NOTICIAS TAURINAS

24 Abr

 

 

Obituario

ÚLTIMA HORA A los 69 años de edad

Fallece Sebastián Palomo Linares

24/04/2017 17:30

 icono-sumario El torero retirado se encontraba sedado y con ventilación mecánica tras haber sido sometido a un doble bypass, con sustitución de la válvula mitral y la reparación de la válvula tricúspide

Palomo: alegría, vitalidad, compromiso I JUAN PELEGRINMUNDOTORO > MadridEl matador de toros retirado Palomo Linares ha fallecido en la tarde de este lunes, en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, a los 69 años de edad, después de haber sido sometido el pasado viernes a una complicada intervención a corazón abierto que finalmente no pudo superar.Su cuerpo será trasladado en las próximas horas al tanatorio de Tres Cantos. Allí tendrá lugar este martes las honras fúnebres.El diestro se encontraba sedado y con ventilación mecánica tras haber sido ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Gregorio Marañón, donde fue sometido a un doble bypass, con sustitución de la válvula mitral y la reparación de la válvula tricúspide. Según el parte médico que fue facilitado entonces por el Servicio de Cirugía Cardíaca del hospital, la operación transcurrió ‘sin incidencias’, pero, debido a la disfunción biventricular severa que presentaba el torero previa a la cirugía, ‘el paciente precisaba de soporte circulatorio con dispositivo mecánico’. Finalmente no pudo ser.Desde Mundotoro queremos hacer llegar a sus familiares y amigos nuestras más profundas condolencias por esta pérdida. D.E.P.

 

 


 

 

Resumen de los festejos taurinos del fin de semana

 

 

 

Sergio Flores sale a hombros en Monterrey    

Monterrey, N.L.- Plaza Monumental. Segunda corrida de la temporada. Media entrada (unos 5 mil aficionados) en noche muy agradable. Toros de Julián Hamdan, desiguales en presentación y juego, entre los que destacó el 5o., premiado con arrastre lento. Pesos: 500, 580, 586, 574, 540 y 520 kilos.

Octavio García “El Payo” (turquesa y oro): Palmas en su lote.

Sergio Flores (espuma de mar y oro): Ovación y dos orejas.

Roca Rey (tabaco y oro): Oreja y silencio tras aviso.

Incidencias: El ganadero Julián Hamdan dio la vuelta al ruedo con Flores y, en ese lapso, se apagaron las luces de la plaza, por lo que hubo que esperar para la reanudación del festejo. El picador Sergio Morales fue multado por nos respetar los círculos concéntricos.

 

 

 

Héctor Gabriel triunfa en su alternativa    

Puebla,Pue.- Acrópolis. Primera corrida de feria. Media entrada. Dos toros de Coyotepec (1o. y 5o.), dos de Los Encinos (2o. y 4o.) y dos de Marrón (3o. y 6o. rejones), de buena presencia y juego variado, entre los que destacó el 4o., premiado con arrastre lento. Pesos: 510, 530, 450, 535, 559 y 495 kilos.

Enrique Ponce (sangre de toro y oro): Palmas y vuelta tras aviso.

Héctor Gabriel (marfil y oro), que recibió la alternativa: Palmas y oreja.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Palmas y dos orejas.

Incidencias: Ferrer se doctoró delante del toro “Cantaclaro”, número 61 y con 510 kilos.  Hemoso de Mendoza lidió 3o. y 6o.

 

 

 

Sendas orejas para los de casa y… ¡Morante!       

 

Aguascalientes, Ags.- Segunda corrida y tercer festejo de feria. Plaza Monumental. Tres cuartos de entrada, en tarde soleada y calurosa. Seis toros de Villa Carmela (el 4o. sobrero sustituto de uno devuelto por inválido), que sustituían a los de Teófilo Gómez, bien presentados y de poco juego en su conjunto. Uno de Teófilo Gómez (7o., de regalo), dócil. Pesos: 526, 538, 517, 523, 543, 501 y 538 kilos.

Morante de la Puebla (naranja y oro): Ovación, silencio tras aviso y palmas en el de regalo.

Arturo Macías (malva y oro): Silencio y oreja.

Luis David Adame (blanco y oro): Oreja y ovación.

Incidencias: Destacó en la brega José Antonio Carretero, que lidió con temple al 4o. El aspirante Heiddeger Chávez se desmonteró al parear al segundo de la tarde.

 

 

 

 

Santos y Sánchez, a hombros en Pomuch

Pomuch, Camp.- Primera de feria. Lleno. Seis toros de Pozo Hondo, bien presentados y de buen juego en términos generales.

El rejoneador Rodrigo Santos: Ovación y dos orejas.

Juan Pablo Sánchez: Dos orejas y ovación.

Sergio Flores: Ovación en su lote.

Incidencias: El ganadero Ramiro Alatorre dio la vuelta al ruedo con Juan Pablo.

 

 

 

Enrique Ponce corta un rabo en Tequisquiapan

Tequisquiapan, Qro.- Arena Tequis. Un cuarto de entrada. Toros de Fernando de la Mora, de buen juego en términos generales, entre lo que destacó el 6o., premiado con la vuelta al ruedo.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Oreja y oreja.

Enrique Ponce: Palmas y dos orejas y rabo.

Arturo Macías: Silencio y silencio tras dos avisos.

Fermín Rivera: Silencio y dos orejas.

 

 

 

 

Triunfal cerrojazo de feria en Texcoco      

Texcoco, Méx.- Plaza “Silverio Pérez”. Sexta y última corrida de la Feria del Caballo. Media entrada, en tarde calurosa y con ráfagas de viento. Ocho toros de Torreón de Cañas (el 8o. lidiado como regalo), de estupenda presencia y muy buen juego en su conjunto, entre los que destacaron 4o. y 7o., premiados con arrastre lento.

El rejoneador Sebastián Torre: División.

Arturo Saldívar (tabaco y oro): Oreja y silencio.

Diego Silveti (grana y oro): Silencio, división tras aviso y dos orejas en el de regalo.

Andrés Roca Rey (verde hoja y oro): Oreja y dos orejas.

Incidencias: Se despidió el forcado Bernardo Rodríguez. El ganadero Julio Uribe Curn fue paseado a hombros junto con los toreros.

 

 

 

 

 

La recia hombría de El Payo

Aguascalientes, Ags.- Plaza Monumental. Tercera corrida de feria. Más de tres cuartos de entrada, en tarde de calor bochornoso. Toros de Begoña, desiguales en hechuras y comportamiento, de los que destacó el 1o. por su nobleza y el 6o. por su raza. Pesos: 506, 508, 502, 535, 531 y 529 kilos.

Fabián Barba (rosa mexicano y oro): Oreja y silencio.

José Mari Manzanares (burdeos y oro): Silencio y división tras aviso.

Octavio García “El Payo” (lila y oro): Pitos y dos orejas con algunas protestas.

Incidencias: Destacó en banderillas el aspirante Heiddeger Chávez, que saludó en el 5o.

 

 

 

 

Angelino de Arriaga y Rivera a hombros de Holpechen

Publicado por Redacción el 23/4/2017

Angelino de Arriaga y Rivera a hombros de Holpechen

Se llevó a cabo la segunda y última corrida de la feria de Holpechen, Campeche, tarde en que en la que se cortaron 8 orejas y un rabo.

La plaza registró un lleno en los tendidos. Se lidió una corrida de Felipe González bien presentados y buenos en general.

Angelino de Arriaga: Dos orejas y dos orejas y rabo.
Gerardo Rivera: Dos orejas y dos orejas.

 

 

 

 

Mari Paz Vega corta una oreja en Hopelchén

Por: Redacción
23 de abril de 2017
HOPELCHÉN, Campeche. Plaza de Toros Portátil “Lázaro Rosas”. Corrida de feria. Con más de tres cuartos de entrada se lidiaron cuatro toros de San Salvador, que han sido complicados.
Mari Paza Vega, ovación y oreja.
Hilda Tenorio, silencio tras dos avisos y bronca tras tres avisos.
Incidencias: El cuarto toro de la tarde que le correspondió a la michoacana Hilda Tenorio no lo pudo matar y le sonaron los tres avisos.
Mari Paz Vega desorejó al segundo de su lote
Foto: Archivo

 

 

 

 

De Arriaga y Rivera triunfan en Holpechén

Holpechén, Camp.- Corrida de feria. Lleno. Toros de Felipe González, muy buenos.

Angelino de Arriaga: Dos orejas y rabo y oreja.

Gerardo Rivera: Dos orejas y dos orejas.

Incidencias: Los toreros salieron a hombros junto con el ganadero.

 

 

 

 

Ortega pasea una oreja en Pomuch

Pomuch, Camp. Entrada lleno. Toros de diversas ganaderias: Cuatro Caminos, José Julián Llaguno y Pozo Hondo, de variado juego.

El rejoneador David Cesa: Palmas.

Rafael Ortega: Palmas y oreja.

Hilda Tenorio: Palmas en su lote.

Gerardo Adame: Palmas y silencio tras aviso.

 

 

 

 

El Zapata triunfa en San Cristóbal

San Cristóbal de las Casas, Chis.- Plaza”La Coleta”. Tres cuartos. Dos astados de Atlanga (1o y 5o) y cinco de José Arroyo, bien presentados, desiguales de juego, destacaron 1oy 4o.

El rejoneador Rodrigo Santos: Silencio y silencio tras aviso.

Uriel Moreno “El Zapata”: Dos orejas y dos orejas.

Antonio García “El Chihuahua”: Silencio tras aviso y silencio tras aviso.

Incidencias: Los Forcados Amadores de Hidalgo lograron pega al abre plaza al primer intento y en el segundo toro no lograron pegarlo en el único intento que tuvieron.

 

 

 

 

José Mauricio y Buenaño triunfan en Huichapan

Publicado por Redacción el 23/4/2017

José Mauricio y Buenaño triunfan en Huichapan

En el festejo de feria de Huichapan, Hidalgo, los matadores José Mauricio y Leonardo Buenaño cortan dos apéndices.

Ante cerca de tres cuartos de entrada, se lidiaron astados de Huichapan.

José Mauricio: Dos orejas.
Lorenzo Garza Gaona: Palmas.
Leonardo Buenaño: Dos orejas.
Leonardo Zataraín: Oreja.

Al final del festejo salieron a hombros José Mauricio y Leonardo Buenaño.

 

 

 

 

Angelino y Hermoso salen a hombros en Jerez

Jerez, Zac.- Segunda corrida de feria. Tres cuartos de entrada, en tarde agradable. Dos toros de Julio Delgado (rejones) y cuatro de Puerta Grande, de buena presencia y juego variado.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y dos orejas.

José Luis Angelino: Oreja y dos orejas.

Jorge Delijorge: Oreja y silencio.

 

 

 

 

AGUASCALIENTES El mexicano indultó al toro de Jaral de Peñas, mientras que el peruano cortó dos orejas

Diego Silveti indulta a ‘Tío Julio’; Roca Rey, la revolución

24/04/2017 04:12

icono-sumario Silveti y Roca Rey lo bordan en la Feria de San Marcos

Hierro de Jaral de Peñas - México Monumental de Aguascalientes. Cuarta de la Feria de San Marcos. Tres cuartos de entrada. Toros de Jaral de Peñas, el segundo fue premiado con el arrastre lento y el quinto, ‘Tío Julio’, Nº 166 de 521 kg., fue indultado, bien presentados y de buen juego, y uno de Santa Bárbara, séptimo de regalo. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Arturo Saldívar, ovación, ovación y silencio;
Diego Silveti, división y dos orejas y rabo simbólicos;
Roca Rey, dos orejas y ovación.

 

 

 


 

 

Noticias Taurinas de México

 

 

 

Sortean los novillos de Salvador Rojas en AGS

Para el festejo de hoy en la plaza “San Marcos”

Fueron sorteados los novillos de la ganadería de Salvador Rojas para el festejo de esta tarde en la plaza “San Marcos”, de Aguascalientes, novillada de feria en la que van a tomar parte los jóvenes espadas Javier Castro, José María Hermosillo y Arturo de Alba.

Los ejemplares saltarán al ruedo de la siguiente manera:

No. 9, “Ajolotillo”, con 385 kilos (Javier Castro).

No. 23, “Pintoloche”, con 381 kilos (José María Hermosillo).

No. 8, “Gasparín”, con 389 kilos (Arturo de Alba).

No. 21, “Mimbrero”, con 388 kilos (Javier Castro).

No. 22, “Minero”, con 406 kilos (José María Hermosillo).

No. 20, “Palmero”, con 391 kilos (Arturo de Alba).

Peso promedio: 390 kilos.

Sobreros:

No. 236, “Mi Amigo”, con 398 kilos.

No. 26, “De Dinastgía”, con 386 kilos.

 

 


 

 

“Me vacié como artista”: Diego Silveti

El torero de dinastía charla desde su habitación en el hospital

El matador Diego Silveti comparte sus sensaciones del gran triunfo obtenido ayer en la Monumental de Aguascalientes al cuajar e indultar al toro “Tío Julio”, de Jaral de Peñas, ejemplar que le dio una cornada grande y de la cual se recupera en un hospital de la ciudad.

El parte médico de la cornada, que fue mayor de lo que ayer se pensaba, es el siguiente:

“Herida por asta de toro en la región postero interna en tercio distal de muslo izquierdo con dos trayectorias: la primera de 10 centímetros hacia arriba y la segunda transversa de 25, con disección muscular y dos hernias de fascia muscular, atravesando el muslo totalmente”.

Todo indica que este miércoles Silveti puede recibir el alta médica para abandonar el hospital. Diego ha realizado este día algunas flexiones y mañana martes los médicos lo pondrán a caminar para valorar la evolución de la cornada.

 


 

 

El programa taurino “México Bravo” cambia de fecha y horario

24 de abril de 2017/Suertematador.com

El programa taurino “México Bravo” cambia de fecha y horario a partir de esta semana. Este espacio que conducen desde el año 2009 Luis Niño de Rivera y Juan Antonio Hernández, a través del canal ADN 40 de TV Azteca, será emitido a partir de esta semana todos los miércoles en punto de las 23:30 horas. Dicho cambio se debe a la reestructuración que sufre, desde el mes de marzo, este canal de la televisora mexicana, por lo que a partir del próximo 26 de mayo las transmisiones quedarán todos los miércoles a las 11 de la noche, añadiendo a esta nueva programación una estructura más dinámica en el diseño del programa, sin perder su más importante capítulo que son los reportajes sobre las ganaderías mexicanas de lidia, los que le han dado un distintivo muy especial.

 

 


 

 

Organizan novillada gratuita en Querétaro

Para el 1 de mayo, como es ya toda una tradición este festejo

El matador Paco Parra anuncia como cada año la celebración de una novillada gratuita en la plaza “Santa María” de Querétaro, la cual tendrá lugar el lunes 1 de mayo a las 16:30 horas, con un cartel que también ya ha sido dado a conocer.

Actuarán los novilleros Francisco Martínez, Fernando Carrillo, Baruch Arreola y Emiliano Saavedra, así como el becerrista Enrique de Ayala. Los ejemplares serán de Xajay y Los Cués.

Paco Parra recuerda que este festejo nació un 5 de abril de 1987, como un festival en el cual participaron toreando líderes sindicales con la única finalidad de brindar diversión y un sano esparcimiento en favor de éstas y acercarlas un poco más a la fiesta brava, ya que como sabemos, asistir a las corridas de toros para las familias obreras es imposible por ser un espectáculo costoso.

Este evento se llevó a cabo de 1987 a 1990 con la participación de algunos líderes sindicales actuando como toreros y lidiando a la usanza portuguesa becerras y presentando un evento familiar con payasos y magos.
En 1991, buscando darle más importancia y seriedad, se organizó el  festival con profesionales del toreo, invitando a matadores y novilleros, siendo siempre la entrada gratuita. Desde 1992, la realización del evento estuvo a cargo del matador Francisco Parra, quien ha trabajado estos últimos 25 años para que no se pierda esta tradición y la tauromaquia pueda llegar a todas las familias de los trabajadores en Querétaro.
Ahora en 2017, se cumple el 30 aniversario, y por lo mismo, se quiere  festejarlo con una novillada formal, ya que en la actualidad los novilleros no tienen espacios para mostrarse y prepararse para llegar a ser matadores de toros importantes que alimenten nuestra baraja taurina.
Cabe mencionar que para la realización de estos eventos gratuitos, el matador ha contado con la valiosa colaboración de sus hijas Paola Parra y Lulú de la Vega, así como Francisco Osornio y líderes sindicales que han apoyado el proyecto.

 

 


 

 

REFLEXIONES TAURINAS

por Paco Terán

Advertencia Para Incautos

 

Indigna y ofende. Pero también acongoja el ánimo contemplar hasta dónde ha llegado la manipulación cultural que descaradamente pretende estupidizar a los incautos. Nos quieren meter lenta, pero consistentemente la idea de que el adefesio grosero y vulgar es arte valioso.

Nada más hay que ver la imagen con que ilustran los carteles taurinos de la feria de Sevilla de este año. No sé quien es el autor, ni quiero saberlo. No necesito conocer su currículo para afirmar que esa “obra” es un espantajo ridículo.

Hablé sobre esta fraudulenta práctica en la conferencia que dicté hace un año en el homenaje al maestro REYNALDO TORRES y reproduzco ese fragmento para concluir el recuerdo que inicié la pasada semana.

“Escribía yo hace poco sobre el Arte Basura que nos va inundando poco a poco en la música, las letras, pero sobre todo en las artes plásticas donde se ven aberraciones que ofenden a la retina y a la dignidad artística amparadas en el engañoso título de Arte Contemporáneo, donde cabe todo tipo de esperpentos y abominaciones. Ese Arte Basura que ha conquistado el mercado de millones de dólares que gastan los ingenuos adinerados y que favorecen los mercadólogos con sus mentiras y engañifas. Ese Arte Basura que embrutece e idiotiza, que se burla calladamente de los borregos. Ese remedo de arte que ni tiene fondo, ni disciplina, ni formación, ni academia y que desde hace décadas ha invadido también el ámbito de la fiesta brava, particularmente en España.

“Por eso, actos como este, donde se glorifican las manifestaciones artísticas más altas, las cimas artísticas que ha alcanzado la civilización y la inteligencia humanas, sirven también como protesta y rechazo al arte falso, el que ofende, el engañabobos.

“Es nuestro deber defender la verdadera calidad en el arte, esa que forma y fomenta la inteligencia humana, la calidad artística que nos hace progresar y no retroceder como cultura, la que recrea el espíritu. Porque además, defendiendo e impulsando la verdadera calidad artística se está defendiendo la entraña cultural y ancestral de la fiesta brava.

“Ese es el tipo de arte que siempre defendió, apoyó y practicó el maestro REYNALDO TORRES quien, para alcanzar esa soberbia calidad, hubo que amasar una formación, una rigurosa disciplina académica que empezó con magníficos maestros en México y E. U. Así, con instrucción permanente, con ensayo y error, con cientos y cientos de horas, días y años de práctica, explorando nuevos campos, es como alcanzó la excelencia en la soltura de la muñeca, la precisión de línea, la fuerza de expresión tanto dramática como festiva, la genialidad en la composición y en el equilibrio de sus cuadros. Es así, además del talento nativo, como se conquista la belleza estética y como REYNALDO TORRES llegó a la maestría y a ser un referente obligado y una leyenda ya para las nuevas generaciones de artistas. Pero, creo yo, su máxima cualidad, fue la conquista del color, de la degradación cromática que en él era única; sus agrisados o neutralizaciones que le daban a su obra esa intensidad en el matiz y esa amplitud en la gama de tonalidades. En eso fue un genio al que hoy siguen estudiando los pintores taurinos y no taurinos.

“Creo que no exageró el maestro RAMÓN REVELES (otro grande de la pintura taurina) cuando bautizó a REYNALDO TORRES como un Gigante. Sí, lo es. Y como le dije en vida, maestro usted sin necesidad de certificados oficiales es un auténtico Patrimonio Artístico de la Humanidad.

“Es de agradecerse con emoción la dicha de contar en el seno de la fiesta de los toros con una sensibilidad tan señalada como la de REYNALDO TORRES. Gracias querido maestro , gracias Gigante.”

Correo electrónico: teran.paco@gmail.com

Foto: la célebre obra del maestro Reynaldo, “Belmonte Viejo”

 

 


 

 

La invención por inventarse, ya se inventó

Publicado por Bardo De La Taurina el 24/4/2017

La invención por inventarse, ya se inventó

Quienes son afectos al ‘chismógrafo’ (Facebook, twitter y WhatsApp) sobre el que me decía un psicólogo de cantina, es un chocho pa’ darle desahogo al pecado del exhibicionismo cursiento, con una buena dosis de mentirotas,…

…a través del cual se enteró, de que estaba muy poco enterado, de cómo estaba en ‘Mexicalpan de las tunas’ este asunto al que los ‘lights’ llaman’ ‘La fiesta new age’ y me preguntaba ¿si yo sabía de esa invención que se está inventando para que la fiesta se transforme en un invento actualizado? -pues así como invento, no me lo pasaría por el cogote, porque esto está inventado siglos atrás y de ejercerse en México estamos hablando de quinientos años-.
Lo que sucede, que lo que sí ha cambiado radicalmente, es la gente y ellos son los que están adecuando la Fiesta Brava para que les ‘embone como chile’, y esto pienso que se debe a que el arte puro, no debe de ser sencillo de entenderse, bueno ni de conocerse siquiera, transición que se da a costa de la pérdida del romanticismo, la cordura, las tradiciones, y bueno, todo esto se reduce a que como hoy salvo los toreadores que España, Francia y Perú nos mandan y algunos del menú autóctono, son pocos, por ello se necesita darle fuerza a la flama y ¿Quiénes más nos van a despertar admiración e interés dentro del ruedo? con la excepción latente que provoca la evolución de la promesa a figura que lo es Sergio Flores, quien bajo el apoderamiento de los señorones Julio Muñoz Cano y Roberto Viesca, los que con pasión por la fiesta y un caudal de pureza en lo ético, están logrando que el torero de Apizaco con su enjundia, buenas maneras, aroma y carencia de conformismo, vaya viento en popa.
Pero si tomamos la fiesta como un todo, en sus fracciones o aristas el volumen casi no hace volumen y por eso es que la gente está buscando a ver dónde o conque completan el pastel, pero los poquitos nunca serán suficientes aunque en el huateque que se está tratando de inventar quieran que el confeti y las serpentinas sean kermes, pero en realidad no son nada porque la fiesta en México no tiene contundencia en ninguno de sus tramos, salvo en el del vacío o los vacíos que ese si está lleno, por eso pienso que estamos ante una fiesta que en mucho encajan en el concepto de los ‘Doble A’ (Aficionados Anónimos), ¿Cómo cuáles? Pues yo que voy a saber, si por eso son poquitos y anónimos y es que imaginemos que peso, importancia o significancia, puede tener una pequeñísima caterva que no rebasa las cincuenta cabezas en un universo de miles. ¡Pues nada!, es lo mismo que sucede en la cámara de diputados con sus quinientos mequetrefes, no son nada, ni representan nada de este país al que solo ordeñan.
Más como así son las cosas hoy día, aunque no comulguemos tenemos que registrar que estamos atravesando por una época donde una fiesta grande hay que verla con lupa para encontrarle sus valores, no así sus aberraciones porque esas afloran y perturban como escamas, tomemos como ejemplo la desolación en la balanza que se dio durante la feria del caballo en Texcoco donde el caballero de a caballo del que más se habló, lo fue el que con su ausencia se puso en la añoranza y en el suspirar por él, Joaquín Gallo el rejoneador charro, el que con su mexicanidad era clavado pa’ esa feria y que en su lugar a excepción de los maestros Mendoza y Santos llevaron anónimos que en vez de irle al toro, se fueron como chivitos al precipicio, pero ¿que se podía esperar de una empresa? que circundaba el anillo y en volandas buscaba aplausos mientras permitía que con los toreros aún en el ruedo en una falta de respeto absoluto, encendieran las bocinas pa’ que con su infernal ruido, la guaracha y el merengue invitaran al bailongo en la plaza de toros y pa’ acabarla de amolar ahí estaba la novedad del toreo mundial Andrés Roca Rey, así que si en España a donde van dirigidas estas letras le cuentan que las ferias en México, en algunas plazas son un desastre o más bien un desmadre, créaselos, porque tristemente es cierto.

Mas pa’ cerrar no con el corazón compujido y si con el pecho inflado, compartirles que como tsunami saltaron las burbujas en la feria de San Marcos en Aguascalientes con motivo que el ganadero de abolengo y visión periférica de lo que debe de ser un toro de lidia Don Juan Pedro Barroso, ganadero de Jaral de Peñas, ha mandado un caviar colorado entre otros obsidianas para que se dieran un quemón los de por allá, de lo que es una corrida de toros, ‘Tío Julio’ que era un tío con 521 kilos a la par con el herido Diego Silveti escenificaron una obra que concluyó cuando el toro tomo el camino a casa vivito y coleando, mientras Andrés Roca Rey como buen coleccionista siguió sumando peludas.

Y hablando poco pa’ callar temprano, decir que todavía el fin de semana con plazas desairadas en los tendidos, los maestros Enrique Ponce y Pablo Hermoso de Mendoza, seguían levantando dólares en carretadas y la malagueña Mary Paz Vega no para de levantar orejas, pues así las cosas por acá donde estamos esperando entre inocencia e inconciencia, que las bombas H que llegaran de Corea del Norte, nos salpiquen con consecuencias que serán dramáticas, esto por su colindancia con los Estados Unidos, el cual en una de esas nos inundara de inmigrantes, ahora al son del ¡no al muro! Por parte de los gringos y hablando de frontera tómelo como un mal presagio, pero a la plaza de Tijuana ya le pusieron el letrero ‘En Venta’ así que el mundo perderá a su tercera plaza de toros con mayor aforo después de la México y la de Madrid, la cual se convertirá en un apetitoso pastel inmobiliario de casi 80, 000 m2 de terreno. ¿Por qué será?

Regreso no a mi bunker, pero sí a mi inframundo.

 


 

 

 


 

 

 

 

 



 

 

Noticias Taurinas de España

 

 

Palomo ha muerto

24/04/2017 17:36

 

 

 

ARTÍCULO de C.R.V.

‘El día que se iba a morir’

24/04/2017 17:37

Palomo Linares con Carlos Ruiz Villasuso I MUNDOTORO

C.R.V. > Madrid

El día que se iba a morir, Palomo ya había aceptado esa desgracia. Sebastián aceptó un imperativo, y lo hizo de tal forma que se despidió a su forma, de tío y de torero, de cada persona querida. Sabía qué toro iba torear, grande, largo, feo, oscuro. En la plaza más exigente. Hombre roto a cornadas, salió de ellas más vivo cada vez. Cada litro de sangre que su cuerpo dejó en la arena se vampirizaba heroicamente hasta multiplicarse en sus venas. Como en esas transfusiones de juventud y vitalidad de los cuentos de héroes y castillos y dragones, de cada herida salía un Palomo más vivo y fuerte. Si alguien dignificó la vitalidad del hombre como torero o del torero como hombre, ése ha sido Sebastián Palomo Linares.

Lo comunicó a unos pocos, con un vaso de vino de calidad en la mano, la sonrisa abierta a compás de una felicidad que desde hace unos años le había quitado todas las cornadas del cuerpo, toda la hiel que tiene una vida fuerte y densa. No vi, en los últimos años, a nadie más libre ahora. Un Palomo sin cercas ni jaulas que arañaba la tierra y el cielo defendiendo esta cosa de locos que es el toreo. Un animal salvaje y natural sin bocado de doma, al galope siempre que se necesitara, al paso o detenido cuando el sentimiento de la grandeza de años pasados demandara.

Le daba igual si había vida tras la muerte, pero lo que de verdad le ocupaba era morir sin haber vivido. Esa coherencia es el mensaje popular del concepto de valentía. Palomo fue un valiente. Subido a esa gigantesca montaña rusa que es amar a la edad del otoño, sintió el vértigo de esas alturas y esas nubes de felicidad humana, y aprendió que vivir es aceptar que uno debe de aceptar todo, todo, para seguir viviendo. Aceptar todo es aceptar morirse. Hay que tener güevos.

Me tengo que operar del corazón. Seis horas abierto en canal. Para poder vivir quizá. Y en ese quizá que es el toreo, moneda al aire de un cielo que nadie domina, se fue para adentro, al hule. Otra vez. A pelear libre por su vida. Decidido. Fiel a lo que fue desde que emigró hasta Vista Alegre a eso de la Oportunidad. No se llevó al quirófano otra cosa que un puñado pequeño de gran esperanza. Todo lo que le quisieron quitar: rabo de Madrid, éxitos, glorias,… todo el desprecio de tantos que ahora mismo lo alaban, ya no contaba. Peor para ellos, decía. El público y el toro fueron quienes me dieron o me quitaron. El toro y el público son la historia y el único juez.

Zapatero, actor, pintor expresionista, actor, ganadero,… Hombre del pueblo y para el pueblo, torero para una ética popular profunda, culta, pues el arte más culto es el que mejor cala en tanta gente. Arrastró masas de sol y se codeó con élite de cultura internacional como ninguno. Fue pueblo. España por todos los poros de su piel. Ese arte de élites impostadas, ese arte supuesto para minorías supuestamente excelsas, no es arte sino cripta y jeroglífico en latín. Y el toreo se dice para todos o no es toreo, como el arte.

Palomo, junto a Francis Ford Coppola y Alberto Lopera I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

Un día le dijo a Francis Ford Coppola, un artista del cine inigualable, que no. Se lo dijo en El Palomar, esa casa en la que nadie creía, allí arriba en un cerro que fue nido de ametralladoras de la Guerra incivil del 36. No iba a hacer una película sobre toros con él. Que no. Que él no paraba seis u ocho meses para hacer cine. Uno de pueblo, a Coppola. Que no. Ésa era la lealtad del maestro para con el toreo. Porque Palomo es clave a la hora de expresar conceptos como entrega, lealtad al toreo, respeto, afición, afición.

La última vez que nos vimos, hace tan poco que uno cree que la muerte es algo que sucede días después de que llegue, era feliz. Feliz por decidir que se la iba a jugar de nuevo, porque la vida merecía la pena vivirla con plenitud, con vitalidad. Estaba en esa etapa de adolecescencia que consiste en acumular veteranía en la vida, como si uno tuviera 18 años. La mejor forma de amar, posiblemente. Querría volver a tener veinte años, me dijo. Yo creo que se murió con dieciocho. Porque su vida fue siempre un viaje, el que hizo a pie desde su pueblo andaluz de olivos y suelas de zapatos de posguerra, hasta el oro del éxito. Ese viaje jamás terminó. Ni siquiera ahora.

Ha sido, y es y será un animal natural. Un animal torero. Un ser humano torero. Libre de culpa alguna, liberado de las iras de los enemigos, abrazado a la felicidad de un presente de pinceles, colores, amigos, vino y vida. Embriagado por saber amar cuando todos dicen que, a cierta edad, eso es de necios. Ha muerto libre. Del cara o cruz del quirófano, la moneda al aire se transformó y cayó a la arena, de cara, un libro abierto por una página que dice: ‘Ha muerto un torero…’

 

 


 

 

La pincelada del director

Por José Luis Benlloch
Por José Luis Benlloch

Palomo: orgullo y pasión

Por José Luis Benlloch

“Al toreo se le está quitando misterio”… “En mi tiempo sólo se sabía que nos íbamos a arrimar y que podía pasar cualquier cosa”… “A los chiquillos de ahora los de mi tiempo les quitarían la cartera”… son algunas de las reflexiones que me hizo Palomo en una entrevista en Aplausos.

A sangre y fuego. Hazañas bélicas. Orgullo y pasión. Contra viento y marea. Un tipo indomable. Irreductible. Asilvestrado. Un torerazo. Rompedor. Romper es el verbo que más le gustaba conjugar y esos son los estados en los que habitó y en los que, mucho me temo, seguirá habitando allá donde esté, donde a buen seguro que establecerá un estado de la competencia. Lo escribí como entradilla de una de las muchas entrevistas que le hice, y lo mantengo. Es Palomo, Linares, siempre lo será, el de La Oportunidad, el zapatero de Linares, el hombre que le peleó al mundo su sitio. Palomo, ¡uf! Un dolor. Insobornable. Insatisfecho. Perseguido. Fiel a los suyos. Ambicioso, duro, claro, un personaje no demasiado simpático pero siempre atractivo. Como torero, quieran o no quieran que empiezan a querer, un lujo. Ante la paz cómoda y meliflua, él fue el Palomo de la guerra, algo que anda perdiéndose en los ruedos.

“Al toreo se le está quitando misterio”, me dijo en una de aquellas entrevistas últimas; “se está alejando de su realidad. Esta es una profesión que surge de la inspiración, de transmitir sensaciones… y ya no es así. En mi tiempo sólo se sabía que nos íbamos a arrimar y que podía pasar cualquier cosa. Esta era una profesión de riesgo y no digo que ya no lo sea pero no hay esa sensación o no se manifiesta tanto. Las caras de los toreros no reflejan lo mismo que antes, ni siquiera los pelos son los mismos. Hoy día no se despeina ninguno”, continuaba retador. “A los chiquillos de ahora los de mi tiempo les quitarían la cartera. Nosotros éramos más toscos pero teníamos una ventaja, no nos parecíamos ninguno a ninguno. A los actuales les faltan diferencias”… pues eso. Descansa en paz torero, te lo ganaste.

 

 

El rabo a Cigarrón en Madrid, una obra para la historia

Por Redacción APLAUSOS

 

 

La gran cumbre de Palomo tuvo lugar en la Monumental de Madrid, el 22 de mayo de 1972, en plena Feria de San Isidro. Ese día le cortó el rabo al toro Cigarrón, número 21, de 566 kilos, de Atanasio Fernández, tras una obra apoteósica. Además, al primero de su lote le había cortado ya las dos orejas. Nadie había cortado un rabo en Las Ventas desde 1939. Y nunca nadie lo ha vuelto a cortar después.

https://www.aplausos.es/album/album_embebido.asp?g=59

 

 

La revolera

Por Paco Mora
Por Paco Mora

Hasta siempre, Sebastián

En el ruedo era intratable; en la distancia corta y como amigo, gloria bendita. Aguantaba todas las bromas, todos los puyazos y todas las ironías. Pero, ¡alto!, tenía que estar seguro de que eras para él un amigo de verdad. Solo así podías tocarle los costados.

Ha muerto Sebastián Palomo Linares. Se me ha marchado un amigo. Con él compartí muchas conversaciones y vivencias y unas cien corridas de toros de las que narré, teniéndole como compañero, para Castilla- La Mancha TV. Fue un fenómeno social, sobre todo desde que el año 72 cortó un rabo a un toro de Atanasio en Madrid. Desde 1939 no se concedía tal trofeo en Las Ventas. Aquello suscitó múltiples discusiones y diatribas, pero desde entonces nadie ha vuelto a pasear con ese trofeo en las manos por el ruedo de la primera plaza del mundo.

En sus inicios se dieron todas las condiciones necesarias para que su lanzamiento estuviera cargado de literatura, poesía, romance y revolución social. Hijo de un trabajador de la mina en ese pueblo “andaluz y minero” con cuyo nombre sustituyó el Martínez de su segundo apellido, Sebastián Palomo Linares fue su nombre de guerra, su marca y su desafío. Y con una casta a prueba de bomba, y sin más mimbres que un hatillo al hombro y todas las hambres de pan y de gloria en su breve y enrabietada humanidad, haciendo “autoestop” salió de Linares hacia Madrid, con la idea fija e insoslayable de participar en aquella “Oportunidad” organizada por los hermanos Lozano en la madrileña plaza de Vista Alegre. Como el César, llegó, vio y venció. Y ahí empezó todo.

En el ruedo era intratable; en la distancia corta y como amigo, gloria bendita. Aguantaba todas las bromas, todos los puyazos y todas las ironías. Pero, ¡alto!, tenía que estar seguro de que eras para él un amigo de verdad. Solo así podías tocarle los costados, porque si no, se revolvía y era capaz de destruirte con una dentellada dialéctica. Repito, era un auténtico casta. Quiso hacer cine y lo hizo, y ya retirado, se empeñó en pintar y pintó. Solo su propio corazón ha podido con él.

Televisé, junto a mi inolvidable maestro Matías Prats, su retorno del 93, en el que -con su ya blanca y aleonada cabellera- todavía tuvo fuelle para matar seis toros con todos los Lozano haciendo fuerza en el callejón. Ellos fueron sus consejeros, sus mecenas y sus apoderados hasta el último día de su vida torera y aún después. Palomo fue la obra maestra de los hermanos Lozano. Eduardo, José Luis y Pablo velaron con él sus armas e incluso sus sueños. Desde la célebre “Oportunidad” de Vista Alegre en la que le enseñaron a coger la muleta, hasta que después de su última vuelta y tras pisar, también por última vez, la arena de Las Ventas decidió echar definitivamente el telón a una carrera intensa, fructífera e incluso trepidante. Estoy seguro de que allá arriba, ahora mismo ya ha puesto a cavilar a todos los arcángeles toreros que le esperaban como uno de los suyos.

Mi sentido pésame a sus hijos -sobre todo al pequeño, con el que tan buenas migas hice-, a su hermano mayor que tantas veces nos acompañó cuando televisábamos corridas por Andalucía, a toda su familia, y, sobre todo, a los Lozano, de los cuales fue alegría y tormento, porque nada -bueno o malo- de lo que le ocurriera a Sebastián les era ajeno.

 

 

Palomo Linares, 34 años de amor y cinco de enfrentamiento con Marina Danko

El torero formó con la colombiana una de las parejas más glamurosas del panorama social español. Su divorcio fue una batalla sin fin que duró hasta el final de su vida

Sebastián Palomo Linares y Marina Danko, en una imagen de 2008. Cordon Press

Palomo Linares y Marina Danko durante muchos años formaron una de las parejas más glamurosas del panorama mediático español. El torero y la bella colombiana daban un toque exótico a las fiestas a las que acudían. Se presentaban ante el mundo como una pareja muy enamorada, padres de tres hijos. Un día sí y otro también aparecían juntos en las portadas de las llamadas revistas del corazón. Pero un día la exclusiva la dio ella sola para anunciar que habían roto.

“Me dijo que quería vivir solo y que quería vivir su vida”. Danko daba así en septiembre de 2011 su versión respecto a los motivos de su ruptura tras 34 años de matrimonio. “Sebastián no es el mismo que yo conocí y eso me ha tenido bloqueada: no es la persona de la que me enamoré”, dijo. Y, en cuanto a si existían otras personas involucradas, dejaba abierta la posibilidad: “Por mi parte no hay terceras personas, por parte de Sebastián, él sabrá”. Una semana antes el matador había sufrido un infarto.

Palomo Linares mujer
Palomo Linares y la juez Concha Azuara, en marzo de este año. Cordon Press

Desde ese día hasta el de su muerte —este lunes en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid—, la batalla con su exmujer ha sido constante. Pasaron de ser una pareja idílica a ser enemigos irreconciliables. Ella le llevó a los tribunales por impago de los acuerdos de su divorcio. En un reciente acto público se le preguntó por ello: “No me gusta hablar de esto y no era verdad que no pagara [a su esposa]. Yo me separé hace ya cinco años y creo que he sido muy generoso. Me duele que una señora [Marina Danko] que vive con un multimillonario como así lo ha dicho la prensa quiera vivir de mi dinero”.

Su círculo más íntimo desveló que los problemas económicos y un diferente modo de ver la vida terminaron con el matrimonio.

Los problemas del exmatrimonio afectaron a la relación con sus hijos, Sebastián, Miguel y Andrés, que se dividieron a la hora de apoyar a sus padres. Solo unos días antes de que Palomo Linares entrara en quirófano para ser operado a corazón abierto se dieron algunos pasos para la reconciliación de los hermanos.

Linares se declaraba feliz. El que un día fue grande en el mundo de los toros contaba que pintar era “una manera de expresar mis sentimientos, de cómo me encuentro anímicamente y te aseguro que refleja la luz, la armonía que es mi vida actual”. Porque aseguraba haber encontrado con la juez Concha Azuara, con quien vivía desde hace cuatro años, “tranquilidad y felicidad”. Palomo Linares contó que antes de torear ya pintaba las aceras de las calles. “La decisión tiene toda la lógica y acerté: porque la pintura podía esperar un tiempo y el toro, no. Pero llevo toda la vida pintando”.

El pasado día 19 de abril cuando ingresó en el Hospital Gregorio Marañón para ser operado declaró: “En peores plazas he toreado”. Una operación que coincidía con la inauguración de la exposición de pintura, 50 años de pintura, 1967-2017 en la que iba a conmemorar sus bodas de oro como pintor en el Palacio del Infante Don Luis en Boadilla del Monte.

 

 


 

 

SEVILLA Oreja para El Cid y Adame

…Adame, muy torero

23/04/2017 21:59

 icono-sumario Segundo festejo de abono 2017 de la plaza de toros de la Maestranza de Sevilla. Toros de Fuente Ymbro para Diego Urdiales, El Cid y Joselito Adame

Vídeo resumen de la 1ª de la Feria de Abril I TOROMEDIA

MUNDOTORO > Sevilla

Volvió a verse su prodigiosa zurda. La de El Cid en Sevilla. En el aire de Valdemorillo, el de Salteras exhibió un buen toreo al natural al quinto, -el Fuenteymbro con más transmisión del envío- al que firmó buenos muletazos hasta terminar cortándole una oreja. Muy centrado, Joselito Adame paseó otra oreja del segundo, al que toreó con gusto y con temple hasta que su oponente acabó rajándose. Lo más torero lo hizo el mexicano en los doblones de inicio al sexto, que se apagó enseguida. Urdiales tuvo un lote insulso y estuvo demasiado tiempo delante del cuarto. Porque la corrida de Fuente Ymbro no pareció serlo. No se pareció a esa esencia de bravura y transmisión que se vio en Madrid. Más bien fue la antítesis de la gran novillada de Las Ventas. La de hoy de Sevilla, aún con cierta calidad en algunas embestidas, estuvo vacía de fondo, con toros que no duraron apenas nada.

El quinto no se entregó en el capote de El Cid. Ni se empleó después en los primeros tercios. Joselito Adame quitó por emocionantes saltilleras mostrando una vez más su predisposición. Le bajó la mano El Cid en la muleta y consiguio una primera buena serie con la derecha. Otra serie, muy enfibrado El Cid, exigiendole más y apretando al toro por abajo. Humilló más y tenía más clase por el pitón izquierdo, y El Cid sacó a relucir su providencial y prodigiosa zurda en tres naturales largos. Vibró la Maestranza. Otra tanda de naturales de mano baja y una serie con la diestra más hasta que el toro se rajó. Estocada entera. Oreja.

Antes el sevillano toreó bien con el capote al segundo, que obedeció bien, pero le faltó recorrido y entrega en esos primeros lances. Cumplió el astado en varas. Quitó por chicuelinas Joselito Adame. Se lució con los palos Lipi, que dejó dos soberbios pares de banderillas. Buena seria al natural al comenzar la faena. El toro, fue cambiante en su embestida, y muy informal. En la tercera tanda se le coló al pecho al torero, aunque no hizo por el diestro. Se rajó el toro buscando las tablas y se desentendió del engaño. Buscó las tablas y se paró. Sin opción El Cid con el manso segundo.

De preciosas hechuras y serio fue el tercero, que se estrelló contra el burladero del 4 y eso le pasó factura, quedando mermado para el tercio de varas, en el que perdió las manos, a pesar de que embistió con mucha entrega y buena condición. Sin embargo, fue devuelto a los corrales. Originalísimo el saludo a la verónica de Joselito Adame al tercero bis, sobrero del mismo hierro, al que toreó de frente, con mano muy baja y a pies juntos con garbo. Blando de remos en varas, siguió blandeando después hasta desplomarse ante la decepción del público. Buenos pares de Jarocho y Fernando Sánchez, que se desmonteraron. El astado, con tendencia a tablas. Comenzó la faena con torería sacándose al toro hacia los medios, con inspiración.

Muy templado, con mano baja, dándole tiempo y espacio a su oponente en una serie importante con la diestra. Muy firme Adame, con seguridad, dejándole la muleta en la cara llevando empapado al toro, que hizo amago de mirar a las tablas. Muy despacio, al natural, con gran serenidad Adame en una buena serie. Arrancó la música. Continúó Adame, con mano baja y temple, pero el toro se rajó y tiró la toalla. Centrado Adame, que se quedó sin oponente en una labor importante que remató de una gran estocada. Oreja de ley.

Salió suelto en los primeros tercios el sexto. Mérito de Fernando Sánchez, Jarocho y Tomás López en banderillas. Muy torero, con gusto y muchísimo temple comenzó la faena Adame. Continuó con ligazón con más derechazos, muy templado, vertical, asentando los riñones y enroscándose al toro. Se cambió la mano a la zurda y a partir de ahí el toro se rajó. Pinchazo y estocada casi entera. Palmas.

El primer Fuente Ymbro tuvo unas hechuras inmejorables, muy sevillano. Firmó un buen recibo de capa Urdiales, con la plaza jaleando al torero, pero todo se vino abajo en la muleta, donde el toro apenas aguantó un par de tandas desistiendo de la pelea enseguida. Perdió las manos varias veces y el torero no tuvo ninguna posibilidad.

Hecho cuesta arriba, el cuarto no se empleó de salida. Ni se entregó en los primeros tercios, resultando deslucido. El toro no transmitía y se desentiendía. Lo intentó Urdiales aplicando su concepto de ortodoxia en una labor larga que no llegó al tendido ante un astado soso, mirón y sin entrega.

Hierro de Fuente Ymbro - España Plaza de toros de Sevilla. Media entrada. Toros de Fuente Ymbro, (3º bis), de buenas hechuras pero faltos de fondo. logo-mundotoro-fichas-crónicas

 

 


 

 

MÁS FESTEJOS del 23 de abril

Triunfo solidario en Granada en la vuelta de Espartaco

23/04/2017 19:32

 

Más festejos del 23 de abril I MUNDOTORO

MUNDOTORO > Madrid

 Este es el resultado de más festejos celebrados este domingo:

 

REJONES

Estrecho de Fuente Álamo (Murcia). Novillos de Prieto de la Cal, el quinto fue premiado con la vuelta al ruedo. Pecho Solano, dos orejas y dos orejas y rabo; y Ginés Cartagena, dos orejas y rabo y dos orejas. Por colleras, dos orejas y rabo

 

FESTIVALES

Granada. Novillos de Miranda y Moreno, 1º, y Torrealba. Espartaco, oreja; El Fandi, dos orejas; Sebastián Castella, oreja; Cayetano, oreja; José Garrido, oreja; y el novillero Romera, ovación.

 


 

 

El país donde toreas o te torean

Manuel Vicent y El Roto publican ‘Antitauromaquia’, un alegato literario e ilustrado contra las corridas

'Tarde de toros', una de los dibujos de 'El Roto' que ilustran 'Antitauromaquia'. Ver fotogalería
‘Tarde de toros’, una de los dibujos de ‘El Roto’ que ilustran ‘Antitauromaquia’. Penguin Random House

Confiesa el escritor Manuel Vicent en el prólogo de Antitauromaquia (Random House, 2017) que en su juventud asistía con alegría —contagiado por el ambiente y sentado en la barrera con sus amigos— a los encierros y corridas de las fiestas de pueblo. Tardó varios años en rectificar su postura, y ahora ya lleva tres décadas escribiendo un artículo antitaurino cada San Isidro. “La violencia es una costumbre. Cuando uno está dentro no se da cuenta hasta que no la ve desde fuera en un ejercicio ascético; entonces ves la barbarie que supone elevar la muerte a un espectáculo moral”, afirma por teléfono Vicent, que ha reelaborado esos textos en forma de 84 reflexiones literarias sobre la llamada fiesta nacional. Como en un espejo, las letras de Vicent hallan su reflejo en los trazos del dibujante Andrés Rábago, más conocido como El Roto, que contribuye con 37 ilustraciones originales: “Hago que los toros reflexionen, a ver si despertamos aún más la reflexión en los hombres”.

Reelaboración de un libro del mismo nombre que ambos publicaron en 2001 —cuando El Roto aún firmaba bajo el pseudónimo OPS—, Antitauromaquia, que se publica el 27 de abril, constituye “una toma de posición” de dos figuras del mundo de la cultura respecto a esta actividad “en un momento en el que hay una gran discusión”. “Tanto que hablan de que la tauromaquia es cultura, tienen que saber que algunos estamos en contra de esta filosofía rústica que nos quieren vender”, afirma al otro lado de la línea Rábago, que piensa que la sensibilidad de la sociedad española ha evolucionado en los últimos años, “como muestra su alejamiento de esta barbarie”. La realidad es que las corridas en plaza se han reducido drásticamente —de unas 3.600 en 2007 a 1.736 en 2015—, pero los festejos populares crecieron un 16% entre 2013 y 2015, alcanzando los 16.383, según datos de la Estadística de Asuntos Taurinos del Ministerio de Cultura. “Lo perverso es que incluso desde las fuerzas de la izquierda se están fomentando esas capeas pueblerinas y encierros que son lo más infeccioso, lo más degradante”, opina Vicent.

“La fiesta está en decadencia porque ha perdido su estética”, reflexiona el escritor castellonense. “Es una cosa evidente que la juventud está en otra cosa, en el deporte… No hay más que ver un estadio lleno de gente en una final de un partido de fútbol, y ver una plaza de toros. Está pasado de moda. Los toreros ya no son los héroes de antaño, ahora lo son los futbolistas”.

Pese a todo, la llamada fiesta nacional sobrevive como “un vestigio de una época bárbara”, de una España negra bajo cuyo sino uno solo puede ser “toro o matador”, vencedor o vencido. Y esa mentalidad desborda la plaza, según reflexiona Vicent en el libro, para instalarse en ciertas esferas degradadas de la vida pública y privada: el diputado corrupto que se vende “por una ración de jamón ibérico”, el policía corrupto que echa mano del fondo de reptiles para visitar el casino, los juzgados destartalados y los quirófanos sin recursos por los recortes… “Si consideramos que la tauromaquia es un espejo deformante de nuestro carácter, todo es tauromaquia”, reflexiona el escritor sobre una fiesta nacional que prosperó en una España donde siempre luce un sol de justicia. “Si lloviera todos los días, no habría toros”, bromea Vicent, a quien le parecería “maravilloso” que sobre la piel de toro cayera una lluvia oblicua y constante, “como en los países más civilizados”.

Más que al sol, El Roto apunta a la Iglesia como sostenedora de tan larga tradición: “Se utiliza a los pobres santos para parapetarse detrás de ellos y ejecutar esos actos reprobables. La Iglesia debió apartarse en su momento de estos lugares: el ruedo no es lugar para ningún santo ni festividad religiosa”. Lo expresa con su habitual humor aforístico en una de sus viñetas, en la que, frente a un torero que se dispone a entrar a matar ante la enfervorecida parroquia de la Feria de San Isidro, el toro pregunta: “Y ese santo, ¿sabe lo que hacéis?”.

Hemingway tiene la culpa de todo

Viñeta de 'El Roto'.
Viñeta de ‘El Roto’.

G.R.P.

—¡Odio a Hemingway!

—No sabes como te entiendo.

Es la conversación de dos toros imaginada por El Roto en una de los 37 dibujos que integran Antitauromaquia. Y es que el escritor norteamericano —quien llegó a dedicar una novela a sus experiencias (la mayoría alcohólicas) en los Sanfermines, Fiesta (1926)— fue un gran aficionado y “el más famoso publicista ante el mundo de todos nuestros veranos sangrientos”.

Pero más allá de su intelectualización poética y literaria de esta tradición, Vicent recuerda una anécdota que, según el escritor, revela la verdadera actitud del autor nacido en Illinois ante la fiesta taurina: una tarde, cuando Hemingway se encontraba “de sobremesa rodeado de algunos aduladores igualmente borrachos”, el escritor hizo parar una reata de mulas de arrastre y vació una botella familiar de Coca-Cola en la boca de uno de los animales, “en medio del fragor de las peñas que le reían la gracia”. “Es suficiente motivo para pensar que tanto esa fiesta sangrienta como aquel escritor fanfarrón, degustador de toda clase de violencias, estaban ambos dos ya fuera de tiempo”, escribe Vicent.

 


 

 

Fotogalería

Estos son los Victorinos reseñados para Sevilla

El próximo sábado los lidiarán Antonio Ferrera, Paco Ureña y Manuel Escribano.

Por Redacción
sábado 22 de abril de 2017, 18:44h

 

 

  • Correlindes – nº 11- G 213

  • Escusano – nº 103 – G 2013

  • Margarito – nº 8 – G 2012

  • Migrañito – nº 73 – G 2013

  • Mudéjar – nº 92 – G 2013

  • Platino – nº 13 – G 2013

  • Vencejo – nº 82 – G 2013

Para aumentar de tamaño y ver todas las fotos, hacer click sobre la imagen – Fotos: Victorinomartin.com

 

 


 

 

Como consecuencia de una grave dolencia cardiaca

La Fiesta llora la muerte de Palomo Linares


Se nos ha ido inesperadamente un maestro. Este lunes, 24 de abril, ha muerto Sebastián Palomo Linares, cuando iba a cumplir los 70. Una dolencia grave de corazón ha sido el origen de tan triste noticia. 51 años hace que había sido graduado como matador de toros, con más de 1.000 paseíllos en su haber, Palomo fue un torero –en palabras del gran Pablo Lozano– “al que no se le ha hecho justicia”. En buena medida por la polémica, bastante desmedida, que se organizó cuando el 22 de mayo de 1972 en Las Ventas le cortó un rabo al toro “Cigarrón”, el ultimo que se ha concedido en la plaza madrileña. Ahora, cuando el toreo llora su muerte, momento es de reivindicar su figura, que está muy por encima de aquel episodio. ¡Descansa en paz, maestro!
Actualizado 24 abril 2017

Redacción

 

Sebastián Palomo Linares ha fallecido este lunes, 24 de abril, a los 69 años, en la UVI del Hospital Gregorio Marañón, donde runos días había tenido que se opera do de una dolencia muy grave de corazón, que finalmente no ha logrado superar. El pasado sábado, el torero tuvo que ser sedado y con ventilación mecánica tras haberse producido un empeoramiento de su estado. Se le había practicado un doble bypass, además de la sustitución de la válvula mitral y la reparación de la válvula tricúspide, según informaba el parte médico facilitado por el Servicio de Cirugía Cardiaca del hospital.

Antes de entrar a quirófano, el torero comentó que no tenía miedo: “Después de todas las cornadas que he sufrido, ¿cómo voy a tener miedo a esto?”. Luego, la gravedad de sus dolencias han provocado este desenlace final.

En el hospital le han acompñado durante toda la jornada, junto a sus familiares, un grupo muy allegado al torero , como la familia Lozano, que fueron sus apoderados a lo largo de toda su vida profesional.

El parte de defunción explica que el torero retirado falleció “a causa de una hemorragia cerebral como complicación de un postoperatorio de cirugía cardiaca”. La defunción se produjo a las 17:13 horas.

Por deseo expreso del torero, una vez confirmada su muerte, en el propio centro hospitalario se puso en marcha el protocolo establecido para la donación de sus órganos.

A partir del martes 25, la capilla ardiente de Palomo Linares se instalará en el Tanatorio de La Paz, en Tres Cantos, donde está previsto que se celebre una misa funeral a las 20,00 horas. Posteriormente su cuerpo será incinerado, para luego ser traslados sus restos a su finca de Aranjuez.

Más allá de concepciones estéticas, Palomo Linares pasó por los ruedos como una figura, aunque no estuvo ajeno la polémica, sobre todo por el rabo que le cortó a “Cigarrarón”, un toro de Atanasio Fernández, en Madrid en 1972, después de 36 años que en el coso madrileño no se concediera este trofeo: hasta Palomo, el último lo cortó Marcial Lalanda en 1942. Se da la coincidencia ese mismo año de 1972 el torero de Linares fue premiado también con un rabo en la Monumental de la Ciudad de México.
Con más de 1.000 tardes de toros en su haber, Palomo paseó su concepto del toreo por todas las plazas de la geografía taurina, en una etapa en la que abundaban las figuras, con la que se codeó.

Un taurino tan reputado como Pablo Lozano, declaró hace unos años: “Palomo fue un torero importantísimo al que no se le ha hecho justicia”. Y tratando de explicar la dureza el la profesión que había elegido, Palomo decía: “Hay que estar en el ruedo para saber lo que cuesta ganar ese dinero. Hay tardes que darías todo el dinero que has ganado por quitarte de encima un toro”.

Perfil biográfico

Sebastián Palomo Martínez, “Palomo Linares” en los carteles, nació en Linares (Jaen) el 27 de abril de 1947, cinco meses antes de la cornada mortal que “Islero” le infirió a “Manolete”, en el seno de una familia trabajadora. Pronto se puso a trabajar como aprendiz de zapatero, pero a la vez se iniciaba en sus correrías taurinas.

A los ruedos llega dentro de aquella famosas novilladas de la oportunidad, que se organizaban en la plaza antigua plaza madrileña de Carabanchel. El 20 de julio de 1964 hizo allí su primer paseíllo, saliendo triunfador del ciclo. Al amparo de esos éxitos iniciales, debutó con picadores en la plaza de Ondara (Alicante), en enero de 1965, para lidiar novillos de Núñez Moreno de Guerra, con “El Inclusero” y Vicente Punzón.

Dos años después, accedió a la alternativa en Valladolid el 19 de mayo de 1966, de manos de Jaime Ostos y con “Mondeño” el testigo. El toro de la ceremonia, con el hierrro de Salustiano Galache, atendía por “Feíllo”. Aquella tarde Palomo le cortçó las dos orejas a sus dos enemigos.

Hasta cuatro años después no compareció en la plaza de Madrid, donde hizo su presentación y la confirmación de alternativa el 19 de mayo de 1970, con Curro Romero de padrino y el salmantino Juan José como testigo, ante toros de Antonio Pérez Angoso, completados con uno de Antonio Perez de San Fernando.

Un año antes, por desacuerdo con las empresas, formó la célebre alianza con Manuel Benítez “El Cordobés”, que se bautizó como “los guerrilleros” para mantener su independencia respecto a los organizadores taurinos. De la mano de Eduardo Lozano y de Paquito Ruiz, hasta 65 tardes sumaron de una plaza a otro, en la mayoría de ocasiones en localidades sin gran trascendencia en el mundo del toro.

La polémica le rodeó, más allá de lo razonable, a partir del 22 de mayo de 1972, cuando en Las Ventas cortó las dos orejas y el rabo a un toro de Atanasio Fernández, por nombre “Cigarrón”, toreando con Andrés Vázquez y el mexicano Curro Rivera. Hacia entonces 36 años que no ocurría algo así en el ruedo madrileño. Y la polémica fue tal que hasta tuvo que dimitir el presidente que sacó los tres pañuelos blancos. La realidad es que terminó por encumbrarle, muy bien dirigido por la Casa Lozano.

Su primera retirada de los ruedos tuvo lugar en Bogotá, el 31 de enero de 1982, en una tarde en la que compartió cartel con Pepe Cáceres y Curro Romero frente a tres toros de Vistahermosa y otros tantos de Pueblito Español, en la que consiguió cortar tres orejas. Pero al año siguiente reaparece en triunfo en la plaza limeña de Acho, alternando junto a José Maria Manzanares y Paco Ojeda ante toros de Marcos Núñez.

Volvió a retirarse tres años después, en 1985, tras no estar afortunado en el ciclo isidril. Pero vuelve a los ruedos en 1993. Se retiró definitivamente en Benidorm en una corrida nocturna el 9 de agosto de 1995, actuando junto con Manuel Diaz “El Cordobés” y Javier Conde con toros de Gabriel Rojas. Muy ocasionalmente volvió a vestirse de torero una vez más en España en1997. Nunca más volvió a vestir traje de luces, tan solo toreo algunos festivales. En su carrera había actuado en un total de 1055 ocasiones.

Fue durante una etapa ganadero de reses brava, pero su actividad principal la centro en la pintura. En estos días terminaba de preparar obras para una nueva exposición, que tendría lugar en los alrededores de Madrid, que iba a titular “Cincuenta años de pintura: 1967-2017”,

 








 

NOTICIAS TAURINAS

21 Abr

 

 

PÁGINAS DE MI ARCHIVO

 

Por Don Francisco Madrazo

 

DON FERNANDO DE LA MORA MADALENO

 

Fernando de la Mora Madaleno, inició su vida como criador de reses bravas, al asociarse con su gran amigo y ganadero don Carlos Cuevas Lascurain, quien había fundado su vacada a finales de la década de los años veinte, con hembras de Ajuluapan y Zacatepec y un toro padre del campo de San Mateo. Más tarde agregó a su piara primitiva, vacas y toros de la misma ganadería zacatecana y en 1937, importó de España un puñadito de reses compuesto por seis vientres salmantinos procedentes de la muy famosa casa de don Francisco Sánchez Rodríguez, mejor conocido en el mundo taurino como Paco Coquilla. En 1938, don Carlos, adquirió aquí en México un cuatreño de la notable vacada, también salmantina, de don Garciliano Pérez Tabernero, de nombre “Chacón”, negro bragado, componente de los ocho garcilianos que trajo a nuestro suelo el matador de toros Domingo González Mateos “Dominguín” para ser lidiados en la plaza de El Toreo, durante la temporada invernal de 1937-1938.

Como parte del trato entre don Fernando y don Carlos, el primero puso la finca de Tequisquiapan, propiedad de su padre don Raymundo de la Mora, aledaña al poblado del mismo nombre en el estado de Querétaro, y el segundo envió a dicha casa, cien vacas y varios toros sementales todos ellos con su hierro, que procedían del cruce de San Mateo-Zacatepec. El día 19 de abril de 1945, murió don Raymundo de la Mora y heredo la finca don Fernando. Poco tiempo duro la sociedad, pues don Carlos, paso a mejor vida el 22 de diciembre de 1949, quedándose como único dueño de la torada Fernando, quien un mes después de la fecha antes mencionada les compro a los herederos de don Carlos, don Ernesto y doña Ana Cristina Cuevas Vallejo, doscientas cincuenta vacas y cuatro toros que fueron “Carbonero”, negro, del hierro de San Mateo; “Cordobés”, numero 8 negro; “Carretero”, número 7, negro y “Minero”, marcado con el 5, de pelo cárdeno, siendo este último procedente de Coquilla.

 

Cuando el padre de don Fernando, el ya mencionado don Raymundo, fue dueño de Tequisquiapan, en el año de 1911, adquirió también el antiquísimo hierro de “La cruz sobre el mundo”, autorizado el 4 de noviembre de 1964, por el Virrey de Gálvez, tercer propietario de Tequisquiapan, el contador Guerrero de Ardila. Don Fernando usó durante toda su vida este hierro y escogió para su divisa los colores verde y amarillo, que distinguieron siempre esta famosa ganadería queretana.

 

Poco a poco este hombre de refinada educación y trato encantador fue haciendo su vacada. Afinándola y trabajándola con inquebrantable afición, durante muchos años de su vida, hasta colocarla en su día entre las primeras del país. lndiscutiblemente Tequisquiapan fue una de las ganaderías que mayor número de toros lidiaron y mejor presentaron sus encierros a lo largo y a lo ancho de nuestra geografía taurina mientras estuvo en las manos de don Fernando de la Mora Madaleno y las de su hijo Don Fernando de la Mora Ovando.

 

EI gran mérito de don Fernando, fue el haber sabido llevar siempre en forma ascendente una ganadería que la mayor parte de los viejos taurinos no le daban mayor vida que el tiempo de la preñez de una yegua. Sin embargo se equivocaron rotundamente y Tequisquiapan vivió muchos años de inmejorables triunfos, en las plazas de la capital y en varios e importantes casas de América del Sur; siempre con el orgullo de presentar sus toros como el mejor. Orgullo que supo mantener firme durante toda su vida don Fernando, desde aquel ya muy lejano 22 de abril de 1951, cuando nuestro hombre envió a la plaza México su primer corrida ya como único dueño de Tequisquiapan, encierro que estoquearon Luis Briones, Jorge “El Ranchero” Aguilar y Humberto Moro y del que destacaron dos muy bien presentados ejemplares llamados “Malagueño” y “Carretero”, ambos desorejados por la pareja de diestros norteños, en cuarto y sexto lugar respectivamente.

 

Con anterioridad, don Fernando en compañía de don Carlos Cuevas, había lidiado una corrida en la cazuela de Insurgentes, el primero de febrero de 1948, fecha de la antigüedad de esta casa, donde un hermoso toro de nombre “Cartero”, número 7, negro bragado, había sido por su gran presencia y magnifica lidia, la estrella de la tarde, permitiéndole a De la Mora, saborear las mieles del triunfo, al dar su segunda vuelta al ruedo en dicho coso. La primera la había dado también con don Carlos y el novillero Rafael Gil “Rafaelillo”, padre del matador contemporáneo del mismo nombre, luego de la muerte de “Consentido” numero 23, entrepelado bragado, fino y bien cortado, lidiado en cuarto lugar la tarde del 21 de septiembre de 1946 día que la ganadería de Tequisquiapan se presentó en la plaza más grande del mundo con el novillo “Cadenero”, numero 29 de pelo berrendo en negro aparejado.

 

Conocí a don Fernando de la Mora, en un sorteo de la plaza México, el domingo 16 de septiembre de 1956. Sorteo al que fui invitado por mi sobrino político Humberto Moro Treviño, que esa tarde mataría la corrida de Tequisquiapan, en compañía de Gregorio Sánchez y Fernando de los Reyes “El Callao”. A don Fernando me lo presentó el entonces apoderado de Moro, Jose Luis Méndez; tras un saludo cordial, me despedí deseándole mucha suerte de ganadero y me escabullí entre los muchos taurinos que llenan los pasillos de las corraletas para ver mejor un toro de preciosa lamina que si mal no recuerdo se llamaba “Cadenero” y era de pelo berrendo en negro aparejado. El astado salió en segundo lugar y le correspondió en suerte al diestro toledano que por cierto no estuvo a la altura del estupendo ejemplar.

 

Quince años más tarde de la fecha mencionada en el párrafo anterior, volví a ver a don Fernando y de nuevo fue en las corraletas de la México. Yo había ido a ver la corrida de Tequisquiapan para irme familiarizando con el tipo de toros de otras vacadas, pues el día anterior, 28 de noviembre de 1971, Javier Garfias, gerente de DEMSA, me había nombrado su representante ante los ganaderos para ir a sus fincas, reseñar y embarcar sus encierros, que les eran comprados para ser lidiados en las plazas de dicha empresa. Sin decirle nada de esto a don Fernando, platiqué largo rato con él y lo felicité por lo bien presentado de sus toros, de los cuales destacaban por sus hechuras dos de ellos: “Antequerano”, 153, entrepelado bragado y “Soberano”, numero 119 de pelo negro zaino. Ambos toros serian recordados por los taurinos después de su muerte, el domingo 5 de diciembre de 1971. EI primero por haber sido el de la confirmación de Mariano Ramos y el segundo por pasar a la larga lista de toros desorejados por el entonces mandón de la torería Manuel Martínez Ancira.

EI día 18 de enero de 1972, amaneció esplendido. A las nueve de la mañana estaba yo por primera vez en mi vida, parado en el centro del ancho portón de “La Hacienda Grande”, como se conoce a la muy bonita y bien cuidada casa que la familia de la Mora, tiene a las afueras de Tequisquiapan. Una pareja de perros pastor alemán anunció con sus ladridos mi presencia. Apareció don Fernando vestido de charro, como se visten los auténticos hombres del campo mexicano. El sombrero color café, de bajas y cortas alas. La camisa blanca apretada al cuello por un lacillo de tono verde. La chaqueta corta de gamuza con coderas de vaqueta, rematada al frente por dos hebillas de plata, que hacían juego con la hebilla del ancho cinturón de cuero. El pantalón de talle, .color tórtola, descansaba en unos botines de una pieza, limpiamente lustrados.

 

En mi niñez, así vi vestido a don Carlos Rincón Gallardo y Romero de Terreros, Marqués de Guadalupe y Conde de Regla; así vi años después a sus sobrinos carnales, mis muy queridos amigos don Jaime y don Alfonso Rincón Gallardo y Mier, en su espléndida finca de Ciénega de Mata; a don Jaime Romo Moreno, dueño de la hacienda “La Troje” y al amo de “Atenco”, don Manuel Vega y Díaz Infante, que lucían siempre y con orgullo el auténtico traje nacional. Así quedaron plasmados para la posteridad, los hombres de a caballo del altiplano, en los extraordinarios lienzos del genial artista, don Ernesto Icaza y Sánchez, artista, que con placer hubiera trazado la figura de don Fernando de la Mora Madaleno si lo hubiera visto, como yo lo vi aquella mañana de enero.

 

Los tres párrafos anteriores los he sacado de mi primer libro “El Color de la Divisa”, que escribí en mi casa de La Punta, en la Semana Santa de 1979, lo he hecho, porque esos momentos no se olvidan nunca y hoy ya viejo, los tengo aún muy presentes en mi memoria.

 

Que gratos recuerdos tengo de mis visitas a la ganadería de Tequisquiapan y de mi gran amistad con don Fernando y con su hijo del mismo nombre. Amistad que supe conservar hasta el día de la muerte del viejo, 13 de junio de 1984, y conservo con Fernando y su esposa doña Consuelo Ugalde de la Mora, a quien todos conocemos como Vicky de la Mora, hoy ganadera de toros bravos. Cómo olvidar aquellas mañanas plenas de sol, en las que embarcábamos las corridas para las diferentes plazas de la república, siempre bajo el mando de los amos, que montados en finas bestias dirigían la faena con gran exactitud y conocimiento de lo que estaban haciendo. La voz baja para el arreo del toro, que caminaba pacientemente arropado por la parada de cabestros, conducida por los vaqueros de la casa, haciendo llegar al astado hasta el cuadro de su prisión de la que jamás saldría y el grito oportuno para no dejar que el burel alzado y arrogante volviera a su querencia.

 

Cuantas horas me pase con estos hombres, platicando de toros en su casa y en el campo. Conociendo a fondo su estupenda finca. Los potreros de empadre, donde pude observar vacas con muy buenas hechuras, de bien armadas cabezas y variopintas, que a nuestro paso a caballo corrían a esconderse entre los huizachales y mezquites, celosas de sus recentales que estaban amamantando. Quizá algunas de ellas, venían de la reata de la “Hortelana”, herrada con el número 631, negra bragada, nacida en 1955, que les había dejado rastras de una buena nota de tienta, o quizás vendrían de la familia de la “Sardinera”, 990, del mismo pelo que la anterior, tentada en 1960 por Manuel Capetillo Villaseñor, obteniendo hasta entonces la calificación más alta en los libros de esta ganadería.

Por aquel tiempo, Tequisquiapan, era una de las casas mexicanas que conservaban más variedad de pintas en sus hatos. En la vacada queretana conocí y embarque toros negros, zainos, negros mulatos; todas las variedades del cárdeno, ordinarios, claros, obscuros y romeros, “Indiano”, de México; muchos bermejos, colorados, horneados, colorados claros y un castaño, “Gavilán”, lidiado en Irapuato; y una mañana del mes de junio, vi en el potrero que esta junto a la sierra, de cuyo nombre no puedo acordarme, que era donde pastaban los utreros, uno de pelo sardo y otro salinero.

 

En el capítulo de los berrendos, pinta clásica de la casa, muy estimada por don Fernando, encerramos varios astados berrendos alunarados, “Azucarero”, de México; berrendos aparejados, como “Pintor”, también jugado en la plaza grande y un buen puño de entrepelados, salpicados, caribellos, luceros, ojinegros, listones, coleteros, un clásico jirón, “Tortolito”, lidiado en Mérida, así como un calcetero, de nombre “Serranito”, matado en la plaza fronteriza de Tijuana.

 

Pero los momentos más agradables que pasé con estos ganaderos y hombres de campo, fueron las mañanas que estábamos viendo sus corridas de saca, en aquellos potreros de piedra junto a la vía del tren. Observando detenidamente sus hechuras. El cuadro de la cara y la colocación de los ojos y los pitones; lo fino de estos desde la mazorca al diamante y la curvatura de las palas; lo sedoso y brillante del pelo; lo largo y espeso de la badana; la rectitud del lomo y el nacimiento del rabo y las cerdas que lo rematan; la longitud del vientre que termina en el cordón de los testículos y el meato; las canas de las manos y la posición de los gallos; lo recto de las patas y el triángulo de los corvejones, y. lo bien cortado de la pezuña hendida. Yo creo que el conjunto de estos atributos óseos y la boca hecha, hacen el verdadero trapío del toro y por supuesto todo esto avalado por la buena alimentación a la que se le haya sometido durante varios meses del año.

 

A lo largo de mi vida entre los toros, he visto muy pocos ejemplares perfectos, en cuanto a su formación ósea y trapío. Hoy que escribo estas líneas se me vienen a la memoria algunos de ellos: “Caramelo” de San Mateo, “Mallorquina” de la Punta, “Jerezano” de Jose Julián Llaguno, “Cartelero” de Jorge de Haro, “Pavo Real” de Torrecilla, “Te lo Dije” de Mimiahuapam, “Guerrillero” de Javier Garfias, “Seda Negra” de Tequisquiapan, “Director” de Jesús Cabrera, “Breva” de Piedras Negras, “Colibrí” de La Laguna, “Azucarillo” de Santo Domingo y en estos últimos días me tocó la suerte de ver otro hermoso toro: “Daniel” de los Martínez.

 

Según los datos estadísticos de don Luis Ruiz Quiroz, las ganaderías de Torrecilla y Tequisquiapan, han sido las que más toros han lidiado en la plaza México desde su inauguración hasta la fecha. Por lo tanto, sería muy largo de enumerar cada una de ellas. Pero si traeremos al papel algunos de los de don Fernando, salió muy satisfecho del juego de sus animales el 20 de diciembre de 1953, en “El Toreo” de Cuatro Caminos, donde Guillermo Carbajal le cortó el rabo a “Palomito”; el 28 de febrero de 1954, en la misma plaza, Fermín Rivera y Manuel Jiménez “Chicuelo II”, le cortaron los máximos apéndices; el 24 de abril de 1960, también en EI Toreo, un gran toro de vuelta al ruedo, “Coquinero”, al que Alfredo Leal le cortó las dos orejas; el 26 de marzo de 1961, fue una fecha inolvidable para don Fernando, que echo una gran corrida de toros, gran faena de Humberto Moro, a “Don Verdades “, una oreja y apoteósica tarde de Cesar Girón que cortó cuatro orejas y dos rabos a los toros “Rascarrabias” y “Juan Gallardo”. El 7 de enero de 1962, extraordinaria faena de Paco Camino a “Papelero” en “El Toreo” de Cuatro Caminos y en esa misma temporada, Manuel Capetillo, le corto el rabo a “Peluquero”. El 13 de enero de 1963, Diego Puerta tuvo una gran tarde al cortar cuatro orejas a los toros “Tortolito” y “Bandolero” y arrastre lento a “Jardinero”.

 

Como dije antes son sólo algunas fechas que don Fernando, guardaba en su memoria con gran cariño y no se olvidaba de platicarme en las largas y asombrosas sobremesas de su casa de Tequisquiapan, después de haber recorrido el campo y comido estupendamente, de las faenas de Santiago Martin Sánchez “El Viti” a “Azafranero”, cárdeno oscuro y a “Aventurero”, negro bragado y lucero, en las cuales el diestro salmantino, había brillado a gran altura. No se olvidaba el viejo, del extraordinario trasteo muleteril de Manuel Martínez Ancira a ” Aceituno”, negro, de regalo, el domingo 17 de enero de 1971, tarde en la que el norteño bordó el toreo, como yo se lo vi bordar muchos años después a un astado de Pepe Garfias en el Nuevo Progreso de Guadalajara. Y también salía de palique, el día en que Mariano Ramos Narváez, cuajó plenamente a “Azucarero”, número 168, de caprichoso pelo berrendo en negro alunarado, capirote, estrello y botinero. Todas estas faenas tuvieron como escenario el ruedo de la Monumental Plaza México.

Hace ya muchos años, que no he vuelto por Tequisquiapan, ni por la “Casa Grande” de la familia de la Mora-Ovando. Ya se han terminado los días de las cabalgatas por el campo con el amo viejo siempre acompañado por su hijo, por su mozo de estribo “La Pinta” y por los vaqueros Aurelio y Nicandro. Con su muerte perdí yo a un muy querido amigo y el campo bravo mexicano a un ganadero señor y a un romántico.

 

REVISTA CAMPO BRAVO    AÑO 1   VOLUMEN 9    ABRIL 1994

 

 


 

 

 

Noticias Taurinas de México

 

 

Sortean los de Villa Carmela en Aguascalientes

Fue definido el orden de lidia para la segunda corrida del serial

Fueron sorteados los toros de la ganadería de Villa Carmela que serán lidiados esta tarde en la Monumental de Aguascalientes, donde actuarán Morante de la Puebla, Arturo Macías y Luis David Adame, en la segunda corrida de la Feria de San Marcos.

El orden de lidia es el siguiente:

No. 38, “57 Aniversario”, con 526 kilos (Morante de la Puebla).

No. 44, “Gran familia”, con 538 kilos (Arturo Macías).

No. 41, “Amor eterno”, con 517 kilos (Luis David Adame).

No. 24, “Gran ejemplo”, con  534 kilos (Morante de la Puebla).

No. 31, “Siempre con nosotros”, con 543 kilos (Arturo Macías).

No. 50, “Siempre juntos”, con 501 kilos (Luis David Adame).

Peso promedio: 523 kilos.

Sobreros:

No.43, “Va por ustedes”, con 523 kilos.

No. 23, “Indolvidable”, con 503 kilos.

 

 

 


 

 

“Me siento con mucha seguridad”: Saldívar

El torero hidrocálido charla ante un fin de semana importante

Desde su cuartel general en la ganadería de Coaxamaluca, el matador Arturo Saldívar comparte sus reflexiones sobre el estado actual de su carrera y el compromiso de mañana en Texcoco, mismo cartel que se repetirá el domingo en la Monumental de Aguascalientes

 

 


 

 

Elegante entrega de los trofeos “Minotauro”

A lo mejor de la pasada Temporada Grande de la Plaza México

Tan elegante como concurrida fue la ceremonia organizada por la Peña 432 en el Hotel Presidente Intercontinental, de la Ciudad de México, para hacer entrega de los premios “Minotauro” a lo mejor de la pasada Temporada Grande de la Plaza México, evento conducido por Ana Lucía Ordoñana, Heriberto Murrieta y Carlos Flores.

En esta sexta entrega de premios, los galardonados con los “Minotauro” fueron los siguientes:

– Morante de la Puebla y Sergio Flores, como triunfadores de la Temporada Grande. El de La Puebla del Río no pudo asistir, en tanto que el tlaxcalteca sí recogió su trofeo.

– Enrique Ponce, por las faenas realizadas el 4 de febrero a los toros “Tumba Muros” y “Venadito”, de Fernando de la Mora. Aunque el maestro valenciano no asistió, mandó un mensaje en video en el que agradeció el galardón.

– Morante de la Puebla, a la mejor faena.

– Rodrigo Santos, como el mejor rejoneador.

– Andrés Roca Rey, por el mejor quite. El torero peruano no pudo asistir a la gala.

– Diego Silveti, al estoque más destacado.

– Rafael Romero, como el subalterno más destacado.

– Luis Miguel González, al tercio de varas más destacado.

– “No que no”, de Barralva, número 277, como el mejor toro de la Temporada Grande.

– Teófilo Gómez, a la ganadería más destacada.

Para complementar cada una de las entregas se proyectaron fragmentos en video de las actuaciones de los galardonados con los “Minotauro”, trofeos creación del artista plástico Jazzamoart,que estuvo también presente en el evento.

Asimismo, la Peña 432, que comanda Joaquín Odoñana, entregó algunos reconocimientos especiales. El primero de éstos fue para el matador Mario Zulaica, director taurino de la Plaza México, por la organización de la Temporada Grande.

También se reconoció al maestro Eulalio López “Zotoluco”, por su trayectoria, así como el picador Ignacio Meléndez. También resultaron reconocidos los Forcados Mazatlecos, en tanto que el trofeo “Humberto Peraza”  fue para Jesús Arroyo, premio recogido por su hijo Pepe.

Uno de los momentos más emotivos de la velada fue al recordar a todos los miembros de la familia taurina que fallecieron en el último año. Largo y hondo el aplauso para todos ellos, que han dejado un importante legado dentro de la Fiesta.

 


 

 

POR SUPUESTO ABSO DE CONFIANZA

Acusan al Secretario de la Unión de Picadores

POR MARYSOL FRAGOSO

 

Un grupo de integrantes de la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros presentó una supuesta denuncia penal contra su Secretario General, Luis Miguel González Villagómez, lo cual generó que este renunciara durante el transcurso de la Asamblea Extraordinaria que se realizó a lo largo del miércoles y que duró más de diez horas, con asistencia del 90 por ciento de sus miembros (son 144 en total de acuerdo al padrón vigente).

EI supuesto documento esta levantado contra Luis Miguel González Villagómez y en contra de quienes resulten responsables por supuesto abuso de confianza. Se realizó antes de la Semana Santa (sin embargo, no se dio a conocer el folio del documento ni el juzgado donde consta). En este se aducen al dirigente supuestos malos manejos económicos de entre cuatro y cinco millones de pesos.

 

Como se sabe González Villag6mez ejerció recientemente un primer periodo al frente de la Unión de Picadores y Banderilleros durante los años 2014 a 2016 y acababa de reelegirse, por lo que en la actualidad tenía tres meses en el cargo.

 

EI actual tesorero, el banderillero Christian Sánchez, tomó posesión de ese puesto en enero del año en curso y tras encontrar solo 170 pesos en las arcas, decidió revisar las finanzas, al tiempo que se puso a trabajar. En estos meses, se dijo, logró que ingresaran a la cuenta del sindicato, aprox. 300 mil pesos.

 

Más adelante, encontró que de los ingresos hechos a la cuenta de la agrupación en los años anteriores, se realizaron 172 transferencias a la cuenta personal de Luis Miguel González Villagómez, sin que se hubiera notificado al Comité. Además, tampoco existen pólizas, facturas ni notas que avalen pagos de diversas transacciones efectuadas con dinero de la Unión.

 

Otro tema álgido fue el pago de la hospitalización en la Clínica Mocel, del banderillero Mauricio Martínez Kingston, herido en la Plaza México a finales de 2015. Se estimó que el costo de la atención fue de un millón 270 mil pesos, de los cuales, la empresa que entonces administraba al coso capitalino aportó 250 mil pesos, mismos que supuestamente no fueron registrados como pago al nosocomio.

 

Además, supuestamente se debe dinero a varios socios entre ellos Jose Luna y Jorge Manuel Espinosa “Magritas”, quienes afirman que prestaron dinero a la Unión.

 

Como se informó al cierre de la edición anterior, el banderillero Edmundo Navarro toma el cargo de Secretario de Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros de manera interina.

 

 

 

DA SU VERSION DE LOS HECHOS

Luis Miguel González niega malversación

POR MARYSOL FRAGOSO

 

LUIS Miguel González Villag6mez, acusado de supuesto abuso de .confianza por parte de un grupo de integrantes de la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros afirmó que él decidió renunciar al cargo ya que estas acusaciones que hay en su contra únicamente se trata de malas interpretaciones en los temas internos de la propia Union.

 

Afirmó que las cuentas están claras y que fue él quien convocó la asamblea extraordinaria para entregar el informe de la gestión pasada, lo cual no se había realizado pues el entonces tesorero, Juan Carlos Gómez, estaba enfermo.

 

En torno al hecho que lo acusa de supuestamente desviar hasta cinco millones de pesos de las arcas de la agrupación a su cuenta bancaria personal, afirmó, que esto se debió a que cuando salió del cargo el anterior Secretario, Carlos Torreblanca, no les daba las firmas para la cuenta bancaria, por lo que sí tuvo que emplear la suya para no dejar detenido el movimiento de la Unión.

 

En tono a la supuesta denuncia penal que se ha interpuesto en su contra, afirma no estar preocupado, ya que no ha recibido ninguna demanda ni notificación de alguna autoridad al respecto. Y que si llegara a recibirla se encargara de esclarecer y atender el tema. Concluyó al afirmar que de momento no ha contratado a algún abogado y continuara realizando su vida como hasta ahora.

 

 

 

ENTRA AL QUITE

Edmundo Navarro por Villagómez

COMO se informó oportunamente, tras la salida de Luis Miguel González Villagómez (picador de toros), del puesto como Secretario General de la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros, asumió el cargo de manera interina, Edmundo Navarro, banderillero en activo, quien permanecerá al frente del organismo hasta finales del 2018.

 

Tras los acontecimientos que ponen en duda la gestión de González Villagómez, para Edmundo Navarro, el principal reto que enfrentara es que la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros pueda levantarse económicamente para lograr que los subalternos de a pie y de a caballo, puedan retirarse con un fondo digno.

 

A la espera de ese fondo monetario se encuentran desde hace varios años elementos como: Alfredo Acosta, Carmelo Sánchez o Javier Escalante y más recientemente, Rubén Avila e Ignacio Meléndez, entre otros.

 

A pesar de los trances polémicos que enfrenta la agrupación, Navarro confía en que con el apoyo de todos los socios que pondrán su grano de arena, se podrá esclarecer la situación de Luis Miguel González, en lo que considera malos entendidos.

 

No obstante, sabe que representar esta agrupación es un paquete grande pero está orgulloso de pertenecer a ellas y resaltó las buenas relaciones que la Unión tiene con los otros estamentos taurinos.

 

 


 

 

Feria Taurina en la Acrópolis

Publicado por Redacción el 20/4/2017

Feria Taurina en la Acrópolis

Una novillada sin picadores y una corrida de toros, se anuncian para este viernes 21 de abril, en el coso de la Acrópolis de Puebla.

A las 16:30 horas, en un festejo gratuito (mostrando el boleto de la corrida nocturna), Isaac Fonseca, Tato Loaiza y Ricardo de Santiago, lidiarán astado de Enrique Fraga en una novillada sin picadores.

Esa misma noche, a las 20:30 horas., partirán plaza el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, a pie, Enrique Ponce y la alternativa de Héctor Gabriel.

 


 

 

 

Miguel Espinosa “Armillita Chico” presentó el DVD “En la Mirada del Maestro Fermín”

21 de abril de 2017/Adiel Armando Bolio

Poco después del mediodía de este viernes 21 de abril de 2017 y con retraso de una hora, en el segundo patio del Palacio Municipal de Aguascalientes, se llevó a cabo la presentación del DVD titulado “En la Mirada del Maestro Fermín”, a través de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Academia Taurina Municipal, y encargándose de la misma el matador de toros retirado Miguel Espinosa “Armillita Chico”, fungiendo como conductor y mediador de la ceremonia el colega Heriberto Murrieta,

Así pues, ante la presencia de la alcaldesa Teresa Jiménez; de la secretaria de Desarrollo Social, Martha Miriam Rodríguez Tiscareño; de la directora de Educación, Cultura Física y Deporte, Olga Lilia Aguilar Romero y ante una gran entrada, se dijo que el documento transferido de película súper 8 a formato DVD contiene en su mayoría filmaciones hechas del maestro Fermín Espinosa Saucedo “Armillita” y otras en las que él aparece con sus hijos y su esposa doña Nieves.

Se trata de vivencias en imagen que el “Sabio de Saltillo” tuvo a bien recabar tanto en su rancho, en Chichimeco, como en el campo bravo español y algunas otras en plazas de toros de la península ibérica, sobre todo aquella en la que su hijo Miguel toreó en Sanlúcar de Barrameda, siendo ésta la última vez que don Fermín estuvo a su lado pues tiempo más tarde fallecería en septiembre de 1978. Todo el documento es verdaderamente importante y necesario en el acervo cultural de los aficionados taurinos.

Pie. MIGUEL ESPINOSA “Armillita Chico” en el momento de la presentación del DVD referente a su padre, el gran Fermín.

Foto: Efrén González

 



 

 

Noticias Taurinas de España

 

 

ARTÍCULO Por CRV

Haciendo el pendejo

21/04/2017 11:31