NOTICIAS TAURINAS 2MAYO2011

2 May

Ocio y negocio

¡Como la espuma!

Por: Luis Ramón Carazo

El 25 de abril pasado, en Aguascalientes, se celebró al santo patrono, el evangelista san Marcos, con tarde de toros emotiva en especial para el ganadero don Alberto Baillères, quien apostó a reunir un encierro de pinta castaña, lo cual conlleva un  alto compromiso, pues seleccionar por pelaje a los bureles y equilibrar el comportamiento es muy complejo, requiere estar muy seguro de los empadres.

Así las cosas, el final fue de locura. El primero y segundo de la tarde fueron potables; el tercero y cuarto un poco sosos, como de película la Reserva del Patrón llegó en los últimos dos turnos; el quinto, Cofrade Maya de Mimiahuapam, se comportó por momentos con fiereza y propició que luciera como el gran torero que es Sebastián, quien remató la faena con gran estocada, como hace muchas tardes no lo lograba,  para recibir una oreja por su trasteo valiente.

Juan Pablo Sánchez con su primero lució a plenitud un sólido concepto de la lidia y se llevó una oreja por su trasteo con el sexto, Amiguitos de Begoña conjugó la claridad en la embestida del burel con la sapiencia natural que impregna en su toreo el lidiador hidrocálido, y para aquellos que opinaron que la presentación en mano a mano con un ícono mundial era precipitada: ¡A guardar silencio! Juan Pablo, estructuró una gran faena a un toro noble de arrastre lento y el resultado fue que obtuvo los máximos trofeos, así como la Medalla de Plata de san Marcos al triunfador de la corrida.

Inolvidable festejo que nos puso la dura tarea de encapsular, en  unos cuantos caracteres, mucho sentimiento.

TOROS

Juan Huerta: Hay que devolverle la grandeza a la fiesta brava

Por: El Niño del Coso  
Foto: Alberto Raúl Macías

La fiesta brava en nuestro país es, hace ya bastante tiempo (¿veinte, treinta o cuarenta años?) una expresión cultural que ha perdido el carácter de espectáculo popular para convertirse en una actividad dolorosamente venida a menos. La capital de la república es, sin duda, el más claro ejemplo de esa caída. Cuando la Muy Leal y Muy Noble Ciudad de los Palacios tenía dos millones de habitantes, cada tarde de toros era un acontecimiento muy deseado, y las entradas a esas corridas eran en verdad disputadas. Hoy que la ciudad de México se ha extendido como zona metropolitana más allá de sus fronteras y que se ha convertido en el centro sobre el que gravitan aproximadamente 20 millones de habitantes, la Plaza México registra asistencias por abajo de mediocres.

Juan Huerta
Dar espectáculo de calidad y oportunidades a los jovenes que quieren torear: Juan Huerta.

El desmayo de la afición taurina se replica prácticamente en toda la república mexicana. Pero, vale la pena desparramar la mirada hacia la provincia para poder apreciar la lucha de algunos empresarios que buscan que la tauromaquia nacional retome la importancia que le ha sido escamoteada.

En la ciudad de Puebla, y específicamente en la plaza de toros “El Relicario Joselito Huerta”, la empresa Protauro se empeña en recuperar la grandeza de la fiesta brava. Hoy, este esfuerzo económico-cultural es comandado por el licenciado Juan Huerta Ortega y un amplio equipo de trabajo que ha empezado a dar los primeros frutos.

Primeramente como arrendatario, Juan Huerta organizó dos festejos en los que hubo espléndidos resultados a partir de lo que es el centro de esta tradición: la presencia del toro bravo con edad y movilidad. Ya en el marco de la feria de Puebla (tradición sepultada durante el gobierno de Mario Marín) mediante la puja a que convocó la nueva administración del estado, ha hecho el esfuerzo por presentar carteles muy equilibrados, en los que el toro es el principal protagonista; carteles en los que los acompañantes de honor son toreros de talento y valor probados, así como jóvenes valores del estado de Puebla para que actúen en el primer nivel de la fiesta y en el piso del escalafón taurino. También participará ganado bravo del estado de Puebla.

En entrevista radiofónica trasmitida el martes 26 de abril, Juan Huerta, quien cría su ganado con su nombre, expresó conceptos en los que la nota predominante es el amor por el toreo.

“Es algo que traigo en la sangre… los toros no dejan dinero ya que se paga mucho y se cobra poco… la fiesta de los toros no es para vivir de ella, porque para un empresario es bueno ganar dinero, pero no con lo que se ama”.

Después de los dos exitosos festejos con que inició su era de promotor taurino en la plaza de la zona de Los Fuertes, Juan Huerta mira hacia adelante, hacia la Feria de Puebla. Y tras expresar su orgullo por pertenecer a la estirpe taurino-empresarial fundada por su padre, don Reyes Huerta Velázquez, dijo:

“Es una manera de contribuir para devolverle la grandeza taurina a esta ciudad…”.
Respecto de la primer corrida que se dará mañana viernes por la noche dijo: “El Zotoluco es un maestro, que ha sido capaz de enfrentar una y otra vez a los toros de Miura, y lo ha hecho con honradez y éxito… Alejandro Talavante será un éxito en Puebla, por su manera de pararse frente al toro… Federico Pizarro es un torero muy mencionado en las redes sociales de Internet”.

Con emoción, el empresario y ganadero se refirió a los jóvenes valores taurinos de Puebla, como son Alfonso Mateos, quien recibirá la alternativa de manos de Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’. De David Aguilar, joven novillero de Tehuacán, dijo que “se le ven patas para gallo”.

El ganadero concluyó su intervención invitando a la afición para que asista a El Relicario y disfrute los carteles que la empresa les ofrece.

redaccion@mirada-regional.com

¡Una tercia de arte y poderío!

Frente a un mal encierro de Bernaldo de Quiros
02/05/2011
Castella, Zotoluco y Juan Pablo se reparten cuatro orejas (Hidrocálido/Gitano)

 La corrida de Bernaldo de Quirós echó a perder el festejo tan esperado por el público y afición de Aguascalientes, por el descastamiento de seis astados que además acusaron debilidad y que gracias a la sabiduría de Sebastián Castella que cortó dos orejas para convertirse en el triunfador, apéndices extraídas al primero de su lote, la entrega de Eulalio López “El Zotoluco” que cortó una oreja a uno de regalo de Teófilo Gómez y la actitud y valor de Juan Pablo Sánchez que perdió mínimo tres orejas por pinchar, llevándose solamente una oreja en su espuerta del tercero de la tarde, ante un lleno total del coso de la López Mateos, festejo que se puso animado de la mitad hacia adelante.
Esta tarde la oreja que más peso taurino tuvo fue la del HIDROCALIDO Sánchez, quien ha dejado en claro una vez más que quiere algo en esta fiesta, hasta llegar a figura del toreo, sitio, cabeza fría y corazón caliente tuvo Juan Pablo en su lote.
Por su parte el francés Sebastián Castella ha cuajado una faena plena de armonía, clase y buen toreo para recibir por parte del palco de la autoridad las dos orejas por un trasteo donde una vez más se pudo apreciar el buen toreo que posee el galo.
Quien pechó con lo menos potable de la tarde en cuanto a la corrida de Bernaldo, fue Eulalio López, poniendo voluntad en sus dos trasteos sin conseguir resultados positivos en cuanto al corte de apéndices por lo que regaló un séptimo del que damos cuenta más adelante.

EULALIO LOPEZ

Con su primero de nombre “Mestizo” número 68 con 494 kilos, un toro débil que pierde las manos en su embestir, Eulalio ha intentado por ambos lados con la muleta a media altura consiguiendo esporádicos momentos positivos por las condiciones del astado, que aparte de debilidad, puntea es soso y deslucido. De pinchazo y dos descabellos termina su actuación.
El segundo de su lote se llamó “Cafelito” número 73 con 481 kilos al que lo recibe con dos largas cambiadas muy ceñidas, chicuelinas y remata con revolera al astado que sale con fuerza y echa las manitas por delante.
Ante la rebrincona y espiona embestida del de Bernaldo de Quirós, Eulalio lo somete con muletazos por el derecho de largueza y temple, molinete y acompaña la tanda con más toreo con la mano diestra, despatarrado y gustando al tendido.
Por naturales, el toro se ciñe y se revuelve pronto reservando embestidas, para que la sapiencia de “El Zotoluco” aparezca y con muletazos de uno en uno, haciéndose del toro que le espía, templa con largueza y gusto.
El toro se viene a menos y López se pega un arrimón para sacar momentos buenos de valentía pegado a las tablas por el derecho, pero el cornúpeta ya no quiere saber nada, por lo que muletea por la cara y hace torero desplante y de dos pinchazos y estocada, escucha división de opiniones.
Con el de regalo un astado que fue un manso de solemnidad, abrevia con el capote para luego de picado someter al toro por ambos lados para cuajar una faena de menos a más, con corazón y muleta guerrera donde derechazos y naturales fueron de enorme mérito, sobresaliendo los cambiados de mano por delante captando el interés de la afición y defendiendo Eulalio su sitio de figura con valor honrado y apasionada entrega.
El toro prueba y se viene a menos, el torero se pone firme y se va a más para extraer momentos emotivos por naturales después de abaniqueo por la cara y realizar desplante a cuerpo limpio. Con pinchazo y estocada, corta una oreja con petición de la otra que no es concedida, recibiendo tremenda bronca el juez por no autorizarla.

SEBASTIAN CASTELLA

“Limonero” fue el primero de su lote, un ejemplar que muestra debilidad con el que Sebastián Castella torea acompasadamente por verónicas lentas rematando con media.
Ejecuta un gran quite en los medios de la plaza por tafalleras citando de largo, dándole la espalda al toro por completo, aguantando y gustando al tendido.
Ante un toro que rebrinca y puntea, Sebastián comienza su faena con pases por alto por el derecho a pies juntos en los tercios, regalando un cambiado de mano por delante de escultura. Por el derecho y ayudando al toro llevándolo a media altura, ha toreado con sabor, temple y hondura, ante un toro débil, pero con calidad que permite el lucimiento del torero. Por naturales, Castella mostró largueza, aprovechando la nobleza de la res con la muleta retrasada en trazos de sentimiento debidamente rematados con el de pecho.
Una faena de gusto y cabeza ha hecho Sebastián que pega la dosantina en dos tiempos, acorta distancias y aguanta las miradas del toro que le prueba, estando valiente el francés que continúa con más toreo por ambos lados de gran mérito y calidad rematando con el desdén y trincherazo.
Estocada traserita entera para cortar dos orejas.
“Venadito” número 95 con 557 kilos fue su segundo, un toro completamente parado que le pesaron los kilos, con el que el torero intentó por ambos lados sin conseguir resultados, los tendidos se distraen haciendo “la ola” por lo que con dos orejas en la espuerta, Sebastián Castella de dos pinchazos, entera y tres descabellos, finaliza su faena.

JUAN PABLO SANCHEZ

Suaves verónicas a “Vencedor” un astado débil que se toca con todo lo que se mueve de salida.
Con la muleta, Sánchez ha inventado una faena donde no la había y a base de someter, poder y llevar al toro, le cuaja muletazos de gran temple por derecha ante el toro que rebrinca y exige, pero Juan Pablo le puede y lo torea en una emocionante actuación con determinación y entrega.
Tres ceñidos naturales tocando perfectamente a la res que se queda corta para rematar con el forzado de pecho, se apaga el toro, pero se pone valiente Juan Pablo quien ha conseguido una faena con toreo cerebral que cala ondo en el tendido.
De estocada caída y un descabello, saluda en el tercio.
“Coquetón” es el que cierra plaza de la lidia ordinaria donde el coleta HIDROCALIDO abrevia de capa ante la res que se ciñe y puntea.
En su trasteo muleteril Juan Pablo ha estructurado una faena valiente y temeraria con cabeza fría y corazón caliente, aprovechando las pocas colaboraciones que presta el socio para mandar con temple por el derecho en trazos largos y de sello personal.
Con la muleta en la mano izquierda y ante el toro que le espía fuerte, Juan Pablo soporta las miradas y malas embestidas del cornúpeta que termina con la cabeza arriba, para que el torero haga gala de arrojo, mostrando que viene por todas por el triunfo, acortando las distancias hasta estar entre los pitones del astado y tirar de él, haciendo una faena en donde no existía tal y extrayendo muletazos que el bovino no tenía. Derechazo y Sánchez se pone la muleta atrás de su humanidad celando las embestidas del toro, aguanta tela Juan Pablo y el toro lo prende en su embestir, afortunadamente sin consecuencias, se repone y aguanta estoico e ingeniándose otra tanda más por el derecho ante el toro que se raja, estando el torero muy por encima de las condiciones del toro.
Cuando ya tenía las dos orejas en la espuerta, Juan Pablo pincha en dos ocasiones y deja estocada delantera y a merced de la petición del respetable, el juez le otorga una oreja.
Al final del festejo Sebastián Castella abandonó a hombros la plaza

Castella, “Zotoluco” y Juan Pablo se reparten cuatro orejas en Aguascalientes

 
01/05/2011 22:40

 

El torero mexicano Eulalio López “Zotoluco” lidia a su primer toro de la tarde, “Niño Feliz”, de 512 kg. el 30 de abril de 2011, en una corrida de la feria de San Marcos en Aguascalientes (México). EF (EFE)

 

Aguascalientes (México), 1 may (EFE).- El diestro francés Sebastián Castella y los mexicanos Eulalio López “Zotoluco” y Juan Pablo Sánchez se repartieron cuatro orejas, en la novena corrida de la Feria de San Marcos en Aguascalientes, México.
Con lleno en los tendidos, se lidiaron seis toros de Bernaldo de Quirós, muy bien presentados y que dieron juego con calidad aunque algunos con poca fuerza, como el primero, cuarto y quinto. Buenos el segundo, se dejó el tercero, el quinto tuvo clase pero se paró pronto y el sexto ha sido un buen toro que el final se rajó un poco. Un séptimo de Teófilo Gómez, que salió manso, derribó al picador y fue a más.
“Zotoluco” no tuvo suerte en su lote. El primero sin fuerza no dio opción y el cuarto tampoco colaboró, se rajó y se refugió en tablas. Silencio en el primero y palmas en el segundo. Regaló el séptimo, que fue a más, al que le cuajó una magnífica faena entre gritos de ¡torero, torero! Lástima que pinchó una vez y sólo se le concedió una oreja con bronca al juez por no otorgar otra.
Castella estructuró una gran faena al segundo, con ese toreo terso y fino que reúne. Entre aclamaciones lo mató de estocada y cortó dos orejas. Al quinto pudo torearlo mejor, el público se distrajo un poco y optó por cortar por lo sano. Escuchó aplausos.
Sánchez confirmó que tiene madera de figura. Con el tercero estuvo en gran plan y realizó una faena que caló mucho, pero mató de estocada baja y todo quedó en ovación. Al sexto le instrumentó una gran faena, con los máximos trofeos en la espuerta pero pinchó dos veces y sólo recibió una oreja que fue poco premio.
El público salió contento del coso al concluir el festejo.

Cartel de cuatro hoy en la décima del Serial Taurino

Entra Gerardo por Oliver
02/05/2011

Con cartel de cuatro matadores se dará la décima corrida del serial taurino abrileño en su edición 2011, que entra ya en su etapa final y donde harán el paseíllo los diestros Antonio Barrera, español, los HIDROCALIDOS Fabián Barba, Mario Aguilar, y Gerardo Adame que toma el lugar del lesionado Oliver Godoy, con una corrida de ocho astados de la ganadería de Santa Fe del Campo.
Reviste interés luego del repunte que la feria taurina de San Marcos ha tenido y esta tarde será de una gran responsabilidad por parte de los de oro, ya que los cuatro nombres anunciados tienen la oportunidad de poder buscar el tan ansiado triunfo que les abra las puertas de otras plazas y les dé ese lugar que tanto han buscado.
Se presenta el hispano Antonio Barrera, que sabe lo que es el triunfo en esta arena ya que con su entrega delante de los toros ha logrado tardes de éxito con salidas a hombros y querrá reverdecer laureles ante los de Santa Fe del Campo.
Por su parte el de la tierra, Fabián Barba, viene de un triunfo en la pasada feria del caballo en Texcoco, donde mostrará que está decidido a que éste sea el año de su consagración en definitiva, con esa gran técnica que posee y ese toreo de temple que tanto gusta hacer, conjugado con esa garra y hambre por el triunfo.
Mario Aguilar es un joven torero que tiene solera fina y que ha retomado ese tranquillo con la espada que le hizo perder muchas orejas por grandes faenas, aún es recordada su gran actuación ante un buen astado de San Isidro en la pasada corrida de Las Calaveras, por lo que hoy saldrá a corroborar el buen toreo que atesora, y a ratificar sus triunfos que ha tenido en diferentes cosos como las orejas, una en cada corrida, que cortara en la Silverio Pérez de Texcoco.
El cuarto espada es Gerardo Adame que entra en lugar del tapatío Oliver Godoy, quien no se pudo reponer de un golpe que sufriera hace ocho días actuando en la plaza de toros de Tampico.
De esta manera Gerardo, que apenas tiene unas horas de haber tomado la alternativa, tiene la gran oportunidad de desquitarse e ir por un triunfo contundente una vez que han pasado los nervios del “doctorado en tauromaquia”. Con su inclusión el cartel se mejora muchísimo.
La corrida de Santa Fe del Campo está bien presentada y fue debidamente seleccionada para buscar el triunfo por parte de los ganaderos.

MÉXICO

Castella abre la puerta grande en Aguascalientes

Sebastián Castella. | Manolo Briones
 
suertematador.com
02/05/2011 09:26 

La Monumental de Aguascalientes registro el primer lleno en los tendidos de la Feria de San Marcos, en una tarde agradable y con muy buen ambiente en la que se lidió un justo y descastado encierro de Bernaldo de Quiros. El triunfador de la tarde fue el diestro francés Sebastián Castella tras cortar dos orejas al primero de su lote, en una faena con la que conectó con el tendido, cuajando muletazos de calidad y estando por encima de su oponente, con su segundo tuvo pocas opciones ya que el astado se apago muy pronto por lo que tuvo que abreviar.

También toco pelo el torero de la tierra Juan Pablo Sánchez tras cortar una oreja de peso al segundo de su lote, mostrando que le puede al bueno y al malo, estando muy firme, con valor y sobre todo muy claro en lo que busca, aun que estando siempre en los pitones del de Bernaldo de Quirós. Se llevó una aparatosa voltereta, afortunadamente sin consecuencias y al son de la Pelea de Gallos culminó su faena, fallando con el acero, aun así la gente pidió con fuerza la oreja, la cual fue concedida por el juez de plaza. Con su primero salió al tercio estando también firme y por encima de su oponente.

Por su parte Eulalio López Zotoluco se topó con un deslucido lote con el que hizo el esfuerzo pero sin poder redondear, así que decidió regalar un toro de Teófilo Gómez que cambió a bueno en el tercer tercio y lo aprovecho muy bien haciendo una emotiva faena que levantó al respetable de sus asientos y que culminó con una oreja debido a que también falló con la espada.

Ficha del festejo:

Monumental de Aguascalientes, novena de la Feria de San Marcos. Lleno en tarde agradable. Seis toros de Bernaldo de Quiros, justos de presencia, descastados y de poco juego en general.

Eulalio López Zotoluco, silencio, división de opiniones y oreja en el que regaló.

Sebastián Castella, dos orejas y silencio.

Juan Pablo Sánchez, salida al tercio y oreja.

HUELVA.-

Jesulín, Doblado, y el ganadero Gerardo Ortega, a hombros en Palos de la Frontera

El ganadero, Jesulín de Ubrique y José Doblado, a hombros en Palos de la Frontera. Foto: ambitotoros
 
Javier García Baquero
01/05/2011 23:07

Tarde de emociones, la de la bravura posible de los toros de Ortega, la deltemple infinito de Jesulín y la de la verdad torera de Doblado.

En el último lustro Palos dela Frontera ha crecido en lo taurino, desde un sencillo festival, hasta la lección de sentido de la medida y bien hacer ofrecida en la tarde de hoy, en que se ha consagrado una corrida de toros de Gerardo Ortega de excelente trapío, seria y brava frente a la cual dos toreros y dos cuadrillas serias y profesionales han sentado cátedra.

Julio Aparicio, de negro y azabache, recibió congusto al primero de la tarde, con más bravura que fuerzas, ante el que luego dejó retazos de su toreo de muchos quilates con la derecha. Lo mató de un pinchazo hondo y recibió una oreja.

Al cuarto no quiso ni verlo, el toro era más brutote, y el sevillano no está para fajarse, ni mucho menos, le quitó las moscas, faena de aliño que diría un clásico, mal con la espada y su labor fue pitada sin estridencias

Ubrique es un torero de concepto poderoso y hondo, que ha dejado una muestra contundente de su tauromaquia al excelente segundo, que blandeó de inicio. Supo templarlo, poderle y tras empezar por alto, como mandan las sagradas leyes del torero eterno, meterlo en la canasta y partirlo por bajo en series finales de mucho poder; la estocada desprendida fue prólogo de dos orejas de peso.

Al quinto, de nobleza exigente, bravo y enterándose, más fijo que un funcionario, más serio que un guardia, muy castigado en varas, de presentación digna de cualquier plaza de segunda, lo toreó el Ubrique para sí mismo, hondo, puro, poderoso, con esa muleta que encela templada y nunca roza el burel, rematando el lance con el engaño siempre por debajo de la pala del pitón, sometiendo por bajo.

Ni una concesión a la galería, toreando íntimo, gustándose, ayudando al de Ortega en ese tranco que le faltaba para la excelencia. Su cuadrilla, un ejemplo de profesionalidad

Y luego Doblado, un torero que cada corrida que torea es la última de su horizonte vital y, que hoy, como siempre, ante dos toreros que han toreado más en una semana que él en toda su vida, ha triunfado a golpe cantado.

Se las vio con un toro bravo, templado y  si esto del toro estuviera de otra forma, Doblado saldría de la tarde de hoy lanzado, sonando en las ferias de Huelva y luego en las de fuera.

Ante su primer enemigo, con un pitón izquierdo de cortijo, cuidado con mimo por una cuadrilla de lujo, supo sacar la muleta de dominar. El toro pedía sitio y maneras y los papeles de torear, el torero resolvió y sólo el mal uso de la espada le impidió tocar pelo.

Pero al sexto, otro toro de plaza de más rango, le enjaretó una faena de gusto, de poder y de sentimiento hondo. De maestro del gusto.

Pedía un toro que le permitiese expresar su toreo íntimo, su verdad sagrada, un morlaco que le dejase desarrollar todo lo que lleva dentro como torero, y eso ha hecho Doblado ante un toro pronto, que se vino galopando a cuatro patas al cite de la muleta en una primera serie de rodillas, luego las series salieron templadas, puras, sin enganchones, abrochadas en toreros desplantes, poderosas de mano baja.

Una serie de ayudados fueron cuatro carteles de toros, cuatro verdades toreras, de pureza y verdad. Hoy el torero de la tierra ha llegado a su propio corazón, las lágrimas orgullosas de su padre llevan muchas generaciones de raza torera, muchas tardes de entrenos y muchos ratos de miedo. Hoy Doblado cuando reventó al toro de una estocada honda y pesada como una verdad tautológica, cambió la plata del torero de la tierra por el oro del toreo eterno, universal y bello

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Palos de la Frontera (Huelva). En tarde lluviosa, con tres cuatros de plaza, se han lidiado seis toros de Gerardo Ortega, nobles y bien presentadosd. Excelentes 2º, 5º y extraordinario el 6º, al que le pidió el indulto, bien negado por la presidencia.

Julio Aparicio (catafalco y azabache). Oreja y silencio con leves pitos.

Jesulín de Ubrique (azul eléctrico y oro). Dos orejas y dos orejas y rabo.

José Doblado (blanco y plata). Silencio y dos orejas y rabo.

LAS VENTAS.- Destacan las ganas del confirmante Tomás Sánchez y algunos pasajes de José Manuel Mas

‘Paso, sí; pero no humillo’

 
A. Baz / Madrid
01/05/2011 18:55

La primera corrida de mayo y la primera de la Feria de la Comunidad. Tomás Sánchez, que ha confirmado alternativa, Alfonso Romero y José Manuel Mas han tenido que enfrentarse a cuatro toros de Fidel San Román y dos de El Ventorrillo

‘Paso, sí; pero no humillo’. Ésta ha sido la letra pequeña del contrato que han firmado los cuatro primeros toros de esta tarde. Una tarde en la que había depositado esperanzas, especialmente, Tomás Sánchez.

El valenciano ha confirmado su alternativa en Las Ventas con ‘Chabero’, un ejemplar de Fidel San Román que sólo le ha permitido demostrar a Sánchez sus ganas y voluntad. El toro ha aprovechado la confianza de Tomás Sánchez para propinarle una voltereta, aparentemente, sin consecuencias. Conclusión: pitos para el manso y saludos para el voluntarioso. 

No ha tenido mejor suerte en el cuarto. El de Fidel San Román ha decidido no humillar. Tomás Sánchez se ha empeñado en hacerle cambiar de opinión, pero no. Lo que no sabía ‘Cortijero’ es que el valenciano demostraría la voluntad y la entrega suficiente como para conseguir la recompensa de unas leves palmas.

Como testigo de esa confirmación de alternativa ha estado José Manuel Mas. El madrileño ha sido el más afortunado en el sorteo. No le ha tocado ninguna lotería, pero sí el mejor toro de la tarde. Un sexto ejemplar de El Ventorrillo que, a pesar de poseer algo de mandesumbre, se ha entregado desde el principio con la muleta y ha obedecido las órdenes de Mas.

Tal vez José Manuel Mas pensaba que éste era igual que sus hermanos, pero ‘Bohemio’ le demostraba que no. Sin embargo sólo han llegado al público las dos primeras tandas, en las que sí se ha lucido el madrileño. Algo de mal genio ha tenido que aguantar Mas, pero las fuerzas del toro no les han permitido reconciliarse. 

Descastado, reservón y protestón en las distancias cortas ha sido el tercero de la tarde. José Manuel le ha robado algunos pases, pero la poca clase del toro han impedido el lucimiento. Por abajo, se caía; por arriba, peor. Una disyuntiva que se hubiese podido solucionar con una media altura; pero, claro, entonces perdemos transmisión. 

Alfonso Romero es quien ha intercambiado los trastos con Tomás Sánchez. El murciano ha hecho rugir al público de Las Ventas con unas verónicas templadas y artísticas al primero de su lote. La intención de Romero era realizar pases largos, de principio a fin; pero el de El Ventorrillo empezaba a la mitad. Ganas para un buen principio las de Alfonso Romero, pero muy pocas las del toro para un mejor final. 

El segundo de su lote ha tenido más calidad pero menos fuerza. Un quiero y no puedo. Ante este comportamiento del toro, el murciano ha decidio castigarlo con unos macheteos. Su decisión ha sido no perder el tiempo, abreviando, así, una faena en la quizás hubiese podido recibir algún aplauso si se hubiesen entendido. 

Ganas del ya confirmado Tomás Sánchez, algunos pasajes de José Manuel Mas y un mal entendido entre Alfonso Romero y sus adversarios. Cuatro de los seis toros han exigido su cláusula del contrato: paso, si; pero no humillo. Sin embargo, quinto y sexto eran propensos al diálogo y a la negociación. 

Ficha del festejo

Toros de Fidel San Román y de El Ventorrillo (2º y 6º). Un tercio de entrada. 1º (manso), 2º y 3º (descastado), 4º (soso), 5º y 6º (nobles). El último ha sido ovacionado de salida y en el arrastre.

Tomás Sánchez (azul pavo y oro): saludos desde el tercio y leves palmas.

Alfonso Romero (nazareno y oro): silencio y silencio.

José Manuel Mas (verde manzana y oro): silencio y  palmas.

Destacan los buenos pares de banderillas de Domingo Siro y Pascual Mellinas, que han banderilleado el segundo y quinto, respectivamente. También las de Jesús Montes en el tercero y las de Miguel Martín en el sexto.

 

Triunfa Juan Pablo Sánchez y sale a hombros con Sebastián Castella

El hidrocálido mató a sus dos toros con efectividad para ganar tres orejas. Foto: Iván Venegas / El Sol de Tlaxcala
En Apizaco
El Sol de Tlaxcala
2 de mayo de 2011

Oscar Toral y Francisco H. Reyes

Apizaco, Tlaxcala.- Juan Pablo Sánchez, de Aguascalientes, repitió triunfo, como lo hizo en la feria de San Marcos de su tierra natal, al cortar tres orejas, una más a las que ganó el francés Sebastián Castella, quien mostró el mejor toreo de la tarde en Apizaco, pero en su segundo toro al fallar con la espada, dejó escapar una tarde redonda. Rodolfo Rodríguez “El Pana” se vio mejor en el ruedo después del problema de la peritonitis que sufrió el mes anterior, y mostró brillantez en momentos de sus dos respectivas faenas.

La tarde en la monumental apizaquense, de principio fue agradable y después cambió por las ráfagas de viento con una leve llovizna que no pasó a mayores.

La concurrencia, que hizo un poco más de media entrada en el inmueble de la Monumental Rodolfo Rodríguez “El Pana”, disfrutó el festejo después del paseíllo de los tres espadas que saludaron en el tercio.

Se jugaron un sexteto de toros de la ganadería tlaxcalteca de José María Arturo Huerta, propiedad del mismo nombre, su divisa roso, blanco y oro que fueron terciados; cómodos de cuerna propicios para hacérseles fiesta, sobresaliendo el primero, segundo, cuarto, quinto y sexto; el tercero se aplomó y acortó las embestidas.

La del sábado fue una corrida con el común denominador de la entrega de los toreros y de la afición.

En definitiva, una corrida para el recuerdo, de las que hacen fiesta. Tarde memorable la del diestro francés Sebastián Castella, de azul noche y oro con grandes cosas en sus dos toros.

El primero de su lote “Príncipe”, de 490 kilos, lance para torear muy bien a la verónica con ajuste y temple y después de picado quitó por mandiles. Con la muleta por el derecho largos, bien planchada rematando con el de pecho y un trincherazo digno de una pintura; por naturales bien llevados rítmicos y templados; el astado se le abría un poco y luego le atacaba al rematar con los de pecho en un palmo de terreno jugándose mucho el físico, y la concurrencia jaleándole su trasteo. Estocada un poco trasera pero fulminante. Dos orejas y ovación, al burel arrastre lento.

Con “Supremo”, de 520 kilos, verónicas a pies juntos, cadenciosas y remata con una media, puyazo dibujado que no lo quiso picar mucho dejándoselo crudo, con la sarga pegado a la barrera de hinojos con doblones de poder, con la muleta bien armada por el derecho acompañando las embestidas con largueza, temple y mando, por naturales un maestro y jalando mucho del astado dándole sus tiempos con circulares que fueron una pinturería, con los cambios de mano y rematando sus tandas con el de pecho. Pinchazo y dos descabellos. Ovación en el tercio.

Juan Pablo Sánchez, de nazareno y oro, con el tercero “Paso Doble”, de 485 kilos, lances para sujetar, el burel que se aplomó un tanto al piso y que miraba al espada de Aguascalientes, que jalando y dejándole la muleta en la cara logró detalles de mucha valía por ambos lados a base de insistir y exponer. Estocada en lo alto. Una oreja y vuelta.

Con el cierra plaza “Mi Gallo”, de 530 kilos sujetando y revolera. Tumbó al picador Gustavo Campos, saludo en el tercio por dos estupendos pares de banderillas. Con la franela roja faena derechista con pases templados bien estructurados dadas las condiciones de fijeza, de calidad y recorrido del burel y por naturales el astado iba con la cabeza arriba detalles. Estocada en todo lo alto. Dos orejas.

Por su parte, el brujo en su guarida, vestido de soldado razo y azabache, con “Buena Estrella”, de 510 kilos, lances para sujetar y el burel echando las manos por delante remata con un revolera y una chicuelina. Toro y caballo en el tercio de poder a poder y tumbó al piquero, quite de Sebastián Castella por chicuelinas ceñidas y el curandero del mal de ojo, tranquilo como el santo.

De principio con la sarga dejándosela atropellar mucho, pero después se acomoda por el derecho y logra molinetes y muletazos largos y templados. Con el acero sin tino. Salida al tercio.

Con el cuarto “Supremo”, de 520 kilos, a la veleta y remata soltando la punta del capotillo. Después del brindis a una pareja del tendido de sol. Cambiados por la espalda, con la muleta armada pases algunos con largueza y temple, un trincherazo y ayudados por alto. Sin fortuna con el acero. Un aviso.

Al final salida a hombros de Sebastián Castella y Juan Pablo Sánchez, el brujo de Apizaco; el malvado náhuatl; el tejedor de milagros, “El Pana”, genio y figura disfrutando del reconocimiento de una afición subyugada por su maquiavélica personalidad, por su toreo y su pensamiento.

La escuela, condición para pisar los ruedos

DEDICADO. El padre de los becerristas siempre está atento para guiarlos (Foto: )

Sábado 30 de abril de 2011 El Universal

Siempre bajo la mirada dedicada de su padre, el matador de toros en el retiro, Juan Pablo Llaguno, los herederos de la dinastía saben que la regla de oro en casa es cumplir con los deberes como estudiantes. Los hermanos priorizan esta responsabilidad, pues saben que, de lo contrario, no pueden torear.

“Mi papá nos dice que hay que tener un ‘plan B’ e ir a la escuela, porque el toreo es muy difícil y hay que echar para adelante”, dice Juan Pablo. “Voy en segundo de secundaria, voy bien, quiero terminar tercero y tomarme un año, si no la hago como torero en ese año, me dedicaré a estudiar algo del campo, seré agrónomo”, comparte Juampi.

“Historia es la materia que más se me dificulta y la que más me gusta es la de matemáticas”, agrega el hermano mayor, quien es otro de los ejemplos en los que se guía el pequeño Pedro.

“Como a mi hermano, mi papá me dice, primero, que la familia es lo más importante y que hay que tener otro plan, que es la escuela y que si queremos ser toreros, futbolistas o lo que sea, que lo hagamos y que él nos va a apoyar”, comenta Pedro.

“Yo voy en cuarto de primaria, voy bien y quisiera estudiar de grande para arquitecto o ingeniero agrónomo. Geografía es la que menos me gusta y la que más me gusta es matemáticas. En las tardes en la escuela practico futbol y en la casa cuando está lloviendo o el clima está malo, juego Xbox”, declara el más pequeño de la familia.

Como sucede con tantos niños, los Llaguno tienen diferencias, discuten, se pelean, pero no les toma mucho tiempo volver a demostrarse el amor y apoyo de hermanos.

“A veces él se mete a mi cuarto cuando estoy viendo la televisión y me la apaga o llega a mi cama solamente a molestarme y ahí me enojo, intento zafarme de lo que me hace y calmarlo un poco, si no puedo, voy con mi papá a decirle”, se queja Pedro y refuta que no siempre pierde cuando escucha los comentarios de Juampi, a propósito de las sesiones de entretenimiento electrónico que usualmente comparten.

“A jugar futbol en videojuegos, le gano siempre”, señala. “Es una persona muy desordenada en cierta parte, muy atrabancado, y a veces le da igual hacer las cosas bien o mal, vive la vida muy a su gusto”, finaliza el mayor de los hermanos, al tiempo que confiensa que siente mayor nerviosismo cuando es su pequeño hermano el que se encuentra en el ruedo frente a un becerro.

Torear es su regalo

Los hermanos Llaguno festejan el Día del Niño con faenas en el campo bravo y una visita a algún parque de diversiones para disfrutar de la montaña rusa

PRECOCES. Juan Pablo y Juan Pedro disfrutan su infancia de una manera distinta; nada les gusta más que ponerse delante de un becerro y cuajar la más bella faena (Foto: ) 

Sábado 30 de abril de 2011 El Universal

COLÓN, Qro.— La mayoría de los niños piensan en juegos con amigos, en comer golosinas mientras pasan la tarde frente a la televisión viendo dibujos animados o en la más divertida de las travesuras.

Los hermanos Llaguno viven su niñez de forma distinta. Ellos dedican sus pensamientos a la fiesta brava, sueñan con encontrarse al mejor becerro, con la gran faena; sueñan con convertirse en figuras. Torear es para ellos la mejor manera de celebrar el Día del Niño.

“Todo el tiempo estamos toreando, pero cuando no, jugamos futbol”, asegura Juan Pablo, de 15 años. “Desde pequeños teníamos la idea de torear, después vino la oportunidad de debutar como becerristas en enero de 2008 y de ahí, le dimos para adelante”, añade el joven becerrista, cuyos pasos sigue Juan Pedro, de apenas 11 años.

“Yo desde chiquito estuve viendo videos, cuando le dieron a mi hermano la oportunidad de torear, yo dije, ‘ah, yo también puedo’, y ahí fue cuando yo quise, le dije a mi papá, hubo la oportunidad de debutar en Guanajuato y ahí empecé”, recuerda el hermano pequeño.

Los pequeños becerristas saben que su gusto por la fiesta brava causa cierta extrañeza entre sus amigos, pero nada aparta de sus mentes el deseo de seguir con paso sólido el camino que precozmente eligieron.

“A mis amigos prefiero ni mencionárselo, porque si se los recuerdo me van a estar molestando y no me gusta”, comenta Juan Pedro, con un dejo de desencanto, a propósito de los niños con los que más convive en la escuela, como estudiante de cuarto año de primaria. “Otros amigos de sexto sí me dicen mucho y hace poco que me hicieron una fiesta toreamos y sí los invite”.

Los Llaguno son claro ejemplo de que la niñez no está peleada con la claridad de ideas. Juampi, como cariñosamente llaman en casa al mayor de los hermanos, ya tiene perfectamente delimitadas las metas.

“Principalmente, es salir adelante en la posición en la que estamos (como becerristas). Después, viene una etapa como novillero que quiero hacer lo mejor posible, durar muy poquito tiempo en ella, tomar la alternativa en un buen cartel y que nadie te baje del tren”, comenta el aspirante a torero.

“La competencia es con nosotros mismos y cada vez tenemos que estar mejor, si ayer estuvimos muy bien y el sábado nos va muy mal, perdimos la competencia contra nosotros mismos. Pero si estamos igual o mejor, ganamos la competencia con nosotros”, dice por su parte el pequeño Pedro.

Entre ilusiones taurinas y sueños de infancia, los becerristas están listos para festejar hoy su día. “Podemos ir a Six Flags o a algún zoológico, porque me gustan mucho los animales. Me gusta subirme a las montañas rusas o a los carritos chocones, no me da miedo”, subraya el menor de los Llaguno.

Los precoces toreros también destacan la importancia de disfrutar todos los momentos de la vida en familia y envían un mensaje a todos los niños que serán festejados hoy.

“Yo pienso que si quieren dedicarse a algo, que lo hagan al ciento por ciento y que disfruten mucho de la vida, es muy bonita cuando puedes hacer lo que te gusta y también les digo que no dejen de ir a las corridas de toros”, dice Juampi, a quien escucha serio y muy atento el pequeño Pedro. Acto seguido, comparte su mensaje y deseo.

“A mí me gustaría decirle a los niños que si pueden vayan a algún parque de diversiones y que se la pasen bien y que le pidan a su papá algún regalo. Yo voy a pedir un Ipod o un coche de esos de colección. Sí, también les digo que estudien, que no dejen de ir a los festivales taurinos, que sigan adelante con su vida y, si pueden, vívanla loca”, remata con una sonrisa traviesa el menor de la familia Llaguno.

Con esta invitación para festejar el Día del Niño, los aspirantes a toreros cerraron un día de faenas camperas en la dehesa del criador Rogelio Rosales, ubicada en el rancho El Blanco, en Colón, Querétaro, donde enfrentaron cuatro vacas y una becerra, bajo la guía de su padre, el matador en el retiro Juan Pablo Llaguno. Juampi, además, se encargó de curar a las reses bravas que se lidiaron durante la tienta.

 
02/05/2011
  (Texcoco-México) El indulto de Cesarín cierra la feria  
 
Firma: Nadlleli Bastida
 
     
 

Ante un cuarto de entrada se lidió un encierro de Cerro Viejo anovillado y bueno en términos generales siendo indultado el 7°.

El rejoneador Gastón Santos: ovación en los medios con el cabo René Tirado
Alfredo Ríos El Conde: una oreja y dos orejas
Hilda Tenorio: una oreja y palmas
Antonio Romero: palmas e indulto

Los Forcados de Mazatlán realizaron una buena pega por lo que fueron ovacionados.


El Conde y Romero salieron en hombros en el cierre de la feria

 La crónica en breve.
*Fotografías de Ángel Sainos

 
02/05/2011
  (Aguascalientes-México) Dos orejas para Castella; una para Zotoluco y Sánchez  
 
Firma: Redacción M
 
     
  NOVENA CORRIDA DE LA FERIA NACIONAL DE SAN MARCOS 2011.FICHA DEL FESTEJO:
ENTRADA: Lleno.
TOROS: BERNALDO DE QUIROS muy bien presentados, con poca fuerza  y agarrados al piso.
              Sólo destacaron el segundo y el sexto.
ZOTOLUCO: SILENCIO, SILENCIO Y UNA OREJA a uno de regalo de TEÓFILO GÓMEZ.
SEBASTIÁN CASTELLA: DOS OREJAS Y SILENCIO.
JUAN PABLO SÁNCHEZ: Ovación que no atendió y Una Oreja.
GRAN TARDE DE TOROS DAN EN AGUASCALIENTES ZOTOLUCO, CASTELLA Y JUAN PABLO SÁNCHEZ.Por fin se llenó la Monumental de Aguascalientes para ver el mejor cartel de la Feria.
Se lidiaron toros de BERNALDO DE QUIROS muy bien presentados y con kilos. Sólo se dejaron el segundo y el sexta, aunque agarrados al piso y con poca fuerza.
ZOTOLUCO se encontró con dos marmolillos, aunque su primero era un auténtico inválido. Lo intentó todo con la paciencia que lo caracteriza y con mucha maestría, pero no fueron suficientes al estrellarse con dos toros inservibles. Silencio en Ambos.
Regaló un séptimo de TEOFILO GÓMEZ, que salió haciendo cosas de manso perdido. La gente lo quería devolver, pero algo le vió ZOTOLUCO, que le insistió con el capote, lo picaron y banderillearon, y cuando la gente no esperaba nada, el Maestro tomó espada y muleta…Y armó la escandalera. Increíble; le pegó tandas con ambas manos recreándose y luchando para que el toro le repitiera, cada tanda era cada vez más cerca y con más entrega. Lo remataba con preciosos y emotivos cambios de mano que pusieron a la gente de pie y le gritaran Torero!, Torero!. Le hizo un faenón. Desafortunadamente lo pinchó en una ocasión y perdió el rabo.
Aún así le dieron una oreja cuando la gente pedía las dos. El juez no hizo caso, y lo abrocaron en serio por el atraco. Dio una triunfal vuelta al ruedo con el trofeo.


Castella a hombros

SEBASTIÁN CATELLA se encontró con su primero que tuvo más movilidad y clase que sus hermanos. Lo toreó extraordinariamente bien con el sello que lo caracteriza, manos bajas, ligazón y mucho sentimiento. Con el capote lo recibió con cuatro capotazos por la espalda cambiándole el viaje al toro, con el que la gente se le entregó. Lo mató de una estocada y le dieron dos orejas muy merecidas que paseó por la plaza devolviendo prendas.
En su segundo luchó ante un toro muy agarrado al piso y que no tuvo opción. Lo pinchó y se retiró en silencio.

JUAN PABLO SÁNCHEZ en este muchacho México tiene una esperanza cuajada y después de verlo el día de hoy, se puede aseverar que en él la fiesta en México dará un vuelco nuevo hacia la cumbre.
Tiene un valor fuera de lo común y un arte exquisito. Con los dos toros estuvo sensacional. La espada cayó baja en el primer toro, lo que le hizo perder trofeos. Pero en el segundo armó la escandalera con un faenón lleno de entrega, cercanía y verdad. No se podría pasar un toro tan cerca y llevarlo al mismo tiempo tan toreado y tan largo. Retuvo cumbre de valiente.
Lo pinchó en dos ocasiones antes de dejar una entera, y aún así le dieron una oreja, que ya no refleja en nada lo que hizo delante de un toro de verdad.
La feria continúa el día de mañana en la décima corrida.

 

 
02/05/2011
  (Querétaro-México) El Capea suma otra salida en hombros junto a Pizarro y el rejoneador Hernández Gárate  
 
Firma: Redacción M
 
     
  El torero salmantino sumaba ayer una nueva puerta grande en la plaza de toros de Ezequiel Montes, en Querétaro.
Con media plaza en los tendidos se lidiaron toros de Jaral de Peñas, buenos en conjunto.


Foto archivo

El rejoneador Jorge Hernández Garate: Oreja y dos orejas. Federico Pizarro: Dos orejas y silencio. Pedro Gutiérrez “El Capea”: Silencio y dos orejas. Los tres salieron en hombros.

 

 
02/05/2011
  (Aguascalientes-México) Reseña XII Convención Nacional de CONTOROMEX  
 
Firma: Redacción M
 
     
  Aguascalientes, Ags. con otro triunfo celebro y culmino su XII Convención Nacional el CONTOROMEX cuya sede fue esta taurina ciudad de Aguascalientes los días 28, 29 y 30 de Abril fungiendo como excelentes anfitriones los integrantes de la Peña Taurina “México-España” que este año celebra su 25 Aniversario, quienes realizaron con éxito todos los eventos del programa de esta XII Convención Nacional, acudieron representantes de 20 Peñas Taurinas de igual numero de ciudades de México afiliadas a este Consejo Nacional CONTOROMEX: Guadalajara, Saltillo, Colima, Jerez, Queretaro, Autlan de la Grana, San Luis Potosí, Tehuacan, Irapuato, México, D.F. Orizaba, Monterrey, Tijuana, Zacatecas, etc. los Convencionistas participaron y acordaron importantes asuntos internos del Contoromex,  disfrutaron de excelentes conferencias de gran contenido taurino, acostumbrados animosa convivencia que estrecharon mas aun los lazos de fraternidad y gran camaradería que permea en todos los afiliados al Contoromex, los trabajos de esta XII Convención Nacional fueron presididos por el LIC. RICARDO ZURITA presidente Nacional del CONTOROMEX, destacándose las atenciones y excelente organización que tuvieron de los integrantes de la Peña Taurina organizadora y anfitriona “México-España” de esta ciudad Hidrocalida encabezada por ING. JOSÉ MORAN, ING. REFUGIO NAÑEZ, LIC. RICARDO DIAZ DE LEÓN, LIC. RUBEN MORENO, C.P. CESAR GONZALEZ, JOSÉ MANUEL, SERGIO CUELLAR, GUILLERMO GONZALEZ y demas entusiastas integrantes de la Peña Taurina organizadora y anfitriona, en esta XII Convención Nacional del CONTOROMEX de manera ESPECIAL y TRANCENDENTAL se resalta la siguiente evento que en defensa de la tauromaquia, en especial de la Tauroamquia Mexicana en los próximo días realizara este Consejo Nacional CONTOROMEX:  Se aprobó y firmo el documento que presento el presidente Nacional Lic. RICARDO ZURITA a esta XII Convención Nac. y que el CONTOROMEX presentara en días próximo a la Dirección de Patrimonio Mundial del INAH para que integre al inventario del Patrimonio Cultural en su carácter inmaterial a la Tauromaquia Mexicana, para que el INAH a su vez en su momento oportuno haga lo conducente ante la UNESCO para que declare en su carácter inmaterial a la Tauromaquia Mexicana como Patrimonio de la Humanidad.“Unidos Por Nuestra Fiesta Brava Mexicana”
Aguascalientes, Ags. a 1 de Mayo 2011.

FELIPE ALVAREZ
Presidente Peña Taurina “La Solera” de Guadalajara
y Secretario de Acuerdos de la XII Convención Nacional
 
02/05/2011
  (San Cristóbal de las Casas-México) Orejas para Ortega, Oreja para Maripaz y percance de El Payo  
 
Firma: Redacción M
 
     
  Toros de Cuatro CaminosLleno AbsolutoRafael Ortega: Silencio y Dos OrejasMaripaz Vega: Oreja y Silencio

Octavio García “El Payo”: Ovación y mientras toreaba al segundo de la tarde fue empitonado feamente, rompiéndole todo el vestido de torear. Armó la escandalera pero lo pinchó y salió al tercio.

Al final de la corrida el matador Octavio García “El Payo” fue valorado y resultó con una cornada interna en la parte posterior del muslo izquierdo, que será controlada con medicamentos.

 

02.05.2011
Suspensión y rememoranza manzanarista

La séptima corrida de la Feria de Sevilla fue suspendida por lluvia al filo de las 6,30 de la tarde de ayer, hora de su comienzo. Los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Diego Ventura y Leonardo Hernández quisieron hacer el paseíllo, pero la presidencia les advirtió de que, si el festejo comenzaba, se daría completo aunque cayera un diluvio. Hermoso adujo que sería imposible torear a caballo con el ruedo encharcado y todos decidieron suspender. Los tres jinetes preguntaron entonces a la empresa si la corrida quedada suspendida definitivamente o aplazada para una mañana de la feria. Y la empresa dijo que no, que quedaba suspendida sin remedio. El público abandonó la plaza algo contrariado, pero comprensivo, y a muchos no les importó. Aún guardaban en sus ojos los faenones de José María Manzanares y marcharon a sus casas para meditar sobre el portento.

Eso fue lo que hicimos casi todos porque resultaba inevitable. Cuando acontecen estas obras históricas no hay modo ni manera de olvidarlas como sucede con casi todas las corridas, sobre todo las que se amontonan consecutivamente en las grandes ferias. Pero la de anteayer con Manzanares, no. De ninguna manera. Por eso vino bien la suspensión y unas cuantas horas libres para poder rememorar lo sucedido durante y después del histórico acontecimiento.

Ante tamaño portento manzanarista, será lógico que los demás toreros, incluso los de primerísima fila, se pregunten en la intimidad, ¿y ahora qué hacemos? Pues arrear más si cabe de lo que vienen haciendo porque, de lo contrario, su estrella declinaría irremediablemente. Pero lo que no podrán adquirir es el don. Ese conjunto de cualidades estéticas y de sentimientos artísticos que solo Dios da al que le toca.

Otros toreros tocados por la varita mágica no han sido capaces de profesionalizar los dones con que nacieron y no han pasado de anécdotas más o menos importantes. Pero los que nacen con el don, incluido el de la valentía natural que es el principal sustento de los demás, y no se dan por entero pese al sacrificio y a las renuncias que suponen ser una gran figura, tarde o temprano terminan en el olvido. De ahí el gran mérito de José María Manzanares quien, lejos de conformarse con su arte, ha demostrado que es capaz de crecer y de crecer, incluso a pesar de los muchos contratiempos que ha padecido.

A su indudable sensibilidad, Manzanares añade una vocación y una ambición ilimitadas. Lo que determina el privilegiado porvenir que le aguarda si la suerte no se le vuelve completamente del revés.

Por todo ello, creo que no todo lo que se ha dicho y escrito sobre la inolvidable tarde de Manzanares estuvo acorde con el gran acontecimiento. No pocos se han detenido en airear la invalidez del indulto del toro objeto del portento manzanarista y, en mi modesta opinión, sin razón. Que un toro embista tan incansablemente manteniendo el mismo vigor, la misma codicia, la misma clase, el mismo ritmo, el mismo temple y la misma dulzura desde que salió hasta haber dado tiempo para que se hubieran escuchado los tres avisos, es un milagro del hombre. Milagro hecho realidad por el esmero, el tino, la ciencia, la paciencia y la indeclinable afición de los que vienen criando las reses de Núñez del Cuvillo. Qué más dio entonces que el toro Arrojado no diera juego de bravo-bravo en el caballo y que se fuera a tablas tras este tercio. Lo importante, lo definitivo fue que, además de noble y enrazado, fue incuestionablemente bravísimo en la muleta.

Pero, además, hay que decir a los que han dedicado amplio y negativo espacio al para ellos negativo indulto, que han empañado malamente lo hecho por Manzanares. Como asimismo que se han excedido con los mayores o menores aciertos de Morante y de Aparicio, ambos barridos literalmente por Manzanares.

También habría que preguntar a muchos que, después de ver lo que hizo El Juli y al día siguiente sobre todo Manzanares, si todavía se atreven a defender a los dos toreros locales que han desperdiciado varios toros de triunfo y arruinado la primera parte de la feria, solo por ser sevillanos. Y no solo eso, porque van por ahí poniéndonos a parir a los pocos que hemos dicho lo que pensamos de cada uno: que no valen ni tienen futuro y punto. Al tiempo me remito para que se convenzan de su caprichosa equivocación.

Lo hecho por Manzanares, quede claro de una vez por todas, no solo ha sido algo monumental, también un punto y aparte en la historia de la Tauromaquia. Un antes y un después. Una raya que va a separar dos épocas del toreo.

 

01.05.2011
8ª de Aguascalientes (México). Pasión y arte de un extasiado Talavante.

 

Pedro Abad-Schuster

 

 

 

En el Día del Niño, sábado 30 de abril 2011, dos tercios de plaza en la Monumental, el hierro guanajuatense de Begoña (sangre sanmateo) mostró la bravura de la casa, dos toros sensacionales fueron cuarto y quinto. El fiero cuarto fue para Zotoluco (pitos, silencio), el mexicano está celebrando sus 25 años de alternativa, se le recuerda porque revaloró el toreo mexicano en 2002 ante los Miura. El quinto fue indultado por Talavante (pitos, indulto), muy completo “Niño Bonito” de 480 kilos con calidad y fijeza, el toro venía embistiendo paso a paso con codicia, alegría y ritmo sensacional exclusivo del toro mexicano. ¡Qué forma de ser inventivo y de sentir el toreo Alejandro  Talavante! Detalles de inspiración pocas veces vistos del extremeño de 23 años de edad, enamorado de la magia cultural de México, del toro mexicano, hoy se entregó al público en 80 muletazos embriagantes. Arturo Saldívar (al tercio, silencio), sin suerte en su lote el torero de 21 años y reciente alternativa en Guadalajara, tiene el don de ser distinto con valor y chispa, confirma en Madrid en 15 días y se debe adaptar fenomenal al toro español.  Del resto del encierro, el primero fue falto de fuerza, mirón con genio, desarrolló peligro. El segundo pitado en el arrastre, manso con peligro huyendo a tablas, derrotaba con la cara arriba, no le permitió lucirse a Talavante. El tercero, al igual que primero y segundo sin la catadura de sus arrogantes hermanos del día 25 de abril, éste noble con voluntad de embestir, dos quitazos por chicuelinas de Saldívar, se lesionó los cuartos traseros al saltar al callejón. El sexto áspero gazapeaba más que embestir, el torero quiso pero no pudo.  

 

El cuarto de Zotoluco (azul noche y oro), la virtud del torero fue el temple en labor intensa, el toro con celo, enrazado, ofreció bravura a cambio de tener que ponerse donde se puso. Fue un cárdeno oscuro bien puesto de pitones de 467 kilos. Buen ritmo en verónicas iniciales, pelea con fuerza en varas, el picador abusó del castigo. Chicuelinas de sabor con cadencia. En banderillas, eficiente y elegante Fernando Ramirez Araujo. Muletazos iniciales de hinojos que prenden el entusiasmo. La muleta iba al hocico con toreo depurado y de conocimiento, el toro buscando al torero para enfrentarle al final de cada pase. Por la izquierda se quedaba corto. Al final dosantinas con Eulalio encunado con el toro. Dos pinchazos y media estocada. Silencio.   

 

El quinto del indulto para el torerazo y artista Alejandro Talavante (malva y oro), de 489 kilos, negro entrepelado listón cornidelantero, bien comido, salpicado de los cuartos traseros. El torero abre el compás en bellas verónicas muy lento por el izquierdo. El toro acomete con fuerza, refilonazo contrario muy bajo y tumba al picador. El español Miguel Angel Muñoz señala luego puyazo en buen sitio. Valente Luján por poco es arrollado en banderillas al aguantar demasiado la embestida. Brindis a toda la plaza de Alejandro Talavante, el nuevo consentido de la afición mexicana. Estatuarios pasándose al toro con sagacidad, la plaza ya volcada con el torero. Muleta adelantada con la izquierda sin agobiarlo, en paralelo a lo David Silveti. Las tandas eran intensas, naturales lentos, ligados. Retumbaba la música Pelea de Gallos en las alturas, la plaza entera y el propio Talavante coreando el ¡Viva Aguascalientes! del himno. Ésta es la Fiesta en México, el toro con un ritmo sensacional que difícilmente hay en España, es difícil torear a un toro así.  Redondos magistrales con temple y hondura de Talavante, el torero empleándose con la mano derecha muy baja. “Niño bonito” fue bravo, noble, fijo, con calidad y bondad a la hora de embestir. Talavante citándolo siempre a la distancia larga toreaba muy emocionado. La faena mantuvo el mismo nivel desde el principio. Pinceladas de toreo por bajo con majestuosidad, creativo, con inteligencia. Trincherazo a lo Silverio, liga dosantinas de vuelta entera, manoletinas, más naturales en rotundo. Fue un faenón construido aprovechando perfectamente las cualidades del animal que fue finalmente indultado.

 

Copiar y pegar dos links de la consagratoria faena  

 

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=ux_Lf2jsn5E 

 http://www.youtube.com/watch?v=UE-dqnanfpw&feature=player_embedded

 

 

01.05.2011
Sucedió hace seis años. El sorpresivo corte de coleta de José María Manzanares (padre)

 

Reproducción de la crónica que publiqué sobre esa corrida

 

Con lleno hasta los topes, ambiente de gran acontecimiento y tras matar su segundo toro (el menos malo de los dos de Alcurrucén que se corrieron en corrida mixta), sin suerte alguna y con parte del público increíblemente a la contra, el maestro alicantino pidió sorpresivamente a su hijo que le cortara la coleta tras lo que fue obligado por el público a dar una vuelta de clamor. Finalizado el festejo y una vez completar otra vuelta en compañía de Cayetano que acabada de cortar su segunda oreja, varios matadores de toros que había en la plaza se tiraron al ruedo, auparon a hombros al gran torero y le sacaron por la Puerta del Príncipe pese a intentar impedirlo tímidamente un par de empleados y el delegado de la autoridad. Pablo Hermoso no tuvo su mejor tarde y se fue de vacío tras matar dos toros para rejones de Bohórquez y Cayetano encantó a los aficionados con dos excelentes aunque demasiado justos novillos de Zalduendo.

 

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. 1 de mayo de 2006. Decimosexta y última de feria. Corrida mixta. Dos toros para rejones de Fermín Bohórquez de presencia y juego muy desigual con un grandullón y muy deslucido primero y un menos pesado y manejable cuarto. Dos toros de Alcurrucén (segundo y quinto) feos de hechuras y muy deslucidos por cortos de viaje y descastados, sobre todo el que hizo de segundo que fue imposible. Dos novillos muy bonitos y de muy justo trapío de Zalduendo, bravos y muy nobles aunque algo flojos. Pablo Hermoso de Mendoza (de corto con chaquetilla azul cobalto): Rejonazo trasero, palmas con saludos. Pinchazo hondo y rejonazo muy trasero, ovación. José María Manzanares (avellana y oro): Estocada muy baja de efectos fulminantes, bronca desproporcionada. Pinchazo y casi entera trasera caída, pitos y tras cortarle la coleta su hijo, inmensa ovación seguida de vuelta clamorosa. Cayetano (nazareno y oro): Estocada contraria algo trasera, oreja. Pinchazo hondo tendido y descabello, oreja y vuelta en unión de Manzanares tras pedirle que le acompañara. Al finalizar la vuelta, muchos matadores de toros en activo y retirados que había en la plaza se tiraron al ruedo, pasearon a los dos matadores y sacaron a Manzanares por la Puerta del Príncipe entre la general ovación de los presentes y sin protesta de casi nadie.

 

Posiblemente habrá sido José María Manzanares a quien más veces hayan impedido salir a hombros por la Puerta del Príncipe de la Plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla habiendo dado suficientes y hasta sobrados motivos para ello. Esa no tan mítica puerta infinitas veces traspasada inmerecidamente por muchísimos diestros, locales principalmente y también por alguno de afuera.

 

Bastó negarle la segunda oreja de varios toros maravillosamente cuajados por el alicantino para que se quedara con un palmo de narices, mientras que a otros….

 

Recuerdo, por ejemplo, la última vez que sacaron por la puerta al mítico Curro Romero, tarde en la que precisamente Manzanares fue quien mejor toreó con notoria diferencia y excelencia. Pues eso. Y por cierto, oigan: que el tal Curro también estaba ayer en una fila de barrera de sombra y no hizo ni ademán de bajar al dorado albero para acompañar a los muchos matadores en activo y retirados que, finalizado el festejo y una vez completada la vuelta al ruedo que dio Cayetano tras cortar su segunda oreja al sexto (novillo) – vuelta a la que invitó muy cortésmente al mismo que había brindado su faena – auparon al maestro a hombros y le sacaron de tal guisa por esa puerta que él nunca pudo traspasar. Con un par, además. Contra la voluntad de los que hacían gestos negativos desde algunas localidades cercanas a la puerta de marras, y contra el tímido intento de impedirlo de un par de empleados y del delegado de la autoridad.

 

No sé quién le pegó un empujón a los portones de la barrera que separan el ruedo del callejón. Pero por allá fueron Ponce, Litri, Rivera Ordóñez, Padilla, El Cid, Morante, El Tato, Manzanes hijo, su peón El Mangui, el que fuera de confianza del tan singularmente homenajeado, Ecijano, y varios más que no pude distinguir en medio del tumulto que llegó hasta el Paseo Colón por donde siguió la comitiva con José María Manzanares en lo alto y sobre todos.

 

Tampoco sé si habrá polémica o no la habrá. Ignoro ahora mismo si la Autoridad multará o castigará a los atrevidos violadores del “virgo” maestrante. Pero lo que sí sé y apoyo es la decisión que tuvieron de acabar de una vez por todas con tan caprichoso remilgo sevillano. A ver cuando acaban también con el director de la banda, Tristán. Y lo apoyo por la misma razón que inspiró a los que se tiraron al ruedo: Porque José María Manzanares ha sido, junto con Antonio Ordóñez, el torero más admirado por todos los toreros de su tiempo. Hasta el mismo Ordóñez le adoró cuando aún vivía. Igual que Manzanares al rondeño.

 

Y que nadie se rasgue la camisa. Imagino lo que dirán algunos sobre la injusta inoportunidad de convertir el debut de Cayetano en insólito – histórico – homenaje de despedida a Manzanares. !Claro! Si hubiera sido Curro Romero, o uno de los Vázquez…, toda transgresión estaría justificada. Pues, ¿no sacaron hace años por la Puerta Grande de Las Ventas a Antoñete una tarde de sus muchas desgraciadas despedidas y nadie dijo nada en contra? Entonces…

 

Lo que sucedió fue que no hubo suerte – ni por desgracia acierto – en la elección de los dos toros de Alcurrucén que Manzanares tuvo que matar. Que muchos pitaron sin razón al gran torero tras no poder dar un solo pase al primero. Que la murga contraria más indocta, irrespetuosa y barriobajera siguió molestándole desde algunas localidades de sol mientras se esforzaba y conseguía dar no pocos bellos muletazos al tampoco grato cuarto. Y que en medio de otra injustificada pitada que se oyó tras matarlo, el propio Manzanares salió al tercio desde donde pidió a su hijo y más joven compañero que le cortara la coleta. Así, de repente, sin avisar. Nada estaba preparado. Lo decidió por pura dignidad y amor propio desde lo que su impar figura representa para toda la profesión. Y los profesionales que allí estaban, me refiero a los profesionales de verdad, se revelaron hartos de tanto mal trato al maestro y lo sacaron a hombros en el detalle de compañerismo, admiración y respeto más serio y más grande que se haya visto con torero alguno.

 

La escena de Manzanares hijo cortando la coleta a su padre en medio del llanto de ambos, jamás la olvidaré por encima de todo los que pasó en la plaza antes y después. Pero, ¿qué pasó?

 

Pues que en los tendidos, en las gradas y hasta en el callejón había más famosos y mejores aficionados conocidos que nunca. Todo el mundo estaba ayer en La Maestranza para no perderse el acontecimiento. Que Pablo Hermoso de Mendoza no pasó de discreto con su primer y muy mal toro de Bohórquez. Que el jinete navarro anduvo mucho mejor con el también mejor cuarto pero sin redondear. Y que Cayetano gustó más con la muleta – clase aterciopelada fuera de serie aunque aún insuficiente en cuanto a ese insustituible oficio que permita la consolidación que necesita para tomar la alternativa con sobrado desahogo profesional que le permita resolver cualquier problema que le surja – que con el capote que todavía no maneja bien frente a dos novillos de Zalduendo comodísimos y seleccionadísimos para la gran ocasión de los que cortó una oreja siendo de dos por aquello de cierta frialdad interpretativa y la escasa fibra mental que evidenció pasándose bastante lejos a sus enemigos y dejándose enganchar las telas en más de una ocasión.

 

La elegancia natural, el asimismo natural empaque de Cayetano y, sobre todo, el sumarse tan elegantemente desprendido al homenaje a Manzanares en una tarde que había sido diseñada para mayor gloria de él y solo para él, fue lo mejor. Y es que no podía ser de otra manera porque Cayetano es, nada más y nada menos, que el menor de los nietos toreros de Antonio Ordóñez y eso lo llevará en la sangre hasta que muera

 

 

01.05.2011
6ª de feria en Sevilla. Manzanares entra en la historia

 

 

 

Por primera vez en su vida, José María Manzanares hijo se sentó en el trono del reinado que le aguarda. Indultó al tercer toro de Núñez del Cuvillo tras cuajar un portentoso e inacabable faenón con el que borró hasta lo imborrable visto en esta plaza. Por tan catedralicio trasteo, recibió dos orejas aunque debió ser premiado con el rabo del toro llamado Arrojado. Manzanares dio una apoteósica vuelta al ruedo junto al ganadero y a partir de ahí, el público no habló de otra cosa a la espera de lo que ocurriera con el sexto de la tarde. Otras dos orejas cortó a este último por otro faenón de menor duración que el anterior ante un animal también noble pero mucho menos enrazado. Como no podía ser menos, el joven gran torero salió en hombros en loor de multitudes por la Puerta del Príncipe. Aparicio y Morante rivalizaron en verónicas a cada cual mejores, pero no lo secundaron con la muleta sus primeas faenas que apenas iniciaron bien y mucho menos las últimas.

 

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. Sábado 30 de abril de 2011. Sexta de feria. Tarde soleada tras mañana muy lluviosa con algo de viento y casi lleno. Siete toros de Núñez del Cuvillo incluido el sobrero que reemplazó al segundo, devuelto por su debilidad. Bien aunque desigualmente presentados y armados. Nobles y encastados en distintos grados. El primero, bravo, encastado y noble aunque embistió a media altura, ovacionado en su arrastre. El segundo salió con menos fuerza que el devuelto y resultó noble de muy más a menos y a defenderse al acusar su escasa energía. De extraordinaria clase y enrazadísimo el tercero que fue indultado tras petición clamorosa del público. Cumplidor aunque sin fuerza el cuarto que terminó echándose por su cuenta. El quinto, sin fuerza alguna, quedó inédito. Julio Aparicio (añil y oro): sartenazo, silencio tras leve división. Metisaca, pinchazo y estocada, silencio. Morante de la Puebla (parra y oro): Pinchazo muy hondo y descabello, palmas con saludos. Pinchazo hondo y cuatro descabellos, silencio José María Manzanares (turquí y oro): No mató al primero por ser indultado, dos orejas. Gran estocada, dos orejas. Salió en hombros por la Puerta del Príncipe Magníficos como siempre los integrantes de la cuadrilla de Manzanares.

 

 ¿Se puede torear mejor? Esta pregunta nos la hemos hecho siempre después de ver torear en su mejor versión a todas las grandes figuras del toreo. Pues bien, a lo largo del tiempo, que en mi caso suponen casi sesenta años viendo corridas de toros por todo el mundo, después de acontecidas estas obras para el recuerdo, tras cada una de ellas siempre hubo quien las mejoró. Y eso fue lo que sucedió ayer en la Real Maestranza de Sevilla. Que José María Manzanares hijo cuajó un faenón tan redondo, tan largo y ancho al mismo tiempo, tan basado en las suertes fundamentales del toreo de muleta, tan profuso y lentamente ligado con inusitada intensidad, tan sublime y elegante, tan natural a la vez que imperial, con tanto y tan lento temple como acariciante donosura y ritmo además de emocionante, tan alargada adrede para obligar a la presidencia a que indultara a este magnífico oponente, que podemos decir que esta faena ha sido entre las de calidad, redondez y clasicismo renacentista la mejor que hemos visto y gozado en nuestra vida.

 

Pero lo increíble llegó con el sexto. Y es que Manzanares volvió a poner la plaza tan boca abajo como ya lo había conseguido en su anterior faena. Otra construyó de parecida guisa solo que menos larga por no tener el toro tanta raza como el indultado. De ahí que el animal protestara al final de trasteo, momento en que Manzanares se aplicó a cuadrar idealmente a su enemigo para enterrar una gran estocada que puso en sus manos otras dos orejas. Cuatro y rabo le habrían dado en otros tiempos. Pero qué más dan los despojos. Lo importante es que puso al público en pié varias veces en las dos faenas y que convirtió a la Maestranza en un manicomio sumido en el éxtasis por lo vivido y compartido con el extraordinario artífice.

 

Tengo que repetir lo que dije hace poco tras las Fallas de Valencia y La Magdalena de Castellón. Anuncié que si Manzanares repetía en Sevilla y luego en Madrid lo hecho en esta dos ferias, sería un más que temible aspirante a reinar en el toreo durante muchos años. Hacía mucho, mucho tiempo que no salía un torero tan inmensamente dotado de tantas cualidades y en tan alto grado. Habría que remontarse nada más y nada menos que a Antonio Ordóñez. Por lo que se refiere al toro indultado, decir que desde mediados de siglo XIX, no se había indultado a ninguno más en Sevilla hasta llegar este maravilloso de nombre Arrojado que, de seguro y en cuanto le curen las heridas que sufrió en la suerte de varas y en la de banderillas, pasará a ser el sultán de la Ganadería de Núñez del Cuvillo. Mi enhorabuena a los ganaderos, Joaquín y a su hijo Álvaro. Este triunfo se lo merecen por la ingente y fructífera labor que están haciendo hasta ponerse a la cabeza de la actual cabaña brava, como también mi abrazo a José María Manzanares al que guarde Dios muchos años y que uno pueda verlo.

 

Por lo que respecta a Morante de la Puebla y a Julio Aparicio, decir de éste que sus verónicas de recibo y el inicio de su faena de muleta al primer toro, me hicieron recordar cómo era este torero siendo novillero y en no pocos momentos de sus primeros años de matador. Lástima que su primera obra se diluyera por incapaz de continuarla frente a un toro que fue de los mejores de la tarde. Y de Morante, casi otro tanto aunque con el capote lo bordó como sabe con el segundo toro. Luego empezó muy bien logrando una gran tanda por redondos y, a partir de ahí, se aceleró, se amontonó y todo se vino abajo.

 

Pero hasta más abajo aún llegaron ambos artistas con sus segundos y muy flojos oponentes porque ni quisieron ni pudieron, salvo matarlos malamente. Y es que pesaba como una losa de mármol lo hecho por Manzanares. Peso, que por cierto notará a partir de ahora todo el escalafón mayor, incluidos las máximas figuras.

 

_________________________________________________

 

EL QUITE DE DOMINGO DELGADO DE LA CÁMARA

 

Apoteosis de la estética

 

Núñez del Cuvillo llevaba años sin lidiar en La Maestranza y de pleitos con la Empresa Pagés. Su reaparición no ha podido ser más afortunada. Está claro que se trata de una de las ganaderías más importantes del momento. Y es evidente también que Núñez del Cuvillo conoce su ganadería, porque el día en que era necesario obtener un gran triunfo, ha sacado toros de categoría. Subrayo por su excelente juego tres astados: el primero, desaprovechado por Aparicio; el tercero, de extraordinaria clase. Y el sexto que, a pesar de su poca fuerza, tenía muchísima calidad.

 

Se produjo un hecho histórico: el indulto del tercero de la tarde, de nombre “Arrojado”. Hecho histórico no exento de polémica: el toro no mereció el indulto. Es cierto que fue un gran toro para el torero, con una clase extraordinaria por ambos pitones. Pero también es cierto que al toro no se le vio en el caballo pues apenas le pegaron dos puyacitos. Y al final de la faena acabó aculado en los tableros.

 

Si se trata de un hecho excepcional, vale. Pero lo que me preocupa es que se pongan de moda los indultos en las plazas de categoría. Si llegan a generalizarse los indultos y los toros de regalo, ya no tendremos nada que envidiar a México. Se nos viene contando que el indulto es una buena manera de mejorar la cabaña brava. Pero en México indultan toros por un tubo y su cabaña ganadera está por los suelos… Hay que tener mucho cuidado con los indultos. Solo deben ser indultados toros auténticamente bravos, no solo buenos para el torero. Y siempre ha de ser un hecho excepcional. Como contrapunto a tanta excelsitud, hay que señalar un par de toros inválidos. A pesar de ello Núñez del Cubillo ha obtenido un gran triunfo y es obligado felicitarle.

 

Abría terna, incomprensiblemente, Julio Aparicio. El primero de la tarde fue un toro extraordinario, pronto y alegre. Tras un montón de capotazos de probatura desconfiados, Aparicio se puso pinturero en unas verónicas y en un quite. Lo malo es que al quite respondió Morante, y borró a Aparicio con la capa.

 

Morante hizo un quite monumental, catedralicio, excepcional. Un quite de los que se recuerdan durante años, lleno de hondura, cadencia y sentimiento. Cuatro verónicas y una media que no se nos olvidarán nunca… Fue inevitable recordar el quite del perdón de Pepe Luis Vázquez… Y si alguien no se había dado cuenta, a partir de ese quite todos vieron clara la gran calidad del toro, totalmente desperdiciada por Julio Aparicio.

 

Alguien pretenderá disculpar a Aparicio diciendo que la fortísima cornada sufrida el pasado San Isidro le ha quitado arrestos y seguridad. Pero no es cierto. Aparicio siempre fue un torero de muletazos muy cortos, y este toro, por su gran embestida, exigía muletazos largos. Aparicio ha sido un torero de chicotazos, de toreo rápido. Y este toro pedía cadencia y lentitud. Fue muy evidente que se la había ido un gran toro.

 

Y al cuarto Aparicio no quiso ni verlo. Lo reventó en el caballo y, aunque llegó a la muleta parado pero noble, Julito no fue capaz del más mínimo esfuerzo. Está caro que Aparicio estaba en el cartel como relleno. Simplemente para abrir la tarde y para que Morante no actuara en primer lugar. Pero cuando los toreros están en mal momento lo que hay que hacer es dejarlos en casa.

 

Aparte del quite reseñado, Morante hizo poco más. Se equivocó en la lidia de su primero, toro muy protestado en el primer tercio por su debilidad. Pero en banderillas comenzó a venirse arriba, y llegó a la muleta bastante entero y embistiendo con mucha repetición. Morante se empeñó en torearlo en corto y dando al muletazo un dibujo demasiado curvo, lo que hizo que el toro se violentara y embistiera algo rebrincado. Si le hubiera dado más sitio y llevado más en línea, podría haber hecho una gran faena. Pero, a pesar de eso y de que la faena fue de más a menos, Morante dejó muletazos llenos de pinturería y sabor, y dos series arrebujadas con la mano derecha.

 

Y con el quinto no se anduvo por las ramas. Era un toro de preciosas hechuras pero inválido. Morante optó por la brevedad: consciente de que el toro estaba arruinado y de que no tenía nada dentro, lo mató a las primeras de cambio.

 

Manzanares obtuvo un triunfo arrollador. Cuatro orejas: dos simbólicas al toro del indulto, y otras dos del sexto de la tarde. Manzanares encaja en La Maestranza como un guante en una mano. Si hay una nota que caracteriza al público sevillano es su gusto por la estética. Basta repasar la historia del toreo para darse cuenta de que los diestros preferidos del Coso del Baratillo siempre han sido los de más clase. Así que estaba cantado que el destino de Manzanares era entenderse con La Maestranza y vivir con ella una luna de miel.  El torero de Alicante sale especialmente motivado en esta plaza, y año tras año da lo mejor de sí mismo mostrando su mejor imagen.

 

El lote que correspondió a Manzanares fue de ensueño, cierto. Pero no es menos cierto que, con su estética arrebatada, levantó al público de los asientos. Frecuentemente se le ha comparado con el empaque de Antonio Ordóñez. Es una buena comparación, pero tiene además una cintura  mucho más rota que la de Ordóñez, por lo que el muletazo resultante es más estético. Tan estético es, que creo que a partir de ahora Manzanares va a ser uno de los referentes estéticos de la tauromaquia. A unas formas rigurosamente clásicas, une el pellizco y el duende de los toreros gitanos, y su toreo es extraordinariamente sugerente, muy apto para los aficionados con paladar.

 

Su primera faena fue una sucesión de carteles de toros. Manzanares se arrebató y se desgarró con el toro, en muletazos muy hondos, muy macizos y muy sentidos. En el tendido se vivió esta faena en medio de un constante rugido. Es tópico decir que hubo muchos carteles de toros. Pero es cierto: Manzanares, como Paula, es extraordinariamente fotogénico, y logra momentos únicos. Pero todo hay que decirlo: la faena fue esencialmente derechista y el toro embestía igual de bien por el pitón izquierdo como por el derecho. Así que eché de menos ese mismo poder con la mano izquierda.

 

Pero estaba tan entregado y tan absorto en su quehacer, que a veces Manzanares no daba al toro el sitio que pedía. Sitio con el que, por su bravura, su alegría y su clase, hubiera embestido mejor y se hubieran evitado algunos inoportunos  enganchones. Pero, aun sin toreo con la izquierda y de esos enganchones, el conjunto fue vivido en medio del delirio. Era como una sucesión de fogonazos y estatuas: se trata de un torero escultural.

 

Más que el mérito del toro, lo que últimamente provoca los indultos es la gran faena del torero. Y este fue el caso de ayer. En manos de otro diestro ese toro no hubiera conseguido el indulto. Solo toreros del aire de Manzanares son capaces de sacar al toro sus mejores cualidades. No es de extrañar, pues, que Enrique Ponce haya indultado tantos toros, y Manzanares lleva el mismo camino. En sus manos los toros parecen mejor de lo que realmente son. Este toro en concreto fue muy bueno para el torero, por su prontitud, por su clase y por su ritmo. Pero un toro apenas visto en el caballo y que acabó en las tablas, no debería haber sido indultado.

 

Y en medio de un ambiente de clamor, salió el sexto de la tarde, de preciosas hechuras (ya era hora de que viniera a Sevilla una corrida bien presentada, sin toros anovillados). Al impactar la primera vez con el peto del picador, se le cayó medio pitón  (desde que se han impuesto las fundas los toros salen astifinísimos, sin sospecha de afeitado. Pero varias veces he visto ya que los toros al derrotar en los tableros, o al impactar con el caballo, pierden parte del pitón. Los detractores de las fundas dicen que reblandecen el asta. Creo que algo hay de verdad. Urge pues un estudio contundente y efectivo de las fundas y sus consecuencias).

 

Pero a lo que íbamos: este sexto fue un dechado de calidad. Solo tenía un defecto: la poca fuerza. Defecto advertido desde el principio por Manzanares y su cuadrilla. Apenas se le picó y se cuidó con esmero en todos los tercios (la cuadrilla de Manzanares es la mejor de las que actúan hoy en día). Y llegó a la muleta alegre, pronto y repetidor. Esta faena quizá no tuvo el pellizco ni el arrebato de la primera. Pero a mí me gustó más, porque hubo mucho asentamiento y mucho toreo largo en un traer y llevar lleno de suavidad y cadencia. Y a este toro sí que lo toreó con la mano izquierda, con una serie excelente. Un acierto de la faena fue su brevedad: si Manzanares hubiera insistido más, probablemente el toro hubiera perdido fuelle y la faena hubiera ido a menos. Después de unas cuantas series macizas, llenas de templanza y buen gusto, una estocada tendida puso en las manos de Manzanares otras dos orejas. Quizá la segunda fuera excesiva, pero cuando en las plazas se viven momentos tan emocionales como el de ayer, es lógico que la gente se desmadre y salga a la calle toreando.

 

Tardes como la de ayer son las que hacen afición. Mañana todo Sevilla dirá haber estado en la plaza. Y, de creerlo, la plaza debería haber tenido medio millón de asientos. Estas son las corridas que hacen falta. Cuando surgen momentos de apoteosis como el de ayer, a ver quien es el majo que tiene cojones para acabar con la fiesta de los toros.

 

___________________________________________

 

La opinión de Álvaro Rodriguez del Moral en El Correo de Andalucía

 

Los amantes de las estadísticas y los ratones de biblioteca tienen ahí el indulto para cuadrar sus efemérides. El toro, marcado con el hierro de Joaquín Núñez del Cuvillo y bautizado como Arrojado en el herradero mereció el perdón de su vida como premio a su excepcional clase y nobleza, a una toreabilidad que se enhebró con hilo de oro a un matador en estado de gracia que sublimó el arte de torear. Pero esa circunstancia, siendo histórica, queda en mera anécdota al lado del antológico y sensacional faenón cuajado por el diestro alicantino, oficiante de un arte mayor que despertó el delirio de un plaza que debe escribir en sus anales el acontecimiento.

 

Nadie se movía de sus asientos cuando el grandioso artista levantino daba las últimas vueltas al ruedo antes de ser sacado a hombros por la Puerta del Príncipe. Pero antes, había vuelto loca a la plaza y a todo el toreo instrumentando uno de esos trasteos que contaremos de viejos sabiéndonos dueños de un secreto antiguo; una de esas faenas míticas que quedarán en los libros y en las estanterias de nuestra memoria de aficionados. ¡No se puede estar mejor! Manzanares se rebozó de la Sevilla de Turina y Salinas, de Juan Manuel y Aníbal, de Bécquer y Cabral Bejarano, que pintó un paisaje de azules prusia y crepúsculos de otro tiempo para envolver una obra que ya está dentro de la mejor historia del toreo.

 

¿Qué quieren ustedes que le cuente? Busquen por ahí el pasodoble Cielo Andaluz y sueñen con el mejor toreo. La perfección existe, sí, ayer la materializó Manzanares expresándose a la verónica; dejando que Chocolate administrara la nobleza del cuvillo en el caballo; que Curro Javier lo bordara con los palos… De la compostura y la retórica inicial se pasó a la expresión y la cadencia; al toreo expresado como una emoción estética que estalló como una tormenta de verano en un cambio de mano imposible que reveló el secreto. La faena estaba lanzada, absolutamente acoplada con la fijeza de un animal que se sabía destinado a entrar en la historia.

 

Es imposible trasladar a estas líneas la sinfonía que vino después. La belleza de los naturales, el empaque intemporal del toreo en redondo, la armonía natural de una labor que tenía a todo el personal en permanente locura. Hubo molinetes por sorpresa, hasta una infrecuente arruzina que rompió en dos el monte Baratillo. Manzanares se encumbró  en Sevilla aunque la banda de música, fiel a su proverbial incultura taurina, cortó antes de tiempo. ¿Qué más nos daba? Manzanares siguió toreando mientras aparecían los primeros pañuelos en los tendidos: unos pedían las orejas sin necesidad de entrar a matar; los más noveleros empezaban a demandar el indulto. Ojalá lo hubiera tumbado de un estoconazo y le hubiera cortado un rabo. En cualquier caso, el presidente Salguero no se lo pensó demasiado sacando el pañuelo naranja que consagraba la vida eterna de Arrojado, el primer toro indultado en la plaza de la Maestranza en toda su historia. Sólo la vuelta al ruedo -sobraban las dos absurdas orejas simbólicas- fue un acontecimiento que Manzanares compartió con Álvaro Núñez Benjumea, ganadero victorioso de un largo pulso con la empresa del que sale crecido.

 

 

Ortega a hombros, Maripaz toca pelo y El Payo cornado

Ortega a hombros, Maripaz toca pelo y El Payo cornado

En la plaza de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, registró un lleno y se lidiaron astados de Cuatro Caminos, de diferente juego.Rafael Ortega: Silencio y dos orejas.
Maripaz Vega: Oreja y silencio.
Octavio García El Payo: Silencio y al tercio.Incidencias:
Mientras El Payo toreaba al segundo de su lote fue empitonado feamente, rompiéndole todo el vestido de torear. Al final de la corrida el matador valorado y resultó con una cornada interna en la parte posterior del muslo izquierdo, que será controlada con medicamentos.________________________

El triunfador del festejo fue el tlaxcalteca Rafael Ortega, que lució a la verónica, templando con maestría la embestida de su contraparte. Ante la petición del respetable resolvió con soltura el tercio de banderillas, lo cual quizá afectó en el rendimiento del astado que se vino a menos cuando intentó instrumentarle su faena de muleta donde apenas esbozó detalles antes de pasaportarlo con media para retirarse ovacionado.

Con el cuarto vino la faena grande; inició con larga afarolada de rodillas y lució en el tercio de quites a la navarra, para repetir color con los palos, para dejar en su punto al respetable que en todo momento le respondió a sus ejecuciones. Con la roja, tuvo que fajarse en los medios con su contraparte ya que era un toro que no permitía concesiones, no obstante resolvió con poder y seso extrayendo pases de mucha valía, para despachar desorejado al morito, gracias a un tremendo espadazo.

Maripaz a su primero le realizó la faena de la tarde, ante un toro de gran calidad que iba de largo, prodigándose de inició con la capa, mecida a la verónica cargando la suerte, para posteriormente quitar por ajustadas chicuelinas que prendieron el ambiente en el tendido. Su faena de muleta fue intensa, casi en su totalidad por la senda derechista, dejando sendas tandas largas, ligadas y templadas coronadas con riñonudos martinetes ligando el de pecho, que aumentaron el ánimo del público. Se tiró a matar con decisión y dejó una estocada ligeramente caída, para obtener una oreja ganada.

Con su segundo, salió decidida al triunfo, pero la escaza fuerza del burel no le permitió el lucimiento, más esforzada, aprovechó la calidad del astado al que le estructuró una faena a media altura, que no caló gracias a la poca transmisión del burel, lo cual sirvió para recibir una merecida ovación.

Por su parte Octavio García El Payo salió con el santo de espaldas; con su primero firmó esfuerzo y detalles ante un astado sin opciones; con su segundo un toro con calidad que iba de largo, se vio cadencioso a la verónica, más cuando se había hecho de su enemigo con la sarga, éste se le venció y le puso un tremendo rayón del tamaño de casi toda la pierna pero sin consecuencias, por lo que ya desconfiado siguió toreando sin encontrar la manivela, despachando al morito a previo par de pinchazos, para recibir merecida ovación.

 

Castella el dominio, Sanchéz la gratificante realidad, Zotoluco sacó la casta

Publicado por Ana Delgado el 2/5/2011

Castella el dominio, Sanchéz la gratificante realidad, Zotoluco sacó la casta

[Ana Delgado] Novena corrida de la feria de San Marcos, llenó impresionante en la monumental.Se lidiaron toros de Bernaldo de Quirós desiguales de presentación, sosos, débiles y faltos de transmisión. Destacó el sexto que se dejó más, hubo un regalo de Teofilo Gómez muy justo de presencia que se dejó.

Eulalio López Zotoluco: Pitos, división de opiniones y oreja.
Sebastián Castella: Dos orejas y silencio.
Juan Pablo Sánchez: Al tercio y oreja.

__________

Hermosa, se ve la Monumental cuando no cabe un alma más; así lució la tarde de este domingo primero de mayo, el ambiente de tarde grande, el sol pegando con toda intensidad y en el albero tres toreros de estilos completamente diferentes en busca del triunfo.

Castella en respuesta a la expectativa del cartel y al cariño que la gente le profesa, no quiso irse de la feria sin un triunfo más. En esta ocasión se enfrentó a un cárdeno bien presentado pero soso y débil al que le sacó una faena dominante.

A pesar de las pocas posibilidades presentadas por el astado, Castella quitó por tafalleras y remate mágico al soltar la punta del capote, luego en el tercio de muleta le robó tandas por izquierda a base de insistencias y poderío. El astado rebrincaba en el último tiempo del muletazo pero el de Francia se quedó ahí metido entre los pitones hasta someterlo. Finiquitó la vida del de Bernaldo de Quiroz de tres cuartos de espada trasera y caída para que más rápido de lo que canta un gallo el señor juez otorgara las dos orejas, aunque en honor a la verdad la segunda estuvo un poco exagerada, pero insisto menos es más, pero el juez creo que no lo ve de la misma manera ya que ni siquiera espera a que las peticiones sean mayoritarias cuando ya ondean los albos pañuelos de sus rápidas y audaces manos.

El quinto de la tarde vaya fiesta que provocó en los tendidos, peo no crea que por su bravura y calidad, no, fue porque la gente se distrajo tanto de lo que pasaba en el ruedo que decidió buscar su propio entretenimiento. El negro de justa presencia fue tardo, soso, rascaba la arena y careció de transmisión. Castella quiso pero ante tal situación y con evidente molestia prefirió abreviar, varios pinchazos y estocada entera caída para irse en entre el gélido silencio.

Que gratificante es ver a un joven que se entrega en el ruedo por completo, dejando a un lado comodidades, parentescos y marrullerías. Juan Pablo Sánchez es toda verdad, su propia verdad, la dice y la revela en el ruedo, él solo frente al toro como deben hablar los toreros.

Con el tercero de la tarde otro justo astado de pelaje cárdeno, Sánchez propuso su tauromaquia de autenticidad. El burel era tardo y un tanto débil, pero el de Aguascalientes se lo llevó a media altura paso a paso y pase a pase poniéndole la tela roja en la cara para obligarlo a pasar y así sacarle el mayor provecho.
Por el izquierdo la misma situación, con la característica del valor al cruzarse en terrenos peligrosos sin importar que pueda pasar con tal de quedarse en el ánimo de su gente. Lástima que mató de entera muy caída y solo escuchó palmas desde el tercio.

El sexto de la tarde un cárdeno de trapío, fue el único astado que tenía más potencial, embestidas más francas y emotivas, con este Sánchez consiguió una labor meritoria, tandas muy de sentimiento y largueza, poniéndole la muleta en la justa distancia para tirar de él. Sometimiento, aguante y cercanías, tanto que se llevó una aparatosa voltereta que afortunadamente no pasó del susto. Con decisión regresó a la cara del toro para seguir con su labor, en las alturas la tradicional pelea de gallos y en el ruedo un torero que está dispuesto a todo. Pero el gozo se fue al pozo cuando dejó un pinchazo arriba y entera trasera, aún así el juez otorgó la oreja que fue silbada por unos y aplaudida por otros.

Para Zotoluco esta tarde por poco se va en blanco, con su lote tuvo actuaciones grisáceas y anodinas. El primero huyo de capotes, apenas empujó en varas y se paró pronto. Pero del torero y su disposición no vimos mucho y al final la gente le pitó con fuerza. Con el cuarto un toro que de principio sembró esperanzas pero se acabó pronto y dobló los remos delanteros, Zotoluco intentó un poco más pero nada, hasta ese entonces la historia para él no era favorable.
Eulalio entonces, decidió regalar al reserva de Teófilo Gómez un astado muy escaso de carnes que fue muy protestado, pero como ya sabemos el palco de la autoridad en estos casos hace mutis. Al menos el burel le permitió estar y cual si le hubiesen picado la cresta, Zotoluco salió ahora si por todas. En emotiva labor, recordó que es la llamada primera figura de México y que en la feria más importante del país se iría en blanco, inédito, desapercibido. Por ello luego del impresionante tumbo al piquero y una serie de gritos desesperados a su cuadrilla, Zotoluco se amarró los machos y tomó la muleta para eslabonar una labor de garra, de casta, zapatillas firmes y muleta cuadrada. Tandas poderosas en un palmo de terreno, toreros cambios por delante y el delirio en las alturas. El aguante y el valor por el lado derecho, los desplantes en la cara y otra vez “la de aquí” famosa.

No cabe duda lo que provoca la pasión, la fuerza de las nuevas generaciones que vienen con todo, tanto que hicieron volver al Zotoluco del letargo que le habíamos visto durante sus anteriores ocasiones. Al final pichó arriba y dejó entera caída para llevarse un apéndice, que más que eso, se lleva de San Marcos un reto consigo mismo.

“Siempre he sido muy profesional”: El Conde

Publicado por Julián Herrera el 2/5/2011

“Siempre he sido muy profesional”: El Conde

[Julián Herrera] En el cierre de la temporada en Texcoco 2011 Alfredo Ríos El Conde fue uno de los triunfadores al llevarse tres orejas.Al término de su comparecencia, platicamos con Alfredo para que nos diera sus impresiones de este triunfo y esto fue lo que comentó.

¿Cómo fue tu lote?
El primer toro fue complicado, muy bravo, muy enrazado, un toro al que le tenías que hacer las cosas muy bien y poderle sobre todo, estar muy firme, el segundo fue un toro que terminó agarrado al piso pero tenía clase, había que dejarle la muleta en la cara y lo pude torear a gusto y matarlo sobre todo extraordinariamente bien.

¿Cómo te sentiste cubriendo el segundo tercio (el de banderillas)?
El primero me cortaba mucho y no me podía lucir, con ese tipo de toros que te cortan mucho no te puedes lucir nada, pero bueno hay que salir por todas y así lo he demostrado, siempre he sido muy profesional, el segundo se prestó un poquito más, se arrancaba mejor, era más claro y lo pude cuajar con las banderillas.

¿Qué nos puedes decir del público de Texcoco?
Es un público con ganas de que los toreros triunfen y a quines les agradezco porque han estado entregados conmigo.

Por último El Conde comentó mandó un saludo a todo sus seguidores.

 

En Texcoco indulto a Cesarín de Cerro Viejo (Video)

Publicado por Rodolfo Ramírez el 1/5/2011

En Texcoco indulto a Cesarín de Cerro Viejo (Video)

[Rodolfo Ramírez] El zacatecano Antonio Romero, se congratula con el indulto de Cesarín y sale a hombros en compañía de El Conde quien corta tres orejas.Ante un cuarto de aforo, se lidió un encierro disparejo en presencia, algunos muy justos, de la ganadería de Cerro Viejo, que dieron buen juego en general, destacando el último No. 83 con 490 kilos al que le perdonaron la vida.

El rejoneador Gastón Santos: Palmas.
Alfredo Ríos El Conde: Oreja y dos orejas.
Hilda Tenorio: Oreja y silencio tras aviso.
Antonio Romero: Silencio e indulto.

Detalles:
Los Forcados Mazatlecos dirigidos por su cabo René Tiro realizaron una gran pega, llevándose la ovación del respetable.

Al final salieron a hombros El Conde y Romero.
_______________

Esta tarde en Texcoco el viento y la polvadera molestó no solo a los toreros, sino a todos los aficionados que apenas ocuparon un cuarto del tendido en la plaza Silverio Pérez.

Cesarín con 490 kilos, toro indultado fue lidiado en último sitio por Antonio Romero, quien con agallas, resolvió en cierta medida la lidia de este burel que estuvo por arriba de su lidiador, por ello la gente comenzó a pedir el indulto, pero el juez se negaba a concederlo, hasta que el espada con señas al respetable obligó a que le perdonaran la vida, el toro de Cerro Viejo cumplió en varas, fue encastado, noble, con calidad y transmisión yéndose para arribaba en la faena, dándole oportunidad al zacatecano para hacerle de todo y por ello ha ganado el indulto.

Con su primero Romero anduvo en la simpleza pero con disposición, mató de media estocada y se retiró en silencio.

Junquero y 5ª. Generación fueron los toros de Alfredo Ríos El Conde quien tuvo suerte en su lote, pues ambos tuvieron recorrido y nobleza, con el primero Alfredo se quedó en el intento de realizar una faena decorosa y con el segundo, un burel que empujó en el caballo, emocionó al graderío con un toreo feriante acompañado de la música. Las orejas las ha ganado por matar excelentemente bien.

Dos astados muy bien presentados le correspondieron a Hilda Tenorio, quien mostró disposición y buen sitio en sus faenas, con el capote estuvo voluntariosa y con la espada fatal, sin embargo con ayudada del juez se llevó la oreja de su primer colaborador.

El rejoneador Gastón Santos sobresalió en su actuación, pues con facilidad puso los rejones de castigo y las banderillas, lamentablemente se le dificultó matar con la hoja de peral y tuvo que bajarse del caballo para finiquitar a su enemigo. Durante la lidia de este toro los Forcados Mazatlecos realizaron una excelente pega, llevando como cabo de cara a su dirigente René Tirado.

Los brindis más aplaudidos de este día fueron los de El Conde al subalterno Alberto Precio y el otro fue de Romero a los Forcados Mazatlecos. Casualmente ambos les trajeron suerte a los matadores.

 

Diego Silveti corta oreja en Chelva

Publicado por Comunicado el 2/5/2011

Diego Silveti corta oreja en Chelva

Valiente y muy decidido, el novillero mexicano Diego Silvetisufrió dos volteretas.Se lidiaron 8 novillos de Los Millares, bien presentados, nobles, los mejores 4º, 5º y 8º. Se lidió en 3º lugar un sobrero, que no dio juego.

Daniel Morales: Oreja y silencio.
Alejandro Enríquez: Oreja y dos orejas.
Diego Silveti: Oreja y ovación.
Emilio Huertas: Oreja y oreja.

__________

Noble y de buen juego, la novillada de Los Millares se dejó en líneas generales, aunque el novillero Diego Silveti tuvo que pechar con los dos de peor condición. A pesar de ello, el mexicano se mostró muy decidido y por encima de la condición de sus enemigos, sufriendo en ambos sendas volteretas. Su primero fue devuelto, aunque tuvo que ser estoqueado finalmente en el ruedo por Silveti. En su lugar se lidió un sobrero de la misma ganadería que desarrolló desde el principio algún problema de visión por el lado derecho. Diego solvetó las dificultades y terminó imponiéndose. Cortó una oreja. Tampoco ofreció muchas posibilidades su segundo, que vino a menos después de un buen inicio de faena del mexicano. Silveti finalizó su labor con una bernadinas mirando al tendido. Recibió una fuerte ovación.

Abrió terna Daniel Morales, que cortó una oreja a su primero y fue silenciado tras despachar al quinto. Alejandro Enríquez sorteó en primer lugar un animal justo de fuerza pero de mucha nobleza, al que cortó una oreja. Y las dos paseó del gran novillo que sorteó en sexto lugar. Completó el cartel Emilio Huertas, que obtuvo un apéndice de cada uno de los ejemplares que lidió.

 

 

 

Toros

«En los toros no necesitas entenderlo todo: la emoción y el duende se sienten» GENTE DEL TORO

Descubrió la Tauromaquia en el año 2000, en una corrida de toros de José Tomás en Beziers (Francia). Su primera corrida en España fue la de Morante de la Puebla con seis toros en Jerez de la Frontera. Aunque reconoce que le queda mucho por aprender, asegura que los toros forman parte de su vida. Vive en París y espera con impaciencia cada viaje para ver toro.

LORENA MUÑOZ
Día 02/05/2011 

¿Cómo conoce el mundo de la tauromaquia?

—Para mí la cultura de la tauromaquia es la cultura de España. Las personas que me hacen conocer este país son mi madre, a la que le gusta mucho el flamenco, y mi tío Joaquín que vivió su infancia porque sus padres eran españoles. Me hablaron del tiempo tan difícil que vivieron durante la guerra, lo que fue para mí un testimonio muy duro y al mismo tiempo me doy cuenta de que encierra un espíritu alegre y diferente al de mi país. Eso me atrae bastante.

—Antes de ir una corrida, ¿qué sabía del mundo del toro?

—Conocía los toros por Picasso y también por Botero, por su obra de los picadores. Éste es un tema que me interesa muchísimo hasta el punto de que hice fotografías a mi madre con los picadores y las recopilé en un libro.

—¿Cuándo fue a una corrida de toros por primera vez?

—Fue en el año 2000, en Beziers, para ver a José Tomás. La primera vez en España vi a Morante de la Puebla con seis toros en El Puerto de Santa María.

—¿Qué recuerda de aquella tarde?

—Aún lo recuerdo todo, de hecho no puedo olvidar ese día.

—¿Cuál fue su primera impresión?

Lo más impresionante para mí fue y es el toro. Es el animal más puro porque no puede ser domesticado como un león, por ejemplo. Al mismo tiempo para mí es algo muy emocionante ya que en ese momento no conocía en qué consiste la corrida ni cómo se desarrollaba.

—¿Cómo lo vive ahora?

—Cada vez que asisto a un festejo es como si poco a poco se metiera un trozo de España dentro de mí. Es la misma emoción que siento cuando sé que voy a viajar a Sevilla para la Feria. Cuando vuelvo a París siempre pienso que me encantaría volver pero no lo sé con seguridad. Cada vez que vuelvo es una nueva vivencia mágica que empieza por los olores, la luz, el color….

—¿Qué le sugiere una corrida de toros?

—La corrida para mí es la única manera que tengo de conectarme con el tiempo pasado, un pasado que no conozco pero está dentro de mí.

—¿Se puede entender los toros sin ser «entendido»?

—Sí, en mi caso no sé cuándo la espada está caída, las formas o la técnica perfecta, pero sé lo que no está bien. Considero que en los toros, como ocurre en el flamenco, no necesitas entenderlo o conocerlo todo, la emoción y el duende se sienten.

—¿Qué plazas españolas conoce?

—He estado en Madrid, cada año veo toros en El Puerto durante las vacaciones de verano, en Ronda… pero la Maestranza es la plaza más bonita.

—¿Qué tiene de especial?

—El color, la arena es distinta, es una arena de oro y el ambiente también. En realidad todo es distinto en la Maestranza.

—¿Qué opina de la prohibición de los toros en Cataluña?

—No entiendo en absoluto que se quiera prohibir. Cuando entiendes lo que significa no puedes estar en contra.

—¿Cuál es su torero predilecto?

—Mi favorito es El Juli porque es un torero que da mucho, para mí es como un ejemplo. Desde que lo vi hace diez años siempre ha estado mejorando y evolucionando en su arte, ha progresado. Sé que es una figura y que todos los saben, pero creo que debe ser más, casi un modelo para los demás.

—Le gustará algún otro, imagino.

—También me gustan los toreros más artistas como Morante de la Puebla y los diestros que matan las corridas duras como por ejemplo la de Miura.

—¿Hay alguna cosa que no le guste de los toros?

Sí, lo que no me gusta nada es el pañuelo verde.

ENTREVISTA

Marianne Longin

Aficionada francesa

Toros / desde la maestranza

Una tarde en la que la Maestranza sólo habló de la mansedumbre de los del Ventorrillo

La ganadería del Ventorrillo no ha ganado la gloria en esta tarde de farolillos, precisamente. Los pitos no cesaron en el graderío ante la falta de casta de los toros

aNDRÉS AMORÓS | ABC / sevilla
Día 02/05/2011 – 20.32h

 

 

FELIPE GUZMÁN 
 

La novena corrida de abono, ya de farolillos –aunque en el real estén ausentes por las inclemencias del tiempo–, ha traído esta tarde seis toros de la ganadería El Ventorrillo para Julián López «El Juli», Miguel Ángel Perera y Daniel Luque, sin casta alguna. El Juli llegaba a su tercera corrida este año en la Maestranza con cinco orejas cortadas y una salida a hombros por la Puerta del Príncipe. Por su parte Perera y Luque venían de realizar sus respectivas giras por América, donde han cosechado un gran éxito. Los pitos no abandonaron el graderío desde el primero toro. Las palmas, para los tres toreros por intentar exprimir a sus astados sin resultado.

«Infame», un toro negro de 539 kilos, era el primer astado de la tarde que atravesaba el portón de toriles para El Juli, que hoy lucía de pizarra y oro. Una gran ovación recibía al matador tras la espectacular faena que brindaba a la Maestranza en la quinta de abono, cuando salió por la Puerta del Príncipe. El toro humilla y coge ritmo, aunque cambiante. Varias chicuelinas y una media verónica que arranca aplausos en los tendidos, sucedías tras picar Diego Ortiz, de grana y oro, a «Infame». El Juli pide un cambio de tercio rápido, el toro es agradecido, por el derecho mantiene una buena condición, pero el diestro ve que el toro pierde fuerzas por momentos. Emilio Fernández clavó bien las primeras banderillas, justo en el centro de los pitones. Con la muleta, el toro busca al matador, se queda parado, sin recorrido y volviéndose con gran velocidad buscando el capote, ciñéndose al cuerpo del torero. ¡El toro no tiene un pase!, dicen por los tendidos. El Juli pide la espada y estocada casi entera.

Miguel Ángel Perera, de verde esperanza y oro, prueba con el segundo de la tarde, un colorao ojo perdiz de 559 kilos, de nombre «Huracán». El toro en apenas tres verónicas, como en el toro anterior, comienza a dar señas de desgaste. El picador Francisco Doblado, de turquesa y oro, tiene que enfrentarse a una gran embestida por la parte delantera. El toro muestra una falta de casta y celo, que ni siquiera puede ser picado por segunda vez. Gran trabajo en banderillas por parte de Juan Sierra y Guillermo Barbero. En la suerte con la muleta, el toro no transmite emoción ninguna, anda, se para, escarba en la arena, cabecea, de todo, menos embestir. Con cara de desesperación, Perera recoge el acero. Pinchó en hueso en la primera y segunda estocada. Pitos en la Maestranza. A la tercera, la vencida.

Un toro serio sale el tercero de toriles, un toro colorao de 565 kilos de nombre «Berrinche», para Daniel Luque, que luce de nazareno y oro. Se desenvuelve bien Luque con el recibimiento de verónicas, los engaños son suaves, con ritmo, pero el toro parece estar en la misma sintonía que los dos del Ventorrillo anteriores. Benito Quinta, de azul y oro, recibe al toro con la puya y casi vuelca al caballo. Ovación en pie al caballo que ha aguantado un gran embiste. El matador sigue con las verónicas, con gracia con el capote. En la segunda del picador, breve, el toro se escapa. Mariano de la Viña lo intenta por dos veces y sólo consigue poner una banderilla. Jaime Padilla corre mejor suerte con las segundas de banderillas. Luque, el matador más joven de alternativa en la tarde de hoy, recibe al astado con la muleta al hilo de las tablas. El toro no tiene entrega, no galopa y embiste sin calidad. El diestro sevillano lo intenta con la derecha, y en un momento de confianza, el toro lo ha buscado. El toro es peligroso, no le interesa la muleta sino el torero. Dos pases de pecho han salvado una faena sin fuerza. Luque lo exprime. Entra a matar sin suerte al pinchar en hueso en la primera, segunda, en la tercera, cuarta y en la quinta por la paletilla, por fin, se tumba el toro. Pitos.

«Peluco», un negro salpicao bragao de 505 kilos, es el cuarto para El Juli al que ha lanceado muy bien en los primeros pases de capote. El toro humilla y se entrega, aunque no está muy sobrado de fuerzas. Tiene más celo, otra actitud que El Juli puede aprovechar. Tras las puyas, el toro queda descolocado. Álvaro Montes y Emilio Fernández colocan las respectivas banderillas sin penas ni gloria. Habrá que esperar a la muleta del maestro. La espera ha valido la pena, lo mejor de la tarde hasta el momento, los tres muletazos que ha podido encadenar con la derecha de El Juli. Le siguen naturales muy templados, lentos, pero el toro cuando se percata de la humillación, escapa. Al toro no le queda genio y se refugia en las tablas. Acierta con el acero a la primera.

«No hay quinto malo», o eso dicen. Para Perera el quinto de la tarde, «Novedoso», un toro salinero de 531 kilos. Nada más salir clava uno de los cuernos en el burladero. Perera no ha podido torear a la verónica, el toro no busca el capote y da visos de mansedumbre, igual que sus hermanos de esta tarde. Ignacio Rodríguez recibe una gran embestida de «Novedoso» y responde con una larga puya que hace pitar al respetable. El toro no quiere moverse, se para delante del capote sin embestir. Casi sin terminar el segundo puyazo, suenan los clarines para el cambio de tercio. El astado está desinflado. Joselito Gutiérrez llama al toro banderillas en mano, pero éste sólo escarba. Aplaudidas banderillas las de Joselito, que saluda ante la ovación. No tiene la misma suerte Barbero, como en el segundo toro. Perera mira el verde esperanza de su chaquetilla, tiene ganas pero el toro se distrae y busca las tablas. El público de Sevilla empieza a impacientarse, pitos y palmas de tango para que Perera acabe con la faena lo antes posible. La estocada entró y cayó el toro.

El sexto, «Garrochista», un castaño de 550 kilos, es la única salida de Luque para brindarle a Sevilla una faena de categoría. Sin embargo, otra vez, falta de garbo y mansedumbre a la vista. El graderío está cansado y aburrido, con pitos y palmas pide el fin de la corrida ante la falta de casta que también muestra este toro. El astado pierde las manos por momentos y huye del caballo. Quieren un cambio y que salga el sobrero. El picador y los banderilleros tuvieron también que sorportar la mala actitud del toro. Luque brinda el toro, ante la división de opiniones de esta acción, pitos y palmas. Con la muleta, Daniel Luque consigue buenos naturales que arrancan los aplausos del respetable. Luque coge la espada y brinda una estocada trasera perfecta. Las últimas palmas de una tarde sin fuerza, sin brillo.

La crónica por Andrés Amorós

 
PRIMERO: El primero es reservón, hace hilo y se cuela. El Juli brilla en un quite por chicuelinas ceñidas. Lo prueba con la muleta por los dos lados, pero el toro busca. Lo dobla y consigue una estocada perpendicular. Aplausos.
SEGUNDO: El segundo tan deslucido como el primero, todavía más manso y huido y, además, andarín. Miguel Ángel Perera se limita a probarlo por los dos lados, sólo consigue algún derechazo aceptable y mata mal, por pinchazos y estocada, aviso, silencio.
TERCERO: El tercer es otro toro deslucido, soso y huido. La mayor ovación se la lleva el picador Benito Quinta y su caballo por realizar muy toreramente la suerte. Daniel Luque intenta meterlo en la muleta y consigue arrancarle algunos naturales aunque el toro sale con la cara por las nubes, pero da un mitin con la espada. Cinco pinchazos y bajonazo. Pitos.
CUARTO: Es el cuarto un toro manso y blando al que cuidan en varas, embiste a oleadas sin clase. El Juli lo va embarcando y consigue algunos naturales de categoría, mandando mucho, pero el toro se raja por completo y huye descaradamente a chiqueros. Allí lo mata de una estocada corta trasera. Ovación y saludo.
QUINTO: El quinto es un salinero de preciosa estampa pero igualmente manso. Recibe una ovación Joselito Gutiérrez en banderillas. En la muleta, el toro huye, barbeando tablas, y Perera consigue algunos derechazos sin brillo. Aunque la corrida va muy rápida, el público, aburridísimo, se impacienta. Estoca desprendida, palmas.
SEXTO: El sexto es muy protestado por flojo pero el presidente lo mantiene. Sorprendentemente, Luque lo brinda al público y se produce una división de opiniones. Con gran esfuerzo consigue algunos naturales aceptables, pero el toro se acaba. Buena estocada y palmas a la voluntad.
 
 
 
 

Vuelve Eloy Cavazos al ruedo

Eloy Cavazos volverá a los ruedos al participar el 15 de mayo en el festival a celebrarse en el Cortijo San Felipe a beneficio

MONTERREY, Nuevo León (29 de abril).- Casi a los 62 años de edad, Eloy Cavazos volverá a los ruedos al participar el 15 de mayo en el festival a celebrarse en el Cortijo San Felipe a beneficio de la institución “Debra, sanando heridas”.

Eloy alternará con la dinastía de los Armillita: Manolo Espinoza, Fermín Espinoza y Miguel Espinoza.

Además se presentará el rejoneador Gastón Santos y los espadas Manolo Arruza y José Antonio Ramírez “El Capitán.

El festival se realizará dentro del San Pedro Arte Fest con toros de diferentes ganaderías, entre ellas Puerta Grande y El Vergel.

“Bueno mira…creo que es una satisfacción muy hermosa y mi agradecimiento con Dios que me permita facultades para poder enfrentar un festival… creo que todos los años que se me han echado encima y la falta de facultades que pueda tener… no sé… te da una energía tan grande poder ayudar a estos niños”, señaló Eloy.

“Son niños que como se ha mencionado nacen sin piel, entonces esto te da muchos ánimos y digo que tal vez ya no tengo las mismas facultades pero hay otras personas que están de veras enfermas y eso me ayuda a cooperar con este festival”.

Cavazos explicó que la familia Espinoza se ha reunido para presentarse en festivales como homenaje póstumo al maestro Fermín Espinoza quien el 3 de mayo hubiera cumplido 100 años.

“Yo creía que iba descansar a partir del 16 de noviembre que me retiré hace ya casi tres años pero mira fueron a casa, me hablaron para este festival y para otros que tengo pendientes y pues la pasión por el toro estará toda la vida”, indicó.

El matador en retiro dijo que contempla organizar un festival para recaudar fondos que ayuden a mil personas a ser operadas del llamado problema de “cataratas” en la vista.

Los boletos para el festival en el cortijo San Felipe estarán a la venta en la taquilla de la plaza sampetrina.

Tomás Víctor López
Bookmark/Search this post with
 
 
 
 
 
Lunes, 2 de mayo de 2011
 
TAUROMAQUIA 

Lo nunca visto: toro indultado en Sevilla

Alcalino

Sucedió el sábado, una fecha –30 de abril de 2011– inscrita ya en la historia grande de la Maestranza. El de Álvaro Núñez del Cuvillo se llamó “Arrojado”, un negro mulato y astifino, que tanto por hechuras como por peso –corto de patas, bajito y con 500 kilos justos– recordaba a los buenos toros mexicanos de las décadas de los 60 y 70. José María Manzanares, natural de Alicante e hijo de otro artista preclaro, se relajó como nunca para bordarle un faenón de setenta y un muletazos de suntuosa despaciosidad, acompañando musicalmente con el cuerpo y un elástico el suave muñequeo la boyante, inagotable embestida. En su entrega, los sevillanos pasaron por alto varios redondos levemente enganchados, y enloquecieron cuando el artista dibujó tres naturales impecables y tan ligados como si fuesen una sola, eterna parábola. A todo esto, “Arrojado”, que había sido pronto con el caballo aunque no se mató contra el peto, continuaba embistiendo con un son y un temple deliciosos, mientras José Mari, confiadísimo y en el colmo de la inspiración, se recreaba en remates imaginativos –trincherillas, cambios por delante, capetillinas– coronados con larguísimos pases de pecho.

Cuando, dado lo prolongado de esa faena siempre a más, empezaron a asomar pañuelos blancos en el tendido, el torero empezó a trabajarse el indulto al mejor estilo México: se hacía el remolón, miraba a la autoridad con gesto de súplica… hasta que la presión del público obligó al juez a sacar el pañuelo anaranjado, prescrito por el reglamento español. José Mari acababa de abatir una tradición de toda la vida, cuyo solitario antecedente era el utrero “Laborioso” de Albaserrada, que el 12 de octubre de 1965 le cupo en suerte al novillero local Rafael Astola, quien no llegaría a tomar la alternativa pero lo toreó con mucho arte y paseó una oreja simbólica. Se recuerda, sobre todo, la gran pelea en varas de “Laborioso”, tanto que, cosa insólita, la música rompió a tocar en su honor.

En otro detalle para el recuerdo, Manzanares fue objeto de sentida ovación cuando iba a aparecer el sexto de la tarde, “Campanito” (522 kilos) que resultó otro gran toro, más alegre si cabe que el anterior, aunque su propia codicia condicionó su duración. Luego de cuidar la lidia en perfecta coordinación con una cuadrilla ejemplar –con “Arrojado”, Curro Javier se había desmonterado tras dejar en lo alto dos soberbios pares de banderillas, y con éste sexto repitió color Juan José Trujillo–, Manzanares ligó otra faena muy celebrada, aunque de tandas cortas y algo rápidas, sin que tales detalles afectaran su apasionado romance con los sevillanos. Y como lo mató muy bien, recogió otro par de orejas y una Puerta del Príncipe que desbordaría todos los diques del entusiasmo popular. Incluso hubo un intento de cargar con el triunfador hasta el hotel, posibilidad vedada por las actuales normas policiales. Eso sí, los cronistas de la tele Manuel Molés y Emilio Muñoz criticaron con acritud la paralela prohibición a que el público invada la arena para pasear en hombros al triunfador.

Taxativas legales aparte, Manzanares había vivido y hecho vivir a los presentes una apoteosis de las que hacen época.

Ejemplar encierro

El de Núñez del Cuvillo, que además del indultado “Arrojado” y del bravísimo “Campanito” envió un abreplaza de antología. “Halcón” de nombre, castaño de pinta y perfecto de equilibrio entre trapío, clase, fijeza y acometividad. Demasiada para un Julio Aparicio sin facultades ni sitio ni deseos de exponer un alamar.

También magnífico, dentro de su mucho celo y picante estilo, fue el 2º bis, “Farfonillo”, con el que Morante de la Puebla hizo encomiable, aunque infructuoso esfuerzo. Fue claro que a ese toro le faltó castigo en varas. En cambio, el otro de Morante llegó a la muleta descoordinado y a la defensiva, producto de fea voltereta durante el tercio de banderillas. De hecho, su lote fue el menos apetecible del regio banquete servido por el espléndido criador de andaluz.

Pero, artista incomparable al fin, el de la Puebla dejó su impronta en el quite por verónicas que bordó con “Halcón”. El tercer lance, por el pitón derecho, fue una auténtica maravilla de lentitud y mecido temple. Puro toreo de cintura, muñecas y hondísimo sentimiento.  

El Juli,
también arrollador

Nunca empezó tan tarde la feria de abril, y pocas veces un torero se había adueñado del fervor de los sevillanos con la contundencia de José María Manzanares o, la víspera, de Julián López. Triunfador ya el domingo de Resurrección (primer par de orejas), el viernes 29, ante un lote sin mayor gracia de Garcigrande, ofrecería una demostración aún más rotunda, que lo llevó a abrir también la Puerta del Príncipe entre multitudinarios clamores. Si redonda fue su sentida faena al segundo –hasta hoy, para mi gusto, la mejor de la feria–, aún más asombrosa sería la que cuajó al quinto, un castaño ojo de perdiz probón y que no se entregó nunca, pero tuvo que rendirse a la poderosa muleta del madrileño, decidido a hacer valer su condición de primerísima figura. De paso, Julián les pegó un baño morrocotudo a Ponce y Cayetano, que optaron por el unipase y el toreo periférico ante animales sosotes pero no necesariamente peores que los que le sirvieron a El Juli para sellar su apoteosis.

Antes y después, a lo largo de la primera semana de feria, reservada a carteles modestos, todo había sido silencios, cuando no sordas lamentaciones ante el insípido juego de las mansadas del Conde de la Maza, Dolores Aguirre, Alcurrucén y Victorino. Aunque al último de éstos, suavote y muy humillado, le cuajó Salvador Cortés tres tandas al natural de temple y lentitud sobresalientes, perdiendo la oreja por no matar a la primera.

Flojo comienzo

En El Relicario, la feria tuvo un inicio desangelado. No se llenó la plaza y Valparaíso envió un encierro descastado y soso. Además, un apagón interrumpió la primera faena de la feria y de El Zotoluco, que terminaría cortándole al cuarto dos apéndices demasiado generosos, tras una labor larga, machacona y vulgar. Voluntarioso, Federico Pizarro mostró detalles de buena torería y dio, tras despachar al quinto, una vuelta al ruedo que discutieron algunos. Y en su debut, Alejandro Talavante confirmó lo mal que mata pero no lo bien que puede ser capaz de torear. Ciertamente, le correspondió un lote infumable.

 
 
 
 

Sevilla. Feria de Abril

El Juli, a punto de reventar la plaza al natural, termina estrellándose con la rajada condición del cuarto

Por Redacción APLAUSOS

6º) Esfuerzo en balde de Daniel Luque, que brinda al público y lo da todo ante otro animal descastado. Con la espada se quita la espina de su turno anterior y receta un gran volapié. SILENCIO.

5º) Se estrelló Perera con la falta de raza y casta del quinto, un toro de espectacular capa salinera que no quiso romper a embestir en ningún momento. Perera, de nuevo por encima de las circunstancias y deslucida condición del animal. SILENCIO.

4º) Precioso de hechuras el salpicado cuarto, que se desplaza más y mejor que sus hermanos en el capote de El Juli. Empieza a apuntar cierta querencia a tablas y comienza a apretar hacia adentro en el caballo y en el tercio de banderillas. Las manos de El Juli tapan defectos del animal que, sin ser mal toro, le falta casta y canta la gallina varias veces, lo que impidió que el madrileño pudiera redondear faena. Aun así, dejó varios naturales de sensacional factura y mató de media estocada trasera pero muy efectiva. OVACIÓN CON SALUDOS.

3º) Muy buena actuación de Benito Quinta en el tercio de varas. Luque, decidido con el capote, anda dispuesto y despejado de ideas con la muleta con un otro toro deslucido y que en cuanto tiene ocasión quiere echar mano al torero. Mal con la espada. SILENCIO.

2º) Musculado y rematado el colorado segundo, que no hace buena pelea en el primer tercio y llega al último descastado y manseando, sin ningún ánimo de tomar la muleta. Embestida sin ninguna clase del animal y voluntad y profesionalidad de Perera, que se justifica plenamente con él. SILENCIO TRAS AVISO.

1º) No termina de entregarse ni de embestir con franqueza de salida el primero. No se emplea en el caballo y Juli cuaja un ceñido quite por chicuelinas. Llega orientado al último tercio, desarrollando sentido y queriendo echar mano al torero, que lo despacha con profesionalidad. SILENCIO.

Sevilla, 2 de mayo de 2011. Toros de El Ventorrillo. 1º) Orientado, complicado y con peligro. 2º) Manso y desclasado. 3º) De poco juego. 4º) Con más calidad pero rajado. 5º) Deslucido. 6º) Descastado. EL JULI: Silencio y ovación con saludos; MIGUEL ÁNGEL PERERA: Silencio tras aviso y silencio y DANIEL LUQUE: Silencio en ambos. Entrada: Lleno.

Madrid. Las Ventas

(Foto: Julián López)

Aplausos para Fundi y ovaciones para Robleño con desigual corrida de Carriquiri

Por Redacción APLAUSOS

Iván Fandiño ha cortado una oreja al toro que cerraba el tradicional festejo goyesco del 2 de mayo en la plaza de Las Ventas. El de Orduña se las vio en último lugar con un ejemplar muy serio, de imponente arboladura, que además fue muy exigente en el último tercio. El animal, de embestida temperamental, obligó al vizcaíno a ponerse muy de verdad y ha realizar un gran esfuerzo para destacar. Su entrega y disposición fue premiada con un trofeo por el público tras una buena estocada. Antes, con el tercero, un toro deslucido, muy manso y parado, realizó otro esfuerzo a base de colocación y serenidad aunque lo realmente importante en ese ejemplar llegó en la suerte suprema. Antológico el volapié de Fandiño, que fue obligado a saludar desde los medios.

Fernando Robleño cuajó una labor con altibajos al buen segundo, un toro noble y con ritmo con el que el de San Fernando de Henares derrochó disposición en una faena de tono menor pero que contó con buenos momentos por el pitón derecho. Falta acople a izquierdas. Lo mejor, la buena estocada que recetó después de un pinchazo. Con el quinto, descastado pero noblón por el pitón derecho, volvió a mostrarse animoso dentro de una labor que contó con muletazos sueltos buenos por el pitón derecho pero al toro le faltó carbón.

Abrió plaza El Fundi, que anduvo solvente y cumplidor con el primero, un animal sin clase, que no se empleó nunca y que se aplomó rápidamente. Importante estuvo con el cuarto. Faena para profesionales, muy de lidiador, en la que tapó defectos a un animal que se movió pero con complicaciones. Tiró de recursos para dominar al carriquiri y mató con acierto.

Madrid, 2 de mayo de 2011. Corrida Goyesca. Toros de Carriquiri, bien presentados. Deslucidos 1º y 3º; bueno y noble el 2º. El 4º, con movilidad pero complicado; el 5º, noble aunque muy bajo de raza; el 6º, exigente, encastado, duro. EL FUNDI: Silencio tras aviso y palmas; FERNANDO ROBLEÑO: Saludos tras aviso y ovación tras aviso; IVÁN FANDIÑO: Ovación con saludos y oreja tras aviso. Entrada: Dos tercios.

 

De manos de Esperanza Aguirre

José Tomás, premiado con el mismo galardón, no acudió a recoger el trofeo por encontrarse en la ciudad mexicana de Aguascalientes

Por Redacción APLAUSOS

El ganadero Victorino Martín ha recibido esta mañana de manos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo dentro de un multitudinario acto en el que también fueron distinguidos, entre otros, la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, el empresario Juan Miguel Villar Mir o el cantaor Enrique Morente, éste último a título póstumo.

Victorino Martín fue reconocido “por toda una vida entregada a criar toros de lida y de leyenda y por engrandecer la Fiesta con la bravura y la nobleza de su hierro”, según el comunicado emitido por la propia Comunidad de Madrid.

El matador José Tomás también fue distinguido con la Gran Cruz pero el de Galapagar no acudió a recogerla debido a que se encuentra en Aguascalientes (México).

Entre los asistentes al acto, celebrado en la Real Casa de Correos se encontraron, entre otros, la delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y la presidenta de la Asamblea madrileña, Elvira Rodríguez. Del mundo de la judicatura asistieron el presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala; el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Francisco Javier Viera; y el Fiscal Jefe del TSJM, Manuel Moix.

También estuvieron presentes la portavoz del Grupo Parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría; la vicesecretaria de Organización y Electoral del PP, Ana Mato; los portavoces de los grupos parlamentarios del PP, PSOE e IU en la Asamblea de Madrid, David Pérez, Maru Menéndez y Gregorio Gordo, respectivamente; el secretario general del PSM, Tomás Gómez y representantes de los sindicatos y del mundo de la cultura y el deporte.

La revolera

Por Paco Mora

“Mi reino por un caballo”, clamaba Ricardo III al perder su cabalgadura de un certero disparo de ballesta en plena batalla. “Mi feria por un toro bravo”, podría haber gritado el público sevillano víctima de los seis mostrencos de El Ventorrillo…

“Mi reino por un caballo”, clamaba Ricardo III al perder su cabalgadura de un certero disparo de ballesta en plena batalla. “Mi feria por un toro bravo”, podría haber gritado el público sevillano víctima de los seis mostrencos de El Ventorrillo, que fueron una sobredosis de mansedumbre, mal estilo y bastedad. Eso sí, en un abanico de colores que iba desde el negro al castaño en todos sus matices, pasando por el salinero. Otra ganadería de las famosas y consideradas de lujo, que desde que la dejó Paco Medina se ha ido cociendo en una decadencia acelerada en cuanto a la carencia de casta. Y es que aquí, cualquier ladrillero pone la “pochacá” sobre la mesa y se cree capaz de ser ganadero. Al final descubren que lo suyo son los tochos, pero mientras llegan a cerciorarse de ello el mal ya está hecho.

Y el caso es que guapa era la corrida. Porque los reyes del tocho son capaces de acabar con casi todo menos con la belleza y la poesía. Ellos, en su soberbia de “ganaduros” también tienen un límite. Han sido capaces de contribuir eficazmente a que la crisis económica de este país tenga unas características más rabiosas que en ningún otro país europeo. Con la ayuda de los prestamistas que ya ni siquiera prestan –léase banqueros-, pero lo han conseguido. Debería prohibírseles que metieran mano en nada que no fuera especulativo. Y es que con la cría del toro bravo no se puede especular. Eso es pura artesanía. El miércoles próximo, los de Fuente Ymbro. Por tu santa madre Ricardo, no nos falles. En tus manos confiamos nuestra última esperanza de aficionados, aburridos ya de tanto manso rajado y mostrenco. Si lo de Gallardo se nos viene abajo, no nos quedará otra que cambiar nuestra afición a los toros por la cría del gusano de la seda…

José Tomás podría anunciar esta semana su vuelta a los ruedos

La noticia más esperada, cada vez más cerca

Por Redacción APLAUSOS

José Tomás podría anunciar esta misma semana su vuelta a los ruedos. La noticia la habría amasado el diestro al calor de los triunfos de Juli y sobre todo de Manzanares en la Feria de Abril y después de sus últimas pruebas a puerta cerrada. Ese era al menos el rumor que corría insistentemente por los círculos taurinos de la capital hispalense en las últimas horas, sobre todo entre los profesionales.

La negativa sistemática de los círculos próximos del torero de Galapagar a informar o confirmar cualquier información al respecto obliga a los aficionados a atender estos rumores que no hacen más que incrementar la leyenda de Tomás. De hecho algunos empresarios con abonos en el mes de agosto han ralentizado las negociaciones a la espera de que se confirme la noticia

México

Cortó las dos orejas de su primero en una tarde en la que Juan Pablo Sánchez y Zotoluco, también a buen nivel, pasearon un trofeo

Por Suertematador

La Monumental de Aguascalientes registro el primer lleno en los tendidos de la Feria de San Marcos, en una tarde agradable y con muy buen ambiente en la que se lidió un justo y descastado encierro de Bernaldo de Quiros. El triunfador del festejo fue el diestro francés Sebastián Castella tras cortar dos orejas al primero de su lote, en una faena con la que conectó con el tendido, cuajando muletazos de calidad y estando por encima de su oponente. Con su segundo tuvo pocas ya que el astado se apagó muy pronto por lo que tuvo que abreviar.

También tocó pelo el torero de la tierra Juan Pablo Sánchez tras cortar una oreja de peso al segundo de su lote mostrando que le puede al bueno y al malo, estando muy firme, con valor y sobre todo muy claro en lo que busca. Se llevó una aparatosa voltereta afortunadamente sin consecuencias y culminó su faena fallando con el acero. Aun así la gente pidió con fuerza la oreja, que fue concedida por el juez de plaza. Con su primero salió al tercio estando también firme y por encima de su  oponente.

Por su parte, Eulalio López “Zotoluco” se topó con un deslucido lote con el que hizo el esfuerzo pero sin poder redondear, así que decidió regalar un toro de Teófilo Gómez que cambio a bueno en el tercer tercio y lo aprovechó muy bien haciendo una emotiva faena que levantó al respetable de sus asientos gritando ¡torero, torero! El fallo a espadas dejó todo en una oreja.

Aguascalientes (México), 1 de mayo de 2011. 9ª de la Feria de San Marcos. Seis toros de Bernaldo de Quiros, justos de presencia, descastados y de poco juego en general y uno, de regalo, de Teófilo Gómez, manejable. Eulalio López “Zotoluco”: silencio, división de opiniones y oreja; Sebastián Castella, dos orejas y silencio; Juan Pablo Sánchez, salida al tercio y oreja. Entrada: Lleno.

 

 
 
 
 
Toros

TORO indultado.
2 de mayo de 2011
Luminoso desempeño de los de Begoña
VA DE TRIUNFADORA DE LA FERIA

HORACIO SOTO CASTRO

ENVIADO ESPECIAL

AGUASCALIENTES, Ags.- La divisa verde y oro de la ganadería de Begoña tuvo una luminosa actuación y se puso como triunfadora de lo que va del serial de la Feria de San Marcos, ya que les han cortado cuatro orejas y un rabo y un indulto luego de poner sobre la arena una bravura manifiesta, una clara embestida y calidad superior. Los toros que ha enviado el licenciado Alberto Bailleres han venido seleccionados, bien presentados, con su edad y peso reglamentarios. Fuertes y musculosos, que han sido aplaudidos de salida y en el arrastre.

Desde luego no ha sido casualidad, ni flor de un día, como se dice, pues en el historial de esa vacada están registrados triunfos resonantes y les han perdonado la vida cuando menos a una decena y han desorejado y cortado rabos a un sinnúmero de toros. El hierro guanajuatense siempre ha estado presente en todos los seriales, ya que es indispensable su presencia y ha sido solicitado por las figuras y todos los toreros desean matar esos toros.

Los toros que se han lidiado en esta feria se han prodigado para que los matadores se luzcan ejecutando sus respetivas formas de interpretar el toreo. A Juan Pablo Sánchez lo han colocado en lo alto del escalafón con tres orejas y un rabo Con Dientitos, 34 con 486 kilos, se prestó para que el joven aguascalentense le hiciera una faena predominando los ayudados largos y templados por el recorrido que mostró. Y con Amiguitos, 289 con 482 kilos, prendió la mecha y le cuajó un faenón de antología con toda clase de pases, en un trasteo largo al que le cortó el rabo.

Al francés Sebastián Castella le correspondió Cofrade Maya al que le hizo lo que quiso y le cortó una oreja, pero pudieron ser más apéndices de no haber pinchado.

Ahora, con los jugados el pasado 30 fue el acabóse con un encierro ejemplarmente presentado, bravo de verdad y con embestidas meridianas y bien pudieron ser indultados los corridos en tercero, cuarto y el quinto al que le perdonaron la vida. Éste fue una maravilla y el que salió en tercer lugar, desafortunadamente, saltó al callejón, fue mejor que el quinto, pero se lastimó las patas traseras y su desempeño brillante se anuló al final. Pero fue emotivo, alegre y con recorridos. Al regresar al ruedo Arturo Saldívar le ejecutó chicuelinas que hicieron que el público se pusiera de pie. Y dio muletazos de gran trazo y temple.

Y al que se le perdonó la vida, Niño Bonito, 286 con 489 kilos, fue extraordinario elevado al cubo y aguantó más de un centenar de muletazos, todos ellos larguísimos y con temple, pues el toro tuvo suficiente fuelle para que así fuera. Talavante le hizo lo que quiso poniendo al público en el delirio. Los olés retumbaban en la plaza y se escucharon hasta Badajoz.

Talavante estaba eufórico y manifestó que esos toros no deben morir para bien de la fiesta y para perpetuar la especie “me hubiera dado mucha pena meterle la espada”. Luego le pidió al ganadero que le guardara el producto que diera ese toro para lidiarlos él.

Por su parte, el escrupuloso criador, estaba encantado con el encierro por lo bravo que resultÓ en términos generales y estaba muy contento por el indulto.

La misma noche fue curado y embarcado a su residencia en Dr. Mora para terminar de curarlo y para que se reponga. Se le localizaron los hoyos de los arpones de las seis banderillas y dos heridas por los puyazos que le dieron por los que les salía borbotones de sangre, ya que peleó de firme con los montados. A pesar de ello dio un juego inolvidable y se ganó la gracia de seguir con vida.

Allá en su hábitat natural le espera una punta de vaquillas y una vida de rey.

 
Toros

SEBASTIÁN Castella volvió a triunfar. FOTO: LANDÍN MIRANDA
2 de mayo de 2011
¡Armaron la escandalera!
OREJAS PARA CASTELLA (DOS), “ZOTOLUCO” (UNA) Y JUAN PABLO (UNA)

HORACIO SOTO CASTRO

CORTESÍA

AGUASCALIENTES, Ags.,- Esta novena corrida de la feria de San Marcos fue de las llamadas de escándalo, los tres alternantes Eulalio López “Zotoluco”, Sebastián Castella y Juan Pablo Sánchez, hicieron que el público que atiborró la plaza Monumental la convirtiera en un auténtico manicomio y los olés y la famosa Pelea de Gallos hicieron cimbrar la plaza y los presentes salieron toreando.

El encierro de Bernaldo de Quirós estuvo disparejo en presentación y en el juego que dieron y dejó mucho qué desear y solamente el corrido en segundo lugar se prestó para que el diestro francés hiciera su toreo que tanta falta le hacía. Juan Pablo Sánchez le arrancó los muletazos para poder cortar una oreja y los toros de “Zotoluco” fueron una nulidad y tuvo que regalar uno de Teófilo Gómez, San Marcos le había volteado la espalda en los sorteos.

Ahora las faenas de Juan Pablo y del diestro de Azcapotzalco, eran de rabo, pero no estuvieron certeros son los aceros y todo quedó en una oreja para cada uno y el reconocimiento manifiesto de los asistentes.

CASTELLA

Sebastián Castella desde que se abrió de capa se lució en bellas verónicas y una media de programa. Y en quites, bien plantado en la arena en el centro del ruedo le cuajó unas vistosas tafalleras, pasándole muy cerca los pitones. Sebastián se dio a torear por ambos lados, principalmente por el derecho en muletazos largos y con temple, rematados con el de pecho, pero siempre exponiendo. Los ayudados fueron extraordinarios. Se tiró a matar y dejó tres cuartos en la yema que hizo rodar sin puntilla al enemigo, Dos orejas le concedieron y las besó con cariño. Aplausos al toro y a él gran ovación en los medios. Y vuelta triunfal.

Su segundo toro fue un mulo con peso y bien conformado, pero con mucho peso que fue muy aplomado. Los asistentes se desesperaron y mientras el galo se jugaba la vida, aquellos haciendo la futbolera ola. Sebastián cortó por lo sano y lo mató de cuatro viajes y dos descabellos. Abucheo sonoro para el toro.

“ZOTOLUCO”

El diestro chintololo tuvo que pechar con un primer astado sin fuerza, muy débil, que constantemente rodaba por la arena y no había nada que hacerle. Menos de media y descabello y abucheo al toro. Su segundo no rompió a pesar de que Eulalio le estuvo exponiendo y logró arrancarle una tanda de ayudados templados y otra tanda larga de naturales que le corearon. El toro se ancló y no repetía. Dos pinchazos y estocada y división de opiniones.

“Zotoluco” no podía quedarse con los brazos cruzados y regaló uno que fue de Teófilo Gómez que al principio se pensó iba a ser otro fracaso, pero después de la suerte de varas, que por cierto hubo un erradero fatal después de tumbar al piquero en la querencia, Tuvo un cambio radical y le tejió una faena con toda clase de pases con mucha templanza y algunos naturales. Lalo sacó a relucir su gallardía y aguantó enormidades y estuvo exponiendo como novillero poniendo los muslos para encelarlo. Los ayudados fueron en redondo y al rematar una tanda hizo un bravío desplante, tiró la muleta y la plaza se caía. La escandalera ya estaba en todo su apogeo. Se fue por derecho y señaló un pinchazo para luego dejar un estocadón y los gritos de torero… torero… invadieron el espacio. Una oreja se concede y se la celebraron ruidosamente, pero si le mete la espada al primer viaje le dan el rabo. Vuelta triunfal volviendo a los días de suerte.

JUAN PABLO

La gran promesa de la torería Juan Pablo Sánchez realizó dos faenas sin escatimar esfuerzos y andando muy cerca de los pitones, pero siempre con la sonrisa en la boca, gozando con lo que hacía. En su primer toro faena sobre la mano derecha, pero con ayudados muy suaves y en redondo y hubo una tanda de cinco estrellas. Muletazos en redondo acompañado de olés largos. Logró dos dosantinas aterciopeladas llevando embebido al toro en la muleta. Un feo estoconazo delantero y caído que le impidió ser premiado y solamente lo sacaron al tercio.

En su segundo, otra faena de escándalo predominando los ayudados con el de pecho. El astado se fue a las tablas y se torno reservón y ahí estuvo Juan Pablo que fue volteado feamente sin consecuencias y la Pelea de Gallos entusiasmó a los concurrentes. El toro empezó a acortar las embestidas, pero ahí estaba Juan Pablo obligándolo a pasar con los muslos rozando los pitones. Dosantina superior, ayudados y desplante. Dos pinchazos y estocada y a petición general le otorgaron una oreja.

 
Toros
2 de mayo de 2011
Cartel juvenil de cuatro toreros
DÉCIMA CORRIDA SANMARQUEÑA

AGUASCALIENTES, Ags., – La feria de San Marcos llega a su décima corrida y en esta ocasión es de ocho toros y cuatro matadores con sello juvenil en que están programados el español Antonio Barrera, el veterano de la cuarteta, Fabián Barba, Mario Aguilar y Óliver Godoy, con astados de Santa Fe. En caso de que no esté en condiciones el tapatío Óliver, porque la víspera se resintió de los meniscos en Tampico, estará sustituyéndolo el flamante matador de toros de aquí Gerardo Adame.

Es una magnífica oportunidad la que les brinda la empresa, principalmente a Fabián Barba a quien las empresas lo han rezagado, pro es un torero con valor, técnica y sabe correr la mano.

Mario Aguilar que aún no ha podido dar el do de pecho desde que tomó la alternativa, pero es un matador que puede alcanzar grandes alturas.

Y Óliver Godoy que es otro matador joven a quien también se le augura un futuro promisorio.

Antonio Barrera ya es conocido de los aficionados y saben de su capacidad torera y encabeza el cartel.

Los de Santa Fe son toros que también garantizan un alto porcentaje de triunfos.

Toros

ARTURO Macías.
1 de mayo de 2011
Macías se reencontró con sus paisanos
ESO ES LO QUE LE DEJA SATISFECHO

HORACIO SOTO CASTRO

ENVIADO ESPECIAL

AGUASCALIENTES, Ags.- Arturo Macías estaba reposando en su domicilio después de haber toreado en la Monumental de esta ciudad y dijo: “estoy satisfecho porque me reencontré con mi gente que era lo que me importaba en mi carrera y en esta feria. No es que me haya salido de su gusto o que me vieran mal. Yo sentía que tenía una deuda con la afición de aquí, por eso salí a dar todo lo que tengo. Yo sentía el deber moral de estar bien. Me respondieron y se entusiasmaron con la pelea de gallos. Y lo bonito fue que solicitaron la oreja y se me concedió”.

En ese toro, Arturo se superó en relación con su primero y lo “que me gustó -señaló Arturo- fueron los naturales que cuajé y ahí estuvo el reencuentro con la gente. Fue una faena que me agradó. Fue una faena con mucho sentimiento”.

En su primero, dijo que el fuerte viento le impidió hacer su toreo. Consideró que de no haber dado ese espadazo a su segundo le hubieran premiado con las dos orejas. Por otro lado dijo que él sigue siendo el mismo y que siente que cada día progresa más en su tauromaquia corrigiendo errores y afinando su toreo.

Después del 15 de mayo en que toreará un festival en Saltillo retornará a España para continuar su preparación y afinar los detalles de su campaña, que hará alternándola con la de México.

Hasta que no estén seguras las fechas de España y México, hasta entonces dará a conocer su campaña, que será muy intensa. Está al habla con varios empresarios de aquí y de España. Consideró Arturo que va superándose en su carrera y dando lo mejor de su toreo y con la misma ilusión de siempre.

 
Toros

GERARDO Adame.
1 de mayo de 2011
Gerardo Adame no sintió el cambio
DE NOVILLERO A MATADOR DE TOROS

HORACIO SOTO CASTRO

ENVIADO ESPECIAL

AGUASCALIENTES, Ags.- El flamante matador de toros Gerardo Adame aún estaba emocionado por su nueva categoría después de que el día anterior el diestro Miguel Ángel Perera le había entregado los trastos de doctor en tauromaquia. Fue una ceremonia breve en la que Perera le dijo que ojalá algún día como figura del toreo otorgara una alternativa. Lo felicitó por el paso que dio y le deseó toda clase de éxitos. Gerardo con muleta en mano, estoque y montera le brindó la muerte de su toro a su papá que estaba en el tendido y estuvo a punto de que se le salieran las lágrimas al decirle que gracias a él llegó hasta donde está. Gerardo estaba muy emocionado. Se fue al toro para iniciar su nueva faceta frente a Vuela Alto, de Teófilo Gómez al que le hizo una meritoria faena que no pudo coronar con la espada, pero Gerardo dejó ver que tiene sitio, escuela, idea y sabe correr la mano con suavidad. Se lamentó de no haberlo matado.

“Venía matándolos bien con bastante regularidad y ahora a pinchar -expresó Adame-. Ese toro fue bueno, aunque salía con la cabeza arriba y un tanto andarín, me sentí tranquilo. No sentí ninguna presión del paso que di. Estoy contento porque la gente me hizo dar la vuelta después de que maté al segundo”.

Efectivamente le hizo la faena, pero señaló un pinchazo antes de la estocada y tuvo petición fuerte de oreja y el juez no la concedió injustamente, pero dio la vuelta entre aclamaciones.

¿Crees que merecías la oreja?

“No me corresponde a mí decir eso -dijo en tono sincero- eso le corresponde al juez y respeto su decisión. Pero el público me hizo dar la vuelta con mucha fuerza”.

Gerardo también dijo que era un sueño que se hizo realidad el de tomar la alternativa “pero más aquí en la plaza Monumental, en la feria y ante mis paisanos. Es una cosa muy importante para mi carrera. Ahora hay que seguir entrenando y preparándome. Estoy tranquilo y contento y no tengo ninguna presión, a pesar de que no hubo orejas”.

Gerardo está en el cartel por la Oreja de Oro y después, el 29 en Ciudad Juárez. El chaval de 18 años de edad, llegó a la alternativa con 54 novilladas toreando en España, Francia, Portugal y México. Estando nueve

Toros

ALEJANDRO Talavante, dando la vuelta. FOTO: ROSENDO ORTEGA
1 de mayo de 2011
Talavante indultó a “Niño Bonito”
BEGOÑA FESTEJÓ EN GRANDE A LOS PEQUEÑOS

HORACIO SOTO CASTRO

ENVIADO ESPECIAL

AGUASCALIENTES, Ags.,- La ganadería de Begoña del licenciado Alberto Bailleres, festejó en grande el Día del Niño y envió un extraordinario encierro a esta octava corrida de la feria de San Marcos del que sobresalió el corrido en quinto lugar número 286, de nombre Niño Bonito y con 489 kilos, que indultó el diestro español Alejandro Talavante, tras una faena sublime que enloqueció a la concurrencia, soltando gritos de torero… torero… al diestro extremeño al que hicieron dar una vuelta entre grandes aclamaciones y sembrando de prendas de vestir y sombreros el ruedo de la Monumental que tuvo una magnífica entrada.

Previamente, después de que le perdonaron la vida, los aficionados se volcaron en Niño Bonito, que se ganó el perdón por su bravura y gran calidad, que aguantó una faena de 100 muletazos y aún buscaba pelea. pues para esas alturas no abría el hocico. Estaba entero el de Begoña.

Pero ese toro fue un eslabón del hato de Begoña, pues en general envió seis toros de impecable presentación, muy parejos en pintas y cornamentas, con su edad y buen peso. Todos ellos bravos y con calidad y bien pudieron ser indultados también el tercero y cuarto. Los menos buenos fueron el primero y el que cerró el festejo. Fue un saldo superior, pues de seis, cuatro superiores y dos que se dejaron torear más que bien.

El tercero saltó al callejón y a la caída se lastimó las patas traseras y ya no tuvo el desempeño, pues no se desplazaba bien, pero fue un toro bravo y con mucha clase y si nos apuran, mejor que el indultado. El cuarto Eulalio López “Zotoluco” pudo cortarle las orejas, pero lo pinchó, lo mismo que hizo Arturo Saldívar con el sexto.

Este es el sexto toro de la ganadería de Begoña el que alcanzó la gracia terrestre de dejarlo vivir en esta plaza y dentro de la feria.

Se bautizaron los toros alusivos al Día del Niño y en el orden se llamaron Niño Feliz, Niño Simpático, Niño Alegre, Niño Consentido, Niño Bonito y Niño Querido.

TALAVANTE

Alejandro Talavante vio las espléndidas condiciones de Niño Bonito desde que se abrió de capa y le recetó una tanda de verónicas aterciopeladas. El toro mostró su bravura, como es lo lógico, en la pelea con los caballos y tumbó espectacularmente al piquero español Miguel Ángel Muñoz y recibió un segundo puyazo también recargando con fuerza.

Inició su faena en el centro del ruedo toreando por estatuarios y desde ahí se vio que tenía un recorrido de aquí hasta allá. Y luego se dio a torear Talavante sobre los dos lados y dejó un muestrario de adornos y pases de todos colores y sabores, pero siempre con calidad y el extremeño no se cansaba de torearlo, al contrario gozaba lo que estaba haciendo. Fue una faena de grandes niveles que el público también gozó cayendo en el éxtasis de alegría. Y cuando se iba a tirar a matar Talavante en coro solicitaron el indulto y se lo concedieron. Un gran día para los niños y para el matador que se instaló entre los privilegiados.

En su primero, Talavante con Niño Simpático le cuajó una buena faena a pesar de que el astado no repetía de continuo y no acertó con los aceros.

“ZOTOLUCO”

Eulalio López “Zotoluco” ha tenido una muy buena tarde con Niño Feliz y Niño Consentido, dejando ver su capacidad taurina, que raya en la maestría y se ve muy fácil. El primero al que le faltó un punto de alegría, “Zotoluco” le sacó pases templados y con largueza, por ambos lados, pues el toro tenía recorrido y claro en la embestida. Pinchazo y estocada. Con Niño Consentido se superó y lo recibió con dos largas y chicuelinas en quites. El diestro de Azcapotzalco estuvo valiente como siempre y variado aprovechando la claridad en la embestida. Realizó una faena compacta, dándole tiempo y espacio. Añadió adornos de buen gusto y nuevamente la echó a perder por sus fallas con la espada. A “Zotoluco” le exigen mucho y no remató sus faenas con las espadas.

SALDÍVAR

Arturo Saldivar no tuvo mucha suerte en el sorteo, le tocaron los menos buenos, pero él aprovechó lo que tenían y constantemente se hizo aplaudir porque su clase no la puede ocultar y el toro que saltó al callejón lo toreó soberbiamente por chicuelitas, muy ajustadas y de gran suavidad. Lo toreó por los dos lados. En el centro del ruedo logró muletazos de gran dimensión y naturales de calidad. Desafortunadamente señaló un pinchazo y dejó una estocada. Y lo hicieron salir al tercio. En el otro tuvo una gran actitud y muy dispuesto y también sacó muletazos buenos. También lo pinchó y saludó en el tercio.

 
 
 
 
 
 
 

SEVILLA Destacó Luque con deslucidos Ventorrillos

Todo lo malo junto

Publicación: 02/05/2011 (20:58)

Seguir a Mundotorocom en Twitter http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=http%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fmundotorocom&layout=button_count&show_faces=false&width=450&action=like&font=verdana&colorscheme=light&height=21

MUNDOTORO

Sevilla (España) La otra cara de la moneda de la Fiesta se vivió hoy en la Maestranza. Una corrida baja de raza de El Ventorrillo dio al traste con el cartelazo del Lunes de Feria. A excepción del burraco cuarto, que fue el mejor, el de mejores hechuras y el más potable, el encierro fue bajo de raza y de ahí le nacieron todos los defectos. Destacó la actitud de Daniel Luque, que se mostró firme y dispuesto con el deslucido y complicado tercero aunque no lo vio claro con la espada; pero que tampoco desesperó con el  descompuesto sexto al que sí mató de una buena estocada en lo alto.

Daniel Luque extrajo pases con temple al tercero, con el que estuvo firme en una decidida faena. Sin embargo, no lo vio claro con la espada el sevillano, que le dio cinco pinchazos bajos y un bajonazo. Con el sexto hizo un esfuerzo por el pitón izquierdo. El toro tuvo una embestida descompuesta por el derecho y escarbó muchísimo. Muy bien con la mano izquierda el torero sin dejarle enganchar la muleta, tirando de la embestida hacia delante. Estocada en lo alto y ovación con saludos.

El Juli saludó una ovación tras pasaportar al cuarto, que adoleció de raza y fuerza. El madrileño le dejó la muleta muy puesta y lo torea por abajo alargándole el viaje destacando una buena serie de naturales. Sin embargo, el animal al final se rajó y terminó en tablas. Estocada casi entera trasera. El incierto primero reponía por el pitón izquierdo y echaba la cara arriba por el derecho. El Juli lo intentó pero no hubo posibilidad ninguna de faena ni de lucimiento. Estocada casi entera. Silencio al torero y pitos al toro en el arrastre.

Miguel Ángel Perera robó alguna tanda por el pitón derecho al manso segundo, que siempre rehuyó la pelea. Lo mató de estocada casi entera.  Con el manso y descastado quinto, que perdía  el celo al final del muletazo mirando al tendido, sólo pudo justificarse.

Plaza de toros de Sevilla. Novena de abono de la temporada. Lleno. Seis toros de El Ventorrillo, fuertes pero sin hechuras excepto el burraco cuarto que fue con diferencia el mejor. El resto, bajos de raza. El Juli, silencio y ovación; Miguel Ángel Perera, silencio en su lote; y Daniel Luque, silencio y ovación.

 
 

MADRID Fandiño, oreja del sexto de Carriquiri

Firme como el acero

Publicación: 02/05/2011 (20:49)

Seguir a Mundotorocom en Twitter http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=http%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fmundotorocom&layout=button_count&show_faces=false&width=450&action=like&font=verdana&colorscheme=light&height=21

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO

Madrid (España).Iván Fandiño hizo suyo el 2 de Mayo madrileño al cortar una oreja del sexto toro de un encierro de Carriquiri muy variado de juego, con toros nobles y con calidad como el segundo y otros más exigentes, como el cuarto o el sexto. Fernando Robleño saludó una ovación por su labor frente al segundo y El Fundi, que abría el cartel, dio muestra de su profesionalidad y su capacidad lidiadora con los dos toros que le correspondieron en suerte.

Iván Fandiño había saludado una ovación tras una faena firme ante el tercero, un colorado de Carriquiri que manseó en los primeros tercios y que no tuvo fijeza ni celo en los engaños. Fandiño le hizo las cosas bien y coronó su actuación con una espectacular estocada que hizo rodar al toro sin puntilla. Recogió una ovación en los medios. Brilló con la espada también frente al sexto, un toro serio, ovacionado de salida, que tuvo mucha transmisión pero también aspereza. Fandiño llevó a cabo con él una faena caracterizada por la firmeza y la convicción, en la que gracias a su gran seguridad el público venteño fue entrando poco a poco. El toro exigía mucho entre pase y pase, porque salía con la cara alta pero Fandiño tuvo la habilidad y el mérito de ligárselos. Otra gran estocada puso en su mano la primera oreja cortada por un matador de toros esta temporada en Las Ventas.

Fernando Robleño
sorteó en segundo lugar un toro serio y bien hecho que tuvo calidad, nobleza y recorrido en el tercio de muleta. Robleño llevó a cabo con él una labor que tuvo momentos lucidos por el derecho, pero demasiado intermitentes como para que su obra cobrase cuerpo. Algo más de ligazón y continuidad hubiesen contribuido a que llegase más a los tendidos. Mató de una buena estocada y fue ovacionado. El quinto fue un toro sin raza pero que resultó manejable, sobre todo por el pitón derecho. Eso permitió a Robleño llegar al tendido con las dos primeras series, aunque su labor se estancó debido a la mala condición del toro por el izquierdo. No estuvo acertado con la espada y fue aplaudido.

El primer toro de Carriquiri, un berrendo que se emplazó de salida y se dejó pegar en el caballo, no permitió el lucimiento a El Fundi. Acometió a los engaños con la cara alta y sin clase ninguna. El madrileño recurrió a su oficio para llevar a cabo una labor solvente pero sin brillo que no acertó a rematar con la espada. Tampoco el cuarto, un toro serio y de escaso recorrido por el derecho, le dio mayor opción. El Fundi sacó a relucir su habilidad lidiadora y logró que se tragase algunos muletazos por el izquierdo. Mató de una buena estocada.

Plaza de toros de Las Ventas. Dos tercios de entrada. Festejo del 2 de Mayo. Corrida goyesca. Toros de Carriquiri, bien presentados, de variadas hechuras, todos ellos cinqueños y de comportamiento variado. Destacó el segundo, que fue el más completo. El 5º resultó manejable. El 6º, encastado. El Fundi, silencio tras aviso y silencio; Fernando Robleño, ovación tras aviso y aplausos tras aviso e Iván Fandiño, ovación y oreja tras aviso.

 Fotografías: Óscar Ruiz ‘Ruaza’

Algo falla

Publicación: 02/05/2011 (21:31) 

Artículo de C.R.V.

En esta sociedad donde todo se negocia, incluso o sobre todo la prohibición, nosotros hemos nombrado a la norma juez de la vida y la muerte. En esta sociedad donde se hacen normas negociadas violando otras normas superiores con el único fin de prohibir, nosotros, los del toreo, hemos dado a la norma escrita el poder de Dios. Para perdonar una vida, para decidir la bravura cierta o errada, para medir el indulto. Yo me pregunto que nos está pasando a los del toro si con la norma  que viola a otra norma nos matan, y, aún así, concedemos el derecho de vida o muerte a un reglamento. A una norma. En el año 2011 Después de Cristo.  

La polémica sobre el indulto adecuado o no del toro de Cuvillo ayer tarde en La Maestranza tiene el rico contenido de la pluralidad. Pero, luego de admitir esa discrepancia, servidor no va consentir que ningún dogma, fe, creencia, adhesión norma escrita, reglamento o ley, si es que existiera ley, pretenda situarse como razón superior de vida o de muerte. De bravura o mansedumbre. Se vive o se muere a pesar de la norma. Se es bravo o manso a pesar de la norma. Unas veces, ambas cosas coinciden, otras tantas, no. Sinceramente, creo que no hemos entendido a nuestra sociedad, creo que nos falta luz cuando miles de personas al unísono piden vida y le pedimos a la norma que decida sobre esa vida. Como ser humano, como aficionado, como periodista, no quiero pertenecer a ese concepto del perdón donde sólo la norma decide.

No pertenezco a ese concepto duro e inflexible, cartesiano y radical, en mi opinión,  que decide en base al “es que”. “Es que” salió suelto de un puyazo. “Es que” marcó querencia. “Es que”… Me declaro,  nada a mi pesar,  partidario del “a pesar de”. Porque,  a pesar de esos defectos de bravura supuesta, el toro de Cuvillo la demostró con creces por varias razones. Digo razones, cuestiones apegadas al ser humano que sitúo por encima de la norma. Una: admitiendo una faena de arte exigente y duradera de forma muy tozuda y convincente. Otra, porque  con sus fuerzas animando a claudicar, en las tablas, fue sacado de nuevo a la trinchera y volvió a embestir.

Porque cada “es que” lo fue eliminando tan tozudamente con su embestida,  que permitió el arte de torear. Porque miles de personas, a la vez, a través de esa obra, se pusieron de acuerdo sin haber negociado antes nada, para pedir su vida. Porque Manzanares y el toro, sin haber negociado nada, en unos minutos, se pusieron de acuerdo  para obrar el milagro de la sincronía de un animal embistiendo entregado y un hombre abandonado a las suertes del toreo. Demasiadas razones excepcionales  para que, en la decisión última, le cedamos a la norma el derecho a decidir.

Vamos a la plaza sin pensar que el indulto puede y debe ser el mensaje de vida. Cuántos de ellos, bravos y nobles, se arrastran en silencio como un montón de carne. Pero entonces nadie se rasga las vestiduras. Nadie hace una norma para ese toro. ¿Por qué?  Porque la vida o la muerte la decide el propio toreo, la faena. Sólo un toro que es toreado de forma excepcional nos cuadra en el perdón. Y cuando eso sucede, cuando miles de personas en Sevilla, una plaza de cartón piedra sin duda, piden la vida como recuerdo ante lo excepcional, como símbolo de la fiesta, acudimos al sanedrín de la norma en un mundo ávido de mensajes de vida, de noticias excepcionales de vida, de sucesos de vida en una fiesta de muerte. En el 2011 Después de Cristo.

Esa hinchada de miles de gargantas,  ¿qué interés tenían al pedir la vida? ¿Eran del Madrid?  ¿Eran del Barcelona? ¿Los pagaba Cuvillo? ¿Los pagaba Manzanares? ¿Hay una conspiración a favor de ese indulto? Desde luego, las respuestas son no.  Y cuando el sentimiento y el deseo común de lo espontáneo se manifiesta tan evidente en su deseo de perdón por la única y excepcional razón de haber presenciado un toreo excepcional, miramos la norma a ver qué dice.
Algo, en mi humilde opinión, falla. En un mundo en evolución constante, donde todo se negocia. Donde las normas que nos prohiben son negociadas a pesar de las normas que nos defienden. En este mundo,  ponemos el paradigma de la bravura en algo que se llama Reglamento. Alguien dirá que propongo el coladero. Bueno, siempre habrá deducciones más o menos respetables sobre lo que uno escribe. Y dejo claro que cualquier opinión distinta me merece el mayor de los respetos. Pero no su superioridad. La norma escrita no es superior nunca, en mi opinión, a miles de voces conjuntadas. Norma es una cosa. Razón es otra. Sentimiento es otra. Que está más próxima a la razón que a la norma. No obstante, que la historia de la Maestranza cuente con un toro indultado está muy lejos de ser un coladero, habiéndose lidiado toros excepcionalmente bravos.

Hace poco presencié una buena corrida concurso de ganaderías. En Zaragoza. Al arrastre del primer toro decidí que algo faltaba: la posibilidad de vida. Eso que olvidamos y que forma parte del toreo y que ha de ser uno de los mensajes más claros hacia esta sociedad que nos critica por muerte. De qué les valió a esos toros acudir una, dos, tres, cuatro, cinco veces al caballo, a la batalla, si llegaban mortecinos a la muleta. Es decir, qué sentido tiene ser reiteradamente bravo ante nuestros ojos si nunca podrán luchar por su vida. Están luchando por un concurso. Nunca podrán demostrar que también pueden ser toreados. La norma les obliga a ser generosos y dejar su sangre en el peto. Una, dos, tres, cuatro, cinco veces… Qué importa si demuestran ya que son bravos. Queremos ver hasta qué límite son bravos. ¿Para qué, si no pueden ganarse la vida por su excepcionalidad?

También abomino de esa norma. La de la puya por razón de nuestra mirada dogmática  en el año 2011. También digo que el sentido común, el mensaje de vida que debemos dar a la sociedad debe hacernos pensar que el toro excepcionalmente bravo en ese tipo de corridas debe ser perdonado. Porque el perdón de la vida, lograr la vida por tu condición, es algo que nos debe hacer más creíbles. Más actuales. Más humanos.

 

 

Publicación: 02/05/2011 (21:53)

El Quite

Una tarde gris, como el color del cielo.

Se venía rumoreando desde la confección de los carteles que la corrida de El Ventorrillo no era del agrado de ningún espada de los puestos más altos del escalafón. Y como dice el refrán… Cuando el río suena, agua lleva.

La corrida ha sido un despropósito en presentación, baja de raza y casta, con toros que no han parado de escarbar en todos los tercios. Algunos han sacado malas intenciones, tanto es así que ni el “todopoderoso” Julián López ‘El Juli’ ha tenido posibilidad de lucimiento alguno.

El primero fue tan desagradecido que cambió sus malignas intenciones por el pitón izquierdos a las “infames”, como su nombre, por el pitón derecho. El segundo de su lote fue todo un prodigio de falta de casta, al menos le metió la cara tres veces y Julián tuvo la ocasión de regalarnos tres naturales de ‘ahí queda eso’.

De lo más positivo de la tarde en el apartado artístico fue el buen puyazo al tercero de Benito Quinta que realizó la suerte a la antigua usanza, toreando con el caballo y echando el palo para agarrarse arriba. Algo que esta plaza sabe valorar muy justamente. La otra gran ovación fue para Joselito Gutiérrez tras parear excelentemente al quinto de la tarde. Una tarde que a la postre empezó con el cielo gris y terminó siendo muy gris.

EMILIO TRIGO

AGUASCALIENTES Oreja Zotoluco y Juan Pablo

Castella, Puerta Grande

Publicación: 02/05/2011 (11:28)

SUERTEMATADOR

Aguascalientes (México) La Monumental de Aguascalientes registro el primer lleno en los tendidos de la Feria de San Marcos, en una tarde agradable y con muy buen ambiente en la que se lidió un justo y descastado encierro de Bernaldo de Quiros. El triunfador de la tarde fue el diestro francés Sebastián Castella tras cortar dos orejas al primero de su lote, en una faena con la que conectó con el tendido, cuajando muletazos de calidad estando por encima de su oponente, con su segundo tuvo pocas ya que el astado se apago muy pronto por lo que tuvo que abreviar..

También toco pelo el torero de la tierra Juan Pablo Sánchez tras cortar una oreja de peso al segundo de su lote  mostrando que le puede al bueno y al malo, estando muy firme, con valor y sobre todo muy claro en lo que busca, aun que estando siempre en los pitones del de Bernaldo de Quirós, se llevo una aparatosa voltereta afortunadamente sin consecuencias y al son de la pelea de gallos culminó su faena, fallando con el acero, aun así la gente pidió con fuerza la oreja la cual fue concedida por el juez de plaza. Con su primero salió al tercio estando también firme y por encima de su oponente.
 
Por su parte Eulalio López Zotoluco se topo con un deslucido lote con el que hizo el esfuerzo pero sin poder redondear, así que decidió regalar un toro de Teófilo Gómez que cambio a bueno en el tercer tercio y lo aprovecho muy bien haciendo una emotiva faena que levanto al respetable de sus asientos gritando el torero, torero,  que culminó con una oreja debido a que también falló con la espada.
 
Ficha: Monumental de Aguascalientes, 9ª de la Feria de San Marcos, Lleno en tarde agradable. Seis toros de Bernaldo de Quiros, justos de presencia, descastados y de poco juego en general. Eulalio López Zotoluco, silencio, división de opiniones y oreja. Sebastián Castella, dos orejas y silencio. Juan Pablo Sánchez, salida al tercio y oreja.  

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Indulta toro
 Redacción / Imagen Zacatecas / Zacatecas – 02 de Mayo del 2011El torero zacatecano Antonio Romero indultó a Cesarín en la corrida de la Feria de Texcoco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: