Ya en los medios el burel evidenció su debilidad doblando las patas delanteras desde los primeros trazos por derecha, el de Aguascalientes fue paso a paso y poco a poco construyendo una labor de mérito ya que las condiciones dadas no fueron las óptimas, el burel le pegaba feos arreones y Macías las aguantó estoico. Por derecha varias tandas obligándolo a pasar y por naturales hubo dos momentos de largueza pero el astado se le colaba por ese lado. Afán a raudales, al final cambios toreros por delante y manoletlnas de breve distancia. Lo despachó de entera tendida para llevarse una oreja que paseó gustoso ante las muestras de cariño de su gente.

Imposible fue el segundo del lote de Macías, aplomado a la arena completamente y Macías en disposición pero de ese astado muy poco habrá para recordar. Actitud y deseos del torero que puso la taleguilla a merced del burel, aguantando enormidades metido en sus terrenos, alargó la labor, falló con los aceros y se despidió entre leves palmas.

Al final Mario Aguilar salió en hombros mientras que sus compañeros fueron despedidos entre cariñosas palmas, todo esto mientras la banda municipal interpretaba las notas del la pelea de gallos, por última vez en esta feria 2011 que ha quedado ya para el recuerdo.

Así llegó con el colofón de esta feria sanmarqueña que nos deja múltiples emociones sobretodo en el rubro de la torería mexicana, en especial las buenas notas obtenidas por los toreros de esta tierra de gente buena.

 
  DE SOL Y SOMBRA

 

Por nombre, Arturo. Saldívar digno en Madrid.

Decisión y Firmeza.
Remate rodilla en tierra y por alto de Arturo Saldívar en su confirmación.

Plena Feria, pleno Madrid. Ambiente incomparable con aficionados mexicanos esperanzados y los parroquianos habituales que se estrellaron con el “error de Cuvillo” la sobre administración de las figuras y el derroche de fabulosa entrega del confirmante Arturo Saldívar.

Por: “El Guerra”

Y llego el día grande en el serial madrileño. 15 de mayo, día del Santo Patrono, día de San Isidro. Y con él, llegan Morante de la Puebla y su caravana andaluza, todos contentos porque en el día grande un poco de arte no caería nada mal, después de la semanita que habían tenido algunos.

Completaba el cartel Alejandro Talavante, venido a menos por estos días en Madrid, pero al que se le sigue esperando, ya no como el heredero de José Tomás, pero se le espera porque allá también andan necesitados de figuras no crea Usted y porque así somos de raros los aficionados a los toros. El ganado también de postín, Núñez del Cuvillo, después del triunfo de Sevilla, no podría fallar en Madrid.

El ambiente era de lujo, gente guapa en el tendido, todos los abonados puntuales y en domingo. Cuando de pronto los aficionados, los habituales comenzaron a ver entre sus lugares a una especie que por estos días se cree ya extinta, o es considerada un mito: los aficionados mexicanos.

De pronto el run-run en el tendido al ver a esos aficionados, alegres, nerviosos. ¿Por qué tanto mexicano? Preguntan los escépticos, pero alguien un poco mas avispado que el resto de la manada volvió a leer el programa y descubrió ahí entre los nombres de los dos jóvenes maestros, un nombre: Arturo, de apellido Saldívar para seguramente gritar sorprendido: “¡Coño, si torea un mexicano!”

Pero el grito debió de ser muy bajito porque hasta que no comenzó el paseíllo la gente se dio cuenta que aquello no era un mano a mano o una encerrona de San Morante de la Puebla en medio, de obispo y oro vestido, estaba el mexicano con cara de niño feliz, relajado, pensando: “Gracias por venir a mi fiesta”

La alegría que desbordaba el mexicano al público asistente al coso madrileño se le termino en cuanto finalizo el paseo. Como si al grito de “¡Uno, dos, tres!” todos los aficionados se pusieran de acuerdo y dijeron esto va a ser un mierda, un fraude y los cuatrocientos euros que pague se van a ir a las arcas de estos bribones.

El primero de la tarde de nombre “Aguador” comenzó a aguar el festejo. Castaño, chorreado, serio y feo, comenzó a enfriar el ambiente. Sin embargo, ilusionado Arturo salió con el ánimo desbordado, hoy quemaba Madrid. Y por momentos así fue. Tras la ceremonia de confirmación se fue a los medios y comenzó su faena de rodillas, los pitones del astado le rozaban la cabeza y la gente en silencio, no fue sino hasta el cuarto pase de la serie, cuando remato que la gente rompió en una ovación. El toro pasaba y repetía, lo cual no quiere decir que era bueno, como algunos periodistas taurinos apuntaron. Calamochaba en sus embestidas y buscaba las tablas.

Quizás Arturo, entre todo ese ímpetu que demostró, debió someter dejando la muleta en la cara para que el toro repitiera. Aún así su actuación fue más que decorosa, digna y muy entregada pero la plaza era un refrigerador en ese momento o esperaban que Saldívar matara ya para ver el embrujo de Morante. La ovación al “chaval mexicano” me pareció poca cosa, quizás si el toro no hubiese tardado tanto en doblar la petición de oreja hubiera sido mayoritaria. Quizás.

El segundo para Morante fue un astado indigno para Madrid. Ahí apareció la mano negra de su apoderado Curro Vázquez y aquel manjar que nos anunciaba un menú formidable se convirtió en una farsa. “Ya nos van a dar gato por liebre” pensaría muy serio el Lic. Bailleres desde su barrera de primera fila.

Ante ese intento de toro bravo era imposible cualquier cosa, la cara de “fuchi” de “San Morante” desde que se abrió de capa mando la señal: a otro cosa. Pero con su segundo fue igual, aunque el de la Puebla medio lo intentó pero es que hoy era imposible nos intentaba decir Morante entre puchero y puchero, mismos que se producían entre pase y pase. Hoy ni el toreo de capa le salió, solo dos verónicas se salvaron y una media insípida, después un trincherazo y a sudar el terno con la espada. Mal hoy un repuestito Morante -con varios kilitos de más- mal su gente que lo maneja y que lo está convirtiendo en una caricatura de lo que algún día fue.

Talavante no se encuentra a gusto por su tierra. Después de su gran temporada americana y de un inicio de temporada española sensacional, su paso no levanta y estamos ya por Madrid. Ayer no tuvo colaboradores pero su toreo no dijo nada. Parecía un sonámbulo o más bien un alma en pena con ese vestido blanco y plata. Con el quinto lo intento un poco más, pero en su rostro inexpresivo reflejaba su frustración e impotencia, mismas que nos contagio a todos.

El sexto de la tarde rompió con el desfile de astados descastados que habían desfilado por Las Ventas hasta ese momento. Sin ser un toro que valiera en alto grado, tenía un poco más de fuerza y de codicia que el resto. Arturo saco la gasolina, prendió el cerillo e incendio con su energía, valor y frescura la nevera venteña. El inicio de faena con la muleta fue espectacular, a lo Pedrés. Los cambiados despertaron a la afición. Los naturales con la mano muy baja sellaron un gran debut de Arturo. Lástima que pincho porque la oreja ya la tenía ganada.

¿Y como dicen que se llama este “chaval mexicano” que se quiere comer el mundo?

Se llama Arturo Saldívar y si Dios quiere lo van a ver muy seguido sobre la arena de Las Ventas.

Twitter: @Twittaurino

Ficha:

Madrid. Plaza Monumental de Las Ventas. Feria de San Isidro 2001. Lleno de “No hay billetes”. 6 Toros, 6 de Núñez del Cuvillo, mansos en general, descastados y justos de presentación, protestados segundo y tercero. Morante de la Puebla (Esperanza y oro) Silencio en su lote con aviso en el segundo. Alejandro Talavante (Blanco y plata) Silencio en ambos. Arturo Saldívar, que confirmó su alternativa (Obispo y oro) Ovación con saludos en ambos.

Saldívar confirmó con Aguador de Núñez del Cuvillo, colorado chorreado.

Ovación para Diego Silveti en Barcelona

Sol y Sombra

Fernando Adrián ha salido en hombros tras cortar dos orejas en el festejo celebrado esta tarde en la plaza de toros Monumental de Barcelona, una novillada de Garcigrande de juego desigual con la que el novillero madrileño trató en todo momento de hacer las cosas bien. Damián Castaño y Diego Silveti, que también mostraron disposición, fueron ovacionados con su lote.

Fernando Adrián cortó una oreja del tercero, un novillo que se arrancaba de lejos y la tomaba con nobleza. El novillero madrileño lo muleteó con temple y suavidad por ambos pitones. Supo medir los tiempos y rubricó su labor con una gran estocada. Otra oreja cortó del sexto, al que saludó con variedad de capote y con el que protagonizó un eléctrico tercio de banderillas, citando de rodillas y ejecutando al quiebro. El novillero consiguió levantar una faena en la que hubieron naturales profundos y derechazos firmes y en redondo. Tras un pinchazo hondo y una estocada, cortó la oreja que le acreditaba como el triunfador de la tarde.

Diego Silveti se lució en las verónicas de recibo e inició su labor muleteril por estatuarios, para luego lancear con las dos manos a un novillo de embestida poco clara y terminar por bernardinas. Le costó cuadrar a un animal que no le dejaba perfilarse y pinchó en la primera entrada para rendirle de una estocada.

En el quinto, uno de lo mejores de la tarde, volvió a lucir su buen estilo capotero en la verónicas de recibo y en un quite por gaoneras. Tras brindar a un paisano ubicado en el tendido 2, se fue al platillo y citó de largo para un lance por la espalda. Fue lo mejor, después mató de pinchazo y media estocada.

Damián Castaño dejó ver sus intenciones al recibir a portagayola al primero, un toro de Domingo Hernández que llegó a la muleta sin fondo. No quería irse de vacío y salió a darlo todo con el cuarto, mató de una estocada recibiendo, pero el toro tardó en doblar y tuvo que conformarse con una ovación.

Barcelona, domingo 15 de mayo de 2011, Un cuarto escaso de entrada. Novillos de Domingo Hernández, bien presentados (excepto el primero) y nobles. Aplaudido en el arrastre tercero, cuarto y quinto. Damian Castaño, silencio y ovación. Diego Silveti, ovación y silencio. Fernando Adrián, oreja y oreja. 

Radar Taurino Administrar la Abundancia. Cierre San Marcos 2011.

“El Encierro” aguarda, Aguascalientes ¿También? (Foto: Rafael Cubero @YiyoCubero)

Una novillada, un encuentro de Escuelas Taurinas, una “Oreja de Oro” y una corrida extraordinaria componen un incomparable cierre, al menos en el pasado reciente, de la Feria de San Marcos en su edición de 2011. Jornada extraordinaria que representará una muy importante, prueba para una de las ciudades más taurinas de México, justo cuando otro de sus hijos predilectos se juega su destino en pleno Madrid. Aguascalientes tiene una prueba de fuego de cara al comienzo de prometedor futuro.

Por “Puntillero

Se ha ido Jorge Díaz Serrano, una de las leyendas negras de la “docena trágica” mexicana. Se fue, por supuesto, en medio del juicio histórico que acompaña a hombres como él. Que más que juicio es el cadalso casi unánime de la hoguera. Injusto quizá.

La de este año en Aguascalientes ha sido una de las apuestas taurinas ganadoras mejor trazadas últimamente. Reconocerlo es un deber. Igual que la Plaza México la Temporada Grande anterior, San Marcos ha logrado mejora en público y relativo éxito artístico. Nuestros cuestionamientos hacía el toro en ambos escenarios siguen intactos, es algo que aún hay que mejorar.

Pero ahora que Díaz Serrano ha muerto, justo el 25 de Abril pasado, día tan señalado, y tras haber asistido a varios de los festejos san marqueños, tengo la impresión de que muchos se encuentran con los colmillos bien afilados. Pues de la Feria que ahora concluye, desprenden y ven que Aguascalientes debe prepararse para “administrar la abundancia” Que ha llegado el momento esperad. Y vaya que hay –económicamente- “indicadores” que hacen pensar a priori que ha es tiempo de abrir la “CUFIN”1 taurina y distribuir de inmediato dividendos.

Calma señores. Analicemos.

Cuatro matadores de toros hidrocálidos ocupan los primeros siete u ocho lugares en el escalafón mexicano. 2 de ellos, Joselito y Arturo Saldívar, confirmarán su alternativa en Madrid, mientras que Arturo Macías y Juan Pablo Sánchez representan –increíblemente- el pasado glorioso y la expectativa alta del futuro. Sí, es ilusionante.

Llenos, pasión, una naciente rivalidad que corre calladamente por los merenderos, disputas taurinas, parecen encender el ambiente en la capital hidrocálida, al grado que hay las suficientes condiciones para incluso ofrecer una “Corrida Extraordinaria” sumado a la novillada de éste viernes que ya arroja a Efrén Rosales como triunfador, la “Oreja de Oro” que tiene a César Delgadillo como favorito y el cierre dominical que marcará el encuentro entre Fabián Barba, el “abatido” Arturo Macías y el renacido Mario Aguilar. Y por si fuera poco, un Encuentro de Escuelas Taurinas (hidrocálidas ambas) en la Centenaria San Marcos cerró el primer día. Imposible pedir más.

Y además, el domingo anticipo una entrada incomparable en los Merenderos a medio día para contemplar por televisión el compromiso madrileño de Arturo Saldívar en vivo. Si todo remata bien, comenzamos ya con una salida a hombros en la novillada hoy, Aguascalientes rematará una jornada su jornada histórica por todo lo alto. Ese es el síntoma de un buen panorama, ambiente, indicio de afición taurina.

Ojalá y las entradas reflejen mañana en la Oreja de Oro y en la Corrida extraordinaria la mejor muestra que nos haga pensar que la Feria puede producir un extraordinario futuro que aquí y ahora ni siquiera sospechamos mínimamente, y que es la afluencia de público, captar nueva clientela, que de ser así, sería eminentemente local. Ah y claro, con el toro por delante.

Pero, así como el ingeniero Díaz Serrano decía que el crudo, para ser bueno, necesita tener muy poca concentración de azufre, el Toreo para impregnarse en el alma y el ser del potencial taurino debe procurar estar muy concentrado, sin acrimonias o secesiones innecesarias. Consigno lo que vi, nadie me cuenta en Aguascalientes. El espectador, la mayoría de la “crítica”, los políticos e increíblemente algunos taurinos, están más preocupados por los intereses y la coba, se fijan en niñerías. Le agregan altas cantidades sulfúricas al oro negro y se preguntan si un rabo o una “Pelea de Gallos” quitan o dan sitio a los toreros.

Y hasta sugieren leyendas negras que surgen derivadas del cambio de apoderamiento de Macías, influencias familiares o de autoridad en la concesión de trofeos, que por exagerados convierten la sugerencia en innecesaria sospecha. Cuidado autoridades. Si los políticos desean apoyar y mejorar la tan importante regulación taurina, deben hacerlo con base en conocimiento taurino y con independencia, lidiando natural y no a la contra del toro de la legislación.

Más allá de leyendas y penumbras, existe una versión que indica que uno de los pocos opositores a la famosa “Administración de la Abundancia” fue Jorge Díaz Serrano. Cierto o no, la realidad es que nunca le perdonaron la “baja” del oro negro que desplomó los sueños no solo políticos de muchos. Taurinamente, Aguascalientes se encuentra de cara a la ilusión de amparar bajo su sensibilidad un futuro taurino de jornadas como la de este fin de semana. Pero adelantar la suerte en los toros jamás es recomendable. Y eso lo saben quienes dirigen el espectáculo taurino en la región. Temple, que aún queda mucho camino por recorrer.

Aquella “torpeza política” de no administrar lo que parecía abundancia “puso en evidencia que a pesar de lo mucho que México ha progresado en lo material, quienes lo gobernaron en el pasado sexenio, no obstante sus méritos académicos, no alcanzaron la madurez emocional suficiente para frenar sus elementales pasiones” Hoy de cara a ese futuro taurino tan ilusionante que se está forjando a penas no debemos confundir sino aguardar y ver que en la frase que prologa la autobiografía de Díaz Serrano hay algo de cierto.

Nuestra afición ha de madurar con los años, quizá maduremos con esta generación de toreros. Ojalá y que esta sea la Feria que siembre en definitiva la cosecha del mañana pues el calendario marca un 5 de noviembre ideal para confrontar con ocho toros a los cuatro toreros puntales de Aguascalientes, con llenos, difusión, economía andante, bravura por delante y… No adelantemos más que acabaremos con “administrar la abundancia” con el toro de la ilusión. Y aquí el desafuero nos lo daría la historia.

@Twitter: CaballoNegroII

 
 
 
 
 

Madrid. Feria de San Isidro

 
(Foto: Javier Arroyo)

El mexicano, que saluda las dos únicas ovaciones del festejo, sorprende por su desparpajo y firmeza de plantas

Por Redacción APLAUSOS

6º) Saldívar anduvo con mucho desparpajo, disposición y valentía en el sexto. Arrancó la faena de muleta con una pedresina y varios pases cambiados en los medios y luego volvió a poner de manifiesta su tremenda firmeza de plantas en una labor a menos pero que contó con varios naturales de importancia. Aún tiene que pulir muhcas cosas, pero desde luego su actitud de esta tarde ha sido irreprochable. OVACIÓN CON SALUDOS.

5º) Mansea el bizco quinto en el caballo y, aunque no tiene clase, tiene chispa y emoción en sus embestidas, veloces y ágiles, más en la línea del toro que abrió plaza. Talavante está dispuesto pero sin brillo con él. El toro, con la cara siempre muy suelta, tampoco se lo puso sencillo. Lo mejor, el quite por chicuelinas de Saldívar en su turno correspondiente. SILENCIO.

4º) Morante deja algún lance estimable a la verónica con el cuarto, que cumple en el caballo y no dice nada en sus embestidas en la muleta. Hubo belleza, armonía y gusto en el comienzo de faena pero la labor del de La Puebla nunca llegó a tomar vuelo por la deslucida condición de su oponente. Pinchó con la espada. SILENCIO.

3º) Tampoco gusta la presentación del tercero, que cumple con discreción en los primeros tercios y embiste bien por el pitón izquierdo en la muleta, por donde Talavante torea con limpieza pero sin conectar con un público que está frío y no echa cuentas al extremeño seguramente por la escasa entidad del animal lidiado. Mata mal. SILENCIO.

2º) Feo y mal presentado el segundo, un toro que además fue muy deslucido e impidió que Morante pudiera lucir. El sevillano abrevió y el público silenció su breve labor. SILENCIO.

1º) Suelto y sin fijeza en los capotes el colorado primero, que apunta detalles de mansito en los primeros tercios. Se duele y echa la cara arriba en banderillas y llega a la muleta con viveza y emoción aunque embiste con la cara suelta y mucha informalidad. Además, desarrolla un gazapeo molesto y no se lo pone fácil al confirmante Saldívar que, muy seguro y firme de plantas, ataca desde el principio, echando las dos rodillas a tierra para ligar desde los medios una primera serie de derechazos. La decisión y la entrega preside toda su labor, atropellada en ocasiones pero intachable en su actitud y su querer. Un final por apretadas manoletinas y media estocada tirándose cuando todavía no habían parado los palmas provocó una leve petición de oreja. SALUDOS TRAS LEVE PETICIÓN.

Madrid, 15 de mayo de 2011. Toros de Núñez del Cuvillo, desiguales de presentación y de poco juego en general. 1º) Informal, con viveza y complicaciones. 2º) Mal presentado y deslucido. 3º) También al límite de presentación y manejable por el pitón izquierdo. 4º) Noble pero soso y a menos. 5º) Con movilidad pero desclasado. 6º) Manso y a menos, hasta terminar rajado. ARTURO SALDÍVAR: Ovación con saludos tras leve petición y ovación con saludos; MORANTE DE LA PUEBLA: Silencio en ambos y ALEJANDRO TALAVANTE: Silencio en los dos. Entrada: Lleno de “No hay billetes”.

Madrid. Feria de San Isidro

(Foto: Javier Arroyo)

El segoviano, dispuesto y valiente toda la tarde, pierde la oreja del exigente quinto con la espada

Por Redacción APLAUSOS

6º) El berrendo quinto hizo cosas buenas en los capotes pero mermaron sus facultades un par de volteretas. Sacó nobleza y temple en la muleta de Larios, que lavó su imagen exhibiendo buenas maneras toreando sobre ambas manos. Se gustó el torero, que por momentos pudo relajarse con las pastueñas arrancadas del santacoloma de Flor de Jara. Lo mató de una gran estocada. OVACIÓN.

5º) El quinto se movió más y mejor -sobre todo por su humillación- en los capotes y peleó de menos a más en el tercio de varas: si manseó en el primer puyazo, en el segundo empujó metiendo los riñones con fijeza. A la muleta llegó con chispa, movilidad y empleándose, pero al mismo exigiendo una barbaridad. Conforme fue avanzando la labor de Barrio se fue poniendo más complicado, marcando en varios momentos la voltereta. Barrio lo recibió de nuevo por tafalleras en los medios intercalando después una chicuelina con varias verónicas de mayor disposición que brillantez. Muleta en mano puso a todos de acuerdo toreando sobre la diestra en las dos primeras series. Luego, el utrero fue sacando dificultades pero éstas no amilanaron al torero, que no volvió la cara nunca e hizo el esfuerzo. Mató de estocada caída que deslució su labor. OVACIÓN CON SALUDOS.

4º) Más noble y manejable el cuarto, Larios, que brindó la faena de muleta a su subalterno Vicente Yestera, no logró de nuevo el acople necesario y se vio podido por la responsabilidad de la tarde. No entendió las condiciones de su oponente, que por otro lado acabó aburriéndose en su embestida tras alcanzar varias veces las telas del novillero. Mató de un bajonazo muy feo. SILENCIO.

3º) Susto de Víctor Barrio de salida, que se va a los medios a recibir por tafalleras a su novillo y, al rematar de rodillas con media verónica, es prendido a la altura del bajo vientre y en su huida es perseguido por el novillo desde el centro del ruedo hasta las mismas tablas, tomando el olivo y librándose de la cornada in extremis. Buen tercio de varas a cargo de Luciano Briceño. Barrio, que brindó al público, se puso firme y lo dio todo con otro animal complicado, que desarrolló sentido y a punto estuvo de coger al torero en varias ocasiones. Se tragaba bien los dos primeros muletazos pero se venía al bulto en el tercero, poniendo en apuros al segoviano, que no escatimó esfuerzo alguno. OVACIÓN CON SALUDOS.

2º) Importante saludo capotero de Jiménez Fortes al segundo. Lo recibe el malagueño con templadas verónicas, ganando siempre terreno y rematando en los medios con una muy torera media. Quita de nuevo a la verónica y vuelve a gustar la media final, de frente y a pies juntos. En su turno toreó por gaoneras abriendo el compás Víctor Barrio. Fortes, corneado en el inicio de faena en la cara externa del tercio medio del muslo derecho, siguió la lidia del peligroso y deslucido utrero. Aguantó coladas del de Flor de Jara y fue volteado en otra ocasión, levantándose de nuevo como si nada y exhibiendo mucho valor en todo momento. La herida del muslo no sangra mucho, por lo que se espera que no revista excesiva gravedad. Mata de estocada tendida volcándose, descabella una vez, falla y el novillo se echa. La cornada, según el doctor García Padrós, es de 20 centímetros y ha afectado al músculo vasto externo. El novillero ha sido operado en la enfermería de Las Ventas y ha sido trasladado a la Clínica La Fraternidad. OVACIÓN CON SALUDOS. Pasó por su propio pie a la enfermería.

1º) Cárdeno lucero girón y calcetero el primero, que peleó de más a menos en el caballo, donde cobró lo suyo, y tomó los capotes sin terminar de descolgar. Entró en quites Jiménez Fortes, que se ciñó por chicuelinas. Manuel Larios, con la muleta, ni se acopló ni estuvo a gusto con un utrero de desiguales embestidas y que fue a menos pero que tampoco fue dominado por el novillero pacense. Lo despachó con brevedad. SILENCIO.

Madrid, 16 de mayo de 2011. Novillos de Flor de Jara. 1º) Desigual. 2º) y 3º) Complicados y peligrosos. 4º) Más noble y manejable, aunque terminó aburrido. 5º) El de más entrega y emoción, pero muy exigente y complicado. 6º) Bueno, noble, templado y con calidad. MANUEL LARIOS: Silencio, silencio y ovación en el que mató por Jiménez Fortes; JIMÉNEZ FORTES: Ovación con saludos tras ser herido y VÍCTOR BARRIO: Ovación con saludos y vuelta al ruedo tras petición. Entrada: Casi lleno.

 

Talavera de la Reina

(Foto: Jacinto Sánchez)

La terna se reparte seis orejas en una entretenida tarde de toros

Por Julio César Sánchez

El Fandi, José Mari Manzanares y Miguel Ángel Perera han abierto la puerta grande en el festejo que se ha celebrado esta tarde en la plaza de toros toledana de Talavera de la Reina. El extremeño anduvo muy poderoso con su primero, el toro de mayor chispa del noble aunque soso encierro de Garcigrande y Domingo Hernández. Hubo muletazos largos y despaciosos, de gran largura y sometimiento. Impresionante labor del extremeño, tremendo de sitio y poder. Estoconazo y dos orejas. Con el otro, más mirón y vencido hacia el torero, volvió a estar muy firme, sobre todo en el arrimón final, aunque echó todo a perder con los aceros.

Antes, El Fandi logró sendas orejas tras dos labores en la que toreó con vistosidad de capa, armó su habitual alboroto en banderillas y dejó algunas series templadas, especialmente con su segundo. Manzanares, por su parte, obtuvo un trofeo por una faena en la que comenzó sobando al toro, sin meterse con él para, poco a poco, ir bajando cada vez más la mano y torear con la estética y el empaque que acostumbra, y arrancó otro del quinto, un toro que tuvo clase pero que duró un suspiro, apenas un par de series.

Talavera de la Reina (Toledo), 16 de mayo de 2011. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández, nobles y manejables aunque sosos, salvo el 3º, con más chispa. EL FANDI: Oreja con petición de la segunda y oreja; MANZANARES: Oreja con petición de la segunda y oreja; MIGUEL ÁNGEL PERERA: Dos orejas y silencio. Entrada: Tres cuartos.

El Fandi, Manzanares y Perera dieron una gran tarde. (Foto: Jacinto Sánchez)
 
 
 
 
 
 
TEQUILAZO DE SALDÍVAR
Crónica de C.R.V.

Arturo Saldívar. Madrid.

Actuación de Arturo Saldívar en su confirmación de alternativa en Las Ventas.

Irrumpió como un mariachi de los de  antes en la barra del bar. Haciendo ruido de pólvora. A la que se puso de rodillas frente al viento y los pitones del toro en la boca de riego, fue puro tequila. Jalisco en vena. Saldívar era ese tipo sin nombre que se llama Arturo encuadrado en un cartelazo. No lo fueron a ver porque no les existía. La people del glamour fue a ver a Morante. Y luego a Talavante. Y se dio de bruces con un mexicano revólver en mano, firme y de actitud de batalla torera. La suerte le dejó el lote en sus manos. Pero como no le conocían, al público se le fue su primera faena sin verlo. Le echaron poco en cuenta. Se reengancharon en el sexto, pero entonces al torero le dio por pinchar. En este Madrid que puede pasar de todo, hay días en los que hay que hacer ruido doble. Cuando llega predispuesta a lo fino, día de clavel, lo que no sea de arte, como que no se reconoce. 
Tiene estas cosas Madrid. Primer día fuerte, primer cambio en riada de público. Morante llama. Llama Talavante. ¿Qué iba a llamar un tal Arturo? Y como no suceda lo evidente, pues es como si no pasara nada. No se reconoce lo que no se va ver. Como apenes se reconoció la corrida de Cuvillo, con un primer toro que se tapó mucho en su mucha cara, un segundo no se si más feo que chico y un tercero estrecho y zancudo. El resto si. Todos de condición buena por pacíficos,  pero a menos, escasos de fondo y con un quinto astifino y de movilidad geñuda. No fue la corrida pensada y no fue la tarde pensada de Morante. Se resume pronto lo del  de la Puebla: se salió a los medios con el chico segundo, toro sin credibilidad de salida por chico y menos luego por falto de casi todo y a la que le dobló las manos se dobló él para tocarle los costados.
El burraco cuarto fue toro suave, sobre todo por el pitón derecho, por donde se le jalearon un par de buenos  lances y en la muleta una tanda muy compuesta  con la derecha a la que le cobró el cuarto pase, el toro no podía con él y dobló manos, y otra con desarme al pisarle la muleta. A menos el toro y a menos todo. Con este muy poco, la people cara se las iba a tener que apañar con Talavante, que hizo una faena larga, a raros templada y con cierta cadencia, al tercero, toro sin llenar, de buena condición, pero muy protestado. La faena fue como su inicio: llamó la atención en tres estatuarios desde el centro del ruedo y desame en el remate de la capetillina. El quinto, serio y astifino, huyó del peto luego de hacerse el frío, pero arreó mucho, de genio, en una faena paciente y valiente de Talavante cuya  gran virtud fue ser pacífico con la muleta frente a la violencia que se le venía encima. De trago, hasta que el toro se vino abajo. Pasó bien el trago Talavante, en una faena de aguardiente y machos atados. 
Y sin su Morante y su Talavante, les quedaba uno de  un pueblo que se llama Teocaltiche, estado de Jalisco, tierra del mariachi y del tequila. Con unos cuantos se debió llegar a la plaza el mejicano pues arrreó como en batalla. Manso, de cuerna descarada,  de movilidad suelta y fuerte fue el de la confirmación. Y con el viento en contra, le tiró una pedrada suave a modo de brindis, ahí la llevas nomás,  al apoderado (supongo) para ponerse de rodillas en el centro del ruedo y dejarse llegar la cara del toro, muy suelta, cerca del cuerpo. Lo cerró buscando más dominio y allí el que marcó terreno fue él y no el toro. Firme siempre, con el frió del tendido como respuesta, con la derecha y con la izquierda. Y sólo le hicieron caso en las manoletinas del final. 
En el sexto ya le conocían. Es mejicano. De donde dice usted. De México. Ah. Fue el de Cuvillo toro más pacífico, abierta la cara  y más suave, a pesar de la lidia desordenada que tuvo. Otra vez en los medios, esta vez con una predesina y tres cambiados de roce en el cuerpo.Y luego muleta adelante y compás abierto en tandas en donde, por sobrar , sobró tequila, arrebato, pero eso se pule. Comenzó a rajarse el toro y el final de faena decayó y más con la espada, que viajó sin tino. Lo que pudo ser grande, se quedó en saludos desde el tercio. Pero ya le conocen cuando vuelva. Es bueno para México y para nosotros. Se dice así. Teocaltiche. Y se escribe con letra de un mariachi.
 
 Plaza de Las Ventas. Sexto festejo de San Isidro. no hay billetes. Toros de Núñez del Cuvillo, de dispares hechuras -chicos segundo y tercero, más hechos los restantes- y de dispar condición. Mejores primero y sexto, más complicado el quinto. Morante de la Puebla, silencio en ambos; Alejandro Talavante, silencio en ambos; Arturo Saldívar, que confirmaba alternativa, ovación tras leve petición y ovación.
 
 
 
 
 
 

 El mexicano estuvo importante con una impresentable corrida de Cuvillo

La ambición de Saldívar nos saca de la decepción

En el sexto, cuando casi habíamos perdido la esperanza, se fue Saldívar al centro del ruedo para brindar un toro que había manseado en el caballo. La tarde nos había crujido por caminos ambiguos: los toros de Núñez del Cuvillo, que embisten allá donde van, salieron descastados, mansos, de poco juego, leves notas que sumar. 

Saldívar da un pase de pecho con la rodilla en tierra a su primero

Saldívar da un pase de pecho con la rodilla en tierra a su primero – Foto: Luis Díaz

15 Mayo 11 – Madrid – Patricia NAVARRO

Pero sobre todo, impresentables. Sin remate, fuera de las hechuras de la casa, y muy por debajo de lo que es el toro de Madrid. El cabreo fue creciendo por momentos, equilibrado por otros y reconciliados cuando Saldívar, mexicano de nacimiento, entregó a Madrid todo lo que tenía y más. Y mucho tiene. Se fue al centro para brindar y hasta en el modo de hacerlo se intuía la seguridad, el aplomo. De cemento armado hay que tenerlos (el valor, se entiende) para esperar al toro, que galopaba sin demasiado control, con la muleta plegada en la mano izquierda, y justo en el último instante, cuando se desvela el enigma, cambiarle el rumbo al toro para pasártelo por la espalda.

Entró la gente en la faena, ahí en los dos pases cambiados que siguieron. Y ya nunca jamás le negaron la atención. Acudió el toro con movilidad, incluso con prontitud, pero no acababa de emplearse en el engaño, rematando el viaje por arriba. Lo que transmitía Saldívar es que poco le importaba; pasara lo que pasara él iba a estar atornillado a la arena. Pecó de brevedad en las primeras tandas, más ligadas, y luego se encajó en series de naturales de bella factura. Por encima de ambas, una ambición que deja atrás a muchos de los que ya han pasado por estos lares.

La espada le falló, no las intenciones ante su primero, con el que lo tuvo clarísimo. El toro tuvo más presencia, pitones, manseó en varas, qué demonios, no quería ver al caballo y le esperó también en el centro del ruedo, pero con las dos rodillas en tierra. Cuando el hambre por ser alguien aprieta, los miedos se achantan. Cabeceaba el toro feo, molesto, imposible hubiera sido para muchos… Solventó el mexicano, que se puso firme, inamovible… Menos contundente con el acero, todavía así hubo petición. Sin trofeo, se llevó la tarde. Una corrida condenada al fracaso de antemano con toros así, y una plaza que se sabe por dónde respira.

El público había venido a ver a Morante. Pero nos fuimos con los bolsillos vacíos y aires de decepción. Se protestó por pequeño, y con razón, al segundo. Para consumar el desastre, mostró el toro las fuerzas justas, vino el viento a vernos en ese momento, justo en ese momento, y por ver, no vimos más que una faena de aliño. Intentó el toreo a la verónica al cuarto y la media le quedó arrebujada al pitón. Apagado el toro, pasado también por el caballo, la faena nunca tomó consistencia. Ora perdía Morante la muleta, ora perdía las manos el toro… Punto final. Desilusión colmada en los tendidos.

Tampoco tenía remate el anovillado tercero de Talavante. Creímos tener faena cuando la comenzó por estatuarios en el centro del ruedo a un toro que se movió, sin rematar pero manejable. De más a menos le quedó el trasteo. El quinto tuvo una agilidad de cuello descomunal, pero además no agradecía el esfuerzo. Con menos problemas iba por el izquierdo, pero la faena no llegó a tener eco en el tendido. Lo dicho, el mexicano recién llegado para confirmar, les ganó el pulso.

Las Ventas (Madrid). Sexta de San Isidro. Se lidiaron toros de Núñez del Cuvillo, bajos de presentación, anovillados, de feas hechuras, mansos y poco juego en conjunto. El 1º, manso y difícil; el 2º, deslucido; el 3º, manejable; el 4º, tardo y apagado; el 5º, con mala clase; y el 6º, con movilidad, pero sin emplearse. Lleno. Morante de la Puebla, de verde hoja y oro, pinchazo hondo, descabello (silencio); cuatro pinchazos, estocada, aviso (silencio). Alejandro Talavante, de blanco y plata, pinchazo, casi entera (silencio); media tendida, descabello (silencio). Arturo Saldívar, que confirmaba alternativa, de nazareno y oro, casi entera (saludos); pinchazo, estocada caída (saludos).

 

 

 

Saldívar, honor y orgullo mexicano

Foto: Efe | Vídeo: Sogecable

Zabala de la Serna | Madrid

Actualizado lunes 16/05/2011 09:49 horas

Ambiente de gala. Primer día de San Isidro en serio. Los propietarios de los abonos se hicieron presentes. Esperanza Aguirre recibió una ovación a su llegada al palco de la comunidad; Gallardón más desapercibido ocupó el del ayuntamiento.

Al aroma de Morante las “biutiful” acudió. No sabían que confirmaba alternativa Arturo Saldívar. Ni lo sabían ni lo conocían. Y cuando terminó su faena al toro de la confirmación no se habían enterado, que es peor. Saldívar estuvo hecho un tío. Por encima de un cuvillo de astifinos pitones hasta las cepas. Desarrolladas defensas y bajas hechuras. Pinta colorada chorreada en verdugo. Suelto de caballos, soltaba también mucho la cara. Calamocheo violento. El hidrocálido arrancó faena tras la ceremonia de forma impresionante: de rodillas en los medios con los pitones pasándole por la cabeza. Listo y despejado, cerró al toro en las rayas del tercio del “9” y lo gobernó por abajo y se lo pasó de verdad. Por una y otra mano. Hubo una serie de naturales interrumpida que alumbró siete u ocho. No cedió un paso. Fuese como fuese el cabezazo cuando se salía por encima del palillo. La gente estuvo fría. La ovación se me hizo corto premio. Las vueltas al ruedo están para algo.

Morante se estrelló contra el chotacabras que es especie protegida por su apoderado y su veedor, Curro y Antonio Vázquez. Chico y feo. Y topón. Andaba raro. La lidia tampoco fue modélica que digamos. Faena breve por imposible. Vacío el torete para colmo. El cuarto se tapaba algo más. Normalito a secas. Dos lances por el pitón derecho y una trinchera y un par de derechazos hicieron honor a la fama de José Antonio el de La Puebla. El toro no valía un duro, y lo poco que valía Morante no anduvo fino. Tironero más bien. Se eternizó con la espada. Cuvillo cómplice, por cierto.

Talavante se justificó con el genio del bizco quinto. Que cuando perdió el genio por aburrimiento más que por sometimiento demostró que ya no se comía a nadie. Vaya forma de andar y lidiar de una figura, que anduvo como un sonámbulo con un 3 de lavada expresión y opciones por el pitón izquierdo. Una deriva de terrenos fue aquello.

El sexto traía la cara abierta. La lidia no mejoró en sus arreones desordenados al caballo. Pero Saldívar estuvo dispuestísimo siempre. Otro volcán el principio de faena. Actitud entre las oleadas sin ritmo hasta que se rajó el cuvillo. Qué imagen más potente la del mexicano.

Ficha:

Monumental de las Ventas. Domingo, 15 de mayo de 2011. Sexta de feria. Lleno de no hay billetes. Toros de Nuñez del Cuvillo, muy desiguales, una escalera, impresentables el topón 2º y el noble 3º, de buen pitón izquierdo; el armado 1º soltaba la cara con violencia; el normalito 4º no valió nada; el manso y bizco y astifino 5º se movió con genio y duros pies; a arreones embistió el descompuesto 6º de abierta cara hasta que se rajó; manso y desrazado conjunto.

Morante de la Puebla, de verde esperanza y oro. Pinchazo hondo y descabello (silencio). En el cuarto, cinco pinchazos y estocada. Aviso (silencio).

Alejandro Talavante, de blanco y plata. Bajonazo alevoso y media estocada (silencio). En el quinto, estocada tendida que escupe y descabello (silencio).

Arturo Saldívar, de nazareno y oro. Estocada corta tendida (petición escasa y saludos). En el sexto, dos pinchazos y estocada defectuosa (saludos desde el tercio).

La hora de la verdad

Daño irreparable

16 MAY 2011 09:38

No valen paños calientes. Los culpables del fracaso del 15-M tienen nombres y apellidos. Fracaso desde el planteamiento de ir a colar una corrida de Cuvillo de contrabando. Por debajo de la mirada de la autoridad, que mira para otro lado. Las Ventas estaba llena hasta la bandera al conjuro de un nombre: Morante de la Puebla. Su responsabilidad es la primera. La de una figura del toreo. La de su apoderado. La de su veedor. Pero ya se sabe en el planeta entero taurino cómo funcionan su apoderado y su veedor. A golpe de escándalo. Los fabulosos Vázquez boys. El daño es irreparable.

Lo que ha ocurrido en la Monumental de Madrid no es fruto de un accidente. Ni de un descuido. Se ha hecho con premeditación y alevosía. Honra a Núñez del Cuvillo haber pedido perdón a la afición en Twitter nada más acabar el bochorno. De los errores se aprende, ha dicho. Y de ellos debe sacar uno principal cuando también, como él, se está en la cumbre: no te dejarás mangonear. Álvaro tiene en su finca de El Grullo un cercado con toros de primera que le dan mil vueltas a los que pisaron Las Ventas, que para mal de males no embistieron. Y sin tocar las corrida del 18 de mayo.

Una cabra como el segundo no pasa ni en Jerez. Ése era tan impresentable como el feo y bizco quinto. Como el tercero de cara lavada. Como el basto sexto de cara abierta. ¡Qué escalera! Vergonzante. Un insulto a Madrid.

No valen escusas de taurinillos de tres al cuarto. Que son siempre las mismas, por cierto. Cuando se viene a Madrid en las cifras que vienen Morante y Cuvillo (más de 300.000 euros entre los dos), hay que responder con la misma categoría.

Las cámaras de las autonómicas y Digital Plus difundieron el “evento” para toda España. Y el valor de Arturo Saldívar.

 

La cuadrilla

Morante, las cosas de las cosas

16 MAY 2011 12:28

Le echaré de menos. Es el torero más distintivo del escalafón. Nada nuevo. Ha pasado por Sevilla y por Madrid fugaz. Le queda la Beneficencia, pero es el 8 de junio, A saber cuántas cosas pasarán y cuánto, seguro, nos aburriremos. En estas tardes, me acordaré de Morante, diana de la ira con la corrida de Cuvillo, sorprendente en su cara más hosca.

Morante no es Curro Romero ni Rafael de Paula. Me explico: en esencia, por su concepción artística, sí lo es o puede asemejarse. Pero, dado que es el torero de arte con más valor y capacidades técnicas, su nombre se repite en las grandes ferias al lado de las otras figuras, sin matiz diferenciador alguno. Morante torea con todos y en todos sitios. Su nombre en sí, por repetido, no es un acontecimiento extra como podía serlo el de Romero abriendo un cartel de treinta años para acá.

De esas figuras ha sido, pues, la primera en comparecer en esta feria. Y lo hacía con dos, en principio, garantías: la fecha y los toros. Y el tiro salió equivocado. La de San Isidro venía siendo una jornada festiva, cómoda, populachera. No fue así este domingo: la gente parecía llegada de la oficina a la plaza un martes cualquiera. Con la sensibilidad -me remito a la “calurosa” acogida del comienzo de faena de Saldívar de rodillas frente a la locomotora de su toro de la confirmación- en mínimos, quién sabe si por el fresquito, esa presunta ventaja de la fecha quedó pronto anulada. Y mucha culpa de ello tuvo, sin duda, la feísima presencia del primero toro del de la Puebla.

La segunda garantía, precisamente, era la corrida de Núñez del Cuvillo. Sé que esto es inadmisible en el mundillo, pero defiendo el libremercado de tal manera que, si se quiere contratar en una misma feria dos corridas de la ganadería que más y mejor embiste, se haga sin género de dudas. Nadie puede discutir los merecimientos. Otra cuestión, a posteriori, es si la cosa sale rana, como sucedió. Toros hubo de tan mal bajío que ni se caían del todo, como el citado impresentable primero de Morante. La corrida tuvo mucho de eso que se dice de “correosa” en alusión al comportamiento cuasi salvaje de divisas de alto voltaje. Mucho nervio, poca clase. Duros de muerte. Registros que, al menos, provocan la inquietud de saber el verdadero fondo de armario de esta fantástica ganadería.

Los toros no embisten, el ambiente no es el habitual. A Morante se le excusa más en Sevilla por su mala suerte en los lotes, en la línea de la temporada pasada. En Madrid es distinto. Desaparece la bula y, con un lote pésimo, defrauda. A los dos quites maravillosos de Sevilla, sigo sumando muy poquito a poco: el comienzo de faena al cuarto, sobre todo los imborrables trincherazos. Pero en Madrid eso no es suficiente. Lógico. El torero, más rellenito que el año pasado, prácticamente ha acabado su feria. La Beneficencia queda lejos, como el recuerdo de sus quites con Luque o la obra maestra con el toro de Juan Pedro Domecq, en las ferias precedentes. No nos vale: le exigimos la regularidad del torero mandón. En esta hora del petardo es cuando prometo que más me acordaré de él. Asumo las críticas por la devoción, pero reivindico la solera de un torero genial. Defiendo, en fin, ‘las cosas de las cosas’ de Morante. 

 

 
 
 

Los Espinosa: Con Sangre Brava

  •  
  • Carolina Martínez
  • 15-Mayo-2011
  • En el festejo de lujo, para el ‘Maestro de Saltillo’, sus hijos demostraron el arte taurino, sin duda un legado de familia
    •  En el festejo de lujo, para el ‘Maestro de Saltillo’, sus hijos demostraron el arte taurino, sin duda un legado de familia. Foto: Vanguardia/Especial

     

    Saltillo, Coahuila. Una tarde nublada que dejó caer gruesos goterones fue el escenario del festival taurino que se celebró ayer como cerrojazo para los eventos en conmemoración del centenario del natalicio del “Maestro de Saltillo”, Fermín Espinosa Saucedo.El primer toro correspondió al rejoneador Gastón Santos, su toro de nombre “Cumpleañero” fue un toro que no le dio buena faena al potosino, pues no trasmitía en ningún momento, además fue en esta faena que la lluvia arreció y la gente se ocupó más por protegerse. El matador falló con el rejón de muerte, terminándolo por descabello.

    El segundo de nombre “Clavelito” fue para el matador Manolo Espinosa, quien demostró que lo que bien se aprende nunca se olvida, mandó tremendos derechazos que la afición le reconoció con ovaciones. Dio certero estoconazo que le valió una oreja.

    Luego llegó el turno del maestro Eloy Cavazos, quien pareciera que acabara de recibir su alternativa, cuajó tremenda faena llena de entusiasmo y torería, esa a la que nos tiene acostumbrados. Faena sentida y muy vigorosa que le sacó la casta al toro. La afición lo aclamó, llevándose dos orejas de su “Ranchero”.

    A Fermín quien con su toreo suave y sus cambios de mano elegantes se fue ganando los aplausos del público. Dio muestra de torería y faena con su estilo artístico, pausado y tranquilo, cortando dos apéndices a “Imparable”.

    A Miguel Espinosa, con el quinto de la tarde se esforzó por sacarle casta y dio buenos lances, cortándole a “Arte Puro” un apéndice.

    Para el hidrocálido Arturo Macías salió un toro pesado que luego de salir con alegría de a poco se le acabó la fuerza y el matador por más esfuerzos que hizo toreando de rodillas, el burel ya no tuvo gas y poco a poco se fue apagando. Por lo que el propio diestro anunció el regalo de un toro.

    El de regalo, de nombre “Regalo”, salió alegre de toriles, pero por desgracia se estrelló con uno de los burladeros que lo dejó atontado unos instantes, lo que hizo creer a la afilón que no correspondería al esfuerzo de Macías, sin embargo, el matador tuvo la paciencia para poderlo crecer hasta hacerle una magnífica faena, tanto que aunque la afición pedía el indulto, el juez ordenó pasarlo por el estoque. La suerte suprema fue certera, llevándose así dos orejas y rabo, siendo el triunfador del festejo.

    El astado terminó por ser noble y con bravura, lo que le valió el arrastre lento ante el aplauso del respetable que salió con un buen sabor de boca tras una tarde llena taurina en la que participaron grandes matadores.

     
 
 
 
 
PISÓ FIRME SALDIVAR EN LAS VENTAS
 Octavio X. Lagunes. 15 de mayo 2011.

Con el letrero de “No hay billetes” cayó de pie el hidrocálido Arturo Saldívar en su confirmación de alternativa en la Plaza de Toros de Las Ventas, en Madrid, España

Recibió dos sendas ovaciones. En su primero, de nombre “Aguador” saludó en el tercio tras una buena faena y certera estocada de efectos retardados que enfrió a la gente. En su segundo se mostró también a buena altura y saludó en los medios. Sus compañeros de cartel, Morante de la Puebla y Alejandro Talavante pasaron inadvertidos ante una dispareja corrida en presentación y juego de Álvaro Núñez del Cuvillo.

Lo único destacado en la Sexta de la Feria Isidril, que hoy festejaba el día del Santo Patrón, fue el lucimiento que tuvo Saldívar al mostrarse con los pies bien plantados, pensante y resolutivo frente a la cara de sus astados en turno.

Arturo nació en Teocaltiche, Jalisco y creció en Aguascalientes, donde se formó en la Escuela “Tauromagia Mexicana”, dirigida y patrocinada desde sus inicios por el abogado penalista Luis Esponda, a quien brindó sin palabras el toro de su confirmación.

Saldívar gustó mucho con capa y muleta;  estuvo muy cerca de cortar una oreja en su segundo pero sus fallas con el acero se lo impidieron, sin embargo se retiró acompañado de una gran ovación de toda la plaza. Dejó tan buena impresión que bien podría entrar en alguna sustición en caso de la indisposición de uno de los integrantes de los carteles ya anunciados de la feria taurina más importante del mundo.

Estuvieron majestuosos

Parece que fue ayer… Eloy Cavazos y Miguel Espinosa derrocharon clase en el San Felipe al cortar orejas y rabo en corrida a beneficio.

MONTERREY, Nuevo León (16 de mayo).- Como en sus mejores años, Eloy Cavazos y Miguel Espinosa “Armillita” fueron los triunfadores en el festival celebrado ayer en el Cortijo San Felipe ante unos 800 aficionados.

Con un juez de plaza bastante benévolo, Eloy y Armillita cortaron orejas y rabo en una jornada realizada a beneficio de la organización “Debra”, que atiende a menores con problemas graves en la piel.

En la tarde dominical vivida bajo un climas fresco que rondó los 16 grados también participaron Manolo Espinosa, Manolo Arruza, Fermín Espinosa y José Antonio Ramírez El Capitán, además del rejoneador Gastón Santos.

El primer espada, Manolo Espinosa, le tocó un toro que se quedó corto y no pudo desplegar el talento de otra época. Mató hasta el cuarto intento de estocada y salió al tercio.

Eloy Cavazos ofreció una faena por derecha, se expuso ante el toro llamado Rector, brindó dos pases por atrás que levantaron la ovación de la gente y mató de estocada caída pero en buen sitio.

Manolo Arruza toreó con gusto y calidez. Pegó buenos muletazos en redondo. Cortó dos orejas.

Fermín Espinosa se mostró voluntarioso pero tampoco tuvo fortuna con el astado llamado Maestro. El matador en retiro tropezó y cayó sin mayores consecuencias.

Mató en el segundo intento y cortó dos orejas.

Miguel Espinosa aprovechó el mejor astado de la tarde, toreando por los dos lados, con calidez y buenos pases.

La estocada contribuyó para cortar las dos orejas y el rabo.

José Antonio Ramírez El Capitán, cortó dos orejas a pesar de que le faltó calidez a su faena.

El rejoneador Gastón Santos batalló con la humedad del terreno, además que le tocó un toro malo.

En el festival estuvieron directivos de Rayados y Sultanes, además del cónsul de Estados Unidos en Monterrey, Nace Crawford.

Tomás Víctor López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: